Anda di halaman 1dari 26

CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

CENTRALES DE ENERGÍA EÓLICA

INTRODUCCIÓN Y ORIENTACIONES PARA EL ESTUDIO


La energía eólica es la energía cinética del viento. Para el aprovechamiento de dicha energía se han
desarrollado a lo largo de la historia diferentes sistemas tecnológicos. Sin embargo, en la actualidad,
la aplicación más generalizada de la energía contenida en el viento es la producción de electricidad
mediante Aero-generadores que, aprovechando el conocimiento de múltiples disciplinas, se diseñan,
construyen y operan con las tecnologías más avanzadas y se conectan, frecuentemente configurando
los denominados parques eólicos, a algún tipo de red eléctrica.

Si se analiza la evolución del aprovechamiento de la energía eólica en el mundo a partir de la


revolución industrial se desprende que el interés de los distintos gobiernos, fundamentalmente los
europeos, por este tipo de energía ha estado íntimamente ligado a crisis bien definidas de energía
convencional.

Es decir, las crisis energéticas desencadenadas durante los años en que acontecieron las dos
guerras mundiales y los períodos que le sucedieron, como consecuencia de las dificultades de
aprovisionamiento de combustible; y las crisis energéticas de la década de los setenta, provocadas
por el incremento de los precios del petróleo, que infunden miedo al desabastecimiento energético
y reavivan el interés por la energía del viento.

OBJETIVOS

Al término del estudio de este tema, los alumnos deberían:


 Tener nociones sobre el origen, medida y análisis energético del viento. Tener
claro algunos conceptos aerodinámicos de las turbinas eólicas.
 Poseer conocimientos sobre la tipología de las turbinas eólicas y de los componentes
fundamentales de las mismas.
 Estar al corriente de las infraestructuras civiles, eléctricas y de control mínimas necesarias
para la explotación de una instalación eólica.
 Visualizar con claridad los costes asociados a la producción de energía eléctrica de origen
eólico.
 Conocer los efectos positivos y negativos que las instalaciones de aprovechamiento de la
energía del viento tienen sobre el medioambiente.

pág. 1
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

I. ORIGEN DEL VIENTO

El viento es una consecuencia de la radiación solar. Debido, fundamentalmente, a la redondez de la


Tierra se originan diferencias de insolación entre distintos puntos del planeta. En los polos, los rayos
solares inciden oblicuamente, por lo que calientan menos la superficie de la Tierra.

Los rayos solares inciden perpendicularmente en el ecuador y calientan más la superficie de la Tierra,
ya que se reparten sobre una superficie más pequeña que en los polos. Estas diferencias de
insolación dan lugar a diferentes zonas térmicas que provocan diferencias de densidad en las masas
de aire. En el ecuador, el aire al calentarse se hace más ligero (menos denso) y asciende a las capas
altas de la atmósfera dejando tras de sí una zona de baja presión;

II. MEDIDA DEL VIENTO

La velocidad del viento es un vector, por tanto, viene definida por el módulo, la dirección y el sentido.
El módulo indica la intensidad del viento y se suele expresar en m/s, km/h o en nudos (1 nudo = 0,514
m/s). La dirección y el sentido se expresan en grados sexagesimales, es decir, según un círculo
graduado en 360o, significando «de donde viene» el viento. Por ejemplo, si se señala que el viento es
del noreste se está especificando que la dirección del viento se encuentra en la recta que une el
noreste con el suroeste y que el sentido es de noreste a suroeste.

Los instrumentos cuyos sensores miden el flujo del aire se llaman anemómetros, los cuales se pueden
clasificar en tres categorías principales: anemómetros de rotación (anemómetros de cazoletas,
anemómetros de hélices, anemómetros de canalones, etc.),

III.
pág. 2
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

IV. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LAS TECNOLOGÍAS PARA APROVECHAR EL VIENTO

El primer molino de viento que se conoce con cierto detalle es el molino persa de eje vertical.

Este molino se utilizaba para moler grano y fue de uso corriente en la antigua Persia, posiblemente
varios siglos antes de nuestra era.

Las máquinas eólicas han experimentado una considerable y larga evolución durante un período de
más de 2.000 años. Durante ese largo período histórico pueden señalarse diversas etapas de
desarrollo. Desde las primeras máquinas conocidas hasta el siglo XV la evolución es lenta y de escaso.

En el período comprendido entre el comienzo del Renacimiento y el inicio de la Revolución Industrial


se multiplican las invenciones que utilizan las ruedas hidráulicas o los molinos de viento como fuerza
impulsora.

Desde mediados del siglo XIX hasta mediados del siglo XX se desarrolla la teoría aerodinámica y otras
ciencias de carácter técnico, lo que origina que las máquinas eólicas sufran una completa
transformación.

Una de las primeras máquinas eólicas construida expresamente para producir electricidad
(aerogenerador) data del año 1892 y su diseño fue llevado a cabo por el profesor Lacour en
Dinamarca.

pág. 3
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

FIGURA

Molino al inicio de la revolución industrial (izq.). Aerogenerador de mediados del siglo XX (dcha.).

V. COMPONENTES DE LOS AEROGENERADORES

A partir de la segunda mitad del siglo XX las máquinas eólicas no han experimentado
evoluciones radicales en su diseño; todas ellas están integradas por un conjunto de
subsiste-más cuyo objetivo es captar la energía cinética del viento y transformarla en
energía eléctrica (fundamentalmente) de la forma más óptima posible.

De forma general pueden señalarse los siguientes subsistemas componentes:

 Subsistema de captación.
 Subsistema de transmisión mecánica.
 Subsistema de generación eléctrica.
 Subsistema de orientación.
 Subsistema de regulación.
 Subsistema soporte.

pág. 4
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

A título de referencia, la Figura indica la ubicación de algunos componentes de un


aerogenerador.

Como puede observarse en la Figura, la energía cinética de la masa de aire se convierte en


energía de rotación (del rotor) y, por tanto, en energía mecánica del tren de potencia.
Normalmente, las turbinas eólicas disponen de una caja multiplicadora de engranajes con
el propósito de incrementar el número de revoluciones del rotor hasta el número de re-
voluciones del generador eléctrico, que normalmente ha de girar a un número mayor de
revoluciones que el rotor. Posteriormente, la energía mecánica del tren de potencia es
transformada en energía eléctrica mediante un generador eléctrico.

pág. 5
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

 SUBSISTEMA DE CAPTACIÓN

El subsistema de captación es el encargado de transformar la energía cinética del viento en


energía mecánica de rotación. Está integrado por el rotor, el cual se compone de las palas y
del buje.

En función de la posición del eje de giro del rotor las máquinas eólicas se clasifican en
máquinas de eje horizontal y de eje vertical

Estas últimas, debido a su bajo rendimiento, prácticamente han desaparecido del mercado
actual.

Los aerogeneradores de eje vertical de mayor desarrollo han sido los denominados
Darrieus

Estas turbinas, a pesar de presentar ciertas ventajas de carácter estructural, como son el no
necesitar mecanismo de orientación y la facilidad de instalar el generador eléctrico en
tierra, muestran desventajas considerables, entre las que cabe destacar su menor
producción energética, a igual potencia instalada, respecto a un aerogenerador de eje
horizontal, así como la necesidad de motorizar el aerogenerador para su arranque.

Aerogenerador eje vertical (Darrieus) y aerogeneradores eje horizontal.

Los aerogeneradores de eje horizontal son con diferencia, los tipos de sistemas de
captación eólica más desarrollados y utilizados en la producción energética, empleándose
desde capacidades del orden de vatios a grandes aerogeneradores de potencia de varios

pág. 6
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

MW. Debido a ello, será el tipo de máquina eólica que se describirá en lo que resta de este
capítulo.

El rotor es a menudo considerado como el subsistema más importante, tanto desde el


punto de vista del funcionamiento como del de costes.

Aunque históricamente se ha utilizado una gran variedad de materiales para la fabricación


de las palas (telas, maderas, chapas metálicas, aluminio), los materiales más utilizados.

Actualmente son las resinas de poliéster reforzadas con fibras de vidrio o fibra de carbono
(con menor frecuencia), los cuales proporcionan ligereza, resistencia mecánica y una cierta
resistencia a la agresión del medio ambiente.
Dependiendo del número de palas de los rotores éstos se clasifican en rotores multipala (o
rotores lentos), con un número de palas comprendido entre 6 y 24, y en rotores tipo hélice
(o rotores rápidos). Para clasificar a los rotores en lentos o rápidos se utiliza la relación
específica de velocidades) 0, definida como el cociente entre la velocidad lineal en la punta
de la pala del rotor y la velocidad del viento. Valores de 0 superiores a 5 se usan en el
diseño de eólicas rápidas, mientras que valores de) 0 comprendidos entre 1 y 2 se suelen
adoptar para máquinas lentas.

pág. 7
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

Los rotores multipala giran a baja velocidad y se han destinado tradicionalmente al bom-
beo de agua Los rotores tipo hélice giran a mayores velocidades y presentan mejores
rendimientos aerodinámicos que los rotores multipala, por lo que se suelen destinar a la
generación de electricidad.

Los rotores rápidos pueden ser tripala (el más utilizado, 68%), bipala (26%) o monopa-la
(6%)

Los rotores bipala y mono pala son más económicos y ligeros que los tripala, debido al
ahorro y menor peso que supone el menor número de palas, sin embargo, son más
ruidosos debido a que necesitan girar a mayor velocidad que los tripala para producir la
misma energía. Hay que señalar que los rotores mono pala requieren de un contrapeso que
equilibre la pala, por tanto, en cuanto al peso se refiere no presentan ventajas frente a los
rotores bipala.

pág. 8
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

En función de la disposición del rotor frente a la velocidad del viento estos pueden clasi-
ficarse en rotores de barlovento (los más frecuentes) o de sotavento o auto orientables,
cuyas palas presentan una cierta inclinación respecto del plano de giro de tal manera que
el rotor al girar describe un cono

Con la disposición a sotavento se consiguen ventajas desde el punto de vista de la orien-


tación, sin embargo, se presenta un problema adicional conocido como efecto sombra,
producido por la torre de sustentación, el cual origina oscilaciones en las palas, además de
ciertos fenómenos acústicos de baja frecuencia.

Dependiendo de que las palas puedan o no girar respecto a su eje longitudinal, los
rotores se clasifican en rotores de paso variable o rotores de paso fijo.

Los rotores de paso variable permiten una mayor producción energética ya que se puede
lograr una mejor adaptación aerodinámica de la pala al viento incidente. Para permitir
este tipo de movimiento relativo de la pala respecto del buje, ésta ha de llevar en su raíz
cojinetes y el buje debe de disponer de mecanismo de actuación (motores eléctricos,
mecanismos de biela-manivela, etc.).

pág. 9
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

 SUBSISTEMA DE TRANSMISIÓN MECÁNICA

Un tren de potencia completo de un aerogenerador está compuesto por todas las partes
en rotación de la turbina.

Éstas incluyen un árbol de baja velocidad (en el lado del rotor), acoplamientos, freno, caja
multiplicadora de engranajes, y un árbol de alta velocidad (en el lado del generador).

Toda turbina tiene un árbol principal, algunas veces denominado árbol de baja velocidad o
árbol del rotor. El árbol principal transfiere el par torsor desde el rotor al resto del tren de
potencia.

Los acoplamientos tienen como función conectar los árboles. Hay dos lugares en particular
de las turbinas eólicas donde es probable que se instalen grandes acoplamientos: entre el
árbol principal y la caja de engranajes, y entre el árbol de salida de la caja de engranajes y
el generador.

El multiplicador tiene como función adaptar la baja velocidad de rotación del eje del rotor a
las mayores velocidades de operación del generador eléctrico.

Si el rotor girase a evoluciones altas se generarían grandes fuerzas centrífugas en las palas
del mismo y, teniendo en cuenta las grandes longitudes de éstas, se alcanzarían
velocidades supersónicas en sus extremos libres.

Existen dos tipos básicos de cajas de engranajes usadas en los aerogeneradores: cajas de
engranajes de árboles paralelos y cajas de engranajes planetarios. En algunos diseños no se
considera el uso del multiplicador, siendo sustituida su función por elementos de carácter
eléctrico o electrónico.

pág. 10
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

Casi todos los aerogeneradores emplean frenos mecánicos en alguna parte del tren de
potencia. Estos frenos son incluidos normalmente, además de la existencia de frenos
aerodinámicos. En la mayoría de los casos, el freno mecánico es capaz de parar la turbina.
En otros casos, el freno mecánico se usa solo para impedir que el rotor gire cuando la
turbina no está funcionando. El freno de uso más común en los aerogeneradores es el
freno de disco y suele estar ubicado, bien en el lado de baja velocidad de la caja de
engranajes o en el lado de alta velocidad de la misma. Si se instala en el árbol de baja el par
que ha de frenarse es alto, sin embargo, si se instala en el árbol de alta el par es menor,
pero en el proceso intervienen los engranes de la multiplicadora, los cuales pueden
dañarse.

 SUBSISTEMA ELÉCTRICO

El sistema eléctrico de un aerogenerador incluye todos los dispositivos que intervienen en


el proceso de conversión de la energía mecánica en energía eléctrica,

Los generadores que actualmente se utilizan en las Aero turbinas suelen ser alternadores,
que a su vez puede ser de inducción (asíncronos) o de excitación (síncronos). Cada uno de
estos tipos de generadores tiene diferentes características, tanto en los requerimientos de
entrada como en las particularidades de la corriente de salida.

Un generador asíncrono más empleado es el de tipo de jaula de ardilla, aunque también


puede construirse de rotor devanado.

El generador asíncrono produce energía eléctrica, en el estator, cuando la velocidad de


giro de su rotor, impulsado por el eje de alta, es superior a la velocidad de giro del campo
magnético de excitación creado por el estator.

El generador asíncrono necesita tomar energía de la red para crear el campo de excitación
del estator. Esta energía, al alimentar una bobina, consumirá corriente desfasada de la
tensión (energía reactiva), con lo que la línea eléctrica de distribución a la que se encuentra
conectada la instalación eólica.

pág. 11
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

Sin embargo, el generador asíncrono en jaula de ardilla es muy simple y al no contar con
elementos que giren en tensión eléctrica requiere bajos niveles de mantenimiento.

Algunos fabricantes de aerogeneradores, debido a la relación existente entre el rendi-


miento de los generadores asíncronos y el nivel de carga, han equipados a sus máquinas
con dos generadores acoplados al mismo rotor. Uno que opera cuando las velocidades de
viento son bajas y otro que entra en funcionamiento con las velocidades del viento son
altas.

En la Figura se muestra un generador asíncrono de 225 kW de potencia nominal que se


utiliza en una turbina eólica.

El generador síncrono precisa de un campo magnético giratorio para convertir la energía


mecánica de rotación en energía eléctrica. Dicho campo magnético se puede crear median-
te imanes permanentes situados en el rotor o por electroimanes alimentados por corriente
continua.

El segundo tipo, hasta ahora más utilizado, está formado por un rotor compuesto por
electroimanes generadores del campo magnético y de un estator en cuyo devanado se
producirá la corriente alterna. Los electroimanes del rotor del generador son alimentados
con corriente continua que puede ser obtenida utilizando diferentes sistemas de
excitación.

pág. 12
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

Uno de dicho sistemas utiliza la corriente continua obtenida al rectificar parte de la


corriente eléctrica alterna que se genera.

Las máquinas síncronas giran siempre a la velocidad de sincronismo. Por tanto, para una
frecuencia f dada, si se incrementa el número de pares de polos se disminuye la velocidad
de sincronismo.

Aprovechando esta característica algunos fabricantes han equipado a sus turbinas eólicas
con generadores síncronos con pares de polos suficientes para eliminar la caja
multiplicadora y reducir el tamaño de la máquina.

Generador asíncrono acoplado directamente a red.

Generador síncrono con convertidor de frecuencia acoplado a red.

Generador asíncrono con control dinámico de deslizamiento.

pág. 13
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

 SUBSISTEMA DE ORIENTACIÓN

El cambio de dirección del viento incidente hace necesaria la orientación del rotor si-
tuándole perpendicularmente a dicha dirección.

Existen dos clases de sistemas de orientación: orientación activa y orientación pasiva.

Las turbinas con orientación activa normalmente disponen de rotor a barlovento. Para
realizar la orientación se utiliza la información obtenida a partir de los datos de dirección
de viento y posición de la máquina. La información conseguida es transmitida a un sistema
de actuación, que generalmente es de tipo hidráulico o eléctrico.

 SUBSISTEMA DE REGULACIÓN Y CONTROL

Para generar potencia de forma óptima los subsistemas de las turbinas necesitan de un
subsistema de control que enlace la operación de todos ellos.

El subsistema de control y regulación tiene la misión incrementar la captación de energía


cinética del viento, mejorar la potencia eléctrica generada y garantizar un funcionamiento
seguro de la máquina. Para ello el subsistema de control supervisa el funcionamiento de la
máquina eólica y gestiona las secuencias de arranque, parada, etc., además de controlar al
subsistema de orientación, regular la potencia captada del viento y la producida por el
Aero-generador.
Estos sistemas disponen de cadenas de medida (sensores y acondicionadores de las seña-
les) que chequean el viento (velocidad, dirección, etc.), el funcionamiento de la máquina
(temperatura, vibraciones, velocidad de rotación, giro de la góndola, etc.) y de
microprocesadores que gestionan la información, envían ordenes de actuación a los
diferentes dispositivos involucrados para que éstos modifiquen el comportamiento de la
turbina y hagan que ésta opere de forma óptima. Asimismo, el sistema de control suele
contar con elementos de comunicación con el que recibir y enviar información al operador
de la central

pág. 14
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

 SUBSISTEMA SOPORTE

El subsistema está constituido por la góndola y la torre.

La góndola está formada por el bastidor o estructura portante de acero en el que se mon-
tan la mayoría de los distintos subsistemas de la máquina eólica y la carcasa que, diseñada
de forma aerodinámica, los protege de los agentes atmosféricos.

pág. 15
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

VI. APLICACIONES DE LA ENERGÍA EÓLICA

En la actualidad la aplicación típica de la energía eólica es la producción de electricidad,


aunque aún siguen utilizándose pequeñas máquinas eólicas para el bombeo mecánico de
agua.

Las instalaciones eólicas pueden clasificarse en dos grupos: aerogeneradores conectados


a la red eléctrica de distribución general y aerogeneradores aislados. En cualquier caso,
cuando se emplean más de un aerogenerador la instalación recibe el nombre de parque
eólico.

El primer grupo es el más numeroso y puede a su vez clasificarse en dos subgrupos:


aerogeneradores que inyectan toda la energía generada en la red y aerogeneradores que
utilizan la energía para consumos particulares y que utilizan la red para inyectar el exceso
de producción y para tomar energía en los períodos de bajo viento.

VII. PARQUES EÓLICOS CONECTADOS A LA RED

A la hora de instalar un parque eólico, además de precisarse un estudio detallado y rigu-


roso del potencial eólico, se requiere la construcción de una serie de infraestructuras
civiles, eléctricas y de control

pág. 16
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

VIII. INFRAESTRUCTURA CIVIL

La infraestructura civil de parques de grandes dimensiones comprende las edificaciones


necesarias para instalar el centro de control, ubicar los servicios generales y proteger las
estaciones transformadoras.

IX. INFRAESTRUCTURA ELÉCTRICA

La infraestructura eléctrica comprende todos aquellos dispositivos y circuitos eléctricos que


intervienen en la conexión del parque eólico con la red. Es decir, las líneas de transporte,
los transformadores y los equipos eléctricos de seguridad (pararrayos, disyuntores para
descarga a tierra de sobre intensidades, etc.).

X. INFRAESTRUCTURA DE CONTROL

La infraestructura de control de un parque eólico es automática. Es decir, cuenta con un


ordenador central equipado con un software de control que no precisa de la intervención
del personal del parque para realizar su cometido. Esta infraestructura tiene como misión
realizar la conexión-desconexión del parque a la red y registrar los datos de explotación del
mismo y los parámetros de funcionamiento de cada máquina.

XI. PARQUES EÓLICOS EN EL MAR (OFFSHORE)

Desde que en 1991 se instalase en Dinamarca el primer prototipo de parque eólico en el


mar (offshore) y, especialmente, desde que a comienzo del año 2000, comenzase el
montaje de los primeros parques eólicos comerciales en la costa del Mar del Norte, ha sido
notable el número de proyectos que se han propuesto realizar en este ámbito en diversas
partes del mundo (Estados Unidos, China, Japón, Alemania, España, Bélgica, Noruega,
Francia, etc.).

Los argumentos que se han esgrimido para ubicar los aerogeneradores en el mar en lugar
de llevar a cabo las tradicionales instalaciones en tierra han sido variados.

pág. 17
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

Uno de ellos es que desaparecerían los frenos a la expansión de esta fuente energética en
aquellos países, tales como Holanda, Dinamarca y Alemania, que presentan limitaciones de
suelo apto para ubicar los parques eólicos. Sin embargo, hay que señalar que existen
muchas zonas del mundo donde todavía existen importantes áreas de terreno con recursos
eólicos que aún no han sido explotados.

Otro de los argumentos que tratan de justificar el emplazamiento de los parques eólicos
en el mar es que la intensidad de viento es mayor en el mar abierto que en la tierra.

Dicha justificación se apoya en que la rugosidad superficial y la turbulencia es menor en


el mar y, por tanto, se consiguen velocidades de viento más altas a menor altura que en
tierra.

Esta reducción en la altura de la torre se utiliza como base para deducir que los costes
de inversión disminuyen.

Hay que indicar que la instalación de las torres en el mar conlleva unos costes de
instalación superiores, sin embargo, el incremento de energía que se puede conseguir
en el mar puede compensar, durante la vida útil del parque, dicho incremento de costes.

XII. TRANSPORTE DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

La electricidad producida por los aerogeneradores instalados en el mar debe ser transpor-
tada a la costa para ser inyectada en la red eléctrica, salvando grandes distancias. Para
realizar dicho transporte es necesario tener en cuenta factores tales como el voltaje de la
transmisión, las pérdidas energéticas, las características y coste del cable, la tecnología
para proteger el cable y el coste asociado, etc.

pág. 18
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

XIII. COSTES DEL USO DE LA ENERGÍA EÓLICA

El coste de cada kWh obtenido mediante un sistema eólico depende del coste de la insta-
lación, la cual debe amortizarse a lo largo de la vida; del coste de explotación; y de la
energía producida, que depende en gran medida de la velocidad media del viento en el
emplazamiento.

El coste de la instalación depende del coste de los siguientes elementos: aerogenerador-


res, obra civil (accesos, cimentaciones, edificaciones), sistema eléctrico (líneas eléctricas,
transformadores, sistema de control), e ingeniería y dirección.

En los últimos años se ha incrementado de forma apreciable el tamaño de los


Aerogeneradores lo que ha llevado aparejado la disminución del coste de la unidad de
potencia instalada. En el caso de los países de mayor potencia instalada en Europa
(Alemania, España y Dinamarca) el coste del kW instalado puede estimarse entre 1.000 y
1.200 euros.

XIV. IMPACTO MEDIOAMBIENTAL DE UTILIZAR

 LA ENERGÍA DEL VIENTO

La incidencia que las instalaciones de aprovechamiento de la energía eólica pueden tener


sobre el medio ambiente hay que analizarlas desde dos vertientes. Desde el punto de vista
de los beneficios que supone la reducción de la emisión de contaminantes a la atmósfera y
por otro desde el punto de vista de la afectación al medio ambiente.

Las posibles alteraciones del medio físico que las instalaciones eólicas pueden generar se
centran en cuatro apartados: impacto sobre las aves, impacto visual, ruido y erosión.

Los estudios que se han realizado llegan a la conclusión que las líneas eléctricas suele
presentarse como la causa más importante de accidentes de aves, pero que pueden
evitarse utilizando líneas subterráneas. De la experiencia española se concluye que dicho
impacto ha sido nulo.
El impacto visual es muy subjetivo. Un parque adecuadamente diseñado puede llegar a ser
incluso objeto de atracción.

pág. 19
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

XV. SITUACIÓN ACTUAL DE LA EXPLOTACIÓN

LA ENERGÍA EÓLICA

En la actualidad el sector eólico está experimentando, a nivel mundial, unas tasas de cre-
cimiento muy altas, tanto a nivel de potencia instalada como a nivel de desarrollo
tecnológico. Las plantas eólicas destinadas a la producción de energía eléctrica se han
integrado completamente en la estructura energética de los países con recursos eólicos.

A finales de 2007 la potencia mundial de origen eólico superaba los 94 GW, con una tasa
anual de crecimiento entre el 2006 y 2007 del 26,5%

La Unión Europea lidera el panorama mundial. Le siguen a gran distancia América y Asia.
Entre los países de la Unión Europea el liderazgo lo ostenta Alemania, con más de 22.000
MW instalados. Le siguen España y Dinamarca. Estos tres países de la Unión Europea
lideran actualmente el panorama eólico mundial, tanto por la potencia instalada como por
el número de aerogeneradores que fabrican e introducen en el mercado.

XVI. CONCLUSIONES
 En este capítulo se han expuesto nociones básicas sobre el origen, medida y análisis
energético del viento.
 Asimismo, se han clarificado algunos conceptos aerodinámicos de las turbinas
eólicas, se ha descrito la tipología de las mismas, sus componentes fundamentales y
las aplicaciones típicas de esta fuente energética.
 Se han indicado las infraestructuras que componen los parques eólicos y se han
señalado aspectos relativos a los costes asociados a este tipo de instalaciones.
 Asimismo, se han mencionado los efectos positivos y negativos que estas
instalaciones pueden tener sobre el medio ambiente.
 Por último, se ha mostrado la situación actual y las perspectivas de futuro de esta
fuente energética.
 En la bibliografía específica sobre energía eólica que se incluye pueden ampliarse
los conocimientos adquiridos en este capítulo.

pág. 20
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

pág. 21
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

pág. 22
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

pág. 23
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

pág. 24
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

pág. 25
CENTRALES DE ENERGIA EOLICA

pág. 26