Anda di halaman 1dari 3

CONFLICTO DE RWANDA

Manuel Alejandro Ballestas Petro


Justicia Transicional
Derecho- IV semestre
A lo largo de la historia, la humanidad ha intentado definir qué guerra es justa y qué requisitos

debería cumplir para ser así llamada. Últimamente se han consagrado en acuerdos y

convenios internacionales, jurídicamente vinculantes, algunas reglas que permiten definir

cuándo, de acuerdo con el derecho internacional, una guerra es justa. Por ejemplo, la Carta

de las Naciones Unidas ha consagrado que toda acción militar debe ser usada como último

recurso, debe basarse en la defensa propia y no debe agredir a civiles y no combatientes.

También se hace énfasis en el arbitraje y en evitar ser el primero en usar la fuerza en la

resolución de las controversias.

El conflicto interno entre los principales grupos étnicos de Rwanda, los cuales son

los hutus y los tutsis , que representan, respectivamente, más de las cuatro quintas partes y

aproximadamente una séptima parte de la población total. Un tercer grupo, el Twa ,

constituye menos del 1 por ciento de la población. Los tres grupos hablan Ruandes, lo que

indica que estos grupos han vivido juntos durante siglos

Pero el conflicto suscitado fue el que reboso la copa, por lo que fue un atentado contra

la humanidad, como no existía un consenso de que se conocía como Genocidio, la disputa

entre los Hutus y los Tutsis –Rwandeses- hizo , que los integrantes de la ONU, que tenían

opiniones diferentes sobre el significado de esta palabra lograran a un consenso y gracias a

ello se creara la convención para la prevención y la sanción del delito del genocidio,

considerado una erradicación sistemática de un grupo definido de personas.


En el siglo XX más exactamente en el año 1994, una gran cantidad de Ruandeses,

específicamente los de la etnia Tutsi, fueron exterminados aproximadamente el 70% de esta

población por los Hutus, el problema generalmente ocurrió por 2 factores, primero por la

distinción en su identificación la etnia a la que pertenecía cada persona de ese país, creando

asi una clara violación a los derechos humanos, como fue su derecho a intimidad, su dignidad

entre otros derechos fundamentales, que fueron claramente “violados”, puesto que ninguna

persona debería estar obligada a declarar esa condición de manera publica esto debido a que

durante la era colonial, Alemania y más tarde Bélgica asumió que la etnicidad podía

distinguirse claramente por las características físicas y luego utilizó las diferencias étnicas

encontradas en sus propios países como modelos para crear un sistema por el cual las

categorías de hutus y tutsis ya no eran fluidas. El gobierno colonial alemán, iniciado en 1898

y continuando hasta 1916, siguió una política de gobierno indirecto que fortaleció la

hegemonía de la clase dominante tutsi y el absolutismo de su monarquía. Ese enfoque

continuó bajo Bélgica, que tomó el control de la colonia después de la Primera Guerra

Mundial y la administró indirectamente, bajo la tutela de la Liga de las Naciones .

Por otra parte, el segundo factor fue el que desencadeno más ese odio entre las 2 razas,

que fue la muerte del presidente de ese país, fue derribado en la capital de Rwanda. Los 2

presidentes estaban de regreso de las conversaciones de paz a acabar el conflicto entre el

gobierno predominantemente de la etnia hutu y tutsi, esto significo el rompimiento de todas

las conversaciones destinadas a la paz entre estas 2 etnias, que los Hutus tomaran las vías de

hecho contra los presuntos asesinos la comunidad Tutsi. No se explica porque la comunidad

internacional al ver que las 2 comunidades se estaban volviendo más agresivas y la represión
formo un grupo rebelde, tomaron la decisión de retirar a la misión humanitaria de los cascos

azules en la ciudad donde se refugiaban las mujeres y niños en conflicto.

Igualmente estas conductas repetitivas del consejo de seguridad de la ONU , la cual

consistía en que el organismo ejecutivo de la Organización de Las Naciones Unidas, vele

por la seguridad y la paz internacional, muchas veces se abstuvo de intervenir tal conflicto

armado, dejando un saldo bastante grande de muertos de la etnia tutsi, debido a prácticamente

negligencia por omisión, dejando una gran cantidad de asesinatos, por la cual mas trade se

formó una resistencia contra los Hutus, haciendo que estos migraran a otro países.

Aunque las insurgencias hutu siguieron ocupando el gobierno de Rwanda, los

esfuerzos de reconciliación estaban después del sometimiento al tribunal penal de Rwanda

estaba en curso. El gobierno de ese país anunció planes para cambiar varios símbolos

nacionales, incluyendo la bandera y el himno nacional, que estaban ampliamente asociados

con el nacionalismo hutu extremista. En 2003 se promulgó una nueva constitución, destinada

a evitar nuevas luchas étnicas en el país. En 2006, el gobierno de Rwanda implementó una

importante reorganización administrativa, reemplazando las 12 prefecturas anteriores con 5

provincias más grandes y multiétnicas con la intención de promover el reparto de poder y

reducir el conflicto étnico. Además, se crearon varios monumentos alusivos al genocidio en

todo el país.