Anda di halaman 1dari 1

Actividades para el período de adaptación o iniciación

El cuestionamiento a la nominación “proceso de adaptación” radica en que muchas


veces se tiende a reducir el término adaptación al de un simple proceso de
“conocimiento” y “ajuste” a normas preestablecidas, casi siempre de un modo pasivo,
con pocas posibilidades de apropiarse de ellas de un modo transformador y activo.

En lo referido a esta primera etapa del año, sería más correcto hablar de período de
iniciación, ya que se puede identificar tanto un comienzo como una finalización.

Ella expresa que el período de iniciación hace referencia al lapso, más o menos
prolongado, en el transcurso del cual el niño, los docentes y el grupo familiar construyen
y adquieren un sistema de códigos compartidos, base para los sucesivos procesos
pedagógicos.

Considera esencial poner el acento en algunas características que componen este


momento tan especial en la vida de niños, padres, docentes y directivos: la necesidad
de construir un sistema de códigos compartidos y también el tiempo que se necesita
para esta construcción.

Las actividades que se realizan en este período apuntan prioritariamente al


reconocimiento del espacio, la generación de vínculos entre los niños, la formación de
hábitos, el conocimiento de los materiales básicos de trabajo, el manejo de los tiempos.

• Mostrar fotos de las vacaciones con la familia y explicarlas. Hacer un panel con ellas
para exponerla en la sala.

•Juegos de integración y reconocimiento de los ambientes del jardín: realizar largavistas


con rollos de papel higiénico para recorrer la sala y descubrir diferentes elementos,
luego salir a observar otros ambientes del jardín y describir lo que ven.

• Realizar una medalla significativa con el nombre de cada niño y que ellos la decoren.

• Podrán llevarse algún cuento o juguete a casa y devolverlo al día siguiente o dibujos
realizados en clase, creando un vínculo entre la escuela y el hogar.

• El monigote viajero: se entregará a algún niño un sencillo muñeco de trapo sin


decorar, sin cara, sin ropa, se trata de que cada familia añada un elemento al monigote.

• El dominó viajero: construir un dominó con fotos tipo carné de los niños para llevar a
la casa y armarlo en familia (también puede ser un juego de lotería).