Anda di halaman 1dari 4

TALLER DE ENFERMERIA PARA EL CUIDADO DE PACIENTES CON PARKINSON

El conocimiento de los cambios normales que se producen con la edad guiará a la


enfermera para planear los cuidados de enfermería a los pacientes de edad avanzada y lo
ayudará a enfrentar el proceso del envejecimiento.
Su acción abarcará los problemas físicos psíquicos y sociales en una forma global de la
enfermedad del paciente. El objetivo fundamental será restituir en la medida de lo posible
su independencia o conseguir al menos el máximo de autonomía, así como prevenir
complicaciones y la utilización de las capacidades residuales.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

1. El apoyo emocional y psicológico es fundamental lo que permitirá mantener la


estabilidad psíquica del paciente y su participación activa en los planes de
cuidado.
2. Valorar la capacidad de la movilización del paciente y realizar un plan de ejercicios
diarios y definir la frecuencia con que se efectuará.
3. Evitar posiciones incorrectas que conlleven a contracturas y anquilosis.
4. Mantener una correcta circulación venosa elevando las extremidades en el caso
que así lo requieran.
5. Detectar aparición de edemas en miembros inferiores.
6. Estimular al paciente para que realice ejercicios de respiración profunda varias
veces al día.
7. Evitar en lo posible la posición en decúbito supino durante muchas horas.
Mantener al paciente sentado siempre que sea posible para prevenir
complicaciones respiratorias y formación de úlceras por apoyo.
8. Mantener el patrón normal de eliminación urinaria aconsejando ingerir un volumen
adecuado de líquido, ya que habitualmente no ingieren la cantidad adecuada
9. Mantener una higiene perineal adecuada.
10. Prevenir las ulceras por presión realizando cambios posturales durante las horas
de descanso.
11. Protege las prominencias óseas y zonas que soporten la mayor presión.
12. Mantener la ropa de cama estirada, limpia, y secas para evitar lesiones por presión
y maceración
13. No friccionar la piel del paciente sobre la ropa de cama al movilizarlo.
14. Prevenir los accidentes: Las caídas son los accidentes más frecuentes en los
ancianos. Realizar los pesquisajes sobre los factores de riesgo, teniendo en
cuenta que las causas precipitantes de las mismas pueden ser: por accidentes,
por circunstancias ambientales y causas médicas.

ACCIONES DE ENFERMERIA EN LA ENFERMEDAD DE PARKINSON

La enfermera debe ser acompañante fundamental del proceso de rehabilitación del


paciente con diagnostico de PARKINSON, iniciaremos las actividades de la siguiente
manera:

 Información a los pacientes: Se le facilita al paciente que exprese sus dudas y


temores; se intenta conocer acerca de sus perspectivas, se le proporciona
información referente a su enfermedad y los fármacos que consume, evitando
provocar reacciones de alarma. Se sabe que todas las preocupaciones y
elementos exógenos estresantes son capaces de desencadenar los síntomas de la
enfermedad, a pesar de que los pacientes se encuentren compensados desde el
punto de vista farmacológico; por supuesto, conocer los aspectos fundamentales
de la enfermedad, el pronóstico evolutivo y lo nocivo que pueden resultar estas
preocupaciones para el paciente es vital en el control de los síntomas de la
enfermedad.

 Acciones encaminadas a mejorar las complicaciones crónicas del


tratamiento: Se realiza el test de ortostatismo, que consiste en la medición de la
tensión arterial en los diferentes decúbitos, costado, sentado y de pie y se toman
las medidas mecánicas necesarias en caso de que se constate hipotensión
ortostática, además de proteger al paciente de lesiones y traumas. La hipotensión
ortostática y puede ser el responsable de caídas, con traumas para el paciente.

 Acciones encaminadas a mejorar la auto-valencia del paciente: Se motiva al


paciente a que realice por sí solo las actividades de autocuidado, con su activa
participación, manteniendo siempre una óptima higiene y con nuestra supervisión
personal, además de reforzar el entrenamiento de las actividades de fisioterapia y
psicologia.

 Acciones encaminadas a mantener correctos hábitos higiénicos y dietéticos:


El estreñimiento es una de las alteraciones autonómicas que con más frecuencia
se presentan en este tipo de paciente, pero habitualmente es de grado leve. La
labor de enfermería esta encaminada en hacer énfasis en los correctos hábitos
intestinales, con aumento del consumo diario de líquidos, supresión de las
proteínas en el horario diurno e incorporación de alimentos ricos en fibra y
vegetales en la dieta. Como se explicó anteriormente, una correcta absorción
intestinal garantiza mayor nivel de absorción de los fármacos y por consiguiente,
una mejor condición motora.

 Garantizar correctos hábitos de sueño: es importante que inicialmente se valore


el patrón del sueño habitual del paciente, para trazar las acciones de enfermería
encaminadas a disminuir o eliminar factores ambientales que puedan perturbar el
mismo: evitar molestias y ruidos innecesarios, limitar, si es necesario, la cantidad y
duración del sueño diurno, organizar los procedimientos de enfermería de forma tal
que se realicen en los momentos de vigilia, e informar sobre fármacos que puedan
perturbar el ritmo normal del sueño.

 Acciones encaminadas a evitar la aparición de traumatismos o caídas: La


caída es un problema común en las personas de edad avanzada y mucho más en
los pacientes con enfermedad de Parkinson, que presentan trastornos de la
marcha y complicaciones motoras derivadas del uso crónico de levodopa, que
afectan a más de 60% de los pacientes después de 3 a 5 años de tratamiento. El
síndrome de levodopa crónico se relaciona con la progresión de la enfermedad,
que condiciona una reducción en la capacidad de almacenamiento de la dopamina
en las terminales nigroestriadas, y con la administración crónica y pulsatil de
levodopa, que, además de no restablecer la fisiología normal de los ganglios
basales alterada por la enfermedad, induce alteraciones de los receptores
dopaminérgicos y en las vías estriatofugales. Existe una serie de factores
intrínsecos, como demencia, hipotensión ortostática, alteraciones de la marcha,
etc., e extrínsecos, como escasa iluminación, falta de seguridad en pisos y
escaleras, calzado inadecuado y alfombras sueltas, que pueden influir en que se
produzcan caídas, por lo que la labor de enfermería se debe dirigir a evitar la
aparición de las mismas.

 Cambios Posturales: Los cambios posturales son el mejor mecanismo para


eliminar la presión. Se realizaran cada 2 o 3 horas en el paciente en cama. Se
alternará decúbito dorsal, lateral derecho o izquierdo y ventral (si es posible). Se
deben respetar las posturas anatómicas. Se animará en lo posible al paciente para
que colabore en dichos cambios.

 Masajes: Son de utilidad para favorecer la circulación, evitar la atrofia muscular y


la rigidez muscular. No deben llevarse a cabo si ya hay lesión.

 Cuidados De La Piel: Observar minuciosamente la piel. Mantener la piel seca y


limpia. Usar jabones con pH neutro o ácido. Secado correcto de la piel. Mantener
la ropa de la cama seca y sin arrugas. Evitar la ropa nueva. Evitar angulación de la
cama respecto al plano horizontal superior a 30'. En el paciente incontinente puede
colocarse colector de orina o sondaje. No olvidar la reeducación de esfínteres.
Puede ser de utilidad usar traveseros absorbentes impermeables.

CONCLUSIONES

1. La enfermedad de Parkinson es una entidad neurodegenerativa del sistema


nervioso central, que se caracteriza clínicamente por alteraciones del tono muscular
(rigidez) y de la cinética del movimiento (hipobradicinesia), además de la presencia
de movimientos involuntarios (temblor) y pérdida de los reflejos posturales.
2. Los criterios diagnósticos actuales de la Enfermedad de Parkinson están basados
en las características clínicas de la enfermedad y la respuesta a la levodopa.
3. Los fundamentos fisiopatológicos de la enfermedad guardan estrecha relación con
los cuidados de enfermería.
4. Con la realización de este trabajo pretendimos que el personal de enfermería y los
pacientes aquejados con la enfermedad de Parkinson ,elevaran su nivel de
conocimientos acerca de esa patología, muchos de estos pacientes creen que su
modo de vida les es muy limitado, incluso algunos acuden a la jubilación, y con la
incorporación de estos consejos prácticos, de un tratamiento eficiente y de elevada
profesionalidad y calidad en el pre y postoperatorio, se lograra una respuesta muy
positiva por parte de los pacientes y familiares, con mayor conocimiento y mejor
calidad de vida.

PROGRAMA DE ATENCIÓN DOMICILIARIA DE PACIENTES CRÓNICOS.

Los pacientes crónicos y terminales reúnen los criterios para ser incluidos en el programa
de atención domiciliaria cuando se ven imposibilitados para acudir al centro de salud.
Los objetivos generales del programa de atención domiciliaria son:

1. Mejorar el nivel de salud de la población con patología crónica invalidante.


2. Detectar las necesidades y valorar el grado de incapacidad existente.
3. Potenciar el autocuidado por parte de la familia y del paciente.
4. Realizar los controles periódicos de las enfermedades crónicas prevalentes.
5. Prevenir las complicaciones de los procesos crónicos.
6. Prestar una atención de salud interdisciplinaria mediante la colaboración de los
profesionales médicos y de enfermería, con los de asistencia social y otros profesionales
e instituciones.
7. Conocer el entorno familiar.
8. Humanizar la asistencia.