Anda di halaman 1dari 5

Historia general

En el siglo VIII a.C, los asirios construyeron acueductos para abastecer de agua a la capital del
reino, Nínive. También en esa época Ezequias, rey de Judea, hizo construir acueductos para
llevar agua a Jerusalén.

Los romanos construyeron los acueductos mas importantes en tamaño, así como en mayor
cantidad, en todos sus territorios.

Los acueductos romanos son un sistema de transportación de agua de una parte a otra mediante
el uso de la gravedad a través de la utilización de canales.
Los acueductos están construidos esencialmente de piedra, hormigón romano, etc. Son una
construcciones que están formadas por unos arcos que descansaban sobre unos pilares de los que
alcanzaban una altura considerable.

Los acueductos estaban divididos en dos partes: una que estaba situada debajo de la tierra y otra
que estaba situada en la parte superior del acueducto pero que tampoco estaba a la vista.
El acueducto arrancaba de un sistema de captación de agua de un deposito situado en la
cabecera.

Los canales que formaban los acueductos tenían de ancho 13 cm en los que el agua discurría a
una gran presión.

Los canales estaban recubiertos de un especie de mortero que los hacia impermeables, que
estaba compuesto de cal y pequeños fragmentos de cerámica triturada. Los ángulos interiores del
acueducto se protegían con un cordón del mismo material.

Los canales transportaban grandes cantidades de agua que iban a para a toda la metrópolis,
cuando el agua llegaba a las murallas de la ciudad era recogida por una cisterna terminal que
abastecía de agua a todas las casas. Desde ella se suministraba a los ciudadanos por un sistema
de distribución.

En Roma es donde se encuentran la mayoria de acueductos mejores conservados del mundo.


El primer acueducto subterraneo fue el Aqua Apia que se extendia unos 16 kilometros. Fue
construido por iniciativa del censor Apio Claudio Craso en el año 312 a.C. Luego, el primero que
construyeron que llevaba agua sobre la superficie fue el Aqua Marcia, construido en Roma, que se
extendía unos 90 kilometros.

La conducción del Anion Viejo, que fue construida en el 273 a.C, aunque transita en superficie
durante un trecho no muy largo, carece de arquerias. Todas las demás conduciones de Roma
poseen tramos importantes de arquerias, que, en general, son tanto mas largos cuanto mas
modernos.

El acueducto que alimentaba Cartago, en el actual Tunez, del siglo II, que recorria una distancia
de 132 kilometros desde Zaguan, de los cuales, 17 kilometros eran arqueria

El acueducto que alimentaba a Cartago es un hecho que los mas antiguos acueductos de la urbe
tienden a preferir la conduccion subterranea siempre que es posible. Se sabe también por Frotino
que en ocasiones, con el paso del tiempo, se fueron sustituyendo en algunas de las conducciones
los rodeos que exigían el trazado subterraneo por trazados mas cortos sobre arquerias.
¿Por qué hacían falta los acueductos?
En el pasado, las ciudades se levantaban donde hubiera agua, y Roma no fue la excepción.
En un principio, el río Tíber, así como los manantiales y pozos cercanos, suministraban
suficiente agua a la ciudad. Pero a partir del siglo IV antes de nuestra era, Roma creció con
rapidez y aumentó su necesidad de agua.

Puesto que había pocas casas con agua corriente, los romanos edificaron cientos de baños
termales, tanto públicos como privados. El primer baño de la ciudad se alimentaba del Aqua
Virgo, un acueducto inaugurado en el año 19 antes de nuestra era. Su constructor fue un buen
amigo de César Augusto, Marco Agripa, quien dedicó gran parte de su fortuna a mejorar y
ampliar el sistema de suministro de agua de Roma.

Los baños llegaron a ser lugares de encuentro; los más grandes tenían jardines y bibliotecas.
Como el flujo de agua que llegaba de los acueductos no se podía detener, se le dejaba correr
hacia el alcantarillado. Eso lo mantenía limpio de residuos, incluidos los que procedían de las
letrinas de los baños.

Su construcción y mantenimiento
¿En qué piensa cuando oye la expresión acueducto romano? ¿En una hilera de arcos que se
pierden en el horizonte? En realidad, los acueductos eran principalmente subterráneos. Solo
un 20% del recorrido era sobre arcos. Así se ahorraba dinero, se protegía al acueducto de la
erosión y se reducía al mínimo el impacto sobre los campos y las zonas pobladas. Por
ejemplo, el Aqua Marcia, que se terminó en el año 140 antes de nuestra era, medía unos
92 kilómetros (57 millas) de largo, pero solo tenía 11 kilómetros (7 millas) de arcos.

Antes de construir un acueducto, los ingenieros evaluaban la fuente de donde planeaban


tomar el agua: la cantidad de agua que se producía, su claridad y su sabor. También
evaluaban la salud de las personas que bebían de ella. Una vez aprobada la fuente, se
decidía la ruta, la inclinación, la anchura y la longitud del canal. Para la construcción se
usaban esclavos. Las obras podían durar años y ser muy costosas, sobre todo si había que
construir arcos.

Además, había que proteger los acueductos y darles mantenimiento, para lo cual, la ciudad de
Roma llegó a emplear hasta setecientas personas. Cuando se diseñaba un acueducto se
pensaba en el mantenimiento que necesitaría en el futuro. Por ejemplo, para acceder a los
tramos subterráneos, se perforaban pozos de inspección. En caso de grandes reparaciones,
los ingenieros podían desviar temporalmente el agua del tramo afectado.
Materiales de construcción
Los romanos usaban una gran cantidad y una gran variedad de materiales para
construir, desde la piedra hasta el cemento. Utilizaban los materiales más
resistentes para hacer que sus construcciones fueran más duraderas.
3.1. Piedra
Era el material fundamental en las construcciones romanas. Era el más duradero y
se utilizaba para las construcciones más pesadas. Con piedra construyeron
canales, murallas, etc. Su utilización trajo el descubrimiento de la argamasa.
La piedra más usada en Roma era el capellacio, una piedra blanda formada a partir
de polvo volcánico. Era la más usada porqué se podía extraer y cortar con facilidad.
No resultaba muy resistente y se derrumbaba con facilidad por los efectos del clima.
A medida que Roma iba conquistando las regiones de los alrededores se pudo
conseguir roca volcánica, más dura y resistente.

Poco a poco, los romanos fueron descubriendo y perfeccionando las técnicas de


construcción. La Anathyrosis, sin duda la más ingeniosa de todas, era una técnica
que consistía en vaciar un poco las caras laterales de cada bloque de piedra, de
forma que el centro quedará ligeramente hundido y se tocaran los cuatro bordes con
las otras piedras.

3.2. Argamasa y cemento


El material que proporcionó a los romanos su gran reputación como fabricantes de
argamasa fue la llamada pozzolana. Ellos creían que trataba de un tipo de arena,
pero en realidad se trataba de ceniza volcánica de la época prehistórica. Según la
actividad volcánica de la zona, tenía diferentes colores: rojo, marrón, gris e incluso
negro.
La argamasa romana era la unión de pozzolana y cal. Obtenían la cal quemando la
piedra (calita) en un horno a altísimas temperaturas.
3.3. Ladrillos
En las zonas en que se hallaba buena arcilla y el sol calentaba, los romanos
aprendieron a hacer ladrillos de barro cocido. También hacían ladrillos con tejas
rotas. Los romanos usaban los ladrillos para hacer las fachadas de las casas y para
el interior, usaban cemento.

Los ladrillos más grandes se llamaban bipedales, medían unos sesenta centímetros
de lado y unos siete de espesor, y pesaban todo lo que un hombre podía levantar.

Las etapas de construcción de un acueducto


romano
Ubicación del sitio
El primer paso en la construcción de un acueducto en el antiguo Imperio romano era
localizar una fuente de agua adecuada. Las fuentes de agua incluían manantiales
perennes, o ríos que constantemente producen un gran volumen de agua todo el año.
Los topógrafos con antecedentes militares buscaban zonas con pendientes naturales de
por lo menos 1 por ciento y que movieran el agua mientras se requería la construcción
de puentes y túneles con la menor frecuencia posible. La tierra era comprada del
propietario, cuando era necesario y las herramientas como gromas, usadas para medir
ángulos rectos, chorobates, utilizados para superficies planas y dioptras, que sirve para
medir ángulos verticales, fueron empleados para tomar mediciones topográficas del
terreno.

Construcción del canal


Puesto que la gravedad movía el agua a través de la mayoría de los acueductos
romanos a lo largo de una pendiente continua hacia abajo, canales y tuberías, a veces,
fueron los elementos principales en la construcción del acueducto. Los canales eran
excavados siguiendo el terreno natural de la tierra para asegurar una pendiente
continua hacia abajo. Los túneles eran cavados cuando era necesario ir a través de una
montaña, ya que ir alrededor no mantendría la pendiente del terreno. Un agujero era
excavado, se construía un canal y finalmente se lo cubría. Cuando era necesario se
construía un puente con arcos para mover el agua a través de los valles.

Canales cubiertos
Los canales estaban cubiertos con tres materiales, mampostería, tuberías de plomo y
tuberías de terracota. El material más común era el canal de mampostería. Los tejados
puntiagudos y conductos eran construidos en piedra y hormigón triturado para cubrir
los canales. Los canales mismos estaban cubiertos de yeso impermeable llamado opus
signinum.

Operación
Una vez construidos, los acueductos romanos tenían que ser constantemente
mantenidos. Las fugas eran arregladas continuamente y los escombros se eliminaban a
menudo. El mantenimiento de caminos y carreteras, junto con bocas de inspección
fueron construidas al lado de acueductos y en túneles subterráneos después de haber
sido completado y equipos organizados de trabajadores se ocupaban continuamente de
mantenerlos en buen estado de funcionamiento.

Otra versión

https://historiaybiografias.com/acueductos/

http://fluidos.eia.edu.co/hidraulica/articuloses/historia/acueductos_antiguos/Construccion.htm

https://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/g201411/acueductos-romanos-ingenier%C3%ADa/