Anda di halaman 1dari 17

RESOLUCIÓN JUDICIAL

Se conoce como resolución al fallo, la decisión o el decreto que es emitido por


una autoridad. Judicial, por su parte, es lo que está vinculado a la aplicación
de las leyes y al desarrollo de un juicio.
Una resolución judicial, por lo tanto, es un dictamen que emite un tribunal
para ordenar el cumplimiento de una medida o para resolver una petición de
alguna de las partes intervinientes en un litigio. En el marco de un proceso
judicial, una resolución puede funcionar como una acción de desarrollo,
una orden o una conclusión.
Para que una resolución judicial sea válida, debe respetar
ciertos requisitos y cuestiones formales. Por lo general, se debe incluir en la
resolución el lugar y la fecha de emisión, los nombres y las firmas de los jueces
que la emiten y un desarrollo sobre la decisión.
Las resoluciones judiciales pueden clasificarse de diferentes maneras de
acuerdo a la instancia en la que se pronuncian, a la materia que tratan o a su
naturaleza. Un auto, por ejemplo, es una resolución judicial que implica un
pronunciamiento de los jueces sobre una petición de las partes vinculada al
proceso jurisdiccional.
Además del auto, tenemos que subrayar que existen otros dos tipos de
resoluciones judiciales como son estas:
-Las providencias, que son aquellas resoluciones que realiza el juez y que se
refieren a cuestiones procesales que necesitan una decisión judicial según lo
que se encuentra establecido por ley.
-Las sentencias, que podemos decir que es el tipo de resolución judicial más
frecuente y que, ya sea en primera o en segunda instancia, se realiza para
poder poner fin a un proceso y una vez que ha concluido el proceso ordinario,
la tramitación establecida por ley.
Una sentencia también es una resolución judicial. En este caso, la resolución
da por concluido un litigio o una causa judicial. Lo que hace una sentencia es
reconocer el derecho de una de las partes y obligar a la otra parte a cumplir
con lo pronunciado.
Si tomamos un juicio por un asesinato, la sentencia es la resolución judicial que
condena o que absuelve al acusado. Cuando el acusado es encontrado
culpable, la sentencia fija la pena que deberá cumplir.
Todo eso sin pasar por alto que asimismo se puede hablar también de otras
dos modalidades:
-Resoluciones judiciales firmes, que son aquellas con las que no cabe la
posibilidad de presentar ningún tipo de recurso, bien porque la ley así lo
establece o bien porque, sí se ha previsto ese caso, pero se ha superado el
tiempo o plazo fijado para hacerlo y ninguna de las partes implicadas en el
proceso lo ha hecho.
-Resoluciones judiciales definitivas, que son las que se encargan de ponerle fin
a lo que es la llamada primera instancia y que proceden a decidir los recursos
que se han interpuesto ante ellas, cumpliendo con los requisitos legales para
ello y también con los plazos fijados.
No podemos pasar por alto tampoco que los secretarios judiciales pueden
llevar a cabo dos tipos de resoluciones judiciales: las diligencias y los decretos.
Estos últimos los realizan cuando tienen atribuida la competencia exclusiva de
proceder a poner a término el procedimiento, una vez que la demanda ha sido
admitida a trámite, o bien cuando se establezca que sea necesario.

Los autos son resoluciones motivadas que dicta el juez en determinados casos
previstos por la ley. Se utilizan, por ejemplo, para decidir sobre lo siguiente:
recursos contra providencias o decretos. Admisión o inadmisión de
demanda, reconvención, acumulación de acciones.

TIPOS DE RESOLUCIONES PROCESALES

Antes de que leas este post te recomiendo que mires éste otro.

En él te explico de una manera sencilla y clara lo que son los autos,


providencias y sentencias, eso te ayudará a entender lo que te expongo a
continuación.

¿Recuerdas? siempre hay que estudiar de lo general a lo particular, nunca al


contrario.

Por eso como me doy cuenta que en éste post existen conceptos que debes
conocer para poderlo entender, a partir de hoy iré publicando en mi comunidad
de facebook todos aquellos conceptos jurídicos que debes conocer para
estudiar las resoluciones procesales.

Las resoluciones procesales pueden ser de dos tipos:

 Resoluciones judiciales, dictadas por los juzgados y tribunales.


 Resoluciones de los Secretarios Judiciales, dictadas por éstos.

RESOLUCIONES JUDICIALES

Providencias son aquellas que resuelven cuestiones procesales reservadas al


Juez y que no requieren legalmente la forma de auto.

Autos, aquellos que deciden sobre los siguientes asuntos:

 Incidentes o puntos esenciales que afectan de manera directa a los


investigados o encausados
 Responsables civiles
 Acusadores particulares del juzgado o tribunal
 La procedencia o improcedencia de la recusación
 Recursos contra providencias o decretos
 La prisión o libertad provisional
 La admisión o denegación de la prueba
 Derechos de justicia gratuita
 Afecten a un derecho fundamental
 Los demás que según las leyes deban fundarse

La fórmula que se utiliza es la siguiente:

 Serán siempre fundados


 Contendrán en párrafos separados y numerados
1. Los antecedentes de hecho
2. Los fundamentos de derecho
3. La parte dispositiva

Serán firmados por el juez o magistrado que los dicten

Sentencias, son aquellas que deciden definitivamente la cuestión criminal.

Serán firmes, cuando no quepa recurso contra ellas, salvo, el extraordinario y


rehabilitacion

La fórmula que se utiliza es la siguiente:

 Comenzará expresando:
1. El lugar y la fecha en que se dictaren
2. Los hechos que hubieren dado lugar a la formación de la causa
3. Nombre y apellidos de los actores particulares y de los procesados
4. Los sobrenombres o apodos con que sean conocidos
5. Edad, estado, naturaleza, domicilio, oficio o profesión.
6. En su defecto, todas los demás circunstancias con que hubieren figurado
en la causa
7. Nombre y apellidos del Magistrado ponente

 Se consignarán en Resultandos, numerados los hechos que estuvieran


enlazados con las cuestiones que hayan de resolverse en el fallo, haciendo
declaración expresa y terminante de los que se estimen probados.

 Se consignarán las conclusiones definitivas de la acusación y la defensa y las


que hubiese propuesto al tribunal

 Se consignarán en párrafos numerados, empezando con las palabras


considerando:
1. Los fundamentos doctrinales y legales de la calificación de los hechos que
se hubiesen estimado probados
2. Los fundamentos doctrinales y legales determinantes de la participación
que en los referidos hechos hubiese tenido cada uno de los procesados
3. Los fundamentos doctrinales y legales de la calificación de las
circunstancias atenuantes, agravantes o eximentes de responsabilidad
criminal en caso de haber concurrido
4. Los fundamentos doctrinales y legales de la calificación de los hechos que
se hubiesen estimado probados en relación a la responsabilidad civil en
que hubieren incurrido los procesados o las personas sujetas a ella a
quien hubiere oído en la causa y las correspondientes resoluciones que
hubieran de dictarse sobre costas y en su caso la declaración de querella
calumniosa
5. La cita de las disposiciones legales que se consideren aplicables,
pronunciándose por ultimo el fallo, en el que se condenará o absolverá
por:
o El delito principal
o Sus conexos
o Faltas incidentales

Se resolverán todas las cuestiones referentes a la responsabilidad civil que


hubieran sido objeto del juicio.

Las sentencias firmes se realizarán mediante ejecutoria que es un documento


público y solemne en que se consignan las sentencias dictadas.

Se encabezarán en nombre del Rey.

RESOLUCIONES DE LOS SECRETARIOS JUDICIALES

Diligencias, que puede ser:


 Diligencias de ordenación, cuando la resolución tenga por objeto dar a
los autos el curso que la ley establezca.
 Diligencias de constancia
 Diligencias de comunicación
 Dililgencias de ejecución

Éstas tres últimas se dictarán para reflejar en autos los hechos o actos con
transcendencia procesal.

En general se limitarán a la expresión de lo que se disponga, el lugar, la fecha


y el nombre y la firma del Secretario Judicial que los dicta.

Las de ordenación, además incluirán una sucinta motivación cuando:

 Así lo disponga la ley o


 El secretario Judicial lo estime conveniente

Decreto, se dicta cuando el Secretario judicial considera conveniente razonar


su decisión.

Serán siempre motivados y contendran:

 En párrafos separados y numerados :


1. Los antecedentes de hecho
2. Los fundamentos de derecho
3. El lugar
4. La fecha
5. Nombre del Secretario Judicial que los dicta
6. Firma del Secretario Judicial

Tanto las diligencias como decretos, incluirán:

 Si son firmes o no
 Si cabe recurso, especificando en dicho caso:
1. Que recursos proceden
2. Ante quién debe interponerse
3. Plazo para recurrir

Clasificación de las sentencias o funciones de la sentencia

DECLARATIVAS: son aquellas que eliminan la falta de certeza acerca de la


existencia, eficacia, normalidad o interpretación o relación de un estado
jurídico. Ejemplo declaratoria de heredero.

Puede ser positiva cuando es a favor del acto o negativa cuando afirma un
efecto jurídico contra ellos pretendido por la contraparte.
La característica de este tipo de sentencia radica en que la actividad del juez se
agota en la declaración de certeza. Ejemplo Nulidad de un acto jurídico -
falsedad de un documento.

La sentencia declaratoria declara un derecho.

CONSTITUTIVAS: a partir de esta sentencia se adquiere una constitución de


un nuevo estado jurídico. Ejemplo la adopción.

CONDENATORIA: son aquellas que imponen el cumplimiento de una


prestación de dar, hacer y no hacer.

MERAMENTE DECLARATIVA: Es la dictada como consecuencia de la


interposición de una acción meramente declarativa, sirve para hacer cesar un
estado de incertidumbre sobre la existencia, alcance o modalidades de una
relación jurídica, siempre que esa falta de certeza pudiera producir un perjuicio
actual al actor y éste no dispusiere de otro remedio legal para ponerle término
inmediatamente.

Autoridad de la sentencia.

Las sentencias definitivas dictadas en los procesos de conocimiento y


declarativos, en general, una vez que ha precluído la facultad de las partes de
impugnarla, mediante los recursos autorizados por el Código, pasa a ser
sentencia firme, inimpugnable. Es entonces cuando nos encontramos frente a
una sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada. Esto significa atribuir al
acto jurisdiccional una cualidad de la que carecía originariamente, es decir que
la cosa juzgada no nace al tiempo en que se dicta la decisión, sino con
posterioridad al adquirir firmeza.

La cosa juzgada. Fundamento y naturaleza.

La razón de la inmutabilidad de la sentencia firme responde a matices político-


jurídicos, vale decir en la necesidad de finiquitar definitivamente el proceso,
evitando la revisión del pronunciamiento una vez cumplidas las etapas
procedimentales (primera y 2da. instancia), sobre las que se encuentra
estructurado el juicio.

Admitir sucesivas instancias para un eventual control del decisorio, importaría


no sólo quebrantar la economía procesal, sino postergar indefinidamente la
declaración de certeza judicial a que aspiran los justiciables.

Es A QUO y AD QUEM. Te digo: - A QUO: El organo A QUO es el organo que


dictó la resolución que se impugna. - AD QUEM: Es el organo ...
Juez
Funcionario público que tiene como misión juzgar y hacer ejecutar lo juzgado.
CE, art. 117.3; LOPJ, art. 299.

Secretario Judicial.

(Procedimiento Civil) Magistrado del orden judicial, profesional o no.


El término designa más especialmente al juez del tribunal de instancia, a los
jueces o primeros jueces del tribunal de gran instancia y a los del tribunal de
comercio.

Derecho Procesal

Persona que constituye una categoría (la inferior) dentro de la Carrera judicial,
junto a la de Magistrado y Magistradodel Tribunal Supremo, y, como regla
general, es titulares de un órgano unipersonal (art. 299 de la L.O.P.J.).

En el ejercicio de su función, los jueces actúan con desinterés objetivo respecto


a los asuntos que se les planteen y han de ser imparciales e independientes.
Así mismo los jueces deben ser también inamovibles
(V. independencia;imparcialidad judicial; inamovilidad).

A la hora de juzgar, los jueces solo están sometidos al imperio de la ley y


el derecho, lo que significa que para determinar si se otorga o no
la tutela pedida, deben proceder ateniéndose a las normas del Derecho
objetivo.

Así mismo son responsables en el ejercicio de su función, pudiendo incurrir, en


determinados casos, en responsabilidad disciplinaria, civil y penal (V. arts. 112
y 127 de la Constitución y 12 a 16 de la L.O.P.J.).

Según el Juzgado en el que prestan sus funciones son Jueces Centrales


de Instrucción, Jueces Centrales de lo Contencioso Administrativo, Jueces
Centrales de lo Penal, Jueces de lo Contencioso Administrativo, Jueces
de Instrucción, Jueces de Menores, Jueces de lo Penal, Jueces de lo Social,
Jueces de Paz, Jueces de Primera Instancia y Jueces
de Vigilancia Penitenciaria.

Los Jueces de Paz no forman parte de la Carrera Judicial. Son nombrados por
las Salas de Gobierno de los Tribunales Superiores de justicia y elegidos por su
respectivo Ayuntamiento. Podrán ser nombrados jueces de Paz, tanto titular,
como sustituto, quienes, aun no siendo licenciados en Derecho, reúnan
los requisitos establecidos en la Ley para el ingreso en la Carrera judicial, y no
estén incursos en ninguna de las causas de incapacidad o
de incompatibilidad previstas para el desempeño de las funciones judiciales,
a excepción del ejercicio de actividades profesionales o mercantiles (arts. 99 a
103 de la L.O.P.J. y Reglamento núm. 3/1995, de 7 de junto, de los jueces de
Paz).

- A quo. Quien dicta la resolución que va a ser objeto de recurso de apelación.


- Ad quem. Órgano jurisdiccional superior jerárquico inmediato al que dictó
la resolución recurrida y que resuelve la apelación.

- Competente. Es aquel al que corresponde conocer y resolver una


determinada controversia, de acuerdo con las reglas de atribución de
la competencia: funcional, territorial y objetiva.

- De provisión temporal. Los que cubren las vacantes de jueces que resulten
desiertas en los concursos, hasta que se cubran por procedimientos ordinarios
(V. arts. 428 a 444 de la L.O.P.J.).

- Decano. Es el juez elegido en las poblaciones donde hay diez o


más juzgados por sus titulares, para ejercer las funciones que le atribuye la
Ley. La elección deberá renovarse cada cuatro años o cuando el elegido
cesare por cualquier causa. En las poblaciones donde haya menos de
diez juzgados ejercerá las funciones de Decano el juez o Magistrado con mejor
puesto en el escalafón (arts. 166 a 170 de la L.O.P.J.)

- Sustituto. El que es nombrado para ejercer funciones jurisdiccionales sin


pertenecer a la Carrera judicial y sin carácter de profesionalidad,
con inamovilidad temporal, en los casos
de vacante, licencia o servicios especiales del titular del juzgado, o por
cualquier otra causa que lo justifique (V. arts. 207 a 216 de la L.O.P.J.).

Juez es una persona que esta investida por el Estado de la potestad de


administrar justicia; desde otro punto de vista, es un servidor público que
desempeña una de las funciones del Estado moderno.

El primero, es un concepto estructural; el segundo, funcional, pues se


considera al juez como un servidor público que frente
al conflicto de intereses de otras personas, tiene el poder conferido por
el Estado para declarar la voluntad de la ley mediante un acto
de autoridad imperativo y coactivo; la imparcialidad y la imparcialidad

son los atributos de la función, y en los cuales se sustenta la significación social


del juez. El juez desempeña, antes que una profesión, una vocación, cuyo
apostolado se manifiesta no solamente en su saber profesiona, sino también en
las condiciones morales que las leyes antiguas señalaban con detalle, y que las
legislaciones modernas extreman, mediante un sistema de condiciones para
la elección e incompatibilidades.

El problema que encierra la adopción de un sistema para la designación del


juez no se resuelve mediante la elecciónempírica de uno de los varios
existentes en el orden legislativo o que han sido preconizados por la doctrina,
sino en la discriminación del sistema que presente mayores garantías al
justiciable sobre la independencia del juez, pues un poder sobre
el nombramiento implica un poder sobre la persona nombrada.

El problema tiene una doble faz, susceptible de multiplicarse. Por un lado,


consiste en determinar que órgano, funcionario o institución tiene
la potestad de consagrar a una persona como juez, o sea el problema de quien
nombra al juez; por otro lado, existe el problema de establecer mediante
que procedimiento se selecciona entre
varias personas a aquella que será nombrada juez. Paralelamente, estos
problemas deben ser combinados con los relativos al ingreso a
la magistratura y a la promoción y ascenso de los magistrados y
funcionarios judiciales.

Ninguno de los sistemas vigentes en la legislación universal o preconizados por


la doctrina procesal con respecto al órgano designante está exento de
defectos:

no lo está el sistema de elección popular, ni el sistema de cooptación, ni el


sistema de elección por los poderes políticos del Estado. En esta posición,
terminantemente negativa, se trata de encontrar el sistema menos malo o
pernicioso, olvidando que cualquiera de los sistemas no tiene virtudes o vicios
intrínsecos, sino que aquellos o estos son propios de los hombres que los
utilizan.

El juez no puede dejar de juzgar, sea bajo el pretexto de silencio, oscuridad


o insuficiencia de las leyes, sea porque le faltan
elementos de juicio para condenar o para absolver: está prohibida
la absolución de la instancia. V.

Carga de la prueba.

El juez no solamente administra justicia cuando dicta sentencia (poder


de decisión), sino en todo momento del proceso en que se le pida o se le exija
una resolución judicial; se confunde, pues, este deber, con el deber de proveer,
y al respecto la ley conjuga este deber, señalando al juez cuando debe proveer,
como debe proveer y sobre que debe proveer.

Si bien puede ser redundante establecer el deber genérico de decisión del juez,
no lo es tanto disponer que el juez debe administrar justicia siguiendo un orden
de prelación o prioridad, sin dar otras preferencias que las establecidas por la
ley desde otro punto de vista, se habla del juez como magistrado y
como funcionario.

A pesar de la nomenclatura lega, el juez es también un funcionario, en tanto


desempeña, en virtud de una designación especial por
quien constitucionalmente está legitimado para ello,
una función del Estado consistente en administrar justicia.

Es necesario despojar a la figura de servidor público de todos los elementos


peyorativos con que a menudo se desmerece el concepto. La jurisdicción es
un servicio del Estado, puesto a disposición de los particulares para evitar las
formas de autotutela de los derechos que conducen a la justicia por mano
propia; los criterios oligocraticos que ven una estructura en lugar de
una función, tienden a crear un artificial complejo de superioridad que es
inconcebible en el estado moderno.

El sistema de elección popular esta vigente en numerosos estados de


los Estados unidos de Norteamérica y en Suiza. Vanderbilt atribuye
la adopción de este sistema por treinta y seis de los cuarenta y ocho estados
que forman la Nación del norte, a la denominada revolución jacksoniana: "este
movimiento barrió con todas las exigencias aristocratas federalistas que habían
podido sobrevivir a través de la era jeffersoniana, incluso el respeto por las
profesiones liberales; y dió nuevo sentido a muchos de los conceptos
característicos de la filosofía política de la democracia de jefferson, quien creía
que todos los hombres han sido creados iguales. Pero el pueblo llano de la
época de jackson fue mucho más lejos y proclamó decididamente que todos los
hombres son en realidad iguales. La explicación práctica de esta doctrina trajo
como

resultado el antiprofesionalismo de la época, con sus devastadores efectos en


la abogacía, pues se llegó a reclutar sus nuevos miembros con muy pocas
condiciones de admisión y en algunos estados, sin ninguna absolutamente.

Las nuevas ideas de la igualdad de hecho se aplicaron a la elección de jueces,


dando como resultado una magistratura de inferior calidad durante la segunda
mitad del siglo XIX aceptado como premisa indiscutible que todos los hombres
son iguales de hecho, se pudo llegar a algunas conclusiones sorprendentes,
que no pudieron menos que afectar a los tribunales. Así, de que todos los
hombres eran iguales se debió deducir necesariamente que todos
los abogados, por ser hombres, eran también iguales, y que todos
los jueces, por ser asimismo hombres, eran también iguales entre si... "; La
crítica al sistema es unánime.

Esencialmente, la cooptación consiste en que el origen


del nombramiento reside en el propio Poder judicial; este, según algunos
sistemas, propone a los que serán designados por la cámara de representantes
a propuesta del superior tribunal de justicia, o propone y nombra
con acuerdo de la legislatura.

En toda la legislación actual, en genera, puede afirmarse que los jueces


revisten los siguientes caracteres: a) son permanentes; b) son sedentarios
cumplen sus funciones dentro de una circunscripción territorial); c)
son inamovibles, y D) son letrados (generalmente se exige título de abogado).

El que posee autoridad para instruir, tramitar, juzgar, sentenciar y ejecutar el


fallo en ti n pleito o causa. | Persona u organismo nombrado para resolver una
duda o un conflicto. | En Israel, cada uno de los distintos magistrados o jefes
que gobernaron al pueblo hebreo, durante cuatrocientos años, desde
la muerte de Josué hasta la proclamación de Saúl como primero de sus reyes. |
En la antigua Castilla, jueces se llamaron los caudillos que la gobernaron luego
de la época de sus condes.
Por antonomasia, juez es quien decide, interpretando la ley o ejerciendo
su arbitrio, la contienda suscitada o el proceso promovido. En este aspecto
técnico, el juez ha sido definido como el magistrado, investido
de imperio y jurisdicción, que según su competencia, pronuncia decisiones
en juicio. | A QUO. Aquel de quien se apela para ante el superior; como el juez
de primera instancia con respecto a la audiencia o cámara. Se dice también a
quo, con supresión de la palabra juez. (V. A QUO. JUEZ AD QUEM.) |
ACOMPAÑADO. El nombrado para hacer compañía, en
el conocimiento y decisión de los autos, al juez recusado. (V. RECUSACIÓN.)
| AD QUEM. Juez ante el cual se interpone apelación contra el fallo dictado por
otro inferior o juez a quo (v.). En el lenguaje forense suele decirse
sencillamente (Id quem (v.). | ARBITRADOR. El que las partes nombran
mediante compromiso (v.) para que resuelva o ajuste equitativamente sus
diferencias, (V. AMIGABLE COMPONEDOR. ARBITRO, JUEZ LETRADO) |
CIVIL. En general, el que conoce asuntos contenciosos donde sólo se
ventilan intereses. | En contraposición a los jueces que entienden en los
fueros eclesiástico, castrense y otros, se llama juez civil al que ejerce
la jurisdicción ordinaria, tanto en asuntos civiles como en los criminales. | CIVIL
Y CRIMINAL. El que posee facultad para conocer en las causas
de intereses pecuniarios y de estado y condición de las personas y en las
relacionadas con la investigación y castigo de los delitos. | COMPETENTE. El
que tiene jurisdicción para conocer y fallar en el negocio o causa que se le
plantee, ya sea por expresa disposición de la ley o por tácita sumisión de
los litigantes. | Estrictamente, es juez, que entiende en los asuntos que la ley
atribuye entre las personas sometidas a su jurisdicción. | CRIMINAL. El que
sólo tiene competencia en lo penal; como los antiguos alcaldes del crimen,
como los jueces de instrucción actuales y los Consejos de guerra. (V. JUEZ
CIVIL.) | DE COMERCIO. Aquel que conoce en primera instancia de los actos
y contratos mercantiles relacionados con el Código de Comercio y con las leyes
de Índole comercial. | DE DERECHO. El juez letrado que, ateniéndose a las
declaraciones de los jueces de hecho (v.) sobre las pruebas, se limita a aplicar
la ley en el caso de que se trata. | DE HECHO. El que falla únicamente sobre la
certeza de los hechos y su calificación, dejando los fundamentos
y resolución legal del caso al juez de derecho (v.). | DE MENORES. El que
resuelve en las causas por delito donde son autores niños o jóvenes que no
han alcanzado la mayoría penal; es decir, la edad en que existe
plena responsabilidad. | DE PAZ. El que, teniendo por función principal conciliar
a las partes, es competente para entender además en las causas y pleitos de
ínfima cuantía, y por procedimiento sencillo y rápido. | DE PRIMERA
INSTANCIA. El juez ordinario de un partido, distrito o región, que entiende en
los asuntos civiles, donde dicta sentencia apelable ante la audiencia o cámara.
| ESPECIAL. El nombrado por el tribunal superior o designado por
las partes para entender de un asunto determinado. | INCOMPETENTE. El que
por razón de la materia o de la persona no tiene jurisdicción para conocer de la
causa de que se trate. | INFERIOR. Aquel de cuyas sentencias
cabe apelación ante otro juez o tribunal. Cualquiera que no integre el tribunal o
corte supremos de un país. | LETRADO. El juez que posee
el título de licenciado o de doctor en Derecho, el que es abogado; por lo cual no
requiere asesor para dictar sus resoluciones. | MILITAR. El que entiende en los
asuntos atribuidos al fuero castrense. (V. JURISDICCIÓN MILITAR.)
| MUNICIPAL. El que sin prolongada permanencia en sus funciones y sin la
exigencia de ser letrado ejerce la jurisdicción civil en los asuntos de
mínima cuantía, en los juicios verbales, interviene en los actos
de conciliación y, en materia penal, conoce y sentencia acerca de las faltas. |
PRIVATIVO. El que tiene facultad para conocer de una causa con inhibición o
exclusión del juez ordinario que debería determinarla. | SUPERIOR. El que
conoce en apelación de los fallos o resoluciones de
otro inferior o subordinado a él en la jerarquía judicial; o aquel ante el cual
pueden las partes acudir en queja por denegación o dilaciones en
la administración de justicia. (v. APELACIÓN; JUEZ INFERIOR.).