Anda di halaman 1dari 1

Autoridades presentes, colegas, tutores, alumnos.

Nos reunimos para conmemorar un nuevo aniversario de la gesta patriótica que se desarrollara un 25
de Mayo de 1810 y que marcara el inicio del nacimiento de nuestra Nación, y se plasmara años más tarde
con la declaración de la Independencia, en 1816, con la sanción de nuestra Carta Magna en 18
Los acontecimientos en aquella recordada semana nacieron de un deseo de Libertad, aquel anhelo
plasmado por los patriotas se hizo realidad. Esa expresión se transformó en un vínculo indestructible que
uniría para siempre a nuestro país, más allá de las sustanciales diferencias.
Cuando una población toma la iniciativa de realizar un proyecto que implicara la transformación total
de su idiosincrasia dos componentes se hacen indispensables: Valor y decisión.
Valor para llevarse a cabo una empresa que pone en riesgo la seguridad de un estilo de vida y decisión
para actuar con firmeza en las situaciones extremas.
Para los criollos esa situación se produjo en aquellos días cuando llegaron a buenos aires noticias de
un clima caótico en la metrópolis: el rey Fernando VII había sido encarcelado por Napoleón y sustituido por
su hermano
Los criollos ya tenían en sus corazones el germen del espíritu independiente que alcanzaría su punto
culminante en el cabildo abierto de 22 de mayo. La mayoría aguardaban las deliberaciones de los cabildantes
en la víspera del nacimiento de la patria. Después de presionar sobre el cabildo, ese pueblo se manifestó en
una auténtica expresión de libertad y reclaman intensamente su protagonismo.
El pueblo argentino ha recorrido un largo camino, siguió luchando y consiguió la libertad, declaro la
independencia y continúo debatiéndose entre luchas y logros, tratando de formar el estado argentino.
Es ese el ideal que rescatamos hoy para seguir construyendo entre toda nuestra historia nacional. Ese
ideal fue un camino muy difícil, pero es aquel 25 de mayo el que nos enseñó, el que no podemos olvidar ni
ignorar “despojar a los pueblos de las claves de su historia es condenarlo a un futuro trivial y decadente”
A partir de saber quiénes somos, cual es nuestro legado cultural, nuestra memoria colectiva, podremos
continuar como unidad histórica significativa en la búsqueda de nuestro destino como pueblo.
Hoy repetimos la misma inquietud y compromiso. Es nuestro deber, entonces recoger la herencia de
estos grandes patriotas y llevarla hacia adelante. Acudir a la educación y a la cultura como instrumentos
idóneos y eficaces, formar ciudadanos críticos y protagonistas.
Reafirmar en la sociedad Argentina los valores de solidaridad y unión, para superar el funesto
individualismo que lesiona a la dignidad de los hombres y conspira con el ideario de nación y forjar una
identidad común de destino y de país.
Muchas gracias.