Anda di halaman 1dari 5

Acto 2

La lluvia azota las ventanas de su apartamento. Se escuchan los


retumbantes truenos. La corriente eléctrica se desvanece.
Gregory: Otra oscura noche más.
Vladimir: ¿Ya estás acostumbrado?
Gregory: No me creerías si te lo dijera.
Vladimir: Ya te conozco lo suficiente como para no creerte.
Gregory: “Incluso los más cercanos pueden llegar a traicionarte”
Vladimir: Eres demasiado serio que no sé si me estás diciendo la verdad.
Gregory: Pues tú lo has dicho.

El reloj de estante marca las 11:30 pm

Vladimir: Se está haciendo demasiado tarde, nos veremos pronto.


Gregory: Cuida tus pasos.

Al día siguiente, Gregory se mueve hacia la estación de trenes. Al llegar, logra


observar como la estación estaba totalmente llena, puesto que se habían
suspendido las labores por una semana y la gente necesitaba relajarse.
Gregory se acerca a la taquilla de la estación y toca la campana
Taquero: Buenos días señor, ¿qué se le ofrece?
Gregory: Un tiquete a Pitesti, por favor.
Taquero: ¿Tan lejos, señor? El viaje le tomará tres días como mínimo.
Gregory: Sí, tengo unos asuntos pendientes.
Taquero: ¿Podría mostrarme su identificación, por favor?

Saca su cartera, y entre muchas tarjetas, le muestra su identificación


personal
Taquero: Muy bien señor Gregory, aquí tiene su boleto, son 37 leus.

Gregory busca entre sus bolsillos, mostrando que tenía monedas, llaves y
otros objetos metálicos

Gregory: Aquí tiene.


Taquero: Muchas gracias señor, que tenga un buen viaje.

Gregory se sienta en las bancas de espera y se duerme al esperar al tren

**El tren activa su claxon**

Gregory: Por poco y pierdo mi tren.

Gregory se monta al tren y empieza a dar marcha.

Estación de Policías de Bucarest, un día lluvioso y triste. Vladimir se encuentra


trabajando junto a los demás cadetes del cuerpo.
Vladimir: No es por nada, pero tengo una leve sospecha en él. Ya no menciona
anda acerca de los crímenes que no logró investigar.
Cadete: ¿Qué dices? ¿Sospechas en él? Ha sido uno de los mejores oficiales que
ha tenido este cuerpo. Es imposible que él tenga que ver algo con esos crímenes.
Al contrario, le atormentan no poder haberlos resuelto, con tanta experiencia que
tenía.
Vladimir: Tienes razón, pero aún tengo una leve sospecha en él. Cuando lo vuelva
a visitar le echaré un vistazo.
Cadete 2: No pierdas tu tiempo, mejor vete a vigilar la faena. Escuché que habría
una protesta por los impuestos.
Vladimir: Envía a los otros cadetes. Tengo cosas que investigar.
Cadete 2: Está bien, adelántate.
(Vladimir se dirige hacia el muelle, para refrescar su mente)
Vladimir: No tengo ni idea de como sacar esto a la luz. Necesito pistas.

Vladimir tira una roca en el agua y le logra dar a un pez que nadaba cerca de
la superficie del agua

Vladimir: ¡Eso es! Si leo los archivos de las personas asesinadas, tal vez logre
llegar a una conclusión

Vladimir se levanta rápidamente y corre hacia la estación, antes de que acabe la


jornada.

Vladimir: ¿Disculpa, me puedes dar la llave para el salón de archivos? Tengo una
urgencia.

Recepcionista: Claro, está en el tablero de allá.

Vladimir: Muchas gracias.

Vladimir toma la llave del tablero y se dirige hacia la sala de archivos. Al casi
abrir la puerta de la sala, la puerta se abre y sale el inspector.

Vladimir: ¡Inspector Harry! Qué susto me ha dado.


Inspector Harry: Pues que coincidencia encontrarte por aquí. Me han informado
que te han ascendido de puesto y estás trabajando con el ex oficial Gregory.
Vladimir: Pues tiene toda la razón. Este trabajo satisface mis necesidades y me
ayuda a mejorar mis capacidades. Nada del otro mundo.
Inspector Harry: Te felicito, chico. Llámame algún día y podremos ir a tomar un
café.
Vladimir: Claro, señor. Me alegro de verlo por aquí de vuelta.
Inspector Harry: Ya lo sabes, si necesitas ayuda, contáctame.

El inspector Harry se retira y Vladimir entra a la sala para buscar los archivos.

Vladimir: Vamos a ver… Archivos locales.

Vladimir encuentra una carpeta llamada “Casos incompletos”

Vladimir: Espero por Dios que esté aquí.

Abre la carpeta y encuentra muchos archivos, pero había uno que estaba
marcado con una plumilla roja. Se titulaba: “Desconocido”.

Vladimir: ¿Será este?... Pues los casos que aquí se muestran parecen concordar
los unos con otros, tal como me dijo Gregory. No se sabe quién es el asesino,
pero los asesinatos terminaron de la misma manera.

Mientras Vladimir revisaba los datos, logró ver que una de las víctimas fue
gravemente herida, pero por su voluntad sobrevivió. Se dice que ese fue la última
víctima del asesino desconocido.

Vladimir: ¿Eh? ¿Este tipo sobrevivió? Necesito contactarlo ahora.

Vladimir toma el contacto que aparecía en la hoja de datos, y llama.

Vladimir: ¿Hola? ¿Con quién me comunico?


¿?: Quién eres?
Vladimir: Soy cadete de policías de Bucarest, estaba revisando los datos de los
crímenes y quería saber si me podías otorgar tu tiempo para charlar acerca de lo
ocurrido.
¿?: Qué necesita saber de mí?
Vladimir: Ahora sé que usted fue una de las víctimas del asesino y necesito que
me dé unos detalles acerca del mismo.
¿?: No hay problema alguno, resido cerca del muelle central. ¿Le parece si nos
vemos ahí mañana al atardecer?
Vladimir: Claro. Ahí lo espero.

Vladimir se retira a su casa y espera hasta la tarde del día siguiente.

Vladimir: No esperaba que fuese a venir


¿?: Tenía que descubrirlo por mí mismo.
Vladimir: Aún no sé tu nombre, ¿Puedo saberlo?
¿?: Me llamo Dale, supongo que ya habrás leído de mí. Fui el único que sobrevivió
la masacre de ese asesino. Ya han pasado 2 años desde ese crimen y siempre
pasa por mi cabeza.
Vladimir: Sé que te sonará irónico, pero necesito que me detalles el aspecto del
asesino, o lo que sucedió aquel día.
Dale: Todo sucedió un día Viernes 13, el cual recién salía de saldar cuentas de la
caja de crédito en el ayuntamiento. Solo recuerdo que tomé el callejón más corto y
oscuro para llegar a mi casa. Pronto, apareció un tipo, con un blusón negro, con
su cara totalmente cubierta y con una máscara de búho puntiaguda.
Inmediatamente me quedé impactado que no logré moverme. Solo recuerdo que
escuché una voz grave y resonante que me decía: “Te atrapé”. Luego me
dispararon y quedé inconsciente. Desperté en el hospital y me dijeron que
sobreviví milagrosamente a 12 disparos en el pecho.
Vladimir: Gracias por compartir tu dato. Ya tengo una hipótesis para poder
terminar este caso. Ha pasado mucho tiempo y este caso no se la logrado
resolver; es hora de que yo le ponga fin a ese caso.
Dale: Espero que hagas lo correcto y te deseo suerte, muchacho.

Vladimir espera dos días hasta que recibe una llamada de Gregory; en donde
a partir de ese momento, todo daría vuelta a su alrededor.

Minat Terkait