Anda di halaman 1dari 2

[MUSIC] Hola, en este vídeo vas a mirar cómo se

construye un modelo de negocio y también el concepto de la definición


de propuesta de valor. La relación de la propuesta de valor con
los segmentos y la identificación de problemas y necesidades de esos segmentos
para resolverlos a través de tus productos o servicios. Lo que vas a aprender,
es a entender el modelo de negocio, y cómo construirlo en torno a la
promesa de valor según el segmento. Adicionalmente, vas a identificar
en qué negocio estás, una vez definas la promesa
de valor y la validez. Y adicionalmente aprenderás
a utilizar el método Canvas como una herramienta dinámica
para desarrollar tu modelo de negocio. Comencemos a entender el concepto,
¿qué es y qué significa modelo de negocio? La primera regla, que debes tener
en cuenta como emprendedor, para construir tu modelo de negocio es:
debes prepararte para enfrentar todos los cambios posibles
que el consumidor te muestra. Todas las objeciones que te
haga y lo más importante, identificar todos los problemas y
necesidades no resueltos en tu mercado. Es decir, debes aprender a mirar y
desarrollar tu negocio a través
de los ojos de tus consumidores, saber escucharlos y saber entenderlos cada
vez que ofreces tus productos o servicios para que ellos estén
dispuestos a pagar por eso. Bajo esta perspectiva,
definamos qué es un modelo de negocio. Un modelo de negocio describe
la manera y la forma lógica de cómo una empresa intenta ganar dinero. Todo
emprendimiento nace con la
la misión de tener ingresos, pero para que tengas un modelo de
negocio diferenciador y con ingresos, lo debes hacer a través de tres factores.
Primero crear valor, segundo distribuir
valor y tercero retener valor a los consumidores y así la ecuación del
modelo de negocio siempre estará completa. Si hay una gran conexión entre el valor
que generas más el ingreso que recibes y tu mercado está totalmente satisfecho,
habrás logrado obtener un modelo
de negocio diferenciador, y con ADN propio, lo que será
muy difícil de copiar por otro. Identifiquemos cuáles son los
componentes de un modelo de negocio. Piensa en un auditorio,
que tiene un escenario, está la sala del público y un
detrás de bambalinas o bastidores. El público son tus consumidores que
han venido a ver cómo les das valor. El escenario es el lugar
donde todo lo que suceda, se crea la magia que hace que tus
clientes se conecten con tu negocio, al recibir o utilizar tus
productos o servicios. Y existe detrás de bambalinas, donde todo
el soporte de actividades y recursos, están para aportar de manera integrada
para que los artistas del escenario, entreguen todo a su público. Si el de detrás
de bastidores no se
alinea con tu escenario, tu público no se conecta y por lo tanto no percibe que
hubo valor en tu actuación y posiblemente no vuelva o busque otras alternativas que
ofrezcan algo mucho mejor que tu negocio. you con estos conceptos claros, vamos a
entender cómo la metodología
del modelo Canvas, ayuda a construir un modelo de negocio orientado al
consumidor para hacerlo diferenciador. La herramienta del modelo
de negocio Canvas o lienzo, es una plantilla de gestión estratégica para el
desarrollo de nuevos modelos
de negocio de los emprendedores, o documentar y mejorar
los que you existen. Su particularidad es la posibilidad
de entender y desarrollar un modelo de negocio en una
sola página o un lienzo. Como lo hemos venido entendiendo,
todo modelo de negocio se debe orientar a sus consumidores a través
de generarles una propuesta de valor. Esa propuesta de valor,
siempre debe ser el corazón de tu negocio. Que se tangibiliza a través de los
productos o servicios que se conectan con tus consumidores segmentados. Hacia tu
lado derecho, en el Canvas, encontrarás lo que en concepto
explicamos como el escenario, o lugar donde se produce el intercambio de
valor, es decir, el frente del negocio. Para que esa conexión entre propuesta
de valor y consumidor exista, debes mantener continuamente una
relación directa con tus consumidores para validar continuamente si
se cumple tu promesa de valor, de manera que él sepa que tú existes, que
siempre estás ahí para brindar servicio y que él sabe que tú lo conoces tan bien
que espera mucho valor de tu negocio. De manera respetuosa, imagina que tu
negocio es como el espíritu santo. Todos saben que existes, nadie te ve, pero
apareces cuando tus clientes te necesitan. Una vez estas relacionado
integralmente con tu segmento, hay que saber comunicar y
entregar propuesta de valor. Para eso tienes que desarrollar
estrategias de comunicación y distribución, bien sea de manera
directa o a través de terceros. Recuerda, los canales no son consumidores, son una
extensión comercial y
logística de tu modelo de negocio, que facilitan la entrega de la
propuesta de valor a tus segmentos. Esto quiere decir que aunque un
distribuidor o representante es el que te paga, es porque el canal llega hasta el
consumidor final, lo que implica que nunca debes perder de vista a tus consumidores
finales, así no les vendas directamente. Si tu propuesta de valor logra atraer
y enamorar a tus consumidores con tu forma de relacionarte y la forma como
entregas valor a través de los canales, tus fuentes de ingreso
crecerán de manera rentable. Una vez has definido cómo generar valor
en el escenario de tu modelo de negocio, es el momento de ir detrás
de bambalinas y desarrollar todas las actividades
claves que necesitas hacer, así como los recursos que necesitas tener,
para que permita que la promesa de valor se cumpla a cabalidad en
el frente de tu negocio. Una segunda regla que debes
aplicar en tu modelo de negocio, es que no te la sabes todas,
y que debes buscar alianzas claves que cubran actividades o recursos que tú
no estás en capacidad de realizar, o bien no estás en capacidad de
costear por la estructura del negocio. Una buena estrategia de
aliados puede determinar un camino claro para generar valor, y principalmente saber
cuánto debe durar y
qué gana-gana se genera en esta relación. Una vez has definido tanto
tu escenario y tu detrás de bambalinas de tu modelo de negocio, debes estructurar
tus costos de operación, para determinar cuánta inversión
necesitas para generar valor, y cumplir la propuesta de valor,
a través de tus productos o servicios. Si se cumple lo ofrecido,
podrás determinar el precio justo que tus consumidores y segmentos están dispuestos
a pagar para cubrir tu estructura de costos y lo más importante que
obtengas la rentabilidad esperada. De esta manera ya hemos navegado por toda
la conceptualización de cómo construir tu modelo de negocio en el cual iremos
profundizando en los siguientes módulos.