Anda di halaman 1dari 144

Analgesia

& anestesia
Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001

&
S IAVet
unidad docente en
anestesia y analgesia
v e t e r i n a r iSOCIEDAD
a IBEROAMERICANA
DE ALGIOLOGÍA VETERINARIA
I

La preanestesia:
analgesia, inmiovilización
farmacológica,
tranquilización y ansiolisis.

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autores
Dr. Fco. Lar edo
Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia
Hospital Clínico
Veterinario
Facultad de
Veterinaria,
Universidad de
C APÍTULO I Murcia

Dr. J. Ign acio


Redon do
Departamento de
Medicina y Cirugía
Animal
Facultad de
En este capítulo se describen la preparación Veterinaria,
Universidad de
del paciente y los conceptos generales de la Córdoba
premedicación en pequeños animales. Dr. Rafael Gómez-
Se incluyen descripciones de los diversos Villaman dos
fármacos empleados, así como protocolos Profesor Titular
Departamento de
útiles en diferentes circunstancias. Medicina y Cirugía
Animal
Facultad de
Veterinaria,
Universidad de
Córdoba

Dr. Eliseo Belda


Becario de Anestesia
Servicio de Anestesia.

La preanestesia:
Hospital Clínico
Veterinario
Facultad de
Veterinaria,
Universidad de
Murcia

Dr. J. Ign acio Cr uz


CertVA, DECVA.

analgesia, inmovilización farmacológica,


Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia
del Hospital y Clínica
Quirúrgica

tranquilización y ansiolisis
Facultad de
Veterinaria de
Zaragoza
C/ Miguel Servet, 177
50013 Zaragoza

L
a realización de toda anestesia general Pr ean aesth esia:
Preparación del paciente
implica la selección de un protocolo anes- an algesia,
tésico específico, acorde con el estado físi- ch emical
co del paciente y con la naturaleza del procedi- Ayuno r estr ain t,
miento a realizar. La anestesia general debe de La anestesia suprime el reflejo deglutor, por lo que sedation an d
asegurar la instauración de un estado de incons- si se produce regurgitación durante la misma el con- an siolisis.
ciencia acompañado de relajación muscular, tenido gástrico pasará a la tráquea. Esto producirá Summary
analgesia, supresión de reflejos y equilibrio de una obstrucción de las vías aéreas, con la consi- This chapter describes
las constantes vitales. A ctualmente, no existe guiente insuficiencia respiratoria y, si el animal the preparation of the
patient and the basis
ningún anestésico general capaz por sí mismo sobrevive, una posterior neumonía por aspiración. of the premedication
de procurar la totalidad de estos objetivos. Sin Por ello, el ayuno antes de la anestesia es funda- in small animals.
embargo, el uso combinado de tranquilizan- mental. Diversos estudios indican que el estómago Descriptions of drugs
employed and useful
tes/sedantes, relajantes musculares, analgésicos se vacía en menos de 10 horas. Por ello, y en gene- protocols are
y anestésicos generales permite inducir un esta- ral, se habla de ayuno de alimento sólido de hasta included.
do de anestesia equilibrada donde se alcanzan 24 h y de agua de hasta 2 horas.
los objetivos propuestos. Bajo el prisma expues- Los pacientes pediátricos corren el riesgo de sufrir Palabras clave:
to, la preanestesia debe considerarse parte inte- hipoglucemia y deshidratación si el tiempo de ayuno Preanestesia; sedación;
analgesia; inmovilización.
gral de la técnica de anestesia, y requiere de es prolongado, por lo que éste deberá reducirse.
atención especial a la hora de seleccionar los Asimismo, los animales con enfermedad renal o des- Key words:
Preanaesthesia; sedation,
diversos agentes a emplear. hidratados deben mantenerse con fluidoterapia analgesia, chemical restraint.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):37-50; 2001. consulta • 37


durante el ayuno. Por otra parte, si el paciente va a na posteriormente, para prevenir la deshidrata-
ser sometido a una cirugía gastrointestinal, para ción celular. En el capítulo sobre fluidoterapia
asegurar la evacuación completa los tiempos deben de la presente monografía se expone mayor
alargarse hasta las 24 horas de alimento sólido y información respecto a este importante aspecto
hasta las 8-12 horas para el agua. del manejo anestésico.
En casos de emergencia puede ser necesario anes-
tesiar animales que no han ayunado. En este caso Corrección de desequilibrios preexistentes
tendremos dos opciones, o provocar el vómito con Siempre que sea posible es necesario corregir los
fármacos como la apomorfina y los sedantes α−2 desequilibrios que tuviera el paciente antes de la
agonistas, o impedirlo con antieméticos como la anestesia con el objetivo de reducir en lo posible las
acepromacina y la metoclopramida. En estas cir- complicaciones que pudieran derivarse de dichas
cunstancias y si el animal va a ser anestesiado, es alteraciones. Sin embargo, hay ocasiones en las que
imprescindible colocar una sonda endotraqueal con el cirujano puede decidir intervenir ya que el riesgo
el balón inflado y situar al paciente con la cabeza de posponer la cirugía es mayor que el riesgo anes-
ligeramente hacia abajo para prevenir aspiraciones. tésico de ese momento, como ocurre en el caso de
Puede ser incluso necesaria la intubación esofágica. una hemorragia interna incontrolada o una perfora-
No se recomienda el uso de atropina, que relaja el ción intestinal. Las situaciones a estabilizar antes de
esfínter esofágico inferior. la anestesia son las siguientes:
☞ Deshidratación severa.
Veno clisis ☞ Anemia o hemorragia (Hto <20 %).
La venoclisis es una maniobra que debe conside- ☞ Hipoproteinemia (alb <2 g/dl).
rarse obligatoria antes de la anestesia, por las ☞ Alteraciones electrolíticas.
siguientes razones: ☞ Alteraciones del pH (pH <7.2).
a Emplear un catéter intravenoso permite utilizar ☞ Pneumotórax.
de forma segura fármacos que son irritantes si se ☞ Hipoxia y cianosis.
inyectan perivascularmente, como los barbitúricos. ☞ Oliguria.
a Permite la inyección simultánea de medicamen- ☞ Fallo cardíaco congestivo y arritmias severas.
tos incompatibles que no pueden mezclarse en la
misma jeringa.
Preanestesia
a Permite la administración rápida de fármacos
en caso de emergencia
a Permite la fluidoterapia. Objetivos
a Permite la administración de fármacos en infu- Los fármacos que se utilizan en la preanestesia
sión, como el propofol, la dopamina o la insulina. se encuadran dentro de los grupos de tranquilizan-
a Permite ajustar la dosis al efecto de forma más tes/sedantes, anticolinérgicos y analgésicos. La
fácil y controlable medicación preanestésica tiene como objetivo per-
Existen dos clases de vías, las periféricas como la mitir una inducción y recuperación anestésica
cefálica y safena, y las centrales como la yugular y la suave y segura, además de establecer un equilibrio
femoral. Estas últimas son las que hay que emplear en las constantes vitales del paciente durante la
en pacientes de alto riesgo, pues permiten la admi- anestesia general. A demás, la preanestesia dismi-
nistración de volúmenes grandes muy rápidamente nuye la dosis requerida de anestésico general, lo
y la administración de fármacos que no pueden ser cual incrementa la seguridad de la técnica en
empleados por una vía periférica. pacientes normales, e incluso posibilita la realiza-
ción de anestesias seguras en pacientes de alto
Fluidoterapia riesgo. El uso combinado de estos fármacos permi-
La fluidoterapia es necesaria durante la anes- te, también, la sujeción de individuos excitados o
tesia, período durante el cual la dosis de mante- asustados, lo que disminuye la liberación de cate-
nimiento es de 10 ml/kg/h. En animales de colaminas derivada de situaciones estresantes para
pequeño tamaño y peso es muy recomendable el animal (sujeción, depilación y venoclisis) asegu-
el empleo de bombas de infusión o microgote- rando que no se produzcan reacciones indeseables
ros, para evitar el riesgo de sobrehidratación. Es como arritmias cardíacas por interacciones con
importante controlar la presión venosa central a catecolaminas circulantes.
la hora de administrar fluidos, especialmente en
pacientes con enfermedad renal o cardiorrespi- Las ventajas de una
ratoria, en los que hay que reducir la velocidad correcta preanestesia son:
de infusión para no provocar hiperhidratación ☞ Reducción de la ansiedad del paciente.
que causará edema pulmonar y/o cerebral. Si
hay una hemorragia profusa, las dosis se elevan ☞ Control del dolor pre y post-operatoriamente.
hasta 20 ml/kg en los primeros 15 minutos, ☞ Incremento de la relajación muscular.
hasta administrar 3 ml de cristaloide por ml de ☞ Atenuación del riesgo de salivación, mucosidad,
sangre perdida estimada. En caso de shock regurgitación y vómito.
hipovolémico se administran dosis de 4 ml/kg de ☞ Disminución de las dosis y/o concentraciones
solución salina hipertónica al 7,5 % , o bien, 8 requeridas de anestésico general.
ml/kg de dextrano, administrando solución sali-

38 • consulta
Drogas
Tabla 1 Dosis de tranquilizantes / sedantes
• TRANQUILIZANTES en perros y gatos
Los tranquilizantes/sedantes se emplean por sus efectos
depresores sobre el sistema nervioso central (SNC). Los Perro Gato Duración acción
sedantes presentan una acción inespecífica sobre el SNC y Acepromacina 0,02-0,08 mg/kg IM /SC Igual 3-6 horas
producen somnolencia; además, a dosis altas producen
una fuerte depresión del SNC con pérdida de consciencia, Propionilpromacina 0,4-1 mg/kg IM /SC Igual 3-6 horas
lo que recuerda a estados inducidos por los anestésicos
Diacepam 0,1-0,6 mg/kg IV 0,05-0,4 mg/kg iv 1-3 horas
generales. Por su parte, los tranquilizantes a dosis altas
dan lugar a síntomas extrapiramidales como temblores Midazolam 0,07-0,25 mg/kg IM /IV Igual 1-2 horas
musculares. Los tranquilizantes (neurolépticos) más usados
en veterinaria son los fenotiacínicos, seguidos de los deri- Xilacina 0,2-1 mg/kg SC/IM /IV Igual 1-2 horas
vados de la butirofenona, mientras que entre los sedantes Medetomidina 0,01-0,04 mg/kg SC/IM /IV 0,04-0,08 mg/kg SC/IM /IV 1-2 horas
destacan las benzodiacepinas y los agonistas α-2 adrenér-
gicos. Las dosis de tranquilizantes/sedantes más utilizados
en clínica de peq. anim. se exponen en la tabla 1. Tabla 2 Combinaciones preanestésicas:
La neuroleptoanalgesia es la inducción de un estado de dosificaciones
profunda tranquilización y analgesia fruto de la combina-
ción de tranquilizantes/sedantes y analgésicos opiáceos. Es
Benzodiacepinas
muy utilizada dentro de la preanestesia, así como a la hora
de realizar procedimientos diagnósticos o cirugías cortas y
poco invasivas. Existen preparados comerciales de neuro- Diacepam 0,1-0,5 mg/ kg, IM
leptoanalgesia aunque, en general, se prefiere la utiliza- Midazolam 0,1-0,25 mg/ kg, IM IV
ción de combinaciones de tranquilizantes/sedantes y anal-
C O MBINACIONES
gésicos elaboradas por nosotros mismos (tabla 2).
Butorfanol: 0,25-0,4 mg/ kg IM IV
Fentanilo: 0,02-0,04 mg/ kgkg IV
Fe n o tiacin as Buprenorfina: 0,006-0,01 mg/ kg IM IV
Tranquilizantes caracterizados por un efecto suave Petidina: 2-5 mg/ kg, IM
acompañado de un grado escaso de relajación muscu-
lar y por su falta, a excepción de la metotrimepracina, A NTAGONISTAS DE BENZODIACEPINAS
de poder analgésico. Su estructura estereoscópica es Flumacenilo: 0,1-0,2 mg/ kg IV
similar a la adrenalina y a las catecolaminas neuro-
transmisoras, noradrenalina y dopamina (de efectos Alfa-2 agonistas
excitatorios sobre el SNC). Por ello, su actividad se
basa en un bloqueo central de los receptores dopami- Xilacina 0,5-2 mg/ kg IM IV
nérgicos excitatorios, del que derivan sus efectos tran- Medetomidina 10-80 µg/ kg IM IV
quilizantes, antieméticos (lo que justifica su utilización Romifidina 40-80 µg/ kg IM IV
en neuroleptoanalgesia junto a analgésicos que indu-
cen vómito, ej. morfina) e hipotérmicos. Aunque dis- C O MBINACIONES
minuyen la actividad motora espontánea, a dosis altas Butorfanol 0,1 mg/ kg IM IV
originan efectos extrapiramidales (rigidez, tremor, aci- Buprenorfina 0,006-0,01 mg/ kg IM IV
nesia) o catalépticos. Es prudente no utilizar fenotiaci- Fentanilo 0,02 mg/ kg IV
nas en animales que presenten historiales de epilepsia, Petidina 5 mg/ kg IM
o en patologías que predispongan a estos ataques, ni
deben utilizarse como premedicación anestésica previa A NTAGONISTAS α2 ADRENÉRGICOS
a la realización de mielografías. Además del bloqueo Atipamezole: 200 µg/ kg, IV
catecolamínico central, ocasionan un bloqueo α-adre-
nérgico periférico, que produce vasodilatación perifé-
rica e hipotensión, y prevención de arritmias inducidas
por catecolaminas circulantes. Por tanto, las fenotiaci-
nas no deben utilizarse en pacientes hipovolémicos o
que presenten riesgo de sufrir déficits en la circulación
periférica durante la intervención quirúrgica, ni se uti-
lizarán junto a adrenalina, ya que entonces ésta pre-
sentará solo actividad ß-adrenérgica incrementando la
vasodilatación periférica y el riesgo de shock (fotogra-
fía 1). Estos efectos cardiovasculares pueden presen-
Fotografía 1.
tarse incluso a las dosis normalmente recomendadas, En casos de
por lo que puede aconsejarse su uso conjunto con hemorragias o
atropina o glicopirrolato, especialmente en razas cani- shock , las
nas de gran tamaño por ser las más sensibles, junto fenotiacinas no
con los Bóxer, a las fenotiacinas y en concreto a la ace- están indicadas al
promacina. Por contra, las razas caninas enanas (ej. facilitar situaciones
de hipotensión.

consulta • 39
Terriers) y los gatos presentan una mayor resistencia a
los efectos de estos fármacos (fotografía 2). Los deri-
vados fenotiacínicos no presentan efectos destacados
sobre el aparato respiratorio y sus acciones antihista-
mínicas los hacen recomendables en combinación a
fármacos que puedan producir reacciones alérgicas, ej.
morfina, petidina, saffan (fotografía 3). Su moderada
actividad anticolinérgica explica la depresión que origi-
nan sobre la motilidad gastrointestinal. No deben utili-
zarse en enfermos hepáticos (por detoxificarse a este
nivel) ni se recomiendan en cesáreas.
Los fenotiacínicos más utilizados son la acepromacina
(Calmo Neosan®) y la propionilpromacina (Combelen®) en
pequeños animales. Los efectos de la acepromacina se ini-
cian tras 20-30 minutos, por lo que es importante permi-
tir que la acepromacina haga efecto antes de proceder a
la inducción y mantenimiento de la anestesia ya que de no
ser así existe riesgo de producir sobredosis anestésica. La
propionilpromacina es muy similar en sus efectos a la ace-
Fotografía 2. La acepromacina presenta un efecto tranquilizante ligero en el promacina. La metotrimepracina posee propiedades anal-
gato. Obsérvese la protusión del tercer párpado tras su empleo. gésicas, presentando un 70% del poder analgésico de la
morfina, y se utiliza, junto a la etorfina, en la mezcla neu-
roleptoanalgésica comercial Immobilon SA TM de pequeños
animales.

Bu tiro f e n o n as
Su mecanismo de acción es parecido al de las feno-
tiacinas lo que hace que presenten características
similares al de éstas; no obstante, producen más sig-
nos extrapiramidales por lo apenas se usan en clínica
de pequeños animales, aunque su toxicidad y efectos
hipotensores son menores que los de las fenotiacinas.
El droperidol presenta utilidad en clínica de pequeños
animales, y se emplea junto al fentanilo en el prepa-
rado comercial de neuroleptoanalgésia ThalamonalTM
(droperidol 20 mg/ml y fentanilo 0,4 mg/ml). La flua-
nisona también se ha utilizado en combinación al fen-
tanilo para inducir estados de neuroleptoanalgesia.

• BENZODIACEPINAS
Los sedantes pertenecientes al grupo de las benzo-
Fotografía 3. La combinación acepromacina /morfina induce un estado de diacepinas (tabla 3) han estado íntimamente ligados a
sedación muy profunda acompañada de excelente analgesia . la anestesiología humana y veterinaria; sin embargo,
en nuestras ciencias sus aplicaciones como únicos
agentes son más limitadas. Las benzodiacepinas ejer-
cen su acción sedante mediante la depresión del siste-
ma límbico y su efecto de relajación muscular a través
de la inhibición neuronal a nivel espinal. Básicamente
realizan una estimulación de los receptores benzodia-
cepínicos específicos, los cuales potencian la liberación
del GABA, neurotransmisor inhibitorio.
En este grupo, considerando los sedantes de mayor fre-
cuencia de uso en anestesiología veterinaria, se incluyen
el diacepam (Valium®), midazolam (Dormicum®) y zolace-
pam (componente del Zoletil®, consultar capítulo de anes-
tesia disociativa). En pequeños animales, sus principales
beneficios clínicos se traducen en dos efectos: ansiolisis-
sedación y relajación muscular. Aunque la acción sedante
en animales sanos es escasa y no resulta clínicamente váli-
da para la realización de diversos procedimientos diag-
nósticos o terapéuticos -ej. cirugía menor, radiología de
displasia-, la relajación muscular que inducen los convier-
te en agentes de elección en anestesia disociativa.
Fotografía 4. La preanestesia a base de benzodiacepinas es de elección en Asimismo, estos efectos clínicos van unidos con una míni-
animales de alto riesgo como piómetras.

40 • consulta
Tabla 3
Efectos de los sedantes benzodiacepínicos y α -2 agonistas
Sedante Efecto Depresión Hipotermia Vómito Hiperglicemia Grado de Grado de Grado de
cardiovascular respiratoria Diuresis relajación analgesia sedación
muscular
Diacepam Mínimo Mínimo + No No + - Mínimo
Midazolam Mínimo Mínimo + No No ++ - Mínimo
Xilacina Ligero-Severo* Ligero-Severo* ++ Sí Sí + + Superficial-Profundo*
Medetomidina Ligero-Severo* Ligero-Severo* ++ Sí Sí ++ ++ Moderado-Profundo*
Romifidina Ligero-Severo* Ligero-Severo* ++ Sí Sí ++ ++ Moderado-Profundo*
* Variable en función de la dosis, efecto dosis-dependiente.

ma repercusión sobre el sistema cardiovascular y respira- farmacológica ( chemical restraint ). Los fármacos
torio, proporcionando un amplio margen de seguridad en de este grupo actúan mediante la estimulación
la preanestesia de pacientes de alto riesgo anestésico directa de los receptores α-2-adrenérgicos centra-
(fotografía 4). No obstante, se cuenta con un antagonista les, lo cual produce la liberación de neurotransmi-
específico de las benzodiacepinas, el flumacenilo sores. Sus efectos se basan fundamentalmente en
(Anexate®), que en caso de emergencia revierte los efec- su acción sobre los receptores señalados, aunque
tos del diacepam y el midazolam. La principal contraindi- también se ha comprobado que en su mecanismo
cación clínica de estos agentes es su utilización como de acción se ven incluidos receptores colinérgicos,
único sedante en pacientes sanos debido a la escasa serotonérgicos, histamínicos H-2 y opiáceos, estan-
depresión central que inducen, siendo necesaria su com- do éstos posiblemente relacionados con su efecto
binación con analgésicos opiáceos. analgésico. Este grupo de fármacos, tienen gran
El diacepam es la benzodiacepina más extendida importancia en la práctica veterinaria usados en la
en medicina veterinaria. Se trata de un sedante de preanestesia y sedación, sobre todo por sus cuali-
larga duración e insoluble en agua comercializado dades miorrelajantes y analgésicas.
con unos excipientes que limitan su uso. Así, la Los representantes de este grupo reducen la frecuen-
administración intramuscular y subcutánea de dia- cia cardíaca, apareciendo bloqueos atrioventriculares de
cepam produce dolor; y la intravenosa puede origi- primer y segundo grado y ocasionalmente bloqueos
nar tromboflebitis. De otra parte, al no ser soluble sinoatriales. También causan una hipertensión transito-
en agua no debe ser mezclado en la misma jeringa ria, seguida de una hipotensión más duradera y, simul-
con atropina, opiáceos, sedantes o barbitúricos, táneamente, reducen la tensión arterial de oxígeno y
puesto que produce precipitados. La vía de elección provocan una intensa vasoconstricción periférica.
para el diacepam será la intravenosa presentando Sobre el sistema respiratorio generan una dismi-
un insignificante efecto a nivel cardiopulmonar. nución del número de respiraciones por minuto, por
El midazolam, a diferencia del diacepam, es una benzo- depresión de los centros respiratorios del SNC. Se
diacepina de corta duración y soluble en agua, lo que le reduce el volumen de la inspiración a la vez que la Fotografía 5.
proporciona una serie de ventajas: no produce trombofle- frecuencia respiratoria, con un decenso global en el La medetomidina
bitis, puede ser administrado vía intramuscular y no origi- volumen-minuto. Estos efectos son bien tolerados es útil en
procedimientos
na precipitados cuando es mezclado con otros agentes. Al por animales sanos y son minimizados cuando se cortos y dolorosos,
igual que el diacepam induce un escaso grado de seda- emplean junto a un anticolinérgico. Asimismo, la como en este caso
ción junto con una importante relajación muscular y míni- administración de un antagonista α−2, el atipame- en el que se extrae
mos cambios respiratorios y cardiovasculares. De esta zol (Antisedán ®), permite que el paciente vuelva a una espiguilla del
forma, para inducir un grado superior de sedación debe un estado normal cuando se desee (fotografías 5 y oido medio
combinarse con opiáceos. La relajación muscular inducida
por el midazolam contrarresta eficazmente la rigidez mus-
cular asociada a la anestesia disociativa, por lo que su uso
con ketamina constituye una alternativa segura en la
inducción de la anestesia general.
También se asocian a los hipnóticos como com-
plemento en la inducción del sueño anestésico.

• A GONISTAS ALFA -2 ADRENÉRGICOS


El grupo de los agentes α-2-agonistas, dentro
del cual se incluyen la xilacina (Rompum ®: todas las
especies), la detomidina (Domosedán ®: équidos), la
medetomidina (Domtor®: pequeños animales) y la
romifidina (Sedivet ®: équidos) que se está reformu-
lando para su uso en pequeños animales (tabla 3),
posee una serie de propiedades y características
farmacológicas muy particulares y diferentes, se
emplean a menudo para lograr una inmovilización

consulta • 41
adjuntar un estudio sobre su empleo clínico, realiza-
do en la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

• A NTICOLINÉRGICOS
Estos productos presentan actividad parasimpati-
colítica por lo que producen aumentos de la fre-
cuencia cardíaca, broncodilatación y reducen la pro-
ducción de saliva y de secreciones respiratorias
(tabla 4). Además, eliminan los riesgos de reacciones
reflejas de tipo vagal, ej. bradicardia, paro cardio-
rrespiratorio, y aminoran el riesgo de laringoespas-
mo. Su uso más frecuente radica en la prevención
de estados de sialorrea y en el tratamiento de bra-
dicardias de tipo sinusal y de bloqueos auriculoven-
triculares. Los más utilizados son el sulfato de atro-
pina, efectivo tras 15 minutos, y el glicopirrolato,
efectivo tras 40 minutos, aunque éste último no se
comercializa en España (tabla 5). No deben adminis-
trarse en aquellos animales cuya frecuencia cardíaca
Fotografía 6. 6). En la actualidad se reconoce al atipamezol como exceda los 140 latidos por minuto, ni en pacientes
Reversion de los antagonista alfa-2-adrenérgico de elección para con arritmias cardíacas. A pesar de que la simple
efectos de la antagonizar tanto los efectos clínicos como cardio- maniobra de intubación endotraqueal puede produ-
medetomidina con
pulmonares que induce la xilacina, la medetomidina cir una estimulación vagal, que también puede apa-
su antagonista
especifico, y la romifidina. recer durante procedimientos abdominales, toráci-
atipamezole, Se han descrito una serie de acciones colaterales cos, ortopédicos y oftálmológicos, se recomienda el
recuperando el con el uso de este tipo de sedantes causadas por uso de anticolinérgicos de forma curativa más que
animal sus plenas sus efectos en otros tejidos ajenos al sistema ner- de forma preventiva, por lo que su uso rutinario
facultades en pocos vioso. Entre ellas cabe destacar vómito, hiperglu- dentro de la preanestesia no está actualmente muy
minutos. cemia, aumento de la producción de orina, y con- extendido. La atropina presenta una corta duración
tracciones uterinas. Las contraindicaciones de de acción, tiene efectos centrales al atravesar la
estos sedantes derivan de sus efectos adversos. barrera hematoencefálica que a veces se traducen
Deben emplearse con precaución o eliminarse de la en crisis de epilepsia y produce midriasis, lo que
premedicación anestésica en los siguientes casos: contraindica su uso en casos de glaucoma. El glico-
animales con problemas gastrointestinales, anima- pirrolato (Robinul ®) tiene menos efectos indesea-
les con enfermedad hepática, animales con depre- bles, siendo dos veces más potente que la atropina
sión respiratoria o disfunción laríngea o faríngea, y de acción, al menos, tres veces más prolongada.
pacientes cardiópatas y animales con enfermeda- Atraviesa escasamente la barrera hematoencefálica
des del aparato urinario. por lo que carece de efectos centrales y eleva el pH
Por ser la medetomidina (Domtor®) la droga de gástrico, por lo que si el paciente aspira contenido
este grupo de más reciente introducción en la clíni- gástrico la lesión pulmonar resultante será menos
ca de los pequeños animales, parece oportuno intensa. Sus efectos cardíacos de tipo arrítmico son

Tabla 4
Principales acciones de los anticolinérgicos
Acción Ventajas Inconvenientes Indicaciones Contraindicaciones
Gl . Salivares Reducen Previenen Sequedad de boca. Prevenir neumonía. Ninguna.
secreciones. aspiración.
Globo ocular Midriasis. Midriasis Disturbios visuales. Tratamientos Glaucoma.
Disminuye exploratoria. Sequedad ocular. oftalmológicos.
producción Glicopirrolato:
lágrima. ninguno.
Glicopirrolato
sin efectos.
Vías Reduce Facilitan el Crean un mucus Pacientes con vías Valorar pacientes
respiratorias secreciones. intercambio espeso aéras de pequeño con insuficiencia
Aumentan el Gaseoso. diámetro respiratoria.
espacio muerto.
Corazón Estabilizan Contrarrestan Inducen arritmias Bradicardia vagal Taquicardias
frecuencia bradicardia. preexistentes.
cardíaca.
Gastrointestinal Enlentece Contrarrestan Riesgo de íleo Aumento del Constipación.
motilidad. efectos (équidos). peristaltismo Ileo paralítico.
parasimpáticos. (neostigmina,
morfina).

42 • consulta
menos intensos que los de la atropina, recomen- Tabla 5
dándose su uso en cesáreas ya que no atraviesa la
placenta. A pesar de todo, la atropina sigue siendo Dosis de drogas anticolinérgicas en perros y gatos
el anticolinérgico más empleado ya que es más eco- Perros Gatos Duración acción
nómica y controla mejor la sialorrea.
Atropina 0,04 mg/ kg SC/IM Igual 60-90 min
• A NALGÉSICOS NARCÓTICOS 0,02 mg/ kg IV
Uno de los principales objetivos de la preanestesia
es el inhibir o controlar el dolor preopeatorio cuan- Glicopirrolato 0,01-0,02 mg/ kg SC/IM Igual 2-3 horas
do esté presente, o proporcionar analgesia previa- 0,005-0,01 mg/ kg IV
mente al acto quirúrgico. Las únicas drogas que tie-
nen una acción netamente analgésica capaces de
cumplir con ese objetivo son las denominadas ❹ Rece p t or δ
opioides o analgésicos narcóticos. Se encuentran distribuidos profusamente en el
Estas drogas producen sus efectos a través de su sistema límbico de la especie bovina y en la corte-
interacción estereoespecífica y reversible con za frontal del cerebro humano. También se locali-
receptores localizados en diferentes zonas del SNC. zan en la médula espinal.
La demostración posterior de la presencia de El tipo de analgesia que producen es de tipo espi-
receptores opioides en el cerebro favoreció el ais- nal, aunque también parece que haya un compo-
lamiento y caracterización de un nuevo ligando nente supraespinal para estímulos, de tipo térmico
endógeno, de natualeza peptídica y capaz de unir- especialmente.
se a los mismos. Este fue el primer paso que con- Estos efectos son antagonizados por dosis altas de
dujo al descubrimiento de un sistema neuroquími- naloxona.
co nuevo y relacionado con las funciones cerebra-
les que se modifican tras la administración exóge- EFECTOS GENERALES
na de opioides. DE LOS ANALGÉSIC OS NARC ÓTIC OS
Este sistema incluye la síntesis, almacenamien- Los opioides producen una gran variedad de efec-
to y liberación de péptidos opioides endógenos tos que pueden ser modificados dependiendo de la
(endorfinas y encefalinas) por parte de neuronas especie, tipo de droga, dosis, presencia o ausencia
peptidérgicas. de dolor en el momento de su administración y la
A continuación se exponen brevemente los recep- interacción con otras drogas.
tores opioides y se enumeran las diversas drogas Como regla general, en pequeños animales se
con capacidad de actuar sobre ellos. emplean como parte en mezclas de neuroleptanalge-
sia para contrarrestar precisamente algunos de sus
❶ Rece p t or µ efectos secundarios, y tienden a usarse con más fre-
Son los lugares de acción donde los opioides simi- cuencia en el perro, ya que en el gato pueden provo-
lares a la morfina se unen con gran afinidad para car cuadros de excitación (en especial la morfina).
producir analgesia de tipo supraespinal y los efectos Tienden a provocar bradicardia, hipotensión y
clásicos de adicción propios de estas sustancias. Se depresión respiratoria muy importante, que puede
localizan en el tálamo, hipotálamo y médula requerir ventilación asistida.
espinal. Estimulan el tracto gastrointestinal con la apari-
Otros efectos derivados de la estimulación de este ción de nauseas, vómitos y diarrea.
receptor son depresión respiratoria, euforia y Producen depresión del reflejo tusígeno, sialorrea
miosis (pupila puntiforme). Los efectos expuestos y pupila puntiforme.
son antagonizados por la naloxona. La morfina incrementa la presión intracraneal y,
por lo tanto, su administración en traumatismos cra-
❷ Rece p t or κ . neoencefálicos debe ser muy cuidadosa.
Es el lugar de acción que mediante estimulación Los opioides agonistas precisan de una receta ofi-
produce los efectos de analgesia de tipo espinal, cial de estupefacientes para su obtención. El resto
ataxia y sedación. Comparte con el anterior los se dispensan contra la presentación de una receta
efectos de miosis y depresión respiratoria. convencional.
Se encuentran localizados en la corteza frontal y
en la médula espinal. CLASIFIC A CIÓN
Los efectos producidos tras su estimulación se Una vez expuestos los diferentes tipos de recepto-
antagonizan sólo parcialmente por la naloxona. res sobre los que actúan las drogas opioides y sus
efectos generales, se pueden clasificar según la
❸ Rece p t or σ acción que ejercen en cada uno de ellos.
Este receptor se localiza en el hipocampo, en la
corteza frontal y en el cerebelo y mediarían, O PIOIDES A G O NISTAS PUROS
según estudios recientes, los efectos psicomiméti-
cos (disforia y alucinaciones) de los opioides. M orfin a. Cloruro m órfico
También se produce taquicardia, taquipnea, deli- Esta droga es el alcaloide más importante del
rio, estimulación vasomotora y midriasis. opio, sintetizada por primera vez en el año 1803 por
Los efectos no son antagonizados por la naloxona. Sertürner.

consulta • 43
Es un agonista puro de los receptores µ a nivel Pe tidin a / m e p eridin a (D ola n tin a ®)
supraespinal actuando sobre la sustancia gris peria- Fue sintetizada en 1939 y posee también una
cueductal y medular y los núcleos talámicos del rafe acción selectiva agonista de los receptores µ, con
y el caudal ventral. una potencia 10 veces inferior a la morfina, pero sin
También actúa sobre los receptores µ de la médu- la aparición de efectos secundarios sobre el digesti-
la espinal impidiendo la transmisión del impulso vo. Respeta y mantiene una adecuada estabilidad
doloroso. del aparato cardiovascular.
Posee, igualmente, acción agonista sobre los Posee un efecto antiespasmódico que la hace ser
receptores kappa. el analgésico de elección en cuadros de dolor cólico
Se considera el patrón frente a la que se compa- por espasmo de la fibra lisa.
ran el resto de los opiaceos y, por lo tanto, requiere La aparición de los efectos ocurre antes que con
de una detallada explicación. la morfina (10 minutos) y la duración de los mismos
Los efectos sobre el digestivo son variables, pero es, también, más corta siendo de 2-3 horas.
normalmente se presentarán signos de estimulación El tiempo de vida media en el perro es de 36
seguidos de constipación y estreñimiento. minutos tras la administrración IV y de 60 minutos
No debe emplearse en cuadros dolorosos proce- tras la administración IM.
dentes de espasmos de esfínteres, debido a la Por lo tanto, y según estos datos de su farmacoci-
potenciación del espasmo que se producirá. nética, es conveniente administrarla por vía IM y a
Sobre el respiratorio produce una disminución de dosis de 3,5 mg/kg para alcanzar concentraciones
la sensibilidad del centro respiratorio frente al C O 2 , plasmáticas capaces de lograr el efecto analgésico
por lo que se afecta antes la frecuencia respiratoria deseado.
que el volumen corriente, que puede incluso En perros viejos y en aquellos que sufran insufi-
aumentar. ciencia hepática conviene reducir la dosis a 1-2
En casos de sobredosis se presenta la apnea que mg/kg, puesto que el tiempo de aclaramiento se
se trata mejor con fisostigmina que con drogas ana- reduce hasta la mitad en estos casos.
lépticas debido a que la depresión respiratoria indu- Los gatos metabolizan la meperidina o petidina
cida por la morfina se debe a una inhibición de la por medio de demetilación y la vida media para esta
liberación de acetil-colina desde las neuronas en el especie es de 45 minutos. La dosis recomendada en
SNC y, por lo tanto, la acción de un agente anticoli- el gato es de 5 mg/kg por vía IM.
nesterásico incrementará el nivel de acetil-colina En ambas especies y si el dolor es muy severo,
mejorando dicha depresión. puede aumentarse la dosis hasta 10 mg/kg. Si se
Sobre el aparato cardiovascular el efecto es míni- sobredosifica hasta 20 mg/kg pueden aparecer
mo en animales sanos, pero produce una disminu- fenómenos excitatorios.
ción de la resistencia vascular periférica en animales Las inyecciones intravenosas pueden resultar en la
en decúbito, y en estos casos es frecuente la apari- liberación de histamina y producción de un cuadro
ción de un cuadro hipotensivo. hipotensivo grave.
En animales con hipovolemia, este problema se Uso clínico: La ventaja de este agonista sobre la
acentúa más y es preciso un relleno capilar median- morfina se basa en la ausencia de efectos secunda-
te fluidos para contrarrestarlo. rios y en su beneficioso efecto espasmolítico.
El aumento de la capacitancia venosa que produce la Otra ventaja es la rapidez en la aparición de los
morfina por reducción de la pre y post-carga cardíaca efectos.
mejora el funcionalismo del ventrículo izquierdo. Es un excelente opioide para hacer mezclas de
Sobre el digestivo produce un retardo en el vacia- neuroleptanalgesia. Como analgésico postoperato-
do gástrico y un enlentecimiento del tránsito intes- rio prácticamente no tiene contraindicaciones, sola-
tinal y, por lo tanto, son precisas precauciones en mente la necesidad de administrarlo con cierta fre-
animales que no han ayunado previamente (urgen- cuencia debido a la corta duración del efecto.
cias, etc). Produce, posteriormente, un marcado
efecto de constipación intestinal. Fe n t a nilo (Fe n t a n est ®)
La morfina se metaboliza en el hígado por la vía Es un agonista de los receptores µ y kappa, con
de la glucuroconjugación y se excreta por vía renal. una potencia 100 veces superior a la morfina.
En el perro, la vida media plasmática es de 60-75 Las diferencias más notorias en relación a los dos
minutos y en el gato es de 3 horas. anteriores hacen referencia a la extrema rapidez en
Uso clínico: La morfina es todavía el analgésico la aparición de sus efectos (1 minuto tras adminis-
de elección para controlar el dolor intenso en el pos- tración IV) y la también escasa duración de los mis-
toperatorio en las especies canina y felina. mos (20-30 minutos). El pico máximo de acción se
En la preanestesia conviene asociarla a una feno- logra a los 5 minutos.
tiazina para lograr una mezcla de neuroleptanalge- Uso clínico: Es el analgésico de elección para uso
sia. También conviene administrar atropina para intraoperatorio, aunque existe una preparación
contrarrestar la posible bradicardia que puede apa- comercial de neuroleptanalgesia que incluye el fen-
recer. En el perro se recomienda la dosis de 0,1- tanilo y una butirofenona ya reseñado.
0,25 mg/kg, por vía IM. El efecto aparece a los 40 Las dosis varían entre 2-5 µg/kg por vía IV lenta, tras
minutos y dura 4-5 horas. En el gato se administra la cual es notoria la depresión respiratoria con dismi-
una dosis no superior a 2 mg/kg para evitar la apa- nución de la frecuencia, aunque el volumen minuto
rición de fenómenos excitatorios. puede mantenerse dentro de límites normales.

44 • consulta
Los efectos secundarios más importantes son la rrollo se comprobó su efecto analgésico y acción
bradicardia, que en algunos casos puede ser peli- agonista parcial sobre los receptores µ. Sin embar-
grosa, y la disminución de la presión arterial. go, actúa como agonista puro a nivel de los recep-
Además, puede aparecer un cuadro de sialorrea y tores kappa y sigma.
defecación espontánea. Todos estos efectos pueden Tiene una potencia cuatro veces inferior a la mor-
ser controlados mediante la administración de atro- fina y fruto de su acción sobre el receptor sigma es
pina. el efecto de euforia que produce.
El alfentanil, que es otro agonista cuyos efectos Se administra por vía IM a dosis de 2-3 mg /kg en
son incluso de menor duración, no posee ventajas el perro para producir analgesia postoperatoria. La
como analgésico comparándolo con el fentanilo. misma dosis produce también una fuerte sedación.
Estos efectos son, sin embargo, algo variables en la
M etadona (Cloro nona ®, M etasedin ®, Sedo rapide ®) especie canina debido a que las concentraciones plas-
Esta droga es un análogo de la morfina y compa- máticas tras su administración no se mantienen cons-
rada con ella posee la misma potencia analgésica. La tantes, sino que fluctúan con el paso del tiempo.
principal diferencia es la menor capacidad de pro- En algunos casos se ha encontrado una duración
ducir fenómenos de euforia y la mayor duración de del efecto analgésico de hasta 4 horas tras cirugía
sus efectos (hasta 8 h). traumatológica y en otros casos de cirugía abdomi-
En la especie canina produce una buena analgesia nal la analgesia tan solo duró entre 90-120 min.
pero escasa sedación y las dosis recomendadas varí- La vida media de eliminación tras una dosis de 3
an entre 0,1-0,2 mg/kg. mg/kg vía IM es de 22 min en el perro y 84 min en
No existen estudios de farmacocinética de la el gato.
metadona en pequeños animales. Como efectos secundarios se observan salivación,
Existiendo otros analgésicos de probada efectivi- midriasis y diarrea, pero solo después de administrar
dad y farmacocinética estudiada en las especies que dosis mayores de 3 mg/kg.
nos ocupan, la metadona no debe ser considerada La naloxona antagoniza y revierte los efectos de la
de elección en las mismas. pentazocina y debe ser usada si se produce una sobre-
dosificación. No requiere receta de estupefacientes.
Et orfin a (Im m o bilo n ®)
Es un opioide de síntesis derivado de la tebaína Bu pre n orfin a (Bu prex ®)
con una afinidad por el receptor µ 83 veces superior Fue desarrollada junto con la etorfina y se sinteti-
a la propia morfina. Su potencia es 2.210 veces za a partir del alcaloide tebaína. La buprenorfina
superior a ella en los animales y 400 veces en el pertenece al grupo de drogas conocidas como orpa-
hombre. vinas que son muy potentes analgésicos con una
En pequeños animales se emplea junto con la gran liposolubilidad.
Methotripremazina en una mezcla de neurolepta- Fue introducida para uso clínico en los años 70 y
nalgesia que contiene 0,074 mg/ml de etorfina y 18 es de 30 a 100 veces más potente que la morfina.
mg/ml del derivado fenotiazínico. Es un agonista parcial del receptor µ y no posee
Puede administrarse por vía IM o SC para obtener acciones sobre los receptores sigma y kappa.
una sedación muy profunda, hipnosis y analgesia Al incrementar las dosis se comporta como un
intensa, lo que es adecuado para procedimientos antagonista. De forma experimental se ha compro-
quirúrgicos de corta duración o manipulaciones bado que la buprenorfina es un excelente analgési-
dolorosas. co frente a dolores por causa térmica.
La duración del efecto analgésico es de 1-1,5 h. Posee un período de latencia muy largo con una
Posee unos efectos secundarios muy importantes velocidad muy lenta en su cinética de ocupación del
que van desde la depresión respiratoria hasta la cia- receptor. Por lo tanto es preciso administrarla entre
nosis, bradicardia e hipotensión muy manifiestas 30-45 min antes del efecto requerido.
que requieren oxigenación suplementaria durante Para conseguir una adecuada analgesia postope-
su empleo. ratoria en el perro, conviene administrarla 30 minu-
La aparición en el mercado de nuevas drogas con tos antes de terminar el acto quirúrgico, siendo muy
efectos analgésicos y sedantes la han relegado a difícil de lograrla si se inyecta más tarde o al finali-
un segundo plano y, en opinión de los autores y zar la cirugía.
debido también al peligro que supone para el pro- Sin embargo, una vez que la buprenorfina se ha
pio veterinario y sus asistentes, no debiera emple- unido al receptor y debido a las características de
arse salvo en casos realmente difíciles de manejar dicha unión, resulta casi imposible su desplazamien-
de otra forma. to, incluso por medio de antagonistas como la nalo-
Esta mezcla se encuentra disponible en el merca- xona o nalorfina.
do nacional español. Si se presenta una depresión respiratoria está indi-
cado el uso de doxopram.
O PIOIDES A G O NISTAS PARCIALES Su alta afinidad por el receptor y su alta liposolu-
bilidad hacen que la duración de sus efectos sea
Pe n t a z ocin a (Sose g ó n ® , Pe n t a z ocin a fid es®) muy prolongada, de hasta 6-8 horas.
Es un derivado de la benzomorfina de estructura Uso clínico: Se recomiendan dosis de 6-20 µg/kg
similar a la nalorfina que fue desarrollada en los por vía IM en el perro y gato, siendo la dosis están-
años 60 como un opioide antagonista. En su desa- dard la de 10 µg\kg.

consulta • 45
La gran potencia de sedación la hace ser muy útil La duración del efecto de la naloxona es de apro-
en mezclas de neuroleptanalgesia junto con fenotia- ximadamente 30 min al cabo de los cuales el animal
zinas. En nuestro caso empleamos la mezcla puede volver a mostrar el cuadro depresivo previo y
Acepromacina (calm o N ) - Buprenorfina ( b u prex ) será precisa una vigilancia atenta para evitar cual-
principalmente en el perro, obteniendo inducciones quier problema derivado de dicha situación.
anestésicas posteriores muy satisfactorias. Las dosis clínicas recomendadas para el perro y
En nuestra experiencia es una droga excelente gato son de 0,02-0,04 mg /kg por vía IV. En cual-
que permite analgesias postoperatorias de gran cali- quier caso, se administrará a efecto cada 2-3
dad a las dosis indicadas. No requiere receta de min.
estupefacientes.
Dipre n orfin a (revivó n)
Bu t orf a n ol (t orb u g esic) Es el antagonista narcótico específico para la etor-
Esta molécula se halla clínicamente relacionada con fina, incluido en la presentación comercial de la
la pentazocina con la que se han encontrado similitu- mezcla immobilon.
des en lo que al perfil farmacocinético se refiere.
Es 20 veces más potente que la pentazocina y 5-8 RECOMENDACIONES GENERALES
veces más potente que la morfina. PARA EL USO CLÍNICO DE NARCÓTICOS
Posee actividad agonista frente a los receptores ❶ Traumatismos
kappa y sigma y agonista parcial frente al receptor µ. La administración de opioides está indicada en
Igual que sucede con la pentazocina, el efecto casos de animales politraumatizados. No adminis-
aumenta conforme aumenta la dosis, hasta un trar morfina si existe traumatismo craneal.
punto en que se produce el efecto contrario y ❷ Preoperatorio
entonces su efecto analgésico desaparece. Se recomienda administrar una mezcla de neuro-
En el gato, la dosis óptima para producir analge- leptanalgesia para aliviar el dolor preoperatorio,
sia visceral es de 0,2 mg/kg. Si se pretende analge- potenciar la sedación y disminuir la cantidad de
sia somática se precisan 0,8 mg/kg. En el perro se anestésico en la inducción y mantenimiento.
recomienda la dosis de 0,4 mg/kg. ❸ Postoperatorio
Como sucede con otros agonistas del receptor Los analgésicos opioides son de elección para
kappa, el butorfanol es menos efectivo en controlar calmar y controlar el dolor en el período siguien-
el dolor de etiología somática o mecánica que el de te al acto quirúrgico, especialmente después de
tipo visceral o térmico. cirugía abdominal, cardíaca y traumatología. La
Los estudios de farmacocinética en el perro indican morfina o la petidina se muestran muy recomen-
que la vida media de eliminación en el perro es de 1,5 dables.
h con una buena y rápida absorción por las vías IM y ❹ Dolor crónico
SC. En estos casos se recomienda el empleo de anal-
Clínicamente la droga produce una fuerte seda- gesia no narcótica, por medio de antiinflamatorios
ción y la analgesia permanece por espacio de 2-3 h no esteroideos, del tipo de la fenilbutazona, aspiri-
tras una dosis de 0,5 mg/kg. Es un analgésico muy na, o flunixín meglumine.
útil en procedimientos de corta duración. Algunos de estos agentes pueden producir pro-
blemas gastrointestinales con úlceras y melenas.
O PIOIDES A NTA G O NISTAS ➎ Cuidados adicionales
Los pequeños animales responden muy bien a un
N aloxo n a (n aloxo n e a b elló) trato correcto y afectivo. Se les debe proporcionar
Químicamente es el derivado N-alil de la oximorfi- un sitio caliente y seco en los primeros momentos
na y tiene un efecto de antagonista puro del recep- del postoperatorio. Si llega el caso conviene sondar
tor opioide. la vejiga, puesto que no orinarán si están educados
Se emplea para revertir los efectos secundarios de para no hacerlo dentro de casa, o si no reconocen
depresión respiratoria, y otros ya expuestos, de los su sitio , lo cual beneficia y facilita el control del cua-
opioides. dro doloroso.
Actúa mejor antagonizando las acciones de los
agonistas puros y sinduda es de elección en casos de
Mezclas para sedación y analgesia
emergencia por sobredosis de morfínicos.
Sin embargo, no es conveniente administrarla en no comercializadas como tales
el postoperatorio inmediato por los efectos negati-
vos que puede acarrear la reversión del efecto anal- Con el empleo de estas mezclas y combinaciones
gésico del morfínico administrado. se consigue a menudo un efecto de contención far-
Si se produce depresión respiratoria en el macológica, muy útil y eficaz para el manejo prea-
momento de finalizar el acto quirúrgico es preferible nestésico de los pequeños animales
recurrir a un analéptico del tipo doxopram para ase-
gurar la cobertura analgésica tan necesaria enton- Mezclas c on fenotiazínic os
ces. Además, una vez administrada la naloxona,
cualquier morfínico inyectado posteriormente no • A CEPRO M ACINA -BUPRENORFINA ( Calmo N ®-Buprex®)
podrá actuar por encontrarse los receptores ocupa- Es una mezcla excelente para uso en la preaneste-
dos por el antagonista. sia. Las dosis recomendadas son: 0,02-0,1 mg/kg

46 • consulta
de calmo N ® y 10 µg/kg de Buprex® , en la misma
jeringuilla y administrado por vía IM. En algunos
casos conviene administrar también Atropina 0,04
mg/kg (fotografía 7).

• A CEPRO M ACINA -PETIDINA ( Calmo N ®-Dolantina ®)


Proporciona una sedación del mismo tipo que la
conseguida con la mezcla anterior, aunque la dura-
ción del efecto es más corta.
Las dosis son: calmo N ® 0,05 mg/kg y dolantina ®
5 mg/kg por vía IM (fotografía 8).

Mezclas c on agonistas alfa-2

• ACEPROMACINA-XILACINA-ATROPINA (Calmo N®-Rompún®)


Es excelente para realizar estudios radiográficos y
para controlar animales muy violentos y excitables
(perros).
Es conveniente tomar precauciones debido al
potente efecto sobre el aparato cardiovascular de la Fotografía 7. NLA de excelentes resultados, incluso en
xilacina y, por lo tanto, no es recomendable en ani- pacientes de riesgo elevado.
males de edad avanzada, cachorros o en aquellos
con patología cardiorrespiratoria.
Las dosis recomendadas son: Calmo N ® 0,05
mg/kg, R ompún ® 1-3 mg/kg y atropina 0,05
mg/kg por vía IM o IV muy lenta.
Esta mezcla tiene la ventaja de que los efectos de
la xilazina se pueden revertir con el atipamezole
( Antisedan ®) o con la yohimbina ( Yobine ®).

• A CEPROMACINA-M EDETOMIDINA (Calmo N®-Domitor®)


No está tan bien estudiada como la anterior. La
mayor potencia de la medetomidina puede favore-
cer el manejo para exploraciones y cirugía menor. El
atipamezole revierte de forma más específica la
medetomidina que la xilazina. Se requiere de mayor
casuística para conocer los efectos de esta asocia-
ción en mayor profundidad.
Las dosis recomendadas son: Calmo N ® 0,02
mg/kg y Domtor® 40 µg/kg.
Conviene también asociar atropina a la misma
dosis que en la mezcla anterior. Fotografía 8. La Dolantina es un analgésico muy eficaz en el gato. Asociado
al maleato de acepromacina , proporciona una NLA segura .
• M EDETO MIDINA -BUTORFANOL ( Domtor®-Torbugesic ®)
Asociando el opioide se consigue potenciar el La mezcla se emplea mejor en el gato y es preciso
efecto de la medetomidina. Sin embargo tampoco tener en cuenta la potente acción depresora sobre
existe una casuística muy abundante para poder dar el aparato cardiovascular (bloqueo av, bradicardia,
información más completa. hipotensión,) de la xilazina a la hora de decidir utili-
Las dosis recomendadas hasta ahora son: Domtor® zar esta asociación, pudiendo añadir atropina para
40 µg/kg y Torbugesic® 0,05 mg/kg por vía IM. contrarrestar estas acciones.
Se administra por vía IM apareciendo el efecto al
Mezclas c on diso ciativos cabo de pocos minutos (5-7) y es prácticamente ins-
tantáneo por vía intravenosa.
• XILAZINA-KETAMINA El animal queda semiinconsciente o con pérdida
(Rompún®, Seton®-Ketolar®, Imalgene®) total de la consciencia si la dosis ha sido suficiente-
Es una de las combinaciones más utilizadas en el mente alta. Puede incluso intubarse la tráquea para
manejo anestésico de los pequeños animales, no administrar anestesia volátil si así es preciso.
sólo como forma de conseguir una inmovilización Las dos sustancias se pueden cargar en la misma
química para exploraciones y en la preanestesia, jeringuilla.
sino también como mezcla para mantenimientos Las dosificaciones que se vienen empleando en el
anestésicos de corta duración. gato son las siguientes: Ketolar® o Imalgene ® 20-25
Los efectos de ambas drogas se potencian y la xila- mg/kg IM y R ompún ® o S eton ® 1 mg/kg IM. Con
cina proporciona relajación muscular y un grado de esta dosis se logra una anestesia de 30 min de dura-
analgesia superior al obtenido por la ketamina sola. ción.

consulta • 47
mg/kg y Ketolar® o Imalgene ®, 25 mg/kg por vía IM.
Pueden aparecer fenómenos extrapiramidales
pasajeros debido al componente fenotiazínico.

Otras mezclas comercializadas como tales

• M ETHOTRIMEPRACINA -ETORFINA (S .A. Immobilón ®)


Mezcla de neuroleptanalgesia que contiene 0,074
mg/ml de etorfina y 18 mg/ml del neuroléptico, extre-
madamente potente y por ello muy peligrosa en su uti-
lización, incluso para el propio veterinario y personal
auxiliar, pues se puede absorber a través de mucosas.
Puede observarse cianosis, bradicardia e hipoten-
sión, siendo la analgesia que induce muy profunda.
Se presenta junto con el antagonista narcótico
diprenorfina (Revivón ®).
Las dosis en el perro son: 0,05 ml /kg vía IV y 0,1
ml/kg vía IV.
Fotografía 9. • D IACEPA M -KETA MINA (Valium ®-Ketolar®, Imalgene ®) La aparición de los efectos es inmediata tras la
La asociación de
midazolam a la Otra forma de paliar el efecto de rigidez muscular administración IV y al cabo de 5 min si se inyecta
ketamina favorece que produce la ketamina es asociarla a una benzo- por vía IM.
la relajación diacepina, en este caso diacepam. La duración oscila entre 60-90 min y se debe
muscular y permite Ambas sustancias no son muy compatibles en la administrar atropina para prevenir la fuerte depre-
la realización de misma jeringuilla y es mejor administrar primero el sión cardiovascular que se produce.
procedimientos diacepam y seguidamente la ketamina. No debe emplearse en animales viejos y debilitados.
quirúrgicos breves
El efecto analgésico se potencia poco con esta Esta combinación no se encuentra comercializada
poco agresivos y
exploraciones mezcla y por ello es útil sólo para inmovilizar, explo- en España.
cruentas rar o efectuar intervenciones menores con anestesia
loco-regional. • D ROPERIDOL-FENTANILO (Thalamonal ®)
La especie que mejor responde a la administración Otra mezcla de neuroleptanalgesia conteniendo
de esta mezcla es también la felina. 2,5 mg/ml de droperidol y 0,05 mg/ml de fentanilo.
Como dosis se recomienda: Valium ® , 1 mg/kg IM El uso de Thalamonal® en la preanestesia del perro per-
o IV y Ketolar® o Imalgene ® 20-30 mg/kg IM ó 10- mite continuar la analgesia intraoperatoria con fentanilo,
15 mg/kg IV. lo que hace que esta combinación sea extremadamente
útil en intervenciones con un gran estímulo doloroso.
• M IDAZOLA M -KETA MINA Es preciso tener en cuenta la depresión respirato-
( Dormicum ®-Ketolar® , Imalgene ®) ria que se puede presentar que obligará al empleo
Combinación similar a la anterior con la diferencia de respiración asistida.
de que el midazolam es más potente que el diace- Se administra por vía IM o IV y se calcula la dosis
pam y miscible en la misma jeringuilla con la keta- en base al componente narcótico, a razón de 0,005
mina (fotografía 9). mg/kg de fentanilo.
El efecto de relajación muscular es muy superior y Debe administrarse atropina para prevenir los efec-
la analgesia también es más profunda, permitiendo tos cardiovasculares de bradicardia e hipotensión.
efectuar intervenciones de cirugía mayor con una Pueden aparecer fenómenos extrapiramidales
leve suplementación por vía inhalatoria (mascarilla). debido al droperidol (fotografía 10).
Las dosis que se precisan son: Dormicum®, 0,1
mg/kg IV y Ketolar® o Imalgene® 10-15 mg/kg IV • TILETA MINA -Z OLACEPA M (Zoletil ® , Telazol ®)
aumentando hasta el doble si se administra por vía IM. Es una asociación a partes iguales de Tiletamina y
Zolacepam lográndose un efecto complementario y
• A CEPRO M ACINA -KETA MINA sinérgico entre ambas.
( Calmo N ®-Ketolar® , Imalgene ®) Se presenta en viales con un liofilizado contenien-
También en el gato se emplea esta mezcla con la do 20, 50 y 100 mg/ml de solución una vez recons-
que se obtiene una buena relajación muscular y tituida con los 5 ml de disolvente.
pocas complicaciones en la recuperación. El derivado benzodiacepínico refuerza los efectos
El componente analgésico se potencia menos que anestésicos y analgésicos de la tiletamina y suprime
con la xilacina, pero se pueden realizar exploracio- la rigidez muscular.
nes y manejos dolorosos. Su principal aplicación es la inmovilización de los ani-
Si se aplica anestesia local o regional (epidural) males, aunque debido a la potencia analgésica de la
puede ser muy interesante para intervenciones tiletamina puede administrarse para efectuar interven-
incluso de cirugía mayor. ciones de corta duración a nivel de tegumentos. La
Las dos sustancias son compatibles en la misma analgesia para controlar el dolor visceral no es muy
jeringuilla. profunda y los animales pueden responder al estímuo
Las dosis que se administran son: Calmo N ® , 0,5-1 quirúrgico con movimientos y vocalización.

48 • consulta
Se puede emplear en el perro y gato indistinta-
mente. Después de la inyección IM los efectos del
zoletil aparecen al cabo de 3-5 min y consisten en
ataxia y sedación.
Los ojos permanecerán abiertos con la persis-
tencia de los reflejos laríngeo y faríngeo. Los
reflejos podales trambién pueden persistir y su
valoración no es buen indicativo de la profundi-
dad anestésica.
Si la dosis ha sido alta el animal alcanza la incons-
ciencia y se presenta ptialismo y sialorrea, que
puede prevenirse por medio de atropina administra-
da previamente.
El Zoletil ® atraviesa la barrera placentaria y no es
recomendable para realizar cesáreas.
Si el plano de anestesia se superficializa puede
repetirse la administración de 1/2-1/3 de la dosis ini-
cial. En caso de reinyecciones predominará el efecto
tiletamina puesto que el zolacepam se elimina
antes. Fotografía 10. El preparado comercial Thalamonal puede
Como efectos secundarios se citan la hipotermia, resultar muy práctico para NLA en el perro.
apneas y taquicardias.
La recuperación puede prolongarse por varias das, aportará buenos resultados. Por el contrario, en
horas y es más rápida si se ha administrado por vía IV. pacientes inestables su combinación con benzodia-
Las dosis son muy variables dependiendo del cepinas será más adecuada.
grado de sedación y anestesia que se requiera.
Así, se describen dosis de 7-25 mg/kg en el perro Consideraciones preanestésicas
por vía IM reduciéndose a 5-10 mg/kg por vía IV. en casos de piómetra
En el gato se administran 10-15 mg/kg por vía IM En estos casos, que suelen ser ASA III y IV, la utili-
ó 5-7,5 mg/kg por vía IV. zación de tranquilizantes/sedantes con efectos
No se recomienda su empleo en animales debili- depresores a nivel cardiovascular resulta desaconse-
tados, viejos o con insuficiencia respiratoria, hepáti- jable, por lo que no se considera normalmente la
ca, renal o pancreática. utilización ni de fenotiacinas ni de agonistas alfa-
adrenérgicos. La combinación de benzodiacepinas
con analgésicos opiáceos resulta adecuada; además,
Preanestesia en diversos
el uso de benzodiacepinas mejora el grado de rela-
procedimientos clínicos jación muscular y facilita el acceso quirúrgico a los
pedículos ováricos. La incorporación de atropina
Consideraciones preanestésicas dentro de la premedicación, para reducir el riesgo
en casos de mielografías de reflejo vagal, al manipular el útero y el pedículo
En estos casos es importante no utilizar fármacos que ovárico, resulta actualmente muy controvertida.
faciliten la instauración de convulsiones y/o epilepsia
como puede suceder con las fenotiacinas. Resultará más Consideraciones preanestésicas
prudente administrar tranquilizantes/sedantes que dis- en casos de cesáreas
minuyan el riesgo de convulsiones y aporten mayor rela- En estos casos, y por razones semejantes a los
jación muscular, ej. benzodiacepinas. Estos se combinan casos de piómetra, tampoco se aconseja la utili-
normalmente con analgésicos opiáceos que mejoran la zación de fenotiacinas o de agonistas alfa-adre-
calidad global de la preanestesia, y aportan analgesia nérgicos. La combinación de benzodiacepinas con
factor importante antes de un procedimiento que analgésicos opiáceos resulta adecuada. Los opiá-
puede ser previo a la entrada en quirófano del pacien- ceos pueden alcanzar la circulación fetal y depri-
te. Se recomienda la vía IV para lograr un mejor efecto mir la respiración, por lo que resulta muy necesa-
de estas combinaciones. rio el empleo de antídotos opiáceos específicos
(naloxone). La petidina y la buprenorfina aportan
Consideraciones preanestésicas en un buen grado de analgesia y suelen tolerarse
casos de traumatología y ortopedia mejor que la morfina en estos casos. La adminis-
En estos pacientes el objetivo prioritario es garan- tración preoperatoria de metoclopramida y cime-
tizar una adecuada analgesia preoperatoria, utili- tidina reduce el riesgo de vómito y eleva el pH
zando opiáceos agonistas µ por ser los que aportan gástrico, reduciendo así el riesgo de una posible
un grado de analgesia más potente y fiable. Su com- neumonía por aspiración.
binación con tranquilizantes/sedantes estará nor-
malmente recomendada aunque su elección depen- Consideraciones preanestésicas
derá del estado físico del paciente. En pacientes en casos de cirugía intrao c ular
estables hemodinámicamente la combinación de La cirugía ocular como entidad quirúrgica no
opiáceos con fenotiacinas, a dosis bajas o modera- representa un riesgo anestésico determinado en

consulta • 49
pequeños animales, como podría mostrarlo la ciru- de anticolinérgicos para prevenirla o tratarla. En
gía torácica o abdominal. El riesgo anestésico va a el caso de los cachorros, la elección de una ben-
venir asociado principalmente a la edad del pacien- zodiacepina ofrece una mayor seguridad. O tros
te y a las enfermedades concomitantes. En cirugía agentes como la acepromacina o medetomidina,
ocular, sobre todo en animales jóvenes y en el inducen un mayor grado de depresión cardiopul-
gato, se refiere el riesgo de presentación de bradi- monar. No obstante, si se presenta alguna emer-
cardia refleja -reflejo oculocardíaco- por manipula- gencia cardiovascular podemos recurrir al empleo
ción del globo ocular. Por tanto, en este tipo de de los antagonistas específicos (atipamezol, flu-
cirugía se indica la administración preoperatoria de mazenilo). La aplicación de los opiáceos en pedia-
a nticolin érgicos p ara co ntrarrestar resp u estas tría tiene su aplicación en intervenciones de ciru-
vagales. Las contraindicaciones del uso de anticoli- gía menor, realizadas con anestesia local, y en el
nérgicos en cirugía ocular son consecuencia del perioperatorio de intervenciones realizadas bajo
estado del paciente. Así, en pacientes con cardio- anestesia general.
patías debe evaluarse, y en animales con taquia-
rritmias pre existe ntes d e b erá restrin girse su Consideraciones preanestésicas
empleo. La selección del sedante también se efec- en geriátric os
tuará en base al estado general del paciente. El El paciente geriátrico se muestra menos eficaz en
paciente sano puede ser premedicado con garantí- la compensación de los cambios fisiológicos que
as con fenotiacinas, benzodiacepinas o alfa-2 ago- induce la anestesia general y presenta un metabo-
nistas. El paciente con alto riesgo debe recibir una lismo farmacológico más lento que el paciente
sedación con mínimos efectos cardiorrespiratorios, joven o adulto. Estas circunstancias implican una
como los que ofrecen las benzodiacepinas. La reducción del margen de seguridad del anestésico,
administración de analgésicos en este tipo de ciru- que la recuperación anestésica sea más prolongada
gía debe considerarse de rutina para proporcionar y un aumento considerable de las complicaciones
un óptimo mantenimiento de la anestesia y una anestésicas. De esta forma, el paciente geriátrico
recuperación anestésica estable. aparentemente sano debe considerarse per sé con
En algunas ocasiones (facoemulsificación) el ciru- un riesgo anestésico superior al del paciente adul-
jano pedirá la administración de un relajante mus- to.
cular, por lo que debe contemplarse el empleo de En estos pacientes se recomienda, en la mayoría
atropina en la preanestesia. de los casos, el uso de sedantes en la preanestesia
con el fin de minimizar el estrés y prevenir las
Consideraciones preanestésicas en taquiarritmias asociadas al mismo. En este sentido,
casos de cirugía neonatal y pediátrica se debe seleccionar un sedante que origine míni-
Nuestros pacientes más pequeños van a requerir mos cambios cardiovasculares y respiratorios,
que tengamos en cuenta una serie de condicionan- como es el caso de las benzodiacepinas. El uso de
tes fisiológicos a la hora de someterlos a anestesia. opiáceos, como el butorfanol y la buprenorfina,
Los pacientes, sobre todo los menores de cuatro ofrecen un amplio rango de seguridad para ser
meses, en virtud de un inmaduro sistema cardiovas- empleados en el paciente de avanzada edad para
cular, un aparato respiratorio inadaptado, un sistema proporcionar analgesia perioperatoria. El uso de
de termorregulación y metabólico no desarrollados, sedantes fenotiacínicos o alfa-2 agonistas debe
van a ser propensos durante la anestesia a presentar restringirse, sobre todo en pacientes cardiópatas y
bradicardia, hipotensión, hipoxia, deshidratación e con alteraciones orgánicas y/o endocrinas. La pre-
hipotermia. Asimismo, los sistemas enzimáticos se medicación con anticolinérgicos no debe constituir
consideran inmaduros durante las primeras seis una rutina en el paciente geriátrico y su adminis-
semanas de vida, por lo que aquellos anestésicos que tración dependerá de las indicaciones específicas
se metabolicen en hígado tendrán una mayor dura- de cada paciente. Así, en animales con problemas
ción de efecto. Los cachorros no deben ser someti- cardíacos el uso de atropina puede desencadenar
dos a un ayuno superior a una hora y la fluidotera- taquiarritmias que no conducen a mantener un
pia debe ser considerada como un preparativo anes- estado hemodinámico estable. Estos pacientes tie-
tésico. Teniendo en cuenta que los cachorros tienen nen que someterse a un exámen preanestésico lo
menor capacidad de aumentar el gasto cardíaco en más completo posible que establezca el estado de
casos de hipotensión y deshidratación, no debemos las funciones orgánicas que con la edad se dete-
administrar grandes volúmenes de fluidos intraveno- rioran (sistema endocrino, corazón, riñón, hígado,
sos en un corto período de tiempo. etc). De esta forma, se debe categorizar apropia-
La principal acción de los anticolinérgicos es la damente a cada paciente en un riesgo anestésico
de aumentar la frecuencia cardíaca y, en menor con la finalidad de normalizar en lo posible la alte-
medida, estabilizar la presión arterial. Sin embar- raciones presentes y asegurar un tratamiento anes-
go, su uso está más que discutido cuando hay tésico seguro. ❖
taquiarritmias preexistentes y cuando se origina
un mucus espeso en el árbol bronquial que inter-
Bibliografía
fiere el intercambio gaseoso. No obstante, son
estos pacientes los más suceptibles de padecer
bradicardia refleja durante cirugía ocular y vascu- Referencias bibliográficas indicadas al final del
lar, y por tanto es donde debe considerarse el uso monográfico.

50 • consulta
II
Técnicas
de anestesia
general
inyectable TIVA

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autores
Dr. Fco. Lar edo
Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia
Hospital Clínico
Veterinario
Facultad de
Veterinaria,
Universidad de
C APÍTULO II Murcia

Dr. An ton io G.
Can talapiedr a
Profesor Titular
El mantenimiento de la anestesia general por Hospital Rof Codina,
Facultad de
vía intreavenosa, denominado TIVA, se ofrece Veterinaria de Lugo,
como una muy válida alternativa al uso de Universidad de
Santiago de
anestésicos inhalatorios gracias al uso de Compostela
drogas con escaso poder acumulativo y rápida
recuperación. Los medios que se requieren son
más sencillos, aunque debe respetarse el
soporte vital del animal. Se describen las
drogas y aparataje que se emplea para llevar a
cabo estos procedimentos.

Técnicas de anestesia
Tech n iques of
in jectable
gen er al
an aesth esia.

general inyectable
Summary
Total Intravenous
Anaesthesia (TIVA) is
now well recognized
as a useful way of
providing general
anaesthesia in small

TIVA
animals mainly due to
the possibility of using
non-cumulative drugs.
Technically easy to
perform it only needs
a simple equipment,
although vital support
of the patient should
be provided.The
chapter describes the
drugs, and ancillary

L
as técnicas de anestesia general inyectable, lares y propiedades analgésicas. equipment needed to
perform this
fija o parenteral agrupan a aquéllas en las ☞ Conjugaciones con proteínas plasmáticas. technique.
que se administran los anestésicos generales ☞ Efectos tóxicos (hígado/riñón, irritación local) y
por rutas diferentes a la respiratoria, siendo la vía de otros problemas específicos (vómitos, convulsiones,
Palabras clave:
administración más común la endovenosa, seguida alucinaciones, excitación). Anestesia total intravenosa;
de la intramuscular. Las principales indicaciones de Actualmente se recomienda la administración intra- drogas, técnicas.

la anestesia inyectable se resumen en la tabla 1. Es venosa de los agentes inyectables ya que esta vía resul- Key words:
Total intravenous anaesthesia,
importante conocer las formas de absorción, las ta más rápida y los tiempos de inicio y recuperación de drugs, techniques.
rutas metabólicas y las propiedades anestésicas de
los agentes inyectables ya que sus bases farmacoci- Tabla 1
néticas son esenciales para un uso seguro. Por ello, Indicaciones de las técnicas de anestesia inyectable
para cada agente inyectable, habrá que considerar
las siguientes características: ☞ Consecución de una inducción anestésica rápida y segura, previa a un
☞ Ruta/s de administración, velocidad de absor- posterior mantenimiento con gases.
ción e inicio de la anestesia. ☞ Como protocolo de anestesia totalmente endovenosa (TIVA), mediante la
☞ Forma/s de eliminación del cerebro y sangre, administración de dosis repetidas de agente inyectable cuando sea necesario,
o mediante su infusión continua.
incluidas las rutas metabólicas, ya que esta/s influ-
yen en la velocidad de recuperación y en su tenden- ☞ Coadyuvante a técnicas de anestesia inhalatoria (ej. profundización rápida
del plano anestésico).
cia potencial a acumularse en el organismo.
☞ Tipo y calidad de la anestesia que se produce. ☞ Mantenimiento prolongado de estados de anestesia superficial en pacientes
hospitalizados en unidades de cuidados intensivos.
☞ Efectos cardiorrespiratorios, relajantes muscu-

Consulta Difus. Vet. 9 (77):51-61; 2001. consulta • 51


la anestesia son más cortos y predecibles. A la hora de
Tabla 2 dosificar los anestésicos inyectables resulta insustitui-
ble la experiencia del anestesista, ya que las dosis
Ventajas e inconvenientes
necesarias dependen mucho del régimen de premedi-
de las técnicas de anestesia inyectable cación, del estado físico del paciente y del tipo de ciru-
gía o procedimiento a realizar, por lo que no siempre
Ventajas se ajustan a las que aparecen en la literatura. Además,
☞ Fáciles de administrar. no hay que olvidar que el mayor inconveniente de los
regímenes de anestesia inyectable reside en que, tras
☞ Producen anestesia de forma rápida y suave.
su administración, la eliminación del anestésico escapa
☞ Requieren de poco equipamiento aunque, si el presupuesto lo permite, pueden de nuestro control, por lo que los casos de sobredosi-
emplearse equipos de infusión automática que encarecen el procedimiento. ficación tienen peor pronóstico que cuando se admi-
☞ No irritan vías respiratorias ni explotan. nistra un agente inhalatorio (tabla 2).
☞ No polucionan el medio ambiente ni el área anestésico-quirúrgica.

Inconvenientes Técnicas de anestesia inyectable


☞ El control del plano anestésico puede resultar algo mas dificultoso de
lograr debido a las características propias de la droga utilizada (unión a Existen tres técnicas básicas de administración de
proteínas plasmáticas, volumen de distribución en los diferentes agentes inyectables:
compartimentos tisulares, cierta capacidad de redistribución, uso en ☞ Administración de una dosis única de anestési-
infusión continua frente a bolos repetidos y uso de drogas inadecuadas) co (eficaz para efectuar la inducción de la anestesia
☞ La falta de entrenamiento clinico puede tambien ser una difucultad y para procedimientos de corta duración).
añadida al empleo de técnicas de TIVA. ☞ Redosificación mediante bolos adicionales adminis-
☞ La falta de soporte vital (fluidoterapia, oxigenación, intubación trados a dosis-efecto (orientativamente las dosis a admi-
endotraqueal) durante la TIVA aumentara el riesgo anestésico en estos nistrar oscilan entre un 25-50% respecto a la dosis inicial).
pacientes. ☞ Infusión continua ajustando las dosis de man-
tenimiento en términos de mg o µg/kg/min.
Las dos últimas técnicas son de utilidad para mante-
nimientos anestésicos endovenosos de mayor duración.
El tipo de equipamiento requerido para la realización de
anestesias inyectablesdependen en relación directa con
el tipo de técnica empleada. Las técnicas más sencillas
requieren únicamente la utilización de jeringas y catéte-
res intravasculares, mientras que se requiere de equipa-
miento más sofisticado si se desea realizar una infusión
continua (fotografía 1). En este caso, el uso de bombas
de infusión volumétricas o, mejor aún, de perfusores
controlados electrónicamente, resulta más aconsejable
para el mantenimiento anestésico (fotografía 2).

Anestésicos inyectables
Fotografía 1. Bomba de jeringa .
El producto empleado es propofol . Dentro de los agentes inyectables, destacan por
su uso actual en anestesia veterinaria los siguientes
(tabla 3):
☞ Barbitúricos: Tiopental, Pentobarbital,
Metohexital.
☞ Propofol.
☞ Anestésicos disociativos: Ketamina, Tiletamina.
☞ Derivados esteroideos: Alfaxalona /Alfadolona.
☞ Derivados imidazólicos: Metomidato / Etomidato.

Mecanismos de acción
La complejidad de la fisiología del sistema nervio-
so central hace difícil entender con detalle cómo los
diversos anestésicos inyectables producen sus efec-
tos. Parecen existir suficientes datos como para
pensar que la mayoría de agentes potencian los sis-
temas de neurotransmisión mediados por el ácido
gammaamino butírico (G ABA). El G ABA activa
receptores postsinapticos específicos que activan los
Fotografía 2. Los nuevos modelos de bomba de elevadas prestaciones, canales de cloro, lo que se traduce en la hiperpola-
muchos de ellos con mecanismos electrónicos e informatizados,
son también manejables y de tamaño reducido.
rización e inhibición neuronal.

52 • consulta
• B ARBITÚRICOS Tabla 3
El compuesto origen de este grupo es el ácido bar-
bitúrico sintetizado por vez primera en 1867 mediante Principales características de los anestésicos
la combinación de urea y ácido malónico. Los primeros inyectables de uso más frecuente
barbitúricos utilizados como anestésicos generales fue-
ron el pentobarbital (1930) y el tiopental (1934). Su C ARACTERÍSTICAS TIOPENTAL PROPOFOL ETO MIDATO KETAMINA
popularidad fue grande y llegaron a desbancar a los Solubilidad Agua Lecitina Propilen- Agua
agentes inhalatorios clásicos como el éter y el clorofor- huevo glicol
mo. No obstante, en los años 50 la introducción en clí- Dosis (mg/ kg) 8-12 IV 4-6 IV 1,5-3 IV 3-20 IV, IM
nica veterinaria de nuevos y mejores agentes volátiles Inicio acción Rápido Rápido Rápido Rápido
(ej. halotano) hizo que los barbitúricos volvieran a Tipo de Suave Suave/ Dolor/ Excitación /
tener un empleo más restringido. Actualmente los más inducción dolor mioclonos suave
utilizados son el tiopental y el metohexital, sobre todo
Efecto Depresión Depresión Mínimos Estimulación
como inductores de la anestesia general. cardiovascular
Los barbitúricos se emplean, en función de la
Efecto Depresión Depresión Mínimos Depresión
dosis administrada, como sedantes, hipnóticos o
respiratorio suave
como anestésicos generales.
Hipnosis Excelente Excelente Excelente No/Catalepsia
Se clasifican químicamente en oxibarbituratos (pen-
tobarbital), oxibarbituratos metilados (metohexital) y Analgesia No No No Somática
tiobarbituratos (tiopental). La introducción de azufre Relajación Excelente Buena No No
en sustitución de oxígeno en la molécula del tiopental muscular
explica su elevada liposolubilidad y su acción rápida y Efectos Sí No No Sí
poco duradera. Los barbitúricos se clasifican además acumulativos
por su velocidad de acción en los de acción larga (bar- Recuperación Rápida Rápida Rápida Intermedia
bital), corta (pentobarbital) y ultracorta (tiopental, (tras dosis única)
metohexital). Los efectos de los de acción corta se
establecen tras 30-60 segundos y duran 1-3 horas,
mientras que los efectos de los ultracortos aparecen al
cabo de 15-30 segundos y duran 5-20 minutos.
Los barbitúricos son excelentes hipnóticos y relajantes
musculares (útiles para controlar cuadros convulsivos) y no
presentan actividad analgésica. Las soluciones de barbitú-
ricos son alcalinas (pH 11-12), por lo que se administran a
través de vías venosas seguras, ya que las extravasaciones
accidentales, particularmente las de tiopental, causan
inflamaciones y necrosis. Tras la administración endoveno-
sa, la fracción no ligada a proteínas plasmáticas (fracción
libre) y no ionizada es la activa. Los descensos del pH san-
guíneo disminuyen la unión a proteínas plasmáticas y el
grado de ionización, por lo que en situaciones de acidosis
(ej. uremia) y de hipoproteinemia se incrementa notable-
mente el riesgo de sobredosis por este tipo de compues-
tos. Los barbitúricos disminuyen considerablemente la sificación para efectuar mantenimientos anestésicos se Fotografía 3.
demanda de oxígeno por parte del SNC, y son fuertes acompañe de fenómenos acumulativos que producen una Dilución de
depresores cardiorrespiratorios de forma dosis-dependien- recuperación anestésica inaceptablemente lenta (hasta 24 tiopental .
La identificación de
te, aunque en planos superficiales de anestesia producen horas). Los barbitúricos, especialmente el metohexital, las jeringas evita
escasa depresión en pacientes no hipovolémicos. Pueden pueden producir una recuperación excitada, lo que se errores en la
facilitar el establecimiento de arritmias (extrasístoles), que evita realizando una correcta premedicación. administraión del
en pacientes sanos no suelen revestir importancia y, en El tratamiento de una sobredosis por barbitúricos es producto.
ocasiones, facilitan la aparición de laringoespasmo. la respiración asistida para compensar la depresión res-
Alcanzan rápidamente el cordón umbilical y la circulación piratoria (los analépticos como el doxapram no duran
fetal, siendo fuertes depresores respiratorios del feto, por tanto como los efectos de los barbitúricos y deben uti-
lo que no se recomiendan en cesáreas. lizarse con cautela), junto con la fluidoterapia para
En general, la eliminación de los barbitúricos en sangre incrementar el ritmo de eliminación renal. No son
se produce como consecuencia de su degradación meta- aptos para la técnica de TIVA.
bólica; ésta se efectúa de forma primaria en el hígado,
aunque la excreción renal es importante con vistas a su eli- Tio p e n t al só dico
minación definitiva. No obstante, la redistribución del tio- Es el barbitúrico más utilizado por ser eficaz y eco-
pental en compartimentos orgánicos poco perfundidos nómico para la inducción de la anestesia general. Se
(grasa, músculo y piel), dada su gran liposolubilidad, expli- presenta en forma de polvo higroscópico que se disuel-
ca la corta duración de sus efectos tras la administración ve en suero fisiológico o agua destilada hasta alcanzar
de una dosis única, a pesar de que su degradación meta- la concentración deseada (fotografía 3). La vida media
bólica es más lenta que la de otros barbitúricos. La alta de esta solución es corta (3-7días) y debe conservarse
liposolubilidad del tiopental explica también que su redo- en frigorífico para alargar su vida efectiva. Su adminis-

consulta • 53
tración es exclusivamente endovenosa, y deben utili-
zarse concentraciones lo más diluidas posibles (1-
1,25 % en gatos y perros de menos de 10 kg; 2,5 % en
perros medianos y grandes) (fotografía 4). En animales
no premedicados dosis de 10-20 mg/kg causan un
estado de inconsciencia rápida y poco duradera, aun-
que el efecto final depende de la concentración y
velocidad de inyección. La premedicación con acepro-
macina y opiáceos reduce las dosis de inducción, en
perros y gatos, hasta 6-8 mg/kg, e incrementa su dura-
ción de acción. Los α-2 agonistas reducen dramática-
mente (hasta un 60-90 %) las dosis de inducción. La
premedicación con estos productos hace que la induc-
ción y la recuperación sean más suaves.
Se recomienda administrar el tiopental de forma
lenta (30-60 seg) a dosis-efecto o bien fraccionar su
administración en tres o cuatro bolos (25-33 % de
la dosis total calculada), espaciados 20 segundos
Fotografía 4. Antes de proceder a la administración de tiopental , es para poder valorar el efecto obtenido.
conveniente comprobar que el catéter o palomilla está bien colocado, para El tiopental, por su gran liposolubilidad, no se tolera
evitar extravasaciones. bien en razas leptosómicas (ej. galgos) o en pacientes
caquécticos, ya que al poseer escasa grasa pueden verse
saturados rápidamente órganos vitales como el cerebro o
el corazón. Además, hay que considerar que en una pri-
mera fase no se distribuye en la grasa corporal (por estar
este compartimento escasamente vascularizado), por lo
que en pacientes obesos existe también un riesgo de
sobredosis relativa si al calcular la dosis de inducción no
se resta al peso corporal una estimación del peso de la
grasa corporal. Por todo lo expuesto, se contraindica su
uso en neonatos, animales caquécticos y razas braquicé-
falas o leptosómicas, así como en casos de insuficiencia
hepática, cesárea, hipovolemia, deshidratación y porfiria.
Finalmente, se debe tener presente que la rápida recupe-
ración que produce tras la administración de dosis úni-
cas, se debe a su rápida redistribución en el comparti-
mento graso,así como el gran efecto acumulativo de las
dosis repetidas al saturar el compartimento graso, por lo
que no debe emplearse para un mantenimiento
anestésico superior a los 30 minutos.
Fotografía 5. Pentobarbital . El color rosa intenso de la solución permite
distinguirlo de otros productos. No precisa su dilución para la inyección, que Pe n t o b arbit al
debe ser siempre intravenosa , ya que otras vías producen resultados Su concentración anestésica es 60 mg/ml (no usar
irregulares e intenso dolor. el preparado comercial de eutanasia ya que contie-
ne varios agentes estabilizantes y, a veces, otros
productos que favorecen el establecimiento de
paradas cardíacas). Se administra por vía endoveno-
sa (15-30 mg/kg) siendo la respuesta del paciente
bastante progresiva, ya que cruza lentamente la
barrera hematoencefálica al ser menos liposoluble
que el tiopental. Se recomienda inyectar primero el
30 % de la dosis calculada y luego lentamente, a lo
largo de 5 minutos; el resto se administra también
lentamente y a dosis-efecto. Proporciona en torno a
1 hora de anestesia, siendo la recuperación muy
lenta (hasta 24 horas), por lo que puede acompa-
ñarse de hipotermia severa. La recuperación es vio-
lenta, a menos que premediquemos correctamente,
y ésta no obedece a fenómenos de redistribución,
sino que depende exclusivamente de su metabolis-
mo, tres veces más rápido que el del tiopental,
Fotografía 6. estando contraindicado en sus mismos casos. En
Presentación
España se comercializa con el nombre de Dolethal ®
comercial del
metohexital . o Eutalender® para eutanasia (fotografía 5).

54 • consulta
M e t o h exit al
Producto no comercializado en España (fotografía
6). Se presenta en forma de sal sódica que se disuel-
ve en suero fisiológico o agua destilada hasta alcan-
zar la concentración deseada. La vida media de esta
solución es larga (6 semanas). Es dos veces más
potente que el tiopental y de similares efectos anes-
tésicos. No obstante, su metabolismo es mucho más
rápido, lo que unido a fenómenos de redistribución,
provoca efectos acumulativos mucho menos eviden-
tes que los del tiopental. Por tanto, y a pesar de que
su empleo principal se realiza durante la inducción,
también puede usarse para mantener la anestesia.
Se administra a dosis de 5-10 mg/kg en concentra-
ciones del 1-2,5 % . La recuperación anestésica es
rápida y en ocasiones se acompaña de temblores
musculares y convulsiones, al igual que la inducción.
Por su rápida eliminación es una buena alternativa
al tiopental en razas braquicefálicas y leptosómicas.
Fotografía 7. Administración de propofol en bolos, para TIVA.
• PROPOFOL (R APIN O VET®) Es característico su aspecto lechoso.
El propofol (2,6-diisopropilfenol) es un anestésico
intravenoso de acción ultracorta utilizado desde El alto aclaramiento corporal que presenta el pro-
hace varios años en la clínica veterinaria como sus- pofol en el hombre sobrepasa el flujo sanguíneo
tituto del tiopental sódico para la realización de hepático, por lo que se supone que el propofol pre-
anestesias de corta duración, en procedimientos senta rutas extrahepáticas y extrarrenales de meta-
diagnósticos o quirúrgicos de corta duración, o para bolismo y eliminación.
el mantenimiento de la anestesia mediante técnicas El propofol se diferencia farmacocinéticamente de
intravenosas (TIVA) (fotografía 7). Es un aceite a los barbitúricos en que sufre un rápido metabolismo
temperatura ambiente e insoluble en agua. Se pre- a nivel hepático o extrahepático.
senta como una emulsión acuosa que contiene pro- Se ha descrito que los barbitúricos inducen
pofol (10 mg/ml), aceite de soja (100 mg/ml), glice- taquicardia en perros; aunque la taquicardia sinu-
rol (2,5 mg/ml), lecitina de huevo (12 mg/ml) e sal no es una arritmia que haga peligrar la vida de
hidróxido de sodio (para ajustar el pH). los pacientes, sin embargo, incrementa el trabajo
Este fármaco, estable a temperatura ambiente, cardíaco y la demanda de oxígeno a nivel miocár-
no debe ser sometido a temperaturas superiores a dico con lo que puede favorecer la aparición de
25º C ni ser congelado. Tan sólo se recomienda su otras arritmias más peligrosas. El propofol carece
dilución en dextrosa al 5 % . La formulación disponi- de actividad vagolítica y puede ejercer efectos cen-
ble no contiene conservantes, lo que favorece el cre- trales vagotónicos o simpaticolíticos. C on el pro-
cimiento bacteriano y la producción de endotoxinas, pofol el mecanismo de control parasimpático del
por lo que se recomienda no utilizar el contenido de corazón puede ser superior a la respuesta simpáti-
un envase que haya permanecido abierto más de 6 ca mediada por los barorreceptores, dando lugar a
horas. Esto es especialmente importante si se utiliza una disminución de la actividad sinusal que provo-
la forma de presentación en ampollas de vidrio. ca decrecimientos de la presión arterial y la fre-
Su farmacocinética en perros se describe mejor uti- cuencia cardíaca.
lizando el modelo de dos compartimentos. Así, el El propofol al igual que la mayor parte de los fár-
fármaco inicialmente es captado de forma extensa macos anestésicos altera el patrón respiratorio nor-
por el sistema nervioso central, provocando una rápi- mal del paciente modificando la respuesta de sus
da inducción. El tiempo medio que tarda en estable- mecanismos de control ventilatorio (quimiorrecepto-
cer el equilibrio sangre/cerebro es de 2,9 minutos en res centrales sensibles a los niveles de C O 2 , quimio-
el hombre. Este tiempo medio tan corto está íntima- rreceptores periféricos sensibles a los niveles de O 2 y
mente relacionado con la rápida inducción de la receptores pulmonares y de la vía aérea). Durante la
anestesia tras su administración endovenosa. La gran anestesia general se produce una depresión del sis-
liposolubilidad del propofol le permite atravesar rápi- tema nervioso central que provoca una disfunción
damente la membrana celular, no sólo durante la de los quimiorreceptores centrales, responsables de
fase inicial de distribución, sino también durante la establecer un volumen/minuto adecuado para man-
fase de redistribución desde los tejidos muy vascula- tener los niveles de C O 2 dentro de unos límites fisio-
rizados, como el cerebro, hacia tejidos menos vascu- lógicos.
larizados, como el músculo o la grasa. Tras la inducción con propofol pueden aparecer
El mayor volumen de distribución y aclaramiento períodos de apnea de 4-7 minutos tanto en el hom-
plasmático da lugar a que el tiempo medio de recu- bre como en el perro. La forma de prevenir la apari-
peración de la anestesia tras la administración de dosis ción de estas apneas postinducción es administrar
equipotentes de tiopental y propofol en perros sea 1,5 menos de 5 mg/kg en cada embolada y hacerlo en
veces más prologado en el caso de tiopental. un tiempo superior a los 30 segundos. En perros

consulta • 55
intervalos de 60 segundos hasta conseguir intubar
al paciente (fotografía 8). Con esta técnica también
evitamos las apneas postinducción, que son más fre-
cuentes con el propofol que con el tiopental.
Las dosis de propofol para inducir la anestesia en
perros premedicados oscila entre los 3-5 mg/kg,
mientras que en perros no premedicados la dosis
oscila entre los 5-7 mg/kg.
La dosis de inducción en el gato oscila entre los
5,0-8,0 mg/kg. La premedicación no parece afectar
los requerimientos de propofol para realizar la
inducción de la anestesia en el gato.

• A GENTES D ISOCIATIVOS
Dentro de este grupo se incluyen la fenciclidina, tile-
tamina y ketamina (por orden de potencia), aunque en
Fotografía 8. la actualidad se utilizan únicamente la ketamina y la
Inducción con tiletamina. Los agentes disociativos deprimen la corte-
propofol mediante za cerebral (sistema talamocortical) y estimulan los sis-
dosis partidas a temas límbico y reticular antes de causar depresión
demanda .
medular; además, potencian los sistemas dependientes
del GABA e interfieren el transporte neuronal de sero-
tonina, dopamina y noradrenalina. Estos agentes diso-
cian al paciente del entorno produciendo un estado de
catalepsia en lugar de hipnosis, acompañado de pro-
funda analgesia somática (no así visceral) y amnesia.
Asimismo, existe persistencia de todos los reflejos (cor-
neal, parpebral, podal, deglutor), y se observan fenó-
menos de rigidez muscular y temblores. Los agentes
disociativos facilitan la aparición de convulsiones,
sobre todo en el perro. En resumen, deprimen a la vez
que excitan áreas selectivas del SNC, por lo que no
Fotografía 9. inducen estados generalizados de depresión del SNC
Aspecto como ocurre con el resto de anestésicos.
característico de
sedación con K e t a min a
ketamina . La ketamina se comercializa a dos concentracio-
nes diferentes de 50 y 100 mg/ml. Este producto
ventilando espontáneamente se ha observado hiper- puede administrarse por todas las vías posibles
capnia y acidosis respiratoria por lo que se reco- (incluida la oral) y se alcanza rápidamente el efecto
mienda la ventilación mecánica del paciente duran- deseado. Su inyección intramuscular resulta doloro-
te la anestesia con propofol en perfusión continua. sa. Tras su administración endovenosa se alcanza
El propofol provoca depresión del SNC incrementan- anestesia en 1-2 minutos, siendo ésta de 10-20
do la actividad del GABA, un neurotransmisor inhibi- minutos de duración ya que se redistribuye de
dor. Su lugar de acción es diferente al de las benzodia- forma rápida a tejidos no nerviosos. La combinación
cepinas, aunque el propofol y las benzodiacepinas pre- con tranquilizantes/sedantes prolonga el tiempo
sentan efectos sinérgicos en el hombre. El propofol anestésico. Su metabolización es hepática, produ-
puede reducir la presión intracraneal (PIC) en pacientes ciéndose como metabolito activo la norketamina. Su
que la tengan elevada. También provoca disminución eliminación es bastante prolongada, por lo que la
de la presión intraocular (PIO). El efecto del propofol recuperación tras la administración de dosis altas o
sobre las convulsiones no es del todo claro. tras un uso repetido puede dilatarse, especialmente
Inicialmente se consideró que no tenía influencia sobre si se ha administrado intramuscularmente.
las convulsiones, pero trabajos más recientes han La dosis de ketamina varía con la dosis de tranquili-
demostrado que presenta actividad anticonvulsivante. zante/sedante administrada previamente, con la espe-
Recientemente se han descrito movimientos espontá- cie y con la ruta de administración elegida. En general
neos y actividad convulsiva durante la anestesia con la dosis de ketamina oscila entre 10-20 mg/kg en el
propofol en el hombre y en el perro. perro y gato para administración intramuscular, y 3-8
Con el propofol, como con todos los anestésicos mg/kg para administración endovenosa. La calidad de
de acción ultracorta, es conveniente realizar una la anestesia, por ser de tipo disociativa, es difícil de
partición de la dosis calculada para prevenir una valorar ya que no induce hipnosis o inconsciencia y los
sobredosificación y siempre que sea posible oxige- reflejos no quedan abolidos. Los ojos quedan abiertos,
nar al paciente antes de la inducción. La técnica hay tensión muscular y puede haber movimientos
más utilizada consiste en dividir la dosis calculada espontáneos y respuestas a la cirugía con movimien-
en cuatro e ir inyectando un cuarto de la dosis a tos bruscos (fotografía 9). Proporciona mejor analge-

56 • consulta
sia somática (útil para quemaduras, cirugía traumato-
lógica o cutánea) que visceral, incluso a dosis subclíni-
cas, producto de interacciones con receptores opiáce-
os y antagonismo de receptores del NMDA, entre
otros mecanismos. A dosis clínicas aporta estimula-
ción cardiovascular por presentar propiedades simpa-
ticomiméticas, por lo que produce taquicardia y
aumentos del gasto cardíaco, presión arterial y presión
venosa central. Por esta razón se ha considerado tra-
dicionalmente a la ketamina como un agente anesté-
sico bastante seguro. Sobre el sistema respiratorio
produce un patrón ventilatorio apneústico e irregular
(caracterizado por una larga pausa tras la inspiración)
y a dosis elevadas la respiración puede ser rápida,
jadeante y poco efectiva, lo que puede resultar mal
interpretado como una anestesia superficial. La muer-
te por sobredosis suele producirse por parada respira-
toria. En animales muy deprimidos se observan un
predominio de respuestas depresoras y sin que se evi-
dencien las propiedades estimulantes de tipo simpati- Fotografía 10. La producción de saliva filante puede producir
comimético a nivel cardiovascular. Causa salivación y obstrucción de las vías aéreas.
aumento de las secreciones respiratorias (fotografía
10) que pueden ser eliminadas con atropina, pero si se
han usado α-2 agonista puede generarse un estado
de hipertensión grave. Además, la atropina produce
un moco más espeso que puede interferir con la per-
meabilidad de los bronquiolos. En el hombre, causa
alucinaciones y parece ser que también en animales,
lo que junto a la midriasis y respuestas extrapiramida-
les que explica que la recuperación anestésica sea
excitada y de mala calidad, sobre todo si se adminis-
tra por vías diferentes a la intravenosa.
Las limitaciones de la ketamina (rigidez muscular,
pobre analgesia visceral, etc) explican que no se uti-
lice de forma única, ya que su combinación con otros
productos proporciona una anestesia de mayor cali-
dad (fotografía 11). Su combinación con benzodia-
cepinas produce relajación muscular, aunque se con-
sidera una mezcla con escaso poder analgésico para
casos quirúrgicos. Su uso combinado con α-2 ago-
nistas (ej. xilacina o medetomidina) aporta una rela-
jación muscular excelente y mejora el grado de anal- Fotografía 11. La excesiva rigidez de los pacientes anestesiados sólo con
gesia visceral. Tras premedicar con xilacina (1 mg/kg) ketamina puede hacer imposible el posicionamiento de los mismos.
se administra a 10 mg/kg, y tras premedicar con
medetomidina (40 µg/kg) a razón de 5-7,5 mg/kg IM
o IV. Estas combinaciones son muy utilizadas en
gatos para procedimientos de rutina (ej: castracio-
nes, OVH, etc). Otras combinaciones incluyen el uso
de opiáceos junto a α-2 agonistas para profundizar
más la analgesia. Tras el uso de α-2 agonistas habrá
que ser cauto a la hora de revertir los efectos de
éstos, ya que pueden aparecer los efectos adversos
de la ketamina y se reduce la cobertura de analgesia
si no se administran opiáceos.
En perros y gatos con inestabilidad cardiovascular la
inducción y el mantenimiento anestésico con ketamina
puede ser considerada una alternativa más segura que
el tiopental o el propofol (80 µg/kg de medetomidina
equivalen a 3 mg/kg de xilacina). La ketamina puede
administrarse a dosis de 1-5 mg/kg, acompañada de
diacepam o midazolam (0,2 mg/kg) y fentanilo (5
µg/kg) para mejorar el grado de relajación muscular y
de analgesia. Como efecto secundario se produce un
aumento de la salivación (fotografía 12). Fotografía 12. Hipersalivación en un perro tras la administración
de ketamina más midaxolam.

consulta • 57
• A NESTESIA ESTEROIDEA
El producto más utilizado en veterinaria es el
Saffan TM no comercializado en España (fotografía
13).

Sa ff a n ® (alf axalo n a/alf a d olo n a 12 m g/ml)


Su nombre procede del inglés y significa anestesia
segura (safe anaesthesia ). En Gran Bretaña se comer-
cializa para su uso en gatos y primates no humanos.
Este producto es una mezcla de dos anestésicos que
se metabolizan de forma rápida y no presentan efec-
tos acumulativos, no son irritantes (por lo que puede
administrarse endovenosa e intramuscularmente) y, a
dosis anestésicas, deprimen de forma moderada la
función cardiorrespiratoria, aunque producen hipo-
tensión por vasodilatación, por lo que el estado cir-
culatorio será aceptable siempre que el animal no sea
hipovolémico. La calidad de la anestesia es buena en
Fotografía 13. Presentación comercial del Saffan. planos quirúrgicos, aunque existen temblores en pla-
nos superficiales, y pueden presentarse convulsiones
durante la recuperación. Su efecto ecundario más
marcado es la inflamación de las orejas y patas en
grado variable de origen alérgico por liberación de
histamina, siendo menos frecuente el edema de larin-
ge o pulmonar (fotografía 14). Se han descrito algu-
nas muertes postoperatorias por necrosis laríngea,
aunque datos epidemiológicos de accidentes anes-
tésicos muestran que el Saffan ® es tres veces más
seguro en gatos que ningún otro anestésico dado su
gran índice terapéutico y margen de seguridad. Su
alta popularidad en el ámbito clínico británico para la
realización de anestesias felinas estriba en que, a
Fotografía 14. dosis de 12 mg/kg proporciona 20-30 minutos de
Edema de glotis. La
estenosis evidente anestesia quirúrgica, suficiente para realizar ova-
de la vía riohisterectomías; además, las apneas son mucho
aérea puede llegar más raras que cuando se utilizan combinaciones de
a producir asfixia . ketamina. La acepromacina no reduce su dosis pero
mejora la calidad de la anestesia y reduce el grado de
Su uso se contraindica en cirugías que requie- inflamación de las orejas y patas por su ligera activi-
ran de una buena relajación muscular o cuando dad antihistamínica. El Saffan TM no debe utilizarse en
exista riesgo de convulsiones, traumatismos cra- la especie canina por presentar reacciones alérgicas
neales (ya que incrementa la presión de LCR), más graves.
cirugía espinal y cirugía ocular (incrementa la
presión intraocular). • A NESTESIA I MIDAZOLICA

Tile t a min a Et o mid a t o (Hyp n o mid a t e ®)


Se comercializa como Zoletil ® asociada al zola- El etomidato [(Amidato, Hipomidato), R-(+)-etil-1-
cepam en proporción 1:1. Se utiliza en perros y (-1-feniletil)-1H-imidazol-5-carboxilato], sintetizado
gatos a dosis variables de 3-12 mg/kg. Es similar por primera vez en 1965 por Janssen, es un anesté-
a la ketamina pero su acción es mucho más larga sico intravenoso no barbitúrico de acción corta,
(lo cual puede resultar una desventaja) y aporta usado en personas y animales, con un elevado mar-
mayor analgesia. Su asociación a zolacepam dis- gen de seguridad, mayor que el tiopental, y meto-
minuye el riesgo de convulsiones y mejora la rela- hexital, que carece de propiedades analgésicas, no
jación muscular, pero no mejora la analgesia produce tolerancia después de administraciones
perioperatoria, por lo que se recomienda su aso- repetidas y no provoca liberación de histamina. Tras
ciación adicional con agonistas alfa-2 o analgési- su administración, no se han observado clínicamen-
cos opiáceos. La recuperación de la anestesia es te reacciones adversas tales como profunda hipo-
mejor aunque más larga en gatos que en perros, tensión, urticaria o broncoconstricción.
ya que éstos se presentan temblores, rigidez mus- La formulación comercial disponible contiene el
cular y en ocasiones convulsiones debido a que solvente orgánico propilenglicol que presenta una
los efectos del zolacepam desaparecen antes que osmolaridad extremadamente alta (4.965 mos-
los de la tiletamina. La recuperación anestésica mol/Kg), siendo el responsable de la hemólisis intra-
tras la administración intramuscular se produce vascular y la diuresis osmótica que se produce tras la
en torno a las 4 horas. administración de este fármaco (fotografía 15).

58 • consulta
La farmacocinética del etomidato se ajusta a un
sistema tricompartimental, comportamiento habi-
tual de las moléculas liposolubles que son agentes
hipnóticos intravenosos.
Alcanza rápidamente el cerebro debido a su alta
fracción plasmática libre (25 %), a su liposolubilidad
y a no estar ionizado a pH fisiológico.
La distribución inicial en el compartimento cen-
tral, que incluye el cerebro, es seguida por una pri-
mera redistribución rápida hacia al resto de los teji-
dos orgánicos lo que explica la brevedad de su efec-
to y permite adaptar su posología dependiendo del
sistema de administración (embolada o perfusión).
Se metaboliza principalmente a nivel hepático, fun-
damentalmente por hidrólisis con formación del ácido Fotografía 15.
carboxílico, que es inactivo. Tanto el ácido carboxílico Presentación
comercial del
como una pequeña porción de etomidato no modifi- etomidato.
cado se excretan principalmente por la orina, aunque
también existe cierta excreción en bilis y en heces. Uno de los efectos secundarios más indeseable del
El efecto fundamental del etomidato sobre el SNC etomidato es la inhibición de la esteroidogénesis
es la hipnosis por depresión de la corteza cerebral. adrenal. El etomidato provoca un bloqueo enzimáti-
La inyección intravenosa está asociada con una alta co sobre la 11-beta-hidroxilasa y la enzima elimina-
incidencia de movimientos musculares espontáneos, dora de cadenas de colesterol. Este efecto se pone
temblores e hipertonia. El efecto hipnótico del eto- de manifiesto cuando el etomidato es utilizado tanto
midato puede ser atribuido parcialmente a su acción para la inducción como para el mantenimiento de la
sobre el sistema G ABA-minérgico. anestesia y es dosis-dependiente. Un estudio ha
Los efectos de este fármaco sobre el SNC son múl- demostrado que la inducción de la anestesia en
tiples y entre ellos se destaca su capacidad para ejer- perros usando el etomidato a una dosis de 2,0
cer como protector cerebral al reducir el consumo mg/kg reduce la respuesta adrenocortical frente a la
metabólico de oxígeno a nivel cerebral y para redu- anestesia y la cirugía durante 2 a 6 horas. De la
cir la presión intracraneana. El etomidato mantiene misma forma, la administración de una embolada de
la perfusión cerebral mejor que el tiopental y el pro- 2,0 mg/kg de etomidato provoca supresión del corti-
pofol como resultado de su mínimo efecto depresor sol de 3,5 a 5,5 horas postinyección en gatos.
sobre la presión arterial sistémica. Cuando se usa el etomidato como agente anesté-
El etomidato produce escasas alteraciones respirato- sico se recomienda administrar en la medicación
rias, siendo la hipoventilación transitoria el efecto res- preanestésica un tranquilizante para minimizar los
piratorio más común. Se han descrito períodos de efectos secundarios (movimientos espasmódicos,
apnea de corta duración en el 12 % de los pacientes a mioclonos, nauseas, vómitos) que se observan
los que se les induce la anestesia con etomidato, recu- durante la inducción y recuperación de la anestesia.
perando la respiración espontánea al minuto de su Los fármacos recomendados para la medicación
administración. Cuando se inyecta a perros sanos a preanestésica son aquellos que tienen mínimos
una dosis de 1,5 mg/kg el etomidato ha provocado un efectos cardiopulmonares, como la combinación
incremento del ritmo respiratorio y un descenso del de una benzodiazepina y un opiáceo. Tanto el dia-
volumen tidal que mantiene el volumen minuto inalte- zepam como el midazolam (0,05-0,2 mg/kg),
rado. El pH arterial y la presión arterial de CO 2 no han administrados por vía intravenosa o intramuscular,
sufrido modificaciones; sin embargo, 2 minutos des- se combinan con la buprenorfina (0.01 mg/kg), el
pués de la administración de etomidato se ha desarro- butorfanol (0,1-0,2 mg/kg) o la morfina (0,25-0,5
llado una leve hipoxemia, con retorno rápido de la pre- mg/kg).
sión arterial de oxígeno a valores normales. Cuando se La dosis de etomidato intravenoso para la inducción
utilizan dosis más altas (3 mg/kg), se produce una leve de la anestesia en perros oscila entre los 0,5-3 mg/kg.
acidosis respiratoria. El efecto depresor respiratorio del El mantenimiento de la anestesia se puede conseguir
etomidato depende de la dosis y de la velocidad de la mediante la perfusión continua de 50 a 150 µg/kg/min
inyección. de etomidato en perros y gatos premedicados.
El etomidato a dosis clínicas se caracteriza por El etomidato puede ser usado como agente para
tener mínimos efectos sobre la frecuencia cardíaca, la inducción y el mantenimiento de la anestesia en
contractilidad del miocardio, presión sanguínea y pequeños animales.
consumo de oxígeno en el miocardio. En perros Indicaciones:
hipovolémicos, los cambios cardiovasculares asocia- ☞ Pacientes cardiópatas.
dos a la administración de etomidato se reducen a ☞ Animales hipovolémicos.
un descenso de la frecuencia cardíaca. Esta mayor Contraindicaciones:
estabilidad cardiovascular que se consigue con el ☞ Pacientes con insuficiencia adrenal.
etomidato se debe a que preserva la respuesta ☞ Animales con insuficiencia renal: El cúmulo de
mediada por los barorreceptores mejor que otros pigmentos, asociado a la hemólisis, compromete la
agentes anestésicos. capacidad de filtración renal.

consulta • 59
Partiendo de que toda anestesia debe incluir pérdida
de consciencia, analgesia y relajación muscular, y
teniendo en cuenta que todos los agentes anestésicos
inyectables no proporcionan analgesia suficiente para
realizar procedimientos dolorosos y que algunos no
inducen una relajación muscular suficiente para reali-
zar determinados actos quirúrgicos, debemos tener
siempre en cuenta que en todo procedimiento anesté-
sico debemos combinar agentes hipnóticos o anestési-
cos (provocan sueño), analgésicos (narcóticos y/o
AINEs) y fármacos que provoquen relajación muscular
(tranquilizantes o bloqueantes neuromusculares).
En sentido estricto, para conseguir una adecuada
anestesia total intravenosa se suele combinar un hip-
nótico, un analgésico y un bloqueante neuromuscular.
Este tipo de anestesia resulta muy cara debido al coste
elevado de los fármacos que utilizamos y a la necesi-
dad de tres bombas de infusión para realizar una dosi-
ficación exacta de los agentes. Conviene señalar que
para este tipo de anestesia es imprescindible el sopor-
te ventilatorio del paciente mediante un ventilador
Fotografía 16. • A NESTESIA OPIÁCEA CO MBINADA mecánico, lo que la encarece aún más.
Mantenimiento En algunas especies, altas dosis de opiáceos se adminis-
prolongado de tran junto a sedantes (normalmente midazolam) para pro- PROTOCOLOS DE TIVA
estados de anestesia
superficial en
ducir una anestesia total intravenosa. En pacientes con ☞ Propofol: 0,2-0,4 mg/kg/min. Fentanilo: 0,3-1
pacientes inestabilidad cardiovascular la inducción anestésica a base µg/kg/min. Atracurio: 2-6 µg/kg/min.
hospitalizados en de opiáceos debe ser considerada. En estos casos la preo- ☞ Etomidato: 50-150 µg/kg/min. Fentanilo: 0,3-1
unidades de xigenación es esencial para prevenir el riesgo de hipoxia. µg/kg/min. Atracurio: 2-6 µg/kg/min.
cuidados intensivos. Puede utilizarse oximorfona (0,2-0,6 mg/kg IV) o fentani- ☞ Ketamina: 0,05-0,09 mg/kg/min. Fentanilo:
lo (0,2 mg/kg IV) también en alícuotas del 25 % de la 0,3-1 µg/kg/min. Atracurio: 2-6 µg/kg/min.
dosis total hasta alcanzar el efecto deseado. La adminis- Un método más económico de realizar este tipo de
tración de diacepam o midazolam (0,25 mg/kg) tras el pri- procedimiento consiste en administrar los fármacos a
mer bolo de opiáceo mejora el grado de relajación mus- emboladas en función de la duración de su efecto:
cular e hipnosis. Existe también la posibilidad de mantener - Propofol: emboladas de 0,5-2 mg/kg cada 3-5
la anestesia mediante la repetición de dosis alícuotas de minutos. Para administrarlo en infusión continua
oximorfona (no disponible en España) (0,1 mg/kg IV) o podemos recurrir a un sistema de infusión con limi-
fentanilo (0,01 mg/kg IV) junto a ketamina y benzodiace- tador de flujo y a la dilución del propofol, si es nece-
pinas para mantener anestesias de menos de dos horas de sario, en dextrosa al 5 % .
duración. No obstante, estos regímenes inyectables nor- - Etomidato: emboladas de 0,5-1,5 mg/kg cada
malmente se suplementan con concentraciones muy bajas 10-20 minutos.
de halotano o isofluorano (0,5-1%) para estabilizar o pro- - Ketamina: emboladas de 1-3 mg/kg cada 10-25
longar la anestesia. minutos.
- Fentanilo: emboladas de 2-5 µg/kg cada 20-30
• A NESTESIA T OTAL INTRAVENOSA (TIVA) minutos.
El objetivo de cualquier técnica de anestesia intraveno- - Atracurio: Dosis inicial 0,25-0,5 mg/kg y embo-
sa es lograr una concentración del fármaco en el torrente ladas de 0,15-0,25 mg/kg cada 20-30 minutos.
circulatorio que provoque un plano anestésico adecuado. De la misma manera que realizamos anestesia inha-
De lo que se deduce que es necesario determinar la dosis latoria, sin necesidad de utilizar bloqueantes neuro-
requerida para conseguir el efecto adecuado. El concepto musculares, ventilación mecánica u opiáceos agonistas
de ritmo de infusión mínimo (RIM) para los anestésicos puros, podemos realizar anestesia total intravenosa.
intravenosos se define como la cantidad mínima de un Aplicaremos la medicación preanestésica del pacien-
anestésico intravenoso que previene el movimiento en res- te combinando un tranquilizante (benzodiacepina,
puesta a un estímulo quirúrgico. Al igual que la concen- agonista α-adrenérgico o fenotiacina) y un analgésico
tración alveolar mínima (CAM) de los anestésicos inhala- (buprenorfina, butorfanol); induciremos la anestesia
torios, el RIM no es necesariamente igual a la concentra- con un agente hipnótico (propofol, etomidato o keta-
ción del anestésico en sangre. Tanto el RIM como la CAM mina) y mantendremos la anestesia con el mismo
se determinan cuando el plano anestésico es estable y se agente administrándolo en perfusión continua (bomba
observa la presencia o ausencia de respuesta ante un estí- de infusión o sistema de infusión con limitador de
mulo doloroso supramáximo. flujo) o mediante emboladas (fotografía 16). ❖
Para que un anestésico intravenoso se pueda uti-
lizar en perfusión continua ha de presentar una serie
Bibliografía
de propiedades:
☞ La duración de su efecto debe ser corto. Referencias bibliográficas indicadas al final del
☞ No acumularse en el cuerpo. monográfico.

60 • consulta
ANEXO: EJEMPLO DE IMPRESO CLINICO DONDE SE INCLUYE EL CONSENTIMIENTO DEL PROPIETARIO

consulta • 61
III
La maniobra
de intubación
endotraqueal
(IE)

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autor
Dr. J. Ign acio Cr uz
CertVA, DECVA.
Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia
del Hospital y Clínica
Quirúrgica
Facultad de
Veterinaria de
C APÍTULO III Zaragoza
C/ Miguel Servet, 177
50013 Zaragoza

La maniobra de intubación endotraqueal (IE)


asegura la permeabilidad de la vía aérea y
permite efectuar el mantenimiento anestésico
por vía inhalatoria, además de formar parte de
las medidas de soporte vital del animal
anestesiado y para su reanimación
cardiopulmonar en caso de accidentes
anestésicos graves. Se describen la forma de
realizarla en el perro y gato, sus ventajas, y los
accidentes que pueden originarse durante la
realización de la misma.

La maniobra En dotr ach eal


in tubation
Summary

de intubacion
Endotracheal
intubation´s main
objective is to mantain
the permeability of
the airway as well as
providing vital
support of the

endotraqueal (IE)
anaesthetized animal,
or in CPR techniques.
Elsewere, it is very
useful if anaesthesia
by inhalational
techniques is
performed, reducing
the chance of
atmospheric
contamination.
The chapter includes

L
a full description of
a intubación endotraqueal es una maniobra • Permite una ventilación más eficaz al reducir el how to intubate dogs
clínica que consiste en la introducción de espacio muerto. and cats as well as
errors that can
una sonda o traqueotubo en la tráquea del • Permite ventilar, con el paciente en posiciones happen while
animal. Está descrita tambien el empleo de la deno- forzadas. performing it.
minada mascarilla laríngea , tanto en el perro como • Previene las neumonías por aspiración.
en el gato. • Previene las atelectasias alveolares, proporcio-
Se efectúa inmediatamente después de la nando un medio para suspiros intermitentes, en
inducción, cuando el animal ha perdido el procedimientos de larga duración.
reflejo laríngeo; o en situaciones de emergen- • Permite la cirugía de tórax abierto
cia, como parte de las maniobras de reanima- • Favorece la inspección visual de la boca, faringe
ción. y laringe del animal durante la intubación, ante
Lo normal es efectuar la intubación endotraque- posibles obstrucciones, traumatismos, edemas, etc.
al a través de la laringe, aunque si existe una obs- • Permite al anestesista y a la máquina anestésica
trucción respiratoria completa, imposibilidad ana- permanecer alejados del campo operatorio en inter-
tómica u otra causa, se intuba mediante una tra- venciones de cabeza y cuello.
queostomía. • Permite añadir cuidados especiales: oxigena-
La IE permite llevar a cabo el mantenimiento anes- ción, humidificación, calentamiento del aire, Palabras clave:
tésico por vía inhalatoria y supera al uso de la mas- broncoscopia, sondaje gástrico y otras manio- Intubación endotraqueal; perro;
gato.
carilla convencional para ello. Las ventajas de la IE bras.
son principalmente las siguientes: • Favorece el control de la polución ambiental en Key words:
Endotracheal intubation; dog;
• Asegura la vía aérea. el área quirúrgica. cat.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):63-68; 2001. consulta • 63


Equipo para la IE

Tubos endotraqueales

Especialmente diseñados, son curvos y están


fabricados de diverso material, pudiendo incorporar
o no neumotaponamiento (fotografía 1), es decir,
un manguito en su extremo distal que se hincha con
un pequeño volumen de aire, permitiendo un sella-
do entre la luz de la tráquea y el tubo.
Los tubos endotraqueales se construyen de goma
roja o de plástico. Los primeros, denominados de
Rüsch, son reutilizables siendo el neumotapona-
miento del tipo de alta presión y bajo volumen .
Son preferibles los tubos de silicona o de cloru-
ro de polivinilo, de un solo uso, con neumotapona-
miento de baja presión y alto volumen con lo que la
presión, una vez inflados, se distribuye a lo largo de
Fotografía 1. Tubos endotraqueales de cloruro de polivinilo, goma y silicona , un área de mucosa traqueal mucho mayor, reducien-
donde se observan los manguitos de neumotaponamiento deshinchados. do el riesgo de traumatismos. Una vez limpios y
desinfectados pueden reutilizarse por un corto perío-
do de tiempo. Asimismo presentan la ventaja añadi-
da de ser visualizados en una radiografía, pues incor-
poran una tira de material radiopaco. Los tubos de
silicona son muy flexibles, y requieren un poco más
de entrenamiento para su inserción, siendo casi
imprescindible el uso de laringoscopio.
En pequeños animales es necesario disponer de
una amplia variedad de diámetros y longitudes para
elegir en cada procedimiento anestésico el que
mejor se adapte al tamaño y características del
paciente. Así, conviene disponer de traqueotubos
con diámetro interno desde 2,5 mm hasta 12 mm o
incluso mayores. La longitud adecuada se mide
desde la línea de los incisivos hasta el tercio medio
de la tráquea aproximadamente. Si el tubo es dema-
siado largo, se corta convenientemente por el
extremo de conexión al circuito anestésico.
En animales muy pequeños y cachorros podrá
prescindirse del neumotaponamiento para evitar
Fotografía 2. Conectores de plástico y metálicos posibles lesiones de la mucosa traqueal, aunque si se
para diferentes diámetros de tubo endotraqueal . emplean tubos de silicona este problema se soslaya.

Conec tores

Son piezas de plástico que permiten unir el tubo


endotraqueal con el circuito o sistema de respira-
ción del equipo de anestesia (fotografía 2).
Uno de sus extremos es de diámetro estándar, y el
otro varía según el diámetro del tubo endotraqueal.
Vienen presentados en cajas que contienen uno de
cada . De forma práctica, se suele dejar cada tubo
con su conector permanentemente, para evitar pro-
blemas posteriores. Muy interesante es el conector
swivel (fotografía 3) que permite rotar el tubo endo-
traqueal sin que éste se mueva una vez colocado en
el animal, además de permitir la realización simultá-
nea broncoscopias, traqueoscopias y lavados bron-
coalveolares, disponiendo de un puerto de entrada
para la óptica y las sondas de lavado bronquial,
aparte de resultar muy útil en el momento de posi-
Fotografía 3. Conectores Swivel . El puerto para la introducción de sondas y cionar al animal anestesiado según el tipo de ciru-
ópticas está cerrado con un tapón de goma que impide la fuga de mezcla gía que vaya a practicarse.
anestésica cuando no se utiliza .

64 • consulta
Fijadores

Son varillas metálicas o de plástico que, colocadas


por dentro del tubo endotraqueal, le dan cierta rigidez
y facilitan la maniobra de intubación. No se suelen uti-
lizar en pequeños animales, aunque son extremada-
mente útiles en animales como el cerdo o la oveja.
Como medida de precaución en su empleo, no
deben hacer protusión más allá del extremo distal
del tubo, para no dañar la superficie de la mucosa
traqueal.

Laringosc opios

Son instrumentos que ayudan a visualizar la larin-


ge para facilitar la inserción del tubo endotraqueal
(fotografía 4).
Se componen de un mango, provisto de pilas, que
alimentan una bombilla de reducido tamaño que
transmite su luz a través de una fibra óptica, hasta necesario para realizar la maniobra de intubación, Fotografía 4.
el extremo distal de la pala, normalmente recta y de seleccionando, al menos, dos tamaños de tubos por Laringoscopios
longitud variable. Con ella se deprime la lengua de si uno resultara demasiado largo o corto, ya que la conectados. Es
conveniente revisar
forma que se expone el campo visual laríngeo, epi- inducción es un momento crítico para el animal y la
el equipo antes de
glotis, cuerdas vocales, y demás estructuras anató- intubación debe realizarse suavemente y sin retrasos proceder a la
micas, para colocar el tubo en posición correcta. innecesarios. intubación para
En perros dodicocéfalos no es imprescindible comprobar que las
(aunque sí muy recomendable) pues, una vez abier- • PROCEDIMIENTO pilas no se han
ta la boca y traccionada la lengua hacia el exterior la ❶ La intubación es más fácil con el animal en decú- agotado.
intubación puede practicarse con facilidad. En bito esternal.
perros braquicéfalos o con alteraciones de la cavi- ❷ Se lubrica el extremo distal del traqueotubo.
dad oral y traqueal es de uso obligatorio. ❸ Un ayudante mantiene la boca abierta y alineados
En el gato, sin embargo, es imprescindible el uso la cabeza y cuello, sin que el animal pierda la
del laringoscopio, pues de otro modo no es posible posición de decúbito, preferentemente en ángu-
visualizar correctamente la entrada de la tráquea. En lo de unos 30º con respecto al cuerpo.
esta especie existe el problema añadido de la posibilidad ❹ Con el laringoscopio en la mano izquierda se
de espasmo laríngeo si la punta de la pala del larin- visualizan las cuerdas vocales y la epiglotis.
goscopio estimula groseramente la mucosa laríngea. ➎ Con el extremo de la pala del laringoscopio se
deprime ligeramente la base de la lengua y el
Anestésic o lo cal en aerosol tubo, que se ha debido mantener en la mano
derecha, se introduce en la tráquea.
Suele emplearse la lidocaína (perros y gatos) o ➏ El traqueotubo se asegura a la mandíbula o
la tetracaína (solo en perros), con objeto de maxilar del animal atándolo con una venda que
desensibilizar la mucosa faríngea y laríngea, espe- se pasa por detrás de los caninos. En perros
cialmente en gatos, para prevenir la aparición del pequeños, puede sujetarse por detrás de las
espasmo laríngeo. Existen en el mercado algunas orejas.
preparaciones como topicaína spray a base de mez- ➐ Para asegurar una correcta colocación se proce-
clas de los anestésicos ya mencionados. derá de la forma siguiente:
- Palpar el esófago al lado izquierdo del cuello, de
Lubricante tal forma que si existen dos estructuras tubulares,
la colocación ha sido incorrecta.
Muy conveniente para que la inserción del tubo se - Comprobar que sale aire por el extremo del
realice de la forma menos traumática posible. conector.
Deben emplearse lubricantes hidrosolubles prepara- - El animal presentará tos si está en un plano
dos al efecto como el lubricante urológico o K-jelly , superficial de inconsciencia.
siendo poco recomendable la vaselina. - Aplicar la sonda del capnómetro para compro-
bar la aparición de ETC O 2 .
➑ Si se va a efectuar el mantenimiento anestésico
por vía inhalatoria, se conecta el traqueotubo al
Técnicas para la IE sistema o circuito anestésico, tan rápido como
sea posible. A continuación se infla el neumota-
Intubación en el perro ponamiento, con un volumen no superior a 5 ml
de aire. Si existen fugas y el sellado de la luz tra-
Antes de empezar la inducción de la anestesia es queal no es completo, se cambia a un tubo de
prudente comprobar que se tiene preparado todo lo calibre superior.

consulta • 65
❷ La punta del traqueotubo se mantiene delante de
las cuerdas vocales, las cuales, en espiración, pre-
sentan su máxima apertura. En ese momento se
pasa el tubo por encima de la glotis.
❸ Para evitar el laringoespasmo, no forzar nunca la
inserción sobre las cuerdas vocales.
❹ El neumotaponamiento no debe insuflarse con
más de 2-3 ml de aire.

Errores y accidentes de la IE

Para realizar la maniobra de la IE de forma correc-


ta es preciso un entrenamiento previo, que puede
efectuarse con cadáveres de las especies correspon-
dientes, evitando la estimulación y el traumatismo
sobre la mucosa de la laringe y cuerdas vocales.
Si esto no se ha considerado, es probable que
Fotografía 5. Intubacion endotraqueal en el gato. Exposición sucedan errores y complicaciones durante la intuba-
de la entrada a la tráquea , flanqueada por las estructuras laríngeas. ción, siendo los de mayor gravedad los expuestos a
continuación:

Colo cación errónea del traqueotubo

En este caso el tubo se coloca en el esófago (error


común durante el aprendizaje), hecho que ocurre
con mayor frecuencia en gatos debido a que pose-
en una glotis muy estrecha.
La intubación esofágica no permite que se alcan-
ce un plano anestésico suficiente y el animal se des-
pertará en 5-10 min dependiendo de la inducción
que se haya efectuado. Al mismo tiempo aparecerá
distensión gástrica con posibilidad de vómitos como
consecuencia de la compresión del diafragma.
El empleo del laringoscopio evita este error (foto-
grafía 6).

Traumatismos

• Los daños físicos a los dientes, mucosas, paladar


Fotografía 6. Laringoscopio con palas intercambiables, que permite blando, faringe, laringe, cuerdas vocales y tráquea
seleccionar el tamaño adecuado a cada paciente. pueden ser consecuencia de intentos repetidos de
colocar un tubo demasiado largo, demasiado duro
❾ Comprobar la inexistencia de oclusiones ni tubos o poco lubricado.
doblados en el circuito de respiración. Procurar • Los traumatismos en labios y encías se producen
que la cabeza del perro quede fija y que no haya por sujetar demasiado fuerte el tubo con vendas o
movimientos del tubo endotraqueal gomas.
Pueden presentarse también:
Intubación del gato • Hemorragia: después de sacar el tubo.
• Traqueítis: puede durar 2-3 días debido a la irri-
Para intubar gatos es imprescindible el uso del tación de la mucosa traqueal, agravado por la inha-
laringoscopio (fotografía 5). siendo muy adecuada lación de los gases anestésicos secos y fríos.
la pala W insconsin. El diámetro del traqueotubo • Necrosis de la mucosa traqueal: es la consecuen-
será entre 2,5 y 4,5 mm. Es conveniente emplear cia de inflar el neumotaponamiento en exceso o
neumotaponamiento de baja presión y lubricar bien introducir un tubo demasiado grueso. La cicatriz de
el tubo. También es muy conveniente desensibilizar esta lesión puede originar una estenosis traqueal.
la mucosa laríngea con anestésico local en aerosol. • Rotura traqueal (fotografía 7): la introducción
El gato se intuba más fácilmente en decúbito esternal forzada del tubo endotraqueal o el empleo de fija-
dores que sobrepasen la punta del tubo puede pro-
• PROCEDIMIENTO ducir la penetración del tejido interanular, con la
❶ Se abre la boca y se tracciona de la lengua hacia posible aparición, según el nivel de la rotura, de
afuera, deprimiéndola ligeramente con la pala diversas patologías que pueden incluir hemo y neu-
del laringoscopio. motórax.

66 • consulta
Intubación endobronquial

Si el tubo endotraqueal se introduce muy profun-


damente puede llegar a los bronquios primarios,
generalmente el derecho, en cuyo caso se llega a un
serio desequilibrio de la ventilación-perfusión con
hipoxia e hipercapnia, ya que un pulmón entero
queda sin ventilar y atelectásico.
Para evitarlo, lo mejor es medir previamente el
tubo. Idealmente el tubo endotraqueal debe colo-
carse de forma que su extremo distal quede a mitad
de camino entre la laringe y la carina, con el extre-
mo del conector justo delante de los incisivos. Si es
preciso, se debe cortar para adaptarlo a esta longi-
tud ideal (fotografía 8).
Una vez colocado se debe comprobar la insufla-
ción de ambos pulmones mediante auscultación
torácica.

Laringospasmo

Se produce al tocar y estimular la mucosa de las


cuerdas vocales, que origina un reflejo de cierre de Fotografía 7. Rotura traqueal . Las estructuras cutáneas adyacentes
las mismas. presentan enfisema subcutáneo e intersticial; la luz traqueal
Los gatos son más propensos a sufrir esta compli- muestra una fuerte hemorragia .
cación, que puede obligar incluso a efectuar una
traqueostomía de urgencia.
El laringospasmo puede aparecer aún después de
colocar el tubo endotraqueal:
• Por usar un tubo demasiado ancho.
• Al extraer el tubo, si el animal está en un plano
superficial de anestesia.

Obstru cción
del tubo endotraqueal

Puede ocurrir en cualquier momento y por una


diversidad de causas:
• Oclusión del extremo distal, al contactar con la
carina o con la pared traqueal. Para evitar este acci-
dente los tubos incorporan el denominado agujero
de Murphy situado lateralmente en dicho extremo
distal.
• Oclusión por restos de moco, saliva, sangre,
suciedad, etc.
• Compresión del tubo por separadores, vendas, Fotografía 8. Tubos de calibre similar y longitudes muy diferentes.
etc. El tubo inferior puede recortarse hasta ajustarse al tamaño necesario,
• Doblamiento del tubo por movimientos de fle- evitando cortar el fino conducto de inflado del neumotaponamiento que se
separa de la pared en su porción central .
xión forzada de la cabeza y cuello.

Complicaciones to adecuado, es decir, cuando el animal se encuen-


cardiovasc ulares tre en un plano anestésico preciso con abolición del
de la intubación reflejo laríngeo.
Los gatos sin e m b arg o , resp o n d e n c o n
Los perros tienden a responder a la intubación aumento de su actividad simpática y por ello
con un aumento del tono parasimpático, por es normal observar taquicardias, arritmias y
estimulación vagal, y ello produce bradicardia, laringospasmo.
hipotensión o arritmias cardíacas.
Para prevenir estos problemas, se aconseja pre-
medicar con atropina (si no está contraindicada por
Extubación
otros factores) o intubar con el máximo cuidado,
especialmente en animales ASA III, IV, y V, así como
la desensibilización con nebulización de lidocaína. El tubo endotraqueal se deja en su sitio hasta que
Es de singular importancia el intubar en el momen- el animal empieza a recuperar el reflejo deglutorio y

consulta • 67
laríngeo, que se aprecia por movimientos de tragar,
toser o morder. Las razas braquicéfalas requieren
una atención especial durante este período: no
debe retirarse el tubo hasta que no estén plena-
mente conscientes y sean capaces de respirar
espontáneamente y sin ayuda.
Puede ocurrir que el animal vomite en los prime-
ros momentos de la recuperación antes del retorno
de sus reflejos protectores. Dado que puede acu-
mularse sangre, saliva o líquidos regurgitados en la
faringe, será necesario succionar antes de retirar el
tubo. No se debe mantener una succión excesiva
dentro del tubo endotraqueal ya que podría colap-
sar los pulmones y lavarlos del oxígeno que contie-
nen.
El catéter de succión se introduce por el traque-
otubo y se aspira al tiempo que se va retirando
hacia el exterior. Es entonces cuando se ventila al
animal con O 2 al 100 % , antes de intentar una
nueva aspiración.
Permitiendo que el animal recupere el reflejo de
deglución antes de extubar, disminuyen las posibi-
lidades de que se produzca una neumonía por aspi-
ración.
Es una buena práctica desinflar el neumotapo-
namiento antes de retirar el tubo endotraqueal,
para reducir la posibilidad de producir un trauma-
tismo a la mucosa traqueal. A demás, si se deja
inflado, al extubar se puede pinchar si roza con los
dientes.
Siempre que resulte viable, el tubo debe sacarse
en el momento que comienza la espiración.

Cuidado de los tubos


endotraqueales

Es conveniente mantener en buen estado todos


los materiales y equipos empleados en los procedi-
mientos anestésicos. Los tubos endotraqueales son
imprescindibles y por lo tanto deben recibir las
máximas atenciones por nuestra parte.
De forma resumida se proceder del siguiente modo:
❶ Cepillado suave interno y externo con agua tem-
plada jabonosa, cuidando de no desgarrar el
neumotaponamiento.
❷ Introducción en una solución desinfectante
(Hibitane, Betadine, etc).
❸ Lavado completo con agua limpia o solución sali-
na eliminando todos los restos del antiséptico
anterior.
❹ Secado al aire o con papel secante.
➎ Almacenamiento ordenado en un armario seco.
Se debe tener en cuenta que no está indicado la
esterilización en autoclave. En su lugar se utiliza
esterilización por gas (óxido de etileno). ❖

Bibliografía

Referencias bibliográficas indicadas al final del


monográfico.

68 • consulta
IV
Anestesia
Inhalatoria:
bases, drogas y
equipamiento

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autores
Dr. Fco. Lar edo
Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia
Hospital Clinico
Veterinario. Facultad
de Veterinaria,
Universidad de
Murcia
C APÍTULO IV
Dr. Rafael Gómez-
Villaman dos
Profesor Titular
Departamento de
Medicina y Cirugía
Las técnicas de anestesia inhalatoria permiten Animal. Facultad de
un control muy exacto del plano anestésico del Veterinaria,
Universidad de
paciente, aunque pare ello se precisa un Córdoba
equipo sofisticado y un buen conocimiento de Dr. J. Ign acio
las características farmacológicas de los Redon do
Dptto de Medicina y
anestésicos empleados. Este capítulo describe Cirugía Animal.
los anestésicos inhalatorios de uso clínico en Facultad de
Veterinaria,
pequeños animales, así como revisa la máquina Universidad de
Córdoba
anestésica y de los circuitos de respiración que
se utilizan habitualmente en estas especies. Dr. J. Ign acio Cr uz
CertVA, DECVA.
Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia

Anestesia inhalatoria:
del Hospital y Clínica
Quirúrgica. Facultad
de Veterinaria.
C/ Miguel Servet, 177
50013 Zaragoza
Dr a. Olga Bur zaco

bases, drogas
Becaria de Anestesia
Servicio de Anestesia.
Hospital y Clinica
Quirúrgica. Facultad
de Veterinaria,
Universidad de
Zaragoza

y equipamiento In h alation al
an aesth esia:
bases, dr ugs
an d equipmen t
Summary
Anaesthesia by
inhalational

L
techniques in small
os anestésicos inhalatorios (AI) se adminis- O 2 + oxido nitroso) vehículo del anestésico y sopor- animals allows for an
tran y en gran parte se eliminan vía pulmo- te respiratorio del paciente. En ocasiones la admi- accurate control of
the depth of
nar, lo que permite, a diferencia de los agen- nistración de los AI se cuantifica en términos de pre- anaesthesia in the
tes inyectables, controlar y modificar de forma rápi- sión parcial (Panest), la cual se relaciona con la con- species, although a
da y predecible la profundidad anestésica. Además, centración mediante la siguiente fórmula: deep knowledge of
the pharmacology of
la administración de AI obliga a utilizar oxígeno o P anest = (C anest/100) x P atm . the inhalatory drugs is
combinaciones de gases ricos en oxígeno, así como Aunque en la práctica siempre se dosifica un AI en necessary.The chapter
a intubar la tráquea del paciente, lo que sirve para términos de concentración, físicamente es más describes in detail all
aspects of this
reducir la morbimortalidad anestésica. Con ello se correcto utilizar la P anest ya que en el equilibrio ésta se technique, the drugs
aporta mayor control del anestesista sobre la técni- iguala entre los diferentes compartimentos orgáni- of clinical use and the
ca de anestesia, lo que se traduce en una mayor cos (alveolo, sangre, cerebro), luego implica un valor anaesthetic machine
as well as breathing
seguridad. absoluto; mientras que la C anest no es más que un systems used in dogs
valor relativo entre compartimentos al estar influida and cats.
por la solubilidad (S) del anestésico.
Concepto de concentración Conviene recordar que clínicamente los AI se dosi- Palabras clave:
alveolar mínima (CAM) fican en términos de la C anest a la que se administran
Anestesia inhalatoria,
anaestesicos inhalatorios,
maquina anestesica, circuitos
al paciente. En la práctica la CAM es la unidad de anestésicos.
Los anestésicos inyectables se dosifican en mg/kg. dosificación y es la concentración alveolar míni-
Key words:
Los AI se cuantifican y dosifican en términos de con- ma de un AI capaz de producir inmovilidad en Inhalational anaesthesia,
centración (expresada en %) a la que se incorporan el 50% de individuos sometidos a un estímulo inhalatory anaesthetics,
breathing systems, anaesthetic
dentro de un gas portador (normalmente O 2 ó bien doloroso supramaximal a una presión de 1 machine.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):69-83; 2001. consulta • 69


Abreviaturas atmósfera. La C A M es, pues, la dosis eficaz 50 nuevos productos no inflamables, menos reactivos y
(DE50) de un AI determinado. Este valor se calcula más potentes que devolvieron la supremacía a las
AI: anestesicos
inhalatorios. en animales sanos sin el concurso de otras drogas técnicas de anestesia inhalatoria; supremacía e inte-
CAM: concentracion anestésicas. El uso de agentes dentro de la preanes- rés que se mantiene hasta la actualidad. En los años
alveolar mínima. tésia e inducción anestésica reducirá la C A M de los 50 se desarrolló el halotano, hidrocarburo alifático
LCR: Líquido AI requiriéndose de una Canest más baja para man- halogenado que posee átomos de Br, Cl y F. Su
cefalorraquideo.
Panest: presion parcial
tener la anestesia. La C A M en el perro del halotano molécula no es del todo estable, ya que sufre des-
del anestésico. es 0,87 % y para el isofluorano es de 1,25 % . La composición en contacto con luz ultravioleta y con
Canest: concentración C A M en el gato del halotano es 1,2 % y del isofluo- cal sodada. La descomposición que sufre frente a la
del anestesico. rano 1,63 % . cal sodada es, junto a su metabolismo orgánico pos-
PaO2: presion parcial de La DE 95 para cualquier AI se sitúa en torno a 1,3 x terior, responsable de la aparición de productos de
oxigeno en sangre
arterial. CAM y una anestesia quirúrgica profunda se alcanza a degradación tóxicos, en ocasiones, para el paciente.
PaCO2: presion parcial 2 x CAM. Por tanto, en la clínica se realiza el man- Además, se observó que el halotano sensibilizaba al
de carbónico en sangre tenimiento con agentes inhalatorios en niveles de miocardio frente a catecolaminas lo que convertía a
arterial.
DE95: dosis eficaz 95
1 ó 1,5 veces la CAM del AI utilizado. este producto en un agente arritmogénico. Con
SNC Sistema nervioso
En humana el uso de N 2 O junto a O 2 como gas por- posterioridad, se desarrollaron éteres haloge-
central. tador reduce en un 55 % la C A M de halotano nece- nados al apreciar que la introducción de unio-
CP: Coeficiente de saria para mantener la anestesia. En el perro esta nes de tipo éter hacia desaparecer la actividad
partición.
reacción es de tan solo el 20 % . Este hecho, junto a arritmogénica. Estas nuevas moléculas entre las
l: coeficiente de
solubilidad. los riesgos del N 2 O (hipoxia por difusión), y a su esca- que destacan el metoxifluorano, enfluorano, iso-
S: solubilidad. so poder anestésico, hace que el uso de este gas en fluorano y más recientemente el sevofluorano y des-
Tª: temperatura. veterinaria sea controvertido actualmente. fluorano incorporan además, más átomos de flúor
GC: Gasto cardiaco. con el fin de aumentar su estabilidad. No obstante,
Pv: presion de vapor. Fac tores que disminuyen la CAM la adición de flúor en los que sufren cierta descom-
Fa: fraccion alveolar. ☞ Hipertermia (más de 42º C) e hipotermia. posición química y degradación metabólica (metoxi-
Fi: fracción inspirada. ☞ Edad avanzada (geriátricos). fluorano y probablemente sevofluorano) podría ser
Part: presion parcial del ☞ Anemia. responsable de fenómenos de nefro y hepatotoxici-
anestesico en sangre
arterial. ☞ Hipoxia (PaO 2 < 40 mm Hg). dad. Actualmente el único gas con interés anestési-
Pven: presion parcial del ☞ Hipercapnia (PaC O 2 >95 mm Hg). co es el óxido nitroso (N 2 O) aunque su utilización en
anestesico en sangre ☞ Hipotensión arterial. veterinaria, dada su escasa potencia, resulta cada
venosa.
☞ Hipercalcemia. vez más discutida.
☞ Hiponatremia (cambios en el LCR).
☞ Todas las drogas usadas en preanestesia e
Propiedades físicas de los AI
inducción.

Fac tores que aumentan la CAM Los gases anestésicos son solubles en líquidos y
☞ Edad temprana (cachorros, animales muy jóvenes). sólidos, por tanto se solubilizan en la sangre y en
☞ Hipernatremia (cambios en el LCR). otros compartimentos orgánicos hasta alcanzar el
☞ Drogas estimulantes del SNC (efedrina, clenbu- equilibrio en función de su Solubilidad (S), P anest ó
terol, doxapram, yohimbina, atipamezole). C anest a la que se administran y temperatura (T). La S
se expresa en anestesiología como coeficiente de
Fac tores que no modifican la CAM partición (CP). Los CP que más influencian la farma-
Especie, sexo y duración del procedimiento cocinética de los AI son el CP sangre/gas y el CP
aceite/gas.
Clasificación de los anestésic os El CP sangre/gas determina la S de un AI en la
volátiles según su CAM sangre. Este valor determina la velocidad de induc-
• N 2 0: 188 % ción y de recuperación anestésica. Los AI de uso
• Desflurano: 9,7 % actual presentan CP sangre/gas muy bajos con
• Eter: 3 % el objeto de aumentar estas velocidades y
• Sevoflurano: 2,5 % mejorar el control de la profundidad anestésica
• Enflurano: 2,2 % pudiéndola modificar de forma rápida (ej. sevo-
• Isoflurano: 1,7 % fluorano, desfluorano y N 2 O presentan CP s/g muy
• Halotano: 0,8 % pequeños, metoxifluorano lo presenta muy alto,
halotano e isofluorano se sitúan en un nivel inter-
medio). La razón de este hecho estriba en que si el
Propiedades químicas de los AI CP s/g es pequeño se precisará que se disuelva una
pequeña Canest en sangre para alcanzar el equili-
Los AI más clásicos eran gases o líquidos volátiles brio, lo que posibilita un paso más rápido de AI
(vapores) inflamables como el óxido nitroso, éter y desde la sangre a compartimentos diana como el
cloroformo. Estos agentes posibilitaron el desarrollo cerebro, no actuando la sangre como un reservorio
histórico de la anestesia desde 1844 aunque en las ineficiente.
décadas de los 30 y 40 cedieron terreno frente a El CP aceite/gas se relaciona con la liposolubilidad
agentes inyectables como los barbitúricos, conside- de los AI y, por tanto, dada la riqueza en lípidos de
rados superiores. Posteriormente se desarrollaron las membranas celulares y del SNC, con su potencia

70 • consulta
anestésica. A más potencia de un AI menor será su P anest alcanzada a nivel cerebral depende, por tratarse
Canest alveolar efectiva (C A M) luego el CP acei- de un órgano muy vascularizado, de la P anest arterial,
te/gas es inversamente proporcional a la CAM. la cual se ve directamente influida por la P anest alveo-
En relación a la P anest o C anest conforme ésta aumen- lar. Resulta obvio que aumentos de la P anest o C anest
ta mayor será la cantidad de AI solubilizada en los alveolar (Fa) resultan en incrementos sucesivos a
diferentes compartimentos orgánicos y más rápida- nivel sanguíneo y posteriormente cerebral y, vicever-
mente se alcanzará la anestesia en el paciente. Por sa. En la clínica, y siempre que nuestros sistemas de
esta razón, cuando se induce la anestesia direc- monitorización así lo permitan, se utiliza la C anest
tamente con AI (mediante mascarilla o cámara alveolar para controlar la profundidad anestésica,
de inducción) se utilizan una Canest de 3 ó 4 x determinada a nivel del aire espirado, o, bien, se uti-
CAM. liza de forma indirecta la C anest a nivel del aire inspi-
Si se analiza la influencia de la Tª sobre la S de los rado que se aproxima, más o menos, al porcentaje
AI, cabe considerar que cuando disminuye la tem- de AI seleccionado en el vaporizador.
peratura en el paciente (hipotermia) aumenta- La C anest alcanzada a nivel alveolar (Fa) va a depen-
rá la S del AI en sangre, luego la velocidad de der de la concentración de AI inspirada (Fi) y de la
inducción y de recuperación anestésica se redu- ventilación alveolar.
cirán de forma considerable.
Los AI son gases como el oxido nitroso (N 2 O) o • C ONCENTRACIÓN INSPIRADA (FI)
líquidos volátiles a Tª y presión ambiente (halotano, Con el uso de vaporizadores de precisión, especí-
isofluorano, etc). La transición de líquido a gas se ficos, y termocompensados la Fi es prácticamente
denomina evaporación y es un proceso dinámico. Así, ajena a las condiciones ambientales y depende
dentro de un contenedor cerrado y a temperatura del porcentaje seleccionado en el vaporizador.
constante un líquido volátil (como los AI), se evapo-
rará hasta saturarse su fase gaseosa, saturación que • VENTILACIÓN ALVEOLAR
ocurre en el equilibrio. La fase gaseosa de saturación La ventilación alveolar afecta de forma directa la
ejerce una presión de vapor (Pv) característica de cada captación de AI a nivel pulmonar. Las situaciones
AI, y que varía en función de la temperatura y presión de hiperventilación aumentan la Fa, lo que ace-
atmosférica. Por tanto, la Pv de un AI indica su capa- lera la inducción anestésica y viceversa. El uso
cidad para evaporarse y debe ser suficientemente alta de AI muy poco solubles en sangre como el N 2 O,
como para permitir que se alcance una Canest eficaz facilita la captación alveolar de un segundo AI (ej:
a Tª ambiente. Un gas como el N 2 O u O 2 puede admi- Halotano por el denominado efecto del segundo
nistrarse dentro de una mezcla de gases en un rango gas) .
que oscila entre el 0-100 % . No obstante, los AI que
son líquidos volátiles presentan un límite en función Captación sanguínea de los AI
de su Pv característica, Tª y presión ambiental (C anest La absorción sanguínea de un AI se expresa
máxima= Pv/ Patm). mediante la siguiente fórmula:
En el caso del halotano y a 20°C la Canest máxi- Absorción= S x G C x (P art–Pven)/P atm .
ma es 244/760= 32%. Se observa que en condi- Aumentos del gasto cardíaco aumentan la
ciones normales la Pv de saturación de la mayo- absorción del AI reduciendo por ello la Fa, lo
ría de los AI supera a la Canest que va a necesi- cual implica que aquellos pacientes excitados
tarse para anestesiar a un paciente. Se precisa sufran un retraso en la inducción anestésica ya
pues de vaporizadores que permitan adminis- que la Panest alveolar se ve reducida. Por el contra-
trar los AI de forma controlada y ajustada a su rio, pacientes anestésicos o en shock la hacen muy
CAM. En la actualidad los vaporizadores de uso más rápida, lo que aumenta el riesgo anestésico.
general son máquinas complejas termocompensa- El gradiente (P art-P ven) es alto al principio de
das y calibradas de forma específica de acuerdo a la anestesia inhalatoria, lo que implica una
las propiedades físicas del AI que van a administrar. captación anestésica rápida en esta fase, la
El gas portador (O 2 , O 2/N 2 O) al entrar en estos vapo- velocidad de captación se reducirá a lo largo del
rizadores se divide en un componente que penetra tiempo y desaparecerá cuando P art = P ven . Los órga-
en la cámara de vaporización saturándose comple- nos más perfundidos: cerebro, corazón, sistema
tamente y otro que no penetra en la cámara de hepatoportal reciben el 75 % del G C y por ello son
vaporización sino que sirve para diluir al gas satura- los que primero se saturan, seguidos de la piel y el
do de AI hasta alcanzar la C anest de trabajo seleccio- músculo, y finalmente de la grasa.
nada en el botón de control del vaporizador.
Eliminación de los AI
La eliminación de los AI del organismo es la
Farmacocinética de los AI base de la recuperación anestésica. La elimina-
ción cerebral del anestésico implica que la
Captación alveolar de los AI P anest alveolar sea 0 para lo cual hay que cerrar
Cuando se administra un AI se persigue alcanzar el vaporizador y elevar el flujo de gas fresco
una C anest adecuada para alcanzar un estado de anes- que alimenta el circuito respiratorio. Esta fase
tesia general. En la fase gaseosa P anest = (C anest/100 ) x se ve influida por los mismos factores físicos que
P atm , no así en la sangre ni en los tejidos donde la afectan la absorción de AI. La eliminación del
C anest se ve influenciada por la S del AI utilizado. La anestésico se ve favorecida por aumentos de

consulta • 71
tante evitar situaciones de hipotermia que aumen-
tan el CP sangre/gas y retrasan la eliminación anes-
tésica.

Anestésicos inhalatorios más utilizados

Gases

• O XIDO NITROSO (fotografía 1)


Fotografía 1. G eneralmente se considera que los pequeños
Bombona de óxido animales no pueden ser anestesiados solo con una
nitroso con la tulipa mezcla de óxido nitroso y oxígeno sin que se pro-
de color azul . La duzca hipoxia, por lo que se utiliza en combinación
sujeción al armazón
de la central de con un anestésico volátil líquido. Al ser poco solu-
gases es una ble en sangre logra su efecto de manera rápida,
medida de pero por su baja potencia solo llega a planos
seguridad para superficiales de anestesia. No deprime la respira-
evitar su caída al ción y tiene un pequeño efecto depresor del mio-
suelo o sobre el cardio, estando contraindicado en neumotórax,
manipulador.
obstrucción intestinal, torsión gástrica y hernia
diafragmática. No logra relajación muscular. Y
puede tener, por exposición prolongada, efectos
tóxicos sobre la médula ósea. Debe utilizarse como
máximo a concentraciones del 66,6 % con niveles
del 33,3 % de oxígeno (mínimo un 30 % de 0 2).

Líquidos

• H ALOTANO (fotografía 2)
El más utilizado en la actualidad, es un buen anes-
tésico, de gran potencia y no inflamable, con una
relativa rápida inducción y buena recuperación, no
siendo irritante ni desencadenando la producción de
secreciones salivares ni bronquiales. Produce una
pequeña relajación muscular, es hepatotóxico y está
contraindicado en disfunciones cardíacas (puede
producir arritmias). Reduce el volumen tidal y
aumenta la frecuencia respiratoria. Para la inducción
Fotografía 2. se utilizan concentraciones del 2-4 % y para el man-
Presentación tenimiento de la anestesia del 0,8-1,5 % .
comercial del
halotano.
• M ETOXIFLUORANO
Es un excelente analgésico, incluso durante la
la ventilación alveolar y gasto cardíaco y por recuperación, debido a su lenta eliminación que
un bajo CP sangre/ gas del AI utilizado. En hace que ésta sea prolongada. No se comercializa
caso de utilizar O 2 y N 2 O como mezcla de gas por- en España.
tador hay que desconectar el N 2 O y adminis-
trar solo oxígeno durante unos 10 minutos • ISOFLUORANO
con el objeto de impedir el desarrollo de una Se elimina por los pulmones rápidamente, presen-
hipoxia, por difusión masiva de N 2 O desde la san- tando una velocidad de inducción y de recuperación
gre hacia los alvéolos. muy rápida ya que presenta una baja solubilidad s/g.
La gran ventaja de los AI frente a los agentes No obstante, la rapidez de inducción está limitada por
inyectables radica en que al metabolismo apenas le su olor penetrante. No se le conocen efectos tóxicos
afecta la eliminación de los AI, ya que su elimina- sobre hígado o riñones. La relajación muscular es muy
ción se realiza prácticamente vía pulmonar. No buena. Deprime levemente el miocardio y causa leve
obstante, en anestesias muy prolongadas puede hipotensión por disminución de la resistencia periféri-
influir en la recuperación del paciente especial- ca. Produce depresión respiratoria, incluso mayor que
mente si se ha utilizado metoxifluorano, ya que la del halotano. La concentración para la inducción es
sufre degradación metabólica y presenta un CP del 3-5 % y para el mantenimiento del 1,2-2 %.
sangre/gas muy elevado. La degradación metabóli-
ca del metoxifluorano, halotano, y en menor medi- • SEVOFLURANO Y D ESFLURANO (fotografía 3)
da sevofluorano puede generar metabolitos nefro El sevoflurano es un anestésico inhalatorio de recien-
y hepatotóxicos. Durante la recuperación es impor- te incorporación en nuestro país y novedoso en anes-

72 • consulta
tesiología veterinaria. El sevoflurano se revela como un
potente anestésico inhalatorio halogenado no explosi-
vo y no inflamable. Su bajo coeficiente de partición
sangre/gas de 0,6 es el que lo caracteriza clínicamente
como el agente de elección para inducir la anestesia
por su rapidez, facilitando asimismo recuperaciones
anestésicas rápidas y suaves. Este agente, al igual que
los agentes inhalatorios conocidos, necesita un vapori-
zador mecánico específico que se presenta con rotá-
metro ajustable de 0 a 8 % ya que, como se expone a
continuación, los porcentajes de anestesia son supe-
riores a los del halotano e isoflurano.
El desflurano se describe como menos potente que el
sevoflurano, isoflurano y halotano. Sin embargo, al pre-
sentar el más bajo coeficiente de partición sangre/gas, Fotografía 3.
de 0,4, resulta el agente ideal para realizar una induc- Presentación
ción rápida y suave promoviendo igualmente una recu- comercial del
peración anestésica rápida y suave. El principal inconve- sevofluorano con
niente del agente es que al presentar una elevada pre- dispositivo de
sión de vapor va a necesitar un vaporizador especial, rellenado de
térmico y presurizado, para poder administrarlo correc- seguridad.
tamente al paciente. El vaporizador, aunque de elevado
coste, viene graduado del 0 al 18% ya que el desflura- cambios vasculares han sido asociados a un descenso
no también requiere elevados porcentajes para inducir y del gasto cardíaco con el uso de todos los agentes halo-
mantener la anestesia. genados. Así mismo, los nuevos anestésicos no inducen
A mbos agentes pueden ser administrados arritmias cardíacas, no sensibilizan al corazón a las cate-
mediante mascarilla para inducir la anestesia, bien colaminas, tal y como ha sido ampliamente observado
empleando incrementos de concentración de 0,5- con el uso del halotano. Este hecho ha sido constatado
1 % para el sevoflurano y 2-3 % para el desflurano, también en la inducción anestésica con mascarilla, sin
o bien empleando desde el principio concentracio- premedicar a los pacientes.
nes elevadas, del 5 al 8 % para el sevoflurano y del Finalmente, indicar que inducen depresión respi-
10 al 18 % para el desflurano. La inducción anesté- ratoria dosis-dependiente en el perro, como ha sido
sica es rápida y generalmente sin excitación. La pre- también referida para el halotano, enflurano e iso-
medicación anestésica con sedantes y/o analgésicos flurano. Los pacientes deben monitorizarse vigilan-
reducirán el porcentaje requerido de agente en la do la oxigenación y la profundidad anestésica con la
inducción y mantenimiento anestésico. finalidad de prevenir situaciones de hipoventilación,
El mantenimiento anestésico con sevoflurano y des- hipercapnia, hipoxia y acidosis.
flurano viene caracterizado por la seguridad y rapidez
en el control de la profundidad anestésica, consiguién- RESUMEN DE ANESTESIC OS INHALATORIOS
dose una mayor precisión en la respuesta del paciente ➡ Todos los anestésicos inhalatorios que se
a cambios del porcentaje inhalado. Debido a su baja emplean hoy día, son derivados del éter o son hidro-
solubilidad y a la eliminación tan rápida del agente, se carbonos halogenados.
recomienda continuar su administración casi hasta el ➡ El anestésico inhalatorio ideal es aquel que
final del procedimiento quirúrgico con el objetivo de posee una gran potencia (C A M muy baja) y una
evitar un despertar prematuro del paciente. solubilidad en sangre muy reducida, con mínimos
Los incrementos de la concentración de flúor en san- efectos sobre el aparato cardiovascular.
gre durante la anestesia con estos anestésicos no indi-
can que puedan producir nefrotoxicidad ni alterar la Iso flura n o (Fora n e)
función renal, alcanzándose en menos de 24 horas las • No irritante, no explosivo.
concentraciones plasmáticas normales. La administra- • No se descompone en presencia de cal sodada o
ción de sevoflurano o desflurano no está asociada con de la luz.
incrementos de actividad cerebral ni ataques o reaccio- • Potente depresor respiratorio: hipoventilación e
nes violentas y no originan aumento de la presión hipercapnia.
intracraneal manteniendo el flujo cerebral estable. Así • Produce hipotensión por vasodilatación, aunque
mismo, mantienen la circulación hepática y el sistema mantiene una adecuada estabilidad cardiovascular.
metabólico hepático mejor que el halotano, incluso • No sensibiliza el miocardio frente a catecolaminas
bajo condiciones de hipoxia, induciendo cambios míni- (útil en arritmias).
mos y reversibles en las concentraciones en sangre de • Muy poco soluble en sange: λ= 1,4.
AST, ALT, LDH y bilirrubina. • C A M: 1,2 % (perro) y 1,6 % (gato).
La frecuencia cardíaca experimenta mínimos cambios • Muy buen relajante muscular.
durante la anestesia con sevoflurano. Respecto al des- • Sólo se biotransforma un 0,2 % (recomendado
flurano se aporta que la depresión cardíaca inducida es para hepatopatías).
clínicamente aceptable en el perro. Ambos inducen un • No induce estados de excitación (recomendado en
descenso dosis-dependiente de presión arterial. Estos epileptiformes).

consulta • 73
Sevo flura n o
• No es irritante ni pungente.
• C A M para el gato: 2,58 % y para el perro 2,36 % .
• λ= 0,65 (muy poco soluble en sangre).
• Se biotransforma en un 3 % .
• Reacciona con la cal sodada produciendo Fl libre y
hexafluorisopropanol, que son tóxicos.

D esflura n o (Su pra n e ®)


• Irritante para la vía aérea.
• Necesita un vaporizador especial.
• C A M: 7,2 % para el perro.
• λ = 0,42 (el más bajo de los conocidos).
• Muy caro.

Hidrocarburo halogenado: halotano (Fluotano ®)


• No inflamable, ni explosivo. Olor dulzón caracte-
Fotografía4. rístico.
Carro de anestesia • Estable con la cal sodada.
con monitor de ECG • De amplísima utilización en anestesia veterinaria y
y respirómetro. humana.
• Depresor cardiovascular y respiratorio.
• Sensibiliza el miocardio frente a catecolaminas
(arritmogénico).
• Buen analgésico y relajante muscular.
• Produce hipotermia y temblor postoperatorio.
• C A M: 0,8 %
• λ = 2,36 (solubilidad en sangre intermedia).
• Metabolizado en un 30 % por el hígado, produ-
ciendo ácido trifluoroacético e ión bromo libre de
efectos sedantes postanestésicos.
• Vasodilatador directo cerebral.
• Depresor de la función renal (hipotensión).
• Puede provocar hipertermia maligna.

O tros g ases: O xid o nitroso, N 2 O


• Presente en forma de gas (en botellas a presión).
Fotografía 5. • Inerte y no sufre biotransformación.
Central de gases. • Relativamente insoluble en sangre.
Debe situarse al • Muy escaso poder anestésico con una C A M de
aire libre y estar 188 % .
convenientemente • Aporta analgesia. Leve incremento del sistema
señalizada .
simpático.
• No es hepatóxico ni nefrotóxico.
• Efecto del segundo gas.
• Hipoxia por difusión. Difunde a espacios orgánicos.
• Debe mantenerse, al menos, un 30 % de oxígeno
en la mezcla.

El carro de anestesia

En la presente sección se actualiza el artículo


publicado en el número 45, febrero’98, págs 31-
38, de la revista Consulta Difus. Vet.
Fotografía 6. La máquina anestésica, también denominada
Conexiones rápidas
de la máquina carro de anestesia puesto que normalmente todos
anestésica a la los componentes van montados sobre una estruc-
pared en un sistema tura con ruedas (fotografía 4), permitiendo su tras-
centralizado. Los lado cómodamente de un lugar a otro de la clínica
conectores no son (quirófano, sala de rayos, UCI), es un conjunto de
intercambiables, elementos que tiene como fin último el suministro
evitando el riesgo de la mezcla anestésica gaseosa de forma controla-
de conectarlos
equivocadamente. da y controlable al animal, desde el exterior hasta el

74 • consulta
alveolo pulmonar. En conveniente describir todos
los elementos que la componen de firna separada.

Fuente de gases: oxígeno y N2O


En los hospitales y clínicas grandes, con un gran
volumen de trabajo, se impone el suministro cen-
tralizado desde una batería conectada en serie
(fotografía 5), que suple mediante las tomas corres-
pondientes tanto a las máquinas anestésicas, como
a las jaulas de cuidados intensivos, incubadoras, etc
(fotografía 6).
Se debe instalar un presostato con alarma sonora
y luminosa (fotografía 7) que avise cuando la pre-
sión en el sistema de conducción descienda por
debajo de 4 bar, que es la presión de trabajo de la
mayoría de los equipos de anestesia.
Si se trata de un hospital o clínica pequeña con Fotografía 7.
uno o dos quirófanos, es preferible el suministro Alarma sonora y
desde las botellas situadas en el mismo quirófano o visual (presostato)
incorporadas al carro de anestesia. Las bombonas o localizada en el
botellas en las que se almacenan los gases de uso área clínica .
medicinal, oxígeno y óxido nitroso en este caso,
pueden ser de varios tamaños, siendo más frecuen-
te el empleo de las que contienen 10,6 m 3 de O 2 a
200 kg/cm 2 y 28-37,5 kg de N 2 O que contienen 17
m 3 aproximadamente.
El cuerpo de las botellas es de color negro y el de
la tulipa varía según el gas que contenga y de
acuerdo a un código internacional. Así, en España
será blanco con una cruz roja para el O 2 (verde en
USA) y azul (cuerpo y ojiva en el Reino Unido) para
el N 2 O (fotografía 8).
Es conveniente adoptar las medidas de seguridad
en lo referente al almacenaje y manipulación que
indique el distribuidor. Recordemos que tanto el O 2
como el N 2 O son gases comburentes, es decir,
soportan y mantienen la combustión. Fotografía 8.
Todas las botellas deben haber pasado las prue- Botellas de óxido
bas de estanqueidad y de presión, que quedarán nitroso.
reflejadas mediante unas marcas en la parte supe- Es conveniente
rior del cuerpo, cerca de la ojiva. Al recibir la bote- identificar los
lla en la clínica, es preciso comprobar que presenta envases vacíos,
llenos y en uso.
el precinto de llenado del distribuidor.

Aparatos de medición del flujo de gases

• M ANORREDUCTOR
O REGULADOR DE PRESIÓN (fotografía 9)
Son elementos básicos en el equipo de anestesia
que se conectan directamente a la botella del gas
correspondiente y tienen tres funciones importan-
tes, derivadas del hecho de que las máquinas anes-
tésicas están diseñadas para trabajar a una presión
muy por debajo de la presión de llenado de las
botellas (normalmente 4 bar).
El manorreductor reduce la presión a la que sale
el gas desde la botella, de esta forma:
☞ Previene el daño que puedan causar las altas
presiones al resto de elementos de la máquina anes-
tésica, como por ejemplo a los flujómetros.
☞ Mantiene una presión de trabajo continua y
constante previniendo cambios bruscos de la misma Fotografía 9.
que originarían modificaciones en los flujos que se Manorreductores de
presión de la central
administran al paciente.
de gases.

consulta • 75
ascienda tanto más alta cuanto más gas penetra.
La lectura del flujo se realiza en la parte superior
de la bobina. Para reducir los errores causados por
la fricción, la bobina posee unas ranuras que la
hacen rotar al pasar el gas entre ella y la pared del
tubo.
Debido a la diferente viscosidad y densidad de
cada gas, los rotámetros se calibran independiente-
mente para cada uno de ellos.

Aparatos para vaporizar los anestésic os

• VAPORIZADOR:
DE BAJA RESISTENCIA Y DE FLUJO CONTÍNUO
Los anestésicos de uso habitual por vía inhalato-
Fotografía 10. ria, salvo el óxido nitroso, vienen presentados en
Rotámetros de forma líquida, y precisan ser vaporizados para admi-
oxígeno (izquierda) nistrarlos a los pacientes. Algunos detalles sobre la
y óxido nitroso física de la vaporización ayudarán a comprender
(derecha) de la cómo funcionan los vaporizadores.
máquina anestésica . En un líquido, las moléculas se encuentran en
estado de movimiento continuo debido a la fuerza
La válvula reductora más conocida y que sirve de de atracción mutua o fuerza de Vanoder Waals.
modelo, aunque ya superada por la tecnología, es la Algunas moléculas adquieren velocidad suficiente
de Adams, que posee un diafragma de caucho y un para escapar de esa fuerza, y si se encuentran en la
muelle ajustador de presión accionado por un torni- superficie del líquido pasan a la fase de vapor.
llo regulador, que controla la presión de salida. Al aumentar la temperatura del líquido se incre-
Las modernas válvulas reductoras incorporan dos menta también la energía cinética de las moléculas
manómetros, uno de alta presión, que indica la pre- y una mayor cantidad de ellas pasan a la fase de
sión de la botella, y otro de baja presión, que seña- vapor, a la vez que la temperatura del líquido des-
la la presión de salida, o lo que es lo mismo, de tra- ciende.
bajo. La cantidad de calor que se precisa para convertir
En el caso del oxígeno, cuando la reserva de la una unidad de masa de líquido en vapor, sin que
botella vaya agotándose, la aguja del manónetro de cambie la temperatura del líquido, es la que se
alta presión se moverá hacia la izquierda, en direc- denomina calor de vaporización.
ción al 0. No sucede lo mismo con el N 2 O, ya que al Si se deja un líquido en un recipiente cerrado, se
permanecer en forma líquida dentro de la botella, la alcanzará un equilibrio entre la fase líquida y la fase
presión se mantendrá constante mientras quede gaseosa. Las moléculas de la fase gaseosa crean una
líquido en la botella. La única manera de saber presión denominada presión de vapor.
cuánto N 2 O queda en la botella es por diferencia de Punto de ebullición es la temperatura a la que la
peso entre la nueva y la ya usada. presión de vapor se iguala con la presión ambiental.
Si se conoce la presión de vapor, se puede expresar
• FLUJÓ METRO O CAUDALÍMETRO la cantidad de vapor en la mezcla gaseosa en forma
También elementos imprescindibles en la máquina de concentración de ese vapor, en el momento del
anestésica. Tienen la misión de medir el flujo de los equilibrio con la presión atmosférica.
gases en unidades de volumen por unidades de A modo de ejemplo:
tiempo (l/min). Presión de vapor del halotano (a 20°C): 243 mm Hg
Existen dos tipos de flujómetros. Es decir, ( 243/760 ) x 100 = 32%
☞ De orificio fijo. Es el denominado manómetro Esta concentración es mucho mayor que la con-
de Bourdon, en el que el flujo es proporcional a la centración alveolar mínima o C A M, necesaria para
presión a la entrada del orificio. anestesiar al animal (0,8 %). Por lo tanto, se requie-
☞ De orificio variable. Son los que se utilizan re un aparato de precisión que diluya y vaporice el
actualmente en todos los equipos de anestesia. A su líquido anestésico de forma perfectamente contro-
vez pueden ser de bola, o de bobina, también lla- lada, compensando y corrigiendo, a ser posible, los
mados rotámetros (fotografía 10). Se colocan inme- errores producidos por los cambios de temperatura
diatamente después del manorreductor, conectados y de presión en el momento de la vaporización. Este
al mismo. aparato es el vaporizador.
La bobina se encuentra en el interior de un tubo Existen otros principios que deben tenerse en cuen-
de vidrio calibrado en unidades de volumen/unida- ta cuando se construye un vaporizador para que pro-
des de tiempo (l/min), que tiene forma de cono porcione una concentracion clínicamente efectiva:
truncado con el vértice hacia abajo y por donde ☞ Volatilidad del anestésico con el que va a utili-
entra el gas cuyo flujo se va a medir. zarse (presión de vapor).
Abriendo la válvula situada en esta parte inferior, ☞ Temperatura del líquido en el momento de
el gas que entra en el tubo hace que la bobina vaporizarlo.

76 • consulta
☞ Temperatura del gas que va a vehiculizar el
anestésico.
☞ La superficie de contacto entre el líquido y el gas.
A tendiendo a estos planteamientos físicos, se
han diseñado dos tipos principales de vaporizado-
res.

VAPORIZADORES DE BAJA RESISTENCIA


Los vaporizadores de baja resistencia, tambien
denominados drawover, se caracterizan por no pre-
cisar flujo de gases a presión y representa el medido
más sencillo para conseguir vaporizar los anestési-
cos líquidos.
Utilizan el flujo gaseoso que origina el propio
paciente, ya que se instalan dentro del circuito res-
piratorio, normalmente en el brazo inspiratorio.
Tienen el inconveniente de que no se conocen con
tanta exactitud (salvo que se disponga de monitori-
zación de gases anestésicos) las concentraciones
anestésicas que proporcionan.

Va p oriz a d or d e G old m a n,
d e McK esso n y d e K o m esaro ff corresponden a multiplos de la C A M del anestésico Fotografía 11.
Consisten en un recipiente de vidrio (fotografía que se esté empleando. Vaporizador tipo
Goldman para
11) con un sistema no compensado para los cam- Pueden proporcionar concentraciones variables de
halotano.
bios de temperatura, que regula la salida de la mez- vapor anestésico. Así, disponemos de vaporizadores
cla anestésica hacia el paciente. La vaporización, y que proporcionan hasta un 8 % en volumen para el
por lo tanto la concentración anestésica se ven afec- Halotano y hasta un 6 % para el Isofluorano.
tadas por la mecánica ventilatoria del paciente y por Estos vaporizadores están calibrados para ser
la temperatura y no pueden ser controladas por el empleados con un anestésico en particular y no se
anestesista debe emplear otro anestésico, puesto que las con-
Los vaporizadores de Komesaroff pueden utili- centraciones que se obtendrían serían desconoci-
zarse en serie, uniendo dos, uno para cada anesté- das.
sico (halotano + M etoxifluorano, por ejemplo), y
así aprovechar las ventajas de cada anestésico TEC-2 (O h m e d a)
(analgesia, relajación, etc). Son muy peligrosos si Este es un modelo obsoleto de vaporizador. Sin
se emplean con anestésicos que posean una alta embargo todavía se utiliza en muchas clínicas y por
presión de vapor, es decir anestésicos muy voláti- ello es interesante que conozcamos su funciona-
les, ya que al no poseer ningún mecanismo de con- miento. Se denomina Fluotec el que debe emplear-
trol, pueden alcanzarse concentraciones de vapor se para vaporizar Halotano.
anestésico muy altas, con el consiguiente riesgo Los gases entran en este vaporizador y se dividen
para el paciente. en dos corrientes, una de las cuales pasa por la
cámara de vaporización donde se localizan una serie
O xf ord minia t ura de mechas que se empapan del líquido anestésico
Está diseñado para equipos portátiles y, a diferen- para aumentar la superficie de vaporización. La pro-
cia del anterior, es de cobre recubierto con acero porción de corriente gaseosa que atraviesa el by
inoxidable. No posee mecanismo para compensar pass , es decir, la que no va a la cámara de vaporiza-
las pérdidas de temperatura, pero posee una cierta ción está regulada por un dial calibrado por el fabri-
cantidad de agua y anticongelante en su base que cante y permite que cierta cantidad de corriente
actúa como aislante, minimizando las fluctuaciones atraviese la cámara de vaporización.
que se producen en las concentraciones anestésicas Para compensar los cambios de temperatura exis-
obtenidas te una válvula bimetálica termostática que se abre o
Debido a su bajo precio, ha sido muy popular en cierra dependiendo de la temperatura en la cámara
anestesia veterinaria. de vaporización. Si ésta desciende, la válvula se abre
permitiendo que una cantidad mayor de gas fresco
VAPORIZADORES DE FLUJO C ONTINUO atraviese la cámara de vaporización.
Los vaporizadores de flujo continuo o plenum son El porcentaje de vapor de halotano saliente de este
recipientes de cobre revestidos con acero inoxidable vaporizador depende de la cantidad de gases satura-
y se colocan fuera del circuito respiratorio porque dos con el anestésico que se mezclan con los gases
ofrecen mayor resistencia al flujo gaseoso. Se frescos que pasan por el by pass . Debido a su diseño,
requiere una corriente continua de gas a presión. La la concentración final de anestésico se ve parcialmen-
concentración de vapor anestésico puede ser con- te afectada por la temperatura y por el flujo que se
trolada de forma muy exacta por el anestesista, y es utilice. Una gráfica que el fabricante incorpora al
conveniente recordar que los números del dial vaporizador ayuda a interpretar este proceso.

consulta • 77
TEC 3 (O h m e d a)
Versión más moderna que incorpora algunas
mejoras que permiten una mayor exactitud en la
concentración del agente anestésico obtenido,
especialmente cuando se trabaja con flujos gaseo-
sos bajos.

TEC 4 y TEC 5 (O h m e d a)
Son modelos más desarrollados con nuevas apor-
taciones técnicas en los mecanismos de compensa-
ción para las pérdidas de temperatura en la cáma-
ra de vaporización, aunque el fundamento es el
mismo que el descrito anteriormente (fotografía
12).

VAP0R (Drä g er)


Modelo de vaporizador que ofrece algunas venta-
jas al incorporar un mecanismo para compensar los
cambios de presión, además de los ya indicados
Fotografía 12. Vaporizadores TEC 4 y TEC 5. Los vaporizadores con distintivo para los cambios de temperatura.
violeta son de isofluorano, y los de distintivo rojo para halotano.
PPV Sig m a y A BIN G D O N (Pe nlo n)
Estos modelos poseen mechas de malla de acero
inoxidable en la cámara de vaporización en lugar de
tela como en los modelos TEC, con lo que duran
más y precisan menos reajustes y mantenimiento
(fotografía 13).

T.C. (Bro w rin g M e dical En gin e erin g)


Existen diversas series de este vaporizador, fabri-
cado y comercializado para su uso en veterinaria.
Responde a las mismas características de los mode-
los TEC y Penlon expuestos, pero el precio es más
asequible.
También posee un mecanismo de by pass variable
que regula y controla la concentración de anestési-
co que se desee obtener.
Como detalles técnicos proporciona 200 ml de
vapor anestésico por cada ml de líquido. Para calcu-
lar el consumo horario se multiplica por 3 la cifra
que resulte de multiplicar el flujo por el 95 de satu-
Fotografía 13. Vaporizador Penlon.
ración. Como ejemplo:
2% X 3 l/min= 6
6 X 3 = 18 ml/h de consumo

VAPA M ASTA (M & IE) y BLE ASE


Son otros modelos muy avanzados técnicamente
con mecanismos de compensación de temperatura y
de presión (fotografía 14).

Sistemas de respiración
o circ uito-paciente

El sistema de respiración es el conjunto ensam-


blado de componentes a través de los cuales el
paciente respira durante el mantenimiento anesté-
sico.
Cuando se considera qué tipo de sistema debe
Fotografía 14. emplearse en un determinado animal, se debe tener
Vaporizador en cuenta aquél que sea más económico en cuanto
BLEASE. a gasto de anestésico y, a la vez, que cause la menor
El sevofluorano resistencia a la respiración con una eliminación efec-
se identifica con tiva del carbónico espirado.
distintivos
amarillos.
Dejando aparte lo que podríamos denominar sis-

78 • consulta
tema no controlado de administrar anestesia inhala-
da, es decir, el empleo de mascarillas donde se
gotea el líquido anestésico (uso clásico del eter o
cloroformo), y que hoy en día está en desuso, y el
empleo de cámaras anestésicas (fotografía 15),
resulta muy conveniente exponer los sistemas con
cal sodada y sistemas sin cal sodada. Recordemos
que la cal sodada (soda lime) es una mezcla de un
90 % de Ca(OH) 2 , 5 % de Na(OH), 1 % de K(OH) y el Fotografía 15.
resto salicilatos, que previenen la formación de Caja anestésica
polvo (fotografía 16). Este compuesto tiene la pro- muy útil para la
piedad de adsorber el carbónico produciendo calor anestesia de
animales pequeños
hasta una cierta cantidad, momento en el que es
y de manejo difícil
preciso cambiarla, según la formula: (roedores,
2 NaOH + 2C0 3 H 2 + Ca ( OH ) 2 = pájaros, etc).
= CaCO 3 + Na 2 CO 3 + 4 H 2 0 + calor

• SISTEM AS SIN CAL SODADA


Están diseñados de forma que todo el volumen
espirado, y el C O 2 principalmente, es empujado al
exterior y se pierde en el ambiente. Es decir, no se Fotografía 16.
reutiliza la espiración del animal. Si el flujo de gases Caníster de cal
espirado es demasiado pequeño, existe la posibili- sodada .
dad de que el animal reinhale C O 2 , y por ello estos Las modernas
sistemas necesitan flujos relativamente altos en el mezclas incluyen un
indicador que, en
hombre adulto (70 kg). Esto puede llegar a ser un presencia de CaCO 3,
verdadero problema en cuanto a gasto y contami- vira de color,
nación ambiental, pero en pequeños animales los pasando al violeta
pesos no alcanzan estas cifras, por lo que los flujos (en la cal sodada
empleados se mantendrán en límites razonables blanca) o al blanco
(fotografía 17). (en la cal sodada
rosa).
En este tipo de sistemas debemos incluir la serie
de Mapleson: Mapleson A o Magill (fotografía 18),
que consta de una válvula espiratoria que se situa
cerca del paciente, un tubo corrugado de 1 m de
longitud y una bolsa reservorio de diferente capaci-
dad, aunque normalmente se acompaña la de 2,5 l.
El flujo que se precisa para prevenir la reinhala-
ción de carbónico debe ser igual o ligeramente
superior al volumen/min del paciente. La bolsa de
respiración debe tener un volumen 6 X vol tidal. Fotografía 17.
R ecordemos que: Filtro de carbón
vol/min = vol tidal x frecuencia respiratoria. activado conectado
a la válvula de
Vol tidal 10 ó 15 x F R ( frecuencia respiratoria ) . descarga mediante
El carbónico es empujado o arrastrado al exterior una manguera .
por la corriente de gases frescos que vienen desde Muy aconsejable si
la máquina anestésica. La válvula espiratoria per- no se dispone de
manece cerrada en la inspiración y se abre al final salida exterior.
de la espiración, permitiendo que Ia última porción
espiratoria o aire alveolar, rico en C O 2 salga a la
atmósfera.
Mediante un sistema de aspiración conectado
directamente a la válvula espiratoria se dirige la
espiración fuera del quirófano, previniendo la con-
taminación ambiental y protegiendo al personal.
Este sistema es muy eficaz y mantiene la tensión
inspiratoria de anestésico muy constante durante
todo el acto anestésico.
Puede ser empleado en animales a partir de los 10
kg. En animales de más de 35-40 kg puede suponer
un costo algo elevado del procedimiento.
La presencia de la válvula espiratoria muy cerca de
Fotografía 18.
la boca del paciente supone un estorbo para las
Sistema
cirugías de la cabeza, de la boca y del cuello. Magill .

consulta • 79
Ademas, el control de la propia válvula por parte del
anestesista en casos de tener que ventilar manual-
mente al paciente lo convierte en muy complicado.
Por ello se diseño el sistema Lack coaxial (fotografía
19) con un tubo introducido dentro de otro tubo, la
valvula espiratoria se coloca lejos del paciente y la
bolsa de respiración conecta directamente con el
tubo inspiratorio. La mezcla anestésica circula por el
tubo externo de 28 mm de diámetro y la espiración
por el interior de 12 mm de diámetro.
Fotografía 19. Es un sistema algo más eficiente que el Magill
Sistema puesto que la diferente geometría en el extremo del
Lack coaxial . paciente impide que se mezcle el gas del espacio
Válvula de muerto con el gas alveolar y la creación de turbu-
descarga .
lencias. Requiere un flujo de 120 ml/kg/min, por lo
que en nuestra opinión, es de elección para perros
de tamaño mediano y grande.
Existe un modelo de Lack no coaxial (fotografía
20), con el que se puede utilizar un respirador
mecánico
El sistema en T de Ayre (Mapleson E) con bolsa de
respiración (Mapleson F) (fotografía 21), es más
simple de cuantos se emplean en anestesia inhala-
toria y fue diseñado para hacer frente a la necesi-
dades de anestesia pediátrica, buscando un método
con la mínima resistencia y mínimo espacio muerto.
Fotografía 20. En anestesia veterinaria es el ideal para animales de
Sistema Lack pequeño tamaño y peso, hasta 10 kg.
paralelo. Consta de un brazo inspiratorio y un brazo espi-
El tubo azul está ratorio de doble diámetro que el primero. Se conec-
conectado al sistema ta este brazo espiratorio a una bolsa de respiración
de extracción.
de 500 ml de capacidad, abierta en uno de sus
extremos. Los dos brazos se unen con una conexión
en T (o en Y) que se une directamente al tubo endo-
traqueal o a la mascarilla. El sistema no posee vál-
vulas.
Para prevenir la reinhalación de carbónico se pre-
cisa 2 x vol / min del animal. Este flujo es muy alto
pero tan sólo será de 4 l/min en el caso de un ani-
mal de 10 kg.
Para ventilar manualmente con este sistema, se
ocluye cuidadosamente y de forma intermitente el
extremo abierto de la bolsa de respiración teniendo
precaución de no elevar excesivamente la presión
intratorácica, observando cómo se insufla la caja
torácica del animal.
El sistema Bain (fotografía 22) es, en esencia, un
sistema en T, pero coaxial. En este caso se incorpo-
ra una válvula espiratoria, que se sitúa lejos del
Fotografía 21. paciente. La bolsa de respiración, cerrada, se une
Sistema en T de directamente al brazo espiratorio. El brazo inspira-
Ayre con torio en este caso es más estrecho, con 7 mm de
modificación de
J ackson-Reed.
diámetro, mientras que el espiratorio es de 22 mm.
Por ello, y aunque haya descripciones de su uso en
animales de hasta 35 kg, no creemos conveniente
recomendar este sistema en animales de tamaño
mediano-grande pues ofrece cierta resistencia a la
respiración (hay que tener presente el diámetro de
la vía aérea del animal). El flujo requerido por este
sistema para prevenir la reinhalación de carbónico
ha sido y sigue siendo motivo de estudio. En gene-
ral, se recomienda 1,5-3 x vol /min.
C omo ventajas de este sistema coaxial se ha des-
Fotografía 22. crito el hecho de mantener el calor y la humedad
Sistema Bain.

80 • consulta
de la mezcla inspirada, aunque el beneficio gene-
ral de su empleo en pequeño animales no es tan
evidente.

• C ON CAL SODADA
En este grupo de sistemas, el carbónico espirado
es retenido y eliminado haciendo pasar la espiración
por un recipiente (caníster) que contiene un cierto
volumen de este compuesto, cuya descripción y fór-
mula ya han sido descritas. Por lo tanto, en este tipo
de sistemas la espiración libre de carbónico es reci-
clada hacia el paciente.
Existen dos clases de sistemas con cal sodada:
☞ De flujo unidireccional, o circuito cerrado cir-
Fotografía 23.
cular (fotografías 23 y 24). Sistema circular.
☞ De flujo bidirecional o sistema vaivén (To and El tubo más
Fro ) (fotografía 25). estrecho está
El circuito cerrado circular incluye dos válvulas conectado al
unidireccionales, inspiratoria y espiratoria, para suministro de
lograr que el flujo de gases circule siempre en la mezcla anestésica
misma dirección (fotografía 26). La resistencia es de la máquina .
mayor en este circuito debido no solamente a la
presencia de estas válvulas, sino tambien al caníster
de cal sodada y a la válvula de escape, que también
incorpora. Los elementos que forman parte de un
circuito cerrado pueden ensamblarse de múltiples
formas, aunque el funcionamiento será siempre el
mismo.
El volumen del caníster (fotografía 27), en teoría,
debe ser igual al del volumen tidal del paciente. Sin
embargo, en la práctica no siempre se respeta este
hecho debido a que normalmente la válvula de
escape (espiratoria), se mantiene abierta. De esta
manera parte de la espiración se pierde, ganando
en eficacia la retención de carbónico. Si se utilizase
como circuito cerrado propiamente dicho, es decir,
con reinhalación completa, tan solo sería necesario
un aporte de gases frescos (oxígeno fundamental-
mente) igual al que consume el animal por unidad
Las válvulas obligan a los gases a circular en una sola
de tiempo, es decir, 10 ml/kg/min (necesidades dirección, según indican las flechas. El caníster que contiene
metabólicas). la cal sodada es un elemento imprescindible en este diseño. Fotografía 24.
Se observa también la válvula espiratoria y la bolsa de Esquema de sistema
En este tipo de circuitos es muy importante moni- respiración. circular cerrado.
torizar la fracción inspirada de oxígeno (FiO 2), pues
el nitrógeno que forma parte de la espiración ocu-
paría el circuito con el riesgo de provocar una hipo-
xia. Por eso es más recomendable dejar la valvula
espiratoria abierta o semiabierta. Entonces el flujo
que se requiere será algo mayor al volumen tidal.
Como complemento, incorporan un manómetro
para medir la presión en la vía aérea (fotografía 28).
En la práctica, el circuito cerrado se debe emple-
ar en animales de tamaño grande, a partir de 30-40
kg, y debe comprobarse que la cal sodada esté
nueva, es decir, que no haya perdido su capacidad
de captar el carbónico.
El sistema vaivén lo forman un recipiente o canís-
ter, una bolsa de respiración y una válvula respirato-
ria con una conexión para la entrada de gases fres-
cos.
El paciente con este sistema respira a través de la
bolsa y la espiración pasa dos veces por el caníster,
la primera vez con C O 2 y después sin él. Para redu-
cir el espacio muerto el caníster debe situarse muy
cerca del paciente, añadiendo un factor de resisten- Fotografía 25. Sistema To and Fro o Vaivén.

consulta • 81
cia, que limita el empleo de este diseño para
pacientes de tamaño grande, al igual que el ante-
rior. El caníster debe situarse en posición horizontal
con la precaución de haberlo llenado completamen-
te de cal sodada.
De nuevo, la válvula espiratoria se mantiene lige-
ramente abierta. Así, parte de la espiración se pier-
de. Se precisa un flujo de 1-2 l/min.
El mantenimiento de estos dos sistemas es algo
más engorroso para el clínico, quien debe asegurar-
se de cambiar la cal sodada cuando haya agotado
su capacidad de retener el carbónico (se produce un
viraje de color indicativo) (fotografía 16).
Los sistemas de respiración que aprovechan la
espiración ofrecen la ventaja de humidificar y calen-
tar la mezcla inspiratoria. Sin embargo, la mayor
resistencia y volumen de espacio muerto que pose-
en los hacen desaconsejables para animales de
pequeño tamaño y peso.
Fotografía 26. Válvula unidireccional Se entiende por resistencia la medida del gradien-
(tipo Ambú) de un sistema circular. te de presión que se establece entre los extremos de
un tubo cuando un gas pasa a su través. La máqui-
na anestésica proporciona a menudo una resistencia
a la respiración que es mayor a la que puede supe-
rar el aparato respiratorio. En un animal consciente
la respuesta a un aumento en la resistencia se suple
por un incremento en el esfuerzo ventilatorio por
parte de los músculos de la respiración. Esto incre-
menta el trabajo para mantener una adecuada ven-
tilación. Si la resistencia es lo suficientemente alta,
la respiración se paraliza, sobre todo si el animal
está anestesiado, y por lo tanto deprimido Las fuen-
tes de resistencia en la máquina anestésica son las
válvulas las conexiones, los codos y las zonas de
estrechamiento que provocan turbulencias en la
corriente de flujo que pasa por ellas.
El espacio muerto del aparato es aquella parte
de la máquina que al final de la espiración
queda llena con mezcla exhalada, que en el
Fotografía 27. Caníster de tamaño mediano para la caso de los sistemas de no-reinhalación, es
anestesia de pacientes de pesos medios-altos. decir, los que no tienen cal sodada, será reinha-
Los animales de menos de 20 kg deberían ser lada; y en los sistemas con reinhalacion, es
anestesiados con canísteres de menor tamaño.
decir, con cal sodada, lo hará sin pasar previa-
mente por ella donde debe quedar retenido el
carbónico. Por lo tanto el espacio muerto favo-
rece la reinhalación de C O 2.
En el paciente anestesiado, si la depresión respi-
ratoria es mínima la ventilación se estimulará para
mantener una concentración final espirada de C O 2
dentro de los límites normales o ligeramente eleva-
da. Si existe depresión respiratoria, no se estimulará
la ventilación y se producirá un acúmulo de C O 2 , es
decir, acidosis respiratoria.
La reinhalación de los gases espirados que no han
sido liberados del C O 2 provoca también una reduc-
ción en la concentración inspiratoria de O 2 en la
mezcla anestésica.

Anestesia inhalatoria de bajos flujos

La técnica de Anestesia Inhalatoria a Bajo Flujo se


instaura cuando se emplea un flujo de oxígeno igual
Fotografía 28. Manómetro del circuito circular para
o ligeramente superior al consumo metabólico de
medición de la presión en vías aéreas.

82 • consulta
oxígeno del paciente, 4-7 ml/kg/min, en un sistema hipoventilación (pulsióoxímetro, capnómetro). La
de reinhalación (circuito circular, cerrado o semice- monitorización ideal consistiría en un monitor de
rrado) con captación del C O 2 circulante (caníster de gases respiratorios.
cal sodada). El óxido nitroso no debe emplearse en la aneste-
sia de bajos flujos. Este gas no es metabolizado por
Equipamiento el paciente y podría darse la situación de tener en el
Si se dispone de máquina anestésica no es nece- circuito un altísimo porcentaje de óxido nitroso con
sario realizar inversiones adicionales. La máquina mínima disponibilidad de oxígeno. Esta situación
anestésica debe estar equipada con circuito circular, implicaría inducir hipoxia al paciente por dos vías:
válvula de descarga, válvulas inspiratoria y espirato- por el escaso oxígeno y por ser el óxido nitroso un
ria, bolsa reservorio, caníster de cal sodada y cauda- gas hipoxémico.
límetro de oxígeno con medición inferior a 1 l. Para El dial del vaporizador debe ajustarse en bajos flu-
realizar esta técnica de bajo flujo es imprescindible jos ligeramente superior al porcentaje empleado en
contar con una alta reinhalación del gas exhalado, flujos altos. De esta forma se consigue proporcionar
por lo que no puede ser realizada con circuitos una adecuada concentración inspirada de anestési-
abiertos o semiabiertos. co que mantenga al paciente en el plano quirúrgico
deseado.
Ventajas Si durante el mantenimiento anestésico el pacien-
☞ Reduce emanaciones atmosféricas de óxido te pierde el plano anestésico el flujo de oxígeno se
nitroso y de anestésicos halogenados. debe incrementar a la vez que debemos fijar el
☞ Reduce gastos de oxígeno, de óxido nitroso y rotámetro del vaporizador en el porcentaje que
de anestésico inhalatorio. El coste puede reducirse deseamos que haya en el circuito.
en más del 70 % . Tras la inducción anestésica se trabaja con flujos
☞ Posibilita el uso más rutinario de isoflurano en altos durante 15 ó 20 minutos para conseguir la
nuestros pacientes al reducirse considerablemente concentración alveolar de anestésico óptima para
su gasto. En bajos flujos un frasco de isoflurano cirugía. Este tiempo se puede acortar forzando res-
puede emplearse en más del doble de pacientes que piraciones profundas con la bolsa reservorio. El uso
si empleamos altos flujos. de óxido nitroso en esta fase inicial acelera el pro-
☞ El sistema de bajos flujos conserva una mayor ceso al facilitar la captación alveolar de los anesté-
proporción del calor y la humedad del aire exhalado, sicos inhalatorios. Una vez finalizada esta fase la
lo que resulta en un mejor mantenimiento de la administración de óxido nitroso debe cesar. ❖
temperatura corporal durante la anestesia y en una
protección de la desecación de las vías aéreas.
Bibliografía
Téc nica Referencias bibliográficas indicadas al final del
Una vez inducida la anestesia e intubado el pacien- monográfico.
te, se conecta a la máquina anestésica a un flujo de
unos 100-200 ml/kg/min durante 15-20 minutos con ANEXO
la válvula de sobrepresión abierta. Este flujo permite
administrar la cantidad de gas anestésico adecuada al Método para calcular mililitros de vapor y mililitros de líquido anestésico
paciente para que se instaure una concentración alve-
olar apta para la cirugía. El uso de bajos flujos desde el Mililitros de vapor =
inicio puede ocasionar la falta de plano anestésico. (valor del vaporizador (%) ÷ 100) x flujo a vaporizar (ml/min) x tiempo (min)
Transcurrido este tiempo se reduce el flujo de oxí-
geno a 4-7 ml/kg/min y la válvula de alivio de pre- Mililitros de líquido anestésico =
mililitros de vapor ÷ mililitros de vapor/ml de líquido a 20°C
sión puede cerrarse. Debido a que los bajos flujos
tienen un efecto limitado en el aporte de gas anes-
tésico y éste sólo depende del flujo de oxígeno, la Anestésico % del Flujo*** Tiempo Vapor Líquido Coste
ruleta del vaporizador debe situarse por encima del vaporizador (min) (ml) (ml) (ptas)
porcentaje utilizado con altos flujos. Si no se incre-
menta el porcentaje en el vaporizador se puede Halotano* 2 3 120 7200 31,7 444
desencadenar pérdida de la profundidad anestésica. 2 1 120 2400 10,6 148
En el caso que el paciente pierda el plano anestési- 2 0,14 120 336 1,5 21
co debemos incrementar el flujo de oxígeno, abrir la 1 3 120 3600 15,9 223
válvula de alivio y situar el vaporizador a la concen- 1 1 120 1200 5,3 74
tración que se desea mantener en la máquina.
Isofluorano** 2 3 120 7200 37,0 2664
2 1 120 2400 12,3 886
Precau ciones
2 0,14 120 336 1,7 122
Si la bolsa reservorio se encuentra vacía indica que
1 3 120 3600 18,5 1332
estamos aportando un escaso flujo de oxígeno. Por
1 1 120 1200 6,2 446
el contrario, si la bolsa está hinchada significa que el
aporte es excesivo. * Halotano: 3.500 pts por 250 ml ó 14 pts por ml
Es recomendable un mínimo de monitorización ** Isofluorano: 18,000 pts por 250 ml ó 72 pts por ml
respiratoria para prevenir situaciones de hipoxia e *** Flujo de gas fresco a través del vaporizador r (l / ml)

consulta • 83
USO CLINIC O DE LA MEDETO MIDINA (Domitor®) puestos que ha comenzado a utilizarse en un con-
Y ATIPA MEZOLE (Antisedan®) EN EL HOSPITAL Y texto quirúrgico en pequeños animales. La
CLINIC A QUIRURGIC A DE LA FA CULTAD DE VETERI- Medetomidina tiene una afinidad mil quinientas
NARIA DE ZARA G OZA. veces mayor que la Clonidina para unirse al receptor
J.I. Cruz ; R. Pascual ; J.Lòpez; O.Burzaco alfa-2. Se ha mostrado también más potente en
Facultad de Veterinaria. Zaragoza. estudios de medición de respuestas fisiológicas a
este tipo de drogas. Otros estudios experimentales
A.- Introducción.- con Medetomidina han mostrado que es diez veces
más potente que la Detomidina para inhibir la acti-
Uno de los más significados avances en anestesia vidad espontánea locomotriz en ratas. Sin embargo
veterinaria en los últimos diez años ha sido la intro- los sitios concretos y los mecanismos por los que la
ducción de nuevos compuestos que se unen a los Medetomidina produce anestesia y sedación no son
receptores alfa-adrenérgicos. Sin embargo la expli- todavía concidos en detalle. Los estudios de farma-
cación de sus efectos fisiológicos o de sus interac- cocinetica de la Medetomidina en el perro dan
ciones con otros agentes anestésicos es un nuevo como vida media de eliminación entre 1.0 y 1.3
desafío. Se ha producido un considerable progreso, horas; aclaramiento plasmático entre 27.5 y 33.4
no obstante, en la comprensión de la farmacología ml/Kg/min y volumen de distribución entre 2.8 y 3.0
de los adrenorreceptores alfa, que marca las direc- l/Kg.
trices de futuras investigaciones tanto clínicas como A la vista de los estudios actuales, no puede reco-
farmacológicas. Se conocen dos subtipos de recep- mendarse el uso rutinario de Anticolinérgicos intra-
tores alfa-adrenérgicos denominados alfa-1 y alfa-2. venosos para revertir la bradicardia inducida por la
Los agonistas alfa-1 como la Fenilefrina son conoci- Medetomidina. Si se desean utilizar anticolinérgicos
dos por sus efectos vasopresores y bradicardizantes. como ayuda para prevenir las bradicardias, deben
Los antagonistas de los receptores alfa-1, como el administrarse por las vías subcutánea o intramuscu-
Prazosín producen hipotensión y taquicardia. Sin lar entre 10 y 15 minutos antes que la administra-
embargo los compuestos de interés en anestesia ción intramuscular de Medetomidina.
veterinaria son los agonistas alfa-2. La M edetomidina produce bradicardia,
La Clonidina fue el primer compuesto que mostró pero las mediciones de la presión sanguinea y de
un efecto selectivo sobre el receptor alfa-2 y es muy laSaO2 demuestran que ambos parámetros perma-
conocido por su capacidad de producir hipotensión necen dentro de parámetros normales con una ade-
y bradicardia, debido a su acción sobre el centro cuada ventilación. Por lo tanto en sujetos sanos no
vasomotor, reduciendo el tono simpático y aumen- es preciso incrementar la frecuencia cardiaca con
tando la actividad vagal. Existe un efecto adicional a anticolinérgicos. Si ello es preciso deberá conside-
nivel periférico, que potencia la hipotensión y que rarse el empleo de cloruro cálcico, gluconato cálci-
consiste en una inhibición por retroalimentación de co, dobutamina o alguna otra droga que tenga su
la liberación de neurotransmisores, atenuando el acción a nivel de Sistema Nervioso Simpático, en
efecto simpático. lugar de administrar parasimpaticolíticos. Si se pre-
Los efectos cardiovasculares de los agonistas alfa- senta una crisis importante debe inyectarse
2 son particularmente problemáticos y han impedi- Atipamezole, que mejorará la situación sin causar
do su uso sistemático en anestesia humana, excep- otros problemas.
to cuando se busca un efecto hipotensor. Además
estas drogas tienen varias acciones muy beneficiosas Antagonistas alfa-2:
en el contexto quirúrgico. Estas aciones dependen Los antagonistas selectivos para los recep-
de la dosis e incluyen: sedación, ansiolisis, relajación tores adrenérgicos alfa-2 (Idazoxán y Atipamezole)
muscular y analgesia. El efecto sedante y ansiolítico fueron desarrollados originalmente por sus efectos
de la Clonidina se debe a la inhibición de la libera- potencialmente beneficiosos en el tratamiento de la
ción de noradrenalina en el cerebro, como conse- depresión humana. Sin embargo, estos objetivos
cuencia de la activación de los adrenorreceptores han sido eclipsados por su efecto para revertir la
alfa-2 en los axones y cuerpos celulares de las neu- sedación producida por los agonistas alfa-2 en anes-
ronas adrenérgicas. Mientras que es claro que el tesia veterinaria. El Atipamezole tiene una selectivi-
efecto analgésico depende de la activación de los dad 8.500 veces superior para el receptor alfa-2 que
adrenorreceptores y no es dependiente de recepto- para el receptor alfa-1. Los efectos psicológicos y
res opiáceos, la localización del mismo en el SNC no cambios neuroquímicos inducidos por la
es conocida, aunque hay evidencias a favor de la Medetomidina son revertidos completamente por el
participación de mecanismos pre y postsinápticos en Atipamezole, el cual, a dosis clínicas, no tiene nin-
la médula espinal y centros superiores. gún otro efecto cuando se administra sólo. A dosis
Se ha invertido un gran trabajo en el desarrollo de más altas produce hiperventilación, excitación y un
drogas con una mayor selectividad para los recepto- aumento en la liberación de noradrenalina y 5-HT
res alfa-2 que la Clonidina, considerada en esta en el cerebro
introducción como modelo. Muchos de estos com- La concentración de Atipamezole en la pre-
puestos como la Xilacina y la Detomidina se emple- paración ANTISEDAN® es 5 veces mayor que la de
an en la práctica clínica veterinaria y son objeto de Medetomidina en DO MITORr®, y esto hace que el
investigaciones. La Medetomidina, que es el deriva- volumen a administrar sea el mismo para las dos
do metilado de la Detomidina, es otro de estos com- drogas. En el perro, una dosis de 200 µg\kg de

84 • consulta
Atipamezole revierte la sedación de 40 µg/kg de
Medetomidina entre 3 y 7 minutos después de su
administración intramuscular. El relato de los hechos
es como sigue: La frecuencia cardiaca y respiratoria
se incrementa. Se observa parpadeo y movimientos
de la cola y de la cabeza, que comienza a girar de
un lado para otro. Se recupera la posición de decú-
bito esternal y, si no se tiene cuidado, el perro sal-
tará de la mesa. Es más conveniente administrar el
Atipamezole con el animal en el suelo para reducir
el riesgo de posibles fracturas. Los perros pueden
andar normalmente a los 10 minutos.

B.- Casos clinicos.-


A continuación se presenta el uso clínico
de la M edetomidina (D O MITOR®, Smithkline
Beecham) y Atipamezole (ANTISEDAN ®,Smithkline
Beecham) en las especies canina y felina, llevado a
cabo en el Servicio de Anestesiología y Reanimación
del Hospital y Clínica Quirúrgica de la Facultad de Gráfica 2: Monitorización de la frecuencia cardia-
Veterinaria de Zaragoza, durante los meses de Enero ca durante la sedación con DO MITOR® en la espe-
a Mayo de 1.994. cie felina.

ESPECIE C ANINA
DO MITOR® se ha utilizado como agente
preanestésico en la especie canina en seis ocasione,
y para la sedación en la especie canina en cuatro
ocasiones. El mantenimiento se realizó con halota-
no:

ESPECIE FELINA
DO MITOR® fue empleado en la especie
felina como único agente para producir la sedación
en dos casos y para la inducción de la anestesia y
posterior intubación en 4 gatos, en dos de ellos en
asociación con Ketamina. El mantenimiento se reali-
zó con halotano. DO MITOR® se utilizó junto con
una anestesia local o regional para permitir la orqui-
dectomia en cinco gatos.

C.- Gráficas.-

Gráfica 1: Monitorización de las frecuencias respi- Gráfica 3: Monitorización de las frecuencias respi-
ratoria y cardiaca durante la sedación con DO MI- ratoria y cardiaca durante la utilización de DO MI-
TOR® el la especie canina. TOR® junto con analgesia local en la especie felina.

consulta • 85
D.- Discusión y Conclusiones.-

El uso de DO MITOR® bien sea como prea-


nestésico o como sedante en la especie canina, ha
permitido, en las condiciones descritas en este tra-
bajo, un manejo razonablemente aceptable desde el
punto de vista anestésico, de todos los casos descri-
tos. Se obsevaron en seis casos complicaciones que
afectaron fundamentalmente al sistema cardiorespi-
ratorio. Afortunadamente, todos ellos pudieron ser
solucionados convenientemente, mediante la admi-
nistración de ANTISEDAN® y Atropina.
Es necesario señalar que, en dos casos, se obser-
varon contracciones involuntarias de la musculatura
de las extremidades posteriores, para las que no
tenemos una clara explicación. No hemos encontra-
do referencias bibliográficas que describan estos
fenómenos. Por último, en un caso apareció sialo-
rrea que no produjo obstrucción de la vía aérea.
De todas las observaciones clínicas efectuadas en
la especie canina concluimos que la Medetomodina
es una droga útil en el arsenal anestésico, debido a
su gran potencia y a la rapidez de aparición de sus
efectos, aun inyectada por vía im, pero debe reser-
varse su uso a pacientes ASA I y II, con una adecua-
da valoración cardiorespiratoria. No debe emplearse
nunca si se sospechan problemas de ritmicidad car-
díaca o depresión vascular.
El uso de Atropina, aunque contradictorio y confuso
en la bibliografía no ha producido en nuestro caso
mayores problemas, habiéndose administrado antes,
después y al mismo tiempo que la Medetomidina (ver
Gráfica 1). A la hora de la inducción con Barbitúricos,
hay que tener en cuenta la bradicardia que haya pro-
ducido la Medetomidina; el tiempo circulatorio estará
muy enlentecido y por lo tanto es relativamente fácil la
sobredosificación, pues el " sueño " anestésico tarda en
llegar, lo que hace pensar que la dosis de Barbitúrico
ha sido insuficiente.
El uso clínico de DOMITOR ® en la especie felina ha
originado vómitos en 2 casos, que no revistieron mayor
peligro, pero que obligan a tener en cuenta este hecho
y estar preparado para aspirar e intubar la tráquea.
También se observaron depresiones cardiorespiratorias
y arritmias de similar evolución e importancia a las que
se observaron en la especie canina. Donde quizás
DOMITOR ® se ha mostrado más eficaz, con resulta-
dos satisfactorios, ha sido en los casos de orquidecto-
mías, pues permitió las inyecciones intratesticulares o
epidurales, quedando el animal en un estado de rela-
jación con analgesia profunda, muy necesarias para
este tipo de intervención.

La administración de ANTISEDAN ® revirtió en todos


los casos los efectros de DOMITOR ®, si bien es pres-
ciso señalar la posibilidad de recuperaciones violentas
con gran excitación del animal, que pueden hacer peli-
groso su manejo en esos momentos. Pensamos que en
algunos casos es preferible dejar que el animal se
recupere más lentamente para evitar esta posibilidad y
facilitar su manejo. Además, hay que pensar que al
antagonizar los efectos de la Medetomidina también
se bloquea la analgesia, imprescindible en un post-
operatorio inmediato.

86 • consulta
V

Ventilación
artificial en el
perro y el gato

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autores
Dr. Ign acio Alvar ez
DECVA
Servicio de Cirugía
Experimental
Hospital La Paz
Madrid

Dr. Fco. Ten dillo


C APÍTULO V DECVA
Profesor Asociado
Servicio de Cirugía
Experimental
Clinica Puerta de
La hipoventilación o apnea de un paciente Hierro
pueden ser corregidas mediante la aplicación Madrid

de ventilación artificial, de forma manual o Dr a. Olga Bur zaco


con ayuda de dispositivos mecánicos Becaria de Anestesia
Servicio de Anestesia.
(respiradores o ventiladores mecánicos). El Hospital y Clinica
empleo de relajantes musculares, aunque de Quirúrgica
Facultad de
reducida difusión en la clínica veterinaria, Veterinaria,
Universidad de
requiere del uso de ventilación artificial a la Zaragoza
vez que esta técnica se beneficia de dichas
drogas permitiendo un mejor control de la
fisiología respiratoria durante el
mantenimiento anestésico.

La ventilación Ar tificial
ven tilation in
dogs an d cats

artificial en el
Summary
Hypoventilation or
apnoea in a patient
while anaesthetized
can be counteracted
by artificial

perro y el gato
ventilation, applied
manually or by means
of a mechanical
device (ventilator,
respirator).The use of
neuromuscular
blocking agents
(NMBA) should be
done only if
mechanical ventilation
is available. On the

A
other hand,
modo de breve apunte histórico, las el empleo del boca a boca espolea a toda la mechanical ventilation
primeras referencias históricas sobre sociedad, hasta el punto de crearse la S ociety would benefit of the
use of NMBA that
ventilación artificial se encuentran en la for the R ecovery of Persons A pparently Dead allows for a better
Biblia sobre maniobras de compresión del tórax (posteriormente denominada Humane S ociety), control of the
y ventilación boca a boca. Posteriormente, gra- que desarrolla amplias campañas para promover respiratory physiology
of the animal.
bados italianos del siglo XIV y fuentes escritas el uso del boca a boca en cuantos casos fuera
árabes describen la reanimación de neonatos en posible, y derrumba viejos esquemas según los
los cuales madres y comadronas aplicaban técni- cuales el cese de la respiración era un signo
cas de boca a boca, lo que algunos autores definitivo y contundente de muerte. El revulsivo
interpretan como demostraciones de la difusión que estas nuevas ideas supusieron para la socie-
de dicha técnica. Probablemente fue este con- dad se puede rastrear en los artículos y docu-
cepto el que llevó a Paracelso (1493-1541) a lle- mentos de la época e incluso en la creación de
var a cabo un intento de resucitación de un autores del siglo XIX como Edgard A . Poe, obse-
adulto mediante el uso de un fuelle. Vesalio sionado por la desaparición de los límites médi-
(1514-1564) describe sus éxitos en la resucita- cos, legales y sociales de las definiciones de
ción de perros asfixiados empleando fuelles. muerto y vivo .
Palabras clave:
Durante un largo período de tiempo, sin embar- Los primeros diseños de ventiladores aparecen Ventilacion artificial; relajantes
go, estas técnicas sólo se aplicaron de forma en el siglo XIX, consistiendo en cajas en las cuales se musculares; VPPI.

esporádica. Es sólo a partir de principios del introducía todo el cuerpo excepto la cabeza del Key words:
siglo XVIII que las crónicas repetidas y consis- paciente y en las cuales se realizaba el vacío de Artificial ventilation;
neuromuscular blocking agents;
tentes de resucitaciones de ahogados mediante forma rítmica. El pulmón de acero aparece a prin- IPPV.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):85-95; 2001. consulta • 85


efectos más evidentes es la depresión central y peri-
Tabla 1 férica de la respiración producida por el empleo de
Valores normales de gasometría arterial y pH fármacos durante la anestesia. Los tranquilizantes y
anestésicos generales reducen la respuesta del cen-
PaO 2 100 ± 10 mmHg tro respiratorio al C O 2 . Como consecuencia la inspi-
PaCO 2 40 ± 5 mmHg ración es menos frecuente, siendo habitual que un
pH 7,4 ± 0,05 gato anestesiado tenga una frecuencia respiratoria
de 12-20 resp/min, cuando la fisiológica es de 20-30
resp/min una vez se ha despertado. Los tranquili-
cipios de este siglo, llegando a su apogeo en los zantes y anestésicos generales actúan también peri-
años 1920-1950, durante las grandes epidemias de féricamente relajando los músculos intercostales y
polio que arrasaron Norteamérica y Europa. Dichas diafragma, expandiendo el tórax en menor medida
epidemias, junto con la introducción del curare en la y reduciendo el volumen corriente. Si el volumen
práctica clínica, impulsaron asimismo el desarrollo corriente de un animal despierto es de 6-12 ml/kg,
de sistemas de ventilación positiva, que hasta éste puede reducirse en el animal dormido a 6 ml/kg
entonces no habían sido muy considerados debido a o menos.
la dificultad de asegurar una vía aérea sellada en los La consecuencia de la reducción de la frecuencia
pacientes. respiratoria y volumen corriente es la considerable
disminución del volumen minuto y las alteraciones
de la gasometría sanguínea así como del equilibrio
Ventilación del animal despierto
ácido-base. La PaC O 2 se incrementa al no eliminarse
el C O 2 lo suficientemente rápido. Este exceso de C O 2
La ventilación, paso de aire por las vías aéreas se combina con agua formando iones bicarbonato e
hasta los pulmones, tiene dos fases: activa (inhala- hidrógeno siendo este último incremento de hidro-
ción) y pasiva (exhalación). La inhalación se inicia en geniones la causa de acidosis (de origen) respirato-
el centro respiratorio del cerebro, provocada por un ria. Si el pH fisiológico es de 7.38-7.42, este puede
aumento de la concentración de C O 2 y una dismi- descender hasta 7.2 en un animal anestesiado. Si el
nución de la concentración de oxígeno en la sangre animal respira aire, la concentración arterial de oxí-
arterial (PaC O 2 y PaO 2 respectivamente. PvC O 2 y geno (PaO 2) descenderá como consecuencia de la
PvO 2 indicaría la concentración en sangre venosa ). disminución del volumen minuto y una reducción de
La respuesta es la contracción de los músculos inter- la cantidad total de O 2 que entra hacia los pulmones.
costales y diafragma, expandiendo el tórax y crean- Además, la reducción del volumen corriente no per-
do una presión negativa que a su vez expanden los mite la expansión total del alveolo y ciertas zonas del
pulmones. Esta expansión provoca el paso de aire pulmón pueden colapsarse produciendo atelectasias.
hacia los alveolos. El anestesista debe contrarrestar estos efectos
En la tabla 1 se exponen los valores normales de empleando diferentes técnicas. La PaO 2 puede ele-
gasometría arterial y pH. varse, normalmente por encima de los niveles fisio-
Cuando los pulmones alcanzan cierto volumen, se lógicos, administrando oxígeno con el aire o sustitu-
producen impulsos nerviosos que alcanzan el centro yéndolo (100 % O 2): La concentración mínima de O 2
respiratorio que detiene la fase activa de la inspira- que debe administrarse a un paciente anestesiado
ción. Se relajan los músculos intercostales y diafrag- es del 30 % . Resulta más difícil prevenir la aparición
ma, se produce la exhalación y se colapsan los pul- de atelectasias o un incremento de la PaC O 2 pero
mones. En esta fase los niveles de PaC O 2 se incre- estos solo son significativos si el paciente está anes-
mentan de nuevo y, tras una breve pausa, se inicia tesiado por períodos largos de tiempo (>2 h) o en
otra inspiración. pacientes con depresión respiratoria grave. En estos
Normalmente la inspiración dura el doble que la casos debe asistirse o controlarse la ventilación
espiración (relación inspiración/espiración). La canti- manualmente mediante la compresión intermitente
dad de aire que entra y sale en los pulmones en una del balón del circuito anestésico (cada 5 seg es ade-
respiración se conoce como volumen corriente (o cuado en la mayoría de los casos), o bien utilizando
también, del inglés, volumen tidal). un ventilador mecánico.
La frecuencia respiratoria es el número de volú-
menes corrientes producidos en un minuto, de
forma que el volumen minuto es la cantidad total de
Diferencias entre
aire que entra y sale de los pulmones en un minuto. ventilación espontánea y mecánica
Este valor es el resultado de multiplicar el volumen
corriente por la frecuencia respiratoria. La diferencia existente entre las presiones intra-
pleural y alveolar vence la distensibilidad de los pul-
mones, mientras que la diferencia entre las presio-
Ventilación del animal anestesiado nes en el alveolo y el exterior vence la resistencia de
las vías aéreas.
La ventilación del animal anestesiado difiere signi-
ficativamente de la ventilación normal ya descrita; Presión intrapulmonar
prácticamente todas las técnicas anestésicas gene- Durante la respiración espontánea, el flujo de aire
rales producen depresión respiratoria. Uno de los desde el exterior al interior de los pulmones se pro-

86 • consulta
duce por una diferencia de presión entre el exterior
y el alveolo. Esta diferencia de presión sería de poca
magnitud siempre y cuando sólo hubiese que vencer
A
la resistencia de las vías aéreas. El principal esfuerzo
de los músculos respiratorios se realiza para vencer
la distensibilidad del pulmón. La diferencia de pre-
sión en un sujeto consciente que respira en reposo
es del orden de 1-2 cm H 2 O, y como la presión en la
boca es atmosférica, la presión en el alveolo duran-
te la inspiración debe ser subatmosférica. Al final de
la inspiración la presión en el alveolo vuelve a ser
atmosférica, y cuando comienza la espiración, la
presión en el alveolo aumenta unos pocos cm H 2 O
sobre la presión atmosférica, disminuyendo gradual-
mente hasta la presión atmosférica cuando los pul- B
mones se vacían.
Por el contrario, durante la respiración controla-
da con presión positiva, la presión en el alveolo
aumenta desde atmosférica hasta 6-15 cm H 2 O .
Durante la fase espiratoria la presión disminuye
hasta igualar la atmosférica mientras los pulmones
se vacían (figura 1).

Presión intrapleural
Durante la ventilación espontánea la presión
intrapleural es normalmente de -5 cm H 2 O al final de
la espiración; sin embargo, cuando comienza la ins- Figura 1. Presiones intrapulmonar (A)
e intrapleural (B) en ventilación espontánea y controlada.
piración se produce una importante caída hasta -10
Mushin WW. et al. Physiological aspects of controlled ventilation. In Mushin WW. et al editors.
cm H 2 O, volviendo a -5 cm H 2 O durante la espira- Automatic ventilation of the lungs. London: Blackwell Scientific Publication, 1980:1-32.
ción.
Durante la ventilación controlada, la presión intra-
pleural aumenta durante la fase inspiratoria desde - lar como para evitar desviaciones hacia la hiper o
5 cm H 2 O hasta 3 cm H 2 O, cayendo nuevamente a - hipoventilación. También está indicada con la utili-
5 cm H 2 O durante la espiración (figura 1). zación de bloqueantes neuro-musculares que, aun-
que aún poco difundidos en anestesia veterinaria,
tienen un campo de aplicación en cirugía de mayor
Indicaciones de la ventilación artificial sofisticación en grandes clínicas y hospitales veteri-
narios donde un anestesista pueda aplicarlos con
Los principales objetivos de la ventilación artificial, garantía.
asistida o controlada son revertir la apnea, disminuir Durante la anestesia en un paciente sano el fallo
la PaC O 2 , aumentar la PaO 2 y, por último, minimizar ventilatorio puede estar provocado por varias causas
el trabajo de la ventilación. Cualquier procedimien- entre las que destacan un plano anestésico muy pro-
to que proporcione oxígeno y anestésico a los pul- fundo, el empleo de opiáceos o de bloqueantes
mones del paciente mediante presión exterior se neuromusculares. Otras causas son las derivadas de
denomina Ventilación por Presión Positiva situaciones patológicas graves, la resistencia mecá-
Intermitente (VPPI). Mediante esta técnica, los pul- nica en pacientes obesos, o la hipotermia que típi-
mones son inflados forzando la entrada de aire o camente aparece durante la anestesia si no se
mezcla gaseosa de aire / oxígeno / protóxido / anes- emplean fuentes de calor.
tésico inhalatorio desde el balón del circuito o desde
un ventilador mecánico. Es el método de ventilación
Principios de la ventilación artificial
más común, sencillo y similar a la ventilación fisioló-
gica aunque en este último caso la entrada de aire
se produce por una fuerza negativa proveniente de Las variables que se manejan durante la ventila-
la cavidad torácica. La importancia de esta técnica ción mecánica incluyen la presión máxima aplicada
reside en que en muchos casos, durante la aneste- (pico de presión) o el volumen de gas administrado,
sia, la ventilación pulmonar está deprimida en gra- el tiempo durante el cual se aplica dicha presión o
dos que la hacen incompatible con una oxigenación volumen y la frecuencia con la que se realiza.
adecuada, comprometiendo incluso la vida del ani- La presión proximal de la vía aérea en el pico ins-
mal. La VPP está indicada siempre que un paciente piratorio (momento de máxima expansión pulmo-
es incapaz de mantener sus propias necesidades nar) debe suficiente como para proporcionar un
ventilatorias o de oxigenación. volumen corriente adecuado; 6-10 cm H 2 O suelen
La ventilación mecánica se recomienda en toraco- ser suficientes para animales pequeños; mientras
tomías o en intervenciones de larga duración donde que son necesarias presiones de 10-15 cm H 2 O en
la ventilación manual no es lo suficientemente regu- perros de gran tamaño. Presiones de 20-30 cm H 2 O

consulta • 87
pandir o abrir pequeñas vías aéreas y alveolos que
Tabla 2 tienden a colapsarse normalmente. Esto puede ocu-
Valores típicos de ventilación artificial rrir más fácilmente si el paciente ventila con un
volumen corriente pequeño o existe un acúmulo de
Pico de presión 6-15 cm H 2 O* fluidos en las vías aéreas.
Frecuencia respiratoria 8-15 resp/ min La frecuencia respiratoria debe estar situada entre
Volumen corriente 6-12 ml / kg 8 y 15 ventilaciones por minuto. El volumen minuto
Volumen minuto 150 y 250 ml / kg/ min (volumen corriente x frecuencia respiratoria) debe
Tiempo inspiratorio 0,75-1,5 seg situarse entre 150 y 250 ml/kg/min.
Relación Inspiración /Espiración en seg. 1/1 – 1/ 3 Una vez establecidos los valores para un paciente
dado, en el ventilador deben comprobarse su ade-
* Las presiones más bajas se aplican a animales de menor tamaño como gatos, cuación en el grado de expansión pulmonar, la
aumentando progresivamente con el peso del animal. gasometría sanguínea y los monitores disponibles
de la ventilación pulmonar. En caso contrario debe
reajustarse el ventilador.
Tabla 3 En la tabla 2 se exponen los valores típicos de ven-
tilación artificial.
Modificaciones de la gasometría sanguínea, pH, equilibrio ácido-base
y saturación de oxígeno en pacientes normo, hipo e hiperventilados.
Estos valores son aproximados y dependen de cada caso. Inconvenientes y efectos adversos
de la ventilación artificial (VPP)
Normales Hipoventilación Hipoventilación Hiperventilación
+O 2
El objetivo de la VPP es minimizar sus efectos
pH 7.40 7.29 7.29 7.51
negativos y maximizar los positivos o beneficiosos.
PCO 2 (mmHg) 40 63 62 25 La presión positiva aplicada a las vías aéreas altas es
PO 2 (mmHg) 99 55 127 162 transferida al espacio pleural. En consecuencia, las
Bicarbonato (mmHg) 25 21 21 23 grandes venas del tórax se comprimen impidiéndo-
Exceso de bases 0 -5 -4 4 se el flujo de sangre venosa de retorno a las aurícu-
Saturación de O 2 98 88 99,8 99,6 las derecha e izquierda. El flujo sanguíneo pulmonar
también se ve afectado negativamente por la VPP.
La disminución del retorno venoso reduce el llenado
son adecuadas para proporcionar un suspiro o inspi- diastólico ventricular, el volumen sistólico, la presión
ración profunda y serán necesarias presiones mayo- arterial y finalmente el gasto cardíaco. La magnitud
res si existe una alteración patológica del parénqui- de estas alteraciones debe comprobarse inmediata-
ma pulmonar que disminuya la elasticidad o com- mente después de haber iniciado la VPP palpando la
plianza (indicador de la elasticidad pulmonar o dis- disminución de la calidad del pulso después de cada
tensibilidad) y/o acúmulo de líquido en las vías aére- pico inspiratorio o midiendo la disminución de la
as. Las presiones superiores a las mínimas necesarias presión arterial obtenida con métodos invasivos y no
para alcanzar un volumen corriente adecuado alte- invasivos.
ran el retorno venoso intratorácico y pueden dañar Los pacientes hipovolémicos son más susceptibles
el parénquima pulmonar. a presentar complicaciones. La administración rápi-
La duración de la fase inspiratoria debe ser la da de fluidos (10-40 ml/kg) es adecuada si existe
mínima que permita un volumen corriente adecua- sospecha o certeza de hipovolemia. La VPP puede
do. Este puede alcanzarse en 0,5-1,5 segundos. provocar ruptura alveolar con neumomediastino,
Debido a las características viscoelásticas del pul- enfisema subcutáneo, neumotórax y/o embolismo
món, su expansión es parcialmente tiempo-depen- gaseoso. Presiones medias sostenidas de 50 cm H 2 O
diente. Por otro lado, tiempos inspiratorios largos en el perro normal sano provocan ruptura alveolar
afectan al flujo venoso intratorácico. Dentro del septal. La hiperventilación es una complicación
ciclo ventilatorio completo (inspiración + espiración) iatrogénica frecuente de la VPP, donde se producen
la inspiración debe durar como máximo un 50 % (y cambios muy rápidos en la PaC O 2 y pH arterial que
50 % espiratorio), siendo más adecuado un 33 % (y desembocan en alcalosis respiratoria.
66 % espiratorio). En la tabla 3 se exponen las modificaciones apro-
Normalmente existe una relación entre la presión ximadas de la gasometría sanguínea, pH, equilibrio
de la vía aérea y el volumen de gas que entra en los ácido-base y saturación de oxígeno en pacientes
pulmones. El volumen corriente debe estar com- normo, hipo e hiperventilados.
prendido entre 6 ml/kg y 12 ml/kg. Los valores infe-
riores tienden a colapsar el pulmón y, en combina-
ción con una frecuencia respiratoria baja, producir
Técnicas de ventilación:
una ventilación insuficiente; mientras que los valo- asistida y controlada
res más elevados alteran el retorno venoso. Una
forma sencilla de determinar un volumen corriente La ventilación puede asistirse o controlarse. En la
adecuado en pacientes normales es la observación ventilación asistida, se asegura que el paciente ins-
de la expansión torácica durante la inspiración. El pire un mayor volumen de aire, siendo el paciente
suspiro debe aplicarse cada 30 minutos para reex- el que inicia la inspiración. Este método se emplea

88 • consulta
muy poco durante la anestesia porque tiende a Una vez que se ha iniciado la ventilación controla-
producir hiperventilación. En la ventilación contro- da, 8-12 resp/min es suficiente, con una presión de
lada, se fuerza la entrada del aire en los pulmones, 6-15 cm H 2 O. Si el tórax está abierto, se pueden
y el paciente no realiza ningún esfuerzo ventilato- requerir presiones de 10-20 cm H 2 O. El tiempo ins-
rio espontáneo. En este caso, el anestesista o piratorio debe ser de 1-1,5 seg y el espiratorio del
intensivista controla el volumen de aire, la frecuen- doble. Normalmente, no debe mantenerse presión
cia respiratoria y la presión de aire introducida al sobre los pulmones durante la espiración, por
animal. pequeña que ésta sea.
Durante la anestesia resulta muy frecuente tener La forma de determinar la presión administrada
que aplicar ventilación pulmonar a causa de la sin un manómetro se basa en la apreciación visual
depresión respiratoria. La ventilación asistida o con- de una buena, pero no excesiva, expansión del
trolada bajo anestesia puede realizarse: tórax. Un animal pequeño (< 5 kg, por ejemplo,
❶ Comprimiendo el balón del circuito cada 5-10 gatos) necesita presiones inferiores (10 cm H 2 O) al
min y que simula una inspiración profunda que se ofrecer su caja torácica menor resistencia a la insu-
produce fisiológicamente en un animal consciente. flación.
❷ Ventilando de forma continua comprimiendo el Existen varios métodos para realizar una ventila-
balón cada 5 seg; normalmente el anestesista con- ción manual; desde los más sencillos como el
trola la ventilación. soplado a través del tubo endotraqueal (solo en
❸ Ventilando de forma continua mediante un emergencias), o métodos más adecuados como el
ventilador mecánico. El anestesista ajusta el ventila- empleo de un balón autoinflable o ambú (fotogra-
dor controlando totalmente la ventilación. Los ven- fía 1), o del balón del circuito anestésico; y en ani-
tiladores mecánicos también pueden ajustarse para males pequeños, cerrando la salida de un circuito
asistir la ventilación detectando el inicio de la inspi- sin reaspiración o la pieza en “T” de Ayre, dejando
ración (presión negativa). que el gas fresco infle los pulmones. Los tres últi-
mos métodos son muy aceptables para mantener
una ventilación adecuada durante un período rela-
Ventilación manual y mecánica
tivamente prolongado de tiempo. Para períodos
superiores (>20-30 min hasta días), debe contem-
La ventilación manual puede utilizarse para asis- plarse la aplicación de ventiladores mecánicos.
tir o controlar la ventilación mediante la adminis- Las desventajas de la ventilación manual radican
tración de presión sobre el balón del circuito anes- en que una persona debe atender de forma cons-
tésico. Este se comprime hasta que los pulmones tante e intensiva (y costosa en tiempo y/o dinero) la
se expanden de forma similar a como lo harían en ventilación y que la ventilación mecánica es más
un animal despierto y sano. Debe evitarse una pre- precisa, y en continua; resulta difícil que alguien sea
sión excesiva (> 20 cm H 2 O ó 14 mm Hg) que es capaz de mantener una ventilación manual constan-
especialmente fácil de alcanzar en animales peque- te durante períodos largos de tiempo sin distraerse
ños (ej: gato) donde una compresión leve del balón como lo haría una máquina.
es capaz de sobreexpandir los pulmones. Su apli- La ventilación mecánica es básicamente idéntica a
cación ocasional, cada 5 min, permite expandir los la ventilación manual. Existen varios tipos de venti-
alveolos colapsados y revertir la aparición de ate- ladores mecánicos con diferentes formas de contro-
lectasias. La presión aplicada puede comprobarse larlos. Pueden sustituir el balón del circuito anesté-
dado que algunos circuitos anestésicos incorporan sico y, algunos, permiten administrar también los
un manómetro o puede adaptarse uno al circuito. gases anestésicos.
Alternativamente puede conectarse una columna
de agua que mide la presión en cm de agua en
lugar de mmHg; este último método es una forma
muy sencilla de aprender a calcular la presión ejer-
cida sobre el balón del circuito durante la ventila-
ción manual.
Es conveniente fijar el vaporizador al 0 % para evi-
tar un aumento de la concentración que se produce
con algunos modelos antiguos, y controlar la pro-
fundidad anestésica basándose en los signos que
determinan la misma.
Si el paciente presenta una frecuencia respiratoria
(<8 resp/min) y volumen corriente insuficientes,
debe iniciarse una ventilación asistida con 12-16
resp/min y un presión máxima (pico de presión) de
15-20 cm H 2 O. En 3-5 min el animal deja de ventilar
espontáneamente y el anestesista inicia la ventila-
ción controlada. En caso contrario, deben adminis-
trarse bloqueantes neuromusculares que paralizan
la musculatura esquelética, aunque rara vez son
Fotografía 1. Bolsa Ambú. Conviene que esté en lugar
necesarios en la práctica. accesible para casos de emergencia .

consulta • 89
En la mayoría de los casos el ventilador cicla, es
decir, pasa de la fase de inspiración a la fase de
espiración, controlado por presión, volumen o
tiempo. El ventilador ciclado por presión suminis-
tra ga-ses hasta que se alcanza una presión máxi-
ma (6-15 cm H 2 O), ej: Bird M ark. El ventilador
ciclado por volumen suministra gases hasta que se
alcanza un volumen predeterminado (6-12 ml/kg)
(fotografía 2). El ventilador ciclado por tiempo
suministra gases durante un tiempo prefijado (1-2
seg) manteniendo un tiempo espiratorio del doble
o triple (relación I/E = 1/2 ó 1/3), ej: Penlon (foto-
grafías 3 y 4). De los modelos antes indicados
surge el planteamiento de qué tipo de ventilador
es el más adecuado en la práctica clínica. En los
últimos años ha predominado el empleo de venti-
ladores ciclados por volumen bajo la premisa de
que, independientemente de la presión ejercida,
deben llenarse los pulmones suficientemente.
Fotografía 2. Ventilador Manley ciclado por volumen. A unque este principio es esencialmente correcto
No es útil para pacientes de menos de 15 kg. se ha observado que normalmente se han aplicado
unos volúmenes muy elevados y que las caracterís-
ticas de llenado alveolar no son uniformes y puede
provocarse el llamado barotrauma o lesión provo-
cada por volumen y no necesariamente por pre-
sión. En cualquier caso el volutrauma surge funda-
mentalmente cuando el período de ventilación es
muy prolongado y normalmente la lesión pulmo-
nar por una presión o volumen excesivos solo se
produce al principio, cuando no se ha tomado la
precaución de ajustar los parámetros de ventila-
ción a las necesidades del animal; por ejemplo
cuando se conecta un ventilador a un animal muy
pequeño (ej: Yorkshire) cuando éste aún está ajus-
tado al paciente anterior de mayor tamaño (ej:
M astín). En cualquier caso, prácticamente todos
Fotografía 3. los ventiladores disponen de una válvula de sobre-
Ventilador Penlon presión que se dispara a los 60 mm Hg. Unas pre-
con válvula para cauciones mínimas en este sentido reducen consi-
adulto. La válvula derablemente las posibles complicaciones de la
pediátrica permite ventilación mecánica (fotografía 5).
ventilar pacientes de
escaso peso y aves.
Manejo del paciente ventilado

La eficacia de la ventilación manual o mecánica


debe comprobarse periódicamente mediante una
valoración clínica del color de las mucosas y de la
expansión pulmonar o del balón del circuito, o
mediante equipamiento que permita valorar la
saturación de oxígeno de la hemoglobina (pulsioxí-
metro), la eliminación de C O 2 al final de la espira-
ción (Capnógrafo; ETC O 2 ó end tidal C O 2 entre 30
y 40 mm Hg), determinando el volumen corriente o
minuto (respirómetros), o mediante gasometría
sanguínea. Debemos comprobar que el cuadro pre-
vio no ha empeorado. La aplicación de ventilación
en un neumotórax evidenciará una disminución del
volumen corriente, aumento de la frecuencia respi-
ratoria, disminución de la complianza, disminución
de la Pa O 2 y aumento de la Pa C O 2 . El empeora-
miento del gasto cardíaco puede comprobarse rápi-
damente verificando la disminución de la amplitud
Fotografía 4. Ventilador Engler
ciclado por tiempo y presión. del pulso o de la presión arterial (fotografía 6).

90 • consulta
Retorno a la ventilación
espontánea: destete

C uando la cirugía termina y se va a proceder a


despertar al animal, el control de la ventilación
debe volver a espontáneo. Esto se realiza disminu-
yendo la profundidad anestésica reduciendo la
concentración de anestésicos inhalatorios que se
suministran al animal o dejando que éstos se elimi-
nen si son anestésicos inyectables. Este proceso
puede prolongarse durante varios minutos, espe-
cialmente en pacientes debilitados. La reducción
de la frecuencia respiratoria, a 5 resp/min aproxi-
madamente, permite aumentar los niveles de C O 2
que actúan como estimulante respiratorio y favore-
cen el inicio de la ventilación espontánea. Si los
esfuerzos ventilatorios son adecuados puede des- Fotografía 5. Ventilador de concertina . El manómetro en el cuadro de
conectarse el ventilador. En algunos casos el ani- mandos permite conocer la presión en vías aéreas. La cantidad de mezcla
mal puede empezar a moverse antes de comenzar inyectada es determinada observando el descenso de la concertina sobre la
a ventilar espontáneamente; en estos casos no regleta serigrafiada en la caja de plástico transparente que la contiene.
debe retirarse el tubo endotraqueal hasta compro-
bar que el animal ventila correctamente.
Un segundo método consiste en hipoventilar al
paciente con una mezcla rica en oxígeno; en la que
se aplica, como mínimo, una inspiración profunda
cada 30 segundos. Los niveles de C O 2 se incremen-
tan mientras se mantienen los de O 2 , estimulándose
el centro respiratorio sin riesgo de hipoxia. Si la ven-
tilación espontánea no retorna en 5-10 minutos,
debe volver a instaurarse la ventilación controlada
de nuevo. A los 10-15 minutos puede aplicarse nue-
vamente la técnica de hipoventilación. Estas técni-
cas dan resultados satisfactorios en pacientes anes-
tesiados sin patologías que afecten al sistema respi-
ratorio. En estos últimos casos, el problema subya-
cente debe ser tratado previamente. Un error fre-
cuente durante la recuperación anestésica y desco-
nexión de la ventilación artificial es mantener e
incluso incrementar la hiperventilación. De este
modo los niveles de C O 2 disminuyen considerable-
mente e impiden estimular el centro respiratorio. Fotografía 6. Cuadro de mandos de un ventilador de concertina . La
regulación del volumen se ajusta observando el manómetro incorporado.
Si el período de transición a la ventilación espon-
tánea es muy brusco, los pacientes pueden desa-
rrollar complicaciones hipoventilatorias o hipóxi-
Empleo de bloqueantes neuromusculares
cas. Se debe comprobar que el plano anestésico, o
de sedación, es suficientemente superficial o que en la ventilación artificial
la reversión de los bloqueantes neuromusculares es
adecuada. En la mayoría de los casos un plano En general no es necesario utilizar BNM, especial-
anestésico excesivamente profundo es la causa de mente si se va a ventilar por períodos cortos de
estas complicaciones. Hasta que este plano no sea tiempo, y es suficiente con un plano anestésico sufi-
lo suficientemente superficial, debe mantenerse el cientemente profundo. Si el paciente lucha contra el
soporte ventilatorio. Tampoco debe retrasarse por- ventilador probablemente el grado de sedación-
que resulta muy molesto para un animal conscien- anestesia sea superficial, pudiendo profundizarse.
te y la presencia del tubo endotraqueal puede pro- Durante la realización de una anestesia, y en caso
ducir un espasmo bronquial o laríngeo. Esto último de tener que aplicar ventilación artificial, la utiliza-
es especialmente importante en gatos. Por el con- ción de BNM puede ser la técnica de elección.
trario, en animales con problemas de obstrucción
de la vía aérea (braquicéfalos como bulldog) el
Relajantes musculares
tubo endotraqueal debe retirarse lo más tarde
posible. Durante el proceso de desconexión de la
ventilación artificial se debe administrar oxígeno al Este grupo de drogas se desarrolló a partir de un com-
100 % hasta que el animal presente un patrón ven- puesto natural, el Curare, descubierto por tribus de
tilatorio normal. Sudamérica. Los indios de la Guayana utilizaban la savia

consulta • 91
del bejuco Chondodendron Tomentosum para envenenar Relajantes despolarizantes
las flechas, lo que producía la muerte o al menos la pará- Actúan mediante la despolarización de la terminal
lisis parcial de sus presas, incluso con heridas levísimas, nerviosa y de la placa motora, compitiendo con la ace-
permitiendo su captura. El primer contacto de los euro- tilcolina (A Ch), bloqueando la acetilcolinesterasa
peos con estas substancias fue como resultado de la (AChasa) o soltando grandes cantidades de ACh. Al
lucha con dichas tribus, y las crónicas de flechas envene- modificar el ciclo fisiológico de apertura y cierre de los
nadas con una sustancia misteriosa estimuló el interés canales de Ca ++ en los receptores pre y postsinápticos
científico de los anatomistas de la época. Al experimen- (regulada por la ACh, que al unirse a dichos canales los
tar con dichas sustancias, los científicos descubrieron que abre, cerrándolos al liberarse y siendo destruida por la
bajo su efecto el corazón de cobayas, gatos y palomas AChasa), dichos canales quedan permanentemente
seguía latiendo. El experimento más famoso lo realizó abiertos, permitiendo el paso de Ca ++ y Na + al interior
Charles Waterton a principios del siglo XVII, aplicando de la célula y la salida de K + , lo que llega a restaurar el
una dosis de curare a una asna. Al paralizarse los múscu- potencial de membrana en reposo, quedando el mús-
los del animal, Waterton practicó una traqueostomía y la culo inexcitable, en parálisis flácida. En los músculos
mantuvo ventilada mediante dos fuelles durante varias con numerosos receptores ACh, bien por denervación,
horas. El animal no sólo sobrevivió, sino que, rebautizada bien por inervación múltiple, los fármacos despolari-
como Wouralia (ya que por entonces al curare se le deno- zantes producen una despolarización generalizada, lo
minaba Wourali), envejeció feliz en la finca de Waterton. que ocasiona una contractura. Estos fármacos no son
La noticia de este experimento, junto con otros muchos, reversibles, por lo que no deben administrarse antago-
debió correr como la pólvora en los círculos académicos, nistas. La administración conjunta con relajantes mus-
y a mediados del siglo XIX bastantes profesionales inten- culares no despolarizantes puede ocasionar efectos
taban conseguir muestras para probarlas en todo tipo de antagónicos ó ser aditiva. En general, se recomienda, si
pájaros, mamíferos y aves. Incluso Claude Bernard en se ha empleado un bloqueante despolarizante para la
1854 movilizó sus contactos para hacerse con unas intubación, comprobar la eliminación del mismo antes
muestras, realizando un espectacular experimento de de proceder a la administración de un relajante no des-
curarización en una rana y comprobando la falta de res- polarizante. Como ventajas, se admiten la falta de faci-
puesta de los músculos de las patas a la estimulación litación postetánica (v. monitorización del bloqueo neu-
directa del nervio ciático. romuscular) y, en el caso de la succinilcolina, su tiempo
El primer relajante muscular utilizado en la clínica de latencia mínimo, de apenas 60 segundos en admi-
fue el extracto del bejuco (d-tubocuranina), aislada nistración IV.
en 1935 y empleada en 1942 por Griffith y Johnson.
• SUCCINILCOLINA (SUXA METONIO )
Es el único bloqueante neuromuscular (BNM) despo-
Mecanismo de acción
larizante actualmente en uso clínico. Descrito en 1906
de los relajantes musculares por Hunt y Taveau, goza pues de un largo período de
uso en los arsenales anestésicos. Esta molécula es
Los relajantes musculares actúan produciendo el degradada por la colinesterasa plasmática (ChE) y por
bloqueo de la transmisión neuromuscular en la redistribución plasmática, siendo la primera la vía más
placa motora por dos mecanismos diferentes según importante. Actualmente, cada vez es menos emplea-
el tipo de sustancia: da a medida que se sintetizan nuevos BNM no despo-
❶ Persistencia de la despolarización. larizantes más rápidos y de menor duración. En los ani-
❷ Antagonismo de la despolarización. males, se recomiendan dosis de 0,3 mg/kg por vía IV,
Los que actúan por el primer mecanismo se deno- IM e IP. Su duración en nuestros pacientes es de unos
minan relajantes despolarizantes, y los segundos 25 minutos en el perro (más del doble que en pacien-
relajantes no despolarizantes. tes humanos) y unos 2-3 minutos en el gato. Se reco-
Conviene recordar que la acción de dichas sustan- mienda su uso en dosis única, siendo desaconsejados
cias no incluye la analgesia ni la inconsciencia. los bolos múltiples y la infusión continua por la mime-
Aunque los pacientes paralizados permanezcan inmó- tización de bloqueos de tipo no despolarizante. Dentro
viles sobre la mesa del quirófano, son conscientes y de los efectos colaterales más importantes destacan el
receptivos a cuanto se produce a su alrededor o en si aumento de la Presión Intracraneal (PIC), de la Presión
mismos, y por supuesto sienten dolor. Ya en los pri- Intraocular (PIO) y de la Presión Intragástrica (PIG), fas-
meros experimentos con animales, los anatomistas ciculaciones, mialgias, espasmos de maseteros, bradi-
consignaron en sus cuadernos que los perros parcial- cardia (por predominio de la respuesta muscarínica)
mente curarizados son capaces de distinguir cómo les que puede conducir a asistolia, aumento de tono del
llaman, pero no pueden moverse en dirección a la per- esfínter esofágico, e hiperpotasemia en pacientes con
sona que lo hace . Bastantes pacientes humanos han cuadros neurológicos (encefalitis, traumatismos crane-
sufrido la experiencia de recuperar la consciencia oencefálicos) o denervación (quemados, politraumati-
durante una intervención, pero al estar paralizados zados, inmovilizaciones prolongadas con distrofia mus-
eran incapaces de gritar o moverse. cular, entre otros).
Los relajantes musculares actúan también sobre La succinilcolina es el BNM que provoca más fre-
receptores muscarínicos y nicotínicos, en mayor o cuentemente reacciones anafilácticas, con libera-
menor grado, produciendo un bloqueo a nivel gan- ción de histamina que provoca o exacerba la apari-
glionar que se traduce en hipotensión, reducción de ción de broncoespasmos, además de ser causa de
la resistencia vascular y taquicardia aparición de cuadros de hipertermia maligna; aun-

92 • consulta
que afortunadamente este último sea bastante fre-
cuente en cerdos y temible en humanos, parece ser Tabla 4 Dosis y duración de los BNM
de incidencia muy esporádica en perros y gatos. D OSIS ( MG/KG) D URACIÓN ( MIN)
Las alteraciones en la actividad de la ChE modifica-
rán de forma indirecta la duración de la acción de la Perro Gato Perro Gato
succinilcolina que se verá potenciada en caso de dis- Pancuronio 0,03-0,06 0,02 40-100 14-15
minución de la actividad de la ChE, ocasionada por Atracurio 0,15-0,4 0,25 15-45 29
alteraciones congénitas de la ChE, pesticidas, neos- Vecuronio 0,02-0,1 0,02-0,04 15-45 5-9
tigmina, edrofonio, fisostigmina, anestésicos locales Doxacurio 0,008 - 75 -
tipo éster (ej: procaína), propanolol, metrocloprami- Mivacurio 0,15 - 25 -
da, esmolol y agentes inhalatorios entre otros. La dis-
Cisatracurio 0,15 - 20-45 -
minución de la cifra total de ChE también producirá
potenciación del bloqueo, lo que ocurre en preñadas, Gallamina 0,4-1,0 1,2 29 24
neonatos, gerontes, trastorno hepático, fallo renal, Pipecuronio 0,003-0,05 0,002 16-81 16-24
malnutrición, quemados, infecciones agudas, acidosis
respiratoria, hipotermia y tratamientos con glucocor-
ticoides y citotóxicos. Por el contrario, algunas varian-
tes genéticas, la obesidad y la hiperlipemia aumentan
la actividad de la ChE, disminuyendo la acción y dura-
ción de la succinilcolina.
Actualmente, se recomienda la succinilcolina para
la intubación traqueal de emergencia, inducción de
anestesia general en pacientes con estómago lleno
(ej: hembras preñadas a término), laringoespasmo e
intervenciones muy cortas como reducción simple
de fracturas o luxaciones.

Bloqueantes no despolarizantes
(c ompetitivos)

Estos fármacos, conocidos genéricamente como


curares, se unen a los receptores postsinápticos, evi- Cada día se sintetizan nuevos compuestos que ofre- Fotografía 7.
tando la activación de los receptores por la acetilcolina cen mayores ventajas, especialmente por la menor Paciente
y cerrando los canales. Los BNM saltan dentro y fuera latencia por lo que tal vez lleguen a desplazar total- anestesiado con
de los receptores, comportándose como unos estor- mente a la succinilcolina. Atracurio.
bos. Cantidades crecientes de ACh pueden revertir el La elección de un BNM ND dependerá, en cada El ligero aumento
de la presión
bloqueo ya que, por análisis de probabilidad, es más caso, de las necesidades anestésicas y de la familia- intraocular no
fácil que en presencia de un porcentaje superior de ridad del clínico con cada producto. suele ser
moléculas de ACh, los receptores sean ocupados por • PANCURONIO : No se recomienda en pacientes con contraproducente
dichas moléculas en lugar de por los BNM. alteraciones hepáticas y renales, así como quemaduras en la cirugía
Los BNM no despolarizantes, al contrario que los extensas. Tiene una latencia de unos 3 minutos. Se ocular, para la
despolarizantes, no son degradados por la ChE. La pueden administrar bolos adicionales de 0,01 mg/kg. cual los
relajantes
desaparición del bloqueo, pues, depende de la dismi- Es un producto muy potente, de metabolización hepá-
musculares
nución plasmática de los mismos. Algunos compues- tica y excreción renal, que se une a proteínas en un ofrecen la ventaja
tos se degradan por la acción de la temperatura y pH 80 %, por lo que su empleo en pacientes con altera- de evitar la
corporales; los BNM de tipo esteroideo se metaboli- ciones en la proteinemia debe ser cuidadoso. Su rotación del globo
zan en el hígado. Los BNM no degradados son elimi- empleo tras la administración de succinilcolina aumen- ocular.
nados en parte por el riñón, en parte por el hígado, ta la duración del efecto del primer producto, debido a
variando las proporciones relativas de unos a otros. su acción de inhibición de la ChE. También pueden
Todos ellos producen facilitación postetánica. prolongarse sus efectos con agentes inhalatorios, algu-
Atendiendo a la estructura de estos compuestos, nos antibióticos y anticonvulsivos. La infusión continua
pueden clasificarse en: puede producir acumulación y bloqueo prolongado.
☞ Aminoesteroideos: Pancuronio; Pipecuronio; Los efectos secundarios incluyen taquicardia y aumen-
Vecuronio; Rocuronio. to de la tensión arterial por su efecto vagolítico, que en
☞ Bencilisoquinolinas (curariformes): anestesias polifarmacológicas con productos bradicar-
d-Tubocuranina; Doxacurio; Metocuranina; dizantes tiende a equilibrarse y pasar desapercibida.
Mivacurio; Atracurio; Cisatracurio. No se recomienda su empleo en pacientes con aumen-
Las dosis recomendadas están expuestas en la tabla 4. to de niveles de catecolaminas o en tratamiento con
La vía de elección es la IV. Generalmente se suelen productos de efecto parasimpaticomimético.
utilizar en bolos únicos o repetidos, no siendo muy • ATRACURIO : Puede utilizarse en pacientes con alte-
común la infusión continua. En el caso de la raciones renales y hepáticas (fotografía 7). No produ-
Gallamina, se recomienda la dosis única. ce efectos cardiovasculares a las dosis terapéuticas
Existen un número mayor de BNM en el mercado, recomendadas. No es acumulativo y su mecanismo
pero se expone en el presente trabajo una selección. de eliminación es químico (eliminación de Hoffmann

consulta • 93
e hidrólisis éster), no enzimático, independiente de la • PIPECURONIO : Escasa biotransformación.
ChE, excretándose por orina y bilis los metabolitos Eliminación principalmente renal. Latencia de 2-6
resultantes. Uno de los metabolitos resultantes, la minutos. Pueden administrarse bolos adicionales de
Laudanosina, puede producir a dosis muy elevadas aproximadamente 1/5 de la dosis inicial o establecer
efectos similares a la estricnina. Pueden utilizarse una infusión continua (aprox. 0,03 mg/kg/h) . Efecto
dosis de hasta 0,5 mg/kg, con bolos adicionales de prolongado en pacientes con insuficiencia renal y
0,2 mg/kg. Puede producir descarga de histamina de hepática. Acción prolongada asociado a agentes inha-
mayor o menor gravedad. Aumenta ligeramente la latorios, algunos antibióticos y anticonvulsivos.
presión intraocular, pero no la intracraneal.
• VECURONIO : Metabolizado principalmente en el
Reversión de los BNM
hígado, es un potente bloqueante que puede producir
parálisis prolongadas tras administraciones mantenidas
(mantenimientos intensivos, operaciones muy prolon- La reversión del bloqueo de los BNM no despolari-
gadas). No posee ningún efecto hemodinámico, ni zantes se basa en aumentar la cantidad de ACh en el
tiene efectos acumulativos ni vagolíticos y no produce receptor postsináptico, para lo cual se produce la inhi-
descarga de histamina. Resulta desaconsejado en alte- bición de la destrucción de ACh por la AChasa en sitios
raciones hepáticas. Posee una acción prolongada aso- de transmisión colinérgica. Los fármacos utilizados se
ciado a agentes inhalatorios, algunos antibióticos y denominan anticolinesterásicos. La decisión de esco-
anticonvulsivos. Pueden administrarse bolos de 1/2-1/4 ger uno u otro dependerá de la Farmacología de las
de la dosis inicial, aunque algunos autores no reco- sustancias elegidas, Profundidad del bloqueo,
miendan administrar más de un único bolo extra, debi- Disfunción orgánica, Edad del paciente, Experiencia
do a la frecuencia de aparición de efectos curarizantes personal y Relajante muscular utilizado. Estas sustan-
residuales. No interfiere con la presión intracraneal, cias tienen también efectos nicotínicos y muscarínicos,
pero disminuye significativamente la intraocular. por lo que en la mayoría de los casos se recomienda la
• D OXACURIO : Metabolización mínima, excreción administración previa de anticolinérgicos. Estos fárma-
principalmente renal y biliar sin cambios. Sin efectos cos tienen efecto techo , por lo que a dosis mayores no
hemodinámicos, no produce liberación de histamina producirán mayor reversión del bloqueo. Se recomien-
y su efecto es muy potente. Latencia de este com- da comprobar el inicio de movimientos respiratorios
puesto es de 3 minutos, siendo su margen de seguri- indicadores de que el efecto del BNM está desapare-
dad grande. Resulta desaconsejado en pacientes con ciendo antes de administrar el reversor.
insuficiencia hepática o renal y su acción es prolon- Los fármacos más utilizados son:
gada en gerontes y obesos, asociado a agentes inha-
latorios, algunos antibióticos, bloqueantes de canales • NEOSTIGMINA (M ETILSULFATO )
del calcio y anticonvulsivos. No parece tener acumu- Es un reversor muy potente y su efecto es retarda-
lacióny puede producir descarga de histamina. do por agentes halogenados. Se recomienda la admi-
• M IVACURIO : Degradado por la ChE, de adminis- nistración previa de anticolinérgicos. Se han descrito
tración muy lenta y latencia de unos dos minutos. como efectos secundarios arritmias, hipotensión,
Resulta desaconsejado en pacientes con alteracio- paro cardíaco; aumento de las secreciones, depresión
nes hepáticas y renales, así como en alteraciones de respiratoria; nauseas, emesis; espasmos musculares;
la ChE. Posee una acción prolongada en gerontes, eritema y urticaria. Su uso está desaconsejado en
asociado a agentes inhalatorios, algunos antibióti- caso de peritonitis y obstrucciones gastrointestinales.
cos y anticonvulsivos. No parece tener acumulación Dosis: 0,02-0,06 mg/kg IV lenta; Duración: 60-80 min
y puede producir descarga de histamina. (efecto máximo a los 7-11 min).
• CISATRACURIO : Muy semejante al atracurio. Eliminación
por la vía de Hoffmann y tal vez hidrólisis éster. La admi- • E DROFONIO
nistración previa de succinilcolina no prolonga su efecto. No precisa de la administración de anticolinérgicos,
Latencia de 2 minutos. Duración del efecto muy variable. ya que tiene menos efectos muscarínicos. Es menos
La dosis de inducción puede ser de hasta 0,4 mg/kg, con potente que la neostigmina, pero su latencia es de
lo que el tiempo de latencia se reduce. Pueden adminis- apenas unos minutos, por lo que tiene indudables ven-
trarse bolos de 0,01-0,015 mg/kg o infusiones continuas tajas. Se han descrito como efectos secundarios: con-
de 1,6 ± 0,4 µg/kg/min. No produce liberación de hista- vulsiones; bradicardia, disminución del gasto cardíaco;
mina. Recomendable en pacientes hepáticos, renales, aumento de secreciones, constricción bronquial; nau-
pediátricos y gerontes y procedimientos prolongados. seas, aumento del peristaltismo, vómitos; debilidad,
Acción prolongada asociado a agentes inhalatorios, algu- fasciculaciones. No debe utilizarse en: asma, obstruc-
nos antibióticos y anticonvulsivos. ción mecánica intestinal o de vías urinarias y arritmias
• G ALLA MINA : De eliminación renal sin metaboliza- cardíacas. Dosis: 0,5 mg/kg IV lenta; Duración: 60-80
ción. Produce taquicardias mantenidas por acción min (efecto máximo en 1-2 min).
inotrópica y efectos tiramínicos secundarios.
Desaconsejada en pacientes con insuficiencia renal.
Monitorización de los BNM
No libera histamina. Pueden administrarse bolos
repetidos. Actualmente su uso en medicina humana
es nulo y está también desapareciendo de los quiró- Se basa en la utilización de un estimulador nervioso
fanos veterinarios, quedando su uso limitado a algu- de potenciales evocados aplicado sobre un nervio de
nas especies de reptiles. fácil acceso (gen. el nervio cubital). Debe medirse siem-

94 • consulta
pre la respuesta basal (T0) a dicho estímulo en el
paciente antes de administrar el BNM, ya que la pro-
fundidad el bloqueo se mide como el porcentaje de
reducción de respuesta. No debe utilizarse en ani-
males conscientes. Se utiliza para medir la profundi-
dad y permanencia del bloqueo, tanto al inicio y final
del mismo para ajustar la dosis, como al final para ele-
gir el momento de administración del reversor y el
paso a la ventilación espontánea. Según la intensidad
y frecuencia aplicada, se clasifican los estímulos en:
☞ Estimulación simple: aplicación de estímulos
únicos a una frecuencia entre 0,1-1 Hz, bien utili-
zando un estímulo (0,1 Hz) cada 10 segundos, o
bien aplicando un estímulo (1 Hz) cada segundo.
Aunque puede aplicarse en pacientes no totalmen-
te inconscientes, es el menos fiable para garantizar
la completa recuperación del bloqueo. Su uso es
cada vez más infrecuente
☞ Estimulación tetánica: se utilizan frecuencias
de 50 Hz aplicadas durante 5 segundos. Si no exis-
te bloqueo, o éste es de tipo despolarizante, la con-
tracción muscular se mantiene mientras dura el estí-
mulo. Produce un intensísimo dolor, además de
poder ser causa de accidentes si se utiliza con el bis-
turí eléctrico. Es poco sensible, por lo que puede
subestimarse el grado de bloqueo. No deben admi-
nistrarse en períodos inferiores a 6 minutos entre
dos estímulos tetánicos.
☞ Cuenta postetánica: Se utiliza para evaluar
bloqueos profundos, y sólo cuando no se obtengan
respuestas con otros patrones de estimulación. Para
ello, se administra un tétanos de 50 Hz durante 5
segundos y se contabilizan las respuestas tras apli-
car estímulos simples de 1 Hz, comenzando 3
segundos después de concluir el estímulo tetánico.
Para cada relajante, existe una correlación entre la
cuenta postetánica y el tiempo que transcurrirá
antes de que aparezca la primera respuesta del tren
de cuatro.
☞ Tren de cuatro: Se administran 4 estímulos de
2 Hz en intervalos de 0,5 seg. Estos estímulos no
deben repetirse antes de los 10 segundos, y prefe-
rentemente no antes de los 20 segundos. Cada estí-
mulo del tren produce una contracción, y la ampli-
tud de la cuarta respuesta en relación a la primera
es el cociente T4/T1 ó TR
La contracción muscular provocada por el estímulo
eléctrico aplicada puede ser cuantificada por control
visual, táctil, mecanomiografía o electromiografía.

Facilitación postetánica: en los BNM ND, la res-


puesta posterior ante estímulos simples se ve incre-
mentada. Existen varias teorías al respecto, aunque
ninguna ha conseguido imponerse de momento.
Clínicamente se observa cuando, durante la aplicación
de estímulos tetánicos repetidos, aparecen contraccio-
nes que disminuyen paulatinamente, como si el mús-
culo se hubiera despertado por unos instantes, vol-
viendo a adormecerse seguidamente. ❖

Bibliografía
Referencias bibliográficas indicadas al final del
monográfico.

consulta • 95
VI
Técnicas de
Anestesia y
Analgesia local
y regional en
el perro y el gato.

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autor
Dr a. Tan ya Duke
DVM, DACVA, DECVA
Western College of
Veterinary Medicine
University of
Saskatchewan,
Saskatoon
Canada
C APÍTULO VI
Tr aducción
Dra. Olga Burzaco
Becaria de Anestesia
Servicio de Anestesia.
El presente capítulo muestra las diferentes Hospital y Clinica
técnicas de anestesia y analgesia loco-regional Quirúrgica
Facultad de
de uso clínico habitual en el perro y en el gato, Veterinaria,
Universidad de
no solamente como un excelente Zaragoza
complemento a la anestesia general, sino como
técnicas únicas en variedad de procedimientos.
Destacan por su eficacia la anestesia epidural
lumbosacra, el bloqueo del plexo braquial en
el perro y los bloqueos para procedimientos de
odontología. El capítulo resume también los
anestésicos locales de uso más frecuentes en
ambas especies.

Técnicas de Anestesia y Local an d


r egion al
an aesth etic an d
an algesic

Analgesia local y regional


tech n iques in
th e dog an d cat
Summary
This chapter shows in
detail the most

en el perro y el gato
common techniques
for local and regional
analgesia in the dog
and cat.Among them
and due to its eficacy
in providing analgesia
as a complement to
general anaesthesia
are lumbar epidural
analgesia, brachial
plexus block and

A
unque el uso de anestesia general ha dis- diferencias en la sensibilidad al bloqueo de las dife- dental blocks. the
chapter summarizes
minuido la necesidad de emplear técnicas rentes fibras nerviosas. too the main local
de analgesia local en perros y gatos, sigue Cada técnica de anestesia locoregional posee sus analgesic drugs to be
used in the canine and
habiendo un lugar para las mismas en la práctica de propias características en cuanto a tiempo de laten- feline species.
pequeños animales. Los bloqueos nerviosos locales cia, duración del efecto y toxicidad sistémica.
o regionales pueden producir analgesia adicional en Las diferentes funciones nerviosas no se bloque-
los pacientes anestesiados, o permitir la ejecución an simultáneamente. La secuencia del bloqueo
de procedimientos simples en animales conscientes depende del lugar de la inyección y del tipo de
o sedados. Este artículo describe algunas de las téc- droga, aunque se puede decir que el bloqueo
nicas analgésicas más usuales que pueden ser lleva- comienza en primer lugar sobre las funciones de
das a cabo en la práctica. tipo autónomo (bloqueo simpático), seguido de la
falta de sensación al pinchazo, tacto y temperatu-
ra y por último se produce el bloqueo motor. La
Farmacología de los anestésicos locales secuencia descrita puede ser manipulada clínica-
mente, ajustando el volumen y la concentración de
Los anestésicos locales previenen la rápida entra- la droga. Palabras clave:
Anestesia local; anestesia
da de iones de sodio en los axiones nerviosos, lo que Las fibras de conducción lenta (tipo C) son las más regional; anestesicos locales;
produce un potencial de acción que se propaga por sensibles a los anestésicos locales (AL). perro, gato.

vía nerviosa. Debido a que existen diversos tipos de Basándose en su estructura química, los anestési- Key words:
canales del calcio en los diferentes tejidos, los efec- cos locales se clasifican como pertenecientes a los Local anaesthesia; regional
anaesthesia; local anaesthetic
tos de las drogas pueden variar también, existiendo ésteres o a las amidas. Las drogas de la familia de drugs; dog, cat.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):97-104; 2001. consulta • 97


los ésteres incluyen la procaína, cocaína, tetracaína ☞ Resulta tóxica a dosis de 30 mg/kg por vía IV.
y la benzocaína, mientras que los asociados a las ☞ Duración del efecto 2 horas.
amidas incluyen la lidocaína, la mepivacaína y la
bupivacaína. La potencia de los anestésicos locales Bupivacaína (bupivacaína, marcaína)
está asociada al grado de solubilidad lipídica, y la ☞ Se presenta en solución al 0,25% - 0,5% y 0,75%.
velocidad de actuación se supone asociada a la ☞ Ideal para anestesia epidural o espinal.
constante de disociación ácida (pKa). Las bases no ☞ Muy liposoluble.
alteradas cruzan rápidamente la vaina nerviosa, y Prolongada duración de sus efectos (hasta 6 h).
por lo tanto la formación de mayor base aumenta la ☞ Potencia muy superior a las anteriores.
velocidad de inicio de su actuación. Basándose en ☞ T´de latencia muy largo (hasta 20 min).
ello, algunos estudios añaden bicarbonato para ☞ Tóxica a dosis de 3 mg/kg.
aumentar el tiempo de acción del bloqueo. Dado
que el sitio de acción del anestésico implica la
Farmacocinética
estructura proteica de la membrana axonal nerviosa,
la duración de acción del anestésico local depende-
rá de su nivel de ligazón a las proteínas. La distribución de la droga alrededor de un nervio
depende del volumen usado, y la penetración en la
fibra nerviosa de su concentración. Así, la dilución
Anestésicos locales de uso
de la solución anestésica aumentará el volumen
clínico en pequeños animales inyectado sin exceder la toxicidad, pero la calidad
del bloqueo puede verse afectada.
La mayoría de los anestésicos locales son inyectados
Esteres (COO): alrededor de las fibras nerviosas, y la duración del con-
pro caína, c o caína, tetracaína, benzo caína tacto de la droga con el nervio depende de la vasculari-
zación del tejido. Cuanto mayor es el flujo sanguíneo a
☞ Rápida metabolización por la colinesterasa plas- través del tejido, más rápido es absorbido el anestésico
mática; inestables; pKa altos (la proporción de forma en la circulación mayor. Para prolongar la duración de la
liposoluble, no ionizada a pH fisiológico es mayor); acción de un anestésico local, pueden añadirse ocasio-
escasa unión a proteínas plasmáticas. Escaso poder nalmente vasoconstrictores para constreñir los vasos san-
vasoactivo (mayor duración de sus efectos). guíneos y retrasar la absorción. La adrenalina (epinefrina)
☞ Este grupo es de escaso interés en clínica vete- puede ser usada a una dosis de 1:200.000 (5 µg/ml) ó
rinaria, con escasa potencia de efectos. La tetracaí- 1:400.000 (2,5 µg/ml). Algunos procedimientos requie-
na es tóxica para los gatos. ren anestesia local sin adrenalina, y esto siempre debe ser
tenido en cuenta al utilizar dichas técnicas.
Amidas (CONH): La eliminación de la droga se produce a través del
lido caína, mepivacaína, bupivacaína hígado y de los pulmones. La colinesterasa plasmá-
☞ Metabolización hepática; muy estables; pKa tica degrada las drogas pertenecientes a la familia
menores próximos al fisiológico; efectos más rápi- de los ésteres y el grupo amida es degradado por
dos; algunas son muy liposolubles; alta unión a pro- oxidasas de función mixta en el hígado.
teínas plasmáticas.
☞ Este grupo de drogas es utilizado ampliamente
en clínica veterinaria, en la mayoría de especies y
Toxicidad
ofrece una excelente posibilidad para el control del
dolor intra y postoperatorio. Pueden aparecer reacciones tóxicas a los anestési-
☞ La adición de adrenalina a las soluciones de uso cos locales cuyos signos deben ser reconocidos y
clínico disminuye el pH de la misma disminuyendo la tratados lo antes posible. La dosis intravenosa de
cantidad de droga ionizada disponible para que se lidocaína en el perro que puede producir convulsio-
difunda a través de la membrana axonal, retrasando nes es 20,8 ± 4 mg/kg (aunque se suele considerar
la aparición del efecto. La finalidad vasoconstrictora dosis tóxica la de 10 mg/kg) y la de bupivacaína es
de la adrenalina puede prolongar el resultado. 4,31 ± 0,36 mg/kg. El máximo volumen de lidocaí-
na al 2 % inyectada en un gato de 4 kg de peso
Lido caína (xilo caína) medio es de 2 ml. En pequeños pacientes es prefe-
☞ Se emplea en solución al 0,5 % - 1 % ó 2 % . rible disminuir la concentración de anestésico local
☞ Ideal para cualquier tipo de técnica locoregional. para aumentar el volumen. Una dosis intravenosa de
☞ Tiempo de latencia 10-15 min. bupivacaína al 0,5 % de 1,2 ml es suficiente para
☞ Potencia intermedia y duración corta (2 horas). causar depresión cardiovascular en gatos.
☞ Puede resultar tóxica a dosis superiores a 10 mg/kg.
☞ También para uso tópico (EMLA). Toxicidad sobre el SNC
Los signos de toxicidad del SNC generalmente se mani-
Mepivacaína (mepivacaína, carbo caína) fiestan con antelación a los signos cardíacos a excepción
☞ Se presenta en solución al 1 % y 2 % . de la bupivacaína. El signo inicial es la depresión, que
☞ Ideal para cualquier técnica locoregional. puede pasar desapercibido en pacientes sedados. Los sig-
☞ Tiempo de latencia 5-10 min. nos clínicos degeneran en temblores y convulsiones
☞ Potencia ligeramente superior a la lidocaína. ( Grand Mal) a medida que progresa la toxicidad. El trata-

98 • consulta
miento de las convulsiones es diacepam rectal o intrave- Dermatológica
noso (0,2-0,4 mg/kg), fenobarbital intravenoso (2-4 El spray de cloruro de etilo puede ser usado para
mg/kg, con un máximo de 20 mg/kg) o pentobarbital (5 proporcionar anestesia de corta duración para la piel.
mg/kg, con un máximo de 20 mg/kg). Si es preciso, debe Su acción analgésica se diferencia del resto de anesté-
asegurarse la vía aérea y administrar oxígeno. sicos locales en que se produce por frío, al evaporarse
muy rapidamente. El spray se aplica durante unos
Toxididad cardiovasc ular segundos y porporciona suficiente analgesia para biop-
Los efectos de los anestésicos locales en el sistema sias de piel o incisión de abscesos. Las limitaciones
cardiovascular están mediados a través de acciones incluyen el riesgo de congelación (si se enfrían zonas
directas sobre el sistema vascular e interferencias el el extensas), la corta duración del efecto (menos de 3
sistema nervioso autónomo. Los anestésicos locales minutos) y la naturaleza inflamable del cloruro de etilo.
disminuyen la conductividad eléctrica y la fuerza de Se ha desarrollado una nueva presentación comer-
contracción del miocardio, y las arritmias cardíacas son cial que contiene una mezcla de lidocaína y prilocarpi-
frecuentes. La intensa depresión de los tejidos conduc- na con una buena penetración en las capas de la piel
tivos producida por la bupivacaína puede ser difícil de (crema Emla®, Astra Pharmaceuticals). La mezcla pro-
paliar si el tratamiento no se inicia con prontitud, porciona anestesia tras 40 minutos de aplicación. El
mientras que la cardiodepresión de la lidocaína pre- área a desensibilizar se cubre con un apósito limpio
senta menor dificultad en su tratamiento. En ambos para prevenir que el paciente ingiera la crema. Es útil
casos, el tratamiento debe ser dirigido hacia el soporte de forma previa a la colocación de catéteres intraveno-
cardiovascular, con oxígeno e inotrópicos positivos sos o intraarteriales en animales nerviosos.
como la dobutamina.
Heridas abiertas
Metahemoglobinemia Las pequeñas heridas en la mucosa pueden ser repa-
La metahemoglobinemia se produce cuando el ión radas tras rociar con un spray anestésico local (lidocaí-
ferroso (Fe 2+) de la hemoglobina es oxidado a férrico na al 10 %), el mismo que se utiliza para insensibilizar
(Fe 3+), en cuyo caso la hemoglobina no es capaz de la laringe en la maniobra de intubación endotraqueal.
transportar oxígeno o dióxido de carbono; pero los Se insensibiliza la superficie mucosa hasta una profun-
perros pueden tolerar concentraciones de metahemo- didad de 2 mm tras una latencia de 1-2 minutos y dura
globina de hasta el 20 %, aunque mostrarán signos de al menos 15 minutos. Debe evitarse sobredosificar, ya
fatiga, debilidad, disnea y taquicardia a concentracio- que cada spray contiene 10 mg de lidocaína. Las pre-
nes entre 20 y 50 %. La prilocaína, la benzocaína, la paraciones con benzocaína deben ser evitadas debido
lidocaína y la procaína pueden causar metahemoglobi- al riesgo de metahemoglobinemia. Este anestésico es
nemia. El tratamiento consiste en oxigenoterapia e especialmente tóxico en el gato.
inyección intravenosa de azul de metileno (1,5 mg/kg). En las pequeñas laceraciones e incisiones de la
piel, la instilación de una pequeña cantidad de bupi-
Toxicidad tisular vacaína al 0,25 % en la herida, una espera de unos
Los anestésicos locales pueden causar irritación, 2 minutos y la repetición de la instilación, puede
siendo el músculo esquelético el tejido más sensible. proporcionar una analgesia efectiva.
Los agentes potentes con acciones prolongadas y alta
solubilidad lipídica como la bupivacaína parecen ser
Anestesia por infiltración
más propensos a causar daño tisular.

Reacciones alérgicas Las pequeñas heridas pueden ser reparadas tras la


Aunque el número de incidentes es bajo, los anesté- aplicación de anestesia infiltrativa. Las soluciones
sicos tipo éster son los más propensos a producir aler- anestésicas se depositan en el área a desensibilizar
gias, aunque algunos conservantes que acompañan a mediante múltiples inyecciones intradermales y/o
estas drogas como el metilparabeno también han sido subcutáneas. Se utiliza lidocaína (0,5-2 %) evitando
implicados en algunas reacciones de tipo alérgico. alcanzar la dosis máxima de 10 mg/kg. Tras la pri-
mera inserción de la aguja y depósito de la solución,
pueden realizarse las consecutivas inserciones a tra-
Anestesia tópica vés del tejido desensibilizado por la primera inyec-
ción. Debe evitarse contaminar la aguja con tejido
Oc ular infectado cuando se coloque la solución alrededor
Los anestésicos locales pueden ser aplicados tópica- de un absceso. El volumen de lidocaína usado
mente para desensibilizar la córnea para procedimien- depende del área, pero generalmente pueden usar-
tos menores y exámenes. Las drogas usadas son solu- se entre 2 y 5 mg/kg de lidocaína. Si se utiliza aso-
ciones comerciales de proparacaína al 0,5 %, tetracaí- ciada a adrenalina, la dosis total puede ser aumen-
na y butacaína al 2 %. Las drogas rápidamente desen- tada hasta 5-8 mg/kg. Para disminuir la concentra-
sibilizan la córnea y los efectos duran generalmente ción y por lo tanto incrementar el volumen, puede
10-15 minutos, pero pueden repetirse las dosis hasta diluirse la lidocaína con suero salino estéril, evitan-
alcanzar un máximo de 2 horas sin efectos secundarios do el agua estéril. La dosis total debe ser reducida
relevantes. Los perros y gatos toleran mejor la admi- en un 30-40 % en perros geriátricos, enfermos o
nistración de la solución si ha sido calentada adecua- caquécticos. Las soluciones con adrenalina no
damente antes de la instilación. deben ser administradas en zonas irrigadas por arte-

consulta • 99
rias terminales como las orejas o la cola. Asimismo,
los vasoconstrictores deben ser evitados en perros
con piel fina. Al igual que existe riesgo de vaso-
constricción severa y necrosis tisular, la adrenalina
puede causar arritmias cardíacas, especialmente si
se utilizan conjuntamente anestésicos sensibilizan-
tes del miocardio como el halotano. Hay que evitar
las inyecciones subfasciales e intraarteriales si las
soluciones contienen adrenalina.
Las inyecciones intradermicas de lidocaína pueden
causar molestia inicial, lo que puede evitarse aña-
Fotografía 1. diendo bicarbonato sódico a razón de 1:9 (bicarbo-
Dirección de la
aguja para
nato:lidocaína).
anestesia de nervio
oftálmico. Analgesia intraarticular

La bupivacaína al 0,25 ó 0,5 % ha sido empleada


para rellenar el espacio articular tras la cirugía. La
analgesia puede ser mejorada añadiendo 0,1 mg/kg
de morfina.

La cabeza

Zona o c ular

• A KINESIA DEL OJO


Fotografía 2. La anestesia de los nervios oftálmicos (fotografía
Dirección de la 1) es un bloqueo de utilización mas segura que la
aguja para bloqueo
anestesia retrobulbar, ya que el último lleva asocia-
auriculopalpebral .
do riesgo de inyección subaracnoidea directa, cau-
sante de parada cardiorrespiratoria, inyección intra-
vascular y absorción sistémica. Se utiliza una aguja
de 2,5 cm de 22G, insertada ventralmente al arco
zigomático por debajo del canto lateral del ojo,
hacia la rama mandibular. La punta de la aguja se
avanza fuera del borde rostral de la rama y dirigida
medialmente en una dirección mediodorsal hacia los
nervios lagrimal, oculomotor, troqueal y oftálmico
que emergen de la fisura orbital.

• BLOQUEO AURICULOPALPEBRAL
Fotografía 3.
Este bloqueo no proporciona analgesia, aunque
Realización clínica evita el parpadeo y por lo tanto facilita el examen
del bloqueo oftalmológico. La rama temporal del nervio facial se
auriculopalpebral divide en dos ramas que inervan el músculo orbicu-
en un gato. lar. El nervio se alcanza introduciendo una aguja
bajo la piel y la fascia por encima del punto medio
del tercio caudal del arco zigomático, donde cambia
su dirección a medial. Se inyecta en este punto 1 ml
de anestesia local (fotografías 2 y 3).

Labio superior, tec ho de la cavidad nasal y


piel por en cima del foramen infraorbitario
La desensibilización de esta área requiere el blo-
queo del nervio infraorbitario, para lo cual la aguja
es insertada en el foramen infraorbitario, bien a tra-
vés de la piel, bien en el área de la encía superior
aproximadamente 1 cm craneal al borde óseo labial
Fotografía 4. del foramen infraorbitario (fotografía 4). Se inyecta
Dirección de la entre 0,5 y 1 ml de lidocaína al 2 % con una aguja
aguja para bloqueo
de 20-25 G entre 2,5 y 5 cm de largo. La penetra-
del nervio
infraorbital . ción en el canal infraorbitario puede realizarse

100 • consulta
mejor curvando ligeramente la aguja, de modo que
no sea detenida por la pared medial del canal.

Analgesia dental: maxilar, dientes


superiores, nariz y labio superior
El anestésico local es depositado alrededor del
nervio maxilar donde cruza perpendicularmente al
hueso palatino, entre el foramen maxilar y el fora-
men rotundum (fotografía 5). La aguja se dirige
medialmente 90º medialmente al borde del proceso
zigomático y aproximadamente 0,5 cm caudal al
canto lateral del ojo. El anestésico local (0,25-1 ml)
se deposita alrededor del nervio maxilar.

• M ANDÍBULA Y DIENTES INFERIORES


La rama inferior alveolar del nervio mandibular en
su entrada al foramen mandibular es bloqueado
con una aguja insertada 0,5-1 cm rostral al proceso
angular y se avanza 1-2 cm dorsalmjente a lo largo
de la superficie medial de la rama de la mandíbula
hacia el palpable foramen mandibular. El foramen Fotografía 5. Dirección de la aguja para bloqueo del nervio maxilar.
mandibular puede ser palpado de forma intraoral
en perros, y la punta de la aguja guiada hacia el
foramen (fotografías 6, 7, 8 y 9).

Extremidades

Bloqueo del nervio digital


Se introduce percutáneamente una aguja de 22-
25 G en las superficies laterales del dedo a bloque-
ar, o más proximalmente si el dedo entero requiere
analgesia (figura 1). A continuación se introduce
anestesia local sin adrenalina (0,2-1 ml) en cada
punto, evitando las dosis totales tóxicas en las
inyecciones múltiples.

Bloqueo para desungulación en el gato


Puede proporcionarse analgesia para la desungu-
lación en gatos bloqueando la inervación de la garra
con 0,1 ml de bupivacaína al 0,5 % en el punto indi-
cado en la figura 2. No debe excederse la dosis tóxi- Fotografía 6. Dirección de la aguja para bloqueo del nervio mandibular.
ca de 4 mg/kg de bupivacaína.

Analgesia Regional Intravenosa


Este bloqueo puede proporcionar 60-90 minutos
de analgesia a una extremidad de cada miembro
anterior o posterior mediante la aplicación de un
torniquete y la inyección del anestésico local de
forma distal al mismo. La analgesia se localiza desde
el torniquete hacia abajo. Resulta más conveniente
en general, colocar previamente un catéter intrave-
noso en una vena superficial (cefálica o safena) dis-
tal al torniquete, ya que puede ser difícil identificar
una vena tras la exanguinación y aplicación del tor-
niquete. Una vez que el catéter está asegurado, se
exanguina el miembro envolviendo el mismo en una
venda de Esmarch o manteniéndolo por encima del
nivel del corazón durante pocos minutos. Debe pro-
cederse con cuidado a fin de no descolocar el caté-
ter con la venda. A continuación se aprieta el torni-
quete con objeto de obstruir el flujo sanguíneo
arterial. Puede utilizarse un manguito de esfigmo-
manómetro e hincharlo hasta superar la presión sis- Fotografía 7. Dirección de la aguja para bloqueo del nervio mandibular.

consulta • 101
Figura 1 Punto de inserción para el bloqueo
de todas las falanges del dedo.

Fotografía 8.
Dirección de la
aguja para bloqueo
del nervio
mandibular. Punto de inserción para el bloqueo de la 2ª y 3ª falange.

Figura 2
VISTA DORSAL VISTA PALMAR

N. Mediano
N. Radial
N. Ulnar
Bloqueo del
N. Ulnar N. Ulnar. Punto
de inyección

Bloqueo del
N. Ulnar y
Bloqueo del N. Radial .
Mediano. Punto
Fotografía 9. Punto de inyección
de inyección
Bloqueo
mentoniano
en el perro.

Figura 3

C
T2 T1 C
C C

Fotografía10.
Anestesia regional Aguja inserción
intravenosa o N. Musculocutáneo
bloqueo de Bier en
un perro. Colocación N. Axilar
del torniquete para N. Radial
la isquemia fría de
la extremidad. N. Ulnar N. Mediano

Figura 4
Inserción de la aguja

L7 Espacio lumbosacro
S1
Fotografía 11.
El bloqueo
intercostal es muy
eficaz para el
control del dolor
post-toracotomía .
Imagen de un perro
a las 24 h de ser Médula espinal Espacio epidural
intervenido.

102 • consulta
tólica. Una vez asegurado el torniquete, se quita la
venda de Esmarch y seguidamente se inyectan 2,5-
5 mg/kg de lidocaína al 2 % a través del catéter con
una ligera presión. La analgesia se evidencia a los 5-
10 minutos. El torniquete no debe ser mantenido
más de 90 minutos para evitar complicaciones a
causa de la exsanguinación. Evitar el uso de bupiva-
caína en este tipo de bloqueos debido a sus fuertes
efectos cardiotóxicos (fotografía 10).

Bloqueo del plexo braquial


Este bloqueo proporciona analgesia para la extre-
midad superior por debajo del codo. El procedimien-
to obtiene mejores resultados en perros profunda-
mente sedados o anestesiados. Para su consecución
se inserta una aguja espinal de 7,5 cm y de calibre
20-22 G medialmente a la articulación de la escápu-
la y paralela a la columna vertebral hacia la unión
costocondral (figura 3). El extremo distal de la aguja
debe reposar exactamente caudal a la espina de la Fotografía 12. Bloqueo pleural , difícil de realizar
escápula. El clínico debe comprobar que la aguja no en la práctica , aunque de gran efectividad si se consigue.
ha sido introducida en un vaso sanguíneo mediante
aspiración con una jeringa. Se administran 2 mg/kg de punta Huber (Touhy) con un poco de suero sali-
de bupivacaína al 0,5 % en varios bolos, la mitad del no estéril en el extremo de conexión del cañón de la
volumen total cuando la punta de la aguja se aguja a la jeringuilla. La aguja se se aproxima a la
encuentra caudal a la espina de la escápula y el resto pleura y la gota de salino desaparece cuando la pre-
a medida que la aguja es retirada (aspirando con sión negativa del espacio pleural succiona la gota.
cada inyección). Pueden transcurrir hasta 15 minutos Se puede introducir un catéter de tubo silástico
antes de la aparición de los signos de bloqueo. Con médico fenestrado graduado, avanzándolo 3-5 cm
objeto de aumentar el volumen de bupivacaína por delante de la punta de la aguja con mínima
puede diluirse añadiendo suero salino en cantidad resistencia. Se inyectan 1-2 mg/kg de bupivacaína al
equivalente a un tercio de su volumen inicial. 0,5 % . Puede existir cierta molestia inicial que desa-
parece a medida que se evidencia la analgesia. El
perro debe ser colocado en decúbito lateral con el
El tórax lado incidido hacia abajo, de modo que la anestesia
local se almacene y distribuya sobre el lugar de la
Bloqueo de nervios interc ostales incisión. Los perros con esternotomías deben ser
Este bloqueo es frecuentemente usado para redu- colocados en recumbencia esternal durante 10 min
cir el dolor tras una toracotomía lateral, un drenaje para permitir que la droga alcance las zonas intere-
pleural o fractura de costillas (fotografía 11). Se blo- sadas. Debe asegurarse de que el catéter intrapleu-
quean los nervios adyacentes intercostales craneales ral no quede abierto a la atmósfera para evitar la
y caudales a la incisión o herida (4 espacios en total). formación de pneumotórax. Es importante una
Se localiza el borde caudal de la costilla cercano al estricta técnica estéril para prevenir complicaciones
foramen intervertebral y se inyecta entre 0,25 y 1 ml como piotórax. No se recomienda esta técnica en
de bupivacaína al 0,5 % dependiendo del tamaño del pacientes con efusión pleural, pleuritis o excesivo
mismo sin rebasar la dosis total tóxica de 4 mg/kg. El sangrado en la cavidad (fotografía 12).
bloqueo ser realiza mejor a medida que el cirujano
cierra la toracotomía lateral ya que los nervios se
Epidural lumbosacra
localizan más fácilmente en este momento.

Analgesia pleural Este procedimiento es relativamente sencillo de


La administración de analgesia local a través de poner en práctica en perros y gatos sedados o anes-
un catéter en el espacio pleural puede proporcionar tesiados. La técnica puede ser realizada aisladamen-
analgesia para el dolor en toracotomías laterales y te o puede asociarse a una anestesia general para
esternales, fractura de costilla y exéresis de metás- ampliar la analgesia. Existen varias drogas y combi-
tasis de la pared torácica naciones que pueden emplearse dependiendo del
Debe procederse al emplazamiento percutáneo de efecto deseado.
un catéter en el espacio pleural, o bien aprovechar
un drenaje torácico previamente colocado. Debe Téc nica
confirmarse la localización en el espacio pleural del Se palpan los puntos craneales del ílion con el pul-
catéter percutáneo, mediante la detección de pre- gar y el dedo medio de la mano izquierda utilizando
sión negativa. Debe sedarse al perro e infiltrar el el dedo índice para localizar el punto exacto de
borde caudal de la costilla con analgesia local para inserción. La unión lumbosacra se localiza justo cau-
permitir la inserción del catéter. Se inserta una aguja dal a la última vértebra lumbar (figura 4) y se advier-

consulta • 103
debe ser inyectada lentamente durante 30-60
segundos y tampoco debe encontrar resistencia
(fotografías 13 y 14). Ocasionalmente, la aguja
encuentra un obstáculo nada más atravesar la piel y
la capa muscular, lo que indica que choca con el
techo de la vértebra. La aguja debe reorientarse tan-
teando el obstáculo entre L 7 y S 1 . Debe evitarse que
la aguja penetre el disco lumbar y puncione el
colon, ya que puede causar formación de abscesos
al ser retirada. Las agujas espinales largas de 7 cm
solo deben ser usadas en perros grandes por clínicos
con experiencia.
También pueden ser colocados catéteres para
administraciones de analgésicos epidurales duran-
te períodos mas largos. Los equipos comerciales
contienen agujas Tuohy, que son adecuadas para
perros medianos y grandes. La aguja Tuohy debe
ser insertada en un ángulo de 20º con la vertical en
dirección craneal para mantener la luz libre para la
inserción de un catéter flexible. La aguja es retira-
da y el catéter cerrado y fijado de forma segura y
aséptica en su lugar. Las contraindicaciones de las
técnicas epidurales incluyen anatomías distorsiona-
das o deformes, defectos de la coagulación san-
guínea y septicemia o infecciones sobre el lugar de
punción.

Fármac os empleados en el espacio epidural


Pueden utilizarse analgésicos locales solos o
mezclados con opioides para una analgesia más
efectiva. La lidocaína al 2 % , mepivacaína al 2 % ,
bupivacaína al 0,5 % o ropivacaína al 0,75 % pue-
den ser usadas a dosis de 1 ml/5 kg para analge-
sia hasta el área torácica (epidural alta). La dura-
ción del efecto analgésico depende de la droga
utilizada. El rango está comprendido entre 1 hora
con lidocaína a 4-6 horas con bupivacaína o ropi-
Fotografías 13 y 14. Anestesia epidural lumbosacra en el perro. vacaína. Los efectos colaterales del uso de anes-
Técnica para la colocación de la aguja . El animal puede estar en decúbito tésicos locales dependerán de la extensión del
esternal , como es el caso, o en decúbito lateral . bloqueo. Si el bloqueo se extiende hasta el nivel
del área toracolumbar puede observarse hipoten-
te algo similar a una depresión. Se inserta una aguja sión, debido al bloqueo de la salida simpática
espinal de 2,5-7,5 cm perpendicular al dorso del lumbar del sistema nervioso autónomo. Una
paciente. La penetración de la duramadre y la entra- extensión aún más craneal del bloqueo (sobredo-
da al espacio epidural puede ser detectada por una sis) produce insuficiencia respiratoria, parálisis
sensación de falta de resistencia. Si se inserta más la respiratoria y convulsiones.
aguja se vuelve a encontrar resistencia cuando la Puede añadirse sulfato de morfina o preferible-
aguja choca con el suelo óseo del espacio espinal. me nte morfin a sin nin g ú n otro comp u esto
Debe observarse la cabeza de la aguja para detectar (Epimorph ®) a una dosis de 0,1 mg/kg a la solución
presencia de sangre o líquido cerebroespinal. Puesto analgésica local, o incluso ser usada de forma
que el saco dural se localiza más abajo en gatos y única, hasta un volumen total de 1 ml/10 kg aña-
perros pequeños o jóvenes, puede observarse líqui- diendo SSF. La hidromorfona (0,1 mg/kg) u oxi-
do cerebroespinal fluyendo de la aguja. En este morfona (0,1 mg/kg) pueden utilizarse en vez de la
momento, debe cesar la inyección epidural, reinten- morfina. La analgesia inducida por opioides puede
tarse o inyectar sólo entre un cuarto y un tercio de durar hasta 24 horas con la morfina y 8 horas con
la dosis original de droga. La observación de sangre la oximorfona. Los opioides solos en anestesia epi-
es indicativa de haber alcanzado un seno venoso dural no causan hipotensión, pero raramente pue-
ventral; la aguja debe ser retirada e intentar nueva- den causar prurito intenso o incontinencia urina-
mente el procedimiento. Debe evitarse la inyección ria. ❖
intravascular de anestesia local debido al riesgo de
toxicidad.
Bibliografía
Si ninguno de los expuestos fuera el caso, debe
comprobarse el emplazamiento de la aguja, introdu-
ciendo unos 0,5 ml de aire sin resistencia. La droga Expuesta al final del monográfico.

104 • consulta
VII
Monitorización
anestésica
en pequeños
animales.

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autores
Dr. An ton io G.
Can talapiedr a
Profesor Titular
Hospital Rof Codina
Facultad de
Veterinaria de Lugo,
Universidad de
Santiago
C APÍTULO VII
Dr. J. Ign acio Cr uz
CertVA, DECVA.
Profesor Titular
Responsable del
La monitorizacion anestésica en los pequeños Servicio de Anestesia
del Hospital y Clínica
animales es el complemento fundamental a un Quirúrgica
Facultad de
adecuado y correcto manejo anestésico del Veterinaria de
paciente quirúrgico, para reconocer Zaragoza
C/ Miguel Servet, 177
rápidamente cualquier accidente, considerar su 50013 Zaragoza
gravedad y valorar la respuesta al tratamiento
instituido. A lo largo de este capítulo se
revisan a las técnicas y métodos de
monitorización respiratoria, cardiovascular y de
otras constantes vitales del perro y gato
anestesiados.

Monitorización Mon itor in g


an aesth esia in
small an imals

anestésica en los
Summary
Anaesthetic
monitoring is of vital
importance in order
to detect any
complication that can
occur while the

pequeños animales
animal undergoes
surgery, as well as to
assess how dangerous
is it and how the
animal responds to
therapeutic measures
in order to correct it.
The chapter reviews
the monitoring
techniques of the

L
cardiovascular and
a muerte de un animal de compañía monitorización consiste en efectuar esas acciones respiratory systems as
well as other vital
durante un procedimiento anestésico qui- sobre los signos vitales del animal inconsciente. La signs of the
rúrgico es u n a exp erie ncia estresa n t e monitorización anestésica, pues, puede definirse como anaesthetised dog and
tanto para el veterinario como para el dueño, y la aplicación de técnicas físicas o instrumentales cat.
no es infrecuente, de acuerdo con la información que permiten observar y vigilar la evolución de
epidemiológica disponible (capítulo II), que se las constantes vitales de un paciente durante la
produzca una fatalidad y el profesional puede anestesia y recuperación anestésica con el propó-
pensar que es una consecuencia inevitable de sito de cubrir tres grandes objetivos:
todo procedimiento anestésico. Algunas muertes ☞ Reconocer rápidamente accidentes y complica-
en realidad sí son evitables y es precisamente este ciones.
dato el que debe motivar al veterinario a mejorar ☞ Considerar su gravedad y opciones terapéuticas.
sus procedimientos para evitar o, al menos, redu- ☞ Valorar la respuesta al tratamiento.
cir estos accidentes. Por ejemplo, si hubiéramos La monitorización debe ir acompañada de la posi-
detectado un descenso en la frecuencia respirato- bilidad de hacer algo , de corregir las situaciones
ria 15 min antes de que se produjera el paro res- comprometidas para el animal. Cualquier aparato
piratorio, ¿hubiéramos podido hacer algo al res- de monitorización, por más sofisticado que sea, es
pecto? la respuesta posiblemente es afirmativa y de escasa utilidad si no se está en disposición de Palabras clave:
por lo tanto se plantea la necesidad de disponer comprender la información que ofrece y tomar Monitorizacion anestesica;
perro; gato.
de algún equipo de monitorización. medidas al respecto.
La palabra monitorizar significa vigilar, observar y Cualquier clínico ha monitorizado alguna vez a un Key words:
Anaesthetic monitoring;
verificar. Aplicado este significado a la anestesia, la paciente, aunque no haya sido consciente de ello. dog; cat.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):97-104; 2001. consulta • 105


Por ejemplo la observación del color de las mucosas, ☞ La información que suministran los monitores
el patrón repiratorio y la calidad del pulso, son valo- es directa y preparada para su análisis.
raciones realizadas rutinariamente durante el acto ☞ Los pacientes se pueden monitorizar a distan-
anestésico. cia.
Desgraciadamente, el veterinario clínico tiene que ☞ Se puede utilizar los registros de monitoriza-
actuar como cirujano y anestesista al mismo tiempo, ción como pruebas en caso de demandas o acciden-
lo que ocasiona que se preste sólo una mínima aten- tes.
ción al paciente en el quirófano. Es en estas cir- ☞ Los datos de la monitorización son reales, se
cunstancias cuando la moderna tecnología puede pueden archivar y se pueden emplear para publicar
ayudarnos a evitar problemas. Un monitor de fre- los resultados, efectuar estudios estadísticos y
cuencia respiratoria, a modo de ejemplo, no se dis- retrospectivos, eliminando el componente subjetivo
trae, no se cansa y no se duerme. Como en otros en la valoración clínica del animal.
aspectos de la práctica veterinaria existen limitacio- Entre las desventajas que cabe citar se destacan :
nes prácticas y económicas a la hora de plantear ☞ El precio. Normalmente los equipos son caros.
qué modelo y cuántos monitores se necesitan para ☞ Ineficaces y peligrosos si se utilizan errónea-
hacer frente a las necesidades de la clínica habitual. mente.
Las razones, pues, que justifican la adquisición ☞ Se precisa tiempo para preparar el monitor y
de equipos de monitorización se pueden resumir en calibrarlo, etc.
las siguientes: ☞ Se precisa un nivel de conocimientos suficiente
☞ Algunos parámetros clínicos, como por ejem- para interpretar los datos que se obtienen y actuar
plo la ETC O 2 , sólo pueden medirse con ayuda ins- en consecuencia.
trumental.
☞ Los monitores son mucho más sensibles que
Nivel de monitorización recomendable
nuestros sentidos a la hora de valorar cambios en
algunas constantes. La pulsioximetría es capaz de
detectar descensos de la SaO 2 mucho antes de que En anestesia humana se recomiendan unos están-
aparezca la cianosis. dares mínimos en cuanto a monitorización se refie-
☞ En general, cuanta mayor información de un re (SaO 2 , EC G, TA) (tabla 1).
paciente se posea, mejor se podrá tomar una deci- Sin embargo, todavía son pocos los hospitales, clí-
sión en cuanto al mejor modo de proceder. nicas y centros veterinarios, incluso en países muy
desarrollados, que alcancen este nivel en la práctica
Tabla 1 clínica veterinaria.
Uno de los monitores que debe figurar en primer
Normas de monitorización intraoperatoria básica lugar en la lista de adquisición es el que suministre
de la Sociedad Americana de Anestesistas1 información sobre el estado del aparato cardiovas-
cular. Tanto la frecuencia cardíaca (FC) como la pre-
Norma I. Personal cualificado de anestesia .
sión arterial (PA) son parámetros que requieren un
Personal cualificado de anestesia debe de estar presente en los quirófanos para
la realización de anestesias generales, regionales y vigilancia anestésica seguimiento constante.
monitorizada durante todo el procedimiento. El EC G es menos útil para indicar el estado de la
circulación, pero es único para controlar la aparición
Norma II. La oxigenación, ventilación, circulación y temperatura deberán ser de arritmias.
evaluadas continuamente. Algún monitor respiratorio también debe tener
prioridad. Podemos utilizar respirómetros (volumen
Oxigenación corriente: Vt y volumen minuto: Vm), aunque un
1. Analizador de oxígeno para gases inspirados. capnógrafo (ETC O 2) es ideal para evaluar la mecáni-
2. Observación del paciente.
ca ventilatoria y el intercambio gaseoso. A conti-
3. Pulsioximetría.
nuación detallamos de forma más concreta cómo
Ventilación monitorizar un animal anestesiado.
1. Auscultación.
2. Observación del paciente.
3. Observación de la bolsa de reserva.
Monitorización respiratoria
4. Capnometría /capnografía (ETCO 2).
El mantenimiento de una adecuada función respi-
Circulación ratoria es el requisito más indispensable para la rea-
1. ECG continuo.
lización de una anestesia segura. Elevaciones excesi-
2. Frecuencia cardíaca y presión arterial (cada 5 minutos).
3. Auscultación cardíaca. vas de la presión arterial de C O 2 (PaC O 2) o decreci-
4. Palpación del pulso. mientos moderados pero sostenidos de la presión
5. Plestimografía del pulso. arterial de O 2 (PaO 2) durante la anestesia tienden a
6. Pulsioximetría. provocar alargamientos en los tiempos de despertar
7. Trazo de presión intraarterial. o problemas de insuficiencia renal, hepática o cardí-
aca en el período postoperatorio. Durante la anes-
Temperatura tesia general hay siempre una tendencia a que la
1. Temperatura corporal y cutánea. PaO 2 sea menor (hipoxemia) que la observada en la
1
Aprobadas el 21/10 / 86, y enmendadas el 23 /10 / 90, para entrar en vigor el 01/ 01/ 91. misma especie cuando están despiertos y respirando

106 • consulta
el mismo porcentaje de oxígeno. También la PaC O 2
suele presentar valores superiores en animales anes-
tesiados (hipercapnia).
La anestesia modifica la respiración de tres formas:
❶ Reduciendo la respuesta de los quimiorecepto-
res centrales sensibles a las subidas del C O 2 .
Al reducir la respuesta de los quimioreceptores cen-
trales sensibles a las subidas del C O 2 , va a permitir
que se produzca ventilación deprimida con incremen-
to de los niveles de C O 2 y decrecimiento del pH.
A mayor profundidad anestésica mayor depresión
de los receptores y mayor acumulación de C O 2 .
❷ Provocando reducciones del volumen minuto,
bien reduciendo la frecuencia respiratoria o bien el
volumen tidal.
Esta reducción del volumen minuto se debe a la
depresión de la musculatura respiratoria (intercostal
y diafragmática) y a la pérdida de elasticidad de la
vía aérea. Dicha reducción depende del anestésico y
de la especie sobre la que está actuando. Fotografía 1. Fonendoscopio esofágico conectado a un amplificador, con
❸ Incrementando los desequilibrios ventilación/ sondas esofágicas de diferentes calibres.
perfusión.
Se incrementan las áreas pulmonares que, estan-
do correctamente perfundidas, no están correcta-
mente ventiladas (shunt de perfusión) y las áreas
pulmonares que, estando adecuadamente ventila-
das, no están perfundidas (ventilación con espacio
muerto alveolar). Las razones de los desequilibrios
ventilación/perfusión son la reducción del gasto car-
díaco y del volumen tidal que tienen lugar durante
la anestesia y que alteran las presiones hidrostáticas
a nivel pulmonar.
Estos desequilibrios se acentúan con el decúbito y
son mucho más intensos en los grandes animales
(équidos y bovino).
Como resumen podemos señalar que la anestesia
provoca depresión respiratoria y que ésta se pone de
manifiesto:
☞ Aumentando la PaC O 2 .
☞ Disminuyendo el volumen minuto.
☞ Disminuyendo la PaO 2 . Fotografía 2. Monitor de apnea . El termistor colocado por dentro del conector
Conocidos ya los efectos adversos de la anestesia del tubo endotraqueal detecta cambios en la temperatura del aire espirado,
sobre la ventilación, se indican las distintas técnicas indicando el intervalo en segundos entre dos movimientos respiratorios.
de monitorización en cada caso con sus ventajas e
inconvenientes. • M ÉTODOS SONOROS
Para solventar las deficiencias reseñadas se recu-
¿Respira el paciente? rre a dispositivos sonoros.
Desde el punto de vista respiratorio, lo primero y
más básico que precisamos conocer es si el pacien- El est e t osco pio eso f á gico
te respira y con qué frecuencia. Consta de una sonda, que se introduce por el esó-
fago hasta situar su extremo distal a la altura del
• M ÉTODOS VISUALES pericardio, conectada a un amplificador de sonido
Para detectar los movimientos respiratorios se que permite escuchar los latidos cardíacos y los
puede recurrir a técnicas visuales tales como obser- movimientos respiratorios (fotografía 1).
var las oscilaciones del balón de reserva del circuito
anestésico o las excursiones de la caja torácica. El El m o nit or d e a p n e a
gran inconveniente de este sistema es que muchas Dispositivo electrónico que conectado al tubo
veces el paciente está cubierto con paños de campo endotraqueal detecta el flujo de aire y emite un piti-
y es difícil observar las excursiones del tórax y otras do coincidiendo con cada espiración (fotografía 2).
veces lo que no es visible es el balón de reserva. Presenta dos botones de control; uno que permite
Además, normalmente en la práctica privada quien ajustar la sensibilidad del equipo y en pacientes de
anestesia y quien practica la cirugía coinciden, por pequeño tamaño, cuyo volumen tidal es reducido se
lo que no puede estar muy pendiente de otras suele colocar la sensibilidad al máximo; otro botón
cosas. controla el tiempo de apnea en segundos y está

consulta • 107
conectado a una alarma. En función del tamaño del Al aumentar el volumen de espacio muerto alveo-
paciente y de su frecuencia respiratoria tendremos lar, aumenta el espacio muerto fisiológico y dismi-
que ajustar el tiempo de apnea. nuye el volumen alveolar.
Para tratar de solventar el defecto de la espirome-
• INCONVENIENTES DEL M ONITOR DE APNEA tría sería interesante conocer los niveles sanguíneos
Los veterinarios tienden a seleccionar máxima de O 2 y C O 2 a nivel arterial ya que de esta forma
sensibilidad por lo que el paciente puede estar mal podemos determinar si se produce un adecuado
intubado (en esófago) y el monitor emitir un pitido intercambio gaseoso a nivel alveolar.
con cada respiración al detectar flujo de aire proce-
dente del estómago. Gasometría
Con estos dispositivos lo único que se conoce es La gasometría es la única técnica invasiva que
la frecuencia respiratoria, con valor muy limitado si permite conocer los niveles de O 2 y C O 2 , el pH y el
no se referencia el volumen tidal. exceso de bases en sangre arterial o venosa y de
Asimismo, se desconoce los niveles sanguíneos y esta forma determinar el estado ventilatorio del
alveolares de O 2 y C O 2 . paciente.

Espirometría • INCONVENIENTE TIENE LA GASO METRÍA


El siguiente nivel de monitorización respiratoria es ☞ Es una técnica invasiva y complicada que
conocer la cantidad de aire que intercambia el requiere de cateterización de una arteria.
paciente. ☞ La información que proporciona no es continua
La espirometría o ventilometría permite cono- ni inmediata, pues una vez extraída la muestra hay
cer de forma continua e inmediata el volumen que realizar la prueba laboratorial. En la práctica se
tidal, la frecuencia respiratoria y el volumen suele realizar una gasometría cada 20-30 minutos
minuto. El volumen tidal normal suele estar de anestesia.
e n tre 1 0-2 0 ml/k g . El volu m e n min u t o se ☞ Es una prueba económicamente costosa.
encuentra entre 150-250 ml/kg/min. Valores de
volumen minuto inferiores a 100 ml/kg/min se ¿Qué arteria se cateteriza en función de la especie?
consideran insuficientes y requieren de terapia ☞ Perro: femoral o metatarsiana dorsal.
ventilatoria. ☞ Gato: femoral.
Lo que realmente interesa conocer no es el volu- ¿Cómo extraer y conservar la muestra?
men tidal ni el volumen minuto sino el volumen ☞ Siempre con jeringas con heparina.
alveolar o la ventilación alveolar por minuto, es ☞ Evitar la oxigenación de la muestra.
decir, el aire que realmente alcanza los alveolos y ☞ Realizar el análisis inmediatamente.
participa en el intercambio gaseoso. ☞ Se puede almacenar durante 1-2 horas en hielo
picado.
• INCONVENIENTE DE LA ESPIRO METRÍA Para solventar los defectos de la gasometría se
El gran inconveniente de la espirometría es que han diseñado una serie de monitores que permiten
Fotografía 3.
Conexión del proporciona información de la cantidad de aire que conocer aproximadamente los niveles de O 2 y C O 2 a
capnógrafo entra y sale de los pulmones, pero no informa si el nivel arterial de forma continua, e instantánea, sin
aspirativo al tubo intercambio gaseoso a nivel alveolo-capilar es ade- necesidad de cateterización arterial y con menor
endotraqueal . La cuado o no. coste.
muestra de aire Si existe una porción importante del pulmón que
espirado llegará al está correctamente ventilada pero mal perfundida Capnometría / capnografía
módulo paciente
donde será (ventilación con espacio muerto alveolar) en estos El capnógrafo/capnómetro es un monitor que
analizada para el alveolos no hay intercambio gaseoso, aunque sí mide de forma continua la concentración de C O 2 en
CO 2 por medio de que participan en el intercambio boca-nariz/pul- el aire espirado.
rayos infrarrojos. món. El capnógrafo muestra una gráfica que representa
los valores de C O 2 a lo largo de todo el ciclo respi-
ratorio; y el capnómetro proporciona un valor
numérico que representa la concentración de C O 2
máxima al final de la espiración.

• C ONOCER EL VALOR DEL CO 2


AL FINAL DE LA ESPIRACIÓN
Se está estimando la presión de C O 2 a nivel arte-
rial a partir de la fracción espiratoria final de C O 2 .
C uando la función pulmonar es normal, teórica-
mente se produce un equilibrio de forma que la
presión arterial de C O 2 es igual a la presión alveo-
lar de C O 2 e igual a la fracción espiratoria final de
C O 2.
PaC O 2 = PA C O 2 = FEFC O 2
En condiciones normales la PaC O 2 es ligeramente
inferior a la FEFC O 2 (3-5 mm Hg).

108 • consulta
• ERROR DE LA CAPNO METRÍA / CAPNOGRAFÍA Form a
Cuando existen alveolos ventilados pero no per- Solo hay una onda normal del capnograma, por lo
fundidos la FEFC O 2 tiende a ser inferior a la PaC O 2 que cualquier alteración en la forma debe ser inves-
ya que se mezcla aire rico en C O 2 procedente de los tigada.
alveolos en los que hay intercambio gaseoso con Algunas alteraciones típicas de la forma del cap-
aire sin C O 2 procedente de alveolos en los que no nograma son:
hay intercambio. ☞ Oscilaciones cardiogénicas: el corazón al gol-
pear contra los pulmones durante el latido cardíaco
• C ONEXIÓN DEL CAPNÓGRAFO origina un flujo de aire al final de la espiración. Es
Se conecta siempre al tubo endotraqueal, pero frecuente con frecuencias respiratorias bajas y volú-
en animales con un peso superior a los 10 kg se menes tidales bajos.
puede conectar mediante una pieza intermedia ☞ Relajación insuficiente: pacientes sometidos a
(fotografía 3). bloqueo neuromuscular y ventilados mecánicamen-
En animales de menos de 10 kg nunca colocar te, el capnógrafo permite determinar el final del
pieza intermedia entre el tubo endotraqueal y el bloqueo.
circuito de anestesia ya que incrementaríamos
mucho el espacio muerto del circuito. Para evi- Lín e a b asal
tarlo se conecta al tubo endotraqueal directa- El capnograma normal siempre debe arrancar de
mente. 0, lo que equivale a afirmar que no existe reinhala-
ción de C O 2 . Las principales causas de reinhalación
• SIGNIFICADO DE LA CURVA DEL CAPNÓGRAFO (figura 1) son:
☞ Cal sodada gastada del circuito circular.
Zo n a A ☞ Demasiado espacio muerto en el circuito
Representa la primera porción de aire exhalado. ☞ Volumen minuto insuficiente.
Procede del espacio muerto anatómico y del circui-
to. No tiene C O 2 . • INFORM ACIÓN PROPORCIONADA POR EL CAPNOGRA M A
Conectado al tubo endotraqueal y midiendo la
Zo n a B concentración espiratoria de C O 2 , ofrece una doble
Es el aire espirado de la última porción del espa- información.
cio muerto y mezclado con aire alveolar. La concen-
tración de C O 2 va aumentando. Direct a m e n t e. M ecá nica ve n tila t oria:
¿Est á el a nim al in t u b a d o?
Zo n a C Es el monitor que con mayor rapidez permite
En esta zona el aire espirado es completamente conocer si se ha realizado correctamente la intuba-
alveolar, con abundante carga de C O 2 . El punto ción de la tráquea. Al colocar el tubo endotraqueal
máximo de la meseta es el punto E que representa y realizar presión sobre el tórax se debe observar
la concentración espiratoria final de C O 2 (FEFC O 2) que el monitor mide la FEFC O 2 .
que se aproxima a la PaC O 2 . Es el único monitor que nos informa sobre si el
circuito de anestesia conectado al paciente es ade-
Zo n a D cuado, si funciona correctamente la cal sodada y las
Corresponde a la fase inspiratoria. La tasa de C O 2 válvulas unidireccionales del circuito circular y si el
cae rápidamente y debe llegar a cero. flujo de gases frescos es adecuado. Además, infor-
ma de la frecuencia respiratoria, de si el paciente
• C ARACTERÍSTICAS DE LA CURVA DEL CAPNÓGRAFO ventila con normalidad y si el intercambio gaseoso
es adecuado (no se acumula C O 2).
A lt ura En el caso de IPPV indica si la frecuencia respira-
Es el valor de la FEFC O 2 . Puede expresarse en toria y el volumen tidal son adecuados.
mmHg o en % . Los valores normales se encuentran
entre 35-45 mm Hg (3,9-5,2 %) In direct a m e n t e: Est a t us cardiovascular
❶ Cuando el valor de la FEFC O 2 es superior al 5 % Para que el intercambio gaseoso a nivel alveolar Figura 1.
hablamos de hipercapnia o hipoventilación. se produzca de forma normal, el sistema cardiovas- Significado de la
Situación muy frecuente durante la anestesia. cular tiene que ser eficaz y el aporte de sangre a los curva del
❷ Si el valor de la FEFC O 2 es inferior a 3,9 % se pulmones no verse comprometido. capnógrafo
denomina hipocapnia o hiperventilación. Es una
situación frecuente cuando se realiza ventilación a Vol . %
presión positiva intermitente (IPPV) o en pacientes
que presentan un plano anestésico superficial.

A m plit u d
Depende directamente de la frecuencia respirato-
ria. A menor amplitud, mayor frecuencia respirato-
ria. La imagen muestra un capnograma de un ani-
mal neonato que tiene una frecuencia respiratoria
muy alta. Inspiración Espiración Inspiración Espiración

consulta • 109
hemoglobina por oxígeno y de la frecuencia cardía-
ca, es decir, permite conocer los niveles arteriales de
oxígeno de forma no invasiva.

• B ASES DE LA PULSIOXIMETRÍA
La pulsioximetría se basa en la absorción de luz
infrarroja transmitida a través de una muestra de
sangre.
La oxihemoglobina, hemoglobina reducida, car-
boxihemoglobina y metahemoglobina absorben
diferentes longitudes de onda. Los pulsioxímetros
están diseñados para medir sólo dos longitudes de
onda (oxihemoglobina y hemoglobina reducida),
por lo tanto la medida que proporcionan es una
saturación parcial al no distinguir la carboxihemo-
globina y metahemoglobina.
Fotografía 4.
Metahemoglobinemia • ERRORES DE LA PULSIOXIMETRÍA
en un gato, originada
por una intoxicación ☞ Saturación parcial: porque no distingue la
por antisépticos metahemoglobina y carboxihemoglobina de la
empleados en la oxihemoglobina (fotografía 4), que daría una falsa
limpieza del utillaje lectura del pulsioxímetro.
anestésico. En estos ☞ La vasoconstricción, la hipotermia, los pigmen-
casos la pulsiometría tos y pelos y la luz del quirófano y sala de recupera-
carece de valor como
ción van a provocar lecturas erróneas.
técnica de
monitorización.
• C OLOCACIÓN DE LA SONDA DEL PULSIOXÍMETRO
En general se puede colocar sobre mucosas no
O 2 combinado con Hb (15 gm. %) pigmentadas y sobre piel no pigmentada y despro-
o en solución fisiológica vista de pelo.
(vol .%) En el gato, debido a que las papilas gustativas
cornificadas que presentan en la lengua tienden a
medir mal, se suelen colocar en otras zonas como el
Saturación de Hemoglobina (%)

recto o la vagina.

• TIPOS DE SONDAS

Rect ales
En la misma cara presentan el emisor y lector
(fotografía 5).

Tip o pin z a flexible o rígid a


Para lengua, vulva, oreja, etc. El emisor y el lector
están situados uno enfrente del otro.

• RELACIÓN ENTRE LA SP O 2 (%) Y LA PA O 2 ( M M H G)


PO 2 (mm. Hg) Ambas informan sobre la capacidad de los pulmo-
nes para oxigenar la sangre que se relacionan a tra-
Figura 2. C uando en el capnograma se observa una vés de una curva sigmoide (figura 2). En situaciones
Relación entre
la SpO 2 (%) y la caída exponencial de la onda está indicando la de normofisiología respirando aire ambiente (21 %
PaO 2 (mmHg) existencia de hipotensión o descenso del gasto de O 2), la correlación entre ambas es aceptable,
cardíaco. siendo la PaO 2 en este caso de 100 mmHg, con una
C uando tras una caída exponencial de la onda SpO 2 cercana al 100 % . En pacientes que respiran
del capnograma, ésta cae hasta cero, está indican- 100 % oxígeno, como debe ocurrir durante el man-
do la presencia de una parada cardiorespiratoria; tenimiento anestésico, la PaO 2 normalmente va a
cuando iniciamos las maniobras de reanimación estar sobre 500 mmHg, ya que la PaO 2 = 5 x FiO 2 ,
cardiopulmonar el capnógrafo es muy útil para siendo FiO 2 la concentración final inspirada de oxí-
determinar la eficacia de estas maniobras y cuando geno
se restablece la circulación y respiración espontá- Podemos comprobar cómo para valores de Pa O 2
nea. superiores a 80 mmHg el pulsioxímetro no es
capaz de discernir. Del estudio de esta curva sig-
Pulsioxímetro moide se extrae que la seguridad del paciente
El pulsioxímetro informa de forma inmediata y queda garantizada mientras las lecturas del pul-
continua de la saturación parcial arterial de la sioxímetro no desciendan por debajo del 80 % . A

110 • consulta
partir de esta cifra se produce una rápida desatu-
ración (hipoxia), con una bajada en pendiente de
la Pa O 2 , que puede llegar a la cifra crítica de 60
mmHg, momento en el que el organismo desen-
cadena un mecanismo de vasoconstricción pulmo-
nar ( hypoxic drive ), que sólo se corrige mediante
ventilación asistida con O 2 al 100 % . Para satura-
ciones inferiores al 70 % se corresponde con una
Sp O 2 de 40 mmHg, que pueden ser críticas para la
vida del animal.
Hay que tener en cuenta que, además de la cifra
de SpO 2 , conviene conocer la tasa de hemoglobine-
mia del animal. En el ejemplo que sigue se relacio-
nan estas tres constantes: Fotografía 5.
Un animal sano con una Hb= 15 gr/dl, PaO 2 =100 Broncoscopia en un
mmHg y una SpO 2 del 100 % , necesita, en condicio- gato, monitorizada
nes normales, 7-10 ml /kg/ min de O 2 . por medio de
Sabiendo que: pulsioximetría con
sonda rectal , cuando
CaO 2 (cantidad de O 2 arterial) = O 2 transportado no se puede utilizar
por la Hb + O 2 en solución física, que expresado de la sonda lingual .
otra manera es: Nótese la baja cifra
CaO 2 = [(1,34 x Hb x % saturación)] / 100 + (0,003 de SpO 2 en el
x PaO 2)*1,34 = ml O 2/g Hb. momento de
*0,003 = solubilidad del O 2 en el plasma, 0,3 introducir el
ml/dl. broncoscopio,
bloqueando la luz
* PaO 2 = presión parcial del O 2 en la sangre arte- traqueal .
rial, 100 mmHg.
Nuestro paciente tendrá una CaO 2 de:
(1,34 x 15 x 100) + (0,003 x 100)= 20,4 ml de oxí-
geno por dl (cifra fisiológica).
Pero si la tasa de Hb desciende hasta 10 gr/dl
(a n e mia , h e m orra gia), a ú n oxig e n a n d o al
100 % , la C a O 2 descenderá hasta 13 ml/100 ml
de sangre.
Si además, la SpO 2 desciende por debajo del 70 %
(común durante la anestesia sin soporte vital),
entonces la CaO 2 se va a menos de 10 ml/100 ml de
sangre. Esta cifra origina cianosis y debe ser
corregida inmediatamente.

Es menos importante monitorizar


el oxígeno que el dióxido
de carbono durante la anestesia
La hipoxia en un paciente se corrige fácilmente
incrementando la concentración inspiratoria de oxí-
geno, mientras que la hipercapnia en un paciente
sólo se corrige ventilándolo manual o mecánica-
mente. Figura 3. Curva que relaciona la SpO 2, el contenido de oxígeno en sangre
Como resumen podemos señalar que es conve- circulante y la presión parcial de CO 2 con la ventilación alveolar.
niente suplementar con oxígeno a los pacientes Normoventilación en color azul y depresión ventilatoria del 25% en rojo.
durante la anestesia y monitorizar los niveles de C O 2
para determinar cuándo es necesario ventilarlos. Ambos monitores tratan de detectar la hipoventi-
lación lo más tempranamente posible con el objeto
El mejor monitor respiratorio de instaurar tratamiento; uno lo hace determinando
para la anestesia la SpO 2 y el otro la FEFC O 2 .
Admitiendo que los monitores que se han tomado En la figura 3 se ha representado los niveles de
como estándar en anestesia humana para controlar SpO 2 y de ETC O 2 en función de la ventilación respi-
los niveles de O 2 y C O 2 son el pulsioxímetro y cap- rando 21 % de O 2 . Se observa cómo con normo-
nógrafo respectivamente, y que hoy en día sería ventilación la SpO 2 es > de 95 % y la FEFC O 2 es de
impensable realizar una anestesia humana sin dis- 40 mmHg. Cuando hay una depresión ventilatoria
poner de alguno de los dos, la pregunta a plantear del 25 % el pulsioxímetro sigue marcando >95,
en veterinaria, pensando en nuestras limitaciones mientras que el capnógrafo está indicando que hay
económicas, es cuál de los dos es más útil para los hipoventilación al medir una FEFC O 2 de 55 mmHg
clínicos. (hipercapnia).

consulta • 111
el gasto cardíaco. Una medida simultánea de la
PA o del gasto cardiaco permitiría diferenciar
aquellos ritmos anormales que comprometen la
vida del paciente de los que no. En ausencia de
estas medidas el clínico debe colocar un límite
arbitrario de 60 ppm para la bradicardia (perro y
gato) y de 200-250 ppm (perro) o de 250-300
ppm (gato) para la taquicardia. Para valores
fuera de estos límites se recomienda tratamien-
to.

Ritmo
Fotografía 6. La presencia de ritmos anormales se puede
Uso del estetoscopio detectar por cualquiera de las técnicas que se
esofágico básico utilizan para medir la frecuencia cardíaca. La
para la
identificación de la arritmia requiere de electro-
monitorización de
las frecuencias cardiograma. Las variaciones cíclicas de la fre-
cardíaca y cuencia cardíaca son comunes en pacientes nor-
respiratoria . Es muy males debido a las variaciones del tono parasim-
versátil y económico. pático sobre el corazón (pueden estar mediados
por receptores pulmonares y/o baroreceptores
Q ué ocurriría si el paciente estuviese respiran- cardiovasculares). Estas variaciones cíclicas no
do aire enriquecido con oxígeno (situación habi- suelen existir en animales excitados, estresados o
tual cuando se realiza una anestesia). El pusioxí- atropinizados.
metro tardaría mucho más tiempo en indicar una La arritmia más común observada en animales crí-
situación de hipoventilación debido a que se tra- ticamente enfermos o anestesiados (excluyendo las
bajaría con unas Pa O 2 muy superiores a 90-100 bradicardias y taquicardias) son los marcapasos
mmHg. ectópicos ventriculares que inducen contracciones.
En ocasiones también se pueden observar contrac-
C O N CLUSIO NES ciones atriales prematuras, bloqueos atrioventricula-
☞ Administrar aire enriquecido con O 2 durante la res y bloqueos de rama.
anestesia (inyectable o inhalatoria).
☞ Controlar los niveles de C O 2 con un capnógra- Monitorización
fo durante la anestesia. elec tro cardiográfica
☞ En el perioperatorio controlar los niveles de O 2 El electrocardiograma refleja la actividad eléctrica
mediante un pulsioxímetro. del corazón. Las alteraciones en el electrocardiogra-
ma indican la presencia de excitación eléctrica o
alteraciones en la conducción que pueden estar
Monitorización cardiovascular relacionados con enfermedades miocárdicas intrín-
secas o enfermedades sistémicas. La presencia de
La primera función del sistema cardiovascular es la una función eléctrica normal no garantiza el que la
distribución de la sangre por los tejidos. El corazón función mecánica del corazón o del sistema cardio-
debe ser una bomba eficaz, los vasos sanguíneos vascular sea adecuada (la PA y la perfusión tisular
deben ser conductos eficaces y debe existir un volu- pueden ser inadecuadas en presencia de un EC G
men de sangre suficiente. Existe una gran variedad normal).
de vías por las que las enfermedades y las drogas Para conseguir una amplitud máxima y una mejor
anestésicas pueden interferir con la función cardio- visualización de la curva electrocardiográfica es
vascular. Consecuentemente hay una gran variedad recomendable utilizar las derivaciones II y III (se
de parámetros que deberían monitorizarse para ase- corresponden con los ejes mayores de despolariza-
gurar que la función cardíaca es normal. ción del corazón). Derivación II: electrodo amarillo
Las constantes cardiovasculares más importantes (polo +) se debe colocar en la extremidad posterior
que deben monitorizarse en pequeños animales son izquierda, el rojo (polo -) en la extremidad anterior
la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. derecha y el negro (polo neutro) en la extremidad
Manteniendo ambos dentro de los límites fisiológi- posterior derecha. Derivación III: Igual pero el elec-
cos se asegura un adecuado gasto cardíaco y una trodo rojo en la extremidad anterior izquierda.
adecuada perfusión orgánica, en especial muscular, Para la fijación de los electrodos al cuerpo del ani-
hepática y renal). mal habitualmente se utilizan pinzas de cocodrilo
que son impregnadas con gel electrocardiográfico
Frec uen cia cardíaca para favorecer el contacto y minimizar la resistencia
La frecuencia cardíaca se puede medir por eléctrica.
medio de un fonendoscopio, un estetoscopio O tra forma de monitorización electrocardiográfi-
esofágico convencional (fotografía 6) o conecta- ca es la utilización de una sonda esofágica por la
do a un amplificador. La importancia de una fre- que internamente discurren dos cables a los que
cuencia cardíaca anormal es por su efecto sobre externamente en el extremo proximal van conecta-

112 • consulta
dos el electrodo amarillo y el rojo y que afloran en
el extremo distal donde se establece el contacto a
la altura del corazón. La ventaja de este dispositivo
reside en la menor interferencia de los electrodos
con la mesa de operaciones, en una mayor libertad
a la hora de manipular el paciente y en un contac-
to más perfecto.

Presión arterial
La presión arterial (PA) es el producto final de
interrelacionar el gasto cardíaco, la capacidad
vascular y el volumen sanguíneo. Si alguno de
estos parámetros está alterado de tal forma que
decrece la PA , los otros tratarán de compensar y
restaurar la PA . C uando uno o más de estos
parámetros están severamente alterados la com-
pensación no es posible, y la PA decrecerá a
niveles inaceptables.
La PA es importante porque es la responsable de
la circulación coronaria y cerebral. La perfusión de
los tejidos periféricos está regulada por el tono arte- del manguito a la que se detecta, distal al mangui- Fotografía 7.
riolar precapilar. to oclusor, flujo sanguíneo o presión arterial. El flujo Modelo de
Las principales partes de la onda de presión son: sanguíneo será continuo cuando la presión extralu- esfigmomanómetro
- la presión arterial sistólica (PAS): es la presión minal caiga por debajo de la PAD. Las técnicas indi- oscilométrico, que
máxima obtenida con cada eyección cardíaca; rectas requieren de una arteria que sea lo suficien- de forma
automática e
- La presión arterial diastólica (PAD): es la presión temente grande y superficial para que las pulsacio- intermitente mide la
mínima antes del próximo ciclo de eyección; nes puedan ser determinadas por algún método presión arterial
- la presión arterial media (PA M): la PAD más un externo. Las arterias más utilizadas en pequeños sistólica , diatólica ,
tercio de la diferencia entre la PAS y PAD; animales son la metatarsiana dorsal, metacarpiana y media y la
- la presión de pulso: diferencia entre la PAS y PAD. metatarsiana ventral, ulnar y coxígea. frecuencia cardíaca .
La PAS está determinada fundamentalmente por el La anchura ideal del manguito es un 38 % de la Es muy útil en
volumen de eyección y por la elasticidad de la pared circunferencia de la extremidad. Si el manguito se pequeños animales.
arterial. La PAD depende del discurrir de la sangre por coloca excesivamente apretado, las medidas que se
los capilares y el sistema venoso y del ritmo cardíaco. obtienen pueden ser erróneamente bajas ya que el
Ritmos cardíacos lentos, vasodilatación y volúmenes propio manguito estará ocluyendo parcialmente la
de eyección reducidos provocan PAD bajas. La PA M arteria y se necesitará muy poca presión adicional
es fisiológicamente la más importante porque repre- para ocluir totalmente la arteria. Si el manguito es
senta la presión media circulante que determina la colocado muy flojo las lecturas obtenidas serán
perfusión a nivel cerebral y coronario. erróneamente altas ya que se necesitará mucha
En ocasiones se piensa que la presencia de un presión adicional para ocluir la arteria. Asimismo,
pulso fuerte es garantía para una circulación efi- la posición de la extremidad es fundamental para
ciente con valores de presión arterial elevados. No obtener medidas exactas, ya que si la extremidad
obstante, la presión y fuerza del pulso no está en está demasiado flexionada las lecturas pueden ser
relación directa a la presión arterial media (PA M), bajas ya que los vasos pueden encontrarse parcial-
sino en relación a la diferencia entre la presión sis- mente ocluidos a la altura de las articulaciones.
tólica (PS) y diastólica (PD). Por tanto, el pulso puede Existen diversos métodos para detectar el flujo
ser fuerte a pesar de que la presión sistólica sea baja sanguíneo distal al manguito. Si la arteria es sufi-
siempre que la presión diastólica sea correlativa- cientemente grande o el sistema de auscultación
mente mucho más baja; por el contrario puede ser suficientemente sensible se pueden detectar los
débil si la presión sistólica es alta, pero la diastólica sonidos de Korotkoff a medida que el manguito es
también lo es y por ello presenta pocas diferencias desinflado. También se puede recurrir a la palpación
con la sistólica: digital del primer pulso a medida que el manguito
Pulso fuerte: PS = 75 mm Hg; PD= 20 mm Hg es desinflado que se corresponderá aproximada-
Pulso débil: PS =140 mm Hg; PD=125 mm Hg mente con la PAS.
La PA se puede medir por métodos directos o indi- Existe otro método, el oscilométrico, basado en las
rectos. La técnica indirecta con esfigmomanómetro oscilaciones de la aguja del manómetro, a medida que
implica la aplicación de un manguito oclusor sobre el manguito se va desinflando, causadas por la onda
una arteria en un apéndice cilíndrico. El inflado del pulsátil que golpea el manguito y que se corresponde
manguito aplica presión sobre el tejido subyacente y aproximadamente con la PAS. Los valores obtenidos
ocluirá totalmente el flujo sanguíneo cuando la pre- son ligeramente superiores a las medidas directas. En
sión exceda la PAS. A medida que la presión del este método oscilométrico están basados los instru-
manguito va decreciendo, la sangre vuelve a fluir mentos comerciales que automáticamente inflan y
intermitentemente cuando la presión extraluminal desinflan el manguito, y que miden la PAS, PAM, PA y
cae por debajo de la PAS. La PAS es aquella presión frecuencia cardíaca (fotografía 7).

consulta • 113
daje quirúrgico a cualquier otra arteria. En el gato
se suelen abordar quirúrgicamente la femoral o la
carótida.

Tiempo de llenado capilar (CRT)


El tiempo que tarda la sangre en rellenar la
cama capilar que ha sido comprimida está deter-
minado por el tono vasomotor arteriolar y nor-
malmente inferior a 1 segundo. Puede estar
aumentado por cualquier proceso que incre-
mente el tono simpático y la vasoconstricción
p erif érica (hip ovole mia , sh ock h e m orrá gico ,
dolor). Un CRT prolongado no tiene por qué
estar relacionado con una hipotensión. Un ani-
mal que ha recibido una inyección de simpatico-
miméticos va a estar muy hipertenso, pero tam-
bién con vasoconstricción. Una parada cardíaca
en un paciente normovolémico está asociada a
una presión media de 10-15 mmHg y un CRT de
1-2 segundos; mientras que un paciente con un
shock hipovolémico profundo puede presentar
una PA M de 40-60 mmHg y un CRT de 3-5
segundos. La diferencia es la vasodilatación
Fotografía 8. El otro método para detectar el flujo sanguíneo frente a la vasoconstricción.
Método Doppler para distal al manguito es mediante un doppler. Existen
la medición de la distintos modelos en el mercado: Presión venosa central
presión arterial. Con ☞ Unos que detectan el flujo sanguíneo La presión venosa central (PV C) equivale a la
estos dispositivos se (Transcutaneous Doppler Blood Flow Detector, Parks presión interna de la vena cava anterior intrato-
obtienen cifras de Electronics, Beaverton, Ore) que nos permiten medir rácica o del atrio derecho. Mide la habilidad del
presión arterial
sistólica, que suelen la PAS. corazón para bombear los fluidos que llegan
ser ligeramente ☞ Otros que detectan el movimiento de las pare- hasta él y, siendo una estimación de la relación
inferiores a los que des de las arterias (Doppler Ultrasonic Blood entre el volumen sanguíneo y la capacidad san-
se obtendrían por Pressure Instruments, Roche Medical Electronics, guínea. Debería ser medida siempre que se sos-
métodos cruentos o Cranbury, NY) que permiten medir la PAS, PA M y pechase de un fallo cardíaco o cuando se espe-
invasivos. En el gato, PAD (fotografía 8). ra que se produzca un cambio rápido en el volu-
la cifra de presión
corresponde con este
La medida directa de la presión arterial permite men sanguíneo (figura 4).
sistema a la presión una medición continua y más exacta que la medi- La PV C tiende a aumentar cuando la bomba
arterial media. da indirecta, pero requiere la cateterización de una comienza a fallar, con la venoconstricción (existe
arteria por un procedimiento de punción percutá- una disminución en la capacidad) y con la hipervo-
nea o abordaje quirúrgico. En el perro despierto las lemia. La PV C decrecerá con la vasodilatación (se
arterias más accesibles para la cateterización per- incrementa la capacidad) y con la hipovolemia
cutánea son la femoral, metatarsiana dorsal, radial (decrece el retorno venoso). La PV C va a estar afec-
y braquial (hay que prestar un especial cuidado tada por los cambios en la presión intrapleural
dado que se encuentran rodeadas de numerosos durante la ventilación espontánea (causa decreci-
nervios). En el perro anestesiado se puede cateteri- miento rítmico) o a la presión positiva (causa un
zar la arteria lingual o se puede realizar un abor- incremento). Las toracotomías causan un incre-
mento en la PV C de 2-6 cm de H 2 0. Las obstruc-
ciones del retorno venoso periféricos al sitio de
medida durante cirugía abdominal alta o cirugía
torácica pueden decrecer la PV C . Ya que la PV C
está afectada por numerosas variables, todas las
medidas deben de correlacionarse con la historia
reciente del paciente, con otras medidas previa-
mente realizadas y con la medida de otros paráme-
Atrio izquierdo tros cardiovasculares antes de realizar una inter-
pretación.
El catéter se posiciona en la vena cava anterior,
evitando el contacto con el endocardio del atrio
derecho o del ventrículo derecho ya que podríamos
estimular la aparición de marcapasos ectópicos,
verificando la correcta colocación del catéter por
Figura 4. las fluctuaciones que se observan en el menisco del
Representación de
fluido que se corresponden con los latidos cardía-
la medición de
PVC en un perro. cos y otras oscilaciones más grandes que se corres-

114 • consulta
ponden con la ventilación. El catéter debe ser de
un calibre superior a 20 G . En situaciones de clini-
ca habitual, careciendo de cateteres adecuados
como el de Sw an-gantz, se canaliza la vena yugu-
lar, hasta una longitud cercana a la entrada el
tórax.
Una vez que el catéter es insertado se conec-
ta a un tubo de extensión, y mediante una llave
de tres vías a una columna (manómetro) y a una
bolsa de solución salina fisiológica. El cero se
situa a nivel de la auricula derecha del animal.
En primer lugar se cierra la llave hacia el pacien-
te y se llena la columna con fluido de la botella.
A continuación se cierra la llave hacia la bolsa y
se habre hacia el paciente de forma que el flui- Fotografía 9.
do de la columna se equilibre con la PV C al final Medición de la
del catéter. Siempre se debe sobrellenar la temperatura por
columna para que el fluido entre en el paciente medio de un
termómetro digital
durante la equilibración. Posteriormente el nivel con sonda rectal . De
de fluido en la columna es comparado con el gran ayuda ,
cero y la diferencia es la PV C . La presión venosa especialmente en
central normalmente está entre 0 y 10 cm de animales muy
H 2 0, sin embargo, lo más común es obtener jóvenes o en las
medidas entre 0 y 5 cm de H 2 0. M edidas entre razas miniatura ,
15 y 20 cm de H 2 0 son muy altas y se debería muy propensas a la
hipotermia .
conocer la causa para tratar de corregirla. La
presencia de una PV C alta no contraindica la
administración de fluidos cuando otros paráme-
tros cardiovasculares indican hipovolemia. De
hecho en ocasiones la PV C decrece tras la flui-
doterapia debido a que se elimina la vasocons-
tricción simpática.

Gasto cardíac o
El equipamiento que se precisa para medir el G C
es muy caro y no es práctica habitual en la clínica,
aunque sería muy útil. El gasto cardíaco se calcula
en base a la fórmula:
G C =SV x FC
donde el SV es el volumen que bombea el corazón
en una contracción y la FC es la frecuencia cardíaca.
Para medirlo se emplea la técnica de termodi-
lución, para lo cual se coloca un catéter de
Sw an-G antz en la arteria pulmonar a través de
la yugular. Se inyecta un bolo de dextrosa al 5 %
a 4º C en la aurícula derecha y a continuación
se mide la temperatura de la sangre que fluye a
través de la arteria pulmonar. A partir de ahí se
calcula el volumen de eyección y el gasto cardí-
aco.
El G C también se puede medir de forma
incruenta con un sistema Doppler. La sonda se
coloca en el esternón o intraesofágica y mide la
velocidad de la sangre en la aorta. C onociendo
el diámetro de la aorta se calcula el gasto cardí-
aco.

Temperatura

El termómetro es la pieza más económica del


equipo de monitorización.
Fotografías 10 y 11. Monitorización de la profundidad anestésica en el perro y
La hipotermia es una de las principales causas, si gato. Ambos casos se encuentran en plano anestésico quirúrgico, con una
no la más importante, de morbilidad y mortalidad rotación ventromedial del globo ocular y ausencia de reflejo palpebral.

consulta • 115
anestésica en pequeños animales.
Se puede tomar la temperatura bien rectal o,
mejor aún, intraesofágica ( core temperature ). Para
ello son más útiles los termómetros electrónicos de
lectura digital continua, con una sonda que se intro-
duce vía rectal o esofágica. Algunos modelos que
existen en el mercado son el Aacomonitor® y el
Digithermo ® (fotografía 9).

Diuresis

Mediante la cateterización de la vejiga se recoge y


mide en una bolsa plástica el volumen de orina produ-
cida. La producción de orina es en perros y gatos de 1-
2 ml/kg/hora. Este parámetro es también indicativo del
grado de perfusión renal que, a su vez, depende del
gasto cardíaco y de la presión arterial media.

Profundidad anestésica

Se suele monitorizar mediante la atenta observa-


ción y comprobación de los reflejos palpebral, podal
y anal.
También es preciso valorar la posición del globo
ocular (fotografías 10 y 11).
En algunas circunstancias estos signos no son fia-
bles, como cuando se emplean relajantes muscula-
res, en cuyos casos hay que fiarse de otros cambios
como frecuencia cardíaca, tensión arterial, lagrimeo
o salivación excesivos.
Actualmente se está investigando el campo de la
EEG (electroencefalografía), pero es temprano para
poder emplear esta técnica en la clínica diaria, estan-
do reservada únicamente a protocolos experimentales.

Relajación muscular

Los relajantes musculares no son drogas de uso


rutinario en anestesia veterinaria, aunque puede
estar indicada su administración en algunos proce-
dimientos como laparotomías, toracotomías y ciru-
gía ocular.
En estos casos es de gran ayuda el disponer de
algún método que permita ajustar el grado de rela-
jación que se quiera conseguir.
Todos los sistemas disponibles funcionan de
forma similar estimulando un nervio motor con
electrodos de superficie. Una vez aplicado el estí-
mulo se valora la respuesta obtenida en cuanto a
contracción muscular se refiere.
Conviene recordar que ningún aparato o máqui-
na debe sustituir a los sentidos del propio anestesis-
ta. La atenta observación del paciente evitará la
mayoría de accidentes.
Tres palabras deben recordarse con relación al
estado del animal anestesiado: seco, sonrosado y
caliente. ❖

Bibliografía
Expuesta al final del monográfico.

116 • consulta
VIII
Fluidoterapia
y transfusión
en el paciente
quirúrgico

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autor
Dr a. M.J. Mar tín ez
Profesora Titular
Servicio de Anestesia
del Hospital y Clínica
Quirúrgica
Facultad de
Veterinaria de
Zaragoza
C APÍTULO VIII

El uso de la fluidoterapia en el paciente


quirúrgico resulta obligatorio, tanto con
objetivo preventivo como terapéutico. El
simple tratatamiento de la deshidratación
permitirá al organismo del paciente, en la
mayor parte de los casos, regular eficazmente
la homeostasis. El apoyo laboratorial, con ser
útil, resulta indispensable sólo en algunos
casos (ej: alteraciones de la calemia). Se expone
también de forma resumida, la técnica de la
transfusión junto con sus indicaciones y efectos
colaterales.

Fluidoterapia y Flui Th er apy


an d blood
tr an sfusion in
th e sur gical

transfusión en el
patien t
Summary
Fluitherapy in surgical
patients is of vital
necesity in order to
prevent and treat the

paciente quirúrgico
fluid disorders due to
surgery and
anaesthesia as well as
to maintain the
normal homeostasis.
The ways of
calculating fluid
requirements and
treating dehydration,
and blood transfusion

E
techniques in dogs
n el paciente quirúrgico confluyen varios Los pacientes que sí padecen alteraciones and cats are shown in
this chapter.
factores que hacen obligado el uso de la del medio interno requerirán fluidoterapia
fluidoterapia, incluso si se trata de anima- como tratamiento tanto p ara ser
les sanos. estabilizados antes de la cirugía, como para
Para los pacientes que no presentan desequili- la corrección de problemas intraoperatorios
brios homeostáticos reseñables la fluidoterapia que puedan surgir y que se detectan mediante
tiene una función preventiva que persigue los una estrec h a vigila ncia d el p acie n t e
siguientes objetivos: anestesiado.
• Mantener una vía venosa permeable como En el presente apartado se describen las posi-
medida de seguridad que permita actuar rápida- bilidades que ofrece la fluidoterapia en el
mente sobre el paciente si se presentan problemas período perioperatorio, incluyendo entre ellas, y
durante la anestesia. a pesar de su especificidad, la transfusión san-
• Mantener la perfusión renal, clave para el man- guínea.
tenimiento de la homeostasis e importante para la Asimismo, se describen las pautas concretas
excreción de muchas drogas anestésicas, que se ve para pacientes sanos y para los afectados por los
comprometida por la doble agresión anestésico-quirúr- desequilibrios más habituales, haciendo especial
Palabras clave:
gica a que va a ser sometido el paciente. hincapié en el déficit hídrico, por ser el más fre- Fluidoterapia; deshidratación;
• C ubrir el déficit hídrico producido por la res- cuente en la clínica, el que desencadena la apa- transfusión sanguínea; perro;
gato.
tricción preanestésica de agua y alimento, y por rición de todos los demás al comprometer la
las pérdidas quirúrgicas por evaporación y/o función renal y la clave del tratamiento con flui- Key words:
Fluitherapy; dehydratation;
hemorragia. dos. blood transfusion; dog; cat.

Consulta Difus. Vet. 9 (77):117-128; 2001. consulta • 117


Tabla 1 Algunas sirven para conocer la distribución del
fluido una vez administrado que va a depender,
Clasificación de las soluciones entre otros factores, de la presión osmótica y
fluidoterápicas según su función coloidosmótica de la solución en relación con las
de los distintos compartimentos orgánicos.
☞ Reemplazar líquido extracelular (Soluciones de Reemplazo) Conviene recordar que en los vasos, las albúminas
☞ Alcalinizar / acidificar el espacio extracelular son las principales creadoras de presión coloidosmó-
tica (75 %), mientras que la presión osmótica es
(Alcalinizantes y Acidificantes)
debida fundamentalmente al sodio (Na + ) en todo el
☞ Corregir desequilibrios electrolíticos (Diluyentes del plasma y otros) compartimento extracelular (intravascular e intersti-
☞ Apoyar la presión coloidosmótica del plasma (Coloides) cial), y al potasio (K + ) en el intracelular.
☞ Reponer componentes sanguíneos (Sangre y Hemoderivados) Existen soluciones cristaloides y soluciones
☞ Cubrir las necesidades hídricas diarias (Soluciones de Mantenimiento) coloides. Los cristaloides contienen pequeños solu-
tos difusibles a través de las membranas capilares,
por lo que no influyen sobre la presión coloidosmó-
tica. Los coloides contienen, además, solutos no
Tabla 2 Valoración clínica del grado difusibles a través de dichas membranas, de forma
de deshidratación (%) que aumentan la presión coloidosmótica intravascu-
lar.
<5% No hay signos clínicos Según su osmolaridad con respecto al comparti-
5% Pérdida de elasticidad cutánea ligera mento intravascular, las soluciones, sean cristaloides
7% Persistencia del pliegue cutáneo. Mucosas secas. Retracción o coloides, se clasifican en isotónicas, hipertóni-
leve de los globos oculares. Prolongación del TRC. cas e hipotónicas. Las soluciones hipertónicas
incrementan la presión osmótica atrayendo agua
10-12% Mayor persistencia del pliegue cutáneo. Mucosas secas.
desde las células. Las hipotónicas producen el efec-
Globos oculares hundidos. Tiempo de Relleno Capilar
to contrario, mientras que las isotónicas no cambian
(TRC) mayor de 3 seg.
la presión osmótica ni la distribución del agua. La
12-15 % Signos de shock. Muerte inminente. osmolaridad de una solución viene dada, principal-
mente, por su concentración en Na + , es decir, por
sus efectos sobre la natremia.
La clasificación más útil desde el punto de vista
clínico es la que utiliza como criterio la función de
cada fluido (tabla 1).

Dosis, velo cidad y vía de administración


La dosis total de fluidos que debe ser administra-
da será la suma del déficit hídrico estimado y las
necesidades diarias de agua si el animal no bebe. Si
existen pérdidas patológicas, también se tendrán en
cuenta.
El déficit hídrico o volumen de líquido perdido
se calcula a partir del grado de deshidratación (%)
apreciado clínicamente (tabla 2), mediante una sen-
cilla regla de tres. Por ejemplo, un paciente con un
grado de deshidratación del 7 % que pesa 20 Kg ha
perdido 1,4 litros de líquido (20 x 7/100). En gene-
ral, la deshidratación produce hemoconcentra-
ción, pudiendo utilizarse también el hematócrito
Fotografía 1. Paciente de la especie felina con signos de deshidratación grave, para calcular el volumen de pérdidas. En tales casos
superior al 12%. Se encuentra en estado de shock de etiología hipovolémica . se aportan 10 ml/Kg por cada 1 % de aumento del
Hto sobre sus valores normales (fotografía 1). En
caso de hemorragia, el organismo trata de mante-
La pauta de fluidoterapia ner la volemia diluyendo la sangre, así que tras el
sangrado, el Hto habrá descendido y no resultará
Escoger una pauta de fluidoterapia supone deter- válido para el cálculo de la dosis total de líquido a
minar la solución o soluciones más apropiadas en administrar, aunque sí será un valor imprescindible
cada momento, la dosis total y la de cada una de tanto para determinar si se precisa o no trasfundir
ellas, las velocidades y las vías de administración sangre, como para calcular la cantidad a administrar
más adecuadas. Las posibilidades disponibles se en su caso.
exponen a continuación. Las necesidades diarias de líquido son de 60
ml/Kg/día aproximadamente y sirven para cubrir las
Solu ciones de fluidoterapia pérdidas diarias de agua por orina, heces, piel y
La amplia gama de fluidos disponibles en el mer- mucosas que, habitualmente, se compensan
cado puede ser clasificada de numerosas formas. mediante la ingesta de líquido y alimentos. En razas

118 • consulta
caninas grandes bastará con 40 ml/Kg/día.
Por lo que se refiere a la velocidad de adminis-
tración de fluidos, debe calcularse en gotas/minu-
to considerando que cada ml contiene 10 ó 20
gotas según el gotero. Existen también los microgo-
teros, útiles en pequeños pacientes, que infunden a
un ritmo de 60 gotas/minuto. Para regular minucio-
samente la velocidad de administración, resultan
muy útiles sobre todo en pacientes pequeños, las
bombas de infusión (fotografías 2 y 3).
La máxima velocidad considerada como segu-
ra en un animal sin alteraciones renales ni cardio-
patías equivale a una volemia en una hora (90
ml/Kg/h en el perro y 70 ml/Kg/h en el gato). Esta
pauta sólo se utiliza en pacientes chocados. El volu-
men administrado a esta velocidad puede ser en su
totalidad de un cristaloide isotónico, o bien la suma
de cantidades menores de otro tipo de soluciones,
pero nunca se debe administrar sólo coloides o sólo
soluciones no isotónicas a este ritmo. En los pacien-
tes no chocados, la velocidad para la administración
de fluidos es menor. Si existen alteraciones renales
o cardíacas, la velocidad máxima se reduce a la
cuarta parte de la volemia en una hora.
La vía de administración depende de la urgencia
del tratamiento y también del grado de deshidrata-
ción, utilizándose la vía oral sólo cuando ésta no
excede del 7 % y no existen vómitos ni obstrucción
digestiva. En el resto de los casos se utiliza la intra-
venosa (IV) o la intraósea. Estas dos vías rápidas
son también insustituibles en cirugía y en pacientes
chocados aún cuando no se hallen deshidratados y,
en general, siempre ante una hipovolemia.
Los catéteres de utilización más frecuente para
canular las venas son los de 24 y 22G en los gatos
y perros pequeños y los de 22, 20 y 18G en perros
medianos y grandes. En general, estos catéteres
pueden ser colocados en la vena cefálica y permiten
administrar soluciones electrolíticas a velocidad
máxima (tabla 3), por lo que este vaso sería de elec-
ción. Otra posibilidad es canular la yugular o canu-
lar dos vías. En cachorros, animales muy pequeños
o en casos de colapso vascular, es útil la vía intraó-
sea. En neonatos se accede a la médula ósea
mediante una simple aguja hipodérmica. En el resto
podemos usar una aguja espinal de 2,5 a 4 cm de
longitud y calibre 18-22G. Sólo en perros grandes
se precisan agujas específicas para médula ósea
(trócares intraóseos), o un pequeño clavo intrame- Fotografía 2 y 3. Bombas de infusión para
administración de fluidoterapia . Utiles cuando se
dular. Los puntos de abordaje son la fosa trocanté- requieren dosis y velocidades de administración
rica del fémur o la tibia proximal, entre otros. precisas (pacientes pequeños, fluidos con estrecho
Si queremos administrar vía IV fluidos tipo cris- margen de dosificación).
taloide, los flujos admitidos por los catéteres más
usuales pueden observarse en la tabla 3, junto con
los pesos máximos que cada catéter permite rehi- Tabla 3 Flujos admitidos por los catéteres
dratar a la velocidad máxima. Estos catéteres pue- más usuales
den insertarse en vena cefálica de pacientes
mucho más pequeños que los que permiten rehi- Catéter (Vasocan ®) 24G 22G 20G 18G
dratar. Longitud (mm) 19 25 33 45
La vía intraperitoneal (IP) es útil sólo para solu- Flujo admitido (ml/ h) 1200 2160 3660 5760
ciones isotónicas y conlleva riesgo de peritonitis. La Kg que pueden
vía subcutánea es exclusiva también para soluciones rehidratarse (vel. máx) 13 24 40 64
isotónicas no irritantes. Puede sustituir a la oral Pacientes en los
cuando hay vómitos u obstrucciones, pero nunca a que se usan (Cefálica) < 3 kg 3-15 kg 15-30 kg > 30 kg

consulta • 119
la IV o intraósea, ya que es una vía lenta. Hay que
tener en cuenta que la deshidratación supone vaso-
constricción periférica y el tejido SC de estos
pacientes está escasamente perfundido. O tra
opción en caso de vómitos es sondar el tubo
digestivo del paciente y mantener la vía oral.

Fotografía 4. Fluidoterapia y paciente quirúrgico


Bolsa de 500 ml
de Ringer Lactato.
Utilizado como Fluidoterapia preventiva
fluidoterapia Cuando el paciente está sano se administra de
preventiva o de forma rutinaria un fluido de reemplazo por vía
rutina en pacientes IV, a un ritmo entre 7 y 17 ml/Kg/h dependiendo del
quirúrgicos sin
tipo de intervención. En general, cuando se abre
alteraciones
homeostáticas alguna de las grandes cavidades corporales o se
reseñables. exponen amplias áreas tisulares, las pérdidas por
evaporación van a ser mayores y la dosis de fluidos
se acercará más a los 17 ml/Kg/h. A estas cantida-
des se debe añadir 3 ml por cada ml de sangre per-
dida. Para calcular dichas pérdidas hemorrágicas se
pueden pesar las gasas, contarlas u observar el aspi-
rador quirúrgico si ha sido utilizado. A modo orien-
tativo, una gasa de 40 x 40 mm y 1 gr de peso,
absorbe 5 ml de sangre si se empapa por completo.
El tratamiento fluidoterápico se mantendrá, hasta
que el paciente recupere la consciencia.
Para remplazar líquido extracelular precisa-
mos una solución cuya concentración en cloruro
sódico (ClNa) sea similar a la del espacio extrace-
Fotografía5. lular. Es conveniente que contenga también (en
Bote de 500 ml de concentración fisiológica) bicarbonato o precurso-
Glucosado al 5%. res y K + . Serán pues soluciones cristaloides e isotó-
Utilizado como nicas, entre las que tenemos el Ringer Lactato (RL),
fluidoterapia el Ringer Acetato (RA) o el Suero Salino Fisiológico
preventiva o de
rutina en pacientes
(SSF), si bien este último contiene algo más de
quirúrgicos sin ClNa que el plasma y carece de K + y de bicarbona-
alteraciones to o precursor.
homeostáticas El RL y RA (fotografía 4) constituyen los fluidos
reseñables. de elección en el animal sano. Al contener precur-
sor de bicarbonato poseen capacidad para corregir
acidosis leves, típicas del paciente traumatizado. El
SSF no presenta esta propiedad.
El Glucosado al 5 % (G5 %) en principio también
es isotónico pero, una vez metabolizada la glucosa,
sólo queda agua en los vasos y se comporta como
hipotónico, creando hiponatremia. Esto supone que
el agua aportada termina en el interior de las célu-
las y no en el espacio extracelular como se preten-
de en el paciente quirúrgico. Aporta calorías que
vendrán bien al paciente tras el ayuno preoperato-
rio, si bien es una cantidad muy pequeña (200 calo-
Fotografía 6. rías/litro) que no justifica su uso en estos casos. Se
Envase de 500 ml le considera un diluyente del plasma apropiado
de solución coloidal para la corrección de desequilibrios electrolíticos. Se
tipo gelatina .
Se utiliza cuando es podría utilizar como solución de reemplazo mezcla-
preciso expander el do al 50 % con SSF (fotografía 5).
volumen plasmático Respecto a los coloides, también son válidos como
de forma rápida y/o pauta de rutina, pero no son necesarios, con lo cual,
en pacientes con dado su mayor precio, no se suelen usar (fotografía 6).
hipoproteinemia , Sea cual fuere la solución escogida es importante
especialmente si se
infundirla a temperatura corporal para no agravar
hallan gravemente
deshidratados. la hipotermia generada por la anestesia y la cirugía.

120 • consulta
Para ello puede ser útil disponer de dos bolsas de Las. insuficiencias renales precisan análisis
suero, manteniendo siempre una sumergida en agua laboratorial detallado porque pueden desequili-
caliente, de forma que cuando se enfríe la que se está brar pH y electrolitos en cualquier sentido, depen-
administrando, sea posible intercambiarlas. Existen diendo del tipo de lesión y su influencia sobre la diu-
también calentadores de suero comerciales. resis (oliguria o poliuria).
Los traumatismos , incluidos los quirúrgicos, pue-
Fluidoterapia para la deshidratación den producir pérdidas de sangre o de plasma
La deshidratación es el desequilibrio homeostá- (grandes quemados) que deben ser valoradas y tra-
tico que con más frecuencia encontramos en nues- tadas. Además, si hay áreas extensas del organismo
tra clínica quirúrgica. La denominamos hipovole- expuestas al medio (heridas amplias), se producirán
mia cuando nos referimos al espacio intravascular. pérdidas por evaporación, que son hipotónicas y
Puede ser simple o coexistir con otro tipo de tienden a causar hipernatremia y alcalosis metábo-
alteraciones del medio interno. En cualquier lica por concentración del bicarbonato, denominada
caso, tratarla es prioritario y, en muchas ocasiones, alcalosis por reducción.
suficiente como para dar ocasión al organismo de Falta de ingreso de líquidos : Cualquiera que
corregir el resto de los desequilibrios. Si es grave, sea el motivo (privación de agua, dolor, debilidad),
conduce al shock hipovolémico. producirá el mismo efecto que las pérdidas hipotó-
nicas por evaporación, la alcalosis por reducción .
• ETIOLOGÍA Y DIAGNÓSTICO DE LA DESHIDRATACIÓN Otros : Existen causas no traumáticas de pérdi-
Tres tipos de pérdidas pueden conducirnos a un das de proteínas (edemas, ascitis, etc) o sangre
desequilibrio hídrico: isotónicas, hipertónicas e (ej. hemorragias por alteraciones de la coagula-
hipotónicas. Las isotónicas dan lugar inicialmente a ción). La hipoproteinemia también puede estar
deshidratación simple aunque al interferir con los ocasionada por privación de alimento, insuficiencia
mecanismos renales de control de la homeostasia, hepática o renal y, en todo caso, conduce a la
pueden generar otros desequilibrios. Las pérdidas extravasación de líquidos y a la hipovolemia.
hipertónicas producen hiponatremia y descenso de Existen otras etiologías de pérdidas por evapora-
la osmolaridad plasmática y las hipotónicas hiper- ción como el golpe de calor o la fiebre intensa.
natremia e incremento de la osmolaridad del plasma. Semejante en sus efectos a la evaporación es la
La incidencia de las pérdidas de líquido en cada incapacidad para concentrar la orina de origen
compartimento orgánico es diferente según se dé el renal o endocrino, ya que también da lugar a pér-
déficit hídrico en solitario o coexista con cambios en didas hipotónicas.
la osmolaridad. La deshidratación simple es sopor- Si la deshidratación ha conducido al shock hipo-
tada por completo por el compartimento extracelu- volémico , o el paciente se halla chocado por otro
lar. Cuando la natremia disminuye, el líquido tiende motivo (shock séptico, neurogénico, etc), la hipo-
a entrar en las células que se edematizarán, dupli- tensión, generada por la hipovolemia o por altera-
cándose así la deshidratación extracelular (pérdi- ción en la distribución de la sangre, y la acidosis,
das externas + pérdidas internas). Si, por el contra- consecuencia de la hipoxia, serán los principales
rio, aumenta la natremia, hay salida de líquido desde desequilibrios a tratar mediante fluidoterapia.
las células de forma que la deshidratación se
extiende al espacio intracelular (parte de las pérdi- • TRATA MIENTO DE LA DESHIDRATACIÓN
das externas son soportadas por las células). El organismo es un maestro en el manteni-
Conocer el origen del déficit hídrico nos permi- miento homeostático, de modo que la restitu-
tirá deducir el tipo de pérdidas que lo han generado ción del líquido perdido y, con ello, la restaura-
y será de gran interés diagnóstico, completando los ción de la función renal, suele ser suficiente
datos aportados por la sintomatología clínica y el para solventar cualquier desequilibrio, no sólo
laboratorio. el hídrico.
Las pérdidas originadas por vómitos , son hipertó- Inicialmente, por lo tanto, hay que dejar de lado
nicas, de pH variable según la procedencia de lo el administrar exactamente aquello que el paciente
vomitado. Lo más habitual será una deshidrata- haya perdido en cada caso para centrarse en recu-
ción simple y no muy intensa, siendo preciso que perar el volumen de líquido extracelular con
sean muy frecuentes para producir un déficit grave una solución de reemplazo. Ello permite una cierta
y otros desequilibrios homeostáticos. Si esto ocurre independencia del laboratorio, no siempre fácilmen-
aparece la hipocloremia y la hiponatremia y, como te accesible para el veterinario. Sólo si la situación
consecuencia, deshidratación intracelular. El pH rara es urgente y no se puede esperar a que el organis-
vez se altera significativamente; sólo en casos de mo se autorregule, se tendrá que corregir directa-
obstrucción pilórica , que supone pérdidas exclusi- mente pH, electrolitos, proteinemia o Hto, etc.
vamente gástricas (ácidas), aparece la alcalosis Entonces sí que se precisa de un apoyo laborato-
metabólica acompañando al déficit hídrico. rial más amplio puesto que se juega con márgenes
En el caso de las diarreas , las pérdidas son tam- terapeúticos mucho más estrechos que cuando se
bién hipertónicas, pero ricas en K + y bicarbonato. La utiliza fluidos de reemplazo, especialmente si admi-
deshidratación grave aparece con mayor facilidad nistra bicarbonato o potasio.
y va acompañada muy a menudo por hipocalemia, Si el animal está deshidratado, pero no está cho-
hiponatremia y acidosis. Lo mismo ocurre en la cado y no existen desequilibrios graves distintos del
obstrucción intestinal . hídrico, se tratará la deshidratación con una solu-

consulta • 121
ción de reemplazo. Estas soluciones, al ser crista- arterial baja que compromete su vida. La causa de
loides e isotónicas, se van a distribuir rápidamente, esta hipotensión puede ser la hipovolemia, pero
tanto por el compartimento intravascular como por también la vasodilatación (shock maldistributivo) o
el intersticio. La sangre supone un 25 % del líquido un fallo de la bomba cardíaca (shock cardiógeno).
del espacio extracelular y el intersticio el 75 % res- Lo prioritario será pués recuperar la tensión arte-
tante, de forma que al cabo de un tiempo (30 min rial expandiendo la volemia. Sólo en el shock car-
si la administración es vía IV) menos de la cuarta diogénico estaría contraindicada dicha medida. Se
parte de la solución administrada quedará en los puede optar por el fluido de reemplazo adminis-
vasos. De este modo, se repondrá líquido en todo el trado a velocidad máxima o por soluciones hiper-
compartimento extracelular. tónicas de ClNa al 5 ó 7,5% solas o combinadas
La solución isotónica ideal es el RA (no comercia- con soluciones coloidales.
lizado en España), con unas ventajas mucho más Las soluciones hipertónicas salinas crean una
evidentes en el paciente chocado. Cuando no lo alta presión osmótica sanguínea que producirá un
está, el SSF o RL son perfectamente válidos. rápido trasvase de líquido desde el espacio intersti-
El SSF, está indicado como fluido de reemplazo cial e intracelular al torrente circulatorio. El líquido
ante la sospecha de una alcalosis (pérdidas por eva- proviene en primera instancia de los glóbulos rojos y
poración, falta de ingreso de líquidos) o una hipo- células del endotelio que se hallan edematizadas
natremia (ej vómitos). También se utiliza en hipoca- con la consiguiente disminución del diámetro capi-
lemias leves (entre 3 y 3,5 mEq/l). En cantidades lar. Por consiguiente, incrementan la volemia, en
moderadas y funcionando el riñón es aceptable para dosis pequeñas que pueden ser administradas rápi-
reemplazo en cualquier caso. damente y también mejoran la distribución de la
Las soluciones que contienen precursores del sangre. Ello conlleva beneficios inmediatos para la
bicarbonato (RL, RA) son aptas para corregir acido- presión arterial y el gasto cardíaco y, por tanto, para
sis leves (déficits de bicarbonato menores a 10 la función renal y el resto de los desequilibrios
mmol/l) sin riesgo alguno de sobredosificación (ej. homeostáticos que coexisten. Además, estos fluidos
algunas diarreas) y también corrigen hipercalemias mejoran la contracción miocárdica a través del refle-
leves (entre 5,5 y 7 mEq/l). jo vagal pulmonar. Otras ventajas son el reducir los
En un primer momento, la administración de edemas, incluido el cerebral y el pulmonar, de tan
G5% no está indicada ya que se comporta como graves consecuencias, así como el favorecer la diu-
hipotónico, sobrecargando el espacio celular. resis, previniendo así una insuficiencia renal aguda.
Además, en situaciones de hipoxia agrava la acido- Están contraindicados sin embargo en insuficiencia
sis láctica al incrementar el metabolismo de la glu- renal ya instaurada y deben utilizarse con precau-
cosa que sólo puede ser anaerobio en esta situa- ción en animales gravemente deshidratados.
ción, siendo el pH de la solución ácido. Su efecto es muy corto (entre 30 min y 2 h) y se
Con cualquiera de las soluciones de reemplazo se debe continuar la fluidoterapia con otras soluciones.
administran unos 20-30 ml/Kg/h de fluido, por vía Se recomiendan dosis de 6 a 10 ml/Kg de ClNa al 5 %
IV o intraósea, hasta conseguir que el animal orine. o de 4 a 8 ml/Kg de ClNa al 7,5 % . El ritmo máximo
En este momento se reduce la velocidad a 10 ml/Kg/h de infusión ha de ser de 1 ml/Kg/min, por lo que se
hasta completar el volumen de pérdidas calculado. A tarda entre 4 y 10 minutos en administrar la totalidad
continuación se pasa a mantener, por la misma vía o de la dosis. Si se pretende prolongar y potenciar el
por vía oral, si se prefiere, con una mezcla semejante efecto de estos fluidos, se pueden combinar con
al agua de bebida, a un ritmo de 2 ml/Kg/h si es vía soluciones coloidales, limitando de ese modo, ade-
parenteral, hasta completar cada día los 40-60 ml/Kg más, la diuresis salina. El uso de soluciones más con-
que suponen las pérdidas de líquido fisiológicas. El centradas de ClNa acentúa los efectos secundarios
agua de bebida posee menor cantidad de ClNa que sin dar mejores resultados. Tampoco son tan eficaces
las soluciones de reemplazo y más K + por lo que será otras soluciones hiperosmóticas a base de gluco-
adecuada una mezcla de 2 partes de G5 % con 1 sa, manitol u otras sales de sodio o cloro.
parte de SSF o RL a la que se añaden 10 ml de CIK al La combinación más apropiada, a nuestro jui-
14,9 % por litro de mezcla, obteniendo una mezcla cio, para el tratamiento del shock hipovolémico es
pobre en CINa y rica en K + . la administración de 3 ml/Kg de Cloruro sódico al
Según sea la gravedad de la deshidratación, la 7,5 % en 5 min, seguida de otros tantos ml de la
fluidoterapia se prolongará más o menos tiem- solución coloidal de Dextrano 60. Si es necesario se
po, de forma que, en general, el paciente deberá puede administrar a continuación dosis de 2 ml/Kg
orinar antes de 90 min de iniciado el tratamiento de una mezcla al 50 % de ambos fluidos, siempre y
vía IV y la reposición del déficit calculado deberá cuando no se sobrepase los 10 ml/Kg/día. Esta
completarse con entre 4 y 8 horas de tratamiento. pauta está contraindicada en pacientes hipovolémi-
El período de mantenimiento se prolongará de 24 co que estén, además, gravemente deshidratados
a 72 h según la gravedad del caso, cambiando si es (con déficit hídrico extravascular) y en los traumatis-
posible a la vía oral y utilizando solución de man- mos craneoencefálicos, y tampoco es la más indica-
tenimiento. da si el Hto es muy bajo.
En los animales muy deshidratados el coloide de
• TRATA MIENTO DEL SHOCK elección son las gelatinas (G MF), que no atraen
El paciente chocado, no tiene por qué estar agua hacia los vasos como los dextranos. En caso de
deshidratado , pero siempre presenta una presión traumatismos craneoencefálicos resulta indicado

122 • consulta
el coloide hidroxi-etil-almidón (HEA) combinado con pensados por el bicarbonato) o metabólico (aumento
el suero hipertónico, o bien si no se dispone del o disminución del bicarbonato no compensado por el
mismo, sólo hipertónico, lo cual es aplicable a CO 2) y que, en ambos casos, el pulmón y el riñón tra-
cualquier etiología de edemas pulmonares y cere- bajarán juntos para reequilibrar la homeostasia, de
brales. Si el hematócrito es muy bajo se escoge forma que el tratamiento del déficit hídrico y la
como coloide sangre entera diluida en SSF al 50 % . adecuada mecánica respiratoria suelen ser suficien-
Cuando la deshidratación es grave y no se dispo- tes para subsanar las alteraciones del pH.
ne de G MF se puede optar por combinar la solu- Cuando la ventilación pulmonar y/o el intercam-
ción hipertónica con una solución de reemplazo bio gaseoso son deficientes, se tiende hacia la aci-
a velocidad máxima. El RA o, en su defecto, el RL, dosis respiratoria, mientras que la hiperventilación
son las soluciones de elección. El acetato no depen- conduce a la alcalosis respiratoria. Entre las cau-
de del hígado para su metabolización (en músculo sas más frecuentes de acidosis metabólica se
estriado y cardíaco) como el lactato, por lo que encuentra el shock, los traumatismos moderados y
resulta más adecuado en animales con deficiente graves o las diarreas. Si la acidosis metabólica es
perfusión hepática como son los chocados. Otro de tipo láctico (por hipoxia), se verá agravada por
motivo para escoger el RA en el shock es la acidosis, las insuficiencias hepáticas o la perfusión deficiente
ya que es una solución de pH neutro mientras que del hígado.
el RL es una solución ácida. Esto se notará en el C omo etiología de alcalosis metabólica se
plasma sólo en volúmenes muy elevados de perfu- encuentran los vómitos gástricos o el secuestro de
sión, que son los indicados en estos pacientes. ácido en un estómago dilatado y obstruido. En
Además, el RA es vasodilatador y favorece la neo- ambos casos se produce un exceso ión bicarbonato
glucogénesis (interesante en shock para favorecer la en plasma como consecuencia de las pérdidas áci-
microcirculación y corregir la acidosis láctica). das y del déficit hídrico, lo cual se denomina alca-
Una vez conseguida la estabilización de las cons- losis por reducción. Conviene señalar que las alca-
tantes vitales del paciente se prosigue durante un losis precisan ser tratadas directamente con mayor
mínimo de 48 horas con solución de manteni- frecuencia que las acidosis.
miento a base de RL sólo o combinado al 50 % con Han sido expuestos los fluidos de reemplazo ade-
G5 % . La dosis es de 10 ml/Kg/h en el perro y la cuados para cuando se sospecha, por la etiología de
mitad en el gato. La combinación con glucosado del las pérdidas, de un cambio leve del pH. Si el cuadro
suero isotónico permite una mejor rehidratación es grave o persiste tras corregir el déficit hídrico, se
intracelular y es imprescindible cuando se haya utili- debe actuar directamente sobre el pH. Para ello se
zado soluciones hipertónicas. necesita el apoyo laboratorial ya que la etiología y los
Además de la fluidoterapia, en el paciente cho- signos clínicos no aportan datos significativos. Se
cado es básica y urgente la administración de oxíge- requiere conocer la tasa de bicarbonato (C O 3 H -) en
no, la antibioterápia de amplio espectro vía IV, la sangre. Lo ideal para ello es disponer de un analiza-
corrección de la acidosis y la administración de cor- dor de gases, que determina la presión parcial de
ticosteroides o antiinflamatorios no esteroideos de dióxido de carbono (pC O 2) y de oxígeno (pO 2) y el pH
forma precoz, entre otras medidas posibles. sanguíneos, directamente, y la tasa de C O 3 H - a partir
de ellos. La gasometría es una técnica a la que pocos
Fluidoterapia y desequilibrios homeostátic os tienen acceso; además, las muestras deben ser de
sangre arterial (de elección la arteria femoral),
• D ESEQUILIBRIO A CIDO -B ÁSICO muestra tomada y mantenida en anaerobiosis y ana-
Los hidrogeniones (H +) que determinan el pH pro- lizarda antes de 30 min a temperatura ambiente ó 3
vienen de la combinación del dióxido de carbono h en refrigerador (tabla 4).
metabólico con el agua para formar ácido carbónico, Las acidosis graves requieren tratamiento direc-
que a su vez, se disocia en ión bicarbonato y H + : to con bicarbonato, considerando como tales
C O 2 + H 2 O -----> C O 3 H 2 -----> C O 3 H - + H + cuando el déficit de bicarbonato es de 10 a 15
El pH dependerá pues de las concentraciones de mmoles/l. El bicarbonato se diluye para su adminis-
dióxido de carbono (C O 2) y de bicarbonato (C O 3 H -). tración con G5 % o con ClNa 0,45 % , nunca con RL
Cuando aumenta uno, el otro debe aumentar tam- o RA, que contienen calcio y lo quelan; ni con SSF,
bién, y a la inversa, si queremos que el equilibrio se con el que la mezcla resultaría demasiado rica en
mantenga. El C O 2 se incrementará cuando lo haga el Na + . Se calcula el bicarbonato a administrar, una vez
ritmo metabólico, y dependerá para su eliminación conocida la tasa del paciente, en base a:
de la ventilación pulmonar. La concentración de ☞ mmoles de bicarbonato = 0,3 x peso paciente
bicarbonato es regulada por el riñón, capaz también en Kg x déficit plasmático en mmoles/l.
de secretar más o menos H + a la orina. Estos iones se ☞ Déficit plasmático = diferencia entre la tasa
secretan activamente por el mismo mecanismo que normal (17-24 mmol/l) y la real, o al revés.
el K + , por lo que ambos cationes entran en com- Si se opta por una dilución comercial al 8,4 % de
petencia. Asimismo compiten para entrar en la célu- bicarbonato, se obtiene 1 mmol en cada ml y los
la, lo cual explica que la acidosis vaya ligada a hiper- cálculos del volumen a administrar serán sencillos.
calemia y la alcalosis a hipocalemia. Sin embargo, en animales pequeños, administrar
Por lo expuesto se comprende que los desequili- esta solución daría lugar a una velocidad excesiva
brios ácido-básicos pueden tener un origen respi- para la vía IV, resultando un incremento excesivo
ratorio (incremento o decremento del CO 2 no com- del C O 2 que no puede eliminarse correctamente vía

consulta • 123
Tabla 4 canas a las fisiólogicas y más Cl - que el plasma. El
ClK se reserva para alcalosis unidas a hipocalemia.
Acidosis y Alcalosis
• D ESEQUILIBRIO ELECTROLÍTICO
Normalidad Los déficits de Na tienen como etiología más fre-
Valores laboratoriales cuente la retención de agua en defensa de la vole-
pH normal: mia, aunque existen otras muchas. Pueden originar
7,3-7,4 (perro) - 7,2-7,4 (gato)
una amplia gama de signos clínicos inespecíficos
CO 3 H - normal: 17 a 30 mmol / l
pCO 2 normal: 29 a 42 mmHg
que incluyen alteraciones de la función intestinal y
neurológica. Se corrigen fácilmente perfundiendo el
Acidosis riñón con cualquier solución de reemplazo de las
Valores laboratoriales citadas, especialmente con SSF que, apesar de ser
pH < 7,3 (perro) - 7,2 (gato) isotónico respecto a un medio interno normal, resul-
CO 3 H - < 17 mmol / l ta hipertónico y rico en Na + para estos pacientes. El
(grave si baja de 12 mmol / l) déficit de sodio, cuando no es debido a sobrehidra-
pCO 2 > a 42 mmHg tación, se calcula así:
☞ mmoles de Na + = Peso del paciente en Kg x
Metabólica Respiratoria
0,6 x (Natremia normal - Natremia del paciente).
Descompensada Descompensada
Si la hiponatremia es crónica (se ha desarrolla-
pH muy bajo, CO 3 H - muy bajo, pH muy bajo, CO 3 H - normal,
pCO 2 normal pCO 2 muy alta do hace más de 24 h), no conviene corregirla brus-
Compensada Compensada camente a riesgo de producir alteraciones neuroló-
pH algo bajo, CO 3 H - muy bajo, pH algo bajo, CO 3 H - algo alto, gicas. Se administrará un máximo de 8 mmol/Kg en
pCO 2 algo baja pCO 2 muy alta el primer día, a un ritmo máximo de 0,5-1
mmol/Kg/h, tanto más lento cuanto más crónico
Alcalosis
sea el proceso. Se debe tener presente que el SSF
Valores laboratoriales
contiene 154 mmol/l de Na + y que se considera
pH > 7,4
CO 3 H - > 30 mmol / l hiponatremia a valores inferiores a 137 mmol/l. Los
(grave si sube de 35 mmol / l) signos clínicos aparecen a partir de los 120 mmol/l
pCO 2 < a 29 mmHg y se considera grave por debajo de los 110 mmol/l.
El exceso de Na (más de 150 mmol/l), indepen-
Metabólica Respiratoria dientemente de su etiología debe hacer pensar qué
Descompensada Descompensada es lo que está haciendo fallar el mecanismo de la
pH muy alto, CO 3 H - muy alto, pH muy alto, CO 3 H - normal, sed, que de funcionar suele ser suficiente para
pCO 2 normal pCO 2 muy baja corregirlo. Da también síntomas inespecíficos que
Compensada Compensada incluyen habitualmente las convulsiones. Se corrige
pH algo alto, CO3H - muy alto, pH algo alto, CO 3 H - algo bajo, con diluyentes del espacio extracelular. El ClNa
pCO 2 algo alta pCO 2 muy baja al 0,45% es hipotónico, de modo que aporta agua
con muy pocos electrolitos (77 mmol/l de sodio),
pulmonar. La consecuencia es la acidosis del LCR y corrigiendo así la osmolaridad del plasma. El suero
la hemorragia craneal, además de la depresión G5 % sólo contiene glucosa y agua, por lo que tam-
miocárdica. También corremos el riesgo de provo- bién se comporta como hipotónico. En hipernatre-
car hipernatremia. Es más adecuado utilizar dilu- mia crónica, una corrección rápida produce edema
ciones comerciales al 1,4 % , en las cuales se admi- cerebral, ya que las células cerebrales han estado
nistra 167 mmoles de bicarbonato en cada litro. Si protegidas de la deshidratación mediante su capaci-
no se dispone de apoyo laboratorial tan sólo se dad de síntesis de osmoles idiogénicos, de modo
puede administrar de forma segura una pequeña que, si diluimos el Na + bruscamente, la osmolaridad
dosis de bicarbonato (1-2 mmol/Kg en 15 minu- intracelular resulta excesiva y el Na + entra en la célu-
tos) para pasar después, una vez restaurada la fun- la cerebral, por lo que debe disminuirse gradual-
ción renal, a utilizar precursores (RL, RA). Con mente, rebajándola un máximo de 12 mmol/l en el
esta dosis apenas basta para cubrir un déficit de primer día a una velocidad máxima de 0,5 mmol/l/h.
bicarbonato de 5 mmoles/l, pero es suficiente para Para ello se comienza con soluciones isotónicas
transformar en leve una acidosis grave. antes de pasar a los diluyentes. Si se conoce la tasa
En caso de alcalosis metabólica, para acidifi- de Na + del paciente, se puede calcular el volumen de
car el espacio extracelular, se utilizan soluciones diluyente a administrar mediante la fórmula:
ricas en cloruro (Cl -) que atraerá, por su electrone- ☞ Déficit líquido= 0,6 x peso del paciente en Kg
gatividad, hidrogeniones hacia la sangre. En la x (1 - Natremia normal/Natremia del paciente).
mayor parte de los casos bastará con SSF, con Más problemática es la corrección de la cale-
amplios márgenes de dosificación. En casos más mia, que se mueve entre estrechos márgenes fisio-
graves el NH4Cl es de elección si el hígado está lógicos y, a menudo, no ofrece signos clínicos cla-
sano y bien perfundido, puesto que es preciso que ros de si está por encima o por debajo de lo nor-
el cloruro amónico se transforme en urea en el mal. Tanto en uno como en otro caso, dichos sig-
hígado para que libere ión cloruro. Si el hígado nos son de tipo neuromuscular e incluyen la debi-
está afectado, se puede optar por la solución de lidad muscular, las parálisis y la disfunción car-
Ringer (R) que contiene cantidades de Na + y K + cer- díaca con reflejo electrocardiográfico. La etiolo-

124 • consulta
gía del proceso puede ser de ayuda (tabla 5). Para Tabla 5
normalizarla se actúa en primer lugar sobre el pH
del modo expuesto; si se necesita actuar directa- Etiología de hipocalemia e hipercalemia
mente sobre ella, el apoyo laboratorial será, de
nuevo, indispensable debiendo asegurarse previa- Hipocalemia Hipercalemia
mente el equilibrio hídrico y el ácido-básico. Déficit de ingresos de K + (anorexia). Excesivos ingresos de K +
La hipocalemia requiere administración de K + . Si es (yatrogénicos o por consumo elevado
crónica, vía oral (cápsulas de ClK), aunque si el cuadro en pacientes renales o endocrinos).
es grave, se requiere administrar ClK vía IV. La admi- Excesivas pérdidas de K + de tipo Escasa excreción de K + por orina
nistración de K + vía IV puede conducir al fallo cardíaco digestivo (diarreas, vómitos) o urinario diuréticos ahorradores de K + como
fácilmente. Es más importante en estos casos no exce- (diuréticos como las tiazidas o la espirolactona, hipoaldosteronismo,
derse en la velocidad de administración que en la la furosemida, acidosis tubular renal, fase de oliguria del fallo renal agudo,
dosis total. El ClK se presenta al 14,9 %. Si se diluye 10 hiperaldosteronismo, fallo renal obstrucción de la uretra o ruptura
ml en 1 l de SSF se obtiene una solución con 20 crónico, diuresis postobstructiva). de vejiga.
mmol/l de ClK. La velocidad y la dosis en 24 h depen- Entrada de K + a las células Salida de K + de las células (Acidosis,
derán de la calemia del paciente (tabla 6). Es impor- (Alcalosis). hiperosmolaridad plasmática, daños
tante no exceder nunca la velocidad de adminis- tisulares intensos).
tración de 0,5 mEq/Kg/h.
En el caso de hipocalemia severa (menor de 2,5 Dilución por fluidoterapia pobre en K + .
mmol/l), será necesario monitorizar el corazón
mediante EC G para vigilar el efecto del tratamien- Tabla 6
to. Se pueden preparar soluciones más concentra-
Tratamientos de la hipocalemia
das con el ClK al 14,9 % y el SSF, de modo que, en Calemia del paciente mmol/ l) 3-3,5 2,5-3 < 2'5
volúmenes más pequeños se administre más K + . Dosis diaria a aportar de CIK
Las hipercalemias graves (por encima de 7,5 (mmol/ kg/día) 3 5 hasta 10
mmol/l) alteran de forma peligrosa la función cardía-
Velocidd de administración
ca y deben ser tratadas directamente. Si no ceden al
(mmol/ kg/ h) 0 ' 125 0,5 hasta 1
alcalinizar el plasma con bicarbonato (1-2 mmol/Kg
en 15 min vía IV), la opción es promover el paso del Volumen a administrar
K + en exceso al interior de las células administrando (Sol. 20 mmol/ l) (ml/ kg/ h) 6 ' 25 25 hasta 50
Glucosa o Dextrosa (5 ml/Kg al 20 %) que estimulan
la producción de insulina y al penetrar en las células Si no es posible determinar en laboratorio las albú-
son acompañadas del K + . Estas soluciones tardarán minas se estimarán a partir de las proteínas totales,
en hacer efecto 1 h a menos que le añadamos insuli- de las cuales, normalmente, suponen un 50 % . El
na al tratamiento (0,5 U/Kg). Son hipertónicas y esta- resto de las presión coloidosmótica del plasma es
rían contraindicadas en deshidrataciones graves, de debida a globulinas y fibrinógeno. En animales con
forma que, en estos casos, administraremos media hipoproteinemia además, las albúminas, con carga
dosis inicialmente y el resto diluida en fluido de reem- negativa, dejan de atraer iones Na + , de carga posi-
plazo de forma más lenta. Cuando el cuadro mejora tiva (efecto Gibbs-Donnan), de modo que, indirec-
(calemia entre 5,5 y 7,5 mmol/l) se trata con RL. Se tamente, también la presión osmótica descenderá
debe controlar la glucemia cada hora además de la en estos pacientes y, con ello, aumentará la ten-
calemia cada 3 h. En casos muy graves (calemia por dencia a la extravasación de líquido y a los edemas.
encima de 9 mmol/l) se debe proteger al corazón de Para apoyo al plasma se precisa de soluciones
los efectos cardiotóxicos del exceso de K + con gluco- coloidales naturales o artificiales. El coloide natural
nato cálcico al 10 % vía IV lenta (1 ml/Kg en 10 por excelencia son las albúminas (Pm 69.000), que se
minutos) y sería recomendable la diálisis peritoneal. encuentran en el plasma, ya sea fresco o congelado.
La hipocloremia se asocia a hipocalemia y a Otros países disponen de bancos de sangre y hemode-
alcalosis metabólica habitualmente, siendo su rivados que comercializan plasma, así como soluciones
causa más frecuente los vómitos gástricos, mien- con albúminas caninas. También se hallan en la sangre
tras que la hipercloremia se asocia a la acidosis entera, pero su uso como coloide no es adecuado si no
metabólica y su etiología más normal entre nues- existe un hematócrito bajo.
tros pacientes es la diarrea. Los coloides artificiales tienen un efecto antico-
agulante porque recubren las membranas de los
Fluidoterapia y alteraciones en la glóbulos rojos y los endotelios capilares entorpe-
c omposición plasmática ciendo la coagulación. El efecto anticoagulante es
una ventaja cuando la circulación capilar se ve
• HIPOPROTEINEMIA entorpecida (shock) ya que estas moléculas son
En ocasiones, el plasma es incapaz de mantener capaces además de romper microagregados en el
atrapada el agua que está siendo administrada ya interior de los pequeños vasos.
que su presión coloidosmótica es muy baja (hipo- Las diversas soluciones coloidales poseen solutos de
proteinemia). Ello ocurre cuando las proteínas distintos pesos moleculares. El Pm del soluto es un dato
plasmáticas son menores que 3,5-4 g/dl o cuando de gran interés. Así, cuanto menor sea, más moléculas
las albúminas, principales responsables de la pre- cabrán por unidad de volumen y más presión coloidos-
sión coloidosmótica (75 % ), bajan de los 1,5-2 g/dl. mótica será capaz de generar un volumen dado de la

consulta • 125
la volemia sólo 800 ml, pero su duración es de 8 a 12
horas, tiene un mayor riesgo de hipersensibilidad y
mayor efecto anticoagulante. El Dextrano 60 posee
propiedades intermedias. Dextranos de distinto Pm se
pueden utilizar combinados entre sí como forma de
aunar las ventajas de unos y otros y minimizar los
efectos adversos. Todos ellos atraen líquido a los
vasos, además de retenerlo, lo cuál los hace potentes
para recuperar la volemia, pero los contraindica en
graves deshidrataciones del espacio extravascular.
Las GMF tienen un Pm menor que el Dextrano 70 y
mayor que el 40, con una duración de 3 a 5 horas en
el plasma. Se cree que poseen menos antigenicidad y
efecto anticoagulante que los Dextranos, independien-
temente del Pm. Mantienen el líquido en los vasos,
pero no lo atraen de otros espacios, por lo que estarán
indicadas en deshidrataciones del espacio extravascu-
Fotografía 7.
lar. Se administran a dosis de 10 a 20 ml/Kg en 10 min,
Administración de
sangre entera y cuya dosis puede repetirse sin existir un máximo diario.
fresca mediante El HEA se está usando experimentalmente como
bomba de infusión coloide en la sangre artificial y para apoyo al plasma en
peristáltica . medicina humana con excelentes resultados. 1 litro de
HEA expande el plasma en 700 ml durante 12 horas.
solución. Por contra, las moléculas de Pm más alto tar- Se recomiendan 2 dosis diarias de 5 a 10 ml adminis-
dan más en ser metabolizadas y eliminadas, por lo que tradas en 5 min hasta completar de 10 a 20 ml/Kg/día.
sus efectos sobre la presión coloidosmótica son más En casos extremos las dosis pueden repetirse cada 6 u
duraderos, aunque tarden más en aparecer y sean de 8 horas, hasta un máximo de 40 ml/Kg/día. En los
menor grado. El Pm del soluto determina también la gatos el máximo son 20 ml/Kg/día. Está especialmente
posibilidad de una reacción de hipersensibilidad en el indicado en traumatismos craneoencefálicos por su
paciente, que será mayor cuanto más grande sea la efecto beneficioso sobre los edemas.
molécula. Por contra, las moléculas más pequeñas pue-
den atravesar con mayor facilidad las membranas capila- • A NEMIAS Y TRANSFUSIÓN
res. Si dichas paredes están dañadas, o si la presión arte- La anemia, en los pacientes quirúrgicos, suele
rial se eleva en exceso por sobrehidratación u otra causa, ser el resultado de una hemorragia de, al menos,
estos solutos más pequeños atravesarán el capilar glo- un tercio de la volemia de la especie. Ello supone
merular y darán lugar a diuresis osmótica, con el la presencia de Hto inferior al 25 % en el perro y al
correspondiente agravamiento del déficit hídrico. 20 % en el gato. Por encima de estos valores, el
También atravesarán otros capilares, produciendo ede- transporte de oxígeno está asegurado y la hemodi-
mas en los distintos órganos por trasvase de líquido lución puede resultar beneficiosa si hay insuficien-
desde los vasos al intersticio, movido por el incremento cia circulatoria (shock, hipovolemias). Los últimos
de la presión coloidosmótica en este último espacio. Los estudios tienden a afirmar incluso que la indicación
edemas son especialmente graves en pulmón y SNC. En de transfusión se sitúa en Hto más bajos, del 20 %
el primero porque comprometen el intercambio gaseoso, para el perro y del 18 % para el gato.
y en el segundo porque el SNC está encerrado en una Para reponer componentes sanguíneos se debe
estructura ósea que no le va a permitir expandirse hacia realizar una transfusión , es decir, administrar sangre
fuera, de forma que el resultado será la compresión de o hemoderivados, según el caso (fotografía 7).
los tejidos nerviosos con la correspondiente disfunción. Los eritrocitos se reponen con sangre entera o
El volumen total de coloides perfundido nunca debe concentrado de hematíes. En la clínica es posible
superar el 20% de la normovolemia del paciente ya que obtener con facilidad concentrado de hematíes y
se producirían los mencionados edemas y problemas plasma si se recoge la sangre entera en un sistema
en la coagulación. En el perro se recomiendan dosis de doble. Este sistema permite fraccionar la sangre, una
entre 10 y 20 ml/Kg/día y la mitad en el gato. Como vez decantado el plasma por gravedad, mediante una
norma general debe utilizarse siempre la menor canti- suave compresión que lo lleve a la bolsa superior del
dad de coloide posible para restaurar la volemia. sistema. En principio la sangre queda en la bolsa infe-
Dentro de los dextranos, que son polisacáridos, rior junto con el anticoagulante. Se deja reposar así el
existen varios pesos moleculares, siendo los más utili- sistema en posición vertical a temperatura de frigorí-
zados el Dextrano 40, el 60 y el 70 (Pm de 40.000, fico y al cabo de 12 horas el plasma se habrá separa-
60.000 y 70.000 respectivamente). El Dextrano 70 se do de las células quedando sobre ellas. En este
prepara al 6 % en SSF y el Dextrano 40 al 10 % . El momento se le hace pasar manualmente a la segun-
Dextrano 40 es el más eficaz y rápido pero puede da bolsa, que queda por encima, se sella la conexión
producir diuresis osmótica y edemas más fácilmente. entre ambas y se separan. El concentrado de hematí-
Un litro de Dextrano 40 expande el plasma en 1.000 es, como la sangre entera, se almacenan en refrige-
ml durante un máximo de 6 horas, tardando en ello rador (4ºC) durante aproximadamente un mes y el
10 min. La misma cantidad de Dextrano 70 expande plasma se congela, dura hasta un año y puede ser uti-

126 • consulta
lizado como coloide natural, aunque ha perdido fac-
tores de coagulación termolábiles.
En el perro la mejor forma de disponer de donantes
en centros pequeños es un archivo de donantes volun-
tarios que residen con sus propietarios y donan perió-
dicamente. El manejo es sencillo con los donantes ade-
cuados en cuanto a temperamento y no resulta difícil Fotografía 8.
convencer a los propietarios para que sus mascotas Recolección de
sean donantes de sangre a cambio de alguna contra- sangre en un
donante de especie
prestación simbólica y del control periódico de la salud canina de nuestro
de sus animales (fotografía 8). archivo. Obsérvese
Escogeremos animales adultos pero jóvenes, que que se trata de un
no hayan recibido nunca transfusión; si se trata de animal con el
hembras, castradas y que nunca hayan gestado. Serán tamaño adecuado,
animales sanos y libre de las infecciones e infestacio- pelo corto y buen
nes que se transmiten por la sangre tales como bru- temperamento, que
permite realizar la
celosis, ehrlichiosis, filariasis, leucemias víricas, perito- extracción sin
nitis infecciosa felina, babesiosis, hemobartonelosis, tranquilización
entre otras. Se deberán mantener vacunados y despa- alguna y desde la
rasitados tanto externa como internamente y su vena cefálica .
hematócrito será del 40 % en el perro o del 35 % en el
gato como mínimo. Además, se realizarán controles
hematológicos periódicos para captar deficiencias o
anomalías en la sangre. Facilitará la recolección el que
se trate de un animal de pelo corto y no obeso, de
más de 20 Kg de peso si es un perro o más de 4 Kg si
es un gato. Se puede optar por recoger sangre perió-
dicamente y almacenarla, por hacerlo sólo cuando sea Fotografía 9.
Tarjetas de kit
preciso, o por combinar ambas opciones, pudiendo comercial para la
disponer así de productos frescos. tipificación de
Otra opción en Cirugía es la realización de trans- grupos sanguíneos.
fusiones autólogas. Tienen la ventaja de anular el Corresponden a un
riesgo de incompatibilidades y de transmisión de perro DEA 1.1 +
enfermedades. Sólo son válidas para intervenciones (tarjeta verde) y a
un gato A + , B-
programadas. La recolección se realiza 2 semanas
(tarjeta roja).
antes de la intervención para que el animal se recu-
pere o, en casos muy concretos, tras la inducción
anestésica, reponiendo el volumen extraído con solu- vos. El DEA 7 positivo se da en el 45% de la población.
ciones coloidales. Con la última forma se obtiene En el gato existen tres grupos sanguíneos, el A,
sangre fresca y se crea una hemodilución normovolé- mayoritario; el B, importante en algunas razas; y el AB,
miva que mejora la circulación capilar. que aparece de forma muy esporádica. Los gatos tipo
Una vez obtenida la sangre, en el momento de B poseen anticuerpos naturales frente al antígeno A y
transfundir, hay que asegurarse de que donante y los tipo A, frente al B, de forma que aparecen graves
receptor son compatibles. Existen dos grandes tipos problemas ya en la primera transfusión y no existe
de incompatibilidades: las que producen los antí- donante universal en la especie felina (fotografía 9).
genos eritrocitarios y las debidas a antígenos plasmá- La administración de la sangre se realiza mediante
ticos. Las más graves son las primeras, y de ahí la uti- un dispositivo estéril que incorpora un filtro de nylon
lidad de tipificar los grupos sanguíneos de donante y con poros de 170 mµ, cuya finalidad es impedir que los
receptor, para lo cual ya existen algunos kits en el microagregados que contiene la sangre pudieran llegar
mercado. Las otras pueden evitarse realizando las lla- al receptor y convertirse en trombos. Si se trata de un
madas pruebas cruzadas o la prueba de las 3 gotas . animal pequeño, utilizarmos sangre diluida con SSF en
En el perro se describen hasta 13 grupos sanguíne- la transfusión, con el fin de que la sangre fluya con
os en la actualidad, constituidos por las distintas com- mayor facilidad (fotografía 10).
binaciones de 8 antígenos eritrocitarios caninos (DEA). El volumen de sangre o concentrado de
Los antígenos más interesantes desde el punto de vista hematíes a transfundir se calcula así:
clínico son 3: DEA 1.1, 1.2 y 7. Los dos primeros son los ☞ Peso del receptor en Kg x 90 ó 70 ml/Kg (perros o
causantes de las reacciones de incompatibilidad más gatos) x (Hto deseado - Hto paciente / Hto sangre usada).
graves, pero no existen anticuerpos naturales frente a Se transfunden inicialmente de 10 a 20 ml /Kg,
ellos, por lo que en principio, en una primera transfu- repitiendo si es necesario para mantener el hemató-
sión, no habría problemas. El DEA 7 no produce reac- crito por encima del 25 % . En general basta con una
ciones graves, pero frente a él sí existen anticuerpos dosis, ya que el hematócrito de la sangre transfun-
naturales en un alto porcentaje de los DEA 7 negativos, dida es mucho mayor, por lo que el resto del volu-
de ahí su interés clínico. Como media, un 42% de los men perdido se repone con soluciones.
perros son DEA 1.1 positivos y un 20% DEA 1.2 positi- Entre las complicaciones de la transfusión

consulta • 127
Control de la fluidoterapia

Para saber si se acierta o no con la pauta de flui-


doterapia es fundamental controlar la evolución clí-
nica del paciente, la diuresis y algunos datos labora-
toriales.
Se controla cada media hora el número y fuerza
de las pulsaciones. Se debe tener en cuenta que
cuando la deshidratación es grave, el pulso será
rápido pero débil y tenderá a hacerse más lento y
fuerte con el tratamiento. Con presiones arteriales
menores de 50 mmHg, el pulso no se capta en la
arteria femoral, y es muy débil entre los 50 y 70
mmHg. Son tensiones de shock. Se vigilará asimis-
mo el TRC, otra medida indirecta de la tensión arte-
Fotografía 10.
Autotransfusión en
rial, el color de las mucosas, y la calidad y cantidad
un animal de la función respiratoria.
atropellado que Además se sondará al paciente para vigilar la diu-
presentó un resis. La producción de orina es reflejo directo de la
hemotórax. perfusión renal, e indirecto de la presión sanguínea.
Es una medida de Todo flujo menor de 0,5 ml/Kg/h es considerado oli-
emergencia que guria, siendo la producción normal de 1 a 1,5
puede salvar la vida
del paciente. ml/Kg/hora. La oliguria indica hipotensión, y la anu-
ria presión menor a 60 mmHg, propia de pacientes
podemos citar las siguientes: en shock.
☞ Las incompatibilidades, que dan síntomas de Si la pauta es la adecuada, la diuresis debe res-
leves a graves, desde una ligera ictericia y anemia tablecerse en 30-90 min. Si no es así existe riesgo
diferidas, hasta la muerte por insuficiencia renal de sobrehidratación que rara vez llega a ser pato-
aguda que se produce a los 2 ó 3 días de la trans- lógica si el riñón funciona, y estos pocos casos son
fusión precedida de hipotensión, vómitos, fiebre, yatrogénicos, debidos a graves errores de dosifica-
intensa salivación, hemoglobinuria por la hemólisis, ción en un tratamiento fluidoterápico. C uando apa-
y coagulopatías por agotamiento de los factores de rece, modifica la natremia por dilución y, por tanto,
la coagulación. la presión osmótica baja en el plasma y el agua
☞ Septicemia, transmisión de enfermedades tiende a extravasarse dando lugar a edemas. Los
si el donante o la sangre están contaminados. síntomas clínicos de sobrehidratación más claros
☞ Sobrecarga circulatoria, con disnea, cianosis están ligados al edema pulmonar y son los ester-
y vómitos, en animales con insuficiencia cardíaca o tores húmedos, la tos y la rinorrea serosa. Otros sín-
renal. En estos pacientes, el ritmo máximo de infu- tomas son el prolapso ocular, los vómitos y las dia-
sión es de 4 ml/Kg/h. La sobrecarga se trata con ino- rreas. El tratamiento pasa por la administración de
trópicos, vasodilatadores y diuréticos. diuréticos.
☞ Hipocalcemia, en transfusiones rápidas y En el laboratorio se determinarán las proteínas
masivas de sangre conservada con citratos, ya que el plasmática, y el Hto (cada 24 h) y la calemia (48-
calcio se liga a ellos. Los síntomas son de arritmias, 72 h). El Hto y la proteinemia informarán del
tetanias y temblores musculares, así como coagulo- grado de hemoconcentración (si persiste la deshi-
patías. Se tratan con gluconato o cloruro de calcio dratación) o de hemodilución (si la dosis es exce-
al 10 % en la sangre (10 y 6 ml por litro respectiva- siva). A demás, en caso de pérdidas de sangre o
mente). plasma, estas determinaciones laboratoriales sen-
☞ Coagulopatías, en transfusiones masivas con cillas nos permitirán conocer si el paciente tiene
sangre almacenada, en la cual no hay factores de asegurado el transporte de oxígeno (Hto) y la pre-
coagulación. sión oncótica de la sangre (proteinemia).
La determinación de la kalemia es importante
• A LTERACIONES DE LA COAGULACIÓN porque pequeñas oscilaciones del K + en sangre tie-
Los déficits de factores de la coagulación nen efectos adversos graves (la hiperkalemia pro-
aparecerán asociados al CID y al shock, entre duce alteraciones cardíacas) y están relacionadas
otras patologías (trombocitopenias, intoxicacio- con variaciones del pH también peligrosas. Si no se
n es co n w arf arin as, e n f erm e d a d d e vo n puede medir por falta de medios, el pH de la san-
W illebrand, etc). Requieren tratamiento con san- gre se debe suponer controlando la calemia y los
gre o plasma frescos, ya que las plaquetas y los síntomas clínicos. C uando se administre potasio vía
factores de coagulación sólo se mantienen en IV conviene monitorizar el corazón mediante
ellos o en plasma fresco congelado y otros pre- EC G . ❖
parados comerciales no disponibles en nuestro
país, por lo que en caso de discrasias será preci-
Bibliografía
so disponer de un donante para transfundir pro-
ductos recién obtenidos. Expuesta al final del monográfico.

128 • consulta
IX
La valoración
preanestésica.
Riesgo
anestésico

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autor
Dr a. Olga Bur zaco
Becaria de Anestesia
Servicio de Anestesia.
Hospital y Clínica
Quirúrgica
Facultad de
Veterinaria,
Universidad de
Zaragoza
C APÍTULO IX
Dr a. Mª José
Mar tín ez
Profesora Titular
Servicio de Anestesia
del Hospital y Clínica
Quirúrgica
Facultad de
Todo procedimiento anestésico lleva asociado Veterinaria de
Zaragoza
un riesgo de muerte o de sufrir consecuencias
indeseables permanentes o pasajeras.
El reconocimiento previo de las características y
patologías de cada paciente permite reducir
dichos riesgos

La valoración Pr ean aesth etic


assessmen t.
Aan aesth etic
r isk

preanestésica.
Summary
Every anaesthetic
procedure has always
the risk of dead or
long lasting

Riesgo anestésico
deleterious
consecuences of the
patient, which we
should be able to
reduce or eliminate by
careful preanaesthetic
assessment.

T
odo acto anestésico supone una agresión Una vez establecido este aserto, es lógico deducir
sobre el equilibrio fisiológico y bioquímico que, en cada caso, deben evaluarse los pros y con-
de un ser vivo, y por lo tanto lleva implíci- tras de cada procedimiento, ya que en seguimiento
to un riesgo de muerte o disminución (pasajera o de un procedimiento adecuado sólo deberían anes-
permanente) de las capacidades vitales del pacien- tesiarse aquellos pacientes cuyos posibles perjuicios
te sometido a dicha anestesia. Los procedimientos debido a dicho acto médico sean superados por los
quirúrgicos generalmente asociados al acto anes- beneficios derivados del hecho de haber sido anes-
tésico producen asimismo alteraciones en la fisio- tesiados. Asimismo, la corrección preanestésica de
logía de los pacientes, habiendo sido definido los factores adversos, como dolor, deshidratación o
desde hace tiempo el concepto de estrés quirúr- hipotensión, mejorará las perspectivas del paciente,
gico. Por lo tanto, en un procedimiento quirúrgico facilitando el manejo anestésico, aumentando las
se sumarán tres tipos de agresión en un mismo posibilidades de supervivencia y disminuyendo las
paciente: la anestesia, la cirugía y los procesos consecuencias indeseables.
patológicos que previamente soporte el animal,
pudiendo estos últimos ser el motivo de la cirugía
realizada o no. C ada uno de estos factores puede
Definición de morbilidad Palabras clave:
estar correlacionado con los demás o ser indepen- y mortalidad anestésicas Valoración preanestesica; riesgo
anestesico; mortalidad;
diente. Si la suma de factores negativos supera la morbilidad.

capacidad de respuesta compensadora del pacien- El efecto adverso de mayor gravedad que puede Key words:
te, la supervivencia del mismo se verá gravemente suceder a consecuencia de un acto anestésico es el Preanaesthetic assessment;
anaesthetic risk; mortality;
comprometida. fallecimiento del paciente. Otros efectos presentan morbidity.

Consulta Difus. Vet. 9 (78):49-62; 2001. consulta • 49


una gravedad variable. En el Symposium ciones más largas y agresivas tienen lógicamente un
Internacional de la ASA celebrado en Boston en mayor índice de morbimortalidad.
1984, quedaron establecidas las siguientes defini- En España, el estudio multicéntrico de Redondo
ciones: (1999) tiene en común con los anteriores el escaso
Mortalidad anestésica: Fallecimiento que se porcentaje de pacientes ASA III, IV y V, la amplia
presenta antes de la recuperación completa de los gama de complicaciones anestésicas presentes o
efectos del fármaco o fármacos administrados para previsibles (y con ello la atomización de los estudios
facilitar un procedimiento, aliviar un dolor u otra estadísticos), y la dificultad de estandarizar proto-
condición, o que se presenta como un accidente colos anestésicos y medidas de monitorización
cuando todavía el paciente se encuentra bajo los entre los diversos centros. En otro trabajo (Burzaco,
efectos de los fármacos. Esta mortalidad puede 1997), realizado en el Servicio de Cirugía de la
estar ligada a la anestesia o ser independiente de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza, se centran los
misma (ligada al procedimiento quirúrgico, patolo- objetivos en los hallazgos de la valoración preanes-
gía previa del paciente, causas desconocidas). tésica, logrando la identificación de diversos facto-
Morbilidad anestésica: Consecuencia inespera- res de riesgo, siendo un dato muy interesante la
da e indeseable de la administración de la anestesia. identificación del dolor como predictor de compli-
Esta morbilidad puede ser menor (alteraciones caciones anestésicas tanto en perros como en
moderadas en el paciente sin que causen modifica- gatos. El estudio propio de la Universidad de
ciones permanentes ni alargamiento de su estancia C olorado llevado a cabo por G aynor (1999) se dis-
en el centro sanitario), media (alteraciones impor- tingue de los demás no sólo por su realización en
tantes con posible alargamiento de su estancia) y un solo centro, sino también, como explican los
mayor (alteraciones graves en el paciente con autores, por el mayor porcentaje de pacientes
secuelas permanentes). sometidos a cirugías no electivas y con un mayor
En medicina humana, el estudio epidemiológi- riesgo anestésico a priori por edad, patología, y
co de la morbimortalidad de los procedimientos demás factores. Sin embargo, no incluye la clasifi-
anestésicos ha tenido amplias implicaciones socia- cación ASA de los pacientes ni su valoración prea-
les, políticas y económicas. En medicina veterinaria, nestésica. Un dato relevante es la alta incidencia de
sin embargo, dichos estudios son comparativamen- complicaciones anestésicas sin resultado de muer-
te escasos, debido a diversos factores: la dificultad te, siendo aún mas dispar en la bibliografía. En el
de determinar la causa real de las incidencias detec- estudio de Hosgood (1998), el 84,8 % de los
tadas, la falta de homogeneidad de las muestras, las pacientes presentaron hipotermia, siendo otros
variaciones en la práctica anestésica y en los con- cuadros de menor incidencia; en el mismo, los
ceptos asociados, el carácter retrospectivo o pros- autores concluyen que el grado ASA de los pacien-
pectivo de los estudios, la dificultad en la recogida tes y la presencia preoperatoria de anemia e hipo-
de datos y su tratamiento informático y estadístico y proteinemia son mejores predictores de estancia en
la desconfianza de los profesionales implicados en U CI que la edad de los pacientes. En nuestra opi-
dichos estudios. nión, el trabajo presenta una la escueta lista de
El estudio de referencia hasta ahora es el realizado variables preanestésicas en estudio y difícilmente
por Hall y Clarke (1990) sobre prácticas de pequeños podía ofrecer mejores resultados estadísticos en el
animales en Inglaterra en los años 80, en el cual se sentido expuesto.
determinaba una mortalidad de un fallecimiento por La comparación de resultados entre los diversos
cada 679 intervenidos en los animales ASA I y II y de estudios es imposible: no sólo las poblaciones anali-
un fallecimiento por cada 31 intervenidos en los zadas (tipo de pacientes) y metodología de diseño
pacientes ASA III, IV y V. Los autores expresaban ya estadístico es diferente entre ellos, sino que sus obje-
entonces la dificultad para estandarizar los diferentes tivos e incluso la metodología en la recogida de datos
protocolos y métodos aplicados en los distintos cen- es radicalmente diferente. Sí parece interesante las
tros. Un estudio multicéntrico de Dyson (1998) en la observaciones que realiza Gaynor indicando que el
Universidad de Guelph coincidía en la necesidad de estudio de la evolución de la morbimortalidad en su
identificar correctamente las causas reales de morbi- centro ha servido para realizar diversas mejoras en el
mortalidad, e indicaba que la aparente bondad o peli- mismo, y seleccionar las tecnologías adecuadas a las
grosidad de algunas drogas tenía más en común con demandas reales del servicio (tablas 1 y 2).
el manejo inadecuado de las mismas o las caracterís-
ticas del paciente que con el propio producto. En su
La consulta de Valoración Preanestésica.
estudio, Dyson concluye que los factores mas impor-
tantes en la disminución de la morbimortalidad son la Riesgo anestésico
adecuada valoración del paciente y su estabilización
preoperatoria, el empleo de monitorización y medi-
das de apoyo adecuadas (oxigenoterapia o fluidote- No existe la anestesia ideal (Pócima Mágica o
rapia, entre otras) hasta la completa recuperación del Bálsamo de Fierabrás) que sirva a todos los pacientes
paciente, y respuestas precoces y adecuadas a los pri- en todas las ocasiones; cada droga presenta diferen-
meros signos de posibles cuadros indeseables como tes acciones sobre el organismo que en unos casos
hipoventilación, hipotensión, bradicardia y excesiva serán deseables o como mínimo aceptables, y en
profundidad anestésica. En general, los centros que otros claramente perjudiciales. Este hecho está direc-
realizan mayor número de emergencias o interven- tamente relacionado con las características individua-

50 • consulta
Tabla 1
Tasa de mortalidad anestésica en medicina humana y veterinaria (en %)
ASA Aitkenhead Redondo Redondo Dyson Dyson Burzaco Burzaco Gaynor BSAVA
(p y g) (hombre) (perros) (gatos) (perros) (gatos) (perros) (gatos) (perros y gatos)
I 0,1 0,35 0,38 0,11 0,10 0,43 0,15
II 0,2 0,65 0,0
III 1,8 1,42 13,16 --- --- 0,8 2,6 3,22
IV 7,8 9,47 33,0 -
V 9,4 - - -

les y circunstanciales de cada paciente; así pues, es fundamental para poder afrontar las posibles
lógico que cuanto más amplio y exhaustivo sea nues- complicaciones que puedan surgir durante la
tro conocimiento del paciente, mejor será la evalua- misma y normalizar en lo posible las alteraciones
ción del mismo y la determinación de la estrategia preoperatorias (y, por lo tanto, disminuir la mor-
adecuada (drogas, dosis, procedimientos, apoyos bilidad y la mortalidad), facilitando datos que
terapeúticos, etc). En diversos estudios de morbimor- faculten al dueño a asumir la responsabilidad de
talidad en medicina humana se destaca que hasta un someter a su animal a un procedimiento anesté-
30 % de los incidentes anestésicos puede asociarse a sico.
la valoración preanestésica incompleta o inexistente. Incluso en el caso más desfavorable (la muerte
El objetivo principal de la Valoración Preanestésica del paciente), una valoración preoperatoria puede
es el establecimiento del Riesgo Anestésico, es ayudar a diagnosticar la posible causa, delimitan-
decir, la probabilidad de que el paciente no sobrevi- do la responsabilidad del equipo de profesionales
va a la acción anestésica o sufra consecuencias inde- veterinarios, facilitando el diagnóstico postmor-
seables, permanentes o no; de forma consecuente- tem y en algunos casos ayudando a eliminar defi-
mente derivada del concepto anterior, se deduce ciencias en las técnicas y procedimientos con vis-
que la Valoración Preanestésica es el procedimiento tas a evitar nuevos casos luctuosos en futuros
protocolarizado orientado a la optimización de la pacientes.
elección de la estrategia anestésica de acuerdo las
características propias de cada paciente, disminu-
Sistemática de la Valoración Preanestésica
yendo tanto la mortalidad inmediata y retardada
como la morbilidad. Los objetivos concretos de la
Valoración Preanestésica en veterinaria son: Toda Valoración Preanestésica se basa en cuatro
☞ Detección de alteraciones previas que puedan etapas o pasos fundamentales, cada uno de los cua-
suponer riesgo anestésico/quirúrgico (ej: soplos car- les apoya, delimita y reconduce al siguiente:
díacos). ❶ Anamnesis.
☞ Optimizar el estudio preoperatorio (ej: síndro- ❷ Examen físico.
mes paraneoplásicos). ❸ Batería de pruebas de primera intención.
☞ Ajustar los tratamientos farmacológicos con la ❹ Batería de pruebas de segunda intención.
interacción de drogas intra y postoperatorias (ej: La realización de pruebas cada vez más precisas y
insulinoterapias). que pueden aportar mayor información, como es
☞ Mejorar la comunicación con el propietario, lógico, implica una tecnología que lleva asociada un
permitiendo confirmar que ha comprendido y acep- coste económico. En una situación ideal, en la cual
tado el procedimiento que vamos a realizar. el desenbolso económico es nulo, una extensa bate-
☞ Obtener el consentimiento tras informar al ría de pruebas nos informaría de múltiples datos
cliente. cuya ponderación conduciría a un diagnóstico casi
☞ Disminuir la ansiedad del propietario, infor- exacto de la situación del paciente. Obviamente, no
mándose de sus miedos y familiarizándole con es éste el caso en la vida real; se debe llegar a un
algunos de los efectos postanestésicos que obser- equilibrio entre el gasto generado y los beneficios
vará en su mascota, así como de las medidas pre- aportados. Por otra parte, algunas de las pruebas
ventivas que se realizarán (ej: tratamientos analgé- tienen su propio riesgo asociado (ej: angiografía),
sicos). por lo que debe sopesarse si la información ofrecida
☞ Determinar la estrategia anestésica más ade- por las mismas es tan crítica como para hacer
cuada, comprobar que se dispone de los medios imprescindible su realización.
necesarios (drogas, monitorización, etc) y reorgani-
zar las rutinas de trabajo si es preciso. Los cambios Tabla 2
y decisiones de última hora son arriesgados, cuestas
Tasa de complicaciones anestésicas (%)
dinero y suelen producir confusión y enfados en el
personal implicado, además de no permitir la Gaynor (Perros) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
corrección de los posibles factores nocivos (ej: hipo- Gaynor (Gatos) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10,5
volemia). Hosgood (Complicaciones graves-Perros) . . . . . . . . . 8,44
El poder delimitar los posibles riesgos de un Burzaco (Complicaciones graves-Perros) . . . . . . . . . . . 3,8
animal que va a ser sometido a una anestesia es Burzaco (Complicaciones graves- Gatos) . . . . . . . . . . . 3,8

consulta • 51
todos los pacientes; si ya se encuentran diferencias
entre los tradicionalmente considerados animales de
compañía (perros y gatos), el actual incremento de
las especies exóticas como objetivo de nuestra
actuación y la dificultad de manejo en las mismas
por su inhabituación (estres de manejo) y, en algu-
nos casos, su peligrosidad, obliga a realizar sedacio-
nes e inmovilizaciones con muy diversos protocolos.

• R AZA
Algunas de las razas consideradas generalmente
como problemáticas son las razas braquicéfalas
(dificultad de acceso a vías aéreas, obstrucciones
por secreciones, aumento del tono vagal, etc) (foto-
grafía 1), las razas orientales como el Shar-pei y los
Akita (respuestas anómalas a los agentes anestési-
cos), las razas esquimales (alteraciones en la eritro-
citosis), el Bóxer (sensibilidad a los fenotiacínicos y
Fotografía 1. El manejo de la vía aérea en los pacientes braquicéfalos es prioritaria, alta incidencia de Miocardiopatía Dilatada), Cavalier
debiendo recordarse que generalmente se utilizarán tubos endotraqueales de king Charles Spaniel (mayor incidencia de alteracio-
calibre menor al propuesto para otros ejemplares de igual talla. nes cardíacas), Pinscher Dobermann (elevada inci-
dencia de enfermedad de von W illebrand),
Schnauzer miniatura (elevada incidencia de enfer-
medad del seno enfermo), y galgos (aumento de la
sensibilidad a los tiobarbitúricos).

• E DAD
Hasta los 3 meses de edad, no se completa la
maduración de los sistemas orgánicos, presentando
diferencias en la distribución de drogas hidro y lipo-
solubles, respuesta a la fluidoterapia más lenta y alto
riesgo de hipotermia, entre otros factores. Las altera-
ciones de la serie roja pueden persistir hasta los 9-12
meses en perros y hasta los 3-6 meses en el gato.
A partir de los 7-9 años en razas gigantes (10-12
años en razas medianas), se consideran a los anima-
les como gerontes. Aparecen modificaciones en el
sistema cardíaco, aparato respiratorio, sistema renal
y sistema hepático, siendo además más sensibles a
las alteraciones electrolíticas e iónicas, así como a
las disminuciones del volumen circulante. Es impor-
Fotografía 2. Gato de 19 años sedado en la zona de preparación quirúrgica tante asegurar la normotensión y oxigenación de
con aplicación de oxigenoterapia preoperatoria durante el lavado quirúrgico. estos paciente para evitar posibles lesiones renales.
En gatos gerontes, la incidencia de hipertiroidismo
Anamnésis y examen físic o es bastante elevada, por lo que la presencia de cua-
dros inespecíficos en estos paciente debería hacer
Aún cuando los procedimientos realizados en este sospechar al clínico de la presencia del mismo (foto-
punto son los más sencillos y económicos, son fun- grafía 2).
damentales en la evaluación del paciente. Por ello,
todo tiempo empleado en la exploración del pacien- • C ARÁCTER
te y en el interrogatorio de los propietarios estará Los pacientes de carácter tranquilo serán más
bien empleado. Exploraciones apresuradas o proble- manejables y presentarán mejores sedaciones que
mas en la comunicación con los dueños pueden los ejemplares nerviosos, que además precisarán
conducir a graves errores y lagunas incluso fatales. mayor dosis en la inducción y despertar tormentoso
Accesoriamente, nuestra imagen profesional se (fotografía 3). Un paciente de carácter agresivo
resentirá, ya que reproduciremos el mismo esquema puede ser muy peligroso, precisando protocolos con-
de indiferencia y falta de sensibilidad del cual se tundentes y restricciones mecánicas (lazos, bozos,
quejan los pacientes de los hospitales y consultorios etc) hasta su inconsciencia, ya que los ejemplares
de medicina humana. viciosos pueden agredir al profesional o a las perso-
Los principales datos a recabar son: nas presentes a pesar de estar fuertemente sedados.
Por otra parte, la imposibilidad de explorar a dichos
• ESPECIE pacientes debe hacerse constar al dueño, indicando
Diferentes especies representan diferentes proble- la posibilidad de que sufran procesos patológicos
mas. No existen combinados milagrosos válidos para que, ante su actitud, no pueden ser detectados. La

52 • consulta
seguridad de las personas presentes en las instala-
ciones es prioritaria, siendo responsabilidad del vete-
rinario el procurar cuantos medios sean precisos para
evitar accidentes. Un paciente atemorizado también
puede ser peligroso, ya que desencadenará un ata-
que ante el temor que nuestras actuaciones le pro-
ducen; la presencia del dueño, con palabras y cari-
cias, puede ayudar, aunque un bozal bien colocado
evitará sustos y lamentaciones. En ocasiones, la
causa es el dolor que sufre el paciente, por lo que el
tratamiento del mismo con diversas terapias multi-
modales (opioides, AINEs, fisioterapia, vendajes,
entre otras) debe ser prioritaria.

• A CTITUD GENERAL
Se consideran más peligrosos los cuadros que
impliquen mayor depresión del paciente, siendo de
suma gravedad aquellos considerados como coma-
tosos. Uno de los objetivos de la anestesia es redu-
cir la consciencia del paciente, por lo que cuanto Fotografía 3. Paciente poco manejable durante la anamnesis; antes de
más deprimido se encuentre éste a priori , menor continuar con la exploración, será aplicado un bozo de forma preventiva .
será la potencia de la medicación anestésica, tanto
en dosis como en productos usados (fotografía 4).

• ESTADO DE ENGRASA MIENTO


Los animales con escaso tejido graso requieren
menores dosis de drogas liposolubles para la apari-
ción del efecto deseado, pero asimismo el período
de actuación de las mismas es más reducido. Lo con-
trario es aplicable a los animales obesos en los que,
adicionalmente, se presentan problemas respirato-
rios y cardíacos, que en muchos casos se harán evi-
dentes durante su anestesia (fotografía 5). Los ani-
males obesos muestran problemas ventilatorios
incluso en estado consciente, ya que al posicionarlos
en decúbito supino el peso de las vísceras dificultará
el desplazamiento del diafragma. Muchos de estos
pacientes suelen presentar debilidad de los músculos
intercostales, por lo que no podrán compensar la dis-
minución de la capacidad vital pulmonar. Dado que
la anestesia disminuye la capacidad ventilatoria de Fotografía 4. La premedicación del paciente debe ajustarse al grado de
los pacientes, pueden aparecer fenómenos de hipo- depresión del mismo, aunque la administración de analgesia en sus diversas
ventilación e hipoxia. modalidades (local , regional , epidural , etc) debe tenerse siempre presente.

• GRADO DE HIDRATACIÓN
Una estimación clínica del grado de deshidrata-
ción puede realizarse por la permanencia del pelliz-
co cutáneo. La detección de deshidratación implica
la necesidad de iniciar una fluidoterapia correctiva.
Es frecuente que la anestesia produzca hipotensión
transitoria de diversa magnitud, bien por los pro-
ductos empleados, bien por el empleo de ventila-
ción mecánica, lo que en pacientes previamente
deshidratados puede conducir al fracaso renal.

• M UCOSAS
La observación debe realizarse en todas las muco-
sas del animal (conjuntivas, encías, vaginal, etc),
especialmente si presentan pigmentación. La presen-
cia de mucosas sonrosadas no es garantía del buen
estado físico del paciente, ya que tanto la palidez
como la cianosis y la ictericia son signos tardíos de
las patologías asociadas. Accesoriamente, la presen- Fotografía 5. Obesidad morbosa . Cualquier anestesia en este paciente
cia de mucosas pálidas en pacientes sanos, especial- conlleva la necesidad de aplicar ventilación artificial , por breve que sea el
procedimiento quirúrgico, debido al evidente riesgo de hipoventilación.

consulta • 53
mente en los gatos, puede indicar un alto grado de
estrés y ansiedad, lo que debe ser considerado no
sólo ante la posible descarga de catecolaminas y sus
diversos efectos (incluyendo las reacciones anómalas
frente a los fármacos administrados), sino incluso a
la peligrosidad de manejo de dichos pacientes.

• TEMPERATURA RECTAL
Por debajo de 37ºC y por encima de 40ºC se con-
sideran temperaturas anormales, y las causas debe-
rán ser investigadas. Los cuadros de hipotermia pro-
ducen descenso del metabolismo y conllevan un
importante riesgo de sobredosificación. La hiperter-
mia, generalmente, está asociada a cuadros de infec-
ción aguda, que deben ser tratados preoperatoria-
mente, ya que la anestesia y la cirugía producen un
descenso en las defensas inmunitarias que conducirá
a la exacerbación del cuadro. Además, el aumento
Fotografía 6. Los cuadros ascíticos requieren especial vigilancia de los del gasto metabólico implica el aumento de la
sistemas cardiovascular y ventilatorio. El drenaje debe realizarse de forma demanda de energía y agua, por lo que debería con-
paulatina para evitar descompensaciones. templarse la aplicación de fluidoterapia más comple-
ja, con aportes suplementarios. Un organismo en
catabólisis se recuperará peor del estrés quirúrgico y
anestésico, retrasando la cicatrización y el alta del
paciente.

• P ULSO FEM ORAL


Es deseable la detección de un pulso fuerte y
lleno, coincidente con el latido cardíaco. Los pulsos
débiles y filiformes son indicativos de alteraciones
del sistema cardiovascular; en los casos de hipovo-
lemia, ésta debe ser corregida antes de proceder a
la anestesia. Los pulsos diferentes en ambas extre-
midades deben ser investigados con cuidado, ya
que pueden ser indicativos de trombosis profundas,
especialmente en el gato. Los pulsos débiles pueden
indicar un descenso en la fuerza contráctil del cora-
zón o disminución de la diferencia entre la presión
sistólica y diastólica, debido a fallo ventricular
izquierdo, dilatación miocárdica, hipovolemia u obs-
trucciones al flujo. Los ulsos hiperkinéticos o salto-
Fotografía 7. Los pacientes con piómetra suelen presentar un estado muy nes ( en martillo de agua ) pueden indicar aumento
deteriorado, debiendo estabilizarse antes de la cirugía .
de la presión arterial sistólica (ej: en Conducto
Arterioso Persistente o regurgitaciones aórticas),
descenso de la presión diastólica (ej: vasodilatación
periférica, fístulas arteriovenosas o regurgitación
aórtica) o aumento del ritmo cardíaco por estímulo
simpático, especialmente asociado a vasodilatación.
Los pulsos alternantes en la fuerza del latido pue-
den ser el primer signo de una estenosis atrial, aun-
que las arritmias son la causa más común; hiperap-
neas o disneas pueden producir variaciones en el
pulso debido a las modificaciones de la presión
venosa central. En el pulso paradójico, la fuerza del
pulso disminuye durante la inspiración, debido a la
presencia de tamponamiento cardíaco.

• A USCULTACIÓN
Debe utilizarse un estetoscopio adecuado para
pequeños animales, auscultándose el campo cardía-
co y el campo pulmonar en ambos lados del tórax.
La auscultación permite determinar las frecuen-
Fotografía 8. Las hemorragias preoperatorias pueden requerir la realización cias cardíaca y respiratoria, además de servir de
de transfusiones perioperatorias si el hematócrito desciende por debajo de
valores aceptables.
importante fuente de información sobre problemas

54 • consulta
cardíacos (arritmias y soplos fundamentalmente) y
respiratorios (crujidos, burbujeos, estertores, crepi-
taciones, zonas de silencio, etc).
El hallazgo de problemas respiratorios desaconse-
ja la realización de procedimientos anestésicos, por
lo que se recomienda posponer la realización de los
mismos hasta la resolución de las patologías respira-
torias excepto en el caso de emergencias.
Los cuadros cardíacos, compensados durante la
vigilia, pueden descompensarse al proceder al acto
anestésico, especialmente si se emplean drogas de
acción inotrópica y cronotrópica.

• HISTORIAL CLÍNICO
Deben referirse aquellos cuadros con incidencia
en la anestesia presentes en el momento de la VP
(diarreas, edemas, ascitis, vómitos, etc) (fotografías
6, 7 y 8). Es conveniente, asimismo, investigar los
tratamientos que el animal esté recibiendo, ya que
muchos de ellos presentan fenómenos de interac- profesionales en el ejercicio puede ser sencillo o al Fotografía 9.
ción con los protocolos anestésicos (tratamientos menos no excesivamente complejo, para otros La aplicación de
de la epilepsia, control de la diabetes, antiarrítmi- queda fuera de sus posibilidades. Discriminar las tratamiento
cos, anticoagulantes, antibióticos). Hay que tener pruebas en base la disponibilidad facilitará elaborar analgésico
preoperatorio alivió
presente que los componentes de los collares anti- protocolos estandarizados, que a largo plazo mos- el sufrimiento de
pulgas pueden interferir en la cinética de los rela- trará su rentabilidad y sencillez. Una clasificación este paciente,
jantes musculares y de los fenotiacínicos. posible, que es la utilizada por los autores es: permitiendo la
Los cuadros de shock conllevan un gran riesgo exploración y
anestésico. La terapia correctiva debe ser agresiva y • B ATERÍA DE PRIMERA INTENCIÓN manejo del mismo.
rápida, ya que cada minuto perdido empeora las Poco específica pero bastante global. La aparición
posibilidades de supervivencia. de resultados anómalos indica la necesidad de pro-
Deben referirse las alteraciones nerviosas presentes, fundizar con pruebas mas específicas. Por otra parte,
vigilando la posible presencia de hipertensión craneal. la presencia de valores normales no es siempre garan-
Deben investigarse antecedentes de mareos, ataques, tía absoluta de salud, ya que un mínimo porcentaje
etc , que pueden corresponder a problemas cardíacos, presentará alteraciones sin repercusiones analíticas.
encefalopatía hepática o cuadros epilépticos. En cualquier caso, la evaluación de los resultados
El dolor es un factor que dificulta el manejo y pro- debe hacerse teniendo en cuenta la anamnesis y
duce diversos efectos perniciosos: anorexia, insom- exploración física. La realización de un microhemató-
nio, catabolismo tisular, fatiga muscular, alteracio- crito y proteínas totales como mínimo debería ser
nes pulmonares, gastrointestinales y urinarias. Los posible en todos los casos, permitiendo, en caso de
reflejos surgidos de los receptores del dolor afectan requerir una transfusión o tras administrar fluidotera-
a la función cardiovascular (fotografía 9). pia de forma correctiva tras una emergencia, dispo-
Se desaconseja, en general, la realización de proce- ner de los valores preoperatorios del paciente.
dimientos anestésicos en hembras preñadas, a excep-
ción de aquellos estrictamente necesarios. La preñez Bio q uímica
produce disminución de la capacidad pulmonar, com- GPT-ALP; G OT-AST; AP; Proteínas Totales;
presión de vena cava al colocar al paciente en decú- Urea/BUN; Creatinina; Glucosa (si la muestra puede
bito supino, riesgo de vómitos y regurgitación, posi- analizarse antes de las 2 horas tras la extracción).
bles cuadros de hipocalcemia e hipoglicemia. Por otra
parte, la anestesia y/o procedimiento quirúrgico pue- H e m a t olo gía
den suponer riesgo de sufrimiento y muerte fetal. Frotis sanguíneo; Recuento leucocitario;
Microhematocrito; Hemoglobina.
Pruebas diagnósticas
Uria n álisis
La realización y sobre todo la interpretación de Examen visual; Densidad Urinaria; pH; Glucosuria;
las pruebas laboratoriales y de apoyo diagnóstico Cetonuria; Bilirrubinuria; Sangre oculta, mioglobi-
debe realizarse en base al examen clínico y al histo- nuria; Proteinuria; Urobilinógeno; Nitritos;
rial de cada paciente. Respecto a los procedimien- Leucocituria.
tos concretos, y sobre todo en la recomendación de
pruebas especiales como, entre otras, EC G y hema- Electrocardio gra m a
tología. las sugerencias pueden definirse benévola- En animales de más de 7 años o con patologías de
mente como dispares según los diversos autores. incidencia cardiovascular.
Hay que recordar que cada servicio de anestesiolo-
gía o clínica veterinaria tiene una disponibilidad de • B ATERÍA DE SEGUNDA INTENCIÓN
medios y personal limitada, y lo que para algunos Selección de las pruebas necesarias para delimi-

consulta • 55
de enfermedad. La afección cardíaca puede existir,
pues, mucho tiempo antes de que se adviertan
manifestaciones de fallo cardíaco. No siempre estos
pacientes mostrarán signos de alteración cardíaca
evidentes. Para asegurar una anestesia correcta, el
clínico debe poder detectar los procesos morbosos
cardíacos causantes de alteraciones hemodinámicas,
identificar y tratar las arritmias preexistentes, consi-
derar los efectos de las drogas cardíacas y su inte-
racción con los fármacos anestésicos, y seleccionar
los protocolos anestésicos que produzcan un míni-
mo detrimento de la actividad cardiovascular, así
como evitar determinadas maniobras y posiciones,
como la de Trendelemburg en casos de insuficiencia
cardíaca. El corazón exhibe una amplia variedad de
ritmos, muchos de los cuales se creían anteriormen-
te patológicos, por lo que la presencia de alteracio-
nes en el trazado electrocardiográfico sin sintoma-
tología asociada debe ponderarse en su justa medi-
Fotografía 10. Cardiomegalia en perro da. La patología más frecuente en nuestros pacien-
con insuficiencia cardiaca compensada tes, especialmente ante el incremento que la clínica
geriátrica veterinaria tiene en nuestro país, es el
tar el diagnóstico, tras el estudio de los análisis de Fallo cardíaco o Insuficiencia cardíaca (IC).
primera intención. Un excelente método para Puede ser una secuela de prácticamente cualquier
determinar cuándo deben solicitarse dichas prue- tipo de enfermedad cardíaca primaria. Se describe
bas se basa en la siguiente cuestión: ¿Modificará el como un estado patológico en el cual una anorma-
resultado de esta prueba el protocolo anestésico, lidad en la función cardíaca es responsable del fallo
monitorización o tratamiento perioperatorio del del corazón para bombear sangre con una frecuen-
paciente en cuestión? Si la respuesta es: No, no cia compatible con las necesidades metabólicas del
necesito esta prueba..., por el momento . cuerpo. Cuando la sangre tiende a acumularse en
En algunos casos, los pacientes ya habrán sido vías venosas o capilares por un reflujo desde el pro-
sometidos a algunas pruebas, bien por estar bajo tra- pio corazón, la situación se denomina Insuficiencia
tamiento de otros cuadros, bien para alcanzar el diag- Cardíaca Congestiva (ICC), siendo la forma más
nóstico. Se puede y se debe emplear cuanta informa- frecuente de presentación clínica. La diferenciación
ción esté disponible en historiales y fichas clínicas. entre ambos cuadros desde el punto de vista clínico
es complejo.
Bio q uímica Los acontecimientos hemodinámicos que aparecen
G GT; A cidos biliares; Bilirrubina sérica; como consecuencia del fallo cardíaco son un descen-
C olinesterasa; C olesterol; BSP; Proteinograma; so del gasto cardíaco y un aumento de las presiones
GLDH; Factores de coagulación y fibrinolisis; de llenado ventriculares. La anestesia implica un
Plaquetas; Iones sanguíneos (Ca, P, K, Mg, Na). sobreesfuerzo cardíaco y una interacción en la con-
tractibilidad por acción farmacológica de las drogas
G asim e tría sa n g uín e a que pueden comprometer seriamente su función en
pH sanguíneo, PaO 2 ; PaC O 2 ; Exceso de bases. caso de reducción de su capacidad de respuesta. La
existencia de cuadros de hipoxia miocárdica, detecta-
O tras ble en el EC G y generalmente asociada a dilataciones
Radiología; Ecografía y Ecocardiografía; Presión e hipertrofias (fotografía 10), implica una estrecha
Arterial Incruenta; P. Arterial Cruenta y Presión vigilancia de la oxigenación del paciente y a ser posi-
Venosa C entral; A nálisis de Líquido ble reducir el gasto cardíaco para evitar la progresión
C efalorraquídeo; Ventilometría; C apnografía; lesiva con el riesgo inherente de fallo cardíaco.
Pulsioximetría; T 3 , T 4 ; Presión Intracraneal. Asimismo, la corrección excesivamente rápida de un
cuadro de anemia severa con suero o transfusiones
puede precipitar o exacerbar los síntomas de cardio-
La anestesia y los sistemas orgánicos patía y fallo cardíaco por la cardiomegalia compensa-
dora del cuadro de anemia. En casos de pacientes
Los principales sistemas implicados durante el politraumatizados, existe un gran riesgo de tapo-
procedimiento anestésico son: namiento cardíaco y arritmias ventriculares, por lo
que deben ser vigilados (fotografía 11).
Sistema cardiovasc ular
Sistema respiratorio
La especie canina cuenta con considerables reser-
vas cardiovasculares, lo que provoca que muchos Es esencial para los procedimientos anestésicos
perros domésticos con insuficiencia cardiovascular y quirúrgicos asegurar la suficiente oxigenación
tarden bastante en manifestar los primeros síntomas del SN C , ya que este sistema es particularmente

56 • consulta
dependiente del aporte de O 2 y glucosa. Los efec-
tos adversos de la anestesia pueden centrarse
sobre el riego sanguíneo pulmonar, los músculos
respiratorios, la inervación de los mismos o los
centros de control de la respiración. Estas altera-
ciones pueden originarse en la posición quirúrgi-
ca, el protocolo anestésico, las bandas de suje-
ción, los cambios sensoriales, la medicación, el
posicionamiento, etc. El sistema respiratorio y el
cardiovascular están en estrecha relación entre sí,
por lo que la afección de uno de estos sistemas
afecta profundamente al otro. Asimismo, el siste-
ma respiratorio es clave en las estrategias anesté-
sicas con agentes inhalatorios, ya que las altera-
ciones que produzcan interferencias en la capta-
ción de gases anestésicos tendrán como conse-
cuencia un acto anestésico deficiente, con super-
ficializaciones del plano anestésico, intoxicacio-
nes etc. Las emergencias respiratorias cursan con Fotografía 11. En los politraumatismos, los signos mas evidentes no deben
hipoxia o hipercapnia graves que amenazan la hacernos posponer una evaluación rápida de los sistemas cardiovascular y
vida del paciente. Estas situaciones se clasifican ventilatorio, incluyendo si es posible electrocardiogramas cada cierto tiempo.
como one-minute-emergencies , es decir, que se
dispone de pocos minutos para actuar en su
corrección. En caso de traumatismos en la porción
anterior del cuerpo, incluso aunque las lesiones
más llamativas se refieran a las extremidades, es
bastante frecuente encontrar alteraciones respira-
torias que pueden afectar a las vías aereas prima-
rias, las paredes torácicas, el espacio pleural y/o
los pulmones (fotografía 12), por lo que deben
ser revisados cuidadosamente incluso en cuadros
de emergencia. La incidencia de traumatismos
torácicos en perros con fracturas a consecuencia
de accidentes de tráfico (atropellos) oscila entre
un 38,9 y 59,5 % según diversos estudios; la con-
tusión pulmonar se presenta en un 50 % de estos
casos.
Se consideran cuatro niveles principales de altera-
ciones repiratorias:

• VENTILACIÓN
Insuficiencia en la entrada de oxígeno (ej: obs- Fotografía 12. Efusión pleural . La realización de un drenaje pleural es vital
trucciones de vías aéreas superiores). para asegurar la supervivencia del paciente.

• D IFUSIÓN por hipovolemia, hipotensión o fallo cardíaco), los


Alteraciones de las presiones parciales alveolo- riesgos asociados con el fallo renal agudo y la
capilar (factor de poco peso específico). naturaleza insidiosa del fallo renal crónico.
El riñón es fácilmente lesionable porque es el
• PERFUSIÓN órgano diana de la interacción de una gran variedad
Aumento de presión venosa central que conduce de influencias postraumáticas; si además existe
al edema pulmonar. daño renal previo, se eleva de forma considerable el
riesgo de fallo renal irreversible. La realización de
• VENTILACIÓN / PERFUSIÓN procedimientos anestésicos que supongan hipoten-
Alteración del reflejo y regulación de la distribución siones mantenidas durante tiempos moderados (15-
del aire inhalado: 20 minutos) pueden producir fallo renal agudo,
- Disminución de la ventilación respecto a la perfusión. dado que muchas de las drogas anestésicas depen-
- Aumento de la ventilación respecto a la perfusión. den de una correcta funcionalidad renal para su eli-
minación. En general, los pacientes con patologías
Sistema renal renales precisan un cambio en la estrategia anesté-
sica común y una fluidoterapia cuidadosa. Debe evi-
La mayoría de los aspectos de la función renal no tarse el ayuno de agua durante el preoperatorio y la
son de interés específico de la anestesia, aunque estimulación del sistema simpático para evitar la
algunos le conciernen de manera particular, espe- liberación de ADH. Asimismo, deben controlarse las
cialmente, los efectos del fallo prerrenal (causados posibles alteraciones electrolíticas y de pH, y la

consulta • 57
recuento plaquetal debido a hiperesplenismo y
alteración de la función plaquetal e hipokalemia
con la consecuente alteración de la actividad cardí-
aca. La disfunción hepática afecta a otros órganos,
especialmente el cerebro (produciendo no sólo
cuadros de intoxicación urémica e hipoglucemia
sino también encefalopatías por alteración de los
perfiles de aminoácidos en sangre con disminución
de la actividad intelectual, cambio de personali-
dad, incoordinación y aumento del tono con hipe-
rreflexia) y el riñón (que puede estar predispuesto
a la a p arició n d e IRA ; el sistema Re nin a-
A ngiotensina se activa en pacientes con enferme-
dad hepática y produce retención de agua y sodio,
que contribuye al desarrollo de la ascitis). También
resultan afectados el sistema digestivo, (con el
desarrollo de varices gastroesofágicas secundarias
a hipertensión portal con posible sangrado crónico
o hemorragia severa), el sistema metabólico
Fotografía 13. La producción de orina (cuadros de alcalosis metabólica asociados a acido-
en condiciones normales es de 1-2 ml / kg/ h . sis respiratoria, con tendencia al desarrollo de
hipocalcemia y aumento del gasto de glucosa en
capacidad de perfusión/gasto cardíaco (fotografía algunos cuadros morbosos) y el sistema venoso,
13). Hay que tener presente igualmente que tanto este último por la compresión de la vena cava en
en cuadros de IRA como IRC se producen transtor- cuadros de hipertrofia. La acumulación de líquido
nos de coagulación, debido a la pérdida de albúmi- ascítico puede interferir con la respiración. La hipo-
na y antitrombina III, así como, aumento del fibrinó- albuminemia no sólo predispone a la ascitis y el
geno, del factor V y del VII. edema, sino que también afecta a la distribución
de drogas que se vehiculan con la albúmina. En la
Sistema hepátic o especie felina , es importante recordar los bajos
niveles de la enzima glucuronil-transferasa, encar-
El principal impacto de la anestesia y la cirugía gada de facilitar la excreción de morfina, salicilatos
en la función hepática se produce a través de los y acetominofeno. Por otro lado, los gatos tienen
efectos de la hipovolemia o la hipotensión en la un sistema acetilador más desarrollado que los
perfusión hepática, conjuntamente a la hepatoto- perros. A demás, la incapacidad del hígado felino
xicidad de alguna drogas en individuos suscepti- de sintetizar arginina y taurina provoca una espe-
bles. La perfusión hepática disminuida relentiza la cial predisposición al desencadenamiento de cua-
excreción de varias drogas; el flujo sanguíneo dros de intoxicación ureica y aparición de lipólisis
hepático se encuentra afectado de forma negativa hepática, circunstancia esta última que provoca la
por la vasoconstricción esplénica y la ventilación a incapacidad de metabolización de drogas. Los
presión positiva. La proporción de muertes anesté- efectos adversos de la anestesia en la función
sicas es muy alta en afecciones agudas. Por otra hepática son raramente los hepatotóxicos o coles-
parte, la hipoxia intraoperatoria debe ser severa táticos; más frecuentemente, se orientan hacia el
y/o prolongada para provocar una lesión hepática daño hepático idiosincrático o el resultado de per-
significativa en un hígado sano. La anoxia anémi- fusión inadecuada.
ca, originada en la pérdida o destrucción masiva de
eritrocitos, puede causar lesión hepática. Los efec- Sistema nervioso
tos de enfermedades hepáticas preexistentes son,
en potencia, numerosos, incluyendo susceptibili- El principal punto de atención reside en evitar la
dad a la hipoglucemia inconstante y posible intole- hipertensión intracraneal y mantener el flujo sanguí-
rancia a la glucosa, reducción en la síntesis ureica neo cerebral. La pérdida de los mecanismos de auto-
e incremento del amoníaco sanguíneo con produc- rregulación puede deberse a cuadros de isquemia
ción de intoxicación crónica y gradual, alteraciones cerebral, hipoxia, hipercapnia, traumas, tumores
endocrinas causadas por la disminución del siste- cerebrales y algunos agentes anestésicos (barbitúri-
ma de desactivación de hormonas, malabsorción co, agentes halogenados, óxido nitroso). Las dos
de lípidos y vitaminas liposolubles, aumento de áci- alteraciones básicas de la actividad cerebral que
dos grasos libres en suero y cetosis, alteraciones de revisten interés desde un punto de vista anestésico
la coagulación y reducción en la síntesis proteica son las convulsiones y la pérdida de consciencia. En
que predispone a la hipovolemia, disminución de el primer caso, debe plantearse compensar el extre-
las reservas de vitamina K con el consiguiente ries- madamente alto gasto metabólico que dichas con-
go de hemorragia postoperatoria, descenso de sín- vulsiones suponen para el tejido cerebral, pudiendo
tesis de factores de coagulación, descenso de la sufrir anoxia si no se aplican técnicas de oxigenote-
vida media de los productos de coagulación, pro- rapia. La aparición de crisis no son contraindicativas
d ucció n d e a g e ntes a n ormales, d esce nso d el para la cirugía ya que la mayoría de los anestésicos

58 • consulta
reduce la actividad paroxística, de manera que el
riesgo de crisis durante la operación es pequeño.
Inclusive, anestésicos locales como la lidocaína esta-
bilizan las membranas neuronales y disminuyen la
excitabilidad. En los cuadros de pérdida de conscien-
cia, es el signo más llamativo y fácil de detectar en
caso de hipertensión craneal. Los cuadros de coma
indican siempre grave disfunción cerebral.
Ante casos de traumatismos craneoencefálicos, se
debe considerar que el pico de edema cerebral apa-
rece 24-48 horas tras el traumatismo desencade-
nante, persistiendo durante 96 horas.
La actuación del anestesista en el tratamiento del
trauma craneal comienza inmediatamente tras el
ingreso del paciente. Mientras en pacientes no coma-
tosos asintomáticos, raramente es necesario aplicar
terapias específicas para reducir la presión intracrane-
al, en pacientes inconscientes, el objetivo principal
radica en la disminución de la presión intracraneal. Fotografía 14. Un ejemplo típico de los cuadros ASA V E
De forma secundaria, todo el organismo debe ser son las dilataciones gástricas-vólvulo, en las cuales la estabilización
considerado de forma global. del paciente no siempre es posible.

• CLASE IV
Valoración ASA Alteraciones sistémicas que ponen en peligro la
vida (ej: piómetra en fase hipotérmica).
La Sociedad A mericana de A nestesiólogos
(American Society of Anesthesiology - ASA) desarro- • CLASE V
lló una clasificación de estado físico para permitir a Paciente moribundo del que no se espera que
los anestesistas comunicarse entre sí y con los ciruja- sobreviva en un plazo de 24 horas (ej: infarto masi-
nos. Se usa de forma habitual para clasificar a los vo del miocardio con shock).
pacientes tanto en medicina humana como en veteri-
naria. Mientras unos autores consideran que conlleva • CLASE E
una correlación con el riesgo anestésico y quirúrgico, El paciente requiere una operación de emergencia
y que las tasas de complicaciones y de mortalidad (se agrega una E a cualquiera de las cinco clases
están directamente relacionadas con las categorías precedentes si la intervención a efectuar es una
del riesgo anestésico -aserto sobre el cual se apoyan emergencia) (fotografía 14).
para la realización de encuestas de morbimortalidad- Algunos autores certeramente apuntan hacia la
otros autores insisten en que esta escala no es una dificultad de estandarizar las diferencias entre las
clasificación de riesgo, aunque admiten su importan- clases I y II -de forma más frecuente- y entre las
cia a la hora de ayudar a los anestesistas a comuni- clases II y III como el mayor impedimento para su
carse entre sí y con los cirujanos. empleo de forma científica, debido a la diferente
El sistema ASA fue desarrollado en 1941 englo- interpretación de las líneas generales que realiza
bando seis clases, aunque posteriormente se añadió cada anestesista en sus circunstancias particula-
una séptima. La nueva clasificación actualmente res. A ún así, la introducción creciente de dicha
vigente fue definida en 1963 con cinco clases, en la escala en la medicina veterinaria presenta múlti-
cual los grupos de pacientes se definen de forma ples ventajas, tanto en la comunicación entre
general del siguiente modo: compañeros veterinarios y clientes como en el tra-
bajo diario, permitiendo estandarizar protocolos,
• CLASE I estudiar el tipo de pacientes a los que aplicar
Ausencia de alteraciones orgánicas, fisiológicas, nuestros servicios, las necesidades más perento-
bioquímicas, sistémicas o psicológicas en un pacien- rias de las clínicas, estudios de control de calidad
te para el cual se ha programado un procedimiento de los centros y demás información relevante.
que involucra un proceso patológico localizado (ej:
pacientes sanos-sutura cutánea).
Consentimiento informado
• CLASE II
Enfermedad sistémica leve a moderada. Procesos Una vez detectadas las posibles alteraciones y
patológicos compensados; paciente que no muestra patologías del paciente, debe informarse al propie-
signos clínicos (ej: cardioisquemia sin alteraciones tario d el riesg o a n estésico d e su mascota.
hemodinámicas). Legalmente, la decisión de someter al paciente a
una anestesia y de asumir los riesgos derivados de
• CLASE III la misma recae sobre el dueño, debiendo asímismo
Alteraciones sistémicas graves. Procesos patológi- aceptar el presupuesto o estimación de gastos rea-
cos no compensados (ej: diabetes mellitus). lizado por el veterinario quien debe revelar los ries-

consulta • 59
ANEXO I: STRESS QUIRURGICO gos más comunes o posibles de presentarse en
cada caso particular, de modo que una persona
❶ Respuesta orgánica al traumatismo quirúrgico razonable pueda tomar una decisión fundamenta-
La mayor parte de las anestesias tienen por objeto realizar una intervención quirúrgica
que, como cualquier otro traumatismo, va a desencadenar en el paciente una respuesta a da. Algunos aspectos del tratamiento anestésico
dos niveles: a.- General u hormono-metabólica; b.- Local en la zona traumatizada. se encuentran fuera del ámbito de la experiencia
La respuesta hormono-metabólica está encaminada a preservar el equilibrio homeos- común, y por consiguiente deben definirse y dis-
tático amenazado por el traumatismo.
La respuesta local se dirige a restaurar los daños causados a los tejidos de la zona afec- cutirse explícitamente de forma previa. Deben pre-
tada por el traumatismo, bien sea regenerándolos, bien mediante la cicatrización. sentarse alternativas al plan de tratamiento sugeri-
Desde el punto de vista anestésico es importante conocer la respuesta hormono- do si se hacen necesarias en caso de que el proce-
metábolica al stress quirúrgico, dado que en la mayor parte de los pacientes sometidos
a anestesia coexistirán las modificaciones propias del estado de anestesia con la respues- dimiento planificado no sea eficaz o se produzca
ta orgánica al traumatismo quirúrgico. un cambio en las circunstancias. Los riesgos infre-
cuentes o escasamente asociados al procedimiento
❷ Estímulos para la respuesta hormonal
Los estímulos que desencadenan la respuesta hormonal al traumatismo quirúrgico son de a realizar no necesariamente deben ser comunica-
varios tipos, que se combinan con mayor o menor intensidad según el caso. Son: dos al propietario, a menos que sean específica-
a.- Estímulos psíquicos cómo el miedo o la ansiedad del animal, enfermo y en un medio extraño. mente requeridos. La información transmitida
b.- Estímulos tisulares derivados de la destrucción celular, más o menos intensa según la
intervención, que provoca la liberación de serotonina, histamina o bradiquinina. debe ser veraz y realista, apoyada en los hallazgos
c.- Hipovolemia por hemorragia u otras causas de deshidratación cómo la evaporación, a traves de de la valoración y en la experiencia clínica. El con-
las grandes superficies de tejido interno, expuestas al exterior durante la intervención, especial- sentimiento del propietario debe consignarse por
mente si se abren cavidades corporales (toracotomías, laparotomías) o en heridas extensas.
d.- Estímulos nerviosos, por traumatización de las terminaciones nerviosas de la zona afectada. escrito, a ser posible de forma explícita y en la
e.- La pérdida de calor a través de las amplias zonas internas expuestas al medio, a la que misma ficha clínica, incluyendo la fecha y el DNI
se une una disminución en la producción de calor propia del estado de anestesia. del firmante. Un propietario que se niega a firmar
Todo ésto se une al estímulo de los anestésicos y otros medicamentos, con acción direc-
ta sobre el sistema hormonal o sobre el metabolismo. A modo de ejemplo, el éter o el el consentimiento muy probablemente sea un
oxido nitroso producen un incremento en la síntesis de A CTH y cortisol, mientras que el cliente hostil y problemático. A demás, el consenti-
halotano actua directamente sobre la glucemia incrementandola. miento debe especificar así mismo que el firmante
Frente a cualquier intervención anestésico-quirúrgica, deberemos minimizar todo lo
posible estos estímulos. Para ello es importante: es propietario o, al menos, ha sido autorizado por
• Un ambiente tranquilo y un manejo adecuado del animal. el propietario real para asumir decisiones sobre el
• Una técnica cuidadosa que dañe lo menos posible los tejidos y las terminaciones nerviosas. paciente ya que, desde un punto de vista legal, si
• Una buena hemostasia para evitar hemorragias y suero intravenoso durante la intervención
para paliar las pérdidas de sangre y de agua por evaporación. Estas últimas se reducen irrigan- un cliente no propietario solicita los servicios vete-
do con SSF las zonas expuestas que, ademas, de esta forma, no se dañan por desecación. rinarios y, una vez efectuados, el dueño real se
• El SSF ha de estar atemperado con el fin de evitar grandes pérdidas de calor. Por otro niega a pagar o quiere denunciarlos, sólo la prue-
lado, el quirófano y sala de recuperación han de estar calientes y/o el animal abrigado.
Todo esto junto con el conocimiento de la reacción que va a tener lugar en el organismo ba escrita de que se está actuando bajo el consen-
del paciente, nos ayudará a evitar complicaciones. Pasemos a conocer dicha respuesta. timiento y aceptación de una persona legalmente
ca p acita d a será ace pta d a e n u n juzg a d o.
❸ Respuesta hormonal y metabólica
Frente al traumatismo, quirúrgico o no, el organismo pretende mantener su tempera- Recordemos que el artículo 1.902 del C ódigo Civil
tura y el metabolismo de sus células, y se prepara para la huída o la agresión si se siente contempla como obligatoria la utilización de cuan-
amenazado, además necesita reparar los daños ocasionados por el trauma. Para todo ello tos medios reconozca la ciencia y estén a disposi-
requiere una buena fuente de energía (la glucosa) y el oxígeno necesario para quemarla
(transportados por la sangre). Por ello, toda la respuesta hormono-metabólica estudiada ción del veterinario, así como la responsabilidad
va encaminada a mantener la glucemia y la volemia. del mismo para reparar el daño causado no sólo en
La respuesta hormonal frente a todos los estímulos mencionados, que constituyen el la existencia de una acción como en su omisión,
stress quirúrgico, es la misma que frente a cualquier otro tipo de stress y se basa, sobre-
todo, en: Eje hipotálamo-hipofiso-adrenal y Páncreas. siempre que se actúe con culpa o negligencia.
El hipotálamo recibe los estímulos traumáticos via nerviosa y responde produciendo facto- A unque los otros requisitos imprescindibles para
res específicos para la liberación de las distintas hormonas de la adenohipófisis. De este modo apreciar dicha responsabilidad son la cuantifica-
quedan conectados los dos sistemas de relación del organismo: el nervioso y el endocrino.
Cómo respuesta al stress traumático el hipotálamo ordena a la adenohipófisis la sínte- ción económica del daño producido y el nexo cau-
sis de GH (hormona del crecimiento) y A CTH (hormona corticotropa). Además, la neu- sal entre la acción u omisión producida y el resul-
rohipófisis capta la hipovolemia y produce, en respuesta, ADH (hormona antidiurética). tado dañoso, éstos pueden ser fácilmente desarro-
La GH incrementará la síntesis protéica cómo acción principal en un intento de compen-
sar la catálisis proteica producida por el traumatismo.
llados por un abogado, en el primer caso por la
El ACTH estimulará el cortex adrenal, en especial la producción de glucocorticoides. presentación de una factura que muestre el valor
La ADH tenderá a retener agua a nivel intestinal y del riñón, disminuyendo la diuresis. del animal en su compra o por la alegación de
El cortex adrenal libera, bajo el estímulo del A CTH, glucocorticoides cómo el cortisol,
cuyo objetivo es elevar la glucemia para aportar al organismo una fuente de energía. Para
daño moral -cada vez mas aceptada en los tribu-
ello actúa favoreciendo la síntesis de glucosa a partir de proteínas y, ante todo, de grasas. nales-, y en el segundo por la presentación de
La corteza adrenal produce también, con independencia del A CTH, mineralocorticoides informes técnicos favora bles a la acusació n.
cómo la aldosterona. Esta es liberada por acción de la renina producida por el aparato
yuxtaglomerular del riñón cómo respuesta a la hipovolemia. Su efecto es disminuir la
Incluso en la resolución favorable de las senten-
diuresis y retener Na+, mientras se incrementa la eliminación de H+ y de K+. De este modo cias, la implicación en un proceso judicial conlleva
pretende incrementar el líquido extracelular con el fin de mantener la volemia, hecho vital la pérdida de tiempo y dinero, el desprestigio pro-
para un buen aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos.
La médula adrenal, responde al stress traumático liberando catecolaminas, con efectos
fesional por la acción de rumores y el impacto psi-
calorígenos e hiperglucemiantes muy rápidos pero poco duraderos, ya que actúan sobre- cológico que en su conjunto soporta el profesional
todo mediante glucogenolisis. A más largo plazo inhiben la secrección de insulina favore- implicado, ya de por sí sometido al estrés propio
ciendo así el mantenimiento de la glucemia. de toda profesión relacionada con la salud y al
El páncreas, por su parte, incrementa su síntesis de glucagón y disminuye la de insuli-
na, de modo que tiende también a incrementar la glucemia. generado por su condición de propietario de un
En el tiempo postraumático hay pues, una fase de oliguria, con orina rica en K+ y H+ negocio del cual tiene que vivir. ❖
y tendencia a la alcalosis metabólica. Además, aparece la llamada " diabetes traumática "
o aumento de la glucemia, a costa, primero del glucógeno, y luego, y puesto que el ani-
mal suele estar en ayunas, fundamentalmente, de las grasas almacenadas y, en último
término, de las proteínas musculares. Cuando estos mecanismos de defensa frente al trau-
Bibliografía
matismo no resultan suficientes o se ven inhibidos, el paciente corre el riesgo de entrar en Consulta Difus. Vet. 9 (77):129-130; 2001.
estado de shock circulatorio.

60 • consulta
ANEXO II: FICHA DE VALORACIÓN PREANESTÉSICA

nº ficha VP.O H............. nº ficha consulta................... Nombre del paciente.............................. Fecha.................................

Especie: Canina /Felina/ Otra........... Raza............. ❐ Braquicéfalo Edad.......(Meses)..........(Años)


Sexo M/H ❐ castrado. Vacunaciones ❐ Rabia / ❐ Otras ............................... ❐ Desparasitado ❐ Collar antipulgas
❐ Partos, último parto................................ ❐ Anestesias/sedaciones anteriores ¿Cuando? ........................
Observaciones.............................................................................................................

❐ Procesos anteriores (Hasta 3 meses antes)


Cuál Cuándo

❐ Tratamiento/s actual/es

❐ Antecedentes de ataques epilépticos (en cualquier momento de la vida del paciente)


Caracter habitual ❑ Tranquilo ❑ Nervioso ❑ Linfático ❑ Violento ❑ Excitable
Nivel de actividad normal ❑ Bajo ❑ Medio ❑ Alto
Alimentación ❑ Pienso ❑ Latas ❑ Casera ❑ Huesos
Aptitud ❑ Compañía ❑ Caza ❑ Guarda ❑ Trabajo ❑ Defensa
EXAMEN FÍSICO
Pulso Femoral ❑ Fuerte ❑ Débil ❑ Impalpable ❑ Filiforme ❑ No coincidente
Frecuencia respiratoria ..............rpm ❐ Jadeo Frecuencia cardiaca ......................lpm
T R C > 1 seg / < 1 seg. Temperatura rectal ............ºC Peso ........ Kg
Engrasamiento ❑ Normal ❑ Delgado ❑ Semiobeso ❑ Caquéctico ❑ Obeso
Actitud general ❑ Alerta ❑ Deprimido ❑ Letárgico ❑ Postrado
Mucosas ❑ Normal ❑ Pálidas ❑ Congestivas ❑ Ictéricas ❑ Cianóticas
Hidratación ❑ Normal ❑ Semideshidratado ❑ Deshidratado
Auscultación cardiaca ❑ Normal ❑ Soplo suave ❑ Soplo fuerte ❑ Arritmia (fisiológica / no fisio.)
Auscultación pulmonar ❑ Normal ❑ Silencios ❑ Aumento del murmullo ❑ Ruidos anormales.......
Aspecto de la piel y el pelo Normal / Anormal.........................................................
Palpación abdominal Normal / Anormal...................................................................
Alteraciones bucales No/Si...................................................................................
Alteraciones nerviosas No/Si................................................................................
Palpación ganglios Impalpables /Palpables (tamaño:...............................)
Cuadros Concurrentes (hasta 24 horas antes de la valoración)
❑ Secreción Nasal ❑ Disnea ❑ Tos (tipo........) ❑ M ov Vent. anorm. ❑ Epíxtasis
❑ Hipersalivación ❑ Vómitos ❑ Diarrea ❑ Estreñimiento ❑ Quemaduras/Abrasión
❑ Edemas ❑ Ascitis ❑ PD/PU ❑ Disuria/Anuria ❑ FUS/ETUI ❑ Síncopes
❑ Anorexia ❑ Dolor (M oderado / Grave) ❑ Hemorragia ❑ Preñez ❑ Piometra
❑ D GV ❑ Torsión Esplénica ❑ Politraumatismo ❑ Traum. craneal ❑ Shock
❑ Heridas Tx penetrantes ❑ Neoplasia (tipo.....................) ❑ Otros..................................
Motivo de la valoración ❑Exploración ❑Cirugía ❑ Otros.........................
Tipo de cirugía ................................................. Cirugía electiva Si/No p Emergencia
ANALITICA
❑ Hematología ❑ Bioquímica ❑ Alteraciones en la punción venosa....................................... ❑ Coag. EDTA
❑ Urianálisisis ❑ Observación Macroscópica..............................................
Glucosa.......... Proteína.......... Densidad.......... Hemoglobina.......... Eritrocitos.......... Leucocitos..........
pH.......... Bilirrubina........... Urobilinógeno.......... C. cetónicos.......... Nitritos.......... Otros..........
TECNICAS CO MPLEMENTARIAS
❑ Electrocardiograma Alteraciones No/Si
P....................................................................................................... PQ...................................................................................................
QRS................................................................................................ ST....................................................................................................
T....................................................................................................... ❑ ESV ❑ Bloqueos - I II III - ❑ Otros......................................
❑ Radiología Alteraciones No/Si
..............................................................................................................................................................................................................................................................
Otros.............................................................................................................. Observaciones...........................................................................................
Clasificación ASA
Examen Físico + Anamnésis I II III IV V E
+ Analítica I II III IV V

consulta • 61
ANEXO III: EJEMPLO DE HOJA INFORM ATIVA (puede usarse como plantilla)

62 • consulta
X
El dolor en
los pequeños
animales:
bases neuroanatómicas,
reconocimiento y tratamiento

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autores
Dr. Vicen te Aigé
Profesor Titular
Departament de
Patología i de
Producció Animals
Facultad de
Veterinaria,
Universitat
Autonoma de
C APÍTULO X Bellatera
Edifici V
08193 Bellaterra
Barcelona

Dr. J. Ign acio Cr uz


CertVA, DECVA.
Este capítulo describe los recientes Profesor Titular
Responsable del
descubrimientos sobre plasticidad neuronal y Servicio de Anestesia
vías neuroanatómicas de la trasmisión del del Hospital y Clínica
Quirúrgica
impulso nociceptivo para comprender mejor Facultad de
Veterinaria de
los mecanismos del dolor y permitir una mayor Zaragoza
eficacia en su reconocimiento. Se describe C/ Miguel Servet, 177
50013 Zaragoza
también el control farmacológico del dolor en
los pequeños animales.

El dolor en los Pain in small


an imals:
n eur oan atomica

pequeños animales:
l basis,
r ecogn ition an d
tr eatmen t
Summary
This chapter describes
the recent discoveries
about neuronal

bases neuroanatómicas, reconocimiento y tratamiento


plasticity and
neuropathways of the
nociception, to
facilitate its
recognition in
animals.The
farmacological control

E
of pain in small
l dolor es una experiencia universal y subje- escalas de valoración y reconocimiento del dolor ani- animals is also
tiva de carácter desagradable, derivada de mal por parte de investigadores, etólogos y clínicos included.
un daño tisular y de muy difícil definición, veterinarios, siendo factible hoy día aplicar algunas
aunque todos la conocemos y la hemos experimen- escalas en la actividad cotidiana del clínico, lo cual faci-
tado alguna vez. lita la aplicación de una terapia analgésica eficaz.
En el ser humano, la descripción de esta Las razones por las que el veterinario debe
experiencia y su reconocimiento resulta controlar el dolor de sus pacientes, no son sólo
relativamente sencillo, por la comunicación verbal o humanitarias y éticas, siendo ambas muy impor-
la posibilidad de señalar en una escala visual el límite tantes en la sociedad actual, sino que se basan
de nuestra sensación. De esta manera se puede en limitar las graves consecuencias fisiopatológi-
ajustar la terapia necesaria y comprobar su efecto. cas derivadas de un estímulo doloroso. El dolor
Sin embargo, en pacientes pediátricos, niños de incontrolado provoca distrés, prolonga el tiempo
corta edad, y personas con discapacidad resulta de de recuperación y hospitalización, dificulta el
escasa practicidad, por razones obvias. Lo mismo proceso cicatricial, produce automutilaciones, es
nos sucede a los veterinarios clínicos, muy limitados causa de hipoxia/hipercapnia, incrementa el Palabras clave:
Dolor; neuroanatomía; pequeños
para reconocer el dolor en los pacientes. Nos debe- catabolismo celular, produce sensibilización neu- animales; valoración;
reconocimiento; control
mos basar en signos externos, cambios de su com- ronal y, en definitiva, aumenta la morbimortali- farmacológico.
portamiento y correcta interpretación para calibrar dad de los pacientes.
Key words:
cuánto le está doliendo al animal el proceso cua- Hoy en día se reconoce que el control y trata- Pain; neuroanatomical
sante de su ingreso en la clínica. miento del dolor es la esencia de una actuación pro- pathways; small animals;
assessment; farmacological
A lo largo de la última década, se han desarrollado fesional competente. control.

Consulta Difus. Vet. 9 (78):63-70; 2001. consulta • 63


les (entre los que destacamos los quimioceptores).
Bases neuroanatómicas del dolor Los mecanoceptores responden a estímulos como el
pinchazo o el pellizco. Los termoceptores responden
La localización del dolor en una determinada zona al calor y al frío. Los policeptores responden a estí-
del organismo es responsabilidad del sistema ner- mulos mecánicos, térmicos y químicos. Entre ellos, los
vioso central (SNC). quimioceptores responden a sustancias que son libe-
El dolor se produce por la excitación de receptores radas en el tejido dañado como la bradiquinina, sero-
de dolor o nociceptores (del latín nocere: injuriar) en tonina, histamina, iones de potasio, ácidos (ácido lác-
respuesta a un estímulo que daña o puede dañar teji- tico en situaciones de isquemia), acetilcolina, enzimas
dos. El término nociceptor fue establecido por proteolíticas y prostaglandinas. De todos ellos la bra-
Sherrington al postular la existencia de fibras periféri- diquinina es la que produce más sensación de dolor.
cas con especificidad para detectar sensaciones de La respuesta inducida al estimular un nociceptor
dolor. Este tipo de sensación es tan importante que el varía en función de la agresividad del agente. Así,
70 % de las fibras aferentes que forman un nervio mientras una punta roma puede no inducir res-
espinal son fibras amielínicas y la mayoría tienen en puesta alguna, la punta de una aguja o el pellizco
sus terminaciones nociceptores. Este dato plantea la con unos fórceps induce una respuesta viva y clara.
importancia del dolor, pero también si la única fun- Los nociceptores localizados en la piel, músculos y
ción de estas fibras es la de transmitir ese tipo de sen- articulaciones son terminaciones de fibras mielínicas
saciones. Hoy parece evidente que esas neuronas, en tipo A-delta y terminaciones de fibras amielínicas
especial las amielínicas tipo C (cuadro 1), son también tipo C (cuadro 1). A nivel de las vísceras, parece ser
responsables de liberar, cuando son estimuladas, sus- que los nociceptores son únicamente terminaciones
tancias que producen vasodilatación, edema neuro- libres de fibras amielínicas que responden a situa-
génico y sensibilización de terminaciones nerviosas. ciones de isquemia, irritación y tensión.
Estas y otras funciones tienen la finalidad de informar En la tabla 1 se hace referencia a los tipos de
continuamente al sistema nervioso central (SNC) de la fibras sensitivas en el SN periférico y su velocidad de
situación alrededor de las terminaciones periféricas. conducción.
Todos los nociceptores son terminaciones nerviosas
libres que responden a múltiples estímulos pero que
Tipos de dolor
se especializan y reciben diferentes nombres: meca-
noceptores, termoceptores y receptores polimoda-
Dolor somátic o: superficial, profundo y craneal
Cuadro 1 Diámetro y origen de los nociceptores
• VÍAS PERIFÉRICAS
Tipo A. Mielínicas diámetro origen Teniendo en cuenta que cuanto mayor es el diáme-
tro de las fibras, mayor es la velocidad de conducción
Tipo A-alfa 20 µm De receptores anuloespirales de los potenciales de acción, es interesante clasificar
Receptores tendinosos de Golgi desde un punto de vista clínico el dolor en un dolor
superficial o rápido y un dolor profundo o lento.
Tipo A-beta* 5-15 µm De mecanoceptores cutáneos El dolor superficial se pone de manifiesto al esti-
mular mecanoceptores (mediante un pinchazo o un
Tipo A-delta* 1-7 µm De mecanoceptores que corte) y se transmite al SNC por fibras mielínicas tipo
responden a pinchazo A-delta. El dolor profundo está asociado a la libera-
De las paredes de los vasos ción de sustancias químicas en el tejido dañado (por
De folículos pilosos la acción de un pellizco o quemazo) que estimulan
Tipo B. Mielínicas (SNA) quimioceptores o termoceptores. La sensación es
transmitida al SNC por fibras amielínicas tipo C.
Tipo C. Amielínicas** 0,2-1,5 µm Ambos tipos de dolor, superficial y profundo, pue-
* Dolor superficial ** Dolor profundo den ser respuestas a un mismo estímulo aunque el
dolor superficial, por alcanzar antes el SNC prepara
al animal para reaccionar inmediatamente.
Tabla 1 • VÍAS CENTRALES
Clasificación de las fibras nerviosas según
D olor su p erficial espin al (fig ura 1)
su diámetro y velocidad de conducción en m/seg Las fibras mielínicas que trasmiten la sensación de
Tipo de fibra Diámetro Mielina Conducción Función dolor superficial tienen su soma a nivel del ganglio
de la raíz dorsal (1). Terminan, tras distribuirse a seg-
Aα 15-20 +++ 70-120 Propiocepción motor
mentos medulares adyacentes por el núcleo dorso-
Aß 5-12 +++ 30-70 Tacto, presión marginal (de Lissauer) (2), en interneuronas de la sus-
Aγ 3-6 ++ 15-30 Motor tancia gelatinosa (3). Dichas interneuronas hacen
sinapsis en neuronas del núcleo propio (4). Unas for-
Aδ 2-5 ++ 12-30 Dolor, Ta.
man parte del reflejo flexor (5) y otras forman una vía
B 3 + 3-15 SNA preg. ascendente bilateral, el tracto espinotalámico (TET)
C 0-3-1,3 -- 0,5-2,3 Dolor (6). Este tracto constituye una vía de ascenso a cen-

64 • consulta
tros superiores, que a diferencia de lo que ocurre en
(9)
los primates, es bilateral y multisináptica. En su
ascenso los axones entran en segmentos medulares (8)
rostrales y mantienen sinapsis con la formación reti- (7)
cular a nivel del tronco del encéfalo.
Cuando el TET alcanza el puente en el tronco ence-
fálico se une al lemnisco medial (vía de ascenso desde
los núcleos grácil y cuneado medial desde la porción
rostral de la médula oblongada hasta el tálamo) para
formar el sistema lemniscal (7) y alcanzar los núcleos
ventrales talámicos (8) desde donde se proyectará a la
corteza somatoestésica de la corteza cerebral (9).
En el funículo lateral de la médula espinal, medial al
tracto espinocerebelar dorsal y próximo al cuerno dor-
sal, se localiza el tracto espinocervical. Está formado por (6) (1)
axones de neuronas cuyo soma se encuentra en el cuer-
no dorsal y reciben aferencias de fibras nerviosas con (2)
(3)
terminaciones sensibles al tacto, presión, movimiento (4)
articular y dolor superficial (pinchazo). A nivel de los Figura 1.
segmentos C 1 y C 2 hacen sinapsis en las neuronas que (5) Dolor superficial
forman el núcleo cervical lateral que aparece como una espinal .
península en la sustancia blanca al lado del cuerno dor-
sal. Sus axones cruzan el plano medio y se incorporan al
lemnisco medial para alcanzar el grupo ventral de
núcleos talámicos (fotografía 1).

D olor pro f u n d o espin al (fig ura 2)


Las fibras amielínicas que trasmiten sensaciones de
dolor profundo por la estimulación de quimioceptores
tienen su soma a nivel del ganglio de la raíz dorsal (1)
de los nervios espinales. Entran en la médula espinal y
se distribuyen por el núcleo dorsolateral (2) para hacer
sinapsis en interneuronas de la sustancia gelatinosa (3)
del cuerno dorsal. Estas interneuronas se proyectan a la
formación reticular (4) para ascender por el funículo
lateral constituyendo una vía espinorreticular (5) y por
fibras propioespinales (6). A nivel del tronco del encéfa-
lo se distribuye por la formación reticular alcanzando
núcleos centrales del tálamo y la corteza cerebral. Sin
embargo, los centros de terminación de esta vía espi-
norreticular y su significado en la sensación de dolor no
han quedado claramente establecidos hasta el momen- Fotografía 1. Lesión cutánea que responde a la
to. Se relaciona con el mantenimiento del estado de descripción del dolor superficial .
alerta y consciencia (fotografía 2).

D olor cra n e al (fig ura 3)


La sensibilidad somática general de la cabeza es
recogida por las ramas oftálmica, maxilar y mandi- (5)
bular del nervio trigémino.
(1)
El nervio oftálmico recoge la sensibilidad del ojo,
anejos oculares, órbita, piel de la región dorsal de la
nariz, mucosa de la región dorsal y caudal de las (2)
fosas nasales y meninges (fotografía 3). (3)
El nervio maxilar recoge la sensibilidad de la cara,
fosas nasales, hocico, mucosa de la nasofaringe, (4)
paladar duro, paladar blando, dientes y mucosa gin-
gival superiores y meninges.
(6)
El nervio mandibular recoge la sensibilidad de la
mucosa y piel de la boca y carrillos, piel de la región
auriculotemporal, pelos táctiles de los carrillos, lengua,
istmo de las fauces, dientes inferiores, labios inferiores,
mentón, músculos de la masticación y meninges.
Las somas de las neuronas sensitivas del nervio tri-
gémino forman el ganglio del trigémino localizado en Figura 2.
Dolor profundo espinal .

consulta • 65
médula espinal como la sustancia gelatinosa.
Los axones de las neuronas que forman estos núcleos
se proyectan a núcleos motores de nervios craneales
para completar un arco reflejo (4) como el reflejo cor-
neal o el reflejo palpebral. Otros axones cruzan el plano
medio para incorporarse al lemnisco medial (5) y ascen-
der para hacerse conscientes.

• SIGNOS CLÍNICOS DE DOLOR SO M ÁTICO


La ausencia de dolor recibe el nombre de algesia
y la disminución de hipoalgesia. El incremento de la
Fotografía 2. respuesta se denomina hiperestesia y es proporcio-
Las fracturas nal a la intensidad de la injuria, no a su extensión.
producen un tipo
Cuando se valora la sensibilidad dolorosa debe
de dolor clasificado
como profundo. tenerse en cuenta que la respuesta a un estímulo
doloroso es diferente para cada individuo y está con-
dicionada por factores como el grado de atención y
el estado emocional. Así, mientras algunos animales
soportan bastante el dolor, otros responden exage-
radamente a mínimos estímulos.
En el examen neurológico, la localización de puntos
(1)
(2)
de dolor o su disminución es una herramienta muy útil
para la localización de lesiones (lesiones discales) y
(5) (4)
para establecer la prognosis. Como el dolor profundo
es trasmitido en el sistema nervioso periférico por
fibras amielínicas de pequeño diámetro, y en el SNC
por vías de situación profunda (vía espinorreticular y
vía propioespinal). La ausencia de dolor profundo
(1)
durante más de 48 horas es indicativo de lesión seve-
(3)
ra y de mal pronóstico. Aunque algunos animales se
(4) han recuperado de situaciones en las que el dolor pro-
Figura 3. fundo había desaparecido mediante cirugía de des-
Dolor craneal . compresión de la médula espinal, cuanto más tiempo
transcurra sin sensación de dolor profundo las posibili-
dades de mejoría disminuyen mucho.
Debe tenerse en cuenta que un estímulo doloroso
(nociceptivo) aunque induce un reflejo flexor en un
animal sano, es una respuesta que implica a la corteza
cerebral y a otras estructuras como el tálamo y forma-
ción reticular para su consciencia (la sola eliminación
de la corteza somatoestésica no elimina la percepción
de dolor). Por ello, solo debe considerarse disminuido
si el animal no gira la cabeza, grita o intenta morder.
Fotografía 3.
Traumatismo ocular, En lesiones del sistema de neurona motora inferior el
como ejemplo de reflejo flexor puede estar disminuido o abolido sin que
dolor craneal según exista disminución de la sensación dolorosa.
se describe en el En lesiones nerviosas periféricas es de gran utilidad
texto. que en la exploración neurológica se valore la sensibili-
dad de los dermatomas (áreas de piel inervadas por los
la cavidad trigeminal de la duramadre a nivel de la axones de una única raíz dorsal). Como los adyacentes
abertura rostral del canal del trigémino, situado en la dermatomas se solapan, la lesión de una raíz dorsal o de
cara medial de la porción petrosa del hueso temporal. un nervio espinal da como resultado la disminución de
Los axones entran en el tronco del encéfalo a la sensibilidad de un área de piel menor que si lesiona la
nivel lateral y por delante del cuerpo trapezoide porción distal de un nervio sensitivo cutáneo. Del mismo
para extenderse caudalmente formando el tracto modo, cuando en una situación de parálisis se observa
espinal del nervio trigémino (1) que alcanza el pri- que la sensibilidad de un área cutánea inervada por el
mer segmento de la médula espinal donde se conti- mismo nervio no se ve afectada, el pronóstico es mejor
nua como núcleo dorsolateral o de Lissauer. que si la parálisis se acompaña de hipalgesia o analge-
Los axones del tracto espinal del trigémino termi- sia del dermatoma relacionado (figura 4).
nan en una columna nuclear situada medialmente
que, a nivel del puente, constituye el núcleo sensiti- • EFECTO DE LESIONES SOBRE LOS AXONES
vo pontino del nervio trigémino (2) y, a nivel de la Cuando un nervio es seccionado o lesionado hay
médula oblongada, el núcleo del tracto espinal del una interrupción de las descargas y la sensibilidad
nervio trigémino (3). Este último se continúa en la desaparece del área denervada. Pero el extremo de un

66 • consulta
axón seccionado forma numerosos brotes. Algunos
consiguen entrar en una vaina de mielina y regenerar-
se. Los brotes que no lo logran desaparecen o forman Areas de inervación cutánea
un neuroma. Si ha existido amputación de una extre-
midad, los axones quedan dentro de las células de
Schwann y forman un neurinoma terminal. Sólo algu-
nos brotes establecen conexiones inadecuadas. Estos
hechos tienen una serie de efectos:
1) A medida que se generan los brotes, las fibras
sensitivas generan actividad espontánea;
2) los nuevos brotes se vuelven extremadamente
sensitivos a ligeras distorsiones mecánicas;
3) los brotes son extremadamente sensitivos a la
adrenalina y la estimulación simpática libera suficiente
noradrenalina a nivel en el área donde existe un neuri-
noma como para provocar impulsos nerviosos en las
fibras sensitivas. Además, con el transcurso del tiempo,
los axones que han crecido más que los demás pueden envían colaterales que se incorporan a las vías de Figura 4. Mapa de las
establecer conexiones con otros brotes y dar lugar a dolor somático (tracto espinotalámico, formación áreas de inervación
que los impulsos salten de un axón a otro. reticular, fascículos propios) para alcanzar el tálamo. cutánea:
1. Nervio maxilar;
El tracto espinotalámico permite una conducción 2. Nervio cigomático;
Dolor visceral más rápida y una localización más precisa, pero a la 3. Nervio
El dolor visceral es un dolor de difícil localización y vez referida a áreas somáticas. auriculotemporal;
suele estar referido a áreas somáticas, debido a que el En el hombre, el paso de neuronas viscerales aferen- 4. Nervio bucal;
encéfalo, aunque participa en el control de las vísceras, tes a vías somáticas aferentes se realiza también a nivel 5. Nervio milohioideo;
6. Nervios cervicales;
no tiene una percepción consciente de éstas y las vías del ganglio de la raíz dorsal mediante unas interneuro- 7. Nervios
centrales de transmisión de impulsos nerviosos son las nas especiales, denimonadas células en cesto de Dogiel. supraclaviculares;
mismas para el dolor visceral que para el somático. 8. Nervio
Las sensaciones del abdomen, tórax y pelvis son trans- • VÍA PARASIMPÁTICA ( FIG URA 6) intercostobraquial;
9. Nervio axilar;
mitidas al SNC por dos vías: una vía visceral verdadera y Las fibras amielínicas aferentes parasimpáticas 10. Nervio radial;
una vía parietal. La primera está formada por fibras sim- forman parte de los nervios pélvicos para las vísce- 11. Nervio cubital;
páticas y parasimpáticas que transmiten sensaciones de ras de la cavidad pélvica, y del nervio vago para las 12. Nervio
los órganos alojados en las cavidades abdominal, toráci- vísceras de la cavidad abdominal, torácica y cabeza. musculocutáneo;
ca y pélvica. La segunda recoge sensaciones de las pare- Las fibras parasimpáticas aferentes que forman 13. Nervio mediano;
14. Nervios torácicos
des de las cavidades (peritoneo, pleura, pericardio) y los nervios pélvicos entran en los segmentos sacros (intercostales);
está formada por fibras somáticas que forman los ner- de la médula espinal y, como las fibras simpáticas, 15. Nervios ilionguinal
vios espinales. Mientras las primeras transmiten una hacen sinapsis a nivel de la sustancia gris periepen- y genitofemoral;
percepción de localización mal definida, las segundas la dimaria en neuronas eferentes parasimpáticas cons- 16. Nervio lumbar (L1);
localizan directamente sobre el área dolorosa. tituyendo un arco reflejo y envían colaterales que se 17. Nervio lumbar (L2);
18. Nervio lumbar (L3);
Las vísceras, a diferencia de la piel, no son sensibles incorporan a las vías de ascenso somáticas. 19. Nervios lumbares
a estímulos mecánicos como a un pinchazo o una inci- Las neuronas viscerales aferentes vagales tienen su (L4 y L5);
sión con bisturí, pero sí lo son a isquemia, estímulos soma a nivel del ganglio distal inferior del nervio vago 20. Nervios sacros;
químicos, espasmo y sobredistensión. Sin embargo, (1). Entran en la cavidad del cráneo por el agujero 21. Nervio cutáneo
existen partes de las vísceras insensibles como el yugular (2) y se introducen en el tronco del encéfalo femoral lateral.
22. Nervio cutáneo
parénquima hepático, los alveolos pulmonares y partes para formar parte del tracto solitario (3) y terminar femoral caudal.
extremadamente sensibles como la cápsula externa del haciendo sinapsis a nivel del núcleo del tracto solita- 23. Nervio peroneo
hígado, los bronquios y la pleura visceral. rio (4). Los axones de las neuronas de este núcleo se (nervio cutáneo sural
Aunque las vías viscerales generales aferentes proyectan al núcleo VGE del vago para constituir un lateral);
23’. Nervio peroneo
(VG A) están constituidas por fibras simpáticas y arco reflejo (5) y envían colaterales que ascienden (nervio peroneo
parasimpáticas, las primeras están principalmente hasta el tálamo por el haz central de la calota (6) de superficial);
involucradas en la transmisión de estímulos que situación dorsal al lemnisco medial. 24. Nervio tibial
alcanzan el cerebro (dolor visceral) y las segundas en (nervio cutáneo sural
los reflejos viscerales. Así, la distensión ruminorreti- Dolor referido (figura 7) caudal);
24’. Nervio tibial
cular de un rumiante causa bradicardia por estimu- Es el dolor que se percibe de una parte del cuerpo (nervios plantares);
lación refleja del nervio vago. distinta a la injuriada. Es propio del dolor visceral ya 25. Nervio safeno.
que el cerebro, en condiciones normales, recibe
• VÍA SIMPÁTICA ( FIG URA 5) escasa información de las vísceras mientras que está
Las neuronas sensitivas amielínicas tipo C tienen constantemente recibiendo inputs somáticos (piel,
su soma a nivel del ganglio de la raíz dorsal (1). músculos, articulaciones). Además, como las vías de
Entran en el cuerno dorsal de la médula espinal y dolor visceral son las mismas que las de dolor somá-
terminan en la sustancia gris periependimaria (2) tico, es fácil que el cerebro se equivoque al valorar la
donde hacen sinapsis en neuronas eferentes del localización del estímulo y lo refiera a un área somá-
cuerno lateral que salen de la médula espinal para tica que puede encontrarse en una parte del cuerpo
constituir un arco reflejo (3). Las neuronas aferentes diferente. Sin embargo, en la práctica veterinaria

consulta • 67
esta es una sensación que se valora poco o nada.
Dos teorías destacan sobre el mecanismo del
dolor referido: la teoría del pool de neuronas común
para las sensibilidades somática general aferente
(SG A) y visceral general aferente (VG A) y la teoría
del arco reflejo VG A viscerovisceral.
(1) La primera postula que las interneuronas sobre las
que hacen sinapsis la fibras viscerales aferentes
(VG A) son las mismas que para las somáticas aferen-
tes (SG A). En la segunda, el estímulo visceral alcanza
el cuerno dorsal de la médula espinal por fibras vis-
cerales aferentes que hacen sinapsis sobre neuronas
(2)
eferentes (1) del cuerno lateral que terminan en los
vasos sanguíneos somáticos (2) causando espasmo
(3) periférico tónico y, por consiguiente, cúmulo de sus-
tancias que excitan los receptores somáticos locales.
El resultado es una sensación dolorosa de un área
que no se corresponde con la víscera injuriada.

Figura 5.
Vía simpática . Sistema de control del dolor en la
médula espinal y en el tronco encefálico

El SNC tiene una serie de mecanismos que controlan el


dolor y que se conocen con el nombre genérico de siste-
ma de analgesia (figura 8). Unos son estimulados desde
(6) el interior del SNC y otros se desencadenan por agentes
(2)
externos como la estimulación de mecanoceptores (dolor
superficial por pinchazo) (1) que al llegar al cuerno dorsal
(1) de la médula espinal envían colaterales que, asu vez, exci-
(3)
(5) tan interneuronas encefalinérgicas (2) que inhiben a las
(4)
interneuronas que se proyectan a vías ascendentes de
dolor profundo, como es la formación reticular (3).
En los años 60 Patrick Wall y Ronald Melzack
introdujeron la teoría de la puerta de control del
dolor ( gate control theory). Según esta teoría (figu-
ra 9) las fibras mielínicas tipo A-alfa y A-beta (1) y
las amielínicas tipo C (2) hacen sinapsis facilitadora
sobre neuronas de proyección al cerebro (3). Pero
mientras que las primeras envían colaterales que
facilitan interneuronas inhibidoras (4) sobre las neu-
Figura 6. ronas de proyección, las segundas las inhiben. De
Vía parasimpática . manera que la estimulación de fibras A-alfa y A-beta
aumenta la inhibición sobre las neuronas de proyec-
ción y se disminuye la percepción de dolor.
En la sustancia periacueductal mesencefálica (figura
10) (1) existen neuronas encefalinérgicas que alcanzan
(1) el núcleo magno del rafe (2), situado a nivel de la por-
ción caudal del puente y rostral de la médula oblonga-
da. Las neuronas de este núcleo se proyectan a la sus-
tancia gelatinosa de la médula espinal donde liberan
serotonina que actúa sobre interneuronas encefalinér-
gicas (3) que actúan bloqueando canales de calcio a
nivel de la membrana de las terminaciones nerviosas
de las fibras tipo C y A-delta (4). El resultado es una
inhibición presináptica y una disminución de la sensa-
ción dolorosa. En el hombre, la estimulación eléctrica
(2) del área periacueductal y el núcleo magno del rafe ali-
vian situaciones de dolor muy intenso.
Otras áreas superiores del SNC, como el núcleo
periventricular del hipotálamo, actúan sobre la sus-
tancia periacueductal y pueden también disminuir
sensaciones de dolor. Del mismo modo, sustancias
Figura 7. opiáceas (endorfinas, encefalinas, etc) que son libe-
Dolor referido.

68 • consulta
radas en el SNC actúan sobre receptores opiáceos
de las áreas de analgesia a nivel del área periacue-
ductal, núcleos del rafe y cuerno dorsal.

Sensibilización del SNC


Fenómeno ya sospechado en el siglo XIX. El sistema
que permite al animal darse cuenta de que un estímu-
lo nociceptivo está actuando, es un proceso dinámico
(2)
que posee una gran plasticidad, y provoca cambios en
el grado de excitabilidad neuronal. Un estímulo que (3)
inicialmente provoca una respuesta determinada, al
repetirse puede ser causa de una respuesta mucho más
(1)
exagerada y de mas difícil control por este motivo. Se
habla de alodinia cuando un estímulo que no era
doloroso al inicio sí lo es después, y de hiperalgesia o
hiperalgesia secundaria cuando el estímulo provoca
una respuesta demasiado exagerada originándose
desde zonas de tejido incluso no lesionadas.
Esta modificación en el grado de excitabilidad neu-
ronal puede darse a nivel periférico o a nivel central. Figura 8.
En el primer caso la causa radica en que los noci- Formación reticular.
ceptores se ven bañados por la llamada sopa infla-
matoria , es decir, por un conjunto de mediadores
inflamatorios como la bardiquinina, prostaglandi-
nas, sustancia P, entre otras, que activan algunos de
ellos que previamente se encontraban dormidos . (1)
La sensibilización central se origina a partir de cam-
bios en el asta dorsal de la médula espinal, que origi-
na una hiperalgesia secundaria. Las respuestas a los
estímulos aferentes se prolongan hasta 200 veces
más en este caso. El receptor de mayor relevancia (4) (3)

interviene en este cambio de excitabilidad es el N-


metil-D-aspartato (NMDA), del sistema glutamato.
Las implicaciones clínicas más importantes deriva-
das de estos acontecimientos son las siguientes:
☞ Una vez se ha producido el dolor, es mucho
más difícil lograr un adecuado control del mismo (2)
con los analgésicos de uso habitual.
☞ El dolor es percibido por el animal como de
mayor intensidad y puede responder de forma
mucho más violenta a lo esperado.
Lo que queda muy evidente, por lo tanto, es que Figura 9.
el dolor debe ser tratado antes de que aparezca Disminución de la percepción del dolor.
(analgesia preanestésica y anticipada), impidiendo
que los estímulos alcancen la médula espinal.
Los anestésicos locales son especialmente reco-
mendables para conseguir estos fines. (1)

Control farmacológico del dolor en P.A.


Existen numerosas opciones que el clínico veterina-
rio puede elegir para limitar o suprimir el dolor de sus
pacientes. Las razones que han limitado el uso de dro-
(2)
gas analgésicas por parte de los veterinarios hasta esta
útima decada, han sido numerosas: desconocimiento
de los mecanismos de percepción del dolor, imposibili- (4)
dad de evaluar objetivamente su intensidad y dura-
ción, desconfianza del uso de los analgésicos y dificul-
tades para su obtención (se precisa en muchos casos (3)
receta oficial de estupefacientes).
Sin embargo, hoy día no cabe excusa alguna para
incluir estas drogas no sólo como parte del manejo
anestésico, sino en otros procesos morbosos en los
que el dolor es causa de un deterioro del estado Figura 10.
Alivio del dolor.

consulta • 69
general del animal (pancreatitis, presencia de tumo- males muy jóvenes o muy viejos, o en aquéllos que pre-
res, procesos osteoarticulares, etc). senten cualquier signo de deshidratación o enfermedad
Tanto los analgésicos narcóticos (opiáceos, opioi- hepática, gastrointestinal y renal. No ofrece grandes
des) como los AINEs son muy eficaces para tratar el ventajas sobre el resto de AINEs descritos, e incluso
dolor perioperatorio de intensidad moderada a puede resultar menos seguro. Estudios clínicos en gatos
grave. El uso conjunto de ambas familias farmacoló- demuestran que la duración del efecto analgésico pos-
gicas (analgesia combinada o polimodal), proporcio- toperatorio es menor que el ketoprofeno o el carprofe-
na resultados excelentes en la clínica de cada día. no en gatos. En nuestro hospital utilizamos esta droga
Aunque todas estas drogas, sus perfiles farmaco- como analgesia postoperatoria en gatos, en dosis única,
lógicos, usos clínicos y efectos vienen expuestos en con aparentes buenos resultados.
los capítulos siguientes de la presente monografía, ☞ Carprofeno: Es el AINE de más reciente intro-
cabe señalar que los narcóticos son los analgésicos ducción en el mercado nacional español. Está licencia-
de mayor antiguedad y mejor estudiados. Actúan a do para el control del dolor de procesos osteoarticula-
través de la interacción con los receptores opiáceos, res en el perro. Se diferencia del resto de AINEs en que
localizados en el SNC y en la médula espinal, perte- no posee apenas actividad antiprostaglandínica, por lo
necientes a la familia de las proteínas-G. Inhiben la que sus efectos a nivel gastrointestinal y renal son
enzima adenil-ciclasa, reduciendo la cantidad del menos marcados, y es muy bien tolerado tanto por el
A MPc intracelular. Abren los canales del K + e inhiben perro como por el gato. La incidencia de problemas
los canales del Ca + + . Estos efectos sobre la membra- gastrointestinales alcanza tan sólo el 0,2 %. Puede
na celular reducen la excitabilidad neuronal y la libe- incluso ser administrado en el preoperatorio, por lo
ración de los neurotransmisores. que el efecto analgésico se maximiza. Su potencia
Los narcóticos, en general, producen mínimos analgésica es comparable a la de la morfina o petidina,
efectos cardiovasculares y pueden emplearse con con quienes puede administrarse de forma conjunta
seguridad en pacientes cardiópatas. (analgesia polimodal). Admite la administración oral
Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) son dro- para tratamientos prolongados, aunque algunos gatos
gas que están de moda. Frente a los clásicos ácido ace- acusan la falta de palatabilidad del preparado.
til salicílico, paracetamol y fenilbutazona, aparecen en El carprofeno no debe emplearse en hembras ges-
el mercado nuevas moléculas con una mayor selectivi- tantes ni en lactación, puesto que no se dispone de
dad frente a la isoforma del enzima ciclooxigenasa información suficiente sobre sus efectos en estos
COX 2, con muchos menores efectos secundarios estados fisiológicos.
sobre todo a nivel gastrointestinal y renal. El gato es ☞ Otros AINEs: Meloxicam, piroxicam, naproxeno.
especialmente susceptible al paracetamol, del que una Todos ellos, aunque pertenecientes a diferentes deri-
sola dosis puede ser mortal para esta especie. vados farmacológicos, pueden administrarse en el perro
El efecto analgésico de los AINEs se centra en la y gato, aunque en general no se observan ventajas al
inhibición local de la síntesis de prostaglandinas, compararlos con los ya descritos. No deben administar-
aunque también actúan a nivel central inhibiendo la se en el preoperatorio. El meloxicam, al igual que el
enzima C OX cerebral. Otros mecanismos analgési- resto, está indicado en el tratamiento del dolor crónico
cos incluyen la interferencia con la enzima lipooxi- de etiología musculoesqueletal en perros. Se ha visto
genasa y con la proteína G, responsable de ciertas que es muy eficaz para tratar el dolor asociado a esto-
modulaciones en la transmisión del impulso nervio- matitis en el gato, aunque su margen terapéutico es
so. Se sospecha su interacción con el sistema endor- muy estrecho. El naproxeno posee diferente metaboli-
fínico así como la inhibición que provocan sobre la zación en el perro que en el hombre, con una vida
activación de los receptores NMDA. media de 72 horas en aquél y de 14 en éste. Asimismo,
Por su eficacia analgésica y en base a estudios clí- su margen terapéutico es muy estrecho. El piroxicam
nicos recientes destacan los siguientes AINEs: tiene una vida media en el perro de 40 h y se ha descri-
☞ Flunixín meglumine: Es un analgésico equi- to su utilización en el tratamiento del cáncer de células
potente a la morfina descrito como muy eficaz en el transicionales en el perro. Se presenta hasta un 18% de
postoperatorio inmediato. Sin embargo, posee gra- toxicidad gastrointestinal en perros tratados durante
ves efectos secundarios caracterizados por hemorra- varios meses con este AINE.
gias gastrointestinales y daño renal, que se agrava si Los anestésicos locales, objeto de un capítulo
el animal presenta hipovolemia. No debe emplearse separado en esta monografía, suponen una alterna-
en el preoperatorio. Posee una vida media más corta tiva en la estrategia analgésica postoperatoria, y se
en el gato que en el perro. pueden administrar por vía epidural junto con algu-
☞ Ketoprofeno: Actúa inhibiendo tanto la ciclooxi- nos narcóticos.
genasa como la lipooxigenasa, así como la bradiquini- Otras drogas de efectos analgésicos, para su
na. Proporciona una analgesia efectiva tanto en perro empleo en pequeños animales son los agonistas
como en gato, con una duración prolongada (hasta 24 alfa-2, la ketamina, el óxido nitroso y los anestésicos
h). Posee efectos secundarios sobre el tracto gastroin- volátiles. A lo largo de esta monografía, encontrará
testinal y riñón similares al flunixín. Se ha comprobado el profesional cumplida información de todos los
que actúa bien en gatos, con una potencia analgésica grupos farmacológicos referenciados. ❖
similar a la buprenorfina o petidina.
☞ Acido tolfenámico: Es un derivado fenamato, con
Bibliografía
fuertes propiedades analgésicas y antiinflamatorias. La
evidencia clínica sugiere que no debe emplearse en ani- Consulta Difus. Vet. 9 (77):129-130; 2001.

70 • consulta
XI
Accidentes
anestésicos y
reanimación
cardiopulmonar

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autor
Dr a. Olga Bur zaco
Becaria de Anestesia
Servicio de Anestesia.
Hospital y Clinica
Quirúrgica
Facultad de
Veterinaria,
Universidad de
Zaragoza
C APÍTULO XI

Se exponen los accidentes y complicaciones


anestésicas más comunes en pequeños
animales, la patología asociada , sus causas y Anaesthetic
su tratamiento. A demás, se ofrece un complications
and
algoritmo de reanimación cardiopulmonar car diopulmonary
básica y avanzada para las especies canina y r esusscitation in
felina. the dog and cat
Summary

Accidentes anestésicos
The most usual
anaesthetic accidents
in small animals are
shown, including their
causes, associated
pathology and
treatments.
Cardiopulmonary arrest

y reanimación
is discussed and a
cardiopulmonary
resusscitation algorithm
is proposed for the dog
and cat.

cardiopulmonar
Palabras clave:
Accidentes anestésicos; parada
cardiorespiratoria; reanimación
cardiopulmonar; perro; gato.

Key words:
Anaesthetic accidents;
cardiorespiratory arrest;
cardiopulmonary resusscitation
CPR; dog; cat.

A
nte un accidente anestésico, lo más
importante es siempre conservar la Cuadro 1 Glosario siglas
calma, para poder evaluar con claridad lo
IV Intravenoso.
que está pasando, y no dejarse llevar por el
IM Intramuscular.
pánico, ya que numerosas situaciones, si se apli-
IT Intratraqueal: Cargar en una jeringuilla la dosis necesaria y
can simples medidas correctoras, se solucionan sin
completar con suero salino fisiológico hasta los 10 cc. Inyectar el
consecuencias. Es preferible perder unos segundos
contenido en el tubo endotraqueal. Rapidez de absorción muy similar
observando y calculando que empezar a hacer
a la vía intravenosa.
cosas de manera desordenada y torpe. En cual- SC Subcutánea.
quier caso, siempre es preferible prevenir que arre- IO Intraósea: Incidir con un bisturí la piel sobre la diáfisis distalmente
glar y, si es posible, es mejor no emular a los héro- del fémur, ligeramente lateral y próxima a la tubersoidad plantar.
es, y pedir ayuda a otros compañeros. Perforar con una aguja gruesa, aguja intraósea o trocar, realizando
Las maniobras correctoras deben iniciarse siempre un movimiento de empuje y rotación. Comprobar la permeabilidad
desde lo más sencillo a lo más complicado o agresi- mediante la aspiración de sangre o médula ósea e inyectar una
vo. A modo de ejemplo, en una hemorragia intrao- pequeña cantidad de suero salino heparinizado. Muy recomendable
peratoria en un perro sano, deben intentarse inicial- en cachorros y neonatos.
mente medidas sencillas tales como aumentar el flujo PCR Parada Cardiorrespiratoria.
de infusión o administrar Hemo 141, para luego apli- RCP B Reanimación Cardiopulmonar Básica.
carlas algo más complejas como la administración de RCP A Reanimación Cardiopulmonar Avanzada.
expansores plasmáticos y, si no se resuelve el proble- O2 Oxígeno al 100%.
ma, aplicar medidas más agresivas (transfusiones). SSF Suero Salino Fisiológico.
Los accidentes más comunes en la clínica de VPPI Ventilación por Presión Positiva Intermitente.
pequeños animales son las intubaciones incorrectas, Cpm Compresiones por minuto.
hipotensiones, planos anestésicos inadecuados, pre- Lpm Latidos por minuto.
sencia de dolor y bradicardias. La parada cardiorres- Rpm Respiraciones por minuto.

Consulta Difus. Vet. 9 (78):71-78; 2001. consulta • 71


piratoria, siendo el cuadro más grave, es afortunada- nistrada, lesiones tisulares.
mente menos común, aunque puede aparecer si se - Tra t a mie n t o: SSF + lidocaína (infiltración local),
descuida la corrección de accidentes perioperatorios. masaje, paños calientes.
En el cuadro 1 se especifica el significado de las
diversas abreviaturas utilizadas en el presente capítulo. Vómitos y regurgitaciones
En el cuadro 2 se señalan los productos más útiles den- - Causa: por anestesia sin ayuno previo, manipulación
tro de las emergencias médicas. Por último, en el cua- visceral, otras causas (reflujo gastroesofágico, aumento de
dro 3 se hace referencia al algoritmo de la la presión intraabdominal, trastornos gastrointestinales).
Reanimación Cardiopulmonar. - Pa t olo gía asocia d a. Neumonía por aspiración
(Síndrome de Mendelson), bloqueo vías aéreas, irri-
tación vías aéreas.
Accidentes más comunes y su tratamiento
- Tratamiento preventivo: ayuno previo, bajar la
cabeza para que vomite en el suelo, sondaje gástri-
Necrosis perivasc ular co y vaciado del estómago una vez anestesiado.
- Ca usa: inyección extravascular de agentes irri- - Tr a t a m ie n t o p a lia t iv o: desintubación con
tantes: (ej. tiopental). manguito inflado, metroclopramida (0,5 mg/kg oral,
- Pa t olo gía asocia d a: ineficacia de la droga admi- IM), O 2 . Más adelante: broncoscopia + lavado bron-
quial + corticoides (uso controvertido) + VPPI.
Cuadro 2
Apnea de indu cción
Bandeja de emergencias - Ca usa: inducción rápida, sobredosificación.
Adrenalina; Atropina; Digoxina; Lidocaína; Cloruro Cálcico 10%; Gluconato - Pa t olo gía asocia d a: apnea transitoria.
Cálcico 10%; Fenilefrina; Expansores plasmáticos; Dextrano; Ringer Lactato - Tratamiento: preoxigenar, inducción lenta, VPPI, estí-
(Ringer Acetato); Doxapram; Bicarbonato Na; Aminofilina; Dopamina; mulo álgido (colocación de cangrejos, inicio cirugía, etc).
Dobutamina; Suero Salino Fisiológico; Heparina (viales de 10 y 500 ml); Intubación in c orrec ta
Esquemas con dosis y protocolos; Dexametasona - Ca usa: intubación esofágica o endobronquial.
- Pa t olo gía asocia d a: ventilación anormal, alta
Material fungible: agujas de varios calibres, jeringas de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 demanda halogenados (no se duerme bien), un pul-
ml, vías de gotero, gel lubricante, pilas de recambio, catéteres venosos de varios
calibres, bisturí desechable, alcohol, linterna, abrebocas, vendas, gasas, món queda colapsado y sin circulación aérea (intu-
esparadrapo, resucitador manual. bación endobronquial). La bolsa reservorio no se
Opcionales: Urbasón, Naloxona, Verapamilo, Acetilcolina vacía de forma adecuada.

Cuadro 3

Algoritmo de RCP (Reanimación Cardiopulmonar)


RCP Básica
Consciencia Inconsciente Pedir
Respiración Apnea Ayuda A. Airway, Intubar
Latido Cardíaco No late 4 Minutos B. Breathing, VPPI
Quirófano: C. Cardiac, Golpe Precordial + Masaje Cardíaco Externo
Suspender el • 80-120 compresiones/ min • •
suministro de 2 vent /15 comp 2 vent / 5 comp
anestésico RCP Avanzada
Inconsciente Inconsciente Conectar ECG y abrir vía venosa, fluidoterapia
Respira Apnea
Late Late

Canulación Intubación ➝ VPPI Taquicardia Fibrilación Asistolia DEM


Intubación Canulación Ventricular Golpe precordial Golpe precordial Adrenalina
Pedir ayuda Pedir ayuda Golpe precordial Desfibrilación Adrenalina 0,1-0,2 mg/ kg IV,
Observación Observación Lidocaína Desfibrilación 0,1-0,2 mg/ kg IV, IT
Exploración Exploración Gato: 0,2 mg/ kg química IT (IC) Dexametasona
Perro: O,5 mg/ kg Lidocaína? Atropina

2-4 mg/ hg IV
Diagnóstico provisional Diagnóstico provisional IV, IT, (IC) 0,04-0,06 mg/ kg Sobredosis
Posición de seguridad Vigilancia cardíaca IV, IT
Alineación de cabeza y Hipotensión
Analépticos (doxopran) 3 dosis
tronco separadas por 1 Descompensación
Quirófano: vaporizador

Quirófano: normal minuto cardiogénica


2 minutos sin respuesta: Toracotomía
5º Espacio Intercostal aguda
20 minutos sin respuesta:
certificar el fallecimiento Masaje Interno ? Acidosis severa
Hipoxemia
Nipotermia
Respuesta: tratamiento post RCP

72 • consulta
- Tratamiento: inducción adecuada, comprobar vía Cuadro 4
aérea, fijación tubo endotraqueal con vendas. Reintubar.
Captogramas
Laringoespasmo
- Ca usa: plano superficial, brusquedad en la intu- 45 mm Hg
bación, empleo de materiales muy fríos, presencia
de saliva, sangre o vómito, irritación peritoneal o EtCO 2
dilatación del ano/cuello uterino (reflejo de Brewer- 0 mm Hg
Luckhardt), estimulación quirúrgica. Capnograma
- Patología asociada: aparece en pacientes cons- normal
cientes o con anestesia superficial. Asfixia, esfuerzos
ventilatorios infructuosos, inposibilidad de ventilar con
mascarilla o de intubar (por cuerdas vocales cerradas). 45 mm Hg
- Tra t a mie n t o preve n tivo: spray de lidocaína EtCO 2
(aplicar en glotis antes de intubar). 0 mm Hg
Hipocapnia-
- Tra t a mie n t o p alia tivo: ventilación con masca- Hiperventilación
rilla, buscar un tubo endotraqueal más estrecho y
reintubar + VPPI, relajante muscular, profundización
del plano, traqueostomía si es preciso.
45 mm Hg
Plano anestésic o inadec uado EtCO 2
- Ca usa: demasiado profundo (sobredosis). Hipercapnia- 0 mm Hg
- Pa t olo gía asocia d a: plano III profundo o IV, Hipoventilación
bradipnea/apnea, bradicardia, PCR.
- Tratamiento: suspender administración de anes-
tésico, antagonistas, VPPI (O 2), analépticos, RCP
45 mm Hg
- Ca usa: demasiado superficial
- Pa t o l o g í a asoci a d a: plano I o II, EtCO 2
taquicardia/taquipnea, presencia de reflejos, inter- Obstrucción 0 mm Hg
ferencias con ventilación mecánica. parcial
- Tratamiento: aumentar administración de anesté-
sico, revisar analgesia, revisar equipo anestésico.
45 mm Hg
Edema de glotis
- Ca usa: intubación brusca, tubo demasiado EtCO 2
ancho, golpeteo del tubo dentro de la traquea Reinhalación 0 mm Hg
(mala fijación, compresión de la pared traqueal, de CO 2
posición inadecuada, etc).
- Pa t olo gía asocia d a: estenosis, asfixia, esfuerzo
ventilatorio. 45 mm Hg
- Tra t a mie n t o: reinducir y reintubar, corticoides EtCO 2
(dexametasona 0,25-0,5 mg/kg IV, IM), diuréticos, Oscilaciones
cardiogénicas 0 mm Hg
adrenalina, traqueostomía si es preciso.
(fisiológico)
Hiperventilación
- Ca usa: dolor; parámetros VPPI mal ajustados;
compensación de acidosis metabólica. 45 mm Hg
- Pa t olo gía asocia d a: Hipocapnia (PaC O 2 < 35 Anestesia
superficial con EtCO 2
mmHg); apnea, alcalosis respiratoria, ventilación 0 mm Hg
Hipopotasemia, disminución del flujo sanguíneo mecánica
cerebral (hipoxia cerebral); hipotensión craneal,
convulsiones; arritmias; tetania.
• Tratamiento: revisar la analgesia; ajustar VPPI
45 mm Hg
(disminuir parámetros), reinhalación (colocar una bolsa
en la cabeza del paciente, en el tubo endotraqueal o EtCO 2
cerrar la válvula de salida de gases y el flujo del circui- Hipotensión 0 mm Hg
to, no en circulares); tratamiento acidosis metabólica. brusca , PCR

Hipoventilación (cuadro 4)
- Ca usa: plano anestésico muy profundo; com- 45 mm Hg
pensatoria de alcalosis metabólica; restricciones al
movimiento (vendajes, peso sobre el tórax, etc). Compliance EtCO 2
0 mm Hg
- Pa t olo gía asocia d a: hipercapnia, hipoxia (PaO 2 pulmonar
< 60 mmHg, PaC O 2 > 60 mmHg); asfixia; muerte irregular

consulta • 73
Cuadro 5 celular; coma; muerte; taquipnea/taquicardia,
esfuerzo ventilatorio, cianosis, sangre oscura.
Electrocardiogramas - Tra t a mie n t o: reducir plano anestésico; revisión
equipo y vías aéreas, VPPI, O 2 , analéptico (doxapram
1 mg/kg IV); tratamiento alcalosis metabólica; elimi-
nar restricciones al movimiento torácico.

Edema pulmonar
Asistolía - Ca usa: fluidoterapia incorrecta, procesos pato-
lógicos previos (ej. hipertensión). Síndrome de difi-
cultad respiratoria del adulto (SDRA),
inhalación/aspiración de sustancias irritantes.
- Patología asociada: insuficiencia respiratoria
grave, chapoteo (auscultación), espuma sanguinolen-
Fibrilación
ventricular ta nariz/boca, edema intersticial/alveolar, hipocapnia.
- Tratamiento: O 2 , VPPI, diuréticos (furosemida 2,5-
3 mg/kg IV), broncodilatadores (aminofilina 6-10
mg/kg IV, IM), corticoides (uso controvertido), vasodi-
latadores si existe hipertensión. Morfina (0,04-0,08
mg/kg IV, IM, SC) por acción sedante y vasodilatadora.
Taquicardia
ventricular
Bron c oespasmo
- Causa: central (asma, reacción anafiláctica, anta-
DEM Hipoxia gonistas β2) o local (irritación vías aéreas, lavados bron-
Miocárdica coalveolares con suero frío, broncoaspiración).
- Pa t olo gía asocia d a: estertor, asfixia, VPPI no
insufla el tórax, espiración prolongada. Aumento de
las presiones inspiratorias. Hipoxemia, hipercapnia.
- Tra t a mie n t o: VPPI forzada, aminofilina o mejor
terbutalina (0,01 mg/kg IV, IM).

Bradicardia Hipotensión (cuadro 4)


con ritmo - Causa: yatrogénica, hipovolemia, hipoxia, toxe-
de escape mia, reflejo vagal, arritmias, neumotórax, dolor. (PAM
< 60 mmHg, PAS < 90 mmHg, PAD < 50 mmHg)
- Pa t olo gía asocia d a: hipoxia tisular, shock; dis-
minución del sangrado, pulso débil, oliguria, altera-
ción de las lecturas de monitores, bradicardia/taqui-
Taquicardia cardia refleja, TRC prolongado, hipocapnia.
sinusal - Tratamiento: fluidoterapia (expansores plasmáti-
cos), vasopresores (dopamina perros: 2-10 µg/kg/min
IV; dobutamina perros: 2-15 µg/kg/min IV, atropina-
0,04 mg/kg IV, adrenalina 10 µg/kg IV), disminución
plano anestésico, analgésicos, trendelemburg.
Bloqueo AV
1er grado Hipertensión
- Causa: yatrogénica, hipervolemia, plano superfi-
cial, dolor, feocromocitoma, aumento PIC, vejiga
llena. (PA M > 150 mmHg, PAS > 180 mmHg, PAD >
120 mmHg).
Bloqueo AV - Pa t olo gía asocia d a: aumento sangrado, pulso
de 2º grado muy fuerte, taquicardia, hemorragias retinales, sig-
nos neurológicos, soplo cardíaco, epístasis.
- Tra t a mie n t o: control plano anestésico, analgé-
sicos, O 2 , sondar/vaciar vejiga, diuréticos (furosemi-
da 2,5-3 mg/kg IV), vasodilatadores (gel de nitrogli-
Bloqueo AV cerina al 2 % : 1-25-2,5 mg/kg cutánea, max. efecto
de 3er grado en 1 hora; Nitroprusiato S.: perros, 1-5 µg/kg/min).

Hipotermia
- Causa: por evaporación, apertura de cavidades cor-
porales, lavado interno con suero frío, mesas de quirófa-
Extrasístoles no metálicas, excesivo uso de alcohol o lavado quirúrgico
ventriculares en el preoperatorio, quirófanos sin calefacción, etc. Muy

74 • consulta
frecuente en razas toy, gatos y cachorros. Disminución coma/confusión, ansiedad, agitación, piel caliente y
metabolismo (<35ºC: hipotermia; < 32ºC: letal). seca, mucosas secas, midriasis con fotofobia, taqui-
- Pa t olo gía asocia d a: profundización del plano cardia, eventualmente arritmia.
anestésico, paciente frío al tacto, lecturas del ter- - Tra t a mie n t o: analgesia, ambiente tranquilo,
mómetro rectal o bucal bajas, despertar muy lento. benzodiacepinas, reinducción, O 2. SA C; vigilancia,
- Tra t a mie n t o: prevención (minimizar pérdidas, parasimpaticomiméticos de acción central, fisiostig-
ej. envolturas con plástico de burbujas, mantener mina 0,25-1,50 mg/kg IV., IP (no en traumatismo
calor, ej. filtros en conector tubo endotraqueal, craneoencefálico, epilepsia, EPO C, broncoespasmo).
aumentar la temperatura, ej. bolsas de agua calien-
te, secador de pelo); mantener anestesiado hasta Asfixia postoperatoria
recuperar temperatura rectal > 35ºC. - Ca usa: vómitos, regurgitación, flexión del cue-
llo, vendajes compresivos, mantenimiento de la vía
Hipertermia no maligna venosa con equipos de gotero sin vigilancia, envol-
- Causa: exceso de aporte (manta muy caliente, cale- turas plásticas mal colocadas, objetos pequeños
facción encendida, temporada estival, etc) imposibilidad sueltos que puedan ser accesibles al paciente, etc.
de eliminación (paciente muy cubierto por los paños, - Pa t olo gía asocia d a: insuficiencia respiratoria,
envolturas plásticas, etc) (>39-40ºC: hipertermia). estrangulación, obstrucción de vías aéreas.
- Pa t olo gía asocia d a: jadeo en plano anestésico - Tratamiento: prevención (vendaje cuidadoso, pos-
quirúrgico, lecturas del termómetro rectal o bucal tura de seguridad, eliminación de materiales en la vía
altas; hipercapnia; riesgo de quemaduras. aérea y alrededores, etc), vigilancia postoperatoria
- Tra t a mie n t o: apagar manta eléctrica, retirar hasta completa recuperación (decúbito esternal).
paños y plásticos, envolver en botellas o bolsas de
agua fría, lavados peritoneales con suero tibio, ene- Taquicardia supraventric ular (cuadro 5)
mas con líquidos tibios. - Ca usa: hipotensión, hipovolemia, hipercapnia,
dolor, yatrogénica, hipoventilación, manipulación
Hipertermia maligna visceral, plano inadecuado, fiebre (perros grandes
- Ca usa: reacción alérgica a anestésicos inhalato- >140 lpm; perros pequeños y gatos > 180 lpm).
rios y relajantes musculares; raro en perros, pero - Pa t olo gía asocia d a: reducción del gasto cardí-
común en cerdos; producida por gen recesivo. aco, hipoxia miocárdica, posible evolución a
- Pa t olo gía asocia d a: aumento marcado ETC O 2 , Taquicardia Ventricular.
hipertermia, arritmias, rigidez ( postura de clavileño ). - Tra t a mie n t o: corrección causas, O 2 , maniobras
- Tra t a mie n t o: interrupción administración anes- vagales (presión digital sobre seno carotideo o
tésico, bicarbonato (2 mEq/kg), enfriar al paciente, globo ocular) propanolol (0,04-0,06 mg/kg IV).
administración de dantrolene (2 mg/kg IV).
Taquicardia ventric ular (cuadro 5)
Reflejo vagal - Ca usa: Evolución de taquicardia
- Causa: tracción visceral, reflejo oculocardíaco, dolor. Supraventricular, hipoxia, alteraciones metabólicas.
- Patología asociada: bradicardia, hipotensión, PCR - Pa t olo gía asocia d a: reducción del gasto cardí-
- Tra t a mie n t o preve n tivo: administrar atropina aco, hipoxia miocárdica; evaluar según disminución
en la premedicación de pacientes susceptibles por del gasto cardíaco.
características físicas o procedimiento. - Tratamiento: tratar las causas; salvas de CVP
- Tratamiento curativo: atropina (0,04 mg/kg IV), >20-30/min y frecuencia de disparo >160 lpm: tratar
aumento plano anestésico, analgesia, iniciar RCP. con drogas (consultar RCP Avanzada); frecuencia de
disparo > 240 lpm y ausencia de pulso: iniciar RCP.
Lesiones yatrogénicas
- Ca usa: tracciones y apoyos inadecuados, ojos Bradicardia (cuadro 5)
secos, mantas eléctricas mal graduadas, rotura de - Ca usa: yatrogénica (drogas, cirugía), plano pro-
piezas dentales en la intubación, etc. fundo, hipotermia, hipoxia, reflejo vagal, aumento
- Pa t olo gía asocia d a: quemaduras, dislocacio- PIC (perros gigantes: < 40 lpm, perros grandes < 60
nes, compresiones, lesiones corneales, hematomas, lpm, perros pequeños y gatos < 100 lpm).
hemorragias, etc. - Pa t olo gía asocia d a: disminución gasto cardía-
- Tra t a mie n t o co, riesgo PCR.
Almohadillas, colirios, control de la temperatura - Tra t a mie n t o: corrección causa, O 2 , atropina.
superficial, etc. En general, manipulación cuidadosa
del paciente. Bloqueo auríc ulo-ventric ular (cuadro 5)
- Ca usa: síndrome del seno enfermo; plano anes-
Excitación tésico demasiado profundo; reacción paradójica a la
- Ca usa: dolor, delirio, ambiente inadecuado, etc. atropina; exceso de tono vagal; hiperkalemia u otras
Ocasionalmente: síndrome anticolinérgico central - alteraciones electrolíticas.
SA C (paso de la barrera hematoencefálica de una - Patología asociada: Bloqueo AV 1 er grado: alar-
sustancia de actividad antimuscarínica). gamiento segmento PQ; Bloqueo AV 2º grado: apari-
- Pa t olo gía asocia d a: pedaleos, movimientos ción de ondas P sin complejo QRS asociado; Bloqueo
violentos (peligro de lesiones y ataques), aullidos y 3 er grado: aparición de muchas ondas P sin complejo
vocalizaciones; SA C : somnolencia, estupor, QRS asociado; Evolución a ritmos de escape y asistolia.

consulta • 75
- Tratamiento: Superficializar el plano anestésico. Tra- lización de la ventilación. Alteraciones del pulso y/o
tamiento de la hipotensión asociada (fluidoterapia). cambios en la presión sanguínea. Enfriamiento superfi-
Atropina (no en s. seno enfermo o reacciones paradóji- cie corporal (vasoconstricción). Alteraciones del ECG.
cas). Test de respuesta: 0,04 mg/kg IM Tratamiento: 0,02-
0,04 mg/kg IV, IM,SC. Dobutamina (perros) (si no respon- • C AUSAS DE PCR
de a atropina): 2-15 µg/kg/min IV o Isoprenalina (perros y Hipoxia-hipercapnia. Acidosis. Reflejos vegetati-
gatos): 0,04-0,08 µg/kg/min IV. Iniciar maniobras de RCP vos (dolor, oculocardíaco, etc). Hipotermia.
si aparecen déficits de pulso. Implantación de marcapasos. Alteraciones electrolíticas, hiperK. Hipotensión pro-
longada. Sub-sobredosis anestésica. Hipertensión.
Extrasístoles ventric ulares (cuadro 5) Arritmias. Enfermedad cardíaca preexistente.
- Ca usa: sensibilización miocardio (dolor, hipoxia,
halogenados, toxemia, etc), yatrogénica (cateteriza- • SIGNOS DE PCR
ción aórtica), patologías previas. Ausencia de pulso y de sangrado. Oscurecimiento
- Pa t olo gía asocia d a: contracción miocárdica de la sangre. Dilatación pupilar (tardío). Cianosis,
incorrecta, descenso del gasto cardíaco, riesgo PCR. Disminución de SaO 2 , ETC O 2 . Apnea. Inconsciencia
- Tra t a mie n t o: evaluación peligrosidad (salvas, (excepto si está previamente anestesiado). Flaccidez
muy frecuentes, multifocales), O 2 , lidocaína (perro: muscular. Alteraciones del EC G.
2-8 mg/kg IV en bolo seguido de 50-100 µg/kg/min
en infusión continua). A c tuación ante sospec ha de PCR
Lo primero que debe ser planteado y comprobado
Hipoxia mio cárdica (cuadro 5) (en ese orden), es: ¿Está consciente? ¿ Respira?
- Causa: hipoxia general, vasoconstricción coronaria. ¿Late el corazón?
- Pa t olo gía asocia d a: lesiones miocardio, sensi-
bilización y desarrollo de arritmias; el segmento ST A- ¿Está consciente?
modifica su recorrido progresivamente. Si el paciente está inconsciente, respira y le late el
- Tra t a mie n t o: O 2 , evitar taquicardia, estabilizar la corazón: ponerlo en posición de seguridad (cabeza
tensión arterial. más baja que el resto del cuerpo, apartar posibles obs-
táculos y aparatos, posición lateral del cuerpo, extraer
la lengua, quitar el collar, etc) y comenzar a explorarlo
Parada cardiorrespiratoria, PCR para determinar la causa de su inconsciencia. En oca-
siones, se puede administrar una mascarilla de O 2 , ya
Generalmente, la parada respiratoria (cuadro 3) pre- que en ciertos casos la inconsciencia es un mecanismo
cede a la cardíaca. Puede producirse en muy diversas de defensa del organismo ante la hipoxia. En una anes-
circunstancias: durante un procedimiento anestésico, tesia, la inconsciencia es normal y deseable.
en la calle, en el domicilio, en la consulta veterinaria,
etc. El acontecimiento puede ser inesperado (aneste- B- ¿Respira?
sias en pacientes ASA I), posible (anestesias de alto Si el paciente está inconsciente, no ventila pero le late
riesgo) o previsible (fase terminal de una enfermedad). el corazón, debe procederse en primer lugar a despejar
Según una encuesta a nivel nacional realizada por la las vías aéreas para, a continuación, intubar o al menos
AVA/BSAVA en el año 1990 en Inglaterra sobre 42.000 colocar una mascarilla, y realizar VPPI. El masaje toráci-
anestesias y 53 clínicas de pequeños animales, la mortali- co es poco eficaz, aunque si se trata de un apnea tran-
dad de los procedimientos anestésicos es del 3,3%. De sitoria el realizar unos minutos de compresión torácica
diversos trabajos de Gilroy (1986) y Henik (1987), se han (especialmente si el perro es pequeño) puede ser sufi-
obtenido datos que muestran una proporción de RCP con ciente. Si la situación se prolonga, o se sospecha de una
éxito que oscila entre el 9 y el 22%. Por otra parte, Young sobredosis, podemos administrar un analéptico (doxa-
(1992) afirma que en casos de hipovolemia, sobredosis o pram). Ante la confirmación de un plano anestésico
hipoxia (las tres causas más frecuentes en pequeños ani- demasiado profundo, debe superficializarse al paciente.
males), el éxito final de la Reanimación Cardiopulmonar Esta es una de las razones por las cuales se recomienda
(RCP) debería ser del 100%. La conclusión más evidente la intubación de todos los pacientes anestesiados, aun-
es que, cuando se produce una emergencia de este tipo, que no se administren gases, ya que conectar una
a pesar de que teóricamente la mayoría de los casos res- máquina anestésica o un Ambú en un paciente intuba-
ponderían a maniobras básicas y sencillas, éstas no se apli- do y realizar VPPI es muy fácil, pero intubar en una
can correctamente o se aplican de forma tardía. situación de emergencia puede ser imposible.
Existen numerosos protocolos, y además la constan-
te investigación hace que se renueven constantemen- C- ¿Late el corazón?
te, por lo es preciso estar a día con las últimas nove- Si el paciente está inconsciente, no respira y no
dades. Una vez en ejercicio, cada profesional debe ela- muestra latido cardíaco, se procede a la
borar o adaptar su propio protocolo, de acuerdo a sus Reanimación Pulmonar Básica (RCP B). Se debe
medios, experiencia, disponibilidad de personal, etc. tener presente que, desde que se produce la parada
cardíaca hasta que se inicia la RCP, se dispone de un
Identificación de una PCR máximo de 4 minutos, que es el tiempo que duran
las reservas de ATP cerebrales, es decir, el margen
• SIGNOS PREM ONITORIOS DE UNA PCR del tiempo antes de que las neuronas empiecen a
Oscurecimiento de la sangre. Taquipnea y superficia- morir. Es en estos cuatro minutos donde debemos:

76 • consulta
☞ Comprobar que efectivamente se trata de una acos hipóxicos, lo que suele ser causa importante en
parada cardíaca, y no de un fallo técnico. el fracaso de dichos procedimientos. El objetivo prin-
☞ Pedir ayuda. cipal de la RCP consiste en restaurar y maximizar la
☞ Buscar el material necesario para una RCP Básica. perfusión coronaria y cerebral con sangre oxigenada.
Una vez iniciada la RCP, ésta no debe ser interrumpida.
A- VÍAS A ÉREAS
Soporte vital básic o Despejar la vía aérea (dientes rotos, lengua, moco,
En una reanimación, es preciso realizar diversas manio- etc), intubación, traqueostomía si es preciso. Si el
bras y aplicar diferentes dispositivos cuyo conjunto se paciente ya estaba intubado se empieza directa-
denomina Soporte Vital Básico, porque aguantan o sopor- mente en la siguiente fase.
tan la vida del paciente hasta que la crisis se resuelve o se
certifica su fallecimiento. Lo más importante, en estos B- VENTILACIÓN
casos, es hacer las cosas en orden y eficazmente. VPPI (40 rpm) mediante Ambú, compresiones de la
Es importante plantearse la pertinencia de la aplica- bolsa reservorio del circuito o conexión del ventilador
ción de RCP en cada caso. Las recomendaciones actua- mecánico. Administrar O 2 al 100 %. Interrumpir la
les (tanto en medicina humana como veterinaria) acon- administración de productos anestésicos y la cirugía.
sejan no reanimar a los pacientes con enfermedad grave C- CIRCULACIÓN
preexistiendo terminales, ya que las posibilidades de G olp e precordial
supervivencia de los mismos son prácticamente nulas. Se golpea con el puño en la zona de proyección
Incluso una RCP inicialmente efectiva puede simple- cardíaca de forma controlada: en animales peque-
mente aplazar el fatal desenlace apenas unas horas o ños, basta un golpe seco de pegar un sello , mientras
días, con el consiguiente sufrimiento del paciente y el que en perros medianos es necesario mayor impulso.
propietario, además de suponer un gasto económico no En perros grandes, la fuerza debe ser considerable,
siempre justificable a ojos del propietario. Igualmente, la un puñetazo enérgico. Esta maniobra está orientada
voluntad del dueño de no someter a su mascota a dicho a la producción de una pequeña corriente eléctrica
procedimiento debe ser aceptada. en el miocardio que estimule el disparo de un foco
En muchas ocasiones, se plantea la posibilidad de per- marcapasos sinusal que capture los focos aberrantes,
mitir a los dueños estar presentes en los procedimien- poniendo orden en la conducción eléctrica y reini-
tos, bien por voluntad de los mismos, bien por la esca- ciando la contracción normal del corazón.
sez de efectivos, que obliga al clínico a involucrarlos en
el procedimiento, colaborando en la medida de sus M asaje cardíaco ext ern o
posibilidades. La opción final depende de muchos fac- Colocar el paciente sobre una superficie dura y estable
tores, tales como la preparación de los mismos (médi- (suelo, mesa grande, etc) o bien retirar de la mesa del qui-
cos, enfermeras, socorristas, etc), la experiencia previa rófano las almohadillas o paños subyacentes En perros
del clínico o su dominio de la situación. Mientras algu- grandes (más de 15 kg), colocar el puño izquierdo bajo el
nos profesionales sostienen la conveniencia de la pre- cuerpo del paciente en la zona de proyección cardíaca, y
sencia de los dueños (que pueden certificar el enorme realizar compresiones en el lado contrario del tórax con el
esfuerzo desarrollado, y apreciar tanto los buenos resul- talón de la mano derecha (al revés para los clínicos zur-
tados como comprender el fracaso), muchos otros sos- dos). La pared costal debe desplazarse unos 5 cm. En los
tienen opiniones contrarias, prefiriendo que los propie- perros de tórax estrecho y de menos de 15 kg, sujetar fir-
tarios salgan de las instalaciones. Recordemos que, para memente la columna torácica del paciente con la mano
un dueño, la visión de su mascota debatiéndose entre la izquierda. La pared torácica debe desplazarse unos 3 cm.
vida y la muerte (sobre todo si se debe recurrir a medi- En perros de tórax plano, colocar al paciente en decú-
das muy agresivas, como la realización de masajes car- bito supino y ambas manos cruzadas sobre la zona de pro-
diacos internos) puede ser realmente más de lo que yección cardíaca, de forma que ambos talones palmares y
puede soportar, dadas las implicaciones emocionales. el corazón formen una línea perpendicular a la mesa.
En pacientes muy pequeños (gatos, cachorros)
envolver el tórax con la mano o comprimirlo con tres
RCP Básica dedos (corazón+índice+pulgar). Estos pacientes son
Tradicionalmente, se ha considerado que el cese del de constitución frágil y gran elasticidad costal, por
latido cardíaco y de la respiración constituía la muerte del lo que el masaje debe realizarse con cuidado.
paciente, ya que una inmensa mayoría eran irreversibles M asaje cardíaco in t ern o
con los procedimientos en rigor. No es, pues, extraño que Se realiza una toracotomía afeitando a lo largo de la
a los protocolos orientados al tratamiento de dichas línea de incisión, en el 5º espacio intercostal, preparando
situaciones se les denomine de resucitación , ya que se asépticamente la zona e incidiendo medialmente entre
devuelve la vida a los pacientes sometidos a los mismos. las costillas, sin alcanzar la pleura, que debe ser penetra-
La constante investigación que muchos estudios y da con los dedos o con una pinza de hemostasia en el
metaestudios sobre reanimación se han llevado a intervalo entre dos ventilaciones. La incisión se amplía
cabo tanto en medicina humana como veterinaria dorsal y ventralmente con unas tijeras, evitando la arteria
han establecido que el protocolo más efectivo es el torácica interna. Se comprime el corazón con la mano o
denominado A-B-C: tres pasos sencillos cuyo orden con dos dedos, sin usar la punta de los mismos para evi-
debe respetarse en todas las circunstancias. Realizar tar perforar la pared cardíaca. Si se va a emplear esta téc-
masajes cardíacos en pacientes poco o mal oxigena- nica, debe hacerse de forma precoz. Cuando se recupere
dos supone exigir un gasto energético a tejidos cardí- el latido espontáneo y el ritmo sea estable, el tórax debe

consulta • 77
ser irrigado con solución salina isotónica estéril y cerrada odo apreciable de la RCP B, que como se ha demos-
la incisión de forma convencional. Las infecciones poste- trado en numerosos estudios es la técnica mas efecti-
riores a las toracotomías de urgencia no parecen tener va y con mejores índices de recuperación.
mucha incidencia. Una técnica que ha sido desarrollada Según el trazado del EC G, se establece el diagnós-
en medicina humana desde hace muy poco tiempo con- tico y según el mismo se aplican diferentes medidas.
siste en la utilización de un dispositivo similar a un para-
guas o sombrilla que se introduce en la incisión intercos- Asistolia
tal y, una vez desplegado, aplica la presión en el miocar- Recorrido del EC G plano.
dio de forma homogénea, reduciendo el riesgo de perfo- ☞ Desfibrilador eléctrico/golpe precordial.
ración de la pared y el tamaño de la incisión. ☞ Desfibrilador químico (C O 3 Na, gluconato cálci-
Si sólo una persona está disponible para realizar la co IV, IO).
RCP, debe alternar la ventilación y el masaje cardíaco del ☞ Adrenalina 0,1-0,2 mg/kg IV, IT + atropina 0,04
paciente, administrando 1 insuflación seguida de 5 - 0,06 mg/kg IV, IT.
compresiones. Si dos reanimadores están presentes,
deben realizarse 2 ventilaciones seguidas de 5 compre- Fibrilación Ventric ular
siones torácicas, intercambiando los puestos cuando el Trazado del ECG con complejos aberrantes de onda
reanimador que aplica el masaje cardíaco se agote. La corta o larga (bajos o altos). Complejos no reconocibles.
frecuencia de compresiones debe mantenerse en 80- ☞ Desfibrilador / golpe precordial. Adrenalina 0,1-0,2
100 cpm en perros grandes, y 100-120 cpm en perros mg/kg IV, IT. El empleo de lidocaína en el perro, propues-
pequeños y gatos. Si está disponible una tercera perso- to en algunos estudios, aún es tema de discusión.
na, ésta debe monitorizar al paciente para comprobar la
ausencia o retorno del latido cardíaco, sustituir a sus Taquicardia Ventric ular
compañeros cuando empiecen a cansarse y preparar el Ausencia de onda P. Complejos QRS y T fusiona-
equipo necesario para la RCP Avanzada. dos, muy altos y de elevada frecuencia (> 300),
Si tras 20 min de RCP B el paciente no recupera el iguales entres sí, pero que no producen pulso.
latido cardíaco, debe certificarse su fallecimiento. PERROS
Un elevado porcentaje de los pacientes superan la crisis ☞ 1ª elección: lidocaína 2-4 mg/kg bolo IV, ó 30-
mediante la aplicación de la RCP B. Si a pesar de ello no 80 µg/kg/min si no es efectiva:
se consigue (o bien si desde el principio están presentes 3 ☞ 2ª elección: procainamida 5-15 mg/kg IV ó 10-
reanimadores), debe iniciarse la aplicación de medidas 40 µg/kg/min.
complementarias, lo que se denomina RCP Avanzada G ATOS
(RCP A). Para la realización de una RCP A, son precisas al ☞ Tratar la hipoxia (generalmente causa original).
menos 3 personas para tener cierta garantía de éxito. Si no se resuelve, administrar beta-bloqueantes.
☞ Propanolol: 0,04-0,06 mg/kg IV.
☞ Esmolol: 25-200 µg/kg/min ó 0,5 mg/kg IV.
RCP Avanzada
Establecimiento de una Vía venosa, preferentemen- Diso ciación elec tro mecánica (DMA)
te central o al menos de grueso calibre. Si el paciente Trazado del EC G normal, pero no se aprecia pulso
estaba ya canulado (recomendado en toda cirugía, por ☞ Tratar la causa (hipoxia, hipotensión, desequilibrio
breve que sea), se utiliza la vía instaurada. El catéter electrolítico, hiperpotasemias, lactacidosis, hipotermia).
debe estar firmemente sujeto, ya que las maniobras de ☞ Dexametasona 2-4 mg/kg IV.
reanimación pueden descolocarlo o desconectarlo. ☞ Adrenalina.
Si tras un período de tiempo razonable (20-40
F LUID OTERAPIA minutos) aplicando RCP A el paciente no se recupe-
Preferentemente, coloides (5-20 ml/kg). Evitar las ra, se certifica su fallecimiento.
soluciones glucosadas, ya que puede producirse Si el paciente recupera el pulso, se administra trata-
daño cerebral. miento correctivo de post-resucitación: Bicarbonato 2
mEq / kg + Heparina 100 UI / kg / 2-4 horas (si el paro ha
D RO G AS durado más de 10 minutos o ha sido causado por acidosis
Según la causa. Si disponemos de un electrocardio- metabólica), diuréticos, corticoides, dopamina, dobutami-
grama, conectarlo para poder diagnosticar el cuadro. na, atropina (si existe bradicardia), oxigenoterapia, etc.
Si no disponemos del mismo, administrar como medi- El desfibrilador eléctrico es un acumulador que aplica
da de emergencia Adrenalina 0,2 mg/kg IV, IT, IM, SC, una descarga eléctrica muy potente. Esta descarga, en
IO. Esta recomendación se basa en que el 46,1 % de las muchas ocasiones, es capaz de poner en marcha otra vez
parada cardíacas en pequeños animales son disocia- al corazón. En medicina veterinaria tiene poca utilidad,
ciones electromecánicas o asistolias. La vía intracardía- entre otros motivos porque las palas deben colocarse en
ca, antiguamente muy recomendada, actualmente se estrecho contacto con la piel del tórax, lo que es difícil de
considera un recurso heróico , es decir, la última medi- conseguir en perros o gatos. Afortunadamente, los
da antes de abandonar, dado que se ha demostrado pequeños animales suelen responder bastante bien al
que en muchas ocasiones produce lesiones miocárdi- golpe precordial y a la administración de adrenalina. ❖
cas y existe un riesgo elevado de hemopericarditis,
además de ser difícil de realizar en un corazón parado
Bibliografía
(con alta incidencia de inyecciones miocárdicas o pul-
monares) y precisar de la interrupción durante un perí- Consulta Difus. Vet. 9 (77):129-130; 2001.

78 • consulta
XII
Recuerdo
histórico de la
Anestesiología
Veterinaria

&
Este material es cortesía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, España. 2001
Autor
Dr. J. Ign acio Cr uz
CertVA, DECVA.
Profesor Titular
Responsable del
Servicio de Anestesia
del Hospital y Clínica
Quirúrgica
Facultad de
Veterinaria de
C APÍTULO XII Zaragoza
C/ Miguel Servet 177
50013 Zaragoza

En este trabajo se efectúa una breve revisión


de la historia de la anestesiología en
veterinaria. Expone datos interesantes y
curiosos que como profesionales deberíamos
conocer.

Recuerdo histórico de Histor ical


r eview of
veter in ar y
an aesth esia

la Anestesiología
Summary
Pain alleviation has
been the main goal
wanted to be achieved
by humankind. Since
as early as

Veterinaria
prehistorical times
different empirical
methods as cold,
plants or physical
compression were the
only remedies
available to control
pain in man and
animals.This chapter

E
l alivio del dolor ha estado presente, desde impulsos nerviosos no son transmitidos o anuncia- offers a short but well
documented review of
la prehistoria, con remedios aplicados por dos al cerebro. the main historical
brujos limitándose al empleo de terapias Durante el siglo VI a.C. se inicia en Grecia una nueva events that have made
possible the clinical
físicas como masajes, compresiones y al uso del actitud del pensamiento que atrajo rápidamente a use of drugs to
calor y el frío. todos cuantos practicaban el arte de curar. Hipócrates eliminate or control
En los pueblos primitivos como M esopotamia y enseñó que había que ayudar a la naturaleza con repo- pain in animals.
Babilonia (3.000-2.500 a. C .) existían sacerdotes so e inactividad, antes que obstaculizarla con interven-
médicos que empleaban semillas de beleño con ciones drásticas. Su famosa frase sedare dolore opium
fines analgésicos. En Egipto se aprovechaban los divinum est ha llegado a nuestros días con plena vigen-
efectos analgésicos de plantas como adormide- cia y es, además, el lema de la Sociedad Española de
ra, mandrágora, cáñamo y beleño. El papiro de Anestesiología y Reanimación.
Ebers (1.550 a. C .) incluía una primitiva farmaco- Algunas referencias curiosas se encuentran en la
pea con muchas formas de aplicar el opio. Odisea de Homero, quien describe cómo Ulises fue
En el año 1997 se cumplió el 150 aniversario desde atendido por Helena, hija de Zeus, con vino mezclado
que se utilizó por primera vez el cloroformo como con nepente que es una bebida de dioses, para mitigar
anestésico con fines clínicos, y en el 98 se cumplió el el dolor. En la Ilíada , Patroclo espolvorea una herida
centenario de la primera anestesia espinal. con un polvo hecho de raíces amargas que suprimían
parcialmente el dolor y contenían la hemorragia.
Celso, médico romano del siglo I a.C., describió
Era Científica las primeras mezclas analgésicas de opio, vino y
Palabras clave:
mandrágora. Historia; Anestesia; Veterinaria.
Se atribuye el término anestesia a Platón quien lo Dioscórides (fotografía 1), cirujano militar con Key words:
para describir el efecto que se produce cuando los Nerón, escribió el primer compendio de medicamentos History; Veterinary; Anaesthesia.

Consulta Difus. Vet. 9 (78):79-86; 2001. consulta • 79


en el que incluyó el opio. Este remedio, sin embargo, En 1596 Walter Raleigh describe un veneno con el
se empleó poco, porque los médicos eran fieles al pri- que impregnaban las flechas los indios sudamericanos
cipio hipocrático de primum non nocere que los hacía en su libro titulado Discovery of the Large, Rich, and
ser muy precavidos a la hora de aplicar sus tratamien- Beautiful Empire of Guiana . En un principio se creyó que
tos ya que podían ser acusados de asesinato por la podría tratarse del curare, un extracto de
familia y herederos del enfermo, si éste moría. Chondodendron tomentosum , que crece en las zonas
Con la muerte de Galeno, quien describió una clase más altas del Amazonas, pero mas tarde se comprobó
de nervios relacionados con el dolor en el año 200 d.C. que no fue así. El curare fue traído a Europa por prime-
termina un período de medicina científica, aunque el ra vez por Charles Waterton años despu