Anda di halaman 1dari 1

donaria ludicial previamente designada dio fe de q~e el ~Iano de la

~'undaria en mención coincide en sus medidas y colmdanclas con las


tablecidas en el título de propiedad de la demandada (véase íoja ciento
uarentavuelta).
Es ésta, una conclusión que se ve fortalecida con la opnuon experta
·ertida por el ingeniero Baudelio Rodríguez González, quien en su
· íctamen pericial, que se constata a foja (142) ciento cuarenta y dos de
· utos, señaló con claridad que el predio materia de la inspección se.
encuentra comprendido y corresponde a la propiedad de la demandada, y
también que es el mismo que reclama la parte actora en el interdicto
'(véase fojas ciento cuarenta y cuatro, y ciento cuarenta y cinco de autos).
· De este modo, con la valía probatoria que reportan en la hipótesis en
'estudio los medios de prueba arriba detallados, de acuerdo con lo que
;'previenen los artículos: 326 y 327 del Código de Procedimientos Civiles de
. la Entidad, dado que se practicó en lugares que se aprecian a ciencia
. . "\,,,," cierta, virtud a los cinco sentidos, y toda vez que dicha percepción de la
nandadas'5:'j . . .... . . ., " d
a Sal' .~.',i:t~i,autondad jurisdiccional es sostenida con una opuuon tecruca e u~
Inal·
~':~'.~' especialista en el tema, resulta notorio entonces, que en la especie esta
O esarro IO,·h .
l~ 'l<: corroborado que el predio reclamado por la demandante es el mismo en
e
~~Wk~':~; ~'. la demandad~ Programa de. Es~udios de, Intervención para el
~-.;,r~ arrollo Alternativo de la UniverSidad Autonoma de Zacatecas
)::1' t~ ncisco García Salinas" está edificando 'varias aulas para su escuela de
~ ica. '
~"-' n cambio, para corroborar el hecho de que en la construcción de
;' as aulas en mención se derribó una parte de la 'malla 'ciclónica, no se
constata en el sumario, medio de, convicción alquno que lo corrobore; ni
las testimoniales, ni la inspección judicial, ni las documentales, ni las
confesionales ni la pericial desahogadas .."ponen de relieve esa
, en su
catecas circunstancia; de ahí que en el presente proceso, no se tenga por
. dos de justificado daño alguno por ese concepto .
.iado la Sin embargo, al reconocer ambas demandadas que sí están en
de la posesión del predio de su propiedad (el cual es señalado en su demanda
como aquél que fue materia del despojo), y aducir además que en él se
~no en están construyendo varias aulas para las instalaciones de una escuela de
lila de
música perteneciente a la Universidad, mismas que están, localizadas
~ho mil dentro del terreno que ocupa la Escuela Secundaria Técnica Número (25)
iaridad veinticinco del estado, evidente es que con ello se justifica la desposesión
le que 'de la franja en disputa, denunciada por la actora dentro del ocurso de
~cción demanda.
DECIMO: En cuanto al tercer elemento de procedencia de la
re las pretensión, estriba en el hecho de que la acción en estudio sea planteada
ro del dentro del año siguiente de la fecha en que ocurrió el despojo del
ea, y inmueble.
a, la En la demanda inicial, señaló la licenciada Juana María Luciana
Castrellón Acosta, en su calidad de Apoderada Legal del Titular de la
Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Zacatecas, que fue
en fecha (8) ocho de agosto de (2014) dos mil catorce cuando iniciaron los