Anda di halaman 1dari 4

ERIC ERICKSON

TEORÍA PSICOSOCIAL

Para Erickson la búsqueda de la identidad es el tema más importante a través de la vida. Pensaba
que la teoría freudiana subestimaba la influencia de la sociedad en el desarrollo de la personalidad.

Formuló un modelo psicoanalítico para describir el desarrollo de la personalidad del niño y la edad
adulta, su perspectiva tiene en cuenta los aspectos psicológicos y los sociales, y liga el
comportamiento del individuo según la edad. Enfatizó que la personalidad está influenciada por la
sociedad. Expuso que el desarrollo del yo dura toda la vida.

Fue el pionero en el ciclo vital que consta de ocho etapas o crisis.

Los fracasos en una etapa del desarrollo pueden ser rectificados por medio de éxitos en etapas
posteriores

Cada etapa representa una crisis en la personalidad que implica un conflicto diferente y cada vez
mayor. Cada crisis es un momento crucial para la resolución de aspectos importantes; éstas se
manifiestan en momentos determinados según el nivel de madurez de la persona.

Si el individuo se adapta a las exigencias de cada crisis el ego continuará su desarrollo hasta la
siguiente etapa; si la crisis no se resuelve de manera satisfactoria, su presencia continua interferirá
el desarrollo sano del ego. La solución satisfactoria de cada una de las ocho crisis requiere que un
rasgo positivo se equilibre con uno negativo.

Conceptos

Conflicto crisis del desarrollo: es una característica de cada etapa para pasar a la siguiente etapa.

La crisis: son etapas que pasan de una etapa a otra.

Psiquismo: es una organización de las experiencias individuales

Social: es la organización

Ciclo Vital. Consta de 8 etapas (Crisis o conflictos en el desarrollo de la vida, a las cuales han de
enfrentarse las personas) Todas las etapas deben ser resueltas satisfactoriamente para lograr un
desarrollo saludable del yo

Crisis importante: la adolescencia

Las primeras crisis se dan en infancia y la adolescencia

ETAPAS O CRISIS PSICOSOCIALES DE ERICKSON

1. CONFIANZA BÁSICA FRENTE A DESCONFIANZA (del nacimiento a los 12 0 18


meses)

El bebé desarrolla un sentimiento sobre si el mundo es un lugar seguro. Desarrolla un sentido de


confianza en la madre, como representante del mundo. Esta confianza forma un cimiento sólido
para el futuro. Su confianza está en el mundo exterior.
No completar con éxito esta etapa puede dar lugar a una incapacidad para confiar, y por lo tanto,
una sensación de miedo por la inconsistencia del mundo. Puede dar lugar a ansiedad, a
inseguridades, y a una sensación excesiva de desconfianza en el mundo.

2. AUTONOMÍA FRENTE A VERGUENZA (12 0 18 meses a los 3 años)

El niño desarrolla un equilibrio de independencia y autosuficiencia sobre la vergüenza y duda.


Cambio del control externo sobre él a uno de autocontrol. Usa sus propios juicios. Controlan su
mundo. Ponen a prueba sus ideas, ejercitan sus preferencias y toman sus decisiones. Esto los
manifiesta en su negativismo. Son esfuerzos normales y saludables para alcanzar la independencia.

comienzan a afirmar su independencia, caminando lejos de su madre, escogiendo con qué juguete
jugar, y haciendo elecciones sobre lo que quiere usar para vestir, lo que desea comer, etc. Si se
anima y apoya la independencia creciente de los niños en esta etapa, se vuelven más confiados y
seguros respecto a su propia capacidad de sobrevivir en el mundo. Si los critican, controlan
excesivamente, o no se les da la oportunidad de afirmarse, comienzan a sentirse inadecuados en su
capacidad de sobrevivir, y pueden entonces volverse excesivamente dependiente de los demás,
carecer de autoestima, y tener una sensación de vergüenza o dudas acerca de sus propias
capacidades.

3. INICIATIVA FRENTE A CULPA (3 A 6 AÑOS)

El niño desarrolla iniciativa cuando intenta nuevas actividades y no es abrumado por la culpa.
Siguen sus metas y hacen un balance entre lo que es permitido o no.

Esta etapa Se da en la edad del juego, el niño desarrolla actividad, imaginación y es más enérgico y
locuaz, aprende a moverse más libre y violentamente, su conocimiento del lenguaje se perfecciona,
comprende mejor y hace preguntas constantemente; lo que le permite expandir su imaginación.
Todo esto le permite adquirir un sentimiento de iniciativa que constituye la base realista de un
sentido de ambición y de propósito.

Si se les da la oportunidad, los niños desarrollan una sensación de iniciativa, y se sienten seguros de
su capacidad para dirigir a otras personas y tomar decisiones. Inversamente, si esta tendencia se ve
frustrada con la crítica o el control, los niños desarrollan un sentido de culpabilidad. Pueden
sentirse como un fastidio para los demás y por lo tanto, seguirán siendo seguidores, con falta de
iniciativa.

4. LABORIOSIDAD FRENTE A INFERIORIDAD (6 años a la pubertad)

Los niños comienzan a desarrollar una sensación de orgullo en sus logros. Inician proyectos, los
siguen hasta terminarlos, y se sienten bien por lo que han alcanzado. Durante este tiempo, los
profesores desempeñan un papel creciente en el desarrollo del niño.

Llega a sentirse insatisfecho y descontento con la sensación de no ser capaz de hacer cosas y de
hacerlas bien y aún perfectas; el sentimiento de inferioridad, le hacen sentirse inferior
psicológicamente, ya sea por su situación económica- social, por su condición "racial" o debido a
una deficiente estimulación escolar, pues es precisamente la institución escolar la que debe velar
por el establecimiento del sentimiento de laboriosidad. Comparan las habilidades con las de sus
pares. Si su habilidad no está a la par con su pares su autoestima se afecta y buscan la protección de
sus padres.
Si esta iniciativa no se anima y es restringida por los padres o profesores, el niño comienza a
sentirse inferior, dudando de sus propias capacidades y, por lo tanto, puede no alcanzar todo su
potencial.

5. IDENTIDAD FRENTE A CONFUSIÓN DE IDENTIDAD (pubertad a los primeros


años de la edad adulta temprana)

Comprende el período de la adolescencia.

Se experimenta búsqueda de identidad y una crisis de identidad, que reavivará los conflictos en cada
una de las etapas anteriores.

Durante la adolescencia, la transición de la niñez a la edad adulta es sumamente importante. Los


niños se están volviendo más independientes, y comienzan a mirar el futuro en términos de carrera,
relaciones, familias, vivienda, etc. Durante este período, exploran las posibilidades y comienzan a
formar su propia identidad basándose en el resultado de sus exploraciones. Desarrollan un sentido
Coherente del yo, incluyendo el papel que juega en la sociedad. Éstos deben establecer y organizar
sus habilidades, necesidades e intereses y deseos de forma que se puedan expresar socialmente.

La naturaleza caótica del adolescente se debe a su conflicto de identidad. Lograr la identidad


significa que han resuelto los siguientes problemas:

Elección de una ocupación

Adopción de valores en qué creer y porqué vivir

Desarrollar una identidad sexual satisfactoria o definida.

6. INTIMIDAD FRENTE A AISLAMIENTO (20 a 40 años – edad adulta temprana)

En esta etapa hacen compromisos con otros (amor); terminan sus carreras. Si no logran se aíslan de
la sociedad.

Completar con acierto esta etapa puede conducir a relaciones satisfactorias y aportar una sensación
de compromiso, seguridad, y preocupación por el otro dentro de una relación.

Erikson atribuye dos virtudes importantes a la persona que se ha enfrentado con éxito al problema
de la intimidad: afiliación (formación de amistades) y amor (interés profundo en otra persona).
Evitar la intimidad, temiendo el compromiso y las relaciones, puede conducir al aislamiento, a la
soledad, y a veces a la depresión.

7. GENERATIVIDAD FRENTE A ESTANCAMIENTO (40 a 65 años – edad adulta


intermedia)

Establecer y guiar la siguiente generación hijos, nietos etc. (dar consejos). Si no logran estos
objetivos caen en un empobrecimiento general. El individuo puede sentir que la vida es monótona
y vacía, que simplemente transcurre el tiempo y envejece sin cumplir sus expectativas.

8. INTEGRIDAD DEL YO FRENTE A DESESPERACIÓN (65 años en adelante edad


adulta tardía)

Integridad vs Desesperación (vejez):


Las personas mayores alcanzan el sentido de aceptación de la propia vida, lo cual permite la
aceptación de la muerte; en caso contrario caen en la desesperación. Virtud: la sabiduría. Aceptan
su vida como una productiva o se desesperan por la incapacidad de volver a vivirla.

La tarea primordial es lograr una integridad con un mínimo de desesperanza. Primero ocurre un
distanciamiento social, desde un sentimiento de inutilidad existe un sentido de inutilidad biológica,
debido a que el cuerpo ya no responde como antes; junto a las enfermedades, aparecen las
preocupaciones relativas a la muerte. Si vemos nuestras vidas como improductivas, nos sentimos
culpables por nuestras acciones pasadas, o consideramos que no logramos nuestras metas en la
vida, nos sentimos descontentos con la vida, apareciendo la desesperación, que a menudo da lugar
a depresión.

APORTES A LA EDUCACIÓN

Según la teoría de Erik Erikson sobre el desarrollo psicosocial, la psiquis de cada individuo se
conforma a través de una serie de conflictos llamados crisis de desarrollo. Tres de estas crisis
ocurren durante la niñez y la adolescencia, lo que significa que los docentes que creen en esta teoría
deberían enfocarse en estas crisis para poder asegurar que los estudiantes desarrollan identidades
saludables y completamente realizadas.

El maestro debe ofrecer al estudiante experiencias educativas que los ayuden a resolver sus
problemas, a desarrollar su autonomía y a tomar decisiones. Se le debe ofrecer apoyo y ayuda
especial en las siguientes áreas: disciplina, autocontrol, conducta, estado emocional, problemas de
identidad, solución de problemas, adaptación, aceptación, actitudes, valores, interacción con otros,
expresión oral, aprendizaje, lenguaje y otros. El desarrollo pleno en todas estas áreas ayudará a los
estudiantes a lograr la autonomía y una autoestima saludable.