Anda di halaman 1dari 3

Ensayo de módulo de resiliente resumen

Para fines de diseño de pavimentos nuevos, se deben obtener los respectivos Módulos de
Resiliencia (Mr) mediante el desarrollo del ensayo en laboratorio.

En vez del uso de correlaciones debido a que sus resultados son muy sensibles a los
factores relacionados a las propiedades del suelo y procedimientos del ensayo CBR
recordar que es la condición de un suelo sumergido y por ende tendrían un gran sesgo,
por lo que la tendencia de las instituciones especializadas en el tema inciden más en el
desarrollo del ensayo de Modulo Resiliente; otra opción a sopesar desde el punto de vista
de ingeniería es la adopción de valores típicos del Mr según las características del suelo o
material en estudio.

Para ejecutar el ensayo de Modulo Resiliente se utilizara la norma MTC E 128 (AASHTO
T274). El Modulo de resiliencia es una medida de la propiedad elástica de suelos,
reconociéndole ciertas características no lineales. El Modulo de Resiliencia se usa
directamente en el diseño de pavimentos flexibles, y para el diseño de pavimentos
rígidos, debe convertirse a módulo de reacción a la sub rasante valor (K).
Este ensayo describe mejor el comportamiento del suelo bajo cargas dinámicas de ruedas,
que al moverse imparten un pulso dinámico a todas las capas del pavimento y a la
subrasante. Como respuesta a este pulso cada capa del pavimento sufre una deflexión.

El pulso de las solicitaciones varía en un periodo muy breve de un valor muy bajo hasta un
máximo, en función de la velocidad del vehículo.

La muestra de forma cilíndrica se confina en una cámara triaxial, que permite aplicar a la
probeta una gran variedad de presiones, mediante un dispositivo especial que puede
aplicar cargas pulsantes de diferente magnitud y duración.

En el ensayo se registra:

La carga aplicada mediante una célula de carga electrónica.

La presión de confinamiento mediante el medidor de presiones.

La deformación que sufre la probeta.

Para suelos finos interesa conocer la tensión desviante σd = σ1 - σ3

Para los suelos granulares la tensión volumétrica θ3 = σ1 + σ2 + σ3

Las cargas dinámicas repetidas producen en la probeta una deformación vertical, que
tiene dos componentes:

εP = Deformación permanente, que no se recupera cuando cesa la carga.

εR = Deformación Resiliente, que es recuperable cuando deja de actuar la carga

La relación entre las deformaciones verticales y la carga desviante se muestra en la figura


siguiente: