Anda di halaman 1dari 2

Juan Ignacio Ruiz García

Historia y Periodismo
Cámpus de Vicálvaro
Historia Contemporánea Universal

Comentario Cahier de doléances

El documento propuesto es un conjunto de fragmentos de algunos de los cuadernos de


quejas presentados por los tres estamentos en los Estados Generales convocados en
mayo de 1789 en Francia. Los autores de cada uno de los tres fragmentos a analizar son
cada uno de los tres estamentos: nobleza, clero y Estado Llano. La naturaleza del texto
por tanto es político reivindicativa, su destinatario sería el rey y de forma general los
mismos estados generales y su intención remodelar y corregir los distintos elementos
del sistema que consideran inadecuado o que perjudica a su estamento.

La convocatoria de los Estados Generales se produjo en un contexto de crisis de la


monarquía francesa especialmente dura en el plano político y que se había agravado
durante el reinado de Luis XVI y sus antecesores inmediatos. Tras una serie de
proyectos que buscaban reducir el gasto del estado, Luis XVI se vio forzado a convocar
a los Estados Generales, que no se convocaban desde el siglo pasado, con el objetivo de
conseguir recursos económicos. Sin embargo, las tirantes relaciones de los estamentos
sociales con el monarca y la influencia de las ideas ilustradas (ya fuera por adopción o
por rechazo) hará que cada grupo tenga un objetivo diferenciado con respecto a estos
estados. Mientras que la nobleza y el clero buscan mantener sus privilegios y prebendas,
la burguesía lo verá como una oportunidad para que su poder económico se traduzca en
un poder político acabando con estructuras propias del Antiguo Régimen.

La idea principal de los textos sería por tanto la confrontación de intereses de los
distintos estamentos sociales y la pérdida de poder regio. Entre las propuestas que
aparecen reflejadas se ve ese enfrentamiento por ejemplo en el sistema de
representación en los estados Generales. Mientras que en el texto escrito por la nobleza
se propone la sustitución de un modelo representativo de tres órdenes por uno de dos
(privilegiados y no privilegiados, al que se sumaría el bajo clero), el cuaderno del estado
llano reclama que su estamento tenga una representación equiparable a la de los otros
dos estamentos.

Otra de las grandes confrontaciones es la distribución de las cargas impositivas. Si


Clero y Nobleza hacen hincapié en la conservación de sus provilegios y los derechos
para cobrar ciertos impuestos, el tercer estado propone un cambio en la organización de
los mismos que permita dar un mayor alivio a las cargas fiscales que sufre. Hacen
especial hincapié en su rechazo a pagar los impuestos cuya recaudación tenía como fin
sostener a la nobleza, como por ejemplo las pensiones fueran recaudadas dentro de este
mismo grupo social.
Otra de las ideas importantes que vemos en los cuadernos del clero y del estado llano es
la defensa de la religión católica, a la que consideraban amenazada por la llegada de
religiones protestantes gracias a la tolerancia decretada y en el caso de algunos clérigos,
por las ideas ilustradas.

La defensa que hace el estado llano de la religión católica como la única pública podría
aducirse al origen bretón de los redactores de este cuaderno, puesto que a pesar de la
inclusión de principios liberales dentro del mismo, Bretaña será posteriormente un foco
de reacción antirrevolucionaria, por lo que se podría pensar que ya existía un núcleo
conservador importante. Por su parte la Iglesia reclama ser sustentada por su derecho a
cobrar impuesto o por la monarquía. Esta postura estaba bastante difundida y sustentada
en la idea del clero de que ellos eran realmente los defensores de los intereses del
monarca y esto debía ser recompensado.

La última idea que se puede destacar del texto es que inicialmente nadie contempla una
República ni se lanzan críticas abiertas al rey o a la monarquía. La nobleza habla de la
necesidad de limitar los poderes del rey, pero a pesar de querer acabar con las
prerrogativas regias del absolutismo y limitar el poder real para algunos decisiones
mediante el establecimiento de una asamblea Nacional, siempre se mantiene el respeto a
la majestad del mismo. El estado llano lo menciona en unos términos aún muy propios
de antiguo régimen, con una mentalidad paternalista en la que el rey vela por sus
súbditos con magnificencia.

La importancia de estos textos fue fundamental para el desarrollo posterior de la


Historia de Francia, puesto que especialmente las reivindicaciones del estado llano no
fueron tomadas en cuenta, lo que provocó que crearan una asamblea aparte que sumada
al descontento social por la abusiva subida de los precios del pan y al rechazo cada vez
mayor a las políticas de Luis XVI culminó en el estallido de la Revolución Francesa,
poniendo fin al Antiguo Régimen en Francia.