Anda di halaman 1dari 3

Síntesis

Capítulo 13-Terapias.
La terapia psicológica, o simplemente terapia, es un tratamiento que busca
estimular pensamientos, sentimientos, sensaciones y conocimientos, que tiene el
paciente pero que no sabe cómo aplicarlos o no logra identificarlos plenamente.
Tiene como recurso principal hablar, aunque a veces se usan otras técnicas como
dibujar, escribir, actuar, etc.

Con la terapia psicológica se aprenderán nuevas formas de pensar y afrontar


situaciones cotidianas, los problemas, y sobre todo aquello que causa malestar.
Se aprenderá a afrontar sentimientos y sensaciones, como el estrés, la timidez, el
miedo, etc. Con terapia se puede encontrar solución a la depresión, la ansiedad,
fobias, duelo, y en general cualquier trastorno psicológico. Se aprende a ser
dueños de nuestros pensamientos y nuestras sensaciones, lo cual genere
beneficios en todos los aspectos de la vida, incluso en la salud del cuerpo.

Está demostrado que problemas de salud como la obesidad, o enfermedades


crónicas como el cáncer y la diabetes bien pueden tener su origen primero en
problemas emocionales que se podrían solucionar con la ayuda de la psicoterapia.

La terapia es para todos. No hay edad, genero, oficio, profesión, nivel económico,
ni nada, que limite la posibilidad de recurrir a la terapia psicológica.

Las terapias Insight o el “Insight” es un concepto ampliamente utilizado por


psicólogos cognitivos y no cognitivos para explicar fenómenos de aprendizaje,
resolución de problemas, mejoras en terapia, etcétera. Sin embargo, se ha creído
conveniente por parte de la comunidad científica dejar sin traducción este término,
debido a las dificultades que plantea, ya que no posee un equivalente al idioma
español.

El psicoanálisis se define como un conjunto de teorías psicológicas y técnicas


terapéuticas que tienen su origen en el trabajo y las teorías de Sigmund Freud. La
idea central en el centro del psicoanálisis es la creencia de que todas las personas
poseen pensamientos, sentimientos, deseos y recuerdos inconscientes. Por lo que
el contenido del inconsciente a la conciencia, las personas son capaces de
experimentar la catarsis y profundizar en su estado de ánimo actual.

Como todos sabemos, Sigmund Freud fue el fundador del psicoanálisis y el


enfoque psicodinámico de la psicología.
La Terapia Centrada en el Cliente es un enfoque humanista que se ocupa de las
formas en que las personas se perciben a sí mismas conscientemente en lugar de
cómo un terapeuta puede interpretar sus pensamientos o ideas inconscientes.

Creada en 1950 por el psicólogo estadounidense, Carl Rogers (1902 – 1987), el


enfoque centrado en la persona, en última instancia afirma que los seres humanos
que tienen una tendencia innata a desarrollarse hacia su máximo potencial. Sin
embargo, esta capacidad puede ser bloqueada o distorsionada por nuestras
experiencias de vida, en particular las que afectan a nuestro sentido de valor.

El psicoterapeuta en este enfoque funciona para entender la experiencia de un


individuo desde su punto de vista. El terapeuta tiene que valorar positivamente el
cliente como persona en todos los aspectos de su humanidad mostrándose abierto
y genuino. Esto es vital para ayudar a un individuo a que se sienta aceptado y
entender mejor sus propios sentimientos, esencialmente para ayudarles a volver a
conectar con sus valores internos y el sentido de la propia valía. Esta reconexión
con sus recursos internos les permite encontrar su propio camino para seguir
adelante.

La Terapia Gestalt es una terapia perteneciente a la Psicología Humanista(o


Tercera Fuerza), la cual se caracteriza por no estar hecha exclusivamente para
tratar enfermedades, sino también para desarrollar el potencial humano.

La terapia Gestalt se enfoca más en los procesos que en los contenidos. Pone
énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento,
más que en el pasado. En este sentido, se habla del aquí y ahora, no para dejar
de lado la historia de la persona, sino que esta historia se mira desde el presente,
cómo se viven, afectan, etc.… los hechos pasados a día de hoy. La persona es
quien es, entre otros, por lo que ha vivido.

La terapia conductual es una forma de terapia que se basa en los principios del
conductismo. La escuela de pensamiento conocida como conductismo se centra
en la idea de que aprendemos de nuestro entorno.

En la terapia conductual, el objetivo es reforzar las conductas deseables y eliminar


las no deseadas o desa-daptativas. Las técnicas utilizadas en este tipo de
tratamiento se basan en las teorías del condicionamiento clásico y
condicionamiento operante.

Una cosa importante a tener en cuenta sobre las diferentes terapias de


comportamiento es que a diferencia de otros enfoques teórico-prácticos, la terapia
conductual se basa en la acción.
Como su nombre indica, la Terapia Conductual se centra en el comportamiento
humano y mira para erradicar el comportamiento no deseado o la mala
adaptación. Normalmente este tipo de terapia se utiliza para las personas con
problemas de comportamiento o problemas de salud mentales que implican un
comportamiento no deseado. Ejemplos de esto incluyen las adicciones, ansiedad,
fobias y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

La Terapia Racional Emotiva Conductual es muy conocida y aunque muchos


psicólogos no comparten sus principios, otros en cambio se van incorporando a
esta línea, encontrando en ella una buena base para seguir desarrollando su
profesión y el tratamiento adecuado a cada trastorno, de acuerdo a las exigencias
actuales en el campo de la psicología clínica.

Albert Ellis nació en Pittsburg en 1913 y estudió en la Universidad de Columbia


(Nueva York), especializada en formar a profesionales del Psicoanálisis. Allí
obtuvo su doctorado en el año 1947. Ellis se percató pronto de las limitaciones que
presentaba la teoría de Sigmund Freud y, decepcionado por los pocos resultados
que obtenía con sus pacientes, fue abandonando progresivamente la teoría
psicoanalítica para comenzar a trabajar en su propia teoría.

La psicoterapia de grupo es una forma especial de terapia en la cual un grupo


pequeño se reúne, guiado por un/a psicoterapeuta profesional, para ayudarse
individual y mutuamente. Esta forma de terapia es de uso muy extendido, y
aceptada desde hace más de 50 años.

Si lo pensamos bien, todos nos hemos criado en grupos, ya sea en la vida familiar
o escolar, como trabajadores o como ciudadanos. Nos desarrollamos como seres
humanos siempre en ambientes grupales. No es diferente la psicoterapia de
grupo. Provee un contexto para compartir los problemas o preocupaciones,
comprender mejor la propia situación, y aprender junto con las demás personas.

La terapia electroconvulsiva (TEC, o ECT por sus siglas en inglés) es un


tratamiento diseñado para aliviar la depresión aguda, el trastorno bipolar y algunas
otras enfermedades mentales. Para muchos pacientes, este tratamiento
proporciona un alivio significativo. En la ECT, un dispositivo de energía eléctrica
envía impulsos eléctricos al cerebro. Esto causa una convulsión breve en el
cerebro (un período de impulsos nerviosos rápidos) que dura entre 30 segundos y
2 minutos. Durante los tratamientos de la ECT, se le administrará anestesia
general (medicamentos que le harán dormir durante el tratamiento, sin sentir
nada). También se utilizarán medicamentos para prevenir o suprimir los
movimientos musculares que de otro modo se presentarían con las convulsiones.