Anda di halaman 1dari 3

Amortización: es un gasto que no representa una salida de efectivo o

pago. Es distribuir el coste de una inversión como gasto a lo largo de los


periodos en que esa inversión va a permitir obtener ingresos.

Se emplea referido a dos ámbitos diferentes casi opuestos: la amortización de


un activo y la amortización de un pasivo. En ambos casos se trata de un valor,
con una duración que se extiende a varios periodos o ejercicios, para cada uno
de los cuales se calcula una amortización, de modo que se reparte ese valor
entre todos los periodos en los que permanece.

La amortización : es el procedimiento financiero que finaliza una deuda


cada vez que realiza un pago, cada uno de esos pagos o cuota que se entrega,
ayuda a pagar los intereses y así poder disminuir el importe de la deuda.

Amortización financiera: desde el punto de vista financiero, se entiende


por amortización, el reembolso gradual de una deuda. La obligación de
devolver un préstamo recibido de un banco es un pasivo, cuyo importe se va
reintegrando en varios pagos pequeños diferidos y en cuanto tiempo sea
posible. La parte del capital prestado (o principal) que se cancela en cada uno
de esos pagos es una amortización. Los métodos más frecuentes para repartir
el importe en el tiempo y segregar principal de intereses son el sistema
Francés, Alemán y el Americano. Todos estos métodos son correctos desde el
punto de vista contable y están basados en el concepto de interés compuesto.

Amortización técnica o económica: desde un punto de vista


económico-contable, los fondos de amortización son aquellos que se crean
para compensar la pérdida de valor o depreciación que experimentan ciertos
elementos patrimoniales. Los fondos de amortización se crean por las
dotaciones que se realizan cada año por un determinado importe, de tal forma
que al final de la vida económica del bien amortizado, la empresa podrá
reponerlo con la acumulación de las dotaciones efectuadas. La dotación anual
es el reflejo contable de la depreciación que sufren los activos, que recibe el
nombre de amortización.
Desde el punto de vista lingüístico la expresión depreciación es más
apropiada para reflejar la pérdida de valor de los activos materiales (también
llamados bienes de uso). Sin embargo, las normas contables de algunos
países eligen la expresión amortización.
Métodos de amortización
Existen varios métodos de cálculo de la amortización, de los activos
inmovilizados (cuotas fijas, crecientes, decrecientes,...). Se trata de técnicas
aritméticas para repartir un importe determinado, el valor a amortizar, en varias
cuotas, correspondientes a varios periodos.
Al tratar los diferentes métodos amortizativos debemos hacer referencia de
forma previa a algunos conceptos relativos a las formas de calcular la
amortización

 Vida útil: la vida útil de un activo es el número de años de duración del


mismo.
 Base de amortización: es la diferencia entre el valor de adquisición del
activo y su valor residual.
 tipo de amortización: es el porcentaje que se aplica sobre la base
amortizable para calcular la amortización anual.
Métodos de amortización

1. Amortización constante, lineal o de cuota fija: cada año se asigna la


misma cuota de amortización
2. Amortización decreciente con porcentaje constante sobre el valor
pendiente de amortizar
3. Amortización decreciente por suma de dígitos. Se asigna un dígito a
cada año de la vida útil, la cuota anual de amortización será el
resultante de aplicar el cociente entre ese dígito y la suma de todos al
valor amortizable.
4. Amortización decreciente por progresión aritmética decreciente.
5. Amortizacion progresiva.
6. Amortización variable.
7. Amortización acelerada.
INTRODUCCION

En matemática financiera amortizar significa pagar una deuda y sus intereses


por medio de una serie de pagos periódicos, generalmente de igual valor. Al
amortizar una deuda cada pago efectuado se divide en dos partes: en primer
lugar se pagan los intereses adeudados al momento en que se efectúa el pago
y el resto se aplica a disminuir el capital. Como cada pago reduce el capital, los
intereses que se pagan en cada periodo van disminuyendo; por tanto, resulta
evidente que la amortización de una deuda se lleva a cabo calculando los
intereses sobre el saldo insoluto∗ . La amortización es una de las aplicaciones
más importantes de las anualidades. En efecto, cuando se amortiza una deuda
efectuando pagos periódicos iguales, la deuda es el valor actual de una
anualidad. El valor de la anualidad o pago periódico se calcula utilizando la
fórmula de valor presente correspondiente al tipo de anualidad utilizada,
vencida o anticipada.