Anda di halaman 1dari 533

Acerca de este libro

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.
Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.
Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

Normas de uso

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas.
Asimismo, le pedimos que:

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares;
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.
+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos
propósitos y seguro que podremos ayudarle.
+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.
+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de
autor puede ser muy grave.

Acerca de la Búsqueda de libros de Google

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página http://books.google.com
sº: " .
universidad complutense
()
y s %.”
IIIIIIIIIIII
, ^ , f ...9 /

Es - (o - (3 -,
LA F A MIL I A
R E GU L A D A,
CON DOCTRINA DE LA SAGRADA ESCRITURA,
Y s ANtos P A D RES

DE LA IGLESIA CATOLICA,
Para todos los que regularmente componen una casa se
glar, á fin de que cada uno en su estado, y en su grado,
sirva á Dios, nuestro Señor con toda perfeccion,
y salve su alma.

Por el R. P. Fr. Antonio Arbiol, de la Regular Observancia de


N. S. P. S. Francisco, Lector Jubilado, Calificador del Santo
Oficio, Exáminador Sinodal del Arzobispodo de Zaragoza, Visi
tador Apostólico de su Religion y Ex-Provincial de Aragon.

Véase la advertencia que se hace despues del Prólogo.


-
is, º º «, , , , - -

y
º a
º: - rey er res
... º c$ fr--- -
---------
- º* -º -
as. 42 o 6 /é Z
º * - º se
-----, -

MADRID: MDCCCV.
EN LA IMPRENTA DE EUSEBIO ALVAREZ.
CON LAS LICENCIAS NECESARIAS.

4 costa de la Real Compañía de Impresores y Libreros del Reyno.


Agrum hunc Ecclesiae fertilem cerno, nunc integritatis flore ver
nantem : nunc viduitatis gravitate pollentem : Nunc etiam
conjugii fructibus redundantem. Nam etsi diversi, unius ta
men Agri fructus sunt. S. Ambros. lib. de Vit. prop. fin.

v
\,

AL DIsCRETo LECTOR.
Canarande , que la ruina y perdicion espiritual, y aun
temporal de los pueblos consiste en los malos padres de fa- Joann.
milia, como lo escribe largamente el gran padre de la Igle-Chrisost.
sia S. Juan Chrisóstomo, determiné tomar este leve trabajo hom. ad
con la esperanza firme de que sea de algun provecho. Pop.
El Apóstol S. Pablo extendia sus doctrinas hasta lo mas
interior de las casas particulares, como lo dice expresamente á
los Efesinos: Vos scitis:: quomodo nihil subtraxerim utilium, 4ctor,
quominis annuntiaren vobis, y doceren vos publice y per do-2o. p. 18.
mos. Y el mismo Santo nos exórta para que le imitemos los º seq I.
ministros del Señor: Inita tores mei stote. Cor. 14.
Los hijos de nuestro seráfico Padre S. Francisco estamosº. 81.
obligados á todo el mundo, porque vivimos de las cari
tativas
siempre limosnas
nos debedehacer
los fieles,
grande como pobresque
armonia, de Christo; y
nos importa 077 e
IS.
v. 27. y
pagar este pan temporal con obsequios y asistencias espiritua. 1. Cor.
les á los mismos bienhechores, que nos asisten con su gene 9. v. II.
rosa piedad. Veáse lo que sobre esto dice el mismo San
Pablo, -

En nuestra santa regla se nos manda trabajar de traba


jo honesto; y aunque literalmente se entiende del trabajo
material de manos; pero la exposicion apostólica de Nico
lao tercero ha declarado, que el trabajo espiritual es tanto Seraph.
mayor que el corporal, quanto las cosas que son del alma R. c.5
exceden á las del cuerpo. Neo
El empleo liberal del estudio es de esta noble gerarquía r ar
de trabajos espirituales; como se dice en la misma bula Pon-¿” ""
tificia, si con él no se apaga el espíritu de la santa ora- 9.
cion y devocion, al qual todas las cosas temporales deben
Servir. La verdadera sabiduría, dice Salomon, trae consigo
todos los bienes juntos, con innumerable honestidad: Ve
merunt mihi omnia bona pariter cum illa, o innumerabilis hones- Sap. 7.
tus permanus illius. Y en otro sagrado Texto dice: Que sinc fic- º *º
tione didici, sine invidia communico, y honestatem illius non ..., .
abicondo. Cónfiéranse estas divinas palabras con las de nues-ºid º
tra santa regla: Laborent de laboritio, quod pertinet ad ho- 16.
125tatem. - -

de Concluyo este prólogo


los piadosos, , pidiendo
temiendo con maslasrazon
caritativas
lo que oraciones
temia el o 1,v.Cor
2 e

Apóstol S. Pablo, quando dixo: Ne forte, cum aliis praedi- 9. v. 27.

ºvºrim , ipse reprobus eficiar. El Señor me asista con el


é, 2,
2

espíritu verdadero de su santa Iglesia, á la qual sujeto siem


pre mis pobres escritos, mis acciones, mis palabras, mi volun
tad y todos mis pensamientos. Así concluyó uno de sus pró
logos el insigne S. Francisco de Sales, jOjalá yo participase
de su ardiente fervor! Amen. - -

DIVISION DE ESTA OBRA.

En cinco libros está dividido este trabajo. El primero tra


ta de la excelencia del santo matrimonio, y de los mu
chos santos y santas que ha tenido la Iglesia de Dios en
él. El segundo de las mutuas y reciprocas obligaciones que
tienen el esposo con su esposa , y la esposa con su esposo.
El tercero de las virtudes principales con que se hace feliz
una casa, y los vicios particulares con que se destruye. El
quarto de los principales cuidados que deben tener los pa
dres de familia con todos los de su casa en comun; y res
pectivamente en particular con sus hijos, hijas, criados y
criadas, &c. El quinto de todos los inferiores , que re
gularmente componen una casa secular: cómo deben aten
der al bien comun de ella, y á los padres de familia que
la gobiernan: y como se han de comunicar y asistir entre
sí mismos, y cumplir cada uno con las obligaciones que le
pertenecen.
ADVERTENCIA GENERAL
Concil.
Trident. n la sagrada Escritura , que se cita en estos libros, ad
ses. 4. viertase que no siempre se toma el sagrado Texto segun
Decr. de la letra, sino segun su sentido, conforme á las exposiciones
Usu Sac de los santos Padres y autorizados Expositores, porque así
Scriptu, lo tiene determinado el santo Concilio Tridentino.
Adviértase tambien, que en la última impresion del li
brito pequeño de la tercera Orden, que se intitula : El
Christiano Reformado, el qual se imprimió en Zaragoza el
año próximo pasado de 1714, ajustándolo con los novísi
mos Decretos y Bulas Apostólicas del santo Pontífice Inocen
cio XI. é Inocencio XII. dexé de pener (por dudar en ellas).
las grandes Indulgencias que hay concedidas rezando con de
vocion el Salmo : Exaudiat te Dominus in die tribulationis, oc
Y los que no saben leer, rezando en lugar de dicho Sal
mo tres veces el Padre nuestro y el Ave María, despues
Urban. de comulgar, á la intencion que tuvo el Sumo Pontífice
PVIII, ad Urbano VIII. en su Decreto, que comienza : Salvator nos
an. 1623 ter, Roc. dado en Roma á 23 de Diciembre de 1623. Y
babiendo exáminado con todo rigor esta Bula Apostólica,
no hallo camino alguno para dudar en el grandísimo tesoro
de Indulgencias que tiene. Leida con atencion esta Bu
la, no extrañarian los doctos y piadosos lo que se dice estar
concedido á la estacion del Santísimo Sacramento. El Señor
108 haga suyos. - Amen. *,

33 3633GGGS 333 363 GRG 3NGNG G G GG 3


PRO TEST A CI O N.

Corre á los Decretos Apostólicos de nuestro santísi


mo Padre Urbano VIII. y de la santa Inquisicion General
de Roma de 13 de Marzo de 1625, 5 de Junio de 1631,
y 5 de Julio de 1634, protesto y declaro; que si alguna
ve en este libro se pusieren los elogios de Santo ó Beato,
ó se hiciere mencion de martirios, revelaciones, éxtasis, ó
milagros, que toquen á personas no canonizadas, ó beati
ficadas por la santa Iglesia Romana, no pretendo, ni es
mi ánimo prevenir el juicio infalible de la Santa Sede Su
prema, ni quiero se dé á cosas semejantes mas crédito ni
fe que aquella que merece una historia y narrativa pura
mente humana y falible. Y así en esto, como en todo lo
demas me sujeto con humilde rendimiento á la correccion
de la santa Iglesia católica, que es maestra de la Fe, y
columna firmísima de la verdad. Así lo siento, y de todo
mi corazon lo confieso en S. Francisco de Zaragoza á 25
de Enero de 1715.

Fr. Antonio Arbiol.


I N D I CE
DE LOS LIBROS rCAPITULOS
de toda esta Obra.
IL I B R. O P R I M E R. O.

Escansa. del estado del san perfectas y santas que vivieron


to matrimonio, y los muchos en el estado del santo matrimo
santos y santas, que ha tenido nio, desde la venida de Chris
la Iglesia de Dios en él, pag. 1. to Señor nuestro, hasta el quar
Cap. I. Se dice la perfeccion del to siglo de la ley de gracia,
matrimonio , así en la ley anti I 9.
gua, como en la ley de gracia; Cap. VIII. De muchos santos y san
ibid. tas que vivieron en el estado de
Cap. II. De los muchos santos y matrimonio, desde el quinto
santas, que tuvo la Iglesia de siglo, hasta el octavo de la ley
Dios en el estado de casa dos en de gracia, 2 I.
la ley de naturaleza, hasta el Cap. IX. De muchos santos y san
diluvio Universal, 4. tas que vivieron en estado de
Cap. III. De las muchas personas matrimonio, desde el nono, has
que fueron santas y perfectas en ta el duodécimo siglo de la ley
el estado del matrimonio, desde de gracia, 23. -

el principio del diluvio Univer Cap. X. De muchos santos y san


sal, hasta la ley escrita, 5. tas que vivieron en el estado
Cap. IV. De las muchas personas de matrimonio, y en el siglo tre
que fueron santas y perfectas en ce de la ley de gracia, 24.
el estado del santo matrimonio, Cap. XI. De muchos santos y san
desde el principio de la ley es tas que vivieron en el estado de
crita, hasta el santo Rey Da matrimonio en el siglo catorce de
vid, 9. la ley de gracia, 28. -

Cap. V. De las muchas personas Cap. XII. Se prosiguen los santos


santas y perfectas en el estado y santas que vivieron en el esta
del matrimonio, desde el santo do de matrimonio en el siglo ca
Rey David, hasta los insignes torce de la ley de Gracia, 3o.
Macabeos, 12. Cap. XIIí. De algunos santos y
Cap. VI. De las muchas personas santas que vivieron en el estado
perfectas y santas en el estado de matrimonio en el siglo quince
del santo matrimonio, desde los de la ley de gracia, 32.
insignes Macabeos, hasta la ve Cap. XIV. De algunas personas
nida de Christo, 16. ilustres en santidad que vivieron
Cap. VII. De las muchas personas en el estado de matrimonio, en
DE LOS LIBROS Y CAPITULOS.
el siglo diez y seis de la ley de dados que debe tener la muger
gracia, 34. prudente para complacer y obse
Cap. XV. Advertencia conveniente qu1ar a su esposo, 59.
á los que viven en el estado del Cap. VIII. Como los buenos casa
santo matrimonio, y se concluye dos deben coadyuvarse, y asis
todo el asunto de este libro pri tirse, para llevar con paciencia
mero, 36. christiana los trabajos del estado,
los infortunios de la casa, y otras
LIBRO SEGUNDO. varias tribulaciones que les pue
den venir, 65.
D. las mútuas obligaciones que
tienen el marido con su mu
Cap. IX. Quán importante sea la
paz entre los casados, los muchos
ger, y la muger con su mari bienes que de ella se siguen, y
do 38. los imponderables males de la
Cap. I. De las leyes principales discordia, 7o.
que se les intiman á los contra Cap. X. Como las nueras y sue
yentes por parte de la santa Igle gras, yernos y suegros se han
sia en el dia de su matrimonio, de vencer y regular en obsequio
y quanto deben atenderlas y con de la paz y bien comun de las
siderarlas, 38. ca Sas, 74.
Cap. II. De la reprehensible omi Cap. XI. Del horroroso trabajo de
sion y descuido que algunas per los zelos entre los casados, y
sonas casadas tienen en oir la mi quán dificultoso sea su remedio,
sa nupcial, y recibir las bendi 78.
ciones de la Iglesia, 4o. Cap. XII. Desengaño de los hom
Cap. III. De los excesos mas no bres que padecen esta rabiosa do
tables que suelen ccurrir en los lencia de los zelos, y se las da
dias de la bodas, y la discre consuelo á sus mugeres, 8o.
cion, prudencia, modestia y tem Cap. XIII. Desengaño de las mu
planza, que se deben guardar geres zelosas: se explica su gra
ellos, 45. vísimo daño, y se da consuelo
Cap. IV. Del amor íntimo y afec á sus maridos, 85. -

tuoso con que se deben estimar Cap. XIV. Del grande trabajo de
el marido á su muger y la muger los divorcios, y el justo temor,
á su marido, 49. que debe tener quien los ocasio
Cap. V. De las cosas en que debe na, ó los fomenta, 89.
el marido complacer y dar gusto Cap. XV. Consuelo del varon pru
á su esposa, y cómo la ha de dente en la muerte de su esposa,
honrar, y asistir y consolar, 51. 93.
Cap. VI. De la sujecion y afectuo Cap. XVI. Consuelo de la muger
sa obediencia que debe tener la casada en la muerte de su mari
muger á su marido, y quanto de do, 95. 4

be complacerle, estimarle y hon Cap. XVII. Advertencias al hom


rarle, 54. - bre viudo, que trata de segundo
Cap. VII. Otras advertencias y cui matrimonio , I o I.
6 IND I CE
Cap. XVIII. Advertencias á la mu Cap. VIII. Otras principales devo.
ger viuda, que trata de segundo ciones con que se prosperan las
matrimonio, Io6. casas y familias, 245. ;
Cap. XIX. Exórtacion á todos los Cap. IX. La fervorosa devocion y
que viven en el estado del santo veneracion al Santísimo Sacra
matrimonio, y se concluye este mento del altar hace felices y
libro segundo, 1 o9. prósperas las casas y familias,
I 5o.
LIBRo TERCERo. Cap. X. Las comuniones indignas
y sacrílegas destruyen á las per
D. las virtudes principales con sonas, casas y familias, 155. .
que se hace feliz una casa y Cap. XI. Otras principales deve
los vicios particulares con que ciones que prosperan y hacen fe
se destruye, 1 1. lices las casas y familias, 162.
Cap. I: El amor de Dios, y su san Cap. XII. A toda criatura la con
to temor y la observancia de la viene tener un santo ó santa de
divina ley, prosperan las casas su particular devocion, para re
y familias, ibid. currir á él en sus tribulaciones y
Cap. II. Los vicios y pecados, y trabajos, 169.
quebrantos de la divina ley, Cap. XIII. La devocion fervorosa
destruyen las casas y familias, y al justo socorro de las benditas
llenan al mundo de fatales pla almas del purgatorio hace feli
gas , II 5 . ces las casas y familias, 172.
Cap. III. Las blasfemias, juramen Cap. XIV. Ofrecimiento devotísi
tos y maldiciones acaban las ca mo de la sagrada pasion de nues
sas, y las arruinan, 122. tro Señor Jesuchristo, para las
Cap. IV. La reverencia al templo benditas almas del purgatorio,
santo del Señor, y el santificar I75.
las fiestas , no trabajando en Cap. XV. El pagar con fidelidad y
ellas, prospera las casas y fa puntualidad los diezmos y primi
milias, y lo contrario las arrui cias; hace felices las casas y fami
na, I 26. lias; y lo contrario las arrui
Cap. V. El oir misa con devocion na, 185.
todos los dias, y el asistir á las Cap. XVI. El desprecio de las ex -
pláticas espirituales y Sermo comuniones y censuras eclesiás
nes, prospera las casas y fami ticas, y el poco aprecio de los
lias, I Io. sacerdotes, obispos y prelados,
Cap. VI. Se continua el asunto prin destruye los reynos, casas y fa
cipal del capítulo antecedente, milias, 187.
I 36. Cap. XVII. La mala crianza de los
Excelencias grandes de la misa, hijos destruye presto las casas y
I 30. familias, 192.
Cap. VII. Se concluye todo el asun Cap. XVIII. La veneracion y res
to Propuesto en el capítulo V. peto á los ancianos del pueblo,
I4 Q. jueces, gobernadores, Principes
DE LOS LIBROS Y CAPITULOS. - 7
y reyes conserva las casas y fa lias, 254.
milias, y su desatencion las des Cap. XXIX. La piedad con los
truye, 196. -
pobres del Señor, y exercicio
. Cap. XIX. Los homicidios y ven santo de las obras de misericor
ganzas destruyen las casas y fa dia hace felices las casas y fa
milias de las personas vengati milias, 259. -

vas, 201. Cap. XXX. La especial devocion


Cap. XX. Las freqüentes impacien de asistir y alimentará un po
cias y discordias domiciliares; y bre necesitado en reverencia de
las envidias tiranas, acaban las nuestro Señor Jesuchristo ha
casas y las familias, 205. ce felices las casas y familias,
Cap. XXI. Los excesivos gastos quo 254. -

tidianos en comidas y cenas exór


bitantes y profanas, acaban las LIBRO QUARTO.
casas y familias, 2 I 1.
Cap. XXII. Los adulterios son peca
-

Pinaria cuidados que deben


s gravísimos , y por ellos se tener los padres de familia con
pierden y se destruyen las casas todos los de su casa en co- -
y familias, 218. mun, respectivamente en particu
Cap. XXIII. Los excesivos gastos º lar con sus hijos é hijas, criados
en galas y trages profanos pier - y criadas, &c. 269.
den las casas y familias, y aun Cap. I. Cuiden los padres de fa
las almas, 224. - milia de que todos los de su casa
Cap. XXIV. El insaciable vicio de teman á Dios, y guarden la di
la avaricia; y las usuras de los vina ley, y la de su santa Igle
avarientos pierden sus casas y sia, id.
familias, 232. " Cap. II. Especial cuidado que de
Cap. XXV. Se concluye la materia ben tener los padres de familia,
del capítulo antecedente, y se para que en los de su casa no
trata de los litigios y pleytos que prevalezcan los vicios, sino que
arruinan las casas y familias, 236. vivan todos virtuosamente, y sin
Cap. XXVI. La retencion injusta escándalo, 273.
de los bienes agenos, y el no Cap. III. Se continúa la materia
pagar las deudas legítimas y los propuesta en el capitulo prece
salarios destruye las casas y fa dente, 277. -

milias, 242. Cap. IV. Aplicacion y cuidado que


Cap. XXII. El notable descuido deben tener los padres de fa
de los albaceas, y executores de milia, para que todos los de sus
las últimas voluntades de los di casa sepan bien la doctrina chris
funtos arruinan presto las casas y tiana, 282.
familias, 248 Cap. V. Explicacion breve de to
Cap. XXVIII. El empleo laborio do el sagrado Texto de la doc
so, y el evitar la ociosidad y trina christiana, para que se lea
pereza viciosa , hace prosperas en presencia de toda la familia,
y, opulentas las casas y fami 285. • --->

5
3 IND I CE .
Síguese la explicacion breve y cla de tener los buenos padres de fa
ra de todo el sagrado Texto de la milia, para que todos los de su
doctrina christiana, 286. casa sepan, y practiquen la po
Cap. VI. Aplicacion y cuidado lítica racional y christiana, 351
que han de tener los padres de Cap. XIV. Reglas particulares de
familia, para que todos los de prudencia y politica christiana,
su casa se confiesen y comul para que los padres de familia
guen con freqüencia, y espe las hagan leer á todos los de
cialmente las fiestas principales, Su casa , 3.52. -

3 I6. Cap. XV. Prosiguense las reglas


Cap. VII. Otras advertencias per de prudencia y política racio
tenecientes á las confesiones y nal, para componer el hombre
comuniones, y reverencia en discretamente su vida, 357.
los sagrados templos del Señor, Cap. XVI. Especiales cuidados de
32O. los padres con sus hijos y con
Cap. VIII. El cuidado que han de sus hijas hasta que entran en el
tener los padres de familia, para uso de la razon, 364.
que todos los de su casa oygan Cap. XVII. Se prosigue la mate
misa, y asistan á las pláticas ria del capítulo precedente , y
espirituales y sermones, y á la se trata de los santos sacramen
explicacion de la doctrina chris tos del bautismo y confirmacion,
tiana, 324. - -.37 I. - - - - «s º º

Cap. IX. Otros encargos principales Cap. XVIII. Especiales cuidados


- que . los padres de familia han ... de los padres con sus hijos, des
de hacer freqüentemente á todos o de que estos entran en el uso de
los de su casa, 329. . . . la razon, 379. rº º
Cap. X. El cuidado que han de Cap. XIX. Las cosas principales
tener los padres de familia, pa que han de enseñar á sus hijos
ra que todos los de su casa sean los padres diligentes y virtuo
piadosos, benignos y pacíficos en sos, 386. - - -

su trato racional y doméstico, Cap. XX. Otras eosas útiles y con


336. ... . . .. . .. . venientes que han de enseñar
Cap. XI. El grande cuidado que o, los padres á sus hijos, 39 1.
han de tener los padres, de fa Cap. XXI. La mala crianza de
milia, para que ne se introduz los hijos es perdicion de los pue
can en su casa las emulaciones, . blos, y la ruina comun del mun
envidias y chismes que la per do , 367. -
turben, 341 * -- Cap. XXII. El gravísimo daño que
Cap. XII. No permitan los pa. -

hacen algunas madres insipien


dres de familia, que en alguno tes- y necias, embarazando la
de su casa prevalezcan la ter buena crianza de sus hijos y de
quedad y soberbia, ni que unos sus hijas, 4o 1. . -

á otros se perturben en sus em Cap. XXIII. Advertencias á los


pleos, 34ó: , ... , , , padres para dar el estado mas
Cap. XIII. El cuidado que han conveniente á sus hijos, 4q6.
DE LOS LIBROS Y CAPITULOS. 6
Cap. XXIV. Advertencias á los la gobiernan, 45o.
padres para la buena crianza de Cap. II. Como todos los que vi
sus hijas, y para darlas estado, ven juntos en una familia han
412. . . . .» -- de mirar por la estimacion y
Cap. XXV. Se prosigue la mate bien comun de su casa, 454.
ria importantísima de la buena Cap. III. Los interiores que vi
crianza de las hijas, 418. ven juntos en una familia no han
Cap. XXVI. Advertencias á los de decir fuera de casa lo que no
padres de familia para con los es de mucha estimacion y crédito
criados de su casa , 423. de ella, 457.
Cap. XXVII. Advertencias á los Cap. IV. Todos los que compo
padres de familia para con sus nen una familia han de trabajar
criadas, 429. fielmente para la conservacion y
Cap. XXVIII. Advertencias á los aumento de los bienes tempora
padres de familia para con sus les de la casa, sin permitir dis
esclavos y esclavas, y la union pendios, ni robos que la destru
que han de tener el marido y la yan, 46o.
muger para el buen gobierno de Cap. V. Los que viven juntos en
Su Casa , 433. una casa han de procurar vivir
Cap. XXIX. Advertencias á los pa en paz y sin emulaciones, ni en
dres de familia para quando tie vidias entre sí mismos, 464.
nen enfermos en su casa, y se Cap. VI. Los que viven juntos en
trata de los testamentos, 438. una familia deben unos á otros
Cap. XXX. Motivos de consuelo darse glorioso exemplo. Se tra
á los padres de familia en la ta del gravísimo pecado del es
muerte de sus hijos, y de otros cándalo, 468.
de su casa, y se trata de la pun Cap. VII. De la perfecta caridad y
tual execucion y cumplimiento amor con que se han de asistir,
de los testamentos, 443. y consolar recíprocamente los
que componen una familia chris
LIBRo QUINTO. tiana , guárdándose fidelidad
unos á otros, 472. -

e todos los inferiores, que Cap. VIII. Especiales obligaciones


regularmente componen una ca de los hijos para con sus padres,
sa: como deben atender al bien 476.
comun de ella, y á los padres Cap. IX. De la obediencia respe
de familia, que la gobiernan; y tosa y humilde que los hijos han
cómo se han de comunicar entre de tener á sus padres para ser di
sí mismos, y cumplir cada uno chosos, 48o.
con las obligaciones que le per Cap. X. Del socorro con que deben
tenecen, 45 O. asistir, los hijos á sus padres ne
Cap. I. El respeto, veneracion y cesitados. Tambien se trata del
obediencia con que todos los in cumplimiento de los testamentos
feriores de una casa han de tra de los padres, 484.
tar á los padres de familia, que Cap. XI. Especiales obligaciones de
¿O IND I CE
las hijas en la casa de sus padres; vas en la casa de sus señores,
488. 5Oo.
Cap. XII. Obligaciones particulares Cap. XV. Advertencias pertene
de los criados de salario en la ca cientes á los enanos y pigmeos,
sa de su Señor, 492. 503.
Cap. XIII. Especiales obligaciones Cap. XVI. Atencion y respeto que
de las criadas de salario en la debe tener toda la familia al sa
casa de sus señores, 496. cerdote del Altísimo, si le tuvie
Cap. XIV. Especiales , obligaciones ren en casa , 506,
que tienen los esclavos y escla
lore, #######++º º
tene
meos, LA FA MILIA
que
l sa
uvie REGULADA.
L I B Ro PRIM E R O.

EXC ELENCIAS DE L E sT A Do
del santo matrimonio, los muchos santos
y santas, que ha tenido la Iglesia
de Dios en él.
CAPITULO PRIMERO. /

S E D ICE LA PER FECCION DEL MATR I M0 NIO


- así en la ley antigua, como en la ley de gracia. -s.

De as el principio del mundo bien para templar y regular la lu


dispuso la divina providencia, xuria libidinosa, que quedó desor
para la propagacion legítima del denada y desenfrenada por el pe
género huimano , el estado de cado original. Por eso el Apóstol
cente y honesto del santo matri San Pablo dice, es mejor casarse,
monio. ( Gen. 2. v. 4.) No fué sa que abrasarse: Melius est nubere,
cramento verdadero, hasta que quim uri. (1. Cor.7. v. 9.)
nuestro Señor Jesuchristo le hizo Mas perfecto es vivir en virgi
nidad y continencia, y de mas
uno de los siete de su santa Iglesia
para la ley de gracia : pero fué alta perfeccion es el estado reli
desde nuestros primeros padres ver gioso, que la vida conyugal; pe
dadero Imatrimonio, con que Adan ro si no basta el ánimo para vivir
y Eva hicieron vida maridable po en continencia, mejor es salvarse
disposicion divina. -en el estado matrimonial, que con
No solo dispuso el Altísimo el denarse siendo sacerdote. Miejor
estado del santo matrimonio para es una llave de inadera, si con
la creacion de los hijos, y propa ella se abre la puerta, que una de
gacion del linage humano, sí tam oro, si con ella no se abre, dice San
A -

-
*2 La Familia Regulada.
Agustin: Quid prodest clavis aurea, por la Iglesia, para que en su pre
si non aperit Melius esset linea, dum sencia, y la de dos testigos se haga
ºpcriret (S. Aug, ap. Novar.) el Sacramento del matrimonio; y
Es el santo matrimonio una en de otra manera no es válido, con
trega mútua de los áninos y de los forme á la declaracion del sagrado
cuerpos entre varon y muger, pa Concilio Tridentino, que prohibió
ra hacerse perpetua compañía, pa los matrimonios ocultos y clandes
ra la procreacion de los hijos, y tinos. (Id. Cap. 1.)
para remedio de la concupiscencia. Tambien se infiere, y es cosa
Si este contrato libre se hace entre cierta, que si los contrayentes saben
personas que no estan bautizadas, que estan en pecado mortal quan
se llama matrimonio; pero no se se casan, pecan mortalmente; por
dice, ni es verdadero sacramento; que ellos ponen la materia y forma
porque sin recibir primero al sagra del sacramento, le hacen y le reci
de bautismo, no se puede recibir ben,para lo qual deben estar en gra
hingun sacramento de la Iglesia cia de Dios; y estose entiende,aun
católica en esta ley de gracia. que se casen por procurador. El sa
El inutuo consentimiento, y en cerdote que asiste, y los testigos no
trega del varon á la muger, y de la pecan, aunque no esten en gracia;
muger al varon, explicado por pa porque ellos no hacen el Sacramen
labras de presente, ó por señales to, como queda dicho. Verdad es,
exteriores expresivas del mutuo que aunque los contrayentes esten
consentiniento y contrato, son la en pecado mortal; el matrimonio es
materia y forma de este santo sacra válido, bien que ellos pecan mortal
mento; de tal manera, que la en mente, y deben confesarse, dicien
trega voluntaria es la materia, y la do que estaban en pecado mortal
aceptacion del contrayente es la quando se casaron. (Trid, ubi. supr.
forma: por lo qual, quando en c. 1.)
presencia del párroco y testigos di Hay matrimonio rato y consu
ce el varon á la muger: yo te re mado. Se dice rato, hasta que los
cibo por mi esposa, entónces el va contrayentes tienen cópula carnal;
ron hace el sacramento; y quando y se llama consumado, quando des
la muger dice al varon: yo te reci pues de casados se sigue tener có
bo por mi marido, entónces la mu pula carnal. Entónces se hace in »
ger hace el sacramento del matri disoluble al matrimonio; porque
monio. (Conc. Trid. ses. 24.) ántes de la cópula, en aquellos dos
-i. De lo que se debe conocer y en meses primeros, contando desde el
tender, que este santo sacramento dia que se casaron, cada uno de los
del matrimonio, á distincion de to contrayentes tiene libertad para en
dos los demas sacramentos de la trar en religion aprobada por la
Iglesia, le hacen los mismos contra santa Iglesia, y apartarse de su
yentes, y ellos son el ministro; por consorte, como lo tiene determina
do el santo Concilio de Trento. Es
que el sacerdote que debe asistir,
no es ministro que hace el sacra ta libertad se pierde quando secon
mento, sino persona determinada suma el matrimonio con la cópula.
Libro I. Capítulo I. 3.
Decret. de Matrimon. cap. 4.) vándole á la razon de sacramento,
Válida y licitamente pueden los y haciéndole uno de los siete de su
contrayentes casarse con voluntario santa Iglesia. Le aprobó su divina
pacto de continencia, sin intencion Magestad, dignándose nacer de una
de llegará cópula carnal, porque purísima Vírgen, no libre, sino
esto no es de esencia del matrimonio, desposada con el patriarca S. Josef,
como se comprueba con el exemplo como dice el evangelista S. Lucas.
de la santísima vírgen María y San Y habiendo sido llamado el mismo
Josef Por lo qual, si el varon y Señor á las bodas de Caná de Gali
la muger se convienen, pueden vi lea, las ilustró su divina y humana
vir en perfecta castidad y continen Magestad, obrando en ellas, y en
cia, aunque sea por todo el tiempo confirinacion del santo matrimonio,
de su matrimonio; pero ha de ser el primero de sus públicos milagros,
con mutuo consentimiento, libre y con la maravillosa conversion del
voluntario de entrambos, y con las agua en vino generoso.
condiciones discretas y prudentes, Asimismo refiere el sagrado evan
que diremos en otro capítulo; y gelista S. Mateo, que siendo pre
siempre importará, que esto no se guntado el Señor por los cavilosos
haga sin pedir consejo de varon Fariseos, silícitamente podia el va
prudente, sábio y virtuoso. ron casado dexar á su muger por
La excelencia del Santo sacra qualquiera causa Les respondió el
mento del matrimonio es grande,se divino Maestro, que no era lícito á
gun dice el Apóstol San Pablo: Sa los hombres el separar lo que Dios
eramentum hoc magnum est, ego au habia juntado: Quod ergo Deus
tem dico in Christo, y Ecclesia. Y conjunxit, homo non separet. ¿ No
verdaderamente la grandeza de este habeis leido (dice el Señor) lo que
santo Sacramento se conoce por mu está escrito, que quien hizo al hom
chas razones. La primera por su an bre, formó tambien á la muger. Por
tigüedad; porque fué instituido por esto el hombre dexará á su padre y
Dios en razon de matrimonio, luego á su madre, y se irá con su muger;
que formó á nuestros primeros pa y no conviene separarlos, ni poner
dres Adan y Eva en el estado feliz discordia entre ellos.
de la inocencia. Y luego, despues Los que hablan mal del estado
del diluvio universal lo confirmó - del santo matrimonio, se hacen sos
el mismo Dios, quando dixo á Noé pechosos en la fe católica, y de
y á sus hijos: Creced y multiplicad, ben ser denunciadas al santo tri
y llenad la tierra; y así con la apro bunal de la Inquisicion. Verdad es,
bacion de Dios prosiguió confir que es mas perfecto el estado feliz
mando el santo matrimonio todo el de la virginidad y continencia; pe
tiempo de la ley de naturaleza y ro esto no quita que el estado del
de la ley escrita santo matrimonio sea justo y per
En el nuevo testamento, y en la fecto en su grado, y puedan ser
ley de gracia recibió su mayor santos los que viven en él con ver
Perfeccion el santo matrimonio por dadero temor de Dios. -

nuestro Señor Jesuchristo , ele El Apóstol S. Pablo nos previe


A 2
4 La Familia Regulada.
ne, que en los últimos tiempos mos ahora, si tambien ha sido así en
se apartarán algunos hombres infe todos los estados. En el estado per
lices y barbaros de la verdadera fe fecto de virginidad y continencia
de la Iglesia santa, atendiendo á los vivió y murió el inocente y justo
espíritus malignos del error, y á las Abél, á quien su herinamo infame
doctrinas falsas de los demonios, ha Caín quitó la vida, por envidia ra
blando con hipocresía maldita men biosa que le tuvo, viéndole estima
tiras perniciosas, y prohibiendo á los do de su Dios y Señor. Este fué el
hombres el casarse. (1. Timoth. 4.) primero que murió de todos los na
Esto previene el santo Apóstol, pa cidos, y el mas jóven ; para que
ra que nadie se dexe engañar, si le nadie fie de sus pocos años.
persuadieren con astucia diabólica, En el estado conyugal fueron los
que el casarse es cosa mala, y que primeros Adan y Eva, que siendo
en el santo sacramento del matri inobedientes á Dios, fueron los pri,
monio no puede salvar su alma. El meros del mundo, para dexarnos
decir esto es heregía; porque en el que llorar á todos. A Eva la engañó
estado de casados ha habido muchos el demonio; pero Adan no fué en
santos y santas, como veremos en gañado, como dice S. Pablo, sino
los capítulos siguientes. que por no descontentar á su muger
atropelló con la divina ley, y de
CAP I T ULO II. xó perdido á todo su linage. (1.
-
-
Tim. 2. v. 14.) Escarmentad, hom
De los muchos santos y santas que tu bres, para que no os prevariques
vo la Iglesia de Dios en el estado de Vuestras muge Res.
tasados en la ley de naturaleza, has El infame Caín, maldito de Dios
el diluvio universal. por la muerte injusta de su santo
hermano, recibió tambien el estado
En todos los siglos, y en todas
tenido Dios nues
coyugal, y tuvo algunos hijos, que
las edades ha nombra la sagrada Escritura; pero
como fué traidor, homicida, tuve
tro Señor alinas justas y santas en el
mundo, como tambien en todo tiem tambien la muerte fatal y desgra
po han vivido los buenos con los ciada. (Gen. 4. v. 13. 17.)
malos, exercitando estos á aque El hijo tercero de Adan se llamó
llos por varios modos, como dice Seth, hombre santo, que Dios e
la sagrada Escritura, que el justo dió á sus padres por el justo Abél
Abél, desde el orígen del mundo es difunto. Como Seth era santo, vi
perseguido: Ab origine mundi jus vió Santainente en su matrimonio, y
tus Abel occiditur, dice San Juan tuvo un hijo muy amigo de su Cria
Chrisóstomo. Y el apóstol San Pa dor, que se llamó Enós, el qual co
blo dice, que así como antigua menzó á invocar el nombre del Se
mente perseguia el malo al inocen ñcr, como se dice en el sagrado Tex
te, así tambien sucede en los tiein to. (Id. v. 26.) El estado santo no
pos presentes. (Gi!. 4. v. 29.) hace santos sino á los que santa -

De malos y buenos ha tenido el mente viven en él. -

mundo en todo tiempo; mas vea - Despues del santo Enós viviéron
- «.. -
\. Libro I. Capítulo II.
muchos deseendientes suyos en es Tenia el santo Noé tres hijos lla
tado conyugal con diverso mérito, mados, Sem, Cam y Japhet: estos
hasta el grande siervo de Dios entraron en el arca, con sus muge
Enóc, el qual fué de tan elevada res, y Noé con su muger; así se
perfeccion y santidad, que sin pa salvaron ocho almas en el diluvio
sar por la muerte natural, como los universal del mundo, como dice el
demas hijos de Adan, le ocultó el príncipe de los apóstoles S. Pedro:
Señor, (Gen. 5. v. 24. y seq.) y Octo anime salve facta sunt per
está guardado con el zeloso profeta aquam. (1. Pet. 3. v. 2o.) -

Elias, para venir á predicar contra Adviertase como en esta primera


el Anti-Christo en la fin del mun parte del inundo hubo personas san
do, y entónces morirán por la fé tas y perfectas en el estado del san
santa del Señor, y pasarán á vida to matrimonio; para que se desen
Cterna. gañen los hombres, que su perdi
Los hijos y descendientes del mal cion no consiste en el estado, sino
dito Caín tambien se multiplicaron en sus vicios y pecados. -

mucho sobre la tierra, y prevaricán


dose los buenos con los malos, se c A P -T UL o III.
contaminó de vicios todo el mundo,
como dice la sagrada Escritura: Om De las muchas personas, que fueron
nis quippe caro corruperat vian suam santas y perfectas en el estado del
super terram. Ya no distinguian los matrimonio, desde el diluvio un
hombres los tiempos santos de los versal, hasta la ley de
profanos, sino que en seguir sus gracta.
torpezas detestables hacian iguales
todos los tiempos. El no distinguir Con
el diluvio universal pere
los tiempos es fatal desventura. cieron y murieron todos los hom
Viendo el altísimo Dios, que to bres y mugeres que habia en el
do el linage humano estaba preva mundo, exceptuando las ocho per
ricado, y que ya los hombres no sonas que entraron, y se escaparon
distinguian los tiempos santos: Vi en el arca. Subió el agua quince
dens quod cuncta cogitatio cordis in codos mas alta que los mas encum
tenta esset ad malum omni tempore, brados montes. Quando cesó de llo
determinó acabar con el mundo, y ver, se fueron enjugando las aguas,
para esto envió el diluvio univer y el area hizo su asiento sobre los
sal, en que solo quedaron con vi montes de Armenia. (Gen. 8. v. 4.)
da ocho personas. Quando el Señor lo dispuso, sa
-

En este tiempo desventurado vi lieron del arca el santo Patriarca


via entre los malos el justo Noé, á Noé, y sus tres hijos, y las muge
quien mandó el Señor que fabricase res de los quatro. Hizo sacrificio á
una arca, en la qual se salvase él, Dios el santo Patriarca por sí y por
y sus hijos, y su muger, y las mu toda su familia; que propio es de
geres de sus hijos, participando las los santos el ser agradecidos á su
mugeres del privilegio de sus ma Dios y Señor. . . . . . . -

ridos. .. . .. . . . . . . . .
. . Habiéndose secado las aguas
6 - La Familia Regulada.
apareció la tierra, y tambien se vol Dixo Dios á Abrahan, que salie
vió á descubrir la desventura y fra se de su tierra, y le haria de la cla
gilidad humana con nuevos peca se de la gente grande; porque se
dos. Fué Cham desatento con su pa gun la sentencia del Señor, ningun
dre Noé, y Dios echó su maldicion Profeta es acepto en su patria. (Luc,
á Chanaan , hijo de Cham ; por lo 4. v. 24.) -

qual todos los hijos desatentos á sus Edificó Abrahan á Dios un altar,
padres se dicen Canalla, porque se y en el invocó su santísimo nombre:
hacen participantes en una misma. así comenzó á ser bien afortunado;
especie de delito. porque la fortuna sin Dios, no es
De la casa de Noé, y de sus tres dicha, sino desventura. ( Gen. 12.
hijos y descendientes se volvió á v, 7.) ,
poblar el mundo. Entraron en la Descendió Abrahan á Egipto,
gr unde vanidad y temeraria reso compelido de la plaga fatal del
lucion de fabricar la torre de Babi hambre que se padecia en la tierra
lonia : Dios les confundió las len de Sichen, y le prosperó Lbios en
guas, y así cesaron de tan dispara sus caminos. Así sucede á los justos,
tada fábrica. (Genes. Pr. v.1. o seq.) que baxan para subir ; y llevan
Por la linea de Sem, que es la es do con paciencia los trabajos y pla
cogida de los progenitores de Chris gas, se les convierten en prosperida
to Señor nuestro, segun lo refiere des y buenas fortunas.
S. Lucas Evangelista, se hallarán En Egipto se hizo rico Abrahan
celebérrimos patriarcas que vivie por un error del Rey gentil; dis
ron, y fueron santos en estado poniéndolo Dios así, que sabe sacar
conyugal. bienes de los males, y nunca se en
- Quarto nieto de Noé fué Heber, gaña en las altísimas disposiciones
por la línea de Sem , y de este to de su divina Providencia, como lo
maron nombre los hebreos que fue dice la santa Iglesia.
ron los del pueblo escogido de Dios. Cargado de opulencias y rique
... El grande Patriarca Abrahan, pa zas subió Abrahan del Egipto á la
dre de todos los creyentes, fué dé tierra de Palestina, que Dios le ha
cimo nieto de Noé por la misma lí bia prometido: así suben espiritual
nea de Sen; y le fué hecha la pro mente ricos los justos de Egipto
mesa de la Encarnacion del divino de este mundo, á la tierra de los
verbo, venida del Mesías, y reden" vivientes que es el cielo.
cion del mundo. (Genes. 18. v. 18.) Vivia en compañía de Abrahan
Casó Abrahan con Saray, á un hijo de su hermano Arán, que
quien Dios quitó la última letra de se llamaba Loth ; ambos estaban
su nombre, y se llamó Sara ; y al muy ricos, y pareció conveniente
Rombre de Abram, le añadió una dividir las haciendas, y vivir en
letra, y una aspiracion: ántes se lla tierras distintas para evitar pesa
maba Abram , y despues se llamó dumbres: resolucion discreta.
Abrahan; porque las letras son para El insigne Loth escogió para su
los hombres, y quando mas tienen, habitacion á Sodoma, y Abrahan se
mas deben aspirar á la vida eterna. quedó en Canaaa: no distaban mu
Libro I. Capítulo III 7
cho para poderse asistir en las tri padre de los creyentes, y pasó de
bulaciones y trabajos. Para eso de esta vida mortal lleno de dias y
ben ser los parientes. merecimientos. (Genes. 28. v. 5. 3
Sucedió moverse guerra entre los seq.) .

Reyes circunvecinos, contra los Re El patriarca Isaac, hijo de Abra


yes de Sodoma y de Gomorra: y han, casó con la noble Rebeca, y
vencedores estos se llevaban prisio bendixo Dios su matrimonio, que
nero á Loth, sobrino de Abrahan; tambien se habia hecho con la ben
el qual teniendo noticia del caso, dicion de su santo padre. Atended,
salió contra los Reyes vencedores, hijos, al dictamen justificado de
y los dexó vencidos, y restauró á vuestros padres. a:
su sobrino con toda su hacienda. Hijos de Isaac fueron Jacob
En hacimiento de gracias de esta Esaú; el uno santo, y el otro.re
célebre victoria, el Rey de Jerusa probado de Dios; los quales, aun
len Melchisedeeh, Sacerdote del Al ántes de nacer, ya se explicaron
tísimo Dios, como dice el sagrado opuestos y contrarios, con íntimo
Texto, ofreció el pan y vino con dolor de su afligida madre. Nació
mucho misterio, como lo nota el primero Esaú, y corriendo los años,
Apóstol S. Pablo. (Heb. 7, v, 3.) por una escudilla de lentejas le ven
Los habitadores de Sodoma eran dió la primogenitura á su hermano
pésimos pecadores nefandos, por lo Jacob. Esta es la incousideracion
qual determinó Dios el destruirlos. de los malos hijos. - -

Entre ellos vivia el justo Loth, y Aborrecia , de muerte el impía


para librarle delincendio de la Ciu Esaú al justo Jacob; pero su discre
dad, envió el Señor á sus santos ta madre Rebeca buscó modo para
Angeles: que no olvida Dios á los separarlos: Jacob casó conforme á
buenos , aunque esten entre los la voluntad de sus padres en Me
malos. sopotámia; pero Esaú siempre tomó
En el camino de la fuga de Loth, la parte contraria, y casó con las
sucedió convertirse su muger en es hijas de Canaan, siendo verdad, que
tatua de sal : porque desobediente su padre Isaac no las habia querido
al mandato y prevencion que la hi para mugeres de su hijo Jacob.
zo el Angel de Dios, para que no se El patriarca Jacob tuvo doce hi.
volviese á mirar lo que sucedia en jos, que fueron las cabezas de las
la ciudad de Sodoina, que se abra doce Tribus de Israel, y se llamaron
saba con el fuego del cielo, se bus Rubén, Simeon, Leví, Judas, Isa
có su ruina por desobediente y car, Zabulon, Josef, Benjamin,
Cll TiOSal.
Dan, Nephtali, Gad y Aser. Jo
Prosiguió santamente el Patriar sef, y Benjamin fuéron hijos de la
ea Abrahan su estado conyugal; hermosa Raquél, la qual murió de
tuvo magnánimo corazon para ofre sobreparto de Benjamin. (Gen. 35.
cerá Dios su mismo hijo, teniendo v. 19. o seq.) . . . . . . . .
esperanza contra esperanza, fiado en y El santo patriarca queria mucho
la palabra Divina, como lo advier á su hijo Josef, y sus herinanos le
te S. Pablo; por lo qual fué llamado aborrecian de muerte por eso, y por
8 La Familía Regulada -

los sueños que habia tenido, y refe vez el hambre fatal en la tierra de
rido, de que le habian de adorar sus Palestina, donde habitaban el padre
hermanos; y que él habia de ser su y los hermanos de Josef. El santo
perior á t dos ellos. -- Patriarca Jacob envió á sus hijos á
Vino la ocasion á los envidiosos Egipto para coinprar trigo: los co
hermanos, y quisieron matar á Jo noció Josef, y ellos no conocieron
sef; pero uno de ellos, menos ti á su hermano. (Genes. 42. v. 2.) Al
rano, que se llamaba Rubén, les contrario sucede entre los mortales
persuadió no le quitasen la vida, si ingratos y soberbios, que el afor
no que le vendiesen á ciertos merca tunado desconoce al pariente pobre.
deres Madianitas que pasaban á El sábio Josef dispuso las cosas
Egipto, y dixesen á su padre Ja con astucia tan discreta, que hizo
cob , que una fiera le habia hecho baxar á Egipto á todos sus herma
pedazos. No hay fiera mas tirana nos, y tambien á su anciano padre;
que la envidia. y así se cumpliéron los misteriosos
Mancharon la túnica polímita y sueños, que fuéron la causa de su
preciosa de Josef con la sangre de persecucion; ue que el Altísimo sa
un cabritillo, y asi la llevaron á su có su mayor exáltacion en la tierra.
padre, para que juzgára que una Adoraron su padre y hermanos á
bestia fiera le habia despedazado á Josef, y por él se prosperaron to
su amado hijo. Toda esta historia dos, dándoles la mejor tierra- de
trágica es un misterio; porque la Egipto para su habitacion y cultu
fiera pésima contra el justo Josef ra. (Genes. 47. v. 7.) -

era la envidia tirana de sus her - Corrieron los tiempos, mudóse la


manos. . . . . fortuna; que no hay cosa constante
i Elevó Dios á Josef en Egipt en esta vida mortal: murió Faraón,
por varios medios y extraordinarios y tambien Josef, y vino otro Rey,
modos, verificándose en él aquella que ya no conocia ni atendia aque
católica verdad y sentencia de S. lla familia santa; y así las Tribus
Pablo, que dice: A los que aman á de Israel quedaron esclavas, y cau
Dios, todas las cosas se les con tivas en Egipto. º
vierten en bien; las prósperas, y - Llegó á tal extremo la tiranía de
las que parecen adversas, todas sir los Gitanos con los pobres cautivos
ven á los fines altísimos del Señor. hebreos, que pareciéndoles aumen
Llegó la buena fortuna de Josef tarse inucho los esclavos, promulga
á tan elevado punto con el Rey de ron aquella ley inhumana, de que
Egipto, que le hizo su Plenipoten las obstetrices ahogasen á todos los
eiario y Gobernador general- para niños hebreos al mismo tiempo de
la asistencia y consuelo de sus vasa su nacimiento. (Exod. . v. 16.)
lios. Le intitularon los Egipcios Dispuso la misericordia divina,
Salvador del mundo, y por su ina que quando la tribulacion llegaba
no se distribuian los alimentos á los á lo sumo, se apresurase el remedio;
Pueblos (Genes. 41. v. 45.) Todo y para este nació el grande Moysés,
esto era un continuado misterio. áquien arrojáron en el rio Nilo, y
- En este tiempo prevaleció otra le cogió la hija del Rey Faraon quº
- -
-
Libro I. Capítulo III. 9
quando Dios quiere, todo sirve á uinistro de Dios Fineés, gran zela
los fines incomprehensibles, de su dor de la divina ley, cuyas heroy
altísima Providencia. , , , , , cas virtudes dignamente se celebran
Así procede la misericordia del en el mismo libro Canónico del
Señor de generacion en generacion Eclesiástico.
para los que temen á Dios, como di Del matrimonio del santo Aaron
xo en su cántico la soberana Reyna procedieron sus célebres hijos, que
de los ángeles Maria Santísima. fuéron consagrados á l)ios, y desti
(Luc. 1. v. 5o.)Y así se han conser nados para el culto divino, como
vado los justos en el estado del san se dice en el libro sagrado del Le
to matrimonio, heredando los hijos vítico.
y los nietos las virtudes de sus pro El insigne capitan General del
genitores, como se dice en la Sagra pueblo de Dios Josué, tambien vi
da Escritura. (Eccl.44. v. 12.) vió en el estado del santo matrimo
nio, y esto no le fué de embaraze
CAPÍTULO IV. para ser digno de que se le apare
ciese un angel del Cieio, ni para ser
De las muchas personas que fueron de tan excelente virtud, que el sol
santas y perfectas en el estado del y la luna obedeciesen á su imperio;
santo matrimonio, desde el princi y un dia fué tan grande, como si
pio de la ley escrita, hasta el fuesen dos, segun se escribe en el
santo Rey David. citado libro del Eclesiástico, y era
otras partes de la sacra Biblia.
Conras la ley Escrita en el En el mismo estado conyugal vi
viéron los célebres capitanes Gene
santo Moysés, á quien habló Dios
nuestro Señor en el Monte Sinaí,
rales, y Jueces del pueblo de Dios,
y mandó escribir las tablas de que defendiéron y gobernaron á
los diez mandamientos de su san los hebreos de las doce Tribus de
tísima ley. " -Israél en la tierra de Promision, cu
Vivió Moysés en el estado del yas virtudes y merecimientos lee
matrimonio, y fué un hombre tan mos en el sagrado libro, que se
perfecto, que el altísimo Señor ha intitula de los Jueces. -

blaba con él como habla un amigo El Juez primero del pueblo San
con otro, segun se refiere en la sa to fué Otoniél, hermano del insigne
grada Escritura ( Exod. 33. v. 1 1.) Caleb , que introduxo á los Israeli
Para coadjutor de Moysés en el tas en la tierra de promision. Casó
gobierno de su pueblo escogido se Otoniél con una hija de Caleb, y
ñaló Dios al Santo Aaron, y éste vi se la diéron en premio de haber
vió tambien en el estado conyugal, conquistado la Ciudad estimable de
y fué varon tan perfecto y lauda Cariath-Sephér, que se interpreta la
ble, como se dice largamente en el Ciudad de Letras, como se dice
libro sagrado del Eclesiástico. en el libro de Josué.
Al santo Aaron sucedió su hijo El segundo de los Jueces fué
Eleázaro, que en el estado del ma Aod, llamado el Ambidextro, por
trimonio tuvo por hijo al insigne que tanta fuerza tenia con la mano
B
IO La Familia Regulada.
izquierda, como con la dereeha, y con trescientos clarines de guerra al
tan diestramente jugaba la espada mismo tiempo que Dios los confun
con la una, como con la otra. Este dia; de modo, que unos se mata
tambien vivió en el estado conyu ban á otros, sin saber lo que hacian.
gal, y libró al pueblo de Dios de Fué casado Gedeon, y tuvo hijos,
muchas y grandes tribulaciones y como lo refiere la divina Escritura;
trabajos; por lo qual mereció inti y el estado del matrimonio no le
tularse Salvador del pueblo, como fué impedimento para ser tan santo
se dice en el citado libro de los Jue y perfecto como el sagrado Texto
ces, (Judic. Cap. 2 v. 15.2 seq.) le celebra. (Judtc. 8. v. 3 o. Ro seq.)
El tercero fué Samgár, quien de Despues del insigne Gedeon, en
fendió á los Israelitas de los Filis tró en la Judicatura del pueblo san
teos, feroces enemigos capitales de to Abimelech, el qual no fué con
las doce Tribus; y sin otras armas forme en sus obras á las virtudes he
que el arado de cultivar la tierra, roicas de su santo padre Gedeon.
mató seiscientos Filisteos, como se El séptiino de los jueces de Israél
cuenta en el mismo sagrado libro. fué Thola, hijo de un pariente muy
El quarto lugar entre los Jueces cercano de Abimelech, su antecesor:
tiene, con mucha razon, la cele éste reynó veinte y tres años, gober
bérrima Belona Débora, muger in nando y juzgando al pueblo santo
signe, casada con Lapiloth, la qual sin reprehension: vivió en el estado
juzgaba el pueblo de Dios en aquel conyugal, y de su generacion pro
tiempo, como se dice en el citado cedieron los varones fuertes de Is
libro de los Jueces. Esta célebre rael, como se refiere en el sagrado
muger, á tiempo que el enemigo del libro primero del Paralipómenon.
pueblo Sísara perseguia con guerra El octavo de los jueces del pue
constante á los Israelitas, dispuso de blo Hebreo se llamó Jair Galaadites,
modo, que habiéndole dado un va quien tuvo eélebres hijos; y entre
so de leche á Sisara, capitan Gene ellos al insigne Mardoquéo, como se
ral del exército contrario, y estan refiere en el libro Canónico de la
do éste en un profundo sueño des reyna Esthér. y

pues de la leche, otra señora lla A Jair le succedió en el gobierno


mada Jaél , casada con Heber, le y judicatura del pueblo, Jephté Ga
puso un clavo fuerte por la cabeza, laadita, hombre fortísimo, y guer
y le quitó violentamente la vida, y reador astuto y valeroso. Este es el
así quedó victorioso el pueblo san que ofreció en sacrificio á una hija
to del Señor. suya, si Dios le daba victoria en una
El quinto de los Jueces de Israél batalla: y aunque no fué con la per
fué el esforzado y milagroso Ge feccion que el patriarca Abrahan
deon, cuya vencedora espada se in ofreció á su hijo , tuvo la felicidad
tituló de Dios y de Gedeon; por de la victoria, y cumplió su in
que Dios venia con ella, ó ella considerado voto.
vencia con la virtud de Dios. Ven A Jephté succedió Abesán Beth
ció á sus enemigos, dándoles con lehemita, como se dice en el capítulo
las luces en los ojos, y aterrándoles doce del sagrado libro de los Jue
\
II
Libro I. Capítulo IV.
ces ; quien tuvo muchos hijos é hi refiere en el citado libro Canónicº
jas de su legítimo matrimonio, y go de los Jueces.
bernó al pueblo de LDios siete años. El gobierno que tuvo el pueblo
Despues del , ¿ Abesáil entró santo de Israél desde Sanson hasta
en el gobierno Ayalón Zabulonites, Helí, lo refieren puntuales los santos
que juzgó al pueblo diez años, y le Padres de la lglesia S.Gerónimo
succedió Abdón Parathonites; el y S. Atanasio.
qual tuvo muchísimos hijos de di En compañía de Helí se crió el
versas mugeres, y en ocho años aca profeta Samuel, quien fué despues
bó su judicatura. (Judic. 12. v. 13. gobernador y juez del pueblo san
y seq.) -
to de Dios. Helí fué infeliz en los
Al juez Abdón se siguió el va hijos; no supo criarlos bien, por
liente Sanson. Habíase relaxado el lo qual llegaron á ser el escándalo
pueblo ingrato con varios crímenes del pueblo, y con su muerte des
y delitos; y superabundando siem graciada ocasionaron tambien la
pre la infinita misericordia de Dios, muerte fatal de su mismo padre.
les envió á este gran defensor. Era (1. Reg. 4. v. .) -

su madre esteril; y multiplicando en El profeta de Dios Samuél vivió


la Divina presencia sus oraciones en estado de matrimonio con tanta
humildes de corazon contrito, perfeccion y virtud, que el Señor
(aprended señoras) le envió el Altí especialmente le atendia entre todos
simo un Angel que le dixiese como los que invocaban su santísimo
eumplido el año tendria un hijo, que nombre. Juzgó al pueblo de Israel
se le daria Dios; pero deberia con con toda equidad y desinteres, de
sagrarle como Nazareo al mismo tal manera, que en el fin de su ju
Dios. (Judic. 13. v. 24.) dicatura hizo echar un bando pú.
- Nació Sanson, y fué de tan ro blico, para que si alguno se daba
busta fortaleza, que rompia las ma por agraviado, lo dixese, y sería
romas como si fuesen un hilo. Fué del todo satisfecho. -

terror de los Filisteos, enemigos de No fueron así los hijos del sant
Dios, y de su pueblo; y los venció profeta Samuel, que tal vez de bue
siempre, hasta que engañado de una nos padres salen perversos hijos. Pú
muger, le cogieron y le sacaron los solos el padre en la dignidad honro
ojos, y le cortaron los cabellos, sa de jueces, y ellos inconsiderados
donde tenia la fortaleza; pero de y sin temor de Dios, se dexaron ar
Xándolos crecer, se arrinó á una rebatar de la avaricia; recibiéron
columna del templo, estando en él dones y presentes, y pervitiéron el
junto el pueblo de los Filisteos, y juicio, como dice el sagrado, Tex
arrancando y desquiciando la co to. (L. Reg. 8. v. 1 º seq)
lumna, cayó el templo sobre San Por falta de recta justicia se per
són, y sobre los Filisteos, y allí dió el pueblo santo de los hebreos.
murieron todos, y el pueblo de Dios Pidieron Rey al anciano Samuél; y
quedó libre de sus enemigos con la consultando este á Dios nuestro Se
muerte de su victorioso juez y go ñor, cesaron los jueces, y entró á
bernador; como mas largamente se reynar el infeliz Saúl, que al princi
B 2
T 2, - La Família Regulada.
pio fué bueno; pero al fin fué re notable desórden le prevaricaron las
probado por inobediente á los man mugeres alienígenas, y le hicieron
datos de Dios. Era Saúl de estatura idolatra bárbaro, adorando los
procéra y elevada, de tal modo, Dioses falsos, que ellas veneraban.
que de los hombros arriba exce En tiempo del Rey David vivió
dia á todo el pueblo. Tuvo algu en el estado conyugal el santo Pro
nos hijos, que por los pecados de feta Natán, quien predicó de parte
su padre cayeron de la fortuna en de Dios nuestro Señor con admira
que habian nacido. ble discrecion á su Rey, y le hizo
Infiérese de este capítulo, como entrar en el debido conocimiento
de todos los antecedentes, que en de su pecado.
el estado del santo matrimonio Succesor del sabio Rey Salomón
pueden los casados ser santos y fué su hijo Roboán; mas por los pe
perfectos; aunque en él tambien cados de su incontinente padre, (y
hay muchos malos: pero no está él tambien fué muy ingrato á Dios)
el mal en el estado, sino en la mi le dividió el Señor omnipotente su
seria, fragilidad , y malicia de los Reyno, de tal manera que de las
hombres. -
doce tribus de Israél, solo le que
«.
daron dos, que fuéroil las de Judá
CAPÍTULO V. y Benjamin, y las diez remanentes
siguieron á Jeroboán, que habia si
De las muchas personas santas y do criado en la casa de su padre Sa
perfectas en el estado del matrimo lomón (3. Reg 1. v. 3 1. No seq.)
nio, desde el santo Rey David hasta Esto hacen los pecados en las casas
los insignes Macabéos. de los Príncipes, º -
Despues de Roboán reynó Abías
Darne de la muerte fatal del su hijo, el qual tambien fué imigrato
ängrato Saúl, entró á reynar el á Dios, como su padre: mas por la
humilde David, hombre pruden santidad de su abuelo David le to
tísimo, y varon cortado á medida leró Dios nuestro Señor. -

del corazon de Dios, como dice San Hijo del ingrato Rey Abías fué
Pablo. (Actor. 13. v. 22.) Vivió el Príncipe Asá. Este no siguió los
David perfectamente en el estado vicios y pecados de su padre; sino
del matrimonio, exepto el adul las virtudes de su santo visabuelo
terio torpe con Bersabé, que le David; por lo qual le prosperó
dió motivo para llorar todos los Dios en su gobierno. Exterminó, y
dias de su vida, y hasta el presen desterró á los hombres afeminados
te- dice la Iglesia Católica, y los y perversos de su tierra, y así vi
Salmos de su dolorosa penitencia. vieron quietos los buenos, siendo
Hijo de David fué el Rey Salo perseguidos los malos. -

món, á quien concedió el Señor la Acabados los dias del piadoso Rey
mayor sabiduría, que ha tenido Asá, reyno por él su hijo virtuoso
ninguno de los mortales viadores. Josafat. Este siguió las virtudes he
(3. Reg 3. v. 4.) Tambien vivió en róicas de David, y Dios le hizo po
estado de matrimonio ; mas por su deroso en arinas y riquezas. Para to
- "...
Libro I. Capítulo V. r
do es provechoso el servir á l)ios. obras buenas en presencia del Se
Envió Doctores zelosos de la ley fior; pero su corazon no estaba del
de Dios á todos los pueblos, y el todo perfecto: por lo qual despues
Altísimo le hizo tan formidable á de una célebre victoria, que consi
todos sus enemigos, que llegó su guió contra los Iduméos, adoró los
terror á todos los Reynos de la tier Idolos y Dioses falsos; de que se le
ra, como lo dice el sagrado Texto. siguieron fatalísimas desventuras.
(2. Paral. cap. 17..., á v. seqq. (2. Par. 25. per tot. Ro 4. Reg. ubi
v, 7 y seq.) sup. ) -

Del matrimonio del santo Rey Al Rey Amasías le siguió su hijo


Josaphat nació su hijo ingrato Jo legítimo Azarias, que tambien se lla
Fan, quien tiranamente mató á seis ma Ozías en el Evangelio de S. Ma
hermanos suyos, y no siguió los ca teo. Este Rey Azarías hizo en mu
minos justos de su santo padre, sino chas cosas el gusto de Dios; pero no
las impías pésimas sendas de su mal quitó los Idolos de los montes; y el
vado suegro Acab, con cuya hija se Señor le castigó con una penosa le
habia casado, Dios, le castigó con pra, que le duró hasta el dia de su
una grande plaga, y á todo su pue muerte.
blo: murió de una pésima enferme Hijo legítimo del Rey Ozías, ó
dad, en castigo digno de sus graví Azarías fué el Príncipe ¿ el 2

simas culpas. (2. Par. 2 1. v. 1.82 seq.) qual rey nó despues de su padre. Hi
Del impío Jorán nació su seme zole Dios nuestro Señor muy céle
jante el escandáloso Rey Ocozías, bre en prosperidades humanas, por
el qual sugerido de su maldita ma que él dispuso bien su vida en la di
dre, hizo muchas maldades, hasta vina presencia. (4. Reg. 15. v. 17.
que dispuso Dios le quitasen la vi º 2. Par. 27. v. 6.)
da. Reynó por él su cruelísima y ti De legítimo matrimonio del Rey
rana madre Athalía, la qual vier Joathán naeió su hijo Acáz; peró
do muerto á su hijo, acabó con to degenerando de las nobles y virtuo
dos los demas de la casa real, y solo sas condiciones de su padre, siguió
se escapó de sus manos sangrientas los camiños errados y precipitados
el inocente niño Joás, que era de po de los vicios, y por sus gravísimos
eos años; pero al fin pereció tambien - ¿?Dios á su pueblo cón
Athalía con muerte muy violenta. muchas plagas; y el ingrato Rey se
El venturoso y privilegiado Rey hizo peor con las angustias y traba
Joás no siguió los vicios atroces y , con que debia convertirse á su
detestables de sus impíos padres, si ios y Señor. , , , , , , ,
no que vivió santamente todo el Alimpio y perverso Acáz le suc
tiempo que se dexó gobernar del cedió en la corona su virtuoso hijo
santo Sacerdote Joyada; pero des Ezequías. Este fué célebre y afama
pues de la muerte de su santo direc do en la piedad y religion. Destru
tor se hizo impío y vicioso, como to yó y disipó los Idolos de los falsos
dos sus antepasados progenitores. Dioses, y deshizo la serpiente de me
Hijo del Rey Joás fué el virtuo tal, que levantó Moysés. Le ilustró
so Rey Amasías, quien hizo muchas Dios nuestro Señor con celebérrimas
I4. La Familia Regulada
victorias; una de las quales fué des Egipto. A Eliacin, le llaman tam
truccion del exército formidable de bien Joaquin.
los ASyrios, que se componia de El Rey Eliacin, ó Joaquin pre
ciento y o henta y cinco mil com varicó, y se hizo muy ingrato con
batientes. Con los uriunfos se hizo su Dios y Señor, de que resultó su
soberbio, y se le anunció la cautivi ruina; porque vino Nabucodono
dad babilonica por los santos Pro sor Rey de los Caldeos, y atado
fetas, en pena y castigo de sus gra con cadenas se le llevó cautivo á
vísimos pecados y feas ingratitudes. Babilonia. -

Despues de la muerte de Eze Despues de Eliacin reynó Jeco


quias entró áreynar el impio Mana nías, que tambien se llama Joaquin;
sés su hijo. Este multiplicó las iuri
y porque no cumplió la divina, vo
quidades de su soberbio padre; res luntad, ni hizo lo que era del gusto
tauró los idolos de los falsos dioses,
de Dios, pasado un año, vino Nabu
y fué cautivo por sus culpas; bien codonosor, y le llevó á Babilonia
El mismo Nabucodonosor consti
que convertido despues á Dios, se
restituyó á su reyno. (2. Par. 33. v. tuyó Rey de Judea y Jerusalen á
13. º 4. Reg. 2 ... v. 2.) Sedecías, tio de Jeconías, el qual,
Reynó, despues de Manasés su prevaricando tambien, como sus
perverso hijo Amón, quien no tuvo antecesores, y desobedeciendo los
respeto á Dios, ni al fin se quiso consejos y mandatos santos de Je
convertirá su divina Magestad, co remías, profeta, le sacaron sus ene
mo lo habia hecho su padre. Hizo migos los ojos; y matando en su
mayores pecados, y sus criados le presencia á sus mismos hijos, le lle
matarorieñ su inisma casa. varon atado á Babilonia, y se aca
Entró áreynar un hijo del infe baron los Reyes de Judá y Benja
liz Amón, que se llamó Josias. Este min con la transmigracion de Babi
fué santo desde niño, y con todo su lonia. -

corazon buscó al verdadero Dios de No fueron menos infelices los


su padre David. Restauró el tem Reyes de las diez Tribus separadas,
plo, destruyó los idolos de Salo que comenzaron en Jeroboan, y
món, y restableció las fiestas y so acabaron en Oseas, hijo de Ela, los
lemnidades, que ya no se celebra quales se intitularon Reyes de Is
ban en el igrato pueblo. (2. Par. raél. El Rey Jeroboan, llevado del
35. v. 2 $. 2 cap. 34 y 35. y 4.) vano temor de que sus vasallos le
Reg. 23. v. 3.) diesen repulsa, ofreció incienso á un
Siguió áJosías en el Reyno su hi falso Dios; y apartándose de su
jo depravado Joacáz. Este fué un Dios verdadero, acabó con toda su
- e muy desatento con su Dios y casa desventuradamente. (4. Reg.
Señor; por lo qual permitió su Di 18. v. 9. No seq. y 3. Reg. 22. pºr
vina Magestad, que el Rey Necao tot.) -

se le llevase prisionero y cautivo, y Lo mismo sucedió á su hijo Na


en su lugar pusiese Rey à Eliacin, dab, el qual acabó el Reyno y la
hijo del piadoso Josías; y Joacáz vida con muerte violenta. Por el
acabó
. . .
su vida en el cautiverio de Rey Nadab entró en la corona Baa
. . . . . . - º * - º * --
Libro I. Capítulo V. 15
sa, quien por sus depravadas obras cion amarguísima de Israél.
destruyó su casa. El mismo camino A Jeroboan se siguió en la coro
llevó su succesor Ela, hijo suyo, na su hijo Zacarias, perverso y ma
por sus muchos pecados. -
lo, á quien quitó la vida y el Reyno
El homicida de Ela fué Zambri, un hijo de Jabés, llamado Selo; y á
quien dió fuego á su mismo palacio, este le mató Manahen, y entró á
y se quemó dentro de su casa, vien poseer el reyno.
do que no podia defender la ciudad. Despues de Manahen reynó su
Por el Rey Zambri entró reynan hijo Faceya, hombre malo y vicio
do el ingrato Amri; y de tal mane so, á quien quitó la vida Facee,
ra irritó á Dios nuestro Señor con hijo de Romelia. Por los pecados de
sus pecados gravísimos, que perdió Facee vino el Rey Asur, y se llevó
el Reyno con infamia. cautivos á los Israelitas, y los juntó
Por el impío Rey Amri reynó con los Asyrios.
Acab, su hijo, quien excedió en Conjurose el Rey Oseas, hijo de
maldades á su padre; por lo qual Ela, contra el Rey Facee, hijo de
perdió de una vez el Reyno, la Romelia, y le quitó la vida, y se
honra y la vida. alzó con el Reyno. Pecó Oseas con
Reynó por Acab su hijo Ocozías; tra Dios: por lo qual vino el Rey
pero corriendo los depravados ca de los Asyrios, y le puso en la cár
minos de su padre y de su madre, cel, y se llevó cautivos á los Israe
consultó á Beelzebub, y murió mi litas idólatras, trasladándolos á los
serablemente, conforme le fué Asyrios, y los puso en las ciudades
anunciado por un santo profeta. de los Medos.
Por Ocozías entró en el Reyno Este Oseas fué el último Rey de
Joran su hermano; pero aun vivien Israel sobre las diez Tribus; á que
do este Rey infeliz, fué ungido Je se siguió la transmigracion de Ba
hú en Rey de Israél, y acabó con bilonia. (4. Reg. 18. v. 2. seq.)
toda la casa de Acab y Jezabél, y En el tiempo de todos estos Re
con todos los hijos de esta deprava yes vivieron en el pueblo de Dios,
da familia. - -

y en estado de matrimonio muchos


Muerto Jehú, reynó por él su Profetas perfectos y santos, que pre
hijo malo Joacáz, quien siguió los dicaban la verdad de parte de Dios
pecados gravísimos de Jeroboan, y al pueblo ingrato; pero los obstina
padeció muchos trabajos y aflic dos pecadores no los quisieron oir,
ciones por el Rey de la Siria: pero ni dexar sus vicios y pecados. ( Ex
convertido á Dios nuestro Señor, lib. Prophet. Jerem. Isai. Erc.)
halló su bien y su descanso. (4. Reg. De todo lo dicho en este capítulo
lo, o 13.) se confirma el asunto principal de
A Joacáze siguió Joás su hijo este libro, que en el estado del san
en el mal de sus vicios, mas no en to matrimonio pueden las personas
el bien estimable de su exemplar ser perfectas y santas, como lo fue
conversion. Aun fué peor Jeroboan, ron, á mas de las que aquí se refie
hijo de Joás, el qual por sus abomi ren, el Santo Job, la hermosa y va
ºaciones y pecados, vió la aflie liente Judith, el santo Tobías, y
16 La Familia Regulada.
otras muchas (Ex lib. Job Vid. Theo y considerando las naturales condi
dor.) ciones de cada uno de sus hijos, á
Descríbese tambien la fragilidad Simon le hizo consejero de sus her
humana y miseria de los mortales, manos, y á Judas Macabéo le nom
en tantos comó han prevaricado en bró capitan general de las milicias,
el mismo estado conyugal, y han y álos otros hermanos, que le acom
arruinado sus casas y familias con pañasen, y ofreciesen sus vidas en
sus pecados y vicios. El servirá Dios, defensa de la honra de Dios y su
y las virtudes, edifican y fundan las santa ley. -

casas; y los pecados las destruyen. El santo padre Matatías convidó


á todos los fervorosos voluntarios en
C A PÍTV L o VL la divina ley del Señor, y levan
tando la voz, dixo: Todo hombre
De las muchas personas perfectas y que tenga verdadero zelo de la ley
santas en el estado del santo matrimosanta del Altísimo, sígame; y le si
nio, desde los insignes Maeabéos has guieron muchos buenos, que habia
ta la venida de Christo. entre los prevaricados y malos; y
dexando y despreciando quanto te
Des de la cautividad Babi nian en la ciudad, se salieron á los
lónica , quedó la tierra santa montes. (1. Machab.2. v. 27. No seq.)
destruida, no solo en lo material de Dióse noticia de esta grande no
sus ciudades y pueblos, sí tam vedad al tirano Rey Antioco; y sa
bien, y mucho mas en la prevarica liendo un copioso número de sussol
cion de los vicios. Antes que se dados en busca de los fugitivos, al
echasen á monte, y levantasen ban primer combate que les dieron en
dera los insignes y célebres Maca dia Sábado, Inurieron muchos de los
béos, comenzaron á prevalecer en Israelitas, porque no quisieron pe
Israél unos hombres perversos, y de lear en reverencia del santo dia.
ellos se multiplicaron los males en Consideró bien el santo Matatias
toda aquella desventurada tierra. este grave inconveniente, y juntan
(1. Machab. 2. v. 12.) -
do su Consejo de guerra, determi
Quando llegó la calamidad y naron pelear y defenderse, áunque
prevaricacion al grado supremo, fuese en el dia de su fiesta (1. Ma
despertó Dios el espíritu del digní chab. 2. v. 4o. 5 seq.) -

simo Macabéo, llamado Matatías, Con este santo consejo tomaron


el qual tenia cinco valientes hijos; las armas, y consiguieron célebres
el primero se llamaba Juan, el se victorias; persiguieron á todos los
gundo Simon, y el tercero Judas pervesos y malos de Israél; y en
Macabéo, el quarto Eleázaro, y el sus valientes manos corrió con toda
quinto Jonatás. (1. Machab. 2. v. 2. la prosperidad el zelo sinto de Dios.
&9 seq), ¿ los dias de la vida
Hizoles su santo padre una plácti mortal del santo Matatias, y vién
ca fervorosa, pertenenciente al zelo dose cercano á su muerte, juntó á
virtuoso, y bien regulado para la sus hijos, y con eficacísimas pala
defensa constante de la ley de Dios; bras los animó para defender la cau
/ -
-
Libro I. Capítulo VI. 17
sa de Dios, y de su santísima ley, mano Jonatás, el qual fué muy te
acordándoles los nobles exemplares mido de sus enemigos; pero habien
de Abrahan, Josef, Finees, Josué, do hecho liga con el Capitan ge
Caleb , David, Elías, y Daniél, neral Demetrio, dolosamente le coº
(Eccli. A5. v. 13.) que desprecian gieron en la ciudad de Tolemayda,
do sus vidas temporales, habian donde le degollaron sus soldados,
conseguido gloria eterna. y poco despues le mataron á él, y
Despues de la gloriosa muerte á sus hijos. (I. Machab. 9. v. 31.)
de su santo padre, entró en el exer El Valeroso Eleázaro ya habia
cicio de Capitan general de las mi muerto en una formidable y san
licias el animoso Judas Macabeo, grienta batalla, en la qual, viendo
el qual con muchas y célebres vic á un elefante mas adornado que
torias dilató la gloria de su padre.los otros, imaginó que el Rey ene
Hizose como un leon, y se armó co migo iria sobre aquella bestia, y
mo un gigante, y fué terror de to haciendo calle con su espada, se
dos los enemigos de Dios. Experi puso debaxo del elefante, le cla
mentó con la práctica, que la victo vó la espada hasta el corazon; y
ria de los combates no consiste en cayendo la bestia sobre él, perdió
la multitud numerosa del exército, gloriosamente la vida en defensa
sino en la fortaleza del cielo. (1. de su pueblo santo. (1. Machab. 6.
Machab. 3. v. 18. -
o per tot.)
Tuvo progresos heróycos el insig Solo quedaba ya de los cinco her
ne Capitan general Judas Macabeo; manos el prudente y valeroso Si
pero en una sangrienta batalla, que mon. A este levantaron en príncipe
duró desde la mañana hasta la tar y defensor despues de la desgracia
de, coronó sus heróycas hazañas, da muerte de Jonatás, su hermane
dando su vida en la justa defensa los principales del pueblo. Fué Si
del honor de su Dios, y de su san mon de novílisimas y piadosas con
ta ley. diciones. A sus padres y hermanos
El hijo primogénito del insigne difuntos les erigió dignos sepulcros
Macabeo Matatías, cuyo nombre en la ciudad de Modin, levantando
era Juan, en una legacia militar en sobre ellos unas primorosas, y tan
que le puso su hermano, dió en ma altos pirámides, que se descubriaru
nos de los enemigos, y le quitaron desde el alto mar Mediterraneo. (1.
alevosamente la vida; pero sus es Machab. 3. v. 8.2 seq.) -

forzados hermanos Jonatás y Simon Las obras del príncipe Simon Ma


tomaron digna satisfaccion de su cabeo fueron heróyeas y gloriosas;
sangre derramada, convirtiendo en pero engañado del insidioso Tolo
llanto la música de una solemne meo en un suntuose convite, per
boda, que celebraban los agresores dió la vida con dos hijos suyos, que
enemigos de Dios. tambien murieron con su amado pa
En lugar del gran Capitan gene dre, engañados del ingrato doloso,
ral Judas Macabeo eligieron los ze que les dió males por bienes.»
losos de la ley de Dios por su de . En este mismo tiempo de los in
fensor y príncipe á su valiente her signes, y valerosos Macabeos suce
C
18, La Familia Regulada
dieron las gloriosas y santas muer El sexto, con la misma constan
tes, ó martirios del anciano Eleáza cia que sus valerosos hermanos, se
ro, y de los siete constantes herma ofreció á los tormentos, y con sa
nos, con su valerosa madre, que se grada libertad habló tambien al Rey
dexaron hacer pedazos, por no que tirano, que injustamente les ator
mentaba por la defensa de su santa
brantar las divinas leyes (2. Machab.
6. y 7. per tot.) -
ley, aunque justamente padecian
Era el Santo Eleázaro de noventa por sus pecados... -
años, y viéndose precisado á una de Al séptimo, que era el de menos
dos, ó á comer las carnes prohibi años, le confortó su santa madre,
das en la divina ley, ó á perder la para que tolerase los tormentos, y
vida mcrtal, eligió ántes el morir, le dixo con ferviente espíritu: Hijo,
que el dexar á los jóvenes de su re ten misericordia de mí, que te llevé
ligion el mal exemplo de su cobar nueve meses en mi vientre, y te ali
día. (2. Machab. 6. v. 18. o seq.) menté con mis pechos, y he guar
El primero de los siete célebres dado tu vida hasta el estado presen
hermanos, instado del Rey tirano. te. Ruegote, que mires al cielo, y
para comer las carnes prohibidas en no temas al tirano : recibe con gus
la ley del verdadero, Dios, en pre to la muerte, que te llevará á la vi
sencia de sus hermanos y de su san da eterna con tus hermanos. El san
ta madre, se dexó cortar la lengua, to jóven, confortado de su virtuosa
y quitar la piel de la cabeza, y le y Santa madre, habló al Rey tirano
cortaron tambien los pies y las ma con tan santa libertad, que encen
nos, y así le frieron vivo en una dido, en rabiosa ira, le atormentó
grande sarten; pero su madre y her mas que á todos los otros. (2. Machab.
manos, que todo esto, miraban, no 7. v. 27. Ro seq.)
se desconsolaron, sino que se con Ultimamente la varonil y dicho
fortaron para padecer eso y mucho sa madre, habiendo sido primero
mas por su Dios y Señor. (2. Ma siete veces martir en los tormentos
chab. 3. No seq.). atroces de sus siete célebres hijos,
El segundo hermano padeció cons ofreció tambien la vida mortal, co
tante los mismos tormentos que el mo ellos, comutándola felizmente
primero. El tercero se ofreció cons por la vida eterna.
tantísimo; y pidiéndole la lengua Basten estos novilísimos exem
para cortarla, extendió tambien las plares para confirmacion del prin
manos con asombro de todos los cir cipal argumento de este libro; por”
cunstantes. Al quarto le dieron el que así la valerosa madre de los sie”
mismo atrocísimo martirio.. te martires Macabeos, como los va"
El quinto, mirando al Rey tira lientes Capitanes generales referir
no, le dixo se desengañase; que aun dos, que defendieron la ley de Dios,
que tenia, aquella potestad entre los vivieron casi todos en el estado d
hombres, no desamparaba Dios á los santo matrimonio.
suyos, y que con el tiempo veria lo En el mismo estado vivieron mas
que le pasaba con el omnipotente inmediatos á la venida del Salvadºr
Señor del cielo y de la tierra. del mundo los insignes y felicisimº
\
Libro I. Capítulo VII. r9
Santos, el Profeta Zacarías, y santa dad hacian tres partes de sus bie
Isabél, padres muy dignos del Pre nes temporales, la una para el tem
cursor de nuestro Señor Jesucristo, plo santo de Dios, la otra para los
San Juan bautista. El daño no está pobres del Señor, y la tercera para
en el santo matrimonio, sino en la el alimento y abasto de su casa
malicia depravada de los que vi y familia. (Mist. Civit, Dei, 1. p.
ven en él. num. 167.) -

El santo y venerable anciano Si


CAPÍTULO VII. meon vivió tambien en el estado
conyugal, y fué de tan heróyca
De las muchas personas perfectas y virtud, que multiplicando sus ora
santas, que vivieron en el estado /ciones por la deseada venida del
del santo matrimonio, desde la ve Mesias, le respondió el Espíritu
mida de Cristo Señor nuestro has Santo, que no llegaria su muerte
ta el quarto siglo de la ley hasta que le viese con sus ojos cor
de gracia. porales. (Luc. 2. v. 25.5 seq.)
En el mismo estado habia vivido
Ca la misericordiosa venida de santamente la insigne profetisa Ana,
Cristo Señor nuestro subió de punto exercitándose viuda en el templo
la perfeccion del estado del santo muchos años, sirviendo al Señor en
matrimonio; pues el contrato natural ayunos y oraciones frecuentes, co
de los contrayentes se elevó por la mo lo escribe San Lucas Evange
divina virtud á la alteza sagrada de lista.
sacramento, que causa gracia en las Despues que elevó el Señor el
almas, como queda dicho en el ca contrato matrimonial á la esfera su
pítulo primero de este libro. perior de sacramento, vivieron en
En el estado del santo matrimo él aquellos primitivos fieles con
nio, contraido ántes de ser eleva tanta perfeccion, y exercicio de vir
do á la razon superior del sacra tudes heróycas, que juzgándoles los
mento, vivieron por altísima dispo infieles y paganos por homicidas de
sicion de Dios la Reyna de los An sí mismos, por las grandes vigilias,
geles María Santísima, y el felicísi ayunos y penitencias que hacian, se
mo entre todos los Patriarcas San movió el insigne y piadoso Tertu
Josef (Mist. Civit. Dei, 1. p. num. liano á escribir un copioso libro en
752.); de cuyos gloriosos exemplos su defensa, y es el que Gon singu
para todos los casados, hablarémos lar destreza, y elegancia traduxo
mas por extenso en el libro segun en nuestro idioma nativo el Ilustrí
do de esta obra. -

mo Señor Manero, obispo dignísi


Tambien vivieron perfectísima mo de Tarazona.
mente en el estado del matrimonio, No se pueden reducir á catálogo
aunque no con la perfeccion suma puntual los muchos Santos y San
que su hija, los gloriosos Patriarcas tas que vivieron en el estado del
San Joaquin y Santa Ana, abuelos santo matrimonio en aquellos pri
inmediatos de nuestro Señor Jesu meros dorados siglos de la ley de
cristo, los quales con heróyca pie gracia ; por lo qual solo haré men
C2
2, O La Familia Regulada. A.
cion especial de los mas conoci con santa Cecilia vírgen, á persua
dos, y de los que la Iglesia cató sion de su santa esposa siguió la fe
lica celebra, segun el Martirologio de Cristo Señor nuestro, en com
Romano. -
pañía de su hermano San Tiburcio,
En el mes de Septiembre celebra los quales recibieron el santo bau
la Iglesia el glorioso martírio de tismo de mano de San Urbano papa,
San Eustaquio, y de Santa Teopis y todos tres padecieron glorioso
ta su esposa, con sus dos célebres martirio por la fe católica.
hijos San Agapito, y San Teopisto, En el Martirologio romano, dia
los quales en el imperio de Adria diez de Mayo se hace memoria de
no fueron arrojados por la defensa los insignes mártires San Palmaeio,
constante de la fe católica á las bes consul, con su muger y sus hijos, y
hasta quarenta y dos personas de Su
tias fieras; pero con la asistencia de
Dios fueron libres de ellas; y des familia: y de San Simplicio, sena
pues, habiéndoles cerrado en un to dor romano, con su santa esposa, y
ro de bronce candente, perfecciona sesenta y ocho personas de su casa:
ron la gloria de su martirio. (Mart. y de San Felix, con su muger santa
Rom. die 16. Sept. ann. 118.) Blanda, cuyas cabezas se pusieron
En, el mes de Agosto celebra la colgadas en diversas puertas de la
misma santa Iglesia católica la con ciudad para terror de los Cristianos;
memoracion de la célebre matrona pero con esto mismo se enfervo
romana Santa Sabina Martir, mu rizaban mas los fieles católicos pa
ger que fué del clarísimo varon Va ra dar su vida en gloria y defensa
lentino; la qual instruida en la fe de la ley de Cristo nuestro Re
de Christo Señor nuestro por la escla dentor.
recida vírgen y martir Santa Serapia, En los quatro primeros siglos de
resistió con valerosa constancia los la ley de gracia fueron muchísimos
mandatos del juez tirano, que le los mártires de ambos sexós, que
persuadia á adorar los dioses falsos, padecieron constantísimos por el
y coronó su noble prosapia con la amor de Cristo Señor nuestro. (Vid.
palma del glorioso martirio. (Brev. apud Baron. in Annal. Eccles.) A
Rom. die 29. Augusti, ann. 132.) estos mismos años pertenecen tam
San Vital y Santa Valeria, con bien los celebrados triunfos de las
yuges dignísimos padres de los in gloriosas vírgenes y mártires Santa
signes mártires San Gervasio y San Tecla, santa Flavia, santa Domiti
Protasio, de quienes hace memoria la , santa Praxèdes, santa Bárbara,
digna la santa Iglesia en el mes de santa Cecilia, santa Margarita y
Junio, padecieron glorioso martirio santa Polonia; pero como solo nos
por la fe de Cristo; el padre en la pertenece tratar en este libro de los
ciudad de Ravena, y la madre en la santos y santas que vivieron en el
ciudad de Milan, cuyas maravillo estado del matrimonio, no hacer
sas vidas escribió con elegancia el mos mencion de los demas que nº
gran Padre de la Iglesia San Am tocan á esta clase.
brosio. Cerca ydeseislosvivieron
años doscientos
quarenta en la in
San Valeriano mártir, desposado
2 r
Libro I. Capítulo VIII.
signe ciudad de Huesca de Aragon de las historias eclesiásticas (S.
sus nobles ciudadanos San Orencio, Birgitt. de SS. Mart. Eccles.)
y santa Paciencia, los quales en su En el mes de Mayo, dia 19, hace
legítimo matrimonio tuvieron á sus memoria el martirologio romano de
dos celebérrimos hijos San Orencio, santa Plautila, muger insigne de
arzobispo de Aux, y San Lorenzo, un consul del senado, madre de san
glorioso levita, que habiendo pasa ta Flavia, y Domitila, á las quales
*
do á. Roma con el santo pontífice bautizó el príncipe de los apósto
San Sixto, ennobleció á Roma con les San Pedro, y vivieron exempla
su ínclito martirio, no menos que rísimass en todo género de virtudes.
San Esteban á Jerusalen con el su En el mismo martirologio roma
yo. La portentosa vida de estos no á 18 de Agosto se celebra la in
grandes santos escribió Don Fran signe Santa Elena, madre del gran
cisco Diego de Aynsa en su precio de y piísimo Emperador Constanti
so libro de la fundacion, y excelen no, que dió exemplo glorioso á to
cias de la antiquísima ciudad de dos los príncipes de la tierra, para
Huesca. - - ,
amplificar y defender la Iglesia san
En el fin del siglo tercero, domi ta de Dios. -

nando en el imperio romano los El dia quatro de Mayo celebra la


cruelísimos tiranos Diocleciano y Iglesia católica la fiesta de santa
Maximiano, padecieron en la no Mónica, madre legítima del águila
bilísima ciudad de Zaragoza en Ara de los doctores San Agustin, la qual
gon los innumerables mártires, que le convirtió sus lágrimas á la ver
con este mismo término de innume dadera fe de Cristo Señor nuestro,
rables los preconiza el Martirologio y por eso la elogia dignamente la
de la Iglesia católica el dia 3 de misma santa Iglesia en su rezado
Noviembre. Tambien salieron de llamándola dos veces madre de su san
esta felicísima ciudad los que pade to hijo; (In Off lec t, 4.) porque le
cieron pocos dias despues á las puer dió al mundo como fruto de su vien
tas de la muy ilustre y dichosa Vi tre, y al cielo y á la Iglesia con sus.
lla de Agreda; (Pas. ad an. 1298.) fervientes oraciones y lágrimas.
y se dexa bien conocer, que en uña
y otra parte sería grande el número C A P ÍTUL O. VIII.
de los que vivian santamente en el
estado conyugal, y lograron la bue De muchos santos y santas, que
na ocasion de padecer por Cristo vivieron en el estado de matrimonio,
Señor nuestro. desde el quinto siglo hasta el octa--
A mas de los santos y santas már vo de la ley de gracia..
tires, que vivieron en el estado del
santo matrimonio en esos quatro Este,
quatro siglos se hallan fe
primeros siglos de la ley de gracia, licísimos en santos padres, docto
que son innumerables, vivieron en res, y obispos santos de la Iglesia
ese mismo tiempo, y en el estado católica; pero no faltaron en ellos
eonyugal otras muchas personas de muchos santos y santas, que vivie
celebérrima santidad, como consta ron en el estado conyugal, y en el
22
La Familia Regulada.
sacramento del santo matrimonio. A veinte y tres de Julio en Es
(Usuar. A y Baron. in Annal.) paña se celebra el dia ocho de Oc
En el mes de Julio, dia 17, se ce tubre. Precorriza la Iglesia católica
lebra la gloriosa memoria del insig la solemnidad de la gloriosa santa
ne San Alexo, el qual la primera Brigida, la qual sujetándose á la vo
noche de su desposorio, dexando luntad de sus padres, casó con el
intacta á su noble esposa, se fué á príncipe Ulfon, á quien ya con glo
peregrinar santamente por el mun riosos exemplos, ya con exhortacio
do, visitando los mas célebres san nes eficaces, inclinó .á las obras de
tuarios de la europa; y volviendo piedad, y exercicios santos de cons
despues incógnito á la casa de su tante virtud. En la crianza y educa
padre, que era Senador romano, fué cion cristiana de sus hijos fué vigi
recibido en ella como pobre; y per lantísima. Era devotísina de la sa
severando así, desconocido de su grada pasion de nuestro señor Jesu
padre diez y siete años, murió como cristo, y muchas veces se arebataba
verdadero Santo; y el Señor por sus en éxtasis soberanos. Servia á los
merecimientos hizo muchos milagros. pobres del Señor con exemplarísimo
Dexó escrito su nombre, y lo prin afecto. Hizose su marido religioso
cipal de su extraordinaria vida, por Cisterciense, y la santa se aplicó á
lo qual fué estinado y honrado de un convento de religiosas, que fun
Dios y de los hombres en su preciosa dó con mucha perfeccion. Y final
muerte. (Brev. Rom. lect. 3.) mente, cargada de merecimientos
Supónese, que el glorioso santo pasó de esta vida mortal, ilustrán
tuvo especial ilustracion eficaz de dola Dios nuestro señor con muchos
Dios nuestro Señor para la determi milagros.
nacion executada de dexar su espo A tres de Junio se hace memo
sa. Lo que en el estado presente se ria en el mismo Martirologio roma
puede hacer en el matrimonio rato, no de la insigne Reyna santa Clotil
no consumado en los dos primeros dis, por cuyas fervientes oraciones
meses, ya lo tiene determinado la recibió la fe católica de Cristo señor
Iglesia católica en el santo conci nuestro su venturoso marido el Rey
lio Tridentino. (Sess. 24. Can. 6.) Clodoveo; y una hija que tuvieron
Las personas prudentes no han de fué muy semejante en la virtud á
hacer determinaciones graves ex su santa madre. (Vixitad an.548.)
traordinarias sin consejo sano. A tres de Noviembre se hace me
En el mes de Octubre, dia 5, se ha moria de santa Silvia, digna madre
ce memoria de la célebre matrona ro de San Gregorio Papa el Grande,
mana Sta. Gala, esposa que fué de un que fué celebrada matrona roma
consul del senado; la qual, despues na, exercitada en todo género de
de la muerte de su marido, perseveró virtudes.
viuda muchos años en oraciones, li En el octavo siglo vivió santa
mosnas, ayunos, y otras santas obras, mente el insigne Rey de Inglaterra
hasta el dia felicísimo de su tránsito, S. Ricardo, padre de tres hijos san
que escribió dignamente S. Grego tos, cuya maravillosa vida, y exer"
rio papa. (Vixit ad an. Lo4.) cicio de virtudes heróycas escribió
Libro I. Capítulo VIII. 2
con puntualidad el celebrado Surio. del santo Emperador S.Enrique, hi
En la conclusion de este siglo vi zo tambien maravillosa vida, y le
vió la noble matrona santa Antusa, acompañó en sus buenas y heroycas
á quien bautizó S. Atanasio, Obis obras y virtudes.
po y martir, de quien hace memo A 2o. de Agosto se hace gloriosa
ria el Martirologio Romano el dia. memoria de S. Esteban, Rey de Un
22. de Agosto. gria, el qual adornado de diversas
Consideren bien estos célebres virtudes heróycas, y haciéndose
exemplares los que viven en estado amable en su trato y conversacion,
del Santo matrimonio, para que ha ganó la voluntad de sus vasallos de
gan penitencia digna de sus peca tal manera, que haciéndoles dexar
dos, y no se quejen del estado. sus antiguos errores, fué el prime
ro que convirtió á los Ungaros á la
C A P I T UL O IX.. fé católica romana, y los sujetó á la
Iglesia santa, para el bien eterno de
De muchos santos y santas, que vi sus almas. (Ad an. 1 o 38.) .
vieron en estado de matrimonio, desde S. Eduardo, Rey insigne de In
el mono, hasta el duodecimno siglo glaterra, compelido de los Grandes
de la ley de gracia. de su corte para casarse, es cons
tante opinion de todos los escrito
E el siglo nono floreció con he res, que vivió en el estado de ma
roycas virtudes, y constancia in trimonio con su esposa en perpetua
vencible para defender la fe católi virginidad. Era de genio y natural.
ca, el insigne Rey de Inglaterra San suavísimo, y muy inclinado y apli
Edmundo, de quien hace gloriosa cado á las cosas divinas. Los sagra
memoria el Matirologio Romano, dos Templos, que le derribaron sus:
en el dia veinte de Noviembre. enemigos y los de Dios, el santo
A catorce de Julio se celebra Rey los procuró luego reedificar,
fiesta al insigne S. Enrique, pri unos levantándolos de fundamento, .
mer Emperador de Alemania, el otros reparando sus indecentes rui-.
qual con su esposa santa Cunegun nas y quebrantos. Comunmente le
da guardó perpetua virginidad. Los llamaban el padre de los pobres, y
Angeles del Cielo, á quienes el san-. nunca estaba mas alegre, que:
to Emperador imitaba en la pure quando agotaba sus Erarios para
za de su vida, le asistieron en sus socorrerlos. Fué devotísimo de San
exércitos, para conseguir insignes Juan Evangelista, y nada sabia ne-.
triunfos y victorias. Fué piadosísi gar, como se le pidiese por amor
mo con los pobres de Christo. Ree de este glorioso santo. Un pobre le:
dificó las Iglesias, que habian des pidió limosna en su nombre; y no
truido los infieles, y las dotó de co hallándose con dineros, le dió el
piosas rentas y limosnas, y Dios. anillo real, que llevaba en su ma.
ilustró su vida y su muerte con no ; mas poco despues se le remitió.
grandes, y evidentes milagros.. el sagrado Evangelista, anuncián
(Vixit ad an. 1 o 24.) dole con el portador el dia de su
Santa Cunegunda, esposa digna felicísimo tránsito. Le canonizó so
24. La Familia Regulada.
lemnemente el Papa Alexandro III; mente, que fueron la edificacion del
y extendió su culto el Sumo Ponti mundo, y de los Príncipes christia
fice Inocencio XL. (Brev. die 13. IlOS. -

Octobr. ad an. 1 o66.) En vida y en muerte fué clari


La conclusion del undécimo si sima santa Margarita en prodigios
glo se coronó dichosamente con la y milagros; los quales bien compro
maravillosa vida de Santa Margari bados por autoridad Apostólica:
ta, Reyna de Escocia. Fué novilísi Clemente X, la hizo patrona de Es
ma de nacimiento por ambas líneas; cocia, y el Santo Pontífice Inocen
por la paterna de los Reyes de In cio XI. señaló para su culto el dia
glaterra, y por la materna de los ocho de Julio. -

Césares y Emperadores; pero mas Otros muchos santos y santas tu


ilustre por la virtud y santidad de vo la Iglesia católica én el estado
sas heróycas obras. (falend. Rom. die de matrimonio en estos mismos si
Lo. Junii) glos; mas para convencer el ar
Alternando con varios sucesos, ya gumento principal de este libro pri
prósperos,ya adversos, la fortuna de mero, bastan los referidos. Desen
sus padres, en fuerza de una fiera gáñense cumplidamente los que vi
tempestad, ó por mejor decir, con ven en el santo matrimonio; que
el impulso suave y eficaz de la di si no son santos, no les tiene la
vina Providencia, llegó á tomar culpa el estado.
puerto feliz la preciosa nave, que cAPÍTULo X.
llevaba la inestimable Margarita,
en las orillas del mar de Escocia. De muchos santos y santas, que vivie
Allí tomó tierra, y se opulentó de ron en estado de matrimonio en
virtudes heróycas, y muchos me siglo trece de la ley de
recimientos para el cielo, - gracia.
Obedeciendo santa Margarita la
insinuacion de su madre, casó con E siglo terciodécimo fué asom
Malcolmo III, Rey de Escocia, el broso de santos Confesores, y Pa
qual habiendo considerado los egre triarcas de las insigues Religiones
gios dotes de la santa doncella, se de nuestro padre santo Domingo,
confesó cautivo de su amor, y en de nuestro Serafico Padre S. Fran
treinta años que vivió con esta cisco, y de nuestra Señora de la
prenda del Cielo, enriqueció todo Merced, para redencion de los
su Reyno con esta preciosa Marga cautivos christianos. -

rita, cuyas virtudes evidentes y no Al mismo tiempo tuvo tambien


torias edifican á sus vasallos. (Surio la Iglesia de Dios muchos grandes
tom. 3. de S. Marg) -
santos y santas en el estado de
Eran tan eficaces como fervoro matrimonio. -

sas las palabras de santa Marga La gloriosa santa Isabel, Reyna.


rita, y sus frequientes conversacio de Ungria (fruto prinitivo de la
nes del Cielo reduxeron á su marido venerable órden tercera de nuestrº
para que hiciese una vida exempla seráfico padre San Francisco) viviº
rísima. Criaron sus hijos tan santa ea el estado conyugal, habiéndºsº
Libro I. Capítulo X. 25
casado por voluntad de sus parien mercio del siglo, que tenia bien des
tes con el dichoso Ludovico Land preciado en lo íntimo de su alina.
grave de Turingia. Tengo escrita su En asperísimas penitencias, ayu
maravillosa vida, y muchas veces nos, vigilias, y vencimientos pro
impresa en el libro de la tercera ór pios, salio vencedora de los enemi
den seráfica, donde se puede leer. gos de su espiritual aprovechamien
Su sagrado cuerpo, al instante to, y de sí misma; y tan estrecha
que se separó de él su santísima al mente se ajustó á las perfectas leyes
ma, comenzó á ilustrarse con mu de la religion, que dexó en sus he
chísimos y gravísimos milagros, los róycas obras un exemplar consuma
quales comprobados con autoridad do de vida religiosa.
apostólica , el señor Papa Grego Sujetabase gustosa á todas las re
rio IX, pocos años despues de su fe.- ligiosas del monasterio, buscando
líz muerte, puso entre los santos siempre los empleos mas humildes
canonizados de la Iglesia católica y viles. A los pobres de Christo ser
TOII13 Ila. via puesta de rodillas, les lavaba
En este mismo siglo, por los años los pies, se los besaba, y no excu
de 1243. fué celebérrima en el esta saba limpiarles las úlceras, y llagas
do del matrimonio la insigne prin abundantes de podredumbre, por
cesa santa Eduvigis, Duquesa de que todo lo vencia el divino amor,
Polonia; la qual aplicada fervoro Fué maravillosa su constante pa
samente al obsequio de los pobres ciencia en los grandes trabajos; y
de Christo Señor nuestro, fué tam en la muerte violenta de un hijo
bien esclarecida en milagros; y el suyo, que le mataron los Tártaros,
señor Papa Clemente IV. la escribió explicó los afectos dolorosos de su
en el Catálogo de los santos. (Vi alina, mas en hacimiento de gracias
mitad ann. 1243.) - á Dios nuestro Señor, que en lá
Casáronla sus padres con Enrico, grimas de sus ojos.
Duque de Polonia; y habiendo cria Despues de su glorioso tránsito
do sus hijos en santo temor de Dios, fué celebérrima en patentes mila
reduxo á su esposo, para que de co gros. A un niño, que le hizo pe
mun consentimiento guardasen per dazos la rueda veloz de un molino,
fecta continencia el tiempo que les invocada, le restituyó la vida.
quedaba de vida mortal. En Polonia se celebra como pa
Despues del tránsito feliz de su trona del reyno; y el Santo Pontí
virtuoso marido á la vida eterna, se fice Inocencio XI. extendió su cul
retiró la santa viuda á un monas to á toda la Iglesia universal. (Brev.
terio de religiosas, donde en con Rom. die 17. Octobr.)
tinuas oraciones se consagró toda á En este mismo felicísimo siglo flo
su Dios y Señor. reeió en heróicas virtudes, y vivió
Desde la mañana hasta el medio en el estado de matrimonio el glo
dia se ocupaba fervorosa en los di rioso S. Lucio, ó Luquesio, hijo
yinos oficios, y en oir atentamente primero santo de nuestro Seráfico
las misas, sin permitir la hablasen Padre S. Francisco en su venerable
de cosa alguna perteneciente al co tercera orden de penitencia; cuya
l)
26 La Familia Regulada.
maravillosa vida se hallará mas setenta vivió aquel insignísimo Rey
por extenso en nuestro libro de de Francia S. Luis el Grande, No
la tercera órden Seráfica. no de este nombre, el qual nació en
Este glorioso santo casó con la el año del Señor de mil doscientos
venerable matrona Doña Bona, y y doce, y nació para ser exem.
con ella vivia quando nuestro se plo de Monarcas.
ráfico patriarca salió predicando Fundó magnificos hospitales, y
como un Apóstol en todo el valle no contento con haber aplicado cre
de Espoleto; y viendo que todos cidas rentas para el remedio y re
querian dexar el mundo, y salirse galo de los pobres enfermos, asistia
de sus casas, el santo por inspira por su misma real persona á darles
cion divina les dixo, les daría modo las comidas, y hacerles las camas.
para ser perfectos y santos en el es (Gaufr. y Sur. tom. 4.)
tado mismo, en que Dios les ha Siempre comian á su lado tres po
bia puesto. bres ancianos, con quienes solia re
Contirmó el Sumo Pontífice la partir el plato mas de su gusto.
regla que el santo patriarca dispuso Por direccion de su madre, y
para sus terceros hijos, y en ella á consulta de su Consejo de Esta
fueron los maravillosos progresos do, recibió el del santo matrimo
espirituales, que tuvieron S. Lucio, nio; y en premio digno de haber
y su Felíz esposa. Empleaban sus sido fidelísimo á su tálamo conyu
bienes temporales en el socorro y gal, le dió el Cielo abundante y
asistencia de los pobres de Chris-. estimable succesion. -

to Señor nuestro; y en aprobacion Ninguna cosa de importancia


de su caritativa piedad hizo el Se obraba sin consulta; y para los ne
for muchos y grandes milagros. gocios ocurrentes, y direccion de su
Estando para morir el santo va conciencia, llevaba siempre en su
ron S. Luquesio, se le llegó á su compañía dos confesores, uno de
cama la bienaventurada Bona su la órden de mi gran patriarca san
esposa, y le pidió con muchas lágri to Domingo, otro de mi seráfico pa
mas, no la dexase sola en este valle dre San Francisco.
de miserias; y el Señor se dignó de No podia tolerar, que la altivéz
oir la oracion de un santo esposo, de los poderosos atropellase á los
para que se fuesen juntos á la pa pobres humildes; y solia decir en
tria celestial. presencia de sus grandes, que su
Pocas horas despues del tránsito principal regalía era la proteccion
felíz de S. Luquesio, se siguió la de los pobres y desvalidos.
dichosa muerte de su amada esposa; Extinguió en todos sus reynos
y así los que se amaron en Dios en los duelos y desafios, promulgando
esta vida mortal, no se separaron severísimas penas, que executó en
para gozar de la vida eterna. personas muy señaladas; porque
Celebra la religion seráfica la no podia sufrir su santo zelo, que
fiesta de S. Lucio el dia quince la ley del infierno prevaleciese
de Abril. contra la de Dios.
Por los años de mil doscientos y Remedió tambien el infame abuso
Libro I. Capítulo X. 27
de los juramentos y blasfemias, pro da en la derecha, saltó á tierra, y
mulgando, y executando la fuerte en los primeros encuentros vencio
ley de que señalasen en el rostro á los Bárbaros, y entró en la ciudad
con un hierro ardiendo los blas fortísima de Damieta. (Brev. Rom.)
femos y juradores. Pero como los juicios de Dios son
Pero quanto tenia de terrible en inescrutables, se tocó el exército
vengar los agravios de Dios, tenia del santo Rey de una gravísima pes
de magnánimo para disimular las tilencia; y viendo los Sarracenos la
ofensas hechas contra su propria ocasion oportuna, cargaron con la
persona. Así perdonó á ciertos trai fuerza de sus numerosas tropas, y
dores, que al mismo Santo le ma cogieron prisionero al santo Rey
quinaron la muerte. christianísimo, y á dos hermanos
Quando asistia á los divinos ofi suyos.
cios estaba siempre de rodillas; y Algunos años despues de la res
era tanta su fe, que apareciéndose tauracion de su libertad, no pudien
un hermoso niño en una hostia con do sufrir su católico zelo las tiranías,
sagrada, y avisando al santo Rey que el Soldan de Egipto hacia con
para que le fuese á ver, dixo: Ven tra los cristianos, juntó diligente
gan á verle los hereges; que á mí sus fuerzas con los Reyes de Navar
me basta la fe de este soberano ra, Inglaterra y Sicilia, y llevó
misterio; y ya sé, que sabe hacer consigo sus tres hijos, dexando so
ese, y otros milagros la divina om lo uno, el mas pequeño, en compa
nipotencia. •
ñía de su madre.
Ya que no pudo ser religioso, Ya tenia á la ciudad de Tunez
desahogó sus devotas ansias, reci á punto de rendirse, quando por in
biendo el hábito de la tercera orden
comprehensibles juicios del Altísi
de nuestro seráfico padre San Fran mo tocó la peste en su exército; de
cisco, cuyo sagrado instituto si que murió un hijo del santo Rey, y
guió puntual y fervoroso hasta la estando tambien para morir su pa
hora feliz de su dichosa muerte. dre, levantando los ojos al cielo, di
Véase al Ilustrísimo Señor Obispo xo aquellas palabras de David: En
Cornejo en su Crónica, 2. part. traré, Señor, en tu casa; adoraré
cap. 8. tu santo templo, y confesaré tu santo
Convalecido de una grave en nombre.
fermedad, trató luego de hacer una A su hijo primogénito le dexó
valerosa armada, para pelear por para su instruccion escritas de su
ei nombre de Christo contra los mano unas admirablesadvertencias,
enemigos de su santa fe católica. en las quales se ve, como en espejo
Viéronse en el cielo portentosas se clarisímo, la imagen viva de las
ñales, apareciéndose tres cruces en perfecciones reales, con que se com
la region del ayre. pone para Dios, y para su reyno
Llegó con su armada á las cos un ínclito Monarca. Se hallarán co
tas de Egipto; y el santo Rey fué el piadas en nuestro libro de la terce
primero que, con una cruz en la ra órden Seráfica. 3. part. c. 2.
mano izquierda, y la espada desnu De setenta y tres patentes mila
D 2
28 La Familia Regulada.
gros se hizo plenaria inforulacion en vida, y despues de su muerte,
con autoridad apostólica, y le ca le escribió en el catálogo de los
nonizó solemnemente el Sumo Poi santos canonizados. (Mart. Ron.
tífice Bonifacio Octavo en el Con die 7. Sept.)
vento de San Francisco de Civita Puso Dios nuestro Señor en el co
vequia, año de 1297. razo virtuoso de S. Elzeario unos
c A Pit U L o XI. grandes deseos de conservarse toda
su vida en pureza virginal; y la
De muchos santos y santas que vivie primera vez que se halló á solas con
ron en estudo de matrimonio en el si su esposa, ésta le manifestó con lá
glo catorce de la ley de gracia. grimas los castísimos deseos de su
Y
pecho; y alabando ambos al Señor
En los principios del siglo quar por sus infinitas inisericordias, co
menzaron en su estado de matrimo
todécimo de la ley de gracia do
reció en virtudes heroicas, y gran nio una vida de Angeles, aunándo
des milagros la gloriosa Santa An se con amor parrísimo, sin los desor
gela de Fulgino, viuda, la qual en denados afectos, que suele llevar
la venerable orden tercera de nues el estado conyugal.
tro seráfico padre San Francisco Dieron forma de vivir estos san
hizo admirables progresos; y en la tos casados á sus criados y criadas
oracion, pobreza, abstilencia y con leyes perfectas y christianas:
caridad fué muy señalada, como una de ellas era, que al que sin
lo expresa el martirologio Romano, causa se quedase algun dia sin oirmi
que canta la religiol seráfica. sa, se le quitase la imitad de la racion
En el dia trei.ta y uno de Enero de aquel mismo dia, y se diese á
me.ciona el nartirologio Romano los pobres. Otras leyes santas puso
á dos saltas viudas; la una es San á su dichosa familia, que se pueden
ta sarcela, cuyas preciarísinas vir leer cn el libro de la tercera órden se
tudes escribió el Doctor Máximo de ráfica donde escribí su pasmosa vida.
la Iglesia S.GeróniIno; y la otra es Estando en París S. Elzeario, y
Santa Luisa de Albertona, de la conociendo se le aeercaba su muer
tercera orden de nuestro seráfico te, hizo llamará su confe or el doe
padre S. Francisco, esclarecida el tor iluminado Fr. Francisco Mai
virtudes heróicas. ron, religioso doctísimo de nuestro
En el misino siglo vivió en estado seráfico Padre S. Francisco, y con
de matrimonio, con exemplo raro, él se confesó con grande copia de
el glorioso S. Elzeario de Sobera lágrimas, y recibió devotísimamen
no, Conde de Ariano, de la ter te los santos sacramentos de la Igle
cera orden de nuestro seráfico pº sia católica romana. ”
dre S. Francisco; el qual, con su Estando para morir, en presencia
esposa Santa Delfina, conservó per de su confesor, y de muchos caba
petua virginidad, y lleno de Irre lleros de la primera nobleza de Franº
ciumientos pasó de esta vida moral; cia, dixo estas palabras: Para hon
y el Sumo Pontífice Urbano Quinto, ra y gloria de Dios digo, que el bom
habie... dole comprobado milagreso bre malo se salva por la muger buenº,
Libro I. Capítulo XI. 29
conó lo afirma el apótol San Pablo. médicos se lo recetaban para reme
Dióme su divinº magestud, con es dio, y la Santa reusaba el beberle.
ecial providencia suya, por muger á Con los enfermos y pobres tenia
¿ á cuyas virtudes y oraciones sus delicias. A una pobre muger,
creo, y espero deber mi salvacion. que tenia una horrenda llaga cance
Entregómela su liberal grandeza vír rada, dándola un ósculo en la misma
gen, y se la sacrifica mi humildad, y llaga, la dexó repentinamente Sana.
mi amor vírgen intacta, como me la A una doncella ciega desde su naci
entregó. miento, la dió vista milagrosamente.
Pasó S. Elzeario de esta vida En componer las discordias permi
mortal,á la eterna, de edad de trein ciosas de los Reyes fué admirable;
ta y tres años, no cumplidos. Luego y en socorrer las calamidades pri
que murió se apareció su alma purí vadas y públicas de los mortales in
sima á su amada esposa santa Delfi fatigable, como dice la Iglesia.
na, para que enjugase sus lágrimas, LDespues de la muerte de su felíz
viendo los premios de su inefable esposo el Rey Dionisio, así eomo á
gloria. las vírgenes en su primera edad, y
Celébrase la fiesta de este glorio á las casadas en el estado del matri
so santo el dia veinte y ocho de monio, y en la christiana educacion
Septiembre; y la de su felíz esposa de sus hijos, fué tambien exeniplar
vírgen santa Delina se celebra el de perfeccion en estado de viuda.
dia veinte y seis de Noviembre. Visitó con mucha devocion el
En el mismo siglo quartodécimo santuario grande del apóstol Saidia
floreció con heróica santidad, y go, patron dignísimo de España:
grandesmilagros la insignísima Rey donde ofreció por el alma de su ma
na de Portugal santa Isabél, hija rido difunto muchas joyas preciosas
esclarecida de los Reyes de Ara de oro y plata, y todo quanto la
gon, y nacida en su capital de Za quedó de valor y estimacion, lo con
ragoza. (Kalen. Rom. die8. Julii.) virtió en obras pias y sagrados em
Esta esclarecida Reyna, conocida pleos.
por la fama de sus heróicas virtu Con el hábito de religiosa de
des en todos los Reynos, y deseada nuestra seráfica madre santa Clara,
para esposa de muchos príncipes y en la profesion de la venerable
eristianos, se casó, conforme á los tercera órden de nuestro seráfico
ritos y ceremonias sagradas de la padre S. Francisco perseveró cons
Iglesia eatólica, con el Rey de Por tante, empleando su santa vida en
tugal Don Dionisio, el dichoso, por sustentar á los pobres de Christo,
esta buena fortuna. proteger á las desamparadas viutas,
Andaba vigilantísima para dar defender á los desvalidos, pupilos
gusto á su marido; mas principal y huerfanos, y asistir á todos los
mente en agradar y servir á su Dios pobres; por lo quai no vivia para
y Señor. Casi la media parte del sí, sino para Dios, y para todos los
año ayunaba á pán y agua; la mortales necesitados. -

qual milagrosamente se le convirtió Pacifico á su hijo, que habia en


en vino generoso , quando los trado en graves discordias con su
3o La Familia Regulada.
suegro, y poco despues padeció una rigor, confesó el delito que no ha
gravísima enfermedad, que fué la bia cometido. In Offic. lect. 4.
última de su vida mortal: en ella se Llevaban á la horca al pobrecillo
dignó visitarla con inmensa piedad, inocente, quando S. Conrado, mo
y anor la sobera la Reyna de los vido de soberano impulso, salió al
Angeles María Santísina, y entregó encuentro, y confesando ser él el
su espíritu á su Criador el año de reo, y no aquel pobre hombre, pu
1336. en el dia 4. de Julio. so en libertad al inculpado, y él se
Despues de su felicísimo tránsito ofreció á pagar todos los daños, que
fué esclarecida en muehos y gran se habian seguido del incendio.
des milagros, y se hallo incorrupto Para esto vendió toda su hacien
su venerable cuerpo, con olor suaví da; su esposa se entró religiosa en
simo y admirable, que en trescientos el convento, y el Santo se fué á pe
años no le habia perdido, conser regrinar por el mundo, y hacer pe
vándose siempre en los pueblos con nitencia de sus pecados. -

el título y apellido de la santa Reyna. Tomó el hábito sagrado de la ve


nerable órden tercera de nuestro
C A PÍTULO XII.
seráfico Padre S. Francisco, que
Se prosiguen los santos y santas que tiene por título específico el ser ór
vivieron en estado de matrimonio en den de penitencia, y con este hábito
el siglo catorce de la ley de gracia. santo pasó á Roma, para visitar sus
muchos y grandes santuarios. -

EN el mismo siglo quartodécimo De Roma pasó á Sicilia, donde


de la ley de gracia sucedio la trági sirvió fervoroso algunos años en el
ca vida de S. Conrado Placentino, hospital de S. MartiII, y de allí se
insigue Santo canonizado de la ve fué á la soledad, en la qual estuvo
nerable órden tercera de nuestro constante quarenta años, afligiendo
serático Padre S. Francisco. su cuerpo con ayunos, vigilias, y
Este glorioso Santo en su edad asperísimas penitencias.
florida fué muy aplicado á la di Dormia en la tierra desnuda, y
version de la caza. Para resacar al se alimentaba unas veces con solo
gunas fieras que se habian refugia pan y agua, y otras con las yerbas
do y escondido en la espesura de silvestres, que se criaban en su de
unos zarzales, mandó darles fuego; sierto, donde vivia muy contento.
pero desmandándose el incerfdio Fué dotado de Dios con el don de
mas de lo que quiso el noble jóven, profecía, y esclarecido en milagros.
llevado del ayre, se prendió voraz En los años últimos de su santa
fuego en las heredades vecinas, don vida, y en los inmediatos á su pre
de hizo gravísimo daño. ciosa muerte fué celebérrimo con
San Conrado se entró ocultamen evidentes, patentes y grandes pro
te en la ciudad, y saliendo la jus digios, los quales comprabados con
ticia á buscar al incendiario, cogió autoridad apostólica, el Pontífice
á un hombre pobrecillo, desvalido, Maximo Leon X le escribió en el
el qual puesto á qüestion de tor catálogo de los Santos.
mento, por no pasar aquel fuerte En el mismo siglo fué admirable
Libro I. Capitulo XII.
en todo el orbe christiano la glorio poco despues con religiosa me
sa santa Brígida, de quien ya reza pasó á la vida eterna, quedando
solemnemente la 1glesia Catolica libre su esposa para darse toda en
en el dia ocho de Octubre. teramente al servicio cumplido de
A los diez años de su edad, oyen su Dios y Señor:
do un sermon de la Pasion de Chris Aplicóse mas fervorosa Santa
to Señor nuestro, quedó tan herido Brígida á los santos exercicios de
su tierno corazon, que en la noche soledad y retiro , despues de la
siguiente se la apareció el mismo muerte felíz de su esposo; y la fue
Señor, todo ensangrentado, y la ha ron hechas en la oracion mental
bló de su tormentos y de su Pasion muy grandes revelaciones divinas,
santísima tales cosas, que de allí. como se contienen sus preciosos li
en adelante nunca pudo pensar y bros.
meditar en ella sin derramar copio Edificó el celebrado monasterio
sas lágrimas. Vastanense, con la regla intitulada
Casáronla sus padres con Ulfón, del santo Salvador, que recibió del
Príncipe de Miricia, y fueron tan mismo Dios por divina revelacion.
eficaces sus ardientes palabras y Vino á Roma por mandado del
gloriosos exemplos, que en breve Señor, donde con su santa conver
tiempo reduxo á su feliz marido, pa sacion edificó y enfervorizó á mu
ra que se aplicase á todo género de chos en el amor divino.
de obras de piedad. De Roma pasó fervorosa á visitar
En la educacion christiana de los lugares santos de Jerusalen, y
sus hijos vigilantísima, fundándo de allí volvió otra vez á Roma, de
les en el santo temor de Dios el cuyo largo viage quebrantada, se la
mas firine y opulento patrimonio. encendió una molesta calentura, la
En el socorro de los pobres y qual la duró por espacio de un año,
necesitados, y principalmente de y la excitó otros penosos accidentes;
los enfermos, aplicaba fervorosa. con que padeciendo su cuerpo, se
todo su cuidado, habiendoles des purificó su alma, y pasó de esta vi
tinado una casa para su curacion y da mortal colmada de mereci
remedio, donde les asistia desvela mientos. -

da, les lavaba los pies, y se los Predixo el dia determinado de su


besaba con admirable devocion. muerte, que conoció por divina re
Volviendo con su esposo de visi velacion; y su venerable cuerpo fué
tar al Apóstol Santiago en España, trasladado al monasterio Vastanen
enfermó gravemente su marido; y se, que la gloriosa santa habia edi
viéndose afligida, una noche se la ficado. -

apareció S. Dionisio, y la aseguró Ilustró Dios nuestro Señor la vir


la restauracion de la salud perdida tud grande de su fidelísima sierva
de su esposo, y la previno de otras con muchos milagros, los quales
muchas cosas que la habian de su exáminados, y aprobados por la
ceder en los tiempos ve lideros. Iglesia católica, el Sumo Pontífice:
De convenio de entrambos se hi Bonifacio IX. la escribió en el nú--
zo su Inarido monge Cisterciense, y mero de los santos.
32 La Familia Regulada.
En la eonclusion de este mismosi ticas, le empleaba en la oracion
glo pasó de esta vida mortal á la mental, y en utilidad de sus pró
eterna la gloriosa santa Margarita ximos. -

viuda"; cuya penitente y virtuosa Aun vivia en el estado de su ma


conversion fué admiracion de todo trimonio quando fundó en roma la
el orbe christiano, y el cielo calificó casa intitulada de las ofrecidas á
sus heróicas obras con patentes pro Dios, ó congregacion del monte
digios. r Olivete, con la regla de S. Beni
CAPITULO XIII, to; donde se han cogido abundan
tes frutos espirituales de almas san.
De algunos santos y santas, que vi tas para el cielo.
vieron en el estado de matrimonio Padeció constante el destierro de
en el siglo quince de la ley su marido, y el desperdicio de los
de gracia. -
bienes temporales de todas su casa;
y no solo toleró estos grandes tra
En el siglo quintodécimo tene
mos en el estado de matrimonio á
bajos con exemplarísima paciencia,
sino que muchas veces repetia con
la insigne santa Francisca Roma alegre semblante la conformidad
na, cuya fiesta celebra la Iglesia heróica del santo Job, y decia: Dios
católica en el dia nueve de Marzo. m2 dió las conveniencias temporales;
A los diez años de su vida propu Dios me las ha quitado ; sea mi Dios
so consagrarse á Dios nuestro Señor, alabado.
y vivir en perpetua virginidad, en Muerto su marido, se retiró san
trando en un sagrado monasterio de ta Francisca á la sobredieha casa de
esposas de Christo; pero siguiendo las ofrecidas á Dios, donde con los
con obediencia humilde la voluntad pies descalzos, y una soga á la gar
expresa de sus padres, se casó con ganta, postrada en tierra, pidió con
el noble y rico caballero romano muchas lágrimas la recibiesen por
Don Lorenzo de Ponciano. - criada, aunque era la principal ma
En su estado de matrimonio pro dre y fundadora de aquella santa
curó, quanto la fué posible, ajustar familia. (In Offic. Eccles.)
se con la perfeccion christiana, abor Habiéndola recibido, como era
reciendo las vanidades y locuras del justo, no queria la tratasen con otrº
mundo falaz, enemigo jurado de la nombre, sino con el de humilde
virtud verdadera, criada, vilísima inuger, y vaso in
Aborrecia los espectáculos y co mundísimo, que no merecia vivir en
medias, los convites profanos, los la casa de las esposas de su Dios y
divertinientos y juegos, y otras Señor.
solturas, que lleva la vida secu Este humilde conocimiento de sí
lar para fascinar á los mortales. misina le declaraba mejor con las
Usaba de vestiduras decentes; obras y con el exemplo. Muchas
mas no admitia su virtuosa modes veces traía los faxos de leña desde
tia las galas mugeriles y profanas; una viña (que no profesaban clausº"
y todo el tiempo que la dexaban li ra) sobre su cabeza; y otras vece?
andaba por la ciudad con un humil
bre sus precisas ocupaciones domés
Libro I. Capítulo XIII. -

3 -)2
de jumentillo, llevando á los po Finalmente , habiendo dado el
bres de Christo el socorro necesario. cielo muchos testimonios soberanos
Visitaba con freqiiencia los hos de sus grandes merecimientos con
pitales públicos, recreando á los en repetidos milagros, pasó de esta vi
fermos, no solo con la comida, sí da mortal á la gloria eterna á los
tambien con saludables consejos; cincuenta y seis años de sa edad:
con que en cuerpo y alma los for y el sumo Pontífice Paulo V, la es
talecia á un mismo tiempo. cribió en el número de los santos.
Comia sola una vez en el dia, y En este mismo siglo vivió santa
todo su corporal alimento se redu mente en el estado de matrimonio
cia á yerbas y legumbres, y no con virtudes heróicas el Beato Ana
bebia sino agua pura; pero alguna deo, Duque de Saboya , mono de
vez templaba estos extremados rigo este nombre, de quien hace especial,
res por mandado de su confesor y di mencion el insigne historiador Mu
rector espiritual, de cuyas insinua sancio en sus tablas Croilológicas;
ciones, y palabras pendian todas sus solo yerra (si no es errata del impre
operaciones. Atended, almas, á es sor) en llamarle Amadéo tercero, no
te verdadero exemplo. -
siendo sino el nono de dicha real
Fué devotísima del Angel santo casa, como lo dice, y lo prueba otro
de su guarda, con cuya poderosa grande cronólogo específico de la
asistencia y trato familiar se forta misina real familia. (Doct. Chil. de
lecia su fiel corazon, para multipli Hist. Saba.) .

car los gloriosos triunfos contra el Nació, este nobilísimo y santo


demonio. -

Príncipe "en el año mil quatrocientos


Unos pedazos de pan, que apenas treinta y cinco, y pasó de esta vida
serian bastantes para comer templa mortal á la eterna el de mil quatro
damente tres religiosas, así los mul cientos setenta y uno.
tiplicó Dios nuestro Señor por sus Lo que á este Príncipe soberano
ruegos y oraciones humildes y fer le hizo mas aplaudido de los hom
vorosas, que habiendo comido de bres, fué la condicion pacífica y ca
ellos á toda su satisfaccion quince ritativa que todos hallaban en su hu
personas, que eran de comunidad, mano trato, con que arrebataba los
sobró pan para llenar una grande corazones.
eesta; de que todas alabaron al Casó con Doña Violante de Fran
Señor por tan evidente milagro. cia, hija del Rey Christianísimo
En otra ocasion por el mes de Cárlos VII. y hermana de Luis XI.
Enero, trabajando las mismasreligio de quien tuvo muy abundante y es
sas fuera de la ciudad de Roma en clarecida succesion. -

recoger unos faxos de leña; y pade Aborreció sumamente el entrar en


ciendo algunas de ellas mucha sed, guerras públicas con los Reyes, y
la gloriosa santa las socorrió su ne Príncipes sus vecinos, con los quar
cesidad con sus racimos de ubas les hizo amigables alianzas para te
frescas, que milagrosamente apare ner en paz sus estados.
cieron pendientes en uno de los ár Desterró de sus dominios á los
boles de la huerta. comediantes y farsantes, y de su
E
La Familía Regulada
palacio á los bufones. Puso severísi virtudes al estado del matrimonio y
mas penas contra los blasfemos, y caso dignamente con la Excelentísi
zeló la honra de Dios con invicta ma Señora Doña Leonor de Castro,
constancia. Fué padre y protector de con la qual vivió en la christiana
los pobres, en los quales veneraba perfeccion correspondiente al estado.
á nuestro Señor Jesuchristo. En todo tiempo fué conocido por
Sus Historiadores le dan grandes santo, porque aun en la edad tierna
elogios, y todos convienen en que de la puericia se admiró en él una
Dios ilustró su sepulcro con mu maravillosa inocencia, y una rara
ºchos y celebres milagros. piedad nativa, que siempre fué de
aumento con los años.(Eccles. in Offi.)
CAPÍTUL O. XIV. Despues en el palacio real de
Cárlos V. y en la administracion, y
TDe algunas personas ilustres en santi gobierno del principado de Catalu
dad, que vivieron en estado de matri ña, dió exemplo mas admirable de
- monio en el siglo diez y seis christiana virtud; y austeridad de
de la ley de gracia. vida. - - º

Habiéndose encargado de llevará


Re dorado siglo décimo sexto de la Emperatriz Doña Isabel difunta á
la ley de gracia, fué abundantísimo su sepulcro de Granada, al tiempo
de santos insigiles, quales fueron el de hacer la entrega del regio cada
grail Patriarca de los Mínimos San ver, vió la cara de la Emperatri
Francisco de Paula: el Beato Fran que en vida era hermosísima, tan fea
cisco Solano, Apóstol de nuevo mun y horrenda, que le hizo entrar én
do: el Patriarca S. Cayetano: el Pa— prudente reflexión de lo que son to
triarca S. Juan de Dios: el Apóstol das las cosas aparentes de esta vida
de las Indias S. Francisco Xavier: el mortal, y propuso con eficacia des
Arzobispo de Valencia Santo Tomas preciar todas las vanidades del muni
de Villanueva: el insigne Patriarca do, y quanto ártes pudiese, retirar
S. Ignacio de Loycla: el asombro de se de los palacios reales, y aplicar:
penitencia S. Pedro de Alcántara: el se únicamente á servir solo al Rey de
Beato Estanislao de Kostka : el no Reyes, que no se muda ni se muere.
bilísimo S. Francisco de Borja ; el De este máximo desengaño sacó su
asombroso S. Luis Beltran: la cele vigilante cuidado tan grande incre
bérrima señora Santa Teresa de je mento de virtudes y perfecciones,
sus el Eminentísimo Cardenal San que en la turba de negocios tempo
Cárlos Borroméo: el humilde S. Fe rales llevaba una maravillosa coor
lix, capuchino: el Beato Luis Gon dinacion de exercicios espirituales,
zaga, y el milagroso aragonés San muy semejante á la vida religiosa;
Pasqual Baylon. Van puestos por el por lo qual mereció le llamasen el
órden de los años en que murieron Milagro de los Príncipes.
(Annal. Eccles) º Muerta su esposa Doña Leonor de
De todos los insignes santos refe Gastro, tomó el hábito de religiosº
ridos, el noble S. Francisco de Bor en la Compañía de Jesus, para cerº
ja es el que honró con sus heróicas rar mas seguramente la puerta y ºº"

--".
Libro I. Capítulo VIX.
trada á las Dignidades Eclesiásticas. le escribió en el catálogo de los sal
Con este glorioso exemplo se mo tos. Se celebra su fiesta el dia I o de
vieron muchos Príncipes y nobles Octubre. -

de España para seguir el mismo se Otros muchos santos y santas, que


guro camino ; y aun el celebérrimo vivieron en el estado conyugal en
Emperador Cárlos V. con tal exen los siglos referidos, podiamos ha
plo se retiró del gobierno de su gran ber puesto en los capítulos de este
de Monarquía, para cuidar solo de libro primero, como son las prodi
los bienes eternos de su alma. giosas vidas de S. Mario y Santa
En la estrecha vida religiosa vi Marta con sus santos hijos mártires
vió S. Francisco de Borga con tantas gloriosos, que celebra la Iglesia Ca
penitencias de ayunos, cadenas de tólica Romana el dia diez y nueve
hierro, ásperos silicios, largas y fuer de Enero, y las vidas ilustres de los
tes disciplinas de sangre, y sueño ínclitos padres de San Gervasio, y
brevísimo, que reduxo su cuerpo á Protasio, que tambien padecieron
una pasmosa debilidad, no perdo constantes por Christo Señor nuestro,
nando á ningun trabajo, para alcan y las admirables vidas y milagros de
zar victoria de sí mismo, y para el Santa Sinforosa Tiburtina, que estu
mayorbien de las almas de sus pró vo casada con el mártir de Christo
X1II10S. S. Getulio, y fueron padres dicho
Exercitado en tantas heróicas vir sos de siete hijos mártires gloriosísi
tudes, le empleó su gran Patriarca mos; mas para comprobar el asunto
S. Ignacio, primeramente en comisa principal de este libro primero, bas
rio General de España, y poco des tan los exemplares alegados, con los
pues le hizo su Religion Prepósito quales se prueba superabundante
General, que fué el tercero de la mente, que en el estado del santo
Compañía de Jesus. Está escrita su matrimonio pueden ser santos los
maravillosa vida con la elegante que viven en él; y si no lo son, no
pluma del R.P. Cienfuegos. esta la culpa en el estado, sino en
Pasó S. Francisco de Borja de es sus vicios y pecados personales, y
ta vida mortal á la eterna el año de pasiones desordenadas.
mil quinientos setenta y dos, á los Conduce tambien para corroborar
sesenta y dos años de su edad; y el el argumento principal de este libro
Señor ilustró su constante fama de Primero, lo que leemos á cada paso
santidad con grandes milagros. en las esclesiásticas historiasy vidas
La seráfica madre Santa Teresa de exemplares de los santos; y es, que
Jesus, que le trató mucho, y se apro regularmente nacieron casi todos los
vechó de sus espirituales consejos, le Santos y santas de la Iglesia de Dios
llamaba comunmente el varon Santo, de legítimo matrimonio de sus pa
El Sumo Pontífice Gregorio XIII. dres; y conduxo mucho para que
le apellidó varias veces con este glo ellos fuesen santos el que sus padres
rioso renombre de Fiel Administra fuesen virtuososos en su estado, y
dor y el Vicario de Christo Señor criasen á sus hijos en santas, y vir
nuestro Clemente X inspirado de tuosas costumbres. (Vit. ss.)
Dios, y certificado de sus Prodigios, Por esto podemos decir que los -

2
Y

36 La Familia Regulada.
que viven santamente en el estado feccion de pureza, no entre á hacer
del matrimonio, son por la mayor de las suyas el demonio. (1. Cor.
Parte los que pueblan al cielo con 7. v. 5. seq.)
sus almas, y con las de sus hijos, que Para camino extraordinario es me
criaron en santo temor de Dios, aten nester especial vocacion de Dios ex
tos á la divina ley. Regularmente traordinaria; y esta para aprobarse,
los padres justificados crian á los hi pide mucho exámen. No querais
jos santos; porque si la raiz es san creer á todo espíritu, dice S. Juan
ta, tambien los ranos, dice el Após Evangelista, sino probad bien los
tol S. Pablo. (Rom. 1. v. 16.) espíritus, para conocer si son de ,
Dios nuestro Señor. - -

C A P ÍTULO XV.
El que obra precipitadamente sin
Advertencia conveniente á los queviven consejo, sentirá su daño; y tal vez
en el estado del santo natrimonio, y se será quando ya no tenga renedio.
º concluye todo el asunto de este libro Toma primero saluo consejo, dice el
primero. Espíritu Santo, y despues de la obra
no te hallarás arrepentido. ( Eccles.
Centras á lo que ya prevenimos 32. v. 24.)
Como en el cielo hay muchas
en el eapítulo octavo y doce en este
libro, haciendo debida reflexion so mansiones y mora uas, hay tambien
bre la maravillosa vida de S. Alexo, en el mundo muchos canillos, por
debemos tambien ahora prevenir, donde Dios lleva á las alinas para su
que las vidas extraordinarias de San gloria. Qué diréinos á esto? Uno
Elzeario, y Santa Delina, y de otros es así, y otro así; y el que cumple
santos insignes, que con exemplo la divina voluntad, sea cono fuere,
raro guardaron perpetua virginidad será feliz en la vida eterna. (Joan.
y continencia en el estado del matri I. v. 2.) -

monio, no deben itnitarse, sin que se No negándose á la procreacion


exänine bien primero con personas de los hijos, fueron santas celebéri
mas Santa Isabel Reyna de Ungria,
inteligentes, doctas y virtuosas, si
Santa Isabel Reyna de Portugal, San
los casados, que se hallan con seme
Luis Rey de Francia, Santa Brígi
jantes determinaciones, tienen tam
da, y otros muchos santos y santas,
bien semejantes auxilios soberanos,
de quienes habemos hecho mencion
y firmes vocaciones de Dios para se
guir con prudente resolucion tan especial en los capítulos pasados. Pe
inusitado camino. ro si otros santos y santas de comun
El Apóstol de las gentes aconseja convenio se negaron á esas licelicias
á los casados, que si no es para bre lícitas del santo matrimonio, debe
ve tiempo, y consintiendo libremen mos pensar, que LDios los llamaria
to los dos consortes para emplearse por ese camino de inayor pureza, y
en oracion, no se nieguen al uso líci les asistiria con su divina gracia pa
to del matrimonio, que conduce pa ra vencer gloriosainente los estímulos
ra tener fruto de bendicion, y sucee de la carne y de la naturaleza; por
sion de la familia. Esto es lo seguro, que todos los dones perfectos vienen
Para que con capa de mas alta per del altísino Dios,cono dice Santiago.
Libro I. Capítulo XV.
Los fines particulares para que Dios destinados para las gloriosas
Dios cria á sus criaturas, el mismo victorias de su pueblo escogido; y á
Dios lo sabe que las fabrica. En la los que quisieron imitarlos, saliendo
casa grande de Dios Omnipotente, presumidos á los combates sin voca
que es su santa Iglesia, hay vasos cion de Dios, y sin consejo sano, les
de todas suertes, como dice el após sucedió tan mal como expliea el sa
tol; (2. Timot. 2. v. 24. Sap. 15. v. grado texto. No basta que las em
7.) y el uso determinado para que presas parezcan muy buenas, si no
Dios le quiere á cada uno, el misino hay vocacíon de Dios para executar
Dios lo sabe, cono dice el Sabio; las, principalmente siendo asuntos
Quid sit usus , judex es figulus. y caminos extraordinarios.
Si algunas personas casadas se ha Santísima cosa fué en San Elzea
llasen con impulsos vehementes para rio y Santa Delfina el juntar la pu
vivir en perpetua virginidad, ó con reza virginal con el estado del santo
tinencia, alienda a lo primero, que matrimonio; mas por esto no se ha
el asunto es materia gravísima, y no de pensar, que este privilegio es pa
les conviene resolver por sí mismos; ra todos. Cada uno tiene su don par
no sea que se pongan los lazos para ticular recibido de Dios; uno de un
su perdicion eteria. Mejor es no ha modo, y otro de otro, como dice S.
cer voto, que retractar lo deterini Pablo. (1. Cor. 7. v.7. Ro v. 2o.) La
nado despues del voto, dice el Es buena fortuna consiste en que cada
píritu Salto (Eccles. 5. v. 4.) uno permanezca en la voeacion para
El Sabio desengañado, dice, que que es llamado del Altísimo, y en
no quieras ser mucho justo: Noli es ella trabaje como fiel siervo del Se
se justus multum ; y sin duda lo pre ñor, que le ha criado para su gloria
viele así, para que ninguno presun eter Ila , -

tuosamente emprenda caminos ex Los casados que se hallan con im


traordinarios, sin exáminar bien pri pulsos vehementes de contineneia,
mero su vocacion y sus fuerzas; por pruébense de comun consentimiento
que no todo lo mejor es para todos. por algun breve tiempo; y despues,
Las preciosas armas y vestiduras si pareciere al director espiritual de
del agigantado Saúlserian muy bue entrambos, se puede alargar el plazo
nas para otro de su prócer estatura, determinado; pero no pasen á la
habituado con ellas en las milicias; circunstancia noble de perpetuidad,
mas no eran al caso para David, cu sin especial vocacion de Dios clara.
ya gloriosa victoria le tenia Dios pre y apróbada por sus ministros; por
venida no con aquellas armas, sino que la doctrina sana del apóstol de
con otras mas proporcionadas á su vo ley comun sobre el débito conyugal,
cacion y habitual exercicio. Cada es muy grave, y digna de conside
uno debe atender al destino del cie rarse. (1. Cor. 7. v. 5.) -

lo, y conferir los deseos de su cora


zon con personas doctas, y temerosas
de Dios, y proporcionar su camino
eon sus fuerzas, y sano consejo.
A los insignes Macabeos tenia
38

LIB RO SEGUNDO.
DE LAS MUTUAS O BLIGACIONES
que tienen el marido con su muger, y la muger con
su marido. -

CAPÍTULO PRIMERO.
DE LAS LErES PRINCIPALES QUE SE LES
intiman á los contrayentes por parte de la santa Iglesia
en el dia de su matrimonio; y quánto deben aten
derlas y considerarlas.
En el Ritual Romano, de que Es uno de los siete sacramentos
usa este arzobispado de Zaragoza, de la Iglesia, en la significacion
se pone el órden de celebrar el sa grande, y en la virtud y dignidad
cramento del santo matrimonio; y en no pequeno.
lengua vulgar se escribe la siguiente Da gracia á los que le contraen
exórtacion , que ha de hacer el pár con puras conciencias para vencer
roco á los contrayentes, declarándo las dificultades y pesadumbres á que
les la institucion, causas y efectos estan los casados sujetos por todo el
del santo sacramento que reciben.
discurso de su vida mortal, y para
que cumplan con el oficio de casados
E X HORTA C I O N A LOS christianos, y satisfagan á la obli
contrayentes. gacion que han tomado á su cargo.
Habeis de eonsiderar diligente
Maa, hermanos, que cele mente el fin á que habeis de ende
brais el sacramento del matrimonio, rezar todas las obras de la vida hu
que es para la conservacion del gé Ill3l I13l.
nero hunano necesario; y á todos, si Porque este sacramento se insti
no tienen algun impedimento, les es tuyó para tener succesion, y que
concedido. (Ritual Rom. Caesaraug. procureis dexar herederos, no tanto
p. 286.) -
de vuestros bienes, quando de vues
Fué instituido el santo matrimo tra fe, religion y virtud; y para que
nio por Dios nuestro señor en el pa os ayudeis el uno al otro á llevar
raiso terrenal, y santificado con la las incomodidades de la vida, y
Real presencia de Christo Redeator flaquezas de la vejez. (Tride.
nuestro. (Concil. Trid. ) Ses. 24.) -
Libro II. Capítulo I.
Ordenad, pues, así la vida, que sidad, que es la fuente y raiz de
os seais de descanso y alivio el uno todos los males,
al otro, cercenando todas las ocasio Vos, esposa, habeis de estar su
nes de disgustos y molestias. jeta á vuestro marido en todo. Des
El matrimonio fué dado á los preciareis el demasiado y superfluo
hombres para que huyesen de la for ornato del cuerpo, en compara
nicacion, teniendo el marido su mu cion de la hermosura de la virtud.
ger y la muger su marido. Con gran diligencia habeis de
Por lo qual os habeis de guardar guardar la hacienda. No saldreis de
mucho de no estragar el santo casa casa , , sino, con necesidad, y es
miento, trocando la concesion de la to con licencia de vuestro marido,
flaquéza en solo deleyte, no apete (Ritual. ibid.). -

ciéndole fuera de los fines del ma Habeis de ser como vergél cerra
trimonio; como lo manda la fe, y do, y fuente sellada por la virtud
palabra, que el uno al otro os ha de la castidad.
beis dado. A nadie, despues de Dios, ha de
Porque celebrado el matrimonio, amar ni estímar mas la muger que á
como dice el apóstol, ni el varon, su marido, ni el marido mas que á
ni la muger tiene señorío sobre su Su muger. -

cuerpo; sino el marido en el de su Y así en todas las cosas que no


muger, y la muger en el de su ma contradicen á la piedad christiana,
rido. ( 1. Cor. 7. v. 4.); se procuren agradar el uno al otro.
Y así antiguamente los adúlteros La muger condescienda con su
eran castigados con severísimas pe marido, y siga su parecer; y el va
Ras, y ahoras lo serán de Dios, que ron por tener paz muchas veces pier
es el vengador de los agravios y de da de su derecho y autoridad.
sacatos que se hacen á la pureza de Sobre todo, pensad como habeis
los sacramentos de su santa Iglesia. de dar cuenta á Dios de vuestra vi
Pide la dignidad de este sacra da, y de la de vuestros hijos, y de
mento; que significa la comunica toda la familia. (Hebr. 13. v. 17.)
cion de Christo con la Iglesia, que Tened el uno, y el otro gran cui
os ameis el uno al otro, como Chris dado de enseñará los de vuestra
to amó á la Iglesia. casa el santo temor de Dios.
Vos; varon , compadeceos de Sed vosotros santos, y toda vuestra
vuestra muger, como de vaso mas casa , pues es Santo nuestro Dios
flaco: compañera os darémos y no y Señor; y despues de esta vida
sierva. * -

mortal os dé la eterna felicidad el


Así Adan, nuestro primer padre, que con el Padre y con el Espíritu
á Eva, formada de su lado, en ar santo vive y reyna en los siglos de
gumento de esto la llamó compañe los siglos. Amen. Hasta aquí la exór
ra. (Genes. 2. v. 3.) tacion de la Iglesia.
Os ocupareis en exercicios hones - Esta breve y compendiosa exór--
tos para sustentar vuestra casa y fa tacion , que hace el párroco á los
milia , así para conservar vuestro contrayentes en nombre de la san
Patrimonio, como para huir la ocio tal glesia, conviene la lean y con
4o La Familia Regulada.
sideren muchas veces los que viven Siendo cosa distinta, eomo lo es,
en estado de matrimonio; porque el cortraer matrimonio y el oir la
en ella se contienen los puntos prin misa nupcial, sucede muchas veces
cipales de la perfeccion de su vida, (principalmente en los pueblos y lu
y de ignorarlos se siguen grandísi gares grandes) pasarse mucho tiempo
iI1OS 1ílcQIl Ven 1enteS. sin oir la misa nupcial los desposa
A cierta señora bien autorizada, dos y casados, pribándose del gran
que repugnaba seguir á su marido de tesoro espiritual, que se contiene
en cosa muy lícita y conveniente, le en las oraciones y bendieiones de la
hice memoria de algunos puntos santa lglesia, como luego diremos.
principales de la exortacion referi En la misa nupcial se contienen
da; á que me respondió, no le ha muchas y grandes deprecaeiones á
bian leido tal cosa quando contraxo Dios nuestro Señor, para que á los
su matrimonio: pero no sería eso, contrayentes del matrimonio los ha
sino que no los advertiria, ó se la ha ga santos, los infunda su divino
brian olvidado; y aunque no la di amor, los dé fortaleza para llevar
xesen la exortacion, lo dixo pri con paciencia christiana los trabajos
mero Dios á la primera muger del de su estado, los dé fruto de bendi
mundo, y en ella á todas las que cion, y los llene de bendiciones del
despues habian de recibir el mismo cielo.
estado conyugal: Sub viri potestate En la bendieion del anillo ruega
eris. Estarás sujeta al varon, que es el sacerdote á Dios nuestro Señor,
tu marido, (Gen. 3. v. 16.) De esta que la esposa guarde á su esposo en
materia esencial hablarémos con tera fidelidad, y que los dos despo
mas dilatacion en otro capítulo, sados permanezcan siempre en per-.
CAPÍTULO II. fecta paz, y en mútua caridad; y
que pues se juntan con aprobacion
De la reprehensible omision y des de Dios, con los divinos auxilios se
cuido, que en algunas personas casa eonserven en servicio y agrado de su
das tienen en oir la misa nupcial, divina magestad.
y recibir las bendiciones de la El esposo recibe el anillo bendito
- santa Iglesia, de mano del sacerdote, y el mis
me esposo se le pone á su esposa en
EL venerable sacramento del ma el dedo anular de la Inano siniestra,
trimonio no se hace quando oyen que es el dedo de corazon, mostrán
la misa los desposados, sino quando dola el amor santo que la tiene, pa
en presencia del cura, y de dos tes ra que su fiel esposa le corresponda
tigos dice el varon á la esposa, que como debe. Todas estas ceremonias
la recibe por su muger, y la muger santas estan llenas de grandes mis
dice, que ella le recibe por su es terios. - -

poso y marido; con las quales pala En la bendicion de las arras supli
bras, y la intencion interior de con ca , el sacerdote á Dios nuestro Se
traer matrimonio, se hace este ve ñor, qué bendiga á los nuevos des
nerable sacramento, como ya queda posados , , así como bendixo á
en otra parte explicado. Abrahan con Sara, á Isaae con Re
Libro II. Capitulo II. 41
quel, y les dé su divina gracia, con tial Jerusalén, y en ellos pienses o
cediéndoles tambien abundancia de dos los dias de tu vida; y veas los
bienes temporales, y constancia en hijos de tus hijos, y te alcance la
sus buenas obras, y que florez paz de Israél, que es la paz santa,
can como la rosa plantada en Jeri que concede Dios nuestro Señor á
có , y amen y teman á nuestro Se los que fielmente le sirven y temen.
ñor Jesuchristo. (Psalm. 127.)
El esposo entrega el anillo y las Despues de este salmo, ora por
arras á su esposa en señal de matri los desposados el ministro de Dios,
monio, y el sacerdote ruega á Dios y dice: bendiga el Señor las pala
nuestro Señor, que les haga felices, bras de vuestra boca. Aunen. Una
y les asista con su divina gracia, san vuestro corazon con el estrecho vín
tificando tambien aquellos dones que culo de sincéro amor. AInen. Florez
el esposo da á su esposa, para que cais en virtudes con todos los de
amparados de la proteccion divina, vuestra coinitiva, que se hallan pre
vivan unidos en perfecto amor, y sentes; y decentemente fructifiqueis
lleguen á la senectud, viviendo mu en hijos, y os alegreis santamente con
chos años en el servicio santo de su vuestros conocidos. Amen. Dios , os
Dios y Señor: se multipliquen sus dé continuamente de sus divinos do
dias y sus buenas obras , defendi nes, los quales, dilatándose á vues
dos con la suprema virtud en cons tros padres y parientes, sean para
tante mutua fidelidad, hasta que todos los gozos sempiternos. Amen.
sean llamados á la vida eterna; Despues prosigue el ministro de
y mientras vivieren en esta vida Dios, y dice: El Señor de la glo
mortal les ilustre la divina luz, ria celestial os bendiga: el Rey de
para que todo lo que lleguen á en todos los santos os de su bendicion.
tender es del agrado de su Dios, pro Amen. El Señor os conceda la dul
tegidos de lo alto, lo pongan por zura de su santo amor, y os haga
obra, para gloria del Señor, y bien felices en el siglo presente. Ameri.
espiritual de sus alinas. (Ben. Eccles.) Con la alegria de hijos, despues de
Despues reza el sacerdote el Sal largo tiempo, os dé el Señor la ha
mo de los que temen á Dios, que bitacion de las ceº iales moradas
dice: Bienaventurados los que te por todos los siglos de los siglos.
men á Dios, y andan sus caminos, Amen. -

guardando la divina ley. Porque La misa nupcial tambien está lle


comerás del trabajo de tus manos, na de santísimas bendiciones, y de
eres bienaventurado, y te irá bien Precaciones por el esposo y la espo
en tus buenas obras. Tu muger será sa, y se les lee la carta del ApóstoI
como vid abundante en los ángulos S. Pablo á los de Efeso, en la qual
de tu casa. Tus hijos como los pim encarga , y manda á la muger
Pollos y renuevos de los olivos en casada, que esté sujeta á su ma.
el círculo de tu mesa. Así será ben rido; y al marido le manda, que
dito el hombre que teme al Señor. ame y estime á su muger, como
Bendígate el Señor desde Sión, y el Señor amó, y estinó á su san
Veas los bienes eternos de la celes talglesia. (Ephes. 5. v. 25.)
R.
42 La Familia Regulada.
El Evangelio sagrado de la misa racion, y despues consigais la eter
nupcial, es la respuesta que el Se na felicidad de la gloria. Amen.
ñor dió á los Fariséos, quando le Acabada la misa nupcial, se vuel
preguntaron si le era lícito al hom ve el ministro de Dios á los despo
bre casado el dexar á su muger? y sados, y les dice: ya que habeis
el Señor les respondió, que no les recibido las bendiciones, segun la
era lícito á los hombres el separar y costumbre santa de la Iglesia cató
desunir á los que Dios habia junta lica, lo que os amonesto es, que os
do con el santo matrimonio. (Mare. guardeis lealtad el uno al otro : y
I O. v. 9.) en tiempo de oracion, y mayormen
s. Despues del ofertorio se hace una te de ayunos, y festividades gran
larga oracion por los desposados, en des, tengais castidad. (1. Cor.7. v.
la qual se le ruega á Dios nuestro 5.) El marido ame á su muger, y la
Señor, que los una con el vínculo muger á su marido, y permanezcais
santo de perfecto amor y caridad: en el temIor santo de Dios. Amen.
que la esposa sea fiel y casta, imita Despues les dá la bendicion,
dora de las santas mugeres casadas echándoles agua bendita, y les dice,
que ha tenido la Iglesia católica: como es costumbre, el Evangelio
que sea amable á su inarido como de S. Juan. In principio erat Ver
Raquél, sábia como Rebeca, libe bum, 5 c.
ral y fiel como Sara; y el autor de Acabado el Evangelio de San
la prevaricacion que es el demonio, Juan entrega el sacerdote la esposa
nada consiga de ella, sino que al esposo por la mano derecha, di
permanezca constante en la fe de ciendo: aquí habeis recibido la ben
Dios, y fidelidad de su marido; que dicion del Señor, y la misericordia
sea honestamente vergonzosa y ve del Altísimo Dios, en quien está
nerable, conforme á las celestiales vuestra salud. El esposo reciba á su
doctrinas de Dios nuestro Señor; muger, y no la tenga por criada, ni
que sea fecunda en estimable suc por esclava sino por esposa y com
cesion, y que ambos desposados pañera suya; y la ha de amar, como
vean los hijos de sus hijos hasta la Christo amó á su santa Iglesia. Yo
tercera y quarta generacion, y lle os doy la bendicion en el nombre
guen á l. deseada senectud en ser del Padre, y del Hijo , si y
vicio de Dios para el mayor bien del Espíritu Santo. º Amen.
de sus almas, y consecucion de la Si bien se consideran tantas de
vida eterna. precaciones santísimas, y tantas ben
Despues del Ite Missa est, antes diciones admirables como se apli
de dar la bendicion al pueblo, vuel can, á los contrayentes y desposa
ve el ministro de Dios á hacer ora dos, así en la misa nupcial como en
cion por los desposados: y dice: El todas las demas sagradas ceremonias
Dios de Abrahan, Dios de Isaac, y comcomitantes, se conocerá mas cla
Dios de Jacob sea con vosotros, y ramente la sinrazon detestable de
cumpla en vosotros su santa bendi aquellos, que habiendo recibido en
cion, para que veais los hijos de sus cosas, ó fuera de los templos sa
vuestros hijos hasta la quarta gene grados el sacramento del santo ma"
Libro II. Capítulo II. 3
trimonio, dexan despues pasar mu dre"piadosísima, les tiene preve
chos dias, semanas, meses, y aun en las funciones sagradas, ya refe
años, ántes de oir la misa nupcial, ridas en este capítulo.
y recibir las bendiciones santas de Este descuido reprehensible pue
la Iglesia. de suceder con mas freqüencia en
No querémos decir, que las des las ciudades y pueblos grandes, don
precian, porque esto sería pecado de los matrimonios se hacen mas re
gravísimo de otra especie, sino que petidas veces en las casas particula
el descuido grande induce mucha ti res de los padres ó parientes , ó
bieza en el corazon humano; y son anos, ó pro ectores de los cóntra
muchos los bienes espírituales de yentes. Pásas: aquella primera fun
que se privan las criaturas, por no cion con el º gocijo del noviage, y
vencerse á executar lo que les cues despues no hallan dia, ni camino
ta poco. - para cumplir con una ceremonia tan
Ni tampoco queremos decir que sagrada, como es oir la misa nup
sea pecado mortal el dilatar por omi cial, y recibir las bendiciones san
sion y descuido el oir la misa nup tas de la Iglesia católica.
cial, y recibir las dichas bendicio El proloquio discreto llama bie
nes santas; porque no conviene po naventurados á los que habitan ea
ner precepto riguroso donde no le las - ciudades : Beati qui habitant
hay, ni es justo hacer pecado mortal Urbes, y se funda en la senten
lo que no lo es: pero conviene des cia del Profeta, que dice al Señor:
pertar á quien duerme, y manifes In Populo gravi laudabo te. (Ps. 34.
tarle su sinrazon al que se olvida de v. 18.) Son convenientes á los hom
lo que mucho le importa para el bien bres los pueblos grandes, por las
espiritual de su alma. muchas ocasiones oportunas que
Lo que decimos es, que el des tienen, mas freqüentes que en los
cuido de oir la misa nupcial, y de re pueblos pequeños, para el mayor
cibir las bendiciones estimables, que bien de sus almas; pero si las ocasio
en la referida sagrada funcion se dan nes del bien se dexan pasar, procas
á los desposados y contrayentes, tinando de dia en dia, como los pe
es verdaderamente reprehensible; rezosos y tibios, las mismas ocasio
porque arguye grande tibieza, y nes serán fiscales contra los que no
mucho descuido de lo que tanto se aprovecharon de ellas.
conviene, para que las casas y fa Y aun parece, que en la omision
milias tengan fundamentos santos y reprehensible de que hablamos, no
felices progresos con las bendiciones solo tienen culpa los contrayentes
de Dios y de su santítima Iglesia. descuidados, sí tambien todos aque
La bendicion de Dios se pone llos que deben zelar en los desposa
muy lexos de quien no la quiere, dos el que cumplan con esta chris
dice la sagrada Escritura. (Psalm. tiana diligencia, y no lo hacen. Los
to8. v. 18.) Y esta formidable des que concurrieron para su matrimo
ventura pueden temer aquellos des nio bien pueden tener libertad santa,
cuidados omisos que no estiman tan para que se acuerden de lo que se
tº bien como la santa Iglesia , ma descuidan. -

F e
44. La Familia Regulada. -

Esta es la gran desventura de los cl, y cumplas con tus obligaciones.


mortales, que para los intereses de El no hacer lo que cuesta mucho
este mundo falaz todos son desvela parece tielle alguna disculpa en
dísimos y avisados; mas para los nuestra floxedad y miseria; pero el
bienes espirituales, que son los ver no hacer lo bueno, que cuesta poco,
daderos, todo es pereza, procrasti y vale mucho, nos dexa culpados
nacion y descuido. Los hijos de este sin ninguna disculpa en nuestra feal
siglo, dice Christo Señor nuestro, dad y torpeza. (Mich. 6. v. 8.3 seq.)
mas prudentes y astutos son para sus El oir la misa nupcial, y recibir
temporales negociaciones, que los las bendiciones santas de la Iglesia
hijos de la luz, que son los justos, católica es un tesoro de bienes es
Para sus espirituales aumentos. pirituales tan barato, que apenas
Algunas personas tibias disculpan cuesta sino recibirle de gracia. Pues
sus conocidos descuidos con las ocu que razon habrá para no estimarle,
paciones precisas del mismo estado y buscarle con ansia y veneracion
del matrimonio; (Luc. 16. v. 8.) pe christiana? -

ro la Vírgen Santísima en una pre La Venerable Madre Mala de


ciosº doctrina que da á su amada hi Jesus de Agreda, eseribiendo con
ja la Venerable Madre María de Je divina luz (cono piadosamente cree
sus de Agreda, reprehende tales mos) la oculta guerra, que hacen los
disculpas; porque no puede ser emi demonios á las alinas, y el modo co
barazo para servirá Dios el estado mo el Señor las defiende por sus An
decente, que el mismo IRios deter geles, dice y explica, que para de
mina para la criatura racional. fender los Angeles á las criaturas,
A quien el Señor pone en el esta alegan en la presencia de Dios, las
do de matrimonio, en el mismo es buenas obras de sus padres, el sa
tado le puede servir con mucha per cramento del matrinonio, y las ben
feccion. Para Dios nada es imposible, diciones de la Iglesia. Vean los pa
y tampoco lo es para quien con viva dres omisos y descuidados los bie
fe espera en el Señor, y se remite nes importantísimos y estimables de
en todo á su divina disposicion. Las que privan á sus hijos. (Mist. Civ. 3.
personas que culpan al estado del p. n. 284.)
matrimonio para no servir á Dios, Y si leyendo la doctrina práctica
se engañan á sí mismas; porque el de este capítulo, conocieren haber
impedimento para no ser perfectas y faltado, no se dexen oprimir del
santas, no es el estado, sino los cai rubor y encogimiento, que les causa
dados superfluos, la solicitud vana á rá la enmienda de su descuido pasa
que se entregan, olvidando el gusto do, sino procuren sin dilacion el re
del Señor, y buscando y anteponien medio saludable convencimiento
do el suyo propio. Pon tu corazon s propio: y acuerdense de lo que di
en Dios, y Dios cuidará de tí, di ce el Espíritu Santo, que hay confu
ce la sagrada escritura. (Ps. 54. v. siones útiles, que nos traen la gloria
23.) El altísimo Señor, que te ha y bien espíritual del alma. ( Ecli. 4
puesto en el estado, te dará fuer v. 25.) - -

zas y auxilios para que le si yas en º . . . . - -


Libro II. Capítulo III. 45
ra santificar el matrimonio, y acre
CAPÍTUL o III. ditarle, y dar principio á la confir
macion de su doctrina con el mila
De los excesos mas notables, que gro que sucedió, declarándose por
suelen ocurrir en los dias de las bo autor de él.
das , y la discrecion, prudencia, mo Así se executó para mas perfec
destia y templaza que se ha de cion de nuestra Santa Iglesia, orde
guardar en ellos. Iando el Señor último sacramento
el del matrimonio, para santificar el
E venerable sacramento del vinculo natural, que se ordena á la
matrimonio, como se dice en el propagacion humana, quedando con
sagrado Concilio Tridentino, debe este sacramento y coiI los demas,
respetarse y venerarse como uno de ricos y adornados todos los grados
los verdaderos siete sacramentosº de de la Iglesia católica con los infi
la Iglesia católica : tanto mas ex nitos merecimientos del Señor.
celente, que los Desposorios de la El demonio trabaja mucho para
ley antigua, quanto á ésta la ex que los fieles no entiendan la virtud
cede la ley de gracia, en la qual de los sacramentos, ó que los reci
santifica á las almas, que le reci ban en pecado, ó quando no le ten
ben con la disposicion debida. gan , que los reciban sin fervor, ni
El Apóstol S. Pablo explica la devocion; porque como estos bene
- dignidad del sacramento del ma ficios son espirituales, es menester
trimonio , llamándole : Honorabile admitirlos con afectos de voluntad,
connubium ; (Hebr. 13. v. 4.) hon para que tenga mas fruto quien los
rosa, honorable conjuncion, signifi recibe.
cada por Christo, y elevada á sa Por esta razon ha introducido la
cramento causativo de gracia por los astucia diabólica tantos desórdenes
infinitos merecimientos de la pasion como se experimentan en la celebri
santísima del mismo Señor. dad de las bodas, ya con gastos ex
Entre los altísimos fines, que tu cesivos , ya con adelantamientos
vo el redentor del mundo para ha viciosos y torpes, ya con llanezas
cer sacramento al matrimonio, fué reprehensibles y escandalosas, ya
uno principalmente, para que en la con hartazgos y ebriedades indig
ley evángelica quedase bendita y nas, ya con ehanzas y palabras des
santificada la propagacion de los honestas, y ya tambien con juegos,
fieles, y quedase significado el mis bayles y cantares torpes, que no sir
terio del matrimonio espiritual del ven sino de excitar especies obsce
mismo Christo con la Iglesia santa nísimas, de que se siguien muchas
con mas eficacia que ántes de ella. ruinas espirituales en las almas.
(Ephes, 5. v. 32.) (Rom. 3. v. 13.) -
- -
Pór estos, y otros altísimos fines Y tratando primero de los gastos
aceptó el Señor el convite que le hi excesivos, supongo como cosa cierta,
cieron para asistir en las bodas de que los gastos racionales y mode
Caná de Galilea, en las quales se rados con que aquellos dias de las bo
dignó de hallarse personalmente pa das se distingan de los dias comunes,
46 La Familia Regulada.
no son reprehensibles; porque el fuesen menos ricos y profanos. La
Espíritu Santo nos enseña, que dis criatura prudente se acuerda en el
tinganos discretamente los dias; y dia bue no de que puede venir el dia
el mismo Christo dixo, que los dias malo; y en el tiempo de abundancia
alegres de las bodas, no son dias de se dispone para que no falte lo ne
aflicciones, ayunos ni penitencias. cesario para su vida. Y el sapientísi
(Lue 5. v. 33. y seq.) mo Salomon diee: en el dia bueno,
Los gastos excesivos que repren goza de tus bienes; pero está pre
demos, son los que destruyen las venido con astucia discreta para el
casas al mismo tiempo que parece dia malo.
se debian acomodar. En los prover Las señoras muy apasionadas por
bios del sabio Salomon se dice, que galas profanas, perderán sus casas,
el que desperdicia en el tiempo de y pondrán en grande riesgo sus al
la abundancia, es hijo de confusion. mas, dice S. Juan Chrisóstomo. Es
Si el dote opulento que trae la es justo que distingan los dias, y los
posa, se desperdicia pródigamen tiempos, si no quieren acabarlo to
te, gastándole en vanidades y lo do. La hermosa y valiente Judith te
curas, con qué se desempeñará la nia bien guardadas las preciosas ga
hacíenda del esposo y se acomodará las de su juventud, las quales la sir
la casa vieron para el dia solemne de su
Que las bodas se eelebren, y so mayor triunfo; y el mismo sagrado
lemnizen, proporcionando los gas texto nos previene tres cosas nota
tos al estado y conveniencias de los bles. La primera, que su esposo fué
desposados, es muy conforme á lo riquísimo, para que no se extrañe,
que nos enseñan las divinas letras; que las galas de su esposa fuesen
(Mutt. 22. v. 2. y seq.) pero los preciosas. La segunda, que la vir
excesos inusitados en la gerarquía y tuosa señora no usaba en todo tiem
estado de los contrayentes, de qué po de aquellas galas. La tercera, que
pueden servir, sino de ruina y es quando se las puso, no fué por afec
cándalo 2 -
to libidinoso y vano, sino por alto
Que la esposa estime sus decen fin honesto y decente, por lo qual
tes adornos, no debe extrañarse; el Señor aumentó su hermosura.
porque ya nos lo dexó escrito un (Judith. 8. v. 27.)
Profeta de Dios, que la esposa no En el otro notable exceso de los
puede olvidarse de sus preciosos ata adelantamientos , viciosos y torpes,
víos. (Jerem. 2. v. 32.) Pero que suelen tener mucha culpa los padres
la novía quiera mas costosas precio de los contrayentes, que debian des
sidades, que las que corresponden velarse mas para la christiana custo
á la posibilidad y conveniencias de dia de sus hijos. Si teneis hijas, guar
su esposo, esto es entrar en la casa dalas, dice el Espíritu Santo: no so
para destruirla. lo has de cuidar de sus almas, sino
Es comun proloquío, que no hay tambien de sus cuerpos : Custodi
casamiento pobre, ni muerte rica: y corpus illarum. (Eccles. 7. v. 26.)
lo cierto es, que las muertes serian En este arzobispado de Zaragoz
meuos pobres, si los casamientos za hay una determinacion Sinodal,
Libro II. Capítulo III.
que prohibe con graves penas la no sobre aquellos, que como bestias
entrada del pretendiente en la casa se dexan arrebatar de sus pasiones y
donde está la que desea para esposa;. afectos libidinosos. (Tob. 6. v. 16.)
y las penas que corresponden al Las llanezas afectuosas de los re
quebranto de esta ley justificada, cien casados no esta n prohibidas:
no solo se extienden á los que desean pero las personas discretas y virtuo
ser contrayentes, sino tambien á los sas deben regularlas con tal pru
padres ó parientes, que los tienen dencia, que ánadie sirvan de escán
á su custodia. Es muy puesto en ra dalo. No todo lo que es lícito, es
zon que participen de la pena los conveniente, dice S. Pablo; ni to
que consienten la culpa, ó no im do lo que es conveniente en oculto,
piden la ocasion que induce á ella. lo es en público, como lo dicta la
La casa desgraciada, que se co misma razon natural, y la ley de la
mienza con pecados mortales, qué homestidad y decencia. ( 1. Cor. 6.
puede esperar sino fatales desventu v. 12.)
ras, no curando su mal principio Los hartazgos y ebriedades in
con verdadera penitencia º El edifi dignas en los dias alegres de las bo
cio donde la primera piedra la pone das, tambien acostumbran á ser mas
el demonio, no puede ser bueno, si perjudiciales. Es razon que aque
lo virtud de Dios no le mejora. La llos dias solemnes se distingan tam
fábrica mal fundada presto dará en bien en la mesa de los dias comunes.
tierra , dice Christo Señor nuestro; A sí lo leemos practicado en las di
y no puede fundarse peor la casa vinas Escrituras. Pero nunca convie
que se funda en pecados. ne, que haciendo los convidados la
Aun despues de contraido el ma razon, pierdan la razon. En el con
trimonio, Será bien que los desposa vite magnífico del Rey Asuero, sien
dos no se dexen arrebatar de su ape do (como era ) gentil, se puso es
tito, como de brutos inconsiderados, ta ley inviolable, que á nadie se le
que no tienen entendimiento; sino hiciese beber mas de lo que cada
como racionales temerosos de Dios uno quisiese. (Esth. 1. v. 8.)
procedan en todo. Las chanzas y palabras deshones
Acuérdense de aquellos Santos jó tas hacen malísimos efectos en quien
venes de la ley autigua Tobías y las oye; y manifiestan el corazon
Sara, los quales en la primera noche torpe y relaxado de quien las dice,
de sus bodas decian: no es justo porque de la abundancia del cora
que sin consideracion proeedamos zon habla la lengua, dice el Señor.
en nuestras operaciones, como los Y el Apóstol S. Pablo dice, nos des
gentiles que ignoran á Dios, sino engañernos, que corrompen las cos
que primero hagamos oracion á su tumbres buenas las palabras malas.
divina Magestad, para que nos libre Hay graciosidades indiferentes, muy
del demonio. Y el Arcangel S. Rafael propias del tiempo, y en ellas se ha
dixo al bendito jóven, que no temie ce patente la discrecion y pruden
se, porque el diablo Asmodeo no cia del hombre sabio.
tenia potestad sobre los que con te De todas las palabras ociosas, di
nor de Dios llegan á sus esposas; si ce Christo Señor nuestro, se nos ha

48 - La Familia Regulada.
de pedir estrecha cuenta en el dia son los propios de las solemnidades
del juicio ; (Matt. 12. v. 36.) quan nupciales. -

to mas de las palabras perniciosas, El Apóstol S. Pablo, quando ex


deshonestas y escandalosas dicen horta á los fieles á que vivan con
los disolutos, que la funcion ale alegría, luego les encarga la modes
gre de bodas , no pide melanco tia, acordándoles el tremendo dia
lías, ni tristezas; y que el sabio del juicio, para que no pierdan el
Salomon nos enseña que deunos que tienen con las alegrías vanas, y
á cada tiempo lo que le pertenece. falsas prosperidades de este mundo
Verdad es que debeinos distin engañoso. (Philip. 4. v. 5.) ".

guir los tiempos; pero nadie de sano Algunas personas insipientes se


juicio dirá que el Sabio señaló tiem excusan diciendo, que no tienen
po para pecar, ni para decir pa malicia en las palabras deshonesta s
labras torpes escandalosas, que de que hablan, que solo son por gra
Su misma naturaleza son pecado. ciosidades y pasatiempos; pero el
No son las bodas para melanco decir esto ya se ve no es otra cosa
lías, Inas tampoco son para soltu sino poner excusaciones impertinen
ras prohibidas. En todo tiempo se tes en los pecados. Qué importa que
debe dar buen exemplo, ó por lo yo no tenga malicia si puedo, y
menos no darle malo. -

debo evitar en las almas de mis pró


Las palabras obscenas, torpes y ximos la ruina ? Qué importa que
deshonestas son afrenta de quien las no se queme el que arroja la cente
dice, y ofenden la modestia y hones lla, si abrasa á quien toca con ellaº
tidad de los que estan presentes y Dicen, que solo de burlas hablan
las oyen; los quales deberian llenar las equívocas palabras, que parecen
se de zelo santo para reprehender, y deshonestas; pero ya nos previene
aun castigar semejantes desatencio el Espíritu Santo, que el necio
nes; ó á lo menos con la severidad quando le convencen, responde
del rostro corregir el ánimo diso que se burlaba: Ludens feci. (Prov.
luto de tales delinqüentes, como 16. v. 19.) -

lo enseña Salomon en el Sagrado li Lo cierto es que las palabras tor


bro de sus desengaños. pes y deshonestas, son aquel fuego
Los juegos, bayles y cantares impaciente, de quien dice el sagra
torpes, que sirven de excitar es do texto, que no puede esconderse
pecies obscenas, ya se ve son cosa en el pecho; sin que se dexe ver en
indigna de entretenimientos chris el exterior del hombre. Y deben te
tianos. La virtud hermosa de la mo mer los deshonestos en el hablar el
destia, es la que modera el apetito gravísimo castigo con que amenazº
desmedido en las acciones ilusorias, el Señor á los escándalosos en Sº.
como son juegos, movimientos del santo Evangelio. (Matt, 18. v. 6)
cuerpo, burlas y bayles. El que sa
be distinguir lo precioso de lo vil,
acierta con el gusto del Señor, dice
un Profeta. (Jerem. 15. v. 19.) Hay
juegos lícitos y honestos, y estos
Libro II. Capitulo IV. - 49
vuelven intolerables, y el amor los
CAP ÍTUL O IV. hace faciles.
N.
La misteriosa formacion de Eva
Del amor íntimo y afectuoso con nos enseña bien el amor y estina
que se deben estimar el marido á cion mútua con que deben atenderse
su muger, y la muger á su uno á otro los desposados. No la
marido. formó Dios de los pies de Adan, pa
ra que el marido se persuada, que
En la exórtacion espiritual que no ha de llevar por los pies á su mu
se hace á los recien casados, la qual ger, ni la formó de la cabeza, para
se hallará en el capítulo primero que la muger entienda, que no ha
de este libro segundo, se repite mu de dominar ni mandar á su marido;
ehas veces este punto principalisi sino que la formó del lado mas veci
mo del amor afectuoso, y estimacion no al corazon, que es oficina del
grande, con que se deben corres amor, para que los desposados en
ponder los desposados, para que su tiendan quanto se deben afectuosa
casa comienze en christiana paz, y mente, y estimarse cor recíproco
edificacion del pueblo. -
afectos. -

El Apóstol S. Pablo sintió de es En la ley antigua disponia Dios,


te punto con tan alta ponderacion, que el recien casado no saliese á
que llegó á decir amase el varon á eampaña, ni le ocupasen en empleos
su muger, como Christo amó y esti urgentes de la Repúblicá; sino que
mó á su santa Iglesia, que se entre ke dexasen libre un año cumplido,
gó á la muerte por ella, para santifi para que en él se alegrase con su
carla y purificarla. (Ephes. 5. v. 25.) esposa, y tomaseraices fundamen
Desde el principio del mundo di tales el amor recíproeo en los despo
xo Dios, que el hombre dexaría á sapes. (Deut. 24. v. 5.)
su padre y á su madre, y se iria con El apóstol S. Pablo encarga mu
su muger; (Genes. 2. v. 23.), y el cho se predique y exórte á las mu
apóstol afirma, que en esto se sig geres casadas, que amen á sus ma
nificó el grande sacramento entre ridos; y los dichosos padres de la
Christo Señor nuestro, y su santa virtuosa Sara, al tiempo de dar la
Iglesia, por la qual descendió del bendicion última á su amada hija,
seno de su Eterno Padre para unirse para que se fuese con su esposo
con ella, honrarla, defenderla y Tobías, la encargaron mucho, que
asistirla hasta su fin. (Ephes. v. 32.) amase y estimase á su marido; juz
Por esta suprema comparacion co gando eomo discretos y prudentes
nocerán los hombres casados la esti que este principal encargo conducia
macion grande que debea hacer de sobre todo , para que su matri
sus esposas, y el amor afectuoso eon monio y vida fuese feliz.-(Tob. 1o.
que las deben estimar. v. 13.)
El amor hace suaves y dulces los Este amor sante, y estimacion re
trabajos; y como en la vida conyu cíproca con que deben atenderse y
gal se ofrecen tantos y tan grandes, corresponderse los bien casados, no
si falta el amor entre los casados, se solo ha de ser afecto interior y anor
G -
5c La Familia Regulada.
oculto; porque dice el sábio Salo amor en los casados no sea tan pura
mon, que es mejor la correccion mente carnal y sensual, que los ha
manifiesta, que el amor escondido y ga como brutos, que no tienen en
oculto. Ha de ser un amor afectuoso, tendimiento; porque semejantes
que se manifieste por obras exterio amores suelen durar poco, y aun
res. Por obras conoció el Rey, de convertirse en aborrecimiento. Así
los Palestinos Abimelec, que Re le sucedió al torpísimo Amon, que
beca era muger propia, y esposa de enfermaba de amor intenso por la
Isaac ; porque les vió tratarse con
hermosa. Tamár; y conseguido su
afectuosa llanezo, y jugar el uno gusto, se convirtió todo su anor en
con el otro, como lo refiere el sagra ingratísimo aborrecimiento, como
do texto. s
lo advierte el sagrado. texto. (2.
Verdad es que en estas demos-. Reg. 12, v. 2 .)
traciones exteriores de cariñosos Tampoco ha de ser tal el amor de
afectos se deben portar con mucha los bien casados, que pase de los
discrecion y prudencia, para no es términos de lo lícito y honesto; por
candalizar á las criaturas jóvenes y que el marido, por complacer á su
sencillas; advirtiendo lo que dice el esposa, no ha de hacer jamás cosa
apóstol S. Pablo, que no todo, lo que sea ofensa de Dios; ni la muger
que es lícito, es conveniente. Y ha de pedir á su marido lo que no
Christo Señor nuestro siente mucho puede hacer en buena conciencia.
el escándalo de los párvulos y pe Este amor desordenado en el primer
queñuelos... (Marc. 9. v. 41.) Mu. hombre del mundo fué la causa de
chas cosas son lícitas y degentes á los nuestra perdicion; por lo qual ten
casados en oculto, que no lo son en drémos todos que llorar hasta el dia
público delante de las criaturas, en del juicio. Por no descontentar
quienes se despierta muy temprano Adan á su muger, comió de la man
la malicia, y ántes aprenden lo ma zana prohibida, de que resultó nues
lo, que lo bueno 3, como dirémos, tro pecado original, y de este todas
inas por extenso en otro capítulo. nuestras calamidades y miserias,
Los varones deben amará sus mu Eva fué engañada del demonio; pe
geres propias como á, sí mismos, se ro Adan no fué engañado, como lo
gun lo enseña el apóstol, y este nota el apóstol S. Pablo; sino que
amor no ha de ser solo de lengua y por no displacer á su esposa, come
de palabra, sino de obra y de ver tió su grave culpa, y perdió á todo
dad, como lo dice el Evangelista el género humano... (1. Timot. 2.
S. Juan; pero en todo es necesaria v. 14.)
la discrecion y prudencia. Regular Es bien que los hombres casados
mente son viciosos todos los extre complazcan á sus mugeres propias,
mos; y en esta delicada materia mu pero sea siempre atendiendo á Dios
cho mas que en otras. Es ciega la vo primero, y que no se atropelle, ni
luntad, como dice el filósofo ; por quebrante la divina ley del Señor;
lo qual conviene, que siempre vaya y el complacer uno á otro sea in bo
acompañada con la discreta razon. num , sin ofensa de Dios, comº
Asimismo debe notarse, que el previene S. Pablo. (Rom. 15. v. 2)
Libro II. Capítulo IV. 5
Este amor lícito, conveniente y
honesto en los casados, importa mu c AP iT UL o V.
cho para llevar y tolerar con chris
tiana resignacion y alegria santa los De las cosas en que debe el marido,
trabajos grandes inexcusables, que complacer y dar gusto á su espo
por sí lleva el estado, como dice el sa, y como la ha de honrar, asis
Apóstol; y donde hay amor grande, tir y consolar.
todo se hace facil, como por expe
riencia losupone el Patriarca Jacob, Aos mejores casados que ha te
que por la grandeza del amor que nido el mundo fueron el glorioso
tenia á la hermosa Raquél le pare Patriarca S. Josef, y la Reyna de
cian pocos los dias de siete años de los Angeles María Santísima. Des
servidumbre, segun lo refiere la sa posáronse por voluntad Divina,
grada Escritura; y Christo Señor y conforme á la costumbre de los
nuestro dixo, que el yugo de su san hebreos. En los primeros dias de su
ta ley era muy ligero; lo qual debe matrimonio hicieron los esposos san
entenderse de los que le llevan con tísimos exámen y experiencia de las
amor, cono explica el gran padre costumbres y condiciones de cada
de la Iglesia S. Agustin. uno, para ajustarse mas recípro
El amor en las criaturas tiene mu camente el uno con la del otro.
chos excesos y desórdenes; y para Esta diligencia discretísima con
estar bien regulado, necesita de mu viene mucho, porque descubriéndo
chas - condiciones; por lo qual muy se los genios, las ideas, y los deseos
pocas veces se halla perfecto, por-, de cada uno, puede mejor el consor
que, ó por sobra, ó por falta, dis. te disponer discretamente su trato
corda de su regla perfecta, y se ha racional y afectuoso; de tal mane
ce vicioso, mas ó menos, segun dis-ra que si halla menos de lo que es
ta del grado santo de su debida per peró, se acomode al talento, genio
feccion. - - y condicion que ha descubierto. .
Dios manda, que el marido ame : El Espíritu Santo dice: cum fa
á su muger, y la muger á su marido; tuis consilium non habeas : non enim.
y Christo Señor nuestro dice en su poterunt diigere; nisi que eis pla
santo Evangelio, que el marido que cent. Y en otra parte , nos advier
no aborrece á su muger, no puede te y dice Non recipit stultus verba,
ser su discípulo; y esta patente prudentiae; misiea dixeris, quae ver-,
contradiccion se debe componer de santur in corde ejus. Es menester
tal manera, dice S. Gregorio, que grande prudencia y discreta refle
el marido ame á su muger en todo xion en el principio, para hacer
lo lícito y honesto, y la aborrezca juicio perfecto del talento y con
para no hacer por ella lo que no diciones naturales del sugeto con
puede hacer sin faltar á Dios y á su quien se ha de pasar toda la vida.
conciencia. De este punto hablaré Si el hombre discreto conoce no
mos en el capítulo siguiente. . . . . halló lo que buscaba, conviene se
resigne luego, y se conforme con la
voluntad de Dios, cuyos altísinos
G 2

º,

52 La Familia Regulada.
juicios son incomprehensibles, como ciones de su casa y familia; corríjala
dice el Apóstol; (Rom. 1 I. 13.) y con amor, y con mucha discrecion,
persuádase con alegria santa, que no sea que por hacerla Inoderada, la
eso debia convenir para el bien de vuelva indevota, y lo dexe todo.
su alma. Tal qual hallare su compa Acuérdese de lo que dice el Apóstol
ñía , encamínela para el servicio de San Pablo : No quieras extinguir el
Dios, y siquiera vivan en paz y en espíritu (1. Thesal. 5. v. 16.): de
virtud, y abrácese con su cruz, sin dos extremos, menos malo es, que
echará nadie la culpa; sino crea fir sea con algun exceso aplicada á de
meinente, que para Dios no hay vociones, que amiga de libertades;
casualidades, y que cada uno se ha pero lo perfecto es quitar los extre
de salvar con sus buenas obras; y mos viciosos, y atender con pru
con la paciencia se consigue la po dencia al gobierno político y christia
sesion eterna del alina, coino dice el no de la casa, y al servicio de Dios,
Señor. (Luc. 2 ... v. 9.) -y culto de su santo templo que pa
El pacientísimo Job tuvo muchí ra todo hay tiempo, si se emplea
simo que ofrecer á Dios con las im bien; y todas las cosas tienen su
pertinencias molestas y ofensivas de tiempo oportuno, como dice el
su propia muger; y ese exercicio sábio. -

fuerte le debia de convenir para su A las devociones espirituales bien


mayor perfeccion. Y el santo ancia reguladas de la muger, conviene se
no Tobías se vió tan afligido con los acomode, el varon prudente; por
improperios ofensivos, que su pro-. que si ambos se aplican uniformes á
pia muger le dixo llena de ira, que seguir un camino santo, esto hace
el santo varon llegó al extremo de felicísimas las casas, como dirémos
suplicar á Dios le llevase de esta vi en otro capítulo.; ya coadyuvándose.
da mortal , y recibiese en paz su in uno á otro, se hace firme la paz y
mortal espíritu. (Tob., 2. v. 22. No se vuelve incontrastable, como dice.
cap. 3. v. 6. ) el Espíritu Santo de los buenos her
Conviene que el varon prudente manos. (Prov. 18. v. 19.) -

se arme de paciencia christiana, y Pero, advierta siempre el varon


disimule muchas cosas en obsequio discreto, que por mas que estime á
de la paz estimable de su casa; y su muger, no la fielo que importa
desengañese, que no sabe gobernar. mucho se calle; no sea que llore sin
quien no sabe disimular. Esta regla remedio, como el fuerte Sanson, el
de prudencia guardó, quando era haber deseubierto su secreto.á una
bueno, el generoso Saúl, y con la porfiada muger. Muchas cosas puede
paciencia se properó. Verdad es, comunicar con ella del gobierno de
que ni conviene disimularlo todo, ni su casa y familia, y de otros asuntos,
todo corregirlo; sino usar de uno y que explican buena confianza, y sº"
etro á su tiempo oportuno. tisfaccion afectuosa; salvo siempre
o Si la muger es muy aplicada á sus no la fie, lo que en concienciadº
devociones espirituales, y á la fre be callarse. . . . -

qüencia de las Iglesia, y en esto Debe tambien el varon prudente


pasa de punto, faltando á las obliga ocultarla á su muger sus recelos, º
* -
Libro II. Capítulo V.
algunos le ocurren con poco funda te mudará la conversacion enfadosa
mento, que ofenden la lealtad; por y estulta de su muger litigiosa con
que este es un fuego infernal, que palabras de suavidad : Oleum dexte
de una pequeña centella, si no se rae sue vocabit eam. (Prov. 19. v.
apaga en el principio, se levanta 13. y cap. 25. v. 24 º cap. 27.
un incendio inextinguible, que so v. 15.)
lo tiene término con amarguísima A esto, y etras cosas semejantes
muerte. ( Eccli. 28.. v. . 14.); se encamina aquel sagrado documen
Por esto dixo el Espíritu Santo: to, que se le da al varon casado en
Sí vieres. una centella, ó chispa de el dia de su misa nupcial, exor
fuego, y la arrojares con desprecio tándole la Iglesia de Dios á que mu
una saliva , se apagará luego; pero chas veces pierda de su derecho con
si le hicieres ayre, y soplares en ella, su amada muger, en obsequio de la
se encenderá un fuego. tan grande paz de su casa; como se contiene en
que te ponga en confusion. Uno y la exórtacion que dexamos escrita
otro está en tu boca : Utraque ex ore cn el capítulo primero de este libro
proficiscuntur. Si callares y le des segundo; las qual será bien que la
preciares, no habrá nada; y si ha lean muchas veces los buenos casa
blares indiscreto, harás manifiesto el dos, para que no pongan en olvido.
fuego de tu casa en todo el pueblo, las principales leyes de su estado.
y no hallarás quien le apague, co Otro cuidado principal ha de te
mo dice Isaías Profeta. ner el varon prudente para compla
Por la misma razon conviene, que cer, honrar y obsequiará su esposa;
el varon juicioso procure ocultar y y es el asistir con ánimo generoso á.
disimular las pasicncillas desorde sus parientes quando llegaren á su
nadas, y faltas caseras y geniales de casa, y hacicndcles buenas ausen
su muger propia ; porque haciéndo cias; de tal manera , que así como,
las públicas, no se remedian, y pa el obsequiar á los parientes de su
san á ser la fábula de la república: marido la toca á la muger , así tam
El Sábio dice, que es utilísima la di bien el obsequio y cortejo de los
simulacion del astuto, porque se li parientes de su muger le tome á su
bra de muchos trabajos con el dis cuidado el hombre discreto.
creto silencio. (Prov. 12. v. 16.) Esto es mirar por sí inismo, por
Para el mismo santo fin conduce su esposa y por sus hijos; cuya hon
mucho, que el , varon prudente no ra y estimacion es la misma de sús.
entre con su muger propia en porfias. parientes, que ya son todos unos, y .
inútiles y temerarias; porque tur el mancharlos es afearse á sí mismo.»
ban la paz estimable de la casa, y no El marido y la muger ya son una,
se saca de ellas provecho alguno. Es misma cosa, como dice Dios; y nin
un horror lo que la sagrada Escri guno ha de aborrecer á su carne y ,
tura dice de la muger litigiosa, com sangre, como dice el Apéstal (Ephes.-
Parándola á la gótera enfadosa, que 5. v. 29.) Es inconsideracion fatua la
destruye la fábrica; y el Espíritu de aquellos hombres, que por moti
Santo da el punto al hombre discre vosindignos disparan, en hablar ba-.
tº, diciendo, que el varon pruden xezas de los linages honrados , que a
54 La Familia Regulada.
ellos mismos se buscaron para pa dades, y vagueaciones, que por úl
rientes suyos, y de su descendencia. timo no le servirán sino de amargas
Tambien ha de correr á cuidado pesadumbres. (Eccl. 9. v. 9.) De
del varon prudente el consolar á su este punto diréinos mas en otro ca
esposa, si se tarda la succesion de pítulo. . - º * -

seada en su casa; considerando, que Ultimamente se le previene al


esto pende de la voluntad de Dios, hombre casado, que desea vivir con
á quien no podemos reprehender, paz santa en su casa, y en servicio
ni dar consejo. El Espíritu Santo di de Dios, la quite á su esposa todas
ce, que no se ha de dar afliccion al las ocasiones, que con verdadero
afligido; y harto trabajo tiene una fundamento puedan motivarla al
pobre señora, viéndose infecunda, gunos zelos; porque esta es una
sin que su marido la aumente las pe dolencia infernal, que pocas veces
sadumbres con sus molestas imperti tiene eficaz remedio hasta la muerte.
nencias. He dicho con reflexion se quiten las
Viéndose sin hijos la virtuosa Ana, ocasiones, que con fundamento ver
madre que fué despues del grande dadero pueden motivar los zelos;
Profeta de Dios Samuél, y ponién porque tampoco es justo condenar
dose á llorar afligida por su desven á un hombre prudente á que se esté
tura, la dixo el generoso Elcana su perpetuamente cerrado en su casa,
marido : muger, por qué lloras para sosegar las fantasías disparata
No soy yo mejor para tí, que diez das de su muger zelosa. Tambien ha
hijos? Consoláronse, conformándo blarémos mas adelante de este graví
se con la voluntad de Dios, y po simo punto, que pide mayor exten
co tiempo despues recurriendo al sion , y aun todo 8erá poco.
Señor en oracion humilde, su Divi
na Magestad les consoló, dándoles C AP iT UL O VI.
por hijo al insigne Profeta Samuél,
que fué el universal, consuelo de De la sujecion, y afectuosa obedien
todo el pueblo escogido. (1. Reg 1. cia que debe tener la muger á su
v, 8.5 seq.) - marido; y quanto debe complacer
Conducirá mucho tambien para le, estimarle y honrarle.
consuelo de la esposa, y quietud
de la casa, que el varon prudente A \muer. madre Eva (que para
se abstenga del vicio pernicioso del dexarnos que llorar fué la prime
juego, en que se exponen grandes ra muger del mundo ) la dixo
intereses; porque si se pierden, se Dios nuestro Señor : en pena justa.
acaba con la hacienda la paciencia; de tu grave pecado estarás siempre
y como un vicio llama á otro, se ha : sujeta á tu marido; él te mandará
ce una procesion de males, como di y tendrá dominio sobre tí, y tú vi
ce el sábio. (Eccl. 2o. v. 9.) virás baxo su potestad. (Gen. 3
Al hombre casado le aconseja Sa v. 16.) -

lomon, que tenga sus entretenimien Está justificada


sentencia de Dios
tos honestos y decentes con su alma Omnipotente la vuelve á intimar el
da muger, y se dexe de otras vani-, Apóstol S. Pablo, avisando á. las
Libro II. Capitulo VI.
scñoras casadas, que no se hagan poso, y le llamaba Señor; Y

doctoras, sinó que estén sujetas á su deben hacer sus hijas, que la
yaron, conforme á la divina ley. das las señoras casadas chr
El mismo Santo vuelve á decir, para que no haya turbacion.
que las mugeres casadas estén suje casas. ( 1. Pet. 3. v. .) -

tas á sus esposos, como lo están al. Los varones deben tambien ser
Señor, porque el varon es la cabeza muy prudentes, compadeciéndose
de su muger, como Christo Señor de sus mugeres, como de vasos mas
nuestro es cabeza de su santa Igle-• frágiles, honrándolas, como á com
sia; y así como la Iglesia está su pañeras suyas, herederas de la vida
jeta á Christo. nuestro. Señor, así de la gracia, para que no se impi
las mugeres han de estar sujetas á dan las oraciones de entrambos. To
sus maridos en todas las cosas. El do esto enseña y amonesta el Prin
varon ame á su muger, como á sí cipe de los apóstoles. -

mismo, y la muger ame y tema á su. Otra circunstancia dignísima de


varon. (Ephes. s. v. 22... y seq.) notarse escribe el apóstol S. Pablo,
Y en otra carta vuelve á decir el y dice: las mugeres en la Iglesia
mismo apóstol, que las mugeres guarden silencio, porque no las es
estén sujetas en el Señor á sus mari permitido hablar, sino estar sujetas
dos ; así como conviene que los á sus maridos, como lo dispone la
varones no sean amargos para sus ley. Si acaso se las ofrece alguna
mugeres, sino que las amen y las cosa que preguntar, quando estan
consuelen en todo lo que sea posible, en su casa pregúntenla á sus varo
sin faltar al bien de sus almas. (Colos. nes, porque es cosa torpe el hablar
3. v. 18.) las mugeres en la Iglesia. (1. Cor.
Yá su amado discípulo Timoteo 14. v. 34.).
le encarga mucho el Santo, que pre Y en la carta á los Romanos dice:
dique y exórte á las mugeres jóve no sabeis que la muger, viviendo su
nes, para que sean prudentes, y marido, está ligada con la ley º si el
amen á sus maridos, y, sean hones marido muere, la muger queda li
tas y discretas, cuidadosas de su ca bre 3 pero si viviendo su marido se
sa, benignas y subordinadas á sus fuere con otro varon, se llama adúl
Varones, para que el nombre Santo tera: por esto conviene, que la mu
del Señor no sea blasfemado. ger no se aparte de su marido, sino
Y el principe de los apóstoles San que le ame y le esté sujeta, como
Pedro tambien enseña y encarga con Dios lo manda.. * --,

altísima ponderacion, que las muge-- Y en la primera carta á los Corin


res casadas vivan sujetas á sus varo tios, con mas extension- habla del
nes, y en el adorno decente de sus mismo asunto; y dice: el varon ca
cuerpos sigan el gusto de sus mari sado pague el débito á su muger, y
dos, como lo hicieron las mugeres la mugerá su marido. En esto cum
Santas antiguas, y entre ellas la pru plen la voluntad de Dios. La muger
dente Sara, esposa del grande Pa no tiene potestad sobre su cuerpo,
triarca Abrahan; la qual se adorna sino su marido: y el marido no tiené
ba conforme á la voluntad de su es Potestad sobre su cuerpo, sino su
56 La Familia Regulada.
muger; por lo qual no deben de el efemigo con pretexto falso de mas
fraudarse el uno al otro, sino fuere pureza; y no acaban de entender
por voluntario consentiniento de que el vencerse á pagar lo que de
entrambos, para darse á la oracion, ben por el amor de Dios, es acto
y esto para tiempo tasado y limitado; meritorio de vida eterna, y no so
no sea que con pretexto de mayor lo no es impedimento para la co
bien los engañe el demonio, y los munion sagrada, sino que el no ven
tiente satanás. (1. Cor. 7. v. 3.) eerse las puede hacer gravísimo es
Por esto manda Dios que la mu-- crúpulo de conciencia, por el pe.
ger casado no se aparte de su marido, ligro grande de incontinencia que
y que el marido no dexe á su muger. ocasionan á sus maridos.
Tal vez la muger salvará á su mari Sobre esta materia hay grandes,
do, y tal vez el marido santo salva engaños en algunas mugeres simples.
rá á su muger. (Exod. c. v. Io.) Cada Véanse los desengaños místicos
uno en la vocacion y estado en que en los lugares que se citan. (lib. 1.
Dios le puso, en él permanezca. c. 1o. p. 65.) Otra cosa sería si am
Verdad es que de consentimiento bos conviniesen en abstenerse del
de entrambos pueden entrar en re uso del Inatrimonio, por el motivo
ligion aprobada, como se practica santo de comulgar aquel dia, ó en
en la Iglesia católica; pero estas reverencia de alguna grande festivi
vocaciones deben mirarse y exámi dad: esto sería santo y bueno, como
narse mucho, y gobernarse por au se les amonesta en la exórtacion de
toridad y sano consejo. la Iglesia que dexamos citada.
La cabeza mística del varon es Deben las señoras casadas estar
Christo Señor nuestro, y la cabeza sujetas á sus maridos en todo quanto
de la muger es el varon su marido, pertenece al buen gobierno de su
dice el apóstol. El varon es imagen casa y familia; y acaben de entender
y gloria de Dios, la muger es la globien, que Dios nuestro Señor, para
ria de su varon, segun lo dice y ex lo que importa inspira regularmente
plica el mismo S. Pablo; porque á la cabeza, como sucedió en San
el varon no se formó de la muger, Josef, que para el viage de Egip
sino la muger se formó del varon. to el Angel del Señor intimó el or
Asimismo el varon no fué criado por den divino al glorioso Santo, y la
la muger, sino la muger por el va Reyna de los Angeles María Santí
ron. Toda esta doctrina católica es sima obedeció puntual á su verda
del apóstol. Por esto no se le ha de dero Esposo. (Matt. 2. v. 13.)
permitir á la muger mande mas que El exemplar mas perfecto que
su marido, niquiera dominarlo en to pueden tener en su estado las seño
do, sino que debe obedecer y callar. ras casadas para honrar; estimar,
De toda esta doctrina se comprue obedecer, asistir, amar, obsequiar,
ba, que la muger debe estar sujeta complacer y servir á sus esposos en
á su marido, y principalmente en lo esta vida mortal, es el de la purísima
que pertenece al acto conyugal y Reyna de los Angeles María Santí
uso de su matrimonio. A algunas sima señora nuestra, la qual fué ver”
mageres inconsideradas las engafía dadera esposa del mas feliz de
Libro II. Capítulo VI. 5
los puros hombres San Josef, dé fundamento para desconfiar de sa
En la mística ciudad de Dios se amor, honestidad y recato; y nun
refiere, que luego como María San ca se halle defraudado de su buen
tísima se desposó con San Josef por deseo, ni frustrada su primera espe
voluntad divina, la mandó el Señor ranza de ser felíz con su amable
á la soberana Reyna, que obedecie compañía. (Prov. 31. v. 1 .)
se á su esposo, y atendiese á su con Tambien es digna alabanza de la
suelo, guardando las leyes de fiel es muger fuerte, que sea oficiosa y
posa, y atendiendo á las obligacio cuidadosa de su casa y familia; sea
nes del estado en que su Divina Ma trabajadora, y hacendosa de sus
gestad la habia puesto. Con este so puertas adentro , hilando lino y
berano fundamento comenzó la casa lana para el abrigo y socorro de su
mas felíz que ha tenido el mundo, familia en lo que necesita de estas
ni puede tener. cosas y de otras, que con este me
Con el exemplo santísimo de esta dio laborioso se pueden adquirir.
celestial Reyna de las virtudes en (Prov. 31. v. 13.)
el estado de su matrimonio, hallarán Este consejo sano se executa con
reprehendida la disculpa, que ale las manos diligentes, y no perezosas
gan algunas personas para no ser ni ociosas; porque la ociosidad de la
perfectas en el mismo estado en muger, viviendo mano sobre mano
que Dios las pone. La Vírgen Santí es argumento de su torpe estulticia,
sima vivia en casa de su esposo con y de otros vicios, que no sin ver
la misma perfeccion que en el tem güenza se pueden referir.
plo; porque no mudó con el estado La Vírgen Santísima jamas estuvo
el afecto, ni el deseo que siempre ociosa, y de hecho trabajaba lino y
tenia de amar, y servir á su Dios, lana para su esposo, y para su
y Señor; ántes le aumentó, para que santísimo hijo, y para muchos po
nada la impidiese de las obligacio bres, que de su trabajo socorria; y
nes de esposa, y el Scñor la asistió á en los mismos trabajos de sus manos
medida de su santo deseo. tenia altísima oracion y contempla
Esto mismo haria su Divina Ma cion la maestra de la divina sabidu
gestad con todas las criaturas, si de ría (Mist. Civit. 1. p. m. 776. y
su parte correspondiesen como de seq.) Es imposible ponderar lo mu
ben; pero culparral estado del ma cho que distribuyó á los pobres del
trimonio, engañándose á sí mismas; Señor, y no ha tenido el mundo Se
porque el impedimento para no ser ñora tan discretamente diligente y
perfectas y santas, no es el estado, laboriosa en el gobierno de su fami
sino los cuidados, y solicitud vana lia ; y asistencia de su esposo.
y superflua á que se entregan, olvi Otra nobilísima condicion de la
dando el gusto del Señor, y buscan muger fuerte y prudente, dice el Es
do y anteponiendo el suyo propio.píritu Santo, es privarse del reposo
Una de las principalescondiciones
y descanso de la noche para gober
de la muger fuerte, es que se porte
nar su familia , distribuyendo á sus
de tal manera, que confie en ella el
domésticos, esposo, hijos y allega
corazon de su esposo, y nunca le dos, y luego á sus criados y criadas
H.
58 - La Familia Regulada.
las ocupaciones legítimas, dando á tra sus pasiones; gasta y conoce la
cada uno todo lo necesario para negociacion laudable de la virtud;
ellas. La muger diligente no se ha de ésta bien puede extender y alargar
entregar al sueño con olvido de sus su brazo á cosas grandes , porque
propias obligaciones, ni ha de tomar Dios la asistirá, y la llenará de ben
el alivio por fin del apetito, sino co diciones del cielo, y de bienes tem
mo remedio de la necesidad. porales en este mundo. De ella dice,
La Reyna de los Angeles María que extendió su mano á cosas fuer
Santísima fué admirable en esta pru tes, y sus dedos apretaron el huso;
dencia económica; y aunque no tu porque no solo en el deseo, si tam -

vo criados, ni criadas, come se ad bien en la obra, ha de ser diligente


vierte en la mística ciudad de la que quisiere tener las condiciones
Dios: pero en el cuidado de su Hi y propiedades de la muger fuerte,
jo Santísimo, y de su esposo San de quien habla el sabio.
Josef jamas hubo en ella descuido, De la mima dice, que alargó su
ni olvido, ni tardanza, ó inadvers mano al necesitado, y desplegó sus
tencia en lo que habia de prevenir palmas al pobre; porque es condi
ó preveer para ellos. cion noble de la muger grande, pru
Tambien es generosa condicion dente y casera el ser liberal con los
de la muger fuerte considerar bien pobres de Christo, y no rendirse
el campo dilatado de su casa y fami con flaqueza de ánimo y desconfian
lia, y discurrir como aumentar sus za al temor cobarde de que por esto
bienes espirituales y temporales con la faltará para su familia. El medio
su vigilante aplicacion, y trabajo de mas poderoso para multiplicar todos
sus manos. Es proloquio comun el los bienes, ha de ser repartir liberal
decir, que no hay mas casas de pros mente los de fortuna con los pobres
peridades y conveniencias, que mu del Señor, que aun en esta vida sa
geres laboriosas y de buen gobierno; be dar ciento por uno.
porque si la señora casada no sabe Es tambien excelente propiedad
discretamente guardar, por mucho de la muger fuerte (prosigue el mis
que su marido gane y adquiera, to mo Espíritu Santo) el no abrir su bo
do se desvanece; pero si la muger ca, sino para el temor de Dios, y
es prudente, y de buen gobierno; tener siempre en su lengua la ley de
lo poco se hace mucho, y todo se la clemencia, considerar los caminos
prospera con la aplicacion de sus de su casa, acreditar á su esposo,
manos. El Espíritu Santo dice que quitarle pesadumbres, y no comer
la muger buena, juiciosa y silencio el pan estando ociosa. El mundo en
sa es la restauracion de su casa, y gañado reputa falsamente porgracia
un grande bien para su esposo felíz. muchas cosas, que no lo son, cele:
(Prov. 22. v. 18.) - brando las palabras eloquentes, el
La muger fuerte, prosigue el sa donayre en el hablar y moverse; y
grado texto de Salomon, con el tra todo es engaño y falacia, como la
to y trabajo de sus manos, acre hermosura de la muger, que en bre
cienta sus virtudes, y bienes de su ve tiempo se desvanece. La que teº
familia, y se eiñe de fortaleza con me á Dios, y enseña á emerle, ésta
-
Libro II. Capítulo VI. 59
merece dignamente la alabanza de en vez de ser corona de honor y es
los hombres, y del mismo Señor. timacion de su marido, se convierte
- El cuidado principal de la muger en corona de amargas espinas, de
discreta y temerosa de Dios, ha de ignoninia yde tormento para su des
ser atenderá su esposo, entendien consolado esposo. Por esto la muger
do bien lo que es cierto, que por la prudente debeinformase bien de sus
cabeza de la familia dispone Dios el obligaciones, y disponerse á cumplir
buen gobierno de ella. Tanto quiere con ellas en servicio de Dios, y agra
el Altísimo el buen orden en todas do de su marido, á quien ha de con
las cosas criadas, que con ser Dios tentar, obedecer y complacer en to
verdadero el niño Jesus, y su madre do lo que no sea contrario á lo que
tan superior en santidad á S. Josef, manda el Altísimo Señor. .
con todo eso no quiso, que la jorna En los admirables libros de la
da de Egipto á Galilea saliese del mística ciudad de Dios se refiere,
Hijo, ni de la madre Santísima, sino que despidiéndose la Reyna de los
que lo remitió todo á San Josef, Angeles María Santísima de su pri
que en aquella familia tan divina ma Santa Isabel, los principales do
tenia oficio de cabeza, para dar for cumentos que la dexó para la verda
ma y exemplar á todos los mortales dera felicidad de su casa y de su fa
de lo que agrada al Señor, que to milia, fueron, que temiese á Dios,
das las cosas se gobiernen por el or amase á su esposo, y fuese caritati
den natural, y dispuesto por su altí va con los pobres. -

sima providencia; y que los inferio En otra parte se añade la venera


res y subditos en el cuerpo místico
cion á los Sacerdotes del Altísimo;
(aunque sean mas excelentes en y á todas las señoras casadas se las
otras qualidades y virtudes) han de encarga, que sean obedientes á sus
obedecer, y rendirse á los que son maridos, y pacíficas en sus casas,
superiores y prelados en el oficio vi recogidas en ellas, y cuidadosas en
sible, como se enseña con celestial cumplir con sus obligaciones; que
doctrina en la mística ciudad de no se ahoguen con pretexto de nece
Dios. -
sidad en excesivos cuidados, sino
CAPITULO VII. que se dispongan de su parte con
prudente y discreta diligencia, y
Otras ¿? cuidados, que fien de la providencia de Dios supli
debe tener la muger prudente para rá liberal lo que ellas no alcanzaren.
eomplacer y obsequiar á su Deben asimismo las señoras casa
esposo. das estar advertidas quando ven afli
gidos á sus esposos, para servirlos y
E Espíriru Santo dice, que la consolarlos con mayor cuidado, mul
muger buena y diligente es coro tiplicando las expresiones afectuosas
na de su varon, y que en su mano de su buen cariño, venerándolos, y
se prosperan todas las cosas. Por el trabajando cuidadosas para su remes.
contrario se infiere, que la muger dio y consuelo, mostrándose agrade
ociosa, descuidada, y tarda en el cidas de lo mucho que ellos han tra
cumplimiento de sus obligaciones, bajado para sustentarlas. .
2.
6o La Familia Regulada.
Todo esto deben hacerlo con mas quomodo placeat viro. Nótese mu
viva diligencia, quando los experi cho las advertencias siguientes.
mentan mas enojados contra ellas, ó Si se viere defraudada, no hallan.
impedidos ó enfermos; acordándose do en su marido las buenas condi
del exemplo soberano, que en casos ciones, talentos y conveniencias
semejantes les dexó la divina maes temporales, que deseó , y la habian
tra María Santísima en el tiempo informado, no se queje de quien la
fuerte de los zelos de su esposo, y aconsejó su determinacion, IIi menos
en los últimos años de su vida, quan le eche inaldiciones excandalosas;
do ya no podia trabajar de sus ma porque estas suelen caer sobre la ca
nos, y la Reyna de los cielos dobla beza de quien las echa, como dice la
ba sus trabajos, no buscando por ini sagrada Escritura. (Eccli. 27. v. 28)
lagro lo que podia conseguir con su Considere, que quando así lo dis
diligencia y desvelo. puso, ólo permitió Dios nuestro Se
En el amor de algunas señoras á ñor, eso la debia de convenir para
sus esposos puede haber notable des la salvacion de su alma, llevando
orden, por el qual unas veces dis sus trabajos y su cruz con mucha pa
paran en rabiosos zelos, y otras en ciencia. Escrito está, que por las
implacables desconsuelos, si Dios se virtudes de la muger buena se disi
les quita; de tal manera, que pasan mulan las faltas de su marido malo,
á escandálosos desesperos; porque y por las virtudes del esposo bueno,
no se halla medio para quietarlas, y se suplen las faltas de su defectuosa
-

reducirlas á perfecta conformidad muger. (1. Cor. 7. v. 14.)


con la voluntad de Dios, que es el Sea cuidadosa y diligente en te
absoluto dueño y Señor de las vir ner muy á punto, y con mucha lim
tudes de todos los mortales, y en sur pieza y aseo todas las cosas de su ca
mano poderosa está la vida y la sa; porque en esto dará testimonio
muerte, la prosperidad y el trabajo,público de ser muger estimable, de
como dice el Espíritu Santo. (Eccli,buen gobierno, y se conocerá por
la experiencia, cumple con felicidad
1 I. v. 14.) Por esto se debe regular
con discrecion, y prudencia todo lo que dice el sabio, que la muger
amor humano, con atencion á Dios prudente considera por todos cami
nuestro Señor, que sin hacernos nos lo que mas importa en su casa,
agravio, dispone de lo que mas esti y no quiere cerer el pan estando
mamos, y es misericordia suya cas OC1OSat.
tigar en esta vida mortal nuestro Ocúltele á su marido lo malo que
desordenado afecto. oyere de él, porque no le ocasione
Sin dar en extremos viciosos, de alguna turbacion, ó le precipite por
be la muger prudente discurrir siem inconsideracion á lo que despues no
pre como le dará gusto á su marido, pueda remediar con lágrimas. Mu
chas muertes fatales han ocasionado
acordándose de lo que dice el Após
tol San Pablo, que la muger casada con sus lenguas.Serpentinas las mu
divide sus cuidados entre Dios y su geres imprudentes; y el Espíritu
esposo, pensando como complacerá Santo dice, que la lengua inconside
rada sentirá muchos males. Menos
á su varon: Qegitat que sunt mandi
Libro II. Capítulo VII. ó1
ofende el que habla en ausencia, Lavid, á la qual sentenció el Señor,
que quien dice las ofensas cara á ca que no tuviese nijos hasta el dia de
ra, o se las manifiesta al ofeudido. su muerte, porque desprecio á su
No le pida jamás á su marido lo Santo esposo, reprehendiendole la
que él no pueda hacer sin faltar á accion devotísina de baylar delante
su conciencia; porque sobre su falta del arca del testamento. (2. Reg.
temeraria de pedir cosa injusta, se 6. v. 22. Ro seq.)
busca voluntariamente una de dos Si algun desprecio se la hace á la
pesadumbres; o la discordia moles señora, este muy advertida de no
ta de no hacerse lo que pide, ó la manifestarle á su marido su agravio,
ruina espiritual propia, y de su es si se pudiere ocultar; porque los
puntos de honra entran muy adentro
poso, y tal vez el cargo de la restitu
cion, si la materia fuere con ageno en los corazones de los hombres, y
detrimento. Los términos del amor suelen tener fatalísimos efectos. lini
no han de pasar de lo líeito. ten las señoras prudentes y virtuo
En presencia de su marido no ala sas á la constante santa Susana, que
be con ponderacion á ningun otro no manifesto á su marido el atrevi
hombre, sea del estado que fuere; miento, que con ella tuvieron los
porque el demonio está siempre des jueces insensatos y ancianos, ni se
velado para nuestro daño, y puede supo el desacato que contra su ho
sugerirle algunos zelos amargos, y nor intellaron, hasta que Dios nues
de pequeña centella encender grandetro Señor milagrosamente defendió
fuego, que cueste mucho de apagar, su inocencia por medio de su gran
ó que no se apague sino con la muer Profeta Daniel. (Dan. 13. per tot.)
te. Tanto es el conato del enemigo, Si alguna cortedad, o falta tuvie
que en su infernal aliento hace ar re su marido, debe la muger pru
der las prunas volantes, como dice dente suplirla, mirando por él, y
la sagrada escritura. Desde que las por el bien comun de su casa y fa
mugeres de Jerusalen alabaron mas milia. Para este fin provechoso ha
á David que á Saúl, se apresuró la de saber y guardar, y gastar segun lo
ruina y perdicion de este desventu pidieren los tiempos oportunos, y di
rado hombre, agitándole el demo versidad de ocasiones. Por esto dixo
nio con envidiosa emulacion para el sabio, que hay tiempo de guar
muchos desconciertos y furiosos dar, y tiempo de expender y gas
desafueros. tar. Esta prudentísima regla siguió
Apruebe la muger prudente todas aquella insigne muger Abigail; es
las operaciones de su marido, como posa del impío Nabal Carmelo; la
no sean malas, y sígale su condicion qual viendo que su nº rido perdia su
con mucha destreza ; porque esto casa por mo Socorrer al santo David
conduce mucho para la paz estima fugitivo, ella le socorrio liberal, y
ble de su casa. Jamas le desprecie libro á su imarido, y á su casa de la
por cosas buenas, aunque en ellas última y total destruccion y ruina.
le parezca tener algun exceso. Acuer Guárd ese mucho la muger casada
dese del castigo se asible, que LDios de dar n los consejos á su marido;
hizocon la princesa Michol, esposa de no sea que le pierda, y se pierda
62 La Familia Regulada.
á sí misma por su mala conciencia. cit, y privavit illas laboribus suis,
Esta fué la desventura de la impía (Eccli. 28. v. 19. No seq.) Y pre
Jezabél, la qual aconsejó á su espo guntando el Doctor Maximo San
so Acab que tiranamente quitase Gerónimo, qual es la lengua tercera
una viña que habia apetecido de un de quien se dicen tantos males? Res
pobre hombre, que no podia defen ponde, que quando altercan, y se
derse; y enojado Dios de semejante enfadan dos personas, la tercera á
crueldad, dispuso con su altísima quien qualquiera de ellas recurre
providencia, que á su marido le ma con su sentimiento, tiene la lengua
tasen, y á ella se la comiesen los tercera para mucho bien, ó para
perros. (5. Reg. 15. v. 13. o seq.) mucho mal; porque si aconseja bien
Si la señora viere enojado á su es se acaba luego la desazon; pero si
poso por el agravio que otras perso aconseja mal, redobla la inquietud,
nas le hubieren hecho, y él se lo re y un abisino llama á otro abismo, y
fiere, esté prevenida la muger pru. un daño á otro mayor. En tiempo
dente para no acabarle de precipi de inquietud conviene mucho mirar
tar: óygale con detencion, y déxele co quien se descubre el pecho.
que se desahogue, y dé lugar á la ira, Quando el marido corrige alguna
como aconseja el Apóstol San Pablo; cosa á su muger, debe ésta mostrar
(Rom. 12. v. 19.) y despues con estimacion y agradecimiento á su
mucha destreza persuádale con as buen afecto, y recibir la correccion
tucia santa, que es mas fácil y mas con humildad, sin aborrecerle por
provechoso el perdonar, que el eso; porque la Divina Escritura di
vengarse; que tal vez el desprecio ce, que quien aborrece la correcº
no fué tanto como le pareció; que cion sentirá los males que le ven
su sentimiento ha sido mayor que el drán por su altivez y soberbia.
motivo: y si nada basta por entón (Prov. 13. v. 18.) A mas de esto
ces, déxele hasta mejor sazon, que se sigue el desconsuelo molesto del
se le haya pasado la furia colérica, y pobre marido, que viendo se llevan
se logre mas bien su buen deseo. Si mal sus christianos y caritativos aviº
así lo hubiese hecho la desvenrurada sos, se aflige considerando irreme"
Jezabél con su esposo, no se hubie diable el mal de su casa.
ran visto en la fatal ruina que expe El Santo Tobías, sintiendo balar
T1II1eltarOIl. un corderillo en su casa, advirtió á su
. . Si la muger se halla inquieta y muger, que ¿ no fuese hurtado;
enojada con su marido, atienda mu lo qual sintió tanto aquella señorain,
cho de quien pide consejo, no sea considerada, que llenó de injurias º
que la acabe de perder. De la len su santo esposo, y éste se afligiº
gua tercera dice horrores la sagrada de manera, que rogó al Señor le sa"
Escritura; y entre otras muchas mal case de este mundo. (Tob. 2. v. º;
dades que dice de ella, es, que á o. seq.) Vean las señoras el mal
muchas mugeres casadas las ha preci que hacen, llevando con impacienº
pitado, apartándolas de sus maridos, soberbia las correcciones caritativº
y las privó de los bienes de su casa: y justas de sus maridos. ,
Lingua tertia mulieres viratas eje En las porfias y altercados º
Libro II. Capítulo VII. 63
se ofrecieren entre marido y muger, la presencia divina, como lo explica
procure la señora desistir la primera, el apóstol de Valencia San Vicente
y darle la razon á su esposo, ó ca Ferrer. (Quadr. Serm.)
llar; porque muchas veces sobre lo Quando su marido corrige á sus
que importa poco se levantan gran hijos ó criados no se le oponga, ni
des pesadumbres, que solo con callar los defienda la muger prudente, por
se atajan. El sábio dice en sus Prover que de esto se suelen seguir gravísi
bios el intolerable tormento que esmas pesadumbres y disgustos; y re
para un hombre de razon el vivir sulta, que los hijos se crien como
con una muger litigiosa en casa co brutos incultos y atrevidos, y que
mun; pero la muger prudente lo los criados se insolenten, y se pier
compone todo bien, callando á su da todo por el mal gobierno de la
tiempo, y observando lo mas conve casa. Si uno edifica, y otro destru
niente para decir lo que importa. ye, nada se consigue sino afliccion,
Es tambien obligacion precisa de y dolor, dice el Espíritu Santo. (Eccli.
la muger casada el seguir, y acompa 34. v. 28.)
fíar á su marido en toda buena y ma No sea porfiada la muger pruden
la fortuna, y entender, que des te, queriendo que su marido la des
pues de Dios, á ninguna otra perso cubra lo que sabe en secreto; y si al
na de este mundo debe estar mas su guno le descubriere, guárdele fideli
jeta que á su marido, en todo lo dad en callarlo, no sea que por su
que no sea contra su alma. Las mu indiscrecion se siga mas daño del
geres de los tres hijos de Noé, si que puede imaginar, y no pueda re
guiendo á sus maridos lograron su mediarlo. Si esta regla de discrecion
mayor fortuna en el Diluvio Univer y leatad hubiese guardado la ingra
sal. ( Genes. 7. v. 7.) ta Dálila, no se hubiera quedado
Selo en lo que es contra Dios, y tan presto sin esposo, ni este pade
contra el bien de su alma ha de dis ciera tanto como padeció en las ma
cordar la muger virtuosa de su mari nos tiranas de sus crueles enemigos.
do, no consintiendo jámas cosa al No diga jamas la muger discreta,
guna contra conciencia en el uso del ni permita decir en su presencia lo
matrimonio, ni en ninguna otra co que no sea mucha honra y estima
sa; respondiendo siempre no ha de cion de su marido; porque la honra y
convenir en cosa que sea pecado; por crédito del varon lo es tambien de
que no ha de condenar su alma por su esposa. Zele mucho en su casa el
darle gusto. Este es el fuego sagrado que los criados y criadas no digan
de discordia santa que quiso el Señor en casas agenas lo que pasa en la
poner en el mundo, y quiere se en suya; porque de esto se siguen gra-,
cienda en los eorazones humanos. ves inconvenientes; y aunque se les
(Luc 12. v. 49.) toleren otras faltas, estas no se les
Todo quanto por este santo moti deben disimular; como dirémos en
vo padecen las personas temerosas otro capítulo. /

de Dios, se las convertirá en mayor Nunca la muger prudente ha de


gloria eterna, y aun podrán llegar mandar á su marido, ni menos dará
á la palma y triunfo de mártires en entender que le manda, y que ella
64 La Familia Regul ida.
es la que hace y deshaee en casa; rioso triunfo contra el capitan ge
porque se le sigue grande ignominia neral Holofernes.
y deshonor á uu hombre honrado, de En alimentar á su esposo ha de
que se diga, que su nuger le man ser cuidadosa la muger prudente,
da; y la Escritura Sagrada diee mu observándole el gusto, y siéndole pun
chos desprecios de los hombres afe tual en tenerle la comida bien sazo
minados, que se dexan dominar de nada para su tiempo determinado.
las mugeres ; (Eecii. 22. v. 5. 3 Así lo hizo diligente la discreta Re
47. v. 22. º seq.) por lo qual, si beca, esposa del Patriarca Isaac, la
en algun caso particular se la ofrece qual preparando la comida, segun
á la muger discreta prevenir alguna tenia conocido que á su marido le
cosa á su esposo, sea de modo, que agradaba, consiguió la bendicion pa
no se entienda sale de ella la deter ra su amado hijo Jacob.
minacion. Tambien será justo, que la mu
Tenga tambien especial cuidado ger prudente ayude en sus trabajos á
la muger prudente de que su marido su marido, trabajando ella para ali
vaya con decencia, limpieza y ali mentarle quando su esposo no pudie
ño en el ornato exterior de su perso re trabajar. Así lo hacía la muger
na; porque de lo contrario se sigue, laboriosa del Santo Tobias, la qual
que sea despreciado de los que le se aplicaba á la obra de texer, como
tratan; y que á su muger la juzguen lo dice la Divina Escritura, y gana
de poco afectuosa, ú desaliñada y ba su jornal quotidian o para el gasto
descuidada en su primera obligacion. de su casa. (Tob. 2. v. 19.) Y la di
En la vestidura exterior lleva el chosa Ruth halló toda la buena for
hombre para con los prudentes el tuna recogiendo las espigas en el
testimonio de su persona, como di campo, que se caían de la mano de
ce el Sabio (Eccli. 17. v. 27.) los segadores. (Ruth. 2. v. 3.)
- El vestido y ornato de la muger En su casa, y en su labor ha de
prudente ha de ser conforme al gus ser constante, y de espacio la mu
to y voluntad de su marido; pero ger prudente y de buen gobierno;
debe estar prevenida en no desear y fuera de su casa siempre de prie
ni pedir galas excesivas á su estado, y sa, aprendiendo de la mejor esposa
á las conveniencias temporales de su que ha tenido el mundo, la Vir
casa; porque esto arruina las mayo gen Santísima, la qual hizo su via
res haciendas, y es causa de muchas ge con su feliz esposo San Josef
pesadumbres. La muger honrada ha á las montañas de Judá con festi
de ser aliñosa y curiosa, de tal ma nacion, y sin detenerse, como lo ad
nera, que le haga parecer bien al vierte el Sagrado Evangelio. (Luc.
vestido comun; y distinga los dias, 1. v. 39.) Las señoras que son ami
guardando las galas para quando las gas de visitas freqüentes, y espa
pide la razon y la solemnidad. Así lo ciosas fuera de su casa, no hay que
hizo la hermosa, prudente y fuerte tener cuidado aumenten mucho el
matrona Judith, que siendo viuda patrimonio de sus hijos; mas presto
guardaba las preciosas galas de su perderán lo que tienen, que aumen
juventud, y se las puso para el glo tarán lo que hallaron.
Libro II. Capítulo VII. 65
Ultimamente , cuiden las seño esta vida transitoria tan cumpli
ras prudentes de no dexarse ver fre damente feliz, que carezca de al
qüentemente por las ventanas de guna mortificacion.
sus casas, ni ser curiosas en ellas, El Apóstol S. Pablo dice que
y por ellas; porque entre los des los casados tendrán la tribulacion
órdenes de nuestra madre Eva, que de la carne. (1. Cor. 7. v. 2.)Y
fué la causa de nuestra ruina, po San Gerónimo, hace discreto redo
nen algunos Santos Padres el de la ble sobre esta especie de traba
curiosidad que tuvo de buscar res jo, diciendo, que si en lo que han
quicios y ventanas por donde viese de tener delicia hallarán molestia,
lo que pasaba fuera del Paraiso. qué será en otras innumerables
(Genes. 35. v. 1. 5 seq.) Y la per cosas, que por sí mismas ya son
dicion de Siquen tambien se origi desabridas y pesarosas
nó de dexarse ver en la ciudad la Apenas se halla hombre en el
hermosa desgraciada Dina. mundo, que esté cumplidamente
Observando con puntualidad es contento con su suerte, dice Sé
tas breves advertencias, la muger neca : Nemo sua sorte contentus. Y
prudente, espere del favor de Dios este es el principal origen de mu
nuestro Señor la dará verdadera chísimos desconsuelos; porque en
paz con su marido, la prosperará dándose lugar al desabrimiento y
su casa, la aumentará los bienes pesar del estado, aun lo que es
temporales, y la llenará de ben fácil se hace pasadísimo.
diciones del cielo; porque de Con alegres músicas suelen ce
Dios pende todo el bien en esta lebrarse las bodas; pero regular
vida y en la otra; y como primero mente duran poco, porque luego
se busque el reyno de Dios, todo se siguen los llantos, los cuidados,
lo demas se asegura de su divina las anxiedades, los recelos, las
mano. (Matth. 6. v. 33) mayores obligaciones, las necesi
dades de la casa, las discordias
CAPÍTULO VIII. de diversas condiciones; y el san
to matrimonio se hace tan pesa
Como los buenos casados deben coad do, que abruma á los que viven
yuvarse, y asistirse para llevar con en él con pocas conveniencias, y
paciencia christiana los trabajos del aun con muchas; y por último
estado , los infortunios de la casa, llega la muerte, y divide y apar
y otras varias tribulaciones ta á los que mas se estiman. Así
que les pueden venir. los extremos del gozo ocupa el,
llanto, como dice en sus prover
R. preciso suponer con el in bios el sábio. (Prov. 14. v. 13.)
signe maestro Boecio en su pre Es el matrimonio santo como
cioso libro, que escribió de Con una nave del mar tempestuoso de
solacion , que todos los morta este mundo, que quien entra en
les, cada uno en su estado, han ella se expone á muchas tempesta
de padecer algunas inexcusables des y furiosos vientos, los quales
ºolestias; porque ninguno es en quando vienen , se deben aguantar
- I
-/
66 La Familia Regulada.
y tolerar con paciencia christiana, Espíritu Santo, que así como el yu
esperando del Señor les asista, que go, que se mueve, y está mal ajus
es el que manda á los vientos, y tado, así es la muger mala para su
le obedecen , como se dice en el sa marido ; y lo misino será el marido
grado Evangelio. (Math. 9. v. 27.) impaciente, alborotado, y mal con
Los que se casan tengan por cier tento para con su pobre muger.
to, que han de pasar por semejan Sea, pues, la regla máxima pa
tes tribulaciones; piénsenlo prine ra entrambos, que se armen de pa
ro bien para que no se llamen á ciencia, y lleven uniformes su yu
enganQ. go santo, el qual les será menos gra
En esta navegacion procelosa, voso, si le llevan resignados, y sin
es la muger la compañera fiel de discordia. El Señor dixo, que los
su esposo, para que ámbos se con casados son un cuerpo: (Gen. 2.)
forten y se consuelen recíproca Y S. Juan Chrisóstomo dice, que
mente, y no se dexen perecer en así como el cuerpo nunca se aparta
el molesto naufragio. Por esto en de sí mismo, así no conviene que
la Divina Escritura á la muger se el varon se aparte de su muger, ni
llama compañera de su varon; y la muger de su marido, sino que
dixo Dios , , no convenia que el ambos de un ánimo concordese conº
hombre estuviese solo, sino que forten para llevar su cruz.
tuviese coadjutora semejante á sí Al varon le encarga el Espíritu
IIllSII1O. Santo, que no sea como leon en su
Acuérdense los casados, que es casa. (Eccli. 4.) Y á la muger se la
tán ligados el marido con la muger, exórta, que no sea impertinente,
y la muger con su marido, como ni porfiada, ni iracenda, ni impor”
dice S. Pablo; y si aprieta la li. tuna. Todo consta del sagrado Tex
gadura, no busquen el apartarse, to, y tambien nos consta de la vo
sino el consolarse. Si dos están li luntad de Dios, que quiere que
gados con vínculo indisoluble, todo los casados vivan en paz verdade.
lo que es quererse apartar el uno ra, conviniéndose juntos para lle
del otro, es atormentarse mas; sin var con paciencia y resignacion sanº
provecho alguno, y buscarse mayor ta los trabajos del estado. ,
tormento. Por esto dice el Apóstol Al vínculo matrimonial deben teº
al que está ligado á su muger con nerle los casados mucha reverencia,
el estrecho y apretado vínculo del considerando que por él ha de su”
matrimonio , que no , busque el frir el varon con ánimo paciente y
apartarse de ella: Alligatus ex uxo generoso los defectos de su muger,
riº Noli querere solutionem. y la muger los defectos y condi
El yugo que se lleva con pasos ciones ásperas de su varon.
uniformes, es menos gravoso, aun Para este santo propósito propºr
que en sí sea pesado; pero si los ne S. Basilio á todos los casados
dos coligados baxo el yugo andan el exemplo misterioso de la vibº
desiguales, para los dos es pesadí ra, y de la murena marina (º
simo; y aunque en sí sea leve, se exam. ad conjugat.) La vibora eº
vuelve intolerable. Por esto dice el una fiera venenosísima, y de Pºº
-
Libro II. Capítulo VIII. 67
versas condiciones: llama con su sil porque todo lo vence el amor: Om
vo para su consorte á la murena, 711 cl Ulh!Ctt (17101". -

y esta corresponde á sus voces sin Es digno reparo del Abad Ru


reparar en sus venenosas propieda perto, que quando Christo Señor
des; y entónces la vibora vomita nuestro dixo habia venido al maun
su pestífero veneno para no dañar do para separar santamente al hijo
con él á su consorte. Así, dice el de su padre, á la hija de su ma
glorioso Santo, debe hacer la mu dre, y á la muera de su suegra,
ger con su esposo, y el marido con nunca dixo que habia venido á se
su esposa. En oyendo ésta la voz parar á la muger de su marido, ni
de su marido ha de obedecerle, y al marido de su muger; porque en
por ninguna causa condicional ha estos siempre quiso perfecta concor
de pensar en apartarse de él. Si su dia, y que solo dexen de conve
marido es inquieto, turbulento, y nir el uno con el otro en lo que
ocioso, acuérdese que está casada es contra Dios, y contra sus almas,
con él. Si es de mala condicion, fe como arriba dexamos advertido; an
roz y desatento, considere que es tes bien tratando de las separacio
su esposo. Si es disparatado, sedi nes, y seqüestros entre los casados,
cioso, desamorado é ingrato, acuér dixo el Señor aquella notable sen
dese que ya por su matrimonio san tencia, que el hombre no separe,
to es una cosa con él, y que no es ni aparte á los que Dios juntó: Quos
dueña y señora de su cuerpo, como Deus conjunxit, homo non separet.
dice el apóstol S. Pablo; (1. Cor. El varon para su muger, y la
7. v. 4.) y asimismo considere el muger para con su marido deben
marido la sujecion humilde de su ser afectuosísimos, como insinúa el
muger, para templar su mala con Espíritu Santo por boca del sábio,
dicion, y uno á otro se sufran y por aquellas palabras: Sit tibi uxor
toleren sus faltas para vivir en sana sicut cerva charisima; que sea la mu
paz ; pues nadie vive en esta vida ger para su esposo como cierva di
mortal sin algunas faltas, como dice ligentísima y amorosa, y el ma
el comun Proverbio: Nemo sine cri rido para su muger como ciervo
mine vivit. -

veloz para darla gusto. Porque de


Si entre los casados no hay dis los ciervos, dice Plutarco, que no
cordia, facilmente se llevan, y se tienen hiel; y así han de ser los fie
toleran todas las molestias del es les esposos, que no tengan hiel de
tado y de la casa. Así como la liga amargura ni desazon enfadosa uno
dura toma fuerzas por la comisura con otro, sino que se amen, y vi
y union de los leños que están li van en perfecta caridad y con
gados, así dice Plutarco, el víncu cordia.
le del santo matrimonio se corro Otra buena propiedad tienen los
bora por la estrecha union de las ciervos dice Plutarco, y es, que
voluntades del marido y la muger; quando pasan algun brazo de mar,
y mientras no se rompe esta feliz ó algun rio proceloso, van, siem
union de los afectos, no hay tra pre juntos, y asistiéndose y coad
bajo que del todo los desconsuele; yuvándose los unos á los otros,
I 2
68 La Familia Regulada.
de tal manera, que siempre atien de todo bien. (Jacob. 1. v. 17.) Si
den al mas necesitado para socor estas diligencias christianas no apro
rerle. Y así deben ser los casados vechan, no se exáspere, ni se des
para pasar el mar tempestuoso de consuele el hombre juicioso, sino
este mundo, que jamás se han de resuélvase á tolerar lo que no pue
separar uno de otro, sino asistirse de remediar. Esa será su suerte,
y ayudarse el uno al otro, aten quando así lo ha dispuesto el Señor.
diendo siempre al mas necesitado, Del insigne Sócrates se escribe,
para darle fortaleza y consuelo, so que tenia una muger litigiosa, im
portándose recíprocamente con ver paciente, y mal condicionada; y
dadera y perfecta caridad, como preguntándole un amigo suyo, co
les enseña el apóstol, y llevando mo tenia paciencia con muger tan
el uno la carga de otro, porque inquieta º respondió: Quien quiere
así se cumple la ley santa de Chris huebos frescos en su casa, debe tener
to Señor nuestro. (Ephes. 4. a Ga paciencia ¿ sufrir los cantos im
lat. 6.) portunos de las gallinas.
El apóstol S. Pablo enseña tam De este gran Filósofo hablaba sin
bien cómo debe el varon amar á duda S. Juan Chrisóstomo, del
su muger, diciendo, la ame como qual refiere, que preguntándole,
Christo amó á su santa Iglesia: (Eph. cómo hacia para sufrir las continuas
5. v. 27.) en lo qual es justo se impertinencias de su muger? res
note, que aunque en la Iglesia ha pondió, que para tener paciencia
ya muchos malos y perversos, nun fuera de su casa, se enseñaba tenién
ca el Señor la desampara, ni abor dola con su muger, y juzgaba ser
rece, sino que á los malos los cor disposicion divina aquel exercicio de
rige, los amonesta, y los espera á continua tolerancia, en que el Señor
penitencia : así el varon nunca de le habia puesto.
be dexar á su muger, aunque en Esta misma regla general debe
ella vea muchos defectos, sino cor observar la muger prudente con los
regirla, y amonestarla con amor defectos de su marido, censiderando
y caridad, fiando principalmente de que, ó se han de quitar, ó se han
Dios nuestro señor la dará auxilios de tolerar. Para quitarlos se ha de
para que se enmiende. Del mismo valer de astutas y oportunas amo
modo la muger prudente ha de to nestaciones benignas, encomendán
lerar los defectos y faltas de su dolo Dios, en cuya mano podero
marido, encomendándole á. Dios sa está el remedio: y si con esto no
para que se corrija, y ambos se halláre enmienda, ármese de pacien
salven. cia, y no desconsolarse, ni afligirse
El defecto condicional, ó vicio demasiado, porque la impaciencia
so de su muger, ó le ha de qui es orígen de muchos daños, como lo
tar su marido, ó le ha de tolerar. escribe el sábio en sus Proverbios,
Para quitarle será preciso que la (Prov. 19. v. 19.) -

amoneste con caridad, y la corrija El varon prudente ha de consider


con afectuosa blandura, y la en rar, que entre todos los males de su
comiende á Dios, de quien proce casa, ninguno le puede ser mayº
Libro II. Capítulo VIII. 69
molestia, que el no tener contenta á sentencia del Altísimo Dios; y en la
su esposa. Este es el célebre discurº ley de gracia la confirmó Christo Se
so de S. Juan Chrisóstomo, el qual ñor nuestro en su santo Evangelio.
dice, que si todos los infortunios de (Matt. 1o. v. 7.) Exemplo grande
esta vida mortal se han de llevar con para los hombres casados les dexó
paciencia, mucho mas conviene te aquel insigne varon, de quien refie
nerla con el de la propia muger; re Fulgosio, que habiéndose cubier
porque en teniéndola destemplada, to de lepra su muger, nunca deter
e llena de enfados toda la casa, y es minó apartarse de ella, diciendo,
horror el haber de vivir de dia y no que pues Dios los habia juntado, él
che con ella; por lo qual dice el San no queria dexarla; y á mas de esto
to, que si tu muger es pobre, no la consideraba, que otra mas enferma,
desconsueles con lo que ántes debias y mas impedida le podia haber dado
haber mirado; si es necia, así era nuestro Señor.
ántes que se casase contigo; si es Otro exemplar célebre para las se
ebriosa, no la curará tu impaciencia; ñoras casadas refiere Plutarco, el
si es iracunda, compadécete de ella, qual dice de una mugerinsigne, que
y en todos sus males y defectos atien teniendo un marido jugador, de ma
de y considera que ya es muger tuya, lísimas condiciones, y persuadiéndo
y no puede ser otra. Debes venerar lá otras personas que se apartase de
los altísimos juicios de Dios, y árma él; respondió, que no se habia de
te de paciencia, y confórmate con la
dexar la miel por las picaduras de la
divina voluntad.
abeja, ni era bien arrojar la capa
-

Considere el varon prudente su por el viento frio contrario que se


dignidad, y compadézcase de su mu la quiere quitar, sino ántes bien re
ger por su natural imbecilidad y tenerla entónces, y con mas cuida
flaqueza. Es el hombre cabeza de su do, quanto mas furioso es el viento.
muger, como dice el Apóstol, y San Ambrosio dice, (Epist. 82.)
por eso debe atender compasivamen no es digna de esposo la muger que
te á la dolencia de su esposa, de tiene el genio furioso: Non est dig
quien es cabeza. No quiere la cabe na conjugio, que est dedita jurgio.
za que se divida su cuerpo, sino Aprendan las mugeres casadas de la
que se sane; y si no se sana, que no sencilla paloma, de quien escribe Pli
se empeore, ni menos que se le apar nio que jamás se aparta de su con
te, ni se le separe; porque de todo sorte, sea éste de la condicion que
el daño del cuerpo la toca el mas in fuere.
tenso y principal dolor á la cabeza. Entre las mugeres ilustres, que
Todo este ingenioso y verdadero han guardado perfecta lealtady amor
discurso es de S. Juan Chrisóstomo. á sus maridos, es dignamente cele
Es ignominia indecorosa de un brada aquella esposa del Rey de Ar
hombre de sano juicio el hacer inju menia, de quien escribe Xenofonte,
ria á una muger, que dexó á su pa que habiendo estado muchos años en
dre y á su madre por vivir con él; el Palacio del Rey de Persia ausen
y él dexó á su padre y á su madre te de su esposo, siendo preguntada
Por vivir con, ella , conforme á la lo que habia visto en aquella tierra
7o La Fanmilia
Regulada.
extraña? respondió, que en ninguna lias, y Dios las llena de bendiciones
cosa habia puesto la atencion, tenien del cielo. El sábio dice, que los
do solo presente á su marido en la padres dan á los hijos las convenien
memoria. - - -
cias y riquezas; pero que de solo
Si dixeren las señoras casadas mal Dios misericordioso procede el darle
contentas, que estos insignes exem á un hombre una muger prudente y
plares se entienden para con los ma virtuosa, con la qual viva en perfec
ridos, que corresponden como de ta paz, y verdadera concordia.
ben al buen afecto de sus esposas, ( Prov. 59. v. 14.) Esto es muy
acuérdense de la prudentísima Abi del gusto y servicio de Dios nues
gail, muger de Nabal Carmelo, de tro Señor.
quien dice la Sagrada Escritura, que Deseando el insigne S. Macario
era un hombre brutal, iniquo, ne saber, si su vida solitaria era del
cio, estulto y ebrioso; y no obstante agrado del Altísimo, y en qué grado
que tenia estas perversas condicio estaba la perfeccion de su alma, le
nes, su prudente muger le toleraba, fué respondido, que aun no llegaba
le asistia, y le sufria con mucha pa á la perfeccion de dos mugeres de la
ciciencia, dexando glorioso exemplo Ciudad de Alexandría. Hizo el San
á las mugeres que tuvieren semejantes to la diligencia de buscarlas, como
maridos, para que exercitándose en se dice en las vidas de los Santos Pa
virtuosa tolerancia, consigan la vi dres; y halló eran dos señoras que
da eterna. (1. Reg. 15. per tot.) vivian con suma paz en el estado
del santo matrimonio, las quales po
C A PíT ULO IX. nian todo su cuidado en servir á
Dios, y no displacer á sus maridos;.
Quán importante sea la paz entre y éstos tambien eran muy temerosos
los casados, los muchos bienes del Señor, que no perturbarbaná
que de ella se siguen, y los im susViendo
esposas.
ponderables males de la dis esta maravilla el varon
cordia, santo, exclamó, y dixo: Verdade
ramente conozco, que en qualquier
La paz y concordia entre los ca estado agrada á nuestro Dios la pu
reza de corazon humano; de tal
sados, no solo , es del agrado, de
Dios, sí tambien es edificacion manera, que la virtud de los casa
del mundo, consuelo y exem dos, que viven en sana paz, puede
plo de los pueblos, y aproba alguna vez exceder á la santidad y
cion de los hombres. Por esto dice perfeccion de muchas Vírgenes y
el Espíritu Santo, que el varon y monges, porque Dios atiende al co
la muger que viven con una volun razon de la criatura racional. (In vit.
tad y un querer, es una de las tres Patr. lib. 6. S. 1.)
cosas principales que parecen bien Otro caso notable refiere S. Juaa
á Dios y á los hombres. (Eccl. 25, Damasceno de un virtuoso jóven,
v. .) que proponiéndole su padre un ma
Esta virtuosa paz es la que pros trimonio riquísimo, respondió con
pera las casas, hace felices á las fami humildad, y dixo, que mas queria
Libro II. Capítulo IX. 7r
casarse con una muger pobre y vir Por el contrario, la discordia in
tuosa, con quien viviese en paz toda feliz, es anuncio fatal de toda ruina
su vida, que con la mas rica del y desventura; porque como dice el
mundo, si con ella no habia de te sagrado Texto, Dios nuestro Señor
ner la paz y quietud de su alma, que no es Dios de disension, sino de paz.
deseaba. Así lo hizo, casándose con Dios es caridad, y los que viven en
la hija de un hombre, pobre y hon caridad están en Dios, y l)ios en
rado; y en premio de su virtud le ellos, como dice, ilustrado del cie
llenó Dios de conveniencias tempo lo, el amado discípulo de Jesu
rales, y vivió en su matrimonio christo San Juan. -

COInO llIl Sa IltO. - * La casa desventurada donde no


La paz y concordia en el santo hay, union y paz, sino continua
matrimonio, es lo principal para la guerra, disgustos, litigios, pesa
vida felíz en este estado; porque co dumbres y discordias, no parece ca
mo dice el Espíritu Santo, mas vale sa de christianos, sino habitacion
un pedazo de pan con paz y sosie horrorosa de demonios, donde no se
oyen alabanzas divinas, sino maldi
go, que las dos manos llenas de ri
ciones, juramentos y blasfemias. El
quezas con inquietudes y pesadum
marido fuerte guerrea y pleytea con
bres molestas. (Eccl. 4. v. 7.) Con
la muger impaciente, y ambos se
paz, lo poco es mucho; y sin paz, lo
mucho es nada. Amás, que en ha avecinan para su perdicion y caida
biendo paz virtuosa en una casa, fatal, como lo dice llorando el santo
Dios la aumenta sus bienes tempo Profeta Jeremías en el cap. 46. v.
rales por los medios oportunos de su 12. Fortis impegit fortem, o am
altísima providencia. - bo pariter conciderunt. No quieren
".

Entre todos los signos del año so ceder el uno al otro, y se pierden
lar, el que pone á los hombres en entrambos.
mayores esperanzas de sus bienes Así se cumple la sentencia infali
temporales, es el de Géminis, y ble de nuestro Señor Jesuchristo,
éste es el signo de la paz y concor el qual dice, que la casa que se di
dia, porque le pintan los Astróno vide con discordia, se arruinará sin
mos con el símbolo de dos niños remedio: Domus divisa contra se,
abrazados el uno con el otro, en non stabit. (Matt. 12. v. 25.) Y á
que se significa la union y la paz. mas de ser de fé católica, nos lo
Este signo le aplican al mes de Ma enseña cada dia la experiencia, que
yo, que es quando todos los árboles la casa donde no hay paz christiana,
están coronados de hermosas flores, presto se asuela. . . . . -

dando á los mortales las alegres es Lo mas lamentable de las discor


peranzas de sus frutos. Y por esto dias domiciliares es, que sobre per
tambien la sagrada Escritura, des derse y arruinarse las conveniencias
pues de la peticion de la paz: Fiat temporales, llevan continuamente
pax in virtute tua, añade inmedia inquietas y perdidas sus almas, que
tamente la de la abundancia en to es carga cerrada de trabajos eternos
dos sus bienes: Et abundantia in y t ansitorios, comenzando desde as
turribus tuis. º r - te mando los aborrecimientos amar
72 La Familia Regulada. -

gos, que se continuarán en el abis dro , que estémos advertidos de


mo de los infiernos, si con tiempo resistir constantes al infatigable
no tratan eficazmente de su remedio. diablo, que nos quiere devorar y
El Apóstol S. Pablo les declara esta perder. (1. Per. 5. v. 8.)
verdad innegable, diciendo , que Es condicion infernal del demo
las contenciones, discordias , emu nio el no cansarse de buscar nuestra
laciones, iras, venganzas, disensio.
perdicion eterna; que como él se ha
nes, enfados y contiendas, mani lla perdido, nos quiere perder áto
fiestamente son obras malas; y los dos. Si una tentacion le sale mal,
que así viven en ellas, no conseguientra luego con otra, y son inúme
rán la posesion estimable del reynorables sus artes depravadas para
de los cielos. (Galat. 5. v. 15. y nuestro daño. Es grande su ira fu
seq.) riosa contra nosotros; y quanto
De este desórden capital se origi menos tiempo tiene, por la breve
nan otros muchos daños, que tam dad de nuestra vida mortal, se da
bien son notorios: como son el mal mayor priesa , segun nos lo dexó
exemplo del pueblo, el escándalo escrito en su misterioso apocalipsis
de los vecinos, la turbacion de los el Evangelista S. Juan. -

parientes, la perdicion de los hijos, Los medios mas comunes por


el mal gobierno de la casa, el des donde este cruel enemigo de nues
consuelo y disolucion de los criados tras almas suele poner cisma y dis
y criadas, los lamentos de toda la cordia perniciosa entre los casados,
familia, las desazones de las comi son los siguientes: Unas veces per
das y cenas, las maldiciones y ju suade Satanas al varon, que su mu
ramentos á todas horas, sus confe ger no tiene las buenas prendas y
siones y comuniones sacrílegas, lle conveniencias temporalesque élima
gándose á ellas sin verdadero propó ginó antes de casarse con ella; y S0
sito de la enmienda; y así se hace bre esto le sugiere con demasiada
en ellos aquella procesion de males, fuerza, para que la cobre horror y
que anuncia el Espíritu Santo al va viva disgustado; y como no es fácil
ron indisciplinado y estulto. ( Eccli. dexar de decir el hombre inmortifi
2o. v. 9.) - - -
cado su concepto; segun se dice en
Sabiendo el demonio tanta copia la sagrada Escritura, (Matt. 12.0,
de males como se siguen de la - dis 34.) de la abundancia de amargura
cordia entre los casados, no dexa de su corazon habla su lengua; lle
camino, ni senda, ni piedra sin mo na de desconsuelos á su pobre muger,
ver, hasta que consigue su intento y de ésta pasa á sus parientes, y de
depravado de quitar la paz en las enfados en enfados pasan á fatalisi
casas de los católicos cristianos. Da mos empeños y desgracias escándalº
vueltas circulares , como rabioso sas, que ojalá no hubiese de ellas en
leon, buscando desvelado por don en los pueblos tantas experiencias
de introducir la maldita semilla Véase lo que sobre este punto ya de
de la cizaña. Para evitar este xamos dicho en otro capítulo.
gravísimo daño nos avisa el Prín Otras veces el demonio tentador
cipe de los Apóstoles San Pe perturba el corazon sencillo del honº"
Libro II. Capítulo IX.
bre casado con porfiadas sugestiones, como si ellas tuviesen la culpa de lo
de que no estaba su esposa con la de que Dios dispone por sus altísimos
cencia, honor, estimacion, integri juicios incomprehensibles. En vez
dad y honestidad que debia; quando de consolarlas, como lo hizo discre
con él se casó ; y si presto con va tamente el insigne varon Elcana com,
lentia generosa de noble ánimo no su afligida esposa Ana. (1. Reg. 1.
se desecha tan ofensiva y temeraria v. 8.) las llenan de improperios y
sugestion, es un horror impondera desprecios, con que las aumentan su
ble el extremo desesperado á que penoso desconsuelo, y turban la
suele llegar. Si este fuego del infier paz estimable de su casa, sin ras
no no se ataja en su principio, no zon alguna. . . . -

hay que esperar sino desventuras so Otros hombres casados, con me


bre desventuras; y si á semejante nos fundamento, se disgustan y se
centella del enemigo la sopla la per quejan de sus mugeres, porque no
niciosa lengua tercera del mal con tienen hijos varones, y que llenan
sejo, de quien hicimos mencion en de hijas su casa, y por esto las des
el capítulo séptimo, se levanta un precian tan injustamente, como se
fuego voraz inextinguible, que lo dexa conocer. Esta barbaridad de
abrasa todo, cebándose en la repu hombres inconsiderados se ha de cu
tacion, en la vida, honra y ha rar, persuadiéndoles, que yerran en
cienda, y acabando con la casa. el camino verdadero, para que Dios
Este era un asunto tan gravísimo los consuele ; porque no consiste su
en la ley antigua, que para atajar remedio en desconsolarse, y turbar
sus imponderables daños, y averi la paz de su casa, sino en hacer mu
guar la verdad, se recurria á dili chas obras de piedad christiana con
gencias de justicia molestísimas, que los pobres del Señor, y así consegui
se pueden leer en el sagrado Texto. rán de Dios lo que desean, como
(Deut. 2. v. 13. 5 seq.) Yo supli la sucedió á la feliz y piadosa Su
co por las llagas de nuestro Señor namitis, segun se refiere en la sa
Jesuchristo á todos los que pade grada Escritura. (4. Reg. 4. v. 14.
cen semejante trabajo, no lo comu No seq.) - -

niquen, ni busquen el consejo, de Otras veces se origina la discordia


quien los ha de precipitar, sino de perniciosa de las casas por motivo
quien tenga las dos calidades prin y causa de las suegras y nueras, yer
cipales para su remedio, que son el nos y suegros. Otras veces por los
ser hombre docto y temeroso de zelos criminosos de los varones con
Dios: con éste comuniquen, ha sus mugeres, y de estas con sus ma
blen y descubran bien su penetran ridos. Y porque estos gravísimos ma
te dolor, y hallarán el verdadero les piden mas fundamentales reme
consuelo. -
dios, hablaréinos de ellos en los ca
A otros pobres hombres inconsi pítulos siguientes,
derados los quiere poner el astuto
demonio en aborrecimiento de sus
pobres mugeres, con el motivo irra
cional de que no tienen succesion,
74. La Familia Regulada.
manda Dios á los hijos, que hon
c A PíT UL o X. ren y asistan á sus padres, para
que sean felices en este mundo, y
Como las nueras y suegras, yer vivan muchos años sobre la faz de
nos y suegros se han de vencer y la tierra, para el mayor bien de
regular, en obsequio de la paz y sus almas. (Exod. 2o. v. 12.)
bien comun de la casa. Ya dexamos escrito en el capítu
lo quinto de este libro segundo, que
la muger prudente ha de tener es
Fue sentencia declaratoria de pecial cuidado de obsequiar, asis
Dios nuestro Señor, que el hom tir, y cortejar á los parientes de su
bre dexaría á su padre y su madre, marido; y el varon discreto le ha
se iria con su muger. Y nuestro de tener de cortejar á los parien
se, Jesuchristo dixo en su san tes de su muger; porque este es
to Evangelio, que habia venido al verdadero testimonio de que mú
mundo á separar al hijo de su pa tuamente se estimen el uno al otro,
dre, á la hija de su madre, y á la segun aquel proverbio vulgar: quien
nuera de su suegra; lo qual se en bien quiere al principal, tambien
tiende, quando unos á otros se sir estima al colateral. De este princi
ven de embarazo para el servicio de pio político se infiere; que estinan
Dios y perfeccion christiana, co do la muger prudente á los parien
mo lo explica bien S. Gregorio el tes de su marido, estimará mas á
Grande. (Homi. 37. in Ev.) los padres de su esposo, que son
Por esta razon fundamental es sus , suegros; y cortejando el mari
conveniente que los casados se es do á los parientes de su muger,
tén en su casa, y en ella sirvan obsequiará mas á los padres de ella,
á Dios con paz y quietud, sin que que son sus mayores, y mas pró
nadie los perturbe. Mas porque mu ximos afines parientes, y suegros
chas veces importa no separarse los suyos. Así parece convencer la ra
hijos de los padres, sino vivir to zon, y se consigue el intento.
dos juntos, á menos gasto, ó para - El santo Evangelio nos ofrece
mejor gobierno, dirémos en este ca prueba concluyente para este argu
pítulo lo que les conviene obser mento. Curó Christo Señor nues
var para vivir en sana paz y con tro á la suegra de su Apóstol San
cordia, venerándose y estimándo Pedro , y luego se levantó de la
se, y atendiéndose unos á otros con cama la buena muger para servir al
el debido respeto, previéndose, y Señor, que la habia sanado. (Luc.
adelantándose recíprocamente el ho 4. v. 48.5 seq.) En este caso mila
nor, como lo aconseja á todos el groso pudo conocer la buena suegra,
Apóstol S. Pablo. que la habia sido de provecho el
El suegro y la suegra siempre yerno santo; y la favorecida sue
deben ser atendidos, venerados y gra cumplió tambien con su obli
respetados de los jóvenes, por mas gacion, obsequiando, y sirviendo
ancianos y mas experimentados en al favorecedor de su santo yerno.
el gobierno de la casa, y porque Así deben corresponderse en recí
Libro II. Capítulo X. - 75
procos obsequios y favores los yer cumento, persuadiéndose, que to
nos y suegras. dos los cariñosos obsequios que
Un exemplar imitable de como el suegro hace á su yerno, ceden
deben ser los suegros y yernos nos en mayor estimacion y honra de
ofrece la sagrada Escritura en el san su hija.
to Moysés, y su suegro Jetro. Apa De prudentes y cariñosas nue
centaba el yerno los ganados de su ras se hallará un digno exemplar
suegro; porque los yernos deben en el libro primero de los Reyes
atender á las conveniencias de la donde se hace mencion de la nue
casa de sus suegros, cuyas conve ra de Heli, casada con su hijo Fi
niencias temporales, tambien lo son nees; á la qual diciéndole, que su
suyas propias. Dios le favoreció á esposo y e su suegro habian, muer
Moysés, porque era santo y , per to, sintió tan íntimo dolor, que la
fecto, y guardaba los debidos res puso tambien á morir; y es dig
petos y atenciones á su suegro. nísimo de notar, que segun la con
Hallóse el yerno en grandes traba textura de las palabras del sagrado
jos, y el suegro atendió tambien á Texto, igualmente, se pondera su
su alivio, como consta del sagrado dolor intenso por la muerte de su
Texto. - - 1 - - suegro, que por la muerte de su
-

Así deben ser los suegros y yer marido. - - -

hos; que estos atiendan al bien de De buenas suegras y nueras nos


la casa, y á los sanos consejos de sus ofrece tambien un exemplar mis
suegros, y estos tambien apliquen terioso el sagrado libro de Ruth,
- su cuidado para el alivio y descan donde se refiere, que aquella mu
so de sus atentos yernos. El yer ger insigne, llamada Noemi, espo-;
10 veneró á su suegro, y ambos sa del famoso Elimelech, tenia dos ,
se hablaban con palabras pacíficas, hijos, que casaron con dos herma
conferenciando benignos sobre el nas, las quales en breve tiempo
mejor acierto de las ocurrentes ope quedaron viudas; pero su santa sue
raciones; y Dios convino, en que gra fué tan amorosa madre con ellas,
se siguiese el prudente consejo del que las tenia en su casa, cono. si
suegro al yerno. o y fuesen sus propias hijas. Las virtuo

Otro célebre exemplar de buenos sas y afectuosas nueras la tenian


suegros refiere la divina escritura en en lugar de madre, y como á tal
el libro de los jueces, y es de un la respetaban y veneraban, obede
honrado Betlehemita, el qual vien ciéndola en todo; y así vivian sue
do en su casa á su yerno y á su hi gra y nueras como unos angeles,
ja, le llenó de favores y de regalos, y, eran el exemplo de todo el pue
obligándole á perseverar en ella con blo, porque entre ellas, no se oía.
alectuosas demostraciones de ver una voz de discordia, ni pesa
dadera estimacion, que el sagrado. dumbre.
Texto las escribe muy por exten De aquí resultó, que obedecien
so para enseñanza de los mortales, do la dichosa muera Ruth los bue
(Judic. 19. v. ... y seq.) de o que nos consejos de su prudente suegra
deben sacar los suegros práctico do-, Noemi, halló su mayor fortuna, y
FK z
76 La Familia Regulada.
tuvo lugar con los progenitores de tu primer marido, y que has dexa
Christo Señor nuestro, como se do tus propias conveniencias por no
refiere en el santo Evangelio de San desampararla; Dios te pague tan
Mateo. (Cap. 1. v. 5.) . buena obra, y te haga feliz, lle
Estas condiciones estimables de nándote de bendiciones del cielo,
buena IIuera la quisieron enseñar sus (Ruth 2. v. . . 3 seq.)
padres á la dichosa Sara su hija, La divina Historia prosigue mas
esposa feliz del santo Tobías el jó— largamente, pero esto es lo que
ven, quando la dieron la bendicion - mas hace para mi intento; y es, que
paternal para que se fuese con su las señoras nueras se persuadan ha
marido; y lo primero que la amo cer su misina conveniencia en ser
nestaron fué, que honra se y esti atentas, humildes y dóciles con
mase á sus suegros; lo segundo, sus señoras suegras; porque así son
que amase á su marido; lo terce aceptas, y expectables á los ojos
ro, que cuidase de regir bien la fa de Dios y de los hombres, y la
milia; lo quarto, que gobernase dis honra que ganan con su prudente
cretamente su casa ; y lo quinto, atencion, las durará toda la vida;
que siempre se conservase irrepre y si se ofrece el caso contingente
hensible. Con este mismo orden es de faltar su esposo, las queda el
tan los encargos que la hicieron en estimable crédito de su laudable
el sagrado Texto, donde es de no procedimiento, que no las dexará
tar, que el primero fué honrar, y sin decente conveniencia. . . .
atender con el debido respeto á sus - Así como queda dicho en este ca
suegros, juzgando ser este el pun pítulo han de ser los suegros y los
to principal para su deseada feli yernos, las nueras y las suegras. Pe
cidad, r
ro la lástima es, que no sucede así
Con estas virtuosas condiciones en algunas casas desventuradas, don
se hace estimable la buena nuera, y de por la discordia fatal de las nue
asegura su estimacion y convenien ras y suegras, yernos y suegros vi.
cias; no solo la que tiene presen ven como Genízaros, y se hacen
tes, sí tambien otras para los tiem la fabula del pueblo. No se puede
pos futuros, adquiriendo el buen ocultar el fuego, como dice el Es
nombre, que es mejor que las mu píritu Santo. * -- º *

chas riquezas, como dice el sábio Hay algunos suegros avarientos


en sus proverbios. y codiciosos, que aunque el yer :
- Así aseguró sus mayores prospe no sea un santo, siempre les pare
ridades la feliz nuera de la insigne ce que ellos se pierden, y el yer
matrona Noemí, y lo dice expre no se prospera, y se hace rico, co
samente ha divina Escritura, porque mo si todo no quedase en casa. De
hablando de sus segundas nupcias, esta mala contdicion era el suegro
la dixo su segundo marido estas pa del Patriarca Jacob, el qual vien
labras: han llegado á mi noticia do que los ganados de su yerno se
los buenos oficios, y honrada cor-, aumentaban, repetidas veces mudó
respondencia que has tenido con los conciertos con él, como lo ad
tu suegra despues de la muerte de vierte, el sagrado Texto, y siempre
3.
Libro II. eophulo x. 77
iban en los disgustos de'mal en peor, haber grandísimos trabajos, origi
hasta que el santo yerno se vió pre nándose muchos pesares y discor
cisado á apartarse de su suegro. dias sobre el mando y gobierno de
Otras veces convienen el suegro la casa. El Santo Profeta Michéas,
y el yerno; mas es para mal, y es entre las plagas lamentable del pue
to es peor. Así convinieron en la blo de Dios pone esta de las nueras
muerte de Christo, Anás y Cayfas, indómitas, que se levantan sober
que eran suegro y yerno, y alter bias contra sus suegras, no respe
naban indignamente en el Sumo Pon tando como deben á la venerable
tificado. (Joan. 18. v. 13.) ancianidad; y concluye el Profeta
Hay otra clase de suegros ma diciendo, que los enemigos del hom
lignos y dolosos, que teniendo uno bre son sus domésticos, lo qual
yernos atentos y honrados, los tra tambien Christo Señor nuestro lo
tan con engaño y falacia, buscán dixo en su santo Evangelio. (Matth.
dolos asechanzas para perderlos. Es Io. v. 36.)
ta mala fortuna tuvo el grande Ale Al yerno juicioso pertenece hon
xandro, que en la divina Escritu rar á su madre, y á su esposa; de
ra tiene por apellido el noble; y tal manera, que ambas queden de
era tan pacífico, que el mismo sa bidamente estimadas, y él se pon
grado Texto le da el glorioso títu ga de por medio, para componer
lo de Príncipe de paz en sus pala sus diferencias con estimacion y
bras. No obstante, su maldito y en gloria de entrambas. Así lo hizo el
gañoso suegro le usurpó sus luga sábio y prudente Salomón, fabri
res y sus tierras, armándole trai cando un ma gestuoso trono con
cion para perderle, como de facto tres sillas preciosas: á la mano de
no paró hasta conseguirlo, segun recha ponia á su madre, y á la si
refiere largamente el libro primero niestra á su esposa, y el sábio Rey
de los Macabeos. Verdad es, que en medio de la suegra y la nuera,
tambien su maligno suegro se per como quien promediaba para su paz
dió á sí mismo; porque esto tiene la y concordia, con gloria y estima
depravada malicia del sedicioso, que cion de las dos. (Cant. 3. v. 9.)
perdiendo á otros, perece con ellos. Y en la biblia máxima se dice,
Aun parece mas abominable la que esto lo hizo el sábio Salomón,
plaga de los malos suegros, de quien para que las demas de Palestina y
hace mencion el Profeta EzequiéI de Jerusalen las tuviesen la debi
(cap. 22. v. II.) en aquellas pala da reverencia; porque si hay paz
bras: Socer nurum suam poluit ne entre la suegra y la nuera, se hacen
jarié; sobre lo qual se debe andar ambas respetables; y si en ellas hay
con mucho cuidado, porque el de discordia, se hacen contentibles
monio tienta por todos los caminos, y comunes. El Texto dice, que el
unas veces por aversion y discor trono misterioso se fabricó median
dia, otras por amor torpe y desor do la caridad; porque sin esta prin
denado; y como pase ávicio, to cipal virtud no hay cosa buena, co
do es malo, y se debe remediar. mo dice el Apóstol.
Entre las nueras y suegras suele La nuera debe honrar y venerar
73 La Familia Regulada.
á la suegra, y esta debe tratar afec
tuosamente, como hija, á la nue CAPÍTULO XI.
ra; y cada una en su tiempo opor
tuno ha de ceder algo de su dere Del horroroso trabajo de los zelo
cho en obsequio de la paz de la - entre los casados, y quán diji
casa. S. Pablo dice, que la cari cultoso sea su remedio.
dad es paciente, benigna, no tie v. . -

ne emulacion ni envidia no se bur DVul gravísimo trabajo de los ze.


la de nadie, no se ensoberbece, no los le explica dignamente el Es.
es ambiciosa, no busca su interes, píritu Santo, diciendo, que el
no se irrita, no piensa mal ni ha amor y dileccion es fuerte como la
ce juicios temerarios, sino que to muerte, y la emulacion zelosa es
do lo echa á la buena parte, y de dura como el infierno; de lo qual
todos piensa bien. Estas nobilísimas se sigue, que el hombre zeloso, y
condiciones han de tener las nueras la muger que padecen esta fatal do
y las suegras, para conservarse en lencia, se hallan á veces rodeados
paz caritativa; que por esto Salo de los dolores de la muerte, sien
món dice, que el trono magestuo ten con experiencia, que la emu.
so en que iban triunfantes la nuera lacion es durísima como el mismo
y la suegra en sana paz, se habia infierno.
fabricado mediante la pura caridad. - Hállanse atormentados de encon:
Si los yernos y los suegros, las trados motivos, en que fluctúa su
nueras y las suegras no han de vi discurso, y son combatidos de vio
vir en verdadera paz, mejor es lentas olas, que les llegan á herir
apartarse y dividirse unos de otros, el corazon. Este dolor íntimo de los
y que cada uno se esté, en su dasa zelos es tan vigilante despertador á
con su esposa, comunicándose de quien los tiene, que repetidas veº
una casa á otra con política chris ces, en lugar de despertarle, le des
tiana; que esta santa separacion, vela, y le quita el reposo y sueº
para el mayor servicio de Dios, la ño; porque el nimio cuidado no le
enseñó Christo Señor nuestro, la dexa sosegar, como le sucedió en
practicó el Santo Rey David con su su procelosa turbacion á Nabuco
suegro Saúl; y el Santo Patriarca donosor. (Dan. 2. v. 1.)
Jacob con su Stiegro Labán, y otros Nadie padeció esta penetrante do
muchos santos de la ley de gra lencia como el justo Josef, esp0
cia. Mas provecho hace un bocado so feliz de la Reyna de los Ange
de pan en paz y sosiego, que mu les, María Santísima Señora nuestra;
chos regalos y riquezas con per porque estaba dotado de grande
petuos disgustos y desconsuelos. , ciencia y luz para penetrar y ver
l. - - -
la santidad y condiciones estimables
de su divina esposa; y ocurrién
dole por otra parte razones, que
le obligaban á dexar la posesion de
tanto bien, se afligia de penetran
te delor el corazon; verificándose
Libro II. Capitulo XI. 79
en esto lo que dice el sábio, que zon, ni prudencia que las sujete;
quien añade ciencia, añade dolor. porque este linage de dolencia obs
Por esta razon excedió el dolor de eurece el entendimiento, pervierte
San Josef á todo lo que en esta la razon, y arroja de sí á la pru
materia han padecido los hombres, dencia. Se turban los zelosos im
porque ninguno hizo mayor con prudentes como ébrios, y toda su
cepto de su pérdida, ni nadie pu sabiduría se destruye, segun lo afir
do conocerla, ni estimarla como ma el Profeta Coronado.
él. (Myst. Civit. Dei, 2. p. num. - En el glorioso S. Josef no hu
397) - bo estos desórdenes viciosos; ni pu
Una gran diferencia se halla en do tenerlos, no solo por su insigne
tre los zelos del santísimo S. Jo santidad, sino por la de su santí
sef, y los demás que suelen pa sima esposa; porque en ella no co
decer este trabajo; porque los ze nocia culpa que le indignase, ni
los añaden al vehemente y fervien jamás hizo juicio determinado de
te amor un grande cuidado de no que hubiese faltado á su cbligacion,
perder, y conservar lo que se ama, sino que se le afligia su alma de
y á este afecto se sigue natural verla preñada, y no saber el mis
mente el dolor de perderlo, y el terio, y se consideraba precisado á
imaginar que alguno se lo puede dexarla, como se explica en la Inís
quitar; y este dolor, ú dolencia es tica ciudad de Dios: y aunque
la que comunmente llaman zelos, siempre se conformaba el espíritu
que roen el corazon humano, co de S. Josef con la voluntad di
mo dice el Salmista. vina, no obstante, el sumo dolor
En los sugetos que tienen las de su alma llegó á debilitarle las
pasiones desordenadas, el dolor de fuerzas naturales del cuerpo, y se
los zelos suele causar afectos des puso algo macilento , y se le cono
iguales de ira, furor y envidia con cia en el rostro la profunda triste
tra la misma persona amada, ó con za y melancolía que le angustiaba.
tra el consorte que impide el re (Myst. Civit, supra dict.)
torno del amor; y de aquí se le Si tales efectos hacen los zelos
vantan las horrorosas tempestades en un hombre santo, qué harán en
de imaginaciones y sospechas ade una pobre criatura terrena, que no
lantadas, que las mismas pasiones tiéne virtud? El Apóstol Santiago
engendran. De esto pasan algunos en su carta canónica dice, que los
bombres bárbaros con capa de zelo zelos amargos entran hasta el cora
º cubrir todas las armas de vengan zon humano; y advierte el Santo
º, como dice un Profeta. (Is. 59. Apóstol, que no se glorien los que
v. 17. ) los tienen, ni quieran ser mentirosos
De aquí se originan tambien las contra la verdad, defendiendo sus
Veleidades indignas de querer y zelos; porque su sabiduría no es
ºborrecer, de amar y arrepentirse, de Dios, ni de lo alto, sino ter
cºnfundiéndose todas las pasiones, rena, animal y diabólica.
y ºndando en continua lucha la iras Adonde hay semejantes zelos
ºble y concupiscible, sin haber ra amargos y turbulentos, allí se ha
8o La Familia Regulada:
llará la inconstancia, y toda mala zelos amargos del amor desordena
obra. La sabiduría que es de lo al do; y como el amor procede del
to, es lo primero muy honesta, pa corazon humano, está muy aden
cífica, dócil y persuasible, con tro la enfermedad para que le al
siente á todo bien, y repugna to cancen los remedios.
do mal, está llena de misericordia, El sábio dice en sus principales,
y de buenos frutos, no hace jui desengaños, que los perversos difi
cios temerarios, ni consiente simu cultosamente se corrigen, y que el
lacion, ni hipocresía. Los frutos sa
mundo está lleno de necios que
ludables de la justicia se siembranno adiniten la razon. (Eccles. 1.
en paz para los que aman la paz; v. 15.) Este es el origen de infipo
mas no para los zelosos inquietos sibilitarse la curacion perfecta de
y turbulentos. Todo esto dice la las enfermedades espirituales que
carta canónica citada, y conviene padecen las pobres almas; y aunque
mucho con las nobles condiciones á todas llega esta dificultad, mas
que refiere S. Pablo de la perfec principalmente conprehende á la
ta caridad , de que hablamos en dolencia fatal de los zelos, que se
otro capítulo. comparan al infierno, donde no hay
Los zelos amargos y rabiosos tie órden ni concierto, sino horror
nen las condiciones contrarias á la sempiterno, que nunca se ha de aca
sabiduría del cielo; porque ellos ber, como dice el santo Job.
no producen sino disensiones y dis Y porque esta gravísima enfer
cordias, iras, fierezas, horrores, ju medad de los zelos amargos, com
ramentos y blasfemias, juicios te parada por el Apóstol S. Pablo
merarios, falsos testimonios, menti al fuego voráz que todo lo abra.
ras, atrocidades, venganzas, muer sa, unas veces la padecen los pºr
tes de las almas, y aun de los cuer bres hombres, y otras las infelices
pos, inquietudes, perdicion de hi mugeres; hablarémos de ella con
jos, ruina de las haciendas, destruc distincion, y de sus grandes traba
cion de las casas, malas comidas, jos en los dos capítulos siguientes,
peores cenas, inquietudes continuas,
desconsuelo de la familia, mal exem CAPÍTULO XII.
plo de los criados y criadas, risa
de sus émulos, fabula continua de Desengaño de los hombres que pºr
los vecinos, y escándalo de todo decen esta rabiosa dolencia de los
el pueblo. Estos son los frutos ve zelos, y se las dá consuelo
nenosos de los endiablados zelos. á sus mugeres.
La dificultad grande que se halla
para la curacion radical de esta ElEspíritu Santo aconseja al
gravísima dolencia, resulta, de que varon sábio, que no entre en º”
el intenso dolor de la persona ze los con su muger, que duermeº"
losa le penetra hasta lo íntimo del su seno, y allí descansa. Y poº
corazon, como lo afirma el Após la causa el sagrado Texto, dicie"
tol Santiago: Et contentiones sunt do, puede suceder que de sus º
in cordibus vestris. Proceden los los se le sigan mayores males º
Libro II. Capítulo XII. 8 :
los que imagina. (Eccli. 9. v. .) blicacion de los santos Evangelios
Así sucede en la práctica, que el quedó abolida y extinta la ley vie
hombre zeloso comienza por poco, ja y antigua, á quien puso fin Chris
y acaba en un laberinto de tan pe to Señor nuestro, como expresa
nosos enredos, que llamándose las mente lo dice el Apóstol S. Pablo.
pesadumbres unas á otras, como un (2. Cor. 5. v. 17.)
abisumo llama á otro abismo, se va Que los hombres casados tengatu
embolismando de modo, que tal vez cuidado de sus propias mugeres, es
acaba con su vida y con su honra, tá puesto en tanta razon, que el Es
y aun con la vida y honra de su po píritu Santo aconseja á los padres,
bre muger; y lo peor es, que con que se alivien del cuidado penoso de
la ruina temporal de su casa peligran sus hijas, dándolas varones decentes
tambien las eternas almas de entram por sus esposos, que cuiden de ellas.
bos. El cuidado de los padres pasa á los
En la ley antigua se juzgaron maridos conforme al sagrado Texto,
por cosa tan grave los zelos del hom para que Sus mugeres no se pierda; l.
bre para con su muger, que para su (Eccli. 7. v. 27.). Por este motivo
eficaz curacion apelaban á un paten santo el cuidado racional y prudente
te milagro de Dios. Si el hombre en de los varones para que sus muge
tráre en zelos con su muger, dice el res procedan honestamente, no solo
sagrado Texto, llévela al sacerdo no es vicioso, sino que es forzoso,
te, y ofrecerá por ella una porcion de y de obligacion de conciencia.
harina de cebada, que es comida de En el sagrado libro del eclesiás
bestias. El sacerdote la ofrecerá en tico se le avisa al varon prudente,
presencia del Señor, y la dará á be que ande con discreto desvelo para
ber un vaso de aguas amarguísimas que su muger no dé mal exemplo;
llenas de exécraciones y maldiciones, porque si sus pasos no fueren con la
diciendo: si has sido infiel á tu ma. debida decencia y honestidad, resul
rido, disponga Dios que con estas tará el deshonor y la confusion, no
aguas se entumézca tu vientre, y re solo á su esposa, sí tambien á su
bientes con ellas, y sea tu muerte propia persona, porque es descré
fatal para exemplo y escarmiento de dito de un hombre honrado el que
otras inugeres. Y la muger acusada su muger ande en malos pasos.
respondia en voz clara, que la oye Mas debe notarse mucho, que es
sen todos, dos veces: amen, amen. te cuidado diligente del varon dis
Si tomando esta agua llena de maldi creto con su muger propia no pase á
ciones no la hacia daño alguno, que ser nimio, ni imprudente, ni jamás
daba libre de la sospecha de los ze le pida zelos indiscretos, ni le argu
los de su marido, y se volvia con él ya de sucesos indignos, sin evidente
en sana pazá su casa. (Num.5. v. 14. y conclusivo fundamento; porque
A5” seq.) - -

podria suceder, que mudase de espe.


Esta diligencia fortísima para cu cie el efecto de su correccion incon
racion fundamental de los zelos delsiderada, y despertase contra sí misma
varon casado, no se puede hacer en la grave pesadumbre, que no se ha
la ley de gracia, porque con la pu bia pensado; ss aquel sagrado
32 La Familia Regulada.
Texto: Non xeles mulierem sinus creta prudencia se olvida el hombre
tui, ne ostendat super te malitiam inconsiderado, que por leves indi
doctrinae nequam. Estas divinas pa cios levanta la voz, y mueve en su
labras dicen mucho, si bien se consi casa desventura la especie odiosa
dera. Y el príncipe de los médicos de la difidencia contra su muger, ex
Galeno dixo en sus Aforismos, que plicando sus zelos; de lo qual se ori
los malos humores, si se mueven ginan tantas y tan grandes pesa
matan; los quales estándose quietos, dumbres, que muchas veces solo con
no dañarian: Multa mota nocent, la muerte suelen acabarse: Parva
quae quieta non nocerent. scintilla magnum excitabit incen
Con esta prevencion discreta de dium.
be el varon prudente ser muy dete Estando la materia combustible
nido en dará entender, que con su dispuesta, de poco fuego se hace
esposa anda con demasiado cuidado. mucho; y lo que al principio se hu
Aplíquese para sí el sano consejo del biera evitado con callar una palabra,
Apóstol Santiago, que dice: sea despues de dicha no se puede reme
todo hombre racional, pronto para diar; verificándose lo que dice el
oir; pero sea tardo y detenido para adagio comun, que un loco echa una
hablar, y tardo para inquietarse con piedra en un pozo, que muchos cuer
ira; porque ésta conturba el corazon dos no la pueden sacar.
humano, y tiene malos efectos. Así se vé por la experiencia en
(Jac. 1. v. 19.) muchas casas infelices, que para so
- Los zelos anargos del hombre in segar un pleyto de zelos, originado
considerado comienzan por poco, y de una palabra insipiente, se aplica
acaban con muchísimo trabajo. Tode rán cien hombres doctos, y no saca
error en el principio pasa á ser gran rán de provecho sino el desengaño
de, por las fatales conseqüencias que confirmado de ser irremediables.
se le siguen. Por eso llegó á ser pro Por esto dice el sábio en sus prover
verbio comun de los santos padres bios, que el hombre inconsiderado
antiguos aquella máxima general, en hablar, sentirá sus males. (Prov.
que dice: ¿ obsta. Atiende 13. v. 3.) . -
á los principios de las cosas, que en Considerémos al hombre zeloso in
ellos se yerra, ó se acierta mucho. discreto envuelto en imponderables
A este mismo fin se encamina tribulaciones, y confundida su po
aquella célebre sentencia directiva bre casa en un abismo de continuos
del varon prudente, que dice: Quid pesares; su alma inquieta, y su co
quid agas, prudenter agas: 2 ante razon como un mar alterado, que
quam agas, respice finem. En to es á quien compara el Espíritu Santo
das tus obras y palabras pórtate con al corazon del impio : Cor impii
º. prudencia cautelosa; y ántes de ex quasi mare fervens. Sus ojos como
plicar tu pensamiento en obra ni de fiera, y su condicion intolerable,
palabra exterior, considera el fin y que causa horror el mirarle: su casa
el efecto que se puede seguir. (Eceli. turbada, y su hacienda que se pier
36. v. 1o. ) , º de; porque no sabe apartarse un
De estas máximas generales de dis punto de seguir los pasos á su infe
Libro II. Capítulo XII. 83
liz esposa. De todo piensa mal, y se oyen sino pleytos, pesadumbres,
llena de juicios temerarios para su malas palabras, maldiciones y desa
rdicion. fueros; y aun quando viesen y
De la abundancia de su corazon oyesen de bien y mal, ántes apren
habla su lengua, como dice el Se deriaa el mal, que el bien. Dios
ñor; (Matth. 12. v. 34.) y estando manda á los padres, que enseñen á
su corazon lleno de amargura y sus hijos el temor de l)ios para que
turbulencia, no es capaz de conver no se pierdan; mas el hombre bár
sacion pacífica. Cada palabra suya baro zeloso, desde luego pierde á
es una saeta penetrante, que divide sus hijos, para que á ellos les que
el corazon de su pobre muger. Esta de menos que hacer, y mas que Pa
vive desconsolada, y llora su mala decer. -

fortuna, sin hallar camino decente El escándalo de los domésticos,


y honesto para su total remedio. que son los enemigos del hombre,
La familia se conturba, porque como dice Christo Señor nuestro,
estando el amo como un leon, per (Matth. 1o. v. 36.) és casi conti
turba tambien á sus domésticos, se nuo; y si estos se dividen en di
gun lo afirma el Espíritu Santo; versas opiniones, poniéndose unos
(Eccli. 4. v. 35.) y aquel hombre en favor de su señor, y otros en fa
desastrado, que debia ser exemplo vor de su señora, se hace una carga
de toda su familia, como varon pru cerrada de fatal discordia ; porque
dente, para distribuirles á todos el cada uno abunda en su sentir, y
pan con alegría, no les da sino pe regularmente son mas creidos los
sadumbres á todas horas. que le tienen peor.
Su pobre muger se llena de sustos De los domésticos imprudentes sa
mortales, y no sosiega de dia ni de len todas las cosas al pueblo, y án
noche. Mal si sale de casa, porque tes añaden que quitan de lo malo
siempre la sigue su sombra; mal si que sucede en las casas donde vi
no sale, porque son muchas las de ven. De aquí se originan las habli
pendencias de una casa de tráfago, llas populares contra el imprudente
y no puede fiarlas todas de cuidados zeloso, unos se rien de sus pasages
agenos: mal si habla, mal si calla, y y cuidados; otros se ofenden por in
mal de todos modos; porque su aflic teresados en la honra de su paciente
cion y turbacion se extiende á todo, muger; otros condenan temerarios á
sin hallar el medio término para dar la inocente que no tiene culpa; y así
gusto á su marido, que es el punto se convierte en fábula comun toda
principal de su cuidado; y su poca, la casa desventurada.
º ninguna esperanza de remedio la Otro grande peligro se puede sus
ahige el alma, como dice el Sábio citar de duelos de parientes, cuyas
en sus proverbios, cap. 13. v. 12. horrorosas conseqüencias se lloran
Los hijos se pierden porque no en muchos pueblos , pasando los
es tiempo de educacion christiana empeños desalmados á criminosos
el que todo se les pasa á sus padres homicidios, perdiéndose los hom
en ideas malignas. Mas aprenden á bres á sí mismos con la venganza te
ºrar, que á rezar; porque no meraria que toman de sus próxi
L2
84 La Familia Regulada.
mos, como dice el sagrado Texto. que siete circunspectores, que de
Este es el estado miserable en que propósito se ponen á discurrir.
Pone á su persona y á su pobre (Eccli. 37. v. 18.) Por lo qual le im
muger, y á toda su casa, familia, portará mucho mirar de quien se to
y hacienda el zeloso indiscreto. Y ma consejo en tales tribulaciones;
a un dexamos sin la digna pondera no sea que buscando remedio, le
cion que merece otro punto princi aconsejen algun fatal precipicio.
pal, y es, las diabólicas sugestiones La pobre muger prudente del
vengativas que el demonio mueve, hombre zeloso, para no proceder
y puede mover en los ánimos turba de mal en peor, procure guardar los
dos del que padece los zelos, y de consejos siguientes: A todas las pa
su muger ofendida; lo que sabemos labras ásperas de su marido respon
por la fe católica es, que como ra da con afectuosa benignidad; porque
bioso leon anda, siempre el diablo la divina Escritura dice, que la res
dando vueltas para destruir á las po puesta blanda rompe y corta la ira.
bres almas, como lo dice la divina Fuerte con fuerte no sacan sino fue
escritura, y no pierde ocasion al go y ruido. Si el marido es de ace
guna de lograr su depravado inten ro, y la muger es de pedernal, no
to. ( 1. Pet. 5. v. 8.) faltarán centellas, que abrasen to
Ahora falta discurrir si acaso hay da la casa.
remedio para que el zeloso indiscreto Procure la muger prudente seguir
dexe de serlo, si forte sit spes; como le el gusto á su marido en todo lo lícir
el Profeta Jeremías en sus trenos to y honesto, aprendiendo de la disº
dixo llorando en otro asunto gra creta Rebeca, que sabia bien lo que
vísimo. Pocos he visto remediados le agradaba á su esposo Jacob, y
de semejante dolencia; y el poeta dándole por su comer, acomodó al
los juzgó por incurables con este hijo, que lo era mas de su afectº,
dístigo : Omnes humanos sanat me y le hizo próspero de bendiciones
dicina dolores. Solus amor morbi non del cielo, y de bienes temporales
amnat artíficen. De que se infiere, en la tierra. (Gen. 27. v. 1.) . .
que esta grave enfermedad regular Si la muger prudente viere inquier
mente se queda sin curacion saluda to á su marido, no le replique, º”
no
mo calle,
ble, porque los dolientes ebriosos y déxele pasar laS.ira» º
de amor no quieren ser curados. lo aconseja el apóstol Pablo;
El hombre prudente viéndose to porque si el ayre furioso tiene cºº
cado de zelos, ha de comunicar su respondiencia, todo lo arrebata, y
doloroso cuidado con algun varon todo lo revuelve; pero aunque º
docto y virtuoso en tiempo oportu viento sea muy recio, si no tiº
no, y ántes de explicarse con su es correspondiencia, no hace fuerº
posa, ni con ninguna otra persona; ni descompone las alhajas del qº
porque su trabajo tendrá mas facil to. Si el hombre grita y la mº8º
remedio, quanto Inas presto le ata tambien, parecerá una casa de lº
jºre en su tiempo. El Espíritu con inquietud y escándalo del º”
Santo dice, que el varon justo rio, y de todo el vecindado. -

aconseja con mas acierto la verdad, Esta sea regla general, que lº"
Libro II. Capítulo XII. 85
to-mas indigesto y melancólico vea
la muger prudente á su marido, y c AP iT UL o XIII.
que se pone como una fiera contra
ella, entónces le asista con mas Desengaño de las mugeres zelosas:
cuidado y con mas amor, vencien se explica el gravísimo daño, y
do con el bien el mal; porque escri se dá consuelo á sus mari
to será en las divinas letras, que dos.
los favores vencen las mayores ene
mistades. (Rom. 12. v. 2o.) El Espíritu Santo dice, que no
En todo caso, si la prudente mu hay ira en el mundo sobre la ira
ger experimentare, que nada basta de la muger : Non es ira super iram.
para curar los zelos impertinentes mulieris. Y prosigue el sagrado Tex
de su marido, ármese de paciencia, to, diciendo, que el habitar con
y venere los juicios de Dios incom un leon, y con un dragon, se le
prehensibles en su trabajo. No salgahace mas tolerable al hombre prus
de su casa contra la voluntad de su dente y juicioso que el vivir con una
marido sino para cumplir la ley de muger fatua y estulta, perversa,
Dios y de su santa Iglesia, y saque impaciente, litigiosa y deslenguada.
de todo merecimiento para la vida Y si á estas malas condiciones se lle
eterna, pues en esta vida mortal no ga la pasion desordenada de los
tiene otro consuelo y fortaleza su zelos, se hace un agregado tan hor
afligido corazon, que la verdad ca roroso y atroz, que no parece basta
tólica, que dice, que cada uno ha la paciencia de un hombre terreno
de ser juzgado segun sus obras. para el aguante y tolerancia de una
(Matth. 16. v. 27.) tan pesada molestia.
Acuérdese la muger afligida de Yo puedo decir con alguna expe
los grandes trabajos que tuvo la Rey riencia, que apenas he visto ningu
na de los Angeles María Santísi na muger tocada de esta rabiosa do
ma con los zelos de su amado S. Jo lencia de los zelos, que haya tenido
sef; y tambien hallará para su con curacion cumplida, sino con la muer
suelo otros exemplares de Santas, te, y ésta sin larga vida; cumplién
que tiene canonizadas la Iglesia dose, á la letra lo que dice el Espí
de Dios, y padecieron con sus ma ritu Santo, que los zelos y la ira
ridos este molesto trabajo de los ze cundía disminuyen los dias de la vida
los; y una de ellas es la insigne Rey mortal: Zelus, Ao iracundia mi
da de Portugal Santa Isabel, hija de nuunt dies. (Eccli. 3o. v. 26. )
los católicos Reyes de Aragon, y Una pobre señora poseida de ze
crédito honroso de la venerable ór los amargos, no descansa ni de dia
den tercera de nuestro seráfico pa ni de noche: y á mas de su amarga
dre San Francisco; la qual padeció fábrica continua tiene algunos ratos
con invencible constancia los zelos
especiales, en que desahoga coa
impertinentes de su marido, como palabras alteradas su encendida cóle
se refiere en su pasmosa vida. ra, y entónces es quando no se pue
de tolerar facilmente; porque segun
la pinta la divina Escritura, inmuta
86
La Familia Regulada.
su faz, y ciega su rostro como el bio en sus proverbios de la criatura
oso : Obcaeca vultum suum tanquam estulta, que nada entiende, sino lo
ursus 3 y su marido confuso huye que lleva y resuelve en su cora
de ella como de una fiera, sus zon inquieto.
pirando y llorando su desventura Todo quanto la dicen, y quanto
con sus fieles amigos, que halla oye, lo convierte en confirmacion
ra pocos. disparatada de su locura; de tal ma
Llénase de juicios temerarios la nera, que concibe las cosas, no co
ciega muger zelosa, y no acaba de mo son, sino como ella se piensa;
conocer que pierde su alma, y que porque esta desventura tienen los
cierra los caminos á la divina mise juicios humanos, que regularmente
ricordia con su impiadosa temeri siguen á los afectos del alma; por
dad; porque dice la sagrada escri lo qual un mismo ruido le pareció
tura, que no, hallará misericordia á uno, que eran voces de pelea y
quien no tiene con su próximo mi de batalla, y á otro le pareció so
sericordia. (Jac. 2. v. 13.) nido de dulce música.
En sus juicios temerarios agrava A la desventurada zelosa todo se
el tremendo juicio de Dios contra su la convierte en confirmacion de su
alma propia; porque si á nadie juz loca fantasía. Si su marido la ha
gase mal en esta vida, no sería juz bla con afabilidad, piensa que es
gada, como dice el Señor en su san fingimiento, y que disimula por en
to Evangelio; (Matth.7. v. 1.) pe gañarla : y si la habla con aspere
ro juzgando sin piedad las opera za, la parece es cierto, que tiene
ciones y vidas agenas, tenga por puesto su corazon y su amor en
cierto hallará sin piedad el juicio de otra; de que resulta, que no hay
Dios contra ella. -
modo imaginable para sosegarla;
De sus juicios temerarios, de que porque como araña venenosa aun
tiene lleno su corazon , habla su que sea de las flores mas puras, de
maldita lengua, y denigrando la re todo hace veneno mortífero; y co
putacion agena, echa segunda vuel mo dice la sagrada Escritura del as
ta á la llave de hierro de su con pid venenoso, cierra sus oidos pa
denacion; porque los feos borrones ra quedarse sin remedio.
de la honra agena, rara vez, ó nun Los envenenados del aspid se
ca se quitan, como se debe en con vuelven incurables : Venenum as
ciencia ; y es teología constante, pidum insanabile; porque aborre
que no se perdona el pecado si no cen todo quanto les puede ser de
se restituye la honra que injusta provecho; y así estan las infelices
mente se ha quitado. . mugeres zelosas, que ninguna cosa
Aumentase la ceguedad obstina admiten, ni quieren creer de quan
da de la muger zelosa con el mis to las pueda curar. Su temeridad ha
mo remedio de darla satisfacciones de ser la verdadera; y todos han
su marido prudente, porque nada de estar engañados, menos ella, qué
cree ni entiende, sino lo que lleva lo está mas que todos juntos, los
en su imaginacion revuelta; veri que estan desapasionados, y miran
ficándose en ella lo que dice el sá por el bien de su alma, y por la
Libro II. Capítulo XIII. 87
quietud y sosiego de su vida, y de bre houmbre imperfecto, sin virtud
toda su casa infeliz, por estar ella ni exercicio de perfeccion, viendo
en ella. que no puede averiguarse con su
La continua molestia que lleva un muger, loca de rabiosos zelos incu
hombre prudente con su muger ze rables, que ni descansa ni le dexa
losa, no tiene ponderacion huma descansar, ni halla modo lícito pa
na. En todos tiempos y á todas ho ra irse á los montes, y vivir sose
ras oyendo quejas impertinentes, sin gado entre las fieras?
bastar satisfacciones, ni tener espe A esto se llega el íntimo dolor de
ranza de remedio, es tormento in ver ajada su reputacion, y el de la
tolerable. Si de la enfermedad pro muger honrada, con quien su bár
lixa, dice el Espíritu Santo, que bara muger lleva la fantasía revuel
prueba la paciencia del médico, y ta de sus amargos zelos, en cuya
le es gravoso al enfermo; siendo casa tal vez hay motivos urgentísi
verdad, que son contados y bre mos para no extrañarse, y no es
ves los ratos que pasa el médico en practicable el dexar de entrar en
la conversacion del enfermo, qué ella. Si esto no fuese, cierto es que
A dirémos de un pobre hombre jui sería justo , debido y obligatorio
cioso, que se vé aligado á una mu en conciencia el quitarla la ocasion
ger zelosa impertinente, sin poder de escándalo á su muger; porque
se apartar de ella, oyendo y aguan es malaventurado el escándaloso, se
tando sus delirios por la mañana y gun se explica en el santo Evange
por la tarde, á la comida y á la lio, y siquiera tambien por evitar
cena, de noche y de dia , y á tantas y tan graves pesadumbres;
cada punto? pero si esto no puede ser, qué
Si al santo Job le exercitó tanto haremos?
su invencible paciencia la estulticia Verdad es, que tambien hay al
de su muger en un breve rato. (Job. gunos hombres impertinentes y vi
2. v. 9.) en que le improperó su ciosos, y aun tenosos, que por dar
constante virtud, qué sera de un pesadumbres á sus pobres mugeres,
hombre terreno, que no es santo, entran adonde no es necesario, ni
la continuacion porfiada de su mu les conviene; y aunque no sea con
ger zelosa, que no le dexa sosegar otro mal fin, deben considerar, pa
en la entrada, ni en la salida de su ra reprimirse, lo que dice el Após
casa, ni estando en ella, sin bastar tol S. Pablo, que no todo lo que
le el callar, ni el hablar, ni la pa es lícito es conveniente; y es justo
ciencia, ni la inquietud, ni la condi que un hombre cuerdo se abstenga
cion buena, ni la desabrida, ni el muchas veces de lo licito, si ve que
rostro afable, ni el sañudo y airado? causa escándalo. (1. Cor. 1o. v. 22.)
Si el santo Tobías le pareció mas Tambien es verdad experimenta
conveniente el morir, disponiéndolo da, que algunas señoras pasan á tal
Dios, que el sufrirá su iracunda extremo con sus rabiosos zelos, que
muger, la qual le llenó de impro en saliendo de casa sus maridos, va
perios sin fundamento, (Tob. 2. v.yan donde fueren, no pueden so
22 º c. 3. v. 6. ) qué hará un po segar : unas veces por los resquicios
88 La Familia Regulada.
de sus ventanas acechan adonde vá; rar, si comíenzan á explicar sus
por qué calle coge la vereda; pre afluentes penas.
guntan á sus criados en qué casas Otro gravísimo cuidado se puede
entró su amo, y qué habló, y qué tener con semejantes zelosas desafo
hizo, y si siempre le vieron, y otras radas, no sea que como un abismo
mil impertinencias ridículas, con llama á otro abismo, se valga el de
que se hacen la risa y hablilla de monio de la ocasion oportuna para
los criados y criadas. Estas señoras mayores daños, y llenándolas de su
no saben, ni entienden lo que dice gestiones infernales, intente el ene
el Espíritu Santo, que quien mira migo comun se cumpla aquella fa
por los resquicios, y habla incon tal sentencia : Concepit dolorem, y
sideradamente, sentirá sus males; peperit iniquitatem ; por lo qual im
porque es una grande estulticia y porta vivir en aviso discreto, no
necedad imprudente lo que hacen, porque se crea tanto mal, sino para
y tambien lo que dicen. (Eccli. 2 r. templar el trato del hombre pru
v. 27. Prov. 1 3... v. 3.) , dente con su muger zelosa, con tal
Otras veces con la impaciencia prudencia que no pase á términos
fuerte de sus rabiosos zelos, dexan de desesperacion su desconsuelo.
su casa para seguir los pasos á sus Esta materia de zelos en las mu
maridos, exponiéndose, y exponien geres aprehensivas, es delicadísima
do su decencia y reputacion á mil y peligrosa; y no hallándose el jui
contingencias y peligros: cubren su cio sereno, ni la razon cumplida
rostro como Thamár, pensando que mente en las mugeres, como dice
nadie las conoce; y aunque no ha el sábio Salomon, (Eccli. 7. v. 28)
gan lo que aquella hizo, porque no importa buscarla en los hombres de
llevan tal pensamiento, mas puede mayor capacidad, para que se apli
sucederlas lo que á la esposa, que que el remedio con mas acierto.
andaba sola por las calles, y los Los inumerables daños que se
soldados que guardaban la Ciudad originan de los zelos amargos, así
la quitaron la capa, y la dieron mu en los hombres, como en las mu
chos golpes. (Cant. 5. v. 7.) geres, los habemos visto en estos
Vuelven á sus casas regularmen dos capítulos; añadiendo tambien
te mas inquietas y ciegas de lo que en este la ruina de la casa, el me
salieron ; porque, ó apuradas de noscabo de la hacienda, la perdi
que no lograron el lance de poder cion de los hijos, el escándalo de
les arguirá sus maridos con funda los criados, el mal exemplo del pue
mento, ó mas azoradas de que le blo, y sobre todo la perdicion de
vieron entrar donde se fundan sus las almas, que es la que nó tiene
rezelos; añadiendo ciencia, aumen compensacion equivalente, confor
tan su dolor, como lo dice el sa me al santo Evang "io. (Matth. 18.
grado Texto, (Eccli. 1. v. 18.) y lle v. 26.) -- -

nas de penetrante amargura , se po Por las llagas anorosas de Chris


nen como viboras encendidas, que to Señor nuestro suplico á todas las
causa horror el mirarlas, y mucho señoras que se vieren tocadas de
mas el haberlas de sufrir y tole esta horrorosa dolencia de los ze
Libro II. Capítulo XIII. 89
los, que hagan profunda reflexion res, evítenlo en obsequio de la Paz
sobre la ruina espiritual y tempo estimable de su casa; pero si no lº
ral que padecen y ocasionan, y pudieren evitar, ni valieren sus ra
teman el ser contadas en el núme zones, háganse como sordos, y como
ro de aquellas personas infelices, quien no oye, acordándose del pru
de quien dice la sagrada Escritura, dente Rey David, que decia : Fac
que viéndose disipadas, nunca lle tus sum sicut homo non audiens, y
garon á estar verdaderamente com disimulen sus insipiencias, como ha
pungidas, y no se mejoraban con cía el Rey Saúl autes de prevaricar
los trabajos, que es el mayor tra se : Dissimulabat se audire; por
bajo sin consuelo. que no sabe gobernar quien no sabe
Y para que sea fundamental su disimular. (1. Reg. 1o. v. 27.).
remedio, las prevengo, que todas /

sus confesiones y comuniones se C A P ÍTULO XIV.


rán sacrilegas, y estarán en estado
de condenacion eterna, si no tie Del grande trabajo de los divor
nen propósito verdadero de enmien cios, y el justo temor que debe
da sus juicios temerarios, y de res-, tener quien los ocasiona,
tituir la honra, si la hubieren qui . ó los fomenta.
tado con su lengua furiosa á alguna
persona, y sobre esto hagan el de A nuestro Señor Jesuchristo le
bido exámen, porque es materia gra preguntaron los fariséos, ¿si el
vísima; y el Apóstol S. Pablo di hombre podia lícitamente dexar á
ce, que á Dios no le podemos en su muger, y apartarse de ella?
gaáar, que atiende á nuestro cora á lo qual el Señor les respondió con
zon: Nolite errare, Deus non ir el desengaño práctico de la ley,
ridetur. (Galat. 6. v. 7.). y les dixo, que desde el principio
Y en el caso fuerte de que sus del mundo habia criado Dios al hom
maridos no se enmendaren, con bre, y á la muger, y no era líci
suélense con la verdad católica, de to apartarlos despues de casados,
que cada uno. será juzgado segun porque á ningun hombre le es ií
sus obras. Encomiéndenlos á Dios, cito separar á los que Dios juntó:
que mas remediarán con oraciones Quos Deus conjunxit, homo non se
humildes, que con impaciencias. paret. (Matth. 19. v. 3. Marc. 1o.
Lean las vidas exemplares de las v. 5.)
mugeres santas que vivieron con Replicaron los fariséos, que
maridos inquietos, y en ellas halla Moysés habia mandado dar libelo
rán mucho que imitar para su con de repudio, con que se apartaba
suelo espiritual, y aun para su re de su muger propia el hombre ca
medio, y
sado. A esto les respondió el Se
Los varones prudentes que tie ñor, que Moysés habia condescen
nen mugeres zelosas, ármense de dido con la dureza de sus corazo
Paciencia, y no entren con ellas en nes; pero que desde el principio del
altercados impertinentes. Si pueden mundo no habia sido así: Ab ini
ºtar lo que inquieta á sus muge tio auten non fui sic. Por lo qual
M
9o La Familia Regulada.
los desengañaba, que si el hombre como dice Christo Señor nuestro en
casado se aparta de su muger, no su sagrado Evangelio... (Matth, 18.
queda libre. . * - º * a ----
v. 7.) . . . . . . . . . .. .1
Los diseípulos del Señor, que se Si el varon fuere el que intenta
hallaron presentes, le dixeron , que el seqüestro, considere que la hon
si tan á pretado y estrecho era el ra de su muger es la suya propia.
vínculo del varon con su muger, no Aun para el caso mas desesperado,
les convendria casarse. Á que res y que mas puede temerse, hay
pondío el Señor, que no todos com-. otros medios menos- violentos, co
prehendian este misterio, que el que mo se puede ver alguno de ellos en
lo pudiese entender, lo - enten las divinas letras, en el lugar que
diese Qui potest - capere capi at. se cita, que es del prudentísimo Rey
(Luc. 16. v. 8. ) David. (2. Reg. 12. v. 1 ... y c. 2o.
No se duda, que puede haber v.-3. cum c. 16. v. 22.) No se de
causa legítima para el seqüestro lí termine para materia tan grave sin
cito entre los casados; pero se pue el sano consejo de hombre, docto,
de temer, si se engaña á sí mismo. y virtuoso; porque así no se halla
quien alega la causa. El juez ecle rá despues arrepentido, como dice,
siástico proeede segun lo alegado el Espíritu Santo. (Eccli, 32, v, 24)
y probado; pero si el que alega Sea el marido, ó sea la muger,
y prueba procede con dolo, come ó sean ámbos juntos los que piden
te un error gravísimo, del qual re el seqüestro, deben pensarlo bien;
gularmente se originan muchos pe porque es asunto gravísimo, y se
cados mortales, que recargan sobre expone á mucho peligro de errar,
las pobres almas de los que en ma y vivir contra la diviua voluntad,
terias tan graves y peligrosas an y en continuo pecado mortal, Dios
dan coi engaño. En ellos se cum es el que diko, que dexaria el hom
ple lo que dice el Espíritu Santo, bre á su padre; y á º su madre, y
que quien arroja la piedra en alto, se iria á vivir con su muger; (Gen,
cae sobre su cabeza; (Eccli. 27. 2.ov. 24.) y Christo, Señor nuestro
v. 28.) y toda la plaga dolosa re añadió , que ningun hombre, ten
carga sobre el doloso, y las injus ga atrevimiento temerario de se
tas maldiciones vienen sobre quien parar á los que Dios puso juntos
las echa. . . . con el sagrado vínculo del matri
Si es la muger la que pide el se monio. (Marc. 1o. v. 9.) Conside:
qüestro, considere primero su des - ren con estas verdades católicas el
honor, el desamparo de sus hijos, peligro notable á que se exponen,
la division y ruina de su casa, con queriendo vivir separados los que
los gastos, y los muchos pecados por el santo matrimonio han de viº
mortales, que de su apartamiento vir juntos.
se pueden seguir en su marido; y Algunos bárbaros, y desatinados
tambien pondere mucho en su co con su inconsolable dolor, se atreº
razon, que aunque es necesario su ven á decir, á ellos no los jun
cedan escándalos en el mundo, es tó Dios porque su matrimonio -pro
infeliz la persona por quien sucede, cedió de engañosos informes; y pa
... v.
Libro II. Capítulo XIV. 9r
ra esto alegan historias intermina detesta su alma. Las seis cosas son;
bles y molestas. Estas criaturas yer los ojos altaneros y soberbios, la
rán el fundamental principio cató lengua mentirosa, las manos ven
lico, de que nada sucede en este gativas y sangrientas, el corazon que
mundo sin que Dios lo quiera, ólo fabrica pensamientos pésimos, los
permita. Su matrimonio se hizo sa pies veloces para el inal, el testi
biéndolo todo Dios nuestro Señor, go falso, y el que siembra discor
á quien no se le oculta ningun se dia entre los hermanos. Esta última,
ereto, como dice la divina Escri que es la séptima, es la mas abo
tura. . . ... - minable en los ojos de Dios; y esta
- Aunque hubiese sucedido así por maldad cometen los que ponen dis
castigo de sus pecados; tambien es cordia, entre el marido y la muger
to es misericordia de Dios; porque que viven en santa paz, como bue
mas vale padederlo en esta vida nos hermanos.
mortal, que en la vida eterna. En Por esto se dicen tantas abomi
todo caso es siempre la voluntad naciones en la divina Escritura de
del Señor, que cada uno tome con la maldita lengua tercera, que apar
paciencia la cruz de su estado, y ta á la muger casada de su marido:
siga con ella al que sin pecados pro Viratas multeres ejecit, 2 priva
pios murió por los nuestros en el vit illas laboribus suis ; (Eccli. 28.
monte Calvario, como se dice en v. 19.) porque en un mal Se comi
el santo Evangelio. (Matth. 16. prehenden innumerables males, y
v. 24.). del pecado de poner discordia entre
El Apóstol S. Pablo , con zelo los casados, se siguen y se originan
santo de que no sucedan los per otros muchísimos pecados.
niciosos seqüestros inconsiderados, Por esto dice tambien el sábio en
de que hablamos, dice en una de sus Proverbios, que el que medi
sus admirables cartas, que si el hom ta y discurre en poner discordias,
bre justo tiere muger defectuosa, y ama las pesadumbres y pleytos: Qui
ésta quiere vivir con él, no se apar meditatur discordias, diligit rixas;
te de ella; y si la muger virtuosa y habla siempre en plural indefini,
tiene marido vicioso, y éste quie do, porque no tienen número las
re vivir con ella, no le dexe, ni desazones y combates que se si
se aparte de él; porque tal vez el guen de tan capitales discordias, co
varon malo se convertirá por la mo son los seqüestros inquietos y
muger buena; y la muger defec temosos de los casados.
tuosa se hará virtuosa por su virtuo En otro misterioso Proverbio di.
so marido; y si se apartan el uno ce el mismo sábio, (Cap. 3o. v. 33.)
del otro, llevarán mayor peligro que el medio conveniente para no
de perderse los dos, y proceder de llegar á semejantes extremos vicio
mal en peor. (1. Cor. 7. v. 12. No sos, es el huir de los extremos en
$8. * -
los conatos; porque si no se aco
El sábio Salomon dice en sus modan las condiciones de los que
misteriosos Proverbios, que Dios viven juntos, baxo el yugo del san
aborrece seis cosas, y la séptima la to matrimonio, se hacen intolera
- M 2
92 La Familia Regulada.
bles ; y no tiene la culpa el esta del cielo no le puede engañar, y á
do, si lo la falta del vencimiento éste ha de dar estrecha cuenta de
del uno con el otro. -

su alma, coino dice la sagrada Es


La muger debe vivir sujeta y critura : Si di ceris: Vires non sup
obediente á su marido, y el mari petunt, qui inspector est cordise
do debe tambien algunas veces ce ipse intelligit, y servatorem ani
der de su derecho, como se dixo me tua nihil fallit.
en la exórtacion de la santa Igle Los fautores y consejeros de se
sia. Si cada uno no se vence un po qüestros injustos deben tambien en
co de su parte, cóno han de te trar en grandísimo temor, porque
ner la paz que suspiran? se hacen cómplices de muchos es
De aquí se originan los gravísi cándalos y pecados. Los consejeros
mos escrúpulos, que algunas perso inexpertos de Roboán le echaron á
nas padecen en sus inconsiderados perder, aconsejándole furiosos pro
seqüestros; porque verdaderanen cedimientos, que con la paciencia
te, si el motivo se fundó solo en y benignidad se hubieran compues
sus desiguales condiciones, y genios to Inejor las dificultades ocurrentes.
fuertes, componiéndose todo con El varon prudente, que se viere
vencerse y tolerarse, estará la cul tentado de pedir seqüestro por las
pa grave del seqüestro en el que impertinencias y mala condicion de
no se quiere humillar, ni quiere su su muger, (y lo mismo digo de la
frir la condicion y genio de su con muger afligida con semejante tenta
sorte, que debió conocer y exámi cion) atienda mucho de quien se
narántes de casarse. aconseja; porque el Espíritu Santo
Por esto dice la divina Escritura dice, que cada uno guarde su alma
de la muger fuerte, que consideró del mal consejo : A consiliario ser
el campo ántes de hacerle suyo; y va animam tuam. Y en otra par
del hombre mecio dice que compró te dice, que tu consejero sea uno,
una viña, y despues la fué á ver; y aquel tan selecto, que de mil
debiendo ser al contrario, que pri escojas ese uno , de quien fies el
mero la viese, y despues la com acierto de tus importantes opera.
prase. ciones. (Eccli. 6. v. 6. o cap. 37.
-

El santo sacramento del matri v. 8. No 9.)


monio se instituyó para vivir jun En los malos consejos ha consis
tos los que se casan, no para vivir tido la perdicion espiritual y tem
seqüestrados y separados. Y aun poral de muchos incautos desven
que por causa grave legítima y ver turados , que donde piensan hallar
dadera se puede hacer el seqües consuelo, encuentran su mas fatal
tro sin pecar, no obstante es muy precipicio. Por lo qual dice el sa
digno de temer no sea que el de grado Texto, que con el varon san
monio, ó su pasion desordenada le to y virtuoso descubras tu corazon,
engañe al que pide el seqüestro con que si le tuvieres inquieto, él te so
tra la voluntad de su consorte. segará, y se compadecerá de tu tra
Desventurado del que pide el se bajo, y rogará por tí, y no te de
qiestro con engaño al juez. A Dios xará precipitar, sino que te ense
N
Libro II. Capítulo XV.
ñará lo que sabe, que es el santo le será tanto mas doloroso, quanto
temor de Dios, y el aprecio de tu mayor era el gozo de tenerla.
alma; y el llevar los trabajos de tu En otra parte dice la divina Es
estado con mucha paciencia. (Eccli.
-. critura, que el varon dichoso, que
37. v. 15. º seq.) . . . . . . tiene una muger buena, alcanza una
posesion estimable; de que tambien
c AP íT UL o XV. se sigue, que quando la pierde, tie
ne mucho que ofrecer á Dios; pues
Consuelo del varon prudente en la se ve privado de su principal ali
muerte de su esposa. vio y consuelo temporal en este
mundo. -

E Apóstol S. Pablo, dexando En otra parte dice el sagrado


en la plena voluntad de los hom Texto, que el amigo fiel, y el com
bres libres la eleccion de estado, pañero de buena ley son convenien
dice, que el varon que se casa tes al hombre; pero que aun es
no peca, y la doncella libre que mas estimable la muger buena pa
se casa no peca; pero con todo eso ra el varon prudente. Ahora véase
les anuncia, que padecerán los ta quanto se siente la pérdida de un
les tribulacion de la carne : Tribu fiel amigo, y de ese dolor - se po
lationem tamen carnis habebunt hu drá inferir el mayor que tendrá un
jusmodi. Ego auten vobis parco, hombre de sano juicio quando pier
(1. Cor. 7. v. 28. No seq.) Y aun de una muger de confianza y buen
que son muchas las tribulaciones gobierno, que le era el principal
que se siguen al santo matrimo descanso de sus cuidados en los tra
nio, como son, el continuo cuida bajos molestos y pesados de esta
do de la casa, del honor, de la ha vida mortal. -
cienda, de la muger, de los hijos, Al hombre que le toca la buena
y de toda la familia, no es peque fortuna de tener una muger juicio
ña la tribulacion de perder una bue sa, sensata y virtuosa, le llama
na compañía, y una muger estima bienaventurado el Espíritu Santo:
ble con quien vivia en sana paz y Beatus est, qui habitat eum mulie
servicio de Dios nuestro Señor. re sensata ; por lo qual no es de ex
No se pierde sin dolor lo que se trañar, que sienta su pérdida quar
estima de corazon, dice el adagio do se vé privado de su mas esti
comun ; y el santo Job lo dixo mas mable fortuna.
elegante, desengañando á los impa Aun dice mas el Espíritu Santo,
cientes, y diciendo que el dolor que el hombre bienaventurado que
no nace de la tierra, sino del co alcanza una muger buena, tendrá
razon del hombre , que pierde lo doblado el número de sus años: Mu
que estima, ó no alcanza lo que lieris bonae beatus est vir: numnerus
desea. -
enim annorum illius dublex erit. De
El Espíritu Santo dice , que la que se infiere, que perdiendo á
muger buena se le da al varon por su esposa, pierde la mitad de su
sus buenas obras; (Eccli. 26. v. 5.) vida, y esto naturalmente le ha de
de que se infiere, que el quitarsela causar grande sentimiento. - .
94 La Familia Regúlada:
En otro sagrado Texto º se dice, descansa su persona ; y al contra
que la muger fuerte y de buen go rio , en faltándole con la muerte,
bierno llena de gozo á su feliz ma queda en a alma y cuerpo defrauda
rido, y le hace cumplir en paz los do del bien que tenia con ella; y
años de su vida; ( Ecci, 26. v. 2.) no hay pérdida dé mucho bien, á
de que tambien se sigue, que fal quien no corresponda equivalente
tándole tanta felicidad, quedará tris dolor. is º
te y angustiado su corazon; porque Gracia sobre gracia es la muger
la privacion del bien poseido tiene santa y recatada, dice Dios, y así
los efectos contrarios á su pacífica el perderla será dolor sobre dolor,
posesion. y amargura sobre amargura; porque
En otro lugar dice el Espíritu la tristeza desabrida del bién per
Santo, que la hermosura de la mu didd, sube de punto con la memo
ger, buena, llena de alegríá copiosa ria y recordacion del gozo pasado.
la cara de su esposo, y cumple en En tres cosas, dice la divina Es
servicio de Dios todo su lícito de critura, se complace el corazon del
seo. De este bien estimable le pri hombre sábio, las quales son apro
ya la muerte de su esposa, con la badas en los ojos de Dios, y de los
qual su alegria se le convierte en hombres: la primera es, la concor
amargo llanto , y su compañía igus dia santa de los hermanos: la se
tosa en soledad funesta, , , , , , gunda es, el amor caritativo de los
- Es la muger inmaculada tan esti próximos: la tercera es, el ºvaron
mable, que vale mas, que muchos y la muger, que viven en sana paz
bienes juntos, dice la sagrada Es y concordia: Vir, Ao mulier bené si
critura; y así, quien la pierde por bi consentientes. De esta tercera fe
la muerte, se halla defraudado de licidad se ve privado el hombre pru
muchos bienes que tenia con ella; dente y sábio eon la muerte dolor
y en lugar de los º bienes que pier rosa de su muger, y su sentimiento
de , se le aumentan regularmente se proporciona con la comprehen
muchas desconveniencias, que de sion que tiene de su bien perdido.
dia en dia renuevan su justo dolor. Es feliz el hombre que halla para
y Tambien dice el Espíritu Santo; si una muger prudente, juiciosa y
que donde no hay muger se la men silenciosa , dice, otro sagrado Tex
ta y gime condolido el enfermo, y to; (Eccli. 26. v. 18. ) y por la
se ve sin aparato , , ni consuelo el misma razon tendrá por infelicidad
menesteroso: y todo esto se veri amarga el verse privado de su bue
fica en el pobre hombre viudo, á na dicha con la muerte, que sien
quien le falta la muger prudente y pre parece viene presto al que vive
caritativa, de quien pendia su con consolado. -

suelo, su asistencia y su remedio. La muger diligente es corona de


La gracia de la muger diligente su esposo, y todas las cosas se pros
deleyta de tal manera á su marido, peran en sus manos, dice un Pro"
que le llena de gozo hasta los hue verbio del sábio; de que se infier
sos, dice la divina Escritura, con re, que faltando su muger se le aca:
lo qual interior y exteriormente ba la prosperidad de su casa , y el
Libro, II, Capitula XV. 95
honor y adorno de su cabeza. y tuvo glorioso fin su grande tra
- Otras muchas excelencias dice la bajo, recobrando por doblados tor,
diviual Escritura de elao muger ahºra dos los bienes temporales que Dios,
nesta, fuerte; prudente y, laborig le habia quitad9... ...9 , , , , conº
sa; hasta decir, que quien tiene la , Este es un atajo venturoso, y el
buena fortuna de alcanzarla, entra juego santo, que debe llamarse: A
en la posesion de un grande teso la gana pierde; porque el hombre
ro, cuyo precio inestimable es con feliz en considerand9 bien, que Dios
mo un navío riquísimo, que c9il, él es quien de aflige, recibe un pode
aumentará los bienesa temporales. Y. roso consuelo, qual ngapueden dár
espirituales de y su casa, y será c9 sele, todas las criaturas del univer
mo levantarla de fundamento. Mas so mundo; y al mismo tiempo se
todo lo dicho no sirve de, consue-s compadece de su tribulacion el mis
lo, sino de aumentar el justo dolor mo, Señor, que se la dió para su
del hombre viudo porque mas sien mayor, bien, y debe esperar de
te, quien mas conocer elibien que su mano omnipotente el recobro,
Pierde. "e ar, º , se es ya eso con aumento de su bien perdido, co
a: El consuelo fundamental, en tafi, mo nos lo anuncia Isaías Profeta:
grande trabajo, ha de ser la per Suscepit de mann - Domini dupli
fecta resignacion en la divina vo cia. Y el santo Job nos testifica lo
luntad. En ellegando al extremo fi mismo por su práctica experiencia,
nal de que así los dispuso Dios, ce (Job«42. u. os) º po y s: ,
san todas las razones.humanas, y se ... La tristeza desordenada seca los
introduceo el verdaderó consuelo de huesos del hombre afligido, dice el
la criatura terrena. Esto conoció sabio Salomon en sus proverbios;
bien el santo Rey David, el ( Cap. 17. v. 22.) y no le es á la
en medio, de sus mayores tribula criatura racional de ningun provecho
ciones le dixo al Señor : eonozeo, la tristeza, antes le sirve de mucho
Señor, que así los has dispuesto, y daño; porque no hay mayor traba
con ese conocimiento enmudecí, y jo, que el que se lleva mal, pues en
él se padece, y no se merece, que
cerré mis labios á la expresion de
mi dolor; librame, Dios mio, de es la mas sensible desventura. De
tus plagas. (Psalm. 38. v. 11...), , los señores viudos, que tratan de
El Espíritu Santo, dice, que Dios segundo matrimonio, hablarémos en
juega con los hombres, con quier otro capítulos, a - º
nes tiene sus delicias: Ludens inorr. sº sº_2 - Y jo s s,3 r»

be terrdrum. Y un discretor dice, es CAP I TU Los XVI.


que ese juego es el de las palmas, el a : ,
en el qual hasta que acierta el que Consuelo de la muger casada en
padece, y adivina quien le dió, vuel - la muerte de su marido.
ve á pagar; pero en acertando ce Nº. c. 9 , , , s. , , 3
sa de padecer; y, por eso el santo Mas el hombre, para su esposa la
Job dió bien ven el punto de su re sombra de mayori pconveniencia,
medio; diciendo: e La mano de Dios delicias provecho, y consuelo, que
me ha dado el golpe, (Job 9. v. 21.) despuess de Dios puede tener en
96 La Familia Regulada.
este mundo ; pero como en ma funesta soledad. (1. Timoth. s. v. 3)
nos de Dios están la vida y la muer Estas son las enconmendadas de
te, así como al Profeta Jonás se le Dios nuestro Señor para su con
secó la yedra, en cuya sombra des suelo; y quanto mas afligidas y des
cansaba, así quando bien le parece amparadas, tienen muy á su fa
á su divina Magestad, á la muger vor la proteccion divina; porque
mas contenta con su estado, la de el mismo Dios decia en su antigua
xa sin humano consuelo, quitándo ley, que á la viuda, y al pupilo
la á su estimable marido, con quien nadie les ofenda, porque sus que
descansaba sin cuidado. . .» jas y lágrimas llegan al cielo, y el
Supongo ser el mas fuerte golpe Señor les atiende, y les oye para
temporal, que á una muger pru tomar justa venganza de quien les
dente la puede venir en este valle. agravia. ( Exod. 22. v. 22.)
de lágrimas; porque es golpe de ca En otro sagrado Texto dice el
beza, segun lo que dice S. Pablo, Espíritu Santo, que las lágrimas de
que el varon es cabeza de su mu la pobre viuda descienden desde sus
ger: Vir est caput mulierís; y re ojos á sus mexillas, y sus exclama
gularmente se expone todo por evi ciones suben al cielo, y da no voces
tarle, siguiendo la prudencia de la contra los que las afligen y contris
serpiente, que expone á los golpes tan. (Eccli. 35. v. 17.) El agua na
todo el cuerpo para defender su ca turalmente baxa á su centro; pero
beza; y el Señor nos la propone las lágrimas de la viuda desconso
para
santo imitacion º de prudencia
Evangelio. , 2
en su lada no baxan, sino que suben has
r
ta el alto cielo, buscandoe á Dios,
Para una muger de sano juicio para que haga su causa. i
todos los bienes temporales son me De algunos jueces tiranos se que
nos que la vida de su esposo; por ja Dios nuestro Señor por su pro
la qual con razon se viste de luto, feta Jeremías, y dice, los ha de
porque la alcanzó la sombra de la evitar, y los ha de juzgar á ellos
muerte; y en cierto modo tambien con mucho rigor, porque no juz
murió, siendo, como era, un cuer garon con piedad la causa justa de
po con su marido, como lo dice la pobre viuda desamparada. Y por
Dios. a c, - el mismo santo Profeta les manda á
- Hablo en esto con las viudas, que todos los de su pueblo, que no con
verdaderamente son viudas, con las tristen á las viudas, sino que las asis
quales habla el Apóstol en aquellas tan y las defiendan en a todo lo que
palabras: Viduas honora, que ve tienen razon, porque ya las basta
ré vidua sunt; porque no es lo mis la tristeza de su estado, sin que las
Ino morirsele á una muger su ma aumenten sus aflicciones. (Jerem.
rido, que ser verdaderamente viu 3. v. 28.) -

da, segun la mente de S. Pablo, el Y nuestro Señor Jesuchristo so


qual encamina su compasiori á aque bre los muchos atroces delitos que
llas viudas, 2 que juntamente con su tenian los escribas y fariseos, les
marido pierden todo el humano con impropéra y afea la crueldad tira
suelo, y quedan desamparadas eu na con que ofendiaa á elas póbres
Libro II. Capítulo XVI. 97...”

viudas desamparadas, y dice: ¡Ay bres y felices viudas en el Señor, y


de vosotros , escribas y fariseos no solo tienen defensor de sus agra
hipócritas, que os comeis las casas vios, sí tambien predicador auto
de las pobres viudas, y no haceis rizado de sus buenas obras. Es dig
escrúpulo ni reparo , alguno sobre no de reparo , que Christo Señor
tan exècrable maldad (Matth. 23. nuestro convocó auditorio para ce
v. 14.) lebrar los dos dinerillos, ó minu
Y debe hacerse notable pondera tos que la pobre viuda ofreció en
cion, de que intitulándose l)ios Rey el templo : Convocans díscipulos
de los Reyes, y Señor de los Señores, suos, ait illís : Vidua hec pauper
muda el apellido, y se intitula: Pa de cerca, como dice el Salmista.
dre de los huérfanos, y juez de las plus omnibus misit. ( Marc., 12. v. .
viudas: Patris orphanorum, y Ju 43.) Los ricos ofrecian grandes can
dicis viduarum; en lo qual advierte tidades, como lo dice el sagrado
S. Juan Chrisóstomo, que Dios ma Texto : Divites jactabant multa;
nifiesta su poder y dominio, para pero al Señor le pareció mas lo po
que los grandes y poderosos de es co de la pobre viuda, que lo mu
te mundo teman; y su clemencia y cho de los hombres ricos ; porque
misericordia, para que los huérfa ama mucho á las viudas desampara
nos, pupílos y pobres viudas se das y atribuladas, y las mira muy
animen y se consuelen con tan Om afligidas. (Psalm. 33. v. 9.)
nipotente padre y protector, que Por esto encomienda Dios tanto
los atiende piadoso. á los reyes y jueces de la tierra,
Con estas mismas palabras con que atiendan con piedad, y defien.
suela el mismo santo á una pobre dan á las pobres viudas, ofrecién
viuda, y la dice se anime; porque doles muchos bienes temporales si
si ántes tenia á un hombre terreno, así lo hacen, y amenazándoles con
que trabajaba por ella, ahora tiene gravísimos castigos si las despre
á Dios del cielo Omnipotente, que cian, y no las hacen la debida jus
se constituye por su protector amo ticia: Defendite viduam, y venite,
roso, y la defiende con mas poder o arguite me, dicit Dominus. (Is. 1.
que el que tenia su marido, hacién v. 17.) Si Dios está con vosotras,
dose juez severo de todos los jue quién contra vuestra constancia y
ces de la tierra, que no atendie buena dicha ? Sola vuestra descon
ren con piedad en su causa y jus fianza en el Señor os puede hacer
ta defensa. El que te privó de tu mal. * - -

marido, dice el santo, no te privó A tiempo que toda la tierra de


de su auxilio. Antes tenias á un hom Sidonia perecia de hambre, se acor
bre, que por tí hablaba á los jue dó el Señor de socorrer á una po
ces; ahora tienes á Dios en su lu bre viuda virtuosa, enviándola al
gar, que en defensa tuya juzgará, Profeta Elías á su casa donde sien
reprehenderá, y castigará á los jue do recibido con piedad afectuosa,
ces que te hagan injusticia. Advier en la misma especie que la pobre
te la felicísima conmutacion. viuda le daba de limosna, halló la
Poderoso protector tienen las po buena señora todo el remedio de sus
98 La Familia Regulada.
angustias, diciéndola el Profeta san presente, y no ha mudado de con
to, que nunca la faltaria la harina dicion, como dice el Apóstol.
de su casa, ni el aceyte: Hydria En tanto Christo Señor nuestro
farinae non deficiet, nec lecytus olei estimó á las virtuosas viudas, que
minuetur. habiendo nacido de madre Vírgen
La santa viuda Noemi, conser Purísima, quiso despues ser predica
vándose en virtud y honestidad con do de una santa viuda, que fué Ana
sus dos nueras desamparadas, tam profetisa, la qual, como escribe el
bien alcanzó la bendicion de Dios, Evangelista S. Lucas, vivió con su
que fué su protector y defensor, marido siete años, y estuvo viuda
y no la faltó lo necesario para pa en el templo hasta los ochenta y qua
sar en paz y bastante conveniencia tro años de su edad , empleándose
esta vida mortal en su santo retiro. en ayunos y oraciones, y sirviendo
(Ruth. I. v. 3. Ky seq.) - al Señor dia y noche, hablaba de
A otra pobre y desconsolada viu Christo Señor nuestro átodos los que
da la socorrió el Señor, resucitán esperaban la redencion de Israél. Si
dola á un hijo suyo difunto, y te estuviese casada, no tendria tan li
niendo inisericordia de ella, la con bre el tiempo para tantas buenas
soló y enjugó piadosamente sus lá obras, dice con elegancia S. Am
grimas, como se refiere en el santo brosio.
Evangelio; donde tambien se dice, Es incomprehensible Dios nuestro
que el Señor llamó juez de iniqui Señor en sus altísimos juicios, y su
dad al que no tuvo piedad en de divina Magestad sabe por qué qui
fenderla. (Luc. 7. v. 13. 2 cap. 18. ta los maridos á las pobres mugeres,
6.) - que viven gustosas en el estado del
En el libro sagrado de los he santo matrimonio. San Fulgencio di
ehos Apostólicos se refiere, que el ce, que en la viudez no se quita el
príncipe de los Apóstoles S. Pedro, don de Dios, sino que se aumenta.
conmovido de los ruegos de las po No desampara el Señor á la que qui
bres viudas, resucitó á una piado ta el esposo, sino que la encamina
sa muger, llamada Tabita, que se á mayor grado de perfeccion y me
interpreta Dorcas, la qual se em-. recimiento. La priva del consuelo de
pleaba virtuosamente en la labor de su marido, para que busque todo su
sus manos, y hacía de limosna las consuelo en su Dios y Señor, que
túnicas de los Apóstoles y discí no la quiere desconsolada , sino
pulos del Señor. mas virtuosa y perfecta.
Estos sagrados exemplares han de Algunas mugeres inconsideradas
servir para que las señoras viudas aman mas á su marido, que á Dios;
virtuosas aumenten su esperanza de y el Señor zeloso les quita el ma
que Dios las asistirá y defenderá, y rido, para que le amen á él solo. Es
las socorrerá en sus mas urgentes to dice S. Juan Chrisóstomo á una
aflicciones y desamparos; porque el señora viuda inconsolable, porque
mismo Dios y Señor piadosísimo con se le habia muerto su marido. Ama
las viudas, que ántes era en los ba mas á su esposo terreno , que se
tiempos antiguos, es en el tiempo habia de morir, que á su Dios in
Libro II. Capítulo XVI. 99
mortal; y por esto la quitó el Se grada á su divino Esposo, á quiera
ñor el impedimento, para que á él le contemplaba en cada uno de los po
amase solo. El dolor y llanto de la bres que socorria.
muger prudente en la muerte de su Santa Isabél Reyna de Portugal,
marido, ha de ser racional, no ex hija nobílisima de los Reyes de Ara
cesivo, ni desesperado; porque Dios gon , muerto su esposo, por quien
nuestro Señor, que así lo ha dis ofreció grandes limosnas y muchos
puesto, sabe mejor lo que la con sufragios; se aplicó al exemplarísi
viene, y la ama mas que ella se ama mo retiro, á mas oracion mental,
á sí misma. El juste sentimiento edi exercicios santos, y obras de pie
fica; el excesivo escandaliza. dad con los pobres de Christo, y
Las viudas santas, que la Iglesia así puso glorioso fin á su vida.
católica venera, y las pone por prác Estas y otras semejantes viudas
ticos exemplares para su imitacion, santas han de ser el exemplo ver
supieron componer bien el justo sen dadero para las señoras en la muer
timiento en la muerte de sus mari te de sus maridos; porque el testi
dos con la modesta expresion ex monio mas abonado de justo do
terior, sin extremos viciosos. Santa lor, no consiste en hacer extremos
Paula Romana, muerto su marido, irregulares de sentimiento, ni menos
despreciadas todas las delicias de es en hablar desconciertos, que á unos
te mundo, se dedicó únicamente al causa risa, y á otros poca edificacion;
servicio de su Dios y Señor, vivien sino en componer virtuosamente sus
do en exemplarísimo retiro. Lo mis vidas y sus obras, porque estas dan
mo hizo su hija Blesilla, la qual, á el mas eficaz testimonio de la persona.
pocos años de su santo matrimonio, El Apóstol S. Pablo dice, que la
quedó viuda, y siguió las virtudes verdadera viuda desamparada pro
de su santa madre. cure lo primero gobernar bien su ca
Santa Francisca Romana, luego sa, y ser atenta á sus padres; espe
que se halló viuda, aumentó sus re en su Dios, y procure exerci
exercicios espirituales, y se aplicó tarse en oraciones de noche y de
con mas libertad sagrada á las obras dia; porque la viuda, que solo cui
de caridad con los pobres de Chris de de sus delicias y deportes, aun
to Señor nuestro, y se dedicó á ser estando viva, ya debemos juzgarla
vir como sierva en una casa de es por muerta. Conviene se conserve ir
posas de Christo, que ella misma reprehensible; porque quien no tie
habia fundado. ne cuidado de sus hijos y domesti
Santa Isabél Reyna de Ungría, cos, es peor que el infiel. En obras
ilustre crédito de la Venerable Or buenas ha de dar testimonio de su
den Tercera de nuestro Seráfico Pa persona, educando á sus hijos, so
dre S. Franeisco, luego que mu corriendo á los pobres, consolando
rió su marido, despreció las delicias á los afligidos, y hallándose pron
temporales de su palacio, y con to ta para toda obra buena. Esta es la
humildad y desprecio de sí mis doctrina sana del Apóstol, hablan
ma se destinó para el socorro y ali do de las señoras viudas. (1. Tim. 5.
vio de los pobres enfermos, consa v. 4. 5 seq.) :N
2
1 0O
La Familia Regulada.
La señora viuda ha de tener mu
las y defenderlas. Es noble privi
cho cuidado de dar gloriosísimo legio de una señora viuda el que na
exemplo en el pueblo; porque sus die en todo el pueblo, diga mal de
obras darán testimonio cierto de su
ella, como se nota en la sagrada
persona, y despues de la muerte de Escritura. (Judic. 8. v. 8.)
su marido mas
será atendida de to De las viudas cantoneras escri
dos, y convendrá se justifique en bió con advertencia el Apóstol San
pasos de tal manera, que nadie pue Pablo, y expresamente dice quieren
da murmurarla, aunque la mire con casarse; y como no se hayan de
afecto siniestro, como previene cau quietar de otra Imanera, harán bien
teloso el Apóstol S. Pablo. (Tim. el hacerlo, porque mejor es casar
2. v. 8.) se, que abrasarse, y perder su al
Las salidas de su casa sean á la
ma. (1. Timoth. 5. v. 13.)
Iglesia , y templo santo del Señor No conviene, que las señoras viu
con todo recato y modestia, para das entren en casas agenas, si no
oir misa, visitar los altares, y ga fuere notorio el motivo decente
nar indulgencias por su esposo di que para ello tienen, porque la ma
funto, que esto sirve de edificacion licia humana anda muy despierta; y
christiana, y aun cederá en crédi aunque ellas no tengan mal fin, de
to y estimacion de su persona; aun ben evitar lo que no parece bien; y
que esta última circunstancia no de el Apóstol dice, que no todo lo líci
be ser el motivo de sus buenas obras, to es conveniente. -

como lo previene el Señor en su san La señora viuda verdadera y


to Evangelio. (Matth. 6. v. 5: ) Es exemplar ha de estar cerrada en su
tas salidas de las señoras viudas al casa, ocupándose dia y noche en
templo santo de Dios no deben ºperaciones santas, á imitacion de
comprehenderse en el recluimiento aquella insigne viuda, de quien di
funesto y político, á quien el mun ce la Escritura sagrada, que clausa
do llama duelo; advirtiendo, que morabatur. (Judic. 8. v. 5.)
no entren en ninguna casa seglar ex A mas de la visita cotidiana del
traña, aunque sea de parientas. Templo santo del Señor, ha de te
No vaya de casa en casa en el ner en su casa un oratorio, ó reti
pueblo; porque al punto será no ro equivalente, donde se recoja á
tada, y padecerá su buena fama, la tener oracion, y rezar con su familia
qual es mas estimable, que todas las el Rosario de la Vírgen Santísima,
riquezas temporales, como dice el y otras devociones; para lo qual
sábio en sus misteriosos proverbios. tambien se halla exemplar canoni
(Cap. 22. v. 1.) zado en el mismo sagrado Texto.
La reputacion de una señora viu No dé entrada freqüente en su ca,
da es delicadísima, y los ojos infec sa, ni de dia, ni menos de nocheá
tos de los mortales siempre se incli hombres extraños, y á deshora, ni
nan mas á pensar mal que bien. Son á los propios, que no son de su fa
muchos los que miran á las pobres milia; porque se debe evitar el es
viudas para notarlas, y pocos los que cándalo y causa de malicia, aun
las atienden piadosos para socorrer que en el corazon no se tenga mal
.
Libro II. Capítulo XVI. QI

fin, como enseña San Pablo. vechamiento espíritual de su alma,


Entrando la noche no ha de sa y buen exemplo.
lir la señora viuda de su casa, sino
que sea por urgentísimo y notorio CAP ÍTULO XVII.
motivo. Segun lo qual pregunta San
Ambrosio, ; si la Vírgen Santísima Advertencias al hombre viudo, que
fué al huerto de Gethsemaní, don trata de segundo matrimonio.
de prendieron á su Santísimo Hijo?
Y responde que no salió la Vírgen El Apóstol San Pablo aconseja á
Santísima de su casa, porque era de los hombres viudos, que no se ca
noche; y no da otra razon : Non sen, si les basta el ánimo para vi
fuit in Horto Sanctíssima Virgo vir en continencia santa, y sin ofen
Maria, quia nox erat. Y á las mu sa de Dios; pero despues concluye
geres infelices, que salieron de no el asunto, diciendo, que si no se
che de su casa para buscar el acey atreven á vivir en continencia , les
te que las faltaba, las trata de fatuas aconseja, que se casen; porque mas
este santo Padre de la Iglesia, con vale casarse, que abrasarse, y mejor
forme al sagrado Evangelio de San les estará irse al cielo casados, que
Mateo. (Matuh. 25. v. 1 o.) al infierno viudos ( 1, Cor. v. 9.)
En la casa de la señora viuda pru Esta doctrina sana del Apóstol
dente no ha de haber jamás saraos, concluye todo el argumento de este
ni entretenimientos de concurso, ni capítulo; porque toda criatura desea
músicas profanas, porque no dice su mayor conveniencia, y el glo
bien el luto con semejantes holgan rioso santo toca las dos partes esen
zas, ni se hermanan bien la músi ciales, dexando á la discrecion del
ca con el llanto; mas bien se com hembre prudente la eleccion de la
ponen luto y llanto. ( Eccli. 22. suerte, que juzgáre le conviene; pe
v. 6.) ro no se detérmine de pronto, no
El trage de la señora viuda dis sea que se arrepienta de espacio;
creta y exemplar, ha de ser siempre sino tome sano consejo de hombre
funesto y honesto; y si tiene galas docto y virtuoso, como lo enseña el
del tiempo de su juventud, y de sus sabio en sus proverbios.
delicias pasadas, -será bien las con Esta es materia gravísima, cuya
sagre á Dios, ó las guarde, como hi resolucion va de por vida; porque
zo la hermosa y santa viuda Judith, los yerros del matrimonio solo los
que fué el exemplo y la gloria de su deshace la muerte regularmente. El
pueblo. primer matrimonio se ha de pensar
Mas porque no hay regla general mucho, y mucho mas el segundo. Si
sin excepcion, y las circunstancias se erró el primero, para que no se
de los tierapos, y las diversas funcio yerre el segundo; y si se acertó, pa
nes ocurrentes piden distinta conside ra que no se pierda lo ganado. El
racion; la señora viuda prudente Espíritu Santo dice, que el varon sa
Procure obrar en todo con sano con bio teme errar en sus determinacio
sejo, y así dispondrá sus operaciones nes; pero que el necio y estulto pasa
racionales con honra y virtud, apro adelante, y no considera su peligro.
IO2
La Familia Regulada.
Conviene que el hombre pruden gunda vez, hagan memoria de lo que
te se pruebe á sí mismo, y exämine, pasaron en la primera; y si no les
como se halla su corazon; si le bas fué tan mal que queden satisfechos,
ta el ánimo para vivir irreprehensi comuniquen con otros menos afor
ble en continencia vidual, lo mejor tunados, y teman su peligro, no
es no casarse, pues está libre : So sea que por huir de un trabajo, den
lutus es ab uxore Noli querere en otro mayor.
uxorem, dice S. Pablo; pero si no El infeliz Esaú se lamentaba de
se atreve á vivir sin muger, enco. que segunda vez se veía engañado
miéndese bien á Dios, y mire lo de Jacob ; y parece sería mejor se
que hace con sano consejo : porque quejase de sí mismo, pues no habia
si la yerra, va á perder mucho, y escarmentado de la primera. Dexóse
se expone á mil tribulaciones y tra llevar de su apetito inmortificado, y
bajos, con peligro de que sea su no queria conocer, que él se tenia
mas fatal ruina. la culpa de su daño. Esto sucede
No se puede decir mal del santo practicamente á los que llcran de
sacramento del matrimonio; ántes fraudadosensu segundo matrimonio.
bien importa sepan todos, que es Dicen algunos viudos afligidos,
error el afirmar que el matrimonio que no pueden vivir así, que todo
es malo; y quien tal dixese debe se les pierde, que no tienen gobier
ria ser acusado al santo tribunal de no en su casa, que sus intereses an
la Inquisicion. No es malo el matri dan perdidos por manos extrañas,
monio; pero los que se casan son que sushijos se crian mal sin madre,
dignos de mucha compasion. Esto y que sus conciencias van poco se
quieren decir aquellas misteriosas guras con el vencimiento de sus pa
palabras del Apóstol S. Pablo, quan siones naturales. Si todo es así ver
do hablando de los que se casan, dad, ellos se lo saben; pero deben
dice : To me compadezco de vosotros. considerar como verdaderos católi
(1. Cor, 7. v. 28.) cos, que á Dios del cielo nada le
Habia dicho ántes el Santo Após engaña, como dice el sábio en sus
tol que los que se casan padecerán proverbios. (Cap. 24. v. 12.)
tribulacion. Y dice S. Agustin, que No peca el hombre viudo vol
S. Pablo no explicó por extenso las viéndose á casar, como dice S. Pa
tribulaciones y trabajos que regu blo: Non peccat si nubat; pero ten
larmente padecen los que se casan, drá paciencia si se buscare que llo
temiendo, que si todos las supiesen, rar. La dificultad grandísima de ha
ninguno se casaría. Por eso calla el llar una muger de cumplida razon
Apóstol las molestias y tribulacio y juicio, ya nos lo manifiesta el sábio
nes en particular de los casados, Salomon, á quien prevaricaron las
Si el hombre viudo alcanzó bue mugeres; (Eccles. 7. v. 6.) y sobre
na fortuna con su primera muger, este testimonio sagrado nos lo ense
tema no lo pague todo con la segun ña tambien la experiencia quotidia
da. El Espiritu Santo dice, que los na de los que freqüentemente ve
que navegan el mar, cuentan suspe mos perdidos en los pueblos por los
ligros. Los que tratan de casarse se segundos y terceros matrimonios.
Libro II. Capitulo XVII. ro3
A los hombres distraidos de los causa de la ruina de su marido, que
bienes eternos les parece vida me por no displacerla se empeñó en mas
lancolica el vivir sin muger propia, de lo que valia su hacienda. ( Orig.
y en soledad vidual: pero si co homil.7. in Matt.) A esta grande
menzasen á gustar de Dios con san miseria llegan los pobres maridos por
tos exercicios espirituales y freqüen no descontentar á sus inmpertinentes
cia de sacramentos, presto muda mugeres; por lo qual no sin miste
rian de dictamen, y conocerian que rio se llaman esposas aquellos hier
para oir la voz de Dios en el cora ros infames, con que aprisionan las
zon conviene la soledad, como el manos de los hombres delinqüentes.
mismo Señor lo dice. (Osee 2. v. 14.) El Espíritu Santo dice, que el vi
El hombre casado divide sus cui no y las mugeres hacen apostatar
dados, como lo escribe San Pablo: á los sábios : Vinum, A5” mulieres
Cogitat que sunt mundi, quomo apostatare faciunt sapientes. Y si
do placeat uxori, 3 divisus est. Y esta desventura sucede con los sa
si está libre de complacer á su mu bios, 3 qué será con los estultos y
ger, (que no es fácil muchas veces necios # Tema el iguorante donde
sin displacer á Dios) ya puede en cae el sábio, y el pecador donde pe
tregar enteramente su corazon á su ligra el justo.
Criador y Señor, que es lo que su Los que dicen, que todo se les
divina Magestad quiere de nosotros, pierde si no se casan, se remedia bus
como se dice en la sagrada Escritura. cando para su asistencia una muger
El cuidado molesto de complacer virtuosa, de edad adelantada, que
á su muger ha perdido á muchos le pueda gobernar su casa; pero que
hombres de grandes obligaciones, y no le sea de escándalo para su alma,
sobre todos al primer hombre del ni cause murmuracion en el pueblo.
mundo, que fué Adan, el qual por De esta especie de mugeres virtuo
complacer á su esposa comió de la sas fueron las que asistian á los san
manzana prohibida, y perdiéndose tos Apóstoles, y deben ser las que
á sí mismo, nos perdió tambien á asisten á los que con edificacion vi
todos sus descendientes; y San Pa ven en laudable continencia; y tam
blo dice, que la muger fué engaña bien lo eran así aquellas viudas cé-.
da de la serpiente, pero que Adan lebres, que se destinaban en la pri
no fué engañado; de que se infiere, mitiva Iglesia para la asistencia de
que no comió, por engaño, sino por los pobres de Chisto. ( 1. Cor. 9.
no displacer á su muger. v. 5. Act. 6. v. 1.) .
Aquel hombre infeliz á quien la Para la buena críanza de los hi
justicia puso en los tormentos, has jos y su limpieza, tambien se puede
ta que pagase por entero toda su fiar de una muger virtuosa, de cuyo
deuda, tambien dice Orígenes, que talento y solícito gobierno se tenga
por seguir á su muger halló su rui experiencia; que no siendo jóven
na; y lo infiere de que la sentencia ya se habrá conocido su buena eco
fué, le vendiesen á él y á su muger: nomía en la prudente disposicion de
á él, porque era el deudor ingrato, su propia casa; porque la muger in
y á su muger, porque habia sido la sipiente, que no supo cuidar de sus.
Io4 La Familia Regulada.
bienes propios y domésticos, ya tie nitura y herencia, y todo era mis
ne la exclusiva por el Apóstol San terio para la instrucion de los hom
Pablo para no encomendarla los bie bres, como dice San Pablo. El que
nes agenos. (1. Timoth. 5. v. 8.) pueda estar en paz en su casa, no
Si el viudo melancólico siempre se busque ruidos.
instare que le importa para la sal Es cosa terrible, que algunos hom
vacion de su alma el volverse á ca bres inconsiderados por no morti
sar, conviene dexarle; porque no ficarse un poco, atropellan con to
hay equivalente en todo el mundo do, y quieren voluntariamente per
que se iguale con la estimacion de su der una casa honrada y antigua en
alma, como dice el Señor en su san el pueblo, y de cumplidas conve
to Evangelio. (Matth. 18. v. 26.) niencias, solo por seguir su gusto.
Es proloquio comun de los hombres Yo les ruego por nuestro Señor Je
el decir, que mas sabe el loco en su suchristo, y por su propia con
casa, que el cuerdo en la agena; y veniencia, paz y quietud, no se de
en cosas de conciencia cada uno sa Xen precipitar de su pasion, sino que
be lo que pasa en su corazon. oigan la razon; y consideren lo que
Una cosa debe notarse de las mau hacen. -

chas estimables que nos dexó escri Busquen sugeto docto, virtuose
tas el sábio Salomon en sus prover y temeroso de Dios, y desapasiona
bios, y es, que por tres cosas se do, como enseña Salomon, y oigan
mueve la tierra, y la quarta no la y consideren lo que aconseja. Mil
puede tolerar. La primera es el sier desventuras han sucedido en los pue
vo quando entra á mandar, y se ha blos por semejantes segundos matri
ce soberbio. La segunda es el hom monios atropellados; y es justo se
bre estulto y necio, quando está har consideren las desgracias pasadas,
to de comer. La tercera es la mu para no caer en ellas. Los hijos de
ger odiosa, que se casa con un hom distintas madres regularmente han
bre de juicio. Y la quarta es la cria tenido mala componenda, y las ca
da, que pasa á ser heredera de su sas que se dividen, se destruyen, co
señora. Todo esto dice el sábio pa mo dice Christo Señor nuestro en su
ra enseñanza de los mortales. (Prov. santo Evangelio. (Luc. 21. v. 17.)
3o. v. 2 ... y seq.) Verdad es, que Todo esto es digno de considerarse.
segun el dicho comun, no hay re Hijos de un padre, y de distin
gla sin excepcion. El sano consejo tas madres eran Adonías y Salomon,
lo compone todo. y la divina Escritura nos refiere la
Tambien conviene que el hombre capital discordia que tuvieron sobre
viudo, si trata de segundas nupcias, la herencia. Es natural en la madre
procure quanto pueda no llenar su que vive, adelantar sus hijos; y no
casa de hijos de distintas madres, por es comun el sacar la mejor parte los
que aun los que son de un vientre, que lloran á su madre difunta.
no nacen todos de un temple; y sa Tal discordia puede suceder en
bemos por fé católica, que en el tre los hijos de un padre, y de dis
vientre de su madre hubo hijos, que tintas madres, que sea conveniente
peleaban inquietos por la primoge separarlos para la paz de la casa. Así
N
-
Libro II. Capítulo VXII. Io 5
le sucedió al Patriarca Abrahan con habita con elia. (Eccli. 25. v. 17.)
sus dos hijos Isaac y Ismaél. Ver Si se yerra en la eleccion de una
dad, es, que aquel suceso tenia los muger asalariada, que parecia de
misterios que escribe el Apóstol; pe buen gobierno; y despues se halla
ro aun en lo literal enseña, que con que no es como se pensó, se tiene
astuta prudencia se prevengan, y se facil el remedio, pagándola lo que
eviten las discordias entre los hijos ha servido, y buscando otra que
de un padre y de distintas madres; sea mas á propósito; pero si se yer
porque no suelen producir buenos ra en la eleccion de muger propia,
efectos. con vínculo indisoluble de matrimo
Tambien debe tener grande cui nio, no tiene otro remedio, que pa
dado el hombre viudo, que trata de decer hasta morir, ó hasta que se
pasará segundo matrimonio, para muera, con la prevencion de que no
no dexarse llevar de hermosuras apa se la puede desear la muerte por
rentes, sino buscar una muger de ninguna conveniencia temporal,
juicio y buen gobierno; porque no conforme lo tiene declarado la santa
es facil, como dice El Espíritu San Iglesia. -

to, hallar juntas esas... estimables Consideren los pobres hombres


prendas, y la que mas importa se ha viudos el gravísimo peligro á que se
de atender primero. La muger es la exponen, tratando de segundas nup
que edifica, ó pierde la casa, como cias, y encomiéndense bien á Dios,
dexamos dicho en otro capítulo. purificando sus almas y llorando sus
Ni tampoco se debe arrebatar de pecados; porque el Espíritu Santo
que una muger tiene mayores con dice, que es la suerte infeliz de los º
veniencias temporales que otra; por pecadores el caer con una muger ma
que si la mas rica no tiene talento. liciosa y disparatada. (Eccli. 25. v.
de buen gobierno, perderá lo que 26.) -

trae, y lo que halla en casa; y si la Despues de contraido su matri


que parece mas pobre es muger fuer monio no suspire por su muger pri
te, laboriosa y diligente, de lo po mera delante de la segunda, no sea
co que halle hará mucho, y todo se que encienda en su pobre casa al-,
prosperara en su manos, porque no gun fuego infernal de zelos, que lo
comerá el pan ociosa, cono dice el consuma todo, y haga su error no-,
sábio en sus Proverbios. (Cap. 31. vísimo peor que el primero. En lle
v. 27.) gando los desaciertos á ser males ne
Ni se busque muger avarienta, lo cesarios, conviene llevarlos con pa
quaz, presumida de discreta, liti ciencia christiana, y sacar mereci
giosa y disoluta; porque en lugar mientos; porque el dolor perpetuo
de alivio se hallará en un continuo , y la plaga desesperada de remedio ,
tormento. Así como la tristeza del humano, no tiene otra apelacion
corazon es todas las plagas juntas, que al poder Divino, segun dice con
así la maldad de la muger es toda lagrimas el Profeta Jeremías. (Jerem.
malicía, ó un agregado universal de 1 5.... v. 18.). - -

todas las malicias, dice el Espíritu Armese de paciencia y resigna


Santo. Desventurado el hombre que cion santa para llevar sustribulacio
1o6 La Familia Regulada.
ciones, acordándose del consuelo que juicio asentado, y de talento cum
el Apóstol S. Pablo le da con la bre plido, que saben dar peso á la ra
vedad de su vida mortal. (1. Cor. 7. zon, y distinguir entre los trabajos
v. 28.) En lo que ya no tiene reme indispensables del uno y del otro
dio, es por demás gastar el tien estado ; para que desengañadas pri-.
po. Pensémos en la vida eterna, que mero de que sin pecar se pueden ca
los trabajos temporales de esta vida sar, elijan libremente lo que juzga
presto tendrán fin, y se acabarán ren que mas las conviene.
las tribulaciones con felicidad ina Con espíritu soberano de profe
misible, si se toleran por el amor cia nos avisa S. Pablo, que en los
de Dios con virtuosa resignacion. novísimos tiempos se apartarán al
Amen. , - ": .
gunos hombres bárbaros de la fé ca
a C, AP I TULO XVIII. . tólica, atendiendo al espíritu de er
ror y á las doctrinas de los demo
Advertencias á la muger viuda, que nios, hablando con hipocresía mal
trata de segundo matrimonio. dita contra la verdad, y prohibien
do que se casen las personas libres:
ya divina Escritura dice como Prohibentium, nubere. ( 1. Timot. 4.
la muger, casada por la muerte de v, 2. er seq.). Esta es doctrina con
su marido queda libre para poder denada, por la qual nunca se las ha
se casar con otro si quiere; pero de decir á las viudas libres, que las
juntamente la previene, que será mas está prohibido el casarse.
bienaventurada, si así permaneciere Conviene que tambien se note,
sin casarse : Beatior autem erit, si que en algunas mugeres los pocos,
sic permanserit. No se la pone pre años son muchos, y en otras los mu
cepto, de uno, ni de otro, ni de ca chos son pocos; porque el juicio no
sarse, ni de quedarse siempre viu siempre va con la edad; y en esta
da ; para que pueda elegir sin pe plaga, no solo son comprehendidas
car lo que mas bien la pareciere con las mugeres, si tambien muchos
veniente para su alma. ( 1. Cor- 7. hombres, porque unos de pocos años
v. 4.O.) a , , , tienen mucho juicio, y otros de mu
e No hablarémos en este, capítulos chos tienen poco, ó nada, como ad
de aquellas viudas muy jóvenes, que vierte la divina Escritura. Esta no
no saben estar quietas en su casa; ta conducepara reducirá convenien
porque de estas absolutamente dice, te práctica la doctrina sagrada del
el Apóstol S. Pablo, que se quie Apóstol, perteneciente á las viudas
ren casar: Nubere volunt ; y el san- jóvenes. . . . s.
to Apóstol. tambien quiere que se San Ambrosio dice, que la Santa
casen, porque con las ocupaciones viuda Ana profetisareusó contraer
urgentes del gobierno de su familia, segundo matrimonio, aunque so
quitarán la ocasion al enemigo, para lo siete años habia estado casada;
que no den mal exemplo en el pue porque conoció se llegaba el tiempo
blo. (1.Timot. 5. v. II. º seq.) feliz de la venida de nuestro Señor
- Hablarémos solo de aquellas se- Jesuchristo, á quien serviria me
ñoras viudas de edad competente, de 2 jor en el estado mas perfecto de la
*
Libro II. Capitulo XVIII. 1o.7
continencia viudal, que en el del el Emperador Teodosio para con
santo matrimonio, traer segundo matrimonio, respon
La muger casada piensa en las co dió, que si Dios la quisiese casada,
sas del mundo, y se desvela en dis no la habria quitado tan presto á su
currir como dará gusto á su mari marido: por lo qual se resolvia cons
do, segun lo escribe San Pablo; pe tante en no conocerá otro ; que ve
ro la muger libre piensa en cómo dar neraba los altísimos juicios de Dios;
gusto á Dios nuestro Señor, que es y que pues su Divina Magestad la
lo que mas la ha de aprovechar pa habia quitado á su esposo, discur
ra su salvacion eterna. (1. Cor. 7. ria conveniente aplicar todo su amór
v. 34.) En esto emplea santamente y sus cuidados en el que por su mis
sus potencias y sentidos, y no tiene ma naturaleza de Dios es inmortal.
quien la sea de estorbo ni divide su No tuvo tan alto fin, mas fué ala
corazon entre Dios y las criaturas. bada de los hombres la constante re
Esto consideró bien aquella santa solucion de la insigne viuda Vale
viuda Romana Eufrasia, la qual ha ria, la qual preguntada, ¿por qué,
biendo quedado viuda en su edad habiéndosele muerto de pocos años
mas florida, y siendo muy hermo su marido Sérvio, no pasaba á se
sa, de linage noble, con muchas ri gundo matrimonio? respondió, que
quezas y estimaciones del mundo, no trataba de casarse segunda vez,
rogada del Emperador, no quiso pa porque para ella, y para su estima
sar á segundo matrimonio, sino que cion, aun vivia y viviria siempre
se fué á la Tebayda, donde sirvien su marido. Aunque no fué su res
do de todo corazon á su Dios y Se puesta de la mayor perfeccion, fué
for, vivió muchos años en la vir siquiera discreta y honrada.
tuosa continencia viudal, cuya san Tampoco merece alabanza chris
ta vida escriben largamente los san tiana aquella famosa hija de Caton,
tos Padres antiguos. -
llamada Márcia, la qual preguntada
La insigne Santa Isabél Reyna de ¿hasta quando habian de llegar sus
Ungría, quedó viuda de pocos años, lágrimas por su marido difunto? res
porque todos los de su admirable vi pondió: Hasta el último dia de mi
da, que es un asombro, no pasa vida mortal. Dixe no merecia ala
ron de veinte y cinco; pero jamás banza christiana, esta afectuosa res
pensó en segundas nupcias, sino en puesta, porque se opone á la sen
servir y amará su Criador y Re tencia revelada del Espíritu Santo;
dentor, á quien eligió por esposo que dice, no se llore con exceso al
único de su alma; y en santísimos difunto, porque se fué al eterno
exercicios espirituales concluyó sus
º
descanso. (Eccli. 21. v. 1 1.) Las viu
años, y llenó de pasmo á todo el das christianas deben consolarse en
orbe christiano. -

Christo para vivir con Christo. Mas


Entre las insignes viudas puede vale orar por sus maridos, que llo
tener decente lugar aquella grande rar pór ellos. * --

muger constantinopolitana, llamada De otra viuda gentil escribe el


Olimpia, la qual habiendo estado poeta Virgilio, que muerto su ma
casada solo año y medio, instada por rido, á quien amaba mucho, reu
O 2
1 o8 La Familia Regulada.
saba siempre el pasará segundo ma segundo, ya se nace en tu casa la
trimonio; y volviendose á su falso guerra doméstica; que regularmen
Dios, le decia recibiese sus amo te va pasando de mal en peor. Tus
res, pues le habia quitado el espo primeros hijos se verán despreciados,
so terreno, en quien los tenia pues y nada podrás hacer por ellos sin la
tos. Sobre lo qual escribe San Ge nota de que aun te dura el amor de
rónimo una eficaz exórtacion á las tu primer esposo; porque facilmente
viudas christianas para que aprendan se llenan de malicia los corazones
á buscar á su Dios verdadero, con de los hijos de los hombres, como
fundiéndose con el exemplo valero dice el Espíritu Santo.
so de la viuda gentil. Si tu segundo matrimonio tuvie
Una célebre viuda Romana, ins re hijos de otro matrimonio (pro
tada de sus parientes para contraer sigue el Santo), aunque seas la mu
segundo matrimonio, respondió con ger mas piadosa del mundo, bien
este ingenioso dilema : ¿O mi se te puedes armar de paciencia chris
gundo marido será bueno, ó será tiana; porque quieras, que no quie
malo? Si fuere bueno, siempre vi ras, has de pasar por la ignominia
viré atormentada con el temor de de madrastra. Aunque seas de bue
que se me muera como el primero; na condicion, te harán de mala;
y si fuere malo, mejor me estaré aunque ames á los extraños, dirán
sin él, que con él: por lo qual de que los aborreces. Si á alguno de
termino estarme viuda y sola, y con ellos le doliere la cabeza, dirán que
solarme con mi Dios y Señor, que eres maléfica, Ruégote me digas,
está siempre cerca de los afligidos ¿qué tienen de buenas las segundas
y atribulados de corazon, como ca nupcias con que se puedan compen
da dia nos lo dicen los predicado sar tantos, tan grandes y tan moles
res. (Psalm. 33. v. 19.) tos males? Inclina tu corazon para
. El Doctor Máximo de la Iglesia obrar con prudencia, segun el con
S. Gerónimo hace.á las viudas otros sejo sano de Salomon.
fuertes dilemas; y hablando á todas, Crean firmemente las señoras viu
en una de ellas dice: ¿O tienes hi das, que San Pablo tuvo espíritu
jos de tu primer marido, ó no los verdadero de Dios. No las prohibe
tienes? Si tienes hijos, 3 para que que se casen; pero las aconseja que
te quieres casar? Si no los tienes, lo excusen, si pudieren. No , quie
¿para qué quieres aumentar la nota ro ponerlas lazos insidiosos en su ca
de tu experimentada esterilidad? mino del cielo, como el mismo san
Quiente insta para segundo matri to, lo advierte: Non ut laqueum.
monio, de allí á poco te compelerá vobis injiciam, (1. Cor.7... v. 35.)
para que hagastestamento. Simulará sino que se las aconseja lo mas per
que está enfermo, y hará su testa, fecto y honesto, y las pone en ca
mento del modo que quiera que tu mino libre para mejor servirá Dios
hagas el tuyo á su favor. (Epist. ad nuestro Señor, sin los impedimen
Vid. Tur.) 2
tos y estorbos que consigo lleva el
Si tienes hijos de tu primer ma estado del matrimonio, por nuestra
trimonio, y tambien los tuvieres del imperfeccion, y miseria,
Libro II. Capítulo XIX. . I o9
los santos se dispusieron; y por es
CAP iTU L o XIX. to dice en el sagrado Evangelio, que
los buenos se levantarán en el juicio
Exórtacion , á todos los que viven de Dios contra los malos, confun
en el estado del santo matrimonio, diéndoles las excusas que dieren de
y se concluye este libro. sus pecados. (Matth. 12. v. 4.1. o
segundo. seq.
San Pablo desde sus cadenas en la
E Apóstol San Pablo dice, que carcel escribe á los fieles Efesinos,
cada uno permanezca en el esta y los exórta á que dignamente dis
do en que Dios le llamó , y en él pongan su vida christiana conforme
perfeccione su alma: Unusquisque á su vocacion, portándose con toda
in qua vocatione vocatus est, in ea humildad y mansedumbre, tolerán
permaneat. En el estado del santo dose unos á otros con paciencia ca
matrimonio ha tenido muchos san ritativa, y siendo solícitos en guar
tos y santas la Iglesia de Dios, co dar la unidad de espíritu con el san
mo difusamente dexamos probado en to vínculo de la paz. (Ephes. 4. v. 1.)
todo el libro primero: y como aque Esta doctrina sagrada parece ha
llos fueron santos, lo pueden ser bla con expresion de las virtudes
tambien los que ahora viven en el principales que deseamos para el
mismo estado, si obran como ellos bien espiritual de los que viven en
obraron. el estado del santo matrimonio. No
Tambien queda prevenido en otra basta que el estado sea bueno, si no
parte, que el estado del santo ma se obra bien conforme al estado.
trimonio, por sí mismo, no es em Santísimo es el templo de Dios; pe
barazo para que sean muy santas las ro no le valdrá al que no obra bien
personas que viven en él; porque en el templo, como dice Jeremías
Dios es fidelísimo á sus criaturas, y Profeta. (Jerem. 7. v. 4 ) , ,
no las manda mas de lo que pueden Dignamente vive, segun su voca
hacer, ni las tienta mas de lo que cion, el que santamente cumple las
pueden tolerar, ni permite que el leyes justificadas de su estado, dice
demonio las tiente mas de lo que pue San Juan Chrisóstomo; por lo qual
den resistir, asistidas de su divina los que viven en estado matrimo
gracia, como lo afirma San Pablo. nial serán santos, si se ajustan con
(1. Cor. 1o. v. ; 3.) - perfeccion á la divina le y en quan
En esta constante suposicion, des to les toca, y se conservan irrepre
engañense los casados, que si no se hensibles en sus obras, armándose
aplican á servirá Dios nuestro Se en sus tribulaciones y trabajos de
ñor, y vivir santamente, no se les paciencia christiana.
admitirá por disculpa en la Divina La primera ley santa de los ca
presencia la razon insuficiente que sados es amarse el uno al otro en
alegan de las ocupaciones freqüentes Dios y por Dios; si no se aman, el
de su estado, en el qual, como otros poco trabajo es mucho; y si se aman
han sido santos en él, lo pueden ser el mucho es nada. Esto es lo que di
ellos tambien, si se disponen como ce San Agustin del yugo de Chris
IIO
La Familia Regulada.
to; y con el amor compone el glo te proceden de mal en peor.
rioso santo la sentencia del Señor, La perfecta caridad es el princi
que dice en su santo Evangelio, que pio y raiz capital de todos los bie
su yugo es suave, y su carga ligera. nes, porque segun nos la pinta ilus
(Matt. 1 1. v. 3o.) trado del cielo el Apóstol S. Pa
La segunda ley , que señala el blo, tiene juntas todas las nobles y
Apóstol, es la humildad; porque el virtuosas condiciones, de que mas
Espíritu Santo dice, que entre los necesitan para vivir Santamente los
soberbios siempre hay litigios y dis bien casados; pues dice el Santo
cordias. Si los casados son de áni Apóstol, que la caridad es pacien
mos altivos y soberbios, nunca ten te, benigna, no es envidiosa, ni ha
drán verdadera paz, y vivirán en ce mal á nadie, ni se compone con
una casa como en un infierno. la presuncion ni soberbia; no es
La tercera condicion, que insi ambiciosa, ni interesada; ni se im
núa S. Pablo, es la mutua manse pacienta, ni piensa mal de nadie,
dumbre y benignidad con que se ni se alegra del mal ageno, se ale
han de atender y mirar los casados gra de la verdad, y aborrece la
el uno al otro: así serán bienaven mentira.
turados y felices aun en esta vida La sexta ley que insinúa S. Pa
mortal; porque Christo Señor nues blo, es unidad de espíritu. Esta con
tro dice, que los suaves de condi siste en atender á Dios los casados
cion poseerán la tierra de los vivien uniformes, para guardar en todos los
tes y aun la de este mundo. (Matt. divinos mandamientos, y en esta
6. v. 4.) Así lo vemos por expe unidad santa han de ser muy solíci
riencia, que solo viven quíetos los tos. El seráfico Doctor S. Buenaven
benignos y pacíficos, que parece lle tura dice, que el alma racional, en
van consigo visiblemente la bendi-. quanto informa al cuerpo humano,
cion de l)íos, se llama alma, y en quanto mira á
- La quarta ley apostólica es tole Dios, esa mísma alma se llama espí
rarse los casados mutuamente el uno ritu. Con esto se entiende bien el in
al otro. Así se cumple la divina vo tento del Apóstol; es decir, que el
luntad y la ley de Christo, como marido y la muger, aunque tengan
dice S. Pablo : Alter alteríus one dos almas, tengan en ellos unidad
ra portate, y sic adin plebitis le de espíritu , atendiendo ámbos á
gem Christi. Los trabajos en com Dios en todas sus obras.
pañia se llevan mejor, porque no es Concluye el Apóstol con la sép -
tanto el peso para cada uno. tina ley, encomendando el víncu
El quinto requisito del Apóstol es lo sagrado de la paz verdadera : In
la paciencia caritativa de los casa vinculo pacís. Los que viven en el
dos, uno con otro : Cum patientia santo matrimonio sin este vínculo
suportantes invicem in charitate. precioso, son infelices, y les sería
La impaciencia acarrea muchos ma conveniente no haberse casado. Me
les, dice el sábio en sus proverbios, jor es la muerte, que la vida amar:
y sobre un trabajo recarga otro; por ga, dice el Espíritu Santo. ( Eccli,
lo qual los impacientes regularmen 3o. v. 17.)
III
Libro II. Capítulo XIX.
La verdadera paz entre los casa do: Pax Dei, que exuperat omnem
dos se ha de componer con el ser sensum. Esta paz gloriosa es la que
vicio de Dios, y con la observancia prevalece sobre todos en sentido,
de su divina ley; porque de otra y sobre todo sentimiento; porque
suerte no será paz verdadera, sino comprehende la criatura feliz, y
perdicion y obstinacion habitual, temerosa de Dios , que el sufrir
que por envejecida ya no se siente. qualquier trabajo y qualquier des
No tienen paz de Dios los impíos, precio es menos que el perder tan
dice Isaías Profeta. estimable paz.
La paz de Dios es aquella paz ca Con estas condiciones y principa
ritativa, de quien dice S. Pablo, les virtudes se hacen felices los ma
que es vínculo de perfeccion, y lle trimonios, se prosperan las casas, y
na dealegría santa los corazones hu se santifican las familias. Habita
manos; de tal manera, que los que Dios en ellas, y ellas en Dios; y esta
viven con ella siempre piensan en el es la salud estimable, que el Señor
servicio de Dios nuestro Señor. Es anunció en la casa felicísima de Za
ta es la paz conveniente á los que quéo, quando la honró con su divi
han de vivir en matrimonio feliz. na presencia. (Luc. 19. v. 9.)
De esta paz felicísima dice el Após Del gravísimo pecado del adul
tol, que es superior á todo senti terio trataremos de propósito en el
do, y prevalece sobre todo senti libro tercero.

LIBRO TERCERO. ...


º.

DE LAS VIRTUDEs PRINCIPALES


con que se hace felíz una casa, y los vicios par - =

ticulares con que se destruye. i

CAPÍTULo PRIMERo.
E L A Mo R DE DI o s r su s ANTo TE Mo R,
y la observancia de la divina ley prosperan las «, º
casas y familias. - :
2 ,
R máximo y primero manda divina Magestad hacernos felices
miento que puso Dios á las cria en este mundo y en la vida y eter,
turas racionales en su divina ley na, si cumpliésemos perfectamente
escrita, fué, que le amásemos sobre con este justificadísimo mandato su
todas las cosas con todo nuestro co yo, como se contiene en la sagrada
razon, con toda nuestra alma, con Escritura. (Deut. 6. v. 5. y seq.
toda nuestra mente, y con todas Matth. 22... v. 28.) , , , , ,
nuestras fuerzas; ofreciéndonos su Y porque no pensemos, que su
II 2.
La Familia Regulada.
infinita benignidad nos mandaba al Por esto dice el sábio Salomon en
guna cosa dificultosa, nos dice ensus proverbios, que mas vale lo po
el sagrado libro de su Deuterono co con temor de Dios, que los gran
mio, que este santísimo mandamien des tesoros sin el divino temor; por
to es facil de cumplir; porque no que lo poco con la voluntad del
se nos manda pasar el mar, ni an Señor se hace mucho, y lo mucho,
dar lejas tierras; ni es sobre nues si Dios no lo conserva, se convier
tras fuerzas: ni el amor está distan te en nada. -

te de nosotros, ni tenemos excusa al Por esto tambien se dice feliz el


guna para no amar á Dios nuestro temeroso de Dios, aun en esta vida
Señor; porque la oficina del amor mortal; porque, segun escribe el Sal
que se nos pide es nuestro mismo mista, todas las cosas en que pusie
COI alZOIl. -

re la mano, saldrán con prosperidad.


Muchos dirán, que no pueden Omnia quaecumque faciet, prosperabun
ayunar 3 pero ninguno puede decir, tur; porque como Dios está con él y
que no puede amar á Dios. Buscan él con Dios, en todo se conocerá el
los hombres ingratos excusas en sus divino poder. (Psal. 1. v. 3.)
pecados, mas no pueden hallar ex La prosperidad del hombre necio
eusa para no amar á su Criador y será su perdicion, dice el sábio;
Señor, á quien deben todo el sér porque ensoberbecido con sus col
que tienen. Algunas obr3s buenas veniencias temporales, y olvidán
pueden hacer los ricos, que no pue dose de su Dios, hará de modo que
den hacerlas los pobres; pero el amar todo lo pierda, y de dia en dia se
á Dios, tanto lo puede hacer el po arruinará mas : Prosperitas stulto
bre, como el rico. rum perdet illos. Les sucede á los
... Y siendo el cumplimiento subs necios lo contrario de lo que pasa
tancial de este mandato del altísimo al temeroso de Dios; que de dia en
Lios nuestro Señor tan fácil, en él dia se opulenta, sin que él sepa el
nos ha puesto su Magestad santísi cómo se aumentan las convenien
ma toda nuestra felicidad, ofrecién cias de su casa.
do, no solo los bienes eternos, sino En la mano del Señor está la pros
tambien la abundancia de las rique peridad del hombre, dice el Espíri
zas temporales y frutos de la tier tu Santo : In manu Dei prosperitas
ra, como expresamente lo dice el hominis, (Eccli. 1o. v. 5.) Y como
sagrado Texto. (Deut. 6. v. 8. º el temeroso de Dios busca la pros
seq.) Por eso lo encarga tanto Dios peridad donde se halla, tiene la for
á las criaturas racionales, y que en tuna de encontrarla. Pero el hombre
señen esto mismo con todo cuidado vicioso se aparta de Dios, por lo
á sus hijos; porque á todos nos quie qual de dia en dia se halla mas le
refelices, prósperos y dichosos. jos de su verdadera prosperidad.
Al amor de Dios se sigue su san En otro sagrado Texto dice taum
to temor, el qual nos asegura los bien el Espíritu Santo, que el bien
divinos dones, y nos llena de ben y el mal, la vida y la muerte, lº
diciones del cielo, y nos opulenta pobreza y honestidad le vienen al
de bienes temporales en la tierra. hombre de la mano de Dios; Bond,
Librº III. Capítulo I. 1 I3
º mala, vita, º mors, pauper no cántico alaba y engrandece al
tas, y honestas d Deo sunt. ( Eceli. Señor por esta soberana providen
cap. 11. v. 14.) Y conviene tener cia, que tiene su piedad inmensa con
presente esta católica verdad, para los justos, y dice, que magnífica su
que los hombres ignorantes no an alma al Señor, porque su infinita
den como ciegos, palpando las pa misericordia pasa de generacion en
redes, sino que busquen las cosas generacion á los que le temen : hi
donde ciertamente se hallan. zo potencia en su brazo omnipoten
Yo fuí jóven, y en la verdad ya te, y confundió, y, arrojó á los sober
estoy anciano, dice David, y no bios con la mente de su corazon:
he visto á ningun justo, temeroso depuso á los poderosos arrogantes
de Dios, desamparado, ni faltarle de este mundo, quitándoles los asien
el pan á sus hijos: Junior fui, etenim tos honorificos que no merecian, y
senui, o non vidi justum derelic exältó á los humildes. A los pobres
tum, nec semen ejus querens pa hambrientos los llenó de bienes, y á
nem. (Psal. 36. v.: 25.) Trabajos los ricos presumidos los dexó sin na
tienen para el bien de sus almas los da. (Luc. 5. v. 47. adv. 53.)
hombres temerosos de Dios, mas Esta es la nobilísima condicion
por fin el Señor les asiste y cuida de nuestro altísimo Dios, que des
de ellos. -

precia á los soberbios altivos, y se


Acuerdate de los tiempos pasados, digna poner sus divinos ojos en los
dice la divina Escritura, y ponte humildes atribulados, que tienen y
de propósito á pensar en todas las conservan su santo temor. El cielo
generaciones y familias: Cogita es mi asiento, dice Dios por su Pro
generationes singulas:... y hallarás feta Isaías, y la tierra es el escabél de
practicada y cumplida esta católica mis pies; ; y á quién miraré yo pro
doctrina, que Dios con su altísima picio y amoroso, sino al pobrecillo
providencia asiste á los suyos; y no y contrito de espíritu, que tiembla.
les dexa perecer de hambre, sino oyendo mis palabras?
que los remedia en el tiempo opor Alegraos, pobres del mundo, sa
tuno de su mayor tribulacion. biendo esta nobilísima condicion de
Aun los pecadores obscurecidos vuestro Criador Omnipotente. Te
llegan á descubrir algo de esta cla med, hombres, á Dios, y guardad
rísima verdad, pues uno de los ami sus divinos y faciles mandamientos;
gos molestos del Santo Job, le ar y sabed ciertamente, como verdad
guía con ella, y le decia: que con católica revelada, que nada les fal
siderase las generaciones y familias ta á los que temen á Dios: Non est
antiguas, y hallaría compróbado, inopia timentibus eum. (Psal. 33.
que el altísimo Dios no desampara á U, IO,
los justos, ni los dexa perecer en sus El santo temor de Dios y la ob
trabajos, sino que los ampara y asis servancia cuidadosa de su divina
te como almoroso padre á sus ver ley es el único principio de toda
daderos hijos. la prosperidad espiritual y tempo
La Reyna de los Angeles María ral de las criaturas; y no acaban los
Santísima en su misterioso y divi mortales de comprehender bien este
II 4 La Familia Regulada.
facil y breve camino para ser feli. irán huyendo confusos por siete ca
ces. Esta es la senda compendiosa, minos. Será bendito en todas las
mas segura que la escogida por el obras de sus manos, y en todo quan
ingenioso Aquimaas, por la qual le to trabajáre hallará pronta la bendi
ganó el premio de antelacion al me cion de su Dios, y despues de esta
nos advertido Cusi, como se refiere vida mortal hallará el óptimo tesoro,
en el libro segundo de los Reyes. que es el cielo, para su eterno des
El mismo Dios ofreció en el Le canso. (Deut. 28. v. 1. A3 seq.)
vítico á todos los que guardaren sus No quiero decir con todo lo refe
divinos mandamientos, sin distin rido, que los justos vivirán sin tra
cion de personas, que les daría llu bajos; antes bien esto se debe supo
vias en sus tiempos oportunos, les ner copmo cosa cierta; porque es ver
haría fértiles sus campos, y les lle dad católica, que son muchas las
maría de frutos sus árboles; de tal tribulaciones de los justos; pero
manera, que la trilla de sus mieses tambien lo es, que de todas ellas los
se alcanzase con la vendimia de sus librará el Señor: Multae tribulationes
viñas, y la vendimia se alcanzase con justorum, o de omnibus his libe
la nueva sementera; y que come rabit eos Dominus. (Psalm. 33. v.
rían su pan con abundancia, y ha 2o.) Ambas partes son de fé ca
bitarían en su tierra sin pavor ni tólica, la primera, que los justos
miedo de sus enemigos, porque les tendrán muchas tribulaciones; y la
daría paz cumplida en todos sus con segunda, que Dios los librará de to
fines, y así dormirían con descan das ellas.
so, y no habria quien los aterrase: Esta es altísima providencia del
quitaría de sus campos las malas bes Señor, con la qual no dexa que se
tias: que de sus fértiles cosechas les pierdan sus escogidos, y para esto
sobraría tanto, que viniendo las les aflige con el látigo de los peca
nuevas, se viesen precisados á arro dores, dice el mismo Salinista, como
jar lo que les habia sobrado de las experimentado en esta soberana cien
antiguas. Estas y otras mil bendicio cia del padecer: Non relinquet Do
nes da el Señor á los que guardan minus virgam peccatorum super sor
su divina ley. tem justorum, ut non extendant jus
En el sagrado líbro del Deutero ti ad iniquitatem manus suas. (Psal.
nómio vuelve el Señor á hacer la 124. v. 3.) -
misma promesa, y añade la expre Juega Dios con los justos, con
sion de muchas bendiciones del cie los quales tiene sus delicías, como
lo para el que guardáre puntual sus dice la diviaa Escritura; (Prov. 8,
diez mandamientos, y dice: Ben v. 31.) y algunos Santos Padres di
dito sea en la ciudad, y bendito cen, que juega con ellos, como á
en el campo. Bendito sea en sus hi la peonza ó al trompo, que siem
jos, y benditas todas sus cosas. Ben pre le están azotando para que an
ditos sean sus graneros, y benditos de derecho; porque en dexándole
sus ganados. Beridita sea su familia sin azotar, luego se echa en tierra
y bendita sea toda su casa. Sus ene y no se mueve.
migos vendrán por un camino, y se Este provechoso pensamiento ex
-
Libro III. Capítulo I. 1I5
plicó diestramente un amigo mio, ge, los conforta, y quien los hiere
bien exercitado con las penosas ca los sana, como lo dice en su divi
lamidades del tiempo presente, y me na Escritura; y si á su tiempo les
dixo su sentir con este ingenioso quita los bienes temporales, despues
dístico: -
se los vuelve doblados, como lo
En trochus erigit, puerili agitante hizo con el Santo Job y con otros
flagello; muchos, de que están llenas las
Verbera si cessant , protintis ille Eclesiásticas Historias y las divinas
cadit, letras.
Ludit in orbe Deus , veluti cum La conclusion cierta es, que el
turbine mecum; amar y temer á Dios, y guardar
Percutit, y surgo: parit o inde atentos y cuidadosos su divina ley,
cado. y santos mandamientos, es el único,
Y aun le pareció se explicaba me principio de toda nuestra verdade.
jor con los dos dísticos siguientes: ra felicidad y buena fortuna en este
Non nisi verberibus surgit, rectus mundo, y en el otro de la vida eter
que movetur; na que esperamos. Esto conviene en
4tque repercussus, itque, a reditque señar y predicar opportune o impor
trochus. tume á todas las criaturas; porque en
Sic Deus humanis terrarum ludit ello consiste todo nuestro bien eter
in orbe; no y temporal. La casa donde se te
Non misi percutiat verbere, defi me á Dios, y en ella se guarda su
C71145,
santísima ley, se prospéra infalible
La tribulacion y el trabajo dan mente, y se hará feliz de todos mo
y aumentan el entendimiento, dice dos; pero la casa desventurada don
el profeta Isaías; por lo qual los jus de no se cuida de amar y servirá
tos, y exercitados de Dios se hacen Dios, y de guardar sus santísimos
muy sábios para el mayor bien de mandamientos, ella irá siempre de
sus almas; y aun del mismo hijo mal en peor hasta su última y fatal
de Dios humanado llegó á decir el ruina. En esta máxima principal
Apóstol S. Pablo, que habia apren concuerdan todas las divinas Escri
dido de lo mismo que padeció por turas. Aprended, hombres mortales,
nuestro remedio : Didicit ex his, esta ciencia verdadera.
que passus est; (Hebr. 15. v.) lo
que explican los teólogos de la cien CAPÍTUL o II.
cia experimental; porque de la cien
cia de su alma santísima, como Los vicios y pecados, y quebran
siempre fué su alma, no se puede tos de la divina ley destruyen las
verificar.
casas y familias, y llenaa al
Tienen los justos y temerosos de mundo de fatales plagas,
Dios este grande consuelo en sus tra
bajos, que los reciben de la mano Tod,
la sagrada Escritura está
amorosa de su Dios y Señor, quien concorde por esta constantísima
los ama mas de lo que ellos se aman verdad, que los vicios y peca
á sí mismos, y el Señor que los afli dos destruyen la prosperidad de los
P2
1 16 La Familia Regulada.
mortales; desde el principio del Babilonia: tu Dios os ha enviado
mundo se comenzó á experimentar, este grave castigo, porque habeis
pues por el pecado de nuestros pri Pecado contra él, y no habeis que
meros padres se perdieron, y nos rido oir su misericordiosa voz, para
perdieron á todos sus descendientes, enmendar vuestros ingratos viclos,
y por aquella primera culpa quedó (Jerem. 4o. v. 3.)
maldita toda la tierra, y desde en Y el mismo santo Profeta Jere
tónces produce penetrantes espinas mías lo confesó llorando en sus Tre
para nuestra mortificacion y justo nos, y dixo: Peccatum peccavit Je
castigo. (Genes. 3. v. 18.) rusalem, propteres instabilis facta
Sobre este castigo comun vienen est. Y por sus gravísimos pecados
otros particulares á los ingratos pe pasó aquella nobilísima ciudad del
cadores; porque como ellos á la mundo á su mayor ignominia; co
culpa original añaden otras perso mo en los mismos Trenos de su
nales, tambien el Señor agrava las amargo llanto lo dice el Profeta:
penas á proporcion de sus torpes in Princeps Provinciarum facta est sub
gratitudes, aunque siempre con in tributo: ; ; vide Domine, quoniam
finita misericordia; porque no quie facta sum vilis. .
re la muerte del pecador, sino que Esto sucede prácticamente á mu
se convierta, y viva eternamente, chas casas y familias, que de su pri
como lo tiene revelado. (2. Reg. 14. mera estimacion y grandes conven
v. 14. " niencias temporales, pasan por sus
La virtud hace felices y próspe graves pecados á ser el abatimiento
ras las casas, y el vicio las destruye. del Pueblo y al sumo temporal des
Aun en lo material, la pared que amparo. Dígalo la casa desgraciada
hace vicio, amenaza ruina, si con del ingrato Saúl. Mientras en ella
tiempo no se remedia; y la que se se sirvió fielmente al altísimo Dios
conserva con perfecta rectitud, per todo fué prosperidades y buenas for
manece constante. Ambas proposicio tunas; pero desde luego que se de
nes contesta el sábio en uno de sus xó llevar de los vicios, no vió sino
Proverbios, diciendo, que la pobre calamidades y miserias, y se arruinó
-
za vendrá del Señor para la casa del toda su casa con horrendas fatalida
impío, y la habitacion del justo se des. (Reg. 23. v. 12. o seq.)
llenará de bendiciones del cielo. Al santo Rey David por su mu
Egestas d Domino in domo impii: cha virtud le levantó Dios del pol
habitacula autem justorum benedi vo de la tierra, le llenó de honras y
centur. (Prov. 3. v. 33.) -
riquezas, y le puso en la primera es
Aun los gentiles bárbaros han co timacion temporal del mundo; pe
nocido muchas veces esta verdad, ro luego que de justo se hizo peca
que la destruccion de la buena for dor abominable, no vió sino des
tuna de los hombres consiste en que venturas; permitiendo el Señor, que
no sean ingratos y pecadores con un hijo suyo le persiguiese, y le
tra su Dios y Señor. Así se lo dixo. echase fuera de su casa con ignomi
expresamente al Profeta Jeremías el nia, hasta que con su exemplar pe
Príncipe de las Milicias del Rey de nitencia Dios se dió por satisfecho
Libro III. Capítulo II.
COIl
1 17
y le restituyó á sus honores y ría de plagas y de enfermedades pé
veniencias antiguas. simas y de aflicciones contínuas.
Temed al Señor; hombres justos La virtud y la justificacion en el
y favorecidos de Dios; porque si bien obrar eleva las familias, y el
de virtuosos- pasais á pecadores in pecado hace míseros y desventura
gratos, las habeis con un Dios omni dos á los hombres, dice el sábio,
potente de infinito poder, fuerte Miseros facit peccatum : La expe
y zeloso, como lo afirma la divi. riencia quotidiana nos enseña el
na Escritura, el qual de sábios y cumplimiento de esta católica ver
estimados os puede volver en un ins dad; porque en comenzando á vivir
tante fatuos, insensatos y bestiales, sin ley de Dios en una casa, luego
como lo hizo con el poderoso Rey la conocemos arruinada y perdida,
de Babylonia, y de ricos os puede Vendrá veloz y furiosa contra el
perder, y echaros por las puertas, impío la calamidad, y caerá sobre
pidiendo limosna, y permitiendo él la repentina míseria, dice el Pro
que nadie se compadezca de voso feta de Dios Isaías; despertando con
tros para vuestro remedio; como ya esto á los mortales, para que no se
os, lo tiene amenazado por boca de aparten de la divina ley, y no pon
sus Profetas. (Dan. 4. v. 12. 5 seq. gan en olvido los preceptos justifi
Psal. Io8. v. 2. 5 seq.) cados del Señor omnipotente, que
En la casa infeliz donde reynan los conserva en esta vida transito
los vicios, y no la virtud ni el san ria para que vuelvan sobre sí, y no
to temor de Dios, se atropellan las pierdan la vida eterna.
fatalidades y desgracias, hasta que Esto conocieron, aunque tarde,
todo se arruina. Dios tiene pacien los míseros cautivos Israelitas, quan
cia algun tiempo; mas por último, do decian: nosotros nos precipita
si la piedad no aprovecha, entra el mos cada uno en su sentir maligno,
justo rigor, y acaba con todo. Con cometiendo muchas maldades delan
sidérese la grande prosperidad y es te de los ojos de nuestro Dios, y
, timacion con que estaba en Israél la no atendimos á las voces de los Pro
casa de Helí. Entraron en ella los fetas y predicadores que nos desen
vicios escandalosos de los hijos mal gañaban con su santo zelo; y por
criados de un padre infeliz, con que eso nos han llegado tantos males
eran el escándalo del Pueblo; tuvo juntos, que habemos quedado sin
el Señor paciencia por algun tiem honra, sin hacienda, y sin libertad,
po; mas quando menos pensaron, y estamos sujetos al imperio de un ti
el padre y los hijos acabaron des rano. Así lo eseribe el Profeta Buruch.
dichadamente. (1. Reg. 4. v. 17. ad La malignidad viciosa arroja por
2o. ) . . . . . . -
*

tierra las sillas de los poderosos, co


Y el mismo Dios, quando intimó mo se dice en el libro de la sabi
á su Pueblo su santa ley, les dixo, duría; porque contra ellos está fir
que si no guardaban sus divinos me el espíritu de la virtud de Dios,
mandamientos, y no temian á su que reducirá á yermo toda la tierra
Dios y Señor, y se dexaban llevar de los iniquos pecadores.
de sus pasiones y vicios; los llena Con esto mismo hace consonan
I 18 La Familia Regulada.
cia misteriosa la profecía funesta Dios, el qual no tiene pensamien.
de Jeremías, el qual hablando de la tos de aflicciones y castigos: sí de
causa principal de las plagas, tribupaz verdadera con vosotros. Su di
laciones y dolores innulnerables de vina Magestad ofrece por sus Pro
los hombres, la pone en sus vicios fetas oir, atender y consolar á to
y malicias: Lugebit terra, y herba dos los que oyeren su misericordio
omnis regionis siccabitur; propter sa voz, y enmendaren sus operacio
malítian, habítantium in ea. (Cap. nes erradas, con propósito, firme de
12. v. 4.) Llora la tierra de lásti no volver á ellas. Esta es la vida,
ma, porque sus habitadores no llo y lo contrario es la muerte: uno y
ran sus culpas. La yerba de los cam otro está en vuestra libertad.
pos se seca, por la sequedad y du Las maldiciones atroces, que Dios
reza obstinada de los corazones de tiene fulminadas contra los que des
sus indignos dueños. Todo lo causa precian y no guardan la divina ley,
la Inalicia de los hombres ingratos causan horror; pero aún atemoriza
con su Dios y Señor, que los avi mas el considerar, que es infalti
sa, y no se enmiendan. ble su cumplimiento, porque son pa
Lios hace venir los soldados de labras de un Dios inmutable, que
lejas tierras, que destruyen vues antes faltarán el cielo y la tierra,
tros campos, se comen vuestro pan, que se dexen de cumplir (Matth.
devoran vuestros hijos, y consumen 25. v. 55.)
vuestros ganados, dice llorando Je El santo Moysés en el sagrado li
remías Profeta. Todo esto, lo hace bro del Deuteronómio refiere las
el Señor, porque no atendeis ni res maldiciones contra los transgresores
petais su divina ley, ni teneis en de cada uno de los mandamientos,
vuestros corazones su santo temor, las quales escribiré en sus propios
El mismo Señor es el que levantará lugares: y despues de pasado cada
sobre vosotros viento pestilente, que mandainiento particular, dice: Si
acabará vuestras vidas, y asolará no quieres oir la voz de tu Dios y
vuestra tierra, la qual está infecta Señor, y guardar todo lo que te tie
eon vuestros abominables vicios y ne mandado, vendrán sobre títo
delitos: Quoniam terra vestra re das estas maldiciones: Maldito serás
leta est delicto. en la ciudad, maldito en el camp0.
Todos los bienes le vienen al hom Maldito será tu granero y todo el
bre feliz con la sabiduría del cielo, fruto de tus culpas, y malditos tus
que es el temor santo de Dios, co ganados. Maldito serás entrando en
mo dice Job ; y todos los males le tu casa, y maldito saliendo de ella.
vienen con el pecado, que le pone Dios enviará sobre tí hambre y ca
en desgracia de su Dios, y le hace lamidad hasta que acabe contigo,
enemigo capital suyo. (Job. 28. y te pierda y destruya repentina
v. 28.) - mente por tus maldades pésimas con
Considerad bien, hombres mor que has dexado á tu Dios. (Deut
tales, estas católicas doctrinas, pa 28. v. 15. 5 seq.)
ra ser felices en vuestras casas, ajus Prosigue el sagrado Texto con im
tando vuestras vidas á la ley de precaciones formidables, y dice con
Libro III. Capítulo II. - 1 19
tra el trangresor ingrato de la divi Los frutos de tus heredades se co
na ley: Dios te castigue con pobre man las gentes que no conoces; y
za y necesidad, frio y calentura, ar sobre esto padezcas calumnia y opre
dor y fuego, ayre corrupto y hu sion, y te pongas á temblar poseido
mor, destemplado, de tal manera, de terror de los que tienes en tu
que padezcas hasta que perezcas. El presencia. Dios te castigue con úl
Ciele que tienes sobre tí sea de bron cera pésima en partes ocultas, y lla
ce, y la tierra que pisas sea como gado de pies á cabeza no te puedas
de hierro. En lugar de agua te llue Cura I.

va polvo, y del cielo descienda Prosigue mas la divina Escritura,


sobre tu cabeza la ceniza, hasta y dice: Te veas perdido, y conver
que te deshagas como ella. Eintré tido en fábula de todos los pueblos,
guete Dios á tus enemigos, los qua. á los quales Dios te desterrare.
les prevalezcan contra tí; y si sales Siembres mucho, y cojas poco, y
por un camino contra ellos, huyas las langostas se coman todos tus sem
de ellos asombrado por siete camí brados. Plantes tu viña, y la cabes,
nos; y vayas fugitivo por todos los y no cojas en ella cosa alguna, sino
Reynos de la tierra. que los gusanos te se coman todos
Prosigue mas el sagrado Texto, y los frutos de ella. Tengas olivas en
dice: Dios te castigue con plaga de tus términos, y todas se caygan
Egipto, y se corrompa en tu cuerpo y perezcan. tus hijos y tus hijas va
la via del estiercol, y abundes de yan á cautiverio, y no los veas
sarna y pruríto; de tal modo, que síno en trabajo. Cómase el orugo y
no te puedas curar. Dios te castigue el pulgon todos tus frutos, y no los
con locura, fatuidad, ceguedad y goces. El extrangero prevalezca con
furor, de tal manera, que pierdas el tra tí, y tú le estés sujeto y avasa
tiente, y al medio dia vayas pal llado.
Pando las paredes, como al ciego le Aun prosigue el Texto sagrado, y
sucede, y no aciertes á gobernar tus dice : Vengan sobre tí todas estas
pasos. En todo tiempo padezcas ca maldiciones hasta que perezcas, por
lumnias, y seas oprimido de la que no quieres oir la palabra de tu
violencia, y no halles quien te li Dios y Señor, ni has querido guar
bre de ella: edifiques casa y no ha dar sus santos mandamientos. Servi
bites en ella: plantes viña, y no rás á tu enemigo, pues no quieres
la vendimies. servir á tu Dios en alegria santa. Dios
Prosigue el Texto sagrado, y dice: pondrá sobre tu cerviz un yugo de
Permita Dios, que tus, enemigos hierro, pues no quieres llevar el yu
se coman tus bienes y tu hacienda go suave de su santa ley. Dios lla
delante de tus ojos, y tú no la gus mará contra tíá una gente feroz de
tes, Te roben lo que tienes, y no te lejas tierras, que no les entiendas su
lo vuelvan. Tus ovejas y ganados lengua; pues no quieres servirle, y
pasen á tus enemigos, y no halles amarle en tu propia casa. Te tienes
quien te ayude. Tus hijos é hijas por hombre delicado, y eres muy
paten por fuerza á pueblos extra luxurioso. Si no enmiendas tu ma
fios sin que lo puedas remediar. la vida, te aumentará Dios las pla
12O
La Familia Regulada.
gas, y vivirás muriendo en una con viven los impíos, y son ensalzados y
tinua tristeza. enriquecidos de bienes temporales
Bien conoció estas maldiciones el de la tierra
santo Rey David, quando dixo, que Y el Profeta Habacúc propone
son malditos los transgresores de la con admiracion el mismo punto, y
ley de Dios: Maledicti qui decli dice: ; Por qué, Señor, pones tus
nant d mandatis tuis, (Psal. 1 18.) ojos sobre los que obran maldades;
Y en otro verso del mismo Salmo y callas, viendo que el impío des
dixo, que juzgaba por locos y pre truye al justo, y prevalece contra él
varicados á todos los pecadores de A todo esto se responde cumplida
la tierra, Pravaricantes reputavi om mente con el Texto del Apóstol San
nes peccatores terra: ; porque verda Pablo, que dice, son incomprehen
deramente es locura fatal el ex sibles los juicios de Dios, y altísima
ponerse un hombre á tantos daños su sabiduría infinita. (Rom. 11. u.
por un breve gusto de su desen 33.) Su Divina Magestad sabe y
frenado apetito. comprehende el motivo justificado,
Dicen los impíos y obstinados pe por qué tolera, favorece y opulen
cadores, que todas las referidas mal ta á algunos impíos y perversos en
diciones son amenazas para terror este mundo, y permite prevalezcan
de los hombres, y que ellos han co contra los justos. -

nocido y conocen á muchos de gran El grande Padre S. Juan Chrisós


des conveniencias y buenas fortu tomo, considerando profundamen
nas, que al mismo tiempo vivían te la gloria eterna. de inmensas de
envueltos en gravísimos pecados. En licias que Dios tiene prevenida para
estos desalmados se cumple á la letra los justos, y la horribilidad de las
lo que dice el Espíritu Santo, que penas eternas del infierno, que han
el hombre pecador no hará caso de de padecer los malos, llegó á decir,
la correccion , porque conforme á se admiraba mucho de que á los jus
su voluntad hallará la comparacion. tos no se les convirtiese en amargas
(Eccli. 32. v. 12.) y penetrantes espinas toda la tierra
Este gravísimo punto tenia muy que pisan, habiendo de estar despues
confuso al Profeta Jeremías quando en el cielo por toda la eternidad; y
le preguntó á Dios nuestro Señor, que á los infelices pecadores no se
¿ quál sería la causa de que la vidales convirtiese en oro, y en delicias
de algunos pecadores se prosperaba, quanto manejan en esta vida mor
y se hacian felices , al parecer en tal, habiéndose de condenar des"
los bienes temporales , y triunfa pues para siempre al eterno fuego
ban y prevalecian contra los jus del abismo en compañía de los de
tos ? Quare via impiorum prospe monios.
ratur? El insigne Doctor S. Agustin ha
o Esta misma gravísima dificultad lló dos motivos principales, por los
le ocurrió al Santo Job quando pro quales Dios nuestro Señor tolera á
puso en presencia de Dios la qües los malos en este mundo : el uno es,
tion: Quare impii vivunt, sublevati para que se conviertan; y el otro es,
suns, confortatique divitiis? ¿Por qué para que exerciten á los justos: 0m
*.
Libro III. Capítulo II. 2I
mis malus, aut ideó vivit, ut cor les estaría bien no haber nacido.
rigatur; aut ideó vivit, ut per (Matth. 26. v. 34)
illum bonus exereeatur. -
Abran los ojos los padres de far
Segun esta gravísima doctrina, to milias, y vean quanto les importa
do hombre malo, ó vive en este mun que en sus casas se ame y se tema
do por la divina misericordia para á Dios nuestro Señor, y se guarde
que se convierta á su Dios, ó vive su, divina ley; pues en este cuida
para dar mucho que merecer á los do consiste, no solo la vida eterna,
justos y santos, y despues condenar sí tambien las conveniencias tempo
se para toda una eternidad. Si vive rales de esta vida mortal, el ser fe
por el primer motivo, él padecerá lices los hijos, el conservarse la ca
para su bien eterno los trabajos tem sa y el aumentarse todos los bienes
porales referidos, ó algunos de ellos, en ella; y de lo contrario se sigue
y será grande piedad del Altísimo Se el acabarse y arruinarse todo, co
ñor, que en esta vida pague sus pe mo queda probado. Por esto encar
cados, y salve su alma, y Dios ga Dios tanto á los padres, que en
nuestro Señor hará con él, como pa señen desde niños á sus hijos esta
dre amoroso, que castiga y corrige doctrina del cielo, de la qual de
á sus hijos, para que no se pierdan. pende toda su buena fortuna en este
Pero si los infelices pecadores son mundo, y en la vida eterna. (Deut.
de los que por último se han de con 6. v.7. Psalm. 131. v. 12.)
denar eternamente, á estos tal vez Yo conocí á un religioso ancia
les permite Dios el gozo, momenta no, bien desengañado, el qual amar
neo de sus bienes temporales, ó por gamente se quejaba de sus padres,
no dar dos castigos á sus gravísimasmaestros y parientes, porque, no le
culpas, ó por no adelantarles los tor
habian castigado en su niñez, quan
mentos y trabajos del infierno, an do le veían travesear y hablar sol
tes de su fatalísimo término. Estos turas indecentes, hasta que con el,
son los desventurados, que confun castigo aprendiese esta constante,
den, el mundo mientras viven, siene verdad: de que la buena fortunade,
dos causa de juicios perversos con la criatura consiste radicalmente en
tra, los justos, y como dice uno de amar, temer, , y servir á su Dios y
los santos Profetas, (Habac. 1. v. 4.) Señor, y observar sus divinos mau-,
. Infierese de toda esta sana doc damientos. . . . . . . . .
trina, que á, todas aquellas casas y Por lo qual suspirando y lloran
familias donde no se sirve á, Dios, do, solía decir: Dios les perdone á
muestro Señor, ni en ellas se cuida. mis padres y maestros el descuido,
del amor y temor de Dios, ni del que tuvieron conmigo en inis pri
cumplimiento puntual de sus divi meros años; quando debieran haber-,
nos mandamientos, sucederá una de, me castigado y escarmentado, has
dos, ó que en esta vida mortal ten ta, que aprendiese perfectamente es
drán grandísimos trabajos, y será, ta católica verdad, de que fuí cria
grandísima misericordia divina que do para conocer á mi Dios, amar
los tengan, ó serán como casas de le; temerle y servirle en esta vida
condenados infelicísimos, á quienes mortal, para despues verle y go
y º
12. 2
La Familia Regulada.
zarle para siempre en la vida eterna. te el sagrado Texto, que aquel hom
Padres de familias, aprended bien bre blasfemo era hijo de una mu
esta obligacion estrecha que teneis ger Israelita y le habia concebido
de enseñará todos en vuestras ca de un Egipcio, y la muger desven
sas esta doctrina fundamental para turada era de la Tribu de Dan ; de
hacerlas felices y dichosas, Mirad no que se infiere, que aquel hombre
prevalezcan en ellas los vicios y pe blasfemo de parte de padre era un
cados, que serán toda vuestra ruina. gitano infame, mºl nacido y espu
* a
rio; y de parte de madre era un hi
c A PíTº , y UL o III. jo de una muger libertada, desaten
ta y sin temor de Dios, que torpe
Las blasfemias, juramentos y mal mente se mezclaba con los Aliení
diciones acaban las casas y geneas; y la Tribu de Dan es la mas
las arruinan. notada de infausta, como consta de
la divina Escritura; por lo qual el
E santo Profeta Isaías llama infeliz blasfemo era por todos mo
hombres infelices desventurados dos infame y de mala generacion.
y perdidos á todos los blasfemos, De este caso fatal tuvo principio
tratándoles de generacion perver la ley comun antigua, que puso
sa, coinquinada, generacion in Dios á su pueblo, diciendo, que á
fame y maldita, que trata indigna todo hombre blasfemo se le quitase
mente á su mismo Dios y Señor, que la vida, fuese patricio, ó fuese pe
le dió el ser que tiene, y no obs regrino; como se puede ver en el
tante comete la ingrata fealdad de citado libro del Levítico. (Lev. 24.
blasfemar su santísimo nombre, dig v. 16.) a "sºn
no de ser venerado. -
A los escandalosos pecadores blas
femos Datán y Abirón, se los tragó
En el sagrado Levítico se refiere;
que habiéndose llevado á la presen vivos la tierra; y en cuerpo y al
eia de Moysés un hombre blasfemo, ma baxaron al profundo del infiere
consultó con Dios nuestro Señor lo no, como se refiere en el sagrado li.
que se debia hacer con aquel mal bro de los númeres; y porqueº te
dito delinqüente; y el Altísimo le nian otros muchos y graves peca
respondió, que le apedrease todo el dos, y convenia que el pueblo su
pueblo, y no le permitiesen vivir piese los delitos por qué Dios los ha
á un hombre tan eseandaloso y atre bia castigado, advierte con reflexion
vido. Este es el primer blasfemo de el Texto sagrado que éran blasfemos:
quien hacen mencion las divinas Scietis, quod blasphemaverint Domi
letras; y la primera diligencia que num. Y todo otro castigo parece cor
eon él hizo el zeloso misnistro de to para una maldad tan exéerable y
Dios Moysés, fué ponerle en la car escandalosa. -
cel pública, hasta que del Señor su No solamente los que blasfeman,
piese el digno castigo que se le de sino tambien los que son causa de .
bia dar para escarmiento º de todos, las blasfemias, deben tener el cas
( Levit 24 v. 11. y seq.) tigo riguroso del Señor omnipoten
Mas debe notarse lo que advier te; por lo qual, usando Dios de
-
Libro III. Capitulo III. I23
misericordia con el penitente Rey vano; porque no se quedará sin cas
David, perdonándole piadoso los tigo tu delito. Si eres jurador, no
gravísimos pecados del homicidio y se faltarán plagas en este mundo, ó
adulterio, no le quiso dexar sin al en el otro, ó en ambos juntos.
gun castigo el haber sido causa de - El varon que jura mucho se lle
que los enemigos del Señor blasfe nará de iniquidad, y no se apartará
masen en su santo nombre; y así le la plaga de su casa, porque así lo
dice Dios omnipotente, cuyas di
dixo el santo Ptofeta Natán : Dios
ha perdonado tus pecados; mas por vinas palabras son infalibles. En la
que fuiste movido para que los ene divina Escritura se funda aquel pro
migos del Señor blasfemasen su san verbio comun y verdadero, que di
tísimo nombre, el hijo que te ha ce: En la casa del que jura, no
nacido te se morirá presto. Adver faltará desventura...Y en otro ses
tid, hombres, esta notable sentencia mejante, que dice En la casa del
para escarmentar de blasfemias. jurador, nunca faltará dolor (Ec
En confirmacion de esta doctrina cli. 23. v. 12.)
tenemos la de San Pablo, que exor El impío Nicanor juró con ira, y
ta á las mugeres casadas sean pru luego el Señor hizo con él su divina
dentes, castas, benignas, afables y venganza, como se escribe en el li
sujetas á sus maridos, para que el bro primero de los Macabéos. No
nombre santo de Dios no sea blas defendais, hombres, vuestros jura
femado en sus casas, y lo pierdan mentos con ira; sino sabed y des
todo. (Tit. 2. v. 5.) - º * engañaos, que Dios severamente los
-

Otros muchos exemplares horro castiga. a -

rosos hay en la sagrada Escritura pa . El hombre muy jurador hace eri


ra escarmiento de los blasfemos; pe zar los cabellos á los hombres jus
ro me parece bastan los alegados, tos que le oyen, como se escriben
Para que entren en justo temor los en el sagrado Texto; (Eccli. 27 v.
hombres inconsiderados, y entien 15.) y considerando la irreverencia
dan » que con las blasfemias arruina notable y escandalosa que se hace
rán sus casas, perderán sus almas, al nombre santo de Dios, cierran
y acabarán todos sus bienes eternos los oidos de los buenos, para no oir
y temporales. ... . . . los juramentos disparatados de los
sEl vicio detestable de jurar, tam impíos y malos.
bien pierde y arruina las casas Los juramentos con mentira tie
familia; por lo qual dice el Espíri nen mayor gravedad, porque ale
tu Santo al hombre, que nó se acos gan por testigo á Dios verdadero en
tumbre á jurar inconsideradamente, confirmacion de una cosa falsa, y
Pºrque se le seguirán muchas des. quanto mas, leve es la mentira que
Venturas : Jurationi mon assuescat se confirma con juramento, es mas
ººr tuum, multi enim casus in illa. grave el pecado mortal que se co
(Eccli. 23. v. 9.) . . . . . . . . mete; porque es mayor la irreve
En el libro del Exódo dice el Es rencia que se le haceá Dios nues
Piritu Santo, que no tomes en tu tro Señor, alegándole por testigos
boca el santo nombre de Dios en de una falsedad impertinente. Pores.
Q2
I 24. La Familia Regulada. "
to se queja su divina Magestad, de Sen el santo nombre de su Dios.
que los nombres desatentos le hacen Señor.
servir en sus pecados, como lo escri Y á mas de esto encargó la cle
be Isaías Profeta. (Cap. 23. v. 24.) mentísima Señora á los Angeles, que
El santo Profeta Zacarías vió ve pidiesen al Altísimo diese muchas
nir volando la maldicion de Dios pa bendiciones de dulzura á todos los
ra destruir y consumir las casas de hombres que se abstienen de jurar
los que juran con mentira. Para el en vano, y reverencian el sér. in
castigo de otros graves pecados vie mutable de su Criador. La misma
me á paso lento la maldicion de Dios súplica hacía con grande fervor y
omnipotente; mas para derrotar las afecto la Soberana Reyna á, Dios
casas infelices de los juradores fal nuestro Señor, para que favoreciese
sos, viene volando por los ayres la con infinita misericordia á los hom.
- divina maldicion: Maledictio volans bres que se abstienen de vanos y
consumet domum illius, o ligna escandalosos juramentos, y veneran
ejus, o lapides ejus. Despertad, ju el santísimo y terrible nombre de
radores bárbaros, y temed á vues su Dios omnipótente, que los ha
tro Dios, terrible contra vosotros criado; y hecho hombre, ha muer.
y contra vuestras casas y familias. to en una cruz por da salvacion eter
En la divina historia de la mís na de sus almas. a
tica ciudad de Dios se refiere, que Los juramentos promisorios, en
conoció la Reyna de los Angeles Ma los quales se promete hacer alguna
ría Santísima la injuria de la cria cosa buena, ó no hacer alguna co
tura contra el sér inmutable de Dios sa mala, obligan en conciencia; y
y su bondad infinita, quando jura en si la materia es grave, es pecado mor
vano, falsamente, óblasfema contra tal de sacrilegio el no cumplir lo que
la veneracion debida á Dios en º sí se juró, y se debe explicar en la con
mismo y en sus santos; y con el do fesion. Por, esto conviene no jurar
lor grande que tuvo la piadosa ma lo que no se ha de cumplir, como
dre, corrociendo los muchos peca advierte el sábio Salomon. (Prov,
dos que atrevidamente hacian y 6. v. 2. ) . . . .. . .
harian los hombres contra este di Aunque el juramento se hubiese
vino mandamiento de no jurar va hecho con dolo del interesado, sien
namente, pidió á los santos Angeles do de cosa justa, se ha de estar al
que la asistian, que de su parte en juramento; como les sucedió á los
cargasen á todos los Angeles Custo hijos de Israél con los Gabaonitas;
dios de los fieles, que cada uno de y Dios les mandó á los de su pue:
tuviese á la criatura que guardaba, blo escogido, que cumpliesen su juº
para que ninguna cometiese tal de ramento. (Jos. 9. v. 18. Ro seq.)
sacato contra su Dios. Y para que El juramento de fidelidad, que
todos los hombres se moderasen, pi se hace á los Reyes y Príncipes de
dió la soberana Reyna á los Ange la tierra, debe guardarse; y lo conº
les les diesen inspiraciones y luz, y trario destruye las casas y familias,
por otros medios los atemorizasen, y acaba desventuradamente con las
para que no jurasen hiblasfema personas difidentes; como consta de
-
* --
Libro III. Capítulo III. I25
la sagrada Escritura, y aun de la trabajo y el dolor, como dice el
práctica experiencia. (Ezech. 17. Real Profeta. -

v. 2o.) El Espíritu Santo dice, que la


Los juramentos conminatorios, en maldicion de la madre arranca los
los quales se amenaza y se jura de fundamentos de la casa de los hijos;
tomar venganza, siendo de cosa in (Eccli 3. v. 1 1.) y ya se ve cla
justa, no obligan. Si quando se ha ro, que quitando el fundamento se
ce no hay intencion de cumplirlos, arruina toda la casa. Esto hacen las
son pecado mortal, porque son jura madres maldicientes; y por mas que
mentos falsos; y si hay intencion de se las desengañe no se quieren en
cumplir la injusta venganza, tambien mendar, ni parece acaban de cree
son pecado mortal; y si el hombre lo que les dice el mismo Dios para
piensa, que está obligado á vengarse su mayor bien, ó por lo menos no
por haber jurado, es pecado de blas lo quieren considerar.
femia 3 porque pone en el sagrado Aunque el padre se ponga en ora
del juramento una obligacion iniqua cion, si la madre está echando mal
y le hace vínculo de iniquidad; el diciones horrorosas, ¿á quál de los
qual es juicio abominable. dos atenderá el Señor ? Esto pregun
Lo seguro es abstenerse el hom ta la divina escritura; y allí mismo
bre timorato de toda especie de ju se resuelve, que si uno edifica, y
ramento, como no sea compelido de otro destruye, no se sacará sino tra
verdad, justicia y necesidad; por bajo y dolor. (Eccli. 34. v. 29.)
que dice el sagrado Texto, que el No echeis maldiciones á quien no
varon que mucho jura, se llenará maldice Dios, dice el sagrado Tex
de maldades, y perderá su casa con to; porque al Señor nada se le ocul
aflicciones y plagas. (Jerem. 4. v. 2.) ta, y su poder es grande para aca
Dice Cristo Señor nuestro, que bar con vosotros. (Num. 23. v. 8.)
no jures, ni por el cielo, ni por la El sábio dice, que así como el
tierra, ni por los falsos Dioses, ni ave que vuela, en alguna parte ha
por el templo santo, ni por ningue, de parar, así la maldicion inconsi
na otra cosa, sino que tus palabras derada no se quedará en el ayre;
sean ingenuas y sencillas, dicien sino que volverá á caer sobre la ca
do: Esto es, y esto no es; y si así beza de quien la echó. Y se explia
no te quisieren creer, déxalos que ca mas en otro capítulo, diciendo
no crean, y atiende al bien espiri el Espíritu Santo, que la piedra ar
tual de tu alma. Esta es la doctrina rojada en alto yolverá á caer sobre
verdadera que nos conviene seguir, la cabeza de quien la tiró, r ,
(Matth. 5. v. 33.3 seq) Mirad, hombres, por vuestras al
Las maldiciones inconsideradas, mas, y por vuestra misma conve
injustas y fátuas, tambien destruyen niencia temporal; y no permitais que
las casas y las familias. A quien ama en vuestras casas se oygan juramen
la maldicion le vendrá la maldicion, tos, ni blasfemias, ni maldiciones,
y acabará con él. Su boca está llen pues habeis visto comprobado con
na de maldicion, y, debaxo de su las divinas Escrituras, que donde se
lengua se hallará la amargura, el hallan estos malditos vicios, no hay
126 La Familia Regulada.
que esperar sino desgracias y des
venturas y plagas horrendas. CAPÍTUL o IV.
El hombre jurador y blasfemo,
y la muger maldiciente, aunque vi La reverencia al templo santo del
ven en este mundo, ya parecen ori Señor, y el santificar las fiestas,
ginarios y naturales del abismo del no trabajando en ellas, prospéra
infierno; porque á cada uno se le las casas y familias, y lo
juzga la patria por su lengua y mo contrario las arruina.
do de hablar, como se dice en el
sagrado libro de los Jueces. (Cap. La ira formidable de Dios está
12. v. 6.) fulminada contra los irreveren
Aunque un hombre viva en Za tes, que no distinguen el lugar san
ragoza, si habla en Italiano, deci to del profano. El lugar santo es el
mos que es Italiano; y aunque él templo sagrado del Señor, y las
lo niegue; no lo creensos; porque desatenciones y profanaciones in
su modo de hablar da testimonio de dignas que en él se hacen, las cas
su patria. Por eso juzgaron en Je tiga Dios con toda severidad, co
rusalén, que San Pedro era Galileo, mo lo anuncia Ezequiél Profeta.
y su prueba única era decir que su Todas las transgresiones de la di
lenguage era de Galilea. vina ley merecen ser gravemente
Conforme á esta clara doctrina castigadas; pero los pecados come
veamos ; qué lengua se habla en el tidos en el templo santo del Señor,
abismo del infierno? En aquel des hallan mas presto su justa vengan
venturado lugar no se oye otro len za; por lo qual ya tiene dada la sen
guage sino maldiciones, juramen tencia el Altísimo, diciendo, noveº
tos y blasfemias horrendas. Esta es rá su gloria el que desatento come"
la lengua de los condenados, como tió iniquidades en la tierra de los
dice Isaías Profeta: luego los jura Santos. (I. 26. v. 1o.)
dores, blasfemos y maldicientes, Por esto se llama terrible el lu
aunque vivan en este mundo, ya pa gar sagrado del templo: Terribilis
recen venidos del infierno, y que est locus iste; porque sus profana"
allá tienen su patria nativa; y su ca dores sacrílegos hallan luego su meº
sa en este mundo es como casa de recido, y lo padecensusno solo sus
personas, sí tambien
condenados. casas y fa
Mas adelante se hallarán exem milias, y sus bienes temporales
plos horrorosos en confirmacion de Es digno de notarse, que habien"
esta doctrina. si º do sido nuestro Señor Jesuchristo
- -
2 - ), o . .. . . ) tan sumamente benigno con todos los
- , , ..? ; pecadores, que perdonó á la adúl
tera, admitió piadoso á la escanda
- . losa Magdalena, llamó compasivº
de sus tratos y contratos á San Maº
o - c. " teo, justificó liberal al Publicano, y
ofreció su Reyno de contado al fº
moso ladron, solo usó de notablº
Libro III. Capítulo IV. 12

rigor con los que profanaban su san Dios nuestro Señor, que de %
to templo, haciendo látigo de cor se paga de los pobres, como dice la
deles para arrojarles como indig divina Escritura, (Marc. 12 v.
nos del lugar sagrado y echando 34.) comenzó á llenar la casa de
por tierra todos sus intereses tem bendiciones del cielo, tan manifies
porales. (Joan. 1. v. 15. No seq.) tamente, que de todos era llama
Por el contrario, á los que ve da la casa del milagro; porque aco
neran el templo santo de Dios, los modándose de ella muchos hijos,
premia y prospéra su divina Ma siempre parece quedaba en un ser,
gestad, aumentándoles sus bienes ni muy pobre ni muy rica, sino
y llenándoles de celestiales bendi con todo lo necesario para el es
ciones sus casas y familias. El sa tado de honrados labradores.
cerdote del Altísimo, Esdras, escribe, El año de 1684 eramos doce her
que en las manos diligentes de los manos vivos, que cada uno se an
reedificadores del templo santo to daba por su pie. De estos doce her
do se aumentaba y crecia. -
manos, los seis entramos en la reli
La experiencia nos enseña lo mis gion, tres religiosos y tres religio
mo, porque aquellos pueblos y lu sas; los otros seis quedaron en el
gares donde se cuida bien del tem siglo, y se dividieron las heredades
plo santo del Señor, se prosperan no y hacienda de mis padres. De los
tablemente, cumpliéndose en ellos seis de la religion, aun vivimos to
la peticion solemne que dexó escrita dos, gracias al Señor; pero de los seis
el Angélico Maestro, y canta la Igle que quedaron seglares ya han pasa
sia católica : Sic nos tu visita, sicut do quatro á la vida eterna.
te colimus. (In Off. Corp. Christ.) De solos hijos y nietos hay en la
Y porque es digno de referir las religion actualmente de la casa de
misericordias de Dios, como dixo el mis padres doce personas vivas, cin
Angel del Señor al santo Tobías, no co religiosos y siete religiosas, y
pongo reparo en eseribir aquí la no todos de la órden de nuestro será
toria piedad maravillosa que Dios fico padre San Francisco; los cinco
hizo con la casa de mi padre en la religiosos en esta santa Provincia;
ilustre Villa de Torrellas, mi pa y de las siete religiosas, las cinco
tria”, Capital de la Baronia, en el son de nuestra seráfica madre Santa
Obispado de Tarazona. En la Igle Clara, y las dos de la Purísima Con
sia Parroquial de dicha Villa eligie cepcion. Todo el bien procede de lo
ron mis padres un altar, llamado alto, como dice el Apóstol Santiago.
comunmente del Niño Jesus, para Y para que nos quedase mayor
euidar de su decencia, culto y ador fundamento de pensar, que todos
no decente. Todos los dias en la Miestos bienes estimables procedian del
sa del pueblo ponian luces en el al sagrado culto, asistencia y cuidado
tar, y se cuidaba de su lámpara con del altar del santísimo Niño Jesus,
tinúa, y para los dias festivos se dispuso la divina Providencia, que
adornaba la sagrada imagen del san en el mismo dia eh que se celebra.
tísimo Niño, que es muy perfecta ba su fiesta, en ese dia muriese fe
y hermosa. lizmente mi padre, habiéndose le
--
28 La Familia Regulada.
vantado por la mañana para ganar te tiempo destinado para Dios no se
la indulgencia plenaria, que se ha permiten los juegos, ni entreteni
bia sacado en Roma para siete años, mientos públicos á los jóvenes, aun
y, no se habian cumplido. A cada que sean muy decentes.
uno le da Dias el consuelo segun A estasjustificacioneschristianasy
sus buenas obras; que el Señor las sagrados cultos atribuye mi piadoso
atiende, como dice el sábio. afecto la prosperidad notoria que
-

Despues de la feliz muerte de mis se experimenta en esta dichosa Wi


padres han continuado sus atentos lla; pues siendo inmensos los gas
hijos seglares esta santísima devo tos que tienen sus vecinos y mora
cion ; porque es muy justo que los dores en la conservacion de aquella
varones piadosos dexen en herencia fabriea vastísima de las norias para
la continuacion santa de sus buenas el riego de sus tierras, (obra inge
obras, y es gloria de los hijos el niosa de los insignes Romanos) y su
honor y bueña memoria de sus pa biendo los tributos annuales al Se
dres, como se contiene en la divi ñor temporal á cantidades quantio
na Escritura. (Eccli. 44. v. Io.) tas, no obstante se conservan en
. . Otro pueblo feliz conozco y es una conveniencia lustrosa y decen
timo en este Reyno, porque me pa te, sin que se les conozca tanto co
rece le ha dado el Señor su santísi mo en otros pueblos la calamidad
ma bendicion. Es la antigua Villa de formidable de la guerra. . .
Xelsa, cuyo santo templo siempre - Algunos hombres inconsiderados
le he visto y venerado con espi imaginan, que trabajando en los dias
ritual gozo de mi alma; porque sus de fiesta se remedian; y no es así,
vecinos y moradores se tienen re. sino que se pierden mas. Dios nues
partidos los altares, y los conservan tro Señor; ni se puede engañar ni
limpios con religiosa decencia. De engañarnos, como dice el sábio. Nos
la edificacion de muchos particula manda que no trabajémos en el dia
res resulta un todo perfecto para el de la fiesta, y á cuenta de su di
bien comun, como se refiere en el vina providencia corre el darnos de
Texto sagrado. º comer sin trabajar en ese dia, siem
Casi todo el dicho pueblo se com pleamos bien los demas de la semana.
pone de labradores honrados, que El Profeta de Dios Ageo dice, que
conforme á la sentencia divina co algunos hombres avarientos pensan
men el pan con el sudor de su ros do adquirir mas, se hallan con me
tro, y así les va bien, como dice nos. Esto sucede á la letra á los que
David. En la guarda y observancia insaciables porganar una miseriatra
de las fiestas de la Iglesia católica bajan en el dia de fiesta; y nada les
son exemplarísimos. En los dias de basta para salir de su calamidad, por
labor no se halla gente ociosa, y en que Dios dispone que nada se les
el dia de fiesta ninguno trabaja, si luzca ; y sin saber cómo, todo se
no, que todos van al templo santo, les desvanece. y

y asisten al santo sacrificio de la En el sagrado libro, del Exódo se


Misa del pueblo, y á las visperas refiere, que lo que congregaban los
solemnes; de tal manera, que en esº hijos de Israel contra la voluntad de
Libro III. Capítulo IV. 1 29
Dios se les convertia en gusanos, y ros se refiere el caso fatal de haber
se les perdia. Esto sucede tambien hallado trabajando en el dia de fies
á los que trabajan contra la divina ta á un hombre infeliz, al qual pu
voluntad en el dia de fiesta. sieron luego en la carcel pública, y
En el mismo sagrado libro se maii consultando á Dios nuestro Señor,
da, que en la víspera de la fiesta dispuso su divina Magestad, que
se disponga todo lo necesario para para escarmiento de otros le quita
no trabajar en el dia festivo; y lo sen la vida. (Num. 15. v. 32. y seq.)
que así se disponia, Dios lo conserva Entre los cristianos, aunque no se
ba. Al contrario hacen algunos ma haga tanto castigo, es justo que la
los christianos, que en el dia de fies justicia se desvele y se haga temer
ta comienzan el trabajo para con para evitar escándalos con santo ze
cluirle en el dia comun de labor; pe lo, y las fiestas del Señor sean bien
ro desengáñense, que por este mal santificadas.
camino no se prosperarán, sino que Los que se hallar ocupados entre
ántes se perderán. semana, será bien dispongan sus ta
A los padres de familias se les im reas y viages, de tal manera que
pone este cuidado, que en el dia de puedan tener con quietud y descanso
la fiesta no hagan trabajar á sus hi el dia de fiesta, como lo dice el Após
jos, ni á sus hijas, ni á sus criados, tol San Pablo; (Actor. 2o. v. 16.)
ni á sus criadas, ni aun á las bestias y quedó escrito este caso para exem
irracionales de su casa; porque así plo de los fieles católicos, los qua
lo manda Dios expresamente. (Exod. les, observando puntuales las fies
2o. v. 8.) . . . tas de la Iglesia, se prosperarán sus
En otro capítulo de este mismo casas y familias; y al contrario, si
sagrado libro se da la razon princi las quebrantan y profanan, se ar
pal del divino mandamiento, y se ruinarán y perderán los bienes tem
vuelve á intimar el precepto sobe porales y los eternos.
rano de no trabajar el dia de fies-, Uno y otro se halla claramente
ta, poniendo á los transgresores des vaticinado en las profecías infalibles
atentos la gravísima pena de muerte de Jeremías; el qual dice, que si
violenta. (Exod. 31. v. 13. o 12.) el pueblo santifica las fiestas, y no
En la ley de gracia no está con trabaja en ellas, el Señor los colma
tanto rigor este santo precepto co rá de buenas fortunas; pero si las
mo en la ley antigua; porque en quebranta y profana temerariamen
ésta se prohibía hasta el encender te, el mismo Señor los llenará de
fuego en las casas en el dia de fiesta; trabajos y calamidades, de tal ma
lo qual no está prohibido con este nera que no puedan librarse de
rigor en la misericordiosa ley de ellas; porque encenderá en el pue
gracia. Y por lo mismo son mas re blo desatento un fuego inextingui
Prehensibles los christianos ingratos, ble de tribulaciones, que no pue
que atropellan inconsiderados con lo dan apagarle. -

que les está claramente prohibido, y, La primera ruina universal del


tal vez con escándalo de sus próximos. mundo vino por no distinguir los
En el libro sagrado de los Núme tiempos ni los dias los hombres pre
R
13o La Familia Regulada.
varicados, como se dice en el libro prosperidades temporales y de bue
canónico del Genesis: Malitia ho- nas fortunas á muchas familias, en
minum intenta erat ad malum, om- las quales se guardaba con puntua
ni tempore (Cap. 6. v. 5.) Y se de- lidad esta especial devocion; como
be temer con mucha razon, que si consta freqüentemente de las ecle
en algunos lugares se llegare á esta siásticas historias y vidas de los
fatal desventura de no distinguir los santos.
dias festivos de los dias comunes y El santo sacrificio de la Misa es
de labor, acabará Dios con ellos co- el mismo en que Christo Señor nues
mo acabó con el mundo. tro se ofreció por nosotros al Eter
Las casas particulares deben en- no Padre en el monte Calvario de
trar en él mismo temor de que Dios Jerusalén, siendo crucificado por
las arruinará y las perderá, si no nuestro amor en el madero santo de
santifican y guardan las fiestas de su la Cruz para la redencion de todo
santa Iglesia; porque Dios quiere el linage humano, como lo declara
que todos descansen en esos dias fes- el sagrado Concilio Tridentino. Solo
tivos, y se dediquen al culto debi- hay la diferencia, que en el sacro
do á su Criador, y á la veneracion monte Calvario fué el santo sacri
religiosa de su santo templo. (Exod. ficio cruento, y en el altar es in
23. v. 12.) cruento. -

- Aunque el sacerdote que dice la


C. A. P. IT UL O V.. Misa sea malo, no por eso dexa de
aprovechar la Misa ex opere opera
El oír misa con devocion todos los to á aquellos por quienes se ofrece,
dias, y el asistir á las Plátic., es- sin que se disminuya nada de ese
pirituales y Sermones prospéra valor; como tambien está definido
las casas y familias. - en el mismo sagrado Concilio.
- Todos los que asisten al santo sa
A divino mandamiento de san- crificio de la Misa, y la oyen, es bien
tificar las fiestas, ha puesto la Igle- que la ofrezcan juntamente con el
sia católica su precepto de oir mi-sacerdote del Altísimo, que la ce
sa los domingos y fiestas de guar- lebra; porque así se da á entender
dar, que es el primero de sus cin- en el primer Memento, que es pro
co mandamientos, como consta del vivis, en aquellas palabras: Et om
sagrado. Texto de la doctrina chris- nium circumstantium , pro quibus
tiana: por lo qual en los dias fes- tibi, oferimus, vel tibi offerunt hoc
tivos hay obligacion, pena de pe- Sacrificium, ºc. Por lo qual im
cado mortal de oir misa: y en los porta, que todos sepan esta prove
otros dias comunes no hay obliga- chosa doctrina.
cion; pero es gran devocion el oirla. Y porque el santo sacrificio de la
Y para que los fieles christianos Misa, no solo es satisfactorio para
se animen á conservar en sus casas ofrecerse por los difuntos, sino tam
esta principalísima devocion de asis- bien propiciatorio para ofrecerse por
tir al santo sacrificio de la Misa to- los vivos, que aun son viadores co
dos los dias, ha llenado el Señor de mo expresamente lo declara el san
Libro III. Capitulo V. 131
to concilio Tridentino: por tanto aquel en que se ofrece y se celebra
conviene estén bien informados los el santo sacrificio de la Misa. ¿Qué se
fieles, y sepan que los que asisten ría de nosotros, si no tuviesémos es
con devocion al santo sacrificio conte santísimo sacrificio con que apla
tritos y humillados,consiguen la mi cará su divina Magestad, ofendida
sericordia del Señor, y hallan su di de nuestras feas ingratitudes? Bien
vina gracia en auxilios oportunos. podemos decir lo que el Apóstol San
El insigne Doctor de la Iglesia San Pablo escribe á los Romanos, que
Agustin, á quien se refiere el mis: seríamos como los infelices de So
mo sagrado Concilio, dice, que con doma, perdidos y exterminados por
la oblacion del santo sacrificio de nuestras gravísimas culpas. (Rom. 9.
la Misa se aplaca el Señor, concede v. 29.) - -
su divina gracia y el don estimable El efecto propio del santo sacri
de la penitencia, y perdona los crí ficio de la Misa, dice el angélico
menes y pecados, aunque sean gra Doctor Santo Tomas, es aplacar á
vísimos; porque el mismo Christo, Dios nuestro Señor con él, confor
que se ofreció al Eterno Padre en el me á la doctrina del Apóstol San
monte Calvario, es el que se ofrece Pablo, que dice se entregó nuestro
en la Misa. (S. Aug. lib. 1o. de Civ. Señor Jesuchristo por nosotros en
Dei, c. 2o.) oblacion, hostia y sacrificio á su
Y la Iglesia católica en una de sus Eterno Padre, para nuestra salud
oraciones afirma y dice , se exer eterna: Tradidit semetipsum pro no
cita la obra maravillosa de nuestra bis Oblationem, o Hostiam Deo in
redencion siempre que se celebra odorem suavitatis. (Ephes. 5. v. 2.)
el santo sacrificio de la Misa: Quo El mismo Sacerdote dice en la
ties hujus Hostiae commemoratio ce. Misa, que aquel santo sacrificio es
lebratur , opus nostre Redemptio: comun á sí y á los que le oyen; por
nis exercetur. Considérese bien la que volviéndose al pueblo á pe
dignidad suprema de este santísimo dir oraciones en el Orate fratres,
sacrificio. dice estas palabras á todos los que
Al mismo tiempo que el Sacerdo estan en la Iglesia : Orad, herma
te ofrece este santo sacrificio, asis nos, y pedide á Dios nuestro Se
ten allí muchos Angeles del cielo, ñor, que este sacrificio mio y vues
y claman á Dios por nosotros; por tro sea aceptable para con Dios pa
lo qual será bien que cada uno diga: dre omnipotente. Y el que ayuda
altísimo y soberano Señor, Eter á la Misa responde en nombre de
no padre, yo te ofrezco á tu san todos los que la oyen, y asisten
tísimo Hijo por todos mis pecados, á ella, y dice: El Señor reciba el
ofensas y negligencias mias; y tam sacrificio de tus manos para hon
ben por todos los fieles christia ra y gloria de su santísimo nom
nos, vivos y difuntos, para que á bre, y tambien para utilidad nues
mí y á ellos nos aproveche, y con tra, y de toda su santa Iglesia.
sigamos la vida eterna. Amen. Y el Sacerdote en voz baxa dice:
El tiempo mas oportuno para ne Amen. - -

gociar con Dios nuestro Señor es Todo el santo sacrificio de la Mi


R 2
132 La Familia Regulada.
sa, está lleno de grandes misterios; El primero, que el entrar en la
por lo qual si los que la oyen y Iglesia y templo santo del Señor sea
asisten á ella estan atentos, y son con temor y reverencia, conside
de competente capacidad, pueden rando que entran en la casa de su
sacar muchísimo fruto espiritual pa Dios, casa de oracion y de sobe
ra sus almas, siguiendo el espíritu ranos Sacramentos, donde está con
del Sacerdote del Señor en los di sagrado nuestro Señor Jesuchristo.
versos pasos sagrados que van ocur Por lo qual en entrando en la Igle
riendo. El Sacerdote de Christo, no sia, digan lo que decia nuestro se.
solo ruega por sí mismo, sino tam ráfico Padre San Francisco : Adoro
bien por el pueblo, como dice el te, Señor mio Jesuchristo, aquí, y
Apóstol San Pablo; (Hebr. 5. v. .) en todas tus Iglesias, que son en to
y por consiguiente el pueblo, y los do el mundo; y mi alma te bendice,
que asisten al santo sacrificio de la porque por tu santa cruz redimiste
Misa, han de unir su espíritu con el mundo.
el espíritu y oraciones santas del Sa En arrodillándose en la Iglesia
cerdote celebrante, que ruega por puede tambien decir cada uno: Ado
ellos. , -
ro en este santo Templo á toda la
... Por, este motivo repite tantas ve Santísima Trinidad, Padre, Hijo
ces el Sacerdote , en la Misa aque y Espíritu Santo , tres personas
llas palabras: El Señor sea con vo distintas y un solo Dios verdade
sotros, y el ayudante en nombre de ro. Adoro la santísima humanidad
todos le responde, diciendo : Ttam de nuestro Señor Jesuchristo sacra
bién sea con tu espíritu. Así se cor mentado. Venero , todas las santas
responde el celebrante con el pue reliquias que hubiere es esta Iglesia,
blo, y el pueblo coil el celebran y todas las sagradas Imágenes. Me
te; de tal manera, que casi todas pesa de haber ofendido á mi Dios
los oraciones y deprecaciones que y Señor, por su infinita bondad:
hace el Sacerdote del Señor en el propongo la enmienda de mi vida,
altar, van en plural en nombre su asistido de su divina gracia ; y es
yo, y de los que oyen la Misa, y pero, en su infinita bondad y mise
el Saeerdote habla á Dios omnipo ricordia, que me ha de perdonar,
tente por todos, como dice San Pa y me ha de salvar. El acto de con
blo. (1. Cor. I 1. v. 25.) tricion justifica las almas, como
se dice en el santoConcilio Tri
Las personas indoctas y sencillas,
mientras se dice la Misa han de con dentino. (Ses. 14 cap. 4.)
siderar los misterios de la santísima El segundo documento es, que
vida, pasion y muerte de nuestro luego ofrezca su corazon al Señor,
Señor Jesuchristo, conforme el mis que es lo que su divina Magestad
rto Señor nos lo dexó encomenda desea de nosotros, segun lo dice
do, y nos lo declara el Apóstol por boca del sábio; y alguna vez
de las gentes. ofrezca una candela, que por su der
vocion se encienda mientras se diº
Los que oyen Misa han de guar
dar siete documentos, que son los ce la Misa. *.

siguientes: - -
El tercero sea, que para ºirº
Libro III. Capítulo V. I 33
Misa no se llegue mucho al altar, El Sacerdote del Altísimo , reves
ni menos se ponga delante del Sa tido de los sagrados ornamentos pa
cerdote por los lados, para que ra celebrar, representa á nuestro Se
no le perturbe; sino imitando con ñor Jesuchristo , como dice San
humildad al contrito Publicano, Juan Chrisóstomo.
esté con mucha modestia, espe El Amito significa el lienzo que
rando la misericordia divina. le pusieron á nuestro Señor Jesu
El quarto documento sea, que Christo sobre su cabeza y rostro,
trabaje quanto le sea posible para quando le decian adivinase quién le
repeler y quitar de su corazon los habia dado la bofetada : Propheti
pensamientos vanos y ociosos, ele za nobis, quis est, qui te percus
vando su corazon al Señor; confor sit & Tambien significa la corona de
me lo exórta al pueblo el mismo espinas.
Sacerdote del Altísimo en aquellas El Alba significa la vestidura
palabras: Sursum corda, Roc. blanca que le fué puesta en casa de
El quinto sea, que mientras se Herodes, tratándole de loco y fatuo.
dice la Misa, conformemos nues El Cíngulo significa la cadena ó
tra intencion con las palabras del soga con que fué ligado por la cin
Sacerdote del Señor, "que dice la tura nuestro Señor, quando le pren
Misa; porque dado que no enten dieron en el huerto de Gethsemaní.
damos lo que dice, ya sabemos La Estola significa la cuerda que
ruega por el pueblo, como lo afir le pusieron á nuestro Señor Jesu
ma el Apóstol, y que nos convie Christo al cuello, quando le lleva
ne lo que pide por nosotros. (Hebr. ron preso á Jerusalén.
2. v. 5. Ro seq.) El Manípulo significa la cuerda
El sexto documento sea , que con que ataron las manos á nues
quando los que asisten á la Misa tro Señor Jesuchisto, quando fué
ºyeren nombrar el duleísimo nom puesto en la columna, y cruelí
bre de Jesus, y de María Santísima, simamente azotado.
inclinen con humildad la cabeza, y La Casulla significa la vestidura
se arrodillen á las palabras del In que le pusieron al Señor quando le
carnatus est en el Credo, y del coronaron de espinas, y tambien sig
Verbum caro en el Evangelio de San nifica la cruz que llevó sobre sus
Juan, conforme á las sagradas ce delicados hombros, como dice San
remonias de la Iglesia católica. Juan Evangelista, en que despues
El séptimo documento es, que no fué crucificado por nuestro amor.
se adore la hostia, ni el caliz, has Mientras se dice la Misa, se han
ta que el Sacerdote le eleva; porque de considerar los pasos de la sagra
no está nuestro Señor Jesuchristo da pasion de nuestro Señor Jesu
realmente en la hostia, ni en el ca Christo, de quien se hace memoria
liz, hasta que el Sacerdote ha con en este santo sacrificio, como dice
cluido de decir las palabras esen S. Pablo; se pueden distribuir lascon
ciales de la consagracion, segun lo sideraciones en la forma siguiente.
definido por el santo Concilio Tri El Introito significa los intensos
dentino. (Ses, 13. Can.4) deseos de los Santos Padres por la
I 34. -
La Familia Regulada.
venida de Christo Señor nuestro, y predicacion soberana del Señor, y
Encarnacion del Verbo Divino, co confesaron la fe de Jesuchristo; y
mo los explica el Profeta Isaías. lo mismo hacemos nosotros en el
Los Kyries significan los fervoro Credo. Procura hacer actos de fe ca
sos actos de contricion que hacian tólica para vivir como el justo; segun
los Santos Padres, deseando la ve lo escribe S. Pablo. (Rom. 1. v. 17.)
nida del Señor. Corresponde con El Ofertorio. Considera la pron
actos de dolor por tus culpas, por tísima voluntad con que nuestro Se
que sin ellos no serás justificado, for Jesuchristo se ofreció á pade
como dice el santo Concilio de cer por nosotros, no dudando en
Trento. tregarse en las manos de sus enemi
La Gloria significa el nacimien gos, y tolerar la muerte dura y afren
to temporal de nuestro Señor Jesu tosa de cruz por la salvacion eter
Christo, y como los Angeles del na de nuestras almas : Oblatus est,
cielo cantaron la gloria in altis quia ipse voluit, dice Isaías.
simis Deo, Ryc. Orate Frastres. Considera la Ora
Al Dominus vobiscum. Conside cion afectuosa de Christo Señor
ra la caridad inmensa de Christo nuestro en el huerto de Gethsemaní,
Señor nuestro conversando con los el sudor copioso de sangre, y el
hombres, y buscando á los pecado amoroso cuidado que el señor tuvo
res, diciendo los habia venido á sal de despertar á sus amados discípu
var, y que por ellos habia venido los para que tambien se empleasen
del cielo á la tierra; como lo es en oracion, con que venciesen las
cribe el Evangelista San Mateo, tentaciones importunas; como se re
(cap. 9. v. 13.) fiere en el santo Evangelio.
La Epístola significa la predica El Prefacio y Sanetus, yc. Con
cion fervorosa de San Juan Bautista, sidera la entrada victoriosa y triun
exórtando á verdadera penitencia, fante de nuestro Señor Jesuchristo
para que lograsen los hombres la en Jerusalen el Domingo de Ramos,
misericordiosa venida del Mesías es el aplauso universal de todo el pue:
perado, y el Bautista preparase al blo, y lo poco que duraron estas
Señor una plebe perfecta; segun lo honras temporales de inconstantes
escribe San Lucas. criaturas.
Quando se pasa el misal, y se dice Desde el Te igitur, erc. Consi
el Evangelio. Considera como despues dera toda la sagrada pasion de nues"
de la predicacion de San Juan Bau tro Señor Jesuchristo, las agonías
tista entró la divina predicacion de del huerto, los tormentos grandes
nuestro Señor Jesuchristo, y ésta de su prision, la cruel bofetada en
pasó tambien del pueblo de los hebreos casa de Anás; las negaciones ingra"
al pueblo de los gentiles, siendo tas de San Pedro, los cruelísimos
la luz verdadera que ilumina á todos azotes, los intensísimos dolores en
los hombres ; como dice San Juan la coronacion de espinas, y todo lº
Evangelista. - demas que el Señor padeció, hasta
El Credo. Considera la multitud que le clavaron en el madero sanº
de los pueblos que creyeron por la to de la cruz. (Heb. 5. v. 7.)
Libro III. Capítulo V. 1 35
En la elevacion de la Hostia
res, mientras el Señor estuvo en el
consagrada y el Caliz. Considera sepulcro, esperando resucitase.
como el Señor fué levantado en la En el Pax Domini. Considera re.
santa Cruz, y las imponderables an sucitado á nuestro Señor Jesuchris
gustias y dolores terribles que pa to, y como apareciéndose á sus
deció en aquellas tres horas que es amados Discípulos, les decia: Pax
tuvo vivo y clavado, y las siete vobis: La paz sea con vosotros.
palabras misteriosas que dixo an En la comunion del Celebrante.
tes de espirar; la conversion del Considera la admirable Ascension de
buen Ladron, y la perdicion eterna nuestro Señor Jesuchristo en Cuer
del malo. -

po y Alma á los Cielos, con inefa


Quando el Sacerdote baxa la Hos ble gloria. -

tia y el Caliz. Considera el descen Quando se pasa el misal. Consi


dimiento de la Cruz, los intensos dera la gía venida del Señor al
dolores y soledad de la Reyna de mundo en el treinendo dia del juicio.
los Angeles María Santísima, Se En las últimas oraciones. Con
ñora nuestra, y las continuas lágri sidera los beneficios divinos, y da
mas de aquellas piadosas mugeres rás gracias al Señor por ellos; por
que acompañaban á nuestra. Sobera que la ira de Dios vendrá sobre los
na. Reyna. ingratos y malos, como dice el Evan
En el Memento segundo. Consi gelista San Lucas. (Cap. 6. v. 35.)
dera el tiempo que el Señor estuvo Al Ite, Missa est. Considera que
en el sepulcro, y adora en espíri el santo Sacraficio de la Misa es ofre
tu sus santísimas llagas. Considera cido por el Sacerdote del Altísimo
tambien como su alma santísima ba en beneficio espiritual de todos los
xó al Limbo á sacar las almas de fieles vivos y difuntos, y para al
los Santos Padres que le esperaban. canzar la divina gracia para todos
En el Nobis quoque peccatoribus. los que han asistido fervorosos y
Quando el Sacerdote se hiere en los devotos en aquella Misa, ó en otro
pechos, haz tú lo mismo; y con modo participan de ella. (Hebr.5.
sidera la confesion del buen Ladron, v. I. 5 seq.)
y el dolor grande del Centurion, y En la bendicion. Considera la
de otros que asistieron en el Cal bendicion misericordiosa que dará
vario, los quales, siendo el Señor Christo Señor nuestro á los buenos
crucificado, se arrepintieron de sus en el dia del juicio, en premio de
culpas, dándose golpes en los pe sus buenas obras, y dispondras tu
chos se volvieron á la Ciudad: y corazon para guardar los divinos
el Centurion dixo: Verdaderamen mandamientos, y exercitar muchas
te este era Hijo de Dios. obras de piedad con que te hagas
En el Pater noster. Quando el digno de recibirla. Amen.
Sacerdote le dice, procura decirle
tambien con mucha atencion y de
vocion; y considera las fervientes
oraciones de Maríá Santísima nues
tra Señora, y de las piadosas muge
136 -
La Familia Regulada. -

biéndole satisfecho el caballero, se


c A PIT UL o v1. despidieron. Quiso pasar el caba
llero al pueblo para hacer oracion
Se continúa el asunto principal del en la Iglesia; y volviéndose á la tar
capítulo antecedente. de á su casa, halló al labrador que
- -
se habia ahorcado, permitiendo Dios
Lo. grandes provechos espiri nuestro Señor que todas las tenta
tuales y conveniencias tempora ciones de desesperacion que, pade.
les que consiguen los fieles asis cia el caballero, de que se aliviaba
tiendo con devocion al santo sacri con oir Misa, se pasasen al labrador
ficio de la Misa, se podrán inferir Simoniaco maldito, que vendiendo
de las doctrinas de los Santos Padres la Misa se habia privado de sus ce
de la Iglesia católica, y de los exem lestiales efectos.
plos siguientes, que Dios los dispu Otro exemplo bien raro se refie
so para enseñanza de los mortales. re en la segunda parte de nuestras
El Sumo Pontífice Pio Segundo, Crónicas antiguas, para el mismo
en la descripcion que hace de la asunto. Tenía Santa Isabél, Reyna
Europa, refiere: Que hallándose un de Portugal, un page ó criado, de
caballero muy tentado de desespe quien la piadosa Reyna se valía pa
racion, le dieron el sano consejo pa. ra la distribucion de las limosnas,
ra su remedio, de que todos los dias por ser muy virtuoso. El Rey Don
oyese Misa, en la qual se alcanzan Dionisio, su marido, tenia otropage
los auxilios oportunos de Dios; co el qual por envidia acusó al page de
mo lo explica el santo Concilio Tri la santa Reyna, diciendo que su
dentino.- (Ses. 22. cap. 2.) señora habia puesto su aficion en
Hallábase el caballero muy ali aquel criado por malos fines.
viado de sus graves tentaciones con El Rey inconsiderado, aunque no
esta santa devocion, quando cierto creyó del todo la acusacion crimino
dia le pidió licencia su Capellan pa sa, sin embargo se determinó de ha
ra ir á celebrar una fiesta en un pue cer matar al page de su esposa secre
blo vecino; el caballero se la dió tamente. Salióse con disimulo aquel
con mucho gusto, haciendo inten dia á pasear, y pasando por donde
cion de ir tambien á la fiesta, y oir estaban cociendo un horno de cal,
en ella la Misa; mas por un acaso llamó aparte á los hombres que
se detuvo de modo, que se le hizo le daban fuego, y les mandó que á
tarde; no obstante, se puso en ca un criado que les enviaría allí, di
mino, y encontrándose á un labra ciendo si tenian hecho lo que el Rey
dor, y preguntándole por la Misa, les habia mandado, le arrebatasen
le respondió, que ya eran acabados luego y le quemasen; porque así
todos los divinos oficios. -
convenia á su Real Servicio, y que
-

Afligióse sumamente el caballero, no temiesen. Verdaderamente los


y viéndole el labrador tan angus Reyes son formidables, como dice la
tiado; le dixo no tomase pesadum sagrada Escritura. (Prov. 16. v. 14)
bre, que él le venderia la Misa que En la mañana siguiente mandó el
habia oido. Concertándose, y ha Rey al page de la santa Reyna que
Libro III. Caphule VI. I 37
fuese al horno de la calá dar la di su malicia y envidia tirana preve
cha embaxada; pero nuestro Señor, nía para el justo; como tambien lo
que nunca falta á los suyos, y li hizo con el impio Amán, acusador
bra al inocente de la mano del po envidioso del justo Mardoqueo.
deroso, como dice el Profeta Jere (Esth. 1. v. 1o.) -

mías, lo ordenó de manera, que Quedó libre de la calumnia fal


quando el page virtuoso de la san sa, y del incendio voraz, el criado
ta Reyna pasaba por delante de una virtuoso y justo, por haber entra
Iglesia, tocasen la campanilla de do á oir devotamente las Misas: con
elevar la hostia consagrada en una lo qual se confirma la doctrina co
Misa. Entró el page devoto, y estu mun de los Santos Padres, que di
vo en la Iglesia hasta que se aca cen como los muchos Angeles del
bó aquella Misa, y otras dos que se cielo que asisten quando se celebra
comenzaron luego, una despues de el santo sacrificio de la Misa, se
Otra.
aplican tambien á favorecer y de
En este tiempo, deseando el en fender á los que con afectuosa de
gañado Rey saber si se habia execu vocion asisten á ella.
tado su Real mandato, envió al acu En el Prontuario de los exemplos
sador falsario, el qual llegando pri se refiere, que en un pueblo habia
mero que el page de la santa Rey dos oficiales de un mismo oficio; el
na, preguntó si habian cumplido lo uno tenia hijos, muger y familia, y
que el Rey les habia mandado; y todas las mañanas se iba despacio á
luego los hombres le arrebataron y oir la primera Misa , despues se
le echaron vivo en el horno, don aplicaba á su trabajo, y todo le su
de pagó su pecado ; como los acu cedia prósperamente : tenia bastan
sadores del justo Profeta Daniel y tes conveniencias temporales, y sus
de sus compañeros. (Dan. 3. v. 48. tentaba con decencia competente
º cap. 6. v. 24.) º. Sul CaSa.
Despues de estar abrasado el fal Por el contrario le sucedia al ofi
so acusador, page del Rey, llegó el cial su vecino, que trabajaba de dia
page inocente y virtuoso criado de y de noche como un esclavo, y por
la santa Reyna, y le respondieron no dexar el trabajo, ningun dia de
dixese á su Magestad como ya es hacienda oía Misa; y con todo su
taba executado su mandato. Volvió afan, no siendo en su desventura
á palacio el criado felíz, y diciendo da casa mas que narido y muger,
al Rey su Señor la respuesta de los y trabajando aun los dias de fiesta,
hombres que daban fuego al horno siempre estaban pobres, y jamas sa
de cal, quedó el Rey atónito y lian de miseria; cumpliéndose en
asombrado del funesto suceso; y to ellos lo que el Profeta dice, que as
mando nueva informacion, halló piran á tener mas, y se hallan con
inocente á su santa esposa, y sin menos. (Agg. 1. v. 9.)
culpa alguna á su virtuoso criado; Preguntó un dia el oficial pobre
y, veneró los juicios incomprehensi al otro oficial su vecino, cómo ha
bles del altísimo, que castiga al ca cia para aumentar tanto su caudal,
lumniador con la pena que él con Porque él trabajaba mas, y tenien
S
138 La Familia Regulada.
do menos gasto nada se le lucia? su marido, y todas las semanas le
A que le respondió, diciendo: co oia con devocion algunas Misas: y
mo tú sigas mis pasos, yo te lleva despues se comprobo que en aque
ré al puesto de donde saco mis con llos mismos dias se hallaba el cau
veniencias. Llamóle tres ó quatro tivo libre de sus prisiones,
mañanas, y le llevaba á oir Misa; De otro caballero devoto se es
y viendo que no le llevaba á otra cribe, que todo el tiempo que se
parte, le dixo el desventurado: yo detuvo á oir Misa, envió Dios á su
ya me sé ir á la Iglesia. Yo no que angel de guarda en figura suya pa
ria sino que me llevases adonde tie ra que pelease por él en una can
nes el socorro temporal con que au paña, y todos le atribuyesen la vic
mentas las conveniencias de tu casa. toria sin saber el misterio; hasta que
No quiere el malo entender para el mismo caballero militar lo mani
bien obrar, dice David. (Psal. 35. festó para mayor gloria de Dios.
v. 4.)
Entónces el oficial devoto le ha . Excelencias grandes de la Misa.
bló claro, y le dixo: amigo mio,
desengañate, que yo no tengo otro En el santo sacrificio de la Misa
lugar donde busque el tesoro del se le ofrece al Eterno Padre una
cuerpo y del alma sino es en la ofrenda tan preciosa, santa y ex
Iglesia, oyendo Misa todos los dias. celente , que no puede ser mayor;
Acuérdate de lo que el Señor dice en porque se le ofrece á su santísimo
su santo Evangelio: buscad primero Hijo humanado, que se ofreció por
el Reyno de los cielos y su justicia, nosotros en el ara de la cruz.
y todas las demas cosas se os añadi - El valor y estimacion de una so
rán. (Matth. 6. v. 33.) Entendió el la Misa excede sobre toda ponde
misterio el vecino desventurado, dió racion al agregado de todas las vir
en la cuenta, aplicóse á oir Misa tudes y obras heróicas de todos los
con devocior todos los dias, y en santos, quanto excede la dignidad
breve tiempo mejoró su fortuna. de hijo á la calidad de siervo, que
San Antonio de Florencia refie es el argumento eficaz del Apóstol
re de dos amigos mancebos que sa San Pablo, para explicar la excelen
liéron á cazar en un dia de fiesta; cia de Christo Señor nuestro sobre
el uno habia oido Misa, y el otro todas las criaturas del cielo y de
no : á éste le mató un rayo, y el la tierra. (Hebr. 1. v. 1.)
otro oyó una voces en el ayre, de Es tan precioso y rico este santo
medio de la tempestad, que decian: sacrificio de la Misa, que con ser
hiérele, hiérele; y luego oyó otra los pecados del mundo tantos en
voz que dixo: no puedo, porque número, y tan graves en malicia, es
ha oido el Verbum caro ; enten superabundante la satisfaccion, por
diendo por esto que habia oido que mucho mas es lo que se ofrece
Misa. en él, que la deuda que debiamos,
San Gregorio el grande tambien y mucho mas agrada al Eterno Pa
refiere de una buena muger que dre este santo sacrificio de su Hijo
tenia cautivo en tierra de infieles á humanado y sacrificado por los Peº

Libro III. Capítulo VI. I 39
caderes, que le desagradan las ofen A San Basilio el grande, no so
sas de los mismos pecadores. lamente le asistian los angeles quan
San Lorenzo Justiniano dice, que do celebraba, sino que juntamente
por el santo sacrificio de la Misa se servian á la Misa que decia, como
da á Dios honra, á los angeles ale lo escribe San Gregorio Naciancéno.
gría, á los desterrados el cielo, á Tantos testigos y fiscales tendremos
la religion su culto, á los gentiles de nuestra poca devocion, quantos
fe, al maundo consuelo, á los fie angeles asisten y se hallan presen
les gozo, á los pueblos union, y tes en la Misa que oimos ó cele
á la virtud constancia. bramos. - -

En el instante que se ofrece este El primer Alexandro Papa dice,


gran sacrifieio se rasgan los cielos, que así como el santo sacrificio de
se admiran los angeles, se alegran la Misa es el mayor y mas excelen
los santos, el infierno llora, y todate que hay y ha habido en el mun
la Iglesia santa se regocija. Aquí esdo, así pide mayor devocion y re
ofrecida al Eterno Padre su mismo . verencia en los que asisten ó le
Hijo, para que perdone á los pe celebran. *

cadores, levante los caidos, y ase El Venerable Padre Tomás de


gure los justos. El mismo. Hijo sa Kempis en su precioso libro del ine
crificado da voces á su Eterno Pa nosprecio del mundo, dice : con la
dre por tantas bocas, como tiene lla misma devocion y espíritu fervoro
gas, para que libre á los hombres so debes asistir al santo sacrificio in
-

de los incendios eternos. -

cruento de la Misa, como si te ha


Concluye el santo los elogios de lláras presente al sacrificio cruento
la Misa, diciendo: que ningun sa de la cruz en el monte Calvario;
erificio hay tan poderoso como este porque el sacrificio en la substancia
para conseguir de Dios misericor CS ll 1O D11SII10,
dia y perdon, y asegurar la vida El Enperador Soliman de los tur
Cter Ilal. -
cos, despues de haber oido una
San Gregorio el grande dice, que Misa de un Sacerdote su cautivo,
á la voz del Sacerdote que eonsa le dixo con admiracion de lo que
gra en la Misa, se abren y rasgan habia visto y observado: si es ver
los cielos, y baxan esquadrones de dad lo que representa vuestra Mi
angeles, y se junta con maravi sa, sin duda es la accion mas alta,
llosa union lo celestial con lo ter misteriosa y divina que se puede
reno, lo sumo con lo infimo, y la hallar en el cielo y en la tierra.
lglesia triunfante con la militante. (Huol. de Mis. c. 1o.)
San Juan Chrisóstomo escribe, La oveja que crió y domesticó
que un siervo de Dios vió asistir en nuestro seráfico padre San Francis
la Misa un copioso número de ange co, al tiempo de la Misa hincaba
les, vestidos de tan admirables res las rodillas en el suelo, adorando
plandores, que vencian la claridad y reverenciando á su Criador Sa
del mismo sol; y no es maravilla, cramentado, enseñando á los racio
dice, porque donde está el Rey nales lo que deben hacer. (Chron.
está la corte,
. Seraph. t. 1.) - -

S 2
14o La Familia Regulada. -

Si el santo sacrificio de la Misa re algun rato cada dia asistir á su


se ofreciera una sola vez en el año, príncipe ? ¿Que enfermo que no se
y en una sola Ciudad católica, se consuele cada dia comunicando á su
ría bien que todos los del mundo médico ¿Que discípulo que no
viniesen á lograr tanto bien; y no guste de comunicar y conferir con
conviene que la inmensa liberali su maestro? ¿Qué persona que no
dad del Señor, en tantas Misas co reciba consuelo de tratar familiar
mo se celebran en el pueblo chris mente con su verdadero amigo? ¿Pues
tiano, nos haga negligentes y pere como no gustamos de asistir cada
zosos en el buen logro de tan gran dia á la Misa, donde viene del cie
de tesoro. En solo las regiones y lo para nuestro consuelo, remedio
provincias que abraza la monarquia y enseñanza, nuestro padre, prín
de España, no hay hora alguna de cipe, médico, maestro y Señor Je
las veinte y quatro que no se cele suchristo?
bre Misa, como lo observó un eru El altísimo Señor de infinita bon
dito Cosmógrafo. -
dad, que padeció muerte de Cruz
-

Los patriarcas antiguos, en reci por nuestra salvacion eterna, baxa


biendo algun particular beneficio de del cielo al templo para nuestro
Dios levantaban un altar en que bien; 3 y el hombre ingratísimo es
le ofrecian sacrificio por accion de casea tanto el breve trabajo de an
gracias, como consta de la divina dar desde su casa al templo por el
Escritura. Los christianos ya tene amor de Christo, y por el mayor
mos permanentes los altares, solo bien espiritual y temporal de su per
resta que los fieles agradecidos sona, y de toda la familia º El sier
acudan al santo sacrificio de la Mi vo fiel en lo poco se dispone para
sa, y le ofrezcan con el sacerdote mucho, dice el santo Evangelio; pe
del Altísimo, pues tambien son ofe ro el que es ingrato, infiel, cobar
rentes juntamento con él. de y perezoso, en lo poco lo pierde
Si cada dia ofendemos á Dios, todo. . a

¿por qué cada dia no tratarémos de C A P I T UL O VII.


aplacar la ira del Señor con este san
tísimo sacrificio; siendo verdad, co Se concluye todo el asunto de asis
mo lo es, que por una sola Misa, tir con devocion al santo sacri
asistida con devocion y verdadero ficio de la Misa.
dolor de nuestras culpas, se satis
face mas, y se excusan mas penas Vanes quatro frutos principa
en el purgatorio, que con muchas les, dice un autor piadoso, conr
disciplinas y cilicios. En la Misa se sigue el que oye Misa con de
aplica la satisfaccion de la sangre de vocion, y son los siguientes. (4zn.
Christo, que vale incomparablemen Tract. de Mis.)
te mas que todas las penitencias y 1. Consigue copioso aumento de
asperezas corporales nuestras, gracia, ex opere operato, por los
meritos de Christo Señor, nuestro.
¿ Qué hijo verdadero hay que
no guste visitar cada dia á su pa Y ex opere operantis, segun el
dre? Qué valido que no procu-, grado de su disposicion y opera
Libro III. Capítulo VII. 14 r
cion afectuosa de cada uno. recibió por nuestros pecados; como
2. Se consiguen dos modos de sa lo escribe San Lorenzo Justiniano.
tisfaccion: el uno porque el oir Mi 8. Enriquecemos nuestra pobre
sa es obra buena, meritoria y sa za; porque se nos hacen como pro
tisfactoria; y el otro porque se apli pios todos los infinitos merecimien
ca la satisfaccion superabundante tos de nuestro Señor Jesuchristo,
de los infinitos meritos de Christo ofreciéndose per nosotros en este
Señor nuestro. santísimo sacrificio.
3. El altísimo Señor humanado, 9. Conseguimos de Dios nuestro
que fué sacrificado por los hombres, Señor copiosos favores; porque es
se ofrece en el santo sacrificio de la te santo sacrificio de la Misa es in
Misa por los que la oyen y la ofre petratorio, como lo determina y de
cen, y se hace abogado por ellos, clara el santo Concilio Tridentino.
el que lo es de los pecadores; co Y San Juan Chrisóstomo llegó á de
mo lo, escribe su amado discípulo cir, que la mejor sazon para nego
San Juan en una de sus cartas ca ciar con Dios nuestro Señor, es mien
nónicas. (1. Joan. 2. v. .) tras asistimos devotos á la Misa.
4. Exercitamos las tres virtudes 1o. Sana las enfermedades de
mas heroycas, que son: fé, espe nuestras almas (y aun si conviene
ranza y caridad. La fé, creyendo las de nuestros cuerpos) quando mi
los pricipales misterios de la San ramos y veneramos al Señor eleva
tísima Trinidad, Encarnacion y Eu do en las manos del Sacerdote en
caristía, que se expresan en la Mi la Misa, mejor que la serpiente de
sa. La esperanza, con la prenda metal, elevada, sanaba á los He
mas cierta de nuestra gloria. Y la breos envenenados quando ponian
caridad ofreciendo el santo sacri los ojos en ella; como se dice en
ficio por los vivos y difuntos. la sagrada Escritura. (Num. 21. v. .)
5. Agradecemos los divinos be 1 I. A mas de los provechos gene
neficios; ofreciendo en accion de rales á todos los fieles, consiguen
gracias lo mas que á Dios le pode los que oyen Misa especial fruto;
mos dar, ni Dios nos puede pedir, porque el sacerdote ofrece particu
que es su santísimo Hijo humanado. larmente el santo sacrificio por los
6. Reconocemos la soberana Ma presentes en la Misa, que son tam
gestad de nuestro Dios y Señor, y bien oferentes juntamente con él.
su absoluto y supremo dominio so 12. Nos acuerda la sagrada pa
bre todo lo criado, mejor con este sion de nuestro Señor Jesuehristo,
santo sacrificio, que los antiguos con que es lo que tanto nos encomendó
sus holocaustos y hostias pacificas; el Señor; segun nos lo avisa el Após
porque aquellas eran sombra, como tol San Pablo. ( 1. Cor. I 1. v. 24.)
dice San Pablo. (1. Cor. 1o. v. 1 1.) 13. Los que asisten con devocioir
7. Aplacamos la ira de Dios nues al santo sacrificio de la Visa, par
tro Señor; porque al mismo tiem ticipan mas de cerca los favores es
po que ofrecemos este santísimo sa timables del Señor, y con mayor
crificio, el Hijo humanado manifies abundancia; segun que prácticamen
ta á su Eterno Padre las llagas que te experimentó para su felicidad eter
I42 La Familia Regulada.
na el buen Ladron. (Luc. 23. v. 43.) que hallará el curioso en el Autor
14. Con la asistencia fervorosa citado. -

de tan alto y soberano sacrificio se 19. En premio digno de la asis


alienta nuestra esperanza; porque se tencia fervorosa al santo sacrifi
ofrece al Eterno Padre la prenda cio de la Misa, nos libra el Señor
superabundante de nuestra gloria de varios infortunios y desgracias;
como arriba queda explicado. como lo prueba abundantemente
15. Socorremos á las benditas al San Antonio de Florencia.
mas del purgatorio con lo que es de 2o. Oyendo Misa con devocion
su mayor alivio...; y con este con todos los dias, se aumentan los bie
suelo, que aun en el caso fatal de nes temporales de los fieles; como
hallarse en desgracia de Dios el que ya dexamos probado con el exem
oye y ofrece la Misa á las bendi plo práctico de los dos oficiales que
tas almas, siempre las aprovecha; eorrian diversas fortunas.
como la limosna que al pobre de 21. No se retrasan las jornadas
Cristo se da por la mano man de los caminantes por la detencion
chada del criado malo. (Trid. ses. breve de oir la Misa; como se con
22. cap. 2.) - texta en el Manípulo de los exem
26. Mientras se celebra el santo plos, hablando de uno que se de
sacrificio de la Misa los Angeles pe tuvo á oir Misa en Jerusalen, y lle
lean contra los demonios en favor gó á su patria ántes que sus comº
de los que la oyen devotamente; y pañeros, llevando todos un mismo
los espiritus celestiales alegan en la camino. (Anar. Dazi.)
presencia divina aquella buena obra 22. El oir Misa con devocion
en nuestro favor; como se escribe aprovecha mas al christiano, que
en los admirables libros de la mís si peregrinase por el mundo, y die
tica ciudad de Dios. se grandes cantidades de limosnas;
17. En aquel espacio breve de y la razon es clara, porque lo que
precioso tiempo huyen confusos los en el santo sacrificio de la Misa se
demonios, y se desvanecen sus fá ofrece, vale mas que todo lo cria
bricas venenosas contra el bien de do. (Azn. trac. 2. de Mis.)
nuestras almas; y aun muchas ve 23. La Misa oida con fervorosa
ces se deshacen sus hechizos y en devocion , mitiga el fomes de la
cantos; como largamente lo refie concupiscencia; como difusamente
re el autor que se cita, (Daur. in lo prueba el erudito Fabio Incarna
Cat. tom. 3. c. 5.) y en las lec to, y aun se puede inferir de todo
ciones de San Cipriano se hallará ex lo dicho en este capítulo y el ante
presamente quanto se debilitan las cedente. -

fuerzas y conatos del demonio con 24. Aquel precioso tiempo que
la veneracion fervorosa de Cristo ocupamos en oir fervorosos el san
Señor nuestro. to sacrificio de la Misa, nos hace
18. Muchas veces se recobra la semejantes á los moradores del cie
salud perdida, asistiendo con de lo; como lo prueba San Juan Chri
vocion al santo sacrificio de la Mi sóstomo. Y Santa Teresa de Jesus es
sa; como eonsta de varios exemplos, cribe y dice en esta verdadera con
Libro III. Capítulo VII. - I.43
sideracion, que los viadores y los ta verdaderamente los pecados del
bienaventurados convienen en esta mundo y confunde á los enemigos
felicidad de que veneran en la tier jurados de nuestra salvacion eterna.
ra lo que los santos en el cielo; con Otro símbolo expreso, que con
esta diferencia, que en nosotros ha firma el asunto, se hallará en el li
ce la fe viva lo que en ellos la vi bro quarto de los Reyes, donde se
sion clara; pero el objeto de unos dice, que al mismo tiempo, quan
y otros todo es uno; pues venera do por la mañana se acostumbraba
mos presente en el templo santo á ofrecer el sacrificio, confundió el
la Santísima Trinidad y á la santa Señor á los Mohabitas; de tal ma
humanidad de nuestro Jesucristo nera , que unos á otros se mataban,
Sacramentado. -
peleando contra sí mismos. -

Los bienaventurados en la pre Todo esto nos sucedería á noso


sencia de Lios, al mismo tiempo que tros prácticamente para el bien es
alaban al Señor, estan de mano ar piritual y poderosa defensa de nues
mada contra los enemigos de su di tras almas, si con fervorosa fe y
vina Magestad. Así los vió David, devocion asistiésemos, y ofreciése
(Psalm, 149. v. 6.) y así debemos mos el santo sacrificio de la Misa;
estar nosotros en el santo templo porque el mismo Dios antiguo es el
del Señor, alabando á su Magestad que tenemos y veneramos presen
santísima, y armándonos de su di te, sin que se disminuya su poder;
vino poder, fiando en el Altísimo, como nos lo enseña el Apóstol San
que suplirá lo que no bastaren nues Pablo. ( Hebr. 13. v. 8.) . . .
tras fuerzas para confundir y ven El oir con devocion las pláticas
cer á los enemigos, de nuestras almas. espirituales y sermones tambien ha
En el libro segundo de los insig ce felices las casas y familias; pe
nes Macabéos se refiere, que des ro deben oirse con la reverencia y
pues del sacrificio remediaba Dios corazon dócil, que tanto estimó el
omnipotente á su pueblo afligido; Altísimo en el sábio Salomon. (3.
y así sucederá con mas ventajas á Reg. 3.) -

los fieles de su pueblo christiano; La Vírgen Santísima oía la pala


porque el santo sacrificio que ofre bra divina, sermones y pláticas es
cen en la Misa, excede á los sacri pirituales, puesta siempre de rodi
ficios antiguos, quanto la realidad llas, y besaba la tierra que pisaban
á la sombra. los predicadores y sacerdotes; co
En el sagrado libro del Eclesiás mo se dice en los divinos libros de
tico tambien se dice, que en la ofer la mística ciudad de Dios. Y la se
ta del cordero inmaculado se mani ráfica maestra de espíritu Santa Te
festaba el poder divino para des resa de Jesus escribe de sí misma,
truir á los enemigos de su pueblo es que no miraba al predicador por no
cogido : y es indubitable, que aquel exponerse á juzgar de sus acciones,
cordero sin mancha era símbolo ex atendiendo solo á la palabra divina
preso, representacion y figura del que oía de su boca. -

que se ofrece por nosotros en el san En el libro canónico de los he


to sacrificio de la Misa; el qual qui chos apóstolicos se refiere, que en
r 44 La Familia Regulada.
un sermon del Apóstol San Pablo xilios interiores de su divina gracia.
se convirtieron muchos; pero ad De un mismo sermon de Cris
vierte el sagrado Texto, que solo to Señor nuestro se atribularon los
se convirtieron, y se aprovecharon Apóstoles, que eran santos; y el
del sermon los que estaban predes maldito Judas, á quien mas le to
tinados y preordinados á la vida caba, se quedó tan sereno, que no
eterna; porque estos se hicieron el perdió bocado de la cena, como lo
justo cargo que debian de las pa advierte el santo Evangelio. Dixo
labras de Dios. En esta circunstan el Señor, que al que le habia de
cia deben poner gran cuidado to entregar, le estaria bien no haber
dos los que oyen las pláticas espi nacido en el mundo. (Matth. 27.
rituales y sermones, exáminando v. 24.) Esta sententencia formidable
bien si sacan el fruto saludable de confundió de tal manera á los san
la palabra divina. - tos Apóstoles San Pedro y San Juan,
Con un mismo sermon, uno sale y á los demas que eran justos, que
murmurando, y otro llcrando sus todos se turbaron, preguntando ca
pecados; y la causa principal de da uno si sería él el desventurado;
esta notable diversidad, es la dis pero en el traidor Judas no hizo
tinta disposicion de los corazones provecho esta formidable sentencia
humanos, como se prueba eviden divina, siendo él quien mas la de
temente con la parábola que refie bia temer. -

re San Lucas, y predicó nuestro Esto mismo sucede en las pláti


Señor Jesuchristo del grano puro cas espirituales y sermones apostó"
que cayó en buena tierrra, y del licos, en los quales los que son jus
otro que dió sobre una piedra, el tos y santos se ponen á temblar; mas
qual se quedó sin fruto, no por cau deben consolarse, porque en ellos
sa del grano puro y fecundo, sino pone Dios sus ojos piadosísimos, co
por motivo de la dureza y frial mo se dice en la sagrada Escritura:
dad dondo fué recibido. (Luc. v. Ad quem autem respiciam, misi ad
6. No 15.) pauperculum, y contritum spiritu
Las pláticas espirituales y ser o trementem sermones meos 2 (Is.
mones son auxilios estrinsecos, co 66. v. 2.) - -

mo enseña la buena Teología; por En todo caso importa mucho que


lo qual los que asisten á ellos con los deseos del bien eterno de sus
viene rueguen al Señor, que al mis almas no pierdan la ocasion de oir
mo tiempo que oyen la palabra di la palabra divina, no sea que se ve
vina toque sus corazones con aque rifique en ellos aquel sagrado Tex
llos auxilios oportunos interiores, to, que hablando de los impíos y
que ¿ San Pablo, malos dice, no quieren entender
y son necesarios para nuestro espi lo que les importa por no hacer.
ritual aprovechamiento. (Hebr. 4. bien; de lo qual se sigue, que tie
v. 16.) Por este motivo importa mu nen preparado su prevaricado co
cho, que ántes del sermon ó pla razon para todo mal: Noluit intel
tica espiritual roguemos al Señor ligere, ut bené ageret, y astitit
disponga muestros corazones con au omni vie non bonae. (Psalm. 35. v. 4-)
Libro III. Capítulo VIII. 145
padre San Francisco, de quien la
CAPÍTUL o VIII. Iglesia de Dios canta y dice, que
en obsequio grato de la ley de gra
Otras principales devociones, con cia celebraba con fiesta solemne el
que se prosperan las casas y fa oficio de la santísima Trinidad: le
milias. git Propheta gratia , gratum gerens
obsequium, Trinitatis Officium festo
La fervorosa devocion á la san solemni celebrat.
tísima Trinidad ha prosperado y A un religioso muy tentado y
ha hecho felices, aun en lo tem afligido con vehementísimas suges
poral, á muchas casas y familias. tiones y movimientos contra la vir
Sea la primera la del Patriarca tud estimable de la castidad, le acon
Abrahan, que es padre universal de sejó nuestro seráfico Patriarca, que
los creyentes. Este felicísimo Patriar quando se viese tentado y comba
ca vió tres personas en misterio, y tido se arrodillase , y dixese tres ve
adoró una esencia, como se dice ces el Pater moster en veneracion
en la sagrada Escritura : Tres vidit, de la santísima Trinidad: hízolo, y
A9 unum adoravit. En esto consiste se vió libre de tan molesta y pe
el supremo misterio de la santísima ligrosa tentacion en breve tiempo.
Trinidad, venerando y adorando Otro hijo fervoroso de este hu
tres personas distintas, y que todas mano serafin, de humilde profe
tres son un solo Dios verdadero; sion (porque cra hermano donado
porque todas tres tienen una misma de esta santa Provincia, y se lla
naturaleza divina. maba el hermano Bernardo Lizave,
Despues de la misteriosa venera natural de Vizcaya ), floreció en
cion de este soberano misterio de el siglo pasado de seiscientos, con
la santísima Trinidad, se colmó de tan admirable y fervorosa fe en es
prosperidades espírituales y tempo te principal misterio de la Santísima
rales la feliz casa del Patriarca Trinidad, que puso en nuevo fer
Abrahan, dándole Dios la deseada vor á quantos le comunicaron y
succesion, y ofreciéndole para sus tratarOn.
descendientes la venida del Mesías, Instituyó con autoridad Apostó
en la qual se comprehendian todas lica en el convento de Tauste una
las celestiales bendiciones juntas, y insigne cofradía de la Santísima Tri
el consuelo y remedio de todo el gé nidad, en la qual, no solo se escri
nero humano. bió la primera nobleza de este Rey
En la ley de gracia fué insigne no, sino tambien nuestro católico
relador de este principalísimo mis y piadoso Rey Don Felipe IV.
terio de la santísima Trinidad el quien ofreció á dicho convento un
grande Obispo Turonense San Mar caliz prociosísimo, que hoy se con
tin, de quien dice la Iglesia católi serva, y es oferta digna de un tan
ca, que con la fe expresa de este so gran de monarca de España.
beranomisterioresucitó tres muertos. Era tan eficaz la persuasion de
Este mismo santísimo zelo tuvo dicho venerable hermano Bernardo
en grado heróico nuestro seráfico con su fervor de la santísima Tri
T -
146 -
La Familia Regulada.
nidad, que todos tenian por cierto vorosa de este santísimo misterio
cumplirse lo que él eon la fe de su prospéra y hace felices á las casas
santísima Trinidad ofrecia, fuese en y familias, no solo en lo espiritual
premio, ó fuese en castigo (In Vit. y eterno, si tambien en lo tempo
M. S. Chron.) ral y transitorio. - *
De la heróica fe de este vene Siempre que te despertares de
rable hermano Bernardo se enten noche, y muchas veces en el dia,
dió universalmente haberse conse dirás en alabanza y adoracion de la
guido la deseada suceesion en la santísima Trinidad: Gloria Patri,
noble casa de los Condes de Aran o Filio, o Spiritus Sancto, vc.
da, porque un año ántes lo ofreció El amor ferviente y afectuoso á
así el mismo venerable hermano, nuestro Señor Jesuchristo, á su
alegando á su santísima Trinidad; dulcísimo nombre de Jesus, y á su
y al mismo tiempo que él lo prodi santísima cruz, tambien hace felíces
xo sucedió el nacer un varon en di . y próspera á las casas y familias.
clia casa. Para lo primero tenemos en tes
En otra ocasion, volviendo di tigo abonado al Príncipe de los Ere
cho venerable hermano de la par mitas S. Antonio Abad, el qual so
te de Zaragoza á su convento de lia decir á sus discípulos le creyesen,
Tauste, pidiendo le pasasen por la que temia mucho satanás las vigi
barca, y excusándose el director lias, oraciones y ayunos; pero sin
de ella por la fiereza del rio, que gularmente se espantaba de los que
venia crecidísimo, en la fe viva tenian ardiente amor á Jeschristo.
de su santísima Trinidad pasó sobre (In lect, Offic. Eccles.) -. --
su manto el caudaloso rio Ebro, Nuestro seráfico Doctor S. Buena
quedándose asombrado y lleno de ventura dice con grande ponderacion
pavor el pobre Barquero, recelán que aunque nuestro Señor Jesuchris
dose algun castigo de Dios, como lo to no fuese Dios, como lo es, creyen
habian tenido otros por despreciar do que habia muerto por nosotros, y
á dicho venerable hermano , quan habia derramado su preciosa sangre
do alegaba su santísima Trinidad. por nuestra salvacion, y para dexar
Murió este venerable hermano nos abiertas y patentes las puertas
Bernardo en el dicho convento de del cielo ; le debiamos amar sobre
Tauste el año de 1632. y está dis toda criatura, y nunca ofenderle,
puesta por el R. Padre Cronista su - Y en los divinos libros de la mís
maravillosa vida, para darse á la tica ciudad de Dios se dice, que
estampa, quando se acabe de im con altísima providencia se dispuso
primir la cronica de esta santa Pro fuese nuestro Redentor el mismo
vincia. -

hijo de Dios humanado : porque


Baste lo dicho para confirmacion debiendo amar de justicia á nuestro
de la propuesta, pues con los sim Redentor, no dividiésemos el afec
ples humildes confuade el Altísimo, to entre Dios y el Redentor, sino
la soberbia presuntuosa de los hom que uno y otro estuviese en una
bres; y nos enseñó con milagros misma persona divina.
esta verdad, que la fe viva y fer Y para que se vea, que no solo
Libro III. Capítulo VIII. 147
en lo espiritual, sino tambien en la villa, el qual, á la misma hora que
prosperidad temporal conveniente, su confesada, tuvo revelacion de
es de provecho este fervoroso amor Dios muy extensa de la voluntad
de muestro Señor Jesuchristo pa divina, la qual resolvia, que la
ra las casas y familias, tenemos el madre y sus dos hijas fuesen re
primer exemplar en la madre feliz ligiosas en un nuevo convento de la
de nuestra madre Santa Clara, la Purísima, fundado de su misma ha
qual temiendo naturalmente el con cienda; y el padre con sus dos hi
flicto de su parto vecino, se puso jos entrase tambien en la religion
de rodillas delante de una sagrada seráfica.
imagen de nuestro Señor Jesuchris Ocurrieron grandes dificultades
to; y el Señor se dignó consolarla, para tan grande obra; pero todas se
anunciándola, daría con felicidad al vencieron con el poder divino, que
mundo una hija, cuya luz resplan lo disponia. No fué la menor la cor
deciente para el bien de las almas tedad de bienes temporales para la
excederia á la luz clara del sol. fundacion de un convento de reli
Otro exemplar esperamos se vea giosas; pero nuestro Señor Jesu
igualmente autorizado en la madre christo, que dispuso la fundacion,
dichosa de nuestra venerable sier y todo lo puede, obró de manera
va de Dios Sor Maria de Jesus de que nada faltase de lo preciso.
Agreda; cuya pasmosa vida espe De esta maravillosa fundacion se
ro se manifieste al mundo sin mu hace, y se da una concisa noticia
cha dilacion. en el tomo primero de la mística
Oraba la venturosa Madre delan ciudad de Dios, y en la relacion
te de la devotísima imagen de Chris breve de la vida de la venerable
to crucificado, que está en una de madre María de Jesus de Agreda,
las parroquiales de la felicísima vi que escribió el Ilustrísimo Señor
lla de Agreda; y estando la buena Obispo Samaniego; pero con el fa
Señora muy sobre sí en el fervor de vor de Dios saldrá mas por extenso
Su oracion, oyó claramente una voz. corriendo el tiempo.
sensible del Señor, que la dixo: Con La conclusion que con este caso
ságrame tu casa. Quedó confusa, prodigioso se desea probar es, que
con esta soberana voz la virtuosa los mortales entiendan y se persua
muger, y considerándose ligada en dan, que en la casa feliz donde pre
el estado del santo matrimonio, que valece el amor ferviente de nuestro
su marido pasaba de sesenta años, redentor Jesuchristo, descienden
con la obligacion de dos hijos y dos las bendiciones del cielo; y no so
hijas que tenian, crecia mas la con lo abundan los bienes espirituales,
fusion. - -

sino que tambien se multiplican los


Era director espiritual de esta se temporales; para la mayor gloria,
ñora el Padre Fr. Juan de Torreci honra y servicio del mismo Señor,
lla, predicador apostólico de la or que dispone tengan sus verdaderos
den de nuestro seráfico padre San siervos lo que necesitan en este mun
Francisco, y morador del conven do transitorio. El Evangelista. San
tº Recoleto de S. Julian en dicha Juan refiere lo que dixo el mis
T2.
1 48 -
La Familia Regulada.
mo Christo, que el Eterno Padre Tengo por santísimo y conve
habia puesto en sus manos todas nientísimo consejo, que todos los
las cosas espirituales y temporales: christianos lleven siempre consigo
Sciens, quia dedit ei omnia Pater una sagrada imagen de nuestro Se
ºn manus; para que los hombres ñor Jesuchristo, con la qual se
entiendan y sepan, que en las pia consuelen en este melancólico des
dosas manos de Christo Señor nues tierro de la patria celestial, y con
tro hallarán todo quanto pueden de ella tambien se defenderán de las
sear, en el cielo y en la tierra, y malas artes del demonio; que esta
allí lo busquen. (Joan. 13. v. 5.) poderosa virtud tienen las santas
El apóstol S. Pablo tambien nos imágenes del Señor crucificado; co
avisa, que en Christo están todos mo consta de varios exemplos, que
los tesoros de la sabiduría y ciencia á cada pasó encontramos en las
de Dios: In quo sunt omnes thesau eclesiásticas historias y vidas de los
S3, Ill OS.
i sapientiae, o scientiae Dei; pa
1 a que los sábios y los ignorantes La invocacion fervorosa del san
conozcan adonde tienen el verdade tísimo y dulcísimo nombre de Je
ro recurso, y allí pongan su cora sus, vence- tambien al demonio, y
zon, donde tienen todo su tesoro y nos corona de gloriosas victorias,
su remedio. (Colos. 2. v. 3.) Así los hijos de Israél triunfaron de
Bien conoció esta católica verdad sus enemigos los Agaréos, porque
nuestro seráfico Doctor San Buena invocaron el santo nombre del Se
entura, pues entrando freqüen ñor en su combate; como se refiere en
tenente en la llaga del costado de el sagrado libro del ParalipómeRon.
Christo Señor nuestro, que es la Así tambien el anímoso David
oficina de la caridad, y la escuela triunfó contra el soberbio Filisté0,
de la verdad, se llenó de la celes porque procedió contra él en el nom.
tial sabiduría. bre del Señor; como se dice en el
Si los mortales se habituasen á libro primero de los Reyes: Ego au
llevar delante de sus ojos á Christo tem veni ad te in nomini Domini.
Señor nuestro, se enriquecerian de Asimisino el piadoso Rey Asá ven
todos los bienes. Y para confirma ció el exército, formidable de sus
cion eficaz de esta constante ver enemigos, que se componia de un
dad, debe notarse lo que escribe el millon de combatientes; porque conº
Evangelista San Lucas, diciendo, fiadamente invocó el santo y terri
que los que seguian á Christo iban ble nombre del Señor; al qual le
muy contentos y pacíficos, porque es facil prevalecer tanto con poccº
llevaban delante de sus ojos al Se como con muchos, segun se dicº
ñor; pero los que iban delante de en la divina Escritura.
su Magestad, y al Señor le dexaban Este santísimo nombre de Jesu
á las espaldas, molestaban y con es sobre todo nombre, y en él no
importa salvar nuestras almas; co
fundian al pobre ciego, que clamaba
con instancia para su remedio: ormo nos lo dice fervoroso el príncipº
qui preibant increpabant eum, ut de los Apóstoles S. Pedro. (Act. 4.-
sacetet, es c. (Lucae 18. v. . 39.) v. 11.) . . . . . . - º -
Libro III. Cap. VIII. I49
El dulcísimo San Bernardo, co fueron libres del castigo de Dios, y
mo bien experimentado en el sobe de la muerte, como se refiere en
rano poder de este santísimo nom las divinas letras: porque la señal
bre, dice mil maravillas de sus gran de la cruz templa las iras de Dios.
des excelencias; y juzgándolas por (Ezech. 9. v. 6.) r

incomprehensibles; se remite á la En el sagrado libro del Exódo se


experiencia de los que con devocion refiere, que levantando Moysés la
le invocan. Y el Apóstol San Pa vara ácia el cielo, el Señor envió
blo, que á cada punto le tiene en tempestades, truenos y granizos pa
su celestial pluma, nos asegura, que ra castigar á Egipto; pero levan
es sobre todo principado, potestad, tando despues las manos puestas en
virtud y dominacion, y sobre todo cruz; cesaron las tempestades y las
nombre, no solo en este siglo si piedras, y se templó la ira del Señor.
no tambien en el futuro. (Ephes. 1. Nuestro remedio consiste en la
v. 21.) - - santísima cruz de Christo; y don
Felices las criaturas que se habi de ésta se venera con fervorosa de
túan fervorosas á invocar el dulcí vocion, allí descienden las bendi
simo nombre de Jesus, las quales eiones del cielo. Por esto el ilustra
sin duda se llenarán de prosperida do Jacob bendixo á sus hijos pues
des estimables en el cielo y en la tos lo brazos en cruz, y así que
tierra; por lo qual nos aconseja el daron benditos del Señor. (Genes.
santo Apóstol, que todo quanto de 48. v. 14.) 2 º

cimos y hacemos todo sea en el dul La generacion fervorosa en los


císimo nombre de Jesus, dando gra cultos y veneraciones de la santa
cias al Eterno Padre por este sán cruz, es generacion feliz, y de ella
tísimo nombre, y así nos verémos es escrito, que será oida de Dios,
libres de la potestad del demonio, aun antes de sus clamores, como se
nuestro mortal enemigo. (Colos. 1. infiere del sagrado Texto del Pro
v. 1o.) - feta Isaías. (Cap. 65. v. 22. y v. 2 3.)
Con la señal de la cruz, en vir Con estas católicas verdades vuel
tud del mismo Christo Señor nues vo á encargará todos los christianos,
tro, se ahuyentan les demonios, y que ninguno se consuele en estar
se vencen las tentaciones. Así el in de dia, ni de noche sin esta prenda
signe Moycés, poniendo los brazos preciosa de la santísima cruz; por
en cruz, quedaban vencidos los ene que así será libre en todo tiempo
migos del pueble de Dios; y si ba de muchas desgracias, á que está su
xaba los brazos, deshaciendo la cruz jeto por las invasiones y astucias del
vencian los contrarios, como se di demonio. - - - - -

ce en el sagrado Texto. (Exod. 17. Encargo tambien á las madres vi


v. 1 1.) Por este motivo el verdade gilantes, que nunca pongan á dor
ro christiano siempre ha de llevar mir sus criaturas sin hacerlas prime
consigo la santa cruz de Christo Se ro la señal de la cruz, porque ha
ñor nuestro o para salir victorioso. sucedido, segun escribe el Eminen
Todos aquellos, sobre los quales tísimo Cardenal Belarmino, conju
Puso el Angel la señal de la cruz, rarse los enemigos contra una cria
1 5o La Familia Regulada.
tura dormida, y no poderse llegar
á ella porque su madre cuidadosa la C A Pí T UL o IX.
habia prevenido con la señal de la
CI'll Z. - º
La fervorosa devocion y veneracion
El uso sagrado del agua bendi al Santísimo Sacramento del Altar
ta, es tambien muy conveniente en hace felices y prósperas á
todas las casas, y para todas las per las casas y familias.
sonas; porque es un eficaz defensi
vo contra la vigilancia y conato del E, notoria en todo el orbe chris
demonio, eomo nos lo enseñan los tiano la maravillosa exältacion de
santos, que experimentaron esta so aquel caballero, Conde de As
berana virtud, y entre ellos la ex purg, llamado Rodulfo, por la fer
perimentada maestra Santa Teresa vorosa veneracion y culto, que dió
de Jesus. (Ep. 38.) al Santísimo Sacramento del altar.
El Santo Profeta, Ezequiel vió Es así el caso notable : venia del
misteriosamente que la agua que sa divertimiento decente de la caza di
lia del templo por el lado derecho cho noble caballero en un dia muy
tenia tal virtud, que hacia salvos lluvioso, quando encontré á un sa
de desgracia á todos los que tocaba; cerdore cura, que caminaba á pie,
y el Apóstol S. Pablo nos previene,
y lleva el Santísimo Sacramento
que todo lo que sucedia en la leypor viático á un pobre enfermo de
antigua era sombra y figura de una alquería.
lo que nos habia de pasar en la Encendió la fe el devoto y di
ley de gracia. Por esto se dice: choso Conde, y baxando de su ca
Vidi aquam, 7c. en tiempo Pas ballo, le hizo montar al sacerdote
qual, en lugar. del Asperges que del Señor, y caminando á pie el ca
se canta en lo restante del año. ballero, guió al caballo del diestro
Mi seráfica madre Santa Teresa hasta la casa de campo donde esta
de Jesus, bien experimentada en los ba el enfermo. Asistió personalmen
combates del enemigo, escribe una te á la sagrada funeion, y compe
cosa rara, del agua bendita; y es, liendo al sacerdote del Señor para
que aunque el demonio huía de la que volviese á montar, le traxo con
señal de la cruz y del agua beridita, la misma reverencia, hasta que le
mas presto volvia quando le habia dexó en su casa dentro de la ciudad.
ahuyentado con la santa Cruz, que Instaba el sacerdote agradecido
quando le habia repelido con el para que se llevase el caballo, y
agua bendita. Así lo escribe en el lleno el caballero de vivísima fe,
precioso libro de su maravillosa vi le respondó, no era digno de subir
en un caballo, sobre el qual habia
ido nuestro Señor Jesuchristo Sa
cramentado. Entónces inspirado de
Dios el sacerdote del Altísimo, le
dixo al caballero, no dudase, que
le pagaría abundantemente Dios nues
- tro Señor aquella su piedad afectuo
Libro III. Capítulo IX. 15 1
sa, y que le haria felíz aun en la Debemos suponer como cosa fir
tierra, no solamente su persona, sí me y constante, que lo que nos
tambien á toda su casa. (In vita enseña la fe católica es mas cier
Imperat.) - ta que lo que vemos por los ojos;
Esta promesa se cumplió sin mu y así lo dice el Príncipe de los Após
cha dilacion; porque de allíá poco toles, hablando del testimonio de
tiempo pasó de esta vida mortal el Christo Señor nuestro, y diciendo,
Emperador de Alemania, y fué que aunque habian oido la voz del
sublimado á la corona Imperial padre en el monte santo de la trans
con asombro de todo el universo, figuracion, y habian visto al mismo
y despues las nobles ramas de su Señor vestido de resplandores, te
augusta casa se han extendido á nian por mas cierto el testimonio
casi todas las coronas de la chris de los Profetas para creer, que
tíandad. (Hist. Imper.) Christo era verdadero Dios : vocem
Este es el gran sacramento, que audivimus de caelo allatam, cum es
por antonomasia se dice de fe: mis semus cum ipso in monte sancto, o
terium fidei; y para que las ope habemus , firmiorem propheticum ser
raciones christianas salgan propor monem (2. Pet. 1. v. 16.) -- 3

cionadas con lo mismo que confie A los misterios de fe católica,


sa la fe católica , importa mucho conviene se llegue nuestra conside
que la fe sea viva, porque con ella racion y meditacion profunda, con
vive el justo, dice el Espíritu San la qual se enciende el sagrado fue
to. (Rom. 1. v. 17.) -
go de nuestros afectos, como dice
Las obras fevorosas dan testimo-. David : In mediatione mea exar
nio verdadero de la fe viva, dice descet ignis ; y como el fuego no
el Apóstol Santiago en su canónica,puede estar escondido en el pecho,
ostende mihi fidem tuam sine ope sin que se manifieste en lo exterior,
ribus, o ostendam tibi ex operi como dice el sábio ; si el christiano
bus fidem meam. Y prueba muy de se enfervoriza, luego da testimo
propósito el santo Apóstol, que la nio en las obras exteriores de la fe
fe sin obras es muerta: fides sine viva que profesa.
operibus mortua est. -
En las solemnes procesiones del
Así parece tienen la fe muerta, Corpus Christi , avivando la fe,
ó mortificada algunos tibios chris conviene soltar la rienda á los afec
tianos, pues en las funciones perte tos exteriores de alegria , venera
mecientes á este Santísimo Sacramen cion y culto con que adoramos en
to, en que veneramos realmente á ella la persona real y verdadera de
la persona misma de nuestro Señor nuestro Señor Jesuchristo con la
Jesuchristo, se hallan tan sin fer edificacion del mundo, dando tes
yor ni afectos vivos, como si no timonio público de nuestra verda
creyesen; y á lo menos deben temer dera fe, conforme á la doctrina del
se verifique en ellos la sentencia for Apóstol Santiago. .
midable del Apocalipsis, pertene - La antigua costumbre de echar
ciente á los tibios, de los quales di-. flores, y enramar las calles para di
ce, que no son del gusto de Dios. cha procesion, es muy láudable, y
52 La Familia Regulada.
del gusto de Dios; y solo los tibios católica, y en muchos lugares fervo
inconsiderados dicen es ceremonia rosos se han experimentado en las
de aldeas; en lo qual deben serás-, criaturas inocentes raros prodigios,
peramente reprehendidos, por lo conforme á la fe viva de sus pa
que se debe distinguir aquel solem dres, poniéndolos con penosas y pe
ne dia de las muchas veces que el ligrosas quebraduras, y hallándo
Señor sale por viático para la asis los despues de la funcion sagrada
tencia, consuelo y remedio de los sanos y perfectamente curados. La
enfermos, sin la pompa exterior, fe viva de los padres favorece á los
que sería justo siempre saliese.. hijos, para quien atesoran, como
En esa funcion solemne del Cor dice San Pablo. -

pus es quando las flores dan sus Y no deben extrañarse asemejan


frutos estimables, y son flores con tes prodigios; porque si la sombra
frutos de honor y honestidad, como del príncipe de los Apóstoles San
dice el sagrado Texto; porque los Pedro curaba los enfermos, como
fieles católicos que las arrojan por dice la sagrada Escritura, no es mu
las ventanas en obsequio y culto de cho haga el maestro Soberano lo que
su Criador y Señor, consiguen mu concedia que hiciese su verdadero
chas bendiciones del Cielo para sus discípulo. (Actor. 5. v. 15.)
personas, y para sus casas y familias. Los instrumentos músicos tienen
El adornar y enramar las calles en este solemne dia su principal
es digna expresion de los verdade funcion, sin que se excluyan los
ros católicos, como lo era en el mas comunes de los pueblos, que
pueblo santo y escogido para ex alegran y letifican á la gente jóven;
plicar sus alegrias decentes en ob-. porque segun el Angélico Maestro
sequio de laspersonas que veneraban Santo Tomás, esta es la grande so
y estimaban; de lo qual se da ver lemnidad en que se han de desper
dadero testimonio en el santo Evan tar las alegrias santas de los morta
gelio. (Joan. 12. v. 18.) . les en obsequio de su Criador y Se
El arojar los soldados las bande ñor sacramentado.
ras por tierra, para que sobre ellas El Espíritu Santo previene en el
pase nuestro Señor Jesuchristo sa libro sagrado del Eclesiástico, y di
cramentado, que es el Señor de los ce á los principales del pueblo, que s
exércitos, y rendir sus armas, es no impidan la música : rectorem te
tambien laudable culto, que enfer posuerunt, non , impedias musicam;
voriza los corazones humanos, y y aunque muchas veces conviene
despierta la fe viva de lo mismo impedirla para evitar graves incon
que confesamos y veneramos. venientes en la gente jóven que
El poner los niños con la debida inquieta los pueblos, en este santísi
decencia en las calles, para que so mo dia, y en la funcion sagrada de
bre ellos pase la peana del Santísi la procesion solemne, tiene lugar sin
mo Sacramento, ú á lo menos les inconveniente el precepto del Tex
togue la sombra de Christo sacra to sagrado; porque la fe y el fer
mentado , es tambien testimonio ex vor tenga su justo desahogo con
terior laudable de nuestra santa fe edificacion del pueblo; donde no
Libro III. Capítulo XI. 53
pierdes su autoridad, quien mas bien nos demostraciones interiores y ex
explica su cordial devocion. teriores en esta grande solemnidad,
Bien autorizado estaba el Rey le pide á Christo Señor nuestro, que
David, y en una procesion solemne, visite á sus criaturas, así como ellas
que era sombra de la que los chris le prestan religioso culto en el San
tianos hacemos con nuestro Señor tísimo Sacramento : Sic nos tu vi
Jesuchristo sacramentado, bayló sita , sicut te colimus. Este es ua
públicamente delante del arca del eficaz modo de persuadir ; para que
Testamento en que iba el maná, los hombres entiendan, que del mo
expreso símbolo del Santísimo Sacra do con que celebran la solemnidad
mento del altar, que veneramos. Y de este santo dia del Corpus, así
porque la muger y esposa de David les asistirá el Señor en los bienes
le despreció viéndole danzar y bay espirituales y temporales, pues la
lar delante del arca del Señor, la Iglesia de LDios en el oticio divino
castigó su Magestad Santísima con lo pide por todos.
la sentencia absoluta de que no tu Aprendió el Angel de las escue
viese hijos en todos los dias de su las este medio eficaz de persuadir,
vida. Considérese bien este fuerte del maestro soberano Christo Señor
castigo. (2. Reg. 6. v. 22. Ro 23.) nuestro, el qual deseando que los
No sucedió así á la casa venturo hombres cumpliesen su precepto de
sa de Obededón, donde fué venera perdonar y anar á sus enemigos,
da dignamente el arca del Testa que es por antoncmasia el precepto
mento, que como queda dicho era del Señor: hoc est praeceptum meum,
expreso símbolo del Santísimo Sa les enscñó á orar, y que dixesen:
cramento del altar, por la qual la Perdónanos, Señor, nuestras deu
llenó el Señor de bendiciones del das , así como nosotros perdona
cielo, y de muchas prosperidades mos á nuestros deudores ; (Mato.
y conveniencias temporales. (2. 6. v. 1o.) dándoles á entender con
Reg. 6. v. 1 1.) esto, que si no perdonaban, no se
Abrid los ojos, eatólicos, y en rían perdonados; pues ellos mismos
el solemnísimo dia, que comunmen lo decian en su oracion quotidia
te llamamos del Corpus, soltad la na. Así, pues, la misma Iglesia ca
rienda á todos los fervorosos y chris tólica hace oracion á Christo sacra
tianos afectos de vuestro fiel cora mentado en nombre de todos los
zon; porque de una vez os solici fieles, y dice: visítanos, Señor, así
tais los bienes eternos y tempora como te veneramos; para que los
les, la salvacion de vuestras almas, hombres tibios entiendan y se des
y las bendiciones del cielo para engañen, que si no celebran fervo
vuestras casas. La sabiduría, de Dios rosos la fiesta del Santísimo Sacra
os llama, y no os pide oro ni pla mento, tampoco el Señor les asis.
to, sino los afectos limpios, humil tirá en mas alto grado de favor,
des y cariñosos de vuestro agradeci porque ellos mismos así lo piden:
do corazon. -N
sic nos tu visita , sicut te colinas.
El Angélico Doctor Santo Tomás, En la asistencia fervorosa de
Para incitar á los fieles á christia Christo sacramentado, quando sale
154 La Familia Regulada. -

por viático á los enfermos, están mortales se confundiesen con esta


descuidadísimos y tibios muchos rara maravilla. (Hist. de Republic.
hombres ingratos; y esta tibieza de apum.) . . ... ..
testable tambien procede de tener Advirtieron los dueños de los col
amortiguada la fe. Luego que los melares vecios adonde se habian
padres de familia - sienten la —señal ido sus abejas, y dando luego el
de la campana para viático, han de aviso conveniente, fueron los mi
considerar, que el gran Rey de los nistros de Dios con todo el pueblo,
cielos y la tierra sale de su caca, para volver el Santísimo Sacramen
que es el templo santo, y han de to.á su decente lugar del sagrario
decir con los ilustrados Reyes Ma en el templo salvo; y no conten
gos: esta señal es del grande Rey, to el Altísimo con las maravillas an
vamos luego á buscarle, y acompa tecedentes, dispuso para mayor con
ñarle :shoc, signum Magni. Regis est, fusion del sacrílego, y enseñanza de
eamus, º inquiramus eum , Avc. los mortales que las abejas pues
(Matt. 21. v. 13). Y ya que todos tas en dos bandas, como en dos
los de casa no pueden ir á tan coros ordenados, viniesen hasta la
sagrada funcion, por lo -- menos Iglesia acompañando la procesion,
de cada casa vaya uno por todos, y con su armonioso zumbido expli
que tal vez aquel conseguirá la ce caron á su modo las divinas alaban.
lestial bendicion de Christo para zas, callando las de un coro mien
todos.- ,, , , , , tras duraba la expresion del otro.
. Las prudentes abejas, en salien No es , la primera vez que Dios
do el Rey, se van todas acompa ha enseñado á los racionales ingra
ñándole, como lo enseña la expe tos, con el cxemplo de las criatu
riencia ; y con ellas confunde Dios ras incapaces de razon.
los racionales ingratos, que salien El Señor dice en su santo Evan
do su Rey, no cuidan de acompa gelio, que donde estuviere el cuer
ñarle. , ,- - , v. . . . .
po, allí se congregarán las aguilas;
En un precioso libro que trata y entendiéndese el cuerpo por el
de la república prudente y sábia sacramento del mismo Señor, y por
de las abejas, se refiere un caso ad las águilas, las alinas aficionadas
mirable, y es de un hombre supers y deseosas de volar al cielo, será
tigioso, el qual llevó una forma een juste que donde va, el Santísimo Sa
sagrada, y la puso entre sus col cranmento concurran obsequiosos to
mº das; y para confundir Dios, el dos los fieles que desean agradar
fall descuido que tienen los homr y servir á su Criador, y prosperarse
bres iguorantes en la veneraciga de en esta vida mortal, y asegurar sus
bida, al Santísimo Sacramento, dis almas, para la vida eterna. . . .
puso maravillosamente, que todas De la águila generosa dice el san
las abejas de aquel contorno se fue to Job; que hace su asiento en lu
seuá aquel colmenar, y le labran gares altos, y de allí eontempla su
sen á su Criador y Señor sacramen mas propia y gustosa cornida: inde
tado una primorosísima custodia de contemiplatur escani , y de longe
Purísima cera virginal, para que los oculi ejus prospiciunt. Así, tambien,
v
Libro IIf. Capítulo IX. 155
es el águila generosa, inaestra dis fesado bien. Porque si el alma es
creta del hombre inconsiderado, en tá en gracia de Dios, habiéndose
señándole , que contemple y con confesado bien, segun todo lo que
sidere el manjar celestial que Chris entiende, aunque actualmente se ha
to le ha dexado en su santísimo lle con pecados graves que no ha cola
cuerpo sacramentado, para que co fesado, la sagrada comunion es dig
mo ligera águila le busque y le na, y no es sacrílega, como lo ex
acompañe, levantando primero sus plica el santo Concilio Tridentíno.
pensamientos á lo alto de la divi (Ses. 3. cap. 7. o Can. 1 . . )
nidad de Christo Señor nuestro, pa El priunero que tuvo sacrílego
ra enfervorizar su tardo corazon. atrevimiento - de comulgar en pe
- En el docto y piadoso catecismo cado mortal, tué, el traidor y ale-.
de Belarmino se hallarán dos mara voso }udas; de quien dixo el Se
villosos exemplos, pertenecientes á ñor, que mejor le sería no haber
esta materia. El primero es de un nacido en el mundo; y en otra par
Judío obstinado, que hizo atrocida te le trato de diablo: Unus vestrum
des con una santísima forma con diabolus est. (M ,r. 15. v. 25.)
sagrada, de la qual salió sangre Este homore infeliz fué el pri
vivá. El otro es de un religioso sa mer exemplar de los sacrílegos, que
cerdote, º tentadísimo contra la fe tienen atrevimiento de llegarse á re
católica, y principalmente contra cibir á Christo saeramentado, sin
la real presencia de Christo Señor purificar sus conciencia de graves
muestro en el Santísimo Sacramento, culpas. Luego que recibió Sacrílega
el qual religioso fué curado miseri mente las especies consagradas, en
cerdiosamente de Dios muestro Se tró el denomio en su corazon, co
ñor con una soberana vision, en mo advierte el sagrado Texto: Posts
que se le manifestó la hostia con
buccellam introivit in cum Satanas;
sagrada con celestiales resplandores, y de esta enormísima eulpa se le si
y cponiéndose la sagrada hostia so guieron precipitadamente todas sus
bre el caliz, comenzó á destilar go ruinas, sin parar hasta ahorcarse de
tas de sangre, y con esta vision y un árbol, reventando por las en
revelacion divina, cesaron todas sus trañas, para que su alma maldita
importunas y graves tentaciones. no saliese por donde habia pasado
- 31 x : "... º". E i: . ... . . . . . . el Santísimo Sacramento, que tan
3 a C, AP ITULO X, , , , , , indignamente habia recibido. Des
# 4 t ; ciº
*,
--- º pues del Señor entró el diablo en
Las º Comuniones indignas y sacrí- aquel hombre sacrilego, como entra
- legas destruyen á las personas, el verdugo en la carcel despues «el
*º º 2 º casas y fanilias. 3 º Rey , para hacer justicia en los de
a -, ,, , , , 3, s: clinqüentes y malhechores.
omunion indigna y sacrílega se El Apóstol San Pablo dice, que
dice aquella, que temerariamente se se comeº y se bebe el juicio ci
hace, conociendo el alma que actual-i que atrevidanente se llega á comul
mente se halla en pecado mortal, y gar sin haber purificado primero su
no se ha confesado, ó no se ha con- º conciencia de amortales culpas. (1.
V 2
156 La Familia Regulada.
Cor. II. v. 29.) Y así es, que pa que ciegos y obstinados no reparan
rece ha perdido el juicio, ó le fal en hacer sus comuniones en mala
ta la fe católica, á quien se de conciencia. Reciben al juez, que
termina á cometer tan grande sa les da la sente cia que merece su
crilegio. . " desalinada desatencion.
Si un hombre por sus delitos es Si ellos se juzgasen primero, no
tuviese condenado á muerte, y sin serian juzgados con tanto rigor: Quod
haber conseguido el perdon se fue si nos metipsos dijudicarenas, non
se en busca del juez, y le llevase utique julica remur; ( 1. Cor. 1 .
á su casa, 3 no diriamos con razon, v. 3 1.) pero si como no tuviésemos
que estaba fátuo, y que él mismo fe, se llegan á la comunion Sagra
se buscaba el suplicio? Pues esto da, si a purificar bien su conciencia
inismo hace quien estando en pe de sus graves culpas; y por eso
cado mortal, entra dentro de su donde habian de hallar salud, ha
pecho al supremo juez de vivos y llan la enfermedad, y donde ha
lauertos: de quien por sus pecados bian de hallar la vida, hallan la
es capital enemigo. muerte; porque hacen veneno de
Huye el impío sin que nadie le su remedio.
persiga, porque su misma concien En confirmacion de esta católica
cia le acusa, como dice el Espíritu doctrina refiere un espantoso escar
Santo en los Proverbios: Fugitim miento el venerable padre Muri
pius nemine persequente... ¿Y tú, llo. Habia una señora á quien se
desatento, conociendo que estás en la hacía muy fuerte el dexar la sa
desgracia de Christo, te vas á bus grada comunion de un dia solem
car á Christo sacramentado? Si pri ne. Persuadía la el ministro de Dios
lnero confesases bien tus pecados, se abstuviese de comulgar, porque
conseguirías el perdon, y hallarías tenia enredada su conciencia con
en su divina Magestad la misericor cierta ocasion próxima pecaminosa
dia, el remedio, y tu consuelo; pe y escandalosa, que podia y debia
ro siendo actual enemigo suyo, si quitar, y nunca acababa de quitar
primero no te conviertes de cora la. Terqueó la desventurada mu
zon; en vez de misericordia, ha ger en pasará comulgar, y luego
llarás rigurosa justicia, y en lugar que fué á tragar la forma consagra
del perdon, debes tener no te se da, se la atravesó en la garganta,
a presure la formidable sentencia de y sin poderla librar dé la mano de
alguna muerte repentina, y de tu Dios ofendido, á vista de toda la
condenacion eterna. gente que estaba en la misma Igle
, º

lº r esta causa el mismo Após sia, perdió fatalmente la vida, so


tol dice, que muchos a presuran su focada y ahogada con las especies
muerte por sus comuniones indig sacrametales, que sacrílegamente
nas y sacrilegas: Ideo inter vos mul habia recibido. -

ti infirmi, o imbecibles, o dor Esto dispuso el Señor que suce


miunt mul.i. Es notabilísima la cau diese, cono dice el Apóstol San
sal, que por eso muchos viven sin Pabló para nuestro provechoso ter
salud, y acaban luego sus dias, por rcr y saludable escariniento. Lo que
Libro III. Capítulo X, 1 57
una vez sucede, no repugna que repite tantas veces esta humilde sú
suceda otra y otras muchas; y aun plica al Señor, que libre á su pue
que no suceda con tanta publici blo de muerte precipitadas y des
dad, cada uno debe temer no sea graciadas. Todo esto nos debe po
que Dios le abrevie la vida, si por ner en discreto temor de no come
su desgracia se determina á come ter una culpa tan exècrable y horro
ter tan sacrílega culpa: si no has rosa, como es el recibir á Christo sa
de comulgar en gracia de Dios, me cramentado en mala conciencia. ¿Si
jor te será no comulgar; que siquie el justo teme, quanto mas el pe
ra excusarás ese nuevo sacrilegio, y cador Es razon del sagrado Após
no serán tantos y tan graves tus tol S. Pedro. (Ep. 1. c. 4. v. 18.)
pecados. - El Apóstol San Pablo dice en otra
La formidable sentencia de San cláusula, que la persona que reci
Pablo siempre insta para que cada be indignamente el Santísimo Sacra
uno se pruebe á sí mismo, exámi mento del Altar, se hace como reo
ne su conciencia, purifique su al del cuerpo crucificado, y sangre,
ma, y asi reciba el pan de la vida derramada de nuestro Señor Jesu
eterna, que no le servirá para su christo, y será castigado como si
juicio y condenacion, sino para sa en la verdad hubiese vuelto á cru
lud de su alina y de su cuerpo, y cificar al mismo Señor. ( 1. Cor. 1 1.
para universal remedio de todas sus v. 27.)
necesidades. De los obstinados príncipes de los
En la santa ciudad de Roma, ca sacerdotes que condenaron á Chris
beza suprema de todo el orbe chris to Señor nuestro, dice San Pablo,
tiano sucedian por los dias de la pas que si hubiesen conocido al Señor
ua de Resurreccion nuchas muer-. no le hubieran crucificado. Y de los
tes repentinas; y confiriendo con mismos príncipes, dixo Christo, que
esta desventura la terrible senten cometieron en su muerte mayor pe
cia del Apóstol; que dice, que por cado que Pilatos. De estos dos ca
las comuniones indignas suceden se tólicos príncipios has de inferir, que
mejantes desgracias, determinó el el pecado del que comulga indig
Sumo Pontífice, que en el himno namente es mayor pecado que el de
de aquel tiempo se dixese todos los los judíos que crucificaron á Christo..
dias aquella cláusala : Quesumus La razon es manifiesta; porque
Author omnium, in hoc Paschali. el que comulga indignamente se ha
gaudio ab omni mortis impetu tuump cereo de la muerte de Christo, co
defende Populum. En la nueva cor mo dice el Apóstol; por otra parte
reccion dice: Utsis perenne men no tiene la disculpa de no conocer
tibus, Paschale Jesu gaudium 1 de á Christo, como de los judíos dice
morte dira criminum vitae renatos San Pablo: luego la culpa de los
libera. - r christianos que comulgam en pe

Es aquel tiempo santo, quando, cado mortal, es mayor que la de


todos los fieles cumplen con la Igle-s los judíos deicidas, que crucifica-,
sia, y quando hay mas peligro de ron á Christo. : t. 2. , , , ,
comuniones indignas; y por eso se - De los prolapsos que reinciden en
1 58 La Familia Regulada.
sus pecados, dice tambien el Após ra, se conmueven con sagrada im
tol, que otra vez vuelven á cruci paciencia para quitarle la vida; y
ficar á Christo; pero aun parece mas se la quitarian sin remedio, si Dios
terrible aquella expresion de decir, con su poder omnipotente, y con
que el que comulga indignamente su infinita misericordia no las detu
se hace reo del cuerpo y sangre de viese, esperándole á verdadera pe
nuestro Señor Jesuchristo; porque nitencia. A

en exposicion comun, es lo mismo De la hora en que Christo Señor


que decir, que será castigado, co nuestro murió, dixo el mismo Se
mo si renovase en el sagrado cuer ñor: Ahora es el juicio del mus.
po del Señor todos los horrorosos do. (Joann. 12. v. 3. ) Y de la ho
tormentos de su santísima pasion, y ra fatal en que se repite su muer
de nuevo volviese á derramar aque te por la comunion indigna, se pue
lla preciosa sangre de infinito va de decir: ahora es el juicio terri
lor; luego así ofende á nuestro Se ble de este infeliz pecador: él se
íáor Jesuebristo el que indigna . ha buscado el Juez, y se ha bebido
.

mente le recibe sacramentado, co el juicio. oa


3
mo si de nuevo le volviese á azo La garganta del goloso es el se
tar, le coronase de espinas, le es pulcro patente de su confusion, (Ps.
cupiese en el rostro, le clavase en 13. v. 3.) y la garganta del sacris
la cruz y le quitase la vida. lego, que comulga indiguamente,
En la muerte de Christo todos los es la puerta de la carcel, y el átrio
elementos dieron señales de inten del tribunal formidable donde º es
sovdolór;. se obscurecieron el sol juzgado. - - ,, e ---- R re

y la luna; se vistió de luto con las De, muchos es su Dios su mismº


tinieblas universales toda la tierra; vientre; y el vientre del que co"
se quebrantaron los mas duros pe mulga en mala conciencia es el tea:
ñascos, y las piedras se hicieron pe tro de su condenacion. Adan huyó
dazos, dandose unas con otras, co de la cara de Dios despues de su
mo impacientes de que las detenia pecado; y tú, atrevido sacrílegº,
la infinita paciencia y misericordia sin rubor ni temor recibes á tu
de Dios, para que no acabasen con Dios y Señor, y le buscas sin dor
aquellos deicidas iñfames, ingratos lerte de tu grave culpa ? , º "
y rebeldes, que habian quitado la El diablo puso: á Christo sobre
vida á su Criador. . . . - - -el
quePináculo del templo,
el demonio, ; y cerca
le pones tú, peºr
de
Esto imismo debes considerar
ra que no te llegue la imponderable tu corazon, donde tienes el venº,
desgracia de conulgar en mala con no de stus pecado? Del Señor esº
cieficia; porque si el que comulga escrito, que no habitará cercadº
indignamente se hace reo de toda su Magestad: el maligno, (Psal: 5.
la pasion y muerte de nuestro Se v. 6.) ; y tú, introduces al Señº
ñor Jesuchristo, debe á proporcion en tu pecho, teniendo en tu corº.
contemplar, que todos los elemen zon al demonio? ¿Acaso quierº
tos, y todas las criaturas sensibles poner á la diestra de Satanás al qºº
insensibles del cielo y de tier- tiene su asiento á la diestra del Bºº
Libro III. Capítulo X. - I 59

no padre? ¡Atiende quán prevarica que dixo Dios por Amós Profeta
do tienes el juicio! que los malos beberán el vino de
Los Betsamitas no se atrevianá condenados en la casa de su Dios
estar en la presencia de un Dios tan y Señor. (Am. 2. v. 8) -
terible como el de Israél, y tú, La luz de la gloria entra en tu
dementado, no solo no temes, ni te pecho, y siempre se queda tu al
avergüenzas de ponerte en presen ma tan negra, fea y abominable co
eia de ese mismo Dios gravemente mo un carbon de los infiernos. To
ofendido, sino que le buscas, y le dos los que tocaban la fimbria de
introduces dentro de tu pecho? la vestidura de Christo quedaban
l, Si es cosa horrenda el caer en sanos, y tú, desventurado, apestado
manos de Dios vivo; qué será el con tus graves eulpas, le recibes,
que tú le busques, y le traigas á le tocas, le tratas, le pones dentro
tu pecho, siendo su mortal ene de tí mismos, y no sanas. El temor
mig9 Si el contravenir á la ley an de Dios no está contigo. Buena se
tigua , inevitablemente traía la milla es la que se derrana en el
muerte, como dice S. Pablo, quán campo de tu pecho; pero se sofoca
to, mayor castigo merecerá el que por la maldita zizaña de tu malicia.
desprecia al Hijo de Dios, renueva (Matthe 13. v. 25.) º
su pasion; derrama su preciosa san Considera, que no es justo reci
gre, y le hace grave contumelia á bir el pan de los hijos, y arrojar
la ley de gracia? (Heb. 1o. v. 28) le á los perros. (Matth. 15. v. 26.)
Todo lo que toca el que está Pues cómo siendo tú como un per
manchado, queda contaminado, co ro rabioso, enemigo de Dios, con
mo dice Ageo Profeta; ; y tú, mise federado con el diablo, te atreves
Table criatura, teniendo manchada á recibir la hostia santa, pura, in
tu alma con la fea inmundicia de maculada, y el caliz de la perpe
tus graves culpas, te atreves teme tua salud 2 Ciertamente te se con
rario á tocar y recibir al santo de vertirá en juicio y condenaeion de
los santos. Recibes el pan de los An tu alma, y no en poderosa defensa
geles, con que debias quedar como tu vida, ni en remedio y medici
un Angel, y te quedas como un na de tu dolencia mortal.
maldito Lucifer: Está envenenado Un remedio tienes eficaz, y este
tu corazon , y así todo quanto reci es retractar tu pecado, confesarte
beste se convierte en mortífero ve bien, apartarte de las malas oca
neno. (Ps. 77. v. 35.) siones que te precipitan, purificar -

Recibes la dulzura de los cielos, tu conciencià, dolerte de tu culpa,


y es para tí, como si comieses amar proponer la enmienda, hacer lo que
guísimos axenjos y hieles horren te manda el confesor para el bien
das, y conto si bebieses aguas cor de tu almá; y darle gracias á tu
rompidas y pestíferas. El vino ce Dios y Señor, que con inmensabe
estial, que alegra el eorazon del nignidad te ha esperado, y espera
bombre, á tí te se convierte en que hagas verdadera penitencia ,
hiel de dragones, y en bebida de De tí se queja con razon el Al
cºndanados; vericándose ea tí lo tísimo por Jeremías Profetá, y -te
76o La Familia Regulada.
dice: Qué cosa es, que una cria Santa Brígida se dice, que Dio sá
tura mia, en mi misma casa, que sus malos Sacerdotes los llena de
es mi Iglesia, ha hecho tantas mal maldiciones, y dice: maldito sea
dades? Acaso la carne santa qui quanto produce la tierra para in
tará tus malicias? Y en otra parte dignos ministros mios, que sacrile
dice: Para qué me ofreces incien gamente me consagran, y me reci
so, si tienes tu corazon lleno de ben. Maldito sea el pan que comen,
veneno Tus holocaustos no son de y la bebida que beben , con que
mi gusto, porque no tienes sana tu regalan su cuerpo, que ha de ser
eonciencia. (Jerem. 11. A y eap. 6. comido de gusanos, y su alma se
v. 2o.) - rá sepultada en el infierno. Maldi
No querais confiar en palabra de to sea su cuerpo, que resucitará
mentira, diciendo: el templo de para arder despues eternamente en
Dios nos defenderá, porque voso el abismo.
tros habeis hecho á mi templo san Maldito sean los años que viven
to espelunca de ladrones. A voso inúltimente en esta vida temporal
tros, ó Sacerdotes, se encaminan y caduca. Maldita sea la hora con
mis palabras, dice Dios, que des que acabarán esta vida mortal, y
preciais mi santo nombre, y os pa se continuará en las penas eternas
rece no habeis hecho cosa mala: para siempre jamás. Malditos sean
manchais mis almas, y siendo cor sus ojos carnales con que vieron la
regidos, respondeis, que no ha luz del cielo sin provecho, sino
beis hecho cosa irreverente. (Ma para su eterna perdicion. Malditos
lac.- 1. v. 6.) - - sean sus oidos con que oían la pa
. El oficio de Sacerdotes es oficio labra divina, y no cuidaban de
de Angeles, dice S. Bernardo; pe ponerla por obra. Maldito sea su
ro se ha de notar, que los Angeles gusto que solo les ha servido pa
fueron mas rigurosamente castiga ra su condenacion eterna. Maldito
dos, que los hombres. sea el tacto con que me trataban
Los Sacerdotes, dice David, in en mi Sacramento. Maldito sea el ol
vocaban al Señor, y su Magestad fato con que solo buscaron sus de"
los oía: en la columna de una miste licias, y á mí me despreciaron, que
riosa nube les hablaba; pero tam soy mas dulce, suave y deleyta
bien era terrible vengador de sus ble que todas las cosas del mundo,
ocultas y públicas ofensas. Ya se lle Maldito sean otra vez sus ojos,
gará el dia quando el Señor exämi que ya no verán mi estimable vi
nará tus intenciones y tus obras á sion, sino las tinieblas y penas del
muchas luces; y quando se tome el infierno. Malditos sean sus oidos,
tiempo para si, entónces juzgará que ya no oirán mis amorosas voces;
tus justicias, acabarás de conocer, sino el clamor del infierno, y los
que tú te has sido tu mas grave y horrorosos lamentos de los condena
dos. Maldito
mayor contrario. Estás ciego, y tu sea su gusto, que ya
perdicion se toma de tí mismo. no percibirá el gozo de mis bienes
(Psalm. 74. v. 3) eternos, sino la amargura perdura
En las divinas revelaciones de ble. Maldito sea su tacto, que ya
16 l
Libro III. Capítulo X.
no me tratarán á mí, sino al fue serva en el bien, aumenta todas laº
go perpetuo inextinguible. Maldito virtudes, comunica el fruto de tº
sea su olfato, que ya no percibirán das las gracias, restituye lo perdi
el olor suavísimo de mi Reyno ce do, aumenta lo restaurado, da vi
lestial, que excede á todos los pre da, modera el incentivo del peca
ciosos aromas, sino el hedor del in do, causa alegria espiritual, da fa
fierno, mas amargo que la hiel de cilidad para la virtud, hace olvi
dragones, y peor que el azufre mas dar los deleites de la carne, exci
activo. Malditos sean del cielo y ta la memoria de la pasion de Chris
de la tierra, y de todas las criaturas to, da dulzura en el entendimien
insensibles; porque estas obedecer. to, aviva la luz de la fe, destier
á su Dios, y ellos le han desprecia ra las tinieblas de la ignorancia,
do: por lo qual les juro en mi dei causa claridad para acertar en lo
dad, que sey la misma verdad, que que se ha de hacer, ilustra para co
si no se enmiendan sus vidas, y asínocer mejor las cosas divinas, inda
les llega la muerte en su mala dis ma la voluntad en el amor de Dios,
posicion y perversas obras, serán mitiga la concupiscencia, detiene á
condenados sin remedio, y privados los demonios que no alteren nues
de los dones sobrenaturales, que tras pasiones, corrige los afectos
para su eterna salvacion recibieron. desordenados, santifica el alma, y
Otras muchas cosas horribilísimas se aun el cuerpo. (Concil. Trid. ses. 13.
podrán ver en las cítadas revelacio cap. 2.) -

nes de Santa Brígida. Quando comulgas en gracia de


No solo se deben temer las fa Dios viene Christo á honrarte con
tales desventuras con que Dios ame su presencia, á ungirte con su gra
naza castigar las comuniones indig cia, á curarte con su misericordia,
nas; sí tambien deben ponderarse á sanarte con su preciosa sangre,
los bienes estimables de que se pri á resucitarte con su muerte, á alum
van las almas, que en mala concien brarte con su divina luz, á infla
cia llegan á recibir sacrilegamente marte con su amor, á consolarte
á Christo Sacramentado. con su infinita suavidad, á despo
Este soberano Sacramento, si se sarse con tu alma, á hacerte parti
recibe en gracia de Dios, no te cipante de su divino espíritu, y
niendo culpa mortal en la concien de todos los inmensos bienes que
cia, sustenta el alma, y aun á ve te mereció en el arbol de la cruz.
ces el cuerpo; aumenta la gracia, En este santísimo Sacramento es,
da nuevas fuerzas para resistir las tá la fuente de todos los bienes,
tentaciones, satisface los santos de la causa de todas las delicias, y en
seos, quita la hambre de cosas tem él se gusta la celestial dulzura del
porales, une con Christo, quebran Señor. Este divino Sacramento es
ta el poder de Satanás, da fuerza medicina á los enfermos, camino.
para recibir el martirio, perdona los seguro á los peregrinos, fortaleza á
pecados veniales, preserva de los los flacos, robustez á los sanos, y
mortales, aumenta los auxilios de sanidad á los enfermos. Nos libra
la divina gracia, libra de mal, coa del furor de la ira, y nos hacemos
X --
162 La Familia Regulada.
con este altísimo Señor un cuerpo tener alguna muerte repentina y
y una carne, convirtiéndonos misti desastrada; y si no se enmienda,
camente en Christo, y Christo en pierde su alma para toda una eter
nosotros. nidad , y con esta fatal desventura
Por este soberano medio comu no hay otra que se pueda igualar;
nica Dios á su santa Iglesia los te porque no hay conmutacion equi
soros de sus bienes, virtudes de Pa valente por el alma condenada , co
triarcas, ilustraciones de Profetas, mo dice el Señor en su santo Evan
alabanzas de predicadores, digni gelio. (Matth. 28. v. 26.)
dad de Apóstoles, victorias de Már Véanse otros casos , pertenecientes
tires, santidad de Confesores, reli á la cornunion sagrada en el libro
giosidad de monges, doctrina de de los Desengaños místicos, lib. 2.
prelados, pureza de vírgenes, res cap. 17. de la sexta impresion,
plandor de inocentes, y mérito de pag. 3o I.
los santos. A los de este mundo da
nueva gracia, á las benditas almas C A P fT UL o XII.
del purgatorio alivia las penas, y en
el cielo aumenta la gloria acci Otras principales devociones , que
dental á los Angeles y Santos. (Alb. prosperan y hacen felices lis
Mag. libr. 2: de Of Miss.) casas y familias.
EDe toda esta inmensidad de bie
nes espirituales queda privado el a devocion de la Vírgen San
que por su grave culpa se llega á tísima es la que principalmente,
recibir la comunion sagrada en ma despues de Dios, han de tener
la con ciencia; y en lugar de innu todos los verdaderos christianos;
merables Angeles, que acompañan porque, segun dice S. Bernardo,
á quien dignanente comulga, á él ha determinado el altísimo Señor
le acompañan innumerables demo no conceder gracia ni favor algu
nios, que le siguen y le rodean, y no á las criaturas, sin que pase por
á qualquiera parte donde va le las piadosas manos de su santísimº
acompañan, en la Iglesia y fuera de Madre : Nihil nos Deus habere v0
ellá, en la calle, en su casa, en su luit, quod per Mariae manus non
mesa y en su carna; siempre está ro tra 15 ret.
deado de demonios que le miran Ilustrado de esta verdad parece
como cosa suya. -
se hallaba el sábio Salomon quan
Con esto dexamos probado, que do pidiendo á Dios nuestro Señor
la sagrada comunion en gracia de la verdadera sabiduría, y juntamen:
Dios llena á la criatura racional de te con ella las conveniencias de
felicidades y bendiciones del cielo; centes, espirituales y temporales pa
pero con la comunion indigna y sa ra su Real persona, concluyó su
crílega se pierde del todo, de tal fervorosa oracion, diciendo en mis
manera, que el Señor le quita la sa terio, que se profesaba hijo de su
lud; y sin salud, se arruina su ca Santísima Madre: quia servus tus
sa y su familia, le alcanzan las mal sum ego, o filius anc. llas tuae. (Sap.
diciones y castigos de Dios; debe 9. v. 4. Ro 3. Reg 3. v. 9.) -
Libro III. Capítulo XI. 163
- La misma soberana ilustracion pa Es confusion de todo el abismo
rece tenia el santo Rey David quan del infierno la invocacion fervoro
do hablaba de la feliz muerte de sa de María Santísima, y la tene.
los justos: Cum dederit dilectis suis mucho el demonio desde que Dios
somnum; y advierte, que la heren le dixo, que le habia de romper la
cia dichosa de la vida eterna, que cabeza: Ipsa conteret caput tuum.
era participada de su santísimo Hi Por estó el dulcísimo San Bernar
jo, era tambien premio del fruto es do nos persuade tanto que eu nues
tinable del bienaventurado vientre tras tentaciones y tribulacionesiu
de su santísima Madre; porque pro voquemos y llamemos á María San-.
sigue diciendo: Ecce hereditas Do tísima; porque en oyéndola non
mini, filii: merces fructus ventris; brar Satanás, se llena de confusion,
lo qual tiene misteriosa energía. y se da por perdido.
(Psalm. 126. v. 2. 3.) Esto declaró en misterio el santo
La misma soberana Reyna de los Job, hablando de los demonios, en
Angeles y de los hombres ofrece metáfora de ladrones nocturnos; y
para todos sus cordiales devotos es de María Santísima, con el especio
ta perpetua felicidad, diciendo, que so título de Aurora, y dice: Si apa,
ama á los que la aman; y á los que paruerit Aurora, arbitranturún
la honran y glorifican les dará la vi bran mortis. Quando el demonio,
da eterna. (Prov. 8. v. 2 ...) Dice ladron infernal, nos está tentando
tambien, que anda en los caninos para robar de nuestras almas la di
de la justicia, para enriquecer á sus vina gracia, si oye el dulcísimo nom
devotos : Ut ditem diligentes m2; bre de María, huye confuso, y se
y que los que la estiman no peca da por perdido. - .

rán, y conseguirán la corona de la En llamando fervorosos á Marí


gloria. Todo está casi á la letra en Santísina, luego huyen confusos los
el sagrado Texto. (Genes. 21. v. 1o. enemigos, y quedamos gloriosamen
cum exp.) te libres y vencedores. El santo
Por este motivo trabaja tanto cl Profeta Isaías nos lo dice en vati
astuto demonio, para que los fie cinio con estas palabras: A voce
les dexen la devocion de María SanAngeli fugerunt turbe, de la voz
tísima: porque no se asegura de del Angel huyeron los enemigos
nuestra perdicion eterna, aunque del pueblo de Dios: ya se sabe
pequemos muchas veces, si no con que la voz del Angel es el Ave
sigue el que dexemos esta santísi María. . º

ma devocion de la Vírgen. Es uno En el manípulo de los exemplos


lestísimo, diciendo al pecador, que se refiere de una simpre avecilla,
de una vez arroje al hijo y á la que teniéndola en una casa de ca
madre. Esta era la instancia por tólicos, aprendió á decir Ave Ma
fiada de Sara con Abraham, dicién ría. Y para que los racionales en
dole: Eiice Filium, y Matren tendiesen el soberano poder de es
ejus, porque si la madre se queda tas angélicas palabras, sucedió que
en casa; no tardará en volver el despuntando veloz un ave de ra
hijo. (Genes. 3. v. 15.) piña, pronunciº, 2
ave simplecilla
1 64 La Familia Regulada.
en su mortal congoja estas celes Fueron ambos consortes muy por
tiales palabras, diciendo: Ave Ma. la mañana siguiente al Sumo Pon
ría, Ave María, y al instante ca tífice Liberio, y hallaron que la so
yó muerta el ave rapaz que que. berana Reyna le habia revelado lo
ría quitarla la vida. mismo al Vicario de nuestro Señor
Conociendo bien el Apóstol San Jesuchristo. Hallóse tambien ne
Pablo este supremo poder de la Rey vado un monte que está dentro
na de los Angeles, para el consue de la ciudad de Roma, cuya al
lo y asistencia de los hombres, de tura es tan moderada, que no ex
cia que llegásemos confiados al tro cede á los otros seis montes que
no de la gracia, y hallaríamos nues están dentro de las murallas de dicha
tro eficaz remedio en auxilio opor ciudad; y donde hallaron la nieve
tuno : Accedamus cum fiducia ad allí fabricaron un suntuoso y mag
Tronum Gratie, Rºc. ( Hebr. 4. nífico templo, que hoy se dice
v. 16., cum. S. Bonav.) Santa María la mayor, cuya fies
Dichosa la familia donde reyna ta principal es á cinco de Agosto,
fervorosa la devocion de María San con título de las Nieves. (Eccl.
tísima; porque dado padezcan al die 5. Aug. lect. 4. y 5.)
gunas tribulaciones, propias de los Advertid, católicos, los glorio
Justos, tienen confianza grande, di sos fines que tieneni los cultos y ve
ce el seráfico Doctor S. Buenaven neraciones de María Santísima, y
tura, que de todas les sacará con conservadla fervorosa devocion, si
gloriosa victoria esta soberana Rey quereis hacer felices vuestras casas
na, en cuyo debido obsequio esta y familias; porque es cierto, que
rán bien empleados los bienes tem los animosos en los obsequios y cul
porales que gastaren en su sagrado tos de la soberana Reyna de los
culto. Angeles María Santísima se opu
Exemplo poderoso para toda la lentan de todos modos, como se
christiandad fueron aquellos nobles dice en el misterioso libro de los
y virtuosos Romanos, marido y Proverbios: Ut diten diligentes me,
muger, que viéndose sin hijos, nom º thesauros eorum repleam.
braron heredera universal de su ha La devocion afectuosa al glorio
cienda á la Vírgen Santísima, de so Patriarca San Josef es justo no
terminando emplearla en lo que la falte de ninguna casa de los chris
misma soberana madre de piedad tianos; porque son grandes los pri
les inspirase. Fué así, que en una vilegios que el Altísimo tiene con
misma noche les habló al caballe cedidos á los fieles devotos de es
ro y á su esposa la Vírgen Santí tc santísimo Patriarca. Siete prin
sima, diciéndoles era su voluntad, cipales se mencionan en la divina
que la edificasen un templo en aquel hostoria de la mística ciudad de
espacio y lugar, que á la mañana Dios, y son los siguientes:
siguiente hallarian cubierto de nie El primero es alcanzar la virtud
ve. Era esto á cinco de Agosto, de la castidad, y vencer los peli
quando en Roma son ardentísimos gros de la sensualidad carnal.
los calores. El segundo, alcanzar auxilios po"
Libro III. Capítulo XI. 165
derosos para salir de pecados, y como se dice en la misma divina
volver á la amistad de Dios. historia de la Vírgen Santísima,
El tercero, alcanzar por su me donde se hallarán otras particulares
dio la gracia y devocion de Ma excelencias de este glorioso Pa
ría Santísima. triarca.
El quarto, conseguir buena muer La devocion afectuosa al glorio
te, y en aquella hora defensa con so Arcangel San Miguel, es tam
tra el demonio. bien convenientísima á todas las ca
El quinto, que temiesen los mis sas y familias, y aun á todas las
mos demonios oir el nombre de San personas; porque la poderosa asis
Josef. tencia de este gloriosísimo Príncipe
El sexto para alcanzar salud cor á sus devotos los hace felices en bie
poral y remedio en otros trabajos. nes temporales y espirituales; y la
El séptimo privilegio es para al Iglesia santa del Señor en su pú
canzar succesion de hijos en las fa blica letanía de Santos, pone la
milias. intercesion del Ancangel San Miguel
Estos y - otros muchos favores ha inmediata á la de la Vírgen Santí
ce Dios á los que le piden por la sirna.
intercesion del esposo digno de Este glorioso Arcangel es el pri
nuestra Reyna San Josef, y les mer ministro de Dios, y Goberna
importa á todos los fieles, que sean dor de su dilatado Reyno, Patron
muy devotos suyos, y los conoce Máximo de la Iglesia católica, Ca
rán por experiencia, si se disponen pitan General de los Exércitos del
para recibirlos y merecerlos. Señor, y Príncipe de la Milicia An
La Reyna soberana de los cie gélica; como lo canta la misma Igle
los María Santísima dice: lo que sia Romana, y lo escriben los Sam
pide mi esposo en el cielo, con - tos Padres.
cede el Altísimo en la tierra; y á San Gregorio el grande dice,
sus peticiones y palabras tiene vin que siempre que sucede alguna co
culados grandes y extraordinarios sa de maravillosa virtud, se entien
favores para los hombres, si ellos no de ser enviado para ella el glorio
se hacen indignos de recibirlos. so Príncipe y Arcangel San Miguel:
En la misma doctrina dice tam Quo ies mira virtutis aliquid agitur
bien la soberana, Reyna, que en el Michael mitti perhibetur.
dia último, quando todos los hom Son tantos los Angeles que están
bres serán juzgados, llorarán amar sujetos á la direccion de su Príncipe
gamente los infelices condenados el San Miguel, que segun escribe ilus
no haber conocido por sus pecados trada Santa Brígida, aunque todos
este medio tan poderoso y eficaz los hombres del mundo, que fue
para su salvacion; y el no haberse ron, son y serán, se juntasen ahora,
valido de él, como pudieran, para se podia á cada uno señalar diez
grangear la amistad del justo juez. Angeles de guarda. Considérese con
El conocimiento cumplido y en esto quánta es la superioridad de es
tero de la eminente santidad de San te glorioso Príncipe de los Santos
Josef, se reserva para el cielo, Angeles.
166 La Familia Regulada.
El misterioso nombre del Prín se la vida eterña. Habiéndole con
cipe San Miguel se interpreta: ¿Quién fesado, acabó de espirar, y el ve
como Dios? Y con esta voz asom nerable Arzobispo le hizo dar ecle
brosa arrojó del cielo ás los infier siástica sepultura; y en memoria de
nos un sin número de Angeles re esta grande maravilla edificó la ca
beldes, y siempre ha quedado en pilla de San Miguel de la Seo de
esas misteriosas voces la misma po Zaragoza. -

derosa virtud; por lo qual en nues Un especial devoto de este sobe


tras tentaciones y tribulaciones con rano Arcangel ha sacado impreso un
viene usemos de las mismas pala quadernillo, con su espiritual no
bras, exclamando fervorosos, y di venario, y quantos con devocion le,
ciendo: ; Quién como Dios? Y al hacen, pueden decir, como de fac
instante huyen los demonios. to dieen, las nuevas maravillas de
... Tiene bien calificada su milagro este grande protector de los morta
sa virtud este Arcangel soberano les; quien ha de presentar nuestras
en los bienes espirituales y tempo almas en el tribunal divino, como
rales con que asiste á sus devotos. dice la santa Iglesia.
Al insigne varon Altisiodorense, que A mas de la devocion del glorio
era incapaz —de letras por la corte so Arcangel San Miguel, cada uno
dad notoria de su natural ingenio, ha de ser especial devoto del An
le hizo el glorioso Arcangel tan ságel santo de su guarda, porque le
bio, que fué el asombro de todo su asiste á todas horas y en todo tiem
siglo. - po, sin dexarle por sus pecados, co
-

Véase lo mucho que escribe el mo dice el sagrado Texto: Etnon


célebre Lanuza sobre este asunto en dimittet cum peccaveris. ( Exod. 23
sus preciosos libros del patrocinio v. 21.)
de los Angeles, donde se hallará El Angel de nuestra guarda nos
aquel pasinoso milagro, en que se libra de innumerables peligros prin
refiere, que pasando por un monte cipalmente en la niñez, quando no
el Ilustrísimo Don Lope Fernandez nos podemos valer á nosotros mis
de Luna, Arzobispo de Zaragoza, mos; como se dice en la divina
y oyendo en aquella soledad unas Historia de la mística ciudad de
voces lastimosas, halló salian de una Dios. -

cabeza separada de su cuerpo, que Desde que la criatura racional es


pedia le oyesen de confesion sus concebida en el vientre de su ma
pecados. dre, se desvela el demonio para su
Exäminó todo el caso el pruden perdicion; mas, la divina providenr
te y zeloso Arzobispo, y compro: cia reprime los conatos del dragon
bó que la prsona de quien era aque infernal, á quien le tiene limitado el
lla cabeza, habia tenido por espe poder, para que no haga todo lo que
cial patron, y abogado suyo al glo intenta su implacable malicia. A
rioso Príncipe San Miguel, por cu mas de esta providencia general, en
ya poderosa intercesion se conser tra la particular proteccion de los
vaba el alma en la cabeza, para que saatos Angeles de guarda, que el
confesase sus pecados, y consiguie Altísimo concede á su tiempo oporº
Libro III. Capítulo XI. 167
tuno, como tambien se dice en la unas criaturas terrenas y llenas de
divina historia. miserias y culpas, siendo ellos de
Alegan los demonios contra la naturaleza tan superior y espiritual,
eriatura concebida en el vientre de y llenos de tanta gloria, dignidad
su madre las culpas que contraxe y hermosura. Por este olvido se pri
ron sus padres en su desordenada van los hombres ingratos de muchos
generacion; y los Angeles alegan el favores de los mismos Angeles.
santo sacramento del matrimonio, En todo lugar conviene tenga la
las bendiciones de la Iglesia, y las criatura mucho amor y reverencia
buenas obras de sus padres; por lo al Angel santo de su guarda, co
qual en los fetos ilegítimos es ma mo si con los ojos corporales º le
yor la contienda, y en conservar viera, para que no haga en presen
los se manifiesta mas la misericor cia de su Angel lo que en público
dia divina, porque el pecado pe no haria, advirtiendo que siempre
lea siempre contra el pecador, co está su santo Angel mirando la ca
mo dice David. ra de Dios; como se dice en el
Quando los padres son viciosos santo Evangelio. (Matth. 18. v. 1o.)
y sin méritos propios, alegan los Por este altísimo ministerio de los
Angeles los méritos y buenas obras Angeles recibieran los mortales
de sus pasados, en defensa de las grandes influencias de la divina luz,
criaturas; como sucedió en el ingra y muchos favores incomparables del
to Roboán, con quien el Altísimo Señor, si no lo impidieran con el
tuvo piedad, y le toleró por los obice de sus pecados y abomina
méritos y santidad de su abuelo ciones, y con el olvido de tan es
David. (3. Reg 1 1. v. 26.). timable beneficio ; como se dice en
Quando los infantes que se con la mística ciudad de Dios.
ciben son escogidos de Dios para El sábio Salomon dice en el pre
algun servicio grande de la Iglesia cioso libro de sus verdaderos des
católica, tienen mayor vigilancia engaños; que delante de tu Angel
los santos Angeles para defenderlos no te atrevas á decir que en Dios
á ellós y á sus madres de las inva. no hay providencia, no sea que ir
siones del enemigo infernal, que ritado el altísimd de tus estultas pa
se desvela mas furioso en el cuida labras, te acabe y te destruya. Don
do de perderlos, y trabaja mucho de se debe advertir lo que el sábio
para que sus madres los aborten; dice, que delante del Angel del
como se nos enseña en la citada Señora reprima la criatura su mal
divina historia. -
concepto, y ordene todas sus bue
Este grnde beneficio de sus An nas obras interiores y exteriores.
geles de guarda tienen ordinaria La devocion del arcangel S. Ra
miente puesto en olvido los morta fael se ha despertado gloriosamen
les con odiosa ingratitud y pesada te en este tiempo, y es justo la ten
grosería, sin advertir en la digna ga todo christiano; porque para
eion inmensa del Señor, en haber muchas cosas es especial abogado,
mandado á tan santos Príncipes, como no lo enseña la santa Iglesia.
que asistan, guarden y defiendan á (In Of Arch. Raph. 2 .
r68 La Familia Regulada,
Lo primero conviene que los Tobías, y con sus afligidos pa
navegantes y caminantes le sean CS,

muy devotos; porque este santo Lo sexto, aprovecha la fervoro


Arcangel es el que guió y defen sa invocacion del arca agel S. Ra
dió en su largo viage al bendito jó fael , para librarse las casas y las
ven Tobías, como consta del sagra personas de las obsesiones malignas
do Texto. (Tob. 3. v. 29.) é infestaciones de los demonios, que
Lo segundo, deben encomendár ponen discordias y ligamentos pre
sele todos los enfermos y dolientes; ternaturales en los bien casados;
porque su santo nombre se inter porque de la divina Escritura nos
preta: medicina del Señor; y este consta que este santo Arcangel tiene
espíritu soberano es el que curó potestad soberana para librar á los
y sanó, y dió la vista perdida al mortales de semejantes trabajos.
santo anciano Tobías, como tam Ultimamente, los que quisieren
bien consta de la divina Escritura. lograr el cumplido gozo de sus ca
Lo tercero, deben encomendár sas, y el acierto en todas sus cosas,
sele mucho todos los que han de sean devotos de este maravilloso
tomar el estado del santo matrimo Arcangel, porque es á quien Dios
nio; porque este glorioso Príncipe ha cometido y encargado estos cui
es el que previno la esposa digna dados en beneficio y consuelo de
al virtuoso jóven, á quien acom los hombres; y es S. Rafael uno
pañaba en su viage en forma hu de los siete celestiales Príncipes
mana. (Tob. 12. v. 25. cun ant.) que inmediatamente asisten al tro
Lo quarto, deben serle muy de no del Rey de la gloria; como se
votos todos los que viven en el es dice en la divina Escritura.
tado del santo matrimonio, y prin San Agustin y S.Gerónimo di
cipalmente los recien casados, para cen, que quando se conoce mila
que los libre del diablo Asmodeo, grosa la salud, es enviado el Arcan.-
como libró á la bendita Sara con gel del Señor S. Rafael, para reme
el dichoso Tobías, habiéndole pri dio de aquella dolencia. Y en el ofi
mero muerto siete maridos torpes, cio propio de este glorioso Arcan
que sin temor de Dios quisieron vi gel, dice la Iglesia santa: baxe del
vir y habitar con ella: como se dí cielo Rafael , médico de la salud,
ce en el citado sagrado libro de To y cúrenos de todas las enfermeda
bías. - - des. -

Lo quinto, será justo se enco El Padre Hortigas, varon Apos


mienden al glorioso arcangel San tólico, en el tratado espiritual, que
Rafael todos los padres y madres intitula: Guia , del Christiano, re
que tienen á sus hijos fuera de sus fiere muchos casos maravillosos de
casas, ó los han de enviar á luga S. Rafael, como son , la curacion
res extraños, para que en ausencia milagrosa de los penetrantes dolo
de sus hijos el Santo Arcangel los res de la gota, que padecia el pa
consuele, y á sus hijos los defienda dre de S. Gregorio Turonense. La
de peligros y de malas compañías, libertad de un devoto peregrino,
como lo hizo con el dichoso jóven que fué libre de las manos impías
Libro III. Capítulo XI.
de unos salteadores de caminos, &c. 169
Por los años del Señor de 1 147.
y otros semejantes á estos. se hallaba preso y cautivo de los
En el fin del libro quinto, que moros en Granada el Almirante Don
será la conclusion de esta obra, Galcerán de Pinós, de la primera
pondré algunas oraciones breves nobleza del principado de Cataluña.
que correspondan á las devociones Tratando de su rescate y redencion
que dexo persuadidas; y tambien el Conde de Barcelona, con asisten
otraspara antes, y despues de la con cia de los parientes y vasallos de di
fesion y comunion; y para distintas cho caballero, valiéndose el Rey
horas y exercicios espirituales de tirano de la ocasion oportuna para
cada dia.
recobrarse del saqueo militar que le
habian hecho los catalanes en su
c A P ÍTUL o XII. Ciudad y Puerto de Almería, pidió
por el rescate del Almirante, no
A toda criatura la conviene tener
menos que á cien doncellas vírge
un Santo, ó Santa de su particular nes, cien mil doblas, cien acaneas
devocion, para recurrir á él en blancas, cien bacas bragadas, y cien
sus tribulaciones y trabajos. paños de seda y oro de Tauris.
Considerándose el rescate por
imposible, dice el historiador Beu
En prueba de esta verdad nos ter, acaeció un caso extraño, que
ofrecen las historias Eclesiásticas
imagina dicho autor fué único en el
muchas maravillas sucedidas en
mundo, disponiéndose los vasallos
los tiempos pasados, que Dios las del Almirante para juntar las cien
hizo para enseñanza y erudicion doncellas, echando suertes en sus
christiana de los que habian de vi mismas hijas, y entregándolas á la
vir en los futuros siglos. Y el Se fiereza de unos bárbaros, solo por
ñor en su sagrada Escritura nos di libertar á su Señor, y sacarle de
ce, atendamos para nuestra pru la mazmorra tirana en que estaba
dente direccion á los que con sus padeciendo.
obras santas nos dexaron exemplo En este conflicto se acordó el Al
glorioso. (Isai. 51. v. 1.) mirante de su especial abogado y
En el libro primero de los anales patron S. Esteban, y llamándole
de la corona de Aragon, que con íntimos afectos de su alma, se
con aplauso y aprobacion univer le apareció el Santo Proto martir
histor
sal de todos los iadores escri
lleno
de luces resplandores
y ,y ves
bió el insigne D. Gerónimo Zuri tido de Diácono, y asiéndole de la
ta, se refiere la milagrosa libertad, mano, le sacó del calabozo.
que consiguió de su penoso cauti Estaba preso y cautivo en com
verio el noble Almirante de Aragon pañía del Almirante otro caballero,
D. Galcerán de Pinós, por au llamado Sancerni, el qual viendo
xilio y asistencia soberana de su es
este asombroso prodigio, imploró
pecial patron y abogado el Proto tambie
martir de Christo S. Esteban. El n con humildad el amparo
poderoso de S. Esteban; y el Santo
caso fué como se sigue: le respondió, que pues tenia San
Y
17o La Familia Regulada.
to patron, le invocase en aquella la persona, como se dice en la di
necesidad. vina historia.
El caballero Sancerni con esta Aun en lo humano juzgamos por
respuesta del santo se valió de la hombre prudente al que procura
intercesion de S. Dionisio, Obispo tener un valedor poderoso, y bien
y martir, que era su protector y admitido en el palacio de su Rey,
especial abogado; y fué tan dicho Así lo hizo el prudentísimo Josef
sa su oracion, que tambien se dexó Patriarca en Egipto; pues hallándo
luego ver el glorioso santo, baña se preso en las cárceles públicas por
do en divino resplandor, y le dió un exècrable falso testimonio de
instantánea libertad. -
una torpe muger, y viendo que vol
*

Hallábanse á hora de amanecer via al palacio del Rey Faraon con


los dos dichos caballeros en la vi honra y valimiento, un favorecido
lla de Tarragona, por donde venian suyo, le encargó el remedio de su
llorando, y dando gemidos al cielo penoso trabajo; pero se olvidó el
las pobres cien doncellas, que ya ingrato de su bien hechor; por lo
caminaban al embarco para el res qual dice el Profeta David, que es
cate de su Señor. Pero con tan felizmaldito el hombre que confia en los
encuentro, se convirtieron los llan hombres, en los quales no hay sa
tos y lágrimas en alegrias y gozos; lud, ni verdadero consuelo.
y el Almirante fué tan liberal con No les sucedió así á los felices
ellas, y con las casas de sus padres, españoles, que deseando ver y
que el importe de su rescate le em hablar á Christo Señor nuestro, se
pleó en dote competente para ellas, valieron de un santo discípulo suyo,
y á sus padres los llenó de favores. y luego fueron consolados, como
s. En este caso tan admirable, re se dice en el sagrado Evangelio.
paró solo en la respuesta del insig Vide Exposit.
ne Proto-martir, quando le dixo al Esta es la notable diferencia que
caballero Sancerni, que llamase á se halla entre los santos, y las cria
su santo : de lo qual se infiere ser turas terrenas; que los allegados á
voluntad de Dios y de sus santos, Dios abogan y piden por nosotros,
que cada persona tenga su especial y nos consiguen todos los favores
abogado, y á el recurra fervoro espirituales, y aun las prosperi
sa, para que le valga en sus tri dades temporales que nos convienen
bulaciones y trabajos. para nuestra salvacion eterna; pero
El asunto presente se confirma los hombres mundanos son falaces
con la divina providencia que el y mentirosos , como se nos dice en
Altísimo tiene con sus criaturas hu el sagrado Texto (Ps. 6 1. v. 1o.)
manas; pues siendo bastante un An Estando en grande tribulacion y
gel del cielo para la asistencia de batalla militar el pueblo escogido
muchas, no obstante quiere su di de Dios, si el santo Moyses oraba
vina Magestad, que cada una ten por el pueblo puesto en cruz, ven
ga su Angel de guarda distinto de cia el pueblo dichoso; pero si el
los demas; y los prelados tienen santo cesaba de la oracion; y baxa
dos, uno por el oficio, y otro por ba las manos, vencia el contrario,
Libro III. Capítulo XII. I7

(Exod. 17. v. 11) Esto hace en favor será siendo ya comprehensor, y z


de los hombres la oracion poderosa tando en la gloria con el mismo
los santos. Dios, á quien sirvió en la tierra?
Por diez justos que se hallasen en El mundo está lleno de lazos y
toda una ciudad , dixo Dios, per peligros, como dice S. Pablo: Ubi
donaria á millares de hombres, que que sunt angustiae. Hay peligros en
habitaban en ella; y segun era de el mar, peligros en los rios, peli
populosa, á cada uno de los diez gros en la tierra, peligros en los
justos, tal vez corresponderian diez parientes, peligros en los extraños,
mil ingratos : considérese quanto peligros en el pueblo, peligros en la
mayor felicidad tendrá un fiel ca soledad, peligros en los amigos, y
tólico á la sombra de un santo glo peligros en los falsos hermanos. Mas
rificado y abogado suyo. peligros y tropiezos hay en todos
Los ciegos y obstinados hereges, nuestros pasos, que tienen piedras
que niegan la intercesion poderosa las calles; y parece un continao
de los santos, vean y consideren de milagro de Dios la conservacion es
quántos bienes espirituales y tem piritual y temporal de nuestra vi
porales se privan; y si aun vivien da. Para este favor divino es muy
do los justos en este mundo, son conveniente, que cada uno tenga
de tanto provecho con sus oracio un santo por su especial abogado.
nes fervorosas á los mortales, dis Bien conoció esta grande impor
curran quanto mas podrán en el tancia aquel amigo del paciente Job,
cielo, donde ya viven y reynan quando considerándole anegado en
con su Dios y Señor omnipotente. un mar amarguísimo de trabajos,
Lean para su confusion y conven cubierto de lepra de pies á cabeza,
cimiento la dogmática doctrina del y que con un fragmento duro de una
santo Concilio Tridentinio. Verdad teja rompida se quitaba la postema
es, que todo lo que los santos nos y podredumbre de sus llagas, le
alcanzan con su poderosa interce dixo que clamase al cielo, y en
sion en el cielo, se nos concede por caminase sus voces á alguno de los
los infinitos merecimientos de nues santos para su remedio : voca er
tro Señor Jesuchristo; como lo ex go, si est qui, tibi, respondeat, y .
plica el mismo santo Concilio, y ad aliquem sanctorum convertere. (Jub.
nos lo enseña la Iglesia católica. 5. v. 1.)
Aquel insigne amigo de Dios Este sano consejo es el que de
Moyses hablaba con su divina Ma seo dar á todo christiano en este
gestad, como suele hablar un ami capítulo, que se escoja para si mis-.
go con otro, como se contiene en la mo un especial abogado, á quien
sagrada Escritura; y llegó á decir recurra en todas sus tribulaciones,
al Altísimo, que una de dos, ó per trabajos y peligros, así de alma, co
donase al pueblo, ó á él le borra mo de cuerpo; porque segun nos
se del libro de la vida. ( Exod. enseña el Apóstol S. Pablo, no so
33. v. 2.) Si esto dixo, y fué de mos suficientes para nuestro bien,
tanto provecho su intercesion para, y nuestra suficiencia ha de venir de
los mortales, siendo viador, qué Dios; y los favores de Dios... los
Y 2
172 La Familia Regulada.
conseguimos con la invocacion, é el purgatorio; y así lo que allí fal
intercesion poderosa de los santos; ta de voluntad actual meritoria, lo
por los méritos de Christo señor suple la acerbidad de los tormentos,
muestro, como está dicho. El venerable Beda dice, que por
esto los santos rogaban á Dios, que
CAPÍTULO XIII. en este mundo los atormentase y
afligiese, porque conocian que la
La devocion fervorosa al justo so pena del purgatorio es mayor y mas
corro de las benditas almas del grave que todo quanto han pade
Purgatorio, hace felices las cido los santos mártires , y mas
. casas y familias. que todo quanto el hombre mortal
puede imaginar.
Las penas y tormentos que pa El insigne S. Paulino llama al
decen las benditas almas del Pur fuego del purgatorio fuego sabio;
gatorio son tan grandes, que se porque segun los deméritos y cul
gun escribe el gran Doctor de la pas de cada uno, así causa la aflic
lglesia S. Agustin, no se pueden cion y el tormeato; á unas almas
comprehender en este mundo, ni atormenta mas, y á otras menos,
aun considerarse dignamente como conforme le da el punto, y lo dis
son ; porque todo quanto en esta pone la divina justicia, lo qual no
vida mortal se padece es nada, com hace iguales en las penas á las al
parado con lo que aquellas almas mas, que son desiguales en las cul
benditas padecen; y el fuego natu pas. -

ral que en el mundo tenemos, es co El angélico Doctor Santo Tomás,


mo el fuego pintado, respecto del afirma y prueba con eficacia, que
fuego verdadero. - -
la mínima pena del purgatorio ex
El seráfico. Doctor S. Buenaven cede, y es mas atroz que la mayor
tura explica como en el purgatorio pena de esta vida: y despues dice,
hay dos penas: la una se llama de que como entre los pecados venia
daño, y consiste en no ver á Dios, les hay unos mas graves que otros,
estando ya el alma separada del por eso los gravísimos veniales se
cuerpo; y la otra se dice de sen hacen mas impurgables, y dura mas
tido, la qual consiste en el fuego el tiempo de purificarse de ellos las
y tormentos varios que las bendi almas que los cometieron. Lo mis
tas almas padecen. Y de ámbas pe mo dice de otros pecados graves,
mas afirma el seráfico Maestro, que que quoadculpamse remitieron en esta
la mínima parte de ellas es mayor vida; pero no se purgaron suficiente
que la pena máxima del mundo; lo mente. (S. Th. 4. dist. 31. q. 1. art. 1)
qual prueba con varias y eficaces El erudito Belvacense refiere, que
razones; y concluye diciendo, que habiéndosele aparecido un Angel de
mas satisface á la recta justicia de Dios á cierto varon virtuoso, le di
Dios nuestro Señor una pequeña xo, que si queria morir luego, es
mortificaciona voluntaria, llevada taria solo un dia natural en el pur
por su divino amor en este mundo, gatorio; pero, si queria tener mas
que una grandísima pena forzosa en larga vida , habia de padecer una
l
-
Libro III. Capítulo XIII. 173
prolixa y dolorosa enfermedad, con Explica el venerable Doctor este
la qual se acabase de purificar su punto con el exemplo material de
alma para entrar en la gloria. un peñasco pesadísimo puesto sobre
Eligió el dia de purgatorio, don una torre que mientras tiene asien
de visitándole el Santo Angel, se le to, no padece violencia, aunque
quejó la pobre alma, pensando ha siémpre apetece su centro natural;
cia muchos años que estaba allí pa pero si le dislocasen de su asiento,
deciendo; y el Angel del Señor le ó le derribasen la torre que le emba
aseguró, que de las veinte y qua razaba su descanso, baxaria velo
tro horas del dia natural de su tor císimo á buscar su centro. Pues a un
mento, aun no habia pasado sino es mayor la inclinacion que el alma
una hora sola. El alma afligida se separada tiene para ver á su Dios
ofrecia de nuevo á padecer en el y Señor, que la inclinacion del pe
mundo, no solo la enfermedad pro sadísimo peñasco puesto en el ayre
lixa, sino tambien todos los tor para baxar á la tierra.
mentos de los mártires; pero no Esta pena intentísima correspon
fué admitida su peticion, ni ya se de al descuido y al olvido fatal
hallaba en estado de merecer, por que el alma tuvo mientras vivió en
que éste se acaba con la muerte, co este mundo en desear verá Dios; y
mo dice el Apóstol S. Pablo. (Ga es pena muy proporcionada, segun
lat. 6. v. 1o. Ro alib. explica nuestro seráfico Doctor San.
A la gloriosa Santa Matilde se la Buenaventura : porque es justo se
apareció el alma de un jóven, que le dilate la vision beatífica á quien
en esta vida mortal habia sido muy no la deseó con mérito y libertad
virtuoso, y estaba en el purgato quando vivia en esta vida mortal.
rio; y preguntándole la santa la pe Lo mismo explica, y la grave
na que sentia, respondió, que no dad de esta pena suprema, el An
sentía pena de sentido alguno, sí gélico Doctor Santo Tomás de Aqui
solamente la pena de daño, que no, diciendo, que escogerian las
consiste en no ver á Dios; pero que benditas almas del purgatorio pade
esta pena atormenta sumamente; cer todas las penas juntas del mun
porque segun la divina Escritura, do, porque no se las dilatase un ins
la esperanza que se dilata, aflige el tante la vision y fruicion de su Dios
alma. (Prov. 13. v. ; 12. N y Señor; y por esto el breve tiem
El venerable y sutil Doctor Es po les parece dilatadísimo, gimien
coto discurre en sus sentenciarios do y lamentándose con el Profeta:
sobre esta pena de daño, y sobre Heu mihi!quia incolatus meus prolon
sus causas principales, y diee, que gatus est. (Psalm. 1 19. v. 5.) -

excede sobre toda ponderacion á la En las crónicas antiguas de nues


pena de sentido; porque como el tra sagrada Religion se refiere de
alma racional es criada para ver á un religioso de mucha virtud, que
Dios, y ya se halla separada del habiendo muerto, y celebrándole
cuerpo terreno que le embaraza el dia siguiente todas las Misas por
ba, es imponderable la violencia que su alma, solo un religioso dexó de
padece. aplicarle la Misa; porque le tenia
174 s La Familia Regulada.
por Santo, y juzgó no necesitaba cíon en conciencia de hacer bien
de aquel sufragio. Pero la noche si por las almas que les dexaron su ha
guiente se le apareció el alma del cienda y bienes temporales, ó fiaron
religioso difunto, y se le quejó la execucion de sus últimas volunta
amarguísimamente de su descuido, des de su cuidado ; porque de es
porque se le habia dilatado tanto la tas personas ingratísimas y tiranas
pena de su purgatorio; y le dexó con las pobres almas, hablarémos
advertido, para que con los difun mas adelante, ponderando su sinra
tos no fuese descuidado, diciéndo zon, y la ruina espiritual y tem
le, que los altísimos juicios de Dios poral que les amenaza, y la tienen
son incomprehensibles, y que por bien merecida.
defectos leves, de que en esta vida Aquí solo tratamos de enfervori
no se hace cuenta, hay detencion zar á los fieles, que sin otra obli
acerbísima en aquellas penas; por gacion particular, sino el ser chris
que en el cielo no ha de entrar cosa tianos y piadosos, conviene tengan
manchada, como dice en su miste entre sus principales devociones, és
rioso Apocalipsis San Juan Evan ta de encomendar á Dios y rogar
gelista. por las benditas almas del purga
En las crónicas de los venera torio, esperando de ellas, que co
bles Padres Capuchinos hay otro ca mo agradecidas, en llegando al puer
so exemplarísimo, y es de un re to feliz de la gloria, los llenarán de
ligioso que á todos parecia santo; bendiciones del cielo, y de pros
pero despues de su muerte se le peridades espirituales y temporales;
apareció á otro religioso conocido porque en aquel estado dichoso, na
suyo, le dió las gracias por sus ora da necesitan para sí, y á los mor
ciones; y le dixo, que habia esta tales hacen mucho bien, como di
do tres dias en el purgatorio; pero ce el dulcísimo S. Bernardo.
que se le habian hecho tres mil años. Es muy propio de las criaturas
Basten los casos referidos, de los viadoras el moverse por la retribu
muchos que podiamos alegar, para cion a un á las obras buenas, como
mover la piedad christiana á enco decia David en uno de sus mayo
mendar á Dios, y ofrecer sufragios res salmos: por lo qual tengan por
por las benditas almas del purgato cierto los devotos de las benditas
rio, que ya no pueden valerse á almas, que ni en esta vida ni en
sí mismas, porque se les acabó el la eterna perderán la justa retribu
tiempo de merecer, y ya el tiem cion de sus buenas obras, que apli
po no está en su favor; segun aque can en favor de dichas benditas almas.
lla sentencia del Profeta, que dice, En todas las obras buenas hay
llamará el justo juez el tiempo per tres partes, ó consideraciones dis
dido contra nuestras almas para de tintas, que son el ser meritorias,
xar justificada su causa : Vocabit ad impetratorias y satisfactorias. Se di
versum me tempus. (Tren. 1. v. 15.) cen meritorias, porque merecen au
No hablo en este capítulo de mento de gracia y gloria, y esto se
aquellas personas ingratas, injustas queda en quien las hace. Se dicen
y abominables, que tienen obliga impetratorias, porque alcanzan de
Libro III. Capítulo XIII. 175
Pios nuestro Señor auxilios opor Preguntóle cuidadoso el Ministro
tanos, salud córporal y otros fa de Dios, si él habia perdido sus bue
-vores cspirituales y temporales, que nas obras por haberselas aplicado;
se pueden aplicar, no solo á quien y el alma gloriosa le respondió, que
hace las buenas obras, sino tambien no solo no las habia perdido, si
á otras personas, que viven en el no que por ellas tendria doblado
mundo. Se dicen satisfactorias, por el premio. (Apud Doct. Bonet de
que satisfacen el débito de nuestros Purgat.) -

pecados y la pena del purgato A mas de esto las benditas al


rio, que nos corresponde por ellos. mas, que en la presencia de Dios
(Concil. Trid. ses. 22. c. 2. ) se hacen semejantes al mismo Se
Esta tercera parte es la que apli ñor, como dice S. Juan Evange.
camos por las benditas almas del lista, corresponden agradecidas á
purgatorio y se puede hacer en to quien con sus buenas obras las ali
do ó en parte; conforme á la vo vió y abrevió sus penas, y en esto
luntad y caridad de quien hace la tienen los mortales un incomprehen
aplicacion. Y no piensen los devo sible tesoro; porque aquellas ben
tos de las benditas almas, que se ditas almas, amigas de Dios, en la
hacea á sí mismo grande perjui gloria ruegan por los que las fa
cio, aplicando por ellas lo satisfac vorecieron, para que no se pierdam.
torio de sus buenas obras; porque Sobre este último punto hay ma
ravillosos exemplos en las Historias
Dios es liberalísimo y remunera mi
sericordiosamente este acto de ca Eclesiásticas y Santos Padres de la
ridad perfecta, la qual tiene co Iglesia católica, que aquí omitimos
piosa remuneracion, como dice el el copiarlos, por no dilatar mucho
Apóstol S. Pablo, tratando de los este tratado. -

caritativos, que se compadecen de


los encarcelados. (Hebr. 1o. v. 34. CAPÍTUL o XIV.
*o v. 35.)
En el Espejo de los exemplos se Ofrecimiento devotísimo de la sagra
refiere de un santo religioso, que da pasion de nuestro Señor Jesuchristo,
confesando á un grande y enormí por las benditas almas del
simo pecador, y hallándose deses purgatorio.
perado de su salvacion eterna, por
motivo de sus atroces pecados, le
ofreció el buen religioso, para ani
Rºº santa devocion, tan útil pa
ra los fieles, como provecho
marle, todo lo satisfatorio de sus sa para las benditas almas del pur
buenas obras. Pasó de esta vida mor gatorio, se hallará en un librito
tal el venturoso pecador, y apare Italiano, cuyo Autor es el citado.
ciéndose despues glorificado al ca (Avers. Neap. 1653. ) y distribuye
ritativo religioso, le dió las gra por los siete dias de la semana, en
cias, de que por sus buenas obras la forma siguiente: -

le habia perdonado Dios nuestro Se


fior las dilatas penas que él ha
bia de padecer en el purgatorio,
176 La Familia Regulada. -

pedisteis á vuestro Eterno Padre,


D O MING O. que si era posible, os dispensase el
amargo caliz de vuestra muerte, y
Ofrece los gravísimos afanes, tor conformando vuestra humana vo
mentos, angustias y dolores que pa luntad con la divina, dixisteis: Non
deció el Señor en el Huerto, diciendo: mea voluntas, sed tua fiat.
1. Yo os ofrezco dulcísimo Je 6. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
sus, por las almas del purgatorio, sus, por las almas del purgatorio
uno por uno, todos los tormentos aquella vuestra ardiente caridad, con
de vuestra pasion santísima, la muer que visitasteis á vuestros amados
te penosísima de la cruz, y la pre discípulos, estando anegado en un
ciosa sangre que derramaste por la mar de angustias, exórtándolos á
salvacion eterna de nuestras almas. la vigilancia y á la oracion, para que
2. Yo os ofreco, dulcísimo Je de la atencion no fuesen vencidos,
sus , por las almas del purgatorio 7. Yo os, ofrezco dulcísimo Je
aquellos grandes pasmos y terrores, sus, por las almas del purgatorio
que asaltaron vuestro angustiado co aquella confortacion misteriosa que
razon en el huerto; porque repre os hizo el Angel, hallándose vues
sentándose al vivo de la imagina tra alma santísima llena de tantas
cion todos los martirios que el dia congojas y dolores, que bastaban
siguiente habiais de padecer, os com-. á quitaros la vida.
primisteis en el cuerpo, y en el 8. Yo os ofrezco dulcísimo Je
alma de un mortalísimo pavor. sus, por las almas del purgatorio
3. Yo os ofrezco, dulcísimo Je aquel gran conflicto que os pusº
sus, por las almas del purgatorio en mortales agonías, explicandº
aquella tan fiera tristeza, que os vuestra grande afliccion con aque
ocasionó el horror de la muerte que llas palabras: Spiritus quidem prom?
os amenazaba, faltándoos muy po tus es ; caro autem infirma.
co para espirar de dolor, como lo 9. Yo os ofrezco dulcísimo Je.
expresasteis á vuestros amados dís sus, por las almas del purgatoriº
cípulos, con aquellas palabras: Tris aquella firme perseverancia en lº
tis est anima mea usque ad mortem. oracion, estando en el colmo de
4. Yo os ofrezco, dulcísimo Je vuestras aflicciones; agonizando en
sus, por las almas del purgatorio mortales angustias por el remedio y
aquel acto tan humilde y devoto salvacion eterna de los pecadores.
Io. Yo os ofrezco dulcísimo Je.
con que en las mas graves angus
tias, queriendo orar á vuestro Eter sus, por las almas del purgatoriº
no Padre, os pusisteis de rodillas, aquella sagrada y preciosa sangrº
postrado sobre la tierra, por reve que á fuerza del interno dolor, suº
rencia del Padre, y por las morta dasteis en tanta abundancia, qº
les ansias y congojas que oprimian corrió hasta la tierra.
á vuestro piadosísimo corazon.
5. Yo os ofrezco, dulcísimo Je L U NE S.
sus, por las almas del purgatorio
aquella oracion resignada con que Ofrece las penas y tormentos qº
Libro III. Cap. XIV. 177
el Señor padeció, desde que fué sus, por las almas del purgatorio
preso, hasta que le presentaron al aquella vuestra admirable pacieil
Pontífice Anás, diciendo : cia con que sufristeis tantos gol Prs,
1. Yo os ofrezco, dulcísimo Je oprobios y baldones, hasta arral
sus, por las almas del purgatorio caros los cabellos de vuestra Sacro
aquella prontitud de ánimo que santa cabeza, estando Vos como
mostrasteis para morir, quando le cordero humildísimo sin respondur
vántar doos de la oracion bañado palabra alguna. (Jerem 1 v. 19.)
del sudor de sangre, salisteis á en 6. Yo os ofrezco, dulcísimo je
contrar á vuestros enemigos, dán sus, por las almas del purgatorio
doos á conocer, y diciéndoles que aquellos actos internos, que enme
Vos erais aquel aquien ellos bus dio de las opresiones hacias de amcr
caban. de Dios, de tolerancia y resigna
2. Yo os ofrezco, dulcísimo Je cion; ofreciendo siempre al Eterno
sus, por las almas del purgatorio Padre todos aquellos malos trata
el gran dolor que sentisteis, por mientos que os hacian, en satisfac
la gravísima culpa de la traicion de cion de nuestros pecados. (Is. 53.
Judas, vendiéndoos á los judíos v, 7.) -

por treinta dineros; y con el fin 7. Yo os ofrezco, dulcísimo Je


gido ósculo de paz entregándoos sus, por las almas del purgatorio
en manos de vuestros enemigos: do aquel dolor vivísimo que os atra
lor tan agudo y sensible, que es vesó el corazon, quando en medio
uno de los mayores que atravesaron de tales tribulaciones os hallastcis
vuestro piadosísimo corazon. , , , , solo y abandonado de vuestros mas
3. Yo os ofrezco, dulcísimo Je caros amigos, los quales quando es
sus, por las almas del purgatorio vieron preso y atado, huyeron to
aquellos actos de heroyca piedad, dos. (Matth. 26. v. 16.) l

con que disteis lugar á vuestros 8. Yo os ofrezco, dulcísimo Jc


crueles enemigos para que se le sus, por las almas del purgatorio
vantasen de tierra, y curasteis la aquellas aflicciones y dolores que
oreja que vuestro fervoroso discí sufristeis desde el Huerto hasta : la
pulo habia cortado con zelo de casa de Anás, por tantos golpes que
vuestra defensa al indigno siervo os daban, y blasfemias que os de
del Pontífice que os venia á pren cian los verdugos, haciéndoos ca
der. minar con tanta prisa y desprecio
4. Yo os ofrezco, dulcísimo Je por fuera y dentro de la Ciudad.
sus, por las almas del purgatorio t. 9. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
aquella gravísima tribulacion que sus, por las almas del purgatoriº
padecisteis quando fuisteis embes aquel acto de humildad y manse
tido en el Huerto de tanto número dumbre, quando delante del Pon
de soldados, y os prendieron y tífice Anás estuvisteis con las ma
ataron con inhumana crueldad, que nos atadas, en forma de reo, oyen
es imposible comprehenderla con do los cargos que os hacian, y las
humano discurso. falsas acusaciones que daban contra
5. Yo os ofrezco, dulcísimo Je Vos, como si fuerais el hombre mas
Z
178 z La Familia Regulada. -

facineroso y mas malo del mundo. Dios, á quien con profunda humil
o. Yo os ofrezco, dulcísimo Je- dad, por reverencia del Padre res.
sus, por las almas del purgatorio pondisteis, que sí, y que con gran
aquella cruelísima bofetada que os de magestad, vendriais á juzgar el
dió aquel hombre vilísimo con tan mundo.
infernal furia, que os desfiguró la 5.- Yo os ofrezco, dulcísimo Je
mexilla; y la indecible paciencia y sus , por las almas del purgatorio
mansedumbre con que hablasteis á - aquella; injuriosa afrenta que os hi
aquel indigno. Pontífice. - cieron
despuesaquellos ministros infernales,
• - de haber oido vuestra res
MARTE S... . . puesta; , y debiendo postrarse y
a. adorados como verdadero Dios, os
Ofrece los tormentos que el Se- publicaron por blasfemo, y hombre
ñor padeció en la noche de su Pa-- merecedor de una afrentosa muerte.
sion en la easa de Cayfás, diciendo: 6. Yo os ofrezco, dulcísimo Je-,
1. Yo osº ofrezco, dulcísimo Je- sus, por las almas del purgatorio
sus, por las almas del purgatorio aquel rabioso furor con que los pér
aquel grande ultrage con que fuis- fidos judíos os embistieron despues
teis llevado y, puesto en la presen- que concedisteis ser Hijo de Dios
cia del Pontífice Cayfás, quien os vivo, hiriendo con crueles bofeta
recibió con una infernal indigna- das vuestro divino rostro, y mal
cion, hecho blanco de sus iras y de tratando vuestro cuerpo santísimo
los ministros y soldados que es-- con fieros golpes, llevando con tan
taban con él. o - - ta mansedumbre estas ofensas hor
º 2. Yo os ofrezco, dulcísimo Je-- ribles, que no se os oyó el menor
sus, por las almas del purgatorio lamento. y

las acusaciones iniquas, y falsos tes- 7. Yo os ofrezco, dulcísimo Je


timonios que os levantaron aquellos sus, por las almas del purgatorio
hombres vilísimos, no habiéndose aquel oprobio vilísimo de escupi
verificado cosa alguna contra vues- ros en vuestro soberano rostro con
tra inocencia. - tantas y tan hediondas salivas, que
-

3. Yo os ofrezco, dulcísimo Je- no se hallan palabras para expli


sus, por las almas del purgatorio car tan gran desprecio.
aquel admirable silencio vuestro, no 8. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
respondiendo ni una palabra para sus, por las almas del purgatorio
defenderos de tantas falsedades, in- aquella injuriosa burla y mofa con
jurias y calumnias, como os im- que os trataron los pérfidos judíos
ponian ; dexándonos con eso un quando os bendaron los ojos con
exemplo admirable, para seguiros un paño muy sucio, y dándoos mu
en nuestras adversidades. chos golpes decian : Profetiza, y
4. Yo os ofrezco, dulcísimo Je- adivina quien te ha dado.
sus, por las almas del purgatorio 9. Yo os ofreco, dulcísimo Je
aquel torpe y escandaloso conjuro sus, por las almas del purgatorio
que os hizo el soberbio Cayfás pa- las tres negaciones ingratas de vues
ra que respondieses si eras Hijo de tro Apóstol San Pedro , y la gran
Libro III. Capítulo XIV. 179
de compasion que de él tuvisteis aquel vilísimo desprecio con que
quando con tanta piedad le miras os trató aquel soberbio Rey quan
teis, que volvió en sí, se dolió y do mandó poneros la vestidura blan
comenzó á llorar amargamente su ca, como á un loco, y sacaros de
pecado. lante de los príncipes, de los es
1o. Yo os ofrezco, dulcísimo Jecribas y fariseos, y de un concur
sus, por las almas del purgatorioso muy grande.
todas aquellas penas y ultrages que4. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
sus, por las almas del purgatorio
padeciste en toda aquella tristísima
funesta noche, habiendo quedado aquellos gravísimos escarnios que
sufristeis de todo el pueblo quando
al arbitrio de vuestros enemigos, y
de gente vilísima, para ser ator por las calles de Jerusalen os lleva
mentado á su voluntad, no cesan ban con la vestidura blanca, y os
do de afligiros con todos aquellos llenaban de injurias y baldones.,
géneros de tormentos, afrentas y 5. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
desprecios que quisieron con su dia sus, por las almas del purgatorio
bólica crueldad. aquellas horribles voces de los im
píos judíos, quando decian: Cruci
MIER COL ES. fige, crucifige, y daban, por libre
á Barrabás, hiriendo con tan cruel.
Ofrece los tormentos y despre sentencia vuestro píisimo corazon,
cios que el Señor padeció en casa y el de vuestra santísima madre.
de Pilatos y Herodes, hasta el gran 6. Yo os ofrezco, dulcísino Je
de tormento de los cruelísimos azo sus, por las almas del purgatorio
tes, y dirás con devocion , lo si aquellos pasos que disteis á la co
guiente: lumna donde habiais de ser azota
r. Yo os ofrezco, dulcísimo Je do, y aquella grandeza de amor
sus, por las almas del purgatorio y de humildad con que os ofrecis
aquellas tres falsas acusaciones que teis á tan cruelísimo tormento.
los judíos dieron contra vos á Pi 6. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
latos, esto es, Que engañabaisá sus, por las almas del purgatorio.
los pueblos; que mandabais no se aquel gran rubor y vergüenza que
pagase tributo al Cesar; y que os tuvisteis quando os desnudaron pa º
haciais Rey de los judíos. ra el tormento; y asimisno aque-.
2.- Yo os ofrezco, dulcísimo Je llos vivísimos dolores que os cau-,
sus» por las almas del purgatorio saron las ligaduras de los brazos y
aquella grande humildad con que las manos, que os fueron de e pe
os, dexasteis llevar atado por las cial y fuerte mortificacioa.
calles públicas de Jerusalen, y pre 8. Yo os ofrezco dulcísimo Je-.
sentaros como malhechor , al Rey sus, por las almas del purgatorio ,
Herodes, quien hizo burla y es uno por uno todos aquellos fuertes,
carnio de vuestra inocencia y gran azotes que dieron á vuestro dulcí
deza divina. -

simo cuerpo, aquellos verdugos in-.


3- Yo os ofrezco, dulcísimo Je fernales, rompiendo vuestras car- :
sus Por las almas del purgatorio, nes santísimas, y derramando con
Z2
8o - La Familia Regulada.
grande copia vuestra preciosa san 3 Yo os ofrezco, dulcísimo Je
gre. sus, por las almas del purgatorio
9. Yo os ofrezco, dulcísimo Je aquella indigna mofa y escario con
sus, por las almas del purgatorio que os trataron los soldadas quan
aquel imponderable dolor que tuvo do como á Rey de burlas os vistie
vuestra madre santísima por este ron la púrpura irrisoria, os dieron
tormento; pues quantos golpes die por cetro una caña, por corona
ron en vuestro delicadísimo cuer una de espinas, y por trono una
po, tantos puñales atravesaron sus piedra desnuda. -

píisimas entrañas. (Pia cons.) 4. Yo os ofrezco, dulcísimo Je


1o, Yo os ofrezco, dulcísimo Je sus, por las almas del purgatorio
sus, por las almas del purgatorio aquella rigurosa crueldad con que
aquellos hcrribles dolores que os los soldados asentaron- sobre vues
causaron por todas las partes de tra santísima cabeza, la penetran
vuestro cuerpo santísimo los crue te corona, apretándola con fieros
les azotes, y las llagas que os golpes para que penetrasen las es
hicieron, con mas de cinco mil gol pinas con el intenso dolor que se
pes, y aquel desmayo tan grande dexa á la piadosa consideracion.
que al últiino tuvisteis por el inten 5. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
so dolor y falta de la sangre ca-; sus, por las almas del purgatorio
yendo en tierra como difunto. aquella sangre preciosa que salió
(Pia cons.) de vuestra divina cabeza, corrien
-, -

- * - . do hasta la tierra, estando vos con


. . . . . JUE VES. humildad profundísima sujetoáaque
- o si - , , , , , , r llos cruelisimos tiranos, ofreciendo

Ofrece el acerbísino tormento del al Eterno Padre por nuestra salva


la corona de espinas como se si cion eterna este atrocísimo tormento,
r
gue: " - -
6. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
-

1. Yo os ofrezco, dulcísimo Je sus, por las almas del purgatorio


sus, por las almas del purgatorio aquellos afrentosos golpes que os
aquellos pasos dolorosos que disteis dieron sobre la corona de espinas,
quando os llevaban al puesto y lu con la misma caña que os pusieron
gar de la coronacion de espinas, por cetro, para que penetrasen mas
todo lleno de heridas y llagas que sus puntas, y fuesen mas profundas
destilaball vuestra sangre precio las heridas.
síma, despues de la áspera y cruel 7. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
flagelacion. sus, por las almas del purgatorio
2. Yo os ofrezco, dulcísimo Je-. aquellos oprobios, injurias y bal
sus, por las almas del purgatorio dones que os hicieron ios soldados
aquel vivo dolor que sentisteis quan quando puesto de rodillas os die
do os desnudaron segunda vez, re ron tantas bofetadas, saludándoos
novando las llagas de los azotes, ignominiosamente con aquellas irri
al despegar la túnica de vuestro san sorias palabras: Dios te salve, Rey
tísimo cuerpo con una crueldad in- de los judíos, como si fueseis Rey
humana. a . de burlas.
Libro III. Capítulo XIV. I8 I
8. Yo os ofrezco, dulcísimo Je malos tratamientos como si fuerais
sus, por las almas del purgatorio el mas mal hombre del mundo, que
aquella grande afrenta, quando con llevaban al suplicio. (Pia cons. sup
sucias y hediondas salibas mancha text.)
ron los soldados desatentos vues 3. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
tro divino rostro, con tanta copia, sus, por las almas del purgatorio
que os desfiguraron del todo (Is. aquellas tres veces principales que
93. v. 2.) caisteis con el grave peso de la cruz
9. Yo os ofrezco dulcísimo Je como debilitado y sin fuerzas; y
sus, por las almas del purgatorio asimismo os ofrezco aquella grande
aquella virginal y angelical erubes impiedad con que os levantaron del
cencia que sentisteis, quando en suelo tirando de las sogas con que
aquella lamentable forma, casi des os llevaban atado. (Simpl. consid.)
nudo, os mostró Pilatos al núme 4. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
roso pueblo, diciendo: Ecce Homo. sus, por las almas del purgatorio
1o. Yo os ofrezco, dulcísimo Je aquel sumo desprecio con que fuis
sus, por las almas del purgatorio teis sacado de la ciudad, cargado
aquel grito diabólico del pueblo ju con la cruz, atado, escarnecido y
dáico, quando clamó diciendo: Cru vituperado de todo el pueblo, y
eifige, crucifige, llenando de pa acompañado de unos ladrones, co
por y de espanto mortal á vuestro mo el mas facineroso del mundo.
piísimo corazon, con la cruda muer 5. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
te á que os condenaban. sus, por las almas del purgatorio
aquella pena y dolor con que vues
VIER NES. Lra Madre santísima os iba buscan
do por las calles de Jerusalen; y
Ofrece lo que padeció nuestro Se habiéndoos hallado, la apartaron
fior con el grave peso de la cruz, luego de vuestra presencia, hacién
hasta ser en ella crucificados, y dirás. doos caminar aprisa al monte Cal
1. Yo os ofrezco, dulcísimo Je vario.
sus, por las almas del purgatorio 6. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
aquella grande fatiga de llevar la sus, por las almas del purgatorio
cruz tan pesada, que os hizo una aquella gran flaqueza y desmayo
grande llaga en el hombro, sobre vuestro, quando por no poder llevar
las muchas que teniais en vuestro el grave peso de la cruz, os dieron
santísimo cuerpo. - -
al Cirineo para que os la ayudase á
2. Yo os ofrezco, dulcísimo Je llevar hasta el Calvario.
sus, por las almas del purgatorio 7. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
aquellas mortales congojas que tu sus, por las almas del purgatorio
visteis y os ocasionaron los solda aquella bebida amarga de hiel y vi
dos en el camino del calvario, ti nagre que os dieron en el monte Cal
rando cruelmente de las sogas; y vario, y gustándola, llenaste de amar
los desprecios que os hicieron con guras vuestra santísima boca.
kas injurias, baldones y blasfemias 8. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
del ingrato pueblo; y con tantos sus, por las almas del purgatorio
r
182 La Familia Regulada.
aquel intenso dolor que sentisteis nos, pies y cabeza, por las heridas
quando con tanta impiedad os ar de los clavos y las espinas.
rastraron, y quitaron la túnica que 3. Yo os ofrezco dulcísimo Je
estaba pegada á las llagas de vues sus, por las almas del purgatorio
tro santísimo cuerpo y se renova aquellos terribles dolores que os
ron todas las heridas, arrojando por ocasionaban las principales llagas
todas mucha copia de sangre, y en de vuestro divino cuerpo; como la
especial de la cabeza, por haberse del hombro, del espinazo, de las
movido la corona de espinas. espaldas, de las rodillas, de los ojos,
9. Yo os ofrezco, dulcísimo Je y de algunos huesos fuera de sus
sus, por las almas del purgatorio lugares. (Pia consid.)
aquellos mortales dolores que sen 4. Yo os ofrezco, dulcísimo Jes
aisteis en las manos y en los pies, sus, por las almas del purgatorio
quando os clavaron en la cruz; y aquellos dolores mentales que ator
asimismo los dolores de vuestra san mentaban vuestro piadosísimo co
tísima madre, quando veía poner razon, singularmente viendo á vues
los clavos, y sentia los golpes. tra santísima madre al pie de la
1o. Yo os ofrezco, dulcísimo Je cruz, al amado discípulo, y á la
sns, por las almas del purgatorio penitente y amorosa Magdalena.
aquella oferta sacrosanta, que de 5. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
vos mismo hicisteis al Eterno Pa sus, por las almas del purgatorio
dre en el altar de la santísima cruz, aquellas palabras injuriosas, que os
para redimir al hombre, y abrirnos gritaban los judíos ingratos estando
las puertas del cielo. - -
clavado en el madero santo de la
CI'llZ.
s AB AD o. 6. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
sus, por las almas del purgatorio
Ofrece lo que padeció nuestro aquellas fervientes lágrimas con que
Señor en la cruz, mientras en ella estando en la cruz rogabais al Eter
estuvo vivo y pendiente. Dirás co no Padre, que perdonase á vuestros
mo se sigue: enemigos. (Hebr.5. v. 7.)
1. Yo os ofrezco, dulcísimo Je 7. Yo os ofrezco dulcísimo Je
sus, por las almas del purgatorio sus, por las almas del purgatorio
aquella suma de todos los grandes aquella sed ardentísima que os ator
dolores que en vuestro divino mentaba las entrañas, quando ex
cuerpo padecisteis desde los pies clamasteis diciendo: Sitio: Tengo
á la cabeza; sin haber parte que sed; y os dieron á beber con una
no padeciese, y fuese atormenta - esponja aquel vinagre amarguísimo.
da con pena vehementísima. (Is. 8. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
1. v. 6.) sus, por las almas del purgatorio
2. Yo os ofrezco, dulcísimo Je aquel doloroso lamento que hicis
sus, por las almas del purgatorio teis de veros desamparado del pa
aquellas tres horas que estuvisteis dre, y de los amigos y discípu
vivo pendiente de la cruz, con los amados, explicando vuestro ín
aquellos sumos dolores de las ma timo dolor con aquellas misteriosas
Libro III. Capítulo XIV. 183
palabras: Pater, ut quid dereli
quisti me º - -
CAP I T UL o XV.
9. Yo os ofrezco, dulcísimo Je
sus, por las almas del purgatorio El pagar con fidelidad y puntualidad -

aquel sumo y último dolor º que los diezmos y primicias hace felices las
sentisteis al separarse vuestra alma casas y familias, y lo contrario
santísima del cuerpo, encomendado las arruina.
el espíritu en las manos del Eterno
Padre, con aquellas voces: Pater, Lo.
diezmos y primicias per
in manus tuas commendo º spíritum º tenecen de justicia rigurosa á Dios
777ell774. - -
nuestro Señor, y á su santa Igle
-

1o.- Yo os ofrezco, dulcísimo sia, segun lo tenia dispuesto y


Jesus, por las almas del purgatorio mandado su divina Magestad, y fué
todos los dolores, angustias y tra precepto expreso de su ley anti
bajos que padeció vuestra Madre gua, (Exod. 22. v. 29. ) y ahora
santísima al pie de la cruz; en su es uno de los cinco mandamientos
soledad, en la herida del costado, y preceptos de nuestra santa Igle
y en vuestro entierro, hasta que sia en la ley de gracia. Los que
os vió resucitado. cumplen esta voluntad. divina se
- -

Este santo exercicio se hallará llenan de prosperidades, no solo es -


tanubien en un quadernillo aparte, pirituales, sino aun temporales y
porque considerando un devoto, que transitorias.
puede ser utilísimo para los vivos, El sábio dice en sus Proverbios,
por las memorias de la sagrada pa que cada uno honre y reconozca
sion del Señor, y para los difuntos, á su Señor de su misma substancia
por el grande socorro de las ben ofreciéndole gustoso las primicias de
ditas almas del purgatorio, le ha todos sus frutos; y en premio de
hecho imprimir á costa suya. Y sien su buena voluntad le llenará Dios
do cosa breve lo que toca para ca sus graneros, y abundarán sus vi
da dia, se podrá añadir facilmen ñas en copiosos frutos. Esta es la
te despues del rosario de la Vír condicion nobilísima de nuestro Dios
gen santísima , así en las casas, co y Señor, que nos da nuevas ben
mo en las Iglesias; y tambien des diciones, por lo mismo que debe
pues del exercicio santo del Via mos hacer en conciencia. -
Crucis. En el sagrado libro del Eclesiás
Puédese tambien hacer en este es tico se dice tambien, que le des al
piritual exercicio todo en un dia; Señor, segun te da, y nunca te fal
aunque para mas facilitarle, va dis tará que darle; porque de lo poco
tribuido en los siete dias de la se que al Señor le ofreces, resultará
13. I13.- -

tener muchísimo que ofrecerle :


Da ergo Altissimo secundim datum
ejus. -

En el libro segundo del Parali


pómenon se dice, que los hijos de
Isráel ofrecieron puntuales las pri.
184 La Familia Regulada,
micias, y las décimas; y de aquí se su ruina y desventura todos aque
les siguieron grandes prosperidades llos que no pagan fielmente los diez
y buenas fortunas. mos y primicias, como su Dios y
El santo anciano Tobías adoraba Señor se les tiene mandado; por.
á su Dios y Señor, ofreciéndole que segun dice el Apóstol S. Pa
fielmente los diezmos y primicias blo, el altísimo Dios no es capáz
de su hacienda; y de esta virtuo de engaño, ni permite desprecio:
sa y obligatoria diligencia, se le Nolite errare, Deus non irridetur,
siguieron tantas felicidades espiri (Galat. 6. v. 7.)
tuales y temporales, quanto, se re El Profeta Malaquías, armado de
fieren en la sagrada Escritura. (Tob, zelo santo echa la maldicion á los
1. v. 6.) -
que dolosamente le pagan á Dios de
Todo quanto Dios nos da, es de lo peor que tienen, recibiendo de
su divina Magestad, , y debe cor la divina mano todo, lo que po
rerse la criatura ingrata de escasearseen, olvidándose torpemente de
le á su l)ios y Señor lo poco que que su Dios es horrible contra los
le pide, siendo mucho lo que re ingratos, y descendiendo á. con
cibe. Es argumento eficáz se ha traida materia, dice es maldito el
llará bien formalizado en el sagrado hombre doloso, que debiendo dará
Texto... (1. Par. v. 29.) Dios un cordero, le ofrece lo peor
Por uno de los Profetas dice Dios que tiene en su ganado , y piensa
á los de su pueblo escogido, que cumplir con su obligacion. (Mal,
le ofrezcan con buena voluntad y 3. v. 8. er seq.) .
puntualidad los diezmos y primi Este fué el principio fatal de to
cias, conforme se les tiene manda das las desventuras del maldito Cain.
do, y que despues le arguyan con Ofreció su justo hermano Abél á
el cumplimiento de su divina pala Dios nuestro Señor de los primogé
bra, con la qual ofrece colmarlos nitos de su ganado lo mejor que te
de prosperidades, darles abundan nia, y el infame Cain ofreció de
tes lluvias á su tiempo oportuno, los frutos de su tierra; pero no de
y derramar sobre ellos con abundan lo mejor. Atendió al Altísimo el jus
cia las bendiciones del cielo. (Mal. to Abél, y á sus ofertas, lo qual
3. v. Io.) no hizo con el desatento Cain. Lue
Por vosotros, dice Dios, yo re go. se despertó la envidia mortífe
primiré á los gusanos devorantes, ra de Cain, quitó la vida á su san
para que no destruyan ni corrom te hermano, fué procediendo de
pan los frutos de vuestra tierra, ni unas desdichas en otras, hasta que
se vuelvani estériles vuestras viñas; pereció con muerte desastrada.
y los dirán bienaventurados todas Por esto el Espíritu Santo acon
las gentes. Nótense bien las divi seja á las criaturas, para que sean
nas bendiciones, que el Altísimo felices, que le den al Señor, con
ofrece á los que pagaren puntua forme el mismo Señor las da : Da
les y con fidelidad los diezmos eego Altissimo , secundam datunº
y primicias. (Exod. c. v. 1 1.) ejus ; y los ingratos corresponden
, Por el contrario, deben temer mal á este santísimo consejo, , reser
-

Libro III. Capítulo XV. 185


vando para sí lo mejor que tienen ce espinas, es reprobada y maldi
y dándole á su Dios y Señor todo ta; porque dándole liberal su due
lo peor que hallan en sus haciendas. ño buena semilla, no le correspon
En esta mala correspondencia de de grata sino ingratamente, que
los avarientos contra su Dios, pro dándose con lo que el Señor le dió,
ceden engañados contra sí mismos; y volviéndole espinas en vez de
porque si á Dios le dan lo peor, puro grano que habia recibido.
les dará el justo remunerador de (Hebr. 6. v. 7.)
lo mismo que le dan, y se irán Así hace el ingrato labrador, que
empeorando de dia en dia hasta dándole su liberalísimo l)ios opu
que se vean en calamitosa miseria. lentas cosechas, le sisa iniquamen
El que comprehende al corazon hu te lo que le debe pagar de diez
mano no puede ser engañado, dice mos y primicias, dexándose tentar
el sábio en sus Proverbios. de Satanás, y mintiendo contra el
Algunos hombres insipientes ima Espíritu Santo, dando una parte
ginan que los diezmos y primi y reteniéndose con dolo simulado
cias no los dan á Dios nuestro Se la otra parte que no paga; dicien
ñor, sino á los señores sacerdotes; do con engaño pernicioso que no
y suelen barbaramente decir, que tuvo mas cosecha, y disminuyen
los Sacerdotes ya tienen lo que han do con mentira fementida la libe
menester. Semejantes hombres ne ral misericordia que Dios tuvo con
cesitan de catecismo, porque aun él; por lo qual puede y debe te
no saben bien la doctrina christia mer, no sea que Dios gravemen
na, y blasfeman lo que ignoran, co te ofendido descargue su justa ven
mo dice San Pedro. ( 1. Pet. 2. ganza contra su casa y contra su
v. 12.) persona, como lo hizo contra los
Es cierto que muchas décimas infelices Ananías y Safira. (Actor.
se convierten en alimento corporal 5. v. 3. No seq. per tot.)
de los señores Sacerdotes; pero si El santo Profeta Malaquías, aun
Dios manda que se les den, á Dios levanta mas de punto la pondera
se dan, quando por expreso mañ cion, diciendo que los hombres
dato de su divina Magestad se dan ingratos y barbaros que á Dios le
á sus ministros. Dios dice que son retienen y le roban los diezmos y
suyas todas las cosas: Mea sunt primicias, crucifican al mismo Dios,
enim omnia; (Exod. 13. v. 2.) y así por lo qual, en calamitosa penu
las décimas y primicias, que Dios ria serán malditos del Señor, y se
te manda dar, no son tuyas sino ran llenos de desventuras y ruinas.
de Dios, y á Dios se las quitas in El modo misterioso eoa que ven
justamente, y cometes culpa gra drán los infortunios y desgracias á
vísima. -
las infelices casas y familias donde
El apóstol san Pablo dice, que la fielmente no se pagan los diezmos
tierra que corresponde al labrador y primicias lo explica dignamente
con el fruto deseado, recibe la San Agustin, diciendo: que se lle
bendicion de Dios; pero la que con vará el Fisco lo que quitas á Chris
el riego y la cultura solo produ to, y te robarán los soldados lo
Aa
I 36 La Familia Regulada.
que usurpaste al tremendo Dios de mo Señor te ha dado con mano li
los Excritos: Tolet Fiscus, quod beral: Decimas tuas, y Primi
n recipit Christus; venient Mi cias tuas non tardabis , reddere; y
lites, oc. por este acto de verdadera justicia
Otros hombres inconsiderados, te ofrece el Altísimo sus divinas
aunque pagan en cantidad lo que misericordias. -º

pertenece á sus diez nos y primi En el libro de los Números te


cias; mas pagan de lo peor y co previene el Señor, que todo quan
mo por fuerza, tristes, sin volun to le ofrezcas de tus décimas y pri
tad, como haciéndolo duelo lo que micias sea de lo bueno de tu co
á l)ios le dan. Estos llevan el tra secha, y no de lo peor y mas des
bajo; y sacan poco merecimiento; preciado de ella : Egregia vobis,
porque Dios atiende á quien le da o pinguia reservantes. Y en el Deu
lo que debe con alegria santa, di teronómio vuelve á decir, que es
ce el Apóstol San Pablo : Hilaren grande abominacion que le ofrezeas
e in datorem diligit Deus. (2. Cor. á tu Dios lo que tienes por mas vil
9. v. 7.) y despreciado, sabiendo que su di
En el sagrado libro del Eclesiás vina Magestad es quieñ te llena de
tico se dice, que de buen animo misericordias, y castigará tu avari
des la gloria á tu Dios, y no le dis cia si cometes la fea ingratitud de
minuyas las primicias de tus manos, anteponer tu conveniencia tempo
si lo que en todo quanto le des ten ral á su santo servicio.
gas alegre tu rostro, y en alegria Ultimamente en el divino libro
Inodesta santifiques tus décimas, le el Paralipómenon se refiere que un
des al Altísimo segun te ha dado, sacerdote del Altísimo levantando la
y con buenos ojos atiendas á su in voz, dixo al Rey y á los Prínci
finita misericordia, que retribuye su pes del pueblo, que despues que
perabundantemente lo que las cria habian comenzado los fieles á ofre
turas le ofreeen: y te volverá sie cer puntuales las décimas y primi
te veces mas de lo que tú le has cias, todo estaba con abundancia;
dado. Todas son palabras miste comian y se hartaban, y quedaban
riosas del mismo sagrado Texto. superabundantes los alimentos por:
En el libro del Exódo se refiere, que Dios habia dado la bendicioná
que con ánimo prontísimo y ale su pueblo, de una vez se prospera
gre le ofrecieron á Dios los hijos ron el Rey y los vasallos, como se
de Iraél las primicias que le debian dice en el mismo sagrado Texto.
para la decencia del Tabernáculo, Lo mismo sucederá, y aun con
y todo quanto pertenecia al culto mayor felicidad, á todos los pue
y vestiduras santas de los sacerdotes; blos ehristianos en la ley de gra
de lo qual se les siguieron grandes cia, si los diezmos y primicias se
prosperidades y buenas fortunas. pagan con la justificada fidelidad
En otro capitulo del mismo sa que se deben, y se atiende lo pri
grado libro dice Dios, que no tar mero á la decencia de los sagrados
des en volver las décimas y pri templos, veneracion digna de los
ºticias de las cosechas que al mis señores sacerdotes, obispos y pro"
-

Libro III. Capítulo XVI. 187


lados del Altísimo; porque la be do pensamiento si acaso el cuervº
nignidad del Señor con el mundo domestico se habria llevado el ani
se explicó mas superabundante, ha llo, y se secaba en fuerza de la ex
biéndose humana do mas con noso comunion. Algunos de los que es
tros que con los de la ley anti taban presentes se rieron, parecien
gua, como nos lo dice el apóstol doles disparatada semejante ocur
San Pablo. (Hebr. 1. v. 1, seq. y rencia; pero el Abad discreto hizo
cap. 2. v. .) reflexión sobre ella, y mandó se
buscasen todos los escondrijos del
c AP ÍTU L o XVI. cuervo doméstico, y se halló ver
, daderamente que se habia lleva
El desprecio de las excomuniones do el anillo, y le habia puesto don
y censuras Eclesiásticas, y el poco de tenia escondidas otras muchas
aprecio de los sacerdotes, obispos cosas. Hizose digna ponderacion de
y prelados, destruye los Reynos este caso extraño, que se halla en
casas y familias. las crónicas antiguas del Cistér, y
á dicho Eminentísimo Señor Car
El Eminentísimo Señor Carde
denal le pareció justo el publicarlo
nal - Belarmino, para probar los á todos los fieles, para que apren
efectos formidables que tiene una dan á temer en los brutos los efec
excomunion mayor ipso facto in tos horrendos que hacen las ex
currenda, refiere los que tuvo en comuniones y censuras de la Igle
un irracional, para que tiemblen y Sia Sa Ilta.
teman los hombres racionales. El En el Salmo 1 o8. que suele de
exemplo es de un Abad cistercien cirse en voz funesta en el dia de
se á quien le faltó un anillo pre Anatéma, hay una compilacion y
cioso, y buscándole no pudo con agregado de las fatales desventuras
seguir el hallarle. Para el fin de que cargan sobre los infelices exco
que pareciese fulminó excomunion mulgados; y entre otras cosas dice
mayor en su comunidad, exten-. el Profeta, que á la mano derecha
diéndola á quantos vivian en su mo tenga el excomulgado al demonio,
nasterio. Habiáse domesticado en el como si el excomulgado fuese de in
con vento un cuervo; y con la in ferior calidad: Et diabolus está
clinacion que semejantes aves tie dextris ejus; porque regularmente
nen á esconder las cosas, escondió va á la mano derecha el mas digno.
tambien el anillo donde tenia su ni Quando sea juzgado, salga con
do. Fulminada la excomunion ma denado, y su oracion , sea como
yor, comenzó á secarse y desplu hecha en pecado mortal.
marse el cuervo doméstico, de tal Sus dias sean pocos, y sus con
manera, que se compadecieron de veniencias queden para otros me
él los monges, pensando que se mo nos indignos.
ria, y no daban en la causa. Sus hijos, si los tiene, queden
Conferenciando sobre la novedad huérfanos, y su muger quede viu
del cuervo, dixo un monge en pre
da y desamparada.
sencia de su abad, le habia veni. Sus hijos sean transferidos y lle
Aa 2
188 La Familia Regulada.
va dos de una tierra á otra, y an hambre, pestilencia y mortandad.
den mendigando, y sean echados Sean perseguidos de ayre corrup
de sus propias habitaciones. to, y de sus enemigos, y sean abor
Sus acreedores se lleven toda su recidos de todos, y reprehendidos
hacienda, y los agenos destruyan y en sus malas obras. -

devoren los trabajos de sus manos. Sobre los campos de sus vecinos
No tenga quien le ayude ni le envie Dios lluvia y fertilidad, y los
ampare al infeliz excomulgado, ni suyos queden secos y sin fruto.
halle quien tenga misericordia con Pierdan el seso y el juicio, y cie
sus hijos pupilos. guen de sus ojos, de tal manera,
Sus hijos infelices vivan solo pa que la luz se les haga tinieblas, y
ra caer y acabarse con brevedad; estén siempre en ellas.
y en la una generacion se borre el Sus mugeres sean viudas y sus
nombre del maldito excomulgado. hijos huérfanos, y anden de puer
La maldad de sus padres se vuel ta en puerta á pedir limosna y no
va á poner en la presencia de Dios se la dé nadie. Quieran comer y
y el pecado de su madre no se pon no tengan qué. (Psalm. 1 o8. v. 9.)
ga en olvido. -
Sus dias sean pocos y malos, y
El horroroso excomulgado amó sus bienes y haciendas, dignidades,
la maldicion, y ésta vendrá sobre oficios y beneficios se pasen á los
él; y pues no quiso la bendicion, extraños.
ésta se pondrá léjos de su presencia. Maldita sea la tierra que pisaren,
Va vestido el excomulgado de la la cama en que durmieren, las ves
maldicion de Dios, y así nada se tiduras que vistieren, y las bestias
vé en él que no sea maldito, y la en que anduvieren, el pan, carne
maldicion entra como agua á su in y pescado que comieren, y el agua
terior, y como aceyte penetrante ó vino que bebieren. -

se le pone dentro de los huesos. Malditos sean con lueifer y Ju


Se hace oprobio de todos los das, y con todos los diablos del
buenos christianos, los quales le infierno, los quales sean sus seño
miran compasivos; pero huyen de res y estén en su compañía; y
su conversacion para no manchar quando fueren á juicio salgan con
se con ella. Casi todo lo dicho es denados.
literalmente del salmo citado, que Vengan sobre ellos todas la pla
causa horror el leerlo y mas el gas de Egipto, y la maldicion de
considerarlo, Sodoma y Gomorra, y ardan en
En el edicto público del santo el infierno como ellos ardieron.
Tribunal de fe se dice á los inobe Trágueselos, la tierra, y descien
dientes excomulgados, sean maldi dan al infierno como Datán y Abi
to en poblado y en el campo, y rón, donde permanezcan en com
en qualquier parte donde estuvie pañia del perverso Judas, y de los
ren, y las casas donde moraren. otros condenados para siempre ja
Sean malditos los frutos de sus mas, sino reconocieren su pecado
tierras, y los animales y ganados que y enmendaren su vida.
póseen se les mueran. Enviéles Dios Dicho esto, se manda á todos los
Libro III. Capítulo XVI. 189
del pueblo que levanten la voz muestro en aquella higuera frondo
y digan todos: Amen. Es funcion sa á quien maldixo el Señor, y
verdaderamente horrorosa, en la luego se secó y perdió la vida ve
qual todos los justos y temerosos jetable que tenia tan en su punto
de Dios se ponen á temblar. ¡Ojalá y prosperidad, para exemplo y es
temiesen y se enmendasen los in carmiento de los hombres.
felices culpados! En el maldito Caín tienen asi
Auméntase lo formidable de es mismo los mortales otro exemplar
ta solemne funcion, mandando que poderoso de escarmiento para te
los ministros de Dios digan el sal mer las excomuniones; pues aquel
mo: Deus laudem meam ne tacue hombre infeliz, despues de la mal
ris, con la antifona : , Media vi dicion de Dios no tuvo dia de so
ta in morte sumus, y el respon siego, sino que siempre fue tem
so: Rebelabunt caeli iníquitatem Jude; blando, hasta que con una muerte
y llevando una cruz cubierta de desastrada dió fin á su vida mor
luto, y candelas encendidas en tal. (Gens. v. 14.) -

las manos, las apagan en el Contra los excomulgados insor


agua; en señal de la perdicion y descentes que pasan mas de un año
condenacion de los excoInulga obstinados en la desventura horro
dos, diciendo el ministro de Dios: rosa de su excomunion mayor, se
Así como estas candelas mueren en levanta despues otra desventura y
esta agua, así estén las almas de los trabajo lamentable, y es, el incur
infelices excomulgados muertas en rir en la censura de sospechosos en
el infierno. - vº
la fe catolica; por lo qual deben
Los edictos y paulinas que des ser denunciados al santo Tribunal
pachan los ordinarios eclesiásticos de la Inquisicion, donde se tratará
para publicar la excomunion mayor su causa, y aun en esta vida ten
sobre graves delitos, contienen con drán el castigo que mereciere su
poca diferencia las mismas maldicio obstinada malicia; porque si no tu
nes que dexamos referidas y men vieren enmienda acabarán ignomi
cionadas en el e dicto público del niosamente con su persona, destru
santo Tribunal; y unas y otras son yendo tambien, aunque de otra
muy conformes con las maldicio manera, toda su casa y familia. (Leg.
nes de Dios, contenidas en la diº de insordescentibus.)
vina Escritura. La desatencion y poco aprecio
. En la profecía de Zacarías se di de los sacerdotes del altísimo Dios,
ce, que la maldicion del Altísimo Obispos, y providencias de su san
entrará en la casa del culpado, y ta Iglesia, destruye asimismo los
se pondrá en medio de ella y la reynos y prelados, pueblos, ca
reducirá á polvo y cenizas, consu sas y familias, porque el Señor, ze
miendo hasta los leños y las piedras. loso de sus ministros, y del honor
En el capítulo 1 1. del sagrado digno de su esposa la santa Igle
Evangelio de san Matéo tambien se sia católica romana, toma justa
refiere el efecto formidable que hi venganza con el poder de su bra
zo la maldicion de Christo Señor zo omnipotente; con el qual des
19o La Familia Regulada.
truye á los soberbios y ensalza á En algunas criaturas mundanas
los humildes, como dice la Rey na procede la obstinacion lamentable
de los Angeles María Santísima en de las mismas conveniencias tempo
su misterioso cántico. (Lucac. 6. rales que el altísimo Dios les da
v. 52.) para que le sirvan con ellas; y ellos,
Ojalá no tuviesemos en la Euro como ingratos, las convierten con
pa tantos exemplares lamentables, soberbia diabólica en ofensas de su
en prueba eficaz de la verdad pro bienhechor, y perdicion eterna de
puesta, tantos reynos y provin sus almas. Para oir esta fatal des.
cias que perdieron la verdadera fé gracia coavoca Moysés á las cria
católica, comenzando primero con turas del cielo y de la tierra, y
sus vicios exécrables, y pasando de dice: que el Señor colmó de pros
ellos al desprecio ruinoso de la peridades temporales á su pueblo,
censuras eclesiásticas, y de aqui al y para su conveniencia sacó miel
atropellamiento de los sacerdotes de la piedra, y aceyte del peñas
del Señor, despreciando las amo co durísimo y quando se vió tan
nestaciones laudables de los obis opulento comenzó á recalcitrar, y
pos, y prelados, y apartándose de no paró hasta dexar á su Dios y
la cabeza visible de la Iglesia ca Señor, buscándose caminos abomi
tólica, que como vicario de nues nables para despertar la ira del Al
tro Señor Jesuchristo tiene sus ve tísimo, que acabe con ellos, y con
ees y voces en la tierra. Esta es la sus casas y familias. (Deut. 32.0,
procesion de males que dice el Es 13. 5 seq.) * º -e

píritu Santo, llamándose succesiva- . Para evitar estos gravísimos da


mente los vicios unos a otros, y ños, procuren los padres de fami
procediendo de abismo en abismo lia conservarse y conservar sus ca
hasta la ultima desgracia. (Ecclit. 2o. sas en santo temor de Dios, y de
v. 9.) las censuras y excomuniones de su
Las tierras felices, que por anto Iglesia, en atencion y respeto á los
nomasia se llamaban de Santos, y sacerdotes del altísimo, en vene
aun en el nombre se avecindaban racion de los Ilustrísimos Señores
al de los angeles, han pasado á ser obispos y prelados de la santa Igle
pueblos de condenados por el des sia, por los quales nos envia Dios
precio de las censuras eclesiásticas la sana doctrina, descendiendo des
y falta de atencion á los obispos, de la cabeza á todo el cuerpo mis
prelados, sacerdotes y ministros tico de , los fieles, como lo dixº
del Señor; porque esta grave des misteriosamente el Profeta David.
ventura tiene la obstinacion del co Guardense mucho de hablar inº
razon humano que se ensordece á dignamente de los ministros de Dios;
las amonestaciones santas, y tiene porque los pecados que tocan á los
por apasionados y contrarios á los ministros de la santa Iglesia, son
que le dicen la verdad. Estos son vicios capitales, de que se origi
los que siempre yerran de corazon, nan otros muchos pecados. Son se”
como dice el Profeta. (Psal. 94. mejantes á aquellos hombres teme"
v. 1.) rarios, de los quales dice el Prº"
Libro III. Capitulo XVI. - 1 91
feta que pusieron contra el cie perior que no sea dimanada del
lo su boca, y su maldita lengua mismo Dios : Non est potestas, ni
manchaba todo lo mas santo de la si d Deo. (Rom. 13. v. 1.)
tierra, hablando iniquidades de lo No quieren entender esta católi
mas exeelso y mas significado del ca verdad los soberbios obstinados,
mundo. porque no quieren obrar bien, co
En las casas de los seculares con mo dice el Profeta; y así se dis
viene una de dos, ó no tener sa ponen para todo mal, y no les ser
cerdote, ó venerarle con el debido virá de excusa legítima su torpe
respeto, como ministro del Altísi ignorancia. (Psalm. 35. v. 4.)
mo y como padre y superior de Desventurada la tierra donde no
toda la familia; en lo qual harán se hace distincion ente lo santo y
su misma conveniencia, porque lle lo profano; ni se le tiene mas aten
nará Dios de bendiciones á la ca cion al sacerdote del Altísimo Dios,
sa; segun se puede ver en el lugar que al puro secular del Pueblo. Es
que se cita en la divina Escritura. te desórden es digno de mucho la
(Judic. 17. v. 1o.) De esta im mento; como lo manifiesta bastan
portante materia hablarémos mas en teinente Isaías Profeta.
otro capítulo del libro quinto. Aun los Gentiles conocieron la dis
A los sacerdotes y prelados de tincion debida entre los sacerdotes
su santa lglesia dixo Dios nuestro y los seglares; pues habiéndose pues
Señor: Quien á vosotros oye, á mí to en toda la tierra de Egipto un
me oye 3 y quien á vosotros despre tan exórbitante tributo como de
cinco uno para todos los del pue
cia, d mí me desprecia : y los que
á mí me desprecian, serán dignos blo y de todo el Reyno; sabién
de desprecio : Et qui contemnunt dolo Faraon, y dirigiéndolo el Pa
me, erunt ignobiles. triarca Josef, quedó libre de es
Y enseñando el Señor los modos ta carga toda la tierra sacerdotal.
legítimos para la correccion frater Otro poderoso exemplar tenemos
na, dice se corrija la primera vez en el Príncipe Gentil Artaxerxes,
en secreto; la segunda delante de el qual en un decreto de su mano,
dos ó tres testigos; y si con esto dice estas notables palabras: Vobis
no se enmendare, se le denuncie á quoque notum facim s de universis
la Iglesia ; y si no oyere y obede Sacerdotibus, o Levitis, y Mi
ciere á la Iglesia, le tenemos como nistris Domini Dei; ut vectigal, Ro.
infiel y publicano; (Matt. 18. v. tributam , y annonas non habeatis
17.) porque ya no hay mas que es potestatem imponendi super eos. (2.
perar que la desatencion á la Igle Esd. 7. v. 24.)
sia santa y sus ministros. Esta es Lo que al presente hace mas á
la última desventura de los hombres. nuestro propósito es, persuadir es -
Toda criatura debe estar sujeta á ta constante verdad, que el des
sus prelados superiores, como dice precio de las excomuniones y cen
el Apóstol, y el que resiste al su suras Eclesiásticas, y el poco apre
perior resiste á la potestad de cio de los sacerdotes del Señor,
Dios; porque no hay potestad su obispos y prelados de la Iglesia,
192 La Familia Regulada.
destruye las casas y familias, y aun
los Reynos y Provincias; porque C A P I TU L O XVII.
la religiosa piedad es el fundamen
to de todas las virtudes, como di La mala crianza de los hijos des
ce el Apóstol San Pablo; (Hebr. truye presto las casas y
1 1. v. 6. ) y sin la verdadera fe no familias.
se puede agradar á Dios, de quien
proceden todas las conveniencias y 1 Espíritu Santo dice á todos
prosperidades de la criatura. los hijos, que si tienen hijos
Por esto decia Christo Señor nues procuren enseñarlos desde sus pri
tro, que seamos prudentes como las meros años, no sea que giman y
serpientes, y sencillos como las pa lloren por ellos en la hora de su
lomas. (Matth. o. v. 16.) Senci muerte. Estas lágrimas irremediables
llos para no engañar á nadie, y pueden tener dos causas principa
prudentes para que nadie nos en les; la primera porque ya falta
gañe. La serpiente expone todo el ron á su obligacion en la buena crian
cuerpo para salvar la cabeza; y así za de sus hijos; la segunda porque
dice San Juan Chrisóstomo, debe estos, estando mal criados, perde
mos exponer todas las cosas tem rán el patrimonio de sus infelices
porales por salvar la cabeza, que padres. -

es la Fé Católica. Acabese todo y El Santo Profeta de Dios Baruc,


no perdamos la fe y la piedad, obe en el capítulo 4. a nuncia esta ma
diencia y veneracion á los Prela la fortuna á los padres descuidados,
dos Eclesiásticos, y á los santos Tri y dice: que si crian á sus hijos con
bunales de la Fe, con que en Es regalo y libertad, los dexarán en
paña nos habemos criado, sujetos este mundo con llantos y lágrimas;
á la santa Iglesia Romana, que es porque esta es la conseqüencia le
la única de salud eterna. gítima de los hijos mal criados, que
Los perversos Hereges Lutero y el padre los llora quando no los
Calvino engañaron el mundo, des puede remediar, y ellos obran de
preciando los mandatos de los se modo que viven para su perdicion,
ñores Obispos. Este es camino de y pierden los bienes temporales de
perdicion eterna y temporal. Lo su padre, para que del todo se acaº
que Dios nos dice es, que quien oye be la casa.
á los Sacerdotes y Prelados de su Enseñan los malos padres á sus
santa Iglesia, oye á su divina Ma hijos el camino cierto de perderse
gestad. (Lucae 1o. v. 16.) Y el siempre que se descuidan en cor
Apóstol San Pablo nos enseña que regir sus travesuras; de lo qual se
obedezcamos y estemos sujetos, y siguen muchos pecados, como dice
venerémos á nuestros Prelados, que la sagrada Escritura, y por un mis
ellos se desvelan, como quien ha mo camino se pierden los padres y
de dar cuenta á Dios de nuestras los hijos, y tambien los bienes tein
almas. (Hebr. 15. v. 17.) Entén porales de la casa; porque la liber
damos bien esta sana doctrina. El tad desaforada de los hijos mal cria
Señor nos confirme en ella. Amen, dos, no repara en perder lo que
Libro III. Capítulo XVII. - 193
les costó poco ó nada de ganar. las costumbres que se envejecie
Por esto dice el sábio Salomon ron con él desde sus primeros años,
en sus Proverbios, que el padre pe por la negligencia culpable de sus
rezoso en castigar al hijo travieso, malos padres. (Prov. 2 . . v. 6.)
le aborrece mas que le ama, y aun No quieren la verdadera prospe
le aborrece de todos modos; por ridad de sus hijos los que los crian
que ni le ama quanto á su concien con libertades y travesuras, y sin te
cia, dexándole correr por el cami mor de Dios; porque no solo cor
no de los vicios; ni le ama quan ren la mala fortuna de perder los
to á su conveniencia, porque sien bienes temporales de su casa, sino
do vicioso acabará con los bienes que tambien llevarán mucho pelie
temporales con que podia vivir des gro de que Dios le quite la vida
cansado. con muerte desastrada; segun se les
El padre que en la verdad ama avisa en el sagrado libro del Exó
á su hijo, le azota con freqüencia, do. Por no contristar al hijo le
dice el Espíritu Santo ; y esto lo dexan de corregir, y no reparan
hace con amor verdadero para mo que es perderle del todo.
rir alegre y descansado, dexando á Esta calamidad lamentable vió
su hijo virtuoso, y no en la desven experimantada y cumplida en su ca
tura de andar por las puertas de sus sa el santo Rey David, de quien
próximos, para buscar que comer. dice la sagrada Escritura : que por
Casi todas son palabras del sagrado no contristar á su hijo primogénito
Texto. (Eccli. 3o. v. 1.) Amón, pasó este á los desórdenes
De lo qual se infiere, que el pa fatales que le costaron la vida, coa
dre negligente en corregir á su hi íntimo dolor de su padre.
jo, quiere en buena conseqüencia Lo mismo, con mas culpa, le
que su hijo vaya por las puertas; sucedió al infeliz Helí, el qual crió
y si esta desventura no le sucede tan mal á sus hijos que fueron el
al hijo malo mientras su padre vi escándalo de todo el pueblo; y
ve, le sucederá por lo menos des corriendo los años, el mal padre
pues de la muerte de quien le en y los malos hijos acabaron sus vi
gendró y le crió tan mal. Por es das con muertes desastradas, y se
te motivo dice el Espíritu Santo, arruinó la casa. (1. Reg 2. v. 24.)
que el padre descuidado no crea Este es el fin desventurado de la
que su hijo mudará de condicion mala crianza de los hijos.
con el tiempo; porque mas facil Y es mucho de notar que el sa
mente se hará peor dexándole mal grado Texto no dice: que Helí no
criado, que mejor y mas santo con corrigió á sus hijos, sino que los
sus vicios comenzados. (Eccli. 26. corrigió blandamente, que es lo
v. 6.) mismo que no corregirlos; porque
Lo cierto es lo que nos dexó es si los vicios de los hijos son graves
crito el sábio Solomon, que el jó no cumplen los padres con correc
ven seguirá su camino hasta los úl ciones blandas, sino que deben cor
timos años de su vida, y quando regirlos y castigarlos con aspereza,
sea viejo no se apartará de las ma y entender bien lo que dice el pro
Ba
194 La Familia
Regulada. -

feta David, que tambien hay iras La casa y las riquezas dan los
sin pecado; y á veces lo que pa padres á los hijos, dice Salomon;
rece mala condicion es virtud ne pero , deben advertir, que primero
cesaria : Irascimini , 5 nolite pec son las cosas espirituales que las
ca e. (Ps. 4. v. 5,) temporales; y primero es dexará
Y si el corregir blandamente á su hijo santo que rico; porque si
los hijos traviesos es no cumplir le dexan vicioso, perderá las ri
los padres con su cbligacion, qué quezas y su alma.
dirémos de aquellos padres bárba Muchas veces sucede que en los
ros que fomentan y aplauden los hijos malos se congregan tambien
vicios y travesuras de los hijos? Es los pecados de los padres, y de
tos son semejantes á aquella maldi unos y de otros se llena el núme
ta Atalía, de quien dice la sagrada ro fatal para la destruccion y ruina
Escritura, que impelió á su hijo de toda la casa. Así le sucedió al
desventurado para que fuese malo. infeliz Acab, en cuyo hijo desven
El padre justo y santo que vi turado cayó también el castigo de
ve en virtuosa simplicidad, dice el su ingrato padre ; como se dice en
sabio Salomon, que dexará por suc el libro tercero de los Reyes.
cesores en su casa á sus hijos bien Así se verifica lo que está escri
criados y santos, los quales se pros to en el libro primero del Paralipó
perarán en los bienes espirituales y menon , que hay hijos infelices que
teinporales; porque sobre ellos ven nacieron para la ruina de la casa
drá la bendicion de Dios. (Prov. de sus padres, y para castigo dig
3o. zº, 7.) . . . . . . no de los graves pecados que co
Por el contrario, los hijos de los metieron los que los engendraron
malos padres descaecerán en todos y los criaron mal.
sus bienes y se perderá la heren Así tambien se cumple lo que
cia; como dice el Espíritu Santo; escribe Salomon en el precioso li
porque solo se continuará el opro bro de sus desengaños, donde di
bio y la calamidad de sus vidas. ce: que el impío padre perecerá
(Eccli. 41. v. 9.). - en afliccion pésima , porque engen
Con palabras misteriosas dice el drará unos malos hijos que todo
Espíritu Santo á los padres, que lo destruyan y le dexen en suma
humillen la cerviz de sus hijos, y miseria.
los golpeen los lados quando son Así tambien el padre malo abre
infantes, no sea que se endurezcan dilatado camino para los pecados de
- y no los crean quando son mayo los hijos; como le sucedió al so
res, y les quede el dolor en su al berbio Roboan, que perdió la ma
ma de verlos perdidos. (Eccli. 3o. yor parte de su patrimonio, y de
v. 12.) En la cerviz se significa la él se originaron innumerables mal
soberbia, y en los lados la desenvol-. dades de idolatria , gula, luxuria, y
tura y las malas compañias; y uno de todo género de vicios; como se
y otro se ha de castigar en el hi escribe en el sagrado libro del Ecle
siástico.
jo ántes que se endurezca y se -

haga irremediable. Para evitar tantos daños, predi


º.
Libro III. Capítulo XVII. 1 95
caba un Profeta santo del Señor á Así lo tenia bien comprehendido
los padres, que explicasen á sus el santo anciano Tobías, quando
hijos las grandes plagas que les estando para morir llamó á su hijo
vendrian si eran ingratos á su Dios, y le dió sagrados documentos de
para que así aprendiesen á vivir en felicidad eterna, diciéndole que el
temor divino, y apartarse de los vi cumplimiento de la santísima ley
cios que no traen á las casas sino de Dios le pusiese por fundamen
desventuras y plagas. (Joel. 1. v. 3.) to de su casa; porque así la con
Infiérese de esia constante doctri servaria constante y no de otra
na, que el único medio para no des manera. (Tob. 4. v. 2. º c. 14.
caecer las casas y familias, es criar v. 1o.) -

bien á los hijos, y tener mucho Así tambien conviene que los vir
cuidado los padres de que no de tuosos padres ofrezcan muchas ora
generen de las virtudes de sus an ciones por sus hijos, como lo ha
tecesores, sino que ántes las aumen cia el santo Rey David por su hijo
ten; porque la verdadera prospe Salomon, pidiendo á Dios nuestro
ridad espiritual y temporal viene de Señor que le diese corazon per
Dios, á quien importa tener conten fecto, y aplicado á la puntual ob .
to, cumpliendo su santísima ley. servancia de sus divinos manda
Es grande conveniencia de los mientos; conociendo que la per
padres la buena educacion de sus severancia de la prosperidad de su
hijos, porque así tendrán su frui casa y la felicidad de su hijo con
cion con ellos; como dice Dios en el sistia en dexarle bien fundado sobre
libro del Deuteronómio; y si los la verdadera virtud. (1. Paralip.
crian viciosos, se perderán y perde 29. v. 19.)
rán á sus padres y á toda su casa. Esta verdad constante les predi
Esta es la desgracia y desventu caba á todos los mayores del pueblo
ra del hombre impío y malo, dice de Dios el santo Moyses, diciéndo
el santo Job, que si se multiplican les conocia que despues de su muer
sus hijos, vendrá la plaga ruinosa te cometerian muchas maldades, con
sobre todos ellos, y quitándoles las quales se apartarian del camino
Dios los bienes temporales si no se sagrado del servicio de Dios, y de
reducen al temor divino, perderán la virtud; por lo qual les sucederian
tambien sus infelices almas.
muchas desgracias, y no las podrían
Desengañense los padres descui remediar si ellos no se apartaban
dados, y pongan delante de sus de sus feas ingratitudes; porque to
ojos la divina ley, para que la inti da la felicidad de las criaturas se
men y la enseñen á sus hijos, como funda en servir á su Dios y Señor;
se les manda en la sagrada Escri y de no hacerlo así, les venian to
tura; y tengan por cierto, que hacién das sus desvénturas y desgracias.
dolo así, vivirán sosegados largo Ultimamente, para que los ma
tiempo, y se prosperarán en sus los padres conozcan el gravísimo da
casas de todos modos; porque así fio que hacen á sus hijos no criando
se les tiene ofrecido el Señor. (Deut. los en temor de Dios; sino dexán
32. v. 64- y seq.) dolos vivir á su libertad, referiré
- b 2
196 La Familia Regulada.
un caso horrendo que escribe el ruina infalible que se sigue á los
gran padre y doctor de la Iglesia malos hijos por la desatencion que
San Agustin, sucedido en su tiem tienen con sus padres naturales, que
po. (Serm. 33. ad Fratr.) despues de Dios les dieron el sér.
Dice el santo, que un noble ciu La veneracion debida á los an
dadano tenia un hijo, heredero de cianos y antiguos del pueblo la ex
su casa, y dos hijas. Descuidose el plica dignamente el Apóstol San Pa
padre en criar bien á su hijo, de blo, diciendo: que á los ancianos
xándole vivir disolutamente; y el les hables, no con imperio, sino co
hijo llegó á tan desenfrenada tor-. mo con ruego, y los veneres como
peza, que deshonró y perdió la á padres; y á los jóvenes los tra
casa de su padre : fué el horror y tes como á hermanos, y nunca re
escándalo del pueblo, y cometió prehendas á los mas antiguos; por
tales maldades, que por decencia que de los ancianos aprenderás la
las dexó de escribir en lengua vul prudencia que ellos atesoraron con
gar en este libro. El curioso las po la experiencia de muchos años; y
drá ver en lugar que se cita. (Apud es cosa indigna reprehenderá quien
Gut. sup. 4. Prac.) Otros exem es mas digno de veneracion. Esta
plos horrorosos pueden leerse en el es la verdadera política christiana.
catecismo de Belarmino. El Espiritu Santo dice, que hon
Lo que importa es, que los hom remos á los ancianos y temamos
bres que tienen hijos se desenga á Dios; porque la sabiduría de los
ñen que si no los crian bien; les antiguos es la que busca el varon
sería mejor no haberlos tenido, pues sábio, y con esto aumenta su sa
los crian para el infierno y para la biduría. -

perdicion de su casa. Llegará dia En grave castigo del ingrato He.


en que los fecundos desengañados lí le fulminó Dios nuestro Señor
digan, que son bienaventurados los aquella terrible sentencia de que en
que no tuvieron hijos; como Chris su casa nunca hubiese ningun anciº
to Señor nuestro lo profetizó á las no: que fué lo mismo que publica
piadosas mugeres que lloraban su la por infeliz y castigada por lº
sagrada Pasion. (Luc. 23. v. v9.) mano de Dios. (1. Reg 2. v. 3)
El desventurado Roboán perdió
CAP IT UL O XVIII. la mayor parte de su patrimoniº
por el motivo de haber despreciº
La veneraeion y respeto á los an do el sano consejo de los ancianºs,
cianos del Pueble , Jueces , Gober siguiendo el consejo ardiente de lº
¿, , Príncipes y Reyes, con jóvenes, en quienes faltaba la Pºº
serva las casas y familias, y su te principal de prudencia y e*Pº
desatencion las destrvye. 1621C13l, - º

No lo hizo así el prudente El


De la veneracion, respeto y ho seo, el qual se dexó confiado enº
nor que deben los hijos á sus pa experiencia de los ancianos, de que
dres, hablarémos en el libro quin se siguió su prosperidad y liberº
to, donde tambien se explicará la Bien comprehendia esta sana dº
Libro III. Capitulo XVIII. - 197
trina aquel grande Sacerdote del Al años; y lo que á todos conviene es
tísimo, el qual dixo: que toda cria atender y venerar á los ancianos.
- ,
tura debia ser arrojada del congre Fué plaga tirana el desprecio y
so de los hombres felices, como no persecucion de los ancianos del pue
ajustase su dictámen al sano conse blo; y esto lloraba con amargura
jo de los ancianos, en los quales el Profeta Jeremías, diciendo: su
Dios ha puesto su divina luz, y en cedia por la gravísima ingratitud
los muchos años han atesorado la del mismo pueblo rebelde contra su
prudencia para la direccion acerta Dios y Señor. Quando callaron los
da de los jóvenes. ancianos, entónces vino la destruc
En el sagrado libro de Josué se cion del pueblo, dice el mismo san
dice : que el Pueblo de Dios se lle to Profeta. (Tren. 1. v. 19.)
nó de prosperidades espirituales y ¡Ay del mundo, quando el jó
temporales todo el tiempo que le ven atropellará contra el anciano, y
gobernaron los ancianos sábios y el ignoble contra el noble; porque
prudentes. Y en el libro de los Jue esta será la señal cierta de la des
ces tambien se dice: que habiendo truccion de todo Vae mundo , \oc.
faltado los ancianos sabios y teme (Isai. 8. v. 5.)
rosos de Dios, comenzaron á pre Lástima se debe tener á qualquie
varicarse los hijos de Israel y á ra casa decente, si en ella se co
llenarse de plagas y ruinas. mete el desorden de atropellar los
La conturbacion perniciosa ven jóvenes á los ancianos, y los cria
drá sobre los pueblos y sobre las dos á los señores, y los hijos á los
familias, quando en ellas falte el padres; porque esta será señal cier
sano consejo de los ancianos, dice ta de acabarse y arruinarse toda la
el Profeta Ezequiél; y el Profeta C3 S3 ,
de Dios Isaías dice: que quando El desprecio de los Jueces, Ma
restituya el Señor los consejos an gistrados y Senadores del pueblo,
tiguos de su pueblo, entónces se tambien es manifiesta señal de rui
llamará la ciudad justificada, co na; porque el Espíritu Santo dice:
menzando el bien por el Senado, que no resistamos contra el brazo
que se compone de los ancianos, del poderoso, ni contra la corrien
segun su misma etimología: Sena te precipitada del rio; porque esta
tus á senibus dictus est. es operacion violenta, y no hay
Verdad es, que tambien se ha violento perpetuo, como dice el
llan algunos jóvenes, en los quales Filósofo. •

ha puesto Dios el honor de la se No enciendas los carbones de los


nectud; segun se dice en el sagra pecadores poderosos , arguyendo
do libro de Daniél. Profeta. Estos sus malas obras , dice el Espíritu
son ancianos, no en los años, sino Santo, no sea que te enciendas con
en las costumbres; no en las ca la llama y el fuego activo de sus
nas, sino en el juicio: mas esta di mismos pecados. Si da golpes el
vina providencia no es regular, por vaso de metal con el de tierra, mas
que lo comun es proporcionarse las presto se rompe el que es mas fra
operaciones y dictamenes con los gil; como se dice en el mismo sa
198 La Familia Regulada.
grado Texto, para la confirmacion lleva es pa da de dos filos para dar
del asunto. (Eccli. 8. v. 13.) su justo , á todas manos; y el mis
En muchas cosas, y en las ope mo juez humano está sujeto á ser
raciones de los poderosos, pórtate juzgado de otro superior, mas no
como ignorante, y oye con silen de los interiores del pueblo, á los
cio, sin decir lo que sientes si no quales solo pertenece venerar y res
te toca ni te importa; porque así petar á la justicia y á los que man
evitarás los litigios inútiles y fasti dan en la tierra. (Rom. 13. v. 3.)
diosos, de que no se saca prove El Apóstol Tadeo, en su carta
cho alguno; y el que guarda su breve y misteriosa , introduce á
lengua, se libra de grandes angus unos hombres perdidos, impíos y
tias, dice el sabio; y el que es malos; y que siendo sus pasiones
inconsiderado en hablar, sentirá sus desordenadas, llegan á despreciar
males. (Eccli. 32. v. 12.) á los que mandan y gobiernan en
Vive sujeto á los jueces y á los pueblos, y blas enan en todo
los que tienen dominio superior en lo que es superioridad y magestad.
el pueblo; porque segun dice el A estos, dice el Apóstol, debes te
Príncipe de los Apóstoles San Pe mer y apartarte de ellos: Hos de
dro, son enviados de Dios para vita; por lue Son permiciosos, no
vindicta y castigo de los malhecho solo para sí misnos, sino tambien
res, y alabanza de los que obran para todos quantos se les hacen
bien. Son puestos en el mundo por amigos, y se les ponen á su lado:
el Altisimo; porque no hay seine siendo, como son, de indonable co
jante potestad sino de Dios. (1. Pet. razon, y de dura cerviz. (Jud. I,
1. v. 14.) v. 1o. )
Los ingratos del pueblo escogido Quando desprecian y resisten á
que repugnaron venerar los jueces los jueces y potestades del pueblo,
que les habia puesto Dios, expe se buscan á sí inismos la condena
rimentaron su perdicion, y ruina de cion y perdicion, dice el Apóstol
sus personas y casas. El Señor, que San Pablo; porque quien risiste á
pone los jueces, magistrados y la potestad, resiste á la ordinacion
gobernadores, sabe si es por mise de Dios omnipotente, en cuya ma
ricordia ó por castigo, y los qui no poderosa estan todos los bienes
tará quando convenga, y quando temporales y espirituales; y pier
á su divina Magestad bien le pa den los unos y los otros bienes aque
rezca. A los hombres inferiores, no llos hombres inconsiderados y ne
les toca sino venerarlos y atender cios, que despreciando á la justi
los, como el Señor que los puso lo cia humana, buscan su total
dispone. (Deut. 16. v. 18. Jud. 2. ruina.
v. 16.) - En el sagrado libro del Deute
El que no quiere temer á la jus ronómio disponia Dios nuestro Se
ticia obre bien, y de ella tendrá ñor, que si algun hombre soberbio
su justa alabanza, dice el Apóstol no quisiese obedecer el decreto del
San Pablo; pero el que obra mal juez, aquel hombre pertinaz y
tema al juez; porque no sin causa escandaloso muriese luego, para
Libro III. Capítulo XIII.
-

e 199
".

que se quitase un grande mal de blas perteneciente á jueces, gober


en medio del pueblo. nadores y justicias. -

Por este motivo dice el Salmis El Apóstol San Pablo nos pre
ta, que los Israelitas fueron entrega viene, que estemos muy sujetos á
dos en manos de los Gentiles ex los jueces y potestades de la tier
traños, y fueron dominados de los ra, y les obedezcamos humildes;
mismos que los aborrecian, porque porque así nos dispondrémos para
no quisieron dexarse gobernar y todo bien ; y de lo contrario se
mandar de los jueces propios que nos seguirá todo nuestro mal. (Rom.
los amaban. Esto les sucedió paena I 3. v. 1.)
peccati, para que los que no que No tengas pleyto con ningun
rian ser corregidos de los propios, hombre poderoso, no sea que cai
lo fuesen de los extraños. gas en Sus manos y te veas perdi
Si vieres las calumnias de los po do; porque él conservará todas tus
bres desamparados, y los juicios palabras, y no te perdonará con
violentos, y que se trastorna la su malicia quando se le ofreciere la
justicia en la provincia, no te ad ocasion de perderte. Este es con
mires de ello, dice el sábio; sino sejo sano del Espíritu Santo. ( Ec
ten paciencia, y considera que na cli. 8. v. 1.)
da sucede sin la permision divina, Apártate del hombre poderoso
acuérdate que sobre él es el juez si eres prudente, y acuérdate del
superior que á él le ha de juzgar. Príncipe de los Apóstoles San Pe
( Eccles. 5. v. 7. A9 seq.) dro, que en la casa de un hombre
Si tus enemigos son tus jueces, poderoso negó á Jesuchristo; y
decia Dios en el sagrado libro del para llorar amargamente su pecado
Deuteronómio, ten paciencia, y se salió fuera del palacio. Donde
considera que será la permision cayó un gigante, justo es que te
divina para que te desveles unas ma un pigneo.
en justificar tus operaciones. Ar No desprecies á los poderoso
mate de tolerancia virtuosa, y cla porque Dios no los desprecia, co
ma á tu juez Altísimo que está mo se dice en el libro del santo
en los cielos, como hacia el santo Job ; y tambien está escrito en el
Job. Teme á Dios omnipotente, libro del Eclesiástico, que las ciu
que tiene superior dominio sobre dades se harán felices por el buen
todas las criaturas. (Deut. 32. v. 31. juicio de los poderosos, si estos
Job. 9. v. 5.) fueren justos en la presencia de
Mientras vives en este mundo Dios y de los hombres. .

confuso, advierte que andas entre El sano consejo es, que no des
peligrosos lazos, como dice el Es precies al pobre por ser pobre, ni
píritu Santo; por lo qual conviene lisonjees al rico y poderoso; pero
seas muy astuto y avisado, para tampoco le desprecies: y el Ecle
que no te cojan en alguna palabra siástico dice, que al poderoso le
escandalosa y seas confundido. humilles tu cabeza; pero con dis
Por este motivo debes tener gran crecion y templanza; y con los po
vigilancia, y considerar lo que ha bres te muestras afable, y así se
200
La Familia Regulada.
rás amado de los ricos y los po tu Rey y Señor, tus mismas pa
bres. labras darán testimonio contra tí,
Teme á Dios y al Rey, dice (Deut. 5. v. 1 1.) -

Salomón, y con los murmuradores En el sagrado libro de Ester se


del Rey no te mezcles ni te acom dice, que están poseidos del espí
pañes; porque repentinamente ven ritu de locura y estulticia los que
drá la perdicion de ellos quando con embustes y mentiras intentan
menos pienses, y juntamente ven prevaricar á los pueblos contra su
drá tu perdicion si te acompañas Rey; y en el de los Reyes se lla
con ellos. No pongas en olvido es, man hijos de Belial, que son hijos
te prudente consejo del Sábio. del demonio, los que al Rey ura
(Prov. 24. v. 1 1.) vez coronado le desprecian y no
El mismo dice, que ni en tu pen le quieren obedecer.
samiento, ni en lo mas secreto de El Sábio te previene para tu bien
tu casa no murmures al Rey, ni di que no gastes tu hacienda y tus ri
gas mal de sus operaciones, por quezas para obrar contra tu Rey y
que las aves del cielo llevarán tus Señor; porque perderás tus conve
pensamientos, y tus voces; y te ve niencias temporales, y tú mismo te
rás perdido quando menos pienses, perderás con ellas, arruinando tu
y hallarás descubierto lo que pen casa y perdiendo tu familia.
sabas estar en oculto. Aunque tu Rey fuese un tirano,
Acaso hablará contigo quien te debias en conciencia, razon y jus
arma tu perdicion, y con capa de ticia honrarle y venerarle, y rogar
zelo te sacará los afectos de tu in á Dios por él; segun la doctrina
terior; ocultándote los intentos de sana del Príncipe de los Apóstoles
pravados de su venganza; como nos San Pedro, (Cap. 2. v. 17.) el qual
lo previene Isaías Profeta. Por es manda honrar y venerar á los Re
to importa seas muy astuto y cau yes; y en su tiempo todos eran in
teloso, y siempre pienses y hables trusos ó tiranos contra los fieles,
de tu Rey y Señor con el honor conforme el sagrado Texto; porº
y estimacion que debes. que en Roma y en Jerusalén rey"
A mas de la obligacion de tu naban los Emperadores, que no se”
conciencia, por el juramento que guian la fe de Christo, y los fie”
tienes prestado, debes atender á tu les christianos los honraban y ro"
misma conveniencia, y á no per gaban á Dios por ellos, obedecién
der tu alma ni tu casa; conforme doles en todo lo que no era conº
al sano consejo del Apóstol San tra su fe católica en obsequio de
Pablo. (Rom. 13. v. 2. y v. 5.) la qual ofrecen sus vidas.
Si violares la fidelidad á tu Rey, Otro exemplar canonizado parº
que tienes firmada con juramento, esta sana doctrina tenemos en los
I1G te quedarás sin castigo, dice Profetas de Dios Jeremías y Bºº
Dios; porque tu iniquidad vendrá rúch, los quales en ocasion de hº:
sobre tu cabeza, y como un peso ber ido cautivos á Babilonia los hi.
jos de Israél, y aconsejándoles al
gravísimo acabará contigo; y si no
eres considerado en hablar bien de guaos falsos predicadores que nº º
Libro III. Capitulo XVIII. 2c. I
sujetasen ni rogasen á Dios por aquel hacen tambien compañia en la Inal
Rey de Babilonia, que era infiel y dicion, y no verán sino desventu
tirano, los desengañó el santo Pro ras y trabajos.
feta Bauch, diciéndoles de parte En los hechos Apostólicos se re
de Dios, que aquellos predicado fiere, que viendo los Malteses co
res y Profetas falsos los engañaban mo una vívora habia mordido la
y los querian acabar de perder; por mano del Apóstol San Pablo, es
lo qual les decia Dios del cielo, peraban se cayese muerto, y de
que á su Rey, tal qual era, le ve cian unos á otros : ¿ Este hombre
nerasen y rogasen por él en sus ora debe ser homicida? Fundaban su dis
ciones, y que esto les convenia pa curso en la regla comun y general,
ra su felicidad espiritual y tempo de que todos los homicidas son de
ral. sastrados; y todas sus desgracias se
Si esta sana doctrina hubiesen fundan, como en raiz, en el injus
considerado muchas personas des. to homicidio que cometieron.
atentas, no llorarian como lloran la En el Levítico se dice, que el
perdicion de sus casas y de sus ha altísimo Dios pondrá pavor y mie
ciendas. Ojalá, que bien enseñados do en el corazon del homicida, de
y desengañados sigamos el consejo tal manera, que se espante de oir
del sábio, el qual dice: que por el ruido de las hojas de los árbo
nuestra conciencia y nuestra conve les que se mueven. Este miedo y
niencia seamos fieles á nuestro Rey pavor es en castigo de su gravísi
y Señor. (Prov. 12. v. 13.) mo pecado, que le hace tener la
muerte violenta que tiene bien me
CA P I T UL O XIX, recida.
Por esta causa dice el sábio que
Los homicidios y venganzas des el impío homicida siempre va hu
truyen las casas y familias de yerido, aunque ninguno le persiga:
las personas vengativas. Fugiet impius: nemine persequente;
porque el pavor y miedo de su
El primer homicida del mundo corazon no le dexa sosegar; y
fué el maldito Cain, y véase el su mismo pecado le inquieta y le
desastrado fin que tuvó, vivien atormenta, dando voces contra él.
do temblando todos los dias de suAsí padecen persecucion los impíos
vida, y concluyendo con una muer por sus malas obras, que siempre
te fatal para escarmiento de todos los van espantando.
lo hombres que quedaban en el Cada hoja de tos árboles les pa
mundo. (Gen. 4. v.32.) rece á los homicidas una espada que
Por esto el Apóstol Tadeo dice los amenaza de muerte; y este es
son desventurados aquellos hombres digno castigo del injusto homicidia
que siguen el camino desesperado que ellos cometieron, por el qual
del maldito Cain: Va illis, qui in viam ellos viven temblando, aunque na
Cain abierunt ; porque como si die los persiga, como dice Dios,
guen las malas y perversas obras (Levit, 26. v. 37.)
de un hombre maldito de Dios , le En el Deuteronómio disponia Dios
Cc
2O2
La Familia Regulada.
que el sacerdote en presencia de Para evitar este gravísimo daño
todo el Pueblo levantase la voz y llena de sanos consejos el Espíritu
dixese : Maldito sea el que oculta Santo á los hombres, diciendoles
mente matáre á su próximo : y que en el libro del Eclesiástico, que no
todo el pueblo respondiese en voz -tengan memoria de las injurias de
alta y dixese: Anen. , sus próximos, sino que se acuerden
Considérense las fatalidades y de ellos para encomendarles á Dios,
plagas que padeció la casa de Joab y esperar el premio de su divina
por la injusta muerte del Capitan Magestad.
General Abner, pues estando el san El sábio dice, que jamas deter
to Rey David para dar su alma á mines en tu corazon hacer con tu
Dios Huestro Señor, siendo tan con próximo la mala obra que él hizo
forme su corazon con el de Dios, contigo: Non dicas , quomodo fe
como dice el Apóstol, concluyó su cit mihi, sic faciam ei, sino per
vida mortal diciendo estas palabras: dónale para que Dios te perdone
No falte de la casa de Joab la en á tí; porque los malignos venga
fermedad de la lepra, ni falte en tivos serán exterminados de Dios,
ella quien, muera con muerte vio y los benignos y piadosos con su
lenta de espada, ni falte pobre que próximo se deleitarán en abundam
vaya mendíngando y pidiendo pan. cia de paz interior y exterior; y
(2. Reg, 3. v. 29.) Así padecen los estos son los pacíficos que viven
homicidas infames, y acaban sus quietos en este valle de lágrimas.
casas y familias con la desventura No quieras vengarte, dice el após
que les anuncia el mismo Dios. tol San Pablo, sino procura dar lu
Los que perdonan á sus enemi gar á la ira; (Rom. 12. v. 19.) y
gos , y dexan de vengarse por el acuérdate de lo que está escrito,
amor de Dios, hallarán que el Se que quien dexa en las manos de Dios
ñor toma á su cuenta la venganza, su causa, hallará superabundante re
como se dice en el libro del Ecle tribucion.
siástico; porque el Altísimo toma No te dexes vencer del agravio,
rá su causa por ellos. Ruegue á sino vence con el bien el mal;
Dios el ofendido por el ofensor, ( Rom. 12. v. 21.) porque así el mal
deseele bien, y no se alegre de su te se convertirá en bien, y no serás
mal. Esta es la ley inmaculada del juzgado como vengativo, sino pre
Señor miado de Dios como piadoso.
Los impíos homicidas tienen su No busques la venganza por los
ley del mundo y del infierno para agravios que padeces, sino conside
justificar sus venganzas 3 y así de ra que por tus graves pecados me
cian gritando como locos y furio recias padecer mucho mas , y siem
sos contra el justo: Secundum le pre es menos lo que toleras, que el
gem nostram debet mori; (Joan 19. gravísimo castigo que merecias. Esº
v, 7.) pero luego se deseñgañan (aun ta fué digna consideracion de la vir
que regularmente sin provecho) que tuosa y valerosa Judith.
sus venganzas injustas los perdieron . Perdona á tu próximo quando te
y los llenaron de plagas, ofenda, dice Dios, y entónces con
•- -º
Libro III. Capítulo XIX. . 2o3
suelate, porque tu oracion será oi Espíritu Santo. (Eccli, 28 º 3)
da en la divina presencia, y te se Si tú, siendo hombre, no tienes
rán perdonados tus pecados. Todas misericordia con otro hombre seme
son palabras del sagrado Texto, y es jante á tí mismo, cómo quieres que
quanto se puede desear. (Eccli. 28. el altísimo Dios tenga misericordia
v. 2. ) -
de tí, que eres una miserable cria
Guarda tu corazon, y no consien tura 2 Tambien esta es digna sen
tas en vengarte de tu próximo, co tencia de la sagrada Escritura. (Ec
mo dice el Profeta Zacarías; porque cli. 28. v. 5.)
facilmente saldrá la palabra venga Todos los dias le pides á Dios
tiva de tu corazon, con la qual ex que á títe perdone como tú perdo
plicarás el interior dañado, y es nas, y este modo de oracion te la
candalizarás á tu próximo. enseñó nuestro Señor Jesuchristo;
Acuérdate del santo Rey David, por lo qual si tú no perdonas, le
y de su celebrada mansedumbre, el pides á Dios expresamente que no
qual oyéndose las maldiciones que te perdone. Considera tu des
Ventura.
le echaba el ingrato y rebelde Se
meí, no quiso vengarse, sino que El Apóstol Santiago dice : que
sacando bien del mal, pensó justa Dios nuestro Señor hará juicio sin
mente de la divina permision, y misericordia de aquellos hombres in
juzgó que eso y mucho mas mere felices que no tuvieron misericor
cia por sus pecados. -
dia con su próximo. Este es el juii
Si puede ser, dice el Apóstol San cio justificado del Altísimo: luego
Pablo, ten paz con todos los hom . el que Dios sea piadoso contigo es
sºbres, y no te defiendas á tí mismo tá en tu mano, segun la sentencia
sino dexa á Dios tu causa, y así infalible del Apóstol citado.
consiguirás la vida pacífica, que es No quieras dar lugar al demonio,
la vida bienaventurada, segun la dice San Pablo, y para esto ten cui
sentencia de christo Señor nuestro: dado de que de tu lengua no salga
Beati pacifici. palabra de venganza, ni menos és
Toda criatura que aborrece á su tareyne en tu corazon.
hermano, es homicida en su cora Los antiguos introduxeron en el
zon, dice el Evangelista San Juan; mundo aquella ley prevaricada, de
y todo homicida no tiene derecho que ames á quien te ama, y abor
á la vida eterna, ni aun á la vida rezcas á quien te aborrece; pero
pacífica temporal. * nuestro Señor Jesuchristo confunde
--

Si el hombre conserva la ira por esta maldita ley, diciendo: que ames
la ofensa que le hizo su hermano, á tus enemigos, hagas bien á quien
en vano le pide á Dios nuestro Se te aborrece, y ruegues por los que te
ñor que le perdone sus ofensas; por persiguen y calumnian; porque así
que Dios le perdonará si él perdo serás hijo verdadero de tu padre
na; y si él reserva la ira contra su celestial, que hace nacer el sol so
próximo, tambien el Señor conser bre los buenos y malos, y llueve
vará la ira que tiene contra él, y sobre los injustos y justos. Estas son
no será perdonado, como dice el palabras de la vida eterna, dice el
Cez
2O
La Familia Regulada.
Evangelista San Juan, y este es el Apóstol. (1. Cor. 6. v. 14.)
Precepto capital, que por antono Despues de muchas persuasiones,
másia se llama de nuesuro Señor dixo el dicho caballero que cum
Jesuchristo. -

pliria el deseo de su esposa; pero


* Si conocieres violencia en tu co con la condicion, de que el reli
razon para cumplir este santísimo gioso no le fuese molesto ni en
precepto, acuérdate que de los viotrase con largas exórtaciones. El
ientos es el reyno de los cielos; santo predicador apostóbico le cume
y procura orar con el salmista, di plió su deseo, y le conoció su con
ciendo: asistene, Señor, para cum dicion; por lo qual solo le propu
plir perfectanmente el precepto que so este consejo evangélico: que no
me has intimado : Exurge Domine hiciese con su próximo el mal que
Deus in precepto quod mandasti. no queria se hiciese con él; y á
Lo que deseas y quieres que los su próxiano le hiciese aquel bien
hombres hagan contigo, dice el Se que querria se hiciese con él mis
fior, hazlo tu primero con ellos; y mo: Verbum abbreviaturn, Sc.
por el contrario, el mal que tú no Al dicho caballero le contentó
quieres que los hombres hagan con la brevedad del sermon, y comen
tigo, no lo hagas tú con ellos. (Lu zó á practicar cuidadoso su com
ese 6. v. 32.) pendiosa doctrina. Socorrió muchos
Estos dos preceptos, que ya lo pobres con la santa consideracion
eran de la ley antigua, los vol de lo que le habian enseñado en po,
vió á intimar nuestro Señor Jesu cas palabras; y viéndose que se
christo, como fundamentales para ahogaba un pobre hombre en la cor
la perfeccion christiana en la ley riente precipitada de un rio, discurº
de gracia, y tambien pertenecen á rió luego que él querria le socor
la ley de naturaleza. riesen en semejante trabajo; y en
En las crónicas de la esclarecida trando en el rio, para socorro del
religion de nuestro gran Padre San pobre, allí dió fin á su vida mor
to Domingo se refiere, que en una tal, con tanta felicidad, que reve
ciudad habia un Caballero rico y ló el Señor habia subido su alma
opulento, de cruelísima condicion, dichosa desde las aguas al cielo; por.
y muy poco aplicado á las obras que así paga su divina Magestad
virtuosas de christiano; pero te las obras piadosas de caridad per
nia una esposa devotísima de los fecta.
religiosos de nuestro gran Patriar Consideren los vengativos quánle
ca. Esta buena señora rogó á un jos andah del camino verdadero de
religioso de mucha virtud que pu la salvacion de sus almas, y crean
siese en razon á su marido para firmemente que de ellos habló el
el mayor bien de su alma; y, al Apóstol San Pablo, quando dixo:
Inismo tiempo persuadia con instan no conocian el camino de la paz,
cía á su marido que comunicase ni tienen delante de sus ojos el te
con dicho santo religioso. La mu mor, santo de Dios. (Rom. 3. v.
ger buena hace bueno á su mari 27.)
do, conforme la doctrina santa del El mismo sagrado Apóstol nos
Libro III. Capítulo XIX. 2o 3
exórta que seamos benignos y mi ron paciente de una vez se ven
eericordiosos unos con otros, y que ce á si mismo, y vence á su ene
nos perdonemos nuestras injurias y migo; pero el arrogante y sober
ofensas, así como cliristo nos per bio siempre va atormentado con la
donó. ( Efes. 4. v. 52.) Esta com locura de su fantasía, y tiene por
paracion misteriosa nos enseña una enemigo al mismo Dios, contra quien
profundísima doctrina para el bien no puede prevalecer mi salir ven
fundamental de nuestras almas, y cedor.
quietud y paz saludable de nues El Espíritu Santo dice, que el
tras vidas. que se quiere vengar, hallará contra
Si solo estimamos y amamos á los sí la venganza de Dios, el qual le
que nos aman, esto mismo hacen los guardará sus pecados para confun
infieles y publicanos, y alguna co dirle con ellos. Esta es una amenaza
sa mas debe hacer el verdadero dis formidable, porque segun dice el
eípulo de Christo; y lo que debe Profeta Rey: si l)ios nos guarda en
hacer de mas, es perdonar las in Su memoria nuestras maldades, so
jurias que se nos hacen. mos perdidos. (Psalm. 129. v. 3.)
El Apóstol San Pablo dice: que Concluyamos el asunto principal
si tu enemigo se halla en necesidad de este capítulo, con esta católica
le socorras caritativamente, y así le verdad: que los mortales se destru.
convertirás de enemigo en amigo, yen, acaban sus casas y sus fami
y asegurarás el perdon de tus gra lias, y pierden sus almas si eligen
ves pecados, y la salvacion eter el camino infeliz de los homicidios
na de tu alma. (Rom. 12. v. 2o.) y venganzas; porque segun el sal
... En el levítico disponia el Señor mista : Contritio, o infelicitas in
que los de su pueblo santo pusie viis eorum. En esta vida mortal vi
sen en olvido las injurias de sus her virán sobresaltados, serán infelices
manos, que habitaban con ellos en y desventurados, y siempre lleva
un mismo pueblo. rán su corazon inquieto como un
Y el Santo Job nos previene, que mar tempestuoso; pues así lo ex
no nos dexemos vencer de la ira plica el Espíritu Santo: Cor impii
quando alguno nos ofende; porque quasi mare fervens, y procederán
el que es vencido de la ira, queda de abismo en abismo hasta su úl
siervo de su tirana pasion, la qual tima ruina y perdicion eterna.
le inclina á la venganza para per
derle. -
CAPÍTULO XX.
Quando el mismo Santo Job ora
ba por sus importunos amigos, que Las frequentes impaciencias y dis
calumniaban su virtud , entónces el cordias domiciliares, y las envidias
Señor le llenó de bendiciones, y tiranas acaban las casas y las
puso glorioso fin á sus grandes tra familias.
bajos.
Por esto el sábio dice, es me D. ira la impaciente dice el Es
jor el hombre paciente que el ar píritu Santo, , que disminuye los
rogante y soberbio; porque el va dias de la vida mortal del hom
2o6 La Familia Regulada.
bre : Zelus ,5 iracundia minuunt litigiosas que el imprudente suscitó.
dies; y por consiguiente todo lo El don celestial y la paz estima
temporal se acaba en acabándose ble es para los hijos escogidos de
la vida. Dios, dice Salomon; y los que con
El sábio dice, que la criatura fian en Dios entiendan esta ver
prudente es regularmente pacifica y dad, que la paz verdadera no es
benigna; pero que el hombre insi para los impíos; los quales, como
piente, estulto y necio se dexa ven llevan inquieto su perverso cora
cer de la impaciencia, y exálta su zon, todo el dia están maquinan
estulticia. (Prov. 14. v. 29.) do discordias y altercados enfado
El mismo sábio nos previene, que sos. Huye de ellos, como del de
apartemos de nuestro corozon la ira monio. -

y la impaciencia, para disponer co La concordia y amor de los que


mo prudente las operaciones racio viven juntos, es el gozo cumplido
nales de nuestra vida; verdad es, en esta vida mortal: Ecce qudin.
que tambien hay algunas iras pron bonum, 5 qudm jucundum ; y es
tas justificadas con el zelo santo, ta felicidad estimable es la buena
las quales no son pecados, como fortuna doméstica, bien parecida de
dice el Profeta Rey. (Psalm. 4. lante de Dios y de los hombres, co
v. 5.) mo se dice en el citado libro del
La verdadera sabiduría no se com Elesiástico; donde se habla de la
pone bien con la amargura freqüen paz y concordia entre los casados,
te del corazon humano, dice el sá que es una bendicion de Dios. (Eccli,
bio; porque no tiene tan malos efec 25. v. 2. ) ... 5.
tos ese don de Dios, sino ántes bien Los que son impacientes parecen
tiene los contrarios, que son gozo al demonio, que ni él está quieto
y alegria santa, y prontitud animo ni dexa sosegar á los demás. Estos
sa para las buenas obras. ( Sap. 8. infelices son los que no conocen el
v. 16.) camino llano de la paz, de los quar
- La íra impaciente del necio, y les dice el Salmista, que no tienen
la intrepidez inconsiderada del in temor de Dios, ni estiman la quie
sipiente, son causa de su ruina, co tud de sus almas; tienen el formi
mo se dice en, el divino libro del dable veneno de los áspides baxo
Eclesiástico; porque Dios Omnipo º de sus labios, y su boca está lle
tente disipa y destruye á todos los na de maldiciones y amarguras, de
que quieren vivir en guerra conti la qual salen envenenadas todas sus
nua, y se deleita su divina Ma palabras. (Psal. 13. v. 3.), ,
gestad en la abundancia de paz, co Aman la discordia doméstica, y
mo dice el Salmista. (Psal. 67. buscan su ruina, como dice el sábio;
v. 32. ) - - y revolviendo diversas piedras, se
El hombre iracundo provoca siem áfligen con ellas. Por esto se dice del
pre á molestas contiendas y alter impaciente, que se busca su dañºs
cados inútiles, dice un Proverbio; y si quiere evitar uno grande, lº
pero el varon paciente y pacífico sucede otro mayor; porque no º
mitiga y compone las pesadumbres en el punto principal de que tº"
Libro III. Cap. XX. 2 o7
do su daño consiste en su mala con El que conturba su casa, dice el
dicion. sábio, poseerá los vientos; porque
Así como ántes que se levante el acabará con todo, y solo le que
fuego sube el humo vaporoso, así dará ventolera de su terribilidad im
ántes de llegar á las manos y en prudente y necia, con la quat se
sangrentarse, proceden las maldi gloría como insipiente presumido.
ciones, contumelias y amenazas, di En el número de los padres tira
ce el Espíritu Santo; (Eccli. 22. nos, de quienes hace mencion el sa
v. 3o.) y de lo que comenzó por grado libro de la sabiduría, deben
impaciencia, se siguen muchísimos entrar los padres crueles, de quien
males, que facilmente se pudieron hablamos, que conturban su casa
atajar en su principio. Este grave con sus horribilidades y continuas
desórden sucede muchas veces en impaciencias, á que suelen acom
las casas de los impacientes. pañar los detestables juramentos y
Así como el que tira de la ore blasfemias, de que tiemblan las pa
ja á un perro le hace gritar, y le redes, y aun las piedras fundamen
provoca contra él mismo, así suce tales de su desventurada casa, y
de al impaciente que se mezcla vo son el motivo de la desgracia de sus
luntariamente en la discordia, dice pobres hijos.
el sábio; que él se busca su inquie Esto consideraba el Apostol San
tud y su daño, porque como los Pablo, quando exortaba á los pa
carbones frios aplicados al fuego se dres para la santa educación de sus
encienden y le hacen mayor, así hijos, y les previene que la correc
su ánimo impaciente busca donde en cion sea prudente, no sea que los
cenderse mas, y enfurecer con el hijos por la indiscrecion de los pa
detrimento propio y ageno. dres se hallen provocados á iras des
Así tambien los labios del necio templadas, y poseidos del temor
se mezclan en discordias extrañas, prorumpan en alguna precipitada
dice el mismo sábio ; y su lengua desesperacion: Et vos patres noli
suscita muehas pesadumbres y enfa te ad iracundiam provocare filios
dosos combates, que no sirven si. vestros. (Ejes. 6. v. 4.)
no de inquietar las conciencias, y Sin salirnos de este Reyno de Ara
turbar las casas y familias. gon hallarémos que a un se llora la
El Espíritu Santo dice al hombre muerte fatal de cierto joven, cuyo
casado, que no sea en su casa co padre era tan terrible de condicion
mo leon, aterrando y conturbando que siguiéndole á su hijo un dia con
á sus domésticos : Noli es se sicut sus terribilidades y furias acostumi
leo in dono tua, (Eccli. 4. v. 35.) bradas, el muchacho se fué subien
porque de este modo de proceder do la casa arriba, y llegando al tér
simpaciente y terrible, la muger se mino de ella, no hallando ya por
desconsuela, los hijos se acobardan, donde escapar, se arrojó por la mas
y todos los de casa se ponen á ten alta ventana y se hizo pedazos.
blar; de lo qual, siendo freqüen Este caso desastrado ha sucedido en
te, se siguen graves inconvenientes nuestros tiempos, y fué muy pú
y daños. blico y notorio, como tambien lo
2o8 La Familia Regulada.
han sido las continuas lágrimas de tambien hablamos ya en el capítulo
sus padres infelices, que no tenian nueve del libro segando.
otro hijo varon para su casa y con La muger poco venturosa, que
suelo. tiene marido de mala condicion, ár
No se entienda por esto que los mese de paciencia para que el de
padres han de ser descuidados en fecto de uno se supla con la discre
corregir y castigar los hijos; por cion, prudencia y buenos modos de
que esto seria faltar á su obligacion, otro. Así hacia la prudente Abigail
como dirémos en el libro quinto. Lo con su mal acondicionado marido:
que intentamos persuadir á los pa porque si los dos padres de fami
dres es, que sean racionales y no lia no se convienen, y el uno no
fieras en la condicion, y en todas suple por el otro, se verificará en su
sus operaciones tengan modo, co casa la sentencia formidable del Se
mo lo enseña el sábio. (Prov. 23. ñor, con que amenaza su total rui
v. 4.) na. (Matth. 12. v. 25.)
La severidad moderada de los pa La tristeza continua del corazon
dres con los hijos es muy conve humano es todas las plagas juntas,
niente; pero la continuacion de sus dice el Elpíritu Santo: Tristitia cor
impaciencias amenazas y furias, tie dis est omnis plaga; y la muger
nen los graves inconvenientes que mala, impaciente y litigiosa, es la
aqui declaramos, y explican los Pro tristeza y melancolia de su marido,
verbios. (Prov. 14. v. 17.) y de toda su familia. Desventura
El erudíto Martin del rio escribe do el que habita con ella!
de una muger noble, que siempre Tambien dice el Espíritu Santo,
andaba sobresaltada de temores, por que no hay cabeza peor ni mas ma
el motivo de que unos enemigos su la, que la cabeza de la culebra; y
yos querian matar á su marido. Es que no hay ira mayor que la ira
ta señora criaba un niño, el qual de la muger. Considérese con esta
advirtiendo los sobresaltos y mie verdad la desventura que tendrá una
dos de su madre, quando fué cre casa, si la gobierna una muger ira
ciendo se le quedaron los inismos cunda, impaciente y rabiosa, que
gestos y sobresaltos del temor, de atropella con todos, y no se halla
tal manera, que en opinion de modo de aplacarla.
todos andaba siempre sobresaltado, Por tres cosas, dice Salomón, se
y como temblando de miedo. mueve la tierra, y la tercera de
y Adviertan y consideren los pa ellas es la muger odiosa, de mala
dres estos formidables exemplares, condicion , impaciente y terrible,
para que no atemoricen ni aterren quando entra á gobernar una casa,
á sus hijos con sus continuas impa y todo lo atropella sin modo, dis
ciencias y furias destempladas, por crecion ni prudencia. El mismo sa
que la casa donde siempre reyna la bio dice, que la ira no tiene mise
mala condicion, los gritos, deses. ricordia, por lo qual se espera por
peros y pleytos, mas parece casa ca y ninguna piedad de la muger
de condenados, que habitacion de impaciente, que todos los tiempos
christianos. De esta aoble materia los hace iguales con su perversa eoº"
Libro III. Capítulo XX. 2o.9
dicion. Lo mismo se puede decir le destruye de todos modos, y le
del varon impaciente y furiose. acaba sus conveniencias temporales,
De todo lo qual sacamos en bue segun la sentencia del sábio Salo
na conseqüencia, que si el marido món, que dice: Qui alies invi
y la muger no se convienen á vi det, ignorat, quod egestas super
vir en suma paz, y el uno no su penat ez.
ple por el otro, la causa es perdida; Al envidiado le prospera Dios, y
y no solo no se aumentarán los bie el envidioso se pierde. De esta ver
nes temporales en ella, sino que aca dad constante hallamos una prue
barán los que ántes tenia, y se ar ba evidente en el libro del Géne
ruinará todo: porque donde no hay sis, donde se refiere que los en
caridad, no hay Dios; y donde no vidiosos Palestinos, y otros bárba
hay Dios, no puede haber cosa bue ros enemigos le iban cegando al Pa
na: Dios es caridad, dice S. Pa triarca Isaac todos los pozos que
blo, y la caridad es benigna, pacien hacia para dar agua á sus ganados;
te, afable. (1. Cor. 13. v. I. y y aunque al primer nuevo pozo
seq.) El vivir en caridad, es vivir que abrió le intituló Calumnia, ha
en Dios; y el vivir en discordia, biéndosele cerrado sus envidiosos,
parece mas intolerable que el mo enemigos, hizo otro, que le lla
rir. mó Latitud, diciendo: Nunc di
El Espíritu Santo dice, que es latabit nos Dominus, y crescere fe
mejor la muerte, que la vida amar cit super terram ; dando á enten
ga : Melior est mors, quam vita der y explicando, que quanto mas
amara ; y siendo tan amarga la vi sus enemigos le perseguian, tanto
da de los casados en contínua dis mas le enriquecia el Señor, y á
cordia, no extraño se les haga dul sus enemigos los consumia la en
ce la muerte, en comparacion de vidia.
su amarguísima vida. Lo mismo se prueba con el su
El pacientísimo Tobías llevaba ceso trágico del Patriarca Joseph,
con grande resignacion sus tribula y de sus envidiosos hermanos. Es
ciones, enfermedades y trabajos, es tos no le podian ver delante de sus
timando el padecer mas que el mo ojos; porque su padre le estimaba
rir; pero quando se llegó el caso mas que á ellos, y por los sueños
fuerte de que su misma esposa le misteriosos de su prosperidad futu
llenó de improperios y desprecios, ra, que él les habia referido. Lle
juzgó que si la impaciencia furiosa gó la envidia tirana de sus herma
de su muger no tenia remedio, le nos á tanto grado, que le quisie
sería mejor el morir, que el vivir, ron quitar la vida, y por miseri
disponiéndolo el Señor. (Tob. 3. v. cordia de un hermano suyo menos
6. cum antec.) cruel ó mas compasivo, se conten
Otro capital principio para la rui taron por último con venderle, y
na y acabamiento de las casas y fa hacerle esclavo en Egipto; pero la
mailias es la envidia tirana, la qual divina providencia se explicó tam
hace mas daño á quien la tiene, que superabundante en honrar y pros
al envidiado, porque al envidioso perar al envidiadº seph , que le
2 O.
La Familia Regulada.
hizo como Señor y Salvador de los murió de parto de Benjamin, y en
bue le tenian cautivo; y humilló tonces exclamó diciendo enmedio
á sus envidiosos hermanos, hasta de sus intentísimos dolores y mor
ponerlos á los pies y arbitrio de tales angustias. Este es hijo de mi
Joseph; como largamente se refiere dolor, y así espiró.
en el sagrado libro del Génesis. El sábio dice, que la envidia es
(Cap. 37. 39 o seqq.) podredumbre y corrompimiento de
Y haciendo reflexion legítima so los huesos : Putredo ossium, invi
bre esta trágica historia, es muy dia; y así se reconoce, que el en
digno de notarse lo que sus mismos vidioso se vá consumiendo y aca
envidiosos dixeron, que una fiera bando, como un hombre desven
pésima habia devorado á su herma turado que tiene corrompidos los
no Joseph. Sobre lo qual advierte huesos, y su curacion es tanto mas
San Agustin, que dixeron verdad en dificultosa, quanto mas interior tie
el sentido místico; porque no hay ne la enfermedad; la qual parece
fiera mas terrible ni mas pésima que no puede entrar mas adentro, que
la envidia tirana, la qual á un mis á lo interior de los huesos, y de
mo tiempo se come el corazon de aquel centro envenenado sale al ros
los envidiosos, y lo consigue ; y se tro del envidioso.
encamina á perder al envidiado, mas Por esta causa dice el Espíritu
no lo pueda conseguir. Santo, que la envidia penetrante
De esta verdadera doctrina se in hace sonrojar para su confusion al
fiere que la envidia hace recta jus envidioso contaminado : Ne invidia
ticia; porque castiga como lo me contaminatus erubescas ; donde se
rece al envidioso, y dexa libre al ofrece el reparo de llamar contami
inocente envidiado. Este fué discur nado al envidioso; porque el que se
so digno del gran padre de la Igle halla contaminado de una pestilen
sia S. Juan Chrisóstomo, proban.- te enfermedad que le llega hasta
do con eficacia, que la envidia bár los huesos, ya no parece tiene re
bara é infame se vuelve contra los medio humano, antes suele proce
misino que la quieren; y los destru der de mal en peor; como le sucede
ye, no solo en los bienes espiritua al envidioso, quando llevado de su
les y eternos, sino tambien en los rabiosa envidia, pasa átiranas exe
transitorios y temporales. cuciones de venganza.
Esto mismo se confirma con otro Esta última desventura se ponde
católico exemplar del mismo sagra ra en el libro de la Sabiduría, don
do libro del Génesis, donde se di de se hace una breve descripcion de
ce que la hermosa Raquél tuvo la perdicion de los mortales en sus
envidia á su menos hermosa herma depravadas costumbres ; y como
na Lia, porque esta tenia la suc por término se dice que llega la
cesion de hijos estimable, y ella se prevaricacion á tal extremo, que
hallaba infecunda y esteril: Invi un racional quita la vida á otro por
dit Rachel sorori suce; y aunque envidia : Alius alium per invidiam
el Señor la consoló, dándola hijos, occidit; y como el efecto del ho
no la costó menos que la vida, pues micidio es perderse el homicida á
Libro III. Capítulo XXI. 2I r
sí mismo, y arruinar á su casa, se para vivir y conservarse; peroel
gun ya dexamos probado; tambien hombre destemplado, por seguir su
se convence, que la envidia arrui gusto insaciable, atropella con su
na á las familias, y quita la vida salud, con su vida, con su honra,
á los envidiosos para acabar con con su hacienda, y aun con su pobre
todo. alma. Veamos como todo lo dicho
Amas de todo lo dicho, la pa consta de las divinas Escrituras.
sion desordenada de la envidia es De aquel rico gloton dice el San
vicio de gente ruin; por lo qual se to Evangelio, que cada dia coinia
dice en el libro del Santo Job : Par espléndidamente : Epulabatur quo
vulum occidit invidia; porque en tidie splendide; pero su muerte fué
los corazones generosos no tiene tan desastrada, como su viciosa vi
tan libre la entrada un vicio tan da, pues fué sepultado en el infier
infame. no, como lo dice el sagrado Texto.
Tambien es vicio de demonios, y (Lucas 16. v. 19.) -

de gente perdida"; por lo qual di De otro rico goloso hace men


ce el Espíritu Santo, que la envi cion el Evangelista San Lucas, y di
dia del diablo introduxo en el mun ce, que viéndose muy ufano con
do la muerte de los hombres, y le muchas conveniencias temporales,
imitan los que se hacen de parte del hablaba consigo mismo, y le decia
demonio : Invidia diaboli mors in á su alma, que comiese, bebiese y
troivit in Orbem terrarum ; ini se regalase, porque ya tenia rique
tantur autem eum, qui sunt ex zas para muchos años; pero estan
parte ejus. (Sap. 2. v. 24.) De que do en este vanísimo pensamiento,
se sigue, que los envidiosos tienen oyó la voz de Dios, que le dixo,
la condicion endemoniada, y van si estulto y necio, esta noche acaba
guiendo todos los pasos de tan in rás con tu vida, 3 y los bienes que
fernal enemigo. has congregado de quien serán (Lu
cae 22, v. 2o.) La falta de esta con
c APIT UL o XXI. sideracion pierde á los hombres lo
cos y mundanos.
Los excesivos gastos quotidianos Esta fué tambien la estulticia tor
en comidas y cenas exórbitantes pe de aquel siervo necio, que ha
y profanas, acaban las casas biéndose ausentado su Señor, se ha
y familias. cía él la cuenta falsa de que tar
daria en venir, y comenzó á re.
Nar. naturaleza humana con galarse mucho, y comiendo y be
pocas cosas está contenta, dice, biendo sin temor de Dios, ni de su
Galeno en uno de sus aforismos: Señor: Capit edere, o bibere, y
Natura paucis contenta. Mas la inebriari; pero á la hora que me
pasion desordenada del hombre in nos pesaba llegó su Señor, y fué
mortificado, dexándose arrebatar gravemente castigado como lo me
del gusto del comer, hace tales ex recia su desórden, (Lucae 1 2, v. 45.)
cesos, que ni los brutos se le igua Otro rico perdido en la profami
lan. El bruto come lo que le basta dad de su mesa fué el infeliz Rey
- Dd 2
-
22
La Familia Regulada.
Baltasar, de quien se dice, que ha ventura, leyendo en Isaías Profeta
biendo hecho un grande convite, y aquel error desesperado con que de
estando en el mayor fervor de sus cian: , comamos y bebamos, que
profanas delicias, vió con asombro, mañana nos morirémos: encendido
que se escribia á la luz de su misma en zeloso furor exclamó, y dixo:
mesa una formidable sentencia de la No habeis de decir así, hombres
perdicion de su Reyno y de su bárbaros, sino hagamos penitencia
persona, segun despues la explicó y ayunemos, que mañana nos mo
el santo Profeta Daniél. rirémos. Esto es lo que nos ha de
El justo come para remediar su aprovechar para la vida eterna; por
necesidad; pero el impío profano que los hartazgos en las comidas y
tiene insaciable su vientre, dice Sa bebidas, solo sirven para ruina y
lomón. Esta es la grande diferencia perdicion de los cuerpos y de las
entre el justo y el gloton, que el alinas.
justo come para vivir, y el goloso La soberbia y excesos de los re
vive para comer. -
galos en comer y beber, fué la
De esta elase maldita eran aque perdicion y ruina de los infelices de
llos infelices Epicuros, que decian: Sodoma, dice el Profeta Ezequiél.
Coinamos y bebamos, que mañana Comian y bebian como brutos, sin
nos inorirémos : Comedamus ; Ao bi temor de Dios; y como los vicios se
bamus, cras enim moriemur; á los llaman unos á otros, llenaron el nú
quales les salió tan mal su bárbaro mero de sus maldades, y perecie
pensamiento , que conocieron su ron con fuego del cielo.
error quando ya no tenia remedio. De estos y de sus semejantes, di
De estos hace mencion el Profeta
ce David en su Salmo, que su me
Isaías, y el Apóstol S. Pablo tam sa se les convierte en lazo para su
bien hace memoria de su desgra caida, y en escándalo para sus al
cia fatal. mas. Ponen todo su corazon en los
Con mas extension refiere la des manjares, y la gula los prevarica
ventura de estos Epicuros el libro de para que no sé acuerden de los bie
la sabiduría, donde se dice, que nes eternos. (Ps. 63. v. 3.)
conferenciando unos con otros so De esta misma clase de viciosos
bre el desórden de su vida, decian, epulones eran aquellos ingratos del
que en este mundo lo pasasen bien, pueblo de Dios, de los quales se
comiesen y bebiesen, y no cuida dice en el sagrado libro de los nú
sen de otra cosa, porque luego se meros, que comieren y bebieren
moririan, y se acabaria todo; pero hasta no poder mas; y aun se te
llegándose la hora terrible de su nian los últimos bocados en la bo
condenacion eterna, sacaban la con ca, quando subió la ira de Dios
seqüencia legítima, que correspon sobre ellos, y acabó con sus vidas.
dia á su desconcertada vida, y de Allí perecieron, donde se harta
cian confusos: Ergo erravimus d ron de comer y beber sin temor
via veritatis. (Sap. 2. v. 6. o cap. 5. de Dios.
49, Ó, En el libro del Exódo se refie
Nuestro Seráfico Doctor S. Buena re otra semejante desventura, di
Libro III. Capítulo XXI. 21 3
ciendo el sagrado Texto, que se asen epulones y comedores no sirven á
tó el pueblo á comer y beber, y se Christo nuestro Señor, sino á su
levantaron á jugar: Sedit populus vientre, á quien tienen por su Dios,
manducare, o bibere, A y surrexe y le sirven mejor que á su Dios
runtludere. Y el Apóstol San Pa verdadero; de los quales está es
blo dice, que aquellos hombres glo crito, que idolatran como genti
tones estaban prevaricados, y de les, teniendo por su Dios á su
xando á su verdadero Dios, se hi vientre: Quorum Deus venter est;
cieron idólatras; contra los quales pero su gloria se les volverá en con
se encendió la ira del Señor, como fusion; porque solo saben las cosas
contra gente de dura cerviz; y los terrenas, y son enemigos de la cruz
hubiera destruido, si el santo Moy de Christo, como tambien lo dice el
sés no orase por ellos. mismo Santo Apóstol.
El Apóstol ocurre para la cura De estos desventurados dice Da
cion eficaz de este grave desórden, vid, que de la grosura de sus cuer
diciendo, que lo mas conveniente pos, y de la prevaricacion de sus
es confortar el corazon humano con almas se origina y procede toda su
la divina gracia, y no con los man iniquidad: Prodiit, quasi ex adipe
jares abundantes, que no son de iniquitas eorum ; porque engolosi
provecho á los que ponen su co na dos con estas delicias materiales
razon en ellos; y Christo Señor de la tierra, vician el afecto de su
nuestro dixo, que no vive el hom corazon, y lo pierden todo.
bre con solo pan; (Matt. 4. v. 4.) En el Deuteronómio se explica
porque no solo se compone de cuer bien la perdicion de semejantes hom
po, sino taubien de alma, que ha bres, y el transito que hacen del
de vivir con otro mas superior ali bien al mal, y de la virtud al vi
IIleIltO. cio, y de la graeia al pecado; di
Por esto dice tambien el Espíritu ciendo, que el amado de Dios co
Santo, que el vientre del hombre menzó á recalcitrar, engrosado de
recibe todo manjar; pero debe en las delicias terrenas, y de los man
tender la criatura, que hay un man jares materiales; por lo qual dexó
jar mejor que otro : Est cibus cibo á su Dios que le habia criado, y
melior; y el manjar del alma es me apartándose de él, se buscó Dioses
jor que el del cuerpo. agenos abominables, que no le fue
En el sagrado libro del Eclesiás ron de provecho en sus novísimos
tico se dice, que muchos penecie amargos; sino que provocó la ira
ron por el exceso de la comida; y de su criador y bienhechor para
estos son de los que dice David, buscar su ruina.
que su garganta es un patente se Aun en esta vida se llenan de ca
pulcro: Sepulchrum patens est gut lamidades y miserias los infelices go
tur eorum; y con su misma gula se losos y tragones con los excesos
llevan su sepulcro consigo; y de grandes y profanos en las comidas
ellos á su sepulcro hay muy poca ó y en las cenas; porque segun la
ninguna distancia. sentencia de Galeno en sus experi
San Pablo dice, que semejantes, mentados aforismos, toda Saturidad
2 I4. La Familia Regulada.
y hartazgo es contrario á la mis es, por el estulto rico, despues
ma. naturaleza. -

que está harto de comer: Perstal


El sábio dice, que el diligente tum, cum saturatus fuerit cibo. Y
operario ó trabajador duerme dul si se añade á su estullicia y necedad
cemente, porque hace bien las di el ser autorizado, no habrá quien
gestiones de lo que come; pero al le pueda sufrir 3 ó porque su ex
rico epulon que trabaja poco, y ceso le hizo daño, y halla indiges
come mucho, el mismo exceso de to, ó porque sus conveniencias y
lo que ha comido no le dexa dor delicias le hacen demasiadamente
mir : Saturitas divitis non sinit
soberbio. Uno y otro lo suele cau
eum dormire. sar este vicio capital de la gula;
El mismo sábio te previene, que porque regularmente tienen los glo
si te ponen delante un plato de tones poca salud, y mucha so
mucho gusto, no comas sino lo que berbia.
te es suficiente; no sea que harto Esta verdad se halla dictada por
y repleto de lo que has comido, el Espíritu Santo, el qual dice, que
los vounites con ignominia, ó por en los muchos manjares no faltara
que no te haga mayor daño : Mel enfermedad : In multis enim escis
invenisti º comede quod sufficit tibi, erit infirmitas; y la razon se da
ne forte saciatus, evomas illud. en el mismo sagrado Texto; por
En otro proverbio dice, que la que el afan y aplicacion á comer
criatura saciada y harta de comer, mas y mas, causará destemplanza
despreciará el panal de miel; pero del humor colérico, y ya con esto
el hombre hambriento y con necesi tenemos enfermo al goloso. (Ecli,
dad, aun lo que es amargo lo tie 37. v. 33.) -

ne por dulce: Anima saturata cal El Santo Job hace consonancia


cabit favum, oc. maravillosa eon la sentencia refe
- El Profeta Ezequiél dice, que el rida; diciendo, que el hombre sacia
hombre justo comerá su pan con do y harto de comer, se compri
templanza y con solicitud, y asi mirá, y se encenderá, y todo dolor
tendrá Dios mucha misericordia con
vendrá sobre él: Cum satiatus fue
él: pero los ricos profanos y co rit, arctabitur: cestuabit, o omº
medores, hasta en lo natural ten nis dolor irruet super eum. Aun
drán angustia y confusion. dice mas la sentencia de lo que p0
Con esto dice la sentencia del demos explicar con nuestro idioma.
Santo Job, que los preciosos man (Job. 2o. v. 22.)
jares del rico epulon, los vomitará Con estos principios revelados
con angustia, y Dios se los sacará de Dios, ya no extraño que mu
con violencia de su vientre, por chos ricos ociosos y regalones di
que, ó en esta vida, ó en la otra gan, que no pueden ayunar los ayu
ha de pagar los excesos de su gula. nos de la santa Iglesia. Pero de
(Job. 2o. v. 5.) bemos entrar en gravísimo rezelo,
Un proverbio del sábio dice, que si ellos mismos se tienen la culpa,
por tres cosas se mueve y se con y deben quitar la causa; porque
turba la tierra, y la segunda de ellas tal vez les haria mas provecho el
- Libro III. Capítulo XXI. 2. I ,
ayuno, que sus exórbitantes comi El Profeta Oséas dice, que el
das y cenas; de las quales provie vino y la ebriedad quita a el cora
men los accidentes que ponderan, y zon: vinum y ebrietas , auferunt
él apresurar su vida; porque del cor; y ya se ve quán despreciable
varon abstinente, dice el Espíritu quedaria un hombre sin corazon;
Santo, que aumentará los años de que es lo misino que quedar sin vida,
su vida, y tambien su gloria : Qui honra ni estimacion humana, y sin
abstinens est, adiiciet vitain º glo la gloria eterna.
riam. (Eccli. 37. v. 34.) Por esto el Profeta Isaías los tra
Y para que se vea que tambien ta á los ebriosos como á hombres
los golosos destruyen su casas y desventurados y dignos de que los
familias, y arruinan sus convenien otros hombres se lamenten de su
cias temporales, lo dice expresa desgracia : (Vac vobis, Roc. Isai. 15.
mente Salomon en uno de sus Pro v. 1 1.2 seq.) Porque ocupadas sus
verbios, con estas palabras: Qui di potencias y sentidos de los efectos
ligit epulas, in egestate erit : el malos del vino, no están para co
que quiere comer y cenar abun sa de razon, ni con Bios, ni con
dantemente, llegará á tener mucha las criaturas racionales; y deben te
necesidad. mer no les venga en aquel tiempo
Esta verdad la advertimos expe de su embriaguéz alguna muerte
rimentada en muchísimas casas; por repentina, que sea su última per
que si en ellas las comidas y cenas, dicion.
convites y cumplimientos se hacen Previniendo misericordioso el Se
quotidianos, á poco tiempo se ven ñor que á ninguna crintura le su
perdidas; ó sea por castigo de su ceda en su ebriedad semejante des
viciosa gula, y mundana soberbia, gracia, les avisa á los hombres por
ó porque la hacienda de la casa no el Evangelista S. Lucas, diciendo,
presta por tanto, la substancia es, teman y se guarden de obscurecer
que ellas se arruinan y se pierden; sus sentidos con el vino, no sea
porque Dios nuestro Señor no nos que les venga repentinamente el dia
da las conveniencias temporales pa de la ira de su Dios y Señor, que
ra fomentar los vicios, ni el tien será para ellos el dia de su muerte:
po para pecar, como se dice en la Atendite vobis, ne forte aggraven
divina Escritura. (Eccli. 15. v. 2 I. ) tur corda vestra ebrieta e, oc. (Lu
El infame vicio de la ebriedad cae 2 ... v. 34.) - -

hace desestimables á los hombres, Y para que los hombres teman


y tambien pierde muchas casas y fa como á la muerte el vicio desorde
milias, y sus conveniencias tempo nado del vino, les avisa el sábio,
rales; ó por mucho gasto en es que aunque esta bebida entra con
te feo vicio, ó por el mal gobier blandura y suavidad; pero que por
no que regularmente tienen en sus último muerde como culebra vene
casas los ebriosos; porque pierden nosa, y su veneno se extiende por
toda la sabiduría y la razon, como todo el cuerpo: Vinum mordebit
lo dice David, y nos lo enseña la ut coluber, oc. Eligió la similitud
expereciencia. (Psalm. 106. v. 27.) de la culebra, que es el animal mas
2 16 La Familia Regulada.
espantoso para los mortales, los y volvieron en sus propios sentidos,
quales en el tiempo de su embria Véanse estos y otros lamentables
guéz se juzgan como muertos. exemplos de los ebriosos en el Es
Así los consideraba el mismo Sa pejo del varon sábio, libro segundo,
lomón, diciendo que los ebriosos capítulo doce, y libro sexto, ca
entre los brindis y razones, quedan pítulo trece. -

como les difuntos, y sin que ellos Salomón habla de las burlas y
adviertan, los adornarán ignominio desprecios que se hacen con los
samente con los paños de los muer ebriosos, sin que ellos lo sientan
tos en el tiempo de su torpe sueño: ni lo conozcan; y como en persona
Vestientur pannis mortuorum, Sc. de un hombre poseido de vino, di
(Prov. 23. v. 2 1.) Y son tan infeli ce, le azotaron, y no tuvo do
ces, que haciendo la razon, per lor, y le arrastraron, y no lo sin
dieron la razon; y mientras no la tió, y deseaba volverá su vigilia,
restauran, no se pueden decir hom para de nuevo buscar el vino: Ver
bres. bera verunt me , o non dolui, y c.
Por esto dice un Profeta, que el (Prov. 23. v. 35.) Considérese la
vino engaña al que le bebe; por gran desventura del ebrioso; que
que el infeliz ebrioso piensa vivir en aquel tiempo infeliz aunque le
con el vino, y muere con él. Y di quiten la vida, él no se defiende,
ciendo que hace la razon, pierde la ni se puede defender, ni le queda
razon: Vinun potantem decipit. Así razon de hombre para su político
se engaña. (Hab. 2. v. 5 ) respeto.
Por este motivo nos avisa el Sá Estando embriagado el Príncipe
bio; que no miremos al vino, quan Amnón, le degollaron los criados
do está brillante en el vaso de cris de Absalón. Y estando ebrioso Be
tal, no sea que nos engañemos con nadab, fué vencido de los hijos de
él, y perdamos la razon; y buscan Israél. Y estando poseido del vino
do la alegría, hallemos nuestro des el Capitan General Holofernes, le
precio y contumelia. degolló y le quitó la cabeza una
De la privacion de los sentidos insigne muger Hebréa. Lo mismo le
en la ebriedad, se sigue la ignomi sucedió al célebre Simon Macabéo,
nia del ebrioso; porque como dice que en los combates Militares era
el Profeta Isaías, las mesas de los formidable; mas poseido del vino
bebedores se llenan de vómito; y perdió la vida. Lo mismo le sucedió
no parece se halla cosa mas torpe, ni al hijo del Rey Asá, á quien le
mas indigna de racionales: Ebriorum mató un criado suyo, viéndole sin
mensae repletae sunt vomitu; y lue sentidos con el fervor del vino. To
go se siguen los desprecios de los das estas desventuras de los ebrio
poseidos del vino. sos, se hallarán en el citado libro
De Noé hizo burla su mismo hijo. del Varon sábio.
T)e Lot se burlaron sus hijos, y En el libro tercero de Esdras se
ellos en el exceso de su embriaguéz refiere aquel célebre y gustoso cer
nada de esto conocieron, hasta que támen, en que se puso en disputa,
despertaron de su profundo sueño, ¿quál era mas fuerte, el Rey, el
Libro III. Capítulo XX. 2 y
vino, la muger, ó la verdad. Y tiene. Por lo qual, dice el Espíri
aunque por parte de la verdad que tu Santo, que el operario ebrioso,
do la victoria: º eritas vincit, viº por mas que trabaje, nunca se ha
va veritas; no ºbstante, quedo tain rá rico; porque todo lo que gana,
bieu por cierto, que el vino es su se lo bebe; y porque todo le pare
perior á todos los hombres que le ce poco, se bebe tambien el juicio:
beben desurdelladamente, y preva Operatus ebriosus non , locupletabi
lece contra ellos, quitándoles la ra tur; (Eccli. 19. v. 1.) y á mas de
zoa, que es lo mejor que Dios les lo que desperdicia, bebiendo des
ha dado. Vease la fuerza del vino, templado, menoscaba tambien de
y temanle todos los hombres cuer su casa su honra y su hacienda; por
dos y juiciosos. que en el tiempo infeliz, quando
Otro mal efecto tiene la ebrie el vino toma posesion de su cabe
dad, y es, que mueve á irritacion za, no está para cosa de provecho,
al ebrioso; porque un hombre po y su casa se pierde sin que él lo
stido del vino, habla sin juicio y COIl OZCal
sin concierto, da que reir á los que El Sábio dice absolutamente, que
no le miran bien, y desconsuela y el amador del vino nunca se hará
turba á todos los de su casa. Por rico : Qui amat vinum, non ditabi
lo qual dice el Espíritu Santo que tur; ántes será grande fortuna, que
el mucho vino excita á la irrita no pase á otros vicios que le aca
cion; y la ira es causa de muchas ben de perder en cuerpo y alma;
ruinas y desgracias. (Eccli. 31. porque la luxuria y el vino se lla
v. 36. ) -
man á voces: Luxuriosa res vinum
En el Eclesiástico se dice, que est. (Prov. 21. v. 17.)
la ebriedad destemplada aumenta Ultimamente , dice el Espíritu
la furia del ebrioso, y á veces se Santo, que el vino y las mugeres
precipita de tal manera, que hace hacen prevaricar y apostatar á los
muchas llagas en los inculpados; sábios, (Eccli. 19. v. 2.) quanto mas
porque poseido del vino, obra como á los ignorantes; y en un agregado
loco sin juicio. Ojalá no fuese tan de vicios tan infernales, no es de
experimentada esta verdad; como lo extrañar que todo se pierda, salud,
C8.
honra, vida, conveniencias, hacien
Por esta causa dice el sábio, que das grandes, aun el alma, que no
allí se hallan los lamentos, los pley tiene precio temporal; y el que
tos, las discordias y las llagas vio Christo Señor nuestro le dió es tan
lentas donde regularmente vive el grande, como dice el Apóstol S. Pa
ebrioso, que atropella con todo; blo, (1. Cor. 6. v. 2 o ) que no tiene
mucho mas se enfurece contra los ponderacion humana. Dios quiera lo
que le embarazan y reprehenden su conozcamos. Amen.
infame y detestable vicio.
Ultimamente no hay que esperar
que la casa del ebrioso se aumente
de conveniencias temporales; ántes
de diº en dia acabará con las que
Ee
2 I8
La Familia Regulada.
y conociendo su yerro el bárbaro
C A P IT UL O XXII. Faraón, restituyó al punto la mu
ger que no era suya, para no aca
Los adulterios son pecados gravísi barse de perder. (Gen. 12. v. 17.)
mos; y por ellos se pierden y se des Aprended, católicos luxuriosos, pa.
truyen las casas y familias. ra que no os hagais con el adulterio
peores que infieles. -

E, tan gravísimo el pecado del Bien conocida tenia esta verdad


adulterio, que por lo mismo no el Santo Job, quando justificándo
conviene creerse de ninguna per se de no haber llegado á muger age
sona christiana; sabiendo que tam na, dixo, que esta era la iniquidad
bien se levantan muchos falsos tes máxima de las criaturas: Hoc enim
timonios en este mundo malicioso. nefas est, o iniquitas maxima,
Sirva de exemplar el suceso trá (Job 31 v. I. y seq.) Considérese
gico del casto Joseph, á quien su la gravedad del adulterio, pues me
dueño le acusó de atrevido; y su rece un superlativo de tan grande
Señor fué tan fácil para creer lo que ponderacion. -

no debia, que luego le hizo poner El santo Profeta Jeremías llegó


en la carcel pública al santo Pa á decir, que se tomaría de los adul
triarca. Escarmentad, hombres, pa terios la maldieion, por la estulta
ra no ser tan crédulos en tan gran necedad de pecar con las mugeres
de mal. - -
de sus amigos; sin advertir, que
Mas porque todo cabe en la ma esta es una grandísima y máxima
licia y fragilidad humana, convie iniquidad, que trae muchas tribu.
ne se comprenda bien la gravedad laciones y trabajos á los que la co
excesiva de esta culpa, de tal ma Ineten. -

mera, que tienblen las criaturas de El Profeta Oséas llama camino


cometerla. Aun los gentiles alcanza espinoso el que llevan los adúlte
ron este conocimiento; por lo qual ros: Spinosam viam ambulabunt
se quejaba de Abrahan el Príncipe adulteri. Porque apénas dan paso
Abimelech ; porque le habia dado los infelices adúlteros, que no sea
ocasion para un tan grave pecado, con penas y trabajos; como quien
en castigo del qual quitaba Dios la anda pisando penetrantes espinas,
succesion de la misma casa de Abi que le llegan hasta el alma, per
melech : Induxisti super me pecca diendo la gloria, y arruinando su
tum grande. No extrañen los adúl C3. Sal.
teros si Dios quita la succesion le Grave delito es el robar, pero
gítima de sus casas. mayor es el adulterio; porque el
Lo mismo conoció por el castigo ladron roba para saciar su hambre,
el gentil Rey Faraon, á quien Dios y para salir de pobre, como dice
envió grandísimas plagas, porque el Sábio: pero el adúltero torpe es
mas irracional y mas ignominiosº;
quiso apropiarse la muger de Abra porque dexa la esposa que Dios le
han : Flagellavit Doninus plagis
maximis Pharaonen , y domum dió, y se busca la extraña, quitanº
ejus, propter Sarai uxorem Abram, dola á su propio marido. -
Libro III. Cap. XXII. 219
Este fué el argumento eficáz que que con la gravedad de la pena diº
hizo el Profeta Natán al Rey Da curramos la atrocidad de la culPa
vid en tiempo de su adulterio. Pro. del adulterio; y debe temer el adúl
poniéndole el santo Profeta la feal terocastigo,
que Dios tomará la mano Para
dad de su culpa en cabeza agena, su si de los hombres no le
la conoció perfectamente David, y tiene.
exclamó diciendo, no era digno de A este fin, decia el Profeta Eze
perdon semejante hombre desaten quiél, que los adúlteros viven en
to y desalmado, que hºbia quita casas ruinosas; porque sin duda se
do su muger propia al hombre age acercan á su perdicion y ruina tº
no : Vivit Dominus , quoniam fi das las cosas de los torpes adul
lius mortis est vir, qui fecit hoc. terantes, y no les faltarán plagas y
(2. Reg. 12. v. 5.) desventuras, aun en esta vida morº
No conoce el adúltero ciego el tal.
mal que hace para su perdicion, pa En confirmacion de esta doctri
ra sus conveniencias, para su casa, na, dice el Profeta Daniél, que so
y para su almaa. Y será justo con bre los torpes adúlteros vendrá la
sidere lo que dice el santo Job, ira de Dios, como una tempestad
que el adulterio es un fuego vora formidable, y padecerá el adúltero
císimo, que consume hasta la rai en cuerpo y alma con esta grave
ces de la casa de los adúlteros. Y tempestad de trabajos.
es tan horroroso delito en los ojos A este mismo fin, dice el Após
de Dios y de sus Santos, que aun tol S. Pablo, (1. Cor. 5. v. 18. )
parece tiene mas fuerza que la muer que el hombre torpe y fornicario
te.
peca contra su cuerpo y contra su
Por esto dixo con elegancia San alma, por lo qual de dos modos es
Ambrosio, considerando la cabeza nocivo á sí mismo; y aun se aña
del Bautista en presencia del adúl de la perdicion de su hacienda, pa
tero Herodes, que aquellos ojos cas ra lograr su torpeza y perder su
tísimos y virginales del santo Pro salud. -

feta, estaban cerrados, no tanto por Por esto tambien se dice en el


la necesidad de la muerte, quanto Deuteronómio, que la locura y fa
por el horror de la luxuria de aquel tuidad del luxurioso no admite ra
Rey adúltero, que tenia presente: zon, supuesto que confesándose de
Clauduntur lumina, non tam mor
licado para la penitencia, destruye
tis necessitate, qudm horrore luxu su cuerpo con luxurias y adulterios;
riae.
y en esto no hace reparo alguno,
En el libro del Levítico disponia haciéndole tan grande para los ayu
Dios nuestro Señor, que si algun nos moderados de la Iglesia cató
hombre torpe y desatento usaba de lica.
la muger agena, luego se le quita El Espíritu Santo dice, que el
se la vida al adúltero, y á la adúl adúltero pierde su alma y sus con
tera. Y aunque esta ley antigua tu veniencias temporales, y no tiene
vo término con la ley de Gracia, mas que perder. Y el Sábio les di
nos ha quedado la memoria, para ce á los hombres torpes, que no pon
C 2

\
220 La Familia Regulada.
gan sus trabajos en las casas age manchadas, en otras que tienen sa
nas de mugeres malas; no sea que lud, y la pierden. Y así suele con
lloren. en su muerte amarguísima; taminarse todo un Pueblo; y ape
- quando vean consumidas sus carnes nas se halia para perfecta curacion
propias con feísimos pecados, y ya cumplido remedio.
se hallen sin remedio. (Prov. 5. v. En el libro tercero de Esdras se
1o.) . llaman locos y dementados los tor
Consideren los torpes y desho pes adúlteros: y , así es, que pa
nestos la desventura que le suce rece pierden el juicio, y en ellos
dió al hijo pródigo, el qual disipó no aprovecha ni vale la razon; ni
toda su substancia, y todo su pa entra en sus corazones el justo te
triumonio viviendo luxuriosamente, mor del castigo de Dios que les es
como dice el Santo Evangelista, y pera.
llegó á tanta calamidad, que de Gastan para su mal las convenien
seaba llenar su vientre de los man cias temporales que Dios les ha da
jares de los puercos; y hubiera lle do: y debiendo servirle con ellas,
gado á perder la vida, si con do las emplean en servicio del demo
lor y verdadera penitencia no se hu nio; y se venden á sí mismos para
biera vuelto á la casa de su piadoso su perdicion , como se dice en el
padre, dexando sus feos vicios. libro primero de los Macabéos.
(Lucae, 15. v. 13.) Incesablemente viven en contí
El cuerpo de la muger perdida, nuo pecado mortal, y en estado de
es como el estiercol corrompido, di condenacion eterna; porque como
ce el Espíritu Santo; por lo qual dice el Príncipe de los Apóstoles
el ciego deshonesto que se junta San Pedro, es insaciable su delito;
con ella, mancha su cuerpo y su Oculos habentes plenos adulterii, y
alma, y queda como un hombre incessabilis delicti. (Cap. 2. v. 14.
abominable de todos modos. ( Ec Ro seq.) La razon es eficáz; porque
clí. 6. v. 1o. ) sobre que tienen á la muger desven
Esta desventura lloraba compa turada en contínua preparacion de
sivo el Profeta Jeremías, quando di ánimo para pecar, ellos viven tam
xo, que los hombres ingratos y pre bien con la contínua depravada vo
cipitados, dexando sus delicias li luntad; y así es contínuo su peca
citas, se abrazaron con el estiercol: do; porque si no hacen mas, no
Qui nutriebantur in croceis 3 am es porque no quieren, sino porque
plexati sunt stercora. (Tren. 4. v. 5.) no pueden.
llorando otros por ellos, no ha Son contínuos enemigos de Dios,
llan camino los adulteros para com porque la amistad torpe que tienen
mismos, y buscar es enemiga del Altísimo, como diº
padecerse de sí---vf
su remedio. . ce el Apóstol Santiago : Nescitis
Este maldito género de adulteri quod a nicitia huius mundi
pecado
res adúlteros pierde á toda la tier inimica est Dei º Y de un enemiº
ra, como dice el mismo Profeta; por go fatal de Dios Omnipotente, ¿qué
que es mal contagioso, que se par bien se puede esperar º
ticipa y comunica de unas personas El Apóstol S. Pablo les da á los
Libro III. Capitulo XXII. 2% 2 .
adúlteros sentencia absoluta de con testimonio desu condenacion; por
denacion eterna : Adu teri Regnum que segun dice el Sábio, es tími
Dei non possidebunt. (1. Cor. 9. da la imaldad, y siempre presume
v. 9.) Por un momento de torpe sus desventuras la conciencia pertur
delicia se buscan una eternidad de bada : Semper praesumit seva pertur
Petaa. - bata conscientia : y de esta verdad
A esta desventura sin fin, la pre católica pueden dar constante prue
ceden en este mundo los prenun ba todos los que andaban estos ca
cios y presagios con que ya comien minos de su perdicion eterna.
zan á sentir lo que despues han de El santo Job dice, que los adúl
padecer. Pierden la honra, y se ha teros llenos de miedo, siempre an
cen ignominiosos; como les sucedió dan cautelosos, observando las ho
á los fatuos ancianos; que tentaron ras de obscuridad; pero llevan su
á la Santa Susana, los quales en el corazon mas obscuro que la noche.
empeño loco de su torpeza perdie Piensan que nadie los mira, y cu
ron la honra y la vida. (Dan. 13. bren su rostro para no ser conoci
v. 8.) -
dos: eligen los puestos y lugares
Con este suceso desastrado, dice caliginosos; pero trabajan en vano;
la sentencia del Sábio, que el adúl porque no se pueden esconder de
tero se vuelve ignominioso; y á quien los ha de juzgar.
unas de perder su alma, se busca Considerando ya al infeliz adúl .
el oprobio que consigue con sus tero lleno de miserias y plagas, su
torpes obras. \ salud perdída, hecho un estiercol
En el Eclesiástico se dice, que hediondo, su pobre casa que se pier
en las plazas de la ciudad será no de por puntos, y á sus desventu
tado el adultero; y tal vez como rados hijos en camino derecho para
bestia desaforada será tratado igno andar de puerta en puerta, por los
miniosamente, porque donde me pecados gravísimos de su mal chris
nos piensa le apartarán á palos de tiano padre, cuyo remedio pasa á
su bestial torpeza: Quasi pullus ser como imposible, dice por esto
eqrinus fagabitur; y como un tor el Sábio, que la muger agena es
pe juramento llevará la correccion un pozo muy profundo. ( Prov. 22.
que merece. (Eccli. 23. v. 3o.) v. 14.) Desventurado del hombre
En el mismo libro se dice; que adúltero que cae en semejante si
el adúltero imagina que nadie le ve, macenagosa y profunda, de que
pero está engañado; porque el mal no puede salir, y allí perece rabian
olor de su vicio se percibe de mu do, en castigo digno de sus feas
chos, y él lo ignora; y en todo caculpas. * -

so no puede huir de los ojos del El mismo Sábio en otro Prover


altísimo Dios, á quien ofende con bio llama angosto pozo á la muger
sus torpezas y pecados, y le cas agena : Puteus angustus , aliena.
tigará severamente quando menos De que se infiere la dificultad gran
piense. -
de que tiene la conversion del adúl
El mismo corazon del adúltero le tero, pues se compara con el des
avisa de su peligro, y en él lleva el graciado incauto que cayó en un
-

222
La Familia Regulada.
pozo profundo y angosto, donde Juan Evangelista, como una bestia
halla su sepulcro funesto antes de lasciva desenfrenada, que aunque
morir. Estas comparaciones de Sa tenga tiempo de penitencia saluda
lomón dicen mucho en pocas pala ble, siempre prosigue con su obsti
bras. -

nacion diabólica; y no quiere doler


No es menos abominable la mu
se de su vida abominable. (Apoc. I,
-

ger adúltera, cuya blanda lengua v. 22. )


es una saeta penetrante y envene Por esto en la ley antigua se
nada para perder los hombres, co ofrecia por la muger sospechosa de
mo dice el Sábio. Ella endulza sus adulterio la harina de cebada, que
voces, y el demonio las enciende, es comida de bestias; como se pue
para que como balas candentes en de ver en el sagrado libro de los
ciendan en torpeza y luxuria á to Números. (Cap. 5. v. 15.)
dos quantos las oyen. (Prov. 6. Atropella la muger adúltera con
v. 23.) - -

su misma reputacion, sin mas repa


Algunas veces pasan al extremo ro que una bestia indómita; pero
disoluto de la Gitana que tentó al de su infamia dexará perpétua me
casto Joseph , y á imitacion suya, moria, que jamás se borrará, como
si se hallan defraudadas de su tor dice el Espíritu Santo. (Eccli. 23.
pe deseo, pasan al extremo furio v. 23. y 36.)
so de la injusta venganza: tanto mas Hace muchos males juntos la mal.
formidable, quanto su descaro ex dita adúltera; porque de una ven
plicó mas la precipitacion de su áni ofende á la ley del Altísimo, á su
mo. (Gen. 39. v. 2o.) -
marido inocente; á sus pobres hi
La muger mala y torpe es todos jos, y al santo sacramento del ma.
los males juntos. Por lo qual dixo trimonio. Considérese bien , quan,
la Samaritana, que Christo Señor tos crímenes se juntan en una mal.
nuestro la habia dicho todas sus dad ; que es lo que admiró digna
obras: Dixit mihi omnia quaecum mente S. Ambrosio , quando sobre
que feci; y es cierto, que solo la la iniquidad de otros adúlteros di
habló de los pecados de su torpeza, xo: Quanta in uno facinora sus
como consta del santo. Evangelio. crimina.

(Joan. 4. v. 26. º seq.) Es maldita de Dios la muger adúl.


El sapientísimo Salomón llama á tera; por lo qual en la ley anti
la muger adúltera Mal incompre gua dispuso su divina Magestad,que
hensible; por lo qual dixo: Quar á la muger acusada de adulterio lº
tum penitus ignoro. Talis est via echase el sacerdote del Altísims mu”
nulieris adulterae, oc. Y allí pin chas maldiciones, y una de ellas erº,
que si habia faltado á la ley de $ll
ta la muger adúltera, disimulada y
disoluta, que despues del adulterio
esposo, se la entumeciese el vientº,
come, bebe y se regala, y limpiany se la corrompiesen las entrañº,
do sus torpes labios, dice que noy así perdiese la vida, para exeº
ha hecho maldad alguna: Non sum plo y escarmiento de las demás mº
operata malum. geres casadas del Pueblo. Y maº
Es la muger adúltera, dice San daba Dios, que la misma mu8º
Libro III. Capitulo XXII. 22

aeusada respondiese en presencia á su maldita hija se la ofrecia. (Marc.


de todos, y dixese dos veces : Amen, 6. v. 13. A3 seq.)
Amien. (Num. 5. v. 2 I. cum ant. v. En el Eclesiástico se dice, que
2 ... o 22.) no hay ira sobre la ira de la muger:
En los Expositores de la sagrada Non est ira super iram mulieris.
Biblia se dicen horrores espantosos Y en el mismo Texto se prosigue
de las mugeres adúlteras llamán diciendo, que el Inorar y vivir con
dolas enfermedad sin refrigerio, hor un fiero leon, y con un dragon es
no encendido, escándalo de su ca mas tolerable, que el estar en una
sa, engaño contínuo, boca sin fre casa con una muger inquieta, que
no, víbora venenosa con diversos enfurece mas horrorosamente que las
coloridos, tempestad de su familia, fieras mas indómitas y feroces.
fiera indómita, peligro doméstico, Es la confusion de su marido la
escorpion venenoso, instrumento del muger adúltera, dice el Espíritu
diablo, órgano del enemigo, agre Santo; (Eccli. 25. v. I.) porque
gado de calamidades, principio de viendo irremediable su grande tra
lágrimas sin fin, y muerte prolixa. bajo, se le contrista el corazon, se
Véanse otros horrores en el espejo le aflige el ama, se le entristece
del varon sábio, y en las disputa la cara, y se siente herido de una
eiones selectas. plaga mortal, considerando que
El Espíritu Santo dice, que to de todos modos halla el camino cer
da malicia es menor que la malicia rado para su remedio; mal si la cor
de la mala, muger: Brevis est om rige, peor, si la tolera; mal si se
mis malitia, super malitiam mu explica, peor si disimula; mal si vi
lieris. (Eccli. 25. v. 26.) Por lo ve con ella, peor si la dexa. De to
qual los Expositores sagrados lla dos modos vive con inexplicable tor
man á la muger adúltera el mal su IIl62IltO. -

mo, insanable veneno, y el peor mal En el mismo libro se dice, que


de todos los males humanos. Si la tres cosas teme con razon el varon
injurian, se desespera de rabia. Si sábio; y la quarta le hace entriste
la alaban, se ensoberbece; y es im cer el rostro, sin poderlo disimular.
portuna en sus intentos, hasta que La primera es la acusacion de la
consigue sus torpes y diabólicas pre ciudad: la segunda el tumulto del
tensiones. pueblo: la tercera la calumnia men
No hay bestia fiera que la exce tirosa: y la quarta, que dice into
da en sus extragos y crueldades. lerable, es la muger mala; porque
Considérese la furiosa Herodías, quien la tiene; es como si tuviese
adúltera detestable con su misino pa un escórpion. ( Eccli. 26. v. 5.
riente; la qual encendida en cólera ad I 2.) -

contra el mayor de los santos Pro-, Llora y gime con sus amigos el
fetas, que la reprehendia sus es varon afligido, que tiene una mala
candalosas torpezas, quiso mas el muger por esposa; y oyendo las
vengarse de él, y que le quitasen fealdades que de ella se dicen, sus
la cabeza, que el entrar en pose pira confuso, y le llega la tristeza
sion de la mitad de un Reyno, que hasta lo mas íntimo del alma, y le
224 - La Familia Regulada.
hace pedazos su afligido corazon sin se otras unalas propiedades de los
hallar remedio lui consuelo. (Eccli. espurios y bastardos en el libro, cu
25. v. 24.) -
yo título es: Speculum Viri Sapientis,
La infaune adúltera prosigue en Rº Prudentis.
el desprecio de su una rido, como Ultimameate las abominables adúl
dice el Profeta Ezequiel, y trae á teras, despues de llenar de plagas
su casa un tan gral,de mal, que es y desventuras á sus casas, tienen
un agregado de todos los males, con sus muertes amarguísimas y fatales;
perdicion de sus hijos, desconsuelo como se las anuncia en un sagrado
de su esposo, perdicion de sus bie Proverbio. (Prov. s. v. 4. ) Esta vi
nes temporales, y conde nacion de da breve, que ellas la hacen mas
su alina. corta con sus vicios abominables,
Anda ciega y disoluta cen su tor viven con la alegría de sus torpezas;
pe amor extraño, como dice Oseas pero sus novísimos serán amargos
Profeta; y se olvida de la ley in como la hiel; y su instantanea risa
maculada de su Dios, despreciº n se las convertirá en llanto sempiter
do, no solo á su esposo, sí tam mo, que no tendrá fin.
bien á su misma honra, olvida Vendrá el dia terrible de la muer
el temor santo de Dios, que la ha te amarga, quando la torpe muger,
de juzgar. y los que con ella se prevaricaron
lJe tal manera son insensatas las se hallarán en la tribulacion máxi
mugeres adúlteras, que no advier ma que dice el misterioso libro del
ten, ni consideran los gravísimos Apocalipsi: (Cap. 2. v. 12.) y los
daños que ocasionan con su tor que se juntaron para pecar se jun
pe vida. Regularmente viven ocio tarán para arder en los infiernos por
sas y olvidadas de las obligaciones toda una eternidad, si quando tie
de su casa; encantadas y absortas nen oportuno tiempo no hacen ver
con sus amores adúlteros; y eumbe dadera penitencia de sus escanda
lesadas y ciegas con sus profanos losas iniquidades. El Señor les ilus
adornos; y por una vilísima corres tre sus corazones. Amen.
pondencia venden sus euerpos y sus
almas por baxisino precio, como c A PíT UL o XXIII.
dice el Sábio, siendo compradas
con el infinito valor de la sangre Los excesivos gastos en galas y tra
de nuestro Señor Jesuchristo, como ges profanos, pierden las casas
lo enseña el Apóstol S. Pablo. y familias, y aun las
Los hijos espurios de la muger almas.
adúltera, regularmente son inquietí
simos, malísimos y disolutos, como Dor uno de sus Profetas dice
hijos del pecado, dice el Sábio; y Dios nuestro Señor, que hará vi
nacen irregulares para los sagra sita rigurosa sobre todos aquellos
dos ordenes, y no hay que tener que visten de vestiduras preciosas y
cuidado que echen raices, altas, ó peregrinas: Visitabo super omnes,
profundas, como se nota en el sa qui induti sunt veste peregrina,
grado libro de la Sabiduría. Véan (Soph. 1. v. 8) y en esta visita miste
Libro III. Capítulo XXIII. 225
riosa exáminará el Altísimo, si las de sus adornos y el muro de su faz
galas son excesivas al estado de exterior, y entónces se verá clara
quien las lleva, y si son profa mente el quebranto ó firmeza que
nas y escandalosas. cada uno tiene. En esto quiere de
De un infeliz, que se vestía de cir el Profcta de Dios, que todas
rica púrpura, ya nos consta, que las cosas ocultas se revelarán, y apa
está sepultado en el infierno; por recerá claramente lo que cada uno
que teniendo para tantas galas, era es en la verdad.
impío y tirano con los pobres del Entónces se verá sin rebozo si la
Señor, negándoles una triste limos vestidura del hombre excede á su
na, que á él no le haria ningun estado y á su caudal; porque ya
falta. (Lucae 16. v. 19.) - nos dice el santo Job, que los gi
No negamos que la vestidura gantes gimen debaxo de las aguas,
decente da testimonio de la perso y no los sentimos: Gemunt gigan
na que la lleva; porque así lo di tes sub aquis, ºc.
ce el Espíritu Santo: Amictus cor Muchos hombres infelices pare
poris A3 ingressus hominis , enun cen á los gigantes, que se llevan
tiant de illo. (Eccli. 19. v. 27.) Por en las procesiones del Corpus, los
lo qual es conveniente que cada quales en lo exterior aparecen con
uno se vista segun su estado, sin grande fausto, y en lo interior son
gastar mas de lo que tiene, evi un vanistorio y arinazon miserable,
tando profanidades. dentro del qual hallarémos un po
Lo que decimos es, que los ex brecillo, que va sudando y reven
tremos se han de evitar; de tal tando, porque lleva sobre sus hom
manera , que ni el demasiado des bros toda aquella máquina profana.
precio envilezca la calidad de la Esto mismo sucede á muchos hom
persona, ni el exceso en la profa bres profanos, que con sus precio
nidad escandalice al pueblo, y des sas vestiduras parecen unos gigan
tru ya su casa, gastando en galas tes en la prosperidad y riquezas;
excesivas mas de lo que pide la ra pero en lo interior van afligidos y
zon. Esta es doctrina de S. Agustin. consumidos, porque no llega su bra
Lo que nos previene el Espíri zo á tanto fausto; y Dios sabe, si
tu Santo, es, que ninguno se glo baxo aquellas vestiduras tan pre
rie jamas en su vestidura exterior, ciosas llevan la camisa hecha peda
ni se ensoberbezca en el dia de su zos, ó no la llevan: Homo solúm
buena fortuna; ( Eccli. 1 1. v. 4.) videt ea, quae patent, y c. (1. Reg.
porque todas las prosperidades ter 16. v. 7.) , , , , ,
renas han de tener fin, y se ha de De estos miserables hombres se
llegar el dia de la extrecha cuenta,
puede decir lo que escribe el Pro
siendo juzgada la criatura, no porfeta Isaías, que arrastran la iniqui
su aparato exterior, sino por los dad con las cintas y atavios de va
afectos de su corazon. nidad : Trahunt iniquitatem in fu
- En este dia formidable , dice niculis vanitatis: desventurados de .
Isaías Profeta, exáminará el Señor ellos, que aun en esta vida pagan
lo mas oculto, y desnudará la pared su pecado i bien que no lo acaba a
226 La Familia Regulada.
de pagar, porque siempre se que ella hasta que se quitó las galas con
dan con él, y no aciertan el cami que estaba vestido, y se puso otras
no de su remedio. vestiduras mas humildes; como se
Exáminará el justo juez su inte dice en las lecciones Historiales de
rior y su exterior á buenas luces, la Iglesia católica en la fiesta solems
con que todo se hará patente, co ne de la Exältacion de la Cruz.
mo dice el Profeta Sofonías : Scru Si esto sucede con - un Rey tan
tabor Jerusalem in lucernis : y se poderoso, y con un Emperador del
verá sin engaño, si los gastos en mundo, que el cielo le reforma la
galas y profanidades son pernicio preciosidad de sus vestiduras, qué
sos, y si exceden á las convenien dirán los hombres de mas inferior
cias temporales, y estado de quien estado, que tal vez dexan de pa
las usa; y si los dineros que se gas gar lo que deben de justicia, por
tan en ellas hacen falta para pagar no faltar á la profanidad de sus ga
las deudas legítimas de la casa. las ? Sobre este punto hay impon
Entónces se cumplirá la profecía derable trabajo en este mundo ma
de Isaías, que dice: Vendrá el dia ligno, y no se halla camino para
tremendo en que se descubra todo poner á los hombres , en razon y
lo que en este mundo se oculta, y conciencia; porque en ellos se ve
se hará patente toda la casa inte rifica lo que dice el santo Profeta,
rior del hombre desventurado, que que no quieren entender la ver
siendo nada, quiere parecer algo; dad, por no obrar bien. (Ps. 35.
y siendo pobre, quiere parecer ri v. 4.) -

co; y siendo humilde gerarquía, Son semejantes á aquella pompo


quiere subir en un instante á la mas sa higuera, á quien el Señor echó
alta clase de los poderosos, y ro su maldicion, y luego se secó de
zar galas como ellos. tal modo, que ya no aprovechaba
- La vestidura del Rey ha de ser sino para el fuego; y la causa de
mas preciosa, y distinta de la de toda esta desventura fué, que no
los vasallos; y esto es muy confor tenia fruto, sino follage pomposo.
me á la divina Escritura, porque Nihil invenit Dominus, misi folia
del impio Rey Acab se dice, que tantum. (Matth. - 2 1. v. 19.) Así
para entrar en una batalla peligro estan muchos hombres vanos vesti
sa se mudó la vestidura regia, á fin dos de púrpura y preciosidades, y
de no ser conocido; pero como nin no hay en ellos mas de lo que se ve.
guno se puede esconder de los ojos Los hombres se envejecerán co
de Dios, no le aprovechó la muta mo sus vestiduras; y solo perma
cion del vestido. -, necerá el que dá la nieve segun la
Aun en los Príncipes y Reyes lana, como lo dice el Profeta Rey;
conviene sean decentemente precio (Psalm. 1 o1. v. 27.) y á la sepul
sas las vestiduras, y no profanas, tura no llevarán sino lo peor que
como lo dió á entender el Señor al les quieran poner para mortaja. Es
insigne Emperador Heraclio, quan to es la verdad, y todo lo demas
do subia al monte Calvario la Cruz es vanidad de vanidades.
de Christo, y no pudo moverse con Aquellos escribas y fariseos va
Libro III. Capítulo XXIII. 227
nísimos, que querian aridar en la vida; no solo la eterna, si tambien .
ciudad de Jerusalen con estolas y la temporal; porque solos aquellos
vestiduras preciosas, y que los sa que proporcionan su gasto con la
ludasen en las plazas publicas, y hacienda de su casa, sin olvidar á
asentarse los primeros en las Cáte los pobres de Christo, son los que
dras de la Sinagoga, eran tales en viven con pacífica quietud y ver
sus perversas costumbres, que el Se dadero consuelo.
ñor predicaba se guardasen de ellos; El insigne Capitan General Joab
y decia tendrian mas prolixo y ri se hizo una vestidura decente, de tal
guroso juicio, en el qual serian re manera, que le dexasé expedíto pa
probadas sus vanidades, por mas ra pelear. Y siendo milicia toda
que afectasen la devocion en sus nuestra vida mortal, como dice el
obras exteriores; porque al Señor santo Job, conviene, que la vesti
no se le puede ocultar la malicia dura de cada uno sea proporcionada,
del corazon. (Marc. 12. v. . 38. Nº y no sea mayor, ni mas larga que
seq.) la medida de su cuerpo y estado;
Esta nimia solicitud de los mor porque si fuere excesiva á su per
tales en buscar preciosas vestiduras sona, no saldrá vencedor en la mi
confunde el Señor con el eficaz ar licia espiritual de su alma, sino que
gumento de la divina providencia, será vencido de sus pasiones desor
que ácada uno le da lo que le con denadas, con mucho peligro de su
viene, si sabe esperar en su cria salvacion eterna.
dor; el qual sabe adornar á una flor El marido y la muger han de ser
del campo con tales colores, que iguales en la deeencia de sus vesti
ni Salohmon en toda su gloria se vis duras; porque así se los enseñó Dios
tio como una de ellas, segun se di nuestro Señor desde el principio del
ce en el santo Evangelio. (Matt. mundo, haciéndoles de una misma
6. v. 28.) tela los vestidos á Adan y Eva, pri
En todo conviene que sea públi mero de hojas, y despues de pie
ca la modestia del hombre : Modes les. (Genes. 3. v. 7. A3 21.) Estas
tia vestra nota sit omnibus homini fueron las preciosas galas de nues
bus, dice el Apóstol : (Philip. 4. tros primeros padres, y para saciar
v. 5.) mas principalmente en la ves la vanidad de sus hijos, apenas se
tidura se ha de conocer esta desea hallan telas de oro y plata en to
da modestia, no saliendo cada uno do el mundo.
de su estado y gerarquía; porque El Apóstol S. Pablo dice, que
el Señor ha puesto el órden debi el varon prudente conceda á su mu
do en todas las cosas, distinguién ger; conforme á sus conveniencias
dolas hasta en lo exterior unas de temporales, todo el ornato que no
otras, como dice el mismo Santo. se opone, ni sale de los límites de
El fin de la modestia del hom la christiana honestidad ; ( 1 Tim.
bre ha de ser el temor santo de 2. v. 9.) porque es justo se le con
Dios, dice el sábio en sus Prover ceda todo lo lícito y honesto á quien
bios, y á este santo temor están se le niega todo lo profano y escan-»
ofrecidas las ríquezas, la gloria y la daloso. º
Ff 2
228 La Familia Regulada.
El Príncipe de los Apóstoles San no se contradiga con el ornato pro
Pedro dice, que las antiguas mu fano. (1. Pet. 3. v. . 3. No seq.)
geres santas se adornaban conforme Verdad es, que deben distinguir
á la voluntad de sus maridos, pe se los dias y funciones para el uso
ro sin escándalo de sus próximos; y discreto de las galas, observando
esta regla se debe tener presente, siempre no excedan la honestidad
para que ni los maridos gasten en y estado de quien las lleva: por
las galas de sus mugeres mas de lo que la hermosa Judith (de quien ya
justo, ni las mugeres pidan los ador hicimos mencion en otro capítulo)
nos, que no fueren de mucha de sacó sus galas quando convino pa.
cencia, honestidad y buen exem ra el servicio de Dios, y el Señor
plo del pueblo. - aumentó su hermosura; porque co
El Apóstol de las gentes pide ra mo dice el sagrado Texto, no se
cional sabiduria en los varones, pa adornó con motivo de liviandad y
ra que compadeciéndose de sus mu luxuria, sino porque la funcion así
geres, como de vasos mas enfer lo pedia.
mos y flacos, las den todo aquel De lo que han de tener grande
honor, que les pueden dar sin es cuidado las señoras mugeres hones
cándalo; porque no conviene dar -tas, es de cubrir su cara y sus ojos,
las motivo de desconsuelo, en to para que no ofendan ni escanda
do quanto se las pueda conceder licen á sus próximos; y en esto tam
sin defecto, siendo la estimacion bien se han de desvelar sus mari
de su muger la misma suya pro dos, para que á sus esposas no les
pía. (1. Cor. 7. v. 3.) falte el velo decente de su cara. Así
El mismo Apóstol vuelve á de lo hizo el Patriarca Abrahan con su
cir, que las mugeres se adornen amada esposa, para que con hones
con decencia, honor y sobriedad, tidad y virtud saliese de su casa.
evitando los extremos viciosos del (Genes. 2o. v. 16. No seq.)
desprecio y la profanidad; de tal Así tambien la prudente Rebeca
manera, que sus adornos sean de se hizo mas estimable, porque vien
centes, mas no profanos, ni escán do de léjos á un hombre, no obs
dalosos, ni rocen galas de oro, pla tante que se hallaba fuera del pue
ta, ó margaritas preciosas; porque blo, se puso luego el velo de su
esto contradice á la humildad, mo rostro, y por esta laudable hones
deracion y modestia christiana. tidad fué celebrada; y el Altísimo
Véanse las palabras formales del la dió grandes conveniencias tem
sagrado Texto. (Tim. 2. v. 9.) - porales. (Genes. 24. v. 65.)
La misma prohibicion se hallará No lo hizo así la impia y escan
expresamente en la primera carta dalosa Jezabél, sino que pintó sus
del Príncipe de los Apóstoles S. Pe ojos con artificio, y adornó su ca
dro, donde claramente dice, que beza: mas presto pereció, y aca
las vestiduras de las mugeres ehris bó su vida infeliz entre las uñas de
tianas no se compongan con la pre-, los caballos, como dice la divina
ciosidad del oro; porque el espíri Escritura. (4. Reg. 9. v. 3o.)
su interior de su corazon virtuoso Las profanidades de las mugeres
Libro III. Capítulo XXIII. 229
en sus galas, están ásperamente re de el fuego de la concupiscencia con
prehendidas en muchos lugares de los profanos adornos en los quales
la divina Escritura, y freqüente cada cinta es un lazo. (Ang. Doct.
mente las reprehenden los santos 2. 2. art. 2.) .

Padres de la Iglesia católica, por Aquellas señoras que molestan á


que son causa de muchísimos peca sus maridos para que las compren
dos en el pueblo christiano. Lue galas al uso; y conocen que por es.
go que Tamár se dexó ver con de te gasto superfluo se dexan de pa
masiados adornos, entró la sospe gar las deudas legítimas de la casa;
cha de ser muger mala, como se desengañense que viven en continúo
dice en el sagrado libro del Géne pecado mortal; y que sus galas son
sis. Por lo qual, desengañense las aquella vestidura maldita, teñida en
señoras, que aunque no tengan mal sangre de pobres, de quien dice
intento en su corazon, se hacen es Isaías Profeta, será quemada: Ves
cándalosas con sus galas profanas, y timentum mixtum sanguine erit in
pecan en el escándalo, aunque no combustionem, o cibus ignis. (Cap.
deseen pecar con su cuerpo. . 9. v. 5.) - -

El vestirse la muger con vesti Ni satisface lo que dicen las se


duras de hombre, y el hombre con ñoras, que sus maridos gastan con
vestiduras de muger es cosa abo mucho gusto en comprarlas las ga
minable, y Dios lo tenia prohibido las que ellas piden porque si sa
en su ley antigua; (Deut. 22. v. 5.) ben que por este gasto superfluo se
pero de este desórden no es nece han de dexar de pagar las deudas
sario, hablar mas largamente, por forzosas de la casa, pecan mortal
que por sí mismo manifiesta su feí mente, y no se las puede absolver,
sima indecencia. -

si no quieren enmendarse, como


Las galas profanas son el asunto dice S. Benardino de Sena en el
principal de este capítulo, y las que sermon apostólico que escribió con
destruyen las casas y familias, y tra las vanidades.
pierden las almas: y aunque son re Ni tampoco basta digan las seño
prehensibles en hombres y muge ras, que llevan sus galas profanas
res, mas peligro llevan en estas que por complacer á sus maridos, y no
en aquellos; porque segun dice el con mal fin; porque siendo chris
Espíritu Santo, son muchos los hom tianas, ya deben saber que no han
bres que perecieron por los adornos, de complacer á su marido en lo que
afeytes y galas profanas de las mu ofenden á Dios, y escandalizan á su
geres: Averte oculos tuos á muliere próximo. Por lo qual dixo el Prín
compta. (Eccli. 9. v. 8.) -
cipe de los Apóstoles, que convie
El Sábio dice, que la muger muy ne agradar y obedecer á Dios mas
adornada es lazo del demonio, pre que á los hombres. (Act. 5. v. 29.)
parado para cazar las almas. Y el Tampoco satisface lo que dicen
Angélico Doctor dice sobre el mis algunas señoras, que su intencion no
mo Texto, que el adorno profano es de escandalizar, á nadie. Porque
de la muger, es provocativo de las si en la verdad las galas son profa
civias y luxurias; porque se encien nas, y dexan descubiertos sus pe
s—/
2 3o La Familia Regulada.
chos, ó, los afeytes de su cara son prelados y grandes Teólogos, pre
extremados, poco ó nada las apro sidiendo San Cárlos Borromeo, se
vechará en el juicio de Dios el de decretó , que á tales mugeres pro
cir que no tuvieron mala intencion, fanas no se las absolviese, si no que
como dice San Antonino de Flo rian reformar su escandalosa pre
rencia, escribiendo escolásticamen fanidad.
te de esta materia. Lo mismo mandó á sus Religio
Quando la señora lleva la inten sos el zeloso Patriarca S. Ignacio de
cion de provocar á luxurias y tor Loyola en una caerta que escribió en
pezas, entónces, sin duda ni opi el año 1555 á 29. de Junio á los
nion, peca mortalmente. Pero debe padres de su Colegio de la Com
advertirse, que, segun dice el An pañía de Valencia, de la qual ha
gélico Maestro, no solo peca por la cen mencion algunos-graves au.
mala intencion, sino tambien por tOreS. -
que sus galas profanas son provoca La misma constitucion tenia he
tivas; por lo qual pecariº aun sin cha nuestra Religion se