Anda di halaman 1dari 55

tA IGtE§IA POP{J{-AR.

I{ACIO Eh[ EL SATVAMÜM

Memorias ele l9V2 a l9B2

Monseñor [rredclY l-]elgado


N I) I ('

llA(1. No.

N AC' IM I IrNl'O D 11I-, "(-; [{ LJ['O D I1 ti I: I] [, I:X I ()N PA S'I () IT'\ I..''

- , L.as retlnioltes tlc f'onu¿tciórl


- Irl Arzottis¡;tl I-LJIS CIItA\/liZ, Y (;ONZALt:Z tlctci-'trr
las ruttnirlltcs
lll "(;rtl1)tl" ()rg¿trliz.¿t t-lna hLrcl¡1it gutttrrlll ctl '':l pl is '

L:l "Crttpo" ¡lat'ticipa en la rctttliÓlr cle (lristil'itltrs


¡ror cl Scicialisttto cn C'hile 5

- Consignas ul regl'cso cle Chile 5

(l
- La jerurc¡uí¿t ttlrttll cilrtas e ll cl
'-l
- Sc fornta Lut grtli)u tlc f itcltlrcla
- I nf iltr¿rción ctt ltts Ccn tros de l:rrlnn¿tció tt C'it ttl ¡lt,l-

sl lt os 7

S¿rccrcl<tt cs rtrtj ican OS ltlc ¡ t¿tl izltn ¿t sa i vatl greli t'rS 1

I:.x¡:rulsión clcl Arz<¡bisparlo cle S¿trr Salvador tlel


Padre Berrtarclo BoLrlang """ tJ

- Mlr¡1inan al Arztlt¡is¡lo Y ,,L oi,irrr,, At¡xili,;, ,ic


()
San Salv¿tdor .

T-a Semana c1e I'astclral Naciclnal I


llechos posteriot'es a la Senrana I)astclr{tl Nlrcitlnal ll
Reacción ante el cloct¡triertto cle los Obispos de
centroanterica ll
Ilalance a 1982 rl

LOS JESUI-IAS EN LA trNCRtiCllJADA Dli LAI{tS-


.TORIA l2
. .

;rsuitas abanrlotrari cl selrtin¿rrio san -losti ile


Iah,{ontaña ..... t2
PAG. No,

estilo de vida l3
L,os Jt:sui1¿¡5 ¡rrrroltlcionall str
f¡ L:lsit dc f'orntación cle los estudiatrtes para
l4
Latlor de arJoctrilrltlriettto itleolÓgico cle los
l5
cstt¡tiia¡ltes jestritas en Aguilarcs ' ' '
La ex¡rcriencia 11e convcrsión política cle la Pa-
rrotlttia tle Agtrilares )/ el caso clel Padre RUT lLtO
l5
- L¿t [J¡tiversiclad Clen tloattrcricatta J osé Silneón Cailas
(u.c.A.) . .
l9

4.- LAS OIlGANIZACIONES DL, TJACHADA FECCAS-UTC


.22
- L,a Fctleracióll Cristiarra de Campesirlos Salvadoreños
(FriccAS) . . .
22

- La U¡rión cle l'rabajadores tlel Campo (u.T.c.) . . :


23

- I;I1L'CAS y U'fC cn el Bloqtre Popular I{evo lu c it¡ nario


(r.r. P. R.) 24

- La .lerirrquía Ptrblica ttlt ¡rronu nciamiettto sobre


24
FECCAS Y UTC

s.- Uli t:i.CJAl-tllrNI-A-D! LA IGLIISI¿! POPUI'A.R -LCOJ-


'qAc 26
[9§

Iul lo i{ E§ 26
6. PE Lrlo ¡)-o D §-c I s

11
7.- EL NUITVO AItzoBISPo DIl SAN SALYApIR LI

21
Tenetnos un Arzobispo manejable
L.os J esuitas se hacetr prescntes ett el
30
Ar:zobis¡rado
PAC. No.

Las religiosas de la "Nueva Iglesia", colaboradoras '¿é


del Arzobispo . 3l { ::
Instrumentalización del Arzobispo Oscar Arnulfo ,f"
Romero y del Arzobispado para la Iglesia Popular .... . 3l {

LARpELADI9CESISDESANJICEI\TE ...... 38

LAS COMUNIDADES-DE BASE.-ILAS CONIUNID.APE§


t,
39

LA PRAXIS REVOLI.JCIONARIA INVADE I.,OJ


coLEGIO§ 42

I l.- LAS RELIGIOSAS Y LA CONF&ES SO-hl U.lSl'BU-


MENTALIZADAS PARA LA IGLESiA POPULAK 42

12.- ATAQUES AL EPISCOPADO Y AL_NUNCIQ 4P§S-


TOLICO 44

13. . LA ERA DE LOS MARTIRES DE LA REVOLUCICN ,. . 45

t4.. LA "TOMA'' DE LOS TEMPLOS Y DE LAS EMBA.


JADAS 5l

I5.. LOS "REFUGIOS" DE LOS DESPLAZADOS .I'' ' 53


ql- §AI-v4l¿911'
LA lGLBsIA-foPul,AR l'{Aciq §}j"

r-lw
Laprirrcipalestrategiadell,artidoComunistaparalracercleElSalva.satélite de la
,*l{epública socialista de obreros y campesinos"'
clor una de la lgresia católica en l¿r
ra instrunrentalizació,
uniórr soviútica, ha sido
según el esquellla aprobado por el primer Congreso
revoluciÓu *o,,.,u,",ista,
clclpartidOC()l-lltlllistacleCuba.E,nloqueserefierealareligiÓn,alaigle-
siayaloscreyent.csexpresÓque:..ElPartidoConrunistacleCubaaprecia Arné-
notoria y frecuerrte aparición en 10s países cle nuestra
el ,ecrro de r¿r

rica,clegrupos(CatÓlicosynocatólicos),sacerdotes,pastoresylaicos,
o las favtll'ocel1 considerán-
revolucionarias
que se incorporan a las lucltas
con su fe religiosa La RevoluciÓn Cutrana ha teni-
clolas cornFratibles y en-
ir,perialistas, el respaldo militante' valioso ..que
do, frente ¡r las agresiones define
de estos lirovimielltos,,. La estrategia que se seguirá,
tusiasta, cristianos
promover y consoiidu-la alia'za con 10s sectores
ss converriente de una nugva sociedad
ver-
hacia la construcciÓn
rnenciona'Cos, proyectada
(la socierlacl sin clases)' Las metas en E'l Sah'ador
daclera¡rente lrumana" intern¿r y ex.
politizar aI clero, diviclir la Conferencia Episcopal
son claras: conver-
entre "Progresistas
y reaccionarios"; una vez dividida'
ternamente
tiralos,.prr:gresista§,'enclócilesyeficacesinstrument'ostlelarevoluciÓn.

CristialrosporelSocialismocleChiieaportaríaunanuevaplatafornra Desde
á*ntro de la lglesia catÓlica y en ios Protestantes'
revoluciona¡:ia rettniclos en cttba' toma-
Arnérir;a Latina'
19561os partidos corrlunistasie
ronC0m()objetivoinfiltrarlosSenrirtariosyCuarteles.Die,za'ñosdesprrés,
para atraer la masa de cristianos
la religión col110 vehícuio
clecidieron usar cle una igiesia
En Chiie no cristal izÓ elplan de la apariciÓn
al comultismo' El Salvaclor sí reuniÓ las
¿* io-*irma Iglesia.
marxista-lerri,ista cientro comunis'
pai a enlpollar una iglesia al servicio c1el
condiones inclis¡lensabies

-l-
rlto: la lglesia que nace en el pueblo, por et pucblo y parr el pr:eblo' lrtte
Popltlar'
así c<-lmo se echó a anclar el plan para el nacimietrttl cle una lglesia
Para ello, había que Organizar utr Grupo de base etltre los sacerclt')tes'

II.- NACIMIENTO DEL "GIIUPO DE REFLEJLION-LA'S]-ORAL"

E, 1968 los jesuitas habían reuniilo a un Srtli)o cle sacerclotes escogi-


pasto-
dos cle toclo el país, organizanclo un grllpo cle estudio y de reflexión
ral. En 1970 apareció "La Nacional cle sacerdotes", Lll'l gl-tlpo de l7 sacer-
al grtt-
clotes, que se cleclicó al "análisis de la realirjad nacioltal". Aytrdaron
po algu,os políticos asesoráncloles sobre el ¿rnálisis soe io-ect-rnÓnrico-políti-
co clentro del marco del contexto sncial clel proceso histÓr'ico salvadoreño.
la ultra-
Desde el primer monrento, h,lbo una inclinaciÓn del grrrpo ltar-:ia
izquiercla.

Mentallzación del 9lu Po.

A partir del lnaterialismo histórico y colt la ayucla tlcl instntmental


marxista-leninista se analizaba el proceso de nuestra realidacl salvadoreña.
Para despistar, el Grupo se llamó, de [teflexión Pastoral. I]l estudio
del

marxismo-leninismo se fue intensiflicando. El Padre francés Ber¡tardo I]ou-


profesor universi-
lang, encargado de la Acción Católica Agraria, trajo a ttn
tario francés para que impartiese al Grupo unas charlas sobrc la religión
era ns-
como apio de los pueblos; indicó que, para saber liberar al ¡rr.reblo
ccsario liberarse antes, de atavismos y rnitologías religiosas'

En lg|o se clio un retiro en el colegio sagradtl corazóu, en el ctral


participaron quince sacerd<¡tes y clos religiosas. Durante los siete días cle
rjuración del retiro no hubo ninguna oraciÓn o actc¡ litirrgico, ni se celebró
la Santa Misa. La Maclre Pilar Manceflido y el Padre Abr¿rhan Rodríguez
reclamaron por la ausencia de los actos religiosOs, opottiórldose a qtle una
persona atea les cuestionase sobre su fe. Entre los sacerdotes asistentes es-

-2-
Boulang, José Ino-
tuvieron los presbíteros: David Rodríguez, Bernardo
cencio Alas, ltiginio Alas, Fabián Amaya,
Rutilio sánchez, Astor Ruíz' el
Trinldad de
jesuita Jesús llengoechea. llenito Tobar, Benigno Roclríguez, '

Jesús lrlieto, José Aclolfo Mojica, walter


cuerra, Abrahan Roclríguez' Enri- i'
que Glodclen.

ElGruposesiguióreuniencloenelNoviciadodelosjesuitas(casade
del Grupo asistieron a un curso
formaciÓn para jesuitas). varios miembros
en Cuernavaca (lr{éxico) sobre el método de Pablo lrreire' perq en realidad
fue exclusivo para religiosas.
versó sobre marxismo-leninismo. Este curso
mexicana' en donde se
se desarrollÓ en la casa rle la Acción católica
padre Enrique sánchez participó'
hospeclaron los asistentes al curso. El
medio día al
jtrntamente co¡r el Belga Ilstevan Alliet' se dedicó solarnente
(cinco días) se consagró a estucliar
método cte Freire. El resto de tiempo
en qué forma se podría
"la teología de la instrutnentalización", es decir,
políticas al pueblo,
instrunre^talizar a la Iglesia para llevar consignas
aprovechanclo el pocler de la Iglesia en América
Latina' Durante el curso
se visitó |a parroquia de Quezaicttayol
en el Distrito Federal' a cargo de los
jesuitas. Allf se tuvo ur¡a misa-mitin'
para 3esuitas tra-
En esa pamoquia tenían los jesuitas a sus estudiantes
comentÓ que sería bueno incor-
bajando pastoralntente. En esa ocasión se
de América.
porar a los sacerdotes belgas en el proceso revolucionario

Las. fg*n:igIr,P,q--d e fo r$lggÓ&


de las Madres
De i9?0 a 1971 las reuniones se realizaron en la casa
jesuitas.
paulinas. Desele fines cle lgTl se trasladaron al noviciado de los
jesuitas en las reuniones' jttntamen-
Así, participaro¡ bastantes sacerclotes
Debido a la situa-
te con los aspirantes para jesuitas, llamados 'Juniores"'
a las elecciones para Presidente de la República
de
. ción difícit, posterior
a las autoridades del país sobre estas
1972, el Grupo comenzó a distraer
reuniones, cambiando con frecuencra
el local cle la reunión' Inclusive' se

-3-
a la rer-tuiótr cle Cristia-
[:l cin.r¡ro t-uc invitado oficial¡tlcntc para asistir
l1c)s piu.a:cl socialisillo qlrc se realizó
del 23 al 30 cle abril de 1972 en satr-
csttlr,0 cl jcsrrita. Pacll.t'
tiago de Clrilc' A la cabr:za clc <liclla retlrriÓll
cl Grupo ya cra coni:ciclo co-
GON ZhL,fi AllltoYO. Para ese f.¡rolllcrlto
rr.¡o tar a .ivcl iutc*acio,ar. La
irr'itació, vi.o cririgirla al l'adrc I'ABIAN
un fonclo cottlún para lta-
AMAYA, coorclinador deI Grr-r1ro. se ot'ganizó
ccr cr vinjc. tltiriNAllt)o IlouL,ANG recibió
.ra f'uerte cr.'ació, de
y 4 scglafOs a ctrite' Los dos sa-
I;rarrcia via.ianclo ilsí, gratis, 2 satcerclotc's
y DAvID *ODI{lGuLz', Artt-
ccrdotcs fueron: BIRNAI.DO I]OULANG
cl de salr s;rlvador y el tle satl
bos e¡gañ¿lroll a stls respectivos obisposl
crer via.¡c. A su paso
Vice,tc. rcspectiviurlc,te. sobre cl ver.rracre'o ,r.tivo
rle basc a['i*cs y dc
por pa,al¡lr¿i ct*tactar., a Profes.rcs clc co,'lLr,iclaclcs
particilró ett Ia CornisiÓn
la ¡nisura lÍr¡ea del Grupo: DAVID IlODR'lG'Jl]'Z
y IlE,l(NARDO rlouLANG err 'lácticas y E'stra-
cle Movinrientos cic Masas

tcgiasdc0rgarrización.Seretttrí¿tltencasaclclr-rrlAbogaclcldeSantiagode
grllpo sclecto cle latirloalllerica-
clrilc c:o, la Delegac:iÓll ctt[ratra y coll tll]
crel TraLrajo. l'. cle rvla¡'o. rlcsl'ila-
11os. Dura,tc las celebracio.cs clel día
Contact¿trotr al argctrtitrrr
roll COn el ¡¡rupo cle ultra-izqr-riertla AMIGTRES'
reutriÓn cle santiago cle chilc se
ALI1JANDIlO MIIDOY y despuós clc la
via"ió a Porto Alegre'
traslada¡on a Ilutetros Aircs, DAViD tlODIllGtJIlZ (rLle
a su obispo haciénciole crcer
Brasil para, rlescle ailí. escribir.*na carta
regresar'ou FOr rlistin-
había iclo a Ilrrdil y 11o a chilc. Los dos s¿rccrclotcs
afint:s cn Ilttcttos
tos rulnbos a El salvaclor. tlcstrlttós cle contactat'grllpos
Aircs.

Cottsi¡lttlts ll rcgrcsg- tle Clrile.


con el Grupo' se
A srr legresL] tur,'ierotl llll¿l ICLIlliórr de inlorniacióll
cle la reunió, de cris-
dctiicaro. cle i,rrcdiato a csttrcriar las co,crusionr's
tianos paftr cl socialisrno. Irl Arzobispo LUIS
CrlAvEZ Y GONZ AI-EZ

5-
Y Profundizase el texto. El GruPo acusÓ a
RIVEI1A PidiÓ qrre se anaiiza.se
a los Obispos Y la margitlaron
PILAI( IvlA¡'iCEÑlDO cle haber informado
de innlcdiato.

Sc fornra trn GrtrPjl- cle !achada'

en organizar un Grupo de facha-


La rrr¿rcción del Crtrpo se conc retir'Ó
rcunía con Monseñor t(lvERA. Por separado, el verdadero Gru-
cla que se
reunía en otra fecha distinta: a ese grupo peftenecían los padres:
ito se
Jesirs Bengoechea' lnocencio Alas' I'Ii-
Ber¡tarclo Boulang, Rutilio s¿inchez.
Ruí2, David Rodríguez'
ginio Alas, I;abiírn Amaya, Berlito Tobar, Astor
Waltcr Gttcrra.

InfiltraciÓn cle los Centros ft- f"t"tttO'C


cle instrumentalizaf e infil-
El patlre DAVID RODRIG UEZ se encargó
cle los Naranj's (usulután)
trar el centrcl cle Fonnación de campesinos
era: preparar a los ciunpe-
que dirigían los Paclres Pasionistas. El objetivo
comunistas y donrinar los recursos eco-
sinos pau"a la fonnación cle cuaclros
los Naranjos' Desde ese momento los
rrómicos que llegaban del exterior a
o celebradores de la Palabra'
campesinos no eran sfunplemente catequistas
De igual forma infiltraron
sino verdaderos activistas político-comunistas'
"El Castaño", ett San Miguel;
los otros Centros de Formación Carnpesina:
los centros de capacitación carnpesina
de: suchitoto' Aguilares y santa
Ana.

os'
Sacerclotes nle iicanos rnentalizarl a salya§loref

rnejicatlos a
En varias tlcasiolres vilrieron a El Salvaclor sacerdot:s
acloctrinar a los sacercrotes salvadoreños
e, rnarxismo-leni,ismo, a pene-
con ros lentes ciel a,álisis marxis-
trar la Igresia por mecrio cle la lliblia reícra
del Evangelio' solían exponer
ta-leninista y con la praxis revolttcionaria
y pre-
que el Evangelio daba categorías evangélicas buenas para adoctrilar
única pra-
clicar, pero no para transformar la societlacl en que vivirnos. I"a
que los
xis evangélica es la praxis rnarxista. Explicaroll qrle, por el tentor
países latinoamericanos tienen a la palabra "comunismo", 'urlarxismo",
se
..socialismo". En una reunión con sacerclotes nrejicanos,
usaba el térnrino:
uno de ellos expresó que el Grupo estaba llegando ya a tln cornpromiso
del mis-
tal, que los integrantes «lel mismo nunca se iban a pocler retirar
nto. En efecto, después de esta reuniÓn el Crup6 ctxlenzÓ a marginar a
quienes consideraron no-comprometidos y no los volvieron a invitar
más a

las reu¡tiones.

Expulsión del Arzobisp-ado de San Salvadgr t1:! Pjlc§g-.[N4BPO


BOV;

El Arzobispo de san salvador, Monseflor LUIS CIIAVEZ Y CONZA-


LEZ decictió clespedir al Padre BERNARDO IIOULANC al tenninal
su
que se
contrato de trabajo en el Atzobispado. Inmecliatamente clespués
conoció la noticia, los jesuitas IGNACIO IILLACUIltA, AMAI)fi LOPEZ'
ION SOBRINO, JUAN HE,RNANDEZ PICO SC AbATTdCTATON CN IA CICfCNSA
parroquia del Fa-
del Padre BOULANG. Para ello hubo una reunión en la
cn esa oca-
dre ALFONSO NAVARRO, ubicada en la colo¡ria Mirantonte;
qtre el pa-
sión participaron 27 sacetdotes: el Padre Ignacio Ellacuría clijo
dre tsoulang era el único sacerdote que estatra encarnitrado dentro de
una

pastoral popular Y QUe, permitir a los Obispos expulsar al ['atlr$ []ernardo


Boulang era comenzaf a detener una pastoral popular y liberadora;esta
era
que
la línea auténtica de pastoral que desde hace nrttcho tiernpo tendría
r:xpulsar al
haberse llevaclo a nivel nacional. Expulsar al Padrc llot¡lancl era
verdadero líder de una auténtica pastorarl liberaclora. Presentaroil url escri-
to al señor Arzobispo y le pidieron una especie cle careo etrtre ellos para
defender al Padre Boulang. Para esa reuniÓn especial, cada urro de los
miembros del Grupo tenía la obligación de invitar a un gn¡po de sacerclo-
pú-
tes. Monseñor LUIS CI{AVEZ Y GONZ ¡\LEZ invitÓ a una audiencia

B-
blica. L.l Gnrpo puso el no¡nbre de "Tribunal del pueblo" a esta audien-
cia. El señor Arzobis¡ro acr¡só al Paclre Boulang de hacer labor laiclsta y
¡ro s¿rcerdotal. I:il Crupo defertdió que la labor rle IJoulang cr¿l pastoral y
lro ¡lolítica. Def'endiero¡r al Paclre Iloulang, juntarnetrtc con los jesuitas
antes müncionados, los sacerclotes: RICARDO URIOSTE, FABIAN
AMAYA, I}ENITO TOI]AR, ASTOR RUIZ, RUTILIO SANCI.IEZ, ETAIT
en total l5 sacerdotes. L,l Arzobispo terminó la audiencia cliciendo: "Mi
últinra palabra es: el Padre I)<lulang, se va", Y se fue del país.

Marginan al Arzobispo y al Obispo Auxiliar cle San Salvador.

Desde ese ¡nomento se corrió de boca en boca esta consigna: "Monse-


flor Chávez y Monseilor Rivera ya r1o son los Obispos que necesitarnos y
que la arquicliócesis neccsita: tene¡r¡os que ver la forrna có¡no l«-lgrar que
llegue al Arzobispado un Obispo corl cluien podantos tralrajar". Era evi-
dente ¡rara el Crupo que ambos Obispos no se habÍan decidido por una
pastoral con lineamientos políticos. Monseñor RICARDO URIOSTE co-
menzó a sospechar cle alguien que había dado inlbnrraciones a los Obispos
acerca del Paclre IJernarclo Boulang; expresó que si no sc sabía el nornbre
clel inforruants era injusto expulsar a un sacerdote.
-"9

La semana cle llastorai Nacional.

EI Grupo nació en 1970 en ocación de una senrana cle pastoral encar-


nadaanivelnacionalcoltelobjeto,asÍseoi¡o@deen-
contrar tura ¡rastoral que respondiera a la realidad del país. l)urante esa
semana de pastoral un grupo de sacerdotes señilló y atacó la pastoral
elitista de la Iglesia fbmentada por PAX ROMANA que había hectto
cncapié en fonnar las ólite.s intele'ctuales que serían rnás tarde las personas
influyentes e¡r les instituciones sociales del país. El Grupo era encabezado
por el Patlre Bernardo lloulang, quien subrayó la irnportancia que tenía el

-9 -
campesinado, el cual se hatiía dejado en el r¡lvirlo. Ljrttrc las cuuclusiottes
de la Senana de Pastoral se encontr¿rtr¿t la siguienlc: busr:ar cn l't¡nl'ul cr¡t"l-
junta con los Obispos una pastoral enc¿rrrrarJa. I'.Jo era t'ácil inIcrprotar el
contenido de "pastoral erlc¿lrnacla". IIabía clilercntcs l't-rnllas rle ert[endet'
esa pastoral, Apareció así, una fuerz.a invisible etrtro los participirntes a la
seman¿r de pastoral: el Grupo de Re["lexión Pastoral. Ltegó a n]Ílnos cle la
Prensa Nacional el clocumento cle la Sernana Irastoral, la c-'u¿tl r:ontcnz-ó it
atacar las conclusiones f inales. Por ¡nedio cle la Prensa a{'lc¡raron Ilrs clil'e-
rentes opiniones del clero. Se identificó el Cirupo cle Sacertlotcs pro mar-
xista-leninista, con"ro gente que radicitlizb la realizae:iiln y la plaxis pasto-
ral. El Grupo, aprovechó la convivencia de sacerclotes y cle rcligit:sas para
detectar a los 1íderes.

Entre los nriernbros del Grupcl se lnencion¿ln, cIr la;rrc¡uidióccsis de


San Salvador, en donde se encuentra el núclco dsrl Grupo, a k:s sacerdo-
tes: Bernardo Boulártg, Irabián Atnaya, I{icardo Urioste, Oc:tavio Crttz,
Triniclacl de .lesús Nieto, Inocencio AIas, I:[iginio Alas, Ittttilir: Sáttcltez.,
Astor Ruí2., Roberto Trejo, Ricarilo Ayala, Nicolás Menjívur, Peclro
Cortez, ILogelio Poncel, Plácido llrdozain, idal-ael [Irrtrti¡, l)eclt"r.l Dcclcrcl,
Benito c1e Jesús Tobar, Juan Angel Martínez, M¡r'io lLatrtr:s, Ju¿itr ltanros
Vega, Luis Van de Velde, José Luis Ilurguet, Mario Ílenr¿il, IJentartlr:
Survil. De la Diócesis de San Miguel: Miguel Vetttura, Leonol Crttz,
Miguel Montesinos, Miinuel de Jesirs Córdova, Raynrr-utclti l)tuttas, Julio
César l-emus. De la Diócesis de San Vicertte: David i{.oclrÍgtrez, ILatael
Barahona, Porfirio Martínez, Bertigno Rodríguez, Vicente §ibrián, Alirio
Napoleón Macías, Rafael Palacios, Miguel Alipio Flores, I{crrrítn ltodrí^
guez, frrancisco Mejía. De la Diócesis ile Santa Anii: Wnlter Cittcrra,
I{urnberto de Jesús Ayala, José Luis Garnero Clulrcl¡do, Iittriqrre (llorldcn,
José Adolfo Mojica. De la Diócesis de Santiagr: cle MarÍa: Josú: kfaría AIas
Alfaro y los Padres pasionistas del Centro cle I;orntación Cant¡resitta Los
Naranjos entre ellos el Paclre "Tuan Maciro Mcrino. De Ios jesuitas: Clesar

l0 -
Jerez,Fr¿nciscoEstrada,IgnacioE,llacuría,Iottsobrino,IgnacioMartín José
Eengoeclrea, Francisco Javier Ibisate. Rafael Moreno,
Baró, Jesüs
Pétez,Juan Flernánclez Pico' Angel Milría Pedrosa' Juan
§antamarla, Isidro
RamÓn}tfloreno,ManueldeSantiago,AntonioFernánclezlbáñez,t{utitio
Jaén, salvador carranza, Marcelino l>érez' Jorge sarsanerlas'
cranrle,
Miguel Manuel de J" Córdoba'
§egundo Montes' De San

l.teaccionr* Oo*1*rior.l.a-lq
qemgrt de.@
DespuésclelaSemanadePastoralsenotÓ,conescándalocletodos,
unafuertedivisiÓnentreelCleroyentrelosobispos.ElPaclreRUTlLlo
san José de la Mon-
GRANDI1, crlcargarlo cle
la cliscipiina en el senrinario
los ánimos y se esforzó por cristalizar trn diárlogo
tafla trató rle apaciguar cle encontrar u¡ra línea co-
y los señores obispos, trata'd'
errtre el clero
tnúndepastoralettmediorletendenciaspastoralescliversas.EstocreÓ
desconfian¿adelEpiscopaclolraciaeiPaclretlutilioGrancle'

EnesemisnroafloclelgT0sereutrieronlosobistrloscleAméricaCen.
tralen(iuirtemala.Siendoése,elailoconsagradoalasNacit¡nesUnidas,
[IUmilnos ' La
pfoducir un Documento sobre los Derechos
deternrinaroll se leyó en todas las parro-
centroamericano
DeclaraciÓn clel Episcopaclo
quiasclelistmo.LosjestritasdeElsalvadorcriticarolracerbamentela
tlel Grupo cle ReflexiÓ, Pas-
Declaración,calificándola, en una reunión
toral,comorlenragógicaycobarclealnodenunciarheclroscOnctetosso.
jesuitas Ignacio Ellacrrría y Juan
LOs paclres
bre los Dereciros llunranos' violatorios rle los Derechos
ver que esos hechos
l'Ierllánclc¿ Pico hicieron
si los obispos no lo hicieron'
se
rlebierou haber clenunciaclo;
llunranos se
convirtieroncncÓrrrplicesdelosnrismos.ElGrupocleReflexiórrPastoral to-
rei*a'te para crear contrarlicciones y cre esta fonna
explotó ra crivisión
los cuadros cle la Iglesia'
n'laran conciencia de ello

- ll -
Ilal¿lcg:r I J82.

para l9B2 había en El Salvaclorun total rle 383 sacerclotes: 190 clio'
canrteiitas Des-
cesanos y 193 religiosos de las sigttierltes congregaciones:
calzOs, Claretianos, Dominicos, Francisc¿rttos,
Jesltitas, Josefinos' Pasionis-
111 20 o/i: rlel Clero
tas, Fauiings, Redentoristas, Salesianos, Sontascos'
estaba compt'ometiclo en la lglesia Popular'

Ei Gnrpo de Reflexión Pastoral se llarnó en 19?0 "l-il i'laci*n¿il


de Sa'
..El Ürupo clc lcls 30,'; ilesde el
cerclotes,,, efl |g76,fue conociclo conro
..lglesia popular", estanclo intcgracla por
25 de marz. c1e lgg0 Se llanró:
y
un gfupo de sacerdotes, religiosos, seminat'istas, ntonjas, rrlielnbros
de
de 1976 fue
comunidades de base urbanas y rurales. El 23 t1c novietnbre
del "(iru¡r, de los
denunciado ante ra conferencia Episcopar la existe*cia
30"

III.- LOS JESUITAS EN ESTA ENCIRUCIJADA DLl LA }IISTQ§I¡\"

Los J esu itas ab ando naro n-@A*J*lSgg[¿**


Obispos cle E,l salvadr¡r decidieron t¡uitar la direc-
A fines de 1972los
jesr'rit"as ¡rorque los
ción rJel Serninario Mayor San José cle laMontaf,a u lr:s
que el e rttottces Ítector de la
seminaristas habían sido polizaclos a tal graclO
Nacional, Dr. FABIO CASTILI-O había preparaclo ur¡a
célutra
universidad
ellos Ü"C'I'AVIO
marxista-leninista entre los nrisrnos seminaristas, erttre
oRTIz y ERNESTO I]ARIIE,RA quienes nrás tarde, ya ordertadi:¡s Sacer.
de segrrriclacl clr:l
dotes, murieron en un enfrentarnientr: con l¿rs f;tterzas
país. Algunos seminaristas vivían en comuniclacl con ei Padre l(rrtilio sán'
c}lez e* san Martín. [,os seminaristas decirJían corr sr"r
voto "denlocrático"
en ma*il'estaciones
cuestiones tan clelicadas, c0mo la participación cle ellos
(tv{ovimie¡rto de }:studiantes
de tipo pÜlítico. Bastantes jÓvenes del MEI{S
E'll estil ocasiÓrl his-
Revc¡luciclnarios Salvadoreños) entraron,al Semirlarir:'
en las re-
tórica se cletectÓ la influencia que lOs jesuitas tertíatl en clero,
el

-12-
cuales se movilizaran para de-
ligiosas y en las comuniclacies cle base; los
se organizaron tnanifesta-
fencler a los jesuitas en contra de los obispos.
país en contra del Episcopado por
cio¡res rie repuilip y llrotesta en todo el
jesuitas abandonasen el Se-
la deternrinación que ftabían tomado: que los
una circular a todas las co-
nri¡rario Mayor. se mandÓ desde san salvador
a un diálogo i a utla re-
nrunidades cristianas. a las reiigiosas llamánclolas
habían tonlaclo bajo la
flexión sc¡bre ta acciÓrl autoritaria que los obispos
Jirección del Nu,cio Apostórico. se realizaron crirefentes asa,rbleas presi-
Pastoral' con el
didas siempre por ull sacerclote rlel Grupo de RellexiÓp
como Pueblo de
apoyo de los jesuitas. Así se iba maduranclo una decisiÓn
final se vio una
Dios. En la reunión nocturna en que se debatió la decisiÓn
Estrada, Ignacio Ellacuria'
buena representación rle lo,i jesuitas: Francisco
Ia reunió,, y a
.luan llan¡Ón More,o, Jaén, Juan l-Iernández Pico. I)uralrte
prese¡tó una mo-
altas hr¡ras cle la ¡Oche el Paclre I-IE,IINANDEZ PICO
pastoral' la cual fue aprobada
ción, solrre la celebración cle una semana de
por una mayoria de votos. Pero el Gnipo cle los 15 sacerdotes de "llefle-
Inocetr-
xión pastoral,,, e¡rtre ellos: Bernarclo Boulang, David Rodríguez,
cio Alas. I'liginio Alas, llerrito Tobar, Alfonso Navarro' llutilio
Sánchez'

Fabián rLnraya, Astor Ruiz, quien presidía la reuniÓn,


no apoyó la mo-
ya
ción. Iln vista rle ello, el Padre [Iemández Pico, pese a que había
sido
le mere-
votada su mociÓn, la retiró, aleganclo que ese Grupo de sacerdotes
no se había consul-
cía su res¡reto. Poco después se esclareciÓ esta acciÓn:
y
taclo previamente al pueblo rle Dios sobre ello llo
se había planificado
reunión se di-
urí po, el Grupo de l{eflexión Pastoral con anüelaciÓn' La
solvió Por este incidente.

Los jesuitas reuolucionan sI 9§1i1. 99

Lros jesuitas abanclona[on sus gran«les residencias,


como el Externado
y se fueron a habitar en oa-
Sap José, el Seminario San José cle la Montafla
así había, Pof ejemplo en el
sas particulares, en pequeñas cotnunidacles;
caso de la Urliversida{ Centroamericana José §irneÓn Cañas' una casa que

- 13 -
se llamó UCA l, en donde habitaban los jesuitas más rccalcitralrtes;
UCA
2, donde vivía¡r los menos recalcitrantes, y El Carrnen, §anta Tecla, habi-
tación de los "viejos" conservadores. Una comunitJad se ubicó en la Colo-
nia Monserrat, otra cerca del Externado San José. En el pueblito de Anti-
guo Cuscatlán se fundó la casa de los "Juniores", est.udiantes para ser je-
suitas; la casa fue construida por los nlismos estudiantes. La idea era de
identificarse con "el pueblo". Poco tiempo después los jesuitas decidieron
que sus estudiantes se formasen en un anrbiente rural, y en la acción pasto-
ral.

La casa de formación de los estujljantgf p3la jesyit:r.s s.e t§:l111|i13.Agrik


res¿

L<¡s misrnos estudiantes para jesuitas ¡ridieron trasladarse irl canrpo, al


área n¡ral para hacer una nueva experiencia: organizar una acción pastoral
evangélica auténtica y de promoción por medio de catequistas, de líderes
comu¡ritarios y celebradores de la Palabra. Pidieron conro superior al Pa-
dre RAFAEL MORENO, mejicano, quien estaba preparando su tesis de
doctoraclo sobre marxismo y colaboraba en ese entonces corno Jefe cle re-
laciones públicas del Arzobispado de San Salvaclor. Escogieron conto lu-
gar para la experiencia la parroquia de Aguilares, población cercana a San
Salvador. El Padre MORENO condicionó la aceptación del cargo de supe-
rior de la casa de. formación a Ia permisión de traer todos los libros sobrc
marxismo necesarios para escribir su tesis. La Nu¡rciatura Apostólica le hi'
zo el favor de introducirle 400 volúmenes sobre nrarxisrno-leninisnlo vía
diplomática. La Madre Pilar Manceñiclo fue invilada para organizar una
Cooperativa Parroquial en Aguilares. Ella se trizo responsable directa de
Ios gnrpos cooperativos. Pronto aparccieron tensir:nes dc carácter ideoló-
gico entre el Padre RUTILIO GRANDE, nrás conservador, y el Paclre JE-
SUS BENGOECHEA, de lÍnea marxista-leninista.

t4 -
Labor de acloctrinarnie]to icieo.lQ-eico de fosisludlarll'ryi
lass.

ll,n cierta ocaciÓn ei Paclre RU'rlLIo GRANDE


notó qtte los estu-
rria¡rtcs jesuitas tre teorogía, Bartocla.o
y carde,al te,Ían ya tres f ines de
fuera del control de la
sefnana de impartir un ctlrso cle cooperativisnro,
Esta constató perso-
Madre PILAR MAI{CEÑlDO ydel PadrecRANDE"
eu dorrde se inrpartía el curso
nalnrente eu *rla visita inesperacla al local
que en la pizarra había un cliagrama cle análisis
marxista sohre el rnodek:
pueblo con nruiiec¡uitos' E'l Pa-
hist(rrico cle Anrérica Latina, adaptados al
de ra co.perativa para
crre GI(ANDlr protcstó ¡ror la instrurnentalización
por eflo, fue calificaclo lror los otros
acloctrinamierrto rrarxista-re*inista.
cle la coollcrativa cle
paclres jcsuitas cotrlo "ttettrótico". A las reutriotles
la cooperativa cle suchitoto' I1l
Aguilares asistían, t¡lnrLriétl, nriernbros cle
paclre FIIANCISCO ESTRADA, superior de la provincia de centroanrérica
tue notific¿tdo de toclo ello' G

La experiencia cle conversación política de


la parroquia 9e.tguilalesJ.'.91
caso del Patlre RUTILIO GITANI)E,

Josd de la Montaña' el
A raíz clel problema clel seminario Mayor san
Padrel, Rutilio Grancle, encargado
de la disciplina <lel Senrirtario, fue pro-
candidatura fue recha-
puesto conlo candidato para Ro'ctor del miSmo' Su
zacla por el Episcopaclo porque sobre
él pesaba la responsabilidad de la nla-
clel serninario y de lQs gru-
nipulaciÓn cle la situación que se hacía a través
picliÓ, entonces' ltacer una la-
pos de reflcxión populares. El Patire Gran«le
Arzobispo de san salvador
bor pastoral en una parroquia nrral. El señor
Los jesuitas tomarotr con en-
le confiÓ Ia parroquia cle Aguilares en 1973'
tusiasmo esta idea del Padre Grande
y pensaron crear una parroquia rnode-
más juntanrente con
lo por su eqt¡ipo sacerclotal; ptrsieron clos sacerclotes
E'l equipo sacerdotal' excep-
el lladre Granrle: CARI(ANZA y TIIEVIñO.

- 15 -
to el Paclre Clrancle, cambiaba cle personas. Foimarott ¡larte del eqttipo los
pacires Salvador Curranza, hd¿rrcelino Pérez, el Paclrc J esirs llengoechca.
I,niecliatar¡ente se iniciaron las reunioncs cle "reflexiiltt" en el nr:viciaclo
cle los jes¡itas ya traslaclaclo a la parr<lquia cle Agr-rilares. A estas rcuniones
asistÍan l6s cuatro estr.rclia¡tes para jesuitas: cAR,DENAL, IIALTODANO,
ASCOLI, [IIrRNA.NDlrZ, activistas colritlnistas, qttiencs, tiernpr-l tlespués,
f'ueron expr-tlsaclos de la Cornpañía cle Jesirs. A este eqtripo pertc¡eciÓ
ta¡rbién el Padre CAIlLOS R. CABARI{US, por algirn tiempo' l-r:s estu-
cliantes jcsgitas hiciero¡ u na experiencia Ilueva. Iln cste tienrpo cxperi-
¡re¡tal, afloró la cc;¡vcniencia y aún la neccsiclacl cle btlscar "colllLlniclaclus
t'orrnacloras"; tie modo que lr:s jóvencs en l'onrl¿lciÓn no estén en lllanos
cle un "forrnacJor" particular, sino (iue sú integren con
jesr:itas cn tratra.jcl
apostólico y {'ornren así "comuniclacles etr f'orrnaciÓn", Por ello se hacía
clistinción entre el sitio de vicla y el sitio cle estuclio. Siete estudiantes crlr'-
saban estur-lios en la IJniversiclacJ Cen troanterican¿t J osé SilneÓn Cailas
UCA, tonianclo contacto con gente suburbana. Otros seis estutliantes cttr-
satr¿rn estuclios en el Centro cle Itel'lexión'l"eoiógica qrte lj.lncio¡ra cn la
tltlA. Estos tenían contacto corl los citnrpesittos.

El Iratlre jesuita CARt.OS If . CAIIARRUS informÓ sobre ll ex¡reriert-


cia nrent¿ilización ni¿rrxista-leninista qr.re realiz¿tron los jesttitas en la Pa-
cJe
rroc¡uia tle Aguilares, Arc¡uiiliócesis de San Salvaclor, (Christtts, 1978).

Señaló la clinárnica sufricia por un sectol'campesirto de la parroquia


cle Aguilares; el ferrórneno rJe "conversión religi<lsa" qtle se traslaclÓ irtnle-
cliatatnente a una conversiÓn política.

§SfUg¡1lgI_Relisiosa.

"El mr¡nclo "religioso" clel campesino cle Aguilarcs, escribié el Padre

CABA.RRUS e¡ 1978, antes cle la llegacla de las tarrlosas rnisiottes con qLle
se abrió el trabajo pastoral, hace ya cinco aflos, estatra caracterizado por
las típicas notas de una icleología religiclsa campesina. De manqra qtrc pa-

- l6
una lcy rluc sc ai;licÓ e'tr
ra cSta rit,,o.ió,., atrtcrior a ta nrisiÓll, Se t'oLllli'tló
c1t-tc casi ltcct:sariallicl-ttc colls-
Nir;aragull, un¿l lnatriz nrirgica costltovisil'a.
lllictrtl'as los con[lictos
truyó trlapil.s iticolÓgicos jusl if ica.nte s clel statusqll0,
cla, c.,tlicic¡,cs objeti-
;; ;r,t*,iircio*es f ucsc, nristificables. Cr-ra,do se
cle tierra o cle traLrajo y se cles-
vas cont() Ia pcrcc¡rcióil ile ia atrsoluta falta
y esto fiter lo que
r.ililica la ¡.eaiidad s,cial. trrota cl u-rrvi¡,iento político",
pasó etl ./r¡¡r-rilares, scgtitt eI Padre CAItLOS R' CAtsARl{US'

ulta predicación qr-re se liiz.o ln;is acorrJe con ei Mensaje


,,Graci¿rs a cle

Llrl¿r recr o'ga*izativa. que sirr


Jesirs, se estableció, por,reclio cle la misió,,
ducla fuc u,o ¿c lcls aciertos ni¿is grandcs
del trab¿rjo llrisiOnal ctr cuanto
¡[11 dL:legtrdos cle la Palatrra'
creó un cornplejo sister¡la orgattizativo a nivel
del uporte clel
corl .'1 carácte' laico y subsicliarizante. [,a revalo'ación
ttlr sin nilflreto de tare as
laico carnpcsin¡1, coln0 alguien que pueile realizar
Llrla corlciencia clc respo,sabili-
a^t.cs sólo privircgio cle los sacercrotes creó
«1el itruehacer cristiano y del
datl e* I.s car,pesinos frertte ?] stl collluniclacl
proceso histÓrico. sir¡rtlltátiearnetlte se estabieció
utla estrttctttra stllll¿l-
su secle clistritrtlía iirs
nre'te controlacla clesde la parroquia, quíe. clescle
la concielttizat:i(ln clel
orientaciottes básicas horrrogéneas para fotlrentar
pueblo".

onrnipotencia y se
"'l'oclo ello sirviÓ para que se bajase a Dios cle su
srl ri,nde privilegiacla-
liiciera hincapió en que es la historia de los hombres
cort'e ctistintos' históricos co-
ntente se revela. Ilsto desencadenó credos de
nto los dei Antigtro''I estanlento"

L-o¡ivet'si(rtl
-i- ¡
I'oI ít ica.*
fue
^l métoeio
"Asi colrto el clel IfeuÓnreno de la metotlología religiosa
,*Á1.nr1ñ del
se clebió a fuerzas' que si Llien no es-
clr: la parroquia, la cottversión 1:olítica
porlía clecir tam¡roco que nacieran del
tatrart scllaradas flc la pttstqral, no Se
universitarios religiosos'
lnisnro setro pat'I'tlqnial. El esfgerzo cle algunos

^17-
los trtejores cle ellos, fire inrportante y clecisivo, juntarrrente co¡r la recrrpe-
raci(llt de ttna vieja estructur¿r organizativa carnpesina qtre había teniclo sr¡s
vinctrlacione's con la Iglesia muchos años atrás. Esta organización, con süll-
gre ntlev¿l, se reactivó y pronto mostrÓ su autcinonría con respectcl a Ias di-
rectrices cle la parroquia, aunque siguió operanclo en ella, con acuerdo clel
ec¡ui¡ro pastoral; atr)rovechaba a la mejor gente tratla.iarla por la Iglesia;
traslapaba Ia estructtrr¿t organizativa polÍtica en la red cle clekrgaclos. De
rllanera qLte puecle decirse que la organización sc irn¡llicó en la anterior, lo
ctlai no clejó cle provocar recelos y problemas que ti¡eron strperánclose en
la nteclid¿r crlt (luo se iba c¿rrnin¿tnclo".

"El attuncio ersencial "predicaclo" era


la necesicla(l cle que se hiciera
jtrsticia ett ntedio de ttn rnunclo cle opresión Ia posibiliclacl clc la inrplentu-
ciÓn dc utt stlcialismo clue prrsiera fin a esa c:xploteción vivirla. tistc ti¡:o
dc' predicacióli generó asimisrno "creclos políticos", cn los cuales se iicen-
tttal¡a el papel dc la organizaciórr popular corlro el mecanismo por el cual
sc poclrÍa lograr esta socieclacl socialista',.

"Otrll característicacle esta conversión es la ¡nística cle segtrimicnto


qL¡e en ella se desata. Entrar en la organización se conccptriA collo unít
llueva conversión. Dentro de la vicla cle los campesinos una prirurrra, conlo
se ha dicho, fire el aceptar la misión y sus consecucncius; pcro la plc¡itud
cle esa co¡rversión primera resicle llara ellos en organiz¿trse. La orga¡iza-
ciÓn hace viable el cambio; ese canlhio viene alrn cr¡¿lnclcl el irrfornrante
piensa que segtlramente él no lo va ;] ver; lo vcr¡i¡r strs hijos. Hay ult esfbr-
zarse por el fttturo, con
experiencia de trabajo ct>lectivo, t;rr¡bién hay
señales de que se vivett nllevos valores; se clejrtn los vicios y el ejern¡llo
arrastra a otros ntás"

"Attttque se da un paralelo interesante entre el caso clc la t;onversiórr


política y tlll stt¡rttesto caso cle conversiórr religiosa, se cla en la política, un
ntatiz tle ttrayor concreción y ritclicalictacl. Se evita lu coartacl,r tle lo abs-

- t8-
tiecisiri, cle crar la vida es trenre,da¡ncn-
tracto corro direnros clespuós. La y porqtle el sen-
rr:al porquc cll vcrdacl se experitnenta la represiótr'
te ntás pot un
son sus hijos y sus herlllanos, es
titlo tle darla es !or un pueblo, Qug
pueblclqu0ya,.,o,.lociuierecle.jarrrrás'E,nelcasoclelaconversiÓnreli-
a ttn martirio quizírs algo estilizado y por un cris-
giosa se estaría clispuesto
que
historizable (sr-rjeto a la posiblidacl de hacerse historia) percl
to que es
la ltrcl-ra es.á
E',-, la conversiÓrr política
exige urla concretizaciÓn lllayor'
entusiasmo típic. cle lo nue-
colnenzatrclo a.ora, es novedacl y rlespierta el
vo.Errlarcligiosaescíclica;sienrpresetienequeluclrarcontraunrnal
puede no estar-
está en luclra, es decir.
que eS abstracto toclavía, siempre se
se".
en contrnposición tle la Iglesia
"La orgat',¡¿¿cicrn viabiliza el catlrbio'
pero tetne a las concreciotles De raíz,la conversión políti-
qure lo exige
c¿ttomacncuetrt¿rlastnediaciones;tienequeirnplenrentarsuluclracon religiosa
su meta' no así l¿r conversiÓrl
todo lo quc Ie sina para conquistar
la necesiclacl de que haya lnediaciolles"'
que tierrclc a supiarttar, a no ver
por tanto ya que
,.Lir experierrcia política. por principio, es colectiva
escontestatariaprovocalarepresiónexterna,conlocual'enelcasodeEl
Salvador.sefontelrtarnásySeCollsolicla.Lacuhninaciónylaftrentede de la soli-
esperanza cle la conversiótl
o experierrcia potítica es el "triunfo
una huelga
que se puccle clar pese a la represión' en ul'la ntarcha'
clirriclad"
oulllrarogeneral.Sierrrpresetriunfaporque,noseobtienelopretendiilo
oseaprendetlclenernigoparanovolveraequivocarse.Larepresiótr,por
paradójicCIque]]arezca.estáfortific-,ancloelmovimiento.Laexperierrcia
y Esta cele-
la celebraciÓn cultural sinrbÓlica'
religiosa tiene 0,, .rlu,.n eu es decir'
si es cristiana. tiene que crorlvocar al rito y a la historia'
[rraci(rn,
lanzaralaexperienciapolÍtica.Dealrísucarácterinterrelaciotlal,''

La Un iversidad C." tt'lj"tit"


José simeón cañas (u'c'A') fue creacla el
La universiclad centroa¡nericana

- l9 -
6 de septiembre de 1965, de acuerclo cc¡n la lc:y tJe [Jniversirlades Privatlas
del 24 cle rnarzo de 1965. Sus activiclades conrenzaron el 7 de {ertrrero dc
1966. Oficialmente los jesuitas han hecho las siguierrtes ¡runtualizaciones
de la naturaleza y actividad de la UC¡\. Jurídicarnente lirnciona conro"t¡rlil
corporación de Utilidad Pirblica", es decir ni estatal ni merumente privntla.
Se planeó concebiren la UCAUn nuevo estilo cle adnrinistración qt¡e sosla-
yase los peligros con que históricarnente se han enfrentado las IJ¡livcrsida-
des de nuestro medic¡; ser instrunrento clc organizucioncs c-ivilcs o eclesia-
ticas, o caer en manos de partidos pr:lÍticos o ser ntanc'jaclos por oligar-
quías econórnicas o por grupos de presión con miras a instrumentalizar la
Universidad para sus fincs. La UCA sc concibió lc:gal, adnrinistrativa, eco-
nónrica y académicamente autónonra. 'La razón cle existir de la [.Jniversi-
dad es el ser'yicio al pueblo salvadoreño y centroantericano a través de una
docerrcia cr'ítica y libre, la inverstigación y la pronrorrión soci¿rl, quc iryuclen
a la conrpleta liberación de todo el homtrre y rle todo honrbrc para que és-
te contribuya rnírs tartle con su tralrajo a la c«rnstnrcción y perfecciona-
rniellto de la nueva sociedad. La Universidacl Centroar¡rcrica¡ra N() ES CA-
TOLICA en su escritura pública, sino c"¡ue se llanta "cle grienfaciQ! gstig
n,a". iQué se entiende por esto?. Los jesuitas, tattrbién lo clel'inen así: la
Universidad es de inspiración cristiana, por'(lr.le "el queltilcer universitario
de la UCA, en la preservación, elaboración e irracliación de la cultttra, cn
cuanto humanizante, está embebida de valores cristianos y prepara a reci-
bir el mensaje total del Evangelio" "lra insPiraclQl conc:ientiza
sobre el aspecto socializante cle la cultura y de la Llnivel'sitlacl. I-a tJCA,
en cuanto cristiana, enfatiza la función crítica conlbrme al Evangelio. [.o
cristiano ilurnina la inteligencia de la Universiclacl, ittrt'iendo tlnn tltteva vel)-
tana a la cultura. La UCA entiende sr: inspiración cristiana en ull colttexto
cle aLrtononría y libertad acaclénrica". La UCA tiene tanrbién r.tnit [t¡ltciólt
espiritual. Esto Io explican los jesuitas cle la siguiente lilanera: "[,1 UCA,
al proteger, elaborar o irradiar cultura, er1 Ltrt clima y con una inspil'ación
cristiana, ejercita una auténtica furrción espiritual. Se concreta su f'unción
espiritual en la investigación, reflexión y tra¡tsnlisión del satier teológictl,
que hace su Ce¡rtro tle Rellexión T'eolÓgica". l

20
la
co¡r la llegada co¡no ll'ector cle
Esta estn¡ctura fue concretizada
UCAdclParlreIGNACIOE,LLACURIAyelequipodejesuitasenullaac.
E'l rnarxismo-leni-
pro marxista-leni,ista'
ciótr social v reflexiÓn teológjca
aunque no hay asigrtatura coll
es-
nisnro es cáteclra funilamental en la ucA
cristiana" de la Utt.se lia t"l::l:1: n''' :ll
te nombre. [a "in§pira'ciÓn
contenido de su
,,i,,spiración marxista-le¡inista"; este es el'significaclo o
"libertad o atltononría académica"
se
que acleniás cle ser Universiclael
Los hechos históricos ¿emuestran Err 1973 se
en cerrtro cle acciórr política nrarxista'leninista'
ha converticlo
TeolÓgica" para los campesinos de FECCAS
abrió un curirJ rle "ll"eflexiÓn
(]n l9l5'
(FerleraciÓn cristiana cle carnpesinos
salvadoreíros)' Más tarcle'

bajolaasesoríaclelaI.]CAserealizalaalianzaFE,CCAS.UTC(UrriÓnde 28 de
del canrpo). En lg17 las "l'P-28" (Ligas Popularcs
Trabajaciores
Febrero),grupoclefaclraclarlelEjércitollevolucio¡rarioclelPueblo(IiRP),
rvfartí para la Liberació* Nacio-
y rnienrbr* rlel I,MLN (rrre,te Farabu.<lo gobier-
la ucA. Allí rnisrito se elaborÓ un proyecto de
nal), se argftnizÓ en
e irlvolucra-
tinte socialista e¡l ocasiÓn clel golpe cle estaclo ile 1979
no de en el rnisnto, para Iro
oscar Arntllfo Ro¡rrero
ron al Arzclbispo Monseilor
jesuitas pactaron col'l tltra fracciÓn del bjército'
tenerlo en fiu contra. Los y
contra el Presitlente Roniero ftre fragrrado en la ucA
El golpe rie estaclo
rie Sebastián' Los jesui-
lo afirrnó el jesuita Luis
en el Arzobisilado, como
tasaprovec}raronlacoyutlturaparaproponerunnrorlelopolíticodego-
en prirrcipitls sociales' políticos' econónlicos y lnilitares
bierno, basaclo
preserrtadasenr:llla¡naclr¡..LilrroArnarillo,,.Dr¡rantelosdosrnesesyllle.
clesptrés tlel golpe de
Junta llevolucionaria rle Gobierno'
<1ir: que clLlrÓ la
15 de octurrre cle 1g7g, la infr,errcia cre los jesuitas rle ra ucA
estaclo der
fue decisiva en el Gobierno'

CuanrloseoriginólacrisisdelaJuntallevoluciorrariacleGolrierno,
debidaaqtlelaFuerzaArmadacclrnprobó<truelrabíaerr<lichoG<llrierno
los jesuitas se reunierorr
clel comunismo,
[rastantes filncionarios m*itarrtes

2l-
el clía 2 cle ellero cle 1980 en la Biblioteca clel Seminario Srn.Iclsé cle l¿r

Montaña, juntanrente con el Arzobispo Mclnseñor Oscar r\rnull'o Rontero,


los nriembros cle la Junta Itevolucionaria de Cobiemo y su Cirhinete clr,:
Gobíerno pal'a encontrar una salida airc¡sa a Ia crisis de GoLlierno provocil-
da por los fr-rncionarios c¡tre habÍan amenazado con renunciar si cl Consejo
Permanente de la Fuerza Armada no accedía a sus exigencils. Al clía si-
guiente, a las 13 horas, renrrnciaron todos Ios Ministrr:s, sttbsecrutarios y
denlás firncionarios r¡tre pre teridieron chantajear a la fruerza Annacla. En-
tre los funcionarios renunciaron: MANUEL UNCO y el Ingcniero ItO-
MAIrI MAYOIi.GA QUII{OS, ex-rector cle la UCA.

La UCA jtrgó un papel inrportante en la formación de los cuaclros clc


los dif'erentes gnrpos rnarxistas-leninistas que ltoy confbrnra¡r et FMLN: las
["uerzas Popr"rlares clel Pureblo (FPL), el Ejército Popttl¿rr clel Pircblo (ERP),
las I-igas Populares 2B de Febrero (t.P-28). Iln la UCA se han realizarlo fo-
ros pro-nrarxista-leninistas; rnanifr:stacioncs qtrc se lran planific¿rrlo allí y
aúur nriis, la organización cle fucrz¿rs políticas clel ultra-izquicrrla "terceris-
tas" cle tipo canrpesino, conlo la LINTS, JLILIAN IGNACIO O'fLill0, en-
cargado cle logística del F-I\,{LN rcvcló, sienclo ya ¡rrisionuro rle l¡s Frrerzls
Armadas, (lue se corn¡rraban ¿lrrnas en cl exlranjero r¡tilizlrnrlo cucntas trulr-
carias cle jesuitas raclicalizados.

IV.- LAS ORGANTZAC]IONt]S CAMI)T]SINAS DI-] FACIIAI),,\ I][CC¡\S


Y U'TC.

.t,¿- Foderación Cristiana de Canlpesinos Sulvaclorcños (F IICCAS).

Existc en Bruselas la Confecleración Internacional d,: Sinclicatos Cl'is-


tianos (CISC), la cual funcló en América Latina la Confi:deració¡r Latinoa-
mericana de Sindicatos Cristianos (CLASC), con secle elr Vcnezuek. ¡\c-
tualmente se llanla Confecleración Latinoanlcricana cle Tl'a[:ljrdores
(CLA"f ). Esta orgartización en 1960, firrrcló en Centro Arnérica y crn el Ca-
ribe la Uniórt Nacir¡¡ral de Obreros (UNOC). Iin tll Salvaclor, I pirrtil tlur

22
la
la I.JNOC [ormÓ grtlpos qi¡e eran guiaclos por la Doctrina social rle
1963
de sarr salvaclor' cabañas y La
Iglcsia, sol-rrc toclo en los l)epartanrentos
canrpesinas' Movintiento cam-
Libertad. Estos grupos se llatlraron: Ligas
carnpesina' Jttntas de Desarrollo
pesino, Asociacioues catnpesinas, uniÓn
Cotttunal,LigasAgrarias'Del25al3ldeagostoclelg6ssecelebrÓen
el cual se ftttr-
campesinos rlttrante
san salvatlor un congreso Nacional de
Salvacloreños (l'ECCAS)' Para
cló la liecler¿rció' Cristiana cie Carnpesinos
cse monlentc¡ el ['arlre BEI1NARDO
t]ouNLANG liabía colocailo sLts
cuadros dc Ligils Agrarias dentro del
campesinaclo' Las FPL irliiltraroll' en
de las estructuras
1rr,- ooocinu. optaro' por trl lenta: "Porun ca¡nbio
para los trabaiadortrs dcl c'alllpo" I

el cuarto collgreso cele-


FIICCAS cclcbró varios collgtcsos' Durantc
carta de principios' Aclararon' ellton-
brirclo e¡r 1974 sc dcciclió la nueva
y táctica' E¡rtraron erl la lucha reivindi-
ces, sus oLrjetivos, su estrategia su
para trabajar' arrendarrtiento de
cativa pidienclo mejores salarit¡s' tierras
barato. Liinaltlletlte marcaron su obje'tivo
final: el marxislno-
tierra más
lenirtislno.
Inocencio Alas e t-Iiginio Alas
' El paclre Bertrarclo Boulang y los Padres
cle cuscatlán y err Aguilares'
organizaron ITECCAS en el Departamento

(,U' 't' C')'


La Unión rje Trabajadoles 9el Cam-p9

La uniÓn del campo fue organizada por el Partido


cle Trabajadores
que se convirtió en facha<la del comunisnro'
AcciÓn Rcnovaqlorea (PAR)
Conestoselementosorganiz6elPadreDAVIDRODRIGuEZlaU'T'C.
enTecoluca'Bnlaregiórrpara-centraldelpaísyenorienteaSuregresode
en santiago
para el socialisnlo
la participaciÓn en la reuniÓn de cristiatlos FECCAS'
cle uTC eran similares a los de
de chile en 1972. Los otrjetivos
obeclecían a un pian elaborado
por Bernarclo Boulang y David Rodríguez'

-23-
FECC,,\S y Ul-C e! el llloque Popular Revolucionario (llPR).
.t
Ill 4 cle agosto de 1975 apareció el Bloque Popular Revolucionario in-
tegrado por: FECCAS, UTC, Unión de Poblaclclrcs de Tugurios (UPT), la
Asociación Nacional de Edr"rcadores Salvadoreños (ANDES 2l de Junio),
el Movimic'nto Estudiantil Revolucionario de Sect¡ndaria (lUIlRS), por los
Urtiversitarios Revoluci«:narios l9 de Jr¡lio (UIf-19). EI I], P; R. apareció
en la vicla política soliclarizánclose con el (Jnrpo ele sacerclotes clue en esos
clías lo. de agosto de 1975 sc habían tonrado por ¡lrilnera vez lil Cateclral
de San Salvaclor.

La Jerarc¡uÍa publica un pronuncianriento sobre t?tiCCAS y LJ'I'C:.

Los
Obispos cle El Salv¿rdor publicaron cl 28 de agosto clc 1978 un
doctlmento conclenatorio de FIICCAS y UI'C finnado solarnente por 4
Obis¡lcls. Monseñor RIVERA y Monseñor ROMER0 ¡lrblicaron, clespués
u¡ta carta pastoral sobre "L,a Iglesia y las organizaciones populilres". El 29
cle septiembre clel n-iisnto año el Bloqrre Po¡rular llevolucionario ¡lublicó
un <locttlnetrto contra-atacando el Episcopado y clcfenclicndo anlbas orga-
niz¿tciones. En dichcl clocumento ITECCAS y tlT'C se dcl'incn cle la siguien-
tc rnanera:

"Sofllos clos organizaciones integraclas y clirigidas por JOITN¡\LEROS


Y CAMPIISINOS POUttES SALVADORI:ñOS (tue rcprcsentaruos y clc-
fcnclern<¡s los intereses inrnetliatos y firndarnentales cle tocl¿r Ia clase tralra-
-iarlora del calnpo.

Aglutinarllos, pues, al sector clel canlpo más des¡roseíclo, al que trlaclc-


ce rnás hambre, miseria e injusticia por causa clel sistenra callitalista depen-
diente que irnpera en nuestro país.

Nuestro trabajo )¿ nuestras lucllas han estarJo orientados a resolver, en


un corto plazo, nttestras necesidades más Llrgentes y trabajar por ganar nrás
ftlerza y experiencia para ¡roder en un fi¡turo rnás lejano, y junto a la cláse

-24-
obrcra y clcnlás scctorcs explotados y oprirniclos de nuestro pueblo, des-
truir la cil"rsa tlc nucstru cx¡rlotación y ttriscria: " ELCAPITALISMO DIr-
PT]NDIEN]'t., Y ALCANZAR NUDSTRA LIBERACION DEFINITIVA''.

"En cstc l¡arco. henlos clenunciailo constatrtcnlcntc la iltsaciablc explota-


ción quc ¡rudeccnros, clenrostrando conro truestro traba.jo, prodttctor de las
r¡lIyorcs riquczas dlrl país leclt¡ncla etr crccietrtes gattattcias para los capita-
listas y 0¡t salarios miscrabics para nosotros, qtle lros ¡rertniten conseguir
clcla vcz. tllenos lo irtdispensablc para cofiter, t,estirnos. tener una cilsa.
-,iIr
crJucnr a rtur:stros hijos, curar nrtcstras enfermcclacles, ctc". t
I

"Dcsde 1975. fornranros parLe del t]LOQUE POPULAI( REVOLU-


'u.,,
CtONARI0-BPl{-, scllanclo asÍ una alia¡rza cstratégica cortro organiz.ac:io- .

nes co¡tsecuenl.es de otros sectorcs explotados y oprirnidos de nucstt"o ptte-


blo (otrrcros, po[rlaclores de tr"rgurios, ntaestros, estucliantes). Esta alianza
cstá baslrtla r:n pl'incipios naciclos cle los intercses cle la clase trabajaclora y
corr ella l¡crnos venido dando los prinreros pasos ert el forjatniento de un
Flt [N]'t: RtiVOLUCIONARIO DE, MASAS qt¡e, fundándose etr la
ALIANZA OBR.URO CAMPESINA CON I-lllGtiMONIA PROLlil'ARIA es
la rinica garalltía dc que un día no fl'luy lejano poclalrcls terntittitr para
sicrn¡:rc con este sistenla de explotación e inir-rsticia y construir una socie-
dacl cirlrentada en Ia solidaridacl, la igualdad, la colahoraciótt fraternal y ia
paz".

"l'ar.¡to UTC-FECCAS. como el UPR nos hertros tlesarrollado sin de-


pcnder orgárric'a ni políticarnente del Gobierno, los particlos políticos, la r
Iglcsia Catirlica o cualc¡uier otra irrstitución. E,l heclto de que seartros los
I
nrisnros trabajaclores clel campo los rlue condtlcintos a FE,CCAS-UI'C e ilr-
pulscnros con nL¡cstros esfuerzos y sacril'icios las luchas por nuestros pro-
pios intr-rrescs. cs lo que ha posibilitado la creciente incorporación masiva
de jornalcros y carnpesinos pobres de todo el país a las filas de nuestras or-
ganiza cio¡1cs".

25

A
lI¡.
\*i

La activlciacl revolucionaria marxista-leninista de FECCAS-UTC fue


variada: .en cl carlpo,, tomas "pacíficas de tierras", tomas del Ministerio
-frabajo, de tcnt¡rlos y de embajadas.
de

V,. FINANCIAMIENT'O DE, I.,A IGLESIA POPULAR Y CONTACTOS


INTIIRNACl0NALE,S

Los princil;ales centros cle adoctrinamiento marxista-lenirlista de la


rt:gión se hailaban en Costa Rica, Santa Bárbara (Flonduras), México y Ni-
caragua. Los orgunis¡rros de conlacto erart: en el país: La Asociación
Ecunrúnica clc Servicio y Asistencia I'lurnanitaria (ASESAH); CREDHO de
la Iglcsia Iilliscopal; El S«rcorro Jurídico; El Secretariado Social del Arzo-
bispaclo fle San Salvador. En ei exterior: los Comités de Solidaridad por
L.l Salvaclor: el Departarnento Ecuménico cle InvestigaciÓn (DEI) en Costa
Rica: el Centro clc' Estudio Valclivieso y la CONFER en'NicaragUa: el'
Co¡ccjo Munclial cle Iglesias e¡r Sr.liza. A través de estos mismos organis-
¡tos se canalizaba o se rccibÍarr las ayudas econ(rmicas, etiquetadas como
ayuda hutlanitaria. ¡rara la Iglesia Popular,

V l.- PE Rloll.gJltl Ir§CISIoi\rUi


El Paclre INOCITNCIO ALAS colaboró directamente en Suchitoto a
la f'orrrraciórl del lrrente Amplio Popular Uniclo (f'APU) y a la organiza'
ción cle FECCAS. Iln vista que el Padre Inocenci«¡ Alas tenía mucho con-
tacto con Casa Presiclencial, al interior del Grupo de ReflexiÓn Pastoral se
le interrogó sobre la honesticlad, la lirnpieza y la instrumentalizaciÓn del
FAPU por el Gobiernr:. Se creó una clivisiÓn entre los Padres Bernardo
Bor,rla¡g y David Rodriguez contra Inocencict Alas e Higinio Alas, termi-
nando en la escisión entre ambos glupos. Esto se clejÓ sentir en las regio-
nes cle Tecoluca dirigiria por David Rodríguez y Suchitoto, dirigida por
Inocencio e [{igi¡io Alas. El grtrpo cle Ber¡iardo Boulang y Davicl Rodrí'
g¡ez se llarnó Bloqr.re Popular Revolucionario (8. P. R.). Esta escisión

-26-
('
{'
t
aconteció en el intcrior tle la Catedral cle San Salvador qtle el grupo habí¿t
tonrado el prirnero de agosto de 1975. Los Padres Inoccncio e [liginio
Alas comenzaron, clespués cle ese histórico 4 de agosto de 1975 a trabajar
en la reorganización del FAPU, el cu¿tl no clió señales de vida hasta desptrés
de dos años. El grurpo contrario a los Padres Alas corrtenzÓ nna. campaña
de desprestigio de los Patlres Alas tenninando con el ret.iro tle estos del
marco de la lucfia revolucionaria. El Bloqtte Popular Revolucionario
(BPR) se dedicó a formar sus cuadros en lat Universidad Centroamericana
José Simeón Cañas (UCA) mecliante sentirtarios titulaclos: "Análisis tlc la
Realidad Nacional".

Al interi<¡r "liundación de Desarrollo y viviencla mí-


cle los jesuitas, la
nima" estaba al cuidaclo clel Padre Antonio Irernández lbát1ez, su funclatlor
y promotor; a insinuación cle Monseñor llivera y Dattras. Ot¡ispo Auxiliar
de San Salvador, en 1964, eljesuita Padre Joaquín Lo§ez y LÓ¡rez firncló y
promovió, en 1969, la Obra de "Fe y Alegría". Al Paclre Ló¡rez y Lópu'z
le criticaban los jesuitas que osa Obra a su c¿rrgo, era Obra personal de él 1'
no de la Compañía de Jesús. El Paclre L,opezy L6pez f'tre invitado por sus
hermanos jesr"ritas a que aceptase la colaboración de k¡s cstucliantes pura je-
suitas, llamados "Jttniores", efl su Obra "Fe y AlegrÍa". Algunos cle estos
estudiantes ya trabajaban en "Vivienda Mínima". Comt¡ el Padre I-ópez
y López no aceptase, la división entre los jesuitas en clos grupos se fue lta-
ciendo cada vez más clara. Estas dos instituciones y la UCA recibían sub-
sidios del Gobierno. La casa cle los je.suitas clel Carrnen en Santa Teclil al-
bergó a los jesuitas ancianos y a los "conservaclores"; rnientras que UCA I
y UCA 2 albergaron a los jesuitas más radicalizados y ult p()co nrenos radi-
calizados, respectivamente.

vII.- pL.NUEVo ABZOII¡SPO p.F SAUIAIVADOIL.

"Jenem os u n Arzo bilgg rltl ej atr l


?."

En vista que Monseñor Lt¡is Chávez. y Conzález, y Monseircir Arturo

-27 -
y
Rivera y Damas fueron marginados poI el crupo de Reflexión Pastoral
pclr los jesuitas, estos se declicaron a buscar el futuro Arzobispo'de san
poco tiem'
salvador. Monseñor chávez y González iba a dimitir dentro de
po, al crrrl1plir Ios 75 años de edad. Los jesuitas desarrollaron una campa-
ña internacional ele clesprestigio de los obispos no-deseables de El salvador
conlo posible sucesor cle Monseñor chávez y Gon zález. El candidato de
ellos era Monseiior Oscar Arnulfo Romero. Para echar una cortina de hu-
nto a esta catnpaña de desprestigio itriciaron, al mismo tiempo, otra
,n,rrprño rJe desprestigio contra el Gobierno. Al frente de estas campañas
estuvieron los pa{res jesuitas: César Jerez y Francisco Estracla, en Euro-
pa: cl Dr. oquelí colindres, Rubén Zamora y Jorge Cáceres Prendes. Fue
clesplazatlo de Argentina el ex-sacerclote José Miguel Bonino, t1óloeol,t 1'
libcración y rnás tarde Presidente del Consejo Mundial de lglesias' en Gine-
bra, St¡iza, para que viniera a mancjar este asunto. Bonino se. insclbió co-
rno estucliante de la UCA y llegó a ser Director del Instituto _de Turismo .
(ISTU), cleclicánriose cle lleno a buscar al sucesor de Monscñor Luis Chávez
y González conro candiclato para suceder al Arzobispo de San Salvador
Bc-rnino escogió a Monseñor Oscar Arnulfo Romero Galdámez. Con é1, no
se volvería airás en la "línea tle pastoral encarnacl'a en el pueblo", les
pér-

rnitiría instrumcntalizar de lleno a la lglesia y evitar todé enfrentamiento


con la mis¡na. La lglesia Católica era un instrumento de poder que debe-
ría colatrorar a la car¡sa cle la revolución comunista. Después de ser elegido
Monserñor Romero, Bonino abanclonó el país expresando, antes de partir,
lo siguiente: "Clracias a Dios que ya nos han dado un Arzobispo que se
convierta inmediatamente: Monseñor Oscar Arnulfo Romero". No sona-
ba conlo verdaclera esa afirmación para quien conocía la personalidad de
Monseñor Ronrero y sus continuas clenuncias contra el compromiso políti-
co de Monseflor Luis Chávez y de Monseñor Rivera Damas por apoyar a
ciertos sacerdotes cuyas actitr¡des no eran muy claras. Sin embargo, Boni-
no clijo: "tenemos un Obispo manejable".

El 8 de Febrero de 1977 fue nombrado Arzobispo de San Salvador


Monseñcrr Oscar Arnulfo Romero Galclárnez, hasta ese momento Obispo
-t
ll

-28-
t,

i
I

\i'}
de Santiago de María. El22 de Febrero tornó posesión del Arozobispailo.
I
La ceremonia se realizó en la lglesia de San José de la Montaña porquc la
:.
I
Iglesia Catedral fue ocupada por el "Crupo cle ReflexiÓn Pastoral" para
.l
impedirle que tomase posesiórt de la misma.

Del clía 24 aú 28 cte Febrero de 1971 Monselror Roltrcro se encerró


con un grupo de sacerclotes en el Senlirtario San José clc la Moniaria. F'ue
aislado por contpleto, no se pcrmit.ió qtre se le hablase; para ello se ptlso
una religiosa en la portería del Serninario. Entre los sacerclotes qute le
practicaron durante esos días un psicoanírlisis, corno lo afirrrla el Paclrc Plá-
cido E,rdozain en su opúsculo: "Monsciior l{omr:ro, tnártil do la lglesia
POpular", Se encontratran: [nocencio Alas, Astor Ruí2, ltrabián Aniaya,
Rutilio Sánchez y Alfonso Nav¿rrro. Durante esos días le anaiizaron l¿i
situación nacional vista a través clel análisis ¡narxista. l)csctlbricron e I l'allo
psicológico personal de Moltserlor Rolncro: la insegr.rriclad. Los jesnitas y
el "Grupoo' se ofrccicron corro gn¡po de alrolre ert cl Clobierno pastorll
t, t

I
de la arquidiócesis. El prirle ro cle rnaizo cle ese año clcclaró MonseÍior
i
I
:
Rómero a su clero, reunido en li-rrnra ordin¿rria clue, slr línea pastoral sería
I
la de Medellín y que se soliclrriz.aba con la línea pastoral clel Grupo tle sa-
I

I
I
I
i I cerdotes que, en esa línea, realizalra una pastoral "litrera(lora"; ncl obstan-
¡ i.
I.

t. te que ese grupo le impidió tonrar posesión de la Arquicliócesis en la Cate-


Í
I
t...
dral. Hasta ese momsnto, Moriseflor Rornero, siempre srr ltabÍa nlanifesta-
i 1.
t.'
I
L
do en contra de la línea pastoral de Meclellín. Declaró iguahirente, que no
t:
I..
t, tendría ninguna relac:ión con el Gobierno en lrrotesta por la rnasacre acae-
cida a las l2:30 de la noche del dÍa anterior,2S de fiebrer«r. En esta <ica-
!;
j
I
I

sión aparecieron las Ligas Populares 28 cle Fcbrerc, (L. P. 2B cle ltrcbrero),
grupo de fachada del Ejércjto l{evolucíonario del Pue.blo (H[l}'}), grupo
armado comunista. Ese mismo día salió el prinrer "llol*tín" de la oficina
de Prensa del Arzobispaclo de San Salvador.

El día 12 de marzo de ese mismo año, a las 17:30 p.nr. fue ¿rsesinado
el Padre jesuita RUTILIO GRANDE, párroco de Aguilares, oon sus tlc¡s
acompañantes: Manuel Solórzano cle 72 años de edad y Nelson Rutilio

-29-
Lemus, de t 6 aflos. En la niisa cle sepelio clel Padre Rutilio Grande, a la
cual asistió torto el episcopaclo, y ante la sorpresa y estupor de todos los
Obis¡ros, foIonseñor Romero afirmÓ, en la homilía-fúnebre, que el apoyaba
la línea de acción pastoral del Padre Grande, como la línea de la auténtica
pastgral tle la lglesia. El rlomingo 20 de maruo decretÓ Monseñor Romero
la sgspensión de la celebraciÓn cle ta misa en todas las Iglesias y Capella'
lrías 6e Arquicliócesis y convocé a una misa única en la Catedral Metropo-
litana en contra del sentir de la Nunciatura.

Monsefior MAitCO RENE RISVELO fue nombrado Obispo Auxiliar'


de Monsefior Rornero. La noticia se conoció el 3l de diciembre.de 1977 ,
Monseñor Rnmero le ofreció la casa "El Despertar" de San Antonio Abad
para su residencia. Ivfonseñor Romero se molestó ante la negativa de Mon-
señor R"evelo,

Lg-s.igly:!§ sg lyqen presgltel en-gl :lrz?bis¡rtilq,

Los Padres jesuitas comenzaron a trabajar febrilmente en el Arzobis'


pado después de la toma de posesión del mismo por Monseflor Romero, al-
go i.nauclito y nunca visto hasta ese lnolnento en el país. Con frecuencia
se veÍan en las qficinas del Arzr:bispado a los jesuitas Francisco Estrada,
Ignacio EllactrrÍa, Isidro Pérez, Stein y otros más. El Padre Rafael More'
no, Doctor en marxismo, era el jefe de relacir:nes públicas del Arozobíspa-
cio. Los jesuitas manejaban tamtrién, torias las informacione§ del Arzobis'
parlo; la radio YSAX estuvo en manos del Padre ANGEL MARIA PE-
DITOSA.

A ia pregunta que se le hiciera a uno de ellos. ¿Porqué los jesuitas co-


laboraban tan activamente en el Arzobispado de San Salvador, aquél con-
testó: "acuerpantlo a este pobre hombre que no sabe qué hacer con esta
cliócesis en.un mornento tan clifícil; y viendo qué es lo que la UCA puede
hacer por el Arzobispado". Segfin el mismo entrevistado, Monseñor Ro-
mero estaba guiarlo por el equipo pesado de los jesuitas y por la inteligen-

-30-
cia de la UCA.
casas para ayu-
varias personas invitaron a Monseñor Romero a slls
que le usasen a él corno
darle a reflexionar sobre la posibilidad cle evitar
instrumento para sus propios objetivos ya qtre algtrnos hecflos lo demostra-
e interesaclo
ron así. Al principio Monseñor Rolrlero se mostró agrarleciclo
dichas rettniones
en dicha ayuda. Pero alguien se propuso apartarlo de
que se s«rlía tomar
mensuales. En esa ocasión se le invitÓ a una cena en la
que él aceptó asistir a la cenil'
siempre una botella de vino. La última vez
qLle n1¡ tomemos este
condicionÓ su presencia: "Sí, pero le voy a suplicar
pasada estas personas' me lo di-
Vino, porque torlo lo que me dijeron la vez
jeron porque estaban borr¿rchas". Desile esa ocasiÓn no aceptó mirs invita-
ciones.

Las religiosas de la "Nueva [glesi{' cola-borrdoII;_del :}rz.qb§I¡j],

El paclre belga Pedro Declercq reunió en la Colgnia Zacaruil ¿r varias


res-
ex-religiosas que dejaron o fueron expulsadas de sus congregrtciotres
pectivas por diferentes motivos, a las cuales se af,aclierolt algr-tnas seitoritas
activistas de la revolución comunista, y así fundó una nueva CongregaciÓtr
Popular, cle la
de religiosas. Nacié la congregaciÓn de Monjas de la Iglesia
,,Nueva Iglesia". Estas religiosas, con cruz rle madera al pecho, aparecie-
priva-
ron en varias oficinas del Arzobispado. Una de ellas fue la sect'etaria
da de Monseñor Romero; otra, la encargacla del archivo tlel ¡\rzobispado'

Instrumentalización de Monseñor Ol@-y clel $foUspcr


{e San.salvad or.p aI3 b, Iel g§ia-PopJar'
El .,triunfalismo" que se habÍa criticado y combatido meses antes etl
el trabajo pastorál cle la lglesia, renaciÓ altora en torno a la persona de
Monseñor oscar Arnulfo Romero, en quien el "Grupo de Reflexión
Pasto-

ral" o la Iglesia Popular, como se llamÓ después, encontrÓ la coyu¡rtura


propicia para una verdadera instrumentalización de la Iglesia Católica Para

- 31 '
a

,.i '.
acorraló a MonseñorRomero pres"
la causa comunista. La Igiesia Popular
y ejecuciÓn en la acciÓn pastoral' Lo
tirnrlolc r:rierrtació11, asesorarniento
pirblica para ganarse las masas por medio
de
e,curnbraron ante la opinión con las
riesptrés rjo lricierOn caer de su peclestal para quedarse
1o religioso;
por Monseñor ROmero' Fara mover las masas la revolu-
l-nasas trabajadas
Ronrero fue elegido para ello' El
ción ilecesitaba cle un lnito. M<lnseñor era un pun-
,,cirLrpo,, conocia mr.ry trien que Ia popularidad o la publicidad
en la personalidacl de lvlolrseñor Romero y la explotÓ en favor de
tr: tlébil
fufonsoñor Ricardo urioste entrevistó
a
ra causa cornunista. En una ocasión
MorrseñorRr:meroporlaradiocatólicaYSAX;ylepreguntÓaMonseñor
personas que se quejaban P.ot.l-ot aplausos
Romcro ¿qué rlecía de algunas Monseñor
se celebraba los domingos en la
catedral?
clura.nte la misa que
manera, también de orar; porque
Rorriero explicó qtre el apiauso era ufia
formas de manifestarse; una de ellas
en la gente la or¿rción tiene muchas pueden
se clan en las homilías
puede ser el apiauso. cuanclo estos aplausos
.,atT-ren" a la voz del profeta, E,l 14 cle Febrero de 1978 se
le otorgÓ
ser un
a lt{onseñor ltomero el Doctoraclo l{onoris causa cle parte de la universi-
dacl Georgetorvn tle los Estados unidos. El 7 cle Diciembre de 1978'Mon-
la
candidato para el Premio Nobel de
señor l{omero fue propuesto corno
del Parlamento Inglés' Más tarcle' la universidacl de
Paz por 1 1B Miemlrros
Honoris Causa'
Lovaina, Bélgica, le otorgó el Doctc¡rado

UngruporJeMilitares,sinlaayurlaclelosjesuitas,l:{:'oninvolucrar
de "Golpe de Estado" porque noles
a ht[onseñor ]tomero en el proyecto
de san salvador' El l5 de octu-
convenía tener en su contra al Arzobispo
El Gobierno del General
bre de lglg se produjo el "Golpe de Estado"'
y se instaló una '5unta Re-
Rolnero hab ía perclido su prestigio autoridad'
volucionariadeGobierno"fonnadapordosmilitaresquedeclararonque
de 3 civiles que fueron esco-
la Ju,ta se conr,letaría con la incorporación
clespués' El25 de octubre de
giclos por el Ejercito e incorporados 3 días
y ld.* LP-28 (Ligas Popula-
1g7g. el BPR (Bloque Popuiar Revolucionario
res23cleFebrero),gruposmarxistas.leninistasdeclararontraidoralArzo.

t
-32
J,i4 "

11 1 bispo. Un grupo de religiosas lo interpeló retrrróchandolc st-t 'otraiciór't" cle-


clarándole que ellas seguirían firmes en su lucha al lailo del B. P. t{. Ilse
mismo día, la Agencia Noticiosa ACAN-EFE, clenunció a ios jestrittts colllo
a los áutores intelectuales clel Golpe de Estado. Al lracer tln altítlisis clei
Gabinete de Gobierno, se constató que en su mayoría, esiaba tbrmldo por
elementos de la Universidad Centroamericana José SirncÓn Cañas (tJ.C A')
dirigida por los jesuitas o por elementos vinculados cotl eilos. Al clía si-
guiente, el Arzobispo Romero etnplazb t la Junta ltevoir.rcitttral'ia para qtle
diera cuenta de los reos politicos y de los "desaparecidos" reclartlados por
los grupos marxistas-leninistas. En la homilía tle las misas domirticales clue
celebró en Catedral, durante el mes cle Diciellbre cle csc lrlistncl aiio trató
de recuperar las simpatías de los grupos comuuistas. Alllbos gt"ttpos: el
l.i BPR y las LP-28 rechazar«:n en dos veces la rnediación qtte lcs oll'eciÓ
Monseñor Romero. Al medioclía del l9 de Dicie¡nbre de 1979 las Ligas
Populares 28 de Febrero se lorlraron el ecli{'icio del Semirt¿rrio Satt José cle
la Montaña, en donde se encontraban las o{icinas cle la Conlerencia Epis-
copal de El Salvador (CEDES) y del Arzr:bispado cle Sar¡ Salvador. 'Iom¿r-
ron como rehenes al Secretario cle la Curia tle Sart Salvaclor, Padre MA-
RIANO BRITO, al Secretarir: Adjunto, Padre RAFAIIL URRTJ'ItrA y a
dos Secretarias clel Arzobispado. El Arzobispo estaba ausente, librándose
así de quedar'como rehén. Ilero los ocupantes reclamaron su presencia pa-
ra que mediara ante laJunta para la. liberación cle algunos nriernbros cle las
LP-28 que fueron capturaclos durante el desalojo de varias empresas y pro-
piedades agrícolas que ellos habían tomado días atrás. En esa ocasiórl, sa-
lieron del edificio del Seminario el Obisr:o Presidente cle la Conferencia
Episcopal, Monseñor José Eduarclo Alvarez quien estatla üil su ollcina. el
Secretario y la Secretaria. El obietivo cle las LP-28 era el Arzobispo Ro-
mero.

El Papa Pablo VI llamó al Arzobis¡ro Oscar Arnulfo Romero a ltoma


para enterarse de primera fi:ente de la iabr:r pastoral clel Arzobispo y clarle
las recomendaciones ó i¡rdicaciones del casr; para evitar nrales p'cstericlres.

-33-
,¡.
, : l.
. 1, ,,

:
t'j',
Des¡rr.rés cic la niuerte dc Juan Pablo I, el sucesor Juatt Pablo Il, le ilamó -: :,
)r:
tal¡§iri¡ a itonla ¿rl seiior Arzobispo Oscar Romero. El domingo siguiente .r I

.l slr regreso cle Roma, durantur la liomilí4, y por primera vez, el Arzobispo ';
,:li
t
i,l ¡
It6¡tr:ro señaló las injusticias y desrnanes de los grupos marxista§-leninis- rfil,I
:r'i:l f

tas. La respucsta. al interior clcl Arzobispacio, fue inmediata. Al día si- ,.,1?,.I
. ":.I
,.tL .'
'.t I
guiente, lunes, los s¿rcerdotes cle la Iglesia tlopular y las religiosas de la '
':l:l
'i:.r i
:l-,

"Nucva iglesia" que trabajaban en las oficinas del Arzobispado, en el edifi' , ,':' l
,i {
cir: clrl -sentinario San José cle la Montaria, abandonaron sus despachos, en
señal cle protesta. Monseñor llonrero, col'lf'esó el hecho en la homilla del
sigr-rie ntt: tloinirt¿Icl err Cateclral, cliciendo: "me han dejado Solo". Monse-
ñor iLoniero liabía traicionaclo a los grupos comunistas y a la causa marxis-
ta-lcrriuista. L.sto signil'icaba, en la clisciplina comunista, pena de muerte.
h,[onstñor Romr:ro cll"riso congraciarse con los grupos comttnistas volviendo
en las hornilias rle los dorningos subsiguientes al sistema de denuncia en
colltra clel Gotricrno, haciendo caso ontiso de las injusticias cometidas por
los grupos conrunistas o señalánclr:las en forma paliativa. El personal del
Arzr:bispado clue abandonó sus oficinas volvió de nuevo a sus puestos de
trabajo. I.¿rs relaciones entre los grupos lnarxistas-leninistas: F. P. L.
(Frerrte Popuiar rle Liberación), LP-28 (Ligas Populares 28 de Febrero),
E. R. P. (Ljércitr: ILevolucionacio clel Pueblo), FAL (Fuerzas Armadas de
Liberación), con el Arzobispo Oscar Arnulfo Romero se hicieron cada
vez ntás tirantes.

l:il nlr:s cie Fcbrero cle 1980, Monseñor Romeru escribió una carta al Presi-
dente clel Secretariaclo del Episcopaclo de América Central (S. E. D. A. D.)
picliénriols ctrue puirlicara un documento de apoyo para su persona, porque
él había caíd<¡ en una situación dificil de la que él no podía salir. El servi-
cio cle inteligcncia clel Gobierno (ANSESAL) le había hecho saber que te-
nía cc¡nocimiento del peligro que corría su vida. En lahomilla dominical
clel 23 rie fuIarzo de 1980 invitó y ordenó a los soldados y agentes de segu'
ritiad que nc) obedecieran la orden de combatir, al pedirles y exigirles no
matar nlás hernlanos salvadoreños.

-34-
It
\
t El dÍa 24 deMarzo cte 1980, por la ntañalta, Mo,señor Rornero
se

qu() no estatran dc'


reuniÓ,en el mar con tres saccrdotes de su Arquicliócesis
,,pastoral cle Liberacióno' de ra arquidiócesis durante un re-
acuerdo con ra
sacerclotes, y estos le
tiro del Clero. 'Monseñor Romero se sincerÓ con esos
pastoral' Esa ¡nisma tarde
sugirieron que se apartase de esa linea cle acciÓlr
una misa en la
del día 24 de Marzo, a las I 7:40 p.m. nrientras celebraba
de un tiro de f'u-
capilla del Hospital La Divina Provitlencia, f'ue asesinaclo
corazón y le rom-
sil de 25 milímetros, envenenarJo, que le pasÓ cerca del
pió laS principales arterias, originánclole una mortal fietnorragia'

, A esa misma hora, en fbrma sincrouizacla, estallargn bombas a todo


que en ese
lo largo del paÍs. Mientras tanto, en la Universiclad Nacional'
y octlpa-
entonces era el Cuartel Ceneral de las agfupaciones comtrnistas
y
ban cada una de ellas un edificio distinto, el E'ltP las LP-28
recriminaron
oscar Arntrl-
desde los altavoce§ a las FPL por haber asesinado a lvfonseñor
fo Romero. Esa reacción fue inrnediatamente controlada. Nació entotrces
el mito político del "Obispo Mártir".

Laconferencia Episcopal qtriso celebrar un fttneral por Mgnseñor


Rcl-

mero en la Iglesia Basílica del sagrado corazón en donde las FPL


se ha-

bÍan adueñado del cuerpo de Morrseñor R:I..to. La víspera del luneral,


miércoles 26 de Marzo, Monseñor Ricarclo Urioste elegido Vicari<l Ca¡rittt-
lar de la ArquidiÓcesis disuadiÓ a los señores obispos que' celebrasen el
ftr-
a to-
neral, alegando que sabía que los comunistas iban a tolnar en rehenes
para
dos los Obispos y al Nuncio ApostÓlico para presionar al Gobierno
que capturase y castigase a los asesinos cle Monseñor l{.ontero. La Cate-
y por sa-
dral estaba en esos dÍas ocupada por los guerrilleros ccrmunistas
coloca-
cerdotes de la lglesia Popular. Sobre el frontispicio de la Catedral
ron una manta en la que escribieron que rechazatran la presencia de los
obispos salvacloreños: Aparicio, Alvarez, Revelo y el secretario de con-
la

ferencia Episcopal, Frecly Delgado, en los funerales qtle se celebrarían'


frente a la Catedral el día 30 de marzo' Domingo <le Ramos, de ese año' A
la hora de la homilía de la misa rlel funeral, los grupos ct¡inrtnistas

35-
plaza Gerardo Barrios en
Iricieron estallar bombas en los contornos ile la
reunido para el funeral
frente de la C¿rtedral en cloncle ia nrtiltitucl se había
deMohsetiorRr¡rhero.Muchasresltltaronmuertas,heridasygolpeadas.
para aterrorizarla'
Los comunistas disparaban al aire Y sobre la multitud
Paclre D'E'scoto' quien
U, On,nrrrro cie Relaciones llxterriores de NicaragUa,
pedía por radio,
co,celebró ia ¡tisa juntirmente con los otros sacerdotes,
clescle cateclral, al Presidente José NapoleÓn
Duarte que ordenase a las
tanc¡uetas rnilitares alejarse clel lugar de la tragedia. '
El Presidente le res-
se hallaban
pondió, que no había tanquetas y que las Fuereas de seguridad
FARN-RN' cal-
acuarteladas. Así fue en realidad. Las FPL, LP-28, ERP,
el plan
cularon mal, porcllie la inteligencia de la Fuerza Armada descubriÓ
tragedia y
que tenían entre manos de cullrar al Gobierno de tan tremenda
permanecer en sus
orflenó al Ljército y a los Cuerpos de Seguridad de
y
cuarteles. Ill carilenal de México, ERNESTO CORRIPIO AHUMADA,
no
e¡viaclo por el Papa para presidir el funeral, salié ileso' De El Salvador
Pedro Arnoldo
asisticrorl, pCIr r¡rotivo de ame¡azas a rtuerte, los Obispos
Aparicio, José Alvarez, Marco René Revelo' Monseñor Oscar Arnulfo
Ro-
guerriileros comunistas
rner() fue más ur"il rnuert. que vivo para los grupos
publicar'
que lo convirtieron en un mito. Los jesuitas, se encargaron de
que fue-
analizar y clifundir las homilias dominicales de Monseñor Romero
jesuita Ion Sobrino
ron elaboradas en su parte teolÓgica o doctrinal por el
y
y Jesús f)elgacio, Y en su parte política por los jesuitas Ignacio Ellacuría
y publicó a pro-
De Sebastian, toclos {e la [JCA. Se repitiÓ por Ia radio se
de Monseñor
ftrsión durante una buena temporada la parte de la hornilía
de Marzo' en
Romero, que clijo en la víspera cle su asesinatg, domingo 23
la que incitaba a los soldaclos y tropa a la rebelión,
para que no obedecie-
guerrilla comunista'
sen a sus superiores rregándose a matar ai enemigo, la
los grupos
Aparecieron, clespués, nuevas Organizaciones de apoyo de
combatientes col-r"runistas cc¡n el nonrbre de Monseñor oscar
Arnulfo Ro-
al "obis-
merc)1 se escribieron poemas, se compusieron canciones alusivas
po Mártir cle la lglesia Popular", como 1o calificó más de algún miembro
la causa comu-
de la lglesia Popular, y que invitaban a la lucha en favor de

-36-
nista. El Papa Juan Pablo II en su visita a El Salvador pidiÓ que se respeta-
se Ia memoria de Monseñor ldomero

EI ArzobispS$ó fuejqstr}$entaliqgggg3f3 l:a cau.§a dq_b l&Ig-sia 3o;


!ul.r y para la diseminación del comunismo. El senado Presbiterial
era
manejado por los Padres Fabián Amaya, Ricardo Urioste, Jesús Delgado.
El primero funge aún como encargado (Vicario) de la labor de la Ielesia
(Pastoral) en el Arzobispado; el segundo en Pro-Vicario General; el terce-
ro es Director del Seminario arquidiocesano, "OrientaciÓn" y t'ue l)ecaro
de la Facultad de Ciencias del hombre y de la naturaleza de la UCA. I-"a
radio de la Arquidiócesis estuvo, en 1fi4, bajo la direcciÓn del jesuita An-
gel MarÍa Pedrosa. El boletín: "Justicia y Paz, órgano de la fantasrnagóri-
ca comisión, Justicia y Paz, pasó a ser el medio de difusión de las llamadas
"Comunidades Rurales Cristianas", de corte marxista-le¡ri¡¡ista (FECCAS-
UTC.). Las oficinas del Areobispado habÍan sido ocupadas por los jesui-
tas y por los miembros de la trglesia Popular. "§ocorro Jurídico Cristia-
ro", una organización para ayuda jurÍdica de la gente pobre, se raeticalizó
en la línea marxista-leninista, terminando ¡ror ser desconocida por el Arzo-
bispado; y se convi¡tió en una organización de apoyo del Fh{LN-FDR en
el campo cte los Derechos Flurnanos. La oficina que la sustituyó: "Tutela
Legal del Arzobispadoo' fue pronto infiltrada, estando al frente de ella la
Lic. MARIA JULIA HERNANDEZ, alineaela en la Iglesia Fopular. "Cari-
tas" de la Arquidiócesis de §an Salvador fue usada con mucha frecuenciit,
desde el Arzobispo Romero, como organización de asistencia para los gru-
pos comunistas. Et Ejército sorprendió en una ocasión a un camión rle Cá-
ritas arquidiocesana llevando municionss dentro del cargamonto de ali-
mentos. El Secretariado Social del Arzobispado, a cuyo frente se eu-
cuentra el Padre OCTAVtrO CRUZ, es La oficina de los grupos comunistas,
que solicita, recibe y canaliza grandes cantidades de dinero, poniendo co-
mo pretexto que es una oficina de ayuda humanitaria. HI Padre "f'avo"
Cruz amenazó a Monseñor Rivera Darnas cuando éste le quiso remot,er de
su cargo en el Arzobispado. Actualmente es párroco de una importante

-37.

',,rlt.
parroquia en la Colonia Miramonte, San Salvador' ,I

vrrr.- EL GRUPO DE SA§EEppTES-.Dq LA IgL-ESIA POPULARpE i:,i


.i.

LA DIQffSI§ DE, SALI.VICENTE. I


I

que
En la Diócesis de San Vicente se recogjó el material de formación
se usaba para ra mentalización de los campesinos
en la revolución comunis-

ta. se constató que el material era usado en las reuniones de los campesi-
proglama
uos. Un grupo de 10 sacertlotes se habia comprometido en ese
de torna de concierrcia. Algunos hechns lo confirmaron.

La masacre de la Cayetana (Tecoluca) 29 de noviembre de l974,en


la que los Cuerpos cle seguridad mataron a varios campesinos respondiÓ a ,,
ij
t ,.

un plan preconcebido y fue fiuto del trabajo de concientizaciÓn revolucio' '¡ ¡rr
.,'!
lli
nario entre el campesinado realizado por el Padre David RodrígUez en la .r,ll

I .1t

parroquia de Tecoluca, Departamento rle san vicente. .¡.i'

,¡ l
.ll
Más tarelc, el Señor Obispo de la Diócesis quiso trasladar al Párroco i1,

',I;;
grupo, pe-
cle San Vicente, Ii.afael Barahona, uno cle los l0 sacerdotes del
rc¡ el resto rlel grupo movilizÓ a la gente de la ciudad para que T se obede-
*
. ...;':i:.i

ciese la orcierr del señor Obispo. En ocasión del traslado dél Párroco del ,.ti
:r I

pilar (San Vicente) a la Catedral se encontró entre los naneles del Pilar el ,' ' I¡ll
;i{[l
, ¡illl
detalle de la organización en la parroquia y en la Diócesis del trabajo de
^iil161
filHl

toma de co¡ciencia revolucionaria comunista entre los campesinos, lo mii


l*H
' ' r.itl ll

fli
rno que los folletos de trabajo que usaban en las parroquias. tht
' ril ll
-,Í1i
,l' j
,
Los cannpesinos o veginosrdel pueblo de Cinquera (Departamento de till
,,rl ,i i
,

Cabañas) faltaron al respeto yl^n pieclras al carro del señor Obispo, ..:' 'í., . ,i.:

^ronpárroco ii i

quien había irto a visitar el lugar. El del lugar era el Padre Mieuel ,,,..i
Alirio F'lores quien es otro sacerdote del grupo
1.,,u .

f'
''"i t
. 'l
ii
Tratantiento del Gru Sacerdotes en la Diécesis de San Vicente. . {. I ,l
;,; I

.í¡.ii
Se realizó unareunión rle los sacerdotes de la DiÓcesis de §an Vigente ,.""-,*.'$ t
i
para estudiar, en forma conjunta, el caso de los 9 Sacerdotes, ya que uno 1l
l,ri
. 'iir
.lt:,
;t rl,. .

d.i ,

i;
-38- J,
I llll
i

fri
ú
grupq. En dicha reuniÓn y en
de elloi echó marcha atrás y se apartó del
durante 4 ailos' las ideas re-
reunipnes posteriores del Clero se discutieron,
conlo sacerdotes de la
volucionarias del Grupo hasta qtte se identificafon
Iglesia PoPular.

ElseñorobisposepronunciÓenContradelaparticipaciÓrrdelSacsr.
1976 y señalÓ como organi-
dote en polftica, en el Mensaje cleNavidaclcle
zaciones de tipo político a FECCAS y uTC,
las cuales no estaban de
acuerdo con la Iglesia CatÓlica'
. t.
por el obispo el 30 cle Marzo
,,'i,
l'- .
Los nueve sacerdotes fueron castigados
.i y l«:s sacrarttentos por-
I,
'
li t.
¡rir . de 1978, prohibiéndoles celebrar misa, ¡rredicar dar
dr;l Fapa,
que suscñbieron una carta irrespetuosa coutra el Representante
'ta\.
:ill
ti,
(comunistas) se matrifestaron
;r
'li.
en El salva«lor. Las Comunidades cristianas
Rornero y [tivera fue-
.
i.
L
,:,' lir
en contra del Obispo cle San Vicente. Los Obispos
ron a Roma a irterceder por el Grupo de sacerdotes. lli
i Fapa orclenÓ qlre

se les levantase el castigo


entre ellos los
En ese momento histÓrico varios ele los 45 sacerdotes,
se itlentifi-
9 del grupo cle San Vicente' que constituían la Iglesia Popular'
en el brazr: ar:
caron como miembros de ella y se integraron atriertamente
(FMLN), o, en
mado Frente Farabundo Martf para la Liberación Nacional
(Ft)tr{) del comu*is-
el brazo polÍtiio Frente Democrático Revolucionario
mo. Asistíamos a la primera ofensiva final clel comunisnlo para tomar
el

poder, el l0 d.e enero de l981'

x.- LAs CQMUNDADq§ Q¡i.BASE' },drs qo¡{glgDAD&§ cEl§LIA:


NAs. LA colgr.
Las Comunidades Eclesiales de Base aparecieron en
El salvador en
1969. Estas eran pequeños grupos de l0 personas
que se rettnian,al ¡ne-
los tugares clonde vi-
nos una vez por la semana o con msyor lrecuencia en
los cristianrcs de la
vÍan para estudiu la Bit¡lia y organizar el trabajo entre
parroquia. El ..Grupo de ReflexiÓn Pastoral" usÓ las cn¡nunidades Ecle-
De allí en adelante
siales de Base para sus fines revolucionario-comunista.

-39-

I
se llamarían, sitnplemente, "ComunidarJeS de Base".
'Iambién aprOveCha-
ron los campesinos forrnados en los Centros de FormaciÓn Campesina de
todo .Bl país, infiltránclolos y colocando los campesinos egre§ados de aque-
llos en las Comunirlades cle Base. Los Centros de Formación Campesina
er¿ln coordi¡ados clesde San Salvador, por el "Grupo de Reflexión Pasto'
ral".

En las parroquias se organizó el seguimiento de los lfderes formados


en los Centros de Fonnación Campesina. §e organizaron los Círculos Bf-
blicos que se usaron para detectar y fotmar a los campesino§ que después
constituiríary-las Células comunistas. La técnica fue la siguiente: el Cfrcu-
lo Iliblico (o ro*ponían unas 40 personas. Se escogían de la Biblia los
textos nrás politizables y se interpretaban a.la luz de la lt¡cha de clases;
e¡rtre 19s libros rle la Biblia, tomaban, Pof ejemplo, del ExOdo, la salida de
los israelitas de Egipto; textos de los profetas Amós, Oseaso Jeremfas, en
aquellas partes en que se dirijen contra los ricos y contra las injusticias
sociales rle aquel tiernpo. El dirigente del Cfrculo Bíblico observaba a las
personas más sensibles y perneables a la interpretación que él hacía de los
textos cle la lliblia. De ese grupo, seleccionaban a 12 personas, las cuales
iniciaban otra reunión especial, sin salirse del grupo de los 40 asistentes,
en la cual se profundi zaba la lectura de la Biblia a partir cle la lucha de
clases y de la trrropieclad de los medios de producciÓn. Asu vez,de entre
estas l2 personas se escogían a las cinco personas que reunfan ciertas con-
cliciones, y con ellas fonnaban la cólula comunista que "alimentarla" ala
gran comunidacl que se le llamó "Comunidad Cristiana". En las paffo'
quias al cuidaclo de los sacer«lotes de la lglesia Popular se organizaron va-
rias "Comunidades Cristianas", Para coordinar las diferentes Comunida-
des Cristianas del pafs, el Grupo de Reflexión Pastoral responsabilizó a un
sacerclote de cada zona del país para que visitase continuamente las parro-
quias y coorclinase las reuniones de los sacerdotes implicados en el progra-
ma, a veces, juntamente con los seglares. Con frecuencia las reuniones las
celebraban en el área rural, en las quebradas y en los montes, a altas horas

-40-
para no ser clescubiertos'
de la noche, desplazando un sistenta t1e seguriclacl
tenían cuidado cle tlo le-
Generalmente los sacerdotes cle la Iglesia Popular
casa parroquial, porqtre allÍ
vantar sospechas en el pueblo clontle estaba la
o vivía el Alcalde que los po-
había, por lb regular, cuerpos de seguriclacl,
frase algutra rlue pudieset
dría vigitar. Jamás se permitían en las homilías
cte células que hacia en algirn
despertar sospechas del trabajo de formaciÓn
entre las I I de la ttoche
cantÓn de la parroquia. Esta labor la de§arrollaba
día siguiente, tienrpo clurante el cual todas las per-
, tuu 3 de la mañana clel
sonas de la población, sede cle la
parroquia dormían en stts casas- A las 4
pueblo' con esta rnedicla cle
de la inañana el Paclre estaba de regreso en el
persorl¿ls del tuisrng
portarse como un sacertlote modelo en el pueblo' las
sobre todo de ca-
lo estimaban y lo defenrjíap contra cualquier acusaciÓn,
al Padre Jesús Delgaclo co-
rácter político. Estas corrrunidades cleclararon
mo Teólogo de las Comunidades Cristianas'
ile to-
El 25 de Marzo de 1980 las difer:entes Comunidades Cristianas
do el país se aglutinaron en una nueva' organizaciÓn: "La Coordinadora
proclarnó como la Úr¡ica y
Nacional de la Iglesia Popttlar" (CONIP)' Se
E'piscopal
verdadera Iglesia de Jesucrist'. El documento cle confi:rencia
la
de Enero de 1981'
de El salvadorque condenó alacoNlP,publicado el 6
integrada por un gru-
recogió los aspectos principales cle la coNIP, Estaba
po de sacerdótes, religiosas, seminaristas y miembros de las Cornuniclacles
como lo publicó 1¿ CO-
Cristianas de !a ciudad y del campo. Sus objetivos,
la pastoral hacia los
NIP en su Órgano publicitario "comuniÓn" fueron: a)
la pastoral hacia los cris-
sacerdotes cristianos religiosarnente alienados; b)
populares para alimen-
tianos incorporados en las distintas organizaciones
tar su fe y acompañarles en su compromiso; c) pastoral hacia la
lglesia
preferencial por
InstituciÓn (JerarquÍa) para que se defina por su r:pciÓn
poderosos pretenden
los pobres y se despoje de los privilegios crf,Il que los
domesticarla ("ComuniÓn", No'4, Junio 1980'
pags'4'5')'
político
El Frente Democrático Revolucionario (F. D. R.) brazo
del

FMLN, en su Boletín Nacional No. 7, atacó el documento del Episcopado

- 41 -
Salvarlorerlo y delendió a la CONIP, afirnrando: " . . . . sin embargo' pues-
to que la CONIP representa a Lrno de los sectores básicos aglutinados por
el [:DR y clichas cleclaraciones hacen reflerencia a las relaciones de la CO-
NIP con el [rDI{, éste se ve obligaclo a tomar públicamente también una
posición clarificadora". Acusó cle calumniosas para la CONIP las declara-
ciones rlel Llpisco¡ra<lo Salvadoreño. La CONIP pasÓ a jugar un papel im-
lrortante len la guerra de organización y de masas del Frente Farabundo
Martí para la l-iberación Nacional (FMLN) y del Frente Democrático Re-
volucionario (F. D. 11.).

X.. LA PRAXIS ITEVOLUCIONARIA INVADE LOS COLECIOS.

El trabajo de la toma de conciencia revolucionaria comunista en los


estr¡diantes cle los Colegios dirigidos por religiosos o religiosas, entre los
cuales había miembros de la Iglesia Popular, se manisfestó, entre otras ac-
ciones, por ejemplo, en la toma pacífica de la Ernbajada de Francia por
alurnnos rlel C«rlegio de los jesuitas "Externado San José", cuyo Director
era el Lic. Salvarlor Samayoa, por las alumnas del Colegio "sagrado Cora-
zbn" dirigido por la Madre NELLY RODRIGUEZ y del Colegio "La Asun-
ción". En ese momento (año lg75), el jesuita Padre Manuel de Santiago, ,l
'll
Capellán clel Colegio "sagrado Corazón" orientaba los grupos juveniles va- 'Iill
'rliül
caciorrales cle los coiegios católicos. Otros jesuitas eran Capellanes de Co- ,illll
legios: el Paclre .Iavier lbáñez, cie "La Asunción; el Padre Laurentino Pe- 'llfr

ila, del Guadalupano; el Fadre José Santamaría de "La Sagrada Familia". It


il,il

En st¡ nlomento, estos colegios fueron Ia punta de lanza en Ia praxis revo- I

lr-rcio¡raria cle ios colegios católicos. Esta efervescencia se constató, tam-


,ii
,, f
!l
), tl
bién en los colegios: "La Divina Providencia", el "Colegio Santa Cema"
de Santiago de María, "La Asunción, de Santa Ana. ;,i
';jl
:ll
xr.- 1.A§ BELr§I!)sjJi I- !A.-CON.LBE§ Lo§ TNSTRUMENTAITZA-. ,rl
.Jl
DAS PARA LA IGLESIA POPULAR. 'l:!
':
Ivlonseñor Ricardo Urioste se encargó de incorporar a las rellgiosas al ill
,-il
rl ,

j,iii ¡
rrii

Lirlii
:.r. ,-l
..4?-
;

it::,
i
',{,,.É

,ftirjl
(

r r r -----:l:A E'l
de liberación y de la lglesia Popular en la ArquidiÓcesis'
movimiento
y porque se creía que las reli-
trabajo se hacÍa en forma subterránea sutil,
procedía en forrn¿r acelerada
giosas tenían una mente muy cerrada; si se
peligrosas' El proceso fue
podrían c6nvertir§e en reaccionarias y serían
para dedicarse a
lento. Se las convenció de abandonar §us casas religiosas
la lliblia. El Padre
la labor social. se comenzó por enseñarles a "releer"
plácido Erdozain impartió un curso en Ayagualo para las religiosas, sobre
un pueblo y la praxis
la nueva manera de leer la Biblia. La celebraciÓn de
de la Biblia, porque el
.ir, " revorucionaria son elementos esenciales en ra lectura
evangélica, dijo el Pa-
Comuni§mo es el sistema que da, hoy, una respuesta
l, i:: ,:.;', .

entre [a postura de
'l1li,¡'
dre Erdozain,=-§e creÓ a§í una situación cle confusiÓn
:rti,.' los Obispos y-la "bÍrsqueda" de estos grupos de sacerrlotes y religiosas;
creando situaciones
unfase a ello la presión de las Comunidades de Base'
;1
.ii
,lIr,
r.l'r
rl' ambigUas que daban lugar a suposiciones
y conclusiones raras' porque no
rl l:
'. t'r
,i1''r;,
j. se poáfa satpr a ciencia c,ierta hasta dónde
la autoridad eclesiástica con§en-
;; 1 .,
tfa, apoyaba o rechazaba esta práctica'
,

i ,.:t'
1i: ti.'

il
).i
i,)t1
, Í-aparticipación de los jesuitas en la Directiva de la confederación
de
hasta ese- mon'¡ento'
; ::i'
,i l,''
Retigiosos de El Salvador (CONFRES) había sido,
jesuita Padre Ladis-
I !1
muimodesta, siendo el Presidente de la CONFRES el
,

Grande' y sobre
lao.Segura. Pero, después de la muerte del f'aclre Rutilio
,, l"t t
;. i .r;:
',1.;,'.ir
t'profetismo" radicalizaclo, los
r:..
I i'
todo .n qu. la Iglesia que contagiada del
jesuitas participaron y tomaron la dirección total de la CONFRES' ayuda-
t.t
:l :'.

i,;l l. '

dos por la Madre María Juana vanegas y un buen


,

ti grupo de sus religiosas


i l,'.
t.l: oel ia$ado Corazón, quienes se empeflaron en la luch¿t
p'r la liberación
presente, el Padre
del pueblo. El equipo pesado de tos jesuitas estaba
como teólo-
Francisco Estrada como Vice-Presidente, el Padre Ión Sobrino
go. Aunque no es religioso, el Padre Fabián Amaya asistía, en ese tiempo'
se comenz6 a
a las reuniones de cONFRES. Al interior de la C0NF'RES
sentir un clima anti-vaticano, anti-Nuncio y antiobispos.
Afirmaban que'
que tenía una postura
solamente Monseñor Romero era el único obispo
evangélica en el país. El 24 {e enero de 1979, en Mejicanos, un grupo de

rii i
i: rr
rll
i,.
|
-43-
'_'

ir
i,' .,,.
t.l
l;r . ,, .
t.( ¡.1

li':'
1.,i
q"rg..,,
",
religiosas B sacerdotes recolTreron las calies de la poblaciÓn apoyando la
y
plataforma reinvidicativa del Bloque Popular Revolucionario (BPR).

XII.. ATEQLiES AL EPISCOP

El ..Grupo rie Reflexión Pastoral" tomÓ la iniciativa de recoger fir-


mas quc calzasen una carta de fecha 20 de agosto de 1979 en contra del
serior Npncig Appstólico, Emanuele Gereda. Detrás de esa carta habla
un plan que buscaba desprestigiar a los Obispos que no colaboraban con
elios, incluiclo el seilor Nuncio Apostólico. El plan de desprestigio perso-
nal contra cacla Obispo incluia aspectos varios de su vida o de su trabajo
pastoral. El "Grupo" trataba de crear una división profunda dentro de la
Co¡rferencia lipiscopal y comprometer para la causa, por cualquier vÍa a
Monseñor Romero y a Monsefior Rivera, que constituían en e§e momento
un grupo, seg,in su esquema, dentro de la Conferencia Episcopal. La carta
arriba ntencionada abrió esta nueva lucha de divisiÓn dentrb de la lglesia.
I-os autores cle la carta tomar«ln pacíficamente la lgJesia de Catedral para
hacer ayuno y or.ación como señal contra el escándalo de la división entre
el Episcopaclo. En esa ocasión se discutió la "toma pacífica de la Nuncia-
tura" para provocar un diálogo cbn la Conferencia Episcopal. Pocos dfas
clespués, sin em[:argo, realizaron la "toma pacÍfica de la lrlunciatura". L,a i,,

carta fue fimrada por uri personaje ficticio: Jesús Nür, por la Comisión
ilr
,llr
i

Coorclinaclora cle la Reunión del Clero Nacional. ,Durante los cursos que §e
I

iit
!

inrpartían en los Centros de Forniación Cristiana de Campesinos se presen-


taba de cacla uno fle los Obispos una irnagen de entreguismo al Gobierno,
o que eran personas ineptas por su edad avanzada. Se criticaban las recep-
ciones digrloniáticas que hacía el señor Nuncio. Además se atacaba la Nun-
ciatura corno Inslitución de la lglesia, por ser aliada de los Gobiernos. Se
preguntaban: ¿qué puerle esperar el pueblo de un aiiado del Gobierno?
Un año antes, el 7 de marl.o de 1978, otro gmpo de sacerclotes enviaron
r:t¡a carta cje repudio al seiior l-iuncio Apostólico, acusándolo de luchar
contra "la línea pastoral y profética" de Monseñor Romero; de estar en

- 44- u:,

/.
,l
i,l
't'
convivencia con el Gobierno y de ser apoyaclo
por organizaciones de la
empresa privada como FARO y ANEP. Los firmatrtes
de la carta fueron
los sacerdotgs: José Rutilio Sánchez, Benito Tobar, octaviano ortí2,
Pe-
Plácido
dro Cortez, Luis Van de Velde Rafael Barahona, Rogelio Poncele,
De-
Erdozain, Ernesto Barrera, David Rodríguez, Porfirio Martí¡ez, Pedro
clercg, Vicente Antonio Sibrián, Heman Rodríguez, Pedrosa, Astor ftttiz'
Rafael Palacios, José Amado Molina, Modesto villarán, José Luis Burguet
y cuatro firmas más. El 12 de marzo de 1978,la FederaciÓn de colegios
católicos, cuyo presiclente era el jesuita Padre Manuel de sarltiago, vice-
Presidente Hermana Nelly Rotlríguez, la Tesorera Madre carmen María
scaelietti, sria. la señorita Ana Marfa Godoy y la Hermana Inés Cotrzález,
Vocat, escribieron una carta al señor Nuncio, acusándole cle no unirse a
Monseñor Romero y de dividir al Episco¡rado.
.\
XM.- LA ERA DE "LOS MARTIRE§IIE I-4 REVgLUgIQIg',
Con la muerte del Padre Rutilio Grande se iniciÓ una oampaf,a inter-
nacional sobre.El Salvador y los "lnártires de la liberación"' En los religio-
sos y sobre todo en las religiosas se creó un espíritu fanático de martirio,
de tal forma que un buen núrnero de ellas se sentían mártires. Comc¡ re-
sultado de ese fanatismo muchas religiosas abandonaron la labor educativa
en los Colegios y se dedicaron a trabajar con "el pueblo" en cliferentes pa-
rroquias. Era allí, en donde se etrcontraba la santidad, el rnartirio. Era im-
presionante la psicosis de martirio que se constataba en la euforia de las
reuniones de la Cenfederación de Religiosr¡s de El Salvador (CONFRES).

La lista de 'olos mártires de la revolución" la encabeza h{onseñor Os-


car A¡nulfo Romero, así reconocido, honesto y puesto como moclelo por
el FMLN-FDR. Siguen otros cinco sacerdotes reconocidc¡s como mártires
de la causa comunista. Pero el orden cronológico de los martirios fue el si-
guiente.

El primer "mártir" fue el jesuita Rutilio Grande párroco de Aguila-

- 45-
l'cs. i:.1 sribaclo, l2 cle marzo de 1979, fite anletrallado jeep, cuando
en Su

se co¡rlucÍa a celebrar una ¡nisa al pueblo clel Paisnal. Un carro lo iba si-
g¡rierrclo detrás, y a pocos ntinutos cle haber salido del pueblo de Aguilares,
lo atacarc¡n. Nfrlricron el Paclre Rutilio Grande. el joven de l5 añr:s, Nel-
son ll.utilio Lemus y Matruel Solórzano cle 62 años, que le acompañaban.

¿lsesinato clel Paclre Grancle, S. J., segirn los indicios parece que fue
El
per:petrarlo por el mismo grurpo ultra-izquierdista, al que ingenuamente sir-
vió; una cle las clásicas "purgas". Este asesinato lue utilizado por el Blo-
rlue llopular Ilevolucionario (u. P. R.) y por la Iglesia Popular mediante
¡na bicn grquestacla canrpaña a nivel intcrnacional para ganar la simpatía
y la colaboración del Arzobispo de San Salvador, presentando al Padre
Grancic como ul-r r'¡lártir cle la Iglesia Católica, asesinaclo por un Gobierno
¡rerseguiilor cle la lglesia. Desde ese momento el Arzobispo Oscar Arnulfo
Ilonrero se compronretió plenamerrte con la causa política d-elrB P. R. E,n
el asesinato clel Paclre Grancle hay que fomar en'cuenta que él había expre-
sado a nr¿is c1e ur-¡a persona slr preocupación por la creciente marxistizaciÓn
de la mayor parte de los catequistas por él formados en la parroquia de
Aguilares. El Paclre Grancle ya había clenunciado al Provincial de los jesui-
tas (al sul"rerior cle los jcsuitas cle América Ccntral), el Paclre Francisco Fs-
trada la labor que cn ese senticlo estaban hacienclo tres{eólogos (estudian-
tcs).iestritas. Ill Paclre Estrada. lc'ios de retir¡tr a los ¡ef,eridos jóvenes, en-
r,'ró a Agrrilarcs a los sacerdotes jesr-ritas Salvador Carranza y Marcelino Pé-
t'az. A la liegacla rJe estos sacerclotes el Padre Grande fue marginado de tal
l'r¡rrna que ya r1o se le tornó en cuenta erl las returiones con "los Celebra-
clores cle la Palabra". E,ll vista dc ello, tonró la determinación de renunciar
a la ParroclLria de .r\guilares. El calnbio cle actitud del Padre Grande no pa-
só inaclverticlo iror el BPR, parq quienes, lejos de ser ya un instrumento
irtil para la causa revolucionaria. se collvertía en un peligro para la misma
por "clisidente y revisionista"; ahora les seruiría más muerto que vivo,
sienrpre que su nruerte recayera solrre el Ciobierno o los capitalistas.

46-
A las l7:45 p.m. ctel 1 I clemayo clelg'l7 l'ue asesinaclo a balazos ¡ror
En tttra
elementos de un gn¡po comltnista e! Présbitero Alfonso Navarro'
reunión celebrada en la escuela parroquial de san Francisco, la célula
co-
la mtterte
nrunista a la que p.ertenecía el Paclre l'}lácido Erdozailr, clecretó
del padre Navarro por 'or.evisionista". El Paclre Navarro perteneció al
,,Grupo cle los 30" o Crupo ile Sacerrlotes Revolttcionarios de'El Salva-
dor,,. Celebró una misa-mitírr en el Parclue Libertarl 11ías antcs cle stl
muerte. También fue ascsinado el joven Luis Alfreclo Torrcs qtlc atlriÓ la
puerta de la casa Parroquiat L¡r ltesurrecciót't, Colorlia Mirarnonte, San Sal-
vador, a los asesinos cuantlo estos llamarotr a la puerta. El Padre Navarrcr
fue conducido en estado agónico al Centro de Emergeltcias; tttvo tietttlro
para decir: "Se quiénes son k¡s atttores de rrli muerte; los cottocí; irtrro,
los perdono".

El 28 de Novie¡nbre de 1978, murió ell LIn enlientalniento ¿trnlaclo


'silcerdote dic¡cesano Ernesto I}arrela. El Arzo-
con la Policía Nacional, el
bispo Romero ell su hornilía clel clomingo siguiente lo presentÓ colllo ull
sacerdote modelo, asesinado por las Fuerzas Armaclas, r:tro caso cle "perse-
cusi$n contra la Iglesia".* La Prensa Nacional informÓ tlue el Padrc E,rnes-
to Barrera ("Felipe", su rrombre corno revolucionario) era mietnbro ¿rcl.ivo
del B. P. R. El Arzobispo Romero desmintió tal imputaciÓn en la trornilía
del domingc, siguiente. En respuesta a la afirmación ciel Arzobispo apare-
ció un,comunicado de las F. P. L. (Iruerzas Populares cie Liberación) brazo
armado del B. P. R. (Bloque Popular Revolucionario) desrnintiend,¡ las cle-
claraóiones del Arzobispo Romero y acusándolo de "tratar de ocultar o
poner en duda el heroismo puesto de manifiesto por los cornpañeros conl-
batientes hasta el último instante de su vida". Posteriormcnte l¿rs I]PL rea-
lizaron una acción terrorista que bautizaron con el nombre de guerra o rL'-
volucionario del compañero Padre Ernesto Barreral "Operación Felipe".
El órgano de las FPL, "El Rebelcle" e¡t el No.6 c1e enero rJe 1979 escribió
acerca de "Su héroe caído en 1978": "Compañaro Felipe (Ernesto IJa-

-47-
rrera Moto), sacerdote Católico revolucionario, miembro del partido
Mar-
xista-Leninista en construcción: las FPL; compaf,ero caracterizado por
su
elevada moral combativa en Io político y rnilitar frente a los enemigos
de
la clase obrera. CayÓ en la Proviclenbia con el arma en la
mano después de
intenso y prolongado combate frente a las tropas rabiosas
del régimen,,.

Ernestn Barrera militó en una célula comunista de seminaristas,


for-
mados ptrr el entonces Rector de la Universidad Nacional
Doctor Fabio
Castillo. Se ordenó de sacerdote, gracias al apoyo que Ie dio el Rector je-
suita del Semínario San José de la Montafia Padre A¡nando
L6pez y el
ec¡uipo formador del misrno. Er Arzobispo cono
cÍa áe rulrrtrnencia a
una célula comunista y rie su tlabajo revolucionario.

El padre octaviano Ortíz fue promovido por el equipo de


sacerdotes
belgas de la Colonia Zacamtlde San Salvador. Este
seminarista perteneció
a la célula comunista dentro der seminario , La panoquia
dé t, colonia Za-
carnil era tln centro de difusión del marxismo-leninismo,
bajo la responsa-
bilidad del equipo de sacerdotes belgas: Pedro Declercq,
Guillermo De-
naux, Rogeiio Poncele, José Luis van der vsrde y
Roberto vanden Hende
Lieven quien después se separó del grupo por su modo
de pensar diferente {
al de los otros- El Padre octaviano ortlz se dedicó
a la formr.ion ¿, ,ur- I
,,ji

dros comuflistas en el centro de Formación ,,EI


Despertar,,, €fl san Anto- rrl

nio Abad, san salvaclor, awdaclo por un grupo de fi


religiosas belgas y por ui
lt¡:
Ios Padres David Rodrígrrez, Rogelio Poncele, rI
Plácido Erdozain. Su labor ,t
revolucionada Ia extendió a su parfoguia rI
de san Francisco, Mejicanos. :.1
,,¡

El 2a de enero de 1979,en el allanamiento que I


realaóla Guardia Na- J

I
cional de la casa de Retiros "El Despertar',,
muril, pistola en mano, el pa-
dre octaviano ortí2, rniembro der E. R.. p. juntamente
con él murier"; I
jóvenes que atacaron ar cuerpo
de seguridacr. Er A¡zobispo Romero Io
proclamó un mártir más de la persecusión
contra la lglesia.Como señal de

l:i
{
ri
-48- ii
,ll
I
clecretÓ el cierrc de todos los tem-
duelo, el concejo de Vicarios Foráneos
cle nrisas o ctralqttier acto cle
plos de la Capital, prohibienrjo la clle.brlción
A, Enero' Este últirno clía se efectuó
culto durante los días 22, 23 y 24 de
y con pancartas portadas por sa-
una manifestació¡ de sacerdotes religiosas
San Salvaclor' Monseñor Ri-
cerclotes, autorizada por el Vicario General'cle
Revolucionario del Pueblo
cardo Urioste. posteriormente el Ejército
la cual consistió en el es-
(E. R. P.) realizó la'*operaciÓn octaviano ortí2"
rle la Guardia Nacir:nal
tallido de bombas de alto poder en varios cuarteles personas'
y de la Folicía Nacional, con la muerte inmediata de unas 23
cuales murieron poco después
más otras cuarenta gravemente heridas, las
a consecuencia de la "operaciÓrt octaviano
ortí2"'
sorprendido un grllpo
. Poco clespués de la *r*ri* del Padre Ortiz fue
que habían cabado en el
de jÓvenes, sacando de una fosa cle 2X2 ntetros
de arntas que
patio de la Iglesisa san Francisco, Mejicanos, cierta cantidad
había enterrado allí una Óélula del B. P. R. En esa
misma ocasión encon-
tlnas anrlas es-
traron roto el techo tlel canrpanario; de allÍ habían sacado
condidas días atrás.

El 5 de agosto de 1979 fue asesirrado a balazos, en el presbiterio mis-

mo del templo parroquial cle San EsteLan Catarina, el Paclre Alirio


Napo-

león Macías. .perteneció a las Ir. P. L. y al grupo de sacerdotes


revolucio-
en los
narios de ta Diócesis de San Vicente. PreparÓ células cornunistas
clel 5 de agos-
Cerros de San pedro, de su jurisdicción. Durante la mañana
to vio a dos individuos que lo buscaban. llizo salir clel templo al sacristán
y al entrar de nuevo al templo por la sacristía, fue acribillarlo a balaz'os.
que se
Durante.la última época de su vida disentió de una determinaciÓn
padre
tomó sobre la distribución del pago de rescate de un secuestro. El
y
Macfas se opuso a que ese dinero se enviase a cuba, sostuvo
que se repar-
Macías
tiese entre los pobres del país. Su sugerencia fue desoirla; el Padre
ya no quiso colaborar con el mismo entusias¡rto de antes a la causa revolu-

-49-
cionaria. Días clespués fue asesinado. Durante los días de duelo o de velo-
rio clel caclávcr clel Padre Macías, los cuadros de las FPL se tomaron el
templo parroquial cle San Esteban Catarina en donde se velaba el cadáver;
el Padre Davi<l Roclríguez se encargó de la dirección de dicha actividad.
Dura¡te la misa cle cuerpo presente en el día del entierro, las F. P. L. hicie'
ron detonar elt la plaza pública, frente al templo dos bombas que dispersa-
ron propagancla tJe las FPL y, Pof un momento, dentro de la misa que se
celebró fuera del templo, sembraron el terror entre la gente.

lll dÍa 20 de junio de 1979 el Paclre Rafael Palacios fue compelido a


entrar a un carro, después de haber tetmin¡rdo una reunión en una casa
particular cle Santa Tecla. En vista que el Padre Palacios se resistiÓ, fue
asesinado a querila-ropa y en plena calle, muy cerca de la Iglesia del Calva-
rio de aquella ciirdad.

El padre Rafhel Palacios perteneció al grupo de sacerdótes revolucio-


narios cle Ia Diócesis de San Vicente, Militó en el Bloque Popular Revolu-
cionario (8. P. R.), brazo político de las Fuerzas Populares de LiberaciÓn
(F. P. L.). Ei fue, en su tiempo el contacto del BPR con la organización
magisterial ANDES 2l de Junio, cuartdo se trasladó a trabajar al Arzobis-
paclo de San Salvaclor, habiendo abandonado la Diócesis de San Vicente.
Siendo párroco de San Francisco, Mejicanos, se clio cuenta que el B. P. R.
era nrás grancle de lo que él conocía. Cayó en la cuenta que él era presio-
¡ado p6r otro gn-lpo más avanzacio y más radicalizado que el suyo. Quiso
cortar con la influencia de ese otro grupo. Durante la Semana Santa del
año 1 979 el Padre Palacios tuvo dificultacles con dicho grupo más radicali-
zado. No quiso mezclar ciertas actividaclcs del B. P. R. con los actos litúr-
gicos cle Semana Santa e,n su parroquia, Si, Francisco, Mejicanos. A pesar
de su actitucl reaccionaria, el grupo lelñpuso que participase en la "proce-
sión de los Cristos Cruciticados" de Semana Santa, qüe saliÓ de "El Des-
pertar" de San Antonio Abad y terminó en la Iglesia de San Francisco;

-50-
Mejieanos. El grupo era capitaneado por Rogelio Poncele y la procesiÓn
fue planificada en su cuarte-habitación que tení4, por miedc¡ a persectl-
sión, en el Seminario San José de la Montaña. En la procesión llevaban
grandes fotografías de los Padres: Rutüio Grande, Ernesto llarrera, Octa-
viano Ortiz y Alfonso Navarro. El Padre Palacios ordenÓ a las religiosas
cerrar el templo y sácar fuera las fotografías. Al clÍa siguiente encontrarc¡n
frente a la puerta del templo un rótulo que decía: "Viva el Fadre Octavia-
no Ortiz. Muerte a los revisionistas. Muerte a los curas reaccionarios".
Un día después, el Padre Palacios fue a informar de lo acaecido al Arzobis-
po, Monseñor Oscar Romero, expresándole que no aceptaba trasladarse a
vivir a la casa parroquial de San Francisco, Mejicanos, porque tenía miedo.
Monseñor Romero no le resolvió nada. Pocos días después fue asesinado.
Una de las más importantes colaboradoras suyas de Santa Tecla culpó y
acusó al "Pueblo" de haber matado al Padre Palacios. El Grupo más radi-
calizado le celebró juicio popular, siendo su Abogado defensor el Parlre
Jesús Delgado.

XIV.. LA TOMA DE LOS TEMPLOS Y DE LAS EMBAJADAS

Los templos fueron ocupados en muchas ocasiones para hacer con-


ciencia al "pueblo" de los problemas revolucionarios comunistas, alegando
que no había éspacio para expresarse librernente. Estas razones f'ueron
aceptadas tácitamente, al inicio, por el Arzobispo de San Salvador, cuya
Catedral se convirtió en el objetivo principal cle las tomas de templos. I{as-
ta esta fecha se han realizado 48 tomas de la Catedral de San Salvador.
La primera toma de Ia Catedral de San Salvador, el clía lo. de agosto
de 1975 Por el "Grupo de Sacerdotes de Reflexión Pastoral" abrió la épo-
ca de abusos públicos en los templos. No solamente se tomaron la Cate-
dral de San Salvador y varios templos de la C(itat, sino que esta costum-
bre se extendió a otras ciudades del país. En Febrero de lgTg,lasLigas

- 5I -
Populares 28 ¿e Febrero se tomaron, la lglesia del Rosario en San Salvador
y sepultaron el clía lo. <le Novienlbre rlentro clel teniplo 2l cadáveres de
sus co¡tpañeros c¡ue muríeron en un enfrentamiento con las autoridades el
2g de Octutrre de ese rnismo año. Se ocuparon, en c]iferentes ocasiones,
en San Salvador, ios ternplos de §an Francisco, E,l Calvario, Concepción,
María Auxiliadora, el Perpetuo Socorro, la IlasÍlica del Sagrado CorazÓn,
San Jacinto, la Iglesia de Mejicanos. En ei interior del paÍs fueron toma-
das, en. cliferentes fechas, las Catedrales de San Miguel, Santa Ana, San
Vicente, Santiago de María; los ternplos de Santa Bárbara y El Calvario en
Sarrta Ana. Suchiloto, San Sebastían en Cojutepeque enZacatecoluca. En
Ilc¡basco no ¡rudieron tomar el terilplo parroquial porque la Asociación de
-
Honlbres Campesinos "Caballeros de Cristo ftey", cuidaba el templo día y
noche. Deciclieron tomar el ternplo de los Desamparados de la misma ciu-
rlacl. Unos 500 Caballeros de Cristo Rey, el29 de Enero de 1980, desalo-
jarotr a los comunistas del templo de Nuestra Señora de los Desamparados;
pero interrino la autoridad, habiénclose producido un enfrentamiento ar-
rnado entre los ocupantes del templo y el Ejército, resultaron 4 ocupantes
rnuertos y varios soldados heridos. Estas últimas tomas de templos en to-
do el país fueron una táctica de distracción para el Ejército a fin de asegu-
rar la ofensiva final para la to¡na del poder de parte del comunismo del l0
de Enerr¡ de 1981.

Las frecr-¡entes tornas pacíficas de las embajadas de los diferentes paí-


ses representados en El Salvador tuvo como objeto comprometer a esos
países a tomar parte en el problema de El §alvador, procurando encontrar
apoyo en esas naciones para el FMLN-FDR. Entre las embajadas se inclu-
yó a ia del Vaticano, Francia, Costa Rica, Vertezuela. La presión pasÓ al
asesinato del Encargado de I'{egocios de Suiza, Licenciado Montoya,el2S
de rnayo de 1979; del embajador de Sud Africa Archibald Gardner.

-52-
XV.. LOS RE,FUGIOS DE LOS DESPLAZADOS.
Los refugios para personas des¡rlazaclas se iniciaroll clurante la setrtatra
Salta de 1978 por un grupo c1e personas desalojaclas cle sus [togares por los
enfrentamientos entre la Fuerza Annada y el IiMLN; Monseñor R'olnero
acomocló un pequeño grupo de clesplazados en tln corredor del Serninario
San José cle la Montaña y en la nuev¿l cas¿r parroquial de Sall José de la
Mo¡taña. Rápiclamente se rnr-rltiplicó el grupo con ia llegada de nu¡evos
desplazados. Posteriormente fueron apareciendo otros "refugios"" Irl
frente Farabunclo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha aprove-
chado los "refugiosi'corno lugar cle descarlso para sus cotnbatientes, cotno
centro de planificación de actos terroristas; por ejernplo, el refugio clel Se-
nlinario San José d. la Montafla y corno hospital p¿Ira stis heridrts" Apro-
vecha el I?MLN la sitüci(ln cle necesiclacl hunranitaria cle los clcsplitzadr.>s
para efectos logísticos de sus conlbatientes.

XVI.. LA SEGUNDA EPOCA DE LA ICLESIA POPULAR.


. Pocos días antes de la prirnera ofensiva final del Fh'ILN para la tonra
del pr:der del 10 de enero cle l98l, trn grupo de sacerdotes cle la lglesia Po-
pular se declararon abiertamente miembros del FMLN. Conio intento de
la toma del poder por los comunistas fallese, los sacerdotes huyeron a
otros países en donde han permanecido varios años" Este año de l9B8 ha
regresado al país un buen número de ellos para dedicarse a preparar la pla-
taforma de apoyo popular clel FMLN en vista a una nueva ofensiva final.
Fl trabajo lo están realizanclo en forma clanrlestina. El esc¡uerla de acción
sigue siendo el mismo que antes, corl algr-rnas variantes. [,as Comuniclac]es.
eclesiales de base vuelven a ser el-punto de partida <lel tral-tajo en las parro-
quias para ganar apoyo popular para el FMLN.

-53-