Anda di halaman 1dari 5

Como saber si tienes las defensas bajas

sólo mirándote al espejo


 Filed under naturopatia

¿Y si te dijera que puedes comprobar el estado de tus defensas en cualquier momento, sin
pincharte, sin análisis, sin máquinas? Sólo necesitaras un espejo porque donde vas a mirar
es en tu propio iris.

Tu iris refleja el estado interno de tu cuerpo y en él puedes ver con claridad si tus defensas
orgánicas están actuando, si son suficientes o no. Si estas cuidando tu cuerpo lo suficiente o
no. Cuidado, se trata de defensas orgánicas, de la capacidad de respuesta de tu cuerpo frente
a las agresiones, no de la cantidad de glóbulos blancos que tengas. A más defensa orgánica
más salud y fortaleza.

Todos tenemos un iris único y especial. Todo nuestro cuerpo esta reflejado en él. Cada
parte del iris representa una parte del cuerpo. Si te interesa el tema te diré que a esto se le
llama iridología y existen mapas del iris donde localizar los distintos órganos. Puedes
bajarte un mapa del iris clicando aqui.
Como reconocer las defensas bajas en el iris

El objeto de este post es mostrarte donde localizar el sistema inmunitario en el iris y como
reconocer unas defensas bajas. Para ello te aporto unas fotos a las que he añadido unas
rayas en rojo para que sepas lo que debes mirar.

Método para la observación de tu propio iris

Ponte delante del espejo. Debes iluminar tu iris con alguna pequeña linterna que tengas a
mano. La luz de la linterna debe incidir de lado en el ojo para que no te moleste y puedas
ver tu iris reflejado en el espejo. Si llevas gafas, prueba a observarlo con ellas o sin ellas,
dependiendo del problema de visión que tengas, es importante que la luz no se refleje en los
cristales de las gafas, sino no veras nada. Si llevas lentillas puedes observar tu iris sin
problemas. Si te cuesta mantener el ojo abierto quizás debas abrirlo con las manos,
permitiendo los parpadeos necesarios para su correcta lubricación.

Lo que debes localizar en tu iris

Cuando mires tu iris en el espejo debes fijarte en los rayos alrededor de la pupila. Puede
que necesites una lupa para verlo mejor, úsala. En la consulta yo siempre uso una lupa con
luz para observar los iris de los clientes. Fíjate solamente en los rayos que salen de la pupila
hacia el exterior. Vas a ver muchas cosas más que quizás no te habías fijado nunca, pero
ahora lo que interesa se encuentra en la zona mas próxima a la pupila. No importa el color
de tus ojos. Fíate en lo derechas o torcidas que estén estas lineas, en lo gruesas o finas, en lo
largas o cortas.

Únicamente he pintado la mitad del círculo alrededor de la pupila. Mi intención es señalarte


lo que debes mirar, y la otra mitad del círculo la he dejado tal cual para que veas como es
en realidad y puedas comparar con tu ojo.

Adapta lo que veas a estos ejemplos reales y actúa en consecuencia con esta información.

Sistema inmunitario en buen funcionamiento


En los Iris azules puede verse también un continuo de fibras hasta el final del iris, y
en los marrones puede verse también todo completamente liso y aterciopelado. En
ambos casos se trata de sistemas inmunitarios en buen funcionamiento. Lo
importante en este grupo es observar la rectitud, finura, densidad y vigor de las
fibras que rodean al iris.

Si tu iris se parece a alguno de estos dos: felicitaciones, tu sistema inmunitario


funciona perfectamente. Puedes afrontar tranquilamente cualquier desafío de salud
que se te presente, aunque con estas defensas estos desafíos serán casi inexistentes.

Sistema inmunitario recuperándose.

En este grupo de iris hay dos niveles de fibras de defensas, a veces cuesta de ver el
nivel más cercano a la pupila porque suelen ser finitas, esas son las nuevas defensas
que el cuerpo esta creando. En este estado el cuerpo esta volviéndose más funcional.
No significa que tengas mas glóbulos blancos ni nada de eso, sino que el cuerpo esta
desarrollando su capacidad natural de respuesta frente a las agresiones.

Si tu iris se parece a alguno de estos dos debes continuar cuidádote para que tu
sistema inmunitario consiga restablecerse. Aunque notes que tienes suficiente
energía, todavía no está asentada y puedes regresar a estadios más precarios con
facilidad. Estás preparado para afrontar pequeñas infecciones sin grandes problemas
y tu organismo sabe reconocer y eliminar toxinas y microbios.

Sistema inmunitario perjudicado

Por desgracia este es el iris mas habitual que suelo ver. Hay diferentes estadios pero
para hacerte a la idea te diré que debes fijarte en que las fibras son diferentes las
unas de las otras, en algunas zonas no hay, en otras forman agujeros, algunas pierden
radialidad, otras se entrecortan. No tienen vitalidad.

Si tu iris se parece a alguno de estos dos tu sistema inmunitario es irregular, poco


funcional y precisa atención inmediata. Revisa los alimentos que ingieres y el tipo de
vida que llevas. Con unas defensas así el cuerpo acumula diariamente toxinas que no
reconoce y puedes enfermar a la larga.
Sistema inmunitario colapsado

En este grupo ni siquiera vas a ver fibras. Veras remolinos, nubes, nieblas. Zonas
nada claras ni fibras nada definidas.

Si tu iris se parece a alguno de estos dos tu sistema inmunitario no esta funcionando


correctamente. Puedes contraer infecciones fácilmente y recuperarte con dificultad
de cualquier contratiempo. Revisa tu forma de vivir: dieta, horas de descanso …
Procura llevar una vida lo mas sana posible y tomar medidas para mejorar el estado
de tu organismo.

Gracias a la información de este post puedes comprobar no solamente el estado de


tu sistema inmunitario sino también el de tus seres queridos. Pero hay muchas cosas más
que se pueden saber sin necesidad de rayos X ni de costosos análisis.