Anda di halaman 1dari 6

Proyecto Nacionalista Mexicano, y su influencia

Proyecto Nacionalista.

El objetivo del proyecto nacionalista fue lograr el crecimiento económico por la vía de la
estabilidad, buscando esta como una condición indispensable para alcanzar un desarrollo
económico y social.

Debido al crecimiento masivo de la inflación, se cayeron los ingresos y se recurrió al


endeudamiento y por ende la deuda pública se acrecentó, esto fue la atmósfera más
idónea para que el proyecto "Neo liberalista" hiciera su aparición.

Definición del Nacionalismo Económico.

Nacionalismo económico es un término usado para describir las políticas económicas


guiadas por la idea de proteger el consumo interno, el trabajo y la formación de capital en
el interior de una economía o mercado nacional en pos de la eliminación de la
dependencia, aunque esto requiera la imposición de restricciones a los movimientos del
trabajo, bienes o capital, como los aranceles.

Se opone a la globalización en muchos puntos, o al menos en los relativos a los beneficios


del libre comercio sin restricciones. El nacionalismo económico suele incluir doctrinas como
el proteccionismo y la sustitución de importaciones. Y debido a la gran injerencia del Estado
es centralista por naturaleza.

“Aunque el discurso nacionalista mexicano tuvo algunas expresiones en el siglo XVIII con el
llamado ‘patriotismo criollo’, no fue sino hasta finales del siglo XIX cuando se pudo hablar
de una reivindicación de ciertos valores considerados como “auténticamente”
mexicanos”, refiere el Doctor en Historia.

Los estudiosos refieren que, a raíz de la llegada del Partido Acción Nacional al poder en el
2000, se registra una reinterpretación de ese nacionalismo, en vista de que dejó de
gobernar el partido de la revolución institucionalizada. Con la llegada de dos gobernantes
panistas, se presentó un nacionalismo más conservador y más apegado a los valores de la
Independencia que a los de la Revolución. No obstante, los nacionalismos que
actualmente quieren imprimirle los gobiernos al país de hoy no necesariamente se reflejan
en las expresiones populares.

Con casi 30 años de estudios relacionados con la cultura y la ideología, Pérez Montfort
establece que “en las postrimerías del siglo XVIII e inicios del XIX, y todavía bajo la influencia
de la revolución francesa, se pudo percibir en los sectores criollos una revaloración de lo
popular que buscaba abrirse paso en las decisiones políticas y económicas que vivían”.

Estos antiguos mexicanos empezaron a identificar al pueblo en aquello que pretendía darle
contenido social a aquella naciente nación, cuando se fueron forjando los parentescos
políticos, económicos y consanguíneos, que permitirían construir valores compartidos e
incluso identificando enemigos comunes, y atacando a la misma influencia extranjera.

“Todo lo anterior exaltado y remarcado con los discursos oficialistas y nacionalistas de los
personajes políticos de la época”, comenta.
Proyecto Nacionalista Mexicano, y su influencia

Los principales valores nacionalistas

La identidad nacional, además de incluir valores cívicos y religiosos, con su interminable lista
de milagros, vírgenes y santos, incorporaría otros elementos como las fiestas, el baile, la
música, los atuendos, las novelas y las crónicas costumbrista. Todos resultaron ser elementos
de cohesión entre los mexicanos decimonónicos.

El Baile del Jarabe, propulsor del nacionalismo

En el libro “Expresiones populares y estereotipos culturales en México. Siglos XIX y XX” Pérez
Montfort explica cómo el llamado baile del Jarabe, que después se convertiría en Tapatío,
con sus atuendos multicolores, enmarcados en fiestas populares, se perfila en esa época
como un elemento de orgullo para identificarse como mexicano.

Refiere que este baile se hizo tan popular, que a inicios del siglo XIX se empezó a interpretar
en los atrios de las iglesias, por lo que una ocasión, la Santa Iglesia Metropolitana de México,
lo prohibió en 1813, bajo estos términos:

“[Queda prohibido] bajo la pena de excomunión, a todos los organistas que ni dentro ni
fuera de los oficios divinos osara tocar esos sones propios de teatros y bailes profanos”.

Los corridos mexicanos: expresión nacionalista

Sobre los corridos, -cuyos inicios se pueden identificar en el siglo XVIII y XIX- Ricardo Pérez
Montfort consigna que en un principio se le conocían como romances, historias,
narraciones, ejemplos, tragedias, mañanitas, recuerdos, versos y coplas: su principal
distinción fue y ha sido hasta hoy en día “narrar acontecimientos originados desde el
llamado “corazón del pueblo”.

Época posrevolucionaria: un boom del nacionalismo

Otro momento clave en el boom nacionalista, se dio en la época posrevolucionaria, entre


1920 y 1925, cuando el discurso se “orientó con el afán de reconocer la validez cultural de
las expresiones populares planteadas a partir de una especie de introspección que generó
ese momento histórico”, explica el investigador de CIESAS.

Contrario a los fines europeizantes del porfiriato, a partir del ascenso de Álvaro Obregón a
la presidencia en 1920 “se empieza a percibir un cambio renovador en el arte mexicano”.

Citando a Daniel Cosío Villegas, Pérez Montfort refiere que “se pusieron de moda las
canciones y los bailes nacionales, así como todas las artesanías populares. Y no hubo casa
en que no apareciera una jícara de OIinalá, una olla de Oaxaca o un quexqueme
chiapaneco. En suma, el mexicano había descubierto a su país, y más importante, creía en
él”, concluye.

El proyecto nacional de López Portillo

Ante la duda respecto del poder real entre el expresidente y el nuevo presidente, éste
empleó, sin concesiones, la ventaja política derivada de la crisis económica y social del
país La obra de Echeverría culminó en un apocalipsis doméstico, dramático para obreros y
campesinos, angustioso para las clases medias y vengativo para la burguesía López Portillo,
ante ese panorama, lo enseñoreó con proposiciones contrarias a los efectos subjetivos de
esa crisis

Contra la política del desbarajuste, la organización, contra la política incoherente, la


promesa del orden; contra el empleo demagógico de las palabras de la seudoizquierda,
los términos propios del conservadurismo mexicano: equilibrio, lealtad a México por sobre
Proyecto Nacionalista Mexicano, y su influencia

el gremio y la clase (El gobierno, y especialmente el presidente se reservan la facultad de


definir quién está contra el país); la Constitución como fuente para dirimir controversias;
justicia distributiva, igualdad, seguridad, reconocimiento de la función social de la
propiedad, y, fundamentalmente, organizar para producir, distribuir y consumir conforme
un modelo de economía mixta; todo lo cual forjará la alianza popular, nacional y
democrática para la producción Definición esta que ejemplifica el cambio conceptual,
que va del discurso del candidato del PRI al de protesta como presidente de México

El lenguaje de López Portillo: cláusulas cortas, premisas relacionadas entre sí por una
proposición general: el modelo de un país para fines de este siglo, abunda en expresiones
enfáticas: exactamente lo que de él se esperaba: el mando a través de la expresión de
una voluntad opuesta al desorden y la improvisación El planteamiento de los problemas del
país sufre un salto histórico: se abandona a la antigua retórica de la Revolución y se
adquiere la retórica de la modernización y del neocapitalismo: sistemas de análisis,
información, objetivos, evaluación de resultados, centro de decisión, captación,
procesamiento y presentación, optimizar, control, funciones y disfunciones para aplicar una
política que procure la plusvalía más alta de nuestra historia

En vez de la promesa aplazada, la prueba de la eficacia; en lugar de la exhortación la


administración y la utilidad; todo esto constituye el programa de la nueva clase política en
el poder

Si comparamos el estilo del profesor López Portillo con el del presidente López Portillo,
advertiremos el cambio: se ha asimilado el vocabulario de la generación que va de los 25
a los 45 años: la de los profesionales que desean poner al país al día, en un mundo en el
que la información, la especialidad y la competencia dominan su parte occidental ante el
socialismo No más subdesarrollo a causa de subgobierno, sino desarrollo a partir de un
gobierno eficaz y moderno Lo que en su hora de propaganda electoral fue “el manifiesto
de los gerentes” cobra hoy la dimensión de un plan de gobierno Al estilo balbuciente y
torpe se adiciona ahora un estilo directo, claro y rigurosamente lógico

Al referirnos a una nueva clase política señalamos a los funcionarios que aplicarán la parte
esencial del proyecto de López Portillo: Solana, Tello, Oteyza, Ibarra, Romero Kolbeck, Díaz
Serrano y sus numerosos colaboradores; otros, como Hank, pertenecen a la nueva y la vieja
política con la suficiente ductilidad para convertirse en heraldos de los nuevos tiempos
Reyes Heroles tiene, sin duda, el papel más arduo: ajustar la nueva política,
fundamentalmente económica, a las instituciones tradicionales Si el equilibrio ha sido
proclamado eje central de la actual administración, Reyes Heroles es el más apto para
encauzarla: avanzar consolidando, puentes firmes entre economía y política, renovación y
usos tradicionales Pausa sin prisa

¿Cuál es el proyecto del presidente López Portillo, en sus principales puntos

Prioridades: 1 Conjugar y jerarquizar todas las medidas de inversión y gasto públicos,


debidamente financiados, para promover el desarrollo

2 Proteger el consumo de los grupos más débiles

3 Proporcionar los recursos crediticios indispensables para la formación de capital y


productividad, en consecuencia, combatir la especulación

4 Hacer compatible la disponibilidad de divisas con el desarrollo económico

5 Libertad cambiaría (apoyada en una limitación moral: que no se dañe al país sacando
recursos monetarios)
Proyecto Nacionalista Mexicano, y su influencia

6 Reestructuración de la banca privada y oficial Creación de un Banco Obrero: formación


de capital destinado hoy al consumo

7 Restricción de importaciones para nivelar la balanza de pagos Permisos específicos para


el sector privado

8 Equilibrio fiscal: obtener recursos para la función del Estado y estimular la producción y
creación de empleos: ciclo que va del Estado, sus servicios y obras sociales a la empresa
privada y, de ésta, al Estado

9 Quienes más poseen más deberán aportar; quienes menos, reducírseles la carga fiscal,
así habrá ahorro —capitalización— y consumo: etapa final de la producción

10 Flexibilidad de los precios para apoyar la producción agrícola y capitalizar el campo


Racionalización de los elementos básicos de costo, utilidades y salarios para combatir la
inflación Análisis severo del proceso de comercialización en que el Estado participa

¿Cómo se aplicarán las prioridades? a) apoyo en la ley b) organización de la administración


de acuerdo a dos fines: eficiencia y honradez (se dijo honestidad, que no es lo mismo) c)
sistema nacional de información d) optimizar la programación y control central; decisiones
en los lugares de aplicación del programa: forma de descentralizarlas en su parte ejecutiva:
acción propia de organismo vivos; concordancia entre el todo y sus partes e) manejo del
presupuesto para fortalecer el Legislativo: revisor de la cuenta pública f) convenio
productivo con los estados para coordinar esfuerzos, concertar acciones y evaluar
resultados g) agrupamiento oficial por grandes sectores administrativos

Objetivos (Derivados de la doctrina del proyecto)

La tierra 1 Producir alimentos 2 Organización de los productores 3 Organización del


consumo: distinción entre el básico y el suntuario 4 Reforma agraria: producir con suficiencia
y hacer justicia a los ejidatarios 4 con la ley en la mano limitar el reparto de las tierras 6
Seguridad y eficiencia con justicia 7 Distritos de temporal y aprovechamiento de los trópicos

Recursos naturales 1 Salvaguardar la integridad del territorio y de nuestros mares 2 Preservar


el equilibrio ecológico entre exploración, explotación y exportación de hidrocarburos 3
Disponibilidad de energéticos

Modos de alcanzar esos objetivos:

1 Asimilar los avances de la ciencia y la tecnología

2 Regular el flujo de modos y medios de producción para adaptarlos a nuestras


necesidades: autodeterminación tecnológica

3 Estímulo especial a la agroindustria, minería y siderurgia, empresas de ingeniería, pequeña


y mediana industria y minería

A estos modos se agregan el plan de comercio, el turismo, el mejoramiento cultural, el de


comunicaciones y transportes

La educación será vinculada “de manera indisoluble con la estructura productiva del país
para elevar su productividad en la ejecución eficaz de sus programas Reducción del
divorcio entre las metas del desarrollo y los programas educativos, “especialmente la
superior y la planta productora del país”

Este es, en sus partes esenciales, el proyecto nacional del nuevo gobierno Es más, mucho
más que un programa Se trata de un proyecto para consolidar la economía mixta en su
función de fortalecer a la empresa privada Proyecto de capitalismo que, en las actuales
Proyecto Nacionalista Mexicano, y su influencia

condiciones, otorga a quienes poseen los medios de esa producción un horizonte de


abundancia a condición de que entiendan que su seguridad histórica está circunscrita al
papel administrativo del gobierno Proyecto de la nueva burguesía surgida de la Segunda
Guerra Mundial y sostenida por todos los regímenes, incluido el de Echeverría, excepto que
ninguno de esos gobiernos había propuesto, con el lenguaje propio de los administradores
modernos, un programa que expresara su optimismo histórico El país es suyo porque suyos
son los medios productivos

Bajo el mando de la interpretación de la ley, el mensaje permite ver la energía oculta, la


decisión de una voluntad dirigida a la consecución de un propósito económico Es, todo el
proyecto, económico y, por ello, profundamente político: se pone al país entero en una
meta Hay del que se desvíe o la desvíe Si algo tienen las palabras del proyecto es decisión
de gobierno De no padecer la crisis actual este proyecto se habría esbozado, planteado,
propuesto gradualmente Llega de golpe porque la crisis golpea en todos los frentes No sólo
rectifica, demanda

Hoy por hoy nuestra realidad es el capitalismo El entusiasmo que ha despertado el proyecto
de López Portillo es explicable: invita, induce, conmina, propone, ordena un despliegue de
fuerzas bajo una consigna implícita: Poca política y mucha producción El neoporfiriato se
vuelve neocapitalismo Y no ha, ante este proyecto, desgarradura que sea válida sino
organización para discutirlo, revisarlo y luchar por un proyecto social de mayor alcance: el
proyecto de los trabajadores Véase el programa de la tendencia democrática del SUTERM:
la profundización de la revolución mexicana, para situar en su significado el proyecto
nacional del gobierno
Proyecto Nacionalista Mexicano, y su influencia

Proyecto o modelo Modelo neoliberal


nacionalista
El proyecto neoliberal sería
Para el proyecto nacionalista una respuesta a la crisis del
la producción y el consumo capitalismo. Aunque es
están muy ligados pues sin también de la política
producción no hay consumo económica que acompaño
y si no hay consumo las al auge capitalista del a
personas no quieren producir posguerra.
más cosas. Así que como se 1. Reducir la
de la producción se da el participación del
consumo estado en la
1. La división del trabajo economía.
Características es la que delimita el Desactivar los
tamaño de la instrumentos de la
empresa. política monetaria,
2. La producción es la más que en los de la
que marca el política fiscal.
comportamiento del 2. Privilegiar la
consumidor. estabilidad
3. Las condiciones de monetaria, el
producción crecimiento
determinan el tipo de económico y evadir
consumo. el proteccionismo del
4. Con el tratamiento intercambio de
de erradicará la mercancías
desigualdad