Anda di halaman 1dari 1

Origen

El término ha sido utilizado en origen y así referirse a una mujer mantenida, cuyos gastos
solventa un hombre en posición acomodada de manera que posea un nivel de vida
confortable (o sofisticado), y sea así posible para ella estar a su disposición para brindarle
placeres sexuales. El rol de esta mujer puede variar entre el de una amante y
una cortesana, dependiendo de su situación y de las circunstancias. Sin embargo,
actualmente, la palabra amante se suele utilizar para hacer referencia a una amante
femenina de un hombre que se encuentra casado con otra mujer; en el caso de un hombre
soltero, por lo general se emplea el término «novia» o «pareja», aunque igual cae en la
definición de amante." Históricamente el hombre "mantiene" a su amante, aunque bien
podría ser al revés.
Si un amante es "mantenido", no significa que esté intercambiando sexo por dinero. El
amante se suele reservar en forma exclusiva para una persona, en forma similar a como
hace la primera pareja, y no existe una relación tan directa quid pro quo entre el dinero y el
acto sexual. Además hay en general una relación emocional y posiblemente social entre
amantes, mientras que la relación con una prostituta es predominantemente sexual. Es
importante asimismo que el estatus de "manutención" proviene del establecimiento de una
relación de extensión indefinida en contraposición con un acuerdo de precio y condiciones
establecidos previos a toda actividad por parte de una prostituta.
La palabra amante es un término relevante a adulterio, que hoy día es ilegal bajo algunos
gobiernos en el mundo.