Anda di halaman 1dari 1

12 Suplemento Dominical Chiclayo, 15 de abril de 2018

CUENTO

“La pelota
ensangrentada”
Por: Rogelio Vilcherrez Chozo (*)

C
alín, el zurdo volante, se levantaba muy
temprano los sábados y domingos para
trabajar en el Monumental de Conco-
chinan (pueblo imaginario de la novela
Rastros Sangrantes, de Andrés Díaz Núñez) y
estaba súper contento de ser el “recogebolas” La maestra del Área
y se jactaba de ser el mejor “hincha” ya que de Comunicación,
siempre estaba cerca de sus jugadores favoritos Ruth Melva, reflexiona
“Orejas”, “La Pulga”, “Pantera”, “El Genio”, con sus estudiantes
“La Hiena”…Recibía propinas para su desayuno respecto a la noticia
y menú o, a veces, los jugadores le invitaban del diario La Industria:
a almorzar. “Se tiñó de rojo la Copa
Su dormitorio lúgubre; pero para él, era Concochinan”.
un santuario porque tenía las fotos de los
jugadores del mejor equipo de su comunidad,
y tenía como sueño ser un lateral izquierdo
igual que sus ídolos.
Sin embargo, no se descuidaba de sus estu-
dios de Arte, Humanidades, Ciencia y Deporte,
por las tardes. Los docentes y compañeros
de tercer grado de secundaria lo apreciaban
porque jugaba en la selección de su I.E. “Pe-
dro Verano” (seudónimo de Walter Armando
Fernández Mundaca, poeta nacido en San Juan
de Licupís –Chota, Cajamarca–, docente del
centenario colegio nacional de San José. Fa-
lleció prematuramente. Entre su obra literaria, del “Gran Cañonero” teñida de rojo… llaban en la sala de espera del nosocomio
destaca su poemario Playa Solitaria). - Hay que llevarlo rápidamente al Hospital del ilustre cardiólogo norteño. La operación
El docente de educación física, Willy tenía “Hércules Acuña” (Hércules Acuña Gonzáles, duró dos horas angustiantes. Los doctores
esperanzas de campeonar con su equipo es- destacado galeno de la Capital de la Amistad, salieron de la sala quirúrgica y, con firmeza,
colar porque Calín tenía unos pases de goles estudió en el colegio emblemático Nicolás La dijeron: “Calín es fuerte y está estable…”. Sus
milimétricos y fabulosos; es por eso que este Torre del distrito de José Leonardo Ortiz). padres aliviados, agradecieron a los médicos
equipazo estaba siempre en los primeros lugares El Sr. Antonio Obando, taxista bondadoso, especialistas por su profesionalismo.
del campeonato regional. ofreció sus servicios gratuitos para trasladarlo, Por otro lado, los vecinos se reunieron para
Hace dos días, en plena luna llena de agosto, junto a dos policías corpulentos, que llevaban hacer una pollada y ayudar económicamente
el clásico se vistió a favor de los concochinenses, al herido de gravedad. En el trayecto se escu- a la familia de Calín. Después, los jugadores
la barra brava del equipo perdedor del otro pueblo chaban los quejidos de Calín, ya que brotaba del equipo campeón de la liga de Concochinan
inició la violencia en las calles colindantes del de su estómago la sustancia roja que emana llegaron en taxis y dieron a los padres un sobre
estadio: llovían piedras, blanqueaban el acero vida. Después de serpentear los baches de las cerrado, parte de sus pagos por el triunfo en el
de las “chairas”, se escuchaban disparos como cinco cuadras, llegaron al centro de salud. clásico. Esto alivió los gastos de la medicina
ráfagas de truenos, vidrios rotos de las venta- Los galenos le dieron los primeros auxilios y para el apreciado recogebolas “Calichín”.
nas… Debido a tales circunstancias, Calín y los lo llevaron al quirófano, en una tortuosa camilla. En la I.E. del ilustre poeta, la docente del
demás hinchas corrían en diferentes direcciones. Los profesionales de la salud se olvidaron de Área de Comunicación, Ruth Melva, conversa
Raudamente, llegó el camión de la policía y renegar por la falta de instrumentales quirúr- y reflexiona con sus estudiantes con respecto
así los valerosos vigilantes de la paz pudieron gicos y la carencia de máquinas modernas y a la noticia del diario La Industria: “Se tiñó
dispersar a los desadaptados con gases de medicamentos. Ellos hicieron todo lo posible, de rojo la Copa Concochinan”.
pimienta. Al fin de la batalla campal, hubo en la operación, para salvar la vida de Calín. Al final, todos los estudiantes, directivos
unos cuantos detenidos con amplio prontuario, Los padres tristes y enmudecidos, se ha- y docentes de las demás áreas se abrazaron,
que portaban armas blancas y de fuego. Pero, reflexionaron y elevaron oraciones a “San José
también, los custodios del orden encontraron Obrero”, símbolo religioso de la I.E. “Pedro
huellas de zapatillas ensangrentadas del inocente Verano”, para que nuestro amigo Calín se sane
hincha: Calín que recibió un disparo fatal en su Andrés Díaz Núñez, “creó” el pueblo y asista a clases.
estómago. Su chompa crema tenía la imagen Concochinan. *Docente

Minat Terkait