Anda di halaman 1dari 6

Las 5 heridas de la infancia

Veneno de las heridas de rechazo. Rechazar


• Mis cualidades
• Mis capacidades
• Mi derecho a ser parte
• Mi necesidad de ser visto
• Mi derecho a ser importante
Antídoto: cada que hago un compromiso
conmigo para:
• Confiar en mi capacidad
• Nutrirme en lo físico y emocional
• Aceptarme como soy y respetarme
• Manifestar mis ideas y validarlas
• Darme el derecho de existir
• Escuchar y respetarme
Abandono: Una herida de abandono es una
experiencia de soledad infantil, de vacío.
Es una ausencia física, emocional y de aprendizaje.
Esa ausencia genera una enorme angustia en el
niño.
Veneno en la herida de abandono es:
• Olvidar tus necesidades y el valor para ti
• Tener relaciones de dependencia
• Sentirte una niña incapacitada para la vida
• Sentirte una víctima de las circunstancias
• Cuando abandonas tus sueños
• Cuando permites abandono y abuso
• Decir y no hacer, aferrarte a la incongruencia
Antídoto: inyecciones efectivas a mi
personalidad
• Compromiso con lo que digo, siento y necesito
• Responder con adultez y responsabilidad
• Esforzarme por terminar lo que empiezo
• Tener disciplinas que respeto
• No ser tan autocomplaciente
• Ver lo bueno en mí en los otros y en la vida
• Bajarle a la queja, dejar de creer que todo está
mal.
Humillación: Esta herida está muy relacionada
con la vergüenza de la familia en que vivimos.
Es una experiencia colectiva y es heredada de la
humillación y la pena.
Sentir vergüenza es sentir que soy persona poco
digna.
El veneno de tu personalidad es:
• Ignora tus necesidades
• Hacer por otros lo que no eres capaz de hacer por
ti
• No poner límites y permitir abusos
• Sentirte una víctima de los demás
• Ayudar a los demás a costa de ti
• Criticarte, humillarte y compararte
El antídoto de tu personalidad es:
• Generar espacios para disfrutar en libertad
• Aprender a escuchar y respetar a tu cuerpo
• Ir a doctor, cuidar tu salud
• Enfocar lo valioso de ti y sentirte orgullo por eso
• Poner límites a los otros.
Traición: Cuando un niño se siente en peligro,
cuando percibe a una madre ansiosa e incapaz de
darle paz, crece su incertidumbre y su angustia.
Nace la traición como una forma de miedo a la
amenaza.
El veneno de tu personalidad:
• Controlar vidas
• Mentir y manipular
• Desconectarte de tus necesidades
• Que tu eje sea el trabajo y el dinero
• Estar de prisa y con mil cosas por hacer
El antídoto de tu personalidad
• Ser auténtico con lo que sientes
• Aprender a comunicar tu necesidad
• Soltar y aprender a ver la fuerza en las personas
• Disfrutar el aquí y el ahora
• Abrazar tu miedo y saber que todo está bien.
Injusticia: Las personas con esta herida son muy
rígidas, hacen todo a partir de procesos,
instrucciones, visiones cuadradas, posiciones
polarizadas, lo bueno y lo malo, suelen estar en los
extremos y les cuesta mucho adaptarse.
El veneno de tu personalidad
• Competir y compararte
• Auto exigencia rígida
• Rigidez
• Criticar a los demás
• Vivir en el deber
El antídoto de tu personalidad es:
• Permiso de equivocarte
• Hacer actividades que disfrutes
• Tener espacios con niños o animales
• Bailar, cantar, cultivar un arte
• Permitirte las emociones y aprender de ellas
• Ser respetuoso con tus límites