Anda di halaman 1dari 7

Procesos y Reglas generales de

Recuperación, Reciclaje y Regeneración en


PDF

Proceso de Recuperación
Proceso que consiste en retirar un refrigerante de un sistema de refrigeración un sistema de
refrigeración y depositarlo en un recipiente externo sin necesariamente probarlo o someterlo
a tratamiento alguno.

Proceso de Reciclado
Proceso que se define como la acción para reducir los contaminantes en un refrigerante usado,
separando el aceite, así como los no condensables, utilizando dispositivos que eliminan la
humedad, la acidez y las partículas suspendidas.
Proceso de Regeneración
Se conoce como la acción de procesar el refrigerante recuperado hasta las especificaciones de
un producto nuevo por medios que pueden incluir la destilación.

Este proceso requiere análisis químicos del refrigerante luego de procesado, para determinar
que cumple con las especificaciones apropiadas del producto según los estándares respectivos.

Por la naturaleza del proceso, siempre está vinculado al uso de procesos o procedimientos,
disponibles solamente en instalaciones o plantas que tienen instalaciones especializadas en el
procesamiento de gases refrigerantes.

Equipos y herramientas necesarias para la recuperación.


Maquinas recuperadoras o recicladoras
Muchas compañías han desarrollado equipos capaces de recuperar o reciclar gases
refrigerantes, los diseños van equipos sencillos de muy poco peso (portátiles) y de bajo
consumo de energía, capaces solamente de recuperar, hasta equipos de alta capacidad
capaces de recuperar, reciclar y cargar nuevamente los sistemas de refrigeración.

Las máquinas de recuperación o reciclado vienen en varias formas y tamaños pero los tipos
más comunes emplean un pequeño compresor reciprocante como una bomba de vapor.

Adicionalmente existen equipos que operan con compresores libres de aceite y bomba de
desplazamiento neumático.

Es importante conocer las características específicas de la máquina que se está empleando


pues, dad la amplia variedad de modelos pues, dada la amplia variedad de modelos que van
desde las más simples a unidades muy sofisticadas, las prestaciones varían y estas determinan
como se puede utilizar esa máquina en particular.

El desconocimiento de esta información puede llevar a su incorrecto y daño o destrucción.

Cilindros recargables para recuperar.


El conectar con cilindros adecuados para la separación es indispensable, ya que con ello se
asegura un mejor control de la recuperación y manejo seguro del refrigerante. Los cilindros de
recuperación en general son cilindros de media de media presión calibrados para soportar una
presión calibrados para soportar una presión de aproximadamente 300 libras/plg3.

Los cilindros de recuperación se identifican por la banda amarilla pintada en la sección


superior de estos, por lo cual se lo conoce como “cilindros tope amarillo”.

Estos son entregados al usuario por primera vez totalmente deshidratados y el vacío; por lo
tanto, cuando se los emplea por primera vez es de suma importancia que se los designe con
una etiqueta permanente que indique claramente el refrigerante recuperado en el a fin de
evitar que se produzcan inadvertidamente mezclas.

Mantenga una ficha que indique la cantidad y condición del refrigerante recuperado en ese
cilindro que le permita llenar posteriormente los formularios de reporte que sean necesarios
para el control posterior de refrigerante recuperado.

Otros equipos y herramientas


Válvulas o herramientas para perforar (válvula pinchadoras)

Juego de manómetros con su respectivo Manifold (dos válvulas-tres vías, como mínimo).

Implemento de seguridad: Lentes y guantes de protección.

Identificación y pruebas de contaminación de los


refrigerantes comunes
Siempre ha sido necesario saber que refrigerante es el empleado en un sistema a fin de no
cometer errores en el servicio. Con la exigencia actual de recuperación, este conocimiento se
convertido en indispensable.

El refrigerante recuperado puede ser reutilizado si está libre de contaminantes o si se puede


ser reciclado o regenerado hasta alcanzar valores de pureza aceptables.

Nota: El empleo de gases recuperados en sistemas nuevos puede violar las condiciones de la
garantía de este.

Los procedimientos de reciclaje o regeneración son apacibles a sustancias puras.

Métodos para identificar el tipo de refrigerantes en


sistemas
Los refrigerantes se pueden identificar de la siguiente manera:

Sello estampado en la placa de la maquina o el cilindro.

El tipo de válvula de expansión (TEV) empleado cuando sea específico para un tipo de
refrigerante.

La presión de equilibrio para la temperatura.

Etiquetas fijadas por el técnico responsable de un cambio de refrigerante “retrofiting” en un


servicio anterior.
Métodos de prueba de campo para refrigerante y aceite
Existen kits miden el nivel de acidez en muestras de aceite de compresores y la presencia de
ácido/humedad en muestras de vapor de refrigerante en un sistema. También se emplean
visores de líquido con sensores de acidez/humedad que permiten evaluar la condición del
fluido en el sistema y decidir sobre sobre las alternativas de usar o descartar.

Los fabricantes de equipos y compresores establecen los límites de contaminantes que en


refrigerante puede contener para ser utilizado sin riesgo para el equipo.

Métodos de recuperación de refrigerantes en sistemas


El método para recuperar refrigerante depende de varios factores, pero principalmente se
considera como importante el estado físico en el que se encuentra el refrigerante que se
quiere recuperar, en tal sentido se puede hablar de métodos básicos para la recuperación:

Recuperación en fase de vapor.

Recuperación en fase liquido en fase líquido.

Recuperación en fase de vapor.


Este procedimiento, por lo general se tarda más tiempo, ya que el flujo de masa de materia es
menor en fase gaseosa. En los grandes sistemas de refrigeración esto exigirá más tiempo que
cuando se transfiere líquido.
Se debe tener presente que las mangueras de conexión entre la unidad de recuperación, los
sistemas y los cilindro de recuperación deben ser de longitud mínima posible así como el
diámetro máximo posible, esto con la finalidad de contribuir a aumentar el rendimiento del
proceso.

El refrigerante en fase vapor es normalmente aspirado por la succión de la máquina de


recuperación y una vez condensado en la maquina es enviado al cilindro de recuperación.

Hay dos formas de conectar la máquina de recuperación para recuperar vapor, en la cual se
conectan, según sea el caso:

Ambos lados del sistema del cual se pretende extraer el refrigerante, empleando un juego de
manómetros, a la succión de la maquina recuperadora, en aquellos casos en que tenemos
acceso por ambos lados(válvulas de servicio instaladas); por ejemplo (sistemas comerciales
medianos).

Solo el lado de baja, donde hay que instalar una válvula de pinchar para extraer el refrigerante
y la cantidad a recuperar extraer el refrigerante y la cantidad a recuperar es pequeña (neveras,
congeladores y aires acondicionados de baja capacidad).

Recuperación en fase liquida

Puesto que los compresores reciprocantes solo pueden trabajar con fluidos en fase de vapor,
es necesario vaporizar todo el refrigerante que se extrae del sistema antes de que llegue al
compresor.

Para evaporar e refrigerante que se encuentre en estado líquido en el sistema, es necesario


agregar color a este; lo cual debe efectuarse mediante prácticas segura, por ejemplo:
manteniendo los ventiladores de evaporación funcionando o, en el caso de chillers,
manteniendo agua circulando (lo cual adicionalmente previene que esta se congele);
colocando recipientes con agua tibia en los compartiendo de los gabinetes, etc.
En caso de que la máquina de recuperación no contenga un sistema de evaporización, se la
debe proteger contra el ingreso de líquido utilizando el juego de manómetros para dosificar
mediante sus válvulas de operación el ingreso del fluido desde el sistema a la maquina
(empleándolo efectivamente como un dispositivo de expansión) durante las etapas iniciales de
recuperación.

El refrigerante liquido puede ser recuperado por técnicas de decantación, separación o “push-
pull” (succión y retroalimentación), con el fi consiguiente arrastre de aceite.

Método “PUSH/PULL”
Las operaciones de “push/pull” se llevan a cabo usando vapor del cilindro para empujar el
refrigerante líquido fuera del sistema.

Se conecta una manguera desde el puerto de líquido de la unidad cuyo refrigerante se


requiere extraer, que debe estar desactivada, a la válvula de líquido en cilindro de
recuperación, como se indica en la figura precedente; se conecta otra manguera desde la
válvula de vapor del cilindro de recuperación a la entrada de succión de la máquina de
recuperación y finalmente, se conecta una tercer manguera desde la salida o descarga de la
máquina de recuperación al puerto de vapor del equipo.
Una vez que la mayoría del refrigerante haya sido trasegado del sistema al cilindro de
recuperación, la máquina de recuperación comenzara a ciclar controlada por su presostato de
baja presión de succión, removiendo el resto del refrigerante en forma de vapor.

Cuando la quina de recuperación ya no continúe ciclando y se detenga por completo, estará


indicando que se ha recuperado todo el refrigerante posible de ese sistema.

Reglas generales en la recuperación de gases:


Las siguientes precauciones generales son aplicables en todos
los casos:
No sobrecargar el cilindro, controlar la carga por peso.

No mezclar tipos de refrigerante o lo que es igual, no poner un tipo de refrigerante en un


cilindro cuya etiquita indique que contiene otro tipo distinto.

Usar siempre cilindros limpios, libres de contaminación de aceite, acido, humedad. No


condensables, partículas sólidas, etc.

Revisar visualmente cada cilindro antes de su empleo y asegúrese que soporte la presión del
fluido a cargar en él.

Rotar el uso de los cilindros de recuperación enviándolos al proveedor para su inspección


rutinaria.

Emplee mangueras de la menor longitud posible.

Solo emplee para recuperar/almacenar cilindros grises con la parte amarilla.