Anda di halaman 1dari 7

Traducción de “Enclaves, Ethnoburbs, and New Patterns of Settlement among Asian

Immigrants”

Por Wei Li and Emily Skop

La combinación de la reestructuración económica, cambiante contexto geopolítico, y el


cambio en las políticas migratorias de Estados Unidos han puesto en marcha flujos
significativos de inmigrantes asiaticos y refugiados a los EEUU. Al mismo tiempo, patrones
de asentamiento de inmigrantes asiaticos ha cambiado. Los tradicionales enclaves al centro
de la ciudad tales como “Chinatown”, “Little Tokyo”, o “Manila Town” ya no absorben a la
mayoría de recién llegados de distintos países de origen y con diversos antecedentes
socioeconomicos. En cambio, muchos inmigrantes asiáticos tienden a evitar los enclaves al
centro de la ciudad en cuanto tienen recursos financieros de asentarse directamente en
suburbios que ofrecen decent housing, high performance schools y mejores condiciones de
vida y public amenities. Como resultado, más y más vecindarios en suburbios en el país se
han vuelto cada vez más multiracial, multiethnic, multilingual, multicultural, y
multinacional. Este nuevo patrón de asentamiento desafía la ampliamente aceptada
caracterización de los suburbios como una citadel de blancos non-hispanic, middle class
américa.

Demographic Overview of Asian Americans

A lo largo del siglo diecinueve, los asiáticos han estado presentes en los Estados Unidos,
tradicionalmente trabajando en la agricultura, pescadería, minería, manufactureras,
construcción y como trabajadores de servicios y pequeños empresarios. Históricamente sin
embargos sus números son bajos debido a leyes de inmigración excluyentes. Estas
regulaciones discriminatorias junto a la prohibicion de otras practicas sociales, resultaron en
la disminución de la inmigragión asiatica, limitadas opciones ocupacionales, y forced spatial
segregation in isolated communities.

Para los años 60’s esta situación empezó a cambiar. Desde entonces, el numero de
americanos asiáticos ha incrementado dramáticamente, principalmente por cambios en la
políticas inmigratoria de US, un rápido crecimiento económico en Asia, como también
algunas veces inestables situaciones geopolíticas en países de origen, como en Vietnan
durante y luego de la Guerra contra Vierman. Así experiencias de vida de los Asiáticos
Americanos en los Estados Unidos están establecidas en el cambiante escenario globalizado.

Debido a que la reestructuración económica internacional promueve el flujo de capitales,


información, servicios y personas a través de las frontera nacionales, ha habido un incremento
en la demanda de fuerza de trabajo altamente calificados y inversores de capital a participar
in an advanced economy. Cuando estas necesidades no pueden ser satisfechas
domésticamente, los Estados Unidos, junto con otros países desarrollados, miran en el
extranjero por una fuente alternativa de mano de obra e inversores. Muchos inmigrantes de
Asia están bien preparados para ello, y encaja las necesidades de los necesidades empleadores
en la globalizada economía estadounidense. Este hecho es prácticamente el resultado del
despegue económico de los cuatro tigres asiáticos (Hong Kong, Singapore, South Korea y
Taiwan) a principios de los 60’s, seguidos por la china continental, india y otros piases
indonesia, malasia, thailandia) en décadas mas recientes. Mientras estas economías se han
venido incorporando cada vez más a la economía global, una población altamente educada y
alterante calificada, ha emergido. Muchos de estos individuos son estimulados a inmigrar a
los Estados Unido porque tienen altos niveles de educación, entrenamiento profesional,
habilidades empresariales, y/o recursos financieros necesarios en la creciente economía del
conocimiento.

Al mismo tiempo, un gran numero de trabajadores poco calificados y menos educados,


acogidos por apoyo familiar y oportunidades de trabajo en America, se suman a la ola de
inmigrantes de Asia. De hecho, la reunificación familiar es el medio más importante a traves
del cual muchos individuos califican para admission and lawful permanent residence in los
Estados Unidos. La reunificación familiar es particularmente importante para inmigrantes de
lugares como Philipinas, Vietnam y China.

Geographic Distribution of Asian Americans

La distribución geográfica de los asiáticos americanos en los Estados Unidos ha sido siempre
irregular, pero relativamente estable, con los mismos estados apareciendo en la lista año con
año, pero California, New York y Hawaii, como estados destinos históricos, han tenido
tradicionalmente el numero más grande de asiáticos americanos. Estos tres Estados se
mantienen como el top tres concentraciones de la población asiática desde 1990, cuando
nuevos patrones empezaron emerger. De manera importante, hawai fue superado por texas
en el 2000 y en el 2004 por texas y new jersey; para el 2004 era calificado como el estado
numero cinco entre los top ten estados for asian americans.

El cambio más dramático en la distribución geográfica de los asiáticos americanos ha


ocurrido entre los Estados que históricamente han tenido limitado numero de asiáticos
americanos. Estos nuevos destinos incluyen Nevada y Georgia; ambos estados fueron
clasificados altos en crecimiento total de asiáticos americanos; nevada experimento un
crecimiento del 271 porciento de 1990 al 2004 (45 porciento del cual ocurrió solamente en
el periodo de 2000-2004). De hecho, para el 2004, el numero de asiáticos americanos alcanzo
238, 281 lo que significa que este estado es ahora posicionado trece in términos de la
población asiática americana, mientras en el 1990 rankeaba muncho menos. Arizona,
Delaware, y nuevo hampshire también experimentaron al menos 100 porciento de
crecimiento entre 1990 y 2000, y más del 30 porciento incremento del 2000 al 2004.

Los asiáticos americanos son largely urban bound, y su población continua concentrándose
en vías de acceso tradicionales, que se han construido tras una rica historia de inmigración
de asia –y otros lugares-, y que ha venido continuamente remodelándose como resultado. De
hecho, las diez áreas metropolitanas con la mayor población asiática son las mismas en el
2004 que en 1990, como lo ilustra la tabla 9.2. Los ángeles, New York y San Francisco
continúan siendo las highest ranking metropolitan areas. Sillicon Valley ahora posiciona
como la cuarta mayor concentración de población asiática americana y ha venido siendo un
importante destino desde 1990.
Interesantemente, aunque sin embargo las entradas de inmigración tradicionales continúan
siendo los centros más importantes para los asiáticos americanos, estas áreas metropolitanas
comparten un reciente notable descenso en el incremento de la población asiática en los
últimos años. Del 2000 al 2004, menos de la mitad (47%) del incremento de la población
asiática americana ocurrió en estas áreas metropolitanas, comparada con la mayoría (53%)
en los 1990. Como resultado, algunas importantes, emergentes y expansivas, áreas
metropolitanas que comúnmente no eran consideradas centros de población asiática
americana se han vuelto destinos importantes desde 1990. Tabla 9.3 describe las áreas
metropolitanas exhibiendo las mayores tasas de crecimiento de asiáticos americanos, y prevé
una medida de donde está teniendo lugar el nuevo incremento en la población asiática. Mucho
de este incremento ocurre debido a una significativa in-migration, mientras los asiaticos
americanos se mueven a emergentes nuevas entradas de inmigrantes. Estas áreas
metropolitanas puede no ser comúnmente considerados como destinos de asiáticos
americanos, tampoco tienen concentración significativa de este grupo; en otras palabras,
menos del 3% del total de la población son asiáticos americanos, y muchos tienen menos de
60,000 residentes asiáticos americano. Aún así, diez años atrás, Las Vegas, Riverside,
Orlando, Atlanta, Stockton, Tampa, Austin y Phoenix no eran áreas metropolitanas
consideradas en términos de población asiática americana. Pero hoy día, cada una de estas
nuevas y emergentes immigrant gateways esta experimentando un tremendo cambio
poblacional de 1990 a 2004.

Por supuesto, la distribución geográfica de asiáticos americanos varia por subgrupos. Los
tradicionales Estados y Metropolis immigrant gateways cuentan con la mayor proporción de
grupos de asiáticos americanos….Aún así, cerca de la mitad de todos los Estados americanos
(24) han evidenciado un incremento del 100 % o más en su población china, superados
principalmente por Geogia (233 %) y Kentucky (208 %). Similarmente 21 Estados
evidenciaron al menos un 100% de incremento en del crecimiento poblacional de
Vietnamitas, liderado por Alabama (476%), mientras que 16 Estados vieron su población
filipina más que duplicarse, liderada por Nevada (387%). Las tasas de crecimiento de
Asiáticos Americanos son asimismo notables durante el mismo periodo, con muchos en los
Estados de mayor crecimiento conocidos por su desarrollo económico en High Tech, por
ejemplo, Utah (538%), Arizona (480%), Washington (401%), Colorado (290%) y North
Carolina (266%). Por el otro lado, mientras la población Japonesa ha crecido en algunos
Estados, cerca de la docena de Estados experimentaron decrecimiento entre este grupo

(FALTA ULTIMO PARRAFO)

Changing Asian American Settlement Forms

Las áreas metropolitanas en los Estados Unidos han sido tradicionalmente imanes para la
inmigración de asiáticos americanos, pero en las modernas metrópolis, se materializan
geografías residenciales más complejas. Este es el caso principalmente porque las áreas
metropolitanas han experimentado una importante reestructuración desde la llegada de los
primeros inmigrantes a las ciudades de Estados Unidos. De hecho, la ciudad central ha
perdido su anterior preeminencia como el escenario base para la integración de inmigrantes
recien llegados. Este giro fuera del centro de la ciudad toma lugar mientras la actividad
económica se mueve a los suburbios, aparecen distintos tipos de vivienda y vivienda de
calidad salida a lo largo de las áreas metropolitanas, y automóviles transforman el paisaje
urbano. El cambio geográfico de asentamiento de inmigrantes es también relacionado
directamente a cambios en la política global y contexto social, y la diversificación
socioeconómica y orígenes étnicos de los inmigrantes como resultado de modificaciones a la
política migratoria de Estados Unidos.

La ecología urbana describe el proceso de immigrant spatial succesion and assimilation, y su


rol en el desarrollo de las metrópolis. El duradero modelos de la Escuela de Chicago sugiere
que, a su entrada, los reciente llegados se asientan en enclaves al centro de la ciudad para
ahorrar costos de transporte, ubicarse cerca de las oportunidades de empleo, acceso a
viviendo más económica, y obtener apoyo de las redes coetnicas. Cuando los inmigrante se
mueven hacia arriba en la escalera económica, se mueven fuera de enclaves en el centro de
la ciudad hacia los suburbios donde se están espacialmente dispersos entre ellos, y
socialmente mezclados con, la mayoría de comunidad blanca. Inherente a este modelos es la
idea que la localización residencial de inmigrantes (y de subsecuentes generaciones) reflejan
el grado de incorporación sociocultural y económica de ese grupo étnico.

Este escenario tradicional encaja con muchos patrones de asentamiento de asiáticos


americanos. Por ejemplo, Chinatown en San Francisco ha sido una entrada histórica para la
inmigración china desde el siglo XIX. El 1882 Chinese Exclusion Act posteriormente
solidifico este proceso, mientras un gran numero de chinos americanos, inmigrantes como
también nativos, buscaron refugio y sanctuary en los enclaves del centro de la ciudad. Los
filipinos, también esperando tomar ventaja de las redes sociales coetnicas y para evitar la
discriminación y la violencia, se asentaron en manila town, la cual era adyacente al chinatown
de San Francisco. Otros enclaves chinos existen en Sacramento (conocido entre los Chinos
inmigrantes como “la segunda ciudad”) y Sockton (conocido entre los Chinos inmigrantes
como “la tercer ciudad”). Similarmente, los japoneses se establecieron en Japan Town in San
Francisco y en Little Tokyo en los Ángeles. Durante el siglo XIX e iniciando el siglo XX,
Chinatowns y otros enclaves asiáticos al centro de la ciudades fueron establecidos alrededor
del país un muchas áreas metropolitanas, casi exclusivamente en vecindarios inner city donde
las rentas bajas condiciones precarias prevalecen.

Algunos asiáticos americanos en mejores condiciones se han trasladado de enclaves


específicamente asiáticos americanos una vez alcanzan éxito socioeconómico, pero otros se
han quedado en estos vecindarios del centro de la ciudad sin importar su estatus
socioeconómico como resultado d restrivtive convenants o de practicas discriminatorias por
inmobiliarias, acreedoras, o vecinos. De hecho, suburbanización de asiáticos a gran escala no
inicio hasta la WWII y posteriormente, cuando los trabajos del mainstream fueron finalmente
abiertos a los asiáticos americanos, la discriminación racial en el mercado inmobiliario quedo
proscrita, y el paisaje urbano americano se volvió predominantemente suburbano. Aún así,
sin embargo, la suburbanización tendió a incluir sobre todo asiáticos americanos pudientes.
Este proceso llego a ser llamado “uptown and downtown” phenomenon: Inmigrantes
asimilados y asiáticos americanos nacidos con los medios económicos se trasladaban hacia
los suburbios y dejaban a las poblaciones mayores, recién llegados e inmigrantes pobres atrás
en los chinatowns y otros enclaves en las ciudades.
Hoy día, algunas enclaves asiáticos al centro de las ciudades han sobrevivido y permanecido.
De hecho, algunas de estas comunidades continúan sirviendo como entrada de inmigrantes,
especialmente los Chinatowns de New York City y San Francisco, así como los pequeños
enclaves étnicos en otras grandes ciudades como Chicago y Los Ángeles. Nuevos
inmigrantes llegan en estos tradicionales vecindarios etnicos con oportunidades de trabajo y
opción a vivienda, vínculos familiares y/o redes de apoyo social, independientemente de su
estatus inmigratorio y dominio del ingles o falta del mismo.

Si estos enclaves al centro de la ciudad persistirán es un asunto que esta en constantemente


siendo sujeto a debate. Mientras los “Chinatowns” puedan mantenerse como áreas con
significativas concentración, dado el hecho que la emigración de China continua con tasas
sin precedentes y el hecho que este subgrupo es de por sí el más grande y más extensamente
establecido de todos los asiáticos americanos, otros subgrupos de asiáticos americanos, como
los japoneses y filipinos, se enfrentan a situaciones diferentes. El primer subgrupo, no posee
grandes flujos de nuevos inmigrantes para sostener enclaves al centro de la ciudad, mientras
el otro subgrupo no posee enclaves étnicos duraderos en la mayoría de las ciudades a los
cuales recurrir. Además, las tendencias contemporáneas de la globalización incluyen una
variedad de procesos que haces de estos enclaves en los centros de la ciudad un nexus para
cambio. Inversión extranjera, en la forma de flujo financiero, atravesando el océano pacifico,
así como la emergencia de gentrificación en muchos de los mayores downtowns, implica que
estos sitios son propicios para la reestructuración urbana. La situación se torna todavía mas
compleja mientras estos enclaves étnicos se vuelven cada vez más heterogéneos debido a la
afluencia de una variedad de recién llegados de una multiplicidad de lugares de procedencia,
con perfiles legales, demográficos y socioeconómicos heterogéneos, siendo desde
inmigrantes indocumentados a prominentes político; de inmigrantes pobres a adinerados
americanos de segunda o posteriores generaciones quienes lograron hacer sus fortunas ya sea
en los Estados Unidos o en otros lugares.

Así que, la noción tradicional de asimilación espacial que la escuela de chicago describe ya
no abarca la variedad de experiencias socio espaciales de los asiáticos americanos. Mientras
algunos asiáticos americanos, desproporcionadamente permanecen en enclaves étnicos
centralizados, otros recién llegados son más diversos en su comportamiento residencial. La
cambiante geografía social de las ciudades, combinado con el influjo reciente de inmigrantes
heterogéneos, así como también al hecho que la descendencia de segunda generación está
alcanzando la adultez, resulta a la vez en formas disparas y concentradas.

Quizás el patrón más intrigante exhibido por los asiáticos americanos es su rápida tasa de su
urbanización en los Estados Unidos. De hecho, estudios empíricos han documentado la
notable tendencia al brinco suburbano en los asiáticos americanos contemporáneos. Datos de
la American Community Survey del 2004 indican que los asiáticos americanos tienen más
posibilidades de residir en los suburbios que en el centro de las ciudades de las 102 grandes
áreas metropolitanas en los Estados Unidos. De hecho, más de la mitad (54.6%) de asiáticos
americanos en estas áreas metropolitanas viven en los suburbios. Una mayoría o casi una
mayoría de cada grupo de asiáticos americanos viven en los suburbios-cerca del 60% de
Asian Indians y Koreanos, y cerca del 50% de chinos y vietnamitas.
Estos resultados ilustran que los inmigrantes recién llegados no consideran los
vecindarios a menudo poblados y deteriorados del centro de las ciudades como un lugar
ideal para vivir. La mayoría tiende a tener recursos financieros para costearse las casas
nuevas, buenos vecindarios, y mejores escuelas que los suburbios típicamente ofrecen. Pero
los asiáticos americanos pobres están haciendo su entrada en los suburbios; muchos se están
localizando en renter-occupied y/o en older inner-ring housing en suburbios menos
acomodados. Consecuentemente, un creciente numero de asiáticos americanos se asientan
directamente en los suburbios sin haber experimentado haber vivido en enclaves étnicos al
centro de la ciudad.

Muchos asiáticos americanos viven en suburbios diseminados alrededor del área


metropolitano en lo que se conoce como comunidades dispersas, heterolocal. En estas
comunidades suburbanas, los inmigrantes recién llegados llegan en al area metropolitan y
rápidamente adoptan un patrón de dispersión de localización residencial, (…). Al mismo
tiempo, inmigrantes en estas comunidades subgurbanas se mantienen en gran medida
invisibles porque hay concentraciones poco significativas y llamativas en cualquier
vecindario particular (…). Los recién llegados típicamente ocupan lo que habitualmente se
ha pensado como vecindario suburbano blanco, escuelas, lugares de trabajo, centros
comercial, cines y parques. Consecuentemente, el enclave étnico por excelencia no se ha
desarrollado. Como resultado de vivir, trabajar, y socializar en el espacio y lugares asociados
a la blanquitud, los inmigrantes refuerzan el estatus de invisibilidad dentro de la comunidad
sociopolítica mas amplia, incluso muchos recién llegados preservan sus identidades étnicas
a través de congregaciones social y religiosas. Lo imperceptible de estos paisajes culturales
“heterolocales” significa que los inmigrantes y nativos interactúan igualmente tanto con
espacios públicos y privados en la comunidad. El patrón disperso de los asiáticos americanos
en particular en comunidades suburbanas es bastante común, como el caso de los “saffron
suburbs” en el Phoenix metropolitano, o en “melting por suburbs” de Dallas-Ft. Worth and
Washington, DD, metropolitan áreas. Con la proliferación de población asiática americana,
particularmente en la década pasada, es probable que los grupos dispersos precedentes
llegarán a ser más concentradas en los suburbios. En algunos lugares, la cadena migratoria
ha comenzado ha tener un rol importante en la aglomeración posterior de asiáticos
americanos. En algunos casos, las inmobiliarias asiáticas americanas, junto a desarrolladoras
extranjeras quienes están promoviendo vecindarios particulares, también dirigen a los
clientes a ciertas comunidades. De este modo, concentraciones considerables surgen donde
antes habían solo unas cuantas familias. Investigaciones de los chinos en San Gabriel Valley
en Los Ángeles demuestran este proceso. Cuando la población asiática americana paso a ser
cada vez más heterogénea, las concentraciones residenciales suburbanas se materializaron.
A la larga, una mayor variedad de negocios étnicos y servicios profesionales se proliferaron,
incluyendo agencias de viajes, escuelas de idiomas, inmobiliarias, supermercados étnicos, y
servicios financieros y legales para inmigrantes. Una estructura institucional más compleja
emergió, así como lo hizo una opinión política colectiva. El resultado fue un “ethnoburb”
(ethnic suburb), donde visiblemente, clúster étnicos no blancos de áreas residenciales y
distritos de negocios se materializaron en los suburbios; y donde tanto los inmigrantes
establecidos como los recién llegados crecientemente intenta procuran representación
política. A diferencia de los tradicionales enclaves étnicos segregados, “ethnoburbs” son
comunidades abiertas donde diariamente ocurren interacciones entre vecinos multiétnicos y
multilingües.
El caso de San Gabriel Vallley no es el único. Los filipinos han creado sus propios ethnoburbs
en Daly City, California como resultado de la su urbanización e inmigración; los vietnamitas
se han congregado en el suburbio de Orange County, California, como resultado de refugee
secundary migration. Congregacion de Koreanos ha venido creciendo tanto en lugares
residenciales como comerciales en Bergen County, New Jersey. Similarmente, los indios
asiáticos tienen una gran presencia en Edison, New Jersey, donde, junto a las comunidades
que rodean Middlex County, son comúnmente conocidas alrededor del Estado y el área
metropolitana de New York por ser un centro principal de diversidad cultural asiático
americana.

En otros casos, los asiáticos americanos han establecido enclaves suburbanos en lugares
donde grupo particular tiene una gran concentración en un área geográfica pequeña. Por
ejemplo, los vietnamitas americanos, incluyendo a los refugiados de primera generación y
sus descendientes, han vivido en los suburbios del eastermost de New Orleans desde finales
de 1970’s, haciendo del área probablemente el asentamiento más poblado de vietnamitas
americanos en la nación. En un área conocida como (francés) los vietnamitas americanos
contabilizaron el 41.7% del total de población en el 2000.

Muchas comunidades suburbanas son comunidades multiétnicas; los recién llegados


establecen una concentración significativa dentro de vecindarios particulares, pero no
necesariamente constituyen una mayoría de la población. La creciente heterogeneidad
dentro de la comunidad de inmigrantes resulta en estructuras comunitarias más complejas. Y
con la continuación del crecimiento de la economía del conocimiento y la flexible política
inmigratoria de Estados Unidos, los clusters espaciales y las comunidades heterogéneas
multiétnicas son probables que se desarrollen en incremente continuamente.
Desafortunadamente, estos patrones pueden llevar a tensiones inter e intra grupales. Con el
incremento de la concentración y los grandes flujos de inmigrantes con distintos backgrounds
en los suburbios americanos, existe la imperativa necesidad de examinar las dinámicas bajos
las cuales estas comunidades evolucionan. La preocupación es que las tensiones entre los
recién llegados y los residentes antiguos pueda surgir debido al cambio rápido en la
composición demográfica, el paisaje residencial y de negocios, y las dinámicas de la
comunidad y la política.

Suburban Communities: Implications for Economic, Cultural, and Political Incorporation.