Anda di halaman 1dari 4

Panorama del periodo

Ubicación temporal y espacial de la Revolución Mexicana y


los acontecimientos nacionales e internacionales que
caracterizan a México en estas décadas.
Propósitos

Reconozcan relaciones de cambio, multicausalidad, simultaneidad y pasado-presente- futuro, para


explicar temporal y espacialmente los principales hechos y procesos de la historia de México y la
mundial.

• Analicen e interpreten de manera crítica fuentes de información histórica para expresar sus
conocimientos del pasado y comprender la sociedad en un periodo determinado.

• Reconozcan a las sociedades y a sí mismos como parte de la historia, y adquieran un sentido de


identidad nacional y como ciudadanos del mundo para respetar y
cuidar el patrimonio natural y cultural.

APRENDIZAJES ESPERADOS

• Ubica temporal y espacialmente hechos y procesos relacionados con la Revolución Mexicana.

• Ordena secuencialmente la formación de instituciones revolucionarias y el desarrollo económico,


utilizando términos como año y década.

FORMACIÓN DE EQUIPOS

Se otorgara a cada niño un dulce de color diferente o un chocolate para empezar bien a formar
equipos de 3 alumnos (trinas)

Actividades para empezar el día

1.- Localiza las ideas principales de la lectura del libro: Historia tercer grado Larousse. Ellizabeth
Carbajal Huerta, Alejandro Reyes, páginas 175 a la 177 subrayalas y sumilla adecuadamente.

2.- Muestra a tus compañeros tu Sumillado leyendo y analizando lo que realizastes.

Actividades de desarrollo.

1.- Diseña una red semántica sobre los principales documentos firmados en la revolución
mexicana; destaca en ella, las fechas y los autores.

2.- Crea un cuadro sinóptico de las causas de la revolución mexicana, la información será
encontrada en las copias otorgadas por tu profesor.

Actividades de cierre.

Apoya tu trabajo de análisis y síntesis creando un cartel sobre los personajes revoulucionarios que
más te llamen la atención, puedes basarte en las copias otorgadas por el docente en las
actividades de inicio.
Propósitos

Reconozcan relaciones de cambio, multicausalidad, simultaneidad y pasado-presente- futuro, para


explicar temporal y espacialmente los principales hechos y procesos de la historia de México y la
mundial.

• Analicen e interpreten de manera crítica fuentes de información histórica para expresar sus
conocimientos del pasado y comprender la sociedad en un periodo determinado.

• Reconozcan a las sociedades y a sí mismos como parte de la historia, y adquieran un sentido de


identidad nacional y como ciudadanos del mundo para respetar y
cuidar el patrimonio natural y cultural.

Las 7 causas más relevantes de le revolución mexicana

1- Gobierno despótico de Porfirio Díaz


Porfirio Díaz fue un dictador que dirigió México entre los años 1877 y 1880, y posteriormente desde 1884
hasta 1911.

Su gobierno, conocido como el Porfiriato, se caracterizó por promover el crecimiento económico y el auge
industrial, pero a costa de los habitantes más vulnerables de México.

Uno de los elementos más característico del gobierno de Díaz es que comenzó prometiendo que no aceptaría
la reelección, y terminó gobernando durante más de 30 años.

Su gobierno era de corte militar, tenía el control de las instituciones, no había libertad de prensa y se evitaba
el desarrollo de líderes políticos.

2- Progreso basado en capital extranjero

El lema del gobierno de Porfirio Díaz era “Paz, Orden y Progreso”. Cuando Díaz asumió el poder, el Estado se
encontraba en mala situación económica, con muchas deudas y pocas reservas, y el dictador quería reactivar
la economía mexicana.

Por esta razón, Díaz fomentó fuertemente la inversión extranjera desde que llega al poder. Y para hacer más
atractiva esta inversión, Díaz planteó unas condiciones muy favorables para los inversionistas, entre las que
resaltan una mano de obra a muy bajo costo, en ocasiones incluso sin costo alguno.

Como consecuencia de la apertura a la inversión extranjera, muchos de los recursos de México quedaron
administrados por empresas de Europa y Estado Unidos.

Así, la riqueza generada por importantes rubros, como la minería o la industria de los ferrocarriles, fue a parar
a extranjeros, que constituyeron una nueva clase social muy poderosa en México.

Esta situación fue muy incómoda para los pequeños empresarios y para los miembros de la clase media
mexicana.

3- Ausencia de ley laboral

Los trabajadores no tenían derechos. La promesa de mano de obra muy barata, o incluso regalada, implicaba
unas condiciones laborables realmente deplorables para los campesinos y obreros.

Además de la cantidad de horas de la jornada, que rondaba las 12 horas continuas, y los salarios
excesivamente bajos, sobre los trabajadores caía un gran número de prohibiciones (solicitar aumentos de
sueldo, llevar a cabo huelgas o protestas, etc).

Otro medio para conseguir mano de obra totalmente gratis era promover el endeudamiento de los
trabajadores, debido a que de esta manera se sentían en la obligación de laborar sin tener derecho a recibir
pago alguno.

En algunos casos, también se pagaba con créditos en lugar de con dinero. También había discriminación
laboral en la clase media, debido a que muchas posiciones estaban vetadas para mexicanos.

4- Despojo de tierras a los trabajadores

En el período de gobierno de Porfirio Díaz se generó la “Ley de deslinde y colonización de tierras baldías”,
que estuvo vigente durante cerca de 10 años, y que permitía el traspaso de tierras consideradas baldías y la
adjudicación de estas tierras sin cancelar nada por ellas.

Esta acción implicó el despojo de las tierras, especialmente a los indígenas mexicanos. Se dio paso a
empresas deslindadoras extranjeras, que se encargaban de determinar los límites de los terrenos
considerados baldíos, lo que permitió que se tomaran terrenos que eran propiedad de habitantes mexicanos.
Esta manera de distribuir las tierras generó que la mayoría de los terrenos estuvieran en manos de muy
pocos.

Hubo una distribución desigual de las tierras. De hecho, se estima que en la última fase del período
gubernamental de Díaz, el 70 % de los terrenos era propiedad de compañías del extranjero y de algunos
empresarios pertenecientes a la clase social alta.

5- Gran brecha de clases

La distribución desigual de las tierras, la otorgación de altos beneficios a la clase social alta y prácticamente
ningún beneficio a las clases sociales más bajas, los obstáculos presentados a las clases medias para la
ejecución de sus trabajos, entre otros aspectos, generaron una gran diferencia entre las distintas clases que
hacían vida en México.

Existían tres clases muy diferenciadas:

 Por un lado estaba la clase alta, la aristocracia, que era propietaria de haciendas, negocios, fábricas,
y tenían amplio poder político
 En segundo lugar, estaba la clase media o pequeñas burguesía, compuesta por pequeños
comerciantes y profesionales; la clase media fue clave para el movimiento revolucionario debido al
descontento generado porque no percibían los privilegios que les correspondían.
 En último lugar estaba la clase más baja, los obreros y los trabajadores, que vivían condiciones
laborales nefastas y prácticamente no gozaban de ningún derecho.

6- Corrupción

Algunos historiadores caracterizan el período del Porfiriato como una corrupción institucionalizada.

La idea de Díaz era gestionar el país como una empresa, dando cabida especialmente a inversión de otros
países, y las ganancias obtenidas se utilizaron en poca medida para mejorar la calidad de vida de los
mexicanos.

Díaz daba privilegios a amigos y familiares, con los que compraba sus voluntades y los mantenía leales a él,
garantizando el apoyo que necesitaba para poder mantenerse en el cargo.

El dictador usó dinero público para pagar deudas públicas de otros países, y también para financiar sus
incursiones en distintos negocios, como la industria de los ferrocarriles, la banca y la minería.

7- Negación a la democracia

Dado su interés por permanecer en el poder, Porfirio Díaz hizo todo lo posible para evitar elecciones libres y
democráticas en México.

A Díaz le interesaba mantener un gobierno firme y poderoso, por lo que la idea de la democracia iba en su
contra.

Díaz se las ingenió para modificar la Constitución tantas veces como le fue necesario para así perpetuarse en
el poder.

Empezó su mandato manifestándose en contra de la reelección, luego propuso que se permitiera esta
reelección con un período presidencial de por medio, y luego alargó el período presidencial a seis años.