Anda di halaman 1dari 3

Santiago, 15 de agosto 2010.

45° aniversario de lucha del MIR


por Una Vida Digna para Todos.

Carta abierta al Pueblo de Chile.

Estimados Compatriotas:

El MIR se dirige a ustedes para hacerles llegar una reflexión, que


como corresponde, debe dar cuenta tanto sobre la situación política, como
económica y social que vive actualmente nuestro país.

Durante este año sufrimos un terremoto, uno de los sismos más


grande que haya padecido nuestro país desde el ocurrido en 1960, con un
maremoto que arrasó pueblos y ciudades costeras en el centro sur. Lo
sucedido dejó al desnudo una situación económico-social paupérrima, la
que se cubría con mucha propaganda sobre la prosperidad de nuestra
patria, lo que no es mentira, pues sólo las exportaciones de cobre que aún
mantiene Codelco arrojaron muchísimo dinero al país, que sostuvo una
agenda mediocre de inversiones productivas, pero que igualmente alcanzó
para generar subsidios a las personas que tenían sustentos realmente
precarios, sobre todo, para los jubilados que reciben unas miserables
pensiones. ¿Se imagina usted lo que se podría lograr si toda la minería
estuviera en manos del Estado?

Si lo que maneja actualmente CODELCO es una ínfima parte de la


minería del cobre, y ésta sirvió para socorrer al capital especulativo en la
crisis asiática y durante la actual crisis, y junto con ello entregar la cobertura
del Auge en salud, mantener la educación particular subvencionada, y el
famoso Transantiago, y los ya mencionados subsidios o bonos de invierno
para las pensiones mas bajas, usted se preguntará ¿Qué hay detrás del
actual rechazo en el parlamento al miserable Royalty minero, propuesta
legislativa del actual gobierno y rechazada por la Concertación?.

En el gobierno de Lagos, se fijó un impuesto de un 17% a las


compañías mineras extranjeras. Para cobrar ese 17%, le entregó a las
mineras una ventaja de invariabilidad tributaria hasta el 2014. Esas mismas
mineras tributan en sus países una cantidad considerablemente mayor, por
ejemplo, las Australianas tributan en su país un 40% de sus utilidades, pero
en Chile sólo pagan el ya mencionado 17% por la extracción. Saque sus
propias cuentas.

El gobierno actual iba a subir este impuesto a un 20% por dos años,
e iba a retribuir a las empresas con una invariabilidad tributaria hasta el año
2025, o sea, se extendía estas irrisorias tasas tributarias desde el 2014 al
2025. Díganos usted, quién ganó en esta disputa entre estos patriotas, por
los cuales usted vota, y que legislan y gobiernan nuestro país, entre las
fuerzas binominales que junto al “partido del pueblo” (que no dijo ni pió en
toda esta trifulca) rechazaron la promulgación de este proyecto. Bueno, la
respuesta es evidente: ganaron las grandes mineras extranjeras, que
seguirán entregando a Chile un impuesto miserable de un 17%, mientras
nosotros pagamos un 19% de impuesto IVA. Esto quiere decir, que tanto las
fuerzas políticas en el gobierno, como la Concertación-PC, consideran que
el pueblo chileno debe pagar hasta lo imposible para vivir en este país.

Necesitamos organizarnos para defender nuestros intereses, y uno


de ellos es re-nacionalizar la minería, y que ese bien que no es renovable
nos sirva para hacer los profundos cambios para alcanzar una nueva
economía para Chile, una economía sustentable e igualitaria. Esta
propuesta asustará a los que se adueñaron de nuestro país y a los que se
arrimaron para tocar el chorreo del sistema de superexplotación llamado
neoliberalismo, nos referimos a la Concertación-PC.

No hubo en estos últimos 30 años, ni habrá, trabajo estable y bien


remunerado para la mayoría de la mano de obra nacional, joven o de
mediana edad; no hubo ni habrá educación de calidad, que entregue por
esta vía un camino de desarrollo humano y económico; no hubo ni habrá un
servicio de salud que esté al servicio de la mayoría; no hubo ni habrá casas
que cubran la necesidad humana de protección y desarrollo humanos,
porque a los políticos que cogobiernan no les interesa la persona, sino sólo
su voto. No hubo ni habrá un país desarrollado si se sigue por este camino.

No hay actualmente gobernantes y oposición. Esas fuerzas


binominales, Alianza por Chile y Concertación-PC, son parte de un
compromiso con el actual sistema, cogobiernan y defienden los intereses de
las grandes fortunas del mundo llamadas multinacionales, de ellas reciben
las coimas para vivir con las ventajas que el pueblo no tiene. Pero usted
vota por ellos, y así atenta contra usted mismo, contra el futuro de su
familia, y posterga las aspiraciones de sus hijos.

¡Necesitamos generar una verdadera oposición!, que luche por


recuperar lo que nos roban diariamente: lo que nos roban por la vía de las
estafas al Estado; lo que nos roban por los impuestos; lo que nos roban por
la Locomoción Colectiva; lo que nos roban llevándose nuestras riquezas y
dejándonos los hoyos; lo que nos roban con la licitación de nuestras aguas
marítimas que quedarán en manos de privados (últimas andanzas de la
Concertación antes de terminar la Sra. Bachelet, que hoy juega de víctima y
ofende con esto a todas las mujeres chilenas); lo que nos roban
manteniendo parasitariamente la educación en manos de los llamados
sostenedores, en la fórmula de la escuela particular-subvencionada, que
ocupa casi un 60% del servicio educacional; se nos roba cuando el Sr.
Lagos concesionó los hospitales y los traspasó a manos privadas, etc. Y
podríamos seguir enumerando todos los problemas que se han generado
porque usted mismo lo ha permitido, votando por las fuerzas que lo
destruyen.

¡Sí!, era necesario salir de la dictadura militar, pero era de su


responsabilidad saber en que mundo y en que país quería vivir, y al parecer
el consumismo le consumió el cerebro y destruyo su armonía, la de sus
hijos, transformó su familia en un centro de violencia y todo por la ansiedad
de consumir y ganar plata que nunca llegó a su bolsillo, porque no se dio
cuenta que la única forma de consumir era el endeudamiento. Es hora de
despertar para evitar la destrucción mayor de nuestros jóvenes, por la vía
de la drogadicción, la delincuencia o el suicidio, porque no ven un mundo
mejor.

Hay que cambiar la CONSTITUCIÓN del ‘80, hay que cambiar el


MODELO ECONÓMICO, hay que organizarse en torno a una ASAMBLEA
CONSTITUYENTE, donde discutamos la patria que queremos.

En este Bicentenario los llamamos a reflexionar sobre el país y el


mundo en el que quiere vivir. DIGA BASTA y ciérrele la puerta a sus
explotadores y a los delincuentes como los concejales, alcaldes, diputados y
senadores, que lo engañan y lo hacen vivir sin dignidad.

Necesitamos una Educación digna gratuita, laica y en manos del


Estado, desde la prebásica hasta la Universitaria.

Necesitamos una salud garantizada por el Estado.

Necesitamos una vivienda digna con el metraje que requiere una persona
para desarrollarse armónicamente.

Necesitamos barrios comunitarios, con salas de cine, teatro, música, donde


la solidaridad entre los vecinos sea lo esencial.

Necesitamos trabajos estables y contratos indefinidos, con remuneraciones


que satisfagan nuestras necesidades de alimentación, vestuario y
recreación, y que volvamos a tener una indemnización por despido,
equivalente a un sueldo por mes de los años trabajados.

Necesitamos un nuevo modelo económico sustentable e igualitario.

Necesitamos un nuevo Estado que nos lleve al desarrollo.

Necesitamos una locomoción colectiva en manos del Estado y, por lo pronto,


que el costo del pasaje se traslade a los empleadores y no se cargue al exiguo
salario actual.

POR UNA NUEVA CONSTITUCION Y UNA VIDA DIGNA PARA TODOS.


ORGANICÉMONOS POR UNA NUEVA PATRIA,
UNA PATRIA PARA TODOS.

Comité Central
Movimiento de Izquierda Revolucionaria
MIR - Chile
Santiago de Chile, 11 de agosto de 2010

www.mir-chile.cl