Anda di halaman 1dari 9

RADIACIÓN TÉRMICA

1. Temperatura
La temperatura es magnitud referida a la nociones comunes de caliente o frio .
Por lo general, un objeta mas “ caliente” que otro puede considerase que tiene una
temperatura mayor, y si es frio, se considera que tiene una temperatura menor.

2. Radiación térmica
La radiación es energía. Proviene de átomos inestables sometidos a la desintegración
radiactiva o puede ser producida por máquinas. La radiación se desplaza desde su fuente en
forma de ondas de energía o partículas energizadas. Hay diferentes formas de radiación con
propiedades y efectos distintos.
Es la transmisión de calor entre dos cuerpos los cuales, en un instante dado, tienen
temperaturas distintas, sin que en ellas exista contacto o conexión por otro solido conductor.
El ejemplo perfecto de este fenómeno es el planeta tierra, los rayos solares atraviesan la
atmosfera sin calentarla y se transforman en calor en el momento en el que entran en contacto
con la tierra.

3. Propiedades
 Radiación absorbida
La cantidad de radiación que incide en un cuerpo y queda retenida en él, como energía
interna, se denomina radiación absorbida. Toda la energía incidente de la radiación
térmica, se denomina cuerpos negros.

 Radiación reflejada
Es la radiación reflejada por un cuerpo gris.

 Radiación transmitida
La fracción de la energía radiante incidente que atraviesa un cuerpo se llama radiación
transmitida.

4. Características de la radiación
con/sin
Presencia de materia.
Fenómeno de transporte de energía calorífica sin
Transporte de materia
(ondas
electromagnéticas
A diferencia con la conducción y convección, la radiación no precisa diferencia de temperatura
entre dos cuerpos, o entre dos partes de un mismo cuerpo, la emisión de energía radiante se
produce siempre. Basta que su temperatura sea mayor que 0º K (Ley de Prevost). Emiten
radiación tanto los cuerpos calientes como los fríos, lo que implica un flujo de calor en los dos
sentidos:
Cuerpo "caliente"  cuerpo "frío"
Flujo resultante = diferencia de flujos = FLUJO NETO
La radiación depende de la temperatura termodinámica del cuerpo emisor y es independiente
de la temperatura del cuerpo receptor o del ambiente. Por tanto, la energía que radian todos los
cuerpos es consecuencia directa de su temperatura (en cualquier estado térmico).
La radiación no es calor pero se convierte en él mediante la absorción de las ondas
electromagnéticas por la materia y deja, entonces, de ser radiación para fluir hacia el interior
del sólido por conducción.
La radiación se mueve a través del espacio siguiendo líneas rectas o rayos y solamente las
sustancias que están a la vista del cuerpo radiante pueden interceptar la radiación procedente
de él.
Los seres vivos nos calentamos por la energía radiante del sol = energía absorbida que se
transforma en energía calorífica.
- Calentamiento a distancia: no se precisa contacto entre los cuerpos.
- Equilibrio térmico: igual cantidad de calor radiado y absorbido. Implica:
Velocidad de emisión = Velocidad de absorción.

4.1. Longitud de onda en la radiación


La radiación térmica que corresponde a la emisión de energía en función de su temperatura se
sitúa entre 0,1 y 100 m, y, por tanto, incluye totalmente en su interior la parte visible del
espectro electromagnético. La radiación solar, después de atravesar la atmósfera, está
comprendida entre 0,25 y 3 m aproximadamente.
Radiación térmica (0,1 – 100)

Radiación solar

0,38 0,79
(m)
0,1 0,25 3,0

Ultravioleta Visible Infrarroja


(0,01-0,38) (0,38-0,79) (0,79-100)
5. Tipos de radiación

5.1. Radiación ionizante


La radiación ionizante tiene tanta energía que destruye los electrones de los átomos, proceso
que se conoce como ionización. La radiación ionizante puede afectar a los átomos en los seres
vivos, de manera que presenta un riesgo para la salud al dañar el tejido y el ADN de los genes.
La radiación ionizante proviene de máquinas de rayos X, partículas cósmicas del espacio
exterior y elementos radiactivos. Los elementos radiactivos emiten radiación ionizante al
desintegrarse los átomos radiactivamente.
a) Partículas alfa
Las partículas alfa (α) tienen carga positiva y están compuestas por dos
protones y dos neutrones del núcleo del átomo. Las partículas alfa
provienen de la desintegración de los elementos radiactivos más
pesados, como el uranio, radio y polonio. Si bien las partículas alfa tienen
mucha energía, son tan pesadas que agotan su energía en distancias
cortas y no se pueden alejar demasiado del átomo.
El efecto sobre la salud de la exposición a las partículas alfa depende en gran medida de la
forma de exposición de la persona.
El interior del cuerpo puede ser muy dañinas. Si los emisores de rayos alfa se inhalan, ingieren
o ingresan al cuerpo por medio de un corte, las partículas alfa pueden dañar tejido vivo
sensible. La forma en que estas partículas grandes y pesadas causan daños las hace más
peligrosas que las de otros tipos de radiación. Las ionizaciones que producen están muy
próximas: pueden liberar toda la energía en unas cuantas células. Esto se traduce en daño
más grave para las células y el ADN.

b) Partículas beta
Las partículas beta (β) son partículas pequeñas y rápidas con una carga
eléctrica negativa que son emitidas desde el núcleo de un átomo durante
la desintegración radiactiva. Estas partículas son emitidas por ciertos
átomos inestables como el hidrógeno 3 (tritio), el carbono 14 y
el estroncio 90.
Las partículas beta son más penetrantes que las alfa, pero menos
dañinas para el tejido vivo y el ADN porque las ionizaciones que producen son más
espaciadas. Se desplazan a distancias mayores en el aire que las partículas alfa pero pueden
ser detenidas por una capa de ropa o una capa delgada de una sustancia como el aluminio.
Algunas partículas beta son capaces de penetrar la piel y causar daños como quemaduras de
la piel, por ejemplo. Sin embargo, al igual que con los emisores de alfa, los emisores de beta
son más peligrosos cuando se inhalan o ingieren.

c) Rayos gamma
Los rayos gamma (γ) son paquetes sin peso de energía llamados fotones.
A diferencia de las partículas alfa y beta, que tienen energía y masa, los
rayos gamma son pura energía. Los rayos gamma son similares a la luz
visible pero tienen energía mucho más alta. Los rayos gamma suelen ser
emitidos junto con partículas alfa o beta durante la desintegración
radiactiva.
Los rayos gamma constituyen un peligro desde el punto de vista de la radiación para todo el
cuerpo. Pueden penetrar fácilmente las barreras que detienen a las partículas alfa y beta, como
la piel y la vestimenta. Los rayos gamma tienen tanta potencia para la penetración que se
necesitarían varias pulgadas de un material denso, como el plomo o incluso unos cuantos pies
de cemento, para detenerlos. Los rayos gamma pueden atravesar completamente el cuerpo
humano; al pasar pueden provocar ionizaciones que dañan tejidos y el ADN.

d) Los rayos X
Los rayos X son similares a los rayos gamma en el sentido que
son fotones de energía pura. Los rayos X y los rayos gamma
tienen las mismas propiedades básicas pero provienen de partes
diferentes del átomo. Los rayos X son emitidos por procesos
externos al núcleo, pero los rayos gamma se originan en el
interior del núcleo. Por lo general, tienen menos energía y, por lo
tanto, son menos penetrantes que los rayos gamma. Los rayos X
se pueden producir naturalmente o por medio de máquinas
eléctricas.
A diario, se usan literalmente millares de máquinas de rayos X en medicina. La tomografía
computarizada, conocida comúnmente como TC o TAC, usa equipos de rayos X especiales
para tomar imágenes detalladas de los huesos y tejidos blancos del cuerpo. Las radiografías
médicas son la fuente más extensa de exposición a radiación producida por el hombre

5.2. Radiación no ionizante


La radiación no ionizante tiene suficiente energía para desplazar los átomos de una molécula o
hacerlos vibrar, pero no es suficiente para eliminar los electrones de los átomos. Ejemplos de
este tipo de radiación son las ondas de radio, la luz visible y las microondas.

1) Radiaciones electromagnéticas
A este grupo pertenecen las radiaciones generadas por las líneas de corriente eléctrica o
campos eléctricos estáticos. Otro ejemplo son las ondas de radio frecuencia utilizadas por las
emisoras de radio, microondas utilizadas en electrodomésticos y en el área de
telecomunicaciones.

2) Radiaciones ópticas
Pertenecen a este grupo los rayos infrarrojos, luz visible y la radiación ultravioleta. Estas
radiaciones pueden provocar calor y ciertos efectos fotoquímicos al actuar sobre el cuerpo
humano. Están presentes en la luz del sol y también es emitida por un gran numero de fuentes
ultravioletas usado en la industria, la ciencia y la medicina.

6. Instrumentos de radiación térmica


6.1. Pirómetros
La palabra pirómetro se deriva de la palabra griega Pyros, que significa “Fuego” y Metron que
significa “Medida”. La teoría de los pirómetros se basa en el hecho de que todos los cuerpos
arriba del cero absoluto de temperatura irradian energía, de lo cual parten para medir la
temperatura de los cuerpos. La radiación es un modo de propagación de la energía a través del
vacío, de forma análoga a la luz. Cuando hablamos de la radiación de los cuerpos nos
referimos a la emisión continua de energía desde la superficie de dichos cuerpos, esta energía
es radiante y es transportada por las ondas electromagnéticas que viajan en el vacío a una
velocidad de 3x108 m/s. La radiación electromagnética se extiende a través un ancho rango de
frecuencias, como se ilustra en la siguiente figura:

El aparato para penetración de calor y corriente térmica se puede emplear en la superficie y en


los componentes deseados . Con este medidor de radiación térmica puede determinarse
rápidamente y sin contacto la radiaciones térmicas de paredes, la corriente térmica y el
coeficiente de transmisión calorífica de paredes, hornos calefacciones, conducciones, suelos,
etc.

6.2. TIPOS DE PIROMETROS


 Pirómetro óptico:
Se fundamentan en la ley de Wien de distribución de la radiación térmica, según la cual, el
color de la radiación varía con la temperatura.
El color de la radiación de la superficie a medir se compara con el color emitido por un
filamento que se ajusta con un reóstato calibrado. Se utilizan para medir temperaturas
elevadas, desde 700 °C hasta 3.200 °C, a las cuales se irradia suficiente energía en el
espectro visible para permitir la medición óptica.

 Pirómetro de infrarrojos
Pirómetro de infrarrojos: captan la radiación infrarroja, filtrada por una lente, mediante un
sensor foto resistiva, dando lugar a una corriente eléctrica de la cual un circuito electrónico
calcula la temperatura a partir de la cual un circuito electrónico calcula la temperatura. Pueden
medir desde temperaturas inferiores a 0 °C hasta valores superiores a 2.000 °C.
 Pirómetro de radiación total
Se fundamentan en la ley de Stefan-Boltzmann, según la cual, la intensidad de energía emitida
por un cuerpo negro es proporcional a la cuarta potencia de su temperatura absoluta.

Los pirómetros de radiación se emplean para medir temperaturas mayores de 550°C hasta un
poco más de 1600°C captando toda o gran parte de la radiación emitida por el cuerpo a
analizar. Este tipo de pirómetros se fundamenta en la ley de Stefan-Boltzmann, que dice que la
intensidad de energía radiante emitida por la superficie de un cuerpo negro aumenta
proporcionalmente a la cuarta potencia de la temperatura absoluta del cuerpo, es decir:
W = KT4
Donde:
W (potencia emitida)= Flujo radiante por unidad de área.
K =Constante de Stefan - Boltzman (cuyo valor es 5.67 10-8 W / m2 K4).
T =Temperatura en Kelvin