Anda di halaman 1dari 18

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 p.

281-298 (2008)
Medellín-Colombia. Jul-Dic de 2008 - ISSN: 1794-8347

IMPACTO DE LAS MICROFINANZAS:


RESULTADOS DE ALGUNOS ESTUDIOS.
Énfasis en el Sector Financiero

Catalina Rodríguez Garcés Eje temático: Finanzas


Economista del Desarrollo, Universidad Pontificia Subtema: Microfinanzas
Bolivariana; Especialista en Finanzas Corporativas
y Mercado de Capitales, Universidad Pontificia RESUMEN
El impacto de las microfinanzas aún es un tema inaca-
Bolivariana; Supervisora de Acompañamiento bado. Las posiciones de varios autores han coincidido
Local Programa Jóvenes con Empresa, (Convenio en que los movimientos microfinancieros todavía tienen
Comfama - Fundación Corona) pendiente afrontar el reto de clarificar el efecto de las
catalinarodriguezgarces@yahoo.es microfinanzas, y del microcrédito en particular, en la
reducción de la pobreza. Aunque sí se han hecho algunos
estudios sobre el impacto de las microfinanzas, éstos
Artículo recibido el 17 de septiembre de 2008 y han sido aislados, suelen enfocarse en un sólo tipo de
aprobado para su publicación el 10 de octubre impacto, y no están reunidos de tal manera que pueda
darse una mirada global y hacer un análisis completo
de 2008
e incluso comparativo en diferentes latitudes. Por lo
anterior, y teniendo en cuenta que la literatura ha
presentado algunos indicios de impacto de las microfi-
nanzas en la población de bajos ingresos, en el sector
microempresarial y en los mercados financieros, el
propósito del presente artículo es reunir los resultados
de diferentes estudios, en diferentes lugares del mundo,
con miras a hacer un análisis comparativo y a tratar de
determinar en qué medida las microfinanzas satisfacen
las expectativas que sobre ellas se han puesto, tratando
de abordar con especial atención el tema del impacto
en el sector financiero.

Palabras clave: Microfinanzas, Microcrédito, Impacto,


Sector Financiero.

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 281


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

ABSTRACT ha comenzado a incursionar en microfinanzas.


The impact of microfinance is still an unfinished item. Entre las segundas están las ONGs que prestan
The positions of several authors have agreed that the
servicios microfinancieros y las cajas de compen-
microfinance movement have still not meeting the
challenge of clarifying the impact of microfinance, and sación (en Colombia). Ambas están limitadas para
microcredit in particular, in reducing poverty. Although captar ahorro del público.
it made some studies on the impact of microfinance,
they have been isolated, they tend to focus on just one
type of impact, and are not collected in such a way Las microfinanzas incluyen varios tipos de servi-
that it can be a global look and make a full analysis and cios como microcrédito-, transacciones, seguros,
comparative different latitudes. Therefore, bearing in recibos de giros del exterior, y ahorro, entre
mind that literature has presented some evidence of the
otros. El microcrédito es el más conocido de
impact of microfinance in the low-income population,
in the microenterprise sector and financial markets, the los servicios microfinancieros1. En Colombia,
purpose of this article is to bring together the results según la Ley 590 del 2000, en su artículo 39, las
of different studies different places in the world, with actividades de microcrédito hacen referencia
a view to making a comparative analysis and to try to
al sistema de financiamiento a microempresas.
determine the extent to which microfinance meet the
expectations that have been put on them, trying to deal Según el mismo artículo, el monto máximo de un
with particular attention to the item of the impact on microcrédito es de 25 salarios mínimos legales
the financial sector mensuales vigentes.
Key Words: Microfinance, Microcredit, Impact, Finan-
cial Sector. En su origen, eran comunes los microcréditos
asociativos o de responsabilidad compartida. En
El término microfinanzas hace referencia a la este caso el microcrédito no es otorgado a una sola
prestación de servicios financieros a personas persona sino a un grupo de personas, que ejercen
o grupos cuyo acceso a los sistemas bancarios presión unas a otras para no incurrir en mora, reduci-
tradicionales es limitado o inexistente en vir- endo el riesgo de crédito. El incentivo de pago con-
tud de su condición socioeconómica. Dichos siste en que una vez los beneficiarios han terminado
servicios financieros pueden ser mecanismos de cancelar las cuotas completa y oportunamente,
de ahorro, de inversión, o préstamos – en cuyo pueden acceder a otro crédito por un mayor monto
caso se estaría hablando de microcrédito-, y un mayor plazo. Este incentivo también contribuye
entre otros (Arce, 2006:5). a reducir el riesgo de crédito.

La experiencia ha mostrado que los beneficia- Según el mecanismo original del microcrédito, los
rios de las microfinanzas son principalmente las montos del crédito suelen ser bajos, sobre todo
personas de bajos ingresos, en situación de vul- los primeros que se le otorgan a cada persona o
nerabilidad y microempresarios, tanto en áreas grupo, dado que los usuarios no suelen requerir
urbanas como rurales. En contraparte están las grandes cantidades de dinero, y que los primeros
instituciones que prestan servicios microfinan- créditos son la prueba de la voluntad de pago del
cieros, y que pueden pertenecer o no al sector beneficiario. Los plazos suelen ser cortos para
financiero. Entre las primeras se encuentran las estimular su uso, y la frecuencia de pago gener-
cooperativas financieras y la banca comercial que almente es alta, pues para el tipo de población

1. Aquí se dará especial tratamiento al microcrédito por ser el producto más desarrollado en la práctica
y en la literatura.

282 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

beneficiaria resulta más fácil pagar pequeñas can- evaluar cada solicitud, acompañar la ejecución de
tidades periódicas (Yunus, 1997:133). El profesor los proyectos, enseñar a cumplir las obligaciones
Muhammad Yunus, en su libro “Hacia un mundo sin contraídas y ofrecer alternativas ajustadas a la
pobreza” expone repetidamente y con varios argu- solicitud de crédito en términos de montos, plazos
mentos que el riesgo de crédito de los préstamos y garantías.
otorgados a las personas de bajos recursos es muy
bajo, porque abolir la dependencia del agiotista, Los subsidios no tienen mayor cabida en las mi-
obtener rentabilidad y reconocerse como sujeto crofinanzas ni en el microcrédito. Con éste se
de crédito –palabra que originalmente significa pretende precisamente romper el círculo vicioso
“confianza”-, constituye un incentivo para pagar de la asistencia social que crea dependencia. Es
las cuotas del crédito2 parte de la esencia del microcrédito promover el
progreso autónomo sin subsidios de por medio.
Según la tecnología microcrediticia original, en el Las microfinanzas no tendrían ningún mérito, en
microcrédito no existen garantías como las conce- la promoción de la población menos favorecida,
bidas en los créditos ordinarios. Quienes defienden si los gobiernos u otras entidades subsidian las
el papel del microcrédito en la reducción de la operaciones microfinancieras. Algunos autores
pobreza sostienen que la mejor garantía de pago sostienen que los subsidios son permisibles sólo
es el incentivo de acceder a nuevos créditos, la en casos como el de Brasil, donde se otorgan de
responsabilidad compartida del crédito, y sobre modo temporal o para fines muy específicos como
todo la capacidad de pago que depende de la promover el acceso a tecnología.
actividad productiva que se va a financiar.
Impacto de las microfinanzas:
Según la mayoría de autores, el análisis de la capa-
cidad de pago del cliente es lo que más encarece consideraciones teóricas
el microcrédito y en general los servicios micro-
financieros, puesto que se trata precisamente Romani Chocce (2002:4) ofrece una explicación
de personas que no tienen historial crediticio en de por qué debería esperarse un impacto deter-
ninguna entidad y que en la mayoría de los casos minado de las microfinanzas y el microcrédito en
tampoco llevan ningún registro de sus operacio- particular. Habla de la “Cadena de Impacto” que
nes, lo que significa que hay que empezar por describe de la siguiente manera:
levantar toda la información necesaria. Por ello,
el análisis de la capacidad de pago es intensivo “Estos servicios [microfinancieros] llevan al clien-
en el uso de tiempo por parte de los analistas de te a modificar sus actividades microempresariales
crédito. Según Ordóñez (2005:22), el análisis de lo cual lo lleva a aumentar/disminuir los ingresos
la capacidad de pago es lo que más eleva la tasa de la microempresa. El cambio en los ingresos de
de interés del microcrédito porque comprende: la microempresa produce cambios en el ingreso
contar con oficiales de crédito capacitados que del hogar el cual lleva a una mayor/menor seguri-
conozcan las necesidades de la microempresa, dad económica en el hogar. El nivel modificado de

2. Prueba del bajo riesgo de crédito del Banco Graneen es la tasa de repago: 98%. Y una prueba más
cercana es la del Women World Bank cuyas tasas de moratoria son incluso inferiores al 2% a un día
y al 1% a 30 días.

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 283


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

seguridad económica en el hogar lleva a cambios de Bangladesh y Premio Nobel de la Paz 2006,
en los niveles educativos y de habilidades, y en la inserción de la población de bajos ingresos al
las oportunidades económicas y sociales”. sistema financiero, principalmente a través del
microcrédito, le permite reducir la dependen-
Según esta autora, esta cadena de impacto es útil cia por programas de asistencia social y, mejor
para distinguir dos escuelas de pensamiento. La aún, reduce la dependencia de los agiotistas
escuela de “beneficiarios”, que pretende medir el que cobran intereses a una tasa que le arrebata
impacto de las microfinanzas sobre los individuos a las personas las ganancias de sus negocios,
y sobre los hogares, considerando que el impacto condenándolos a la supervivencia en precarias
se mide distinguiendo quién y cómo se beneficia condiciones de vida. Por argumentos como éste,
de las microfinanzas. Y por el otro lado la escuela a las microfinanzas y en particular al microcrédito
de los “intermediarios”, que prefiere medir el se le ha atribuido el poder de reducir la pobreza,
impacto a través de los cambios en las institucio- pues al dejar de depender del prestamista de la
nes financieras y sus operaciones, incorporando calle, las ganancias de los micronegocios quedan
nociones de sustentabilidad. Por lo anterior, las en manos de sus dueños y no se convierten en
unidades de medida en los estudios de impacto intereses a la deuda. En la literatura no es difícil
suelen ser el hogar, la microempresa o las institu- encontrar testimonios de personas que estando
ciones que prestan servicios microfinancieros. en situaciones muy precarias fueron usuarias de
uno o varios microcréditos, para hacer crecer su
Los estudios de impacto de las microfinanzas in- negocio, aumentar sus ingresos y mejorar la ca-
cluyen una amplia gama de variables, algunas de lidad de vida. El profesor Yunus (1997:131 y 269)
corte económico, otras de corte social: generación también atribuye a las microfinanzas el beneficio
de empleo, incremento de la productividad, creci- de la inclusión, afirmando que hacer de las perso-
miento de la microempresa, aumento del ingreso nas de menores ingresos sujetos de crédito, que
(tanto de la empresa como del hogar), reducción de significa confianza, constituye una estrategia de
la pobreza, empoderamiento de la mujer, mejora inclusión social.
de la salud, la educación y la alimentación, y hasta
la reducción de la fertilidad, entre otros. Algunos autores destacan el papel del microcré-
dito otorgado para vivienda, salud y educación,
Se pueden distinguir tres tipos de impacto de las como una forma de prevenir aquellos eventos
microfinanzas: uno de carácter social, al aumentar que hacen más vulnerable a la población de bajos
los ingresos que mejoran la calidad de vida de las ingresos. En estos casos los créditos actúan como
familias. Otro, sobre el medio microempresarial, amortiguadores de dichos eventos que muchas
porque a él están especialmente dirigidas, para veces afectan la actividad económica. En este
fomentar nuevas microempresas o para mejorar orden de ideas podría hablarse de un impacto
las que ya existen. Y el impacto en los mercados directo cuando está dirigido a la satisfacción de
financieros, porque aumenta la oferta de produc- necesidades básicas, y de un impacto indirecto
tos y servicios financieros y expande el mercado cuando el microcrédito se otorga para el desa-
de las entidades financieras. rrollo de una actividad productiva que genera
los ingresos necesarios y suficientes para que el
Para muchos autores, entre ellos el profesor usuario satisfaga sus necesidades.
Muhammad Yunus, creador del Banco Grameen

284 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

Muchos autores se han esforzado en demostrar 2006, afirma de forma radical que el gran objetivo
que el microcrédito sirve para combatir el des- del microcrédito es la erradicación total de la
empleo y, por tanto, sus implicaciones sociales: pobreza del planeta. Y en esta medida, importa
ya sea mediante el autoempleo, que aporta los saber si las experiencias de aplicación de la tec-
ingresos necesarios para satisfacer las necesidades nología microcrediticia aportan evidencias de que
básicas, o la generación de empleo por parte de dicho objetivo se está cumpliendo.
microempresas que crecen. A esta altura cabe
preguntarse: el microcrédito ¿crea microempresa- Una de las formas de reducir la pobreza es la ge-
rios o impacta a los que ya existen?. De cualquier neración de empleo. La importancia del estudio
modo el impacto de las microfinanzas en general de las microfinanzas y de su impacto, entonces,
y del microcrédito en particular se amplifica en radica no sólo en sus efectos sociales, sino en que,
países como Colombia y otros en los que el sector por lo menos en teoría, el acceso a los servicios
microempresarial tiene un peso importante dentro microfinancieros promueve el crecimiento empre-
de la economía. sarial y, por tanto, el desarrollo económico.

Pero el alcance del microcrédito puede –y debe- Por lo anterior, a continuación se destacan los
verse desde otro punto de vista: Ya no sólo en principales hallazgos de diferentes estudios de
términos de reducción de la pobreza y aumento impacto de las microfinanzas, algunos de ellos
de calidad de vida, sino de bancarización, de expresados en cifras, y realizados en diferentes
profundización financiera. Si se toma ésta última países, con el fin de soportar las afirmaciones
como el porcentaje que representa la cartera de teóricas sobre el impacto de los servicios micro-
los bancos sobre el PIB de un país, y si se tiene financieros o desmentirlas si es del caso, y sacar
en cuenta que las microfinanzas transforman las algunas conclusiones.
formas de operar de las entidades financieras que
las ejecutan, estamos hablando de un fenómeno Citando a Beck en un reporte del Banco Mundial
con implicaciones económicas y financieras. Y publicado en octubre de 2005, que muestra una
estamos hablando ya no sólo de un impacto mi- alta correlación entre el acceso a los servicios
croeconómico sino macroeconómico. financieros y el ingreso, Arce (2006:15) afirma que
el acceso al crédito y a los servicios financieros
En la teoría económica siempre se ha tratado el relacionados, pueden contribuir a la reducción de
acceso al crédito como una de las variables del la pobreza. También cita a Townsendy y Kaboski
crecimiento empresarial. Siendo así, el micro- quienes llegan a la conclusión de que las familias
crédito promueve necesaria y directamente el con acceso al crédito invierten y consumen más
desarrollo empresarial, microempresarial, y al que aquellas sin acceso a éste.
hacerlo promueve el crecimiento y el desarrollo
económico (Zarruk G., 2005: 34). Arce también afirma que el impacto de las micro-
finanzas es diferenciado entre niveles de ingreso,
Impacto detectado y medido según los estudios más recientes y mejor diseña-
dos. En la mayoría de los casos los menos pobres
en diferentes estudios entre los pobres poseen habilidades y capacidades
mayores que les permiten aprovechar mejor los
El microcrédito no es un fin en sí mismo. El pro- recursos y los servicios microfinancieros.
fesor Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 285


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

ONG y el Crédito para las Mujeres de Menores


Perú, India y Zimbawe Ingresos: Debates sobre el Desarrollo”, basado
en la percepción de las clientas sobre el crédito
En enero de 2002 la Agencia de los Estados Unidos
y en los cambios o continuidades que ellas han
para el Desarrollo Internacional (USAID) promovió
detectado en sus negocios y en las relaciones con
el estudio “Clientes en Contexto: Los Impactos
sus familias y en sus localidades. Según la percep-
de las Microfinanzas en Tres Países”. Éste incluyó
ción de las beneficiarias, los recursos recibidos en
los impactos a nivel de hogar, empresa e individuo,
microcrédito sirvieron en la mayoría de los casos
realizando encuestas a clientes y equiparando las
para su negocio y su éxito redundó en su beneficio
respuestas con las de no clientes. Este estudio
y el de sus familias.
encontró que a raíz de las microfinanzas se pre-
sentaron aumentos en el nivel de ingreso de los
Según este estudio, la percepción del impacto del
hogares en India y Perú, mejoras en la vivienda en
microcrédito depende mucho de las expectativas
el caso de India, más matrículas en la escuela de
de las clientas. Se observó que las beneficiarias
niños varones en India y Zimbawe, menor partici-
que controlan los negocios dicen que gracias al
pación del gasto en alimentos frente al gasto total
microcrédito el negocio creció. Las que no lo
en Perú e India, y mayor capacidad de enfrentar
hacen, porque el negocio es manejado por su
imprevistos en India. En los tres países se encontró
esposo o sus hijos, reconocen en el crédito sólo
que los clientes de los servicios microfinancieros
una ayuda más. El estudio observó que cuando el
eran más propensos que los no clientes a tener
componente de ahorro es incluido en el préstamo,
ahorros personales.
éste puede utilizarse para situaciones de emer-
gencia, mejorar el hogar, y atender cuestiones
A nivel de empresa el estudio concluyó que no
que las mujeres no consideran como primordiales
hubo impacto en los ingresos de la empresa para la
entre sus preferencias de gasto, como son su salud
que se destinaba, pero sí lo hubo en las empresas
o el vestido.
combinadas con el hogar en Perú e India. También
lo hubo en el ingreso total del sector informal en
Unos de los efectos colaterales del microcrédito
India, y en los activos de la empresa del cliente
son los que detectó este estudio: que a raíz de la
en Perú. La generación de empleo tuvo un impacto
asociatividad propia de los modelos microcrediti-
positivo en India y Perú. El estudio encontró que
cios, las usuarias jóvenes o nuevas en el manejo
los recursos otorgados para desarrollo empresarial
de negocios dijeron haber aprendido de las socias
son utilizados principalmente para aumentar el
mayores. Algunas socias consiguieron crear redes
capital de trabajo, permitiendo tener inventarios
para comercializar sus productos. Pero si las
más grandes y comprar materias primas e insumos a
entidades microcrediticias que las congregan no
menores precios por unidad, con el fin de aumentar
tienen fuerza de cohesión, el impacto esperado se
las ventas. También se encontró que con frecuencia
debilita. El impacto del microcrédito a través de
los recursos otorgados para desarrollo empresarial
estas entidades se queda corto si las instituciones
se destinan para propósitos diferentes.
que lo ofrecen no hacen seguimiento al préstamo,
acompañando muy de cerca los negocios de las
Con el propósito de contribuir a la reflexión so-
usuarias. Es importante anotar que el impacto
bre la heterogeneidad y los supuestos claves en
del microcrédito derivado de la asociatividad no
el tema del impacto del crédito, el Instituto de
siempre es positivo, pues la morosidad aumenta
Estudios Peruanos llevó a cabo el estudio “Las

286 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

cuando a las clientas les toca incorporar en los de Investigación y Docencia Económicas CIDE, se
programas a personas casi desconocidas para ajus- propuso analizar el impacto de la disponibilidad
tar el número mínimo de socias que se requiere de crédito sobre el acceso de los beneficiarios
para el otorgamiento del crédito. al sistema financiero formal, sobre los niveles
de ahorro y sobre su desempeño como sujeto de
La autora de este estudio apoya la tesis de quienes crédito dentro del sistema microfinanciero. La
afirman que el impacto positivo del microcrédito muestra utilizada fue dividida en dos grupos: el
se debe menos al crédito y más al tipo de usuario, de nuevos usuarios que reportan haber obtenido
si es urbano o rural, al tipo de negocio, e incluso un sólo crédito y los viejos usuarios con dos o más
a los servicios conexos del microcrédito, como la créditos. Carreón Rodríguez (2006), responsable
asociatividad o la formación de las usuarias. La de dicho estudio, cita el siguiente resultado al que
autora afirma que el repago, incluso, no es alto llegan Hulme y Mosley (1996): dentro de un mismo
por el modelo microcrediticio en sí mismo sino más programa de microfinanzas, los menos pobres se
por la estrecha relación que se genera entre las benefician más que los más pobres.
clientes y la organización microfinanciera. Según
el estudio, los programas que incluyen monitoreo Esta evaluación encontró que los hogares que
y servicios no financieros tienen un impacto más recibieron un crédito a través de las Instituciones
positivo que aquellos que no los tienen. Microfinancieras (IMFs) del PRONAFIM, aumen-
taron sus niveles de gasto en educación, salud,
Este estudio no encontró evidencia de relación alimentos, entre otros, lo que llevó a concluir que
directa entre el crédito y el empoderamiento de este Programa generó un aumento en el bienestar
las mujeres beneficiarias. El empoderamiento de de los beneficiarios. Sin embargo reconoce que
la mujer, tan mencionado por los defensores del dichos resultados no aplican para el largo plazo,
impacto del microcrédito, es uno de los efectos pues sería necesario tomar información de los
positivos del mismo dependiendo de la cultura, mismos usuarios en otro momento posterior.
pues hay comunidades donde los esposos y los hijos
toman las decisiones sobre el uso del préstamo a La Universidad Autónoma de México realizó un
pesar de que sea la mujer la receptora del mismo. estudio cuyos resultados fueron citados por Mejía
El impacto también depende de los fines a los que Flórez en el artículo “La Política de Desarrollo
están orientadas las organizaciones que operan Social del Gobierno del Distrito Federal”. Este
los servicios microfinancieros, pues algunas están estudio indagó entre 3800 beneficiarios de los
mucho más enfocadas en promover el desarrollo programas de crédito del gobierno del Distrito
empresarial y microfinanciero, que otras. Federal sobre su percepción acerca del impacto
del microcrédito en la calidad de vida familiar y
México en su comunidad. En los resultados, que se mos-
trarán a continuación, se destaca que el ingreso,
la alimentación y la relación con la comunidad son
La Evaluación de Resultados del Programa Na-
los aspectos en los que el porcentaje de los que
cional de Financiamiento al Microempresario
dicen que su situación ha mejorado supera al de
(PRONAFIM), realizada en 2006 por el Centro
los que dicen que la situación sigue igual.

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 287


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

Cuadro 1
Percepción sobre el impacto del microcrédito sobre la calidad de vida familiar y en la comunidad

Ingreso Salud Vivienda Alimentación Educación Relación con


la comunidad
Ha mejorado 72% 37% 38% 51% 42% 41%
Sigue igual de bien 21% 54% 56% 45% 51% 37%
Sigue igual de mal 4% 3% 4% 2% 2% 3%
Ha empeorado 4% 6% 2% 2% 2% 3%
No sabe 0% 0% 1% 0% 3% 16%
TOTAL 100% 100% 100% 100% 100% 100%

Fuente: Facultad de Economía, UNAM. 3.

En general, los resultados son bastante signifi- No obstante lo anterior, el microcrédito está te-
cativos a favor del microcrédito, dado que los niendo un impacto altamente positivo en el grupo
porcentajes más altos corresponden a los encues- al que está sirviendo, dado que la distribución
tados que dijeron haber percibido que su situación de ingresos de los microempresarios es superior
había mejorado o que seguía igual de bien en los a la de los grupos de control y muy superior a la
seis aspectos mencionados. Es de anotar que este de toda la población. Esto apoya la afirmación
estudio se basó en la percepción intertemporal de repetida en estudios recientes de que el impacto
los encuestados, y no utilizó grupo de control. del microcrédito es mayor a medida que los bene-
ficiarios se alejan de la línea de pobreza.
Brasil y Chile
No sorprende, entonces, que el impacto del mi-
crocrédito haya sido evaluado positivamente por
En mayo de 2002 se publicó el “Estudio de Pro-
más del 97% de los usuarios del mismo a través de
gramas de Microcrédito en Brasil y Chile” cuyo
bancos de ambos países y por más del 85% de usua-
objetivo era determinar el impacto de los progra-
rios de microcrédito a través de ONGs. La razón de
mas de microcrédito sobre los usuarios y sobre la
esta positiva evaluación fue que el microcrédito
economía en estos dos países. Para poder comparar
les permitió tener capital de trabajo y su costo
el efecto del microcrédito sobre los ingresos de
fue barato. En el caso de Brasil los beneficiarios
los microempresarios, el estudio utilizó un grupo
agregaron que les había permitido incrementar el
de control. El autor de este estudio afirma que
tamaño de su negocio.
en el caso de estos dos países, los programas de
microcrédito no están apuntando a la parte más
En la última parte, este estudio sugiere que el
pobre de la población y pareciera que los bancos
programa de microcrédito ha dejado por fuera a
comerciales y las ONG dedicadas al microcrédito no
una importante proporción de la población labo-
tienen mayor diferencia de un banco tradicional.

3. En: MEJÍA FLORES, Rocío. La política de desarrollo social del gobierno del Distrito Federal. En: Desarrollo social:
Balance y desafíos de las políticas gubernamentales. 1ª ed. Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública.
México D.F.: 2006. págs. 101a111. Disponible en www3.diputados.gob.mx

288 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

ral4, especialmente en el rango de edad más joven que el microcrédito es más una herramienta de
donde la pobreza y el desempleo son mayores. subsistencia de los negocios.

El estudio “Impacto del microcrédito en los mi- España


croempresarios chilenos: Un estudio de caso en
la II Región de Chile”, se propuso medir el impacto La Fundación Laboral Women World Bank (WWB)
del microcrédito en los microempresarios clientes realizó un estudio en España con 84 mujeres be-
de una institución financiera y sus hogares. Fueron neficiarias para averiguar si la puesta en marcha
encuestados 56 microempresarios. Una parte del de sus negocios con los recursos de microcrédito
instrumento utilizado tuvo como objetivo iden- mejoró su calidad de vida. De estas 84, 68 tenían
tificar los cambios ocurridos luego de recibir el su negocio funcionando al momento del estudio.
crédito, en lo referente a contratación de nuevos La fundación comenzó haciendo una comparación
trabajadores, incremento en sus remuneraciones, entre expectativas y realidad del microcrédito en
cambios en los activos de la empresa e incremento diferentes aspectos. Se encontró con que una de
en las ventas (Romani Chocce: 2002, 11). Según cada tres mujeres esperaba mudarse, comprar
los resultados arrojados, los microempresarios casa o hacer mejoras en su vivienda, pero sólo
no contrataron más empleados y el 71% de ellos un 18% lo consiguió. En cambio, el ahorro superó
tampoco incrementó la remuneración a los que ya las expectativas, pues se esperaba que el 24% de
tenían. En cambio, en activos fijos sí se notó un las entrevistadas manifestara tener ahorros y el
significativo aumento, pues hubo un fuerte incre- porcentaje real fue de 29%. No obstante, sólo un
mento en herramientas y equipos que adquirieron 9% de las mujeres que no ahorraban empezó a
con la esperanza de aumentar la producción y por hacerlo a raíz de la obtención del microcrédito.
ende las ventas. De los 56 entrevistados sólo 21
dijeron haber logrado este propósito, 25 dijeron Al momento del estudio el 59% de las entrevistadas
que sus ventas continuaron igual. pensaba que gracias al impulso del microcrédito
y a la marcha de su negocio ya había alcanzado
La mayoría de entrevistados manifestó no haber la renta familiar mínima que necesitaba. El es-
incrementado sustancialmente los gastos del ho- tudio arrojó una disminución de 10 puntos en el
gar después de la obtención del préstamo, pero porcentaje de hogares con dificultad en pagar las
sí declararon haber adquirido electrodomésticos comidas. En cuanto a la capacidad de compra el
durante el último año. El estudio indagó por la 36% de las empresarias considera que ha bajado
opinión de los microempresarios respecto de su porque no consiguen sacarle al negocio el dinero
situación financiera a raíz del microcrédito. El suficiente y siguen dependiendo de familiares o
100% manifestó que el impacto fue positivo porque amigos. Para un 22% esta capacidad ha aumentado
les permitió tener más capital de trabajo, activos mucho, según su propia percepción.
e insumos. Pero no mencionaron que les hubiera
permitido contratar más personal o expandir el Después de participar en el programa de mi-
negocio. Para estos microempresarios el microcré- crocréditos, el 43% de las mujeres opina que su
dito no contribuyó a elevar sus ingresos pero sí a capacidad de acceso a financiación ha aumentado
mantener su negocio. Por ello el estudio concluye

4. Entendida como población en edad de laborar.

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 289


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

mientras que igual porcentaje piensa que sigue el desempleo. Según cálculos propios del estudio,
igual. Así mismo, el 56% piensa que su capacidad cada microcrédito ha permitido la creación de
de negociar con bancos ha aumentado mientras dos puestos de trabajo. En general, el 70% de
que el 28% dice que permanece igual. Estas mu- las empresarias afirma que su calidad de vida ha
jeres dicen que se sienten más seguras en una ne- mejorado desde que recibió el microcrédito y pudo
gociación bancaria por tener más conocimiento en abrir su negocio.
el tema. El 80% dice que mejoró su capacidad de
negociación con proveedores después de acceder Ruanda
al microcrédito. Por encima de la mejora material
que significó obtener un microcrédito, el 72% de El Comité Internacional de la Cruz Roja es la
las usuarias valoró más la mejora psicológica. En entidad que opera este tipo de intervenciones
este tipo de mejora el elemento más valorado fue microcrediticias y a su vez la que realizó el estudio
la posibilidad de tener una ocupación propia para que obtuvo los siguientes resultados: la mayoría
no depender de nadie y trabajar por sí mismas. de entrevistados dijo que gracias al proyecto de
microfinanzas tienen mayor capacidad para hacer
El 97% de las entrevistadas afirma que no se arre- frente a gastos no alimenticios como educación,
piente de optar por el autoempleo, permitido por el salud, vestuario, e incluso para hacer ciertas
microcrédito, a pesar de que el 38% reconoce que su inversiones. Las familias beneficiarias realizaron
capacidad para compaginar el nuevo trabajo con la un 19% más de compras de ropa que sus familias
familia ha disminuido. El 85% de las mujeres afirman vecinas en el periodo de un año. El número de
que el microcrédito y la creación de su negocio les beneficiarios de microcrédito que hizo mejoras en
han dado más seguridad en sí mismas por lo que se su vivienda dobla el número de no beneficiarios
sienten capaces de enfrentar el futuro. Dado este que hizo lo mismo. Un 53% de los beneficiarios hizo
contexto, podría hablarse de que el impacto del mi- frente a los gastos escolares de sus hijos, mientras
crocrédito ha sido psicológico en un primer momento que entre los no beneficiarios sólo lo hizo un 20%.
y económico en segunda instancia. Acceden a la educación secundaria los hijos del
27% de los beneficiarios, frente a un 13% de los
Aunque muchos de estos cambios reseñados se no beneficiarios.
dieron gracias al negocio abierto por las entrevis-
tadas, el estudio del WWB afirma que la apertura El 63% de los receptores de microcrédito dijo que
del mismo dependió de la recepción del micro- su situación económica había mejorado o seguía
crédito. Como en el caso de Ruanda, que se verá igual, e igual porcentaje de los no beneficiarios
más adelante, el microcrédito surte un impacto dijo que ha empeorado. El 100% de los usuarios
negativo cuando hay cierre del negocio porque considera que su situación es mejor respecto a la
no hay de dónde generar los ingresos para seguir de los no usuarios. Algunos campesinos percibieron
pagando las cuotas. Uno de los motivos de cierre un impacto negativo al tener que pagar la deuda
son las enfermedades, por ello la importancia de independientemente de los resultados de su ac-
que existan servicios microfinancieros, como los tividad agrícola, a veces adversos. En otros casos
seguros asociados al microcrédito. el microcrédito sirvió para comprar ganado, y así
disponer de más estiércol para abonar los campos
En sus conclusiones, este estudio destaca que el de cultivo y mejorar la productividad agrícola.
microcrédito es un buen método de lucha contra

290 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

El estudio también develó que trabajar en asocia- existencia y la importancia de estudiar el im-
ción, como lo ha exigido el modelo microcrediti- pacto de los programas de microcrédito, en el
cio, les ha permitido a los beneficiarios conocerse contexto de una necesidad imperiosa de generar
más y gracias a ello mejorar las relaciones entre fuentes de empleo, dado que las tasas esperadas
sí, después del clima de sospecha y desconfianza de crecimiento de la población económicamente
mutua que dejó la violencia entre 1990 y 1994 en activa han sido mayores que las tasas esperadas
Ruanda. También afirman que gracias al micro- de crecimiento económico.
crédito la gente ahora tiene más propiedades, y
cuando eran más pobres proliferaban los robos, El estudio se basó en una encuesta hecha a clientes
la inseguridad y la desconfianza. de dos entidades: el Fondo de Microfinanciamiento
a Mujeres Rurales (FOMMUR), dirigido a mujeres
Según la concepción africana de la pobreza, una del medio rural que conforman grupos solidarios y
persona pobre no es la que consume menos de uno el PRONAFIM, que opera principalmente en zonas
o dos dólares diarios sino la que no tiene nadie urbanas, donde los vínculos entre los clientes son
en quién apoyarse (Ballesteros García, 2005:30). más débiles, por lo que en este caso el esquema
De manera que con los esquemas asociativos del microfinanciero no implica la conformación de
microcrédito y con la confianza que han ido ge- grupos. El autor afirma que el primero está diri-
nerando, se ha reducido la pobreza en el sentido gido a personas en situación de pobreza extrema,
africano del término. El proyecto ha permitido que mientras que el segundo lo está a personas en
cientos de familias retornaran a la zona de conflic- pobreza moderada.
to, una vez terminado éste, para volver cultivar
y tener ganado, que es un símbolo de riqueza en La encuesta arrojó que por cada cien beneficiarios
este país. Las autoridades entrevistadas agregan del FOMMUR se creaban 37 autoempleos, y por
que el programa está cambiando la actitud pasiva igual número en el PRONAFIM se autoemplean 28
de la población acostumbrada a recibir donacio- personas. Los empleadores contratan a 1.78 perso-
nes y ayuda externa sin hacer ningún esfuerzo a nas en el primer caso y a 2.6 en el segundo. Entre
cambio, al punto que cuando necesitan recursos 2001 y 2004 los dos programas crearon 344.637
ya no los solicitan en forma de donaciones sino autoempleos y 499.320 empleos indirectos, es
de nuevos créditos para mejorar sus actividades decir, casi 211.000 empleos al año. O sea que la
productivas. De este modo se fomenta la respon- tasa de generación de empleos supera con mucho
sabilidad de los ruandeses sobre su propia nación el crecimiento de la población económicamente
y su propio futuro. activa. Millán (2006:8) afirma que de seguir la
tendencia, la política de microcréditos podría
Un análisis de costos atender el 20% de los nuevos requerimientos de
puestos laborales.
En la literatura mexicana existe un interesante
En cuanto al impacto en el ingreso, el estudio
estudio llamado “Lo Macro de lo Micro: El Im-
señala que los beneficiarios del PRONAFIM incre-
pacto Social y el Costo-Beneficio del Microfi-
mentaron sus ingresos mensuales un 65% desde
nanciamiento en México” (Millán, 2006). Con el
que establecieron relaciones con el programa y
propósito de estimar el impacto de la política de
sus remuneraciones en 2004 fueron 46% superiores
microfinanciamiento sobre el empleo, el ingreso
a las del grupo de control conformado por no be-
y la pobreza, el informe empieza justificando la

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 291


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

neficiarios del programa. Las socias del FOMMUR “Mientras la economía [mexicana] necesita gastar
experimentaron aumentos en su ingreso del 46% 5.1 salarios mínimos generales anuales [SMGA]
respecto a su situación antes de ingresar al pro- para producir un ingreso equivalente a un salario
grama, y del 53% respecto al grupo de control. mínimo, en el PRONAFIM, ese costo es sólo de 0.05
salarios mínimos, elevados al año, y el FOMMUR,
En materia de pobreza, el estudio encontró que de 0.11 SMGA. Es decir, por cada peso invertido
dos años después de pertenecer al programa de en los programas, se generan, respectivamente,
microcrédito, entre las socias del FOMMUR, la 102 y 47.5 veces más ingresos (equivalentes a un
incidencia de la pobreza de capacidades5 se redujo salario mínimo) que en la economía nacional.
en un 27%, la pobreza patrimonial en un 23% y la Esta diferencia en costos, revela que en materia
alimentaria en un 10%. El hecho de que a mayor de ingresos, los programas son socialmente efi-
nivel de pobreza menor sea la reducción de la mis- cientes, en la medida en que un mismo objetivo
ma, sugiere y apoya la tesis de que quienes viven - generación de un salario mínimo - se realiza
la pobreza en condiciones menos severas tienen con mucho menos recursos que en la economía
un mayor potencial para aprovechar los beneficios nacional” (Millán, 2006: 19).
del microcrédito (Millán, 2006). Simultáneamente,
la acción del PRONAFIM atiende un público que Lo anterior significa que por cada 1000 salarios
generalmente es descuidado por la política social: mínimos de beneficio social, se incurre en un
la población en pobreza moderada, y que por ello costo de 12.85 salarios mínimos en el PRONAFIM
permanece en alto riesgo de engrosar la población y 69 en el FOMMUR.
en pobreza extrema.
Con el propósito de determinar la cantidad que
El estudio aporta información adicional intere- se ahorra la sociedad asignando recursos fiscales
sante sobre los costos de producir un empleo. al PRONAFIM, en lugar de hacerlo al conjunto
Mientras en la economía mexicana generar un de programas que integran la política social de
puesto de trabajo cuesta 14.81 salarios mínimos, combate a la pobreza del gobierno federal, se
en el PRONAFIM cuesta solo 0.16 salarios mínimos tomó el costo de reducir la pobreza a través de
y en el FOMMUR 0.17. En palabras del autor, la la relación entre el presupuesto utilizado para
política de microcrédito demuestra de este modo reducir la pobreza y la cantidad de personas que
su alta rentabilidad social. Al establecer la rela- dejaron de ser pobres en un período determina-
ción costo/beneficio se halló que por cada salario do. Mientras que a la política social del gobierno
mínimo invertido, el PRONAFIM arroja un beneficio federal le cuesta 4.55 salarios mínimos reducir
social de 44.5 salarios mínimos y el FOMMUR de en una persona el número de pobres urbanos, al
38.3. Expresado de otra manera, por cada peso PRONAFIM le cuesta 0.89 salarios.
invertido se generan 95 veces más empleos en el
PRONAFIM y 44 en el FOMMUR que invirtiendo esa “Las conclusiones de este ensayo revelan que la
cantidad en la economía mexicana: política microcrediticia desplegada por PRONAFIM

5. Se distinguen tres tipos de pobreza: alimentaria, que se refiere a un ingreso per cápita insuficiente para adquirir
una alimentación mínimamente aceptable; la de capacidades, referida a la insuficiencia para realizar las
inversiones mínimas aceptables en educación y salud de cada miembro del hogar; y la pobreza de patrimonio
que hace relación a un ingreso per cápita insuficiente para adquirir mínimos indispensables de vivienda, vestido,
calzado y transporte para cada miembro del hogar (Székely, 2005:8)

292 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

y FOMMUR ha impactado favorable y notablemen- A pesar de sus efectos sociales, las microfinanzas
te la generación de empleos y de ingreso y ha re- son eminentemente un tema económico y finan-
ducido los niveles de pobreza de sus beneficiarios. ciero, por sus implicaciones en los mecanismos
Adicionalmente, estos logros se han producido de financiación. Dada la reciente incursión de
mediante esquemas socialmente eficiente, que la banca formal en la oferta de servicios micro-
revelan que constituye una forma muy barata financieros, éstos terminan afectando y modifi-
de lograr metas en los tres rubros mencionados” cando necesariamente al mercado financiero en
(Millán, 2006: 22). general, y a las entidades del sector financiero
en particular. Les propone nuevos mercados, les
Implicaciones de las marca nuevos retos, les exige nuevas formas de
operar y, por supuesto, también les imprime ma-
microfinanzas en el sistema yor impacto social porque las obliga a acercarse
financiero con sus servicios a la población no atendida. Los
agentes de los sistemas financieros suelen decir
La literatura existente aborda el tema de las im- que persiguen el objetivo de aumentar su cober-
plicaciones de las microfinanzas en los sistemas tura, y las microfinanzas parecen ser un vehículo
financieros de modo más bien superficial. Son muy idóneo para ello, sobre todo cuando el mercado
escasas las referencias al tema del impacto del parece agotarse.
movimiento microfinanciero en los sistemas finan-
cieros. Por ello, las afirmaciones a continuación Teniendo en cuenta que, por definición, las mi-
son fruto de reflexiones propias, más que de cifras crofinanzas no se reducen al microcrédito sino
que sustenten un presunto impacto en el sector que comprenden todo un conjunto de servicios
financiero, porque parecen no existir. dirigidos a la población de ingresos bajos y a
los microempresarios, las microfinanzas están
Citando a Ross Levine, Saza G. (2005:28) afirma promoviendo el fenómeno de la bancarización,
que el sistema financiero tiene 4 funciones básicas: que se define como la apertura del acceso a los
facilitar las transacciones, asignar los recursos, servicios financieros, por parte de las entidades
movilizar el ahorro y permitir agilidad en el inter- financieras, a la población que tradicionalmente
cambio de bienes y servicios. La banca comercial no ha sido usuaria de los mismos. Ejemplo de ello
está llamada a incursionar en las microfinanzas, en Colombia es la presencia de los Corresponsales
por su experiencia en sistemas de control adminis- No Bancarios en sectores de estratos bajos, a los
trativo y contable para el seguimiento de grandes que normalmente no llegaba ninguna sucursal ban-
volúmenes de transacciones y clientes. Las coope- caria, para la prestación de servicios financieros
rativas financieras y las de ahorro y crédito, por como retiros de efectivo, pagos y transferencias,
su presencia en las zonas rurales, deberían servir entre otras transacciones.
como canal eficiente para la irrigación de dinero y
servicios conexos en dichas zonas. Pero, además, Los porcentajes de bancarización en Colombia
las microfinanzas no sólo acarrean este tipo de actualmente son muy bajos: menos del 30% de las
obligaciones a las entidades financieras, sino que familias tiene una cuenta de ahorros. En la pobla-
ponen a disposición de ellas nuevos segmentos de ción de menores ingresos, el porcentaje es inferior
la población, nuevos nichos de mercado atractivos al 20% (Marulanda P., 2005: 43). Con estrategias
y viables, dada la experiencia en otros países. como la de los Corresponsales No Bancarios, entre

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 293


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

muchas otras, la banca comercial tiene un amplio mejores rendimientos. Según esto, la tasa de inte-
mercado todavía por explotar y puede hacerlo a rés que cobren por los servicios microfinancieros y
través de servicios microfinancieros. en particular por el microcrédito deberá cubrir los
costos administrativos, operativos, la exposición al
Al concepto de bancarización está asociado el de riesgo y el costo de oportunidad. Adicionalmente,
profundización financiera, que se mide por la las microfinanzas afectan directamente la cartera
relación crédito / PIB. En Colombia, durante de las entidades financieras en razón de los mi-
2003, los créditos a los microempresarios sumaron crocréditos otorgados.
70.000 millones de pesos, mientras que en 2005
sumaron 210.000 millones, o sea que hubo un cre- Saza G. (2005:33) sugiere que en la medida en
cimiento del 200% (Zarruk, 2005:38), un porcen- que los clientes adviertan los beneficios de ser
taje muy superior al de las tasas de crecimiento usuarios de servicios financieros, y que adquieran
del PIB en el mismo periodo. Es de esperarse que mayor disciplina de pago, se puede esperar que
al haber más usuarios del sistema financiero, éste los menores costos de transacción se traduzcan
se torne más eficiente. en menores tasas de interés. También se puede
esperar dicha reducción en la medida en que se
Entre la población de bajos ingresos, y particu- vaya levantando la información y construyendo
larmente en las zonas rurales, muchas personas las bases de datos de los nuevos usuarios, como
suelen hacer ahorros en especie: animales, ma- lo han sugerido algunos autores, y los costos del
teriales de construcción, préstamos a familiares, segundo microcrédito en adelante sean menores
cadenas de ahorro (natilleras), siendo todas ellas al disponer de la información del cliente sin tener
formas de ahorro que comportan un alto riesgo. El que conseguirla de nuevo.
ahorro en el contexto de las microfinanzas permite
eliminar los riesgos asociados a estas modalidades La operación de servicios microfinancieros durante
de ahorro (robos, desastres naturales, incumpli- los últimos 30 años en América Latina ha hecho
miento, etc.), y ello constituye una oportunidad de ésta el subcontinente en el que más bancos
para que las entidades financieras incursionen en comerciales han hecho downscaling, es decir, han
el mercado microfinanciero ofreciendo nuevos diseñado e incluido en sus portafolios productos y
instrumentos de ahorro a la población usuaria. El servicios microfinancieros; y ha motivado la crea-
servicio de ahorro no sólo permite que el microe- ción de más de 120 instituciones microfinancieras,
mpresario se proteja de los efectos negativos de es decir, entidades dedicadas exclusivamente a
los cambios cíclicos de su negocio, sino que pueda la prestación de servicios microfinancieros cuya
apalancar nuevos créditos. operación ha dinamizado los mercados financie-
ros no sólo con su presencia, sino con emisiones
Otra de las implicaciones de las microfinanzas de bonos como la del Women World Bank. En el
tiene que ver con la sostenibilidad financiera. contexto institucional financiero, el fenómeno
La mayoría de los expertos en el tema coincide microfinanciero también promueve y exige una
en que las entidades financieras deben obtener intervención más decidida de los fondos de ga-
beneficios de su incursión en la prestación de rantías para que faciliten el acceso de la micro,
servicios microfinancieros, pues de otro modo no pequeña y mediana empresa al crédito en el
estarán interesadas en este mercado y destinarán sistema bancario formal.
sus recursos y su esfuerzo hacia actividades con

294 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

En conclusión, las microfinanzas promueven el microfinanciero ha cobrado su propia lógica or-


desarrollo de los mercados financieros al ampliar ganizacional, de manera que no se trataría tanto
la gama de productos y servicios financieros, al de una transición de las microfinanzas al sistema
transformar la forma como operan las entidades financiero formal sino de crear un sistema finan-
financieras y al ampliar el mercado de éstas ciero paralelo al tradicional dirigido a la población
mediante el acceso de nuevos segmentos de la que hasta el momento no ha sido atendida con
población a los servicios financieros. servicios financieros. De hecho, la característica
general de los usuarios de las microfinanzas es
La cultura financiera: la precisamente su condición de informalidad en el
sistema económico, lo que constituye un obstáculo
experiencia del PRONAFIM para que esta población sea atendida por el sector
en México financiero formal.

La evaluación de resultados del Programa Nacional No obstante, el principal impacto de las micro-
de Financiamiento al Microempresario PRONAFIM, finanzas en el sistema financiero es la mayor
realizada en 2006 por el Centro de Investigación y bancarización de los agentes, principalmente
Docencia Económicas CIDE, menciona que en 2001 microempresarios (Carreón Rodríguez, 2006:112).
dicho Programa contaba con solo 11 instituciones Pero hay que tener en cuenta que esto ocurre ha-
microfinancieras, mientras que en 2005 ya tenía 80. bitualmente cuando la institución microfinanciera
Sin embargo, en el primer semestre de 2006, sólo se integra al sistema financiero formal, y no por
se abrieron 17 de 38 sucursales programadas. traslado voluntario e individual de los usuarios. El
estudio encontró que en el grupo de usuarios que
El estudio del CIDE sostiene que uno de los aspec- han tenido dos o más microcréditos, se presenta
tos relevantes de los programas de microfinan- un mayor uso tanto del sistema financiero formal
ciamiento es su impacto en la cultura financiera, así como del sistema microfinanciero. Este mismo
la cual se refleja en el uso del sistema financiero grupo incrementa sus ahorros respecto al grupo
formal por parte de los beneficiarios. Se trata de nuevos usuarios en bancos, cajas de ahorro, y
de una de las consecuencias más importantes: principalmente en las Instituciones Microfinancie-
la transición de organizaciones y usuarios de un ras (IMFs). Esto sugiere que dichas instituciones
sistema microfinanciero al sistema financiero han tenido un importante papel en el incremento
formal. Los autores de este estudio sostienen que del ahorro, y de las cuentas de ahorro en el sector
el uso del sistema financiero formal por parte de financiero formal.
los microempresarios es una parte necesaria para
su mayor potencialización y competitividad como Aunque la mayoría de acreditados por el PRO-
unidades empresariales. NAFIM en todo México no cuenta con crédito co-
mercial, los viejos usuarios utilizan un poco más
A propósito, también afirman que dicha transición este esquema crediticio, lo que podría sugerir que
aún se encuentra en proceso en los países que han están transitando del financiamiento a través de
experimentado revoluciones microfinancieras, por IMFs hacia la financiación vía proveedores, y ello
lo que aún es muy prematuro hablar de un impacto podría ser un indicio de mayor formalización y
de las microfinanzas en los sistemas financieros de una posible inserción en el sistema financiero
formales. Incluso, sostienen que el movimiento formal. En promedio los viejos usuarios tienen

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 295


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

mayor uso de tarjetas de crédito (5.75%) que los


nuevos usuarios de microfinanzas (4.83%), lo que
Sostenibilidad Financiera
indica un mayor aprendizaje en el manejo del en-
En materia de sostenibilidad financiera de las
deudamiento y diversificación de la financiación.
instituciones, Carreón Rodríguez (2006), principal
Los viejos acreditados también mostraron ser más
responsable del estudio del CIDE, cita a Morduch
cumplidos en sus pagos y obtener mayores mon-
(1999a, 1999b) quien presenta los resultados de
tos de crédito, lo cual sugiere mayor desarrollo
una encuesta realizada en 1998, según la cual sólo
financiero. A su vez, el monto y el número de los
la mitad de 72 programas de microfinanciamiento
créditos tienen un impacto positivo sobre el ahorro
era rentable, es decir, sólo 34 bancos populares
de los microempresarios. Esto se encontró en el
de los tomados en la muestra podían sobrevivir
Norte y Centro de México, lo que puede significar
por sí mismos. Arellano agrega que la mayor parte
que los niveles de ingreso pueden tener alguna
de estos programas sobrevive gracias a donantes
influencia en los niveles de ahorro.
externos, pues de otro modo no podrían operar.
Ello ocurre porque los programas no le trasladan
El estudio del PRONAFIM concluye reconociendo
al cliente los verdaderos costos del crédito, que
que, aunque los resultados encontrados en cuanto
son tan altos que muchas veces son absorbidos por
al impacto del programa sobre la cultura finan-
las mismas entidades. En resumen, un programa
ciera de los beneficiarios no son significativos, se
de microfinanzas soportado en subsidios hace que
encontraron efectos interesantes en cuanto a la
las entidades que lo administran sean viables ope-
cultura del ahorro y la cultura de pago. El progra-
racionalmente pero no financieramente.
ma reconoce que la gama de sus usuarios va desde
los que se dedican a solicitar crédito para financiar
Algunas ONGs sostienen que la adopción de un en-
su gasto corriente hasta los que ya formalizaron su
foque financiero desvía la atención de los asuntos
actividad y se insertaron en el sistema financiero
importantes como los objetivos sociales, y que
formal. De cualquier modo, concluir sobre la pre-
por ello los programas de microfinanzas deberían
sencia o ausencia de impacto de las microfinanzas
ser evaluados más por el impacto en el bienes-
en el sector financiero, requiere más información
tar de los beneficiarios. Hulme y Mosley (1996)
que sólo se obtiene a través del tiempo.
afirman que un programa de microfinanzas que
alcanza la viabilidad financiera tiene un mayor
Otro caso de transición es el del Women World
impacto en el ingreso de los participantes. Citan-
Bank, que dice sentirse orgulloso de estar propi-
do a Conning (1999) Carreón Rodríguez menciona
ciando la evolución positiva de la relación entre
el costo de oportunidad entre el número de be-
sus microempresarias beneficiarias y la banca
neficiarios de las instituciones microfinancieras,
comercial, pues es propósito de esta institución
la viabilidad financiera de éstas y el impacto en
facilitar el acceso de estas mujeres a las entidades
bienestar de los beneficiarios. Es decir, el mayor
financieras. Esto significa que lo que están hacien-
bienestar de los usuarios a través de servicios
do varias instituciones que prestan servicios micro-
microfinancieros generalmente va en detrimento
financieros como el WWB es abonando el terreno,
de la viabilidad financiera de la institución mi-
preparando y formando a las futuras usuarias de
crofinanciera, y viceversa.
los servicios que ofrecen las entidades del sector
financiero tradicional (Casteigts, 2006:65)

296 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)


Impacto de las microfinanzas: resultados de algunos estudios. Énfasis en el sector financiero

que por sí mismo tenga la capacidad de generar


Conclusiones empleo masivo, pues el desarrollo de negocios

o microempresas depende de mucho más que el
La fidelidad a la verdad exige reconocer que el
simple acceso a recursos financieros. Pero sí le es
microcrédito no es la solución única a la pobre-
propia la capacidad para generar autoempleo y por
za. El microcrédito facilita la inserción de la
ende nuevos ingresos a poblaciones no atendidas
microempresa en el sistema económico, pero no
por el sistema financiero, sin detrimento de ter-
puede asegurar la rentabilidad, crecimiento y
ceros. Por ende, el microcrédito es una semilla de
permanencia en el mercado de las microempresas
crecimiento económico al posibilitar la creación
a las que financia. Por eso en muchos escenarios
de nuevas unidades productivas y al dinamizar los
el microcrédito es visto más como una alternativa
flujos de recursos financieros.
de subsistencia que de generación de riqueza.

En la literatura no se encontraron mayores re-


La revisión de varios textos reseñados y no rese-
ferencias al impacto en las instituciones micro-
ñados en este artículo permitió descubrir que en
financieras o en el sector financiero en general.
muchos casos el impacto positivo no proviene del
Algunos autores afirman que es preciso esperar
microcrédito tomado individualmente sino de
la consolidación de este modelo financiero para
lo que éste permite (creación de unidades pro-
detectar su impacto en las instituciones que lo
ductivas) y del conjunto de servicios financieros
desarrollan. Tampoco se encontraron críticas
y no financieros asociados a éste. El contexto
recurrentes al modelo microfinanciero y microcre-
económico, legal, social y cultural también in-
diticio, y tal vez por eso la revisión del presente
fluye significativamente en el impacto del mi-
artículo puede dejar la sensación de que se está
crocrédito, limitándolo o potenciándolo. Otro
haciendo apología del impacto positivo de las mi-
descubrimiento de esta revisión bibliográfica es
crofinanzas y del microcrédito, pero la literatura
que varios autores coinciden en que quienes viven
presenta muy pocas evidencias de lo contrario.
la pobreza (ya sea de capacidades, patrimonial
En el peor de los casos, el microcrédito parece
o alimentaria) en condiciones menos severas,
no estar haciéndole daño a nadie y, en cambio,
tienen un mayor potencial para aprovechar los
es una fuente de subsistencia y el vehículo para
beneficios del microcrédito.
que las instituciones financieras lleguen a nuevos
mercados antes desatendidos.
Adicionalmente el impacto depende también del
énfasis del programa de microfinanzas que se
Por limitaciones de extensión, en el presente
esté desarrollando, que puede estar más orien-
artículo no se pudo abordar el impacto de las mi-
tado al desarrollo empresarial, a los hogares o
crofinanzas y del microcrédito discriminado según
a los individuos. Suele depender también de la
los diferentes y numerosos modelos de servicios
duración, es decir, del tiempo que el cliente lleve
microfinancieros que son casi tantos como los
vinculado al programa.
países e instituciones que los ofrecen. Lo ante-
rior, y la medición del impacto del movimiento
La lectura de las diversas experiencias a lo largo
microfinanciero en el sistema financiero quedan
de diferentes países, también deja la impresión
de tarea para una próxima oportunidad.
de que el microcrédito no es un instrumento

Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008) • 297


Carolina Rodríguez Garcés
Ciencias
Estratégicas

Bibliografía Mejía Flores, Rocío. La política de desarrollo social


Alvarado Merino, Gina. Las ONG y el crédito para las del gobierno del Distrito Federal. En: Desarrollo
mujeres de menores ingresos: Debates sobre social: Balance y desafíos de las políticas guber-
el desarrollo. Instituto de Estudios Peruanos. namentales. 1ª ed. Centro de Estudios Sociales
Lima: 2004. 72 págs. Disponible en: www.iep. y de Opinión Pública. México D.F.: 2006. págs.
org.pe/textos/DDT/DDT137.pdf 101 - 111. Disponible en www3.diputados.gob.
Arce, José Luis. El sector de las microfinanzas en mx
Costa Rica: Evolución reciente y aporte al Millán, Henio. Lo macro de lo micro: El impacto
crecimiento y desarrollo económicos. San José: social y el costo-beneficio del microfinancia-
2006. 23 págs. Disponible en www.estadona- miento en México. 22 págs. Disponible en www.
cion.or.cr/Info2006/Paginas/ponencias.htm ibergop-mx.org/documentos/1/0/4/art/archi-
Aroca, Patricio A. Estudio de programas de microcré- vos/rycwnphc.doc
dito en Brasil y Chile. Urbana (Illinois - USA): Ordóñez N. Enrique. Bancarizar, además de inclusión
2002. 13 págs. Disponible en: www.grupochorla- es formación. En: Debates de Coyuntura Social.
vi.org/php/doc/documentos No. 17 (Junio, 2005); págs. 21 - 23
Avendaño Cruz, Hernán. ¿Es demasiado costoso el mi- Paredes, Mariana. Microfinanzas y bancarización. En:
crocrédito en Colombia? En: Carta Financiera. Revista Javeriana. Vol 142. No. 729. (Octubre,
No. 133. (Abril - Mayo, 2006); págs. 57 - 64 2006); págs. 66 - 71
Ballesteros García, Carlos (et al). El microcrédito Romani Chocce, Gianni Augusta. Impacto del micro-
como instrumento de reconciliación: Evaluación crédito en los microempresarios chilenos: Un
de impacto de los microcréditos de Cruz Roja estudio de caso en la II Región de Chile. Anales
Española en Ruanda. Madrid: 2005. 60 págs. Dis- del Congreso Clad, Lisboa: 2002. 24 págs. Dispo-
ponible en www.nantiklum.org/Cuaderno_mo- nible en: www.cyta.com.ar/referente/comite/
nografico_2.pdf evaluador_gianni.htm
Carreón Rodríguez, Víctor A. (et al). Evaluación de Saza G., Jorge Arturo. El discreto encanto de las
resultados del Programa Nacional de Financia- microfinanzas. En: Debates de Coyuntura Social.
miento al Microempresario PRONAFIM. México No. 17 (Junio, 2005); págs. 24 - 33
D.F.: 2006. 227 págs. Disponible en: www. Yunus, Muhammad. Hacia un mundo sin pobreza. San-
economia.gob.mx/pics/p/p239/PRONAFIME- tiago de Chile: Ed. Andrés Bello, 1997. 333 p
nAg06.pdf Arruk G., Carlos Alberto. Microfinanzas en Colombia.
Casteigts, Caroline. Informe sobre el impacto de los En Debates de Coyuntura Social. No. 17 (Junio,
microcréditos. Fundación Laboral WWB en Espa- 2005); págs. 34 - 39
ña. Madrid: 2006. 71 págs. Disponible en: www.
autoempleomujer.com/noticias/estudio.pdf
COHEN, Monique, SNODGRASS, Donald R. y SEBSTAD,
Jennefer. Clientes en contexto: Los impactos
de las microfinanzas en tres países. Síntesis.
Washington D.C.: 2002. 14 págs. Disponible en
www.microlinks.org
Littlefield, Elizabeth y Rosenberg, Richard. Las micro-
finanzas y los pobres: Hacia la integración entre
las microfinanzas y el sector financiero formal.
En: Finanzas y Desarrollo. Vol. 41. No. 2. (Ju-
nio, 2004); págs. 38 - 40
Marulanda P. Beatriz. Las microfinanzas como ins-
trumento de política pública. En Debates de
Coyuntura Social. No. 17 (Junio, 2005); págs.
40 - 45

298 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 16 - No 20 (2008)