Anda di halaman 1dari 6

HERRAMIENTAS DEL TORNO (BURILES).

Son de distintos tipos, se forjan a la forma requerida en una sola pieza de un mismo material. Se
fabrican en forma de barra redonda, cuadrada o rectangular de acero para herramientas forjadas, que en
un extremo tienen su filo cortante.
Una herramienta de corte típica para usar en un torno consta principalmente de un cuerpo, mango o
vástago, y de un cabezal donde se encuentra la parte cortante. A su vez, el cabezal se compone de
diversas partes.

Geometría del buril o Cuchilla.

El aspecto más importante en un buril es su forma geométrica: la inclinación hacia los lados y hacia
atrás, las holguras o ángulos de alivio frontal y lateral, y los rompedores de viruta.

En la figura A se muestra el esquema de un buril derecho, fabricado con una barra maciza, mientras en
la Figura B se muestra un portaherramientas para colocación de inserto tipo cermet.

El ángulo de inclinación hacia atrás en el plano de salida de viruta, es muy importante para
hacer uniforme el flujo de la rebaba y romperla, para obtener buen acabado.

El ángulo de alivio en el plano de alivio secundario impide que el filo frontal de la herramienta roce con
la pieza de trabajo, para evitar roces innecesarios que afecten el acabado de la pieza.

El ángulo de alivio lateral en el plano de alivio principal favorece la acción de corte permitiendo
alimentar la herramienta hacia el material de la pieza de trabajo, minimizando la fricción.

El ángulo de filo de corte está determinado por la inclinación de los planos y puede variar
considerablemente de 5 a 32 grados según la operación que se esté realizando y el tipo de material. El
radio de la nariz varía de acuerdo al acabado que se requiera.

Cuchillas de desbastar.
Tratan de arrancar la mayor cantidad posible de material en el menor tiempo, aprovechando al máximo
tanto la capacidad de corte de la herramienta, como la capacidad y potencia del torno. Las cuchillas, por
tanto, han de ser robustas. Pueden ser curvas y rectas, tanto a derecha como a izquierda.

Cuchillas de afinar.

Buscan una superficie cuidadosamente acabada, exacta de forma y pulida. La viruta arrancada debe
ser pequeña. El corte de estas cuchillas debe repasarse con piedra de afinar, después de afilarlas; de lo
contrario, dejan una superficie áspera y rugosa. Cuando son de metal duro se afilan con muela de
diamante.

Cuchillas de corte lateral.

Se utilizan para refrenar ángulos muy marcados. Deben trabajar de dentro hacia afuera, ya que el corte
secundario no es adecuado para el arranque de viruta.
Cuchillas para interiores.

Para mecanizar las superficies interiores de un agujero, hacen falta herramientas de cuerpo largo y
sección reducida.

Están expuestas a vibraciones, por lo que la sección de viruta arrancada debe ser pequeña.
Generalmente, son curvadas y presentan dos formas fundamentales:

Para agujeros pasantes y para agujeros ciegos llamadas, también éstas, de refrentar interiores.

Cuchillas de trocear.
Sirven tanto para hacer ranuras o gargantas como para cortar en el torno.
Para evitar que la cuchilla roce con la pieza, aquélla se estrecha en su cabeza, de delante hacia atrás y
de arriba abajo (ángulo de desahogo).
Las cuchillas para cortar suelen tener la arista principal inclinada, con el fin de que la pieza cortada no
se desprenda hasta su completo troceado.