Anda di halaman 1dari 5

PLAN PASTORAL 2018

COLEGIO SAN BENITO

I. DATOS GENERALES:
UGEL : 04
COLEGIO : SAN BENITO
DIRECTORA : JULIA ESCRIBANO
SUB-DIRECTOR : GUILLERMO
DOCENTES : QUEREBALU AGUILAR MAX

Recordando su gran utilidad, emprenderán esta actividad, que a menudo es considerada como
desagradable y poco atractiva, con el mayor empeño y celo: bien conscientes de que el bienestar de la
sociedad, depende especialmente de la educación cristiana de la juventud: "Pues, aún cuando el hombre
envejece, no se apartará del camino que ha seguido desde la infancia” (Prov.22, 6). De ello se deduce que
la esperanza principal de la Iglesia para que retornen tiempos mejores radica en la educación religiosa de
la juventud.
Para conseguir mejores resultados en esta clase de ministerio, es necesario que aquellos que se
dediquen a él trabajen bien unidos entre sí, bajo la inspiración del Espíritu Santo.
“No olvidarán que la primera tarea que se les exige es que sus estudiantes estén fuertes en la fe,
con esfuerzo entusiasta por todas las virtudes cristianas, hijos totalmente obedientes de nuestra santa
Madre la Iglesia y su Cabeza infalible "

PREÁMBULO

Tratando de imitar al Corazón de Jesús. Mejorar en un mundo tan cambiante el dinamismo y la creatividad
de nuestra vida y misión tanto en la dimensión humana como en la espiritual.
La formación. La calidad de nuestros programas de formación y el compromiso en cuanto a nuestra
formación personal son esenciales para que se vayan consiguiendo los objetivos de nuestra misión
La Comunidad Educativa. Es fundamental para nuestra misión fortalecer un espíritu de familia entre
todos y una cultura del diálogo: diálogo de la vida, escuchando la experiencia de los demás; diálogo de la
acción, trabajando juntos; y diálogo de la reflexión, compartiendo nuevas ideas.
Testimonio profético ante los desafíos contemporáneos. El mundo actual nos plantea nuevos retos y
también nuevas oportunidades. El ambiente moderno nos pide una sincera apertura al diálogo con las
diferentes culturas, que también se hacen presentes en nuestros Centros. Además, fieles a nuestra
espiritualidad, queremos estar cerca de los más débiles ayudándoles con todos nuestros medios a superar
sus dificultades.

Podemos afirmar que estamos viviendo un nuevo y esperanzador tiempo para la evangelización,
un momento histórico o “kairós” en el conocimiento y asunción de los valores claves de la espiritualidad.

OBJETIVOS GENERALES

Establecidos en el Proyecto Educativo de la I.E. señalamos desde la dimensión trascendente de


dicho Proyecto los siguientes objetivos generales de la Pastoral:

1.- Educar de acuerdo con una concepción cristiana de la persona, de la vida y del mundo,
potenciando el desarrollo de la dimensión ética y trascendente de los alumnos y alumnas.
2.- Abrir nuestra acción educativa a la búsqueda del sentido de la existencia humana,
presentando el mensaje de Jesucristo y su visión sobre el hombre, la vida, la historia y el mundo.
3.- Favorecer la experiencia personal de Dios y de la comunidad cristiana y sus expresiones
sacramentales o litúrgicas y fomentar el compromiso cristiano con las realidades sociales.
LÍNEAS DE ACTUACION

Una vez señalados los objetivos generales se hace necesario una concreción de los mismos
fijando unas líneas de actuación que marquen el trabajo de los próximos tres años.

a) Inspiraremos nuestra acción educativa en una visión cristiana de la vida, impregnando de


valores cristianos las actividades y espacios educativos y siendo conscientes de que la dimensión pastoral
es tarea de todos.

b) Ofreceremos a nuestros alumnos vivencias y experiencias cristianas que les


ayuden en su formación integral y les lleven al encuentro con Jesús de Nazaret a vivenciar su fe en la
Iglesia.

c) Potenciaremos los valores de ser misericordiosos, compasivos, serviciales y misioneros;


orientaremos el corazón de niños y jóvenes hacia el Corazón de Jesús, a través de María, Nuestra Señora
del Sagrado Corazón y de nuestro Patrono San Benito.

d) Fomentaremos en el seno de la Comunidad Educativa aquellas acciones que refuercen


nuestra propia fe y vivencia cristiana.

e) Colaboraremos con las familias, primeras responsables de la educación de sus hijos, en el


crecimiento de la dimensión espiritual de nuestros alumnos, como parte esencial de su formación
integral.

*********************************************************
Formación:
Es necesaria una apuesta en la formación Pastoral de los profesores y para ello se
proponen las siguientes alternativas:

 Convivencias para profesores y toda la comunidad educativa


 Formar al profesorado en valores y actividades propias de la
pastoral Educativa

Celebraciones:
Se cree necesario afianzar y dar sentido a las celebraciones que ya tenemos fijadas en
el calendario. Para ello deberemos lograr que haya una mayor participación y buscar ubicaciones y tipos
de celebraciones acordes a lo que vamos a celebrar y que favorezcan la participación de la comunidad
educativa.

Dimensión Evangélica de nuestra tarea docente:


Creemos necesario implicar al profesorado en la dimensión Evangelizadora del Colegio.
Cada profesor y en cada actividad del colegio es un instrumento pastoral.

Dimensión Social:
Estamos convencidos de que es enriquecedor para toda la Comunidad Educativa llevar
a cabo diferentes Campañas de Ayuda social. Debemos hacerlas dando sentido apostólico.

ÁMBITOS PASTORALES

La Pastoral de la I.E. está presente en todos las Vivencias, actividades y decisiones de la I.E. Toda
la Comunidad Educativa es al mismo tiempo evangelizadora y receptora de la Buena Nueva. De ahí que
sea necesario establecer cuáles son los ámbitos de Acción Pastoral para llevar a cabo una programación
mucho más significativa.
Los alumnos

Estaremos atentos, como lo estaba Julio Chevalier, a los que sufren y a los que están en necesidad. Trataremos
de descubrir las causas de sus sufrimientos, y de discernir, a la luz del Evangelio y escuchando al mundo y a la
Iglesia, cuál ha de ser nuestra respuesta.

En un esfuerzo constante por participar de los sentimientos de Cristo, estaremos atentos a todas las
necesidades y aspiraciones humanas, tales como: la necesidad de que se les respete como personas, la
necesidad del amor y de paz, de libertad, justicia y verdad, y la búsqueda del sentido de la vida. Nos haremos
todo a todos, respetando las diferentes culturas y estando dispuestos a emprender cualquier servicio
apostólico que pueda necesitar la gente.

Los alumnos necesitan ayuda y acompañamiento en su proceso formativo, pero ellos son los principales
agentes de este proceso, los verdaderos protagonistas de su educación integral. Desde la Educación Infantil
hasta el nivel secundario iremos invitando a conocer la realidad amorosa de Dios. Nuestra idea central de
trabajo podría ser: “que ningún alumno se quede sin la oportunidad del encuentro personal con Jesús porque
nosotros no hayamos sido unos buenos mediadores”

Los profesores

La verdadera comunidad no nace de repente. Crece por la gracia de dios y por el esfuerzo constante de cada
uno de los miembros. Debe construirse día a día como comunidad de fe y amor, por la oración y la eucaristía,
escuchando y compartiendo la palabra de dios. Al mismo tiempo debe consolidarse como una comunidad
humana, entretejida por todos con relaciones fraternas, en la que cada uno aporta sus talentos y se siente
reconocido, aceptado, escuchado, animado e interpelado. Constituyen un estamento fundamental en la
comunidad educativa. La estructura escolar pone a los profesores en contacto con un número especialmente
amplio y rico de personas: alumnos, compañeros de trabajo, padres de alumnos, personal auxiliar.

Los padres de familia

La educación en la fe por los padres debe comenzar desde la más tierna infancia. Esta educación se hace ya
cuando los miembros de la familia se ayudan a crecer en la fe mediante el testimonio de una vida cristiana de
acuerdo con el Evangelio. La catequesis familiar precede, acompaña y enriquece las otras formas de enseñanza
de la fe. Los padres tienen la misión de enseñar a sus hijos a orar y a descubrir su vocación de hijos de Dios (CC
2226)

Los padres de alumnos son los primeros responsables en la educación de sus hijos. Nuestra concepción de la
educación como complemento de la familia nos exige una relación cercana entre familia y colegio con el fin de
alcanzar una acción educativa coherente. Ellos también deben ser implicados en la pastoral del centro.

La Comunidad

Tanto la parroquia como la escuela católica son instituciones para la obra evangelizadora de la diócesis. Ambas
han de realizar este servicio con un espíritu sincero de colaboración, respetando la naturaleza e identidad
propia de cada una de ellas. Es necesario que haya una voluntad decidida, por parte de la comunidad cristiana
de la escuela católica a, de integrar su labor pastoral dentro de la pastoral de conjunto de la Iglesia Local. Este
primer movimiento de inserción pasa por la aceptación positiva de las directrices y convocatorias de la Iglesia
Local, sea para desarrollarlas dentro de la escuela (campañas...) o para participar con los alumnos en
actividades conjuntas. Debemos buscar también cauces de participación, implicación y colaboración con
diversas iniciativas pastorales. La Parroquia, acontecimientos señalados, acción social... son elementos
Importantes que nos muestra la comunidad y que pueden enriquecer nuestra Acción Pastoral y dan coherencia
a nuestro mensaje evangelizador en nuestro Centro Educativo.
ACCIONES PASTORALES
Al principio de curso se elaborará un Plan Anual de Pastoral en el que se señalarán las
directrices y actividades fundamentales de cada curso.

Oraciones
La jornada escolar empezará siempre con una oración. Esta ha de cuidar tres
dimensiones: reflexión-participación-sentido
Se preparan unos materiales por quincenas. Intentaremos que a corto-medio plazo editar
un libro recopilatorio para tener en las clases.
Todas las campañas, eventos o acontecimientos (pastorales o no) irán acompañados de
sus oraciones ad hoc

Oración en las reuniones de profesores:


Creemos fundamental empezar todas las reuniones de Profesores con una breve oración.

Eucaristías
En la Eucaristía y por medio de ella Dios renueva su Alianza con nosotros y nosotros le renovamos
nuestra entrega personal. Reconocemos, fieles a nuestra tradición, que este sacramento es el centro de
nuestra vida de fe. Es la fuente del amor fraterno y de la vida apostólica.

Cuidaremos este sacramento para dotarlo de significatividad y sentido. Sabedores de que los
alumnos no participan normalmente de este sacramento en sus parroquias debemos descubrirles, o
redescubrirles, la riqueza del mismo.

Para ello cuidaremos aquellos detalles formales que nos ayuden a que los niños vivan la
eucaristía:
a)  La participación ha de ser un elemento enriquecedor de las mismas.
 Se invitará a participar a los niños y sus familias a una Eucaristía
especial para ellos los primeros domingos de cada mes
Así mismo todos los domingos se celebra una Eucaristía (forma parte de la misión
Evangélica de los Misioneros del Sagrado Corazón) abierta al barrio.

Celebraciones del Perdón

El perdón da testimonio de que, en nuestro mundo el amor es más fuerte que el pecado. Los mártires de
hoy dan este testimonio de Jesús. El perdón es la condición fundamental de la reconciliación de los hijos
de Dios con su Padre y de los hombres entre sí

Con este sacramento debemos ser especialmente didácticos para que el alumnado descubra la
grandeza del perdón y la misericordia de Dios. Para ello no sólo daremos la posibilidad de confesarse sino
que desde primaria celebraremos celebraciones de la palabra donde se trabaje los valores del perdón y de
la reconciliación. En el Plan Anual de Pastoral se indicarán las fechas más idóneas para estas
celebraciones: serán durante el tiempo de Adviento y el de la Cuaresma.

Sacramentos

La Primera Eucaristía constituye un momento fuerte dentro de la Iniciación Cristiana del niño. Es la
ocasión de un encuentro personal más intenso con Jesús a quien ha ido conociendo durante la catequesis
previa. La importancia del momento no es extraño que adquiera relieve religioso, tanto para el niño como
para su familia y la comunidad cristiana a la que pertenece (Directorio Diocesano pág.33)

En el Plan Anual de Pastoral se organizará el calendario conforme a lo programado con la


parroquia y las sesiones de Catequesis de ese curso. Durante el último año de preparación se convocarán
diferentes reuniones de Padres con carácter formativo y de preparación práctica de las Celebraciones. Estas
sesiones de Formación están previstas en el Plan Anual de Pastoral.
Convivencias

El nuestro es un espíritu de familia y de fraternidad, hecho de bondad y comprensión, de compasión y


perdón mutuo, de delicadeza, humildad y sencillez, de hospitalidad y sentido del humor
Las jornadas de convivencia quieren ser unos momentos ricos en contenidos y experiencias de fe.
Aquellas que sean propias del curso se desarrollarán durante la jornada lectiva dentro el propio centro.
Asimismo se intentará participar de experiencias convivenciales extraordinarias cuando el curso venga
marcado por algún acontecimiento señalado. El Equipo de Pastoral contará con la colaboración del
Departamento de Orientación para aquellas convivencias que se estime oportuno.

Campañas de Solidaridad
Nuestra misión se expresa en compromisos concretos llevados a cabo por los individuos y las
comunidades. Estos compromisos se escogerán y serán evaluados continuamente a la luz de nuestro
espíritu, de las necesidades y de la misión de la Iglesia y de nuestra tradición misionera. Somos
enviados al mundo a fundar nuevas iglesias y a ponernos a su servicio; a ayudar a las iglesias
necesitadas y a traer a los que están alejados del señor hacia la comunidad de creyentes.
La participación es el compromiso voluntario y generoso de la persona en los intercambios sociales. Es
necesario que todos participen, cada uno según el lugar que ocupa y el papel que desempeña, en
promover el bien común. Este deber es inherente a la dignidad de la persona humana.
La virtud de la solidaridad va más allá de los bienes materiales. Difundiendo los bienes espirituales de
la fe, la Iglesia ha favorecido a la vez el desarrollo de los bienes temporales, al cual con frecuencia ha
abierto vías nuevas
Las campañas tendrán una vertiente formativa y transmisora de verdades y valores evangélicos
propios. También no descuidaremos la vertiente recaudatoria. Esta última ha de tener sentido y coherencia.
En el caso de las cuestaciones habrá Celebraciones de “Envío” de los postulantes, se comunicarán las
recaudaciones a los alumnos y familias, se podrán hacer entregas públicas de las recaudaciones y se
intentará buscar fuentes de financiación.

Celebraciones y Acontecimientos señalados


Durante el curso hay unas celebraciones y acontecimientos a los que les debemos
prestar atención por su oportunidad evangelizadora. Igual que sucede con las Campañas de Solidaridad,
se trabajarán las más apropiadas con el Departamento de Orientación.

Tiempos Litúrgicos:

CUARESMA: Ceniza
La Catequesis se esforzará por avivar y nutrir en los fieles la fe en la grandeza incomparable del don
que Cristo resucitado ha hecho a su Iglesia: la misión y el poder de perdonar verdaderamente los
pecados, por medio del ministerio de los apóstoles y de sus sucesores

ADVIENTO:
Al celebrar anualmente la liturgia del Adviento, la Iglesia actualiza la espera del Mesías: participando
en la larga preparación de la primera venida del Salvador, los fieles renuevan el ardiente deseo de su
segunda Venida.

Acontecimientos especiales:

SEMANA DE LA PAZ:
El respeto y el desarrollo de la vida humana exigen la paz. La paz no es sólo ausencia de guerra y no se
limita a asegurar el equilibrio de fuerzas adversas. La paz no puede alcanzarse en la tierra, sin la
salvaguardia de los bienes de las personas, la libre comunicación entre los seres humanos, el respeto de
la dignidad de las personas y de los pueblos, la práctica asidua de la fraternidad. Es la tranquilidad del
orden. Es obra de la justicia y efecto de la caridad
Será una celebración más festiva y lúdica y procuraremos que participe la mayor parte del
alumnado.
MAYO MES DE MARIA:
No olvidéis que El nos ha sido dado por María; que Dios ha querido que tomara su vida del corazón
purísimo de la Virgen, su Madre; que Ella e s, además, el misterioso canal por el que nos llegan las
gracias. Es, pues, por Ella, en unión con ella, que debéis ir al Corazón de Jesús. Seguros de complacer a
Jesús, llamad a su Madre: Nuestra Señora del Sagrado Corazón (Julio Chevalier, 1863)
Durante el mes de mayo preparamos actividades y celebraciones marianas que nos recuerden la
importancia y conveniencia de dirigirnos a María como Madre nuestra.