Anda di halaman 1dari 8

Señor

JUEZ (REPARTO)
E. S. D.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX, mayor de edad y vecino de esta ciudad, abogado en ejercicio,


identificado como aparece al pie de mi correspondiente firma, obrando en calidad de apoderado del
señor XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX, Presidente de XXXXXXXXXXXXXXX, persona mayor y vecino
de esta ciudad, quien actúa en condición de perjudicado directo, y en representación legal del sindicato
y sus trabajadores afiliados, comedidamente manifiesto a usted que mediante el presente escrito
entablo acción de tutela para la protección de los derechos fundamentales de petición, libertad de
asociación sindical, igualdad y favorabilidad, consagrados en los artículos 13, 23, 38, 39 y 53 de la
Constitución Nacional, los cuales están siendo violados, amenazados o puestos en peligro como
consecuencia de la omisión por parte de la empresa XXXXXXXXXXXXXX. NIT. 000000000000000,
de dar una respuesta de fondo, clara y congruente con lo pedido a través del escrito con fecha del
veintisiete (27) de abril del año dos mil dieciséis (2016).

PETICIÓN
Solicito, señor Juez, se sirva ordenar a la XXXXXXXXXXXXXXXXXXX. NIT. 0000000000000, que dé
una respuesta de fondo, clara y congruente con lo pedido, al derecho de petición presentado a través
del apoderado suscrito, en representación del sindicato de trabajadores XXXXXXXXXXXXXXX, el día
veintisiete (27) de abril del año dos mil dieciséis (2016), en el que se solicita información acerca del
número de trabajadores no afiliados al sindicato XXXXXXXXXXXXX, que se beneficiaron de las
convenciones colectivas celebradas en los años 2014, 2015, 2016 y proceda a enlistarlos con nombre
y número de cédula.
HECHOS
Los hechos en que se fundamenta la violación o la amenaza de los derechos fundamentales cuya
tutela se solicita, son los siguientes:
PRIMERO: El día veintisiete (27) de abril del año dos mil dieciséis (2016), se presentó derecho de
petición ante la XXXXXXXXXXXXXXXXX. NIT. 00000000000000, organización privada, con el fin de
garantizar derechos fundamentales: el de petición, libertad de asociación sindical, igualdad y
favorabilidad, de conformidad con los artículos 13, 23, 38, 39, 53 de la Constitución Política de 1991,
y los artículos 13 Ss., y 32 de la ley 1755 de 2015.
SEGUNDO: El día veinticinco (25) de mayo de dos mil dieciséis (2016), a través del oficio No. 343-
2016, la XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX NIT. 0000000000000, dio respuesta formal y no de fondo al
asunto del derecho de petición elevado a través de apoderado en representación del sindicato de
trabajadores XXXXXXXXXXXXX, el día veintisiete (27) de abril del año dos mil dieciséis (2016).
TERCERO: El sindicato de trabajadores de la Cooperativa de Transportes XXXXXXXXXXXXXX, y la
empresa XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX. NIT. 000000000, celebraron convenciones colectivas para
los años 2014 – 2015 y 2016, en donde se establecieron beneficios colectivos que en la práctica se
concedieron a trabajadores sindicalizados y no sindicalizados.
CUARTO: Desde el día 10 de febrero de 2014, como consta en el oficio No. =======000000, el
empleador Cooperativa de Transportes Ltda., a través de su Gerente General,
XXXXXXXXXXXXXXXX, viene negando el recaudo, la retención y entrega de las cuotas sindicales de
los trabajadores no sindicalizados que se beneficiaron con el acuerdo, aduciendo que según lo
informado por el sindicato XxxxxxxX, este no cuenta con el número de trabajadores exigido para el
efecto por el artículo 471 del C.S.T., subrogado por el artículo 38 del decreto 2351 de 1965, haciendo
énfasis que está en plena vigencia.
QUINTO: El día 14 de septiembre de 2015, como respuesta a otra solicitud del sindicato, informan
entre otras cosas, que el Decreto 2264 de 2013, tiene que interpretarse en concordancia con lo
establecido en los artículos 400 y 471 del C.S.T., subrogados por los artículos 23 y 38 del Decreto
2351 de 1965, respectivamente. Ello, según el empleador, porque la extensión de los beneficios
convencionales a los trabajadores no sindicalizados, está supeditado a que el sindicato con el que ha
suscrito la convención colectiva agrupe más de la tercera parte del total de los trabajadores de la
empresa. Así sucede en igual forma con el oficio No. 000000000000del 05 de noviembre de 2015.
SEXTO: En oficio del 22 de marzo de 2016, a través del Jefe de talento Humano,
XXXXXXXXXXXXXXXXXXX, el empleador reconoce como obligaciones del empleador deducir de los
salarios la cuota sindical y menciona el Decreto 1072 de 2015, haciendo la diferencia entre
trabajadores sindicalizados y no sindicalizados, enunciando que en este último caso se establece una
cuota por beneficio convencional conforme a los artículos 39 del Decreto 2351 de 1965 y 68 de la Ley
50 de 1990.
SEPTIMO: Sin embargo, a la fecha el empleador no ha realizado la retención y entrega a
XXXXXXXXXXXXXXXXX, de las cuotas sindicales sobre el salario que los trabajadores no afiliados
deben pagar por haberse beneficiado de la convención.

ANÁLISIS DE LOS HECHOS


El derecho de petición presentado por parte de XXXXXXXXX, el día veintisiete (27) de abril del año
dos mil dieciséis (2016), pretendía obtener información relacionada con los beneficios convencionales
(Art., 68 Ley 50 de 1990) que recibieron los trabajadores de la COOPERATIVA DE TRANSPORTES
LTDA, que no estaban afiliados al sindicato X, pero que gracias a la gestión de la organización sindical,
obtuvieron los beneficios o acuerdos pactados en la convención.
La COOPERATIVA DE TRANSPORTES X LTDA, dio respuesta al derecho de petición, el día
veinticinco (25) de mayo de dos mil dieciséis (2016), a través del oficio No. 343-2016. Sin embargo, la
respuesta fue puramente formal y no ofreció la información solicitada, que pretendía conocer,
identificar e individualizar a los trabajadores no afiliados al sindicato que recibieron los beneficios de
la convención, y la causa por la cual recibieron los beneficios de los acuerdos, asunto que no abordó
la Cooperativa y solamente se limitó a expresar las siguientes consideraciones:
“Dando alcance a su derecho de petición radicado en nuestras oficinas el pasado 27 de Abril
de los corrientes, mediante el cual solicita que: "informe detalladamente como respuesta a
esta petición, el número de los integrantes no afiliados al sindicato XXXXXXXXXXXX, que se
beneficiaron de las convenciones colectivas celebradas en los años 2014, 2015, 2016".
Nos permitimos indicarle que: mediante comunicado fechado diez (IO) de diciembre de 2015,
y radicado ante el Ministerio de Trabajo bajo el consecutivo No 5759 del quince (15) de
diciembre de 2015, esta Cooperativa de Transportes dio respuesta de fondo a idéntica
solicitud, basándose en el artículo 471 del CST, subrogado por el artículo 38 del Decreto 2351
de 1995.
De otro lado y en equivalentes términos fue resuelta una petición realizada por el sindicato
que usted apodera dirigida a esta Cooperativa el día 14 de octubre de 2015 (documento que
debe reposar en los archivos de esa organización sindical), en cuya oportunidad manifestamos
que la empresa no puede acceder a Io solicitado toda vez que dicha organización no cuenta
con el número de afiliados exigido por el artículo 471 del CST. Documento que igualmente
reposa en el Ministerio de Trabajo bajo consecutivo No 3065 del 5 de Noviembre de 2015.”
El argumento que expone la COOPERATIVA como respuesta al derecho de petición elevado por
XXXXXXXXXXXxxX, no tiene nada que ver con el fondo del asunto. Todo se debe a una confusión
que tiene el empleador frente a la interpretación de algunas normas, razón por la cual no da respuesta
de lo que se le pide.
El empleador, COOPERATIVA DE TRANSPORTES LTDA, para eludir la respuesta del derecho de
petición, aduce la exigencia del artículo 471 del C.S.T., subrogado por el artículo 38 del decreto 2351
de 1965:
“Cuando en la convención colectiva sea parte un sindicato cuyos afiliados excedan de la
tercera parte del total de los trabajadores de la empresa, las normas de la convención se
extienden a todos los trabajadores de la misma, sean o no sindicalizados.
2. Lo dispuesto en este artículo se aplica también cuando el número de afiliados al sindicato
llegare a exceder del límite indicado, con posterioridad a la firma de la convención.”
Es preciso hacer claridad que esta exigencia lo que hace entender es que cuando se llegue a ese
monto de trabajadores afiliados a un sindicato, más de la tercera 3ª parte de trabajadores de la
empresa, la convención colectiva y sus beneficios operarán de forma automática, aplicándose a todos
los trabajadores de la empresa, sindicalizados y no sindicalizados.
Este no era el caso de las convenciones colectivas que surgieron entre X y LA COOPERATIVA DE
TRANSPORTES X LTDA, puesto que es suficientemente claro que X no agrupa más de la tercera
parte del número de trabajadores de la empresa. Es decir que el acuerdo o convención, inicialmente
solo debía regir para los afiliados al sindicato o los que se afiliaran posteriormente. No obstante ello,
por razones de equidad los beneficios de la convención se aplicaron sin discriminación a los
trabajadores afiliados y no afiliados al sindicato. Cuando esto ocurre, la ley dice que los trabajadores
no sindicalizados, por el hecho de beneficiarse de la convención colectiva, deberán pagar al sindicato,
durante su vigencia, una suma igual a la cuota ordinaria con que contribuyen los afiliados al sindicato.
CUOTA POR BENEFICIO CONVENCIONAL TRABAJADORES NO SINDICALIZADOS.
Artículo 68. Ley 50 de 1990. Reglamentado por el Decreto Nacional 2264 de 2013. El artículo
39 del Decreto 2351 de 1965 quedará así:
“Cuota por beneficio convencional. Los trabajadores no sindicalizados, por el hecho de
beneficiarse de la convención colectiva, deberán pagar al sindicato, durante su vigencia, una
suma igual a la cuota ordinaria con que contribuyen los afiliados al sindicato.” (Subrayas por
fuera del texto).
OBLIGACIÒN DEL EMPLEADOR DE RETENER CUOTA SINDICAL TRABAJADORES NO
SINDICALIZADOS
Decreto Nacional 2264 de 2013 artículo 1. Lit. c) “Retener y entregar a la organización sindical
las sumas que los trabajadores no sindicalizados deben pagar a estas por beneficio de la
convención colectiva en los términos del artículo 68 de la Ley 50 de 1990, salvo que exista
renuncia expresa a los beneficios del acuerdo.” (Subrayas por fuera del texto).
El empleador está omitiendo un deber legal en cuanto a la obligación de hacer que dispone el Decreto
2264 de 2013 que reglamenta los artículos 400 del CST y 68 de la Ley 50 de 1990, de retener y
entregar a la organización sindical las sumas que los trabajadores no sindicalizados deben pagar a
estas por beneficio de la convención colectiva.
Los trabajadores de la COOPERATIVA DE TRANSPORTES X LTDA., no afiliados a X, se beneficiaron
de unas prebendas gracias a la gestión que adelantó la organización sindical y tienen un impacto
económico que conlleva al enriquecimiento sin causa de un grupo de trabajadores frente al correlativo
empobrecimiento del sindicato X, que no percibe desde el año 2014 las cuotas por beneficio
convencional que por ley le corresponden, configurándose así una situación patrimonial desequilibrada
y contraria a la equidad.

Como consecuencia de lo anterior, en este momento desconoce también el derecho fundamental de


petición al no dar una respuesta clara y congruente con lo pedido por parte del sindicato X.

ANTECEDENTE JURISPRUDENCIAL
En cuanto a la protección del derecho de petición, el ordenamiento jurídico colombiano no tiene
previsto un medio de defensa judicial idóneo ni eficaz diferente de la acción de tutela, de modo que
quien resulte afectado por la vulneración a este derecho fundamental no dispone de ningún
mecanismo ordinario de naturaleza judicial que le permita hacer efectivo el mismo.
Sentencia T 149 de 2013. Corte Constitucional.
“DERECHO DE PETICION-Procedencia de la acción de tutela
De acuerdo con el Artículo 86 de la Constitución Política, toda persona podrá acudir a la acción
de tutela para reclamar la protección a sus derechos constitucionales fundamentales, y
procederá contra toda acción u omisión de la autoridades públicas, o particulares según se
trate, siempre que “el afectado no disponga de otro medio de defensa judicial, salvo que
aquélla se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable”. En la
misma línea, el Artículo 6 del Decreto 2591 de 1991 confirma la naturaleza residual de la
acción de tutela y sus condiciones de procedencia cuando existe un mecanismo ordinario de
defensa, e indica que la eficacia de dichos recursos debe ser apreciada en concreto,
“atendiendo las circunstancias en que se encuentra el solicitante”. Cuando se trata de proteger
el derecho de petición, el ordenamiento jurídico colombiano no tiene previsto un medio de
defensa judicial idóneo ni eficaz diferente de la acción de tutela, de modo que quien resulte
afectado por la vulneración a este derecho fundamental no dispone de ningún mecanismo
ordinario de naturaleza judicial que le permita efectivizar el mismo. Por esta razón, quien
encuentre que la debida resolución a su derecho de petición no fue producida o comunicada
dentro de los términos que la ley señala, esto es, que se quebrantó su garantía fundamental,
puede acudir directamente a la acción de amparo constitucional.
DERECHO DE PETICION-Aplicación inmediata/DERECHO DE PETICION-Respuesta debe
ser de fondo, oportuna, congruente y tener notificación efectiva
Esta Corporación ha precisado que el derecho de petición consagrado en el Artículo 23 de la
Constitución Política, es una garantía fundamental de aplicación inmediata (C.P. art. 85), cuya
efectividad resulta indispensable para la consecución de los fines esenciales del Estado,
especialmente el servicio a la comunidad, la garantía de los principios, derechos y deberes
consagrados en la misma Carta Política y la participación de todos en las decisiones que los
afectan; así como el cumplimiento de las funciones y los deberes de protección para los cuales
fueron instituidas la autoridades de la República (C.P. art. 2). De ahí, que el referido derecho
sea un importante instrumento para potenciar los mecanismos de democracia participativa y
control ciudadano; sin dejar de mencionar que mediante su ejercicio se garantiza la vigencia
de otros derechos constitucionales, como los derechos a la información y a la libertad de
expresión. La garantía real al derecho de petición radica en cabeza de la administración una
responsabilidad especial, sujeta a cada uno de los elementos que informan su núcleo esencial.
La obligación de la entidad estatal no cesa con la simple resolución del derecho de petición
elevado por un ciudadano, es necesario además que dicha solución remedie sin confusiones
el fondo del asunto; que este dotada de claridad y congruencia entre lo pedido y lo resuelto; e
igualmente, que su oportuna respuesta se ponga en conocimiento del solicitante, sin que
pueda tenerse como real, una contestación falta de constancia y que sólo sea conocida por la
persona o entidad de quien se solicita la información.”

Sentencia T 463 de 2011. Corte Constitucional.


“Cuarta. La respuesta al derecho de petición debe ser de fondo, oportuna, congruente y tener
notificación efectiva. Reiteración de jurisprudencia.
La Constitución Política (art. 23) consagra que “toda persona tiene derecho a presentar
peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a
obtener pronta resolución…”.
Así, esta corporación ha sostenido que el derecho de petición se materializa cuando la
autoridad requerida, o el particular en los eventos en que procede, emite respuesta a lo pedido,
i) respetando el término previsto para tal efecto; ii) de fondo, esto es, que resuelva la cuestión,
sea de manera favorable o desfavorable a los intereses del peticionario; iii) en forma
congruente frente a la petición elevada; y, iv) comunicándole tal contestación al solicitante.
Si emitida la respuesta por el requerido, falla alguno de los tres presupuestos finales, se
entenderá que la petición no ha sido atendida, conculcándose el derecho fundamental. En tal
sentido, la Corte Constitucional ha explicado[4]:
“… el derecho de petición se vulnera si no existe una respuesta oportuna[5] a la petición
elevada. Además, que ésta debe ser de fondo. Estas dos características deben estar
complementadas con la congruencia de lo respondido con lo pedido. Así, la respuesta debe
versar sobre aquello preguntado por la persona y no sobre un tema semejante o relativo al
asunto principal de la petición. Esto no excluye que además de responder de manera
congruente lo pedido se suministre información relacionada que pueda ayudar a una
información plena de la respuesta dada.
El derecho de petición sólo se ve protegido en el momento en que la persona que elevó la
solicitud conoce su respuesta[6]. Se hace necesario reiterar que no se considera como
respuesta al derecho de petición aquella presentada ante el juez, puesto que no es él el titular
del derecho fundamental[7].”
De todo lo anteriormente expuesto es forzoso concluir que el afectado no dispone de otro medio de
defensa judicial y por eso acude a la acción de tutela para solicitar del señor juez la protección a la
garantía fundamental de petición que no fue satisfecha por el empleador COOPERATIVA DE
TRANSPORTES X LTDA, por no contener la respuesta emitida, congruencia de lo respondido con lo
pedido. Además por no versar sobre aquello preguntado sino sobre un tema semejante o relativo al
asunto principal de la petición. Lo que constituye la omisión violatoria del derecho fundamental de
petición.
PROCEDENCIA Y LEGITIMIDAD
Esta acción de tutela es procedente de conformidad con lo establecido en la Constitución Política de
1991, en el Decreto 2591 de 1991., ya que lo que se pretende es que se garantice el derecho
fundamental de petición, y toda vez que, la petición consiste en una orden para que aquél respecto de
quien se solicita la tutela actúe o se abstenga de hacerlo según el inciso 2° art. 86 de la C.P.: siendo
únicamente aceptables como otros medios de defensa judicial, para los fines de exclusión de la acción
de tutela, aquellos que resulten aptos para hacer efectivo el derecho, es decir, que no tienen tal
carácter los mecanismos que carezcan de conducencia y eficacia jurídica para la real garantía del
derecho.
La existencia de otro medio de defensa, ha sido reiteradamente explicado por la Corte Constitucional,
en el sentido de que no siempre que se presentan varios mecanismos de defensa, la tutela resulta
improcedente. Es necesario además una ponderación de eficacia de los mismos a partir de la cual se
concluya que alguno de los otros medios existentes, es tan eficaz para la protección del derecho
fundamental como la acción de tutela misma y en tal sentido en la Sentencia T-526 del 18 de
septiembre de 1992 Sala Primera de Revisión, manifestó:

“… Es claro entonces que el otro medio de defensa judicial a que alude el artículo 86 debe
poseer necesariamente, cuando menos, la misma eficacia en materia de protección inmediata
de derechos constitucionales fundamentales que, por naturaleza, tiene la acción de tutela. De
no ser así, se estaría haciendo simplemente una burda y mecánica exégesis de la norma, en
abierta contradicción con los principios vigentes en materia de efectividad de los derechos y
con desconocimiento absoluto del querer expreso del constituyente.”
Para los efectos de que trata los artículos 37 y 38 del Decreto 2591 de 1991, manifiesto bajo juramento
que, con anterioridad a esta acción no he promovido acción similar por los mismos hechos.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 Art. 13, 23, 25, 38, 39, 86 C.N.


 Ley 1755 de 2015.
 Ley 50 de 1990.
 Decreto 2264 de 2013.
 Decreto 2591 de 1991.

ANEXOS

 Copia de poder a mi conferido.


 Copia del derecho de petición presentado por X, con fecha del 27 de abril del año 2016.
 Copia de la respuesta al derecho de petición
 a el día 22 de diciembre de 2015
 Copia oficio enviado al Mintrabajo
 Copia acta de la prórroga
 Copia acta final de negociación del pliego de peticiones
 Copia de la convención colectiva de trabajo celebrada
 Copia de los documentos de los procesos de inscripción , vigilancia y control, depósito de la
convención
 Copia del documento constancia de la entrega de la convención
 Copia del oficio enviado por X con radicado No. 000344, enviado al Mintrabajo y
 Copia de los oficios con fecha del 22 de marzo de 2016 presentados por el jefe de Talento Humano
de
 Copias depósito Mintrabajo
 Copia del documento de la cédula de ciudadanía del presidente del sindicato
 Copia del documento o acta de la modificación de la junta directiva donde figura
XXXXXXXXXXXXX

NOTIFICACIONES

Las recibiré en la secretaria de su despacho o en Centro Comercial Combeima Oficina. Teléfonos


0000000 E-mail: .com, xxxxxxxxxxx@hotmail.com. Ibagué - Tolima. Celular: 0000000000000.

Atentamente,

___________________________________
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
C.C. No. 000000000 de Ibagué.
T.P. No. XXXXXXXX del C. S. de la J.