Anda di halaman 1dari 4

Alta tras diverticulitis y diverticulosis

Usted estuvo en el hospital debido a que tiene diverticulitis. Esta es una infección de una
bolsa anormal (llamada divertículo) en la pared intestinal.
Le pueden haber hecho una tomografía computarizada u otros exámenes que le ayudaron
al médico a evaluar el colon. Usted puede haber recibido líquidos y fármacos para combatir
infecciones a través de una sonda intravenosa puesta en la vena. Probablemente llevó una
dieta especial para ayudarle al colon a descansar y sanar.
Si la diverticulitis era muy intensa o era una repetición de una inflamación pasada, usted
puede necesitar cirugía.
Su proveedor de atención médica también puede recomendar que se someta a más
pruebas para observar su colón (intestino grueso) como una colonoscopía. Es importante
dar seguimiento a estos exámenes.
Qué esperar en el hogar
El dolor y otros síntomas deben desaparecer después de unos pocos días de tratamiento. Si
no mejoran, o si empeoran, será necesario que llame a su proveedor de atención.
Una vez que estas bolsas se hayan formado, las tendrá de por vida. Si usted hace unos
cuantos cambios simples en su estilo de vida, es posible que no tenga diverticulitis de nuevo.
Cuidados personales
Su proveedor de atención le puede haber dado antibióticos para tratar cualquier infección.
Tómelos como se le indicó. Asegúrese de terminar toda la receta. Llame a su proveedor de
atención si tiene cualquier efecto secundario.
NO posponga una deposición. Esto puede llevar a que se presenten heces más firmes que lo
harán esforzarse más para evacuarlas.
Consuma una alimentación saludable y bien equilibrada. Haga ejercicio de manera regular.
Dieta
Apenas llegue a su casa o después de un ataque, su proveedor de atención puede pedirle
que al principio sólo tome líquidos y luego aumente lentamente la dieta. En un principio,
posiblemente necesite evitar alimentos integrales, frutas y verduras. Esto le ayudará a
descansar el colon.
Después de que esté mejor, su proveedor de atención médica le sugerirá que le agregue
más fibra a su dieta y que evite ciertos alimentos. Comer más fibra puede ayudar a prevenir
ataques futuros. Si tiene distensión o gases, reduzca la cantidad de fibra que come durante
unos días.
Los alimentos altos en fibra son:
 Frutas, como mandarinas, ciruelas, manzanas, bananos, melocotones y peras
 Verduras tiernas cocidas, como espárragos, remolachas, champiñones, nabos, calabaza,
brócoli, alcachofas, habas, calabaza, zanahorias y batatas
 Lechuga y patatas (papas) peladas
 Jugos de verduras
 Cereales ricos en fibra (como Shredded wheat) y panecillos
 Cereales calientes, como avena, Farina y Cream of Wheat
 Panes integrales (trigo integral o centeno integral)

Listas de comidas para bajar de peso y controlar la diverticulitis


La diverticulitis asociada a la obesidad es una enfermedad que se debe tratar, desde el
punto de la alimentación, mediante un menú para diverticulitis y sobrepeso. A través de las
listas para controlar la inflamación de divertículos y perder kilos puedes poner en práctica la
dieta y de esa forma mejorar tu estado de salud.

Una enfermedad tratable y prevenible


Menú cíclico para tratar la diverticulitis y adelgazar
Infusión de manzanilla para bajar de peso
Lee también: Dieta para colon irritable y obesidad

Una enfermedad tratable y prevenible

Recuerda que la diverticulitis no es para siempre, se puede tratar y mejorar. Muchas veces
son períodos de tiempo que se desencadenan, tal vez por razones de ansiedad,
preocupaciones o estrés, además de tener hábitos alimenticios desordenados.
Todo influye para que la inflamación o infección sobrevenga. Lo importante es ponerse en
marcha y dar el primer paso y si estás leyendo está nota, lo estás haciendo.

Lee también: Limón y rábano para limpiar el colon

Menú cíclico para tratar la diverticulitis y adelgazar

Lista 1

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de queso untable.


Media Mañana: 1 gelatina dietética con 1 cda. de crema light.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de pechuga de pollo sin piel, 1 taza
de puré de calabaza, 1 fruta asada.
Merienda: 1 yogur descremado.
Media Tarde: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 2 zapallitos rellenos con carne picada, 1 fruta
asada.
Lista 2

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de pescado a la parrilla con 1 taza
de puré de zanahoria, 1 porción de budín de frutas.
Merienda: 1 yogur descremado.
Media Tarde: 1 gelatina dietética con 1 cda. de crema light.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 1 porción de panaché de verduras, 1 fruta asada.
Lista 3

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 fruta asada.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de calabaza rellena con acelga
gratinada con salsa blanca dietética, 1 taza de puré de frutas.
Merienda: 1 yogur descremado.
Media Tarde: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 1 trozo de carne de ternera, 1 porción de budín
de espinaca, 1 gelatina dietética con 1 cda. de crema light.
Lista 4

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 gelatina dietética.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, atún con arroz blanco, 1 fruta asada.
Merienda: 1 yogur descremado.
Media Tarde: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 1 trozo de pollo sin piel al horno, 2 patatas chicas,
1 porción de budín de frutas.
Lista 5

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 fruta asada.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de spaghetti con salsa de tomates
dietética, 1 gelatina dietética.
Media Tarde: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 2 porciones de pizza de verduras, 1 fruta asada.
Lista 6

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de pescado a la parrilla con
acelga gratinada con queso, 1 fruta asada.
Media Tarde: 1 gelatina con 1 cda. de crema light.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 1 porción de budín de zapallitos, 1 banana
morena.
Lista 7

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 fruta rallada.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de carne de ternera con 1
ensalada de 1 papa, 1 zanahoria y 1 la clara de un huevo, 1 porción de budín de frutas.
Media Tarde: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 2 nidos de harina de maíz, 1 gelatina dietética.
Lista 8

Desayuno: 1 taza de té de manzanilla, 2 tostadas de pan blanco, 2 cditas de dulce diet.


Media Mañana: 1 fruta asada.
Almuerzo: 1 plato de sopa de verduras casera, 1 porción de pastel de calabaza y pollo, 1
fruta asada.
Media Tarde: 1 trozo de queso descremado de pasta firme.
Cena: 1 plato de sopa casera de verduras, 1 porción de budín de carne con 1 taza de
zapallitos condimentados con aceite de oliva, y sal, 1 gelatina dietética.
Ten en cuenta que este plan de listas de comida para bajar de peso y controlar la
diverticulitis las debes poner en práctica por una o dos semanas, hasta que estés bien
nuevamente. Luego debes ir incorporando de a poco fibra, primero subdividida y luego sin
modificar, es decir a través de frutas y verduras crudas, tal cual el menú para diverticulosis y
obesidad.
Dieta y guía nutricional para divertículos o diverticulosis

por K. Laura Garcés G


Dietética » Dietas

Dieta y guía nutricional para divertículos o diverticulosis

Los divertículos son deformaciones del intestino (o estómago), las cuales se presentan en
forma de sacos que cuelgan hacia fuera de las paredes intestinales debido al debilitamiento
de dichas paredes. Estas bolsas o sacos se forman en dos etapas: los divertículos, que son
sólo “bolsas” que cuelgan en el colon y que no están inflamadas, y la diverticulosis, que es
cuando se inflaman dichos sacos.

La dieta juega un papel fundamental en el tratamiento de esta afección. Durante la


diverticulosis, es necesario debes dejar al intestino en reposo, y una vez que desaparece la
inflamación, entonces se debe emplear una dieta sin residuos la cual consiste en seleccionar
determinados alimentos y eliminar otros de forma radical.

Alimentos permitidos:
Fibra: entre los mejores alimentos para tratar esta afección están aquellos ricos en agua y
fibra, como las frutas y las verduras y los cereales integrales.
Cereales integrales: los mejores son: avena, salvado, amaranto y arroz integral. La avena la
debes comer de preferencia cruda, puede ser licuada con alguna fruta o disuelta en el jugo
de naranja. A pesar de que son muy buenos para tratar y combatir esta afección, no debes
incluir los cereales con mucha frecuencia en el día, ya que pueden causar estreñimiento lo
cual no es nada aconsejable.
Toma dos litros de agua al día: esto debe ser algo que no olvides pues de la humedad de tu
bolo alimenticio depende una buena evacuación. El agua te ayudara a recoger residuos
tóxicos y grasas
Evita: las semillas del tomate, las guayabas y las frutas con semillitas pequeñas, ya que estas
por ahora no son recomendables.
Alimentos de fácil digestión: son aquellos suaves con los intestinos y que no tardan en
digerirse.
Los mejores alimentos para tu estómago en este momento son: arroz integral, miso, tofu,
manzana, papaya, verduras semi-cocidas (al vapor), sopas y caldos de vegetales, leches
vegetales, aceite de olivo extra virgen, etc.
El ajo no se suele recomendar por irritante, sin embargo, si tomas un pedacito pequeño (del
tamaño de la mitad de la uña de tu meñique) cada tercer día, te ayudara enormemente e
regenerar intestinos y a mantener muy bien depurado tu colón.
Condimentos permitidos: sal de mar (usar la menos posible), perejil, romero, laurel, tomillo,
orégano, azafrán, albahaca, comino y salvia.
Suplementos, jugos y alimentos muy recomendados para sanar los intestinos:
Jugo de aloe o jugos de nopal con limón, son regeneradores de tejidos y depuradores
potentes de los intestinos.
Jugo de manzana: es ideal por las noches, o también comer una manzana o dos en las
noches, sin cáscara por el momento. El dulce de manzana con pera es un elixir para los
intestinos enfermos.
La gelatina de Agar agar es estupenda para los intestinos.
Toma en las mañanas semillas de lino (linaza) acompañadas con papaya o fruta.
Alimentos no permitidos:

Todos los productos procesados y refinados como el azúcar blanca, harinas refinadas,
galletas, pasteles, pan blanco (muy nocivo con los intestinos) dulces, sodas (los refrescos son
pésimos), de cereales de caja o procesados (como los que venden en los supermercados),
etc.

Evita lo frito, las carnes rojas y los embutidos, estos productos sólo atascan los intestinos y
provocan fermentaciones que crean un sinfín de padecimientos y además, irritan y debilitan
más tus intestinos.

Nada de vinagres, mostazas, irritantes, chiles, picantes, encurtidos, vinagretas, mayonesa,


cátsup, café, chocolates y enlatados.

Nada de azúcar de dieta, la cual no es nada saludable. Lo mejor es la miel de abeja, de


muy fácil digestión y, además, tiene propiedades excelentes para regenerar tejidos, es
depurativa, tiene cantidad de minerales y vitaminas, tiene propiedades antibióticas y
desinflamantes.
La leche de vaca y derivados (quesos, yogures procesados, etc.) debes eliminarlos sin
pensar de tu dieta. Estos productos son de muy difícil digestión, se pegan en el revestimiento
intestinal y sólo debilitaran y enfermaran más tus intestinos.
Consume con moderación el huevo, dos o tres por semana, y bien cocido.
¿Cómo se debe comer?
Lo más recomendable es hacer más comidas ligeras al día, pequeñas raciones, en lugar de
comer mucho en una sola comida, de manera que no se acumulen los residuos y la
evacuación sea más rápida y fluida.

DIETA RECOMENDADA:
Comer fraccionando la comida en pequeñas raciones, incluyendo verduras, frutas sin
semillas y cereales integrales cada día.
Mastica lentamente cada bocado, no comas con prisa y ensaliva bien los alimentos.
Los alimentos que debes preferir son los de fácil digestión (ver detalle en alimentos).
Evita alimentos muy calientes o muy fríos, procura los alimentos y bebidas templadas.
No mezcles las frutas con ninguna comida. Las frutas debes comerlas solas, con el estómago
vacío, dos horas de haber comido y esperar 20 minutos después de haberlas comido para
comer otra cosa. Si combinas las frutas con potros alimentos provocaras fermentaciones en
el estómago que no son nada saludables y solo irritaran más tus intestinos.
Los únicos quesos que se permiten (y sólo dos veces a la semana, si en verdad deseas
curarte) son los frescos.
Trata de no comer en este momento pollo, elige el pescado dos o tres veces a la semana, y
procura una dieta basada en vegetales y cereales por el momento.
En las comidas puedes hacer purés de verduras y sopas, siempre acompañadas de un jugo
o ensalada de vegetales frescos.
Infusiones recomendadas:
Todas aquellas antinflamatorias y digestivas como: manzanilla, hierbabuena, peperina,
malva y boldo.