Anda di halaman 1dari 4

Universidad Abierta Para Adulto

(UAPA)
Nombre:
Randy Rodríguez
Matricula:
15-3156
Asignatura:
Ética profesional
Facilitador:
José Manuel fernandez
La etica es parte fundamental, de una estructura en la mayor parte de las diciplinas, todo lo que co
nlleva a el desarrollo de una cultura, conforma sus propias reglas sociales y en base a ellas proced
e.

La ética se relaciona con otras ciencias que estudian, desde diversos ángulos, las relaciones y el co
mportamiento de los hombres en sociedad, ay que proporciona datos y conclusiones que contribuy
en a esclarecer el tipo peculiar de conducta que es la moral.
Toda ciencia de comportamiento humano, o de las relaciones entre los hombres, puede dar una ap
ortación provechosa a la ética como ciencia de la moral. Por ello, también la teoría del derecho pue
de aportar semejante contribución en virtud de su estrecha relación con la ética ya que una y otra e
studian la conducta del hombre como conducta normativa.

Relación de La Ética con otras Ciencias


1. Relación de la Ética con la Psicología. La Psicología se parece a la Ética en cuanto a que tambié
n estudia los actos humanos, pero ésta los explica en el aspecto del hecho y la Ética solo se interes
a en las normas de derecho de ese acto, es decir la psicología solo estudia el acto como objeto ma
terial, el por qué ocurre. La Ética en cambio estudia la bondad o maldad de dicho actos y dicta nor
mas de cómo deben estos.
2. Relaciones entre la Ética y la Sociología. La sociología surgió en el siglo XIX gracias a las aporta
ciones de Augusto Comte y de Karl Marx. Estudia el comportamiento del hombre en forma global, e
s una ciencia de hechos, mientras que la Ética es una ciencia de derechos.

b)- Un resumen donde resalte la ética como una realidad personal y social.

La ética personal está muy influida por el problema del bien y el mal en cada individuo a la lucha del
impulso del yo instintivo para satisfacer todos sus deseos y la necesidad del yo social de controlar
o reprimir la mayoría de esos impulsos con el fin de que el individuo …ver más…
■ La ética social estudia las normas y principios morales de la vida colectiva. Constituye el comple
mento necesario de la ética individual, que considera la responsabilidad del individuo con respecto
a los demás y para consigo.

También La ética social se tiene en conjunción con la ética personal de cada persona que integra la
sociedad, es decir no es moral, ya que la moral es lo que está ‘definido’ como lo bueno en la socie
dad, y la ética social es lo que en realidad en conjunto estamos aceptando como lo bueno, y lo que
decidimos acatar dentro de la misma, teniendo así las adecuadas consideraciones dentro de la mis
ma para y con los demás, es decir ‘el respeto a terceros’.

3) Una reflexión personal donde plantee la crisis moral por la que atraviesa la humanidad, destaca
causas y consecuencias

Causas

Entre las causas que han llevado a la pérdida de valores encontramos: la desintegración y los confli
ctos familiares; los divorcios; la situación económica; deserción escolar; desobediencia; drogadicció
n, entre otros tantos factores que han acabado con los valores en el país y han dejado como conse
cuencia: surgimiento de bandas; prostitución; embarazos prematuros y no deseados; robos; transc
ulturación; abortos en jóvenes a temprana edad; relaciones sexuales promiscuas, etc…

Consecuencias
El vacío de los valores, es el vacío de unos imperativos cuya razón de ser no es nada obvia. ¿Por q
ué? Por que la racionalidad económica y pragmática lo ha invadido todo.
Encontramos pensamientos erróneos como: nada vale por si mismo, sino por su utilidad; la obra de
arte no se deslumbra por su belleza, si no por la ocasión de invertir que representa; estudiar no es
un placer, es un tramite para ganar mas dinero; solo lo numérico y cuantificable -lo aparente en su
ma- es objeto de complacencia, con esta y otras formas de pensar nos preguntamos ¿Satisface un
mundo así?.
Tal vez la razón fundamental del vacío de los valores que constatamos no sea otra que el haber co
ndenado al sentimiento a un papel secundario en nuestro trato con los hombres y las cosas.