Anda di halaman 1dari 7

CONSAGRACION.

Romanos 12:1 " Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que
presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es
vuestro culto racional. "

¿Qué es consagración? ¿Cuál es la base de la consagración? ¿Cuál es el motivo?,


¿Cuál es el resultado de la cosagración?. Estas son preguntas importantes, y vamos
a encontrar las respuestas en esta lección.

LO QUE SIGNIFICA LA CONSAGRACION. Es dar mi vida a Dios para que El


haga su voluntad en vez de la mia. Significa que presente mi cuerpo como un
"sacrificio vivo" a El.

Los animales que se ofrecian a Dios en el Antiguo Testamento eran matados. Eran
sacrificios muertos. Dios no me pide poner mi cuerpo sobre un altar para ser
matado. En vez de eso, El pide que me convierta en "sacrificio vivo". Esto quiere
decir que El desea que yo viva para El. Pero, veamos más acerca del significado de
la consagración.

Los sacrificios en el Antiguo Testamento eran símbolos del Señor Jesús. Por
ejemplo, cuando se ofrecía un cordero como expiación por el pecado, era un
símbolo o figura del Señor Jesús muriendo en la cruz por nuestros pecados.

Pero había otro sacrificio que no tenía nada que ver con el pecado. Este sacrificio
se llamaba "holocausto".

EL HOLOCAUSTO. ¿Qué representaba el Holocausto? Representaba al Señor


Jesús ofreciendo su vida al Padre para hacer su voluntad. Este sacrificio era de
gran valor para Dios, y de él podemos aprender muchas cosas acerca de la
consagración.

LA CONSAGRACION ES VOLUNTARIA. En cuanto al holocausto, la Biblia


dice:
Levítico 1:2,3 "Habla a los hijos de Israel y diles que cuando alguno de vosotros
presente una ofrenda a Jehovah, ésta será del ganado vacuno u ovino. Si su ofrenda
es holocausto del ganado vacuno, ofrecerá un macho sin defecto. Lo ofrecerá
voluntariamente delante de Jehovah a la entrada del tabernáculo de reunión. "
Esto nos dice que la consagración es "a Jehová" y debe ser voluntaria. Dios no me
obliga a que consagre mi vida a El; en vez de eso, dice: "Te ruego". Dios quiere que
le dé mi vida, no porque tenga que hacerlo, sino porque le amo y deseo servirle.

LA CONSAGRACION ES AL SEÑOR. Cuando me consagro al Señor, ¿quiere eso


decir que estoy dando mi vida para convertirme en predicador o en misionero? No,
no me consagro para ser ni predicador ni misionero. Me consagro Al SEÑOR, para
hacer su voluntad dondequiera que esté, en la escuela, en el hogar, en el trabajo o a
cualquier parte que me envie. Dios es quien decide lo que quiere que yo haga y
dónde quiere que le sirva, y lo que El escoja para mi seguramente será lo mejor.
LA CONSAGRACION ES LA OFRENDA DE UNA VIDA ENTERA A DIOS. Dios
permitía que se usaran cuatro clases de animales como sacrificios en el holocausto.
Los ricos llevaban un animal caro tal como un buey; los que eran menos ricos
llevaban una oveja y los que no podían comprar ninguno de éstos. llevaban
palomas o tórtolas. Pero, en cada caso, consistía en ofrecer una vida entera a Dios.
Dios no podía aceptar menos que eso.

¿Qué nos dice esto acerca de la consagración?. Nos dice que la consagración es
ofrecer una vida entera a Dios. No puedo dar a Dios una parte de mi vida y
guardar una parte para mi mismo. Esto no satisfaría a Dios, y tampoco me
satisfaría a mi. Todo el gozo y la bendición en la vida cristiana dependen de que
nosotros no retengamos nada de Dios.

LA CONSAGRACION ES FINAL. Una vez que un animal era colocado en el altar


como un holocausto a Dios, ya no se quitaba. Era santo a Dios. La Biblia dice:
Levítico 27:28 "No se venderá ni se rescatará ninguna cosa que alguien haya
dedicado por completo a Jehovah, de todo lo que posee, trátese de personas, de
animales o de los campos de su posesión. Todo lo dedicado por completo será cosa
muy sagrada a Jehovah. "

Una vez que yo haya consagrado mi vida a Dios, ya no podré tomarla de nuevo.
Dios espera que mi consagración a El sea una sola vez para siempre.

¿Qué pasa si caigo en pecado? ¿Quiere decir eso que debo "rededicar" mi vida a
Dios?, No, no quiere decir eso. Si he pecado, debo confesar mis pecados a Dios para
que pueda gozarme de su comunión. otra vez, pero no es necesario "rededicar" a
Dios algo que ya se le ha dado.

LA CONSAGRACION ES CONTINUA. El holocausto era ofrecido a Dios cada


mañana y cada tarde, día a día, continuamemte. ¿Qué nos dice esto en cuanto a la
consagración?.

Esto nos dice que nuestra consagración debe ser continua. Mi consagración se
inicia con el hecho de entregarme al Señor, pero no termina ahi. Debo vivir
continuamente mi consagración. Día a día me ofrezco al Señor para hacer su
voluntad en lugar de la mia. Esto es lo que el Señor Jesús quiso decir cuando dijo:
Lucas 9:23 " Decía entonces a todos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese
a sí mismo, tome su cruz CADA DIA y sígame. "

¿PORQUE DEBO DE CONSAGRARME AL SEÑOR? Porque yo pertenezco a El.


La Biblia dice:
1 Corintios 6:19,20 " ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo,
que mora en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? . Pues habéis
sido comprados por precio. Por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo. "

Romanos 14:8 " Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor
morimos. Así que, sea que vivamos o que muramos, somos del Señor. "

Estos versículos me dicen claramente que yo no me pertenezco. Pertenezco al


Señor. He sido comprado por un precio.
¿CUAL FUE EL PRECIO que el Señor Jesús pagó por mí? ¡Su propia sangra
preciosa! La Biblia dice:
1 Pedro 1:18,19 "Tened presente que habéis sido rescatados de vuestra vana manera
de vivir, la cual heredasteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles como oro o
plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin
contaminación "

El Señor Jesucristo me ha redimido; El es mi Señor y Amo; pertenezco a El. Ya que


pertenezco al Señor, es justo que me entregue a El. La pregunta no es si pertenezco
al Señor, sino si, "¿he entregado al Señor lo que ya le pertenece?"

La consagración es sencillamente reconocer que Cristo es mi dueño y decirle a El:


"Señor, soy tuyo por derecho, y deseo ser tuyo porque así lo elijo".

La Biblia aclara que este es el "culto racional" de cada persona que ha nacido de
nuevo.

EL MOTIVO DE LA CONSAGRACION.
Yo sé que debo entregarme al Señor, pero, ¿qué es lo que me hace desear hacerlo?
Es el amor de Cristo. La Biblia dice:
"El Amor de Cristo nos constriñe" II Cor. 5:14.

Cuando el amor de Cristo toca mi corazón, no puedo hacer más que postrarme
ante El y ofrecerle toda mi vida.

¿CUAL ES EL PROPOSITO DE LA CONSAGRACION?. El proposito de la


consagración es que se haga la voluntad de Dios en mi vida. En realidad es el Señor
Jesús quien hace la voluntad de Dios en mi. La Biblia dice:
Hebreos 13:20,21 " Y el Dios de paz, que por la sangre del pacto eterno levantó de
entre los muertos a nuestro Señor Jesús, el gran Pastor de las ovejas, os haga aptos
en todo lo bueno para hacer su voluntad, haciendo él en nosotros lo que es agradable
delante de él por medio de Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos.
Amén. "

Los evangelios nos dicen cómo el Señor Jesús hizo la voluntad de su Padre cuando
El vivió aquí en la tierra. El libro de los hechos nos cuenta cómo continuaba
haciendo la voluntad del Padre por medio de los apóstoles y discípulos de esa
época. Ahora el Señor Jesucristo quiere obrar mediante nosotros para hacer la
voluntad de Dios. Para hacer eso, El necesita que le ofrezcamos nuestros cuerpos
como sacrificio vivo.

El Señor Jesús no tiene manos para hacer la obra de Dios aquí en la tierra, a
excepción de nuestras manos. El no tiene pies para llevar el mensaje de Dios a los
perdidos, excepto nuestros pies. No tiene labios para hablar a los hombres de la
salvación de Dios excepto nuestros labios. Esa es la razón por que la Biblia dice:
Romanos 12:1 "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que
presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es
vuestro culto racional. "
Cuando nos entreguemos completamente al Señor Jesús, El obrará por medio de
nosotros en la misma forma como el Padre obró por medio de El.

¿COMO ME CONSAGRO A DIOS? La Biblia nos dice que debemos presentarnos


a Dios "como vivos de los muertos". Dios no quiere que yo le ofrezca mi vida
antigua de egoísmo. Es la nueva vida en Cristo la que Dios quiere que le presente.
La Biblia dice:
Romanos 6:13 "Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado, como
instrumentos de injusticia; sino más bien presentaos a Dios como vivos de entre los
muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. "

Dios no puede usar nada de la vida vieja. Solamente los que son "vivos de los
muertos" pueden servirle. Es sólo cuando veo que he sido crucificado juntamente
con Cristo, sepultado con El y resucitado con El, que puedo verdaderamente
consagrar mi vida a Dios.

EL RESULTADO DE LA CONSAGRACION es que yo muero a mis propios


planes y aspiraciones; y que vivo para hacer la voluntad de Dios.

EL SEÑOR JESUS ES NUESTRO EJEMPLO. En no vino al mundo para hacer su


propia voluntad o para ser grande ante los ojos de los hombres. El vino para hacer
la voluntad de su Padre. Aunque era Dios, se humilló a sí mismo y tomó forma de
siervo. Fue obediente a la voluntad de Dios, hasta en la propia muerte de cruz.
Ahora Dios nos dice a nosotros:
Filipenses 2:5 "Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo
Jesús "

No pienses que si consagras tu vida al Señor llegarás a ser un predicador famoso o


un evangelista mundial. Nuestro Salvador fue despreciado y rechazado por los
hombres. Somos sus siervos, y la Biblia dice:
Juan 13:16 "De cierto, de cierto os digo que el siervo no es mayor que su señor, ni
tampoco el apóstol es mayor que el que le envió. "

No, no seremos grandes ante los ojos de los hombres, pero hay una gran bendición
en la consagración ¿Cuál es?.

LA BENDICION DE LA CONSAGRACION está en hallar la voluntad perfecta de


Dios para mi vida. Dios tiene un trabajo para cada uno de sus hijos. La Biblia dice:

Efesios 2:10 "Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las
buenas obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. "

Cuando yo consagro mi vida a Dios, El me puede mostrar el trabajo que tiene para
mí. Mi mayor satisfacción llega cuando encuentro la voluntad de Dios para mi
vida, y la hago. Piensa en el gozo de encontrar al Señor en la gloria y oírle decir:
Mateo 25:21 Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel,
sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor."

Dios me ha pedido que le presente mi cuerpo como sacrificio vivo. No hay


substituto para eso. La oración, la lectura de la Biblia, el servicio cristiano,
testificar, asistir a la iglesia, todo esto es bueno, pero no toma el lugar de la
consagración.

¿Entiendes lo que Dios te está pidiendo? ¿Has comprendido que perteneces a El,
todo lo que eres y todo lo que tienes, para siempre? ¿Has considerado lo que El ha
hecho por ti?¿Ha tocado tu corazón el amor de Cristo tanto como para que tú
quieras entregarte a El?. Si así es, estudia cuidadosamente la siguiente declaración
de consagración; luego si es tu decisión haz la oración que esta al final de la
misma..

MI CONSAGRACION.

Como una persona nacida de nuevo, comprendo que pertenezco al Señor


Jesucristo. I Cor. 6:19,20.
Creo que el Señor Jesús mora en mí mediante su Espíritu porque la palabra de
Dios lo dice. II Cor 13:3, Romanos 8:9,10.
Creo que El busca llevar a cabo sus propósitos por mi medio. Juan 15:16. Ef. 2:10.
Reconozco que mi vida tiene que estar sometida a El para que lleve a cabo su
propósito en mí.
Romanos 6:13.
Escucho su llamamiento: "Te ruego....por las misericordias de Dios.. que presentes
tu cuerpo en sacrificio vivo".
Ahora hago caso a ese llamamiento.

Señor Jesús, este día, consagro definitivamente mi vida a ti para confiar, obedecer
y servirte lo mejor que pueda mientras que tenga vida. Te pido que me ayudes a
vivir una vida de fe, amor y devoción a tí aquí en la tierra tal como desearé haberla
vivido cuando te vea cara a cara en el cielo.

SI ACABAS DE HACER ESTA ORACION, GLORIA A DIOS!!, ACABAS DE


CONSAGRAR TU VIDA A DIOS, AHORA YA NO ERES TU QUIEN MANDA EN
TU VIDA, BUSCA LA VOLUNTAD DE DIOS PARA TI. QUE DIOS TE
BENDIGA!!!!

http://www.geocities.com/Baja/Outback/1682/consagracion.html

Una palabra a los jóvenes

Amados hermanos y hermanas, Romanos 12:2 dice: «No os conforméis a este siglo, sino
transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál
sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta».

Me gustaría decir unas palabras a los jóvenes. Sus ancianos probable-mente siempre les han
dicho: «No se conformen al mundo». Pero parece algo tan difícil de hacer. Algunos jóvenes me
dicen: «Usted es viejo, ya ha experimentado el mundo; nosotros no lo hemos visto aún, así que
queremos verlo, y cuando envejezcamos como usted, entonces no seremos conformados a
este mundo».
Queridos jóvenes, exteriormente ustedes oyen a sus ancianos; sin embargo, en su corazón aún
buscan el mundo. La Biblia dice: «No os conforméis al mundo». ¿Qué significa eso? El mundo
es como un molde, una moda. No se aprieten en ese molde para tomar la forma de este
mundo. Tú eres muy grande para eso, la vida que está en ti es muy grande para caber en este
mundo. Tendrías que apretarte mucho para entrar, para tomar la forma de este mundo.
Debemos tener cuidado con eso. Cuando hay una nueva moda en París, en pocas horas, todo
el mundo está siguiéndola. Nosotros queremos estar de moda, no queremos parecer
anticuados.

«No os conforméis a este siglo ... para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios,
agradable y perfecta». Joven, ¿cuál es la perfecta voluntad de Dios para ti? Cierta vez, unos
jóvenes me dijeron: «Todo lo que está contra mí, esa es la voluntad de Dios». Si ese es el caso,
¿cómo puedes amar la voluntad de Dios si tienes miedo de ella?

¿Cómo pueden ustedes no ser conformados al mundo? ¿Cómo pueden comprobar, es decir,
experimentar que la voluntad de Dios es perfecta y amarla? ¿Cómo pueden ustedes hacer
eso? No es algo exterior. No es la ley, hermanos y hermanas, es la gracia, porque cuando
presentamos nuestros cuerpos como sacrificio vivo, algo pasa dentro de nosotros. El Espíritu
Santo renovará la vieja mente.

Nosotros somos lo que somos debido a nuestra mente. La manera en que usted piensa y ve las
cosas, la manera en que valora las cosas, dirige su vida. Amados hermanos y hermanas,
gracias a Dios, nosotros los que creemos en el Señor Jesús tenemos una nueva vida; sin
embargo, todavía tenemos una mente vieja. Ese es el problema.

Su mente todavía es la mente de la carne, y el ocuparse de la carne es muerte. Pero la obra


del Espíritu es espíritu y es vida. Ustedes no pueden cambiar su propia mente, pero hermanos
y hermanas, aquí está el secreto: cuando ustedes presentan sus cuerpos como un sacrificio
vivo, el Espíritu Santo tiene libertad para renovar su mente. Y cuando su mente es renovada,
ustedes miran las cosas en forma completamente diferente. Lo que ustedes consideraban
valioso, ahora lo consideran como escoria; aquello que antes les daba miedo, ahora lo aman,
es una cosa natural; es espiritualmente natural, sobrenaturalmente natural. Hermanos y
hermanas, la vida cristiana no es antinatural.

El apóstol Pablo, en Filipenses capítulo 3 dijo: «Lo que yo consideraba como valioso para mí en
el pasado, me parece como basura, pero lo que yo consideraba odioso, ahora lo amo, por
causa de la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, y estoy dispuesto a rendirlo todo para
ganarlo; él vale la pena».

Hermanos y hermanas, cuán importante es esta materia de la consagración. Muchas veces en


nuestra experiencia espiritual llegamos a una crisis, y no podemos superarla. Pero si
renovamos nuestra consagración, su nueva mente entra en nosotros para hacerlo más fácil.
¡Gracias a Dios!

La perfecta voluntad de Dios

¿Y cuál es la voluntad perfecta de Dios? Él quiere que nosotros comprobemos cual es su


buena voluntad, agradable y perfecta. ¿Saben ustedes que la profundidad de esta voluntad de
Dios es singular en número? Nosotros pensamos en la voluntad de Dios como una pluralidad,
pero hay una sola voluntad de Dios, que incluye todo. ¿Y cuál es esa perfecta voluntad de
Dios? ¿Cómo van ustedes a comprobarla? ¿Cómo van a vivir en ella? ¿Cuál es esa perfecta
voluntad? Si leemos Romanos 12, nos dice que esa perfecta voluntad de Dios es el cuerpo de
Cristo.

«No tenga más alto concepto de sí que el que debe tener» (vers. 3). Hermanos y hermanas,
cuando recibimos las misericordias de Dios, estábamos tan plenos, y pensábamos: «Ahora lo
tenemos todo. No necesitamos a nadie más; el Señor y yo, eso es suficiente». Ah, no vea en sí
mismo más de lo que usted es, porque usted es sólo un miembro del cuerpo de Cristo. Cristo
es tan inmenso, insondable en riquezas, que ninguna persona por sí sola puede contener la
plenitud de Cristo. Lo que usted ha gustado sólo es una pequeña parte de él. Usted gusta un
poco, yo gusto otro poco y así tenemos que pensar de nosotros mismos según nuestra medida
de fe. Tenemos hermanos y hermanas, y en ellos, en cada miembro del cuerpo de Cristo está
la riqueza de Cristo. Nos necesitamos unos a otros. Hermanos y hermanas, ésta es la perfecta
voluntad de Dios.

La consagración. «...que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo». Vemos que aquí
cuerpos está en plural, porque cada uno de nosotros tiene un cuerpo, un cuerpo redimido, pero
cuando todos estos cuerpos son presentados al Señor, el Señor abrirá nuestros ojos para ver el
cuerpo, el único cuerpo. Cristo es la Cabeza y la iglesia es su cuerpo. Usted no sólo lo verá,
sino también lo vivirá.