Anda di halaman 1dari 11

TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

TEMA 1

Características básicas del desarrollo


psicoevolutivo de los niños y niñas de los
seis a los doce años.

Aspectos cognitivos, motrices, afectivos y


sociales.

Implicaciones en el desarrollo del proceso


educativo y de enseñanza-aprendizaje.

1
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

INTRODUCCIÓN
En este tema trataremos, de ofrecer una visión global sobre las características
fundamentales del desarrollo psicoevolutivo en los niños/as de seis a doce años en los
ámbitos cognitivo, motriz, afectivo y social, así como, las relaciones e implicaciones de
estos conocimientos en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Sabemos que existe una estrecha relación entre los procesos educativos y de
enseñanza aprendizaje y los procesos de desarrollo de los niños. De ahí la importancia
de que el maestro/a posea una formación básica acerca de los conocimientos
esenciales de la Psicología Evolutiva del niño.

Pero, ¿realmente es importante que el maestro/a conozca a sus alumnos y su


desarrollo psicoevolutivo? ¿Qué aspectos evolutivos van a ser más importantes? Si el
maestro conoce y tiene en cuenta dichos aspectos ¿favorecerá los procesos de
enseñanza-aprendizaje?

A estas cuestiones y a otras, daremos respuesta durante la exposición del tema.

Tras esta breve introducción, pasamos a desarrollar el primer epígrafe del presente
tema, que tratará sobre características básicas del desarrollo
las:
psicoevolutivo de los niños/as de los 6 a los 12 años.
Los docentes, con el fin de favorecer y potenciar el desarrollo de las capacidades
expuestas en los objetivos generales de la Etapa de EP, debemos tener una formación
básica sobre los conocimientos esenciales de la Psicología Evolutiva.

Como sabemos, la Psicología Evolutiva estudia la forma en que las personas


cambian a lo largo de toda su vida, observando cómo el individuo cambia sus acciones
continuamente y cómo éste es capaz de reaccionar en un ambiente que, a su vez,
cambia constantemente.

Así, para un mejor estudio y análisis, la Psicología Evolutiva establece etapas o fases
caracterizadas por:

► Presentar una secuencia de desarrollo invariable. (Por ejemplo, el


pensamiento concreto va a aparecer antes que el pensamiento abstracto).

► Disponer de formas comunes de interesarse, conocer y asimilar la realidad, por


parte de los sujetos que se encuentran inmersos en un mismo período evolutivo.
(Por ejemplo, debemos saber que durante la Educación Primaria, los niños
progresan en todos los aspectos de su desarrollo: consolidan el pensamiento
lógico-concreto, maduran patrones elementales de movimiento o descubren la
importancia de la colaboración en las actividades que se realizan entre iguales).

2
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

Pero, ¿qué entendemos por desarrollo desde el punto de vista de la Psicología


Evolutiva?

Coexisten distintos tipos de teorías y enfoques explicativos del desarrollo.

Desde sus orígenes, la Psicología del Desarrollo ha venido acompañada por la vieja
polémica entre los que por un lado, atribuyen el cambio evolutivo a factores
madurativos (innatistas o genetistas) y los que, por el contrario, defienden la primacía
de los factores ambientales (ambientalistas o socioculturales).

Actualmente, el debate se plantea desde una perspectiva más integradora, donde


se acepta la interacción de ambos tipos de factores (interaccionista), la cual expone
que el sujeto evoluciona y consigue sus distintas formas de comportamiento, mediante
un proceso mixto de influencia genética y medioambiental.

En cualquier caso, de la lectura y análisis de la LOE(Ley Orgánica 2/2006, de 3 de


mayo, de Educación) y de los principios metodológicos de la Etapa de Educación
Primaria explícitos en el Decreto (PONER LEGISLACIÓN DE LA CCAA), por el que se
establece el Currículo de E. Primaria para la Comunidad Autónoma de…, deducimos
que nuestra práctica docente se fundamenta teóricamente en un modelo de diseño
curricular de aula y de programación centrados en el paradigma cognitivo-contextual,
modelo derivado del enfoque constructivista de Piaget y Vigotsky y del enfoque
cognitivo de Jerome Bruner y David Ausubel.

Para estos autores, el desarrollo se concibe como una sucesión de etapas


caracterizadas por la existencia de una organización mental determinada, que
configura una compresión y una forma de actuación en el mundo concretas.

Por tanto, podemos decir que el desarrollo se trata de una sucesión de cambios,
tanto cuantitativos como cualitativos, dependientes unos de otros. (Por ejemplo, para
aprender a escribir, antes debemos saber coger bien el lápiz y poseer una buena
coordinación óculo-manual).

Además, el desarrollo estará condicionado por una serie de factores externos,


como la familia, la alimentación, los hábitos sociales, el aprendizaje… así como
internos, como la carga hereditaria, la maduración del sistema nervioso o las diversas
capacidades innatas (percepción visual, auditiva…).

Al margen de todos estos factores que van a condicionar el desarrollo del niño,
debemos tener claro que “cada persona posee sus propias características y su propio
ritmo de desarrollo”.

3
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

Teniendo en cuenta todas las observaciones realizadas anteriormente, debemos


plantearnos una pregunta como docentes: ¿Qué aspectos del desarrollo debemos
considerar especialmente para que nuestra labor educativa se ajuste a las
características y necesidades de nuestros alumnos?

A esta cuestión, daremos respuesta en el siguiente apartado, donde trataremos los:


aspectos cognitivos, motrices, afectivos y sociales de los niños/as de 6 a
12 años.
Para nosotros los maestros, el desarrollo evolutivo del niño es de gran importancia.
Por este motivo, en este apartado profundizaremos en el estudio de los aspectos más
relevantes del desarrollo evolutivo del ser humano desde los 6 años hasta los 12. No
sólo para conocerlo, sino para comprender el alcance de la acción del maestro/a en la
configuración y consolidación de un adecuado desarrollo humano y como base de
acciones educativas posteriores.

En primer lugar hablaremos de los aspectos cognitivos.

De todas las teorías cognitivas existentes, nos vamos a centrar en la obra de Piaget
(educador y psicólogo suizo, 1896-1990). Según éste, los niños que se encuentran
inmersos en una misma edad, tienen capacidad para resolver determinadas cuestiones
o problemas y cometen los mismos errores.

Partiendo de esta idea, Piaget estableció una secuencia para el desarrollo


evolutivo de los procesos cognitivos, dividida en los siguientes períodos:

a) El Primer período abarca desde los 0 a los 2 años) y se conoce con el nombre
de Período sensoriomotor.
En este período el niño utiliza sus sentidos y sus capacidades motoras, las
cuales le sirven para desplazarse y así conocer los objetos y el mundo que le rodea,
aunque tiende a la satisfacción práctica (inteligencia práctica) y no al conocimiento
como tal.
b) El Segundo período denominado preoperatorio, abarca las edades
comprendidas entre los 2 y los 6 años.
Aunque los niños son capaces de utilizar el pensamiento simbólico, que
incluye la capacidad de hablar, el pensamiento egocéntrico aún perdura, el niño
entiende mejor el mundo desde su perspectiva.
Es la época de la imitación diferida y de los juegos simbólicos.
c) El Tercer período es el de las operaciones concretas y comprende las edades
entre los 7 y los 11 años.
Es el período que coincide justamente con la Educación Primaria, por lo
que su importancia será objeto de un análisis más detallado por ciclos.

4
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

El PRIMER CICLO, comprende desde los 6 años hasta los 8.

Podemos considerar este momento como una transición hacia la lógica


concreta, aunque aún persiste en el niño/a algunos rasgos propios del
pensamiento mágico- simbólico (no saben dónde termina la fantasía y
comienza la realidad) y siguen percibiendo la realidad de forma global y
contextualizada. Entre sus dificultades se encuentran la de analizar y sintetizar
así como dificultades para pensar en ausencia de los objetos.

En el SEGUNDO CICLO, que va desde los 8 años hasta los 10, se consolida el
pensamiento lógico-concreto, aunque la comprensión todavía dependerá de
experiencias concretas con hechos y objetos determinados, dejando a un lado
ideas abstractas o hipotéticas.
El niño/a comienza a mostrar una gran capacidad mental, caracterizada
por un rápido incremento en su habilidad para conservar ciertas propiedades
de los objetos (número, cantidad…) o para realizar clasificaciones y
ordenamientos de los objetos. A su vez, presenta notables progresos en la
capacidad de análisis y síntesis así como muestra gran interés por ampliar
conocimientos.
El niño/a comienza a conocer racionalmente, no intuitivamente, aunque
aún no maneja abstracciones.
Otros aspectos importantes, son que el niño/a conoce la relación causa-efecto y
que la memoria se desarrolla significativamente.

Ya en el TERCER CICLO, que abarca desde los 10 años hasta los 12, se
consolidan las adquisiciones del ciclo anterior, por lo que el niño/a actúa de una
forma más segura, rápida y eficaz. Se pasa de la credulidad inmediata y del
egocentrismo a la capacidad de reflexión, la cual permite al niño/a buscar
explicaciones realistas a los fenómenos que observa. El final de este ciclo, marca
la transición hacia el pensamiento abstracto, hacia la habilidad para pensar más
allá de la realidad concreta.

En cualquier caso, es preciso destacar que el desarrollo intelectual


infantil no se puede representar como simples cambios abruptos que resultan
en etapas estables y estáticas. Es conveniente considerar que cada niño/a es
diferente y que la rapidez por la que pasan los niños por estas etapas, puede
cambiar de persona a persona.

d) Finalmente nos encontramos con un Cuarto período, que abarca desde los 12 años en
adelante, y es conocido con el nombre de Operaciones formales. Éste coincide con la

5
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

adolescencia y con la etapa adulta. En esta etapa, el niño/a ya puede pensar de forma
hipotética y abstracta, ya puede razonar, no sólo sobre lo real sino también sobre lo
posible. Puede imaginar lo que podría ser, ya puede hipotetizar

Tras exponer los aspectos cognitivos, pasamos a exponer los: aspectos motrices.

El psicólogo Paul Osterrieth, establece una serie de estadios, de los cuáles nos
centraremos en los que se refieren a la Etapa de Primaria:

Durante esta etapa, los niños/as presentan un crecimiento corporal regular y


constante, así como grandes avances en todos los aspectos motrices. Asimismo, se
producen grandes cambios respecto al aumento de la fuerza, precisión, resistencia,
velocidad y equilibrio. Se producen grandes avances en la motricidad fina,
sobretodo en la coordinación óculo-manual, y en el control motor grueso (grandes
movimientos corporales).

Los niños/as, adquieren definitivamente su imagen corporal y afirman su


lateralidad.

Al finalizar esta etapa, se dará comienzo a los cambios característicos de la


pubertad, tales como el aumento de la musculatura o la menarquía.

En cuanto a los aspectos sociales, podemos decir que:

La sociabilidad supone, por parte del niño, la asunción de las escalas de valores
de la convivencia, lo que conlleva implícitamente aceptar la existencia de los
demás.

Según el psicólogo Reymond Riviére, durante la etapa de Educación Primaria se


produce una doble evolución: por un lado, el niño tiende a buscar la independencia
del adulto y por otro, se acentúa la dependencia social, ya que al niño le gusta
llamar la atención de su grupo de iguales, tratando de imponerse.

Haciendo un breve recorrido por los ciclos de Primaria, vemos que durante el 1º
Ciclo, el maestro desempeña un papel capital ante la aparición de los “chivatos” y
“acusicas”. A su vez, surge la figura del líder, que mantendrá al grupo unido en
momentos difíciles. Ya en el 2º Ciclo, el maestro deja de ser el polo de atención. Lo
que más importa al niño/a en este momento, es ser aceptado por su grupo de
iguales. Los juegos que aparecen en este período son reglados y se desarrollan
algunos valores sociocomunitarios. Finalmente, en el 3º Ciclo, los niños/as
comienzan a unirse en pandillas, caracterizadas por ser unisexuales y desarrollan un
sentido crítico frente los adultos.

Por último trataremos los: aspectos afectivos.

6
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

Según Piaget (1973), nos encontramos en un período de transformación en


relación a la vida afectiva de los niños.

Los niños, gracias a las relaciones que establecen con su grupo de iguales y con
los adultos, van adquiriendo un mejor conocimiento de sí mismos y de los demás,
así como un mejor control de sus impulsos (autocontrol).

Todos estos factores permitirán al niño que vaya construyendo los conceptos de
autoestima y valoración de sí mismo. El nivel de autoestima influirá en nuestros
éxitos y fracasos. Según Piaget, dichos éxitos y fracasos se van inscribiendo en una
escala permanente de valores, la cual influye en acciones futuras. De esta manera,
el niño va construyendo poco a poco un juicio sobre sí mismo, un autoconcepto, el
cual puede tener grandes repercusiones en su propio desarrollo, ya que se
constituye en un filtro por el cual se percibe la realidad.

Al final de la etapa se logrará un respeto mutuo, el cual llevará al respeto de las


reglas dadas por el grupo. A su vez, surge el sentimiento de justicia, que cambiará
las relaciones interpersonales entre niños y padres.

Hemos dado mucha importancia al conocimiento de los aspectos del desarrollo


que acabamos de exponer, pero, ¿realmente condicionan de alguna manera nuestra
acción educadora y formadora?

Esta cuestión puede encontrar respuesta en el desarrollo del último epígrafe del
tema, el cual tratará sobre las: implicaciones en el desarrollo del proceso
educativo y de enseñanza-aprendizaje.
Tradicionalmente, la escuela ha priorizado el saber académico y racional, vinculado
a las disciplinas clásicas del currículo, en detrimento de una verdadera educación
integral, que integre los aspectos cognitivos, motrices, sociales y afectivos,
relacionados con la vida cotidiana y el contexto cultural donde se produce.

Por lo tanto, a la educación le corresponde asegurar que se produzcan los


aprendizajes necesarios para vivir en sociedad mediante una intervención educativa
activa, planificada e intencional, capaz de desarrollar todas las dimensiones o aspectos
de la persona.

Así, es importante que nosotros como docentes, conozcamos suficientemente el


momento en el que se encuentran nuestros alumnos de primaria, ya que condicionará
sin duda, los procesos de enseñanza-aprendizaje.

7
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

De este modo, teniendo en cuenta las características cognitivas de los


alumnos de Educación Primaria, mencionadas en apartados anteriores, ¿qué aspectos
debemos tener en cuenta en nuestra intervención educativa?:

 Debemos partir del nivel de desarrollo del alumno, teniendo en cuenta tanto
los rasgos psicológicos generales característicos de un grupo de edad como los
conocimientos que los alumnos han construido con anterioridad y que van a ser
condicionantes para la asimilación de los nuevos contenidos.

 Desarrollar las operaciones cognitivas propias de la etapa, respetando los


ritmos de aprendizaje que posea cada alumno, proporcionando las experiencias
adecuadas para promover el desarrollo.

 Por otro lado, tenemos que relacionar las actividades de enseñanza y


aprendizaje con la vida real del alumnado, partiendo siempre que sea posible,
de experiencias reales que éstos hayan tenido en el mundo externo y de datos
de la realidad a los que tengan acceso. También resulta necesario que la escuela
facilite a los alumnos, aquellas experiencias que compensen las posibles
carencias de determinados entornos naturales y socioculturales,
proporcionándoles oportunidades de aprendizaje que no han tenido antes por
deficiencias, debido al mundo en el que viven.

 Facilitar la construcción de aprendizajes significativos. Para ello, diseñaremos


actividades de enseñanza y aprendizaje que permitan a los alumnos/as
establecer relaciones sustantivas entre los conocimientos y experiencias previas
y los nuevos aprendizajes.

 La etapa de Primaria se caracteriza por un enfoque globalizador, que requiere


organizar los contenidos en torno a ejes que permitan abordar los problemas,
situaciones y acontecimientos dentro de un contexto y en su globalidad. En este
enfoque, el punto de partida es la propia realidad, la cual se tomará como
objeto de estudio.

 Potenciar el interés espontáneo de los alumnos en el conocimiento de los


códigos convencionales e instrumentos de cultura, teniendo en cuenta que la
adquisición de estos aprendizajes presenta cierta dificultad que puede llevar a
los alumnos a la desmotivación. Para que esto no suceda, es preciso que el

8
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

docente prevea dichas dificultades y gradúe las actividades para llevar a cabo
dichos aprendizajes.

 Por último, debemos hacer hincapié en la adquisición de habilidades como clasificar,


contar, descifrar palabras, construir o manipular objetos.

Por otro lado, teniendo en cuenta las características motoras nuestra


intervención educativa tendrá en cuenta, algunos aspectos relevantes como:

► Fomentar la autonomía, control y seguridad del niño, a través del conocimiento


y perfeccionamiento de las habilidades motrices.

► Consolidar la dominancia lateral con el fin de evitar problemas de


lectoescritura, fruto de una inadecuada orientación espacial.

► Fomentar el deporte como forma de desarrollo personal y social.

► Favorecer los hábitos de cuidado, salud e higiene corporal.

En tercer lugar, teniendo en cuenta las características sociales, mencionadas


anteriormente, de los alumnos de EP, nuestra intervención educativa se orientará a:

► Organizar el aula de forma que permita el trabajo cooperativo entre los


alumnos. Es conveniente proponer diferentes modos de organización y
cooperación, como: agrupaciones flexibles de niños para la realización
de tareas concretas, distribución de funciones y responsabilidades en el
grupo… Además, la interacción entre los alumnos influye de manera
decisiva en el control de los impulsos agresivos, la relativización de
puntos de vista, el aumento de aspiraciones, del rendimiento académico
y en el proceso de socialización.

► Se debe crear un clima de aceptación, de ayuda mutua y de


cooperación. Teniendo en cuenta esto, el profesorado debe dedicar una
atención preferente a potenciar actitudes que favorezcan la igualdad de
trato, evitando todas las actuaciones que puedan implicar una
discriminación basada en cualquier tipo de diferencia (cultura, raza,
religión, capacidad…).

► Realizar análisis y debates colectivos en clase. A través de estos, los


alumnos podrán intercambiar información así como confrontar y
modificar los distintos puntos de vista y esquemas de conocimiento
existentes en el aula.

9
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

► Favorecer la reflexión conjunta sobre acontecimientos e interacciones


sociales que están sucediendo en el grupo y sobre el comportamiento
propio y el de los demás, abriendo posibilidades de superación de los
conflictos o de los problemas gracias al diálogo.

► Adquirir destrezas relacionadas con las habilidades sociales elementales


como aprender a iniciar una conversación y a mantenerla, dar las
gracias, escuchar a los demás…

Por último, teniendo en cuenta las características afectivas, mencionadas


anteriormente, de los alumnos de Educación Primaria, nuestra intervención educativa
se orientará a:

► Potenciar la seguridad en sí mismos de nuestros alumnos, procurando que se


sientan útiles en el aula encomendándoles tareas sencillas como repartir folios,
borrar el encerado, hacer algún recado…

► Reconocer verbalmente las características personales positivas que posean nuestros


alumnos, sobretodo, las de aquellos que más lo necesiten.

► Evitar criticar públicamente a los alumnos, así como evitar situaciones donde se
puedan sentir avergonzados.

► Diseñar actividades que faciliten a los alumnos el intercambio de ideas y de


características positivas de unos y otros.

► Dar a los alumnos oportunidades para que tomen decisiones para que no
cumplan sólo órdenes.

► Programar actividades que favorezcan la integración en el aula de aquellos


niños que se sientan rechazados en el grupo.

► Crear un ambiente de aceptación y respeto mutuo, donde el alumno pueda


expresar sus sentimientos de forma satisfactoria.

CONCLUSIÓN

Para finalizar este tema podemos decir que, hemos tratado de ofrecer una visión
global sobre el desarrollo psicoevolutivo que experimentan los niños/as entre los seis y
los doce años, en diferentes ámbitos: cognitivo, motriz, social y afectivo.
Sin embargo, el aspecto más relevante que se ha tratado, ha sido las implicaciones
educativas de estos conocimientos en nuestra intervención educativa.

10
TEMARIO DE OPOSICIONES AL CUERPO DE MAESTROS DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

Creemos que ha quedado suficientemente demostrada la importancia que, para


nosotros los docentes tienen, no sólo conocer el momento de desarrollo evolutivo en
el que se encuentran nuestros alumnos, sino la importancia de saber ajustar todo el
proceso educativo a su desarrollo cognitivo, motriz, afectivo y social.
Así, concluimos con una idea que, los docentes debemos tener presente: “cada
niño es, aún admitiendo las pautas evolutivas propias de la edad, un ser individual al
que debemos conocer en nuestra interacción educativa, de una forma directa y
personal, con el fin de conseguir una enseñanza verdaderamente personalizada”.

BIBLIOGRAFÍA
Para la realización de este tema, he tomado información de algunos libros, como:

- COLL, PALACIO Y MARCHESÍ: Desarrollo Psicológico y Educación Vol. 1 y 2


- GARCÍA MADRUGA Y LACASA: Psicología Evolutiva. Vol. 1 y 2
- PIAGET: Psicología del niño.

Entre las páginas web, cito algunas como:

- www.profes.net
- www.cnice.mec.es/profesores/primaria
- www.educarex.es
- www.educaweb.com
- www.educaguía.com
- www.psicopedagogía.com

11