Anda di halaman 1dari 7

AUTORES DE LA ECONOMÍA

ADAM SMITH ( 1723 - 1790 )

Su Obra fundamental " La Riqueza de las Naciones", es un libro fundamental e


indispensable para quien inicia un estudio metódico de la economía. Explica
como se desarrolla y como se distribuye la riqueza de una nación, abordo los
tópicos esenciales de la economía moderna. La riqueza decía Smith, aumentara
en proporción a la habilidad y a la eficiencia del trabajo y al porcentaje de la
población dedicado a producir. El bienestar económico de los individuos
dependerá de la relación entre la producción total y él numero de habitantes,
como se expresa comúnmente ahora "ingreso real per. cápita". Los medios
fundamentales que permiten incrementar la producción son la división del trabajo
y la introducción de maquinaria. Pero la especialización y la producción en gran
escala, con menores costos, implican la existencia de mercados que absorban esa
producción, lo que se consigue con el mejoramiento de los trasportes.

Según Adam Smith el motor de toda actividad es el individuo, su interés lo


impulsa a trabajar, a especializarse. La suma de los esfuerzos individuales se
traduce en el bien de toda la comunidad. En relación a los problemas de que
producir y cuanto, Smith recomienda que se deje operar libremente la ley de la
oferta y la demanda que regula el mecanismo de los precios, cuando la demanda
es superior a la oferta los precios suben. Estimulados por esa ganancia los
productores (presentes o potenciales) producen más. Al aumentar la oferta los
precios bajan hasta conseguirse el equilibrio en lo que se llama "precio natural" o
precio justo. Al aumentar la demanda de trabajo, subirá también su precio, vale
decir los salarios, el aumento de salarios es el desarrollo de la economía.

Smith supone al Estado funciones simples y delimitadas: proveer a la defensa


nacional, pero sin que los gastos militares lleguen a poner en peligro la economía
de la nación; atender la administración de la justicia a través de un poder judicial
independiente, proteger el comercio exterior pero sin dar pasos a monopolios,
subsidiar escuelas para el pueblo, atender los gastos del soberano y sus familias.
Los impuestos para atender todos estos gastos debían ser pagados por el pueblo
en proporción a la renta de cada cual. A Smith se le llamo el Padre de la
economía Política.

Adam Smith se le considera el padre de la ciencia económica moderna. En sus


obras escritas expuso ideas básicas sobre la organización del trabajo, su división,
el concepto de valor económico, los precios, la distribución de la riqueza, el
capital, el interés y otros importantes temas. Muchas de sus ideas han sido
superadas, pero su obra mantiene vigencia y con justicia debe catalogársele como
el primer economista profesional, iniciador de la escuela clásica.
Nada de extraordinario tiene la vida de este pensador, que sin embargo ha influenciado
como pocos los conceptos universales sobre la sociedad humana. Su mayor influjo deriva
de su libro, publicado en 1776, "Investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza
de las naciones". Escrito con rigor lógico, pericia literaria y vasta erudición histórica, este
texto puso los cimientos de la economía política y fue adoptado como obra básica por
estadistas, industriales y economistas del siglo XIX. Consta de una breve introducción, dos
libros que contienen la teoría económica, un tercero que describe el desarrollo de la
economía europea, un cuarto que examina las doctrinas económicas y sociales de la época,
y un último libro que estudia las finanzas de los gobiernos.

FRANÇOIS QUESNAY ( 1694 - 1774 )

Economista francés, figura principal de la escuela fisiócrata. Quesnay, hijo de terrateniente, nació
el 4 de junio, cerca de Paris. Estudio cirugía en la capital francesa y se licencio en medicina en
1744. Profundamente interesado en la economía escribió (1756 - 1757) varios artículos sobre la
materia para la famosa enciclopedia de Denis Diderot. En su " Tableau Economique" (cuadros
económicos, 1758), Quesnay describía lo que él consideraba lo que era la ley natural de la
economía. Quesnay y sus discípulos, los fisiócratas, entre los que destacaba Pierre de Samuel du
Pont de Nemours y Víctor Riqueti, marques de Mirabeu, sostenían que el comercio y la industria
no eran productivos, y que tan solo la agricultura podía generar riqueza. Defendían que había que
dejar actuar la ley económica natural sin ningún tipo de intervención, siendo los precursores de la
doctrina del " laissez - faire "(doctrina de no intervención).

DAVID RICARDO ( 1772 - 1823 )

Hijo de un banquero judío que emigró de Holanda a Inglaterra, fue, ante todo y
a plenitud, un inglés de su tiempo. Y no solo por su conversión al cuaquerismo
en el momento de su matrimonio, sino por su profunda compenetración con la
realidad inglesa de inicios del nuevo siglo.

A diferencia de Adam Smith en cuyos trabajos se apoyó, Ricardo se preocupó


sólo en segunda instancia en averiguar las causas del crecimiento o, si se
prefiere el origen de "la riqueza de las naciones". Aunque también se podría
decir que sus preocupaciones en torno al crecimiento lo llevaron a interesarse
en primer lugar en los factores que explican la distribución de la renta.

Al autor de los "Principios de economía política y tributación" (1817) lo


inquietaba especialmente la tendencia de la baja de los beneficios. Tendencia a
su entender inevitable en la economía inglesa, pero que podía contrarrestarse
con el desarrollo del comercio exterior. No a la manera de Adam Smith, que
destacaba el papel de las exportaciones de manufacturas en la profundización
de la división del trabajo. Sí a través de las importaciones de cereales baratos
que impedirían que suba el salario normal. Y, por ende, facilitarían el aumento
de los beneficios y la acumulación necesaria para el crecimiento.

JOHN STUART MILL ( 1806 - 1873 )

Su padre, el economista James Mill, lo preparo para sabio. John Stuart Mill
(1806 - 1873). A los trece años ya discutía teorías económicas con su padre. Con
ese precoz desarrollo intelectual, percibió las fallas del sistema, puestas en
evidencia por los socialistas utópicos y otros pensadores. Su libro capital, "
Principios de economía Política ", apareció en 1848, el mismo año del "
Manifiesto Comunista" de Marx y Engels. No opino Mill que el capitalismo debía
conducir a un callejón sin salida, sino que le pareció más lógico proceder a una
puesta al día de la teoría económica. De partida, desahucio la idea de que la
distribución de la riqueza estuviera regulada por una ley natural inmutable. Por
el contrario, sostuvo Mill depende de las leyes y costumbres sociales. Las
normas determinantes son configuradas por las opiniones y sentimientos del
sector gobernante de la comunidad. Son diferentes en distintas épocas y países.

Mill Amplio substancialmente la concepción de Smith sobre la producción.


Conceptuó como factores fundamentales del trabajo y los recursos naturales,
pero el trabajo no solo físico sino también mental. Y los recursos naturales
incluyen la energía de la naturaleza que " realiza todo el trabajo una vez que se
le coloca en la posición adecuada". Lo que es " todo cuanto el hombre hace o
puede hacer con mismos; dominio que, si bien muy grande ya, esta sin duda
llamando a cobrar proporciones infinitamente mayores". Casi parece que
hubiera tenido visión anticipada de los viajes espaciales y la utilización de la
energía atómica.

Mill dio función productiva incluso al consumo: buen dieta ayuda al productor;
una buena educación al pensador. Distinguió entre el capital, necesario para la
producción, y el capitalista. Sobre el problema de la explotación decía: El capital
no necesariamente ha de ser suministrado por una persona llamada capitalista"
Mill no pretendía justificar un orden injusto. Mill se preocupo de la distribución
de la riqueza y sostuvo que la propiedad privada surgió en las sociedades
primitivas como una manera de resolver disputas sobre el uso de tierras
privilegiadas, considerando con mayor derecho al primer ocupante, esta
ocupación podía no ser moralmente legitima ni llevar involucrado el desarrollo
de ningún trabajo productivo. Mill rechaza la tesis de que le mero progreso
material sea deseable como meta final y, como ejemplo de los males que esa
perversión del espíritu humano puede producir, cita el caso de los estados del
centro y norte de los Estados Unidos, donde "la vida de la totalidad de uno de
los sexos esta dedicada a la caza del dólar, y la otra a engendrar a los cazadores
del dólar."

Aunque muchos han llegado a catalogar a Mill de socialista, quienes sustentan


hoy esa doctrina en la línea trazada por Marx, lo Sitúan, cuando mucho entre los
utópicos. Su pensamiento tuvo, sin duda, fuerte influencia entre los miembro de
la Sociedad Fabiana y primeros dirigentes del Partido Laborista Británico.

ALFRED MARSHALL ( 1842 - 1924 )

Profesor de Economía Política en Cambridge, Reino Unido, es el fundador de la


Escuela de Cambridge. Se le considera también precursor de la Economía del
Bienestar ya que su objetivo explícito en el análisis económico es encontrar una
solución a los problemas sociales.

Recogiendo la economía de los clásicos con las aportaciones marginalistas de


sus contemporáneos, realiza una síntesis en la que busca y destaca las razones y
requisitos de equilibrio parcial. Es famosa su comparación de las tijeras con
cómo son determinados los precios por el encuentro entre la oferta y la
demanda. "Sería igualmente razonable discutir -dice- sobre si es la cuchilla de
arriba o la de abajo la que corta el papel, como si es la utilidad o el coste de
producción lo que determina el valor".

LEON WALRAS (1834 - 1910 )

La revolución marginalista fue iniciada a comienzos de la década de 1870 por


tres economistas: Jevens, en Inglaterra, Carl Menger en Austria, y Leon Walras
en Suiza. De los tres, Walras fue el único que se atrevió a introducirse en las
complejidades matemáticas de un equilibrio general multimercados.

Su padre, Auguste Walras, era también economista, con inquietudes socialistas.


León vivió su juventud en París, como novelista y crítico de arte. Dedicó también
algunos años a impulsar el movimiento cooperativo. Finalmente, teniendo
treinta y cinco años, fue nombrado profesor en la Universidad de Lausana y se
dedicó plenamente a la docencia y la investigación.

Sus esfuerzos por divulgar sus ideas, mediante correspondencia con un gran
número de prestigiosos economistas de todo el mundo, fueron poco fructíferas.
En su tiempo fue muy poco valorado.

KARL MARX ( 1818 - 1883 )

discípulo de Ricardo, vive la primera gran crisis del capitalismo industrial en la


década de 1830 y la consecuente crisis política de 1848. Tiene por tanto que dar
una explicación de esas convulsiones. La teoría que elabora predice la evolución
socioeconómica futura e invita a los trabajadores a participar activamente
acelerando la transformación del sistema.

Partiendo de la teoría ricardiana del valor-trabajo, deduce que el salario


percibido por los trabajadores es exactamente el coste de producirlo. La
plusvalía es la diferencia entre el valor de las mercancías producidas y el valor
de la fuerza de trabajo que se haya utilizado. Las relaciones de producción en el
sistema capitalista y la superestructura jurídica que emana de ellas determinan
que la plusvalía sea apropiada por la clase burguesa, los propietarios de los
medios de producción. Las fuerzas del sistema empujan a la clase dominante a
una continua acumulación de capital lo que provoca la disminución de la tasa de
beneficios a la vez que la concentración del capital en muy pocas manos. La
progresiva mecanización crea un permanente ejército industrial de reserva que
mantiene los salarios al borde de la depauperación. La contradicción entre la
concentración de capital en pocas manos y la organización por la industria de
masivas estructuras disciplinadas de trabajadores provocará necesariamente el
estallido de la revolución social y la "expropiación de los expropiadores".

JOHN MAYNARD KEYNES ( 1883 - 1946 )

Nace en Cambridge. Hijo de John Neville Keynes estudia en Eton y en el Kings


College de Cambridge. Se gradúa en matemáticas y se especializa en economía
estudiando con Alfred Marshall y A. Pigou Entra como funcionario del India
Office en 1906. Permanece dos años en Asia hasta que en 1908 entra como
profesor de Economía en Cambridge, puesto que mantiene hasta 1915. En 1916
ingresa en el Tesoro británico donde ocupa cargos importantes. Representa a
este organismo en la Conferencia de Paz de París, puesto del que dimite en 1919
por estar en contra del régimen de reparaciones que se estaba imponiendo a
Alemania. Vuelve a Cambridge como profesor, simultaneando su trabajo
docente con actividades privadas en empresas de seguros e inversiones lo que
le proporciona importantes ingresos. Critica la política deflacionista del gobierno
y se opone inútilmente a la vuelta al patrón oro.

En la década de los años treinta los países de occidente sufrieron la más grave
crisis económica conocida hasta la fecha: la Gran Depresión. El marginalismo no
estaba capacitado para explicar ese fenómeno. En 1936 J.M. Keynes publica su
"Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero", el libro que, sin duda
alguna, ha influido de forma más profunda en la forma de vida de las sociedades
industriales tras la segunda Guerra Mundial. Las decisiones de ahorro las toman
unos individuos en función de sus ingresos mientras que las decisiones de
inversión las toman los empresarios en función de sus expectativas. No hay
ninguna razón por la que ahorro e inversión deban coincidir. Cuando las
expectativas de los empresarios son favorables, grandes volúmenes de inversión
provocan una fase expansiva. Cuando las expectativas son desfavorables la
contracción de la demanda puede provocar una depresión. El Estado puede
impedir la caída de la demanda aumentando sus propios gastos.

Durante la segunda guerra mundial Keynes se reincorpora al Tesoro. En 1944


encabeza la delegación británica en la Conferencia de Bretton Woods de la que
surgirán el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Muere dos años
después, en 1946, en Sussex.