Anda di halaman 1dari 4

Articulación Escapulohumeral

La articulación del hombro es una Art. Esferoidea que une el húmero a la escápula.

Superficies Articulares

Cabeza del húmero: Representa la tercera parte de una esfera, ligeramente más extensa en. La
cabeza humeral está orientada hacia arriba, hacia dentro y hacia atrás; su eje forma con el del
cuerpo un ángulo de 130 aproximadamente.

Cavidad glenoidea de la escápula: Su superficie es menor a la de la cabeza humeral, su


concavidad es irregular y menos acentuada que la convexidad de la cabeza. La cavidad está
recubierta por cartílago siendo este más grueso en su parte inferior y más delgado en la parte
central.

Rodete glenoideo: Se trata de un anillo fibrocartilaginoso que se aplica sobre el contorno de la


cavidad glenoidea y que aumenta su profundidad, mejorando así la congruencia de las superficies
articulares.

Medios De Unión

Cápsula articular: Presenta la forma de un manguito fibroso muy laxo, que permite una
separación de las superficies articulares de hasta 2 o 3 cm. La inserción escapular de la cápsula
se realiza sobre la cara periférica del rodete glenoideo y se extiende hasta la parte próxima del
reborde óseo de la cavidad glenoidea. En la parte superior contornea el tendón de la porción larga
del bíceps braquial y alcanza la base de la apófisis coracoides. En la parte inferior se fusiona con el
tendón de la porción larga del tríceps. La inserción humeral se efectua en casi todo el contorno de
la cabeza del húmero. En la mitad superior la inserción tiene lugar en el cuello anatómico, y en la
mitad inferior en el cuello quirúrgico.

Bolsas sinoviales periarticulares: Existen algunas bolsas sinoviales (serosas) entre la cápsula y
los músculos periarticulares. Las más importantes son:

Bolsa subtendinosa del subescapular, situada entre la cápsula y la parte superior del tendón del
subescapular.
Bolsa sinovial bicipital, que envuelve el tendón de la porción larga del bíceps braquial en su surco
intertubercular.
Bolsa subacromial, situada entre la parte superior de la articulación inferiormente y la bóveda
acromiocoracoidea y el deltoides superiormente.
Bolsa sinovial subcoracoidea, situada entre la base de la apófisis coracoides y la parte vecina de la
cápsula articular por un lado, y el músculo subescapular por el otro.
Bolsa subtendinosa del infraespinoso, que a menudo se halla ausente.

Se encuentran también otras bolsas sinoviales como las del coracobraquial - pectoral mayor -
dorsal ancho - redondo mayor.

Ligamentos pasivos: refuerzan a la cápsula y son:

Ligamento coracohumeral o superior: se inserta, por un lado en la apófisis coracoides, y por otro,
en el troquiter del húmero.
Juan Manuel Prado www.apuntesdeanatomia.com 2

Ligamento glenohumeral superior: se inserta por un lado en el rodete glenoideo, y por otro, en el
cuello anatómico del húmero.ya cerca del húmero este ligamento está unido al ligamento
coracohumeral por medio de unas fibras transversales que van desde el troquiter al troquín. Estas
fibras forman el ligamento humeral transverso de Brodieque pasa sobre la corredera bicipital
formando un túnel por donde pasa el tendón de la porción larga del bíceps braquial.(porción
intraarticular).

Ligamento glenohumeral medio: se inserta por un lado en el rodete glenoideo, y por otro, en el
troquín. Entre este ligamento y el superior queda un espacio triangular que se llama ojal del
subescapular o foramen oval de Weitbrecht. Este foramen es obliterado por el tendón del
subescapular, pero es el punto más debil de la cápsula y es por donde se suele luxar la cabeza
humeral. Hay otro punto debil de la cápsula, entre los ligamentos glenohumerales medio e inferior,
que es el foramen oval de Rouviére.

Ligamento glenohumeral inferior: se inserta por un lado en el borde de la cavidad glenoidea, y por
otro, en el cuello quirúrgico del húmero. Es el más fuerte de los tres.

Ligamentos activos: Los músculos periarticulares transversales, verdaderos ligamentos activos


de la articulación, aseguran la coaptación de las superficies articulares.
Por delante: el músculo subescapular
Por detrás: los músculos redondo menor e infraespinoso ( forman el manguito rotador del hombro
conjuntamente con el supraespinoso y el subescapular).
Por arriba: el músculo supraespinoso y el tendón de la porción larga del bíceps braquial.

Músculos Del Hombro


Músculos Inserción proximal Inserción distal Función Inervación
Pectoral mayor Borde anterior de la Labio externo de la Punto fijo Nervio del pectoral
clavícula corredera bicipital húmero: es mayor y menor.
Cara anterior del del húmero. accesorio en la
esternón inspiración.
Cartílagos de las 6 Punto fijo en
primeras costillas tórax: flexor,
Aponeurosis del aductor y
oblicuo mayor del rotador interno
abdomen. del hombro.
Supraespinoso Fosa supraespinosa Parte superior del Abeductor de Nervio
del omóplato. Troquiter. hombro. supraescapular.
Infraespinoso Fosa infraespinosa del Parte media del Rotador externo Nervio
omóplato. troquiter. del hombro. supraescapular.
Redondo menor Borde axilar omóplato. Parte inferior del Rotador externo Nervio circunflejo.
troquiter. del hombro.
Redondo mayor Borde axilar, ángulo Labio interno de la Rotador interno Nervio redondo
inferior del omóplato. corredera bicipital del hombro. mayor.
del húmero.
Subescapular Fosa subescapular del Troquín. Rotador interno Nervios
omóplato. del hombro. subescapulares
superior e inferior.

Haz anterior: borde Cara externa del Abductor del Nervio circunflejo.
Deltoides anterior, tercio externo húmero, en la v hombro.
de la clavícula. deltoidea.
Haz medio: borde
externo del acromion.
Haz posterior: borde
posterior, parte inferior
de la espina del

2
Juan Manuel Prado www.apuntesdeanatomia.com 3

omóplato.
Dorsal ancho Apófisis espinosas de Labio interno de la Punto fijo Nervio del dorsal
las 7 ultimas vertebras corredera bicipital húmero: eleva el ancho.
dorsales y en las 5 del húmero. tronco.
lumbares. Punto fijo
Cresta sacra. inserciones
Cresta ilíaca. centrales:
Cara externa de las 3 extención,
ultimas costillas. aducción
posterio y
rotación interna
del hombro.

La cintura escapular se define como el conjunto de estructuras que conectan la extremidad


superior con el tórax y permiten su movimiento respecto a éste. La función del hombro es (en
asociación con el codo) orientar la mano en el espacio para una función eficiente. Este complejo
comprende una serie de articulaciones cuyo número varía dependiendo de los autores. La mayoría
habla de cuatro: glenohumeral, acromioclavicular, esternocostoclavicular y escapulotorácica. Otros
incluyen la subdeltoidea y, algunos, la denominada coracoclavicular. Es decir podemos encontrar
hasta seis articulaciones en este complejo articular.
A la hora de analizar el movimiento son dos las articulaciones verdaderamente importantes: la
glenohumeral y la escapulotorácica.

ARTICULACIÓN GLENOHUMERAL
Se trata de una articulación diartrosis tipo enartrosis. Permite, en consecuencia, movimientos en
los tres planos.
Sus superficies articulares son la cabeza del húmero y la cavidad glenoidea de la escápula.
La cavidad glenoidea es poco profunda respecto al tamaño de la cabeza humeral, de hecho solo
contiene, aproximadamente, un tercio de ella. Esto quiere decir que estamos hablando de una
articulación con muy poca congruencia y, como consecuencia, poca estabilidad. La contrapartida
es que tiene mucha movilidad
Este tipo de estructura provoca que esta articulación sea potencialmente susceptible tanto de
problemas estructurales como de cambios degenerativos.
La profundidad de la cavidad glenoidea es incrementada por un anillo (de fibrocartílago según
algunos autores, de tejido fibroso denso según otros) que la rodea denominado “labrum glenoideo”.
Por otra parte encontramos que la cápsula articular es dos veces mayor que la cabeza humeral,
esto ayuda a la movilidad pero no provee gran estabilidad.
Nos hayamos, pues, ante una articulación con poca estabilidad ósea y que precisará de otros
mecanismos que garanticen un mínimo equilibrio.

ELEMENTOS ESTABILIZADORES PASIVOS


La cápsula presenta tres engrosamientos en la cara anterior, que son los tres ligamentos
glenohumerales (ligamentos de Morris) superior, medio e inferior. Estos ligamentos forman una
especie de Z. Su función no es sólo dar espesor anteriormente a la cápsula sino que cada uno de
ellos ofrece más tensión de soporte en movimientos específicos.
El ligamento glenohumeral inferior posee la mayor significación funcional, actuando como el
estabilizador anterior primario del hombro a 90º de abducción.
Se ha demostrado la variabilidad del tamaño y de los lugares de inserción de los ligamentos
glenohumerales; sin embargo, la significación clínica de esto tiene que ser todavía completamente
esclarecida, pero se cree que la ausencia del glenohumeral medio puede predisponer a la
inestabilidad.
Entre el ligamento glenohumeral superior y el medio existe una zona de debilidad, el foramen de
Weitbrecht (aunque algunos autores consideran que no al estar reforzada esa zona por el tendón
del subescapular).
El ligamento coracohumeral empieza en la apófisis coracoides y, mezclándose con la cápsula

3
Juan Manuel Prado www.apuntesdeanatomia.com 4

superior y con el tendón del supraespinoso, se inserta en las tuberosidades de la epífisis proximal
del húmero (es decir, tiene dos haces: el coracotroquiteriano y el coracotroquiniano). Regula la
rotación externa pero es más útil en el soporte pasivo de la extremidad superior contra la gravedad.

ELEMENTOS ESTABILIZADORES ACTIVOS


Obviamente nos estamos refiriendo a la estabilidad aportada a la articulación por los músculos. La
acción más importante en este sentido la realiza una estructura denominada el manguito de los
rotadores, formado por la unión de los tendones del subescapular, por delante, del supraespinoso,
por arriba y del infraespinoso y el redondo menor, por detrás. Con su contracción desplaza la
cabeza del húmero hacia abajo y la comprime contra la glena durante la elevación del brazo.
La inserción del citado manguito configura una zona mal vascularizada, muy susceptible de sufrir
isquemia, roturas del tendón de inserción o fibrosis. Dos tercios de los individuos pueden presentar
zonas hipovascularizadas
El bíceps braquial, sobre todo su porción larga, también es muy importante en la estabilidad de
esta articulación. La contracción de este músculo hace que se aplique la cabeza humeral sobre la
glena, sobre todo en la abducción del hombro, impidiendo así la luxación de la cabeza.

AMPLITUD DE MOVIMIENTOS
La articulación escapulotorácica provee, tanto en la flexión como en la abducción del hombro,
mediante una rotación hacia arriba de la fosa glenoidea, un movimiento de aproximadamente 60º
desde la posición de reposo.
La articulación glenohumeral contribuye (depende de los autores) con casi 120º en flexión y de 90º-
120º en abducción.
El rango de movimiento final combinado es normalmente descrito entorno a los 180º. Por supuesto
está sujeto a las distintas diferencias individuales.
En aducción horizontal (flexión horizontal) la glenohumeral provee 90º y el movimiento combinado
alcanza unos 135º.