Anda di halaman 1dari 2

IGLESIA BIBLICA MISIONERA DEL PERU

PERMANECIENDO EN LA UNCION

TEXTO: 1Jn.2:20,27

INTRODUCCION.

En Ro.8:29-30 encontramos que el hombre que ha sido llamado por Dios de antemano se forjara
un destino (el futuro) con Dios o sin Dios. Pero ya Dios de antemano nos predestino con un plan
muy especial. 1 Cor.2:7, Ef.1:5-11.

1. ¿QUÉ ES LA UNCIÓN? Hech.10:37


1.1. Es el equipamiento que Dios le da al creyente el Espíritu Santo
1.2 Ese equipamiento le da la victoria al creyente
1.2.1. Victoria sobre toda fuerza del mal (pobreza, enfermedad etc.)
1.3. Estamos en guerra constante contra el mal. Especialmente cuando el creyente
trabaja para el reino de los cielos Ejemplo:

2. PARA QUE ES LA UNCION? Hech.10:38

2.1. Para transformar la vida y el carácter de la persona Ejem: Jesús

Existe una diferencia entre querer disfrutar de algún efecto de la unción o querer estar equipado
con la unción apara hacer las obras que Dios tiene para mí

2.2. La unción no solo se trata de una experiencia sino de la presencia del Espíritu Santo y su
poder

2.3. La unción es la misma para todos los creyentes

2.4. La unción sobre los creyentes es la garantía de la victoria en Cristo Hech.1:8 1Co.15:57

2.5. Los creyentes no vencen porque no quieren pelear la buena batalla, más si los
creyentes quieren victorias sin guerras

2.6. La biblia dice que Dios nos lleva de victoria en victoria de gloria en gloria y para esto
siempre estaremos de batalla en batallas, de prueba en pruebas de crisis en crisis. 2Co.2.14

2.7. La unción nunca nos hace permanecer en la misma crisis.

2.8. Las guerras, las crisis no son para llorar sino para enfrentarlas y vencerlas. Sant..4.7

2.9. La unción es la presencia de Dios y el poder de Dios en la vida del creyente.

2.10. Si la unción de Dios estuviera sobre ti pedirías menos ayuda, vivirías menos
angustiado, te sentirías menos débil.

2.11. El creyente a veces no desea la unción porque esto lo confrontara (guerra). Sin la
unción no te podrá usar para que le sirvas. Hech.1:8 la unción cambiara a la persona, la unción es
poder contra el temor y la cobardía Hech.2:36 2Tim.1:7

2.12. La unción es para deshacer los yugos del diablo Is.10:27, Lc.4:16-18; la unción es para
vivir una vida santa y consagra de Dios.
3. COMO PERMANCER EN LA UNCION 1Jn.2.27

3.1. ¿Qué es permanecer?

- Estar o mantenerse en un lugar durante un tiempo determinado.


- Mantenerse sin cambios en un determinado estado, condición o situación.

La palabra “permaneced” básicamente quiere decir “quedarse”. Cada cristiano está


inseparablemente enlazado a Cristo en todas las áreas de su vida.

3.2. ¿entonces como permaneceremos en la unción?

3.2.1. Teniendo comunión continúa con Jesucristo y el Espíritu Santo. 1co.1:9;


2Co.13:14; ; Sal.25:14; Prov.3:32

Comunión es: intimidad, unidad, compañerismo ¿Cómo tenemos comunión?


- Permaneciendo en una vida de oración (Hech.1:14; 2:46
- perseverando en guardar y practica continua de su palabra Jn.15:7; Jn.8:31; 15:4
- Permaneciendo en su amor. Esto nos hará sumisos obedientes y humildes Jn.15:10
- siendo obedientes en todo (hacer su voluntad) Jn.5:30; Jn.8:29; Sal 119:15-17

3.2.2. Viviendo en santidad 10 (vaso limpio) Heb.12:14

- viviendo apartado del mal

- no te dejes secuestrar por el mundo y sus placeres y sus ocupaciones (tiempo, falta de valores -
viviendo en paz con todos Heb.12:14; 12.18 (no estorbe nuestras malas relaciones)

3.2.3. Viviendo con buen testimonio. (Reputación) Prov.22:1

- Aprenda a gobernarse a sí mismo. Prov.16:32, Dominio propio, muriendo cada día al yo


1Co.15:31, Gal.2:20

- No apoyes la injusticia social Lc.19:10


- naciste para dar buen testimonio de Cristo 1Jn.3.8
- estar comprometidos con los principios y valores cristianos
- cuide su vocabulario Ef.4.29
- haga las cosas que otros no hacen en el servicio a Dios

3.2.4. Viviendo una vida continúa de llenura del Espíritu Santo

- ungidos nuestras cabezas con aceite fresco (presencia exquisita del Espíritu) llenando nuestra
copa hasta rebosar (Sal.23:5) embriagarnos con espíritu cada día Ef.5:18 adentrándonos en el rio
de Dios cada día y sumergiéndonos en su poder (Ez.47:3-5; Jn.7:38)

CONCLUSION

Ps. Sara Pérez