Anda di halaman 1dari 2

Palabras a nuestros estudiantes – Día del niño

Hoy quiero aprovechar la ocasión para hacer un llamado para que celebremos
este día con amor, fraternidad pero sobre todo respetando y promoviendo los
sagrados derechos de los niños y niñas

Como adultos, somos responsables de su cuidado físico, emocional e intelectual,


de nosotros depende entregarles las herramientas para que se conviertan en
hombres y mujeres de bien y hagan de éste un mundo mejor. Pero de ustedes,
estimados niños, niñas, depende el aprovechar al máximo lo que se les brinda y
velar también por sus propios derechos y deberes, conociendolos y
vivenciándolos responsablemente.

Quiero hacer una hermosa reflexión con un poema de Dorothy Nolte, sobre la
infancia , que dice así:

“Si los niños viven con la crítica, aprenden a condenar.

Si los niños viven con hostilidad, aprenden a luchar.

Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos.

Si los niños viven con lástima, aprenden a sentir lástima por ellos mismos.

Si los niños viven con ridículo, aprenden a sentir timidez.

Si los niños viven con celos, aprenden a sentir envidia.

Pero si los niños viven con ánimo, aprenden la confianza.

Si los niños viven con tolerancia, aprenden la paciencia.

Si los niños viven con elogios, aprenden reconocimiento.

Si los niños viven con aceptación, aprenden a amar.

Si los niños viven con reconocimiento, aprenden que es bueno tener una meta.

Si los niños viven con el intercambio, aprenden la generosidad.

Si los niños viven con honestidad, aprenden veracidad.

Si los niños viven con imparcialidad, aprenden la justicia.

Si los niños viven con amabilidad y consideración, aprenden el respeto.


Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en los
demás.

Si los niños viven con amistad, aprenden que el mundo es un lugar agradable en
el que vivir”.

Queridos estudiantes, es importante que a medida van desarrollándose que no


olviden su infancia, y, especialmente, cuando crecen, no dejar que ese niño se
pierda para siempre.

No dejemos de asombrarnos ante el vuelo de un Àguila; no perdamos la


capacidad de la fascinación ante un nuevo descubrimiento. Esa integridad y
pureza para amar, ternura para querer, espontaneidad para decir la verdad,
imaginación para inventar, y, lo que es más importante, la solidaridad con otros
niños,

Queridos niños de la escuela Manuel Guerrero Estamos y estaremos junto a


ustedes siempre. Ustedes tienen un catálogo de Derechos, pero quisiera
subrayar algunos que nos parecen de suma importancia.

Tienen derecho a la salud, al bienestar; a un nombre y una nacionalidad; tienen


derecho a disfrutar de la libertad de expresión, entendida como la capacidad de
todos, sin distinción de clase o etnia.

Tienen derecho a disfrutar de la libertad de pensamiento, de conciencia y sobre


todo de religión.

Los niños y las niñas con capacidades especiales tienen derecho a tener una
atención especial, que asegure su dignidad y facilite su participación en la
comunidad.

Tienen derecho a una educación que promueva plenamente su personalidad, su


talento, y sus capacidades mentales y físicas. Con el orgullo de pertenecer a la
Patria libre, digna y soberana.

Pero sobre todo, ustedes tienen el deber de adquirir todas las herramientas que
se les brinda, con la visión de ser un ciudadano integral, responsable y
comprometido con la resolución integral de dificultades de nuestro propio país,
teniendo como brújula los valores que como institución nos marca y les perfilará
en el futuro.

Celebremos pues, el día del niño y que Dios nos bendiga a todos.