Anda di halaman 1dari 1

IMPACTO AMBIENTAL POSITIVO

Impacto Ambiental Positivo cuando una acción o actividad produce una alteración
favorable en el medio o en alguno de los componentes del medio. Esta acción
puede ser un proyecto de ingeniería, un programa, un plan, una ley o una
disposición administrativa con implicaciones ambientales. Es la diferencia entre la
situación del medio ambiente futuro modificado, tal y como se manifestaría como
consecuencia de la realización del proyecto, y la situación del medio ambiente
futuro tal como habría evolucionado normalmente sin tal actuación; es decir, lo que
se registra es la alteración neta positiva tanto en la calidad del medio ambiente
como en la calidad de vida del ser humano.
Un impacto ambiental positivo es el resultado de una regla, una norma o medida
que es beneficiosa para el medio ambiente. La restauración o la recuperación de
los ríos y de los bosques tienen un impacto ambiental positivo. La construcción de
una presa también puede tener un impacto positivo en la fauna y en la flora de una
región determinada.

El impacto ambiental es un cambio o una alteración en el medio ambiente,


siendo una causa o un efecto debido a la actividad y a la intervención humana.
Este impacto puede ser positivo o negativo, el negativo representa una ruptura
en el equilibrio ecológico, causando graves daños y perjuicios en el medio
ambiente, así como en la salud de las personas y demás seres vivos. Por ejemplo,
la contaminación del aire o de los mares con la basura o el petróleo, la
contaminación acústica, las guerras, los desechos de la energía radioactiva, entre
otros.

La medición del impacto ambiental no se puede hacer con precisión, porque el


medio ambiente es un sistema complejo. En la ecología, es posible hacer algunas
estimaciones a través del EIA (Environmental Impact Assessment, traducido
por Estudio o Evaluación del Impacto Ambiental), que surgió en Estados Unidos
en los años 60, y los respectivos Informes de Sostenibilidad Ambiental (ISA), para
intentar minimizar el impacto negativo.

La gran mayoría de las actividades económicas implica y conlleva un impacto


ambiental. Las industrias energéticas y mineras (por ejemplo, una planta
hidroeléctrica o una mina) causan un impacto ambiental. Los desechos y los
residuos de las industrias son generalmente desechados o eliminados de tres
maneras: en el agua, en la atmósfera o en áreas aisladas.

La industria del petróleo puede tener un impacto muy negativo en los trabajadores
de la industria (por medio de explosiones y accidentes químicos), y también en la
fauna cuando se producen fugas. Por otra parte, en muchas ocasiones, la
contaminación del medio ambiente provoca la contaminación de los alimentos, con
un grave riesgo para la salud de las poblaciones. Como la explotación de este
recurso es de alto riesgo y crea impactos ambientales, se necesita un permiso
ambiental, que impone algunas medidas para reducir estos impactos.