Anda di halaman 1dari 5

UNIVERSIDAD DISTRITAL

PROYECTO CURRICULAR
ESPECIALIZACIÓN SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

TALLER ORIGEN DE AT GRUPO 75

CASO 1:
Mujer de 31 años, docente de planta de un colegio público. Antigüedad de 3 años,
estando dictando una clase es llamada por la coordinación académica del plantel
para tratar un caso de un estudiante. Al bajar la escalera se resbala y se luxa el
tobillo derecho. Es llevada a urgencias del hospital más cercano donde le prestan
atención médica y la incapacitan por 8 días.

R/: ORIGEN: Accidente laboral


Una mujer de 31 años, docente de planta de un colegio público, con contrato a
término indefinido, sufre una lesión de tipo orgánica en donde se luxa el tobillo a
causa de un suceso repentino en el que se resbala de la escalera de las
instalaciones del plantel académico.
El hecho sucedido a la mujer es considerado accidente laboral de acuerdo a lo
estipulado en la Ley 1562 de 2012 Artículo 3º, en donde se considera accidente
laboral : “todo suceso repentino que sobrevenga por causa o con ocasión del
trabajo, y que produzca en el trabajador una lesión orgánica, una perturbación
funcional o psiquiátrica, una invalidez o la muerte.
Es también accidente de trabajo aquel que se produce durante la ejecución de
órdenes del empleador, o contratante durante la ejecución de una labor bajo su
autoridad, aún fuera del lugar y horas de trabajo”. Aunque el accidente no haya
tenido causa directa con la actividad principal que ejercía la mujer como docente,
guarda una relación directa entre el hecho acaecido y el riesgo creado por el
empleador, debido a que la mujer fue llamada por la coordinación académica para
tratar un caso de un estudiante, es decir fue con ocasión del trabajo, en donde se
evidencia que la coordinación creo el riesgo y posterior a esto la docente sufre el
accidente. En la Sentencia de enero 18/1994 el consejo de Estado abarca el
concepto de Nexo de Ocasionalidad ”el accidente acaece con ocasión del trabajo
cuando éste obra simplemente como una circunstancia para que aquél sobrevenga.
Ocasión, al efecto, vale tanto como motivo, oportunidad, circunstancia, coyuntura.
Osea que en este caso el trabajo crea la oportunidad para que ocurra el hecho
funesto; la víctima sufre el accidente mientras desempeña su labor, es decir
trabajando, pero sin que exista relación de causalidad entre el trabajo y el hecho
que produce el daño”
Por ende teniendo en cuenta las circunstancias de tiempo, modo y lugar, el hecho
fue con ocasión del trabajo y por tanto es considerado como accidente laboral.

CASO2:
Trabajador hombre de 40 años, casado. Está vinculado a una Cooperativa de
Trabajo Asociado para prestar servicios de mantenimiento de lavadoras. Se
desplaza en una moto de su propiedad, al dirigirse a prestar el último servicio del
día, sufre accidente de tránsito. Presenta politraumatismo con trauma cráneo-
encefálico severo.

R/: ORIGEN: Accidente de transito


Un hombre de 40 años, el cual se encuentra vinculado a una cooperativa de trabajo
asociado; que de acuerdo a la Ley 1562 del 2012 en el Articulo 13. “Son afiliados
al Sistema General de Riesgos Laborales: Las Cooperativas y Precooperativas de
Trabajo Asociado son responsables conforme a la ley, del proceso de afiliación y
pago de los aportes de los trabajadores asociados. Para tales efectos le son
aplicables todas las disposiciones legales vigentes sobre la materia para
trabajadores dependientes y de igual forma le son aplicables las obligaciones en
materia de salud ocupacional, incluyendo la conformación del Comité Paritario de
Salud Ocupacional (Copaso).” El hombre presta servicios de mantenimiento de
lavadoras; un día al dirigirse a prestar el último servicio sufre un accidente de
tránsito, provocándole una lesión de tipo orgánica, debido a que presento
politraumatismo con trauma cráneo-encefálico severo, aunque el suceso fue de
carácter repentino, no ocurrió por causa ni por ocasión del trabajo, en primera
instancia no es causal debido a que el hombre se dirigía a prestar el servicio, por
ende no hubo una causa directa a su actividad principal, y en segunda instancia no
es por ocasión del trabajo debido a que como el hombre se encuentra afiliado a una
cooperativa de trabajo, el concepto de Ocasionalidad no aplica, en tanto a que no
existe una relación directa entre el hecho acaecido y el riesgo creado por el
“empleador”, que como se mencionó previamente el hombre no tiene empleador.
Por lo tanto, de acuerdo a las características ya mencionadas el hecho acaecido al
hombre se considera accidente de tránsito.
Todo lo anterior de acuerdo a los estipulado en la ley 1562 del 2012 en el
ARTÍCULO 3o. en donde se define accidente de trabajo como: “Es accidente de
trabajo todo suceso repentino que sobrevenga por causa o con ocasión del trabajo,
y que produzca en el trabajador una lesión orgánica, una perturbación funcional o
psiquiátrica, una invalidez o la muerte.
Es también accidente de trabajo aquel que se produce durante la ejecución de
órdenes del empleador, o contratante durante la ejecución de una labor bajo su
autoridad, aún fuera del lugar y horas de trabajo.
Igualmente se considera accidente de trabajo el que se produzca durante el traslado
de los trabajadores o contratistas desde su residencia a los lugares de trabajo o
viceversa, cuando el transporte lo suministre el empleador.
También se considerará como accidente de trabajo el ocurrido durante el ejercicio
de la función sindical aunque el trabajador se encuentre en permiso sindical siempre
que el accidente se produzca en cumplimiento de dicha función.
De igual forma se considera accidente de trabajo el que se produzca por la ejecución
de actividades recreativas, deportivas o culturales, cuando se actúe por cuenta o en
representación del empleador o de la empresa usuaria cuando se trate de
trabajadores de empresas de servicios temporales que se encuentren en misión.”

CASO 3:
Un obrero de construcción de 53 años de edad, labora como ayudante en un edificio.
Estando en un andamio pañetando le manifiesta a su compañero que le duele el
pecho y que tiene mareo, segundos después se cae quedando inconsciente. Es
atendido en urgencias de la clínica más cercana donde como resultado de los
exámenes evidencian una fractura de fémur derecho, un trauma craneoencefálico
moderado y un infarto agudo de miocardio. Es llevado a la unidad de cuidado
intensivo donde permanece un mes tiempo durante el cual le practican osteosíntesis
de fémur y rehabilitación cardiaca.

R/: ORIGEN: Accidente laboral


Un obrero de construcción de 53 años de edad, tiene un contrato por obra y labor,
el cual sufre una lesión de tipo orgánica debido a que se evidencio una fractura de
fémur derecho y un trauma craneoencefálico moderado, provocado por un suceso
repentino en cuanto a que el obrero se desmayó desde un andamio ocasionándole
la caída.

Para aclarar sobre la posible existencia de una prueba que contradiga la presunción,
previamente debe determinarse la causalidad correcta del acontecimiento y, en este
sentido, si bien la que se presenta como causa material (inmediata) de la lesión es
la fractura de fémur derecho y el trauma craneoencefálico moderado sufrido, la
causa eficiente del evento (de la que la causa material es una consecuencia) ha de
situarse en el infarto agudo de miocardio que produce la caída hacia atrás del
trabajador y determina la lesión.
La manifestación del dolor de pecho, mareo y posterior desmayo no se produjo en
este caso ni por consecuencia, ni con ocasión de su trabajo. Sin embargo, otro
hecho diferente es lo que concierne a la posible vinculación causal de las lesiones
con el trabajo. La causalidad es un fenómeno de índole naturalista –el traumatismo
está determinado (es consecuencia) por la caída al suelo y ésta fue producida por
la pérdida de conocimiento; el resultado (fractura de fémur derecho y un trauma
craneoencefálico moderado) se ha producido con ocasión del trabajo (ocasionalidad
relevante, que no pura), por cuanto que tal cualidad requiere la convicción de que
el citado hecho no habría llegado a producirse si la crisis hubiera acaecido en lugar
y tiempo diverso al trabajo.
La precipitación o caída (originadas por la crisis y determinante del resultado lesivo)
no se hubiesen producido si el trabajador no se hubiese encontrado trabajando a
esa altura desde la que cae, con lo que el tiempo y lugar de trabajo son
condicionantes evidentes del resultado, en cuanto a la circunstancia de modo el
empleador se encontraba sobre un andamio pañetando bajo subordinación del
empleador, por lo cual ha de calificarse como accidente de trabajo según el artículo
3. De la Ley 1562 de 2012, al haberse producido con ocasión del trabajo
desempeñado, en este caso por cuenta ajena.

Por tal motivo, el hecho acaecido se califica como accidente de trabajo por fractura
de fémur derecho y un trauma craneoencefálico moderado resultado del desmayo
provocado por el infarto agudo de miocardio, no tanto por la propia enfermedad,
considerada común, sino por el daño resultante y sus circunstancias concurrentes
de tiempo, modo y lugar de trabajo.
CASO 4:
Hombre de 35 años quien labora como dragoneante del INPEC en una cárcel.
Antigüedad de 11 años, contrato a término indefinido. Realiza turnos de 24 horas
de labor por 24 de descanso. Estando de turno en una cárcel que queda en clima
cálido deciden con sus compañeros reunir dinero para comprar un arroz chino.
Hacen una rifa entre ellos y este dragoneante se gana la ida al restaurante. Al salir
y pasar la calle es atropellado por un carro. Es llevado a urgencias de una clínica
cercana y se evidencia una fractura de cadera.

R/: ORIGEN: Accidente de transito


Un hombre de 35 años quien labora como dragoneante del INPEC en una cárcel,
con contrato a término indefinido, sufre una lesión de tipo orgánica en el que se
evidencia una fractura de cadera, producto de un suceso repentino provocado por
un accidente de tránsito en el que el hombre fue atropellado por un carro al salir de
la cárcel. Al realizar el análisis de causalidad se evidencio que el accidente no fue
por causa directa con la labor principal realizada por el dragoneante; lo mismo
ocurre con el análisis de Ocasionalidad que de acuerdo a lo estipulado por la sala
constitucional de la corte suprema 19/02/02- “ que para que el accidente pueda
calificarse como de trabajo estando el empleado cumpliendo una comisión u orden
del empleador fuera de su sede de trabajo, es necesario que éste no se aparte del
marco obligacional de la misma”, no cumple con el concepto de Ocasionalidad
debido a que el hombre el día de los hechos estando de turno en la cárcel, deciden
junto con sus compañeros reunir dinero para comprar arroz chino, por lo cual se
hace una rifa entre ellos y este dragoneante se gana la ida al restaurante; al salir de
la cárcel y pasar la calle es atropellado por un carro, por lo tanto bajo las
circunstancias de tiempo, modo y lugar , el hecho acaecido solo cumple bajo la
circunstancia de tiempo, debido a que el dragoneante estaba en horas laborales,
pero no cumple con la circunstancia del lugar en tanto a que este se encontraba
fuera de las instalaciones , por otro lado tampoco cumple las circunstancias de modo
debido a que el dragoneante se apartó del marco obligacional de su trabajo y no
estaba bajo comisión u orden de su empleador, al momento del hecho. No es
accidente laboral el que se produzca por la ejecución de actividades diferentes para
las cuales fue contratado el trabajador, labores recreativas o culturales así se
produzcan durante la jornada laboral. Por lo tanto al no existir una relación directa
entre el hecho acaecido y el riesgo creado por el empleador no es posible calificar
este evento como de origen profesional, sino como accidente de tránsito.

La documentación que solicitaría para confirmar la calificación del origen del


accidente inicialmente sería el formato e instructivo de investigación de incidentes y
accidentes de trabajo a la Administradora de Riesgos Laborales.
Con base en el reporte del formulario para el accidente de trabajo, solicitaría los
probatorios del accidente (entrevista a testigos, empleador y empleado) al Jefe
Inmediato o supervisor/interventor para verificar que el accidentado se encontraba
en cumplimiento de sus funciones o actividades. Una vez se reciben los probatorios,
se remiten a la ARL, y basados en dicha información la ARL califica el evento como
laboral o común.

De acuerdo al Decreto 2463 de 2001 en el Articulo 25 La solicitud de determinación


del origen del accidente, de la enfermedad, de la invalidez o de la muerte, deberá ir
acompañada de los siguientes documentos:

1. Informe del accidente de trabajo o de la enfermedad profesional elaborado por el


empleador, y en su defecto, el reporte de la entidad o institución que le prestó la
atención médica inicial, o del trabajador o de las personas interesadas, aportados
por la persona o entidad que haya realizado tal informe o reporte.
2. Concepto de la administradora de riesgos profesionales sobre el origen.
3. Concepto de la entidad promotora de salud sobre el origen.
4. Exámenes médicos de ingreso a la empresa o sitio de trabajo, si los hubiere, lo
cual será aportado por el empleador correspondiente o por la entidad administradora
según el caso.
5. Exámenes periódicos ocupacionales, si fueren del caso, lo cual será aportado por
el empleador o por la entidad administradora correspondiente.
6. Análisis del puesto de trabajo que desempeña el afiliado, cuando sea necesario,
lo cual será aportado por el empleador correspondiente o por la entidad
administradora según el caso.
7. Mediciones ambientales cuando se requieran, lo cual será aportado por el
empleador correspondiente o por la entidad administradora según el caso.
8. Certificación de cargos y labores desempeñadas por el afiliado dentro de la
empresa o sitio de trabajo al momento del accidente, si se trata de definir el origen
del mismo, o en todo el tiempo laborado en la empresa, cuando se trate de
determinar el origen de la enfermedad, lo cual será aportado por el empleador
correspondiente o por la entidad administradora según el caso.
9. Las disposiciones de salud ocupacional de la empresa a que se encontraba
sometido el afiliado, cuando se requieran, lo cual será aportado por el empleador
correspondiente o por la entidad administradora según el caso.
10. Para determinar el origen de la muerte la solicitud deberá allegarse en todos los
casos con el correspondiente registro civil de defunción además de los documentos
citados en los numerales anteriores. Cuando fuera el caso, deberá anexarse a la
solicitud el acta de levantamiento del cadáver.

De acuerdo a lo reglamentado en el artículo 9° del Decreto 2463 de 2001, los


fundamentos de hecho son: historia clínica, reportes, valoraciones o exámenes
médicos periódicos; y en general, los que puedan servir de prueba para certificar
una determinada relación causal, tales como certificado de cargos y labores,
comisiones, realización de actividades, subordinación, uso de determinadas
herramientas, aparatos, equipos o elementos, contratos de trabajo, estadísticas o
testimonios, entre otros, que se relacionen con la patología, lesión o condición en
estudio.