Anda di halaman 1dari 4

DELITO DE CONTRABANDO: Improcedencia de recurso de nulidad.

Es improcedente el recurso de nulidad contra la resolución del Tribunal que deniega la ampliación
del plazo de investigación por delito de contrabando, por haberse vencido el plazo ordinario y
especial con exceso.
Exp. Nº 1142-87 Arequipa.
DICTAMEN FISCAL
SEÑOR PRESIDENTE DE LA SEGUNDA SALA PENAL DE LA CORTE SUPREMA:
Viene este proceso, a mérito del recurso de nulidad, interpuesto por el Fiscal Superior de la Corte
Superior de Arequipa, contra el auto de fs. 35, de fecha 25 de agosto de 1987, que declara no
haber lugar a la ampliación solicitada y dispone que los autos vuelvan al referido Fiscal para que
emita pronunciamiento sobre el fondo del asunto, en la instrucción seguida contra Marcelo Apaza
Ticona por el delito de contrabando en agravio del Estado.
Aparece de este proceso, que por auto de fs. 1 vuelta, de fecha 7 de noviembre de 1986, se abrió
instrucción contra el encausado Marcelo Apaza Ticona por el delito de contrabando en agravio del
Estado. Por auto de fs. 27 de fecha 6 de abril de 1987, esto es a los seis meses de iniciado este
proceso, a solicitud del señor Fiscal Superior, se amplió la instrucción por el término de 30 días, a
fin de que se oficie a la Dirección de Aduanas y remita el avalúo, aforo y liquidación. Cumplido el
objetivo, el mismo Fiscal Superior solicita a fs. 32 vlta., que para poder acusar se comprenda el
delito de "encubrimiento de contrabando", lo que necesariamente implica una nueva ampliación,
que legalmente es denegada por el Tribunal Correccional, pues los términos son de orden público
y en estos autos se encuentran excesivamente vencidos tanto el ordinario como el especial y
estando al tiempo transcurrido ya que obran elementos suficientes para que el Fiscal Superior se
pronuncie sobre el fondo del asunto, resulta innecesaria una nueva ampliación.
Por lo expuesto, esta Fiscalía Suprema, propone, se declare que NO HAY NULIDAD en el auto
recurrido.
Lima, 4 de marzo de 1988.
PEDRO MENDEZ JURADO
Fiscal Supremo en lo Penal
EJECUTORIA SUPREMA
Lima, diecisiete de mayo de mil novecientos ochentiocho.-
VISTOS; con lo expuesto por el Señor Fiscal; y CONSIDERANDO: que no estando previsto el
presente caso en ninguno de los incisos del artículo doscientos noventidos del Código de
Procedimientos Penales, modificado por el artículo primero del Decreto-Legislativo número ciento
veintiséis: declararon INSUBSISTENTE el concesorio del recurso de nulidad de fojas treintiséis, su
fecha siete de setiembre de mil novecientos ochentisiete; e IMPROCEDENTE la solicitud de su
propósito; en la instrucción seguida contra Marcelo Apaza Ticona por el delito de contrabando en
agravio del Estado; y los devolvieron.- S.S.- VASSALLO CHIRINOS - BELTRAN RIVERA - PORTUGAL
RONDON - URQUIZO VARGAS - SEMINARIO RODRIGUEZ.- Se publicó conforme a Ley.
BERNARDO DEL AGUILA PAZ
Secretario General de la Corte Suprema

DELITO DE CONTRABANDO: Recurso impugnativo.


No procece interponer recurso de nulidad contra el auto que deniega la apertura de instrucción;
sólo procede interponer recurso de apelación (parágrafo tres del artículo 77 del Código de
Procedimientos Penales).
Exp. Nº 559-87 Huancavelica.
EJECUTORIA SUPREMA
Lima, dieciocho de mayo de mil novecientos ochentiocho.-
VISTOS; y CONSIDERANDO: que de conformidad con lo preceptuado por el penúltimo parágrafo
del artículo setentisiete del Código de procedimientos Penales, modificado por el artículo primero
de la Ley número veinticuatro mil trescientos ochentiocho, contra los autos denegatorios de
apertura de instrucción, sólo procede el recurso de apelación: declararon INSUBSISTENTE el
concesorio del recurso de nulidad de fojas veinticuatro, su fecha catorce de mayo de mil
novecientos ochentisiete; e IMPROCEDENTE la solicitud de su propósito; en la denuncia contra
Daniel Figueroa Monterrey y Félix Espinoza Ramos por el delito de lesiones seguidas de muerte en
agravio de Manuel Saldivar Paquiyauri; y los devolvieron.- S.S.- VASSALLO CHIRINOS - BELTRAN
RIVERA - PORTUGAL RONDON - URQUIZO VARGAS - SEMINARIO RODRIGUEZ.- Se publicó conforme
a Ley.
BERNARDO DEL AGUILA PAZ
Secretario General de la Corte Suprema

DELITO DE CONTRABANDO Y DEFRAUDACION TRIBUTARIA:


Cuestión previa.
Es infundada la cuestión previa deducida con el objeto de que se pruebe previamente en la vía
administrativa los cargos de la denuncia, si lo actuado es suficiente para acreditar la
responsabilidad del procesado.

Exp. Nº 1102-86 Lima.

DICTAMEN FISCAL
SEÑOR PRESIDENTE DE LA SEGUNDA SALA PENAL DE LA CORTE SUPREMA:
Este cuaderno viene en mérito al concesorio del recurso de nulidad contra la resolución
fotocopiada a fs. 281, que declara infundada la Cuestión Previa deducida por la inculpada Gloria
Angélica Otoya Montoya en la instrucción que se le sigue por delito de defraudación tributaria y
contrabando en agravio del Estado.
Revisado los actuados, se tiene que personal de la Policía Fiscal intervino al ausente Jaime
Landevera Jordán en circunstancias que se hallaba en flagrante comisión del delito de
contrabando, y efectuados los primeros interrogatorios, se tuvo conocimiento de que este
inculpado operaba conjuntamente con Gloria Otoya Montoya, a quien se le incauta moneda
nacional y extranjera más otros documentos que se hallaron en el domicilio de ésta. Realizado el
análisis de estos documentos, se obtuvieron de datos y cifras que morituaban la posible comisión
del delito de defraudación tributaria en agravio del Estado, por lo que el Fiscal Provincial Ad-Hoc
procedió a formalizar la denuncia de fs. 195, encontrándose éste proceso en la etapa de
instrucción.
En el presente caso que nos ocupa se observa que concurren suficientes elementos objetivos de
punibilidad, los mismos que han sido enumerados por el Fiscal Provincial en su denuncia, y que, en
su momento, tendrán que ser actuados y debatidos, tanto más si la Dirección General de
Contribuciones deberá presentar al Juzgado un informe detallado acerca de los impuestos dejados
de pagar por la inculpada. Con todo lo cual, resulta superficial y apresurado alegar que a este
proceso le falta un requisito de procedibilidad es decir, previa investigación administrativa, ya que
la prueba acumulada es de por si sufiente para que la instrucción prosiga su curso hasta su
culminación, y sólo como resultado de la investigación judicial se determinará la responsabilidad e
irresponsabilidad de la inculpada.
En consecuencia, se propone que la Sala de su Presidencia declare NO HABER NULIDAD en la
recurrida.
Lima, 15 de diciembre de 1986.
PEDRO MENDEZ JURADO
Fiscal Supremo en lo Penal
EJECUTORIA SUPREMA
Lima, veinticinco de mayo de mil novecientos ochentiocho.-
VISTOS; de conformidad con lo dictaminado por el Señor Fiscal: declararon NO HABER NULIDAD en
el auto que en fotocopia certificada corre a fojas doscientos ochentiuno, su fecha veinticuatro de
junio de mil novecientos ochentiseis, en la parte recurrida que declara infundada la cuestión
previa deducida por Gloria Angélica Otoya Montoya; en la instrucción que se le sigue por los
delitos de contrabando y defraudación tributaria en agravio del Estado; con lo demás que sobre el
particular contiene; y los devolvieron.- S.S.- VASSALLO CHIRINOS - BELTRAN RIVERA - PORTUGAL
RONDON - URQUIZO VARGAS - SEMINARIO RODRIGUEZ.- Se publicó conforme a Ley.
BERNARDO DEL AGUILA PAZ
Secretario General de la Corte Suprema

DELITO DE CONTRABANDO: Excepción de naturaleza de acción.


El acto imputado a los procesados no constituye delito ni es justiciable penalmente, por lo que es
procedente declarar de oficio la excepción de naturaleza de acción de acuerdo al artículo 5 del
Código de Procedimientos Penales.

Exp. Nº 329-90 Tacna.


DICTAMEN FISCAL
SEÑOR PRESIDENTE DE LA SEGUNDA SALA PENAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA:
Este proceso viene en recurso de nulidad interpuesto por el Fiscal Superior y los condenados
contra la sentencia de fs. 133 que CONDENA, a Petronila Juana Huaycaní Laura, Florentina Julia
Navarro Condori, Julia Avelina Aragón de Mejía y Felipe Aguilar Gutierrez, como autores del delito
de contrabando, en la modalidad de encubrimiento, en agravio del Estado; imponiéndole a la
primera la pena de dos años de prisión condicional y a los tres últimos un año y séis meses de
prisión condicional a cada uno de ellos y las accesorias establecidas en la sentencia.
El 4 de julio de 1989, la policía intervino el camión Volvo de placa WK-2478, conducido por el
encausado Felipe Aguilar Gutierrez, a la altura del Puesto de Control de Montalvo (Moquegua);
encontrándose en el registro correspondiente, mercadería de procedencia extranjera sin la
documentación legal.
Realizada las investigaciones pertinentes y de conformidad con el aforo y liquidación (de fs. 59 a
62) se ha establecido que los impuestos evadidos ascienden por Petronila Huaycaní Laura a I/.
1'820,665.00, por Florentina Navarro Condori a I/. 576,459.00, por Julia Aragón de Mejía a I/.
1'974,591.00 y por Felipe Aguilar Gutierrez a I/. 1'484,571.00.
Los inculpados, a excepción del chofer Felipe Aguilar Gutierrez, han admitido ser propietarios de
las mercaderías incautadas. Aguilar sostiene, que la mercadería no es de él sino de un tal
Fernandez, pero esta persona no ha sido identificada. Por otro lado las polizas de pacotilla
presentada por Petronila Huaycaní y demas acusadas, no les corresponde, por estar a nombre de
terceros y las cartas- poder acompañadas fueron legalizadas con posterioridad a la intervención
policial. Durante el proceso se ha establecido que el vehículo intervenido pertenece a la Empresa
Transportes Santa Eliza por lo que debe ser devuelto a su propietario. También no se ha
acreditado que los acusados se haya sido clandestino al país, por lo que se configura el delito de
contrabando en la modalidad de encubrimiento; consecuentemente, la comisión del delito
investigado está acreditado así como la responsabilidad de los acusados, quienes carecen de
antecedentes penales y judiciales (fs. 75 a fs. 78).
Por tales fundamentos, propongo se declare NO HABER NULIDAD en la recurrida.
Lima, 01 de agosto de 1990.
PEDRO MENDEZ JURADO
Fiscal Supremo en lo Penal
EJECUTORIA SUPREMA
Lima, diecisiete de diciembre de mil novecientos noventiuno.- VISTOS; con lo expuesto por el
señor Fiscal; y CONSIDERANDO: que del acta de aforo y liquidación que corre de fojas
cincuentinueve a sesentidós, aparece que el valor de la mercadería incautada a los encausados no
sobrepasa las diez remuneraciones mínimas vitales, por lo que no se tipifica el delito de
contrabando previsto en el artículo doscientos sesentidós del nuevo Código Penal; que este
dispositivo se aplica con preferencia a la ley anterior número veinticuatro mil novecientos
treintinueve, vigente en el momento de los hechos, por ser más favorable al reo conforme lo
determina el artículo doscientos treintitrés -inciso sétimo- de la Constitución Política del Estado y
el artículo sexto del Código acotado; que la nueva legislación penal codificada no contempla faltas
por el delito de contrabando; que, en consecuencia, el acto imputado a los procesados no
constituye delito ni es justiciable penalmente, por lo que es procedente declarar de oficio la
excepción de naturaleza de acción de acuerdo al artículo quinto del Código de Procedimientos
Penales, modificado por el artículo primero del Decreto Legislativo número ciento veintiséis; que
no existiendo responsabilidad penal atribuible a los encausados, no compete al Poder Judicial
dictar el decomiso de la mercadería, lo que corresponde a la autoridad aduanera, conforme a la
ley de la materia, en los casos que proceda imponerse esta medida: declararon NULA la sentencia
recurrida de fojas ciento treintitrés, su fecha veinte de diciembre de mil novecientos
ochentinueve, que condena a Petronila Juana Huaycaní Laura, Florentina Julia Navarro Condori,
Julia Abelina Aragón de Mejía y Felipe Aguilar Gutiérrez por el delito de contrabando en agravio
del Estado, e impone a la primera la pena de dos años de prisión condicional y a los tres últimos,
un año y séis meses de prisión condicional para cada uno; con lo demás que contiene; y en
consecuencia: declararon FUNDADA de oficio la excepción de naturaleza de acción a favor de los
mencionados procesados por el delito de contrabando en perjuicio del referido agraviado;
MANDARON archivar definitivamente la causa, anulándose sus antecedentes policiales y judiciales,
con arreglo al Decreto Ley número veinte mil quinientos setentinueve; DISPUSIERON que el
Tribunal Correccional oficie a la administración aduanera para que proceda al decomiso de la
mercadería si fuere de acuerdo a ley; y los devolvieron.- S.S. - VALLADARES AYARZA - PERALTA
ROSAS - ESPINOSA VILLANUEVA - ANGULO MARTINEZ - SALAS GAMBOA.- Se publicó conforme a
ley.
BERNARDO DEL AGUILA PAZ
Secretario General de la Corte Suprema