Anda di halaman 1dari 5

LIMPIEZA DEL MATERIAL QUIRÚRGICO

Una vez finalizada la cirugía, lo primero que debemos hacer es una buena limpieza
del instrumental. Encontramos tres maneras principales de llevar a cabo esta
limpieza:

 de modo manual,
 automático o
 enzimático.

No obstante, y de forma independiente al procesado que vayamos a realizar, lo


primero que haremos será retirar los restos más groseros de sangre, tejidos,
solución salina y otros materiales extraños con agua fría a presión.

Limpieza manual del material quirúrgico

Tras el primer lavado realizaremos un cepillado exhaustivo de los instrumentos,


prestando una mayor atención a las zonas articuladas y dentadas; del mismo
modo, los instrumentos formados por varias piezas deben ser completamente
desmontados para su lavado individual.

Limpieza automática del material quirúrgico

Actualmente existen dos categorías de lavadoras de material: aquéllas que


emplean los ultrasonidos como medio de limpieza y otras que proceden al lavado
automático con agua caliente junto con algún tipo de detergente desincrustador.

Limpieza enzimática del material quirúrgico

Las soluciones enzimáticas tienen la capacidad de eliminar materiales


proteináceos del instrumental. Debido a su potencial tóxico y corrosivo se deben
respetar las indicaciones del fabricante, tanto en el modo de manipulación por el
personal como en la técnica de empleo: dilución de la solución y tiempo de
contacto con el material.
Sea cual sea el proceso de limpieza, una vez finalizado se deberá realizar un
secado temprano del material para su posterior empaquetado y e sterilización.

MANTENIMIENTO Y CUIDADO DEL INSTRUMENTAL

Los instrumentos quirúrgicos con cerraduras, articulaciones y cremalleras se


vuelven rígidos con el tiempo. Para evitar este problema se emplean lubricantes,
hoy en día comerciales. Son lubricantes hidrosolubles antimicrobianos
fabricados a base de emulsiones de agua y aceite. Requirimientos de los
lubricantes en el

 Base del lubricante: aceite de parafina o


aceite blanco
 Debe estar de acuerdo con la farmacopea
actual
 Debe ser vapor-permeable, esterilizable,
histocompatible
ESTERILIZACIÓN EN AUTOCLAVE

Los instrumentos desinfectados, limpios y secos, deben ser colocados en

la bandeja perforada, recubiertos con papel absorbente, o bien deben ser

empaquetados cerrados en bolsas estériles (de plástico o papel).

La inmersión prolongada en la solución de desinfección o esterilización puede


dañar el instrumental quirúrgico. Le recomendamos que no se deje a remojo el
instrumental durante más de 20 minutos. Para procesar el instrumental estériles
y listo para su uso, usar un ciclo de autoclave.
Precaución:

El instrumental con insertos de carburo de tungsteno, tales como cortadores de


alambre, guía de agujas, y TC Tijeras, nunca deben ser sumergidos en soluciones
esterilizantes que contengan cloruro de amonio bencílico (LAC). BAC se ablanda
y se disuelve el carburo de tungsteno.

Nunca use cloro, ya que causará graves picaduras.