Anda di halaman 1dari 1

He aquí algunos consejos prácticos de Aleister Crowley sobre el uso de la ouija, tomada de la

edición de octubre de 1917 "La Internacional".

El tablero de Ouija - una nota.

Por El Maestro Therion

Supongamos que un perfecto desconocido entra en tu oficina y procede a dar órdenes a tu


personal. Supongamos que una mujer extraña entra en el salón e insiste en ser anfitriona. Tu
estarías preocupado por esto. Sin embargo, las personas se sientan y ofrecen el uso de sus
cerebros y manos (que son, después de todo, más importante que las oficinas y salas de estar) a
cualquier inteligencia que pueda estar vagando por allí. La gente usa la ouija sin tomar la más
mínima precaución.

Establecer la identidad de un espíritu por métodos ordinarios es un problema muy difícil, pero la
mayoría de la gente que juega al ocultismo ni siquiera se preocupa por esto. Consiguen algo, y
no parecen importar qué! Cada inanidad, cada estupidez, cada pieza de basura, no sólo se toma
a su valor nominal, pero a un precio totalmente exagerado. El más terriblemente mal poeta
pasará por un Shelley, aunque sólo sea haya sido autentificado a través de una tablita. Hay, sin
embargo, una buena manera de utilizar este instrumento para conseguir lo que se quiere, y que
es llevar a cabo toda la operación en un círculo consagrado, para que extraños indeseables no
puedan interferir con la operación. A continuación, se debe emplear la invocación mágica
adecuada con el fin de que al círculo sólo pueda entrar el espíritu que se desea. Es relativamente
fácil hacer esto. Unas instrucciones simples son todo lo que es necesario, y estaré contento de
proporcionárselas de forma gratuita, a cualquier persona que se preocupe de aplicarlas.

No es particularmente fácil de contactar el espíritu de un hombre muerto, porque el alma


humana, siendo divina, no es susceptible al control de otra alma humana; y además no es
legítimo o deseable hacerlo. Pero lo que se puede hacer es recoger los restos del hombre
muerto desde el astral Akasha y hacerlos crecer en una mente concreta. Esta operación, una vez
más, no es especialmente rentable. El único trabajo legítimo en esta línea es entrar en contacto
con una gran inteligencia, tal como llamamos a los dioses, arcángeles, y similares. Estos pueden
dar información real sobre lo que es más necesario para nuestro progreso. Y está escrito en los
oráculos de Zoroastro que al mortal perseverante los inmortales Benditos son rápidos.