Anda di halaman 1dari 1

Que son las bacterias?

Las bacterias son organismos unicelulares microscópicos, sin núcleo ni clorofila, que
pueden presentarse desnudas o con una cápsula gelatinosa, aisladas o en grupos y que
pueden tener cilios o flagelos.
La bacteria es el más simple y abundante de los organismos y puede vivir en tierra,
agua, materia orgánica o en plantas y animales.
Tienen una gran importancia en la naturaleza, pues están presentes en los ciclos
naturales del nitrógeno, del carbono, del fósforo, etc. y pueden transformar sustancias
orgánicas en inorgánicas y viceversa.
Son también muy importantes en las fermentaciones aprovechadas por la industria y en
la producción de antibióticos.

¿Por qué causan tanto daño las bacterias?


De las muchísimas especies de bacterias que existen sólo un pequeño porcentaje nos
causa alguna enfermedad. El problema es que muchas de ellas son mortales
(tuberculosis, tifus, cólera, neumonía, meningitis, etc). En general, el daño que nos
producen está relacionado con la fabricación de sustancias toxinas (venenos) que liberan
dentro de nuestro cuerpo. Eso es, por ejemplo, lo que sucede cuando la bacteria llamada
Clostridium nos infecta y causa el tétanos. Aunque las bacterias son muy pequeñas, y
podríamos pensar que producen poco veneno, lo que sucede es que se reproducen tan
rápido que en quince horas podrían producir 1.000 millones de descendientes; por eso,
aunque cada una libera una poca cantidad, la suma de todas es muy grande.

Hábitos de higiene que debemos seguir para evitar bacterias


 Comer alimentos higiénicamente preparados.
 Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño.
 Cuando se sufras una herida, debe lavarte alrededor de ella con agua y jabón, y
después aplicar sobre la superficie dañada, con una torunda de algodón o hisopo,
una solución antiséptica.
 Seguir una dieta balanceada para que el sistema inmunológico se mantenga
fuerte.
 Bañarse diariamente.
 Cepillar los dientes tres veces al día y usar enjuagues bucales.
 Usar desodorantes para evitar el mal olor producido por bacterias.
 Hay jabones y lociones especiales útiles para eliminar a las que se alojan en el
cutis.
 Si se usan lentes de contacto es necesario lavarlos con soluciones desinfectantes
que, además, los lubrican.
 En caso de que se adquiera una infección bacteriana en la piel, puedes recurrir
a pomadas y cremas indicadas para tratar el problema. Si se presenta de forma
leve pueden usarse emulsiones que contengan triclosán.