Anda di halaman 1dari 3

as reformas borbónicas en la Nueva España fueron una serie de cambios administrativos aplicados

por los miembros de la monarquía absoluta borbónica, españoles de la casa de Borbón a partir del
siglo XVIII en el Virreinato de Nueva España. Estas buscaban remodelar tanto la situación interna
de la Península como sus relaciones con las provincias ultramarinas. Ambos propósitos respondían
a una nueva concepción del Estado, que consideraba como principal tarea volver a abrogarse
todos los atributos del poder que había delegado en grupos y corporaciones y asumir
directamente la dirección del poder español que mostraba signos de decadencia. Las constantes
guerras con Inglaterra, la corrupción y la evasión de impuestos contribuía al deterioro de las
finanzas. Tiempos de la conquista. Las pestes y las epidemias habían producido una crisis
demográfica. Ante esta situación, los monarcas fortalecieron la economía española mediante el
máximo aprovechamiento de los recursos provenientes de las colonias y unificaron así, su
administración a través de la designación de ministros más eficientes.

Estas reformas de la dinastía borbónica estaban inspiradas en la Ilustración y pretendían alcanzar


el control directo de la burocracia imperial sobre la vida económica. Las reformas intentaron
redefinir la relación entre España y sus colonias en beneficio de la península. Aunque la tributación
aumentó, el éxito de las reformas fue limitado; es más, el descontento generado entre las élites
criollas locales aceleró el proceso de emancipación por el que España perdió la mayor parte de sus
posesiones americanas en las primeras décadas del siglo XIX.
La sede universitaria confiada a la Compañía de Jesús en Piazza della Pilotta 4, acogerá este
congreso de tres jornadas de estudio que analizará la crisis de finales del siglo XVIII, el tiempo poco
conocido entre las “dos Compañías” y la vuelta progresiva de los jesuitas durante el largo siglo XIX.