Anda di halaman 1dari 2

Unidad N°2.

Manejo de suelos

Actividad: Esquema manejo del suelo

Continuando con su trabajo en la alcaldía municipal y para iniciar la producción


ecológica, la UMATA ha designado una finca para que asesore agricultores de la
región, por lo anterior realice lo siguiente:

1. Explique la importancia que tiene planear el manejo del suelo donde se va a


establecer un cultivo.

2. Identifique las propiedades del suelo de una finca y describa por medio de un
esquema en qué condiciones se encuentra el área destinada para la siembra en
cuanto a materia orgánica.

3. Indique que tipo de labranza va emplear, sabiendo de antemano que el terreno


es montañoso.

1. Para obtener resultados óptimos, en cada fase del cultivo se deben tener
buenas practicas desde el inicio, ya que teniendo presentes las condiciones
para dicho cultivo junto con unas buenas cualidades de nuestro suelo van a
permitir que todo el proceso se desarrolle de la mejor manera, por lo cual es
necesario que el suelo presente las cualidades características para el tipo de
cultivo que se sembrará, siguiendo la idea de que es necesario un tipo
especial de suelo que cumpla con requerimientos específicos, es decir, que
sea un suelo fértil ya que no todos los suelos han a poseer dicho
requerimientos por lo que es necesario planear el manejo del suelo para
poder fertilizar el suelo y conseguir las características deseadas, que tenga
las características de agua, minerales y componentes orgánicos ,los cuales
para complementarse en un suelo deben estar en rangos específicos.

2. No tengo acceso a un terreno, pero hice algunas investigaciones que


determinan las condiciones del suelo para plantar caña de azúcar:

El suelo bien drenado, profundo, franco, con una densidad aparente de 1.1 a
1.2 g/cm3 (1.3 - 1.4 g/cm3 en suelos arenosos), con un adecuado equilibrio
entre los poros de distintos tamaños, con porosidad total superior al 50%;
una capa freática bajo los 1.5 a 2 m desde la superficie y una capacidad de
retención de la humedad disponible del 15% o superior (15 cm por metro de
profundidad del suelo).

El pH óptimo del suelo es cercano a 6.5, pero la caña de azúcar puede tolerar
un rango considerable de acidez y alcalinidad del suelo. Por esta razón se
cultiva caña de azúcar en suelos con pH entre 5.0 y 8.5. El encalado es
necesario cuando el pH es inferior a 5.0, y la aplicación de yeso es necesaria
cuando el pH sobrepasa 9.5. Las infestaciones por nematodos ocurren
naturalmente en suelos muy arenosos.

El análisis del suelo antes de la plantación es recomendable para determinar


la cantidad óptima de aplicación de macro y micronutrientes. Las
restricciones químicas en los suelos, tales como la acidez y una baja
fertilidad, son relativamente fáciles de corregir o controlar.

Malas condiciones físicas, tales como la compactación del suelo debido a la


intensa mecanización requerida para el encalado, son mucho más difíciles
de corregir. Por esta razón, las propiedades físicas del suelo son
consideradas como un factor en el crecimiento de la caña de azúcar.
Basados en la experiencia obtenida en Brasil, se sugirieron algunos criterios
para definir los suelos que son aptos para el cultivo de la caña de azúcar

3. Debido a estas pendientes, los impedimentos pueden ser el acceso de


máquinas para el arado, siembra y cosecha en caso de que se requieran. El
proceso de abonado y fumigación se hace difícil, debido al terreno. Debido a
la inclinación del terreno se produce escorrentía, la cual hace que el agua y
los nutrientes se desvíen y se depositen en ciertos sitios haciendo que el
terreno se compacte. la mejor alternativa es la labranza convencional,
haciendo canales horizontales, para que el cultivo sea perpendicular a la
pendiente y así evitar que los nutrientes y el agua se escurran, además de
poder mantener el suelo hidratado y removido para que absorba más agua y
tenga nutrientes sueltos para la nutrición del cultivo. Además la fumigación y
abonado se hacen más fáciles, ya que se hace horizontalmente y no en
dirección a la pendiente ya que el peso de la maquinaria podrá ocasionar
accidentes. Además la labranza convencional es la que posibilita modificar
hasta 15 cm de profundidad en el terreno trabajado.