Anda di halaman 1dari 6

CONFLICTO ENTRE ENSEÑABILIDAD Y APRENDIBILIDAD

JUAN CARLOS BERMÚDEZ HOYOS.

Anlly Montoya R.

UNIVERSIDAD DE MEDELLÍN.

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS.

MAESTRÍA EN EDUCACIÓN

COLOMBIA, MEDELLÍN

2017
2

CONFLICTO ENTRE ENSEÑABILIDAD Y APRENDIBILIDAD

INTRODUCCIÓN

Cuando llegué a la institución educativa en la que actualmente me desempeño como docente

de Ciencias Naturales, tenía el objetivo personal de enseñar a los estudiantes todo cuanto

necesitaran para obtener buenos puntajes en las pruebas SABER y lograran ingresar a la

universidad que sus posibilidades económicas les permitieran asistir. Este era un objetivo loable

y muy satisfactorio para mí en ese momento, ya que pensaba que estaba haciendo lo que los

estudiantes querían hacer con sus vidas, seguir una vida muy parecida a la que yo había

construido para mí.

Los conceptos de Aprendibilidad, Enseñabilidad y Educabilidad, abren un abanico de

posibilidades inmensa, si se piensan como derroteros de una política educativa nueva, donde se

les expongan a todos los participantes del acto educativo que deben ser partícipes activos en el

proceso de aprender o enseñar.

Mis objetivos como docente cambiaron, maduraron, evolucionaron en objetivos diferentes,

que fijan el rumbo de mis acciones pedagógicas en el futuro.


3

Sin hacerlo de manera consciente he aplicado el concepto de enseñabilidad en el contexto de

la IE en la que trabajo, haciendo en mis intervenciones o exposiciones sobre los conceptos de

física, prácticas y vivencias personales como ingeniero que han hecho que los estudiantes

participen de maneras más activas del desarrollo de las actividades de las clases.

En el trabajo de grado que me encuentro realizando, se encuentran actividades y talleres

diseñados para que los estudiantes logren alcanzar las competencias esperadas que ellos

adquieran, y puedan demostrar idoneidad de desempeño para el nivel cognitivo en el que se

encuentran.

En cuanto a la relación entra la enseñabilidad de los conceptos que el docente expone y la

aprendibilidad de los mismos por parte de los estudiantes se encuentra muy distante en la IE en

la que trabajo, ya que la población a la que la IE atiende es una población muy vulnerada, su

composición es muy heterogenea, algunos de ellos provienen de zonas de desplazamiento, no

solo rurales, sino también intraurbanas, es decir, provienen de esta y de otras comunas de la

ciudad. Otra parte de esta población son familias participes del conflicto armado, ya que uno o

varios de sus integrantes pertenecen a alguno de los bando en conflicto, encontrándose en

muchas ocasiones viviendo lado a lado guerrilleros y paramilitares. Todas estas situaciones y

algunas más hacen que los jóvenes que se presentan a las aulas de clase no estén en disposición

de ser enseñados en conceptos de materias como Ciencias, Matemáticas, Literatura, entre otras.

Ellos simplemente están huyendo de sus situaciones yendo a la institución educativa.

Para mí es muy fácil asumir el rol de profesor con criterios claros de enseñanza y de

enseñabilidad de los conceptos físicos (que además me encantan!), siendo yo, una persona

formada con pasiones y gustos totalmente definidos. En cambio tengo en mis aulas de clase a

estudiantes (la gran mayoría de ellos), que no han definido sus gustos y los sueños que van a
4

seguir durante toda sus vidas, mucho menos van a tener definidos los patrones de educabilidad

permisibles en sus vidas. Creo que para esto se les debe dar unas alternativas de estilos de vida,

posibles carreras profesionales, además de otros aspectos que deben ir formando en ellos sus

personalidades o por lo menos un esbozo de ello. Aunque ellos ven en sus profesores ejemplos a

seguir, no es así en sus hogares, que en muchos casos existen padres ausentes sea por abandono o

muerte.

Como estado debemos asegurarnos que nuestros jóvenes y niños quieran aprender, quieran

estudiar, quieran ser seres educables en aspectos de Ciencia, tecnología, artes, entre otros, y no

permitir que sean otros los que tomen ese rol de educadores de nuestra juventud.

No con esto quiero decir, que no quiero que nuestros jóvenes y niños tomen posturas críticas

al respecto de los males que aquejan a nuestra sociedad, por el contrario, por la falta de seres

críticos es que no hemos podido como país salir del atraso en que nos tienen, quienes si nos han

sabido educar a sus conveniencias y necesidades.

Estos conceptos son muy nuevos para mí, y ponen sobre la mesa una gran oportunidad de

asumir los roles propios en la educación que siempre hemos debido ocupar.

En la IE en la que me desempeño como docente, encuentro como el título de este ensayo

sugiere, existe un conflicto entre la enseñabilidad y la aprendibilidad, entre los docentes y los

estudiantes, entre el saber y el desconocimiento. Este enfrentamiento está mediado por el interés

por parte del cuerpo docente de que los estudiantes quieran ver las posibilidades que solo puede

dar la educación, y no solo del componente económico, sino de la libertad de poder pensar, -

valga la redundancia- por ellos mismos.


5

En el momento que los jóvenes se asuman como los protagonistas del cambio en este país, en

ese momento comenzaran a ver la educación como un medio y no como un fin, como el

comienzo y no como el final de un “proceso que casi no acaba”.


6

BIBLIOGRAFÍA

Gallego Badillo, R. y R. Pérez Miranda (1999). Aprendibilidad, enseñabilidad y educabilidad

en las ciencias experimentales. Revista de Educación y Pedagogía, XI, 25, 87–118.