Anda di halaman 1dari 6

¿Qué son los Recursos Naturales?

Recursos naturales: Se denominan recursos naturales a aquellos


bienes materiales y servicios que proporciona la naturaleza sin
alteración por parte del ser humano; y que son valiosos para las
sociedades humanas por contribuir a su bienestar y desarrollo de
manera directa (materias primas, minerales, alimentos) o indirecta
(servicios ecológicos).

Desde que la tierra fue habitada, los seres humanos y otras formas de
vida han dependido de cosas que existen libremente en la naturaleza
para sobrevivir. Estas cosas incluyen agua (mares y agua dulce), tierra,
suelos, rocas, bosques (vegetación), animales, combustibles fósiles y
minerales. Se llaman Recursos Naturales y son la base de la vida en la
tierra.

Se producen de forma natural, lo que significa que los humanos no


pueden hacer recursos naturales, pero si usarlos y modificarlos para su
beneficio. Por ejemplo muchos materiales utilizados en los objetos
hechos por el hombre son los recursos naturales.

Puedes ir hacer un crucigrama online para aprender los recursos


naturales anteriores y sus usos en el siguiente enlace: Recursos Naturales
Ejemplos.

Tipos de Recursos Naturales


Los recursos naturales que proporciona el medio ambiente se clasifican
en 3 tipos diferentes:
a) Recursos continuos o inagotables: Se corresponde con aquellas
fuentes de energía que son inagotables y que no son afectadas por
la actividad humana.

b) Recursos renovables: Son los recursos que pueden regenerarse


mediante procesos naturales, de manera que aunque sean utilizados
pueden seguir existiendo siempre que no se sobrepase su capacidad
de regeneración.

c) Recursos no renovables o irrenovables: Son aquéllos que una vez


consumidos no pueden regenerarse de forma natural en una escala de
tiempo humana. Si quieres saber más sobre este tipo vete al siguiente
enlace: Recursos Naturales No Renovables.

Hay varias formas de clasificar los recursos naturales, incluyendo de


dónde vienen y si son o no renovable como vimos anteriormente, pero
también se pueden clasificar en función de si los recursos naturales
provienen de seres vivos o materiales orgánicos, entonces se les
considera recursos bióticos. Recursos bióticos incluyen las plantas, los
animales y los combustibles fósiles. Los tres combustibles fósiles son el
carbón, el petróleo y el gas natural. Los combustibles fósiles se clasifican
como recursos bióticos, ya que se forman a partir de la descomposición
de materia orgánica durante millones de años. Por otro lado, los
recursos abióticos se originan a partir de materiales no vivos e
inorgánicos. Por ejemplo, el aire, la luz solar y el agua son recursos
abióticos. Los minerales también se consideran abióticos.

Las principales fuentes de energía continua son el sol y la gravedad. La


primera genera energía solar a través de la radiación y eólica por el
viento. La segunda genera energía hidroeléctricamediante saltos
hidroeléctricos o las olas y mareas.

La actividad humana puede llevar a la sobreexplotación de estos


recursos y poner en peligro su conservación.

Los casos más graves de explotación excesiva de recursos son:

- La caza y pesca indiscriminada de ballenas y otros animales en


peligro de extinción.

- Tala de bosques sin criterios conservacionistas.

- La explotación excesiva del agua provoca problemas ambientales


graves como la desertización y el drástico descenso de los recursos
hídricos.

Según la ONU 2/3 de los ecosistemas de los que depende la vida sobre
la Tierra están sobreexplotados o se utilizan de manera insostenible, lo
que puede causar graves problemas para la humanidad en las
próximas generaciones.

EXPLOTACION DE LOS RECURSOS NATURALES

En la actualidad la sociedad necesita analizar la situación a la que nos


enfrentamos con respecto a los recursos tanto renovable como los no
renovables, ya que como bien se sabe los recursos no renovables son
aquellos que se forman muy lentamente y que no se forman de manera
natural en el medio ambiente, tales como el petróleo, el carbón, el gas
natural, etc. En base a la perspectiva de la sociedad, los recursos no
son renovables cuando su tasa de consumo supera la tasa de
reposición o recuperación, por ejemplo los combustibles fósiles, los
cuales se forman de manera muy lenta, lo cual significa que al ser
utilizados, estos no puedan ser regenerados, además de que este tipo
de materiales producen residuos que plantean graves problemas de
contaminación a través de gases tóxicos, radioactividad, etc.

De manera que la humanidad se enfrenta a una crisis ecológica de


gran magnitud, debido a que un sinfín de actividades realizadas por el
ser humano han provocado que se deteriore de manera gradual la
biodiversidad que nos rodea. Existen diversos tipos de impactos
ambientales, pero fundamentalmente se pueden clasificar, de acuerdo
a su origen, en los provocados por:

El aprovechamiento de recursos naturales ya sean renovables, tales


como el aprovechamiento forestal o la pesca; o no renovables, tales
como la extracción del petróleo o del carbón.

Contaminación. Todos los proyectos que producen algún residuo


(peligroso o no), emiten gases a la atmósfera o vierten líquidos al
ambiente.

Ocupación del territorio. Los proyectos que al ocupar un territorio


modifican las condiciones naturales por acciones tales como
desmonte, compactación del suelo y otras.

Problemas como el agujero en la capa de ozono, el incremento de


gases de efecto invernadero, la pérdida de biodiversidad, el
agotamiento de recursos tanto renovables como no renovables, la tala
de grandes áreas de selvas y bosques, la explotación excesiva de
recursos marinos, entre otros. Por lo que si bien de alguna forma es
imposible revocar esos daños, sí se puede lograr minimizar el impacto
ambiental sobre nuestro en torno a través de medidas estratégicas.
Las consecuencias del abuso de los recursos naturales

La vida vegetal y animal ha sido utilizada por el hombre por siglos, sin
embargo, la constante explotación indiscriminada de estos recursos por
la sociedad, podría causar daños al propio hombre y a la vida vegetal
y animal.

La población se beneficia de los recursos naturales, utilizados, en


ocasiones, sin medida y provocando el deterioro del medio ambiente;
los bosques, por ejemplo, pueden explotarse, si se siembran más
árboles, así la reforestación preservará la flora y fauna del bosque.

La tala inmoderada de zonas boscosas, la quema excesiva de campos


para uso agrícola, la explotación masiva de especies vegetales y
animales, la caza furtiva y la contaminación a la que está expuesta la
naturaleza son algunas de las muchas causas por las que actualmente
la calidad de vida de la sociedad va disminuyendo.

El ser humano toma recursos, desde hace siglos, de su medio para


proveerse de alimento, hogar, vestido, etcétera. La sobrepoblación y la
falta de conciencia ha ocasionado que se abuse de dichos recursos.

Los Recursos Naturales: El Agua

El agua es otro recurso importante que desperdiciamos o


contaminanos constantemente. Mil millones de personas carecen de
acceso a mejores servicios de suministro de agua, y 2,400 millones
carecen de adecuados servicios de saneamiento. Aquellos que no
tienen suministro de agua adecuado y asequible son los más pobres
de la sociedad. De continuar esta escasez, en un futuro próximo el
agua podría ser fuente de muchos conflictos armados.